SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 36
Mi alma te busca a ti,
Dios mío.
Capítulo # 1, EL CREDO.
1
INTRODUCCIÓN:
• Lectura de la Biblia:
– Hch. 14, 15-17
• Rom. 1, 19-20
• Hch. 17, 26-28
2
ORACIÓN:
• Señor:
Como busca la cierva las corrientes de
agua, así mi alma te busca a Ti, Dios mío,
Tengo sed de Ti que eres fuente de vida.
¿Cuándo me encontraré cara a cara
contigo?
Señor, quiero sentirte cerca en mi vida, y
conocerte más y mejor. Muchos me dicen:
“Tu Dios no existe", Es solo una palabra
vacía. Otros sin decirlo, lo pregonan con sus
obras y viven de espaldas a Ti.
Continúa…… 3
4
De pequeño te alababa con sencillez,
hablaba contigo y estaba seguro de
que me escuchabas, pero ha pasado el
tiempo y me voy sintiendo otro, crecen
las dificultades y, a veces, me olvido de
Ti, pero tu sigues siendo el mismo de
siempre.
No me olvides Señor, en medio de mis
luchas y temores, no dejes que me
sienta solo y abrumado. Esta es mi
súplica en esta tarde. Sé tu mi fuerza,
mi luz y mi salvación.
Amen
Fuentes de Estudio
• 1.- En el Catecismo de la Iglesia
Católica, numerales del 27 al 49.
• En el Compendio del Catecismo de
la Iglesia Católica preguntas de la 1
a la 5
5
CATEQUESIS:
• Ser humano es buscar a
Dios. A través de la historia
hasta el momento presente,
las creencias y prácticas
religiosas expresan la
búsqueda del hombre por
Dios.
6
Como criaturas hechas a
imagen y semejanza de Dios, a
cada uno de nosotros se nos
ha dado una mente para
buscar la verdad, y un corazón
que desea un amor
incondicional y clemente. Estos
deseos humanos básicos son
últimamente cumplidos en
Dios, quien es verdad y amor 7
8
Nuestro deseo de
conocer y entender la fe
católica, es nuestro
caminar hacia Dios a
través de su hijo
Jesucristo en el poder del
Espíritu Santo
9
Nuestro deseo por Dios
es también una invitación
de unirnos en nuestro
caminar común dentro de
la Iglesia, el cuerpo de
Cristo experimentada
como la comunidad viva
de los creyentes.
10
Todos deseamos vivir una
vida humana más completa.
Como seres humanos somos
seres religiosos con un
anhelo por lo infinito; este
deseo de Dios está inscrito
en cada corazón humano,
porque somos creados por
Dios y para la comunión con
Dios
11
La dignidad de cada ser
humano descansa en el
hecho de que no
solamente buscamos a
Dios, sino que Dios por
su infinito amor, nos
invita a entrar en una
relación personal con Él
12
Solamente en Dios
encontramos la verdad y la
alegría completa que
seguimos buscando.
Encontrar la verdad y la
alegría en Dios, es encontrar
la plenitud de nuestro deseo
humano de autorrealización,
en la verdad, el amor y la
alegría
Lea la Lección de Fe
• La Búsqueda de Una Mujer
– Páginas 3 y 4 del Catecismo para
Adultos.
– Catecismo Católico de los Estados
Unidos para los Adultos.
– Reflexión: ¿Cómo ilustra la lección de
Fe el tema de esta sesión?
13
APLICACIÓN A LA
CULTURA
• Discusión:
• 1.- Discutir sobre diferentes formas
en que los seres humanos tendemos
a buscar la felicidad separados de
Dios (CIC n.29)
• Identificar algunos caminos ilusorios
hacia la felicidad que nos ofrece la
cultura popular actual.
14
15
2.- ¿Cómo sabemos que
nuestra búsqueda por la
auténtica felicidad humana es
una búsqueda de unión con
Dios? (CIC ns. Del 27 al 30)
3.- ¿Dónde podemos
encontrar evidencias del deseo
de Dios por nuestra felicidad
humana? (CIC ns. Del 31 al
35)
16
4.- Comparta el caminar de su
búsqueda personal por Dios
hasta el momento presente.
5.- ¿Cómo puede usted ayudar
a otros concretamente (familia,
amigos y vecinos) a superar
sus dudas y temores en su
búsqueda de Dios?
ENSEÑANZAS:
• Dios ha colocado en cada corazón
humano un hambre y un anhelo por
lo infinito, por nada menos que Él
mismo.
• Solo en Dios encontramos la verdad,
la paz y la felicidad, las cuales nunca
cesaremos de buscar. Creados a
imagen de Dios, estamos llamados a
conocer y amar al Señor.
17
18
Se puede conocer a Dios con
certeza a través de sus obras
en la creación y de la
naturaleza espiritual de la
persona humana, bajo la luz de
la razón natural, aunque existen
muchas dificultades a la hora
de alcanzar este conocimiento
debido a la condición histórica y
pecaminosa de la humanidad.
19
Por medio de nuestra apertura al
bien y a la verdad, de nuestra
experiencia, de nuestro sentido de
bondad moral, de nuestra atención
a la voz de la conciencia y de
nuestro deseo de felicidad,
nosotros podemos discernir
nuestra alma espiritual y podemos
llegar a ver que esta solo pudo
tener su origen en Dios
20
Podemos hablar de Dios incluso si
nuestro limitado lenguaje no puede
agotar el misterio que es Él.
Aunque podemos llegar a conocer
algo de Dios por medio de nuestra
habilidad natural de razonar, existe
un conocimiento más profundo de
Dios que nos llega por medio de la
Revelación Divina
21
Para qué estamos en la Tierra?
Estamos en la Tierra para conocer y amar a
Dios, para hacer el bien según su voluntad y
para ir un día a la vida eterna. (CIC ns. 1-3,
358)
Ser hombre quiere decir: Venir de Dios e ir
hacia Dios. Tenemos un origen más remoto
que nuestros padres. Venimos de Dios, en
quien reside toda la felicidad del cielo y de la
Tierra. Y somos esperados en si
bienaventuranza eterna e ilimitada, mientras
tanto vivimos en el mundo y a veces
experimentamos la cercanía de nuestro
Creador.
22
Para que podamos encontrar el
camino de regreso a casa, Dios
nos ha enviado a su Hijo
Jesucristo, que nos ha liberado
del pecado, nos ha salvado de
todo mal y nos conduce
infaliblemente a la verdadera vida,
pues Él es el camino, la verdad y
la Vida (Jn. 14, 6 ) (CIC n. 285)
“La medida del amor, es amar sin
medida” San Francisco de Sales.
23
¡Dios nos creó por un amor libre y
desinteresado ¡
Cuando un hombre ama, su corazón se
desborda, le gustaría compartir su
alegría con los demás. Esto le viene de
su Creador. Pues aunque Dios es un
misterio, podemos sin embargo pensar
en Él al modo humano y afirmar: Nos
ha creado a partir de un
desbordamiento de su amor. Quería
compartir su alegría infinita con
nosotros, que somos criaturas de su
amor.
24
Dios ha puesto en nuestro
corazón el deseo de buscarle y
encontrarle. San Agustín dice:
“Nos hiciste, Señor, para Ti y
nuestro corazón andará
inquieto hasta que descanse
en Ti” Este deseo y búsqueda
de Dios lo denominamos:
Religión.
(CIC ns. 27-30)
25
Para el ser humano es natural buscar a
Dios. Todo su afán por la verdad y la
felicidad, es en definitiva, es una
búsqueda de aquello que lo sostiene
absolutamente, lo satisface
absolutamente y lo reclama
absolutamente. El hombre solo es
plenamente él mismo, cuando ha
encontrado a Dios, quien busca la
verdad y la felicidad, realmente está
buscando a Dios, ya sea o no
consciente de ello. (CIC ns. 5, 281-
285)
26
La razón humana puede conocer a
Dios con certeza
El mundo no puede tener su origen y su
meta en sí mismo. En todo lo que
existe hay más de lo que se ve. El
orden, la belleza y la evolución del
mundo señalan más allá de sí mismas,
en dirección a Dios. Todo hombre está
abierto al bien, a la verdad y a la
belleza. Oye dentro de sí la voz de la
conciencia, que le impulsa a ellos y le
alerta ante el mal. Quien sigue esta
pista razonablemente, encuentra a Dios
27
Conocer al Dios invisible es un
gran reto para el espíritu humano.
Muchos se acobardan ante él,
otros no quieren conocer a Dios,
porque ello supondría tener que
cambiar su vida. Quien dice que la
pregunta acerca de Dios carece de
sentido, porque no se puede
resolver objetivamente, se lo pone
demasiado fácil (CIC ns. 37-38,
357)
28
¿Podemos hablar con sentido
a cerca de Dios?
Aunque los hombres somos
limitados y la grandeza de Dios
es infinita ya que nunca cabe
en los conceptos humanos, no
obstante, podemos hablar de
Dios con certeza. (CIC ns, 39-
43, 48)
29
Para decir algo acerca de Dios,
utilizamos imágenes imperfectas y
representaciones limitadas. Cada
palabra sobre Dios, está por tanto
bajo la reserva de que nuestro
lenguaje no está a la altura de la
grandeza de Dios. Por eso
debemos purificar y perfeccionar,
una y otra vez, nuestra manera de
hablar de Dios.
MEDITACIÓN:
• ¿Dónde te encontré, que llegué a
conocerte? No estabas en mi
memoria antes de que supiera de Ti,
Entonces, ¿Dónde te encontré antes
de que te conociera, sino fue en Ti
mismo más allá de mi(….)
• ¡Tarde te amé hermosura tan
antigua, siempre nueva, tarde te
amé¡ (….)
30
31
Las cosas creadas me mantenían lejos de Ti;
y sin embargo, si no hubiera estado en Ti, no
habría existido. ¡Oh verdad eterna, verdadero
amor y amada eternidad. Tú eres mi Dios.
Por Ti suspiro día y noche. Tú estabas
conmigo, pero yo no estaba contigo. Las
cosas creadas me mantenían lejos de Ti. Me
llamaste, me gritaste y rompiste mi sordera.
Tú brillaste y disipaste mi ceguera. Te he
saboreado, y ahora tengo hambre y sed de
más. Me tocaste, y ardo por tu paz.
San Agustín. Las Confesiones
CONCLUSIONES:
32
Entre el Creador y la criatura no se puede
señalar una semejanza tal que la diferencia
entre ellos, no sea mayor todavía
IV Concilio de Letrán, 1215
Con el fin de que lo buscasen a Él, a ver si,
al menos a tientas, lo encontraban; aunque
no está lejos de cada uno de nosotros,
pues en Él vivimos, nos movemos y
existimos. Hch 17, 27-28a
33
La fuente de la alegría cristiana,
es la certeza de ser amado por
Dios, de ser amado
personalmente por nuestro
Creador…. Con un amor
apasionado y fiel, un amor que es
mayor que nuestra infidelidad y
nuestros pecados, con un amor
que perdura para siempre.
Benedicto XVI
01. 06. 2006
34
La más noble fuerza del hombre
es la razón y el fin más elevado de
la razón es el conocimiento de
Dios. San Alberto Magno.
De ahí procede que en
semejantes materias, los hombres
se persuadan fácilmente, de la
falsedad, o al menos la
incertidumbre de las cosas que no
quisieran que fuesen verdaderas.
Pio XII Human Generis.
35
El amor es la alegría ante el bien; el bien es
el único fundamento del amor y amar quiere
decir: Querer hacer el bien a alguien.
Santo Tomás de Aquino
Por “religión” se puede entender
genéricamente, una relación con la
Divinidad, un hombre religioso, reconoce
algo divino como el poder que le ha creado
y al que está orientado y quiere agradar a
esa Divinidad mediante su forma de vida
Anónimo.
Sugerencias de lecturas y
elementos de estudio
36
1. - A Time for Miracles (1980) DVD Video sobre
Santa Elizabeth Ann Seton
2. - Alma Power-Waters. Mother Seton and the
Sisters of Charity, Ignatius Press 2000.
3. - San Agustín, Confesiones
4.- Joseph Cardenal Ratzinger, Introducción a la
Cristiandad, Ignatius Press 2004
5.- Concilio Vaticano II, Constitución Pastoral
sobre la Iglesia en los Tiempos Modernos
6.- Concilio Vaticano II, Declaración sobre la
libertad Religiosa.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales feb. 2007
Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales  feb. 2007Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales  feb. 2007
Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales feb. 2007Estudiantes Urantia
 
VIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS EST
VIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS ESTVIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS EST
VIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS ESTFEDERICO ALMENARA CHECA
 
Diferentes aspectos del servicio a dios power point
Diferentes aspectos del servicio a dios power pointDiferentes aspectos del servicio a dios power point
Diferentes aspectos del servicio a dios power pointSebastian Di Lella
 
Dios te ama - San Juan Pablo ii
Dios te ama - San Juan Pablo iiDios te ama - San Juan Pablo ii
Dios te ama - San Juan Pablo iiRamón Rivas
 
No basta con Solo Oír la Palabra!!
No basta con Solo Oír la Palabra!!No basta con Solo Oír la Palabra!!
No basta con Solo Oír la Palabra!!Jonatan Diaz
 
Lectio Divina 1er Domingo de Cuaresma
Lectio Divina 1er Domingo de CuaresmaLectio Divina 1er Domingo de Cuaresma
Lectio Divina 1er Domingo de CuaresmaMaike Loes
 
Por que es tan difícil orar
Por que es tan difícil orarPor que es tan difícil orar
Por que es tan difícil orarJImpacto
 
Si dios no lo hace nadie lo hará
Si dios no lo hace   nadie lo haráSi dios no lo hace   nadie lo hará
Si dios no lo hace nadie lo haráJorge Vega Brenes
 
Como orar y ayunar eficazmente
Como  orar y ayunar eficazmenteComo  orar y ayunar eficazmente
Como orar y ayunar eficazmenteVictor Castro
 
Los Frutos De La OracióN
Los Frutos De La OracióNLos Frutos De La OracióN
Los Frutos De La OracióNguestae6faf
 
CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMA
CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMACELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMA
CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMAfederico almenara ramirez
 
Lección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática
Lección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela SabáticaLección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática
Lección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabáticajespadill
 

La actualidad más candente (18)

Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales feb. 2007
Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales  feb. 2007Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales  feb. 2007
Escrito 46 1 prevenciones y enseñanzas espirituales feb. 2007
 
FELIZ AÑO 2014
FELIZ  AÑO  2014FELIZ  AÑO  2014
FELIZ AÑO 2014
 
VIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS EST
VIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS ESTVIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS EST
VIGILIA DE PENTECONSTES. DEUS CARITAS EST
 
Quien soy yo
Quien soy yoQuien soy yo
Quien soy yo
 
Diferentes aspectos del servicio a dios power point
Diferentes aspectos del servicio a dios power pointDiferentes aspectos del servicio a dios power point
Diferentes aspectos del servicio a dios power point
 
Dios te ama - San Juan Pablo ii
Dios te ama - San Juan Pablo iiDios te ama - San Juan Pablo ii
Dios te ama - San Juan Pablo ii
 
S E R V I C I O D E L A A U T O R I D A D O B E D I E N C I A
S E R V I C I O  D E  L A  A U T O R I D A D  O B E D I E N C I AS E R V I C I O  D E  L A  A U T O R I D A D  O B E D I E N C I A
S E R V I C I O D E L A A U T O R I D A D O B E D I E N C I A
 
No basta con Solo Oír la Palabra!!
No basta con Solo Oír la Palabra!!No basta con Solo Oír la Palabra!!
No basta con Solo Oír la Palabra!!
 
Lectio Divina 1er Domingo de Cuaresma
Lectio Divina 1er Domingo de CuaresmaLectio Divina 1er Domingo de Cuaresma
Lectio Divina 1er Domingo de Cuaresma
 
Los dones de Dios
Los dones de DiosLos dones de Dios
Los dones de Dios
 
notas ellen white esc sab. 10/11/2012
notas ellen white esc sab. 10/11/2012notas ellen white esc sab. 10/11/2012
notas ellen white esc sab. 10/11/2012
 
Por que es tan difícil orar
Por que es tan difícil orarPor que es tan difícil orar
Por que es tan difícil orar
 
Si dios no lo hace nadie lo hará
Si dios no lo hace   nadie lo haráSi dios no lo hace   nadie lo hará
Si dios no lo hace nadie lo hará
 
Como orar y ayunar eficazmente
Como  orar y ayunar eficazmenteComo  orar y ayunar eficazmente
Como orar y ayunar eficazmente
 
Los Frutos De La OracióN
Los Frutos De La OracióNLos Frutos De La OracióN
Los Frutos De La OracióN
 
CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMA
CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMACELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMA
CELEBRACIÓN COMUNITARIA DE LA PENITENCIA PARA CUARESMA
 
Lección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática
Lección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela SabáticaLección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática
Lección 8 | Joven | La humildad de la sabiduría divina | Escuela Sabática
 
Fe text (2)
Fe text (2)Fe text (2)
Fe text (2)
 

Similar a La búsqueda humana de Dios

Newsletter Centro Apostolico
Newsletter Centro ApostolicoNewsletter Centro Apostolico
Newsletter Centro ApostolicoCentroApostolico
 
Dios te ama s. juan pablo ii
Dios te ama s. juan pablo iiDios te ama s. juan pablo ii
Dios te ama s. juan pablo iiLUZ M.
 
Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007
Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007
Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007Estudiantes Urantia
 
Tema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptx
Tema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptxTema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptx
Tema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptxEVELINDANIELARAMIREZ
 
363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx
363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx
363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docxLauraMadriaga
 
Santísima Trinidad - ciclo B
Santísima Trinidad - ciclo BSantísima Trinidad - ciclo B
Santísima Trinidad - ciclo BJoaquinIglesias
 
22 le debemos a dios amor
22 le debemos a dios amor22 le debemos a dios amor
22 le debemos a dios amorrodrigo madero
 
02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la fe02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la feJuan Sánchez
 
Conocer Amar y servir a Dios.pdf
Conocer Amar y servir a Dios.pdfConocer Amar y servir a Dios.pdf
Conocer Amar y servir a Dios.pdfGrupoACCSA
 
LA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptx
LA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptxLA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptx
LA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptxpastorandres
 
Dios realmente te ama
Dios realmente te amaDios realmente te ama
Dios realmente te amaRamón Rivas
 
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristianoVi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristianoAlberto Motta Ochoa
 
Andrew murray esperando en dios
Andrew murray esperando en diosAndrew murray esperando en dios
Andrew murray esperando en diosGrammatteus M
 

Similar a La búsqueda humana de Dios (20)

Dios nos ama
Dios nos amaDios nos ama
Dios nos ama
 
Dios te ama juan pablo ii
Dios te ama   juan pablo ii Dios te ama   juan pablo ii
Dios te ama juan pablo ii
 
Newsletter Centro Apostolico
Newsletter Centro ApostolicoNewsletter Centro Apostolico
Newsletter Centro Apostolico
 
Dios te ama s. juan pablo ii
Dios te ama s. juan pablo iiDios te ama s. juan pablo ii
Dios te ama s. juan pablo ii
 
Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007
Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007
Escrito 44 la voluntad de dios feb. 2007
 
Tema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptx
Tema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptxTema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptx
Tema 3_Jesús muéstranos al Padre.pptx
 
363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx
363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx
363406723-Resumen-Del-Camino-a-Cristo.docx
 
Santísima Trinidad - ciclo B
Santísima Trinidad - ciclo BSantísima Trinidad - ciclo B
Santísima Trinidad - ciclo B
 
Revista efata sanidad interior/MINEFATA
Revista efata sanidad interior/MINEFATARevista efata sanidad interior/MINEFATA
Revista efata sanidad interior/MINEFATA
 
Sanidad interior /francisco de la peña cantillo
Sanidad interior /francisco de la peña cantilloSanidad interior /francisco de la peña cantillo
Sanidad interior /francisco de la peña cantillo
 
Sanidad interior efata recibireispoder
Sanidad interior efata recibireispoderSanidad interior efata recibireispoder
Sanidad interior efata recibireispoder
 
22 le debemos a dios amor
22 le debemos a dios amor22 le debemos a dios amor
22 le debemos a dios amor
 
02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la fe02 el deseo de dios, la revelación y la fe
02 el deseo de dios, la revelación y la fe
 
Conocer Amar y servir a Dios.pdf
Conocer Amar y servir a Dios.pdfConocer Amar y servir a Dios.pdf
Conocer Amar y servir a Dios.pdf
 
LA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptx
LA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptxLA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptx
LA COMUNIÓN DIVINA sexta leccion.pptx
 
Dios realmente te ama
Dios realmente te amaDios realmente te ama
Dios realmente te ama
 
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristianoVi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
Vi la plenitud del espíritu santo en el cristiano
 
Andrew murray esperando en dios
Andrew murray esperando en diosAndrew murray esperando en dios
Andrew murray esperando en dios
 
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
Palabra. 2013 14 ciclo a. 3
 
R etir oaltagracianas
R etir oaltagracianasR etir oaltagracianas
R etir oaltagracianas
 

Más de Andres Elizalde (20)

Pmnf tema 15
Pmnf tema 15Pmnf tema 15
Pmnf tema 15
 
Pmnf tema 14
Pmnf tema 14Pmnf tema 14
Pmnf tema 14
 
Pmnf tema 13
Pmnf tema 13Pmnf tema 13
Pmnf tema 13
 
Pmnf tema 12
Pmnf tema 12Pmnf tema 12
Pmnf tema 12
 
Pmnf tema 11
Pmnf tema 11Pmnf tema 11
Pmnf tema 11
 
Pmnf tema 10
Pmnf tema 10Pmnf tema 10
Pmnf tema 10
 
Pmnf tema 9
Pmnf tema 9Pmnf tema 9
Pmnf tema 9
 
Pmnf tema 8
Pmnf tema 8Pmnf tema 8
Pmnf tema 8
 
Pmnf tema 7
Pmnf tema 7Pmnf tema 7
Pmnf tema 7
 
Pmnf tema 6
Pmnf tema 6Pmnf tema 6
Pmnf tema 6
 
Pmnf tema 5
Pmnf tema 5Pmnf tema 5
Pmnf tema 5
 
Pmnf tema 4
Pmnf tema 4Pmnf tema 4
Pmnf tema 4
 
Pmnf tema 3
Pmnf tema 3Pmnf tema 3
Pmnf tema 3
 
Pmnf tema 2
Pmnf tema 2Pmnf tema 2
Pmnf tema 2
 
Pmnf tema 1
Pmnf tema 1Pmnf tema 1
Pmnf tema 1
 
Introd. al curso pmnf
Introd. al curso pmnfIntrod. al curso pmnf
Introd. al curso pmnf
 
Metodología de la evangelización
Metodología de la evangelizaciónMetodología de la evangelización
Metodología de la evangelización
 
Programa de desarrollo espiritual y crecimiento personal I- 2 Publicacion sem...
Programa de desarrollo espiritual y crecimiento personal I- 2 Publicacion sem...Programa de desarrollo espiritual y crecimiento personal I- 2 Publicacion sem...
Programa de desarrollo espiritual y crecimiento personal I- 2 Publicacion sem...
 
La fe católica
La fe católicaLa fe católica
La fe católica
 
Proyecto catecumenal
Proyecto catecumenalProyecto catecumenal
Proyecto catecumenal
 

La búsqueda humana de Dios

  • 1. Mi alma te busca a ti, Dios mío. Capítulo # 1, EL CREDO. 1
  • 2. INTRODUCCIÓN: • Lectura de la Biblia: – Hch. 14, 15-17 • Rom. 1, 19-20 • Hch. 17, 26-28 2
  • 3. ORACIÓN: • Señor: Como busca la cierva las corrientes de agua, así mi alma te busca a Ti, Dios mío, Tengo sed de Ti que eres fuente de vida. ¿Cuándo me encontraré cara a cara contigo? Señor, quiero sentirte cerca en mi vida, y conocerte más y mejor. Muchos me dicen: “Tu Dios no existe", Es solo una palabra vacía. Otros sin decirlo, lo pregonan con sus obras y viven de espaldas a Ti. Continúa…… 3
  • 4. 4 De pequeño te alababa con sencillez, hablaba contigo y estaba seguro de que me escuchabas, pero ha pasado el tiempo y me voy sintiendo otro, crecen las dificultades y, a veces, me olvido de Ti, pero tu sigues siendo el mismo de siempre. No me olvides Señor, en medio de mis luchas y temores, no dejes que me sienta solo y abrumado. Esta es mi súplica en esta tarde. Sé tu mi fuerza, mi luz y mi salvación. Amen
  • 5. Fuentes de Estudio • 1.- En el Catecismo de la Iglesia Católica, numerales del 27 al 49. • En el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica preguntas de la 1 a la 5 5
  • 6. CATEQUESIS: • Ser humano es buscar a Dios. A través de la historia hasta el momento presente, las creencias y prácticas religiosas expresan la búsqueda del hombre por Dios. 6
  • 7. Como criaturas hechas a imagen y semejanza de Dios, a cada uno de nosotros se nos ha dado una mente para buscar la verdad, y un corazón que desea un amor incondicional y clemente. Estos deseos humanos básicos son últimamente cumplidos en Dios, quien es verdad y amor 7
  • 8. 8 Nuestro deseo de conocer y entender la fe católica, es nuestro caminar hacia Dios a través de su hijo Jesucristo en el poder del Espíritu Santo
  • 9. 9 Nuestro deseo por Dios es también una invitación de unirnos en nuestro caminar común dentro de la Iglesia, el cuerpo de Cristo experimentada como la comunidad viva de los creyentes.
  • 10. 10 Todos deseamos vivir una vida humana más completa. Como seres humanos somos seres religiosos con un anhelo por lo infinito; este deseo de Dios está inscrito en cada corazón humano, porque somos creados por Dios y para la comunión con Dios
  • 11. 11 La dignidad de cada ser humano descansa en el hecho de que no solamente buscamos a Dios, sino que Dios por su infinito amor, nos invita a entrar en una relación personal con Él
  • 12. 12 Solamente en Dios encontramos la verdad y la alegría completa que seguimos buscando. Encontrar la verdad y la alegría en Dios, es encontrar la plenitud de nuestro deseo humano de autorrealización, en la verdad, el amor y la alegría
  • 13. Lea la Lección de Fe • La Búsqueda de Una Mujer – Páginas 3 y 4 del Catecismo para Adultos. – Catecismo Católico de los Estados Unidos para los Adultos. – Reflexión: ¿Cómo ilustra la lección de Fe el tema de esta sesión? 13
  • 14. APLICACIÓN A LA CULTURA • Discusión: • 1.- Discutir sobre diferentes formas en que los seres humanos tendemos a buscar la felicidad separados de Dios (CIC n.29) • Identificar algunos caminos ilusorios hacia la felicidad que nos ofrece la cultura popular actual. 14
  • 15. 15 2.- ¿Cómo sabemos que nuestra búsqueda por la auténtica felicidad humana es una búsqueda de unión con Dios? (CIC ns. Del 27 al 30) 3.- ¿Dónde podemos encontrar evidencias del deseo de Dios por nuestra felicidad humana? (CIC ns. Del 31 al 35)
  • 16. 16 4.- Comparta el caminar de su búsqueda personal por Dios hasta el momento presente. 5.- ¿Cómo puede usted ayudar a otros concretamente (familia, amigos y vecinos) a superar sus dudas y temores en su búsqueda de Dios?
  • 17. ENSEÑANZAS: • Dios ha colocado en cada corazón humano un hambre y un anhelo por lo infinito, por nada menos que Él mismo. • Solo en Dios encontramos la verdad, la paz y la felicidad, las cuales nunca cesaremos de buscar. Creados a imagen de Dios, estamos llamados a conocer y amar al Señor. 17
  • 18. 18 Se puede conocer a Dios con certeza a través de sus obras en la creación y de la naturaleza espiritual de la persona humana, bajo la luz de la razón natural, aunque existen muchas dificultades a la hora de alcanzar este conocimiento debido a la condición histórica y pecaminosa de la humanidad.
  • 19. 19 Por medio de nuestra apertura al bien y a la verdad, de nuestra experiencia, de nuestro sentido de bondad moral, de nuestra atención a la voz de la conciencia y de nuestro deseo de felicidad, nosotros podemos discernir nuestra alma espiritual y podemos llegar a ver que esta solo pudo tener su origen en Dios
  • 20. 20 Podemos hablar de Dios incluso si nuestro limitado lenguaje no puede agotar el misterio que es Él. Aunque podemos llegar a conocer algo de Dios por medio de nuestra habilidad natural de razonar, existe un conocimiento más profundo de Dios que nos llega por medio de la Revelación Divina
  • 21. 21 Para qué estamos en la Tierra? Estamos en la Tierra para conocer y amar a Dios, para hacer el bien según su voluntad y para ir un día a la vida eterna. (CIC ns. 1-3, 358) Ser hombre quiere decir: Venir de Dios e ir hacia Dios. Tenemos un origen más remoto que nuestros padres. Venimos de Dios, en quien reside toda la felicidad del cielo y de la Tierra. Y somos esperados en si bienaventuranza eterna e ilimitada, mientras tanto vivimos en el mundo y a veces experimentamos la cercanía de nuestro Creador.
  • 22. 22 Para que podamos encontrar el camino de regreso a casa, Dios nos ha enviado a su Hijo Jesucristo, que nos ha liberado del pecado, nos ha salvado de todo mal y nos conduce infaliblemente a la verdadera vida, pues Él es el camino, la verdad y la Vida (Jn. 14, 6 ) (CIC n. 285) “La medida del amor, es amar sin medida” San Francisco de Sales.
  • 23. 23 ¡Dios nos creó por un amor libre y desinteresado ¡ Cuando un hombre ama, su corazón se desborda, le gustaría compartir su alegría con los demás. Esto le viene de su Creador. Pues aunque Dios es un misterio, podemos sin embargo pensar en Él al modo humano y afirmar: Nos ha creado a partir de un desbordamiento de su amor. Quería compartir su alegría infinita con nosotros, que somos criaturas de su amor.
  • 24. 24 Dios ha puesto en nuestro corazón el deseo de buscarle y encontrarle. San Agustín dice: “Nos hiciste, Señor, para Ti y nuestro corazón andará inquieto hasta que descanse en Ti” Este deseo y búsqueda de Dios lo denominamos: Religión. (CIC ns. 27-30)
  • 25. 25 Para el ser humano es natural buscar a Dios. Todo su afán por la verdad y la felicidad, es en definitiva, es una búsqueda de aquello que lo sostiene absolutamente, lo satisface absolutamente y lo reclama absolutamente. El hombre solo es plenamente él mismo, cuando ha encontrado a Dios, quien busca la verdad y la felicidad, realmente está buscando a Dios, ya sea o no consciente de ello. (CIC ns. 5, 281- 285)
  • 26. 26 La razón humana puede conocer a Dios con certeza El mundo no puede tener su origen y su meta en sí mismo. En todo lo que existe hay más de lo que se ve. El orden, la belleza y la evolución del mundo señalan más allá de sí mismas, en dirección a Dios. Todo hombre está abierto al bien, a la verdad y a la belleza. Oye dentro de sí la voz de la conciencia, que le impulsa a ellos y le alerta ante el mal. Quien sigue esta pista razonablemente, encuentra a Dios
  • 27. 27 Conocer al Dios invisible es un gran reto para el espíritu humano. Muchos se acobardan ante él, otros no quieren conocer a Dios, porque ello supondría tener que cambiar su vida. Quien dice que la pregunta acerca de Dios carece de sentido, porque no se puede resolver objetivamente, se lo pone demasiado fácil (CIC ns. 37-38, 357)
  • 28. 28 ¿Podemos hablar con sentido a cerca de Dios? Aunque los hombres somos limitados y la grandeza de Dios es infinita ya que nunca cabe en los conceptos humanos, no obstante, podemos hablar de Dios con certeza. (CIC ns, 39- 43, 48)
  • 29. 29 Para decir algo acerca de Dios, utilizamos imágenes imperfectas y representaciones limitadas. Cada palabra sobre Dios, está por tanto bajo la reserva de que nuestro lenguaje no está a la altura de la grandeza de Dios. Por eso debemos purificar y perfeccionar, una y otra vez, nuestra manera de hablar de Dios.
  • 30. MEDITACIÓN: • ¿Dónde te encontré, que llegué a conocerte? No estabas en mi memoria antes de que supiera de Ti, Entonces, ¿Dónde te encontré antes de que te conociera, sino fue en Ti mismo más allá de mi(….) • ¡Tarde te amé hermosura tan antigua, siempre nueva, tarde te amé¡ (….) 30
  • 31. 31 Las cosas creadas me mantenían lejos de Ti; y sin embargo, si no hubiera estado en Ti, no habría existido. ¡Oh verdad eterna, verdadero amor y amada eternidad. Tú eres mi Dios. Por Ti suspiro día y noche. Tú estabas conmigo, pero yo no estaba contigo. Las cosas creadas me mantenían lejos de Ti. Me llamaste, me gritaste y rompiste mi sordera. Tú brillaste y disipaste mi ceguera. Te he saboreado, y ahora tengo hambre y sed de más. Me tocaste, y ardo por tu paz. San Agustín. Las Confesiones
  • 32. CONCLUSIONES: 32 Entre el Creador y la criatura no se puede señalar una semejanza tal que la diferencia entre ellos, no sea mayor todavía IV Concilio de Letrán, 1215 Con el fin de que lo buscasen a Él, a ver si, al menos a tientas, lo encontraban; aunque no está lejos de cada uno de nosotros, pues en Él vivimos, nos movemos y existimos. Hch 17, 27-28a
  • 33. 33 La fuente de la alegría cristiana, es la certeza de ser amado por Dios, de ser amado personalmente por nuestro Creador…. Con un amor apasionado y fiel, un amor que es mayor que nuestra infidelidad y nuestros pecados, con un amor que perdura para siempre. Benedicto XVI 01. 06. 2006
  • 34. 34 La más noble fuerza del hombre es la razón y el fin más elevado de la razón es el conocimiento de Dios. San Alberto Magno. De ahí procede que en semejantes materias, los hombres se persuadan fácilmente, de la falsedad, o al menos la incertidumbre de las cosas que no quisieran que fuesen verdaderas. Pio XII Human Generis.
  • 35. 35 El amor es la alegría ante el bien; el bien es el único fundamento del amor y amar quiere decir: Querer hacer el bien a alguien. Santo Tomás de Aquino Por “religión” se puede entender genéricamente, una relación con la Divinidad, un hombre religioso, reconoce algo divino como el poder que le ha creado y al que está orientado y quiere agradar a esa Divinidad mediante su forma de vida Anónimo.
  • 36. Sugerencias de lecturas y elementos de estudio 36 1. - A Time for Miracles (1980) DVD Video sobre Santa Elizabeth Ann Seton 2. - Alma Power-Waters. Mother Seton and the Sisters of Charity, Ignatius Press 2000. 3. - San Agustín, Confesiones 4.- Joseph Cardenal Ratzinger, Introducción a la Cristiandad, Ignatius Press 2004 5.- Concilio Vaticano II, Constitución Pastoral sobre la Iglesia en los Tiempos Modernos 6.- Concilio Vaticano II, Declaración sobre la libertad Religiosa.