SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 14
REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
     MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION UNIVERSITARIA
                               UNERG-IUTLL
                 DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN
                 I COHORTE. VALLE DE LA PASCUA. GUARICO
               CURSO INTRODUCTORIO: TEORIAS EDUCATIVAS


                                                                 Facilitadora: Dra. Feryeny Padrino

                                 TEORIA DEL CONDUCTISMO

Concepto y Fundamentos Teóricos.

      El conductismo es una corriente dentro de la psicología que, en su momento, representa la
revolución más radical en el enfoque del psiquismo humano. Nace en un momento histórico (Siglo
XIX) dominado por el introspeccionismo e irrumpe en el mismo considerando que lo que le compete es
la conducta humana observable y rechazando que se tenga que ocupar de la conciencia. Su fundamento
teórico está basado en que a un estimulo te sigue una respuesta, siendo ésta el resultado de la
interacción entre el organismo que recibe el estimulo y el medio ambiente.

      El nacimiento del conductismo suele centrarse en J.B Watson (1913). Desde sus inicios esta
corriente estuvo muy relacionada con la psicología experimental. Se podría decir de hecho que si el
evolucionismo de Darwin estableció una continuidad filogénica entre el animal y el hombre, el
conductismo proporcionó una continuidad epistemológica entre las ciencias que estudian al animal y
las que estudian al hombre, teniendo como objetivo el estudio de su conducta.

   Influenciado por Pavlov, quien consideraba que los actos de la vida no eran más que reflejos, y por
Betcherev, que se interesaba especialmente por los reflejos musculares, el condicionamiento empieza a
ocupar un lugar central en la teoría conductista. El principio del condicionamiento surge al describir
que en el organismo existen respuestas incondicionadas ante determinadas situaciones. Estudiando los
procesos de condicionamiento se podrían detectar unidades o patrones muy precisos de estímulos y de
respuestas, pudiéndose definir mejor la interacción entre organismo y ambiente. Así, se suponía que los
comportamientos humanos complejos eran el resultado de una larga historia de condicionamientos. Y a
través de estas conclusiones, comenzó a adquirir importancia el estudio del aprendizaje que comienza
en el hombre desde su infancia.

    Surgieron entonces, ya entre l920 y l960, varias teorías acerca del aprendizaje, siendo las más
relevantes las de Thorndike, Torman, Hull, Skinner y Wolpe, entre otros (citados por Polaino-Lorente y
Martínez-Cano). Así, mientras Pavlov consideraba que el aprendizaje se producía por el conocido
condicionamiento clásico, es decir, por la asociación temporo-espacial de un estimulo (condicionado o
incondicionado y una respuesta), a Thomdike se le debe la introducción del término respuesta,
pensando este autor que el aprendizaje era el resultado de una respuesta instrumental con la que se ha
conseguido un estimulo gratificante o satisfactorio.

    Hull, por su parte, opinó que para que exista aprendizaje no es necesario que exista respuesta,
argumentando estas deducciones con conceptos basados en el Llamado "conductismo molecular"
.Anunció que la conducta neurótica era un conjunto de hábitos persistentes de una conducta des
adaptadora aprendida, ante situaciones que provocan ansiedad. Y por ultimo Skinner, con su modelo de
condicionamiento operante o también llamado voluntario, explicó el aprendizaje mediante el análisis
del comportamiento y su relación con las contingencias de refuerzos introduciendo el término de
modelado de la conducta.

     Las aportaciones de Pavlov y Skinner, los padres del condicionamiento clásico y del operante,
respectivamente, fueron especialmente importantes pues en ellas se consolidan las nociones más
elementales del conductismo y en ellas, además, están basadas la mayoría de las terapias puramente
conductuales en la actualidad. Pavlov observó que una reacción que se producía naturalmente tras una
excitación llamada incondicional (por ejemplo: la saliva tras el alimento en la boca) podía producirse
tras un estimulo cualquiera, si este último se había asociado con el estimulo incondicional (segregar
saliva al oír el ruido de un timbre que se ha asociado a la introducción de alimentos en la boca). Por la
asociación de un estimulo Llamado condicional a un estimulo incondicional, se obtiene una reacción o
respuesta condicionante. Pavlov estudió las propiedades de estas "relaciones temporales" entre
estímulos y respuestas, pues a diferencia de las relaciones incondicionadas, estas pueden extinguirse y
para ello, para que se extingan, es suficiente con dejar de reforzarlas, es decir, con no presentar el
estimulo incondicional durante un cierto tiempo.

   Por su parte, Skinner, hizo estudios en su famosa jaula en la que un ratón se apoya sobre una palanca
constituyendo cada acción de apoyarse una respuesta y recibe, después, un poco de comida o estimulo.
Si no hay respuesta, no hay refuerzo. Por tanto, el refuerzo depende del comportamiento del sujeto; es
su consecuencia. Este es el condicionamiento operante distinto del esquema de Pavlov o
condicionamiento clásico. En el operante, el comportamiento es controlado por sus consecuencias, esta
es la relación fundamental del condicionamiento operante. Pero el refuerzo, puede ser intermitente en
lugar de continuo, por ejemplo: se produce tras un número definido de respuestas, o bien solo se dará si
las respuestas están espaciadas con un intervalo determinado, etc. Skinner designó estas variaciones o
modalidades como "contingencias de refuerzo". Así, el medio no provocaría los comportamientos, sino
que los "selecciona", manteniéndolos o eliminándolos, según las contingencias reforzadoras que estén
en vigor en ese momento.

Aspectos Explicativos de la Psicopatología Desde el Punto de Vista Conductista.

     En lo que respecta a las aportaciones que este modelo hace a la psicopatología cabe decir que para
el conductismo los síntomas no son expresiones de una enfermedad sino que son la enfermedad misma,
siendo estos el tema central de su análisis. Así, la conducta normal, al igual que la patológica, quedan
explicadas en base a estos principios tratándose el comportamiento normal de un buen aprendizaje y la
enfermedad de un mal aprendizaje. Y por tanto, la desaparición de las conductas anormales sería
equivalente a la curación.

     El conductismo considera, además, que la conducta animal más elemental se puede extrapolar a la
conducta más compleja del ser humano. Los conductistas asumen tres conceptos fundamentales:
conflicto, frustración y tendencia condicionada de evitación. Se entiende por conflicto, la situación en
la que existen dos tendencias simultáneas que conducen a respuestas incompatibles entre sí. Así, ante el
conflicto "miedo-hambre" los animales estudiados muestran síntomas como anorexia. Se han
considerado tres tipos dé conflictos. Aproximación-aproximación; evitación-evitación; Y
aproximación-evitación. Este último daría lugar a respuestas de ansiedad y desplazamiento.

    La frustración es el estado al que se llega cuando se produce el bloqueo de una tendencia. Puede dar
lugar a tres tipos de respuesta: agresión, regresión y fijación. La agresión se produce cuando se rompe
el equilibrio entre instigación e inhibición a favor de la instigación. La regresión ocurriría cuando la
ruptura es a favor de la inhibición, pudiendo existir respuestas que ya habían sido superadas. La
fijación, sería la adopción de mecanismos anormales, que permanecen, insistiéndose en una conducta
que se ha comprobado que es ineficaz. Con este ejemplo clínico de este último mecanismo serían las
conductas de tipo obsesivo. Para el conductismo, estos comportamientos se explican por un modelo
según el cual los rituales obsesivos son reforzados y mantenidos para evitar el estímulo agresivo. Es
decir, un comportamiento compulsivo sería reforzado y mantenido para reducir la ansiedad, que se
teme que sería más intensa si no existiera dicho comportamiento obsesivo o ritual.

     Por último, la Tendencia condicionada de evitación se podría explicar con el ejemplo de las
respuestas vegetativas que se condicionan por simples estímulos neutrales que aparecen a la vez que
otra respuesta incondicionada. Así, la rata que recibe un choque eléctrico sufre una vagotonía, mientras
que el estimulo condicionado al choque produce un tono simpático. En la clínica, esta respuesta se
corresponde con la "ansiedad situacional".

    Por otra parte, también como aportación a la psicopatología, el conductismo ha elaborado distintas
tesis sobre la personalidad. Extroversión/introversión, neuroticismo-estabilidad emocional y por último,
el psicoticismo. Hizo, además, una correlación de estos rasgos con determinadas características
neurofisiológicas. Además, según este autor, a cada tipo de personalidad le correspondería una
predisposición diferente a padecer una serie de trastornos: A la introversión y neurotización le
corresponden la ansiedad, depresión, obsesiones, fobias, etc..., mientras que la extroversión, estaría
inclinada a padecer histeria. O bien, extraversión más neurotización que Llevarían a las psicopatías
bien en las fobias el conductismo hace sus aportaciones explicativas en psicopatología. Para él las
fobias es una respuesta aprendida por transmisión de información (cuentos, fábulas,) de contenido por
observación de otras personas que reaccionan con temor o por experiencias directas de estímulos muy
agresivos. Pero no son estas las únicas aportaciones que la psicología conductual ha realizado a la
psiquiatría.

    En la actualidad, el condicionamiento, nos ha proporcionado, también, un instrumento precioso para
el estudio experimental de los medicamentos en el SNC, cuyo auge comenzó desde que se descubrieron
los primeros neurolépticos hace un cuarto de siglo. Pero sobre todo, nos ofrece sus principios para
aplicarlos al tratamiento de los trastornos mentales y teniendo como fundamento los modelos de
condicionamiento clásico y condicionamiento operante y las terapias parasiquiátricas.

Los Orígenes del Conductismo.

    Mientras en Europa se concebía la psicología como el estudio de las funciones mentales (recordar el
elementalismo de Wundt) y aparecía la noción del inconsciente, que ya veremos, en los Estados Unidos
se fue desarrollando otro modo de entender la psicología que se basaba en la observación objetiva de
los hechos. El psicólogo norteamericano John Watson en el año l9l3 dio a conocer e! manifiesto
conductista donde postulaba que la psicología para ser científica y objetiva no debía utilizar más la
introspección ya que este método era subjetivo y no podía ser medido. WATSON entendía la conducta
como lo que el organismo hace en forma de comportamiento externo y visible. El conductismo
registraba todas las reacciones motrices y glandulares del organismo como forma de aproximación al
conocimiento humano.
Los Postulados del Conductismo.

I.     Toda conducta se compone de respuestas objetivamente analizables, y una conducta humana
       compleja puede ser analizada en unidades de respuestas simples.
II.     La conducta siempre se compone de movimientos musculares y secreciones glandulares, es
       decir que puede ser entendida como procesos físicos y químicos.
III.   A todo estímulo sigue una respuesta y ésta lo es a un estímulo de tal modo que entre ambos
       pueden establecerse relaciones causales.

    El conductismo se centró en la necesidad de un estudio ecuánime y objetivo de los hechos y
consideró que los seres humanos tenemos un funcionamiento parecido al de una máquina que recibe
estímulos y genera respuestas. Los experimentos iníciales de Watson tomaban unidades pequeñas de
conducta y fueron inspirados en trabajos de la psicología animal. El desarrollo posterior del
conductismo criticó a Watson el hecho de haberse centrado en las relaciones entre estímulos y
respuestas, en la llamada conducta molecular. Otro psicólogo norteamericano, Edward Tolman, amplió
los conceptos watsonianos. Entendió la conducta humana como la integración de conductas más
simples en otras más complejas a las que llamó actos.

El Conductismo de Tolman.

- Los actos tienen intencionalidad, esto es el conductismo intencional.- Los actos presentan una
organización que sólo puede ser explicada como respuestas del organismo como un todo. - El
conductismo no debe ser fisiologista.- Debe estudiarse la conducta molar organizada por una
personalidad y con un significado.

Conducta molecular: Está constituida por los aspectos fisiológicos y físicos de una respuesta total (Ej.:
movimiento del cuerpo cuando se dirige a algún lugar).

Conducta Molar: Es la totalidad organizada con que se manifiesta el ser humano. (Ej.: incluiría los
motivos, significado. etc. de esa persona que se dirige a algún lugar).

El Análisis Experimental del Comportamiento.

    Es la teoría-metodología, donde se formulan las categorías, las unidades analíticas, los parámetros,
los paradigmas de investigación, y las leyes y principios implicados en el manejo de los datos. Cabe
destacar aquí las ecuaciones que cubren todo el espectro organísmico y situacional que está implícito o
explícito en un episodio de conducta. La más conocida de dichas ecuaciones es la comprendida en la
fórmula: K = f [E,O,R,C], que significa que un segmento de conducta en un momento determinado (K)
es función (f) de las interrelaciones establecidas entre los factores estimulares (E), organísmico-
disposicionales (O), de respuesta o clases de respuesta respondientes y operantes (R), y las
consecuencias que fortalecen a estas últimas (C).

    Los paradigmas de investigación centrales desplegados son los del condicionamiento clásico y
condicionamiento operante, así como sus diversas combinaciones y formas de presentación. Estos
paradigmas son equivalentes a los "ejemplares" de Kuhn, pues desde sus modos básicos de ocurrencia
empírica se desprenden leyes, teorías, aplicaciones e instrumentación juntas. Gracias a la investigación
en estos rubros se han obtenido una gran cantidad de regularidades que desembocan en la formulación
de principios aplicativos (como por ejemplo el reforzamiento, la extinción, el castigo y el contra
condicionamiento). Algunos enfoques conductistas no radicales son puramente metodológicos
(vertientes E-R), y otros además de ello sólo son parcialmente conductuales (vertientes E-O-R).

La Ingeniería del Comportamiento.

     Involucra lo tecnológico: todas aquellas elaboraciones procedimentales que, ligadas de alguna
manera a los paradigmas de investigación básica y sus combinaciones, se han desarrollado como
aplicaciones efectivas. Puede definirse como "la aplicación de conocimientos científicos para la
elaboración, perfeccionamiento y manejo de técnicas de establecimiento, mantenimiento o eliminación
de conductas". Ello supone que el comportamiento humano (sea de tipo cognitivo-lingüístico, emotivo-
motivacional o motor-sensorial) es susceptible de describirse legalmente, y que sus operaciones de
evaluación, diagnóstico y tratamiento de problemas acuden al manejo tentativo de dichas regularidades.
A menudo se identifica la ingeniería conductual con el rótulo de Análisis de Conducta Aplicado,
conjunto de acciones mediante las cuales el psicólogo aplica en diferentes contextos, y para solucionar
problemas socialmente relevantes desde los conocimientos aportados por el análisis experimental del
comportamiento.

Historia.

    Los estudios darwinianos sobre la evolución de las especies y los de la fisiología experimental de
fines del siglo XIX, auspiciaron, junto con la filosofía materialista, la aparición de formas de
pensamiento más avanzado con respecto a las ciencias humanas. Comenzando el siglo XX, Watson
estudió el ajuste de los organismos a sus entornos, más específicamente los estímulos o situaciones
particulares que llevan a los organismos a comportarse. Sus acercamientos estaban influenciados
principalmente por el trabajo del fisiólogo ruso Iván Pávlov.

  Con el tiempo, surgieron dos grandes tipos de variantes conductuales: una radical y una metodológica
o mediacional. La primera de ellas (desarrollada por B. F. Skinner) se centró en las relaciones
funcionales que establecen los organismos con su ambiente, con énfasis en la ley del efecto, es decir, en
la manera como las consecuencias de lo que hacemos regula la emisión de nuestra conducta futura
(conducta operante). La segunda (desarrollada por Hull y Tolman entre otros), sobre la base de los
reflejos condicionados introdujo un factor (o variable) interviniente que podía ser neurofisiológica o
mental, según el caso.

   A mediados de los años cincuenta, las deserciones y reacomodaciones de influyentes conductistas
como G. A. Miller, J. Bruner y C. Pribram, y, entre otras cosas, la apertura de Ch. Osgood a la
psicolingüística, produjeron una grave escisión que culminó en el desgaje de la llamada psicología
cognitiva, lo que se agudizó con la crítica del lingüísta Noam Chomsky al libro Conducta Verbal de
Skinner (una réplica de K. MacCorquodale a Chomsky desvirtúa dicha crítica).

   A partir de allí adversarios y neófitos comenzaron a hablar de una "crisis" del conductismo y su
supuesto reemplazo como "paradigma dominante" (que nunca lo fue) dentro de la psicología. Sin
embargo, paradójicamente es en las décadas de los 60's y los 70' en que eclosionan gran cantidad de
técnicas y trabajos aplicativos en los rubros de terapia y modificación de conducta, ambos agrupables
dentro de la categoría de "ingeniería conductual" debido al entroncamiento entre las tecnologías de
control por el estímulo (de base respondiente) y de administración de contingencias (de base operante).
Ya en los 80's hay una eclosión aún más impresionante de técnicas que, bajo el membrete de
conductuales, conductual-cognitivas, cognitivo-conductuales y contextuales, se hacen indispensables
para trabajar problemas diversos.
Paralelamente han emergido gran cantidad de variantes teóricas conductuales que hasta el presente
siguen en vigencia, abordando el comportamiento complejo, la personalidad y el lenguaje de diversas
maneras, ciñéndose a coordenadas científicas.

  Resumiendo, sobre la base de los estudios de Iván Pavlov (reflejos condicionados) y Thorndike (ley
del efecto), John B. Watson es el fundador del conductismo, continuando en la siguiente generación
B.F. Skinner (conductismo operante), J. R. Kantor (interconductismo), Clark Hull y Edward C. Tolman
(conductismo mediacional), actualmente se destacan E. Ribes y Josep Roca Balasch (conductismo de
campo), A. W. Staats (conductismo psicológico), S. C. Hayes (teoría de marco relacional), H. Rachlin
(conductismo teleológico) y J. Staddon (conductismo teórico) dentro del conductismo radical; H. J.
Eysenck y J. Wolpe (enfoques E-R) dentro del conductismo metodológico; así como A. Ellis, Aaron
Beck (enfoque cognitivo conductual), Arnold A. Lazarus (enfoque multimodal) y A. Bandura (enfoque
sociocognitivo) dentro del conductismo E-O-R.

Críticas.

Las críticas de que suele ser objeto la psicología conductista en su conjunto pueden categorizarse en
cinco grupos:

I. Ignora la existencia del inconsciente, los sentimientos y estados de la mente. No le asigna un papel a
la personalidad, al Yo ni al "sí mismo". No da lugar a la libertad, a la voluntad ni a la intencionalidad.

II. No intenta explicar los procesos cognoscitivos, la intuición, la información ni el proceso creativo.
Ve al sujeto como un receptor pasivo.

III. Es mecanicista: concibe lo psicológico como un conjunto de respuestas ante estímulos. Descuida la
dotación innata y el papel del sistema nervioso, lo que es un modo reduccionista de mirar al ser
humano que no repara en su complejidad.

IV. Está desfasado del desarrollo actual de la ciencia. Trabaja con animales, asimilando su
comportamiento al humano. Sus aplicaciones son envilecedoras (premios, castigos) y hasta brutales
(descargas eléctricas, vomitivos, etc).

V. Es operacionalista: identifica los fenómenos con las esencias. Es una ideología importada, al
servicio del poder, que mantiene la psicología como ciencia natural, no preocupada por los fenómenos
sociales.

Representantes del Conductismo.

Pavlov, Iván Petróvich (1849-1936).

  Fisiólogo y premio Nobel ruso, conocido por sus estudios sobre el comportamiento reflejo. Nació en
Riazán y estudió en la Universidad y en la Academia Militar de Medicina de San Petersburgo; desde
1884 hasta 1886 estudió en Breslau (hoy Wroclaw, Polonia) y en Leipzig, Alemania. Antes de la
Revolución Rusa fue director del departamento de fisiología del Instituto de Medicina Experimental
(parte de la actual Academia de Ciencias Médicas), en San Petersburgo, y fue catedrático de medicina
en la Academia Militar de Medicina. A pesar de su oposición al comunismo, a Pávlov se le permitió
continuar sus investigaciones en un laboratorio construido por el gobierno soviético desde 1935. Pávlov
es reconocido por sus trabajos precursores sobre la fisiología del corazón, el sistema nervioso y el
aparato digestivo.
    Sus experimentos más famosos, que realizó en 1889, demostraron la existencia de reflejos
condicionados y no condicionados en los perros, y tuvieron gran influencia en el desarrollo de teorías
psicológicas conductistas, fisiológicamente orientadas, durante los primeros años del siglo XX. Sus
trabajos sobre la fisiología de las glándulas digestivas le hicieron acreedor en 1904 al Premio Nobel de
Fisiología y Medicina. Su principal obra es Reflejos condicionados (1926).

Skinner, Burrhus Frederic (1904-1990).

    Psicólogo estadounidense, nació en Susquehanna, Pennsylvania, estudió en la Universidad de
Harvard, llegando a ser el principal representante del conductismo en su país, escuela que pretende
explicar el comportamiento humano y animal en términos de respuesta a diferentes estímulos.
Preocupado por las aplicaciones prácticas de la psicología, creó la educación programada, una técnica
de enseñanza en la que al alumno se le presentan, de forma ordenada, una serie de pequeñas unidades
de información, cada una de las cuales debe ser aprendida antes de pasar a la siguiente, técnica que ha
originado una gran variedad de programas educativos. Entre sus trabajos más importantes se
encuentran La conducta de los organismos (1938), Walden dos (1961), una utopía conductista en la que
aplica los principios de esta escuela psicológica para el establecimiento de una comunidad humana
ideal, y Tecnología de la enseñanza (1968). En Más allá de la libertad y la dignidad (1971), Skinner,
desde sus postulados deterministas, defiende el condicionamiento controlado masivo (en lugar de la
educación actual, que sería también un condicionamiento masivo, pero descontrolado), como medio de
control de un orden social dirigido a la felicidad del individuo. Entre sus últimos trabajos se
encuentran: Autobiografía: así se forma un conductista (1976) y Reflexiones sobre conductismo y
sociedad (1978).


Watson, John Broadus (1878-1958).

   Psicólogo estadounidense, nacido en Greenville, Carolina del Sur, y formado en las universidades
Furman y Chicago. Fue profesor y director del laboratorio de Psicología de la Universidad Johns
Hopkins de 1908 a 1920. Se le reconoce como fundador y principal representante del conductismo, que
reducía la psicología al estudio del comportamiento externo observable objetivamente y a su
explicación en términos de estímulo-respuesta. Sus escritos incluyen, entre otros, Educación animal
(1903), Conducta, una introducción a la psicología comparativa (1914), El conductismo (1925) y El
cuidado psicológico del niño pequeño (1928).

Bandura, Albert (1925)

  Albert Bandura nació el 4 de diciembre de 1925 en la pequeña localidad de Mundare en Alberta del
Norte, Canadá. Fue educado en una pequeña escuela elemental y colegio en un solo edificio, con
recursos mínimos, aunque con un porcentaje de éxitos importante. Al finalizar el bachillerato, trabajó
durante un verano rellenando agujeros en la autopista de Alaska en el Yukon.

   Completó su licenciatura en Psicología de la Universidad de Columbia Británica en 1949. Luego se
trasladó a la Universidad de Iowa, donde conoció a Virginia Varns, una instructora de la escuela de
enfermería. Se casaron y más tarde tuvieron dos hijas. Después de su graduación, asumió una
candidatura para ocupar el post-doctorado en el Wichita Guidance Center en Wichita, Kansas. En
1953, empezó a enseñar en la Universidad de Stanford. Mientras estuvo allí, colaboró con su primer
estudiante graduado, Richard Walters, resultando un primer libro titulado “Agresión Adolescente en
1959”. Tristemente, Walters murió joven en un accidente de motocicleta. Bandura fue Presidente de la
APA en 1973 y recibió el Premio para las Contribuciones Científicas Distinguidas en 1980. Se
mantiene en activo hasta el momento en la Universidad de Stanford.

Elementos del Conductismo.
   Los métodos de que se vale el conductismo son totalmente objetivos; es decir, en ellos no
queda ni rastro de introspección. Sin embargo, estos métodos no son tan nuevos como podría
pensarse, pues, en el fondo, han sido tomados de la biología, fisiología y psicología
experimental. Debemos recordar aquí lo que se ha dicho, que Watson ha hecho sólo una
psicología animal y que sus métodos son, en lo capital, procedimientos de ésta. No hay en
Watson una exposición sistemática de aquéllos; por lo tanto, aquí nos apoyamos en sus
indicaciones y en nuestras conjeturas. Son los siguientes:
1. º La observación objetiva, ya en forma directa (sin aparatos), ya en forma instrumental, y así
superior. La observación debe combinarse siempre con una estadística de los casos observados.
En la psicología animal tenemos la primera forma cuando observamos al animal en su vida
salvaje, libre (en el campo); la segunda, cuando lo observamos en condiciones que sólo la
cautividad puede ofrecer (aislado). Ambos procedimientos se complementan.
2. º Experimento, en el que podemos distinguir los procedimientos siguientes:
A) Procedimiento del aprendizaje. Se hace aprender al animal una reacción mediante jaulas
que hay que abrir con mecanismos más o menos complicados; o mediante laberintos que hay
que saber recorrer (claro, construidos en forma de cajas). Aunque Watson no los cita, habría
procedimientos análogos aplicables al hombre.
B) Procedimientos que se basan en la conducta determinada por la organización del animal.
Así, por ejemplo, se investiga qué conducta siguen los animales con respecto a la luz coloreada,
y de aquí se concluye la organización del aparato visual del animal.
C) Procedimiento de los reflejos condicionados por el hábito o la emoción. Este método, como
ya se dijo, ha sido tomado del fisiólogo Pavlov que, como es sabido, estudió las secreciones
gástricas del perro bajo determinadas condiciones psíquicas. El reflejo condicionado, en su
variación, nos dará noticia objetiva; por lo tanto, según Watson, exacta, de muchas cosas que
hasta ahora son sólo datos de conciencia en el hombre. Veamos este procedimiento aplicado a
la psicología animal. Los umbrales diferenciales de altura del sonido pueden determinarse en el
perro mediante la secreción salival.
     Para esto no es necesario más que tener un dispositivo para recoger la saliva segregada y
acostumbrar al animal a que el alimento se le da cuando suena un silbato de una determinada
altura. Ahora bien; siempre que oiga dicho silbato, el perro, así habituado, segregará saliva,
aunque el alimento no aparezca. Variemos ahora el sonido haciendo un poco mayor la altura.
¿Qué pasará? Si el perro confunde este sonido con el primero, segregará saliva; si no lo
confunde, no lo hará. De esta manera podemos determinar el número de vibraciones necesarias
para que el perro no segregue ya saliva; es decir, determinaremos el umbral diferencial auditivo
de altura en el perro. Claro que este método es aplicable al hombre, por ejemplo, en el dominio
de la emoción.
D) En el hombre se presenta aún el método de la respuesta verbal o reacción verbal. Sirvan de
ejemplo los tests verbales usados en la psiquiatría. La reacción es también aquí fisiológica, pues
el pensar mismo (como se ha dicho antes) se reduce para Watson a movimientos de la laringe.
E) Por último, los diferentes tests o pruebas mentales usados en la psicología, pero entendidos
en un sentido objetivista.
     Debemos pasar ahora a la crítica del conductismo. En ella es preciso considerar qué es lo
insostenible y qué es lo válido en él. En cuanto a la crítica negativa, haremos ver
sucesivamente: cómo el conductismo supone la psicología tradicional, cómo no da razón de los
procesos de conciencia y cómo parte del supuesto inseguro de que la conciencia no es un factor
de la conducta de los seres animales.
    Que el conductismo no se libra de la introspección y de la psicología tradicional, lo muestra
el hecho de que habla de pensamiento, emoción y, en general, de estados mentales, y los
proyecta en la periferia en forma de estados fisiológicos. Esto supone realmente una psicología
introspectiva y una psicofisiología, porque para ello es preciso saber: 1. º, que existen dichos
estados; 2. º, que se hallan en relación con determinados procesos fisiológicos. De otro modo
no se hablaría más que de movimientos, contracciones, etc., y la psicología habría totalmente
desaparecido. Si hay psicología en el conductismo es porque en él existe una introspección
tácita.
     En cuanto al segundo punto, hay que poner de relieve que, aun cuando la conducta como
sistema de reacciones fisiológicas estuviera totalmente estudiada, nos quedaría todavía el
problema del aspecto interno de ésta, de la conciencia, del espíritu, que directa e
inmediatamente conocemos. El conductismo no podrá jamás suplantar, como dice
acertadamente Titchener, a la psicología tradicional introspectiva. En todo caso, ambos estudios
se completarán.
       Por último, el conductismo supone que toda la conducta de los seres vivos puede
interpretarse fisiológicamente, entendiendo por esto mecánicamente, y que la «imagen», a la
inversa de lo que pensaba William James, no debe considerarse un factor de aquélla. No es
dicha posición peculiar al conductismo; la hallamos también en todos los pensadores que
intentan explicar la vida de los seres vivos como el funcionamiento de un mecanismo; en los
mecanicistas, para quienes todo ha de reducirse en la biología a procesos físicos y químicos
condicionados por la organización de los seres vivos. Jacques Loeb, el más ilustre representante
actual de esta teoría, procediendo así, considera a los seres vivos como «máquinas químicas
esencialmente de naturaleza coloidal» (20). Para los mecanicistas el ideal sería, pues, reducir
todos los movimientos del ser vivo a reflejos, y éstos a movimientos simples inexplicables
física y químicamente a los llamados tropismos; ideal, es cierto, ya que no ha sido realizado y
está muy lejos de ser.
     Sin embargo, ante los datos irrecusables de la experiencia, se encuentra esta teoría con
dificultades. Para obviarlas es preciso hacer modificaciones. Por una parte, los movimientos de
los animales más simples exigen para ser explicados, aun dentro del mecanismo, conceptos que
tienen su origen en la psicología, como los de sensibilidad diferencial y asociación de
sensaciones, bajo el último de los cuales se reúnen las funciones psíquicas inferiores. Por otra,
la conducta de los animales superiores, de los vertebrados, no parece fácilmente reductible a
reflejos y a las cadenas de reflejos que constituyen los instintos, que son lo único que poseen
los animales invertebrados. Los vertebrados, por el contrario, dotados de un cerebro análogo al
del hombre, gozarían de una inteligencia sólo diferente en grado de la del último. Ahora bien;
lo esencial es aquí lo que puede concebirse como una máquina, o pretende poder concebirse
mecánicamente; lo otro, lo psíquico, quedará relegado a un lado como un residuo accesorio.


     Por esto, a pesar de todas las anteriores e importantes concesiones, se tiende a considerar
dicho aspecto psíquico de la vida como el conductismo lo hacía, a la manera epifenomenista,
como un añadido, como algo que en nada explica la conducta, como un mero acompañante de
ésta, como su sombra. Y, sin embargo, cuando nos referimos a los animales superiores, es la
tesis chocante. Por ejemplo: si el perro no sintiese dolor al quemarse, si fuese una mera
máquina ¿huiría del fuego? Según la tesis que hemos expuesto habría que responder que sí.
Pero para ser entonces consecuentes deberemos negar también que la vida mental de nuestros
semejantes es un factor de su conducta, pues las mismas razones (analogía y epistemología, a
base de nuestra interpretación instintiva) que nos llevan a suponer esto, son las que nos hacen
pensar que en los animales sucede lo mismo. Ahora bien; si admitimos que los animales
superiores tienen una vida psíquica que interviene en su conducta, la analogía gradual en la
escala de los seres vivos (analogía justificada) nos llevará a concedérsela en diferente grado y
extensión a todos, animales y plantas, y aun a entrever su posibilidad más allá de ellos, en la
materia.
    Por lo demás, sería muy poco probable que el hombre fuese un ser único en el universo y
que la conciencia, el espíritu como factor, surgiese en él de pronto, sin precursores ni
compañeros. Analogía y probabilidad, a lo que se unen razones epistemológicas, nos llevan a
dudar, pues, de la tesis mecanicista-epifenomenista-conductista. Pero, además: ¿es exacto que
la vida, biológicamente considerada, pueda reducirse a mecánica? Éste fue, es cierto, el ideal de
la ciencia del Renacimiento tal como se presenta a modo de programa en Descartes. Más hay
que hacer notar que hoy comenzamos a apartarnos de dicho ideal teórico. Efectivamente, como
ya se indicó en el capítulo V, en la actual biología se opone, a la concepción mecanicista, la
vitalista. Debemos considerar brevemente ahora este neovitalismo. En su forma más simple se
reduce a mostrar que en la vida hay mucho irreductible a la mecánica y que, por lo tanto, en
aquélla debe existir algo más que mecanismo. Para otros más audaces (Bechterew, M. Rignano)
sería éste algo más, una energía vital; término vago y que en la experiencia científica no parece
admisible. Por último, para Hans Driesch se trata de un factor no espacial y director según fin.
Así, la actividad de los seres vivos resultaría irreductible totalmente al mecanismo.
Conductismo: no existen los estados mentales.

                 Desde sus inicios a fines del siglo XIX, con la obra de Wilhem Wundt, la psicología
               tenía como objeto la mente y sus contenidos (sensaciones, sentimientos e imágenes).
               Pero, a comienzos del siglo XX, John B. Watson (1878-1958) fundó una nueva escuela
               que consideraba la conducta como el tema de estudio de la psicología. En los años 50,
               Skinner continuó y amplió el conductismo de Watson, radicalizando sus presupuestos.
               Difería de Watson en que los fenómenos internos, como las emociones o los
               sentimientos, debían ser totalmente excluidos. La psicología debía quedar restringida al
               estudio de la conducta observable, quedando excluida la mente, que en modo alguno se
               puede observar o medir.

    Los conductistas entendían la conducta como el conjunto de respuestas dadas por un organismo
frente a determinados estímulos del medio. La psicología debía ser una ciencia natural que tuviera por
objeto describir, predecir y controlar la conducta, no teniendo en cuenta los estados mentales ni
siquiera como causa de la conciencia.

   El conductismo trata de reducir todos los fenómenos psicológicos en términos de estímulo-respuesta.
Cualquier forma de comportamiento es analizada como una cadena de respuestas fisiológicas simples
que pueden ser observadas y medidas. Los procesos que ocurren en la "caja negra" de la mente entre el
estímulo y la respuesta no tienen ningún interés para la investigación psicológica, ya que es posible
explicar la totalidad de la conducta sin referirse para nada a supuestos estados mentales.

                  El conductismo de Watson y Skinner era un conductismo metodológico que trataba
                de trasladar a la psicología el método general de las ciencias naturales puramente
                empíricas. Pero ciertos filósofos de la mente, como Gilbert Ryle y Carl G. Hempel, lo
                convirtieron en un conductismo ontológico al negar positivamente la existencia de la
                mente.

                       Para el conductismo lógico la mente no existe propiamente y el cerebro es
irrelevante para el estudio de los fenómenos psicológicos. Todo lo mental se reduce a la conducta y a
disposiciones para la conducta. La mente es sólo la aptitud y disposición a hacer un determinado tipo
de cosas. Propugnan, en consecuencia, abandonar el lenguaje mentalista (es decir, términos como
deseo, creencia, sentimiento o propósito) de las explicaciones psicológicas, siendo sustituido por un
lenguaje descriptivo de los estímulos y respuestas, así como de las leyes que gobiernan la conducta.
Así, por ejemplo, mi creencia de que va a llover consiste en hechos tales como que lleve puesto un
impermeable y coja un paraguas cuando salgo a la calle.

El conductismo Clásico: John Broadus Watson.

      En 1903, la Universidad de Chicago otorgó su primer título de Doctor de psicología a John
Broadus Watson (1878-1958), diez años más tarde fundador del conductismo. Watson fue profesor de
la Universidad de John Hopkins desde 1908 hasta 1920, en donde, por motivos personales, es obligado
a abandonar su carrera académica, dedicándose a la psicología industrial y comercial. Aunque su
sistema teórico queda terminado en sus años académicos, Watson sigió publicando obras de
divulgación y síntesis, como por ejemplo, El conductismo (1925). Sus principales escritos son: en 1913,
La psicología tal y como la ve el conductista (en Psycbol. Rev., 20, pp. 158-177), donde critica a la
psicología del momento, proponiendo una psicología científica objetiva y experimental. Este artículo es
de gran importancia pues recoge las ideas básicas de su sistema, las cuales había anunciado en un ciclo
de conferencias en la Universidad de Columbia, un año antes, significando la inauguración oficial del
conductismo.
     "Dénme una docena de niños sanos y bien formados y permítanme criarlos de acuerdo con mi
entorno y me comprometo a escoger uno al azar y lo entrenaré para convertirlo en la clase de
especialista que yo prefiera: médico, abogado, artista, hombre de negocios y hasta mendigo o ladrón,
haciendo caso omiso de sus gustos, talentos, tendencias, capacidades, vocaciones y razas de sus
antepasados"
                           J. B. Watson en: Corbo Zabatel, Eduardo. (2007) Sujetos y aprendizajes.

     El conductismo se originó con la obra de John B. Watson, un psicólogo Americano. Watson
afirmaba que la psicología no estaba interesada con la mente o con la conciencia humana. En lugar de
ello la psicología estaría interesada solamente en nuestra conducta. De esta manera los hombres
podrían ser estudiados objetivamente, como las ratas y los monos. La obra de Watson se basaba en los
experimentos de Iván Pavlov, quien había estudiado las respuestas de los animales al
condicionamiento. En el experimento mejor conocido de Pavlov hacía sonar una campana mientras
alimentaba a varios perros. Hacía esto durante varias comidas. Cada vez que los perros escuchaban la
campana sabían que se acercaba una comida y comenzarían a salivar. Luego Pavlov había sonar la
campana sin traer comida, pero los perros todavía salivaban. Habían sido “condicionados” a salivar
cada vez que escuchaban el sonido de la campana. Pavlov creía, como Watson iba después a enfatizar,
que los seres humanos reaccionan al estímulo de la misma manera.

     Hoy el conductismo es asociado con el nombre de B.F. Skinner, quien edificó su reputación al
comprobar las teorías de Watson en el laboratorio. Los estudios de Skinner le llevaron a rechazar el
énfasis casi exclusivo de Watson sobre los reflejos y el condicionamiento. Él argumentaba que las
personas responden a su ambiente, pero también operan sobre el ambiente para producir ciertas
consecuencias. Skinner desarrolló la teoría del “condicionamiento operante,” la idea de que nos
comportamos de la manera que lo hacemos porque este tipo de conducta ha tenido ciertas
consecuencias en el pasado. Por ejemplo, si tu novia te da un beso cuando tú le das flores,
probablemente le vas a dar flores cuando quieras un beso. Estarás actuando con la expectativa de una
cierta recompensa. Sin embargo, al igual que Watson, Skinner negaba que la mente o los sentimientos
jugaran algún rol en determinar la conducta. En lugar de ello, nuestra experiencia o nuestros
reforzamientos determinan nuestra conducta.

    El conductismo se originó en el campo de la psicología, pero ha tenido una influencia mucho más
amplia. Sus conceptos y sus métodos se usan en la educación, y muchos cursos de educación en la
universidad se basan en las mismas concepciones acerca del hombre que sostiene el conductismo. El
conductismo ha infiltrado la sociología, en la forma de sociobiología, la creencia que los valores
morales están arraigados en la biología. ¿Cuáles son las presuposiciones del conductismo?
1.
    El conductismo es naturalista. Esto significa que el mundo material es la última realidad, y todo
puede ser explicado en términos de leyes naturales. El hombre no tiene alma y no tiene mente, solo un
cerebro que responde al estímulo externo. El conductismo enseña que el hombre no es nada más que
una máquina que responde al condicionamiento. Un escritor ha resumido el conductismo de esta
manera: “El principio central del conductismo es que todos los pensamientos, sentimientos e
intenciones, todos ellos procesos mentales, no determinan lo que hacemos. Nuestra conducta es el
producto de nuestro condicionamiento. Somos máquinas biológicas y no actuamos conscientemente;
más bien reaccionamos al estímulo.

   La idea de que los hombres son “máquina biológicas” cuyas mentes no tienen ninguna influencia
sobre sus acciones es contraria a la visión bíblica que el hombre es la misma imagen de Dios – la
imagen de un Dios creativo, planificador y pensante. De hecho, Skinner llega hasta a decir que la mente
y los procesos mentales son “metáforas y ficciones” y que “la conducta es simplemente parte de la
biología del organismo.”Skinner también reconoce que su visión le quita al hombre su “libertad y
dignidad,” sino insiste que el hombre como un ser espiritual no existe.
3
. Consecuentemente, el conductismo enseña que no somos responsables por nuestras acciones. Si
somos meras máquinas, sin mentes o almas, reaccionando al estímulo y operando en nuestro ambiente
para conseguir ciertos fines, entonces cualquier cosa que hagamos es inevitable. La sociobiología, un
tipo de conductismo, compara al hombre con una computadora: Basura entra, basura sale. Esto también
entra en conflicto con una cosmovisión Cristiana. Nuestras experiencias pasadas y nuestro ambiente sí
afectan la manera en que actuamos, por supuesto, pero estos factores no pueden dar razón de todo
cuanto hacemos. La Biblia enseña que somos básicamente criaturas pactales, no criaturas biológicas.
Nuestro ambiente más cercano es Dios mismo, y respondemos más fundamentalmente a Él.
Respondemos ya sea en obediencia a Su Palabra o en rebelión contra Su Palabra.
4.
   El conductismo es manipulador. Busca no solamente entender la conducta humana, sino predecirla y
controlarla. A partir de sus teorías Skinner desarrolló la idea de “dar forma.” Al controlar las
recompensas y los castigos puedes dar forma a la conducta de otra persona. Como psiquiatra una de las
metas de Skinner es dar forma a la conducta de sus pacientes de manera que él o ella reaccionen de
maneras más socialmente aceptables. Skinner es bastante claro de que sus teorías debieran ser usadas
para guiar la conducta: “El análisis experimental de la conducta ha conducido a una tecnología efectiva,
aplicable a la educación, la psicoterapia, y al diseño de las prácticas culturales en general, que será más
efectiva cuando no esté compitiendo con prácticas que han tenido el apoyo injustificado de teorías
mentalistas.”

  En otras palabras, Skinner quiere que el conductismo sea la base para manipular a los pacientes, los
estudiantes y las sociedades en general. Las preguntas obvias, por supuesto, son: ¿Quién usará las
herramientas? ¿Quién tirará de las cuerdas? ¿Quién manipulará la tecnología? Sin duda Skinner diría
que solamente alguien entrenado en la teoría y la práctica conductista estaría calificado para “dar
forma” a la conducta de otras personas. Pero esto es contrario a la visión Bíblica, la cual nos manda a
amar a nuestro prójimo, no a manipularlo. En resumen, las consecuencias éticas del conductismo son
grandes. El hombre es despojado de su responsabilidad, de su libertad y de su dignidad, y es reducido a
un ser puramente biológico, para ser “moldeado” por aquellos que sean capaces de usar efectivamente
las herramientas del conductismo.
TEORÍA CONDUCTISMO EXPLICA PSICOPATOLOGÍA

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo
Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo
Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo Crissel Campos
 
Psicología de la Atención - La naturaleza de la atención visual
Psicología de la Atención - La naturaleza de la atención visualPsicología de la Atención - La naturaleza de la atención visual
Psicología de la Atención - La naturaleza de la atención visualManuel Sebastián
 
TEORIAS CONDUCTUALES DE SKINNER POR FANNY JEM WONG
TEORIAS CONDUCTUALES  DE SKINNER POR FANNY JEM WONGTEORIAS CONDUCTUALES  DE SKINNER POR FANNY JEM WONG
TEORIAS CONDUCTUALES DE SKINNER POR FANNY JEM WONGFANNY JEM WONG MIÑÁN
 
Reflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento Clásico
Reflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento ClásicoReflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento Clásico
Reflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento ClásicoMaria E. Panzarelli R.
 
Postulados del condicionamiento clásico.pptx
Postulados del condicionamiento clásico.pptxPostulados del condicionamiento clásico.pptx
Postulados del condicionamiento clásico.pptxJohanaPatio4
 
SISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVAS
SISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVASSISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVAS
SISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVASRoxana Coronado
 
Teorias Conductistas del Aprendizaje
Teorias Conductistas del AprendizajeTeorias Conductistas del Aprendizaje
Teorias Conductistas del AprendizajeMY DEAR CLASS.
 
Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.
Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.
Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.Alexander Dueñas
 
2. Sensación y Percepción
 2. Sensación y Percepción 2. Sensación y Percepción
2. Sensación y Percepciónenmape
 
Infografía de la Sensación y Percepción
Infografía de la Sensación y PercepciónInfografía de la Sensación y Percepción
Infografía de la Sensación y PercepciónCherife Abdel
 
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOV
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOVAPRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOV
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOVTaniaCristinaCalatay
 

La actualidad más candente (20)

Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo
Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo
Conductismo, Historia, Autores, principios y procesos. Pirámide del conductismo
 
Psicología de la Atención - La naturaleza de la atención visual
Psicología de la Atención - La naturaleza de la atención visualPsicología de la Atención - La naturaleza de la atención visual
Psicología de la Atención - La naturaleza de la atención visual
 
Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismo
 
TEORÍA CONGNOSCITIVA SOCIAL
TEORÍA CONGNOSCITIVA SOCIALTEORÍA CONGNOSCITIVA SOCIAL
TEORÍA CONGNOSCITIVA SOCIAL
 
CONDUCTISMO
CONDUCTISMOCONDUCTISMO
CONDUCTISMO
 
John B. Watson - Teoría conductista
John B. Watson - Teoría conductistaJohn B. Watson - Teoría conductista
John B. Watson - Teoría conductista
 
Condicionamiento
CondicionamientoCondicionamiento
Condicionamiento
 
Teorías conductuales del aprendizaje
Teorías conductuales del aprendizaje Teorías conductuales del aprendizaje
Teorías conductuales del aprendizaje
 
TEORIAS CONDUCTUALES DE SKINNER POR FANNY JEM WONG
TEORIAS CONDUCTUALES  DE SKINNER POR FANNY JEM WONGTEORIAS CONDUCTUALES  DE SKINNER POR FANNY JEM WONG
TEORIAS CONDUCTUALES DE SKINNER POR FANNY JEM WONG
 
Reflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento Clásico
Reflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento ClásicoReflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento Clásico
Reflexología, SN, arco rflejo, Condicionamiento Clásico
 
Teoria skinner y bandura
Teoria skinner y banduraTeoria skinner y bandura
Teoria skinner y bandura
 
Postulados del condicionamiento clásico.pptx
Postulados del condicionamiento clásico.pptxPostulados del condicionamiento clásico.pptx
Postulados del condicionamiento clásico.pptx
 
SISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVAS
SISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVASSISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVAS
SISTEMAS SENSORIALES Y MODALIDADES PERCEPTIVAS
 
Teorias Conductistas del Aprendizaje
Teorias Conductistas del AprendizajeTeorias Conductistas del Aprendizaje
Teorias Conductistas del Aprendizaje
 
Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.
Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.
Wundt y el Nacimiento de la Psicología Científica.
 
2. Sensación y Percepción
 2. Sensación y Percepción 2. Sensación y Percepción
2. Sensación y Percepción
 
Psicología de la percepción los tres parciales
Psicología de la percepción los tres parcialesPsicología de la percepción los tres parciales
Psicología de la percepción los tres parciales
 
Skiner
SkinerSkiner
Skiner
 
Infografía de la Sensación y Percepción
Infografía de la Sensación y PercepciónInfografía de la Sensación y Percepción
Infografía de la Sensación y Percepción
 
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOV
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOVAPRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOV
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO-IVAN- PETROVICH-PAVLOV
 

Destacado

Presentacion Conductismo Psicologia Skinner
Presentacion Conductismo Psicologia SkinnerPresentacion Conductismo Psicologia Skinner
Presentacion Conductismo Psicologia Skinnerleyaflor
 
Teoría del Conductismo
Teoría del ConductismoTeoría del Conductismo
Teoría del Conductismocesarijimenezj
 
Mapas conceptuales y mental
Mapas conceptuales y mentalMapas conceptuales y mental
Mapas conceptuales y mentalRoxana Vidal
 
El papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivo
El papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivoEl papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivo
El papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivonatalid
 
Teoría de la reducción de la pulsión
Teoría de la reducción de la pulsiónTeoría de la reducción de la pulsión
Teoría de la reducción de la pulsiónPepe Rodríguez
 
Trabajo del conductismo
Trabajo del conductismoTrabajo del conductismo
Trabajo del conductismoirinafame
 
Resumen de la vida de Clark Hull
Resumen de la vida de Clark HullResumen de la vida de Clark Hull
Resumen de la vida de Clark HullEnyel Arias Mercado
 
Teorias sistemática de hull
Teorias sistemática de hullTeorias sistemática de hull
Teorias sistemática de hullonlinenx
 
Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismopsialf
 
Power Point Conductismo
Power Point ConductismoPower Point Conductismo
Power Point Conductismorconty
 
Condicionamiento Clásico
Condicionamiento ClásicoCondicionamiento Clásico
Condicionamiento ClásicoLaurabrp
 
Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.
Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.
Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.Silvia Stefanoff
 

Destacado (20)

Presentacion Conductismo Psicologia Skinner
Presentacion Conductismo Psicologia SkinnerPresentacion Conductismo Psicologia Skinner
Presentacion Conductismo Psicologia Skinner
 
conductismo
conductismoconductismo
conductismo
 
Teoría del Conductismo
Teoría del ConductismoTeoría del Conductismo
Teoría del Conductismo
 
Mapas conceptuales y mental
Mapas conceptuales y mentalMapas conceptuales y mental
Mapas conceptuales y mental
 
El papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivo
El papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivoEl papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivo
El papel de la familia y la escuela en el desarrollo cognitivo
 
Unidad 2
Unidad 2Unidad 2
Unidad 2
 
El Conductismo
El ConductismoEl Conductismo
El Conductismo
 
Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismo
 
Clark L Hull
Clark  L  HullClark  L  Hull
Clark L Hull
 
Teoría de la reducción de la pulsión
Teoría de la reducción de la pulsiónTeoría de la reducción de la pulsión
Teoría de la reducción de la pulsión
 
Trabajo del conductismo
Trabajo del conductismoTrabajo del conductismo
Trabajo del conductismo
 
Resumen de la vida de Clark Hull
Resumen de la vida de Clark HullResumen de la vida de Clark Hull
Resumen de la vida de Clark Hull
 
psicologia de clark hull
psicologia  de clark hullpsicologia  de clark hull
psicologia de clark hull
 
Teorias sistemática de hull
Teorias sistemática de hullTeorias sistemática de hull
Teorias sistemática de hull
 
Pavlov
PavlovPavlov
Pavlov
 
Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismo
 
Power Point Conductismo
Power Point ConductismoPower Point Conductismo
Power Point Conductismo
 
Teorias del aprendizaje
Teorias del aprendizajeTeorias del aprendizaje
Teorias del aprendizaje
 
Condicionamiento Clásico
Condicionamiento ClásicoCondicionamiento Clásico
Condicionamiento Clásico
 
Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.
Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.
Teorías Del Aprendizaje. Síntesis.
 

Similar a TEORÍA CONDUCTISMO EXPLICA PSICOPATOLOGÍA

Condicionamiento clasico
Condicionamiento clasicoCondicionamiento clasico
Condicionamiento clasicoNorelysHerrera1
 
TEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptx
TEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptxTEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptx
TEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptxHugo Ramirez
 
Teorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistasTeorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistasfajamez
 
Condicionamiento clasico psicologia general
Condicionamiento clasico psicologia generalCondicionamiento clasico psicologia general
Condicionamiento clasico psicologia generalmaria gomez
 
Teorias aprend. condycon
Teorias  aprend. condyconTeorias  aprend. condycon
Teorias aprend. condyconGraciela Cruz
 
Teorías sobre el aprendizaje
Teorías sobre el aprendizajeTeorías sobre el aprendizaje
Teorías sobre el aprendizajegeorgenunez
 
1 toerías del aprendizaj
1 toerías del aprendizaj1 toerías del aprendizaj
1 toerías del aprendizajAdalberto
 
Teorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistasTeorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistasJuanx7
 
Psicologia
PsicologiaPsicologia
Psicologialuis0112
 
Teorías del Conexionismo
Teorías del ConexionismoTeorías del Conexionismo
Teorías del Conexionismodracula28021984
 

Similar a TEORÍA CONDUCTISMO EXPLICA PSICOPATOLOGÍA (20)

Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismo
 
Condicionamiento clasico
Condicionamiento clasicoCondicionamiento clasico
Condicionamiento clasico
 
Actividad 5
Actividad 5Actividad 5
Actividad 5
 
TEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptx
TEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptxTEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptx
TEORIAS DEL APRENDIZAJEBASADO EN LA INVESTIGACIONpptx
 
Teorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistasTeorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistas
 
La reflexologia
La reflexologiaLa reflexologia
La reflexologia
 
PAVLOV POR:SYLVIA JAQUE
PAVLOV POR:SYLVIA JAQUEPAVLOV POR:SYLVIA JAQUE
PAVLOV POR:SYLVIA JAQUE
 
Conductismo
ConductismoConductismo
Conductismo
 
Condicionamiento clasico psicologia general
Condicionamiento clasico psicologia generalCondicionamiento clasico psicologia general
Condicionamiento clasico psicologia general
 
Teorias aprend. condycon
Teorias  aprend. condyconTeorias  aprend. condycon
Teorias aprend. condycon
 
Teorías sobre el aprendizaje
Teorías sobre el aprendizajeTeorías sobre el aprendizaje
Teorías sobre el aprendizaje
 
1 toerías del aprendizaj
1 toerías del aprendizaj1 toerías del aprendizaj
1 toerías del aprendizaj
 
Teoría Asociacionista
Teoría AsociacionistaTeoría Asociacionista
Teoría Asociacionista
 
Teorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistasTeorías asociacionistas o conductistas
Teorías asociacionistas o conductistas
 
Psicologia
PsicologiaPsicologia
Psicologia
 
Teorías del Conexionismo
Teorías del ConexionismoTeorías del Conexionismo
Teorías del Conexionismo
 
20031218170349
2003121817034920031218170349
20031218170349
 
Otros autores
Otros autoresOtros autores
Otros autores
 
00072052
0007205200072052
00072052
 
Teorías conductistas
Teorías conductistasTeorías conductistas
Teorías conductistas
 

Más de Edelin Bravo

Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)
Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)
Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)Edelin Bravo
 
Maturana, humberto. educador social
Maturana, humberto. educador socialMaturana, humberto. educador social
Maturana, humberto. educador socialEdelin Bravo
 
Maturana, humberto. del ser al hacer
Maturana, humberto. del ser al hacerMaturana, humberto. del ser al hacer
Maturana, humberto. del ser al hacerEdelin Bravo
 
Lineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERG
Lineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERGLineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERG
Lineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERGEdelin Bravo
 
Consejos educativos
Consejos educativosConsejos educativos
Consejos educativosEdelin Bravo
 
Presentación niños
Presentación niñosPresentación niños
Presentación niñosEdelin Bravo
 
Contribución al ahorro de la energía
Contribución al ahorro de la energíaContribución al ahorro de la energía
Contribución al ahorro de la energíaEdelin Bravo
 
Funcionarios publicos
Funcionarios publicosFuncionarios publicos
Funcionarios publicosEdelin Bravo
 
Burocracia y burocratismo
Burocracia y burocratismoBurocracia y burocratismo
Burocracia y burocratismoEdelin Bravo
 
Programa avances de la investigación
Programa avances de la investigaciónPrograma avances de la investigación
Programa avances de la investigaciónEdelin Bravo
 
Roland barthes. lo obvio y lo obtuso
Roland barthes. lo obvio y lo obtusoRoland barthes. lo obvio y lo obtuso
Roland barthes. lo obvio y lo obtusoEdelin Bravo
 
Habermas. jurguen. etica del discurso
Habermas. jurguen. etica del discursoHabermas. jurguen. etica del discurso
Habermas. jurguen. etica del discursoEdelin Bravo
 
Friedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristoFriedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristoEdelin Bravo
 
Edgar morin. el metodo 1
Edgar morin. el metodo 1Edgar morin. el metodo 1
Edgar morin. el metodo 1Edelin Bravo
 
Covarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricos
Covarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricosCovarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricos
Covarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricosEdelin Bravo
 
Esquema Investigativo
Esquema InvestigativoEsquema Investigativo
Esquema InvestigativoEdelin Bravo
 
Guía proyecto comunitario
Guía proyecto comunitarioGuía proyecto comunitario
Guía proyecto comunitarioEdelin Bravo
 
4ª conferencia (complementaria) las variables
4ª conferencia (complementaria)  las variables4ª conferencia (complementaria)  las variables
4ª conferencia (complementaria) las variablesEdelin Bravo
 
Presentacion doctorado jorge espana
Presentacion doctorado jorge espanaPresentacion doctorado jorge espana
Presentacion doctorado jorge espanaEdelin Bravo
 

Más de Edelin Bravo (20)

Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)
Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)
Normas para presentar trabajos de grado y tesis doctorales (def.)
 
Maturana, humberto. educador social
Maturana, humberto. educador socialMaturana, humberto. educador social
Maturana, humberto. educador social
 
Maturana, humberto. del ser al hacer
Maturana, humberto. del ser al hacerMaturana, humberto. del ser al hacer
Maturana, humberto. del ser al hacer
 
Lineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERG
Lineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERGLineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERG
Lineas y proyectos investigacion 2011 Doctorado UNERG
 
Consejos educativos
Consejos educativosConsejos educativos
Consejos educativos
 
Clase 1
Clase 1Clase 1
Clase 1
 
Presentación niños
Presentación niñosPresentación niños
Presentación niños
 
Contribución al ahorro de la energía
Contribución al ahorro de la energíaContribución al ahorro de la energía
Contribución al ahorro de la energía
 
Funcionarios publicos
Funcionarios publicosFuncionarios publicos
Funcionarios publicos
 
Burocracia y burocratismo
Burocracia y burocratismoBurocracia y burocratismo
Burocracia y burocratismo
 
Programa avances de la investigación
Programa avances de la investigaciónPrograma avances de la investigación
Programa avances de la investigación
 
Roland barthes. lo obvio y lo obtuso
Roland barthes. lo obvio y lo obtusoRoland barthes. lo obvio y lo obtuso
Roland barthes. lo obvio y lo obtuso
 
Habermas. jurguen. etica del discurso
Habermas. jurguen. etica del discursoHabermas. jurguen. etica del discurso
Habermas. jurguen. etica del discurso
 
Friedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristoFriedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristo
 
Edgar morin. el metodo 1
Edgar morin. el metodo 1Edgar morin. el metodo 1
Edgar morin. el metodo 1
 
Covarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricos
Covarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricosCovarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricos
Covarrubias. el proceso de construcción de corpus teoricos
 
Esquema Investigativo
Esquema InvestigativoEsquema Investigativo
Esquema Investigativo
 
Guía proyecto comunitario
Guía proyecto comunitarioGuía proyecto comunitario
Guía proyecto comunitario
 
4ª conferencia (complementaria) las variables
4ª conferencia (complementaria)  las variables4ª conferencia (complementaria)  las variables
4ª conferencia (complementaria) las variables
 
Presentacion doctorado jorge espana
Presentacion doctorado jorge espanaPresentacion doctorado jorge espana
Presentacion doctorado jorge espana
 

TEORÍA CONDUCTISMO EXPLICA PSICOPATOLOGÍA

  • 1. REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION UNIVERSITARIA UNERG-IUTLL DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN I COHORTE. VALLE DE LA PASCUA. GUARICO CURSO INTRODUCTORIO: TEORIAS EDUCATIVAS Facilitadora: Dra. Feryeny Padrino TEORIA DEL CONDUCTISMO Concepto y Fundamentos Teóricos. El conductismo es una corriente dentro de la psicología que, en su momento, representa la revolución más radical en el enfoque del psiquismo humano. Nace en un momento histórico (Siglo XIX) dominado por el introspeccionismo e irrumpe en el mismo considerando que lo que le compete es la conducta humana observable y rechazando que se tenga que ocupar de la conciencia. Su fundamento teórico está basado en que a un estimulo te sigue una respuesta, siendo ésta el resultado de la interacción entre el organismo que recibe el estimulo y el medio ambiente. El nacimiento del conductismo suele centrarse en J.B Watson (1913). Desde sus inicios esta corriente estuvo muy relacionada con la psicología experimental. Se podría decir de hecho que si el evolucionismo de Darwin estableció una continuidad filogénica entre el animal y el hombre, el conductismo proporcionó una continuidad epistemológica entre las ciencias que estudian al animal y las que estudian al hombre, teniendo como objetivo el estudio de su conducta. Influenciado por Pavlov, quien consideraba que los actos de la vida no eran más que reflejos, y por Betcherev, que se interesaba especialmente por los reflejos musculares, el condicionamiento empieza a ocupar un lugar central en la teoría conductista. El principio del condicionamiento surge al describir que en el organismo existen respuestas incondicionadas ante determinadas situaciones. Estudiando los procesos de condicionamiento se podrían detectar unidades o patrones muy precisos de estímulos y de respuestas, pudiéndose definir mejor la interacción entre organismo y ambiente. Así, se suponía que los comportamientos humanos complejos eran el resultado de una larga historia de condicionamientos. Y a través de estas conclusiones, comenzó a adquirir importancia el estudio del aprendizaje que comienza en el hombre desde su infancia. Surgieron entonces, ya entre l920 y l960, varias teorías acerca del aprendizaje, siendo las más relevantes las de Thorndike, Torman, Hull, Skinner y Wolpe, entre otros (citados por Polaino-Lorente y Martínez-Cano). Así, mientras Pavlov consideraba que el aprendizaje se producía por el conocido condicionamiento clásico, es decir, por la asociación temporo-espacial de un estimulo (condicionado o incondicionado y una respuesta), a Thomdike se le debe la introducción del término respuesta, pensando este autor que el aprendizaje era el resultado de una respuesta instrumental con la que se ha conseguido un estimulo gratificante o satisfactorio. Hull, por su parte, opinó que para que exista aprendizaje no es necesario que exista respuesta, argumentando estas deducciones con conceptos basados en el Llamado "conductismo molecular" .Anunció que la conducta neurótica era un conjunto de hábitos persistentes de una conducta des
  • 2. adaptadora aprendida, ante situaciones que provocan ansiedad. Y por ultimo Skinner, con su modelo de condicionamiento operante o también llamado voluntario, explicó el aprendizaje mediante el análisis del comportamiento y su relación con las contingencias de refuerzos introduciendo el término de modelado de la conducta. Las aportaciones de Pavlov y Skinner, los padres del condicionamiento clásico y del operante, respectivamente, fueron especialmente importantes pues en ellas se consolidan las nociones más elementales del conductismo y en ellas, además, están basadas la mayoría de las terapias puramente conductuales en la actualidad. Pavlov observó que una reacción que se producía naturalmente tras una excitación llamada incondicional (por ejemplo: la saliva tras el alimento en la boca) podía producirse tras un estimulo cualquiera, si este último se había asociado con el estimulo incondicional (segregar saliva al oír el ruido de un timbre que se ha asociado a la introducción de alimentos en la boca). Por la asociación de un estimulo Llamado condicional a un estimulo incondicional, se obtiene una reacción o respuesta condicionante. Pavlov estudió las propiedades de estas "relaciones temporales" entre estímulos y respuestas, pues a diferencia de las relaciones incondicionadas, estas pueden extinguirse y para ello, para que se extingan, es suficiente con dejar de reforzarlas, es decir, con no presentar el estimulo incondicional durante un cierto tiempo. Por su parte, Skinner, hizo estudios en su famosa jaula en la que un ratón se apoya sobre una palanca constituyendo cada acción de apoyarse una respuesta y recibe, después, un poco de comida o estimulo. Si no hay respuesta, no hay refuerzo. Por tanto, el refuerzo depende del comportamiento del sujeto; es su consecuencia. Este es el condicionamiento operante distinto del esquema de Pavlov o condicionamiento clásico. En el operante, el comportamiento es controlado por sus consecuencias, esta es la relación fundamental del condicionamiento operante. Pero el refuerzo, puede ser intermitente en lugar de continuo, por ejemplo: se produce tras un número definido de respuestas, o bien solo se dará si las respuestas están espaciadas con un intervalo determinado, etc. Skinner designó estas variaciones o modalidades como "contingencias de refuerzo". Así, el medio no provocaría los comportamientos, sino que los "selecciona", manteniéndolos o eliminándolos, según las contingencias reforzadoras que estén en vigor en ese momento. Aspectos Explicativos de la Psicopatología Desde el Punto de Vista Conductista. En lo que respecta a las aportaciones que este modelo hace a la psicopatología cabe decir que para el conductismo los síntomas no son expresiones de una enfermedad sino que son la enfermedad misma, siendo estos el tema central de su análisis. Así, la conducta normal, al igual que la patológica, quedan explicadas en base a estos principios tratándose el comportamiento normal de un buen aprendizaje y la enfermedad de un mal aprendizaje. Y por tanto, la desaparición de las conductas anormales sería equivalente a la curación. El conductismo considera, además, que la conducta animal más elemental se puede extrapolar a la conducta más compleja del ser humano. Los conductistas asumen tres conceptos fundamentales: conflicto, frustración y tendencia condicionada de evitación. Se entiende por conflicto, la situación en la que existen dos tendencias simultáneas que conducen a respuestas incompatibles entre sí. Así, ante el conflicto "miedo-hambre" los animales estudiados muestran síntomas como anorexia. Se han considerado tres tipos dé conflictos. Aproximación-aproximación; evitación-evitación; Y aproximación-evitación. Este último daría lugar a respuestas de ansiedad y desplazamiento. La frustración es el estado al que se llega cuando se produce el bloqueo de una tendencia. Puede dar lugar a tres tipos de respuesta: agresión, regresión y fijación. La agresión se produce cuando se rompe
  • 3. el equilibrio entre instigación e inhibición a favor de la instigación. La regresión ocurriría cuando la ruptura es a favor de la inhibición, pudiendo existir respuestas que ya habían sido superadas. La fijación, sería la adopción de mecanismos anormales, que permanecen, insistiéndose en una conducta que se ha comprobado que es ineficaz. Con este ejemplo clínico de este último mecanismo serían las conductas de tipo obsesivo. Para el conductismo, estos comportamientos se explican por un modelo según el cual los rituales obsesivos son reforzados y mantenidos para evitar el estímulo agresivo. Es decir, un comportamiento compulsivo sería reforzado y mantenido para reducir la ansiedad, que se teme que sería más intensa si no existiera dicho comportamiento obsesivo o ritual. Por último, la Tendencia condicionada de evitación se podría explicar con el ejemplo de las respuestas vegetativas que se condicionan por simples estímulos neutrales que aparecen a la vez que otra respuesta incondicionada. Así, la rata que recibe un choque eléctrico sufre una vagotonía, mientras que el estimulo condicionado al choque produce un tono simpático. En la clínica, esta respuesta se corresponde con la "ansiedad situacional". Por otra parte, también como aportación a la psicopatología, el conductismo ha elaborado distintas tesis sobre la personalidad. Extroversión/introversión, neuroticismo-estabilidad emocional y por último, el psicoticismo. Hizo, además, una correlación de estos rasgos con determinadas características neurofisiológicas. Además, según este autor, a cada tipo de personalidad le correspondería una predisposición diferente a padecer una serie de trastornos: A la introversión y neurotización le corresponden la ansiedad, depresión, obsesiones, fobias, etc..., mientras que la extroversión, estaría inclinada a padecer histeria. O bien, extraversión más neurotización que Llevarían a las psicopatías bien en las fobias el conductismo hace sus aportaciones explicativas en psicopatología. Para él las fobias es una respuesta aprendida por transmisión de información (cuentos, fábulas,) de contenido por observación de otras personas que reaccionan con temor o por experiencias directas de estímulos muy agresivos. Pero no son estas las únicas aportaciones que la psicología conductual ha realizado a la psiquiatría. En la actualidad, el condicionamiento, nos ha proporcionado, también, un instrumento precioso para el estudio experimental de los medicamentos en el SNC, cuyo auge comenzó desde que se descubrieron los primeros neurolépticos hace un cuarto de siglo. Pero sobre todo, nos ofrece sus principios para aplicarlos al tratamiento de los trastornos mentales y teniendo como fundamento los modelos de condicionamiento clásico y condicionamiento operante y las terapias parasiquiátricas. Los Orígenes del Conductismo. Mientras en Europa se concebía la psicología como el estudio de las funciones mentales (recordar el elementalismo de Wundt) y aparecía la noción del inconsciente, que ya veremos, en los Estados Unidos se fue desarrollando otro modo de entender la psicología que se basaba en la observación objetiva de los hechos. El psicólogo norteamericano John Watson en el año l9l3 dio a conocer e! manifiesto conductista donde postulaba que la psicología para ser científica y objetiva no debía utilizar más la introspección ya que este método era subjetivo y no podía ser medido. WATSON entendía la conducta como lo que el organismo hace en forma de comportamiento externo y visible. El conductismo registraba todas las reacciones motrices y glandulares del organismo como forma de aproximación al conocimiento humano.
  • 4. Los Postulados del Conductismo. I. Toda conducta se compone de respuestas objetivamente analizables, y una conducta humana compleja puede ser analizada en unidades de respuestas simples. II. La conducta siempre se compone de movimientos musculares y secreciones glandulares, es decir que puede ser entendida como procesos físicos y químicos. III. A todo estímulo sigue una respuesta y ésta lo es a un estímulo de tal modo que entre ambos pueden establecerse relaciones causales. El conductismo se centró en la necesidad de un estudio ecuánime y objetivo de los hechos y consideró que los seres humanos tenemos un funcionamiento parecido al de una máquina que recibe estímulos y genera respuestas. Los experimentos iníciales de Watson tomaban unidades pequeñas de conducta y fueron inspirados en trabajos de la psicología animal. El desarrollo posterior del conductismo criticó a Watson el hecho de haberse centrado en las relaciones entre estímulos y respuestas, en la llamada conducta molecular. Otro psicólogo norteamericano, Edward Tolman, amplió los conceptos watsonianos. Entendió la conducta humana como la integración de conductas más simples en otras más complejas a las que llamó actos. El Conductismo de Tolman. - Los actos tienen intencionalidad, esto es el conductismo intencional.- Los actos presentan una organización que sólo puede ser explicada como respuestas del organismo como un todo. - El conductismo no debe ser fisiologista.- Debe estudiarse la conducta molar organizada por una personalidad y con un significado. Conducta molecular: Está constituida por los aspectos fisiológicos y físicos de una respuesta total (Ej.: movimiento del cuerpo cuando se dirige a algún lugar). Conducta Molar: Es la totalidad organizada con que se manifiesta el ser humano. (Ej.: incluiría los motivos, significado. etc. de esa persona que se dirige a algún lugar). El Análisis Experimental del Comportamiento. Es la teoría-metodología, donde se formulan las categorías, las unidades analíticas, los parámetros, los paradigmas de investigación, y las leyes y principios implicados en el manejo de los datos. Cabe destacar aquí las ecuaciones que cubren todo el espectro organísmico y situacional que está implícito o explícito en un episodio de conducta. La más conocida de dichas ecuaciones es la comprendida en la fórmula: K = f [E,O,R,C], que significa que un segmento de conducta en un momento determinado (K) es función (f) de las interrelaciones establecidas entre los factores estimulares (E), organísmico- disposicionales (O), de respuesta o clases de respuesta respondientes y operantes (R), y las consecuencias que fortalecen a estas últimas (C). Los paradigmas de investigación centrales desplegados son los del condicionamiento clásico y condicionamiento operante, así como sus diversas combinaciones y formas de presentación. Estos paradigmas son equivalentes a los "ejemplares" de Kuhn, pues desde sus modos básicos de ocurrencia empírica se desprenden leyes, teorías, aplicaciones e instrumentación juntas. Gracias a la investigación en estos rubros se han obtenido una gran cantidad de regularidades que desembocan en la formulación de principios aplicativos (como por ejemplo el reforzamiento, la extinción, el castigo y el contra
  • 5. condicionamiento). Algunos enfoques conductistas no radicales son puramente metodológicos (vertientes E-R), y otros además de ello sólo son parcialmente conductuales (vertientes E-O-R). La Ingeniería del Comportamiento. Involucra lo tecnológico: todas aquellas elaboraciones procedimentales que, ligadas de alguna manera a los paradigmas de investigación básica y sus combinaciones, se han desarrollado como aplicaciones efectivas. Puede definirse como "la aplicación de conocimientos científicos para la elaboración, perfeccionamiento y manejo de técnicas de establecimiento, mantenimiento o eliminación de conductas". Ello supone que el comportamiento humano (sea de tipo cognitivo-lingüístico, emotivo- motivacional o motor-sensorial) es susceptible de describirse legalmente, y que sus operaciones de evaluación, diagnóstico y tratamiento de problemas acuden al manejo tentativo de dichas regularidades. A menudo se identifica la ingeniería conductual con el rótulo de Análisis de Conducta Aplicado, conjunto de acciones mediante las cuales el psicólogo aplica en diferentes contextos, y para solucionar problemas socialmente relevantes desde los conocimientos aportados por el análisis experimental del comportamiento. Historia. Los estudios darwinianos sobre la evolución de las especies y los de la fisiología experimental de fines del siglo XIX, auspiciaron, junto con la filosofía materialista, la aparición de formas de pensamiento más avanzado con respecto a las ciencias humanas. Comenzando el siglo XX, Watson estudió el ajuste de los organismos a sus entornos, más específicamente los estímulos o situaciones particulares que llevan a los organismos a comportarse. Sus acercamientos estaban influenciados principalmente por el trabajo del fisiólogo ruso Iván Pávlov. Con el tiempo, surgieron dos grandes tipos de variantes conductuales: una radical y una metodológica o mediacional. La primera de ellas (desarrollada por B. F. Skinner) se centró en las relaciones funcionales que establecen los organismos con su ambiente, con énfasis en la ley del efecto, es decir, en la manera como las consecuencias de lo que hacemos regula la emisión de nuestra conducta futura (conducta operante). La segunda (desarrollada por Hull y Tolman entre otros), sobre la base de los reflejos condicionados introdujo un factor (o variable) interviniente que podía ser neurofisiológica o mental, según el caso. A mediados de los años cincuenta, las deserciones y reacomodaciones de influyentes conductistas como G. A. Miller, J. Bruner y C. Pribram, y, entre otras cosas, la apertura de Ch. Osgood a la psicolingüística, produjeron una grave escisión que culminó en el desgaje de la llamada psicología cognitiva, lo que se agudizó con la crítica del lingüísta Noam Chomsky al libro Conducta Verbal de Skinner (una réplica de K. MacCorquodale a Chomsky desvirtúa dicha crítica). A partir de allí adversarios y neófitos comenzaron a hablar de una "crisis" del conductismo y su supuesto reemplazo como "paradigma dominante" (que nunca lo fue) dentro de la psicología. Sin embargo, paradójicamente es en las décadas de los 60's y los 70' en que eclosionan gran cantidad de técnicas y trabajos aplicativos en los rubros de terapia y modificación de conducta, ambos agrupables dentro de la categoría de "ingeniería conductual" debido al entroncamiento entre las tecnologías de control por el estímulo (de base respondiente) y de administración de contingencias (de base operante). Ya en los 80's hay una eclosión aún más impresionante de técnicas que, bajo el membrete de conductuales, conductual-cognitivas, cognitivo-conductuales y contextuales, se hacen indispensables para trabajar problemas diversos.
  • 6. Paralelamente han emergido gran cantidad de variantes teóricas conductuales que hasta el presente siguen en vigencia, abordando el comportamiento complejo, la personalidad y el lenguaje de diversas maneras, ciñéndose a coordenadas científicas. Resumiendo, sobre la base de los estudios de Iván Pavlov (reflejos condicionados) y Thorndike (ley del efecto), John B. Watson es el fundador del conductismo, continuando en la siguiente generación B.F. Skinner (conductismo operante), J. R. Kantor (interconductismo), Clark Hull y Edward C. Tolman (conductismo mediacional), actualmente se destacan E. Ribes y Josep Roca Balasch (conductismo de campo), A. W. Staats (conductismo psicológico), S. C. Hayes (teoría de marco relacional), H. Rachlin (conductismo teleológico) y J. Staddon (conductismo teórico) dentro del conductismo radical; H. J. Eysenck y J. Wolpe (enfoques E-R) dentro del conductismo metodológico; así como A. Ellis, Aaron Beck (enfoque cognitivo conductual), Arnold A. Lazarus (enfoque multimodal) y A. Bandura (enfoque sociocognitivo) dentro del conductismo E-O-R. Críticas. Las críticas de que suele ser objeto la psicología conductista en su conjunto pueden categorizarse en cinco grupos: I. Ignora la existencia del inconsciente, los sentimientos y estados de la mente. No le asigna un papel a la personalidad, al Yo ni al "sí mismo". No da lugar a la libertad, a la voluntad ni a la intencionalidad. II. No intenta explicar los procesos cognoscitivos, la intuición, la información ni el proceso creativo. Ve al sujeto como un receptor pasivo. III. Es mecanicista: concibe lo psicológico como un conjunto de respuestas ante estímulos. Descuida la dotación innata y el papel del sistema nervioso, lo que es un modo reduccionista de mirar al ser humano que no repara en su complejidad. IV. Está desfasado del desarrollo actual de la ciencia. Trabaja con animales, asimilando su comportamiento al humano. Sus aplicaciones son envilecedoras (premios, castigos) y hasta brutales (descargas eléctricas, vomitivos, etc). V. Es operacionalista: identifica los fenómenos con las esencias. Es una ideología importada, al servicio del poder, que mantiene la psicología como ciencia natural, no preocupada por los fenómenos sociales. Representantes del Conductismo. Pavlov, Iván Petróvich (1849-1936). Fisiólogo y premio Nobel ruso, conocido por sus estudios sobre el comportamiento reflejo. Nació en Riazán y estudió en la Universidad y en la Academia Militar de Medicina de San Petersburgo; desde 1884 hasta 1886 estudió en Breslau (hoy Wroclaw, Polonia) y en Leipzig, Alemania. Antes de la Revolución Rusa fue director del departamento de fisiología del Instituto de Medicina Experimental (parte de la actual Academia de Ciencias Médicas), en San Petersburgo, y fue catedrático de medicina en la Academia Militar de Medicina. A pesar de su oposición al comunismo, a Pávlov se le permitió continuar sus investigaciones en un laboratorio construido por el gobierno soviético desde 1935. Pávlov
  • 7. es reconocido por sus trabajos precursores sobre la fisiología del corazón, el sistema nervioso y el aparato digestivo. Sus experimentos más famosos, que realizó en 1889, demostraron la existencia de reflejos condicionados y no condicionados en los perros, y tuvieron gran influencia en el desarrollo de teorías psicológicas conductistas, fisiológicamente orientadas, durante los primeros años del siglo XX. Sus trabajos sobre la fisiología de las glándulas digestivas le hicieron acreedor en 1904 al Premio Nobel de Fisiología y Medicina. Su principal obra es Reflejos condicionados (1926). Skinner, Burrhus Frederic (1904-1990). Psicólogo estadounidense, nació en Susquehanna, Pennsylvania, estudió en la Universidad de Harvard, llegando a ser el principal representante del conductismo en su país, escuela que pretende explicar el comportamiento humano y animal en términos de respuesta a diferentes estímulos. Preocupado por las aplicaciones prácticas de la psicología, creó la educación programada, una técnica de enseñanza en la que al alumno se le presentan, de forma ordenada, una serie de pequeñas unidades de información, cada una de las cuales debe ser aprendida antes de pasar a la siguiente, técnica que ha originado una gran variedad de programas educativos. Entre sus trabajos más importantes se encuentran La conducta de los organismos (1938), Walden dos (1961), una utopía conductista en la que aplica los principios de esta escuela psicológica para el establecimiento de una comunidad humana ideal, y Tecnología de la enseñanza (1968). En Más allá de la libertad y la dignidad (1971), Skinner, desde sus postulados deterministas, defiende el condicionamiento controlado masivo (en lugar de la educación actual, que sería también un condicionamiento masivo, pero descontrolado), como medio de control de un orden social dirigido a la felicidad del individuo. Entre sus últimos trabajos se encuentran: Autobiografía: así se forma un conductista (1976) y Reflexiones sobre conductismo y sociedad (1978). Watson, John Broadus (1878-1958). Psicólogo estadounidense, nacido en Greenville, Carolina del Sur, y formado en las universidades Furman y Chicago. Fue profesor y director del laboratorio de Psicología de la Universidad Johns Hopkins de 1908 a 1920. Se le reconoce como fundador y principal representante del conductismo, que reducía la psicología al estudio del comportamiento externo observable objetivamente y a su explicación en términos de estímulo-respuesta. Sus escritos incluyen, entre otros, Educación animal (1903), Conducta, una introducción a la psicología comparativa (1914), El conductismo (1925) y El cuidado psicológico del niño pequeño (1928). Bandura, Albert (1925) Albert Bandura nació el 4 de diciembre de 1925 en la pequeña localidad de Mundare en Alberta del Norte, Canadá. Fue educado en una pequeña escuela elemental y colegio en un solo edificio, con recursos mínimos, aunque con un porcentaje de éxitos importante. Al finalizar el bachillerato, trabajó durante un verano rellenando agujeros en la autopista de Alaska en el Yukon. Completó su licenciatura en Psicología de la Universidad de Columbia Británica en 1949. Luego se trasladó a la Universidad de Iowa, donde conoció a Virginia Varns, una instructora de la escuela de enfermería. Se casaron y más tarde tuvieron dos hijas. Después de su graduación, asumió una
  • 8. candidatura para ocupar el post-doctorado en el Wichita Guidance Center en Wichita, Kansas. En 1953, empezó a enseñar en la Universidad de Stanford. Mientras estuvo allí, colaboró con su primer estudiante graduado, Richard Walters, resultando un primer libro titulado “Agresión Adolescente en 1959”. Tristemente, Walters murió joven en un accidente de motocicleta. Bandura fue Presidente de la APA en 1973 y recibió el Premio para las Contribuciones Científicas Distinguidas en 1980. Se mantiene en activo hasta el momento en la Universidad de Stanford. Elementos del Conductismo. Los métodos de que se vale el conductismo son totalmente objetivos; es decir, en ellos no queda ni rastro de introspección. Sin embargo, estos métodos no son tan nuevos como podría pensarse, pues, en el fondo, han sido tomados de la biología, fisiología y psicología experimental. Debemos recordar aquí lo que se ha dicho, que Watson ha hecho sólo una psicología animal y que sus métodos son, en lo capital, procedimientos de ésta. No hay en Watson una exposición sistemática de aquéllos; por lo tanto, aquí nos apoyamos en sus indicaciones y en nuestras conjeturas. Son los siguientes: 1. º La observación objetiva, ya en forma directa (sin aparatos), ya en forma instrumental, y así superior. La observación debe combinarse siempre con una estadística de los casos observados. En la psicología animal tenemos la primera forma cuando observamos al animal en su vida salvaje, libre (en el campo); la segunda, cuando lo observamos en condiciones que sólo la cautividad puede ofrecer (aislado). Ambos procedimientos se complementan. 2. º Experimento, en el que podemos distinguir los procedimientos siguientes: A) Procedimiento del aprendizaje. Se hace aprender al animal una reacción mediante jaulas que hay que abrir con mecanismos más o menos complicados; o mediante laberintos que hay que saber recorrer (claro, construidos en forma de cajas). Aunque Watson no los cita, habría procedimientos análogos aplicables al hombre. B) Procedimientos que se basan en la conducta determinada por la organización del animal. Así, por ejemplo, se investiga qué conducta siguen los animales con respecto a la luz coloreada, y de aquí se concluye la organización del aparato visual del animal. C) Procedimiento de los reflejos condicionados por el hábito o la emoción. Este método, como ya se dijo, ha sido tomado del fisiólogo Pavlov que, como es sabido, estudió las secreciones gástricas del perro bajo determinadas condiciones psíquicas. El reflejo condicionado, en su variación, nos dará noticia objetiva; por lo tanto, según Watson, exacta, de muchas cosas que hasta ahora son sólo datos de conciencia en el hombre. Veamos este procedimiento aplicado a la psicología animal. Los umbrales diferenciales de altura del sonido pueden determinarse en el perro mediante la secreción salival. Para esto no es necesario más que tener un dispositivo para recoger la saliva segregada y acostumbrar al animal a que el alimento se le da cuando suena un silbato de una determinada altura. Ahora bien; siempre que oiga dicho silbato, el perro, así habituado, segregará saliva, aunque el alimento no aparezca. Variemos ahora el sonido haciendo un poco mayor la altura. ¿Qué pasará? Si el perro confunde este sonido con el primero, segregará saliva; si no lo confunde, no lo hará. De esta manera podemos determinar el número de vibraciones necesarias para que el perro no segregue ya saliva; es decir, determinaremos el umbral diferencial auditivo de altura en el perro. Claro que este método es aplicable al hombre, por ejemplo, en el dominio de la emoción.
  • 9. D) En el hombre se presenta aún el método de la respuesta verbal o reacción verbal. Sirvan de ejemplo los tests verbales usados en la psiquiatría. La reacción es también aquí fisiológica, pues el pensar mismo (como se ha dicho antes) se reduce para Watson a movimientos de la laringe. E) Por último, los diferentes tests o pruebas mentales usados en la psicología, pero entendidos en un sentido objetivista. Debemos pasar ahora a la crítica del conductismo. En ella es preciso considerar qué es lo insostenible y qué es lo válido en él. En cuanto a la crítica negativa, haremos ver sucesivamente: cómo el conductismo supone la psicología tradicional, cómo no da razón de los procesos de conciencia y cómo parte del supuesto inseguro de que la conciencia no es un factor de la conducta de los seres animales. Que el conductismo no se libra de la introspección y de la psicología tradicional, lo muestra el hecho de que habla de pensamiento, emoción y, en general, de estados mentales, y los proyecta en la periferia en forma de estados fisiológicos. Esto supone realmente una psicología introspectiva y una psicofisiología, porque para ello es preciso saber: 1. º, que existen dichos estados; 2. º, que se hallan en relación con determinados procesos fisiológicos. De otro modo no se hablaría más que de movimientos, contracciones, etc., y la psicología habría totalmente desaparecido. Si hay psicología en el conductismo es porque en él existe una introspección tácita. En cuanto al segundo punto, hay que poner de relieve que, aun cuando la conducta como sistema de reacciones fisiológicas estuviera totalmente estudiada, nos quedaría todavía el problema del aspecto interno de ésta, de la conciencia, del espíritu, que directa e inmediatamente conocemos. El conductismo no podrá jamás suplantar, como dice acertadamente Titchener, a la psicología tradicional introspectiva. En todo caso, ambos estudios se completarán. Por último, el conductismo supone que toda la conducta de los seres vivos puede interpretarse fisiológicamente, entendiendo por esto mecánicamente, y que la «imagen», a la inversa de lo que pensaba William James, no debe considerarse un factor de aquélla. No es dicha posición peculiar al conductismo; la hallamos también en todos los pensadores que intentan explicar la vida de los seres vivos como el funcionamiento de un mecanismo; en los mecanicistas, para quienes todo ha de reducirse en la biología a procesos físicos y químicos condicionados por la organización de los seres vivos. Jacques Loeb, el más ilustre representante actual de esta teoría, procediendo así, considera a los seres vivos como «máquinas químicas esencialmente de naturaleza coloidal» (20). Para los mecanicistas el ideal sería, pues, reducir todos los movimientos del ser vivo a reflejos, y éstos a movimientos simples inexplicables física y químicamente a los llamados tropismos; ideal, es cierto, ya que no ha sido realizado y está muy lejos de ser. Sin embargo, ante los datos irrecusables de la experiencia, se encuentra esta teoría con dificultades. Para obviarlas es preciso hacer modificaciones. Por una parte, los movimientos de los animales más simples exigen para ser explicados, aun dentro del mecanismo, conceptos que tienen su origen en la psicología, como los de sensibilidad diferencial y asociación de sensaciones, bajo el último de los cuales se reúnen las funciones psíquicas inferiores. Por otra, la conducta de los animales superiores, de los vertebrados, no parece fácilmente reductible a reflejos y a las cadenas de reflejos que constituyen los instintos, que son lo único que poseen los animales invertebrados. Los vertebrados, por el contrario, dotados de un cerebro análogo al del hombre, gozarían de una inteligencia sólo diferente en grado de la del último. Ahora bien;
  • 10. lo esencial es aquí lo que puede concebirse como una máquina, o pretende poder concebirse mecánicamente; lo otro, lo psíquico, quedará relegado a un lado como un residuo accesorio. Por esto, a pesar de todas las anteriores e importantes concesiones, se tiende a considerar dicho aspecto psíquico de la vida como el conductismo lo hacía, a la manera epifenomenista, como un añadido, como algo que en nada explica la conducta, como un mero acompañante de ésta, como su sombra. Y, sin embargo, cuando nos referimos a los animales superiores, es la tesis chocante. Por ejemplo: si el perro no sintiese dolor al quemarse, si fuese una mera máquina ¿huiría del fuego? Según la tesis que hemos expuesto habría que responder que sí. Pero para ser entonces consecuentes deberemos negar también que la vida mental de nuestros semejantes es un factor de su conducta, pues las mismas razones (analogía y epistemología, a base de nuestra interpretación instintiva) que nos llevan a suponer esto, son las que nos hacen pensar que en los animales sucede lo mismo. Ahora bien; si admitimos que los animales superiores tienen una vida psíquica que interviene en su conducta, la analogía gradual en la escala de los seres vivos (analogía justificada) nos llevará a concedérsela en diferente grado y extensión a todos, animales y plantas, y aun a entrever su posibilidad más allá de ellos, en la materia. Por lo demás, sería muy poco probable que el hombre fuese un ser único en el universo y que la conciencia, el espíritu como factor, surgiese en él de pronto, sin precursores ni compañeros. Analogía y probabilidad, a lo que se unen razones epistemológicas, nos llevan a dudar, pues, de la tesis mecanicista-epifenomenista-conductista. Pero, además: ¿es exacto que la vida, biológicamente considerada, pueda reducirse a mecánica? Éste fue, es cierto, el ideal de la ciencia del Renacimiento tal como se presenta a modo de programa en Descartes. Más hay que hacer notar que hoy comenzamos a apartarnos de dicho ideal teórico. Efectivamente, como ya se indicó en el capítulo V, en la actual biología se opone, a la concepción mecanicista, la vitalista. Debemos considerar brevemente ahora este neovitalismo. En su forma más simple se reduce a mostrar que en la vida hay mucho irreductible a la mecánica y que, por lo tanto, en aquélla debe existir algo más que mecanismo. Para otros más audaces (Bechterew, M. Rignano) sería éste algo más, una energía vital; término vago y que en la experiencia científica no parece admisible. Por último, para Hans Driesch se trata de un factor no espacial y director según fin. Así, la actividad de los seres vivos resultaría irreductible totalmente al mecanismo. Conductismo: no existen los estados mentales. Desde sus inicios a fines del siglo XIX, con la obra de Wilhem Wundt, la psicología tenía como objeto la mente y sus contenidos (sensaciones, sentimientos e imágenes). Pero, a comienzos del siglo XX, John B. Watson (1878-1958) fundó una nueva escuela que consideraba la conducta como el tema de estudio de la psicología. En los años 50, Skinner continuó y amplió el conductismo de Watson, radicalizando sus presupuestos. Difería de Watson en que los fenómenos internos, como las emociones o los sentimientos, debían ser totalmente excluidos. La psicología debía quedar restringida al estudio de la conducta observable, quedando excluida la mente, que en modo alguno se puede observar o medir. Los conductistas entendían la conducta como el conjunto de respuestas dadas por un organismo frente a determinados estímulos del medio. La psicología debía ser una ciencia natural que tuviera por
  • 11. objeto describir, predecir y controlar la conducta, no teniendo en cuenta los estados mentales ni siquiera como causa de la conciencia. El conductismo trata de reducir todos los fenómenos psicológicos en términos de estímulo-respuesta. Cualquier forma de comportamiento es analizada como una cadena de respuestas fisiológicas simples que pueden ser observadas y medidas. Los procesos que ocurren en la "caja negra" de la mente entre el estímulo y la respuesta no tienen ningún interés para la investigación psicológica, ya que es posible explicar la totalidad de la conducta sin referirse para nada a supuestos estados mentales. El conductismo de Watson y Skinner era un conductismo metodológico que trataba de trasladar a la psicología el método general de las ciencias naturales puramente empíricas. Pero ciertos filósofos de la mente, como Gilbert Ryle y Carl G. Hempel, lo convirtieron en un conductismo ontológico al negar positivamente la existencia de la mente. Para el conductismo lógico la mente no existe propiamente y el cerebro es irrelevante para el estudio de los fenómenos psicológicos. Todo lo mental se reduce a la conducta y a disposiciones para la conducta. La mente es sólo la aptitud y disposición a hacer un determinado tipo de cosas. Propugnan, en consecuencia, abandonar el lenguaje mentalista (es decir, términos como deseo, creencia, sentimiento o propósito) de las explicaciones psicológicas, siendo sustituido por un lenguaje descriptivo de los estímulos y respuestas, así como de las leyes que gobiernan la conducta. Así, por ejemplo, mi creencia de que va a llover consiste en hechos tales como que lleve puesto un impermeable y coja un paraguas cuando salgo a la calle. El conductismo Clásico: John Broadus Watson. En 1903, la Universidad de Chicago otorgó su primer título de Doctor de psicología a John Broadus Watson (1878-1958), diez años más tarde fundador del conductismo. Watson fue profesor de la Universidad de John Hopkins desde 1908 hasta 1920, en donde, por motivos personales, es obligado a abandonar su carrera académica, dedicándose a la psicología industrial y comercial. Aunque su sistema teórico queda terminado en sus años académicos, Watson sigió publicando obras de divulgación y síntesis, como por ejemplo, El conductismo (1925). Sus principales escritos son: en 1913, La psicología tal y como la ve el conductista (en Psycbol. Rev., 20, pp. 158-177), donde critica a la psicología del momento, proponiendo una psicología científica objetiva y experimental. Este artículo es de gran importancia pues recoge las ideas básicas de su sistema, las cuales había anunciado en un ciclo de conferencias en la Universidad de Columbia, un año antes, significando la inauguración oficial del conductismo. "Dénme una docena de niños sanos y bien formados y permítanme criarlos de acuerdo con mi entorno y me comprometo a escoger uno al azar y lo entrenaré para convertirlo en la clase de especialista que yo prefiera: médico, abogado, artista, hombre de negocios y hasta mendigo o ladrón, haciendo caso omiso de sus gustos, talentos, tendencias, capacidades, vocaciones y razas de sus antepasados" J. B. Watson en: Corbo Zabatel, Eduardo. (2007) Sujetos y aprendizajes. El conductismo se originó con la obra de John B. Watson, un psicólogo Americano. Watson afirmaba que la psicología no estaba interesada con la mente o con la conciencia humana. En lugar de ello la psicología estaría interesada solamente en nuestra conducta. De esta manera los hombres podrían ser estudiados objetivamente, como las ratas y los monos. La obra de Watson se basaba en los experimentos de Iván Pavlov, quien había estudiado las respuestas de los animales al
  • 12. condicionamiento. En el experimento mejor conocido de Pavlov hacía sonar una campana mientras alimentaba a varios perros. Hacía esto durante varias comidas. Cada vez que los perros escuchaban la campana sabían que se acercaba una comida y comenzarían a salivar. Luego Pavlov había sonar la campana sin traer comida, pero los perros todavía salivaban. Habían sido “condicionados” a salivar cada vez que escuchaban el sonido de la campana. Pavlov creía, como Watson iba después a enfatizar, que los seres humanos reaccionan al estímulo de la misma manera. Hoy el conductismo es asociado con el nombre de B.F. Skinner, quien edificó su reputación al comprobar las teorías de Watson en el laboratorio. Los estudios de Skinner le llevaron a rechazar el énfasis casi exclusivo de Watson sobre los reflejos y el condicionamiento. Él argumentaba que las personas responden a su ambiente, pero también operan sobre el ambiente para producir ciertas consecuencias. Skinner desarrolló la teoría del “condicionamiento operante,” la idea de que nos comportamos de la manera que lo hacemos porque este tipo de conducta ha tenido ciertas consecuencias en el pasado. Por ejemplo, si tu novia te da un beso cuando tú le das flores, probablemente le vas a dar flores cuando quieras un beso. Estarás actuando con la expectativa de una cierta recompensa. Sin embargo, al igual que Watson, Skinner negaba que la mente o los sentimientos jugaran algún rol en determinar la conducta. En lugar de ello, nuestra experiencia o nuestros reforzamientos determinan nuestra conducta. El conductismo se originó en el campo de la psicología, pero ha tenido una influencia mucho más amplia. Sus conceptos y sus métodos se usan en la educación, y muchos cursos de educación en la universidad se basan en las mismas concepciones acerca del hombre que sostiene el conductismo. El conductismo ha infiltrado la sociología, en la forma de sociobiología, la creencia que los valores morales están arraigados en la biología. ¿Cuáles son las presuposiciones del conductismo? 1. El conductismo es naturalista. Esto significa que el mundo material es la última realidad, y todo puede ser explicado en términos de leyes naturales. El hombre no tiene alma y no tiene mente, solo un cerebro que responde al estímulo externo. El conductismo enseña que el hombre no es nada más que una máquina que responde al condicionamiento. Un escritor ha resumido el conductismo de esta manera: “El principio central del conductismo es que todos los pensamientos, sentimientos e intenciones, todos ellos procesos mentales, no determinan lo que hacemos. Nuestra conducta es el producto de nuestro condicionamiento. Somos máquinas biológicas y no actuamos conscientemente; más bien reaccionamos al estímulo. La idea de que los hombres son “máquina biológicas” cuyas mentes no tienen ninguna influencia sobre sus acciones es contraria a la visión bíblica que el hombre es la misma imagen de Dios – la imagen de un Dios creativo, planificador y pensante. De hecho, Skinner llega hasta a decir que la mente y los procesos mentales son “metáforas y ficciones” y que “la conducta es simplemente parte de la biología del organismo.”Skinner también reconoce que su visión le quita al hombre su “libertad y dignidad,” sino insiste que el hombre como un ser espiritual no existe. 3 . Consecuentemente, el conductismo enseña que no somos responsables por nuestras acciones. Si somos meras máquinas, sin mentes o almas, reaccionando al estímulo y operando en nuestro ambiente para conseguir ciertos fines, entonces cualquier cosa que hagamos es inevitable. La sociobiología, un tipo de conductismo, compara al hombre con una computadora: Basura entra, basura sale. Esto también entra en conflicto con una cosmovisión Cristiana. Nuestras experiencias pasadas y nuestro ambiente sí afectan la manera en que actuamos, por supuesto, pero estos factores no pueden dar razón de todo cuanto hacemos. La Biblia enseña que somos básicamente criaturas pactales, no criaturas biológicas.
  • 13. Nuestro ambiente más cercano es Dios mismo, y respondemos más fundamentalmente a Él. Respondemos ya sea en obediencia a Su Palabra o en rebelión contra Su Palabra. 4. El conductismo es manipulador. Busca no solamente entender la conducta humana, sino predecirla y controlarla. A partir de sus teorías Skinner desarrolló la idea de “dar forma.” Al controlar las recompensas y los castigos puedes dar forma a la conducta de otra persona. Como psiquiatra una de las metas de Skinner es dar forma a la conducta de sus pacientes de manera que él o ella reaccionen de maneras más socialmente aceptables. Skinner es bastante claro de que sus teorías debieran ser usadas para guiar la conducta: “El análisis experimental de la conducta ha conducido a una tecnología efectiva, aplicable a la educación, la psicoterapia, y al diseño de las prácticas culturales en general, que será más efectiva cuando no esté compitiendo con prácticas que han tenido el apoyo injustificado de teorías mentalistas.” En otras palabras, Skinner quiere que el conductismo sea la base para manipular a los pacientes, los estudiantes y las sociedades en general. Las preguntas obvias, por supuesto, son: ¿Quién usará las herramientas? ¿Quién tirará de las cuerdas? ¿Quién manipulará la tecnología? Sin duda Skinner diría que solamente alguien entrenado en la teoría y la práctica conductista estaría calificado para “dar forma” a la conducta de otras personas. Pero esto es contrario a la visión Bíblica, la cual nos manda a amar a nuestro prójimo, no a manipularlo. En resumen, las consecuencias éticas del conductismo son grandes. El hombre es despojado de su responsabilidad, de su libertad y de su dignidad, y es reducido a un ser puramente biológico, para ser “moldeado” por aquellos que sean capaces de usar efectivamente las herramientas del conductismo.