Distorsiones de la Convivencia<br />Dos Definiciones<br />Violencia = fuerza, del latín vis= fuerza. Acción ejercida contr...
Convivencia Educativa
Convivencia Educativa
Convivencia Educativa
Convivencia Educativa
Convivencia Educativa
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Convivencia Educativa

177 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
177
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Convivencia Educativa

  1. 1. Distorsiones de la Convivencia<br />Dos Definiciones<br />Violencia = fuerza, del latín vis= fuerza. Acción ejercida contra una o varias personas, que tienden al daño físico. <br />En el ámbito educativo podemos encontrarla con variadas intensidades, agresiones físicas a compañeros de estudio y a docentes.<br />Robos, deterioro del material y/o instalaciones, insultos, burlas, amenazas, etc.<br />Agresividad (del latín aggredi), ir contra alguien<br />Puede ser negativa: se manifiestan los peores sentimientos, es destructiva.<br />Positiva: es defensiva, permite superar dificultades mediante la comunicación.<br />EL CONFLICTO<br />Entenderemos por conflicto toda contradicción, discrepancia, oposición de intereses, divergentes metas propuestas y valores antagónicos. El acontecimiento que lo origina, que lo hace crecer es importante porque señala el desarrollo de la relación social y el punto en que aumentaron las tensiones. El conflicto, es además, una situación inherente a las relaciones humanas.<br />Mientras haya humanidad habrá conflicto- que no es ni buena ni mala, lo que hace que se convierta en una fuerza negativa o positiva es la manera de abordarlo.<br />En el año 2007, en el World Negotiation Forum, el profesor G. Kohlrieser diserto sobre el tema ¨la gestión de conflictos¨, destaco la importancia de los vínculos interpersonales, puesto que al quebrarse el vinculo es cuando la diferencia se convierte en conflicto, para Kohlrieser es importante comprender el por qué se dio el quiebre.<br />Así mismo remarco la importancia de tener un interés común, el vínculo. “la resolución del conflicto requiere de un vinculo positivo”, “se debe formar un vinculo a través de un puente de intereses comunes”. Para el logro de poder acceder al otro se deben utilizar palabras que tengan un impacto positivo “se debe dialogar para resolver el conflicto; luego negociar, hacer concesiones, estar dispuesto a cambiar posiciones para que surjan beneficios para ambas partes”.<br />El conflicto se origina, principalmente en tres situaciones especificas: <br />Cuando, en las relaciones humanas, entran en juego diferentes percepciones. Cada uno de nosotros tiene una forma de ser y de actuar única, fruto de diversos factores asociados a la historia de vida de cada persona (influencia y formación familiar, formación académica y profesional, carga histórica y social que recae sobre cada uno, contexto económico y sociocultural especifico, gama de valores que posee cada persona, situación familiar,…) por lo tanto la manera como vemos el mundo difiere con las cosmovisiones de los otros. <br />Cuando hay diferentes metas y expectativas: lo que esperamos de los demás y lo que esperan los demás de nosotros, el rumbo hacia donde queremos llegar puede diferir y por esto generar un conflicto. <br />Cuando hay inconvenientes en la comunicación: la manera como decimos las cosas que queremos, en algunos momentos puede ser inadecuada para las otras personas, o mal interpretadas por ellas, generando molestias en la convivencia. <br />Para los doctores Martínez-Otero (4), los brotes conflictivos en el ámbito educativo deben interpretarse como un reflejo de lo que ocurre en la sociedad. Las conductas exhibidas dentro de la escuela muestran lo que ocurre en el entorno de niños, adolescentes y adultos. Las causas hay que buscarlas entre varios factores: socio/ambiental, relacionales, familiares y personales.<br />En forma sintética, se describen algunos aspectos anteriormente mencionados:<br />Socio/ambiental<br />Pobreza, desempleo frente a la opulencia de otros<br />Medios de comunicación, con gran poder de influencia<br />Cultura de la violencia, se impone la fuerza, sobran las palabras, el lenguaje es discriminador<br />Relaciones interpersonales<br />Desmotivación del alumno, metodologías de estudio poco atractivas, dificultad para trabajar en grupo, el profesor como figura de autoridad contra lo que hay que revelarse, falta de armonía en el aula, desacuerdos en los estilos de enseñanza, incapacidad de trabajar en equipos, falta de identificación con el proyecto de la institución, deficiencias en la comunicación entre equipo educativo y docentes, individualismo y falta de sentido de comunidad, lideres conflictivos, etc.<br />Institución educativa<br />Vigilancia institucional con métodos pedagógicos basados en comparaciones odiosas y castigos, preocupación por los resultados académicos, asimetrías de comunicación entre docente y alumno, sobrepoblación en las aulas, espacios inadecuados para la praxis docente, autoritarismo, pérdida de poder docente.<br />Familia<br />Desintegración del grupo, desatención, familias mono parentales, abandono, grupos de amigos, violencia hogareña, entramados socioeconómico familiar.<br />Personalidad<br />Legitimar la violencia para el logro de metas, incapacidad para aceptar responsabilidades en las acciones que realiza, falta de empatía, tendencia a engañar y a manipular a los demás, baja autoestima, relaciones superficiales, etc.<br />Sin duda la lista y el análisis son más extensos, lo cual merece otro tipo de tratamiento que demandaría una mayor preparación de los temas y el tiempo necesario para tal fin. Tal a lo expuesto se hace necesario un tratamiento interareal, teniendo en cuenta las características y necesidades en cada modalidad.<br />Para los Dres. Martínez-otero, en las últimas décadas se produjo un incremento progresivo de la conflictividad educativa. Sería poco serio atribuir a una sola causa el origen de los conflictos, puesto que hay una diversidad de factores que se vinculan e intervienen en la relación entre los seres, esto no es propio de nuestros tiempos, la historia de la humanidad está llena de ejemplos conflictivos que llevaron desde enfrentamientos bélicos a genocidios.<br />Entre varios aspectos que resaltan estos autores, las acciones de la sociedad son arrastradas de alguna manera al ámbito educativo. Estas conductas varían mucho según el ámbito geográfico y las condiciones socio económicas y culturales en donde este instalada la institución.<br />En una categorización realizada por Moreno-Torrego, sobre las conductas en el ámbito educativo da cuenta de:<br />Disrupción en las aulas<br />Indisciplina<br />Vandalismo y daños materiales<br />Violencia física: bullyin (termino ingles – bull = matón), física, verbal, psicológica, social.<br />Con respecto al bullyin, sostiene DIAZ-AGUADO” los estudios realizados sobre el bullying en la escuela reflejan que éste se produce con una frecuencia bastante superior a lo que cabría temer. Parece que a lo largo de su vida escolar todos los alumnos podrían verse dañados por este problema, como observadores pasivos, víctimas o agresores”. <br />El maltrato puede consistir en agresiones físicas, daño a objetos personales, pequeños hurtos, amenazas, burlas, insultos, aislamientos, difusión de calumnias o cualquier recurso destinado a someter a alguien a una situación de inferioridad y humillación.(8)<br />El acto cuenta con espectadores, que suelen formar parte de un grupo acosador o que simplemente disfrutan del espectáculo; se divierten con las bromas y/o tratan de asociarse con el acosador para compartir su poder y, a través de él, llegar a hacer algo que quizás deseen, pero no se animan a concretar. También lo hacen para evitar que se los coloque en el papel de acosados <br />Rasgos del acosador:<br />Tiene problemas de autoestima<br />Por alguna razón no pueden destacarse de otro modo<br />Provienen de familias donde la violencia se considera normal para resolver problemas.<br />Son mayores o más fuertes que sus compañeros.<br />Son líderes carismáticos, por admiración y/o temor<br />Por lo general son extrovertidos, impulsivos.<br />Pueden estar vengándose de abusos sufridos<br />Pueden estar movidos por la envidia.<br />Padecen algún grado de alexitimia, dificultad para reconocer los sentimientos propios y ajenos.<br />Por razones culturales-familiares, de las dos formas posibles de sobresalir, elevarse uno o inferiorizar a los otros, eligen a la segunda.<br />Acosados<br />Son tímidos, temerosos<br />Son menores, más débiles o torpes que la mayoría de sus compañeros<br />Pertenecen a alguna minoría dentro de la mayoría del aula: de género, étnica, social o de preferencia (un varón que no le gusta jugar al futbol)<br />Son solitarios, no tienen amigos<br />Tienen alguna desventaja física.<br />Son introvertidos<br />Se destacan intelectualmente y provocan envidia.<br />Son poco asertivos, acceden rápidamente a la demanda de los otros para evitarse problemas<br />Alguna vez denunciaron maltrato y quedaron etiquetados<br />Tienen gran necesidad de ser aceptados por los demás<br />Muchas veces son acosadores en potencia y, como en el famoso síndrome de Estocolmo, admiran a quien los maltrata e intentan identificarse con él <br />En la víctima produce miedo y rechazo al contexto en el que se sufre la violencia, pérdida de confianza en uno mismo y en los demás, así como diversas dificultades que pueden derivarse de estos problemas (disminución del rendimiento, baja autoestima...). <br /> En el agresor aumentan los problemas que le llevaron a abusar de su fuerza: disminuye su capacidad de comprensión moral así como su capacidad para la empatía, el principal motor de la competencia socio-emocional, y refuerza un estilo violento de interacción que representa un grave problema para su propio desarrollo, obstaculizando el establecimiento de relaciones positivas con el entorno que le rodea. <br />En las personas que no participan directamente de la violencia pero que conviven con ella sin hacer nada para evitarla puede producir, aunque en menor grado, problemas parecidos a los que se dan en la víctima o en el agresor (miedo a poder ser víctima de una agresión similar, reducción de la empatía...); y contribuyen a que aumente la falta de sensibilidad, la apatía y la insolidaridad respecto a los problemas de los demás, características que aumentan el riesgo de que sean en el futuro protagonistas directos de la violencia.<br /> En el contexto institucional en el que se produce, la violencia reduce la calidad de la vida de las personas, dificulta el logro de la mayoría de sus objetivos (aprendizaje, calidad del trabajo...) y hace que aumenten los problemas y tensiones que la provocaron, activando una escalada de graves consecuencias. <br />Familia<br />Desintegración del grupo, desatención, familias mono parentales, abandono, grupos de amigos, violencia hogareña, entramados socioeconómico familiar.<br />Personalidad<br />Legitimar la violencia para el logro de metas, incapacidad para aceptar responsabilidades en las acciones que realiza, falta de empatía, tendencia a engañar y a manipular a los demás, baja autoestima, relaciones superficiales, etc.<br />Sin duda la lista y el análisis son más extensos, lo cual merece otro tipo de tratamiento que demandaría una mayor preparación de los temas y el tiempo necesario para tal fin. Tal a lo expuesto se hace necesario un tratamiento interareal, teniendo en cuenta las características y necesidades en cada modalidad.<br />Para los Dres. Martínez-otero, en las últimas décadas se produjo un incremento progresivo de la conflictividad educativa. Sería poco serio atribuir a una sola causa el origen de los conflictos, puesto que hay una diversidad de factores que se vinculan e intervienen en la relación entre los seres, esto no es propio de nuestros tiempos, la historia de la humanidad está llena de ejemplos conflictivos que llevaron desde enfrentamientos bélicos a genocidios.<br />Departamento Educacion Física - 2011<br />

×