173Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
Sociológica, año 15, número 43, pp. 173-201
Mayo-agostode2000
RESUMEN
Lareflexiónde...
174 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
PRESENTACIÓN
UNADELASpreocupacionescentralesdelasociología...
175Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
por los derechos de la mujer, las iniciativas ciudadanas frente a las
centralesnucl...
176 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
fundamentos y límites de su propio modelo al mismo tiempo ...
177Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
amplio sobre la sociedad industrial y tecnológica, en las economías
emergentes poco...
178 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
distintoalqueteníanenlassociedadestradicionales.Enlamodern...
179Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
uniónlocal,espacial,temporal),lamodernidadreflexivasecaracteri-
zaporlosprocesosdev...
180 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
Encontextospostradicionales,notenemosotraopciónqueelegir
c...
181Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
florecermediantediscursosoprácticassociopolíticas.Así,lascostum-
breslocalesqueperd...
182 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
de modo automatizado, y dentro de un orden político y econ...
183Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
expertosconrelaciónalasociedadindustrial,hacreadounarealidad
única que conduce a pa...
184 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
SegúnBeck,lafallaclavedelasociedadindustrialfuehaberesta-
...
185Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
Enestesentido,lasociedadderiesgoyanoaglutinalasdesigual-
dadesenclases,sinoqueéstas...
186 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
industrialensustitucióndelasantiguas,enlasquelosindividuos...
187Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
agentes externos al sistema político o corporativo se les permite aparecer en el
es...
188 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
Cabría mencionar, en primer término, que la ambigüedad ent...
189Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
BECK Y GIDDENS: CONFRONTACIÓN O COMPLEMENTO
Paraestosautoreslareflexividadnoesalgob...
190 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
vida y en los símbolos culturales locales, ello conduce a ...
191Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
Estilos de vida e individualización derivan de la crisis institucional,
Giddensdama...
192 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
implicaunalibertadrespectoalossistemasdeexpertosydelacienc...
193Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
Cabemencionarquenopretendemosencasillaralarealidadmun-
dial en esta teoría, ni forz...
194 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
el control instrumental. La combinación de los riesgos con...
195Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
identidades“reflexivas”seconstruyenatravésdedecisionescotidia-
nas,quedelineanelest...
196 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
miembros pertenecen a distintas naciones, etcétera). 3.Act...
197Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
Apartir de estas explicaciones, es necesario señalar que a modo
detiposidealespropo...
198 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
recurranaladefensadelasviejastradiciones,delascertezasincu...
199Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
dondeunamovilizaciónencabezadaporindígenasymilitares,dirigida
encontradelasmedidasn...
200 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B.
Paranosotros,quedaclaroquelalección
más importante sobre l...
201Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa
BIBLIOGRAFÍA
Baumann,Z.
1996 “Modernidad y ambivalencia”, en Beriain, J., Lasconsec...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Giddens y beck sociedad de riesgo

4.263 visualizaciones

Publicado el

Teoria de la sociedad de Riesgo de Beck y Giddens

0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.263
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
282
Acciones
Compartido
0
Descargas
81
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Giddens y beck sociedad de riesgo

  1. 1. 173Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa Sociológica, año 15, número 43, pp. 173-201 Mayo-agostode2000 RESUMEN Lareflexióndedosdestacadossociólogosdelamo- dernidad,AnthonyGiddensyUlrichBeck,nossirve paracuestionarlospormenoresdeunnuevotiempo mundialque,apesardesutendenciaalcaos,con- tienelapromesadeconstruccióndeunanuevaso- ciedadmáslibreydemocrática,conlapresenciade unsujetosocialquesedefinedesdeelindividuoy es capaz de transformar el sentido, la forma y el contenidodelasociedadcivil. Lasociedaddelriesgo: amenazaypromesa Miriam Alfie Cohen y LuisH.MéndezB.* * Profesores investigadores del Departamento de Sociología de la UniversidadAutónoma Metropolitana,UnidadAzcapotzalco.CorreoelectrónicodeMiriamAlfie:<mac@correo.azc.uam. mx>, de Luis Méndez: <luhmeb@aol.com>.
  2. 2. 174 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. PRESENTACIÓN UNADELASpreocupacionescentralesdelasociologíahasidoeles- tudio, la descripción y el análisis de las sociedades modernas. Las transformacionesquelassociedadestradicionalespresentan,suscam- biosestructurales(innovacioneseconómicas,políticasysociales),las accionessocialesylaconformacióndenuevasidentidades,sonfenó- menosquehansidoampliamenteestudiadosdesdediferentescorrien- tesyautores.Sibienestadiscusiónescentral,apartirdefinesdelos ochenta surge una corriente sociológica que trata de analizar a la modernidadensí,suscaracterísticasespecíficas,susretosylosries- gosqueellaencierra.Sehablarádemodernizacióntardíaoreflexiva, entendiéndola no sólo como reflexión, sino como autoconfrontación delamodernidadconsigomisma. Para autores como Ulrich Beck,Anthony Giddens o el mismo Ni- klasLuhmannladiscusiónactualycentraldelasociologíanosonya las transformaciones de una sociedad tradicional a otra moderna, sinolascaracterísticaspropiasqueadoptalamodernidadtardía,refle- xiva,sobretodoenEuropaOccidental.Paraelloslassociedadesmo- dernas desarrollan un típico modelo industrial y tecnológico que conduceaunaseriedecursosdeacción,deefectosqueprovocanries- go,contingenciaypeligronosóloparalasexistenciascolectivassino también para los individuos. Porello,enlassociedadesmodernasavanzadasseproducelaco- existencia problemática entre la expansión de opciones y la de los riesgos,ambasindisociablespues,porunlado,asícomosedannuevos movimientos y fenómenos sociales entre los que destacan la lucha
  3. 3. 175Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa por los derechos de la mujer, las iniciativas ciudadanas frente a las centralesnucleares,los conflictos regionales, las luchas religiosas o elcuidadoambiental,etcétera,porelotro,lacienciaseenfrentaauna duda metódica con relación a sus fundamentos y aplicaciones que generanefectossocialesnodeseadosentreposibilidadesyriesgos. Elplanoenelcualsedesarrollanestaspropuestasteórico-políticas estádemarcadotantoporelprocesodeglobalizacióncomoporlafa- mosaterceravíapropuestaenEuropaOccidental.Nospareceimpor- tanteseñalarlosprincipalescuestionamientosycategoríasqueestos autorespresentansobrelamodernidad,laglobalizaciónylaconstruc- cióndenuevossujetosenlassociedadesdemocráticasdesarrolladas. Porello,nuestraintenciónenesteartículoesmostrarcómodesdere- ferentesteóricoscomolospropuestosporGiddensyBeckpodemos analizar una nueva modernidad, reflexiva o tardía y las consecuen- ciassociopolíticasqueéstaconllevaenelplanomundial,mostrando sus efectos tanto en los individuos como en diferentes movimientos sociales. MODERNIDAD REFLEXIVA Cuandohablamosdemodernidadreflexiva—otardía—nosreferimos a una particular etapa del desarrollo capitalista, definido por la con- tingenciayelriesgo.“...eltránsitodelaépocaindustrialaladeriesgo, serealizaanónimaeimperceptiblementeenelcursodelamoderniza- ción autónoma conforme al modelo de efectos colaterales latentes” (cf.Beck,1997b:202).Esdecir,noesquelassociedadesadoptenun modelo de riesgo, sino que el propio desarrollo industrial conduce a esta opción no elegida; los procesos de modernización son ajenos alasconsecuenciasypeligrosquecuestionan,denuncianytransfor- manlosfundamentosdelasociedadindustrial.Esmás,elmayorcono- cimiento,lamayorreflexión,nogarantizaelcontroltotaldelosefectos ypeligrosalosquehoyestamosexpuestos.Enestesentido,lamoderni- zación reflexiva expresará la autoconfrontación de los sujetos con losefectosquegeneralasociedadderiesgo,resultadosquenopueden ser mesurados y asimilados por los parámetros institucionalizados de la sociedad industrial. Para Beck, en la sociedad de riesgo existe una relación de lo re- flexivoylareflexión.Lassociedadesmodernasseconfrontanconlos
  4. 4. 176 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. fundamentos y límites de su propio modelo al mismo tiempo que no modificansusestructuras;noreflexionansobresusefectosyprivilegian un continuismo industrial. Existen tres ámbitos en los que se puede observar los cambios anteriormente descritos: a) la finitud de los re- cursosnaturalesquefuerondegradadosyutilizadosdemaneraexten- siva por las sociedades industriales; b) los peligros suscitados por la sociedad industrial que llevan a un cuestionamiento profundo sobre laseguridadyabarcanelterrenodelasciencias,lasidentidades,las acciones sociales y las decisiones políticas; y c) el deterioro, la des- composición y el desencanto de los referentes colectivos que man- teníanunidaalacolectividad(lasideasdeprogreso,lasseguridades, etcétera)Así, ...se entiende por modernización reflexiva una transformación de la sociedad industrial, que se produce sin planificación y de manera latente en el transcurso normal, autónomo de la modernización y que apunta bajo tres aspectos al in- variable e intacto ordenamiento político y económico: una radicalización de la modernidad,quedesvinculaalasociedadindustrialdesusperfilesypremisasy que,acausadelocual,abrepasoaotramodernidad—oalacontramodernidad (Beck, 1996: 233). Laconjuncióndeestoselementosdapiealprocesodeindividua- lización,dondeelsujetoseencuentrainmersoenlasturbulenciasde lasociedadmundialdelriesgo.“Loshombresdebenentendersuvida, desdeahoraenadelante,comoestandosometidaalosmásvariados tiposderiesgo,loscualestienenunalcancepersonalyglobal.”(Beck, 1997b:205).Lasdecisionespersonalessonarriesgadas,porquenopue- denseguirconlosmodelosestablecidos,lasdiferentesaccionessociales vividasenrolestradicionalesseconviertenenriesgos,mientrasque lospeligrossociales(flexibilizacióndeltrabajo,relacioneslaborales), técnicos (alimentos modificados, ingeniería genética) y globales (deforestación,agujerodeozono)sonsoportadosydistribuidoscomo condiciónexistencialcontodassuscontradiccionesindisolubles. Si bien los efectos de la sociedad industrial hoy son detectados y analizadosenlospaísesdesarrollados,lointeresanteesqueaunallí nosehanmodificadonilasinstitucionesnilasformasdeconocimiento paraprofundizarenlosgravespeligrosqueestemodelohapropiciado. PensamosquesienlospaísesdeEuropaOccidentalolosEstadosUni- dosestosestudiossonlasprimerasaportacionesauncuestionamiento
  5. 5. 177Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa amplio sobre la sociedad industrial y tecnológica, en las economías emergentes poco o nada se conoce sobre la problemática, se sigue funcionando en un papel netamente industrializador, donde el pro- greso es medido por la capacidad de atraer mayores inversiones a través de industrias transnacionales, o de alianzas estratégicas con capitalesmundiales,obásicamenteenmodelosmaquiladoresquefo- mentan el empleo, pero, junto a ello, incentivan también la contami- nación,eldeteriorodelambienteylaprecariedadenlasaludycalidad devidadeloshabitantes. Puntualizaremos ciertas categorías clave que han dado pie a la concepcióndemodernidadreflexivapara,apartirdeallí,entender,com- prender e interpretar las diversas y contradictorias realidades que desdehaceunoscuantoslustroslevienencambiandoelperfilsocial almundo.UtilizaremoslasaportacionesdeAnthonyGiddensyUlrich Beck,especialmentelasrelativasalasconcepcionesespacio-tiempo, destradicionalización, individualización, subpolítica y el concepto de globalizaciónylosnuevosmovimientossociales. TIEMPO-ESPACIO Y DESTRADICIONALIZACIÓN ParaGiddens,unodeloselementosclavequedefinelamodernidad reflexivaeslarelacióndirectaqueéstaasumeconelriesgocotidiano. Lasdecisionesquelassociedadesindustrialeshantomadoconducen aconsecuenciasnoprevistas,ariesgospatentesproductodelavance industrialytecnológico.Esteautordescribelavidasocialmodernaa travésdelprocesodedesmembramiento(desanclaje,desvinculación) elcualimplicadossituaciones:a)unprofundoprocesodereorganiza- cióndeltiempoyelespacio—mecanismosqueliberanalasrelaciones socialesdelainfluenciadelosemplazamientoslocalesrecombinán- dolasatravésdeampliasdistanciasespacio-temporales—yb)elva- ciamiento del contenido tradicional —acabar con la costumbre de los contextos locales de acción (Giddens, 1993: 32).1 Elmarcoqueesteautordelineaestablececomocategoríasfundamen- talesaltiempoyalespacio,loscualesadquierenunpapeltotalmente 1 Eldesmembramientopuedeleersetambiéncomodesanclaje,paraGiddenssignifica“despegar lasrelacionessocialesdesuscontextoslocalesdeinteracciónyreestructurarlasenindefinidos intervalosespacio-temporales.
  6. 6. 178 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. distintoalqueteníanenlassociedadestradicionales.Enlamodernidad tardía, el tiempo y el espacio dibujan y establecen experiencias que fragmentan y tienden a dispersar las acciones sociales.Adiferencia delassociedadestradicionalesdondeeltiempoestabaestrechamente conectadoconelespacio,lamodernidadpaulatinamentesepararáel espaciodellugar,delalocalidad,tratandodefomentarlasrelaciones entresujetosadistancia.Losaspectoslocalessonpenetradosporin- fluenciassocialesquesegeneranendiferenteslatitudes. Ladiferenciasubstancialqueexisteentrelassociedadestradiciona- lesylasmodernasradicaenlaseparaciónquesedaentreelespacio yeltiempo.Laseparaciónprovocadaporlamodernidadhizoquelas prácticas sociales no estuvieran vinculadas a la localidad, sino de- terminadasporprácticasadistancia.Estaseparaciónimplicaunsinfín deposibilidadesdecambioenloshábitosylasexperienciaslocales. Para este autor, el desanclaje y el distanciamiento entre espacio y tiemposedaatravésdedosmecanismos:lasseñalessimbólicasyel sistemadeexpertos.2 Lasseñalessimbólicasyelsistemadeexpertoscobranfuerzapor laconfianzaquedeellossedesprende;esdecir,lafiabilidadenlaque descansanlasinstitucionesdelamodernidad,loquenosignificaqueel riesgoestésuperado.Riesgoyfiabilidadvanentretejidos,elpapelque juega la fiabilidad será el de tender a reducir o minimizar los peligros alosqueestánsujetosciertasactividades.“Entodoslosescenariosde fiabilidad, el riesgo aceptable cae dentro de la categoría del conoci- mientoinductivodébilyentalsentido,prácticamentesiempresepro- duceelequilibrioentrefiabilidadycálculoderiesgo”(Giddens,1993: 44). Sin embargo, el autor establece que hay riesgos incalculables, dondelapuestaenprácticadeescenariosseconvierteenpiezafunda- mentaldeanálisis. Mientraslatradiciónrindehomenajealpasadoyvalorasímbolos y significados e integra el control de la acción con la organización deltiempoyelespacio(lasactividades,losritualesylasfestividades, esdecir,todaslasaccionessocialeseindividualesestánreferidasala 2 Lasseñalessimbólicassonmecanismosdeintercambioreconocidosglobalmente,manejados por individuos o grupos en una coyuntura dada (el dólar, las señales de tráfico, etcétera); mientraselsistemadeexpertosserefierealoslogrostécnicosodeexperienciaprofesional que organizan la vida material y social (los inventos, la alta profesionalización o los propios avances tecnológicos); dispositivos que rompen con la localidad y que establecen víncu- losglobalesreconocidosportodos.
  7. 7. 179Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa uniónlocal,espacial,temporal),lamodernidadreflexivasecaracteri- zaporlosprocesosdevaciamientodeesatradición.Así,lasactividades localeshoyestáninfluidaseinclusodeterminadasporacontecimien- tos remotos. Lo individual y lo local se relacionan de manera directa con lo global. “Esta extraordinaria interconexión (que se está acele- randotodavíamás)entrelasdecisionescotidianasylasconsecuencias globales, junto con su opuesto, la influencia de los órdenes globa- lesenlavidaindividual,constituyeeltemaclavedelanuevaagenda” (Giddens, 1997: 77). Así,unodelosfactoresejeparaGiddensseráanalizarlatradición ylosefectosquelamodernidadhainfringidoenella.Elautorasienta queelpapelfundamentaldelatradicióneslarepeticióndeactosque deciertaformafuncionancomocementodelasociedad.Susparticu- laridadesdescansanen:a)elcontroldeltiempo,tantopasadocomo futuro, que presupone la permanencia y le dan un carácter orgánico y natural, b) el referente permanente a la memoria colectiva que im- plicaelritual,laverdadnocuestionadayguardianesqueladefienden, c) la creación de identidades definidas por el nexo existente entre verdad y ritual que distingue entre los de “adentro” y los “otros”, y d)laexistenciadeunaautoridaddefinidaporlaedadoelsaberúnico, absoluto. Sin embargo, el vaciamiento de la tradición es un proceso que la modernidad ha procurado. Todas estas particularidades han sidomermadas.Laseparaciónespacio-tiempo;eldesarrollodelacien- ciaylarazónquehoycuestionalasverdadesúnicas;lasnuevasiden- tidadesquetrasciendenespacioslocalesynacionalesylaexistencia desistemasdeexpertos,cadavezmásespecializados,rompenysusti- tuyenlospreceptosenlosquesesustentalatradición:actosrepetitivos, creenciasreligiosas,mercadoslocales,etcétera. Elvaciamientodelassociedadestradicionalesconduceaunaserie de incertidumbres que ponen en riesgo la seguridad del individuo, el cualbuscaunreanclajequelepermitaaccederaciertascertezas,ac- tos postradicionales: la pulsión emocional a la repetición o la com- pulsióndeactosqueconducenaadicciones,sonactividadesreiteradas quelogranquepermanezcamosunidosalúnicomundoqueconoce- mos.Enlassociedadespostradicionales,larutinizaciónsevuelvevacía, no hay lógica, ni autenticidad moral. “El que hoy podamos hacernos adictosacualquiercosa—acualquieraspectodeestilodevida—in- dicahastaquépuntoescomprehensivaladisolucióndelatradición” (Giddens, 1997: 94).
  8. 8. 180 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. Encontextospostradicionales,notenemosotraopciónqueelegir cómoactuarycómoser.Nohaynadadado,nadanatural,ningúnor- den permanente. El estilo de vida se convierte en la conformación a eleccióndenuestraidentidad.Nosdefinimosyconstruimoscotidiana- mente. Y así como las identidades locales construidas por el nexo entreritualyverdadincuestionableperecenoquedanlatenteshasta nuevo aviso, los guardianes de la tradición son sustituidos por el co- nocimientoexpertodesarraigador,quenoestávinculadoaverdades incuestionables, sino a la duda permanente del conocimiento, el es- cepticismometódico.Lacienciahaperdidoelencantodeemanarau- toridad,talvezdebidoalasconsecuenciastecnológicaseindustriales noprevistasporelllamadoprogreso,enconsecuencia,laespecializa- ción es intrínseca a la modernidad reflexiva. La confianza en los sis- temasabstractosestávinculadaconlosestilosdevidacolectivos. La modernidad destruye la tradición. Sin embargo, y esto es muy importante, una colaboración entre modernidad y tradición fue crucial para las fases tem- pranas del desarrollo social moderno: el periodo durante el cual el riesgo era calculable en relación a las influencias externas. Esta fase concluyó con el surgimiento de la alta modernidad o lo que Beck denomina modernización re- flexiva (Giddens, 1997: 118). Para Giddens, el peor enemigo de la tradición es la reflexividad institucional,éstadalugaralvaciamientodeloscontextoslocalesde acción y de manera paralela al creciente distanciamiento espacio- temporal. La globalización afecta al individuo, a lo local, socava los sistemasabstractostradicionalesyseproducenaccionesadistancia que rompen la unión espacio-tiempo; se abren infinidad de cursos deacción,dudaspermanentes,pocasseguridades.Así,enestanueva conformaciónsocial,losmediosmasivosdecomunicaciónylainfor- máticajueganunpapelrelevante;ponenenevidencialasventajasy desventajas, los éxitos y las precariedades, la justicia y la injusticia queestamodernidadtardíaexpresaymuestraaescalaglobal. Elvaciamientodelatradiciónseconvierteenunodelosaspectos predominantesdelassociedadesmodernastardías,quedalugarain- finidad de estilos de vida, derivados del auge de losmass-media,la informáticaylageneracióndedudaspermanentes.Enelordenpostra- dicional,aunenlassociedadesmásmodernas,latradiciónnodesa- parece por completo y, en algunos contextos, incluso puede llegar a
  9. 9. 181Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa florecermediantediscursosoprácticassociopolíticas.Así,lascostum- breslocalesqueperdurantiendenadesarrollarsignificadosdiversos, seconviertenenreliquiasohábitos.Lafinalidadestratardeterminar los conflictos entre valores y modos de vida diversos para evitar la contingencia y propagar de nuevo el orden perdido. ParaGiddensesposibleconsolidarunnuevoordenbasadoenla confianza, que se construye desde los lazos de la intimidad hasta el sistemadeexpertos,esunordenquedescansaenlapromesadelas grandesrecompensas.Unordensocialdescentralizadoenloquese refierealasautoridades,perorecentralizadoencuantoaoportunida- des y dilemas. Sigue sustentando la posibilidad de la renovación del compromiso político, de una democracia que se construye cotidia- namente, desde la cama hasta el parlamento, lo que él denomina posibilidades de democracias dialógicas hasta la democracia de las emociones. La tercera vía se convertirá en el proyecto político que Giddensdefiende,lareconstruccióndelasocialdemocraciaeuropea ysurenovaciónseconviertenenelmarcoendondeponerenprácti- calapolíticafrenteaunmundoquesehatransformado:“...latercera víaserefiereaunmarcodepensamientoypolíticaprácticaquebus- caadaptarlasocialdemocraciaaunmundoquehacambiadoesencial- mentealolargodelasdosotresúltimasdécadas.Esunaterceravía encuantoesunintentoportrascendertantolasocialdemocraciaala antigua como el neoliberalismo” (Giddens, 1999: 38). Laintencióndeestetrabajonoesseñalarlasbondadesolosdefectos de la propuesta política de Giddens sobre la socialdemocracia, nos interesalapropuestateóricaqueelautorplanteasobrelamodernidad tardíacomoherramientametodológicaparaexplicaralgunasparticu- laridadesquesepresentanenlarealidadmundialyenlasdemocracias occidentales. AMBIGÜEDAD, INDIVIDUALIZACIÓN Y SUBPOLÍTICA UlrichBeck,unodelosexpositoresmásdestacadosdelamodernidad reflexiva,centrasuanálisisentrescategoríaseje:laambigüedad,los procesos de individualización y la subpolítica. El progreso, afirma, puedeconvertirseenautodestrucción.Lamodernizaciónreflexivasig- nifica un cambio en la sociedad industrial que se produce de forma subrepticiaynoplaneada“...aremolquedelamodernizaciónnormal,
  10. 10. 182 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. de modo automatizado, y dentro de un orden político y económico intacto que implica lo siguiente: una radicalización de la modernidad quequiebralaspremisasycontornosdelasociedadtradicionalyque abre vías a una modernidad distinta” (Beck, 1997a: 15). El problema fundamental radica en los riesgos ambientales que las sociedades industriales han provocado. Sustenta la idea de un caoscivilizatoriopropiciadoporlasformasdeproducciónadoptadas; una sociedad que se pone en peligro a sí misma: las decisiones hu- manas y los efectos industriales que tendieron a controlar todo hoy seenfrentanalafragilidaddelacivilización.Distinguetresclasesde peligrosambientalesglobales:a)conflictosacausade“ineficiencias” (bads) producidos por “éxitos” (goods); es decir, los daños condicio- nadosporlariquezaylospeligrostécnico-industriales(elagujerode ozono,elefectoinvernadero,lamanipulacióngenéticaylastécnicas detransplante);b)losdañosecológicoscondicionadosporlapobreza y los peligros técnico-industriales;3 y c) los peligros de un conflicto por recursos vitales.4 Esta terrible problemática ambiental resquebraja el tradicional sistema de seguridad. Los daños pierden su delimitación espacio- temporalparaconvertirseenglobalesypermanentes. Lospeligrospercibidosabrenaladecisiónsocialunosautomatismosalparecer completamentebloqueados.Loquelosdirectivosycientíficostrataronydecidie- roninjustificadamenteapuertacerradadebejustificarseahoraderepenteento- dassusconsecuenciasenelforodelascontroversiaspúblicas(Beck,1998a:70). Así,adiferenciadeGiddens,Becknopiensaqueelsistemadeex- pertos pueda generar un orden confiable. Muy al contrario, estable- cequetodoelsistemaderacionalidades,creadasydifundidasporlos 3 Señala la estrecha relación entre pobreza y daños medioambientales, pero enfatiza que mientraslasamenazasecológicascondicionadasporlariquezaresultandelaexteriorización deloscostosdeproducción,loscualessedistribuyendemaneraplanetaria,lasligadasala pobrezaseoriginan in situ, se internacionalizan sólo como efectos secundarios y aparecen amedianoplazo.Losdesechostóxicosylasgrandestecnologíasobsoletassontrasladadosa lospaísespobresporlasgrandescompañías,amenazandolasaludycalidaddevidadelos habitantesdelasnacionespobresque,alcarecerdemediosinstitucionalesypolíticosapro- piados,nopuedenrepelerlosdañosresultantes. 4 Alagotarseéstosporelusointensivoyextensivodelassociedadesindustriales,sepueden generar posibilidades para el advenimiento de regímenes fascistas, conflictos regionales y una espiral de destrucción cuyos efectos se añadirían a una gran crisis mundial.
  11. 11. 183Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa expertosconrelaciónalasociedadindustrial,hacreadounarealidad única que conduce a patrones y fórmulas obsoletas que no pueden darcuentadelamaterialidadalacualnosenfrentamos.Estarealidad secaracterizahoyporlaambivalencia,lacualpermeatodosloscam- posdelsaber:laciencia,lapolítica,lasociedadyalmismoindividuo. La civilización del riesgo nos impone la ambivalencia “...una nueva clase de racionalidad científica (lógica de investigación, reglas de procedimiento, teoría y metodología experimental y un replantea- mientodelprocedimientosubsistémicoderevisióninter-paresdelos resultados)” (Beck, 1998a: 50). Así, la ciencia ya no sólo se sirve deladuda,éstarompeydestruyelasfrágilescertezasenarboladas,lo quehoyquedaclaroesquelaprecauciónylasconsecuenciasnoes- peradas son los nuevos patrones que habría que considerar en los planteamientoscientíficos. Encontradetodouniversalismoqueconstruyacertezas,sehabla- rá de verdades que contienen a la duda; pero sobre todo Beck enfa- tizaquelarealidadestápermeadaporlaambigüedadyqueelmayor reto lo constituye la habilidad de poner en práctica las diferencia- ciones inclusivas. Se vale de la conjunción copulativa “y”, rompien- do con la posibilidad de elección única en la explicación científica, políticayhastasocial.Lamodernidadreflexivaseasientaenladescon- fianzadelossistemasdecertezasyabrelapuertaalaambigüedad,a la incertidumbre. En la fase de la sociedad de riesgo, el reconocimiento de la incalculabilidad de lospeligrosdesencadenadosconeldesplieguetécnico-industrialobligaaefec- tuarunaautorreflexiónsobrelosfundamentosdelcontextosocialyunarevisión delasconvencionesvigentesydelasestructurasbásicasderacionalidad(Beck, 1997b: 212). EncontradelordenreligiosoqueconferíatodaexplicaciónaDios; odelordendelarazónqueseasentabaenlafuerzadelconocimien- to;odelordendelprogresoqueseapoyóenlaesperanzadelbienestar social, el orden construido por la modernidad reflexiva se enfrenta al caos, producto de la falta de seguridades que el rompimiento con las verdades incuestionables provocó. La disputa por el orden es el combate frente a la ambigüedad, la ambivalencia, la oscuridad, lo difuso,loazarosodelcaos.Elcaos,lootrodelorden,eslanegatividad. Es la repulsa de todo lo que el orden se afana por ser.
  12. 12. 184 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. SegúnBeck,lafallaclavedelasociedadindustrialfuehaberesta- blecido y enarbolado una racionalidad, un orden, unas certezas que se afirmaron en la ciencia y en la política, sin tomar en cuenta las consecuenciasnoesperadasdelasdecisionestomadasylasposibi- lidades de caos. La racionalidad teleológica deja su paso a los efec- tos colaterales que se convierten en el motor de la historia social. La sociedad industrial, el orden burgués, en particular el Estado bene- factor, pretendieron convertir los contextos de vida humana en una estructura controlable, elaborable, disponible, atribuible. “Estas cer- tezasconducenapensarquelosriesgossurgen,precisamente,conla imposicióndelordendelaracionalidadteleológica,perolascuestio- nes de riesgo suprimen y disuelven este orden al establecer posibi- lidades que no excluyen nada, pues en ellos anida la ambivalencia” (Baumann, 1997: 80).5 Lareflexividadeincalculabilidadsepropaganportodaslassocie- dadesynadiepuedeserajenoaellas.Elordenylavisiónunidimensio- naldejandeserunreferenteparalaexplicacióndelarealidadsocial, delasnuevasidentidadesolosmovimientossociales.Sulugarpasaa serocupadoporloincierto,locontingente,loambiguo.Elviejoordense hacepedazosylasambivalenciasdelacivilizacióndelriesgoafloran por doquier. “Con esta crisis de autoseguridad de la sociedad indus- trial la incertidumbre pasa a ser el modo básico de experimentar la vida y la acción” (Beck, 1997b: 219). ParaBeck,lagranparadojaesquenosonlascrisis,sinoalgunos triunfosdelcapitalismo,losqueproducenlanuevasociedad.Ladesin- tegracióndelasociedadindustrialnosedaporelefectodesencade- nadodelaluchadeclases,sinoporelprocesonormaldecontinuae insistentemodernización.Porello,lamodernizaciónreflexivadesin- tegra y sustituye los supuestos culturales de las clases sociales por formasindividualizadasdeladesigualdadsocial.Estonosignificala desaparicióndelasclasessociales,sinolaprofundizacióndelades- igualdad que ya no queda adscrita a ninguna de ellas en particular, sinoqueesdiseminadatemporal,espacialysocialmente. 5 “Lastemáticasdelriesgonopuedensertrasladadasalascuestionesdelorden,yaqueestas, por así decir, ahogan el pluralismo inmanente al riesgo y transforman, bajo mano y tras las fachadas de la estadística, las decisiones en cuestiones de moral y de poder. Dicho de otro modo: las temáticas del riesgo compelen —prudentemente— al reconocimiento de la ambivalencia.
  13. 13. 185Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa Enestesentido,lasociedadderiesgoyanoaglutinalasdesigual- dadesenclases,sinoqueéstassontanintensas,tanevidentes,queto- dosestamossujetosaellas.Laangustia,lanocerteza,lainseguridad yladesigualdadesvividadeformaindividualydemanerapermanen- teycotidiana.Estadesigualdadeincertidumbresevivenenlasdife- rentes estructuras donde el sujeto participa. Cabe mencionar tres casos: a) la familia, los cambios ocasionados en el interior de la estructura familiar por las transformaciones radicales que se viven enlosrolesquedesempeñanhombresymujeres.Alsalirlasmujeres del ámbito privado al público, al desempeñar infinidad de labores, al expandirselasnecesidadesdeconseguirtrabajo,lasfamiliashanexpe- rimentadounaagudatransformaciónysusestructurasypresupuestos se han modificado; b) los centros de trabajo, las políticas de flexibi- lización laboral incorporadas en los años recientes, han provocado quetodosestemosposibilitadosavivirunaformaespecialdedesem- pleo, convirtiéndose éste último en un elemento activo en la vida de cualquier persona; c) el caos ecológico, es decir, los terribles costos en salud y calidad de vida de los habitantes de cualquier lugar del planeta,provocadosporelmodelodedesarrolloadoptado. La sociedad industrial, el Estado benefactor y el orden burgués, crearonestructurasqueexpresabanficcionesdeseguridad,hoyres- quebrajadasyremplazadasporposibilidadesdeaccióncompulsiva, en las cuales vivir y actuar en la incertidumbre se convierte en una especiedeexperienciabásica.Laindividualizaciónsignificaladesin- tegracióndelascertezasdelasociedadindustrialy,conella,lacom- pulsión de encontrar y buscar seguridades inéditas para uno mismo yparalosquecarecendeellas.Perotambiénsignificanuevasinterde- pendencias,dondeloindividualseconectaconloglobal.Laindividua- lización es una compulsión a fabricar y autodiseñar no sólo la propia biografía,sinotambiénloscompromisos,lasredesderelacionesylas preferencias para enfrentar la vida como experiencias envueltas en riesgospersonales.Alexistirunainfinidaddemodelosquerompenlos esquemastradicionales,laconformacióndelaidentidadseconvierte enunabiografíaaelección,unabiografíaendondeelindividuoesco- ge, decide y elige, por ello se multiplican las interrogantes tanto per- sonalescomosociales. Individualización significa, en primer lugar, el proceso de desvinculación y, en segundolugar,elprocesoderevinculaciónanuevasformasdevidadelasociedad
  14. 14. 186 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. industrialensustitucióndelasantiguas,enlasquelosindividuosdebenproducir, representar y combinar por sí mismos sus propias biografías. De ahí el nombre de individualización. La desvinculación y revinculación (por utilizar los térmi- nos de Giddens) no ocurren por casualidad, ni voluntariamente, ni a través de diversostiposdecondicioneshistóricas,sinodeunavezyenlascondicionesge- neralesdelEstadodebienestarenlasociedadindustrialavanzada,talcomoha evolucionadoapartirdelosañossesentaennumerosospaísesoccidentales(Beck, 1997a: 28). Las estructuras tradicionales como la familia, la escuela, el sindi- cato o los propios centros de trabajo, se transforman, emiten discur- sosambivalentesyamplíanlasopcionesydecisionesbiográficasde lossujetos.Cabemencionarqueenlamodernidadtardía,lainterpela- cióndesujetosylaconstruccióndenuevasidentidades,quedanatra- vesadas por la influencia de la informática, el internet y los medios masivosdecomunicación,quepasanaocuparunlugarpreponderan- te en la constitución subjetiva. Estetipodeindividualizaciónnosereducealoprivado,seextiende también a la política. Hoy los individuos son interpelados por una compleja interacción discursiva que proviene de las estructuras.Ya nosegeneranmensajesúnicos.Enestaetapadeldesarrolloindustrial seencuentranpermeadosporunmundocaótico,contradictorio,pla- gado de conflictos, de inciertas luchas cotidianas por el poder, de ambivalencias.Así,aquellasáreasdetomadedecisionesquehabían quedado protegidas de lo político en el capitalismo industrial —el sectorprivado,laempresa,laciencia,lasciudades,lavidacotidiana, etcétera—,enlaactualidadseencuentranatrapadasenlosconflictos políticos de la modernidad reflexiva. Desde los años ochenta, en las sociedadesoccidentalesasistimosalresurgimientodelasubjetividad política, fuera y dentro de las instituciones. Para Beck, la subjetivi- daddelapolíticageneraunindividuoconsciente,activo,relacionado en redes; grupos ciudadanos reunidos mediante compulsiones con posibilidadesdefabricarcompromisosyobligacionessociales.Unin- dividuo que une lo local con lo global. Formas de acción, de protesta ydecompromisopolíticodiferentesque,productodelaincertidumbre enquesevive,desafíanlasantiguascategoríaspolíticas. La subpolítica se distingue de la politics (procesos de conflicto político relati- vos al reparto de poder y las posiciones de poder), en primer lugar, en que a los
  15. 15. 187Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa agentes externos al sistema político o corporativo se les permite aparecer en el escenario del diseño social (este grupo incluye grupos de profesionales y ocu- pacionales, la intelligentsia técnica en fábricas, instituciones de investigación y cuadrosdegestión,trabajadorescualificados,iniciativasciudadanas,laopinión pública, etcétera) y, en segundo lugar, en que no sólo los agentes sociales y colectivos,sinotambiénlosindividuoscompitenconestosúltimosyentresípor el creciente poder configurador de lo político (Beck, 1997a: 38). Según Beck, hablar de subpolítica implica una transformación importante: se trata de cambiar el poder y reconfigurar la sociedad desdeabajo;gruposquehastaahoranoestabaninmersosenelpro- ceso de tecnificación e industrialización (ciudadanos, opinión pú- blica,movimientossociales,gruposdeexpertos,entreotros),tienen y adquieren espacios de participación en la organización de la so- ciedad. Se presencia la pérdida de importancia del poder central, con el surgimiento de una serie diversa de actores en el escenario político. En términos generales, la propuesta de Beck establece a la in- dividualización como un proceso de bifurcación de la ambivalencia enlosmensajesydiscursosdelasestructurassociales,quepermitela construcción biográfica a elección. Así, se asumen los riesgos in- dividuales de las decisiones tomadas, abriéndose un sinfín de posi- bilidades que pueden conducir a procesos en los que el individuo consciente, activo y comprometido con esta realidad permeada de incertidumbreeinseguridadesglobales,generenuevasformasdeor- ganización, participación y respuesta social, en redes de acción que pueden conectar lo local y lo global, lo individual y lo colectivo. La subpolítica pone en evidencia el papel de los nuevos actores, identi- dades y movimientos en la conformación política. Se deja de lado al poder central del Estado, para darle un peso potencial a los actores delallamadasociedadcivilylapuestaenprácticadeunanuevafor- ma de hacer y ejercer la política desde abajo.6 6 Deestamanera,lapolíticacobraenlamodernidadreflexivaotradinámicaylasdiscusiones se centran en tres dicotomías: 1) seguridad-inseguridad, 2) interior-exterior y 3) político- nopolítico.1)Laantítesisseguridad-inseguridadsebasaenquetantoriesgoscomopeligros sonrepresentacionesculturalesynormasinstitucionalizadassobrelaseguridad;lasdosde- terminan lo normal fuera de los límites de peligro o riesgo.Así, las directrices culturales surgidasenlahistoria,estableceneneldebatepúblicoquétipodeincertidumbresyamena- zasparalavidahandecatalogarsecomonormales,yquéotrashandeserignoradas;éstas
  16. 16. 188 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. Cabría mencionar, en primer término, que la ambigüedad enten- didaparaBeckcomoelfindelascertezasúnicas,delosuniversalismos incuestionablesyladiversidaddeopciones,abreunabanicodeposibi- lidadesparalaciencia,lapolíticaylasrespuestassociales.Coincidimos conesteautorenlariquezaexplicativaqueestediscursollevaconsigo: el cambio como motor social, lo no prescrito, lo no teleológico, lo no predeterminado.LaapuestapolíticadeBeckconsisteenlaindividua- lizaciónquedelasociedadderiesgosederivayenlaconcienciaque éste adquiere en la modernidad reflexiva. Es el individuo conscien- te de riesgos ecológicos, nucleares, económicos y políticos el que, mediante su acción, se une a otros y forma redes de movimientos “glocales”quelogranoponersealasformasdeconsumoyproducción industrial,proponiendocambiossustantivosenlasociedadenlacual viven.Esteindividuoconsciente,reflexivo,mantieneaccionesperma- nentes,constantesycoordinadasquelepermitenaccederalámbito político y enriquecer la llamada subpolítica, donde infinidad de acto- res,movimientos,organizacionesnogubernamentales,asociaciones, etcétera,iránganandoespacios. últimas, en caso de ser minimizada o encubierta su importancia, pueden conducir a protes- tas,revoluciones,rebeliones,exasperaciónsocial,derrocamientodegobiernos,etcétera.Las infracciones en la seguridad son el núcleo de conflicto de la sociedad industrial, se refieren alosderechosalavidayalasupervivencia.Laamenazacolectivaquesevivecomoresultado de la sociedad industrial no proviene del exterior, sino de aquellos colectivos de autoridad que desde dentro deben garantizar la seguridad y el orden, el derecho y la prosperidad. 2) Lo interior-exterior supone una relación donde el “y” juega un papel fundamental debido a:a)lafaltadelímitesentreestosdosextremosatendiendoaquehoylospeligrossonglobales; b) esta no limitación de los peligros generaliza y extiende las amenazas a lo largo y ancho del planeta y c) la necesidad de despertar la reflexión sobre los nuevos límites. 3) En la antítesis político-no político se vislumbra un pesimismo sobre el progreso que la sociedad industrial propagó con tanto ahínco. La modernización reflexiva no alude a un paraíso en el que el infortunio se diluye; por el contrario, conduce a nuevas histerias y reflejos de derrota. La modernización reflexiva se evidencia por una nueva determinación de lo político tras la clausuradelasociedadindustrial:lamodernizaciónsimpleremitealaimagendeestructuras quelosactoresreproducen;lamodernizaciónreflexivaproyectalaimagendeestructurasque los actores transforman. Las estructuras pasan a ser el objeto de los procesos de acción y cambiosocial.Eldesplomedelossupuestosdelatradición,elevalaaccióndelosindividuos al centro de la política; individuos que viven la incertidumbre, las inseguridades y la ambigüedadglobalyqueserelacionanenredesqueplanteansolucioneslocalespensando globalmente.Setratapuesdelareconstruccióndeunasociedadcivilquepartedelindividuo; deactoresdiversos,complejosycomprometidos,dondelapolíticaseconstruyeporinsegu- ridades; por la forma como lo interno pasa a la arena pública, y por la prioridad de la agen- cia sobre la estructura.
  17. 17. 189Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa BECK Y GIDDENS: CONFRONTACIÓN O COMPLEMENTO Paraestosautoreslareflexividadnoesalgobuscadoporlassociedades industriales; éstas contienen en su seno al riesgo, la incertidumbre y lacontingencia.Lasdecisionestomadasporeldesarrollopolíticoyeco- nómicodevienensituacionesinesperadasynodeseables.Así,puede entenderseporreflexividad,porunlado,losavancesdelsistemaque destruyenelmundo;porelotro,mayorconocimiento,verdadesdudo- saseindividuoscríticos. Losdosautorescompartenelmismocontextodeanálisis:unaso- ciedad globalizada y en constante riesgo, que rompe con los esque- maslocalistasyreparteproblemáticasquenopuedenencerrarseen fronterasfísicas,talseríaelcasodelosproblemasambientalesolas crisis económicas. Tanto para Giddens como para Beck existe en la modernidadreflexivaunatransformacióndeltiempo-espacioquese ligaalosprocesosdeglobalización.ParaGiddens,ladesvinculación que la modernidad efectúa sobre el espacio-tiempo aleja, cada vez más, las relaciones sociales del espacio localizado y fomenta las re- laciones a distancia. Para Beck, la ruptura espacio-temporal cobra dimensionesexplícitasenlasorientacionesyprácticasqueloshabi- tantesdediferentespaísesasumenfrentealaglobalización.Conco- mitantemente,enlasociedadreflexivaseviveunpresenteeterno,las personas se encuentran permanentemente ocupadas, el tiempo se vivelleno,plenodeactividades.Lassociedadestradicionales,porel contrario, están habitadas por personas oprimidas en un tiempo su- perabundanteysuperficialquenosepuedellenar.Loshabitantesde la sociedad reflexiva viven en el tiempo, el espacio no significa nada paraellos,puestodadistanciapuedeneutralizarse;losmoradoresde lasociedadtradicionalvivenenelespacio,unespacioqueesarduo, inamovible, intocable y que sujeta al tiempo. Beck profundiza y señala que la globalización va unida a la loca- lización; así, la globalización no sólo supone la deslocalización sino que presupone la relocalización. Se propone entonces la construc- ción del término glocal. Espacio local que está referido a la realidad globalyquecombinaformasregionalesymundiales;laglocalización es un espacio de nueva estratificación en el ámbito mundial; lo que paraunoseslibreelección,paraotrosesdestinoimplacable.Laglo- balizaciónseapreciayesasibleenlopequeñoyconcreto,enlapropia
  18. 18. 190 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. vida y en los símbolos culturales locales, ello conduce a que la re- presentacióndeestemundoglocalesteresquebrajadoporinfinidad de conflictos (Beck, 1998a: 84-85).7 CabeseñalarquetantoparaBeckcomoparaGiddens,elproceso de globalización crea vínculos y espacios transnacionales, redes de relaciones regionales-globales que abren posibilidades de poder, orientaciones,identidadeseinfinidaddeescenarios.Lasociedadde riesgo para Beck ha dado lugar a que las desigualdades ya no sean expresióndeunasolaclasesocial;lospeligros,losriesgosylaincer- tidumbresevivendemaneraindividual.Segeneranlosprocesosde individualización. La ambivalencia de mensajes que emiten las es- tructuras sociales heredadas de la sociedad industrial, el orden bur- guésyelEstadobenefactor,danporresultadolaelección,laopcióny laconstruccióndebiografíaspropiasquerompenconlosrolestradi- cionalesheredadosdelasociedadindustrial.ParaGiddens,losdiversos estilos de vida irrumpen en la escena política por los grandes cam- biosocasionadosporelvaciamientodelassociedadestradicionales. Se crean una serie de incertidumbres que ponen en riesgo la segu- ridad del individuo, el cual busca un reanclaje que le permita acce- deraciertascertezas,actospostradicionalesentrelosquedestacan la pulsión emocional a la repetición o la compulsión que conduce a adicciones. Una diferencia entre Giddens y Beck radica en la terminolo- gía utilizada y el matiz que cada uno de ellos da a las instituciones. Para Giddens, la interpelación de sujetos y la construcción de iden- tidades pasa por la destradicionalización; este caos institucional da pieaqueelindividuodefinasuestilodevidaentreunainfinidaddedis- cursosymensajes.ParaBeck,elcaosinstitucionalderivadelacrisis delEstadobenefactor,lasociedadindustrialydelordenburgués,los cuales provocan la sociedad de riesgo, la individualización de desi- gualdadesylaconstruccióndebiografíashágaloustedmismo.Sipara Giddens el peso del caos institucional está en la pérdida de terreno de la tradición, para Beck son las propias estructuras sociales ema- nadas del industrialismo las que provocan la infinidad de biografías. 7 Loglocalsecaracterizaporserconstruccionesdemundosimaginariosquepersonasygrupos de cualquier latitud suministran, intercambian y viven con significaciones diferentes. Las culturasglocalesnoestánvinculadasaningúnlugarnianingúntiempo,carecendecontexto, sonunamezcladecomponentesdispares,recogidosdetodaspartes.
  19. 19. 191Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa Estilos de vida e individualización derivan de la crisis institucional, Giddensdamayorpesoalatradición,BeckalEstadobenefactor. Losdosautoresserefierenalresquebrajamientodelasinstitucio- nes,susdiscursosyprácticas.Giddensprofundizaconmayorénfasis enlainfluenciadelatradición,alapuntarlosprocesosdedesanclaje yvaciamiento.Esteautorrevalidaráelpapelpreponderantequejugó la tradición en las sociedades industriales como eje aglutinador de visiones de mundo, prácticas sociales y constructor de verdades in- cuestionables, y planteará el reanclaje de los individuos en el orden postradicionalatravésdehábitos,compulsionesoreliquias.Beck,por suparte,mencionaalasinstitucionesemanadasdelEstadoBenefac- torcomolascertezasincumplidasquehoyseenfrentanalriesgoya laambivalencia,porelloestablecequelosnuevosanclajesdelaso- ciedad reflexiva ya no están basados en certezas incuestionables, sinoenverdadesquecontienenensímismasladuda,yhacehincapié en el desastre medioambiental provocado por el progreso técnico- industrial. Giddens, caracteriza a la modernidad reflexiva por los procesos dedestradicionalización,porelvaciamiento,suapuestaserálabús- quedadenuevosanclajes,decertezasbasadasenlaconfianzaenel sistema de expertos, para hablar de una defensa social e individual queacabeconlaterriblecontingencia,coneldesordendelasociedad de riesgo. Para Beck el riesgo y, sobre todo, la ambivalencia, la no confianza,lasinseguridades,permeanelcontexto:lasestructuras,la ciencia,lapolítica,lasaccionessocialesyalpropioindividuo.Paraél nosetrataderestablecercertezasperdidas,sinodevivirenlascon- tingenciasproducidas.Estaesunadelasdiferenciasimportantesque pueden marcarse, y que dan paso a distintas percepciones sobre el futuroinmediatodelassociedades. ScottLashanaliza,tantoeltextodeLasociedadderiesgodeBeck como las Consecuencias de la modernidad de Giddens, en donde ambosexaminanlareflexividadestructural.PlanteaqueBeckanaliza lasinstitucionescientíficasenelcontextodelacríticaecológica,mien- tras Giddens pone atención en lo que respecta a las reglas y recur- sosdelasociedad.Yaquíradicaunadiferenciasustancialentreestos autores, mientras Giddens confía y plantea la posibilidad de un nue- voordenbasadoenlahermenéuticacientíficadelsistemadeexper- tos; Beck propone una creciente libertad respecto a los sistemas de expertos y una crítica a ellos. La reflexividad estructural —afirma—
  20. 20. 192 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. implicaunalibertadrespectoalossistemasdeexpertosydelaciencia dominante;lareflexividadsebasaenladesconfianza.Giddensalude alorden,Beckseñalaelcambio.Lasinseguridadesprovocadasporel riesgosonuntemacomúnparaellos,sóloquelassolucionessondis- tintas. Beck apunta que el cambio social, la reflexividad —posibili- tada por la individualización— consiste en la minimización de los riesgos ambientales; Giddens acentúa que los riesgos son de corte psíquico y social (la inseguridad ontológica). Su respuesta es la me- diación del sistema de expertos. “Beck considera a los sistemas de expertoscomoobstáculosparaconseguirlaseguridad,Giddenslos considera como instrumentos que nos ayudan a alcanzar esa segu- ridad” (Lash, 1997: 146). Esta diferencia sobre la modernidad reflexiva, que pareciera no tener un peso importante en los planteamientos de cada autor es, a nuestro juicio, relevante; explica de alguna forma la participación de Giddens en el gobierno deTony Blair.Asienta su fe en los sistemas deconfianzaquelosexpertospuedenproporcionarnos,yapuestaala conformacióndenuevosreferentesquellevenagenerarseguridades ypromesasinéditas;logrardemanerarutinariasignificadosqueper- miten reponer la seguridad ontológica perdida, y restablecerla me- diante la confianza en el sistema de expertos.Así, a primera vista, pareceríaqueBeckyGiddenssecomplementan.Enciertosentidolo hacen.Losdosdescribenunarealidadgloballlenaderiesgoseinse- guridades,perosusrespuestassoncontrapuestas:unoapuestaalor- den, el otro al cambio. Desdenuestropuntodevista,elcambiosiguesiendoelmotordela explicación social, y creemos en la fuerza que en este argumento tendríalasociedadcivil,losmovimientossocialesylasnuevasidenti- dades. Existe en estos planteamientos un predominio de la agencia sobrelasestructuras;unpotenciamientodelossujetos:posibilidades positivasdesubjetividadautónomarespectodenuestrosentornosna- tural,socialypsíquico.Sesugiereunareflexividadestructuraldonde la agencia es liberada de las constricciones de la estructura social. Talvezseaestalapropuestanovedosayfructíferaqueretomamosde laexposición.Desmenuzandoestasteoríasencontramosque,median- teellas,podemosprofundizarenelanálisisdemovimientossociales, organizaciones no gubernamentales y la propia sociedad civil en un contexto de riesgo, globalización, incertidumbre y contingencia.
  21. 21. 193Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa Cabemencionarquenopretendemosencasillaralarealidadmun- dial en esta teoría, ni forzarla a que cumpla con los principios que estosautoresestablecenparalassociedadeseuropeasoccidentales; sinembargo,habríaquereconocerque,querámosloono,vivimosen unasociedadarrastradaporlosprocesosdeglobalización,porriesgos compartidosmundialmente,enunatotalincertidumbre,lejosdesegu- ridades y donde ningún orden está garantizado. IDENTIDAD Y MOVIMIENTOS SOCIALES Nuestra postura como investigadores se centra en demostrar la im- portancia que la sociedad civil puede tener en la conformación de unasociedadmásdemocrática.Consideramosquelaparticipaciónso- cial, la amplia información y las distintas formas de organización, terminaránporserpartedelaespinadorsaldelasprácticaspolíticas. Creemosqueexistencondicionesparaavanzarenlaconstrucciónde un espacio público que conecte a la sociedad civil y al Estado. De entrada, cabe la pena mencionar que el rompimiento de las viejas instituciones y la creación de nuevos discursos e imágenes provocadasenlasociedadderiesgodevendríansociedades,identida- desymovimientoshíbridos.Elcontacto,deseadoono,conelrestodel mundo, con la sociedad global, implica una mezcla interesante de culturas,espacios,tecnologías,sabereseinformaciónquehoysedi- funden y conocen a través de la informática, los medios masivos de comunicaciónylared,dandolugaraidentidadesdiversas,complejas ymultiformes.Delamismamanera,ladiversidaddeestilosdeviday deconstruccionesbiográficas selfmade,sevuelveelejecentraldela conformación de sujetos; si a ello agregamos que en la sociedad de riesgolospeligrossonparatodos(aunquealgunosesténmejorpre- paradosfrentealpeligro,dadassuscondicionesmateriales,educativas, formales,etcétera)encontramosquelosindividuosdeberánadoptar posturas más conscientes, acciones de vida que cuestionarán las decisionesalascualeslasociedadindustrialnoscondujo. Para Giddens, en la modernidad tardía se crean consecuencias negativasqueafectanlavidacotidianadetodoslosquehabitamosel planeta; entre ellas, mencionamos antes, destacan los peligros nu- cleares,lascrisiseconómicas,elcaosecológicoylaconstitucióndees- tadostotalitarios;amenazasquemuestran,conmásnitidezqueantes,
  22. 22. 194 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. el control instrumental. La combinación de los riesgos con la caída deloscentrosdecontroldalugararespuestassociales,adiferentes estilosdevida,interrelacionadoslocal-globalmente,acompromisos políticosyalaaparicióndenuevosmovimientossociales:“lapolítica de la vida —relacionada con la autoactualización humana en el ni- vel de lo individual y de lo colectivo— surge de la sombra que la po- lítica emancipatoria ha proyectado” (Giddens, 1997: 45). Hoylacohesiónsocialnopuedegarantizarsemediantelaacción vertical del Estado ni mediante el apego a la tradición. “Hemos de construirnosnuestrasvidasdeunmodomásactivoquelasgeneracio- nesanteriores,ytenemosqueaceptarmásactivamenteresponsabi- lidadesporlasconsecuenciasdeloquehacemosyporloshábitosde estilo de vida que adoptamos” (Giddens, 1999: 50). Lasformasdedesarrolloasumidasenlamodernidadylaglobaliza- ciónconducenaconsecuenciasnoprevistasquehoynopuedenser dejadasdelado;estánallí,sonvigentesyrompenconelidealismodel progreso lineal. El autoritarismo, las crisis nucleares, el caos ecoló- gicoyloscolapsoseconómicosincitananuevasrespuestassocialesy estilosdevida,uncompromisopolíticoconscientedondelolocalylo global se unen. Por ello, señala la importancia de los nuevos movi- mientossociales,respuestasqueestándirigidasalaautorrealización, a una política local-global emancipatoria y a la construcción de un sistemapostescasez.Distingueasícuatromovimientossocialesque proporcionanpautasdetransformaciónfuturadelasconsecuencias que la modernidad y la globalización han provocado: a) movimien- tos democráticos que valoran y luchan por la libertad de expresión, proclaman la participación democrática de todos los estamentos y pretenden generar un orden mundial coordinado contra el autorita- rismo;b)movimientosporlapazquepretendenladesmilitarización, la trascendencia de la guerra y el fin de las crisis nucleares; c) movi- mientosecológicos(contracultura)quepugnanporlahumanización delatecnologíayunsistemadecuidadodelplanetayd)movimientos obrerosqueintentancrearunsistemapostescasez,unaorganización económicasocializadacontralascrisiseconómicas(Giddens,1993: 123-160). En la modernidad tardía la vida social se presenta abierta, con una pluralización de contextos de acción e infinidad de autoridades, por ello la elección del estilo de vida es cada vez más importante en laconstitucióndelaautoidentidadyenlaactividaddiaria.Lasnuevas
  23. 23. 195Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa identidades“reflexivas”seconstruyenatravésdedecisionescotidia- nas,quedelineanelestilodevidayquetomanencuentalosriesgos, los cuales son filtrados por el conocimiento experto. Aun cuando podríaparecerqueestamoshablandodesociedadesopulentas,indivi- dualizadas,construidasapartirdeincertidumbreyriesgo,dedecisio- nespersonales,deunavariedaddeverdades,basadasenunsistema deconfianzaenlosexpertos,Giddensnodesechalaideadeladesi- gualdad en la modernidad tardía y destaca al género y a la etnicidad comoposiblesfocosdediferenteaccesoalasformasderealización individualydesigualdadsocial:“...nosedeberíaolvidarquelamoder- nidad produce diferencia, exclusión y marginación” (Giddens, 1993: 39).Así,elestilodevidaserefiereademásalatomadedecisionesya cursosdeacciónsujetosaimpedimentosyrezagosmateriales;ytam- bién éstos pueden ser construcciones de rechazo a formas amplia- mente difundidas de comportamiento y consumo. Para Beck, los movimientos sociales surgen a partir de que las desigualdadesyanosedepositanenunaclasesocial,seindividualizan ysoncomunesatodos.Lasinseguridades,laincertidumbreylosries- gostiendenalaindividualización,elloprovocaquelapolíticasedes- centraliceyquehoyseanlosindividuosconscientesdesusproblemas locales,losqueseunanenredes,enorganizacionesnogubernamen- tales, asociaciones y movimientos internacionales, para realizar ac- ciones orientadas a definir cambios en donde se actúe localmente y sepienseglobalmente.Estaposturafortalecealallamadasubpolítica; frentealacaídadelpodercentral,delasverdadesuniversales,delas institucionesincuestionables,delfallidosistemadeexpertoscientífi- cos, los individuos conscientes de los riesgos tratarán de equilibrar mediante su participación activa y permanente los destrozos a los cuales nos condujo la sociedad industrial. Enlasegundamodernidad,juntoalasociedadmundialdelosestadosnacionales, surge una poderosa sociedad mundial no estatal que se diferencia de las hasta ahoravigentesformasdelegitimaciónpolítica,sociedadmundialquesecompo- nedeactorestransnacionalesdemuydiversaíndole.Susrasgosdistintivosson los siguientes: 1.Actúan en muchos lugares, franqueando fronteras, incluso transnacionalmente, con lo que queda abolido el principio territorial del Es- tadonacional.2.Suquehacerresulta,enmuchosaspectos,másinclusivoyme- nosexclusivoqueeldelosactoresestatales(asílasempresastransnacionalesy losactivistasdeGreenpeaceactúanalmismotiempoyendistintosestados,sus
  24. 24. 196 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. miembros pertenecen a distintas naciones, etcétera). 3.Actúan a menudo de manera eficaz como instancias nacionales-estatales, conforme a los criterios de éxito esenciales para el quehacer estatal (por ejemplo, para eliminar el paro oasegurarelbienestar,perotambiénparadenunciarjudicialmentelasviolaciones de los derechos fundamentales); así, son también las empresas transnaciona- les que crean o destruyen el bienestar y puestos de trabajo en un lugar deter- minado; también Amnistía Internacional denuncia de manera pública —y bastanteeficaz—lasviolacionesdelosderechosfundamentales,quelosestados silencian por motivos diplomáticos. 4. Los actores no estatales y transnaciona- les crean —por así decir— propia soberanía inclusiva al servirse de los esta- dos territoriales exclusivos (Beck, 1998b: 146-147). TampocoBeckdescartalaideadequealprovocarseinfinidadde inseguridades,difícilmentedelimitables,puedansurgirluchasdefac- ciones en todos los niveles. La modernización reflexiva abarca un únicodinamismodedesarrolloque,porsímismoaunqueencontextos diferentes,puedetenerconsecuenciasopuestas. Envariosgruposculturalesyencontinentesdiversosvaacompañadadenaciona- lismo, pobreza masiva, fundamentalismo religioso de facciones y fe diversas, crisis económicas, crisis ecológicas, posiblemente guerras y revoluciones, sin olvidarlosestadosdeemergenciaprovocadosporgrandesaccidentescatastró- ficos; es decir, el dinamismo conflictivo de la sociedad del riesgo en el sentido más estricto (Beck, 1997a: 17). Enestecontextoamenazadordenuestrassociedades,dondelospe- ligrossonglobales,Becknodesechalaideadequesepuedangenerar respuestassocialesqueasomenafocosneonacionalistasoneofascistas que,poratavismostranshistóricos,sehanatesoradoyacumuladoen conceptosreprimidosyenformadevivenciascolectivascomopueblo, nación,identidadétnicayqueahoraexplotandemaneracruenta.La revitalización de lo ancestral brota del reflejo del encapsulamiento producidoenvistadelosdifusospeligrosglobalesqueyanosonpre- decibles, que rompen cualquier seguridad. El orden de la guerra fría queda hecho pedazos, un buen número de individuos recurre a lo arcaico,echanmanodebarrerasparaprotegerseanteloimprotegible. La pérdida de orden —la ilimitabilidad de los peligros que hoy pu- lulan—esloquehafavorecidoelreplieguetrasloancestral.Setrata de defender la ilusión perdida, la ilusión de un mundo único.
  25. 25. 197Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa Apartir de estas explicaciones, es necesario señalar que a modo detiposidealesproponemostresmovimientossocialespropiosdela modernidad reflexiva. Por un lado, se presentan movimientoscons- cientes, es decir, movilizaciones de individuos conscientes, activos, unidos local y globalmente a través de redes de acción que pugnan porlaresolucióndeproblemasglobales,cuyasparticularidadesson elcontactopermanenteconlasnuevastecnologías,mediosmasivos de comunicación, información de cualquier recóndito lugar, la sepa- racióndelespaciofísico,elrompimientoconlospatronestradiciona- les,laconstruccióndebiografíasselfmade ylarevaluacióndelpapel que, como sujetos, tienen en la política. Este tipo de movimientos socialesestaríafundamentalmentepreocupadoporlascrisiseconó- micas, los derechos laborales y humanos, el caos medioambiental, los conflictos nucleares y la necesidad de una amplia participación política de la totalidad de los sectores sociales en todos los ámbitos. Tanto las identidades como los movimientos sociales que nacen en lospaísesquevivendemaneracontundentelamodernidadreflexiva estarían contemplados en este primer modelo.Así, la modernidad reflexivaabreposibilidadesparaencausarlaacciónsocialconscien- te de manera global, ésta se presenta como un trampolín que per- mite brincar a la construcción de una sociedad multiforme en donde seplasmeninfinidaddediscursos,culturaseidentidades,inmersasy profundamenteconscientesdelospeligrosquehoyvivimos. EnesteprimermodelolasrecientesmovilizacionesdeSeattle,Da- vos, Washington, Melbourne y Praga son expresiones vivas de una situación donde la incertidumbre, la ambivalencia, la persistencia delcaosambiental,delamarginalidadylapobrezaenalgunospaíses seconviertenenelreferentedelasmovilizacionessociales.Individuos conscientes que tienden redes y se manifiestan por una regulación delprocesoglobalquetodosenfrentamos. Esinteresantemostrarcómolaspreocupacionesbásicasdeestas movilizacionesdescansanenelprocesodeglobalizaciónylosefectos queéstedesata,asícomotambiénquelapropiamovilizaciónconjuga diferentesintereses,individuosyproblemáticas,utilizandoalagloba- lizacióncomotrampolíndeunaseriedeacciones,sujetoseidentidades amplias y con un peso político importante en todo el planeta. Elsegundomodeloplantealaposibilidaddeque,enelmismocon- texto de modernidad reflexiva, ante el riesgo, la ambivalencia y la pérdida del mundo único, se presenten movilizaciones sociales que
  26. 26. 198 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. recurranaladefensadelasviejastradiciones,delascertezasincues- tionables,deseguridadesplenasydelposiblerestablecimientodela confianza. Hablamos de los movimientos autoritarios que, ante el riesgo,lapérdidadepoderylosnuevospatronesculturalesotecnoló- gicosactúandefendiendoformastradicionalesquevandesdeelám- bitoeconómicohastaelpolítico,religiosoocultural.Enelloslassalidas políticas son de corte autoritario, excluyente y de fuerza. El ecofas- cismo,elneonazismooelfundamentalismosontresposiblesescena- rios.Enestesegundomodelocabedestacarlafuerzaquehancobrado en Europa no sólo los grupos neonazis, sino también los partidos de ultraderechacomoseríaelcasodelPartidoLibertadencabezadopor JoergHaiderenAustria. Por último, los movimientos híbridos.8 La modernidad reflexi- vaporsuspropiascaracterísticasasumeenlospaísesemergentesla cara más terrible y caótica, los habitantes de estas regiones vivirán permanentemente y de manera cotidiana el caos ecológico, la mar- ginación,laexclusión,elpotenciamientodelasinseguridadesligadas a la insuficiente alimentación, vivienda, educación, un presente y futuroinciertos,pedregosos,queafectannosóloacomunidades,sino a los individuos que en ellas habitan. El deterioro medioambiental, las crisis económicas recurrentes, el autoritarismo político y los peli- grosnucleares,aunquesonproblemasglobales,sevivendemanera másaguda,diferenciadaycostosaparalassociedadesemergentes; enellaslosmovimientossecaracterizanporactuarconsusmodosy prácticas, defender lo perdido pero en un contexto de riesgo, incer- tidumbre y caos.Al sentirse excluidos por el nuevo modelo actúan tradicionalmente,defiendensusespacios,peroalmismotiempoutili- zanlosforosymediosprestadosdelaglobalización(mediosmasivos, internet, etcétera) y sus movimientos se conectan a todo el mundo. ComoejemplosdeestetercermodeloestánloscasosdeEcuadory Venezuela, lugares donde surge una ola que arrastra y lleva a situa- cionesdeautoritarismonacionalistalegitimado(Venezuela),sitioen el que un gobierno elegido democráticamente adopta posturas mili- taristas y populistas, apoyado por cientos de movimientos socia- lesdecortetradicional.OloslevantamientosindígenasdelEcuador, 8 Cuando hablamos de híbridos no negamos que toda sociedad está plegada de prácticas, consumoeideasdediferentessociedades,sinoquenosreferimosaunmodelotípicodeac- ción que combina el resguardo de lo conocido y utiliza los medios de la globalización.
  27. 27. 199Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa dondeunamovilizaciónencabezadaporindígenasymilitares,dirigida encontradelasmedidasneoliberalesasumidasporungobiernode- mocrático,culminaenalgoparecidoaungolpedeEstadoquefugaz- mentetomaelpoder. Así, en un mundo cada vez más globalizado y en un contexto de riesgopermanente,losmovimientossocialesseconviertenenpiedras angulares para el estudio de las posibles transformaciones socia- les.Nosparecerelevantedestacarquesibienhoyexistenposibilidades demovimientossocialesreferidosaproblemáticasglobales,apeligros mundiales, a una mayor responsabilidad en lo individual, a una polí- tica de un individuo activo y permanentemente informado, a una elección de estilos de vida; también esta modernidad, que se vive a fuerzasensociedadeshíbridas,quesecargacomounriesgonodeci- didosinovivido,comounaolaquearrasaconlascertezas,elordeny latradición,queprovocayeseltelóndefondodegravesdesigualda- des,impedimentos,rezagosmaterialesyrespuestassocialesqueresul- tandeladiferencia,laexclusiónylamarginaciónyporellodefienden lo conocido, la tradición, la posibilidad de aferrarse a un orden que seva,quesealeja.Setrataderespuestasymovimientosqueenaltecen lolocal,loparticular,elrechazoaformasampliamentedifundidasde comportamientoyconsumo,yquesonenarboladasydifundidaspor la propia especificidad de la globalización y los medios que ésta ha creado.Enocasiones,puedetambiéndarsepieareaccionesautori- tariasdondelatradición,elcentralismopolíticoolosvaloresreligiosos y morales vuelven a cobrar fuerza. Estos tres tipos señalados no se presentan de manera aislada y única en las sociedades; la combinación, las particularidades y el contextopropiogeneraninfinidadderespuestasenampliosespacios; asícomohallamosmovimientosconscientesenlassociedadesneta- mentereflexivas,eneseprecisoespaciopodríansurgirmovimientos autoritariosohíbridoseigualsucedeenlassociedadesemergentes dondepodremosencontrarlostrestiposdemovimientosocombina- ciones de ellos. Los modelos aquí descritos pueden tener variantes, presentarsesimultáneamenteyenelmismositio;esdecir,esposible encontrarmovimientosneonazisenAlemania,losEstadosUnidoso ensociedadesemergentes,alladodemovimientosambientalistasuni- dosenredesoendefensadederechosdeminorías,peroellonoinva- lidalascaracterísticasseñaladas.
  28. 28. 200 M i r i a m A l f i e C o h e n y L u i s H. M é n d e z B. Paranosotros,quedaclaroquelalección más importante sobre la modernización re- flexivaeselpotenciamientodelossujetos;la existencia de un predominio de la agencia sobre la estructura, el creciente poder de los actoressociales,elretrocesodelasviejases- tructuras suplantadas por las estructuras informativasycomunicativas.Sóloelfortale- cimiento de la sociedad civil y de los sujetos queenellaintervienen atravésdemovimien- tos sociales, organizaciones no guberna- mentales y asociaciones, podrá revalorar el ámbito de la política mediante la participa- ción activa, amplia y permanente.
  29. 29. 201Lasociedaddelriesgo:amenazaypromesa BIBLIOGRAFÍA Baumann,Z. 1996 “Modernidad y ambivalencia”, en Beriain, J., Lasconsecuencias perversasdelamodernidad,Antrophos,Barcelona. Beck,U. 1996 “Teoría de la modernización reflexiva”, en Beriain, J., Lasconse- cuenciasperversasdelamodernidad,Antrophos,Barcelona. 1997a “La reinvención de la política: hacia una teoría de la moderniza- ción reflexiva”, en Modernización reflexiva,Alianza Universidad, Madrid. 1997b “Teoríadelasociedaddelriesgo”,enBeriain,J.,Lasconsecuencias perversasdelamodernidad,Antrophos,Barcelona. 1998a ¿Quéeslaglobalización?Falaciasdelglobalismo,respuestasala globalización,Paidós,Barcelona. 1998b Lasociedaddelriesgo,PaidósBásica,Barcelona. 1999 Hijosdelalibertad,FondodeCulturaEconómica,BuenosAires. Beck,U.etal. 1997 Modernización reflexiva,Alianza Universidad, Madrid. Beriain,J. 1996 Las consecuencias perversas de la modernidad, Antrophos, Barcelona. Giddens,A. 1993 Consecuencias de la modernidad, Alianza Editorial, Madrid. 1996 “Modernidadyautoidentidad”,enBeriain,J., Lasconsecuencias perversasdelamodernidad,Antrophos,Barcelona. 1997 “Vivir en una sociedad postradicional”, en Modernización refle- xiva,Alianza Universidad, Madrid. 1999 La tercera vía. La renovación de la socialdemocracia, Taurus, Madrid. Lash,S. 1997 “La reflexividad y sus dobles: estructura, estética, comunidad”, en Modernización reflexiva,Alianza Universidad, Madrid. Luhmann,N. 1996a “Elconceptoderiesgo”,enBeriain,J.,Lasconsecuenciasperversas delamodernidad,Antrophos, Barcelona. 1996b “La contingencia como atributo de la sociedad moderna”, en Beriain,J.,Lasconsecuenciasperversasdelamodernidad,Antro- phos,Barcelona. 1998 Sociología del riesgo, Universidad Iberoamericana/Triana Edi- tores,México.

×