Las palabras (I).Las palabras (I).
Deben preferirse los vocablos más
sencillos
Es un consejo para quien se inicia, que no
...
Las palabras (I).Las palabras (I).
Antonio Machado se burlaba de
alguien que decía:
• Los eventos consuetudinarios
que aco...
•Así, es pretencioso emplear
problemática por problemas; luchas
intestinas por luchas internas;
finalizar por acabar o ter...
Las palabras (I).Las palabras (I).
• cotidiano por diario; aquiescencia por
asentimiento; clarificar por aclarar;
fláccido...
Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o
proparoxítonosproparoxítonos
La oración queda poco elegante (por exceso...
Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o
proparoxítonosproparoxítonos
A veces, no habrá más remedio que usarlos,...
La próxima semana se
alcanzarán las temperaturas
mínimas de este pésimo
invierno. La
próxima semana que viene se
alcanzará...
Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o
proparoxítonosproparoxítonos
El Romanticismo poético se manifestó en
do...
Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
Naturalmente, los adjetivos
especificativos son necesarios. Pero
muchas veces podem...
Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
Especialmente cuidadosos hemos
mostrarnos en el empleo de
superlativos:
• Sólo cuan...
Por ejemplo, con este texto:
Considero equivocadísimo llamar
<<folklore>> a lo que cantan ciertas
cupletistas, aunque está...
Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
Un tema tan trivial o tan merecedor de un
tratamiento más llano, no permite tanto
é...
•Mis previsiones resultaron acertadas en
extremo.
•Juzgo equivocado a todas luces llamar a
eso <<folklore>>.
•Considero oc...
Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
Esa misma precaución ahorrativa debe
adoptarse ante el posible despilfarro
de adver...
En la misma línea conviene
moderar el énfasis cuando se
trata de ponderar, elogiar,
mostrar entusiasmo (o lo
contrario). U...
Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
Reservemos, pues, los extremos– maravilloso,
• soberbio, sensacional, inigualable,
...
Evitemos los tópicosEvitemos los tópicos
Debe rehuirse, hablando o escribiendo,
cuanto circule como moneda acuñada:
• Hoy ...
Evitemos los tópicosEvitemos los tópicos
• De entrada, pidió diez mil
dólares de sueldo.
• Por toda la geografía panameña....
Uno de los vicios principales de la
prosa actual consiste en emplear grupos
de palabras en lugar de palabras únicas
o grup...
Eliminemos circunloquios
Con ello, el estilo se infla
innecesariamente.
Y asi tenemos:
• proceder a la detención por deten...
Hay circunloquios que refrenan el
curso de la prosa y la hacen
lentísima. Como muestra, he aquí
algunos que pueden sugerir...
No repita las palabrasNo repita las palabras
Salvo en el caso de que se busque un
determinado efecto de estilo (Trabajemos...
No repita las palabrasNo repita las palabras
EJEMPLOS:
• Dirigió a todos un sincero saludo, y
el público le correspondió c...
Si hubiéramos escrito tales cosas, al
leerlas deberíamos corregirlas de un modo
parecido a este:
•Dirigió a todos un cordi...
Las palabras 1
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Las palabras 1

455 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
455
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Las palabras 1

  1. 1. Las palabras (I).Las palabras (I). Deben preferirse los vocablos más sencillos Es un consejo para quien se inicia, que no vale cuando se domina bien el idioma y pueda ponerse a contribución todos los matices que ofrece el caudal léxico.
  2. 2. Las palabras (I).Las palabras (I). Antonio Machado se burlaba de alguien que decía: • Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa por Lo que pasa en la calle.
  3. 3. •Así, es pretencioso emplear problemática por problemas; luchas intestinas por luchas internas; finalizar por acabar o terminar; entusiástico por entusiasta; tener la convicción por estar seguro; periplo por viaje; búsqueda por busca; errático por errante; Las palabras (I).Las palabras (I).
  4. 4. Las palabras (I).Las palabras (I). • cotidiano por diario; aquiescencia por asentimiento; clarificar por aclarar; fláccido por lacio; viable por realizable; doméstico por casero (o nacional:<<vuelos domésticos>>); carencia por falta; concretizar por concretar. • Entiéndase: no es que estén mal las palabras citadas en primer término, pero resultan menos naturales, más pedante.
  5. 5. Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o proparoxítonosproparoxítonos La oración queda poco elegante (por exceso de <<sonoridad>>) si en ella se suceden dos o más vocablos esdrújulos. El tono normal del español es: •Llano •Grave y lo altera la acumulación de proparoxítonos.
  6. 6. Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o proparoxítonosproparoxítonos A veces, no habrá más remedio que usarlos, pero no los demos por definitivos sin buscarles sustitución: • Va a discutirse la problemática de las minorías étnicas en la ONU. Van a discutirse los problemas de las minorías étnicas en la ONU. • Debemos combatir la palabra problemática aunque vaya sola.
  7. 7. La próxima semana se alcanzarán las temperaturas mínimas de este pésimo invierno. La próxima semana que viene se alcanzarán las temperaturas más bajas de este pésimo invierno. Si no hubiera exceso de esdrújulos, preferiríamos tal vez semana próxima a semana que viene. Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o proparoxítonosproparoxítonos
  8. 8. Los vocablos esdrújulos oLos vocablos esdrújulos o proparoxítonosproparoxítonos El Romanticismo poético se manifestó en dos direcciones: • una enérgica, patética, violenta; y otra íntima, doliente y melancólica. El Romanticismo presentó en la poesía dos direcciones: • una exaltada, patética, violente; y otra que se nutrió de intimidad, dolor y melancolía.
  9. 9. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos Naturalmente, los adjetivos especificativos son necesarios. Pero muchas veces podemos evitar epítetos en nuestros escritos: •Terrible desastre, grave crisis, serio problema, profunda atención, parte integrante, activa participación, merecidas vacaciones.
  10. 10. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos Especialmente cuidadosos hemos mostrarnos en el empleo de superlativos: • Sólo cuando sean imprescindibles. Si el escrito no tiene fuerza por él, ellos no se la aportarán.
  11. 11. Por ejemplo, con este texto: Considero equivocadísimo llamar <<folklore>> a lo que cantan ciertas cupletistas, aunque están convencidísimas de que son intérpretes del pueblo. Se trata, por lo general, de letras y músicas artificiosísimas, que nada tienen que ver con lo popular. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
  12. 12. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos Un tema tan trivial o tan merecedor de un tratamiento más llano, no permite tanto énfasis. Por otra parte, no olvidemos otras fórmulas (aparte muy) que facilitan el encarecimiento, sin necesidad de utilizar los superlativos en – ísimo.
  13. 13. •Mis previsiones resultaron acertadas en extremo. •Juzgo equivocado a todas luces llamar a eso <<folklore>>. •Considero ocioso por demás insistir en ello. Son soluciones que facilitan la necesaria variedad estilística. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
  14. 14. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos Esa misma precaución ahorrativa debe adoptarse ante el posible despilfarro de adverbios cuantificadores de adjetivos. • Su actuación fue extraordinariamente brillante. • Es fantásticamente divertido. • Me parece una chica incomparablemente simpática
  15. 15. En la misma línea conviene moderar el énfasis cuando se trata de ponderar, elogiar, mostrar entusiasmo (o lo contrario). Un exceso de coloración, lejos de inflamar el escrito, lo enfría. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos
  16. 16. Ahorremos adjetivosAhorremos adjetivos Reservemos, pues, los extremos– maravilloso, • soberbio, sensacional, inigualable, clamoroso, grandioso – Para las cosas y las acciones que realmente lo merezcan. • Serán pocas y raras. La proeza de Colón fue grandiosa; pero no la actuación de un futbolista, por meritoria que resultase.
  17. 17. Evitemos los tópicosEvitemos los tópicos Debe rehuirse, hablando o escribiendo, cuanto circule como moneda acuñada: • Hoy es noticia la victoria de nuestra selección nacional en Florencia. • Como suele decirse, el hábito no hace la monje. • Eso, en mi modesta opinión, admite otras soluciones. • Fue recibido en olor de multitud.
  18. 18. Evitemos los tópicosEvitemos los tópicos • De entrada, pidió diez mil dólares de sueldo. • Por toda la geografía panameña. • Logró un resultado de ontología. • Se ha alcanzado la protesta a lo largo y a lo ancho del país. • La actuación de los payasos puso un broche de oro a la velada.
  19. 19. Uno de los vicios principales de la prosa actual consiste en emplear grupos de palabras en lugar de palabras únicas o grupos más simples que dicen lo mismo. Eliminemos circunloquios
  20. 20. Eliminemos circunloquios Con ello, el estilo se infla innecesariamente. Y asi tenemos: • proceder a la detención por detener • dar a la publicidad por publicar • hacer mención por mencionar • Poner en duda por dudar de • hacer caso omiso por no hacer caso • Poner en condiciones por acondicionar • entrar en acción por intervenir
  21. 21. Hay circunloquios que refrenan el curso de la prosa y la hacen lentísima. Como muestra, he aquí algunos que pueden sugerir muchos más: •Es también importante tener en cuenta las siguientes consideraciones… También importa considerar que… •En este punto, no debemos aportar de nuestra mente los hechos que a continuación se detallan… En este punto, debemos tener presente los siguientes hechos. Eliminemos circunloquios
  22. 22. No repita las palabrasNo repita las palabras Salvo en el caso de que se busque un determinado efecto de estilo (Trabajemos por la paz, esa paz que nunca llega), no deben repetirse las palabras, ni los derivados de un mismo vocablo. De lo contrario, serán párrafos viciados.
  23. 23. No repita las palabrasNo repita las palabras EJEMPLOS: • Dirigió a todos un sincero saludo, y el público le correspondió con aplausos sinceros. • El nuevo trabajador ha considerado los términos del contrato, pero considera que se le ofrece poco dinero. • Se requiere tener dieciocho años para ser admitido, y no se admite a nadie que no cumpla este requisito.
  24. 24. Si hubiéramos escrito tales cosas, al leerlas deberíamos corregirlas de un modo parecido a este: •Dirigió a todos un cordial saludo, y el público le correspondió con aplausos sinceros. •El nuevo trabajador ha examinado los términos del contrato, pero considera que se le ofrece poco dinero. •Se exigen dieciocho años para ingresar, y no se admite a nadie que no cumpla este requisito No repita las palabrasNo repita las palabras

×