SlideShare una empresa de Scribd logo

Rivotorto 2 mayo 2020

F
franfrater

Revista Rivotorto 2

1 de 9
Descargar para leer sin conexión
1
RIVOTORTO HOJA nº 2 año 2020
SACERDOTES Y DIÁCONOS
ORDEN FRANCISCANA
SECULAR
ESPAÑA
Editorial…….. 1 y 2
Reflexión…… 3
Noticias…….. 4 y 5
Lectura…….. 6
Santo OFS…. 7
Curiosidad…. 8
Oración…….. 9
CORREO
ELECTRÓNICO:
sacerdotesseculares@or
denfranciscanasecular.es
WEB:
https://www.ordenfrancisc
anasecular.es
FACEBOOK:
El Papa Francisco ha dirigido una carta a todos los fieles para el mes de
mayo, en el que el pueblo De Dios manifiesta con particular intensidad su
amor y devoción a la Virgen María. Nos propone redescubrir la belleza de
rezar el Rosario y nos ofrece dos oraciones para recitar al final. Nos dice que
“contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra
Madre, nos unirá todavía más como familia espiritual y nos ayudará a
superar esta prueba” de la pandemia que estamos viviendo y sufriendo.
También nuestro Padre San Francisco de Asís compuso oraciones a la
Virgen y dirigió una Carta a los fieles, “a todos los cristianos religiosos,
clérigos y laicos, hombres y mujeres, a todos los que habitan en el mundo
entero” en la que nos habla de la Virgen María “de cuyo seno <Cristo>
recibió la verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad.” A la Madre
Dios la llamaba “virgen hecha iglesia”.
Como bien sabemos, para san Francisco el amor a Cristo es inseparable del
amor a la Virgen María. Como también es inseparable del amor a la Iglesia
y, en ella, del amor a los sacerdotes seculares, “los clérigos”: “Dichoso el
siervo que mantiene la fe en los clérigos que viven verdaderamente según la
forma de la Iglesia romana. Y ¡ay de aquellos que los desprecian!”
Por eso, los sacerdotes que profesamos en la Orden Franciscana Secular
debemos corresponder a ese gran amor con amor. Y debemos hacer como
hizo Francisco: ponernos en las manos de la Santa Virgen María y levantar
nuestras manos intercediendo ante Dios por nuestro pueblo que sufre y tiene
miedo.
La pandemia del Corona Virus ha afectado a muchos hermanos y
conciudadanos. Son muchos los enfermos; son muchos los muertos.
Seguramente todos los sacerdotes hemos recibido la misma pregunta: ¿por
qué? ¿Qué sentido tiene? ¿Dónde está Dios y cómo actúa en esta
situación?
Son preguntas que se han repetido muchas veces a lo largo de la historia.
En tiempos de san Francisco, antes y después, ha habido muchas
pandemias. Y siempre los hombres se han preguntado lo mismo y han
buscado comprender y vivir evangélicamente estas situaciones.
A LA VIRGEN MARÍA
2
Sabemos que muchos cristianos y muchos franciscanos han dado una respuesta heroica,
entregándose totalmente a los enfermos y a los pobres. Muchos murieron a causa de su entrega y
son hoy venerados como santos ejemplares. Porque vemos en ellos el testimonio de Cristo
compasivo, que padece con los que sufren. Porque ellos dieron testimonio con su propia vida de la
cruz del Redentor, que veían en aquellos que padecían el sufrimiento, el miedo y la muerte. La cruz
de Cristo es nuestra cruz, y la nuestra la suya.
Pero también nos decía san Francisco que “es grandemente vergonzoso para nosotros, los siervos
de Dios, que los santos hicieron las obras y nosotros, con solo referirlas, queremos recibir gloria y
honor”.
Cuando todo esto pase (y oremos para que pase pronto), vendrán las consecuencias de la
pandemia. Ya nos anuncian que será paro y pobreza. Quién sabe si viviremos tiempos convulsos. Y
los sacerdotes hemos de estar al pie del cañón (metafóricamente). Un sacerdote que se profesa
franciscano no debe escabullirse de mostrar su testimonio de entrega a los enfermos y a los pobres
concretos de su parroquia o del lugar en que le haya puesto la obediencia a su obispo.
Dice el papa Francisco que nuestra misión tiene siempre dos pilares básicos: el testimonio y la
oración. El testimonio personal y fraterno, en nuestra fraternidad y en nuestra parroquia. Y la oración
confiada y constante. Nos ha invitado a rezar el Rosario en este mes de mayo para poner en la
mediación de María, salud de los enfermos y consuelo de los afligidos, a nuestro pueblo. El Rosario
es la oración de los sencillos.
Oración a María
Oh María,
tú resplandeces siempre en nuestro camino
como un signo de salvación y esperanza.
A ti nos encomendamos, Salud de los enfermos,
que al pie de la cruz fuiste asociada al dolor de Jesús,
manteniendo firme tu fe.
Tú, Salvación del pueblo romano,
sabes lo que necesitamos
y estamos seguros de que lo concederás
para que, como en Caná de Galilea,
vuelvan la alegría y la fiesta
después de esta prueba.
Ayúdanos, Madre del Divino Amor,
a conformarnos a la voluntad del Padre
y hacer lo que Jesús nos dirá,
Él que tomó nuestro sufrimiento sobre sí mismo
y se cargó de nuestros dolores
para guiarnos a través de la cruz,
a la alegría de la resurrección. Amén.
Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios,
no desprecies nuestras súplicas en las necesidades,
antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.
3
FRANCISCO, HERALDO DE MARÍA, LA MADRE DE JESÚS
Lo de Francisco transciende el sentimentalismo; es
devoción auténtica, y es amor filial motivado por lo que
es nuclear en la Virgen María: su maternidad. Esta es la
motivación que explica todo lo que Francisco siente,
vive y nos transmite cuando habla y cuando escribe.
Dice su biógrafo Celano que «le tributaba peculiares
alabanzas, le multiplicaba oraciones, y le ofrecía
afectos tantos y tales como no puede expresar lengua
humana. ¡Ea, abogada de los pobres!, cumple con
nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado por el
Padre» (2 Cel 198).
Francisco veía en María, por su condición de madre, la
prolongación de la misericordia, del amor y de la
omnipotencia de Jesús, su hijo y redentor nuestro.
Ambos, como diría la teología posterior, fueron predestinados en un mismo decreto por el Padre para
consumar la misma obra: la redención del género humano. Madre e Hijo constituyen un tándem
indesglosable.
Dos fiestas eran para San Francisco objeto de particular fervor y regocijo, y para las que se preparaba con un
retiro de cuarenta días de oración y ayuno: Navidad y la Asunción.
María es para Francisco, como no podía por menos, modelo y ejemplo. En un escrito dirigido a toda la Orden
dice a los hermanos sacerdotes que celebran, reciben y administran el cuerpo del Señor: «Si la
bienaventurada Virgen es tan honrada, como es justo, porque ha llevado en su santísimo seno al Señor...,
¡cuán santo, justo y digno debe ser quien toca con las manos ese mismo cuerpo en la eucaristía!» (cf. CtaO
21).
San Francisco quiso ser pobre porque Cristo y su
Madre fueron pobres y vivieron pobres. Amaba a los
pobres y veía en ellos, con los ojos de la fe, un icono
de Cristo y de su pobrísima Madre. Solía decir:
«Hermano, cuando ves a un pobre, ves un espejo del
Señor y de su Madre pobre» (2 Cel 85). Francisco, que
tanto amó y veneró a María por el don de su
maternidad divina, se alegraba y daba también gracias
por saber que, por gracia de Dios y obra del Espíritu
Santo, él, y cualquier cristiano, puede ser respecto de
Cristo espiritualmente lo que la Virgen fue física y
biológicamente, es decir, engendrarlo por la escucha
de la Palabra, llevarlo en el corazón y darlo a luz
mediante las obras santas, que deben ser luz para
ejemplo de los otros (cf. 2CtaF 53; 1CtaF I, 10).
Después de Cristo, su Madre, María, pero siempre y en
todo inseparables.
4
NOTICIA FRANCISCANA
COMISARÍA DE TIERRA SANTA. PROVINCIA DE LA INMACULADA
Excepcionalmente, la jornada pontificia por los santos lugares de 2020
será el domingo 13 de septiembre
¿Quiénes somos la Comisaria de Tierra Santa?
Somos un grupo de hombres cristianos, llamados por Dios de todas las partes del mundo para una
misión especial: ¡custodiar su Casa!
Formamos parte de una Orden religiosa de la Iglesia Católica, la Orden de los Hermanos Menores,
los franciscanos. Nuestro fundador, san Francisco de Asís, a comienzos del siglo XIII, movido por el
amor a Cristo pobre y crucificado, se acercó hasta el Oriente Medio para “tocar” aquellos lugares
que, hasta hoy, constituyen un testimonio insustituible de la revelación de Dios y de su amor por el
hombre.
En su peregrinación, a pesar de la violencia de las cruzadas, se reunió y dialogó con el sultán Melek
el-Kamel, que en aquel tiempo gobernaba en Tierra Santa. Fue un encuentro pacífico y dio inicio a la
presencia franciscana en Tierra Santa, imprimiendo un estilo a nuestra presencia a lo largo de los
siglos… hasta hoy.
Esta provincia de la Orden franciscana, con el tiempo, tomó el nombre de Custodia de Tierra Santa.
San Francisco y los franciscanos siempre han venerado ardientemente la encarnación de Jesús. Por
esto, desde el principio, amaron y aman la Tierra Santa.
De hecho, no hay Encarnación si no se concreta en un Lugar. Para nosotros, amar esta Tierra
significa amar a Jesús. Y no podemos pensar en Jesús sin amar su Tierra. Por esta especial
veneración de los franciscanos al Evangelio de Jesús y a su encarnación, la Iglesia Católica nos
encargó la misión de Custodiar los Lugares de nuestra Redención.
Custodiar los Santos Lugares es algo muy concreto: animar los Santos Lugares con la liturgia para
los peregrinos y para las iglesias locales, acoger a los peregrinos que vienen de todas partes del
mundo para rezar y descansar en estos Lugares, y mantener las estructuras de estos Lugares para
que funcionen correctamente.
Junto a los Santos Lugares viven comunidades cristianas locales. Las comunidades locales están
constituidas por parroquias de diversos ritos y tradiciones católicas (occidentales y orientales).
Nosotros, los franciscanos, atendemos las parroquias que tienen su centro y sede en los Santos
Lugares. Amar las piedras que custodian la memoria de Jesús nos empuja a amar también las
piedras vivas, las comunidades cristianas, que han vivido siempre aquí. Son numerosas las
actividades formativas y sociales de la Custodia para sostener la presencia cristiana en Tierra Santa:
escuelas, construcción de viviendas, ayudas para subsanar las distintas formas de pobreza.
A los peregrinos cristianos que vienen de todas partes del
mundo se les ofrece guía espiritual y una amplia red de
casas de acogida, además de la garantía y la gracia de
poder celebrar en los Santos Lugares los misterios de la
redención.
En resumen: somos una fraternidad de la Orden de los
Hermanos Menores que, viviendo en Tierra Santa,
custodiamos, estudiamos y hacemos acogedores los
Lugares que son el origen de la fe cristiana y, viviendo en
ellos, anunciamos las maravillas del amor que el Altísimo,
Omnipotente y Buen Señor AQUÍ quiso hacerse hombre
como nosotros para la salvación de todo el género humano. https://tierrasanta.ofminmaculada.org/
5
NOTICIA FRANCISCANA
PROTECCIÓN DE MIGRANTES Y REFUGIADOS DURANTE LA
PANDEMIA DE COVID-19
Disminuir la propagación de COVID-19 requiere que todas las personas sin distinción, sean incluidas
en las estrategias de prevención, protección y resguardo, dando prioridad a las poblaciones más
vulnerables, entre ellas las personas migrantes, refugiados y solicitantes de asilo. Esta pandemia es
una crisis de salud pública que nos hace reflexionar sobre lo interconectadas que están nuestras
vidas, por lo tanto, es tarea de todos y todas actuar de manera rápida y solidaria.
Somos organizaciones de base y religiosas, con el apoyo de líderes religiosos de América Central,
México y Estados Unidos que trabajan para abordar las causas profundas de la pobreza, la violencia
y la corrupción que obligan a las personas a abandonar sus hogares en la región. Ofrecemos este
marco para la acción, buscando proteger a los migrantes y solicitantes de refugio, a la vez que
ayudamos a todas nuestras comunidades a sobrevivir esta crisis y reconstruir un futuro con justicia y
equidad.
Solicitamos la liberación inmediata de todas las personas migrantes, refugiadas y solicitantes
de asilo, que se encuentran en centros de detención migratoria.
o Debe realizarse la identificación de las personas con alto riesgo de contraer el virus,
incluidas las personas con problemas de salud subyacentes y las personas mayores,
para priorizar su liberación inmediata.
o Nadie debe ser o permanecer detenido en una instalación formal o informal que
carezca de medidas preventivas para proteger a las personas durante esta emergencia
de salud pública.
o Es urgente identificar, proteger y canalizar a los servicios especializados de atención
médica a personas con sospecha de haber contraído ya la infección…
JPIC
OTRAS NOTICIAS E INFORMACIÓN:
KOINONIA 2020 – 1 (N.105): LA REGLA DE LA OFS COMO RESPUESTA A LOS
TIEMPOS DE GRANDES CAMBIOS https://ofm.org/es/blog/koinonia-2020-1/
HOMILÍA COMPLETA DE fray RAINIERO CANTALAMESSA EN LA PASIÓN DEL SEÑOR
https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2020-04/homilia-completa-raniero-cantalamessa-pasion-del-
senor.html
EL PAPA PIDE A LOS OBISPOS ESPAÑOLES QUE REACTIVEN LA CAUSA DE
BEATIFICACIÓN DE ISABEL LA CATÓLICA https://www.religiondigital.org/espana/Papa-
espanoles-beatificacion-Isabel-Catolica_0_2212578725.html
6
LECTURA
LA CRUZ COMO RAÍZ DE LA PERFECTA ALEGRÍA
Francisco de Asís habla a los sacerdotes.
Martini, Carlo Maria / Cantalamessa, Raniero
Colección: Surcos
Subcolección: Surcos
ISBN: 978-84-8169-574-8
Código EVD:1700071
Edición:1
Reimpresión:8
Páginas:144
Tamaño:120 x 190 mm
Encuadernación: Rústica, fresada, tapa plastificada brillo,
con solapas
La admiración por san Francisco de Asís es unánime o, cuanto menos, generalizada, también entre
los sacerdotes. Cada vez es más frecuente encontrarse con un miembro del clero secular o
diocesano que, sin haber profesado la regla franciscana, ha bebido en las fuentes de su
espiritualidad y alimenta su acción pastoral en el carisma del pobre de Asís.
Por eso no resulta extraño que el cardenal de Milán, Carlo Mª Martini, y el capuchino Raniero
Cantalamessa hayan elegido la figura de san Francisco para ayudar a los sacerdotes a evaluar la
propia vida y el propio ministerio a la luz de la singularidad y la originalidad del camino cristiano. El
resultado de esa propuesta es este libro, que recoge las intervenciones de los dos autores citados (y
de Franco Gallivanone y Marco Bove) dirigidas a los sacerdotes jóvenes de la diócesis de Milán en
el marco de tres días de espiritualidad. No obstante, sirven igualmente para todos los consagrados y
laicos comprometidos, en un tiempo de retiro, reflexión y discernimiento con el fin de volver a
encontrar la orientación y el rumbo.
A partir de varios escritos o expresiones de san Francisco (como las Alabanzas al Dios Altísimo, el
Testamento y el Cántico de las criaturas, entre otros), además de algunos textos de las biografías
del santo y documentos de la época (Tomás de Celano, Florecillas), los autores se refieren a la
"perfecta alegría", la configuración con Cristo crucificado, la obediencia y resistencia a la "palabra de
la cruz", y la belleza del misterio pascual.

Recomendados

Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020Rivotorto 2 mayo 2020
Rivotorto 2 mayo 2020franfrater
 
Hermano l obo mayo 2021
Hermano l obo mayo 2021Hermano l obo mayo 2021
Hermano l obo mayo 2021franfrater
 
Boletín mayo 2021
Boletín mayo 2021Boletín mayo 2021
Boletín mayo 2021franfrater
 
Rivotorto marzo 2020
Rivotorto marzo 2020Rivotorto marzo 2020
Rivotorto marzo 2020franfrater
 
Boletín hermano sol 141
Boletín hermano sol 141Boletín hermano sol 141
Boletín hermano sol 141franfrater
 
Boletín hermano lobo junio 2016
Boletín hermano lobo junio 2016Boletín hermano lobo junio 2016
Boletín hermano lobo junio 2016franfrater
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Revista fraternidad nº 67
Revista fraternidad nº 67Revista fraternidad nº 67
Revista fraternidad nº 67franfrater
 
Hermano sol septi. 2020
Hermano sol septi. 2020Hermano sol septi. 2020
Hermano sol septi. 2020franfrater
 
Carta a los franciscanos
Carta a los franciscanosCarta a los franciscanos
Carta a los franciscanosfranfrater
 
Charla misericordia amparo 2016
Charla misericordia amparo 2016Charla misericordia amparo 2016
Charla misericordia amparo 2016franfrater
 
Xx encuentro de zona
Xx encuentro de zonaXx encuentro de zona
Xx encuentro de zonafranfrater
 
Papa Fracisco en Fátima
Papa Fracisco en FátimaPapa Fracisco en Fátima
Papa Fracisco en FátimaMartin M Flynn
 
Carta apostolica belen greccio
Carta apostolica belen greccioCarta apostolica belen greccio
Carta apostolica belen grecciofranfrater
 
Alcázar septiembre 2021
Alcázar septiembre 2021Alcázar septiembre 2021
Alcázar septiembre 2021franfrater
 
Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015
Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015
Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015Mfc Nacional
 
Es lettera poveri
Es lettera poveriEs lettera poveri
Es lettera poveriCarlos_ec
 
Boletín otubre 2017 alcazar
Boletín otubre 2017 alcazarBoletín otubre 2017 alcazar
Boletín otubre 2017 alcazarfranfrater
 
Boletin noviembre 2021
Boletin noviembre 2021Boletin noviembre 2021
Boletin noviembre 2021franfrater
 
Charla Toboso
Charla TobosoCharla Toboso
Charla Tobosoframasg
 
Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014
Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014
Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014franfrater
 
Boletín hermano sol 120
Boletín hermano sol 120Boletín hermano sol 120
Boletín hermano sol 120franfrater
 
Boletín alcázar noviembre 2016
Boletín alcázar noviembre 2016Boletín alcázar noviembre 2016
Boletín alcázar noviembre 2016franfrater
 
Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016Martin M Flynn
 
Hermano lobo julio y agosto
Hermano lobo  julio y agostoHermano lobo  julio y agosto
Hermano lobo julio y agostofranfrater
 

La actualidad más candente (20)

Revista fraternidad nº 67
Revista fraternidad nº 67Revista fraternidad nº 67
Revista fraternidad nº 67
 
Hermano sol septi. 2020
Hermano sol septi. 2020Hermano sol septi. 2020
Hermano sol septi. 2020
 
Carta a los franciscanos
Carta a los franciscanosCarta a los franciscanos
Carta a los franciscanos
 
Charla misericordia amparo 2016
Charla misericordia amparo 2016Charla misericordia amparo 2016
Charla misericordia amparo 2016
 
Xx encuentro de zona
Xx encuentro de zonaXx encuentro de zona
Xx encuentro de zona
 
Papa Fracisco en Fátima
Papa Fracisco en FátimaPapa Fracisco en Fátima
Papa Fracisco en Fátima
 
Carta apostolica belen greccio
Carta apostolica belen greccioCarta apostolica belen greccio
Carta apostolica belen greccio
 
Alcázar septiembre 2021
Alcázar septiembre 2021Alcázar septiembre 2021
Alcázar septiembre 2021
 
Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015
Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015
Festividades Ciclo Litúrgico Marzo 2015
 
Ministros generales 40 aniv. regla ofs esp
Ministros generales 40 aniv. regla ofs espMinistros generales 40 aniv. regla ofs esp
Ministros generales 40 aniv. regla ofs esp
 
Circular 1
Circular 1Circular 1
Circular 1
 
Es lettera poveri
Es lettera poveriEs lettera poveri
Es lettera poveri
 
Boletín otubre 2017 alcazar
Boletín otubre 2017 alcazarBoletín otubre 2017 alcazar
Boletín otubre 2017 alcazar
 
Boletin noviembre 2021
Boletin noviembre 2021Boletin noviembre 2021
Boletin noviembre 2021
 
Charla Toboso
Charla TobosoCharla Toboso
Charla Toboso
 
Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014
Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014
Boletín paz y bien n 48 noviembre 2014
 
Boletín hermano sol 120
Boletín hermano sol 120Boletín hermano sol 120
Boletín hermano sol 120
 
Boletín alcázar noviembre 2016
Boletín alcázar noviembre 2016Boletín alcázar noviembre 2016
Boletín alcázar noviembre 2016
 
Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016Papa francisco en mexico 2016
Papa francisco en mexico 2016
 
Hermano lobo julio y agosto
Hermano lobo  julio y agostoHermano lobo  julio y agosto
Hermano lobo julio y agosto
 

Similar a Rivotorto 2 mayo 2020

Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín Marzo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín  Marzo 2012Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín  Marzo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín Marzo 2012framasg
 
HERMANO LOBO MAYO 2022.pdf
HERMANO LOBO MAYO 2022.pdfHERMANO LOBO MAYO 2022.pdf
HERMANO LOBO MAYO 2022.pdffranfrater
 
FRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN ABRIL
FRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN  ABRILFRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN  ABRIL
FRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN ABRILLolicanadilla
 
Hoja vocacional Diciembre 11 12
Hoja vocacional Diciembre 11 12Hoja vocacional Diciembre 11 12
Hoja vocacional Diciembre 11 12framasg
 
Bautizados y enviados _ Talleres
Bautizados y enviados _ TalleresBautizados y enviados _ Talleres
Bautizados y enviados _ TalleresMaike Loes
 
Boletín alcázar octubre 2016
Boletín alcázar octubre 2016Boletín alcázar octubre 2016
Boletín alcázar octubre 2016franfrater
 
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012framasg
 
Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012
Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012
Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012Pastoral Salud
 
HomilíA Miercoles Santo 2009
HomilíA Miercoles Santo 2009HomilíA Miercoles Santo 2009
HomilíA Miercoles Santo 2009obicopiapo
 
Carta solemnidad de_san_francisco_2015
Carta solemnidad de_san_francisco_2015Carta solemnidad de_san_francisco_2015
Carta solemnidad de_san_francisco_2015franfrater
 
Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013
Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013
Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013Lolicanadilla
 
boletin mayo 2022.pdf
boletin mayo 2022.pdfboletin mayo 2022.pdf
boletin mayo 2022.pdffranfrater
 
Fraternidad de Arenas de San Pedro
Fraternidad de Arenas de San PedroFraternidad de Arenas de San Pedro
Fraternidad de Arenas de San Pedroframasg
 
Hermano lobo septiembre octubre 2013
Hermano lobo septiembre octubre 2013Hermano lobo septiembre octubre 2013
Hermano lobo septiembre octubre 2013Lolicanadilla
 

Similar a Rivotorto 2 mayo 2020 (20)

Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín Marzo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín  Marzo 2012Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín  Marzo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan Boletín Marzo 2012
 
HERMANO LOBO MAYO 2022.pdf
HERMANO LOBO MAYO 2022.pdfHERMANO LOBO MAYO 2022.pdf
HERMANO LOBO MAYO 2022.pdf
 
FRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN ABRIL
FRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN  ABRILFRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN  ABRIL
FRATERNIDAD ALCÁZAR DE SAN JUAN. BOLETÍN ABRIL
 
Una reflexión, en el contexto vicenciano, sobre la Eucaristía
Una reflexión, en el contexto vicenciano, sobre la Eucaristía Una reflexión, en el contexto vicenciano, sobre la Eucaristía
Una reflexión, en el contexto vicenciano, sobre la Eucaristía
 
Hoja vocacional Diciembre 11 12
Hoja vocacional Diciembre 11 12Hoja vocacional Diciembre 11 12
Hoja vocacional Diciembre 11 12
 
Bautizados y enviados _ Talleres
Bautizados y enviados _ TalleresBautizados y enviados _ Talleres
Bautizados y enviados _ Talleres
 
Boletín alcázar octubre 2016
Boletín alcázar octubre 2016Boletín alcázar octubre 2016
Boletín alcázar octubre 2016
 
Transubstanciacion
TransubstanciacionTransubstanciacion
Transubstanciacion
 
Rivotorto 8
Rivotorto 8Rivotorto 8
Rivotorto 8
 
Contacto noviembre
Contacto noviembreContacto noviembre
Contacto noviembre
 
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
Fraternidad Alcázar de San Juan. Boletín Mayo 2012
 
Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012
Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012
Homilia en visperas de ss benedicto xvi, 25 de marzo de 2012
 
Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020
 
HomilíA Miercoles Santo 2009
HomilíA Miercoles Santo 2009HomilíA Miercoles Santo 2009
HomilíA Miercoles Santo 2009
 
Holmilia misa crismal 2013
Holmilia misa crismal 2013Holmilia misa crismal 2013
Holmilia misa crismal 2013
 
Carta solemnidad de_san_francisco_2015
Carta solemnidad de_san_francisco_2015Carta solemnidad de_san_francisco_2015
Carta solemnidad de_san_francisco_2015
 
Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013
Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013
Fraternidad Alcázar. Boletín Mayo 2013
 
boletin mayo 2022.pdf
boletin mayo 2022.pdfboletin mayo 2022.pdf
boletin mayo 2022.pdf
 
Fraternidad de Arenas de San Pedro
Fraternidad de Arenas de San PedroFraternidad de Arenas de San Pedro
Fraternidad de Arenas de San Pedro
 
Hermano lobo septiembre octubre 2013
Hermano lobo septiembre octubre 2013Hermano lobo septiembre octubre 2013
Hermano lobo septiembre octubre 2013
 

Rivotorto 2 mayo 2020

  • 1. 1 RIVOTORTO HOJA nº 2 año 2020 SACERDOTES Y DIÁCONOS ORDEN FRANCISCANA SECULAR ESPAÑA Editorial…….. 1 y 2 Reflexión…… 3 Noticias…….. 4 y 5 Lectura…….. 6 Santo OFS…. 7 Curiosidad…. 8 Oración…….. 9 CORREO ELECTRÓNICO: sacerdotesseculares@or denfranciscanasecular.es WEB: https://www.ordenfrancisc anasecular.es FACEBOOK: El Papa Francisco ha dirigido una carta a todos los fieles para el mes de mayo, en el que el pueblo De Dios manifiesta con particular intensidad su amor y devoción a la Virgen María. Nos propone redescubrir la belleza de rezar el Rosario y nos ofrece dos oraciones para recitar al final. Nos dice que “contemplar juntos el rostro de Cristo con el corazón de María, nuestra Madre, nos unirá todavía más como familia espiritual y nos ayudará a superar esta prueba” de la pandemia que estamos viviendo y sufriendo. También nuestro Padre San Francisco de Asís compuso oraciones a la Virgen y dirigió una Carta a los fieles, “a todos los cristianos religiosos, clérigos y laicos, hombres y mujeres, a todos los que habitan en el mundo entero” en la que nos habla de la Virgen María “de cuyo seno <Cristo> recibió la verdadera carne de nuestra humanidad y fragilidad.” A la Madre Dios la llamaba “virgen hecha iglesia”. Como bien sabemos, para san Francisco el amor a Cristo es inseparable del amor a la Virgen María. Como también es inseparable del amor a la Iglesia y, en ella, del amor a los sacerdotes seculares, “los clérigos”: “Dichoso el siervo que mantiene la fe en los clérigos que viven verdaderamente según la forma de la Iglesia romana. Y ¡ay de aquellos que los desprecian!” Por eso, los sacerdotes que profesamos en la Orden Franciscana Secular debemos corresponder a ese gran amor con amor. Y debemos hacer como hizo Francisco: ponernos en las manos de la Santa Virgen María y levantar nuestras manos intercediendo ante Dios por nuestro pueblo que sufre y tiene miedo. La pandemia del Corona Virus ha afectado a muchos hermanos y conciudadanos. Son muchos los enfermos; son muchos los muertos. Seguramente todos los sacerdotes hemos recibido la misma pregunta: ¿por qué? ¿Qué sentido tiene? ¿Dónde está Dios y cómo actúa en esta situación? Son preguntas que se han repetido muchas veces a lo largo de la historia. En tiempos de san Francisco, antes y después, ha habido muchas pandemias. Y siempre los hombres se han preguntado lo mismo y han buscado comprender y vivir evangélicamente estas situaciones. A LA VIRGEN MARÍA
  • 2. 2 Sabemos que muchos cristianos y muchos franciscanos han dado una respuesta heroica, entregándose totalmente a los enfermos y a los pobres. Muchos murieron a causa de su entrega y son hoy venerados como santos ejemplares. Porque vemos en ellos el testimonio de Cristo compasivo, que padece con los que sufren. Porque ellos dieron testimonio con su propia vida de la cruz del Redentor, que veían en aquellos que padecían el sufrimiento, el miedo y la muerte. La cruz de Cristo es nuestra cruz, y la nuestra la suya. Pero también nos decía san Francisco que “es grandemente vergonzoso para nosotros, los siervos de Dios, que los santos hicieron las obras y nosotros, con solo referirlas, queremos recibir gloria y honor”. Cuando todo esto pase (y oremos para que pase pronto), vendrán las consecuencias de la pandemia. Ya nos anuncian que será paro y pobreza. Quién sabe si viviremos tiempos convulsos. Y los sacerdotes hemos de estar al pie del cañón (metafóricamente). Un sacerdote que se profesa franciscano no debe escabullirse de mostrar su testimonio de entrega a los enfermos y a los pobres concretos de su parroquia o del lugar en que le haya puesto la obediencia a su obispo. Dice el papa Francisco que nuestra misión tiene siempre dos pilares básicos: el testimonio y la oración. El testimonio personal y fraterno, en nuestra fraternidad y en nuestra parroquia. Y la oración confiada y constante. Nos ha invitado a rezar el Rosario en este mes de mayo para poner en la mediación de María, salud de los enfermos y consuelo de los afligidos, a nuestro pueblo. El Rosario es la oración de los sencillos. Oración a María Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino como un signo de salvación y esperanza. A ti nos encomendamos, Salud de los enfermos, que al pie de la cruz fuiste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe. Tú, Salvación del pueblo romano, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que lo concederás para que, como en Caná de Galilea, vuelvan la alegría y la fiesta después de esta prueba. Ayúdanos, Madre del Divino Amor, a conformarnos a la voluntad del Padre y hacer lo que Jesús nos dirá, Él que tomó nuestro sufrimiento sobre sí mismo y se cargó de nuestros dolores para guiarnos a través de la cruz, a la alegría de la resurrección. Amén. Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no desprecies nuestras súplicas en las necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, oh Virgen gloriosa y bendita.
  • 3. 3 FRANCISCO, HERALDO DE MARÍA, LA MADRE DE JESÚS Lo de Francisco transciende el sentimentalismo; es devoción auténtica, y es amor filial motivado por lo que es nuclear en la Virgen María: su maternidad. Esta es la motivación que explica todo lo que Francisco siente, vive y nos transmite cuando habla y cuando escribe. Dice su biógrafo Celano que «le tributaba peculiares alabanzas, le multiplicaba oraciones, y le ofrecía afectos tantos y tales como no puede expresar lengua humana. ¡Ea, abogada de los pobres!, cumple con nosotros tu misión de tutora hasta el día señalado por el Padre» (2 Cel 198). Francisco veía en María, por su condición de madre, la prolongación de la misericordia, del amor y de la omnipotencia de Jesús, su hijo y redentor nuestro. Ambos, como diría la teología posterior, fueron predestinados en un mismo decreto por el Padre para consumar la misma obra: la redención del género humano. Madre e Hijo constituyen un tándem indesglosable. Dos fiestas eran para San Francisco objeto de particular fervor y regocijo, y para las que se preparaba con un retiro de cuarenta días de oración y ayuno: Navidad y la Asunción. María es para Francisco, como no podía por menos, modelo y ejemplo. En un escrito dirigido a toda la Orden dice a los hermanos sacerdotes que celebran, reciben y administran el cuerpo del Señor: «Si la bienaventurada Virgen es tan honrada, como es justo, porque ha llevado en su santísimo seno al Señor..., ¡cuán santo, justo y digno debe ser quien toca con las manos ese mismo cuerpo en la eucaristía!» (cf. CtaO 21). San Francisco quiso ser pobre porque Cristo y su Madre fueron pobres y vivieron pobres. Amaba a los pobres y veía en ellos, con los ojos de la fe, un icono de Cristo y de su pobrísima Madre. Solía decir: «Hermano, cuando ves a un pobre, ves un espejo del Señor y de su Madre pobre» (2 Cel 85). Francisco, que tanto amó y veneró a María por el don de su maternidad divina, se alegraba y daba también gracias por saber que, por gracia de Dios y obra del Espíritu Santo, él, y cualquier cristiano, puede ser respecto de Cristo espiritualmente lo que la Virgen fue física y biológicamente, es decir, engendrarlo por la escucha de la Palabra, llevarlo en el corazón y darlo a luz mediante las obras santas, que deben ser luz para ejemplo de los otros (cf. 2CtaF 53; 1CtaF I, 10). Después de Cristo, su Madre, María, pero siempre y en todo inseparables.
  • 4. 4 NOTICIA FRANCISCANA COMISARÍA DE TIERRA SANTA. PROVINCIA DE LA INMACULADA Excepcionalmente, la jornada pontificia por los santos lugares de 2020 será el domingo 13 de septiembre ¿Quiénes somos la Comisaria de Tierra Santa? Somos un grupo de hombres cristianos, llamados por Dios de todas las partes del mundo para una misión especial: ¡custodiar su Casa! Formamos parte de una Orden religiosa de la Iglesia Católica, la Orden de los Hermanos Menores, los franciscanos. Nuestro fundador, san Francisco de Asís, a comienzos del siglo XIII, movido por el amor a Cristo pobre y crucificado, se acercó hasta el Oriente Medio para “tocar” aquellos lugares que, hasta hoy, constituyen un testimonio insustituible de la revelación de Dios y de su amor por el hombre. En su peregrinación, a pesar de la violencia de las cruzadas, se reunió y dialogó con el sultán Melek el-Kamel, que en aquel tiempo gobernaba en Tierra Santa. Fue un encuentro pacífico y dio inicio a la presencia franciscana en Tierra Santa, imprimiendo un estilo a nuestra presencia a lo largo de los siglos… hasta hoy. Esta provincia de la Orden franciscana, con el tiempo, tomó el nombre de Custodia de Tierra Santa. San Francisco y los franciscanos siempre han venerado ardientemente la encarnación de Jesús. Por esto, desde el principio, amaron y aman la Tierra Santa. De hecho, no hay Encarnación si no se concreta en un Lugar. Para nosotros, amar esta Tierra significa amar a Jesús. Y no podemos pensar en Jesús sin amar su Tierra. Por esta especial veneración de los franciscanos al Evangelio de Jesús y a su encarnación, la Iglesia Católica nos encargó la misión de Custodiar los Lugares de nuestra Redención. Custodiar los Santos Lugares es algo muy concreto: animar los Santos Lugares con la liturgia para los peregrinos y para las iglesias locales, acoger a los peregrinos que vienen de todas partes del mundo para rezar y descansar en estos Lugares, y mantener las estructuras de estos Lugares para que funcionen correctamente. Junto a los Santos Lugares viven comunidades cristianas locales. Las comunidades locales están constituidas por parroquias de diversos ritos y tradiciones católicas (occidentales y orientales). Nosotros, los franciscanos, atendemos las parroquias que tienen su centro y sede en los Santos Lugares. Amar las piedras que custodian la memoria de Jesús nos empuja a amar también las piedras vivas, las comunidades cristianas, que han vivido siempre aquí. Son numerosas las actividades formativas y sociales de la Custodia para sostener la presencia cristiana en Tierra Santa: escuelas, construcción de viviendas, ayudas para subsanar las distintas formas de pobreza. A los peregrinos cristianos que vienen de todas partes del mundo se les ofrece guía espiritual y una amplia red de casas de acogida, además de la garantía y la gracia de poder celebrar en los Santos Lugares los misterios de la redención. En resumen: somos una fraternidad de la Orden de los Hermanos Menores que, viviendo en Tierra Santa, custodiamos, estudiamos y hacemos acogedores los Lugares que son el origen de la fe cristiana y, viviendo en ellos, anunciamos las maravillas del amor que el Altísimo, Omnipotente y Buen Señor AQUÍ quiso hacerse hombre como nosotros para la salvación de todo el género humano. https://tierrasanta.ofminmaculada.org/
  • 5. 5 NOTICIA FRANCISCANA PROTECCIÓN DE MIGRANTES Y REFUGIADOS DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19 Disminuir la propagación de COVID-19 requiere que todas las personas sin distinción, sean incluidas en las estrategias de prevención, protección y resguardo, dando prioridad a las poblaciones más vulnerables, entre ellas las personas migrantes, refugiados y solicitantes de asilo. Esta pandemia es una crisis de salud pública que nos hace reflexionar sobre lo interconectadas que están nuestras vidas, por lo tanto, es tarea de todos y todas actuar de manera rápida y solidaria. Somos organizaciones de base y religiosas, con el apoyo de líderes religiosos de América Central, México y Estados Unidos que trabajan para abordar las causas profundas de la pobreza, la violencia y la corrupción que obligan a las personas a abandonar sus hogares en la región. Ofrecemos este marco para la acción, buscando proteger a los migrantes y solicitantes de refugio, a la vez que ayudamos a todas nuestras comunidades a sobrevivir esta crisis y reconstruir un futuro con justicia y equidad. Solicitamos la liberación inmediata de todas las personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo, que se encuentran en centros de detención migratoria. o Debe realizarse la identificación de las personas con alto riesgo de contraer el virus, incluidas las personas con problemas de salud subyacentes y las personas mayores, para priorizar su liberación inmediata. o Nadie debe ser o permanecer detenido en una instalación formal o informal que carezca de medidas preventivas para proteger a las personas durante esta emergencia de salud pública. o Es urgente identificar, proteger y canalizar a los servicios especializados de atención médica a personas con sospecha de haber contraído ya la infección… JPIC OTRAS NOTICIAS E INFORMACIÓN: KOINONIA 2020 – 1 (N.105): LA REGLA DE LA OFS COMO RESPUESTA A LOS TIEMPOS DE GRANDES CAMBIOS https://ofm.org/es/blog/koinonia-2020-1/ HOMILÍA COMPLETA DE fray RAINIERO CANTALAMESSA EN LA PASIÓN DEL SEÑOR https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2020-04/homilia-completa-raniero-cantalamessa-pasion-del- senor.html EL PAPA PIDE A LOS OBISPOS ESPAÑOLES QUE REACTIVEN LA CAUSA DE BEATIFICACIÓN DE ISABEL LA CATÓLICA https://www.religiondigital.org/espana/Papa- espanoles-beatificacion-Isabel-Catolica_0_2212578725.html
  • 6. 6 LECTURA LA CRUZ COMO RAÍZ DE LA PERFECTA ALEGRÍA Francisco de Asís habla a los sacerdotes. Martini, Carlo Maria / Cantalamessa, Raniero Colección: Surcos Subcolección: Surcos ISBN: 978-84-8169-574-8 Código EVD:1700071 Edición:1 Reimpresión:8 Páginas:144 Tamaño:120 x 190 mm Encuadernación: Rústica, fresada, tapa plastificada brillo, con solapas La admiración por san Francisco de Asís es unánime o, cuanto menos, generalizada, también entre los sacerdotes. Cada vez es más frecuente encontrarse con un miembro del clero secular o diocesano que, sin haber profesado la regla franciscana, ha bebido en las fuentes de su espiritualidad y alimenta su acción pastoral en el carisma del pobre de Asís. Por eso no resulta extraño que el cardenal de Milán, Carlo Mª Martini, y el capuchino Raniero Cantalamessa hayan elegido la figura de san Francisco para ayudar a los sacerdotes a evaluar la propia vida y el propio ministerio a la luz de la singularidad y la originalidad del camino cristiano. El resultado de esa propuesta es este libro, que recoge las intervenciones de los dos autores citados (y de Franco Gallivanone y Marco Bove) dirigidas a los sacerdotes jóvenes de la diócesis de Milán en el marco de tres días de espiritualidad. No obstante, sirven igualmente para todos los consagrados y laicos comprometidos, en un tiempo de retiro, reflexión y discernimiento con el fin de volver a encontrar la orientación y el rumbo. A partir de varios escritos o expresiones de san Francisco (como las Alabanzas al Dios Altísimo, el Testamento y el Cántico de las criaturas, entre otros), además de algunos textos de las biografías del santo y documentos de la época (Tomás de Celano, Florecillas), los autores se refieren a la "perfecta alegría", la configuración con Cristo crucificado, la obediencia y resistencia a la "palabra de la cruz", y la belleza del misterio pascual.
  • 7. 7 NUESTRO HERMANO JUAN Mª DE VIANNEY, CURA DE ARS Sacerdote diocesano, miembro de la Orden Franciscana Seglar/Secular, que tuvo que superar incontables dificultades para llegar a ordenarse de presbítero. Su celo por las almas, sus catequesis y su ministerio en el confesonario transformaron el pueblecillo de Ars, que a su vez se convirtió en centro de frecuentes peregrinaciones de multitudes que buscaban al Santo Cura. Es patrono de los párrocos. Nace el Santo en tiempos revueltos: el 8 de mayo de 1786. En Dardilly, estamos por consiguiente en uno de los más vivos hogares de la actividad religiosa de Francia. Juan María compartirá el seminario con el Beato Marcelino Champagnat, fundador de los maristas; con Juan Claudio Colin, fundador de la Compañía de María, y con Fernando Donnet, el futuro cardenal arzobispo de Burdeos. A los diecisiete años la situación se hace menos tensa. Juan María concibe el gran deseo de llegar a ser sacerdote. Su padre, aunque buen cristiano, pone algunos obstáculos, que por fin son vencidos. El joven inicia sus estudios, dejando las tareas del campo a las que hasta entonces se había dedicado. Todos sus superiores reconocen la admirable conducta del seminarista, pero..., falto de los necesarios conocimientos del latín, no saca ningún provecho de los estudios y, por fin, es despedido del seminario. El padre Balley, que había dirigido sus primeros estudios, se presta a continuar preparándole, y consigue del vicario general, después de un par de años de estudios, su admisión a las órdenes. Por fin, el 13 de agosto de 1815, el obispo de Grenoble, monseñor Simón, le ordenaba sacerdote, a los 29 años. Ya tenemos, desde el 9 de febrero de 1818, a San Juan María en el pueblecillo del que prácticamente no volverá a salir jamás. Habrá algunas tentativas de alejarlo de Ars, y por dos veces la administración diocesana le enviará el nombramiento para otra parroquia. Otras veces el mismo Cura será quien intente marcharse para irse a un rincón «a llorar su pobre vida», como con frase enormemente gráfica repetirá. Pero siempre se interpondrá, de manera manifiesta, la divina Providencia, que quería que San Juan María llegara a resplandecer, como patrono de todos los curas del mundo, precisamente en el marco humilde de una parroquia de pueblo. "JESUCRISTO, LUEGO DE HABERNOS DADO TODO AQUELLO QUE PODÍA DARNOS, NOS HIZO INCLUSO HEREDEROS DE LO MÁS PRECIOSO QUE TENÍA, ES DECIR A SU SANTA MADRE” (Santo cura de ars)
  • 8. 8 CURIOSIDAD FRANCISCANA: EL ÁNGELUS El Ángelus, devoción de origen franciscano, que para el Diccionario de la Real Academia Española es «Oración en honor del misterio de la Encarnación». Toma su nombre de sus primeras palabras en la versión latina, Angelus Domini nuntiavit Mariæ El toque y el rezo del Ángelus no existían en tiempo de San Francisco ni fue el Santo quien introdujo esta devoción en la Iglesia, aunque la espiritualidad y piedad que él practicaba y enseñaba era un terreno bien abonado para que florecieran prácticas piadosas como ésta; véanse, por ejemplo, sus Cartas a los Custodios y su Carta a las Autoridades, donde puede apreciarse un reflejo de la costumbre musulmana de convocar al pueblo a la oración mediante el pregón del muecín desde el alminar de las mezquitas, costumbre que Francisco observó en su viaje a Oriente. Por cuanto se sabe, fue Fr. Benito de Arezzo quien, hacia el año 1250, introdujo en el convento de Arezzo el Ángelus, haciendo cantar o recitar, a la caída de la tarde, la antífona El Ángel habló a María mientras sonaban las campanas. El Capítulo general celebrado en Asís en 1269, y presidido por San Buenaventura, estableció que los hermanos exhortaran al pueblo a saludar a la Virgen con las palabras del Ángel cuando al atardecer sonara la campana de completas; posteriormente, ya en el siglo XIV, se introdujo el toque y el rezo del Ángelus por la mañana, y luego también al mediodía El Ángelus sufrió un lento proceso evolutivo hasta alcanzar su forma definitiva tal como lo rezamos hoy. Abarca tres siglos: el siglo XIII, en el que comienza el Ángelus vespertino y poco después el matutino, el XV, en el que comienza el Francia el Ángelus del mediodía, y el XVI, en el que la fórmula de los tres Ángelus reunidos llega a ser universal y estable. El primer documento conocido en el que encontramos el Ángelus en su forma actual, con indulgencia concedida por el Papa Paulo III, en un catecismo impreso en Venecia en 1560. Poco después, en 1571, San Pío V inserta el Ángelus en un Oficio Parvo de la Virgen aprobado por él. El triunfo definitivo y universal del Ángelus se logró cuando Benedicto XIII, el 14 de septiembre de 1724, con el breve Iniunctae nobis, concedía cien días de indulgencia por cada vez que se rezara y una plenaria al mes al que lo rezase diariamente de rodillas por la mañana, a mediodía y por la tarde al toque de las campanas. Benedicto XIV estableció el 20 de abril de 1742 que durante el tiempo pascual se sustituyese el Ángelus por la antífona: Reginal caeli lactare. Y finalmente, Pío VII en 1815, añadió al Ángelus tres “glorias al Padre…” en acción de gracias por los dones copiosamente otorgados por la Santísima Trinidad a la Virgen, particularmente por su gloriosa Asunción a los cielos. El toque característico del Ángelus consiste en el tañido de tres campanadas antes de cada Avemaría, seguidas, finalmente de nueve campanadas algo más rápidas que las tres rítmicas anteriores.
  • 9. 9 OREMOS SALUDO A LA VIRGEN MARÍA ¡Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios, María, virgen hecha Iglesia, y elegida por el santísimo Padre del cielo, consagrada por Él con su santísimo Hijo amado y el Espíritu Santo Paráclito; que tuvo y tiene toda la plenitud de la gracia y todo bien! ¡Salve palacio de Dios! ¡Salve, tabernáculo de Dios! ¡Salve, casa de Dios! ¡Salve, vestidura de Dios! ¡Salve, esclava de Dios! ¡Salve, Madre de Dios! S. Francisco de Asís JUAN 19, 25-27. Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena. Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: "Mujer, ahí tienes a tu hijo." Luego dice al discípulo: "Ahí tienes a tu madre." Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. CONSTITUCIONES GENERALES DE LA OFS: ARTÍCULO 16 1. María, Madre de Jesús, es el modelo para escuchar la Palabra y ser fieles a la vocación: en ella, como Francisco, vemos realizadas todas las virtudes evangélicas. Los hermanos cultiven el amor intenso a la Santísima Virgen, mediante la imitación, la oración y la entrega filial. Manifiesten su devoción personal con expresiones de una auténtica fe, en las formas aceptadas por la Iglesia. 2. María es modelo de amor fecundo y fiel para toda la comunidad eclesial. Los franciscanos seglares y las Fraternidades busquen vivir la experiencia de Francisco, que hizo de la Virgen la guía de su vida y de su obra; con ella, como los discípulos en Pentecostés, acojan el Espíritu para realizarse en comunidad de amor. PAZ Y BIEN.