SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 31
EL ROMANTICISMO
Formación del movimiento romántico Fue una renovación literaria y una nueva forma de entender la vida, el mundo , la política y el arte en general. Crisis de los ideales ilustrados Surge en Inglaterra y Alemania a finales del siglo XVIII y se extiende después por otros países de Europa y América. Triunfo de la burguesía. Influencia decisiva del idealismo alemán:
El YO es la realidad principal y absoluta Friedrich, Monje junto al mar (1808-1810)
Características generales del Romanticismo Friedrich, El árbol de los cuervos (1822)
Ruptura con el Neoclasicismo Rechazo de todo tipo de normas. Valoración de la pasión, los sentimientos y la intuición frente a la razón. Turner, Snowstorm (1842)
Individualismo Thomas Cole, El viaje de la vida (1842) Nueva concepción del YO. Valoración del individuo frente a la sociedad. Exaltación de la subjetividad y de la libertad personal en todos los ámbitos de la vida.
El deseo de alcanzar lo Absoluto es… El deseo de alcanzar lo eterno El deseo de fundirse y disolverse en algo más grande. El deseo de anular lo individual y lo diferente en cada uno. La apertura de los románticos al misterio y a lo sobrenatural que anidan en la esfera del subconsciente.
Búsqueda de lo absoluto                    VIII Cuando miro el azul horizonte  perderse a lo lejos, al través de una gasa de polvo dorado e inquieto, me parece posible arrancarme        del mísero suelo  y flotar con la niebla dorada       en átomos leves       cual ella deshecho. Cuando miro de noche en el fondo        oscuro del cielo las estrellas temblar, como ardientes       pupilas de fuego, me parece posible a do brillan        subir en un vuelo y anegarme en su luz, y con ellas        en lumbre encendido       fundirme en un beso. En el mar de la duda en que bogo       ni aun sé lo que creo; ¡sin embargo, estas ansias me dicen        que yo llevo algo       divino aquí dentro!... Gustavo Adolfo Bécquer Pintura de C.D. Friedrich, Moonlit landscape (1830-35)
  I En los ecos del órgano o en el rumor del viento,en el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,te adivinaba en todo y en todo te buscaba,sin encontrarte nunca.Quizás después te ha hallado, te ha hallado y te ha perdidootra vez, de la vida en la batalla ruda,ya que sigue buscándote y te adivina en todo,sin encontrarte nunca.Pero sabe que existes y no eres vano sueño,hermosura sin nombre, pero perfecta y única;por eso vive triste, porque te busca siempresin encontrarte nunca.                                                     Rosalía de Castro J. Christian Dhal, Luna entre nubes
Thomas Cole, The Voyage of Life: Youth, 1842         II Yo no sé lo que busco eternamenteen la tierra, en el aire y en el cielo;yo no sé lo que busco, pero es algoque perdí no sé cuándo y que no encuentro,aun cuando sueñe que invisible habitaen todo cuanto toco y cuanto veo.Felicidad, no he volver a hallarteen la tierra, en el aire ni en el cielo,¡aun cuando sé que existesy no eres vano sueño! Rosalía de Castro
Rebeldía y deseo de libertad Defensa de la libertad en todos los ámbitos de la vida. Sentimiento de libertad personal: principal valor de la condición humana. “Que es mi barco mi tesoro,que es mi dios la libertad,mi ley, la fuerza y el viento,mi única patria, la mar.” Canción del pirata Espronceda Delacroix, La Libertad conduciendo al pueblo (1830)
Deseo de evasión Huida hacia otros mundos creados por la imaginación del artista. Rechazo de la realidad. Evasión en el espacio: lugares exóticos. Evasión en el tiempo: el pasado, la Edad Media Evasión en el mundo del sueño. El misterio, lo desconocido, lo raro, lo esotérico y lo paranormal: caminos hacia lo Absoluto. Lo misterioso se refleja en la estética y en la escenografía.
Deseo de evasión C.D.Friedrich, Cementerio del claustro en la nieve
Temas Füssli, The Nightmare1781
La Historia Fuente de inspiración y respuesta al deseo de evasión La Edad Media, el mundo árabe y el Siglo de Oro
Las costumbres y el folklore Domínguez Bécquer,  Zapatero en el portal
El amor      Amor sentimental  Hoy la tierra y los cielos me sonríen; hoy llega al fondo de mi alma el sol; hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado... ¡Hoy creo en Dios! 	Gustavo Adolfo Bécquer
La pasión Aquí estoy en la barca triste y sola aguardando a mi amado noche y día; llega a mis pies la espuma de la ola, y huye otra vez, cual la esperanza mía. ¡Blanca y ligera espuma transparente, ilusión, esperanza, desvarío, como hielas mis pies con tu rocío el desencanto hiela nuestra mente! Tampoco es el mar adonde él mora, ni en la tierra quizás mi amor existe; ¡Ay! dime si en la tierra te escondiste o si dentro del mar estás ahora. Porque es mucho dolor que siempre ignores que yo te quiero ver, que yo te llamo sólo para decirte que te amo, ¡que eres siempre el amor de mis amores!Carolina Coronado
El amor imposible Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué, aunque sentí al hacerlo que la vida       me arrancaba con él.    Del altar que le alcé en el alma mía la voluntad su imagen arrojó,  y la luz de la fe que en ella ardía        ante el ara desierta se apagó.    Aún para combatir mi firme empeño viene a mi mente su visión tenaz... ¡Cuándo podré dormir con ese sueño        en que acaba el soñar! 				Gustavo A. Bécquer
Imagen de la mujer Madrazo, Condesa de Vílchez (1853) Tu pupila es azul, y cuando ríes su claridad suave me recuerda  el trémulo fulgor de la mañana        que en el mar se refleja.  Tu pupila es azul, y cuando lloras las transparentes lágrimas en ella  se me figuran gotas de rocío        sobre una violeta.  Tu pupila es azul, y si en su fondo como un punto de luz radia una idea,  me parece en el cielo de la tarde        ¡una perdida estrella! G. A. Bécquer
La muerte FÜSSLI, John Henry,Lady Macbeth with the Daggers1812
La preocupación social y política Antonio Gisbert, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (1888)
Helos allí: junto a la mar bravíacadáveres están ¡ay! los que fueronhonra del libre, y con su muerte dieronalmas al cielo, a España nombradía.Ansia de patria y libertad henchíasus nobles pechos que jamás temieron,y las costas de Málaga los vieroncual sol de gloria en desdichado día.Españoles, llorad; mas vuestro llantolágrimas de dolor y sangre sean,sangre que ahogue a siervos y opresores,y los viles tiranos con espantosiempre delante amenazando veanalzarse sus espectros vengadores. José de Espronceda
Los escenarios románticos Friedrich, El océano glacial (1823)
Naturaleza dinámica La naturaleza es representada en forma dramática, en movimiento y con preferencia por la ambientación nocturna y crepuscular
La naturaleza en sus formas más agrestes y sombrías Olas gigantes que os rompéis bramando en las playas desiertas y remotas, envuelto entre la sábana de espumas,        ¡llevadme con vosotras!    Ráfagas de huracán, que arrebatáis del alto bosque las marchitas hojas, arrastrado en el ciego torbellino,        ¡llevadme con vosotras! Nubes de tempestad que rompe el rayo y en fuego ornáis las desprendidas orlas, arrebatado entre la niebla obscura,        ¡llevadme con vosotras! Llevadme, por piedad, adonde el vértigo con la razón me arranque la memoria...  ¡Por piedad!... ¡Tengo miedo de quedarme        con mi dolor a solas! G. A. Bécquer
La noche
Ruinas medievales y cementerios Gusto por el misterio y lo sobrenatural
Psicología del hombre romántico Lord Byron José de Espronceda
El hombre romántico se caracteriza por: Su espíritu individualista: el mundo externo es una mera proyección subjetiva. Por su aislamiento y soledad. Por su ansia de libertad. El genio creador La angustia metafísica, desazón vital. Sentir la vida como un problema insoluble. Sentir que la realidad no responde a sus ilusiones. El deseo de evasión.
El héroe romántico Personaje de origen desconocido o misterioso. Apasionado, orgulloso, enamorado, caballeroso y noble. A veces perseguido por la fatalidad. Puede ser también un proscrito, perseguido por un destino adverso. Puede ser seductor y algodiabólico.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Tópicos literarios
Tópicos literariosTópicos literarios
Tópicos literariosalmujarillo
 
Poesia de-vanguardia, Grupo 3
Poesia de-vanguardia, Grupo 3 Poesia de-vanguardia, Grupo 3
Poesia de-vanguardia, Grupo 3 anik5390
 
Miguel hernández y la naturaleza
Miguel hernández y la naturalezaMiguel hernández y la naturaleza
Miguel hernández y la naturalezaanazarbega
 
La obra poética de miguel hernández
La obra poética de miguel hernándezLa obra poética de miguel hernández
La obra poética de miguel hernándezanazarbega
 
El amor en la poesía de miguel
El amor en la poesía de miguelEl amor en la poesía de miguel
El amor en la poesía de miguelanazarbega
 
Los tópicos literarios
Los tópicos literariosLos tópicos literarios
Los tópicos literariosSilvia Lugilde
 
LaestéTicadel Absurdo En Albert Camus
LaestéTicadel Absurdo En Albert CamusLaestéTicadel Absurdo En Albert Camus
LaestéTicadel Absurdo En Albert CamusIzaskun Uzkudun
 
Análisis de altazor canto i y ii
Análisis de altazor canto i y iiAnálisis de altazor canto i y ii
Análisis de altazor canto i y iiFelipe Fuentealba
 
Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"
Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"
Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"Ana Martínez García
 
Lirica renacentista p.p
Lirica renacentista p.pLirica renacentista p.p
Lirica renacentista p.ppilar ferrin
 
Amor y viaje en la literatura
Amor y viaje en la literaturaAmor y viaje en la literatura
Amor y viaje en la literaturaAlejandra Burgos
 

La actualidad más candente (20)

Tópicos literarios
Tópicos literariosTópicos literarios
Tópicos literarios
 
Tópicos literarios primero medio
Tópicos literarios primero medioTópicos literarios primero medio
Tópicos literarios primero medio
 
Claves poéticas de las flores del mal
Claves poéticas de las flores del malClaves poéticas de las flores del mal
Claves poéticas de las flores del mal
 
Poesia de-vanguardia, Grupo 3
Poesia de-vanguardia, Grupo 3 Poesia de-vanguardia, Grupo 3
Poesia de-vanguardia, Grupo 3
 
Miguel hernández y la naturaleza
Miguel hernández y la naturalezaMiguel hernández y la naturaleza
Miguel hernández y la naturaleza
 
Te amo colombia
Te amo colombiaTe amo colombia
Te amo colombia
 
La obra poética de miguel hernández
La obra poética de miguel hernándezLa obra poética de miguel hernández
La obra poética de miguel hernández
 
Sabina
SabinaSabina
Sabina
 
El amor en la poesía de miguel
El amor en la poesía de miguelEl amor en la poesía de miguel
El amor en la poesía de miguel
 
Los tópicos literarios
Los tópicos literariosLos tópicos literarios
Los tópicos literarios
 
LaestéTicadel Absurdo En Albert Camus
LaestéTicadel Absurdo En Albert CamusLaestéTicadel Absurdo En Albert Camus
LaestéTicadel Absurdo En Albert Camus
 
Exposición altazor
Exposición altazorExposición altazor
Exposición altazor
 
Análisis de altazor canto i y ii
Análisis de altazor canto i y iiAnálisis de altazor canto i y ii
Análisis de altazor canto i y ii
 
Tópicos literarios
Tópicos literariosTópicos literarios
Tópicos literarios
 
Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"
Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"
Tópicos "Vita Teatrum" y "La Vida Como Sueño"
 
Lirica renacentista p.p
Lirica renacentista p.pLirica renacentista p.p
Lirica renacentista p.p
 
Amor y viaje en la literatura
Amor y viaje en la literaturaAmor y viaje en la literatura
Amor y viaje en la literatura
 
Presentación Tópicos
Presentación TópicosPresentación Tópicos
Presentación Tópicos
 
Simbolistas
SimbolistasSimbolistas
Simbolistas
 
Tópicos literarios
Tópicos literarios Tópicos literarios
Tópicos literarios
 

Similar a El romanticismo

Similar a El romanticismo (20)

La EstéTica RomáNtica1
La EstéTica RomáNtica1La EstéTica RomáNtica1
La EstéTica RomáNtica1
 
Rosamel Del Valle
Rosamel Del ValleRosamel Del Valle
Rosamel Del Valle
 
Proyecto romanticismo! literatura
Proyecto romanticismo! literaturaProyecto romanticismo! literatura
Proyecto romanticismo! literatura
 
La generación del 27
La generación del 27La generación del 27
La generación del 27
 
3° medio-PPT-vanguardias-literarias (1).pptx
3° medio-PPT-vanguardias-literarias (1).pptx3° medio-PPT-vanguardias-literarias (1).pptx
3° medio-PPT-vanguardias-literarias (1).pptx
 
Romanticismo y realismo
Romanticismo y realismoRomanticismo y realismo
Romanticismo y realismo
 
Romanticismo y realismo
Romanticismo y realismoRomanticismo y realismo
Romanticismo y realismo
 
Romanticismo y realismo
Romanticismo y realismoRomanticismo y realismo
Romanticismo y realismo
 
Antología Generación del 27
Antología Generación del 27Antología Generación del 27
Antología Generación del 27
 
Vanguardismo Literario
Vanguardismo LiterarioVanguardismo Literario
Vanguardismo Literario
 
La estetica romantica
La estetica romanticaLa estetica romantica
La estetica romantica
 
Corriente literaria vanguardista
Corriente literaria vanguardistaCorriente literaria vanguardista
Corriente literaria vanguardista
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 
Vanguardia 120317235121-phpapp02
Vanguardia 120317235121-phpapp02Vanguardia 120317235121-phpapp02
Vanguardia 120317235121-phpapp02
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 
Vanguardia
VanguardiaVanguardia
Vanguardia
 

Más de elisapg

Ud repaso gramática de 1º
Ud repaso gramática de 1ºUd repaso gramática de 1º
Ud repaso gramática de 1ºelisapg
 
El texto
El textoEl texto
El textoelisapg
 
La poesía española desde 1939
La poesía española desde 1939La poesía española desde 1939
La poesía española desde 1939elisapg
 
El diálogo teatral
El diálogo teatralEl diálogo teatral
El diálogo teatralelisapg
 
El teatro español hasta la guerra civil
El teatro español hasta la guerra civilEl teatro español hasta la guerra civil
El teatro español hasta la guerra civilelisapg
 
Los géneros literarios
Los géneros literariosLos géneros literarios
Los géneros literarioselisapg
 
El drama romántico
El drama románticoEl drama romántico
El drama románticoelisapg
 
Realismo y naturalismo
Realismo y naturalismoRealismo y naturalismo
Realismo y naturalismoelisapg
 
Crónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciadaCrónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciadaelisapg
 
Renacimiento
RenacimientoRenacimiento
Renacimientoelisapg
 
Salinas y la voz
Salinas y la vozSalinas y la voz
Salinas y la vozelisapg
 
Garcilaso De La Vega
Garcilaso De La VegaGarcilaso De La Vega
Garcilaso De La Vegaelisapg
 
Fray Luis
Fray LuisFray Luis
Fray Luiselisapg
 
La Novela Hispanoamericana
La Novela HispanoamericanaLa Novela Hispanoamericana
La Novela Hispanoamericanaelisapg
 
La Novela EspañOla Desde 1939
La Novela EspañOla Desde 1939La Novela EspañOla Desde 1939
La Novela EspañOla Desde 1939elisapg
 
La PoesíA Del Renacimiento
La PoesíA Del RenacimientoLa PoesíA Del Renacimiento
La PoesíA Del Renacimientoelisapg
 
NarracióN, DescripcióN Y DiáLogo
NarracióN, DescripcióN Y DiáLogoNarracióN, DescripcióN Y DiáLogo
NarracióN, DescripcióN Y DiáLogoelisapg
 
El Renacimiento
El RenacimientoEl Renacimiento
El Renacimientoelisapg
 
Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1elisapg
 
Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1elisapg
 

Más de elisapg (20)

Ud repaso gramática de 1º
Ud repaso gramática de 1ºUd repaso gramática de 1º
Ud repaso gramática de 1º
 
El texto
El textoEl texto
El texto
 
La poesía española desde 1939
La poesía española desde 1939La poesía española desde 1939
La poesía española desde 1939
 
El diálogo teatral
El diálogo teatralEl diálogo teatral
El diálogo teatral
 
El teatro español hasta la guerra civil
El teatro español hasta la guerra civilEl teatro español hasta la guerra civil
El teatro español hasta la guerra civil
 
Los géneros literarios
Los géneros literariosLos géneros literarios
Los géneros literarios
 
El drama romántico
El drama románticoEl drama romántico
El drama romántico
 
Realismo y naturalismo
Realismo y naturalismoRealismo y naturalismo
Realismo y naturalismo
 
Crónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciadaCrónica de una muerte anunciada
Crónica de una muerte anunciada
 
Renacimiento
RenacimientoRenacimiento
Renacimiento
 
Salinas y la voz
Salinas y la vozSalinas y la voz
Salinas y la voz
 
Garcilaso De La Vega
Garcilaso De La VegaGarcilaso De La Vega
Garcilaso De La Vega
 
Fray Luis
Fray LuisFray Luis
Fray Luis
 
La Novela Hispanoamericana
La Novela HispanoamericanaLa Novela Hispanoamericana
La Novela Hispanoamericana
 
La Novela EspañOla Desde 1939
La Novela EspañOla Desde 1939La Novela EspañOla Desde 1939
La Novela EspañOla Desde 1939
 
La PoesíA Del Renacimiento
La PoesíA Del RenacimientoLa PoesíA Del Renacimiento
La PoesíA Del Renacimiento
 
NarracióN, DescripcióN Y DiáLogo
NarracióN, DescripcióN Y DiáLogoNarracióN, DescripcióN Y DiáLogo
NarracióN, DescripcióN Y DiáLogo
 
El Renacimiento
El RenacimientoEl Renacimiento
El Renacimiento
 
Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1
 
Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1Los TóPicos Literarios1
Los TóPicos Literarios1
 

Último

Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024sergeycrastz06
 
MINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docx
MINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docxMINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docx
MINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docxLorenaHualpachoque
 
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónTEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónVasallo1
 
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOcialesTema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOcialesChema R.
 
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docxcuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docxANDREAGRACEDURANSALA
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaLecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaAlejandrino Halire Ccahuana
 
a propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionesa propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionessubfabian
 
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptxGOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptxJaimeAlvarado78
 
Los caminos del saber matematicas 7°.pdf
Los caminos del saber matematicas 7°.pdfLos caminos del saber matematicas 7°.pdf
Los caminos del saber matematicas 7°.pdfandioclex
 
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdfEdiciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptxJunkotantik
 
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuaniSíndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuanishflorezg
 
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 
4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx
4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx
4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptxnelsontobontrujillo
 
PLAN LECTOR QUINTO 2023 educación primaria de menores Quinto grado
PLAN LECTOR QUINTO 2023  educación primaria de menores Quinto gradoPLAN LECTOR QUINTO 2023  educación primaria de menores Quinto grado
PLAN LECTOR QUINTO 2023 educación primaria de menores Quinto gradoSantosprez2
 
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 

Último (20)

Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
 
Power Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanzaPower Point : Motivados por la esperanza
Power Point : Motivados por la esperanza
 
MINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docx
MINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docxMINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docx
MINEDU BASES JUEGOS ESCOLARES DEPORTIVOS PARADEPORTIVOS 2024.docx
 
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilizaciónTEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
TEMA EGIPTO.pdf. Presentación civilización
 
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOcialesTema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
 
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docxcuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
cuadernillo_cuentos_de_los_valores_elprofe20 (1).docx
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
 
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaLecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
 
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdfSesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
Sesión de clase Motivados por la esperanza.pdf
 
a propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionesa propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definiciones
 
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptxGOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
 
Los caminos del saber matematicas 7°.pdf
Los caminos del saber matematicas 7°.pdfLos caminos del saber matematicas 7°.pdf
Los caminos del saber matematicas 7°.pdf
 
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdfEdiciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D  Ccesa007.pdf
Ediciones Previas Proyecto de Innovacion Pedagogica ORIGAMI 3D Ccesa007.pdf
 
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
2. Entornos Virtuales de Aprendizaje.pptx
 
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuaniSíndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
 
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx
4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx
4. MATERIALES QUE SE EMPLEAN EN LAS ESTRUCTURAS.pptx
 
PLAN LECTOR QUINTO 2023 educación primaria de menores Quinto grado
PLAN LECTOR QUINTO 2023  educación primaria de menores Quinto gradoPLAN LECTOR QUINTO 2023  educación primaria de menores Quinto grado
PLAN LECTOR QUINTO 2023 educación primaria de menores Quinto grado
 
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO SOPA DE LETRAS OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx
¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx
¿Que es Fuerza? online 2024 Repaso CRECE.pptx
 

El romanticismo

  • 2. Formación del movimiento romántico Fue una renovación literaria y una nueva forma de entender la vida, el mundo , la política y el arte en general. Crisis de los ideales ilustrados Surge en Inglaterra y Alemania a finales del siglo XVIII y se extiende después por otros países de Europa y América. Triunfo de la burguesía. Influencia decisiva del idealismo alemán:
  • 3. El YO es la realidad principal y absoluta Friedrich, Monje junto al mar (1808-1810)
  • 4. Características generales del Romanticismo Friedrich, El árbol de los cuervos (1822)
  • 5. Ruptura con el Neoclasicismo Rechazo de todo tipo de normas. Valoración de la pasión, los sentimientos y la intuición frente a la razón. Turner, Snowstorm (1842)
  • 6. Individualismo Thomas Cole, El viaje de la vida (1842) Nueva concepción del YO. Valoración del individuo frente a la sociedad. Exaltación de la subjetividad y de la libertad personal en todos los ámbitos de la vida.
  • 7. El deseo de alcanzar lo Absoluto es… El deseo de alcanzar lo eterno El deseo de fundirse y disolverse en algo más grande. El deseo de anular lo individual y lo diferente en cada uno. La apertura de los románticos al misterio y a lo sobrenatural que anidan en la esfera del subconsciente.
  • 8. Búsqueda de lo absoluto VIII Cuando miro el azul horizonte perderse a lo lejos, al través de una gasa de polvo dorado e inquieto, me parece posible arrancarme       del mísero suelo y flotar con la niebla dorada       en átomos leves       cual ella deshecho. Cuando miro de noche en el fondo       oscuro del cielo las estrellas temblar, como ardientes       pupilas de fuego, me parece posible a do brillan       subir en un vuelo y anegarme en su luz, y con ellas       en lumbre encendido       fundirme en un beso. En el mar de la duda en que bogo       ni aun sé lo que creo; ¡sin embargo, estas ansias me dicen       que yo llevo algo       divino aquí dentro!... Gustavo Adolfo Bécquer Pintura de C.D. Friedrich, Moonlit landscape (1830-35)
  • 9.   I En los ecos del órgano o en el rumor del viento,en el fulgor de un astro o en la gota de lluvia,te adivinaba en todo y en todo te buscaba,sin encontrarte nunca.Quizás después te ha hallado, te ha hallado y te ha perdidootra vez, de la vida en la batalla ruda,ya que sigue buscándote y te adivina en todo,sin encontrarte nunca.Pero sabe que existes y no eres vano sueño,hermosura sin nombre, pero perfecta y única;por eso vive triste, porque te busca siempresin encontrarte nunca. Rosalía de Castro J. Christian Dhal, Luna entre nubes
  • 10. Thomas Cole, The Voyage of Life: Youth, 1842         II Yo no sé lo que busco eternamenteen la tierra, en el aire y en el cielo;yo no sé lo que busco, pero es algoque perdí no sé cuándo y que no encuentro,aun cuando sueñe que invisible habitaen todo cuanto toco y cuanto veo.Felicidad, no he volver a hallarteen la tierra, en el aire ni en el cielo,¡aun cuando sé que existesy no eres vano sueño! Rosalía de Castro
  • 11. Rebeldía y deseo de libertad Defensa de la libertad en todos los ámbitos de la vida. Sentimiento de libertad personal: principal valor de la condición humana. “Que es mi barco mi tesoro,que es mi dios la libertad,mi ley, la fuerza y el viento,mi única patria, la mar.” Canción del pirata Espronceda Delacroix, La Libertad conduciendo al pueblo (1830)
  • 12. Deseo de evasión Huida hacia otros mundos creados por la imaginación del artista. Rechazo de la realidad. Evasión en el espacio: lugares exóticos. Evasión en el tiempo: el pasado, la Edad Media Evasión en el mundo del sueño. El misterio, lo desconocido, lo raro, lo esotérico y lo paranormal: caminos hacia lo Absoluto. Lo misterioso se refleja en la estética y en la escenografía.
  • 13. Deseo de evasión C.D.Friedrich, Cementerio del claustro en la nieve
  • 14. Temas Füssli, The Nightmare1781
  • 15. La Historia Fuente de inspiración y respuesta al deseo de evasión La Edad Media, el mundo árabe y el Siglo de Oro
  • 16. Las costumbres y el folklore Domínguez Bécquer, Zapatero en el portal
  • 17. El amor Amor sentimental  Hoy la tierra y los cielos me sonríen; hoy llega al fondo de mi alma el sol; hoy la he visto..., la he visto y me ha mirado... ¡Hoy creo en Dios! Gustavo Adolfo Bécquer
  • 18. La pasión Aquí estoy en la barca triste y sola aguardando a mi amado noche y día; llega a mis pies la espuma de la ola, y huye otra vez, cual la esperanza mía. ¡Blanca y ligera espuma transparente, ilusión, esperanza, desvarío, como hielas mis pies con tu rocío el desencanto hiela nuestra mente! Tampoco es el mar adonde él mora, ni en la tierra quizás mi amor existe; ¡Ay! dime si en la tierra te escondiste o si dentro del mar estás ahora. Porque es mucho dolor que siempre ignores que yo te quiero ver, que yo te llamo sólo para decirte que te amo, ¡que eres siempre el amor de mis amores!Carolina Coronado
  • 19. El amor imposible Como se arranca el hierro de una herida su amor de las entrañas me arranqué, aunque sentí al hacerlo que la vida       me arrancaba con él.    Del altar que le alcé en el alma mía la voluntad su imagen arrojó, y la luz de la fe que en ella ardía        ante el ara desierta se apagó.    Aún para combatir mi firme empeño viene a mi mente su visión tenaz... ¡Cuándo podré dormir con ese sueño       en que acaba el soñar! Gustavo A. Bécquer
  • 20. Imagen de la mujer Madrazo, Condesa de Vílchez (1853) Tu pupila es azul, y cuando ríes su claridad suave me recuerda el trémulo fulgor de la mañana        que en el mar se refleja.  Tu pupila es azul, y cuando lloras las transparentes lágrimas en ella se me figuran gotas de rocío        sobre una violeta.  Tu pupila es azul, y si en su fondo como un punto de luz radia una idea, me parece en el cielo de la tarde       ¡una perdida estrella! G. A. Bécquer
  • 21. La muerte FÜSSLI, John Henry,Lady Macbeth with the Daggers1812
  • 22. La preocupación social y política Antonio Gisbert, Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga (1888)
  • 23. Helos allí: junto a la mar bravíacadáveres están ¡ay! los que fueronhonra del libre, y con su muerte dieronalmas al cielo, a España nombradía.Ansia de patria y libertad henchíasus nobles pechos que jamás temieron,y las costas de Málaga los vieroncual sol de gloria en desdichado día.Españoles, llorad; mas vuestro llantolágrimas de dolor y sangre sean,sangre que ahogue a siervos y opresores,y los viles tiranos con espantosiempre delante amenazando veanalzarse sus espectros vengadores. José de Espronceda
  • 24. Los escenarios románticos Friedrich, El océano glacial (1823)
  • 25. Naturaleza dinámica La naturaleza es representada en forma dramática, en movimiento y con preferencia por la ambientación nocturna y crepuscular
  • 26. La naturaleza en sus formas más agrestes y sombrías Olas gigantes que os rompéis bramando en las playas desiertas y remotas, envuelto entre la sábana de espumas,        ¡llevadme con vosotras!    Ráfagas de huracán, que arrebatáis del alto bosque las marchitas hojas, arrastrado en el ciego torbellino,        ¡llevadme con vosotras! Nubes de tempestad que rompe el rayo y en fuego ornáis las desprendidas orlas, arrebatado entre la niebla obscura,        ¡llevadme con vosotras! Llevadme, por piedad, adonde el vértigo con la razón me arranque la memoria... ¡Por piedad!... ¡Tengo miedo de quedarme       con mi dolor a solas! G. A. Bécquer
  • 28. Ruinas medievales y cementerios Gusto por el misterio y lo sobrenatural
  • 29. Psicología del hombre romántico Lord Byron José de Espronceda
  • 30. El hombre romántico se caracteriza por: Su espíritu individualista: el mundo externo es una mera proyección subjetiva. Por su aislamiento y soledad. Por su ansia de libertad. El genio creador La angustia metafísica, desazón vital. Sentir la vida como un problema insoluble. Sentir que la realidad no responde a sus ilusiones. El deseo de evasión.
  • 31. El héroe romántico Personaje de origen desconocido o misterioso. Apasionado, orgulloso, enamorado, caballeroso y noble. A veces perseguido por la fatalidad. Puede ser también un proscrito, perseguido por un destino adverso. Puede ser seductor y algodiabólico.