Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

El abeto en la pintura y la poesia

1.752 visualizaciones

Publicado el

Trabajo de clase

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

El abeto en la pintura y la poesia

  1. 1. El Abeto El abeto en la pintura El abeto en la poes�a Nieve. Edvard Munch
  2. 2. EL ABETO EN LA PINTURA Abeto. Alberto Durero (1495-97) Paisaje con invierno. Gaspar David Friedrich (1811)
  3. 3. EL ABETO EN LA PINTURA La metamorfosis de Pitis en abeto delante de pan. Edward Calvert (1799- 1883) Marte y Venus. Edward Calvert (1799-1883)
  4. 4. EL ABETO EN LA PINTURA Jard�n p�blico con pareja y �rbol de abeto azul. Van Gogh (1888) Avenida en el jard�n p�blico de Arles. Van Gogh (1888) El bosque encantado. Edvard Munch (1903) Invierno en la costa. Edvard Munch
  5. 5. EL ABETO EN LA PINTURA Noche de Invierno. Edvard Munch (1901) Peque�o cuadro con abeto. Paul Klee (1922)
  6. 6. EL ABETO EN LA PINTURA Mujeres en el lago. Rob Gonsalves Agua bailando.Rob Gonsalves
  7. 7. EL ABETO EN LA PINTURA Tallado en piedra. Rob Gonsalves Nocturnal Skating. Rob Gonsalves.
  8. 8. EL ABETO EN LA PINTURA Stepping Stones. Rob Gonsalves Grandes expectativas. Rob Gonsalves
  9. 9. EL ABETO EN LA PINTURA El fen�meno de la flotaci�n. Rob Gonsalves
  10. 10. EL ABETO EN LA POES�A T� quer�as que yo te dijera el secreto de la primavera. Y yo soy para el secreto lo mismo que es el abeto. �rbol cuyos mil deditos se�alan mil caminitos. Nunca te dir�, amor m�o, por qu� corre lento el r�o. Pero pondr� en mi voz estancada el cielo ceniza de tu mirada. �Dame vueltas, morenita! Ten cuidado con mis hojitas. Dame m�s vueltas alrededor, jugando a la noria del amor. �Ay! No puedo decirte, aunque quisiera, el secreto de la primavera. Federico Garc�a Lorca
  11. 11. EL ABETO EN LA POES�A LA VID Y EL ABETO De dorados racimos coronado Tronco de vid gigante, As� dijo una vez a un elevado Abeto no distante: -Risa me causa ver tanta grandeza Que en la inacci�n se pierde; Jam�s hall� otra cosa que tristeza Bajo tu manto verde. Yo del mortal disipo la amargura; Yo al placer le convido, Y en m� encuentra a la par calma y locura, Felicidad y olvido. Doy fuerzas al cansado, y al sediento Curo con una gota; T�, ni aroma siquiera das al viento Que sin piedad te azota. Call� la vid, y con murmullo inquieto Sus ramas agitando, Hacia la tierra se inclin� el abeto Y dijo suspirando: -T� ofreces, al que sufre, la alegr�a, T� aplacas sus dolores, Y llenas su exaltada fantas�a De ensue�os seductores. Yo al que me busca doy sombra y abrigo; Por calentarle muero, Y el dulce sue�o que perdi� contigo Le otorgo placentero. Y del mortal siguiendo la fortuna, Pues Dios as� lo quiere, Cuando nace a la vida le doy cuna, Y ata�d cuando muere. Manuel del Palacio (1832-1906)

×