Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

PREJUICIOS

36 visualizaciones

Publicado el

SOMOS CIEGOS QUE CREEN VER
Cuando nos dejamos arrastrar por el pensamiento, que clasifica las personas en categorías de género, raza, clase, credo o ideología; nos alejamos de la inteligencia y debilitamos la humanidad que nos une.
Nuestro pensamiento facilita caer en falacias porque:
Rechaza toda idea que no encaja con sus prejuicios.
Se resiste al cambio y protege la identidad, incluso frente a la verdad.
Con su atribución aumenta el conflicto, con su justificación mantiene las incoherencias y con sus estereotipos limita el crecimiento.
Como dijo Pío Cabanillas: "YO ya no sé si soy de los NUESTROS".

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

PREJUICIOS

  1. 1. SELECCIÓN (sin porcentaje) FORMACIÓN (In Company) Soluciones efectivas, rápidas y completas PPrreejjuuiicciiooss Efrén Martín, Gerente de y Associate Consultant de Reddin Assessments Consúltanos: 677 868 211 - 946 765 995 - fvmartin@fvmartin.net Nº 157 enero 2020 http://www.fvmartin.net  En un experimento, el psicólogo social Lee Ross tomó propuestas de paz creadas por negociadores palestinos e israelíes, y cambió la etiqueta de autoría. A continuación pidió su opinión a los ciudadanos judíos.  A los israelíes les gustó más la propuesta palestina atribuida a Israel, de lo que les gustó la propuesta israelí atribuida a los palestinos. “Si rechazamos nuestra propia propuesta cuando se atribuye a otros, ¿qué posibilidad hay de que aceptemos la verdadera propuesta de esos otros?” Carol Tavris Las trampas del deseoExperimentamos nuestro pensamiento como individual, pero es social. Se construye en la dialéctica de grupos de referencia (“nosotros”) contra grupos de repelencia (los “otros”). El Realismo Ingenuo se basa en tres ideas simplistas que no afectan a la realidad, sino a nuestra visión del mundo y los demás:  Creer que percibimos los sucesos de acuerdo a su realidad objetiva.  Creer que toda persona racional compartirá necesariamente nuestra visión y acciones.  Creer que los disidentes están gravemente equivocados, son tontos o malvados. Sólo el Realismo -y no siempre- desarma lo Ingenuo por el expeditivo método de Mike Tyson: “Todo el mundo tiene un plan, hasta que le parten la cara”. Sobran silogismos. Salir del pensamiento único conlleva tomar amarga conciencia de haberse dejado arrastrar por los procesos básicos de atribuir, justificar y estereotipar. En suma, por los corregibles pero inevitables prejuicios que representan y suplantan a la realidad:  Atribuir. Obviando la influencia de causas externas en la conducta, juzgamos a los demás como incapaces o locos; deshumanizándoles cuando sus actos encajan en su situación pero no en la nuestra. Vivir más experiencias es la vía para fortalecer la comprensión y la empatía.  Justificar. Para mitigar contradicciones y reducir disonancias, pero sobre todo para salvar nuestra imagen, solemos recurrir a otras burdas trampas y sesgos: Disponibilidad: ¡Con Google puedo saber todo lo que necesito saber! Falso consenso: ¡A cualquiera que preguntase me daría la razón! Retrospección:¡Sabía que iba a suceder! Autoengañarse es un método ridículo para proteger la autoestima.  Estereotipar. No vemos personas sino categorías -sombras rígidas- de personas. Etiquetamos con mucha ligereza a los demás y construimos muros creando falsas similitudes de endogrupo (identidad), frente a falsas diferencias de exogrupo (diversidad). ¿No es una locura definirnos en negativo?: NOSOTROS respecto a OTROS. Cuestionar el uso simplificador de los clichés es la forma de corregirlos. "Uno es el mundo, no está separado del mundo. No es americano, ruso, hindú o musulmán. Uno no es ninguna de estas etiquetas y palabras, uno es el resto de la humanidad porque su consciencia, sus reacciones son similares a las de los demás” (Krishnamurti). No creas todo lo que otros y nosotros te digamos, pero sobre todo: No creas todo lo que piensas

×