SlideShare una empresa de Scribd logo
1
2
JUSTIFICACIÓN DEL PROCESO DE EDUCACION DE LA FE
CATEQUESIS DE ADULTO (PRIMER AÑO)
A nadie le extraña decir que el Concilio Vaticano II, fue una revolución en el
campo teológico-eclesiológico, litúrgico y pastoral. Si, gracias a esta reunión
de obispos de todo el mundo con el papa, marcaron las líneas pastorales que
hasta el día de hoy estamos recogiendo los frutos. Una de estas líneas
pastorales fue recuperar la catequesis de adultos que por distintas
situaciones se había olvidado y caído en desuso. El Vaticano II cuando habla
de esta catequesis dice: “que la catequesis del adulto debe ser restablecida
y adaptada y en primer lugar contener el anuncio de la doctrina Cristiana”.
(cf Decreto Christus Dominus No. 14)
Como se puede apreciar, el Concilio quiere recuperar esta praxis pastoral
tan valorada en los primeros años de cristianismo; teniendo en cuenta estas
recomendaciones de recuperar la catequesis de adulto. En nuestra
Arquidiócesis de Santiago de Guatemala, se realizó el Sínodo
Arquidiocesano en el año 1994 y como fruto de ese sínodo se organizó en la
Arquidiócesis el Plan Pastoral en donde se planificó la praxis eclesial en tres
ámbitos:
1. Pastoral de la Palabra
2. Pastoral litúrgica y
3. Pastoral social
Estos 3 ámbitos están iluminando toda la vida pastoral en nuestra
Arquidiócesis y por consiguiente son líneas operadoras que tienen que
animar toda la acción catequética de nuestra iglesia local.
Teniendo en cuenta estas líneas operativas, la Comisión de catequesis de la
Arquidiócesis de Santiago de Guatemala ve la necesidad de implementar y
de impulsar verdaderos procesos de educación de la fe y a petición del
Arzobispo Monseñor Rodolfo Cardenal Quezada, nos hemos dado a la tarea
de elaborar e implementar un proyecto de catequesis de Adulto que sea
punto de referencia, el eje, “el principio organizador que da coherencia a los
Procesos de catequesis”(DGC 275) ya que la Catequesis de Adulto debe ser
la forma principal de catequesis según lo expresan los recientes documentos
de Aparecida cuando dice:”que la Catequesis de Adulto es la forma
fundamental de la Educación de la fe. Para que, en verdad, el pueblo conozca
a fondo a Cristo y lo siga fielmente” (cf. Doc. de Aparecida No.298).
3
La Comisión Arquidiocesana después de haber meditado y pensado este
proceso de educación en la fe, hoy ofrecemos el primer instrumento:
“AL ENCUENTRO CON CRISTO” ETAPA KERIGMÁTICA. “Sentimos la
urgencia de desarrollar en nuestras comunidades un proceso de iniciación en
la vida cristiana que comience por el kerigma, guiados por la palabra de Dios,
que conduzca a un encuentro personal, cada vez mayor con Jesucristo,
perfecto Dios y perfecto hombre” (cf. Doc. Aparecida No.289). Este
instrumento de la Etapa Kerigmática desarrolla la primera de las 3 etapas
previstas en el Proyecto Arquidiocesano de Catequesis de Adulto. Este
instrumente pretende no sólo llenar un vacío importante sino asumir el
Kerigma como el cimiento de todo el proceso de la fe.
“Recordemos que el itinerario formativo del Cristiano, en la tradición más
antigua de la iglesia, tuvo siempre un carácter de experiencia, en el cual era
determinante el encuentro vivo y persuasivo con Cristo, anunciado por
auténticos testigos”. (cf. Doc. Aparecida 299).
Teniendo como punto de referencia el Catecismo de la Iglesia Católica, el
Directorio General de la Catequesis, el (RICA) y el Plan Pastoral de la
Arquidiócesis, y los Documentos de Aparecida, presentamos este
instrumento de trabajo que puede ayudar a las comunidades Cristianas a
impulsar un verdadero proceso de Catequesis de Adultos que ayude a
madurar la fe, y los convierta en Discípulos y Misioneros para poder
evangelizar nuestro país.
4
TEMA 1: KERIGMA
OBJETIVOS
1. Dar a conocer el significado del Kerigma.
2. Conocer los elementos constitutivos del Kerigma.
3. Enfatizar acerca de la importancia que tiene el Kerigma en el camino
a la conversión.
ORACIÓN
Al comenzar estas catequesis,
dame Señor el valor de darte gracias,
por un día mas de vida y no olvidarme,
de que eres la luz que me ilumina.
Dame señor la sabiduría para entender,
lo que en estas catequesis tu nos dices
Y quieres que pongamos en practica.
Pero sobre todo Señor, te pido que me des,
tus ojos, tus manos y tu corazón,
para ver a mi prójimo como lo vez Tú,
y acogerlos como tu lo haces.
AMÉN
INTRODUCCIÓN
Para poder iniciar esta experiencia de temas “kerigmáticos” debemos
definir en primer lugar que significa KERIGMA, así de esta forma sabremos
exactamente qué es lo que queremos transmitir a lo largo de estas
catequesis.
Kerigma es el primer anuncio de la Buena Nueva que se hace a los no
creyentes. la palabra viene griego Kērýssein, que significa “proclamar,
pregonar, anunciar, dar a conocer, predicar”. Es la proclamación y
5
predicación de la buena noticia. El kerigma encierra la esencia de la buena
nueva de la salvación (muerte y resurrección de Cristo), y es el fundamento
de la fe cristiana.
El primero en anunciar esta Buena Nueva fue el mismo Jesucristo, y después
de su muerte fueron los apóstoles a partir del día de Pentecostés quienes
proclamaron el camino de la salvación. En nuestros días todos los
bautizados somos llamados a ser buena noticia.
REFLEXIONAR:
LEER TEXTOS Rom 10, 14-17; Rom 16, 25
1. QUE NOS DICEN ESTAS LECTURAS?
2. COMO PODEMOS LLEVAR LA PALABRA DE DIOS A NUESTRO
MUNDO ACTUAL?
3. A QUE NOS INVITAN ESTAS CITAS BÍBLICAS?
DESARROLLO DEL TEMA
El kérygma es la proclamación, del anuncio de la Buena Nueva de la
salvación. El kerigma, hace que el corazón se abra, para llegar a la
conversión y lleva a una íntima unión con Cristo.
El primer anuncio kerigmático tiene la función de mostrarnos cuanto amor
tiene Dios para nosotros, nos invita a que lo conozcamos y podamos tener
una comunicación cercana y personal con El por medio de su Hijo Jesucristo
y que por medio de El nos podamos convertir.
Según el Nuevo Testamento (Rm 10, 14-17) el kerigma tiene tres partes
importantes:
1. El acto de anunciar, de comunicar
2. Un mensaje o contenido
3. Que se transforma en salvación para todo aquel que lo recibe con fe y
se convierte.
Jesús es el primero en dar a conocer este mensaje, en dar a conocer el
reino de Dios, El es el primer evangelizador (cf. E.N 8)“anuncia ante todo
un reino, el reino de Dios, tan importante que, en relación a él, todo tiene
menos importancia. Jesús anuncia la salvación (cf E.N No.9) que libera al
6
hombre de todo aquello que lo oprime y esclaviza. El realiza este anuncio a
través de innumerables signos visibles que hace que mucha gente lo siga
para verlo, escucharlo y dejarse transformar por El (cf EN. 12) el anuncio
de la salvación es para todos y le da una gran importancia a los pequeños, los
pobres, y ellos se convierten y se hacen discípulos suyos.
“Jesús de Nazaret lleva a cumplir el plan de Dios. Después de haber
recibido el Espíritu Santo en el bautismo, manifiesta su vocación para lo que
ha sido enviado: recorre Galilea proclamando «la Buena Nueva de Dios: “El
tiempo se ha cumplido y el Reino está cerca; convertíos y creed en la Buena
Nueva” (cf RM 13) y así paulatinamente también revela las características y
exigencias del Reino (cf RM no. 14) pero sobre todo hace sentir el amor de
Dios hacia los necesitados y los pecadores (Lc 15, 1-32)
Todo esto es actual este primer anuncio que va dirigido de modo específico
a quienes nunca han escuchado la Buena Nueva de Jesús, y esto se está
volviendo cada vez más necesario (cf. EN No. 52) ya que vivimos un mundo
carente del amor de Dios, un mundo descristianizado, y esa tarea le
corresponde a todos los bautizados; la tarea de la evangelización de todos
los hombres, constituye la misión esencial de la Iglesia. (cf. EN No. 14)1
El objetivo del kerigma es despertar el interés en creer, conocer y aceptar
a Jesús como Salvador entre los que no creen en El. Por lo cual según el
Nuevo Testamento el centro del kerigma es:
a- Demostrar que lo que le ocurrió a Jesús es voluntad de Dios.
b- Confesar a Jesús de Nazaret como “Mesías” quien murió, fue
sepultado y resucitó al tercer día, y fue constituido “Señor” de
todo y de todos, y
c- El sentido de la obra de Jesús es que en “su nombre” se ofrece la
conversión y el perdón de los pecados para salvación de todo el
que crea.
Con el kerigma se presenta a Jesús con sus tres grandes títulos: Salvador,
Señor y Mesías. Se anuncia y proclama también la muerte, resurrección y
glorificación de Jesús. Hay que tener en cuenta que el kerigma es la base o
cimiento de la fe por lo que este anuncio debe ser sólido y fortalecido
principalmente con el testimonio de vida como lo hizo Jesucristo.
El kérygma proclama un acontecimiento de salvación que cambia y
transforma a la persona y todo lo que esta a su alrededor. la forma de
1
Ver anexo No. 1.
7
proclamarlo a los demás, es diferente según a las personas que va dirigido,
debe de ir acorde a la cultura y modo de vida de las personas, haciéndolo
más personal, más intimo.
Al llevar el mensaje kerigmático debemos ser testigos llenos del Espíritu
Santo, plenamente convencidos e identificados con el mensaje que se
anuncia. Cuando Jesús lo hacía El no anunciaba la palabra de Dios, Él la hacia
vida, El era la Palabra de Dios; se identificaba con su Padre plenamente.
Esto qué quiere decir? Que debemos reflejar con nuestra vida, con
nuestros actos el amor de Dios. Que los ojos de los demás vean que es Dios
quien habita en nuestros corazones, porque es allí donde Dios influye en el
hombre (12 Cor 4, 6-71, Hechos 16, 14) y el mensaje sea acogido en otro
corazón y abra la vía para la conversión. (cf. RM No. 44)2
, por eso el
kerigma sigue siendo el punto de partida y la referencia constante para la
evangelización.
COMPARTIR:
1. QUE DESAFIOS PRESENTA EL ANUNCIO DE LA BUENA NOTICIA EN
EL MUNDO ACTUAL?
2. COMO PODEMOS LLEGAR AL CORAZON DE LOS QUE NO CONOCEN
A JESUCRISTO Y SEMBRAR LA SEMILLA DE LA FE?
3. QUE ESTAMOS HACIENDO COMO BAUTIZADOS PARA PREGONAR
LA BUENA NUEVA?
ORACIÓN
Gracias Señor, por que se que estas junto a mi,
En este camino de conversión.
Ayúdame a ser dócil y fiel discípulo tuyo
Y que pueda cumplir el compromiso que hoy te ofrezco
Derrama bendiciones para cada uno de los que iniciamos
estas catequesis para que seamos perseverantes
y que demos frutos.
AMÉN
2
Ver anexo No. 2
8
COMPROMISO:
AHORA QUE CONOCES EL SIGNIFICADO DE KERIGMA A QUE TE
COMPROMETES COMO CRISTIANO QUE YA HAS INICIADO EL
CAMINO DE LA FE?
“Sólo está excluído de la llamada del Señor
aquel que no se afana en este mundo”
San Agustín de Hipona
9
TEMA 2: EL AMOR DE DIOS
OBJETIVOS:
1. Conocer el mensaje que Dios tiene para la humanidad.
2. Descubrir el mensaje del amor de Dios en nuestras vidas.
ORACIÓN
Ante tu presencia, quiero darte gracias
desde el fondo de mi alma, por tu amor.
Sabes amar a todos como el mejor de los padres.
Como los padres corrigen a sus hijos,
así tu sabes acercarte a nosotros y
Cambiar de rumbo nuestro diario vivir.
Nosotros nos ponemos en tus manos,
con confianza con amor y seguridad
De un padre que nos ama.
Ayúdanos a mostrar ese amor a todos nuestros los hermanos
a poder ser solidarios sobre todo con los que más
necesitan de ti.
AMEN
DESARROLLO DEL TEMA
Pedro proclama en su primer discurso Kerigmático (Hechos 2, 14) Dios nos
ha amado en Cristo Redentor que murió y resucitó por nosotros”. Si, este
fue el principio de la predicación que revolucionó la historia, ya que a partir
de esta proclamación, el nombre de Cristo se fue conociendo primero a la
comunidad de los Judíos, luego por la actividad misionera de los apóstoles y
desde luego por el gran San Pablo. Gracias a estos y al impulso
evangelizador la buena noticia de Jesús se extendió por todos los lugares.
Pero qué impulsó a estos misioneros predicar esta noticia? Y Por qué algunos
10
Judíos y muchos paganos se convirtieron a este nuevo camino? Hay muchas
respuestas a estas preguntas, pero sin duda el constatar los apóstoles que
la figura de Jesús era el Cristo, y la fuerza y la convicción de su
predicación, convirtieron a muchos a la fe.
El primer mensaje que los evangelizadores llevaban a las comunidades era EL
AMOR DE DIOS. Dios te ama y quiere lo mejor para ti. Dios te ha creado
por amor gratuito por su infinito amor y desea que todos y cada uno de los
seres humanos vivamos eternamente junto a El. Nuestro Dios es Dios al
que llamamos Padre que gratuitamente comparte su vida que en esencia es
amor. Dios nos ama, y te ama personalmente tal como eres con todas tus
virtudes y defectos.
Y en esa dimensión tan grande de amor nos entrega a su Hijo amado, es un
Padre amoroso que comunica su amor a toda su creación. El nos ama y no
aborrece nada porque si no, no lo hubiera creado (Sab 11, 24). San Pablo nos
dice que el amor de Dios supera todas las dimensiones, y que nada nos puede
separar de el. Es un amor gratuito y nos ha amado mucho antes que nosotros
lo amemos a el. “Dios nos amó primero” (1 Jn 4, 10)
LEER LA SIGUIENTE CARTA Y LUEGO COMPARTIR
Hijo mío,
Es probable que no me conozcas, pero yo te conozco perfectamente bien ...Salmos 139:1
Sé cuando te sientas y cuando te levantas...Salmos 139:2
Todos tus caminos me son conocidos...Salmos 139:3
Pues aún tus cabellos están todos contados...Mateo 10:29-31
Porque fuiste creado a mi imagen... Génesis 1:27
En mi vives, te mueves y eres… Hechos 17:28
Porque linaje mío eres...Hechos 17:28
Antes que te formase en el vientre te conocí… Jeremías 1:4-5
Fuiste predestinado conforme a mi propósito… Efesios 1:11-12
No fuiste un error. Salmo 139:15
En mi libro estaban escritos tus días… Salmos 139:16
Yo determiné el momento exacto de tu nacimiento y donde vivirías… Hechos 17:26
Tu creación fue maravillosa… Salmos 139:14
Te hice en el vientre de tu madre… Salmos 139:13
Te saqué de las entrañas de tu madre… Salmos 71:6
He sido mal representado por aquellos que no me conocen… Juan 8:41-44
No estoy enojado ni distante de ti; soy la manifestación perfecta del amor… 1 Juan 4:16
Y mi deseo derramar mi amor sobre ti. 1 Juan 3:1
Simplemente porque eres mi hijo y Yo soy tu Padre… 1 Juan 3:1
11
Te ofrezco mucho más de lo que te podría dar tu padre terrenal… Mateo 7:11
Porque soy el Padre perfecto… Mateo 5:48
Toda buena dádiva que recibes viene de mi… Santiago 1:17
Porque Yo soy tu proveedor que suple tus necesidades… Mateo 6:31-33
Mi plan para tu futuro está lleno de esperanza… Jeremías 29:11
Porque te amo con amor eterno… Jeremías 31:3
Mis pensamientos sobre ti se multiplican más que arena en la orilla del mar… Salmos 139:17-
18
Y me regocijo sobre ti con cánticos… Sofonías 3:17
Nunca me volveré atrás de hacerte bien… Jeremías 32:40
Tu eres mi especial tesoro… Éxodo 19:5
Deseo afirmarte de todo mi corazón y de toda mi alma… Jeremías 32:41
Y te quiero enseñar cosas grandes y ocultas que tú no conoces… Jeremías 33:3
Me hallarás si mi buscas de todo corazón… Deuteronomio 4:29
Deléitate en Mí y te concederé las peticiones de tu corazón… Salmo 37:4
Porque Yo produzco tus deseos… Filipenses 2:13
Yo puedo hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pides o entiendes…
Efesios 3:30
Porque Yo soy quien más te alienta… 2 Tesalonicenses 2:16-17
Soy también el Padre que te consuela en todos tus problemas… 2 Corintios 1:3-4
Cuando tu corazón está quebrantado, Yo estoy cerca a ti… Salmos 34:18
Como el pastor lleva en sus brazos a un cordero, Yo te llevo cerca de mi corazón… Isaías
40:11
Un día enjugaré toda lágrima de tus ojos… Apocalipsis 21:3-4
Y quitaré todo el dolor que has sufrido en esta tierra… Apocalipsis 21:3-4
Yo soy tu Padre, y te he amado como a mi hijo, Jesucristo… Juan 17:23
Porque te he dado a conocer mi amor en Jesús… Juan 17:26
Él es la imagen misma de mi sustancia...Hebreos 1:3
Él vino a demostrar que Yo estoy por ti y no contra ti… Romanos 8:31
Y para decirte que no tomaré en cuenta tus pecados… 2 Corintios 5:18-19
Porque Jesús murió para reconciliarnos...2 Corintios 5:18-19
Su muerte fue mi máxima expresión de amor por ti… 1 Juan 4:10
Entregué todo lo que amaba para ganar tu amor… Romanos 8:31-32
Si recibes el regalo de mi Hijo Jesucristo, me recibes a Mí… 1 Juan 2:23
Y nada te podrá volver a separar de mi amor… Romanos 8:38-39
Vuelve a casa y participa en la fiesta más grande que el Cielo ha celebrado… Lucas 15:7
Siempre he sido y por siempre seré Padre… Efesios 3:14-15
Mi pregunta es... ¿quieres ser mi hijo? Juan 1:12-13
Aquí te espero… Lucas 15:11-32
Con Amor, tu Padre.
Dios Todopoderoso
12
COMPARTIR:
1. QUE RESPUESTA LE DARIAS A ESTA CARTA QUE DIOS TE
ENVIA?
2. QUE TE DEMUESTRA DIOS POR MEDIO DE SU PALABRA Y AL
HABER ENVIADO A SU HIJO JESUCRISTO?
3. QUE ESPERA DIOS DE TI?
ORACIÓN
Señor Jesús, te doy gracias por tu amor y
porque viniste al mundo a morir por mi.
Confieso que he pecado contra ti.
Quiero depositar mi confianza y entregarte mi vida.
Te pido que perdones mis pecados.
Y que me hagas una persona nueva
Llena de tu amor, permite que me enamore de ti
Para que pueda amarte y respetarte el resto de mi vida.
AMÉN
COMPROMISO
SI EL MENSAJE ESENCIAL DE ESTA CATEQUESIS A TOCADO TU
CORAZÓN QUÉ ESTAS DISPUESTO A DARLE A DIOS A PARTIR DE
ESTE COMPROMISO CON ÉL?
QUIERES HACER UN COMPROMISO HOY CON DIOS? DESPUÉS DE
ESTA CATEQUESIS QUE HAS COMPARTIDO?
13
TEMA 3: EL PECADO, NEGACIÓN DE DIOS
OBJETIVOS
1. Reconocer que el pecado nos separa del amor de Dios.
2. Descubrir la inmensa misericordia y amor que Dios nos tiene a cada
uno de nosotros aún siendo pecadores.
ORACIÓN
Señor, no podía levantar la vista a ti,
me sentía avergonzado por mis pecados
yo me separaba de mi Padre.
Pero tu me diste tu fuerza
Confesé mi pecado, tu lo perdonaste
Y de nuevo me sentí feliz.
Gracias por tu misericordia y tu perdón.
Amas al pecador y aborreces el pecado.
Y me sentí feliz al recibir tu gracia y tu perdón,
Y de volver a caminar en tu presencia y a la luz de tu Espíritu.
AMÉN
INTRODUCCIÓN
Como lo vimos en la catequesis anterior, el plan de Dios hacia el ser humano
siempre ha estado lleno de amor, bondad, confianza y fidelidad. Pero si
hacemos un alto en nuestras vidas y vemos a nuestro alrededor nos damos
cuenta que el plan perfecto que Dios tiene no se está cumpliendo, y la
humanidad es la que se ha encargado de romper con esta armonía y relación
con Dios a través de su soberbia, egoísmo, envidia, ambición y
desobediencia.
Dios ha sido fiel a su amor incondicional al hombre y a la mujer, y se los ha
demostrado a través de la historia de la humanidad. Desde el inicio de la
14
creación Adán y Eva han sido desobedientes a la voluntad de Dios (Gn 3, 1-
6) Caín mata a su hermano Abel (Gn 4, 1-8) las guerras mundiales, la miseria,
la marginación de los pobres, estos son algunos ejemplos de cómo el pecado
ha estado en toda la historia del hombre. Esta desobediencia que es el
pecado, nos separa del camino que Dios tiene preparado para cada uno de
nosotros creamos un rechazo al amor que Dios nos da gratuitamente.
El ser humano rechaza el amor de Dios con sus actos, Adán y Eva quisieron
ser como Dios (Gn 3,5) quisieron prescindir de Dios en lugar de reconocer y
adorar al Dios verdadero adoraron ídolos, las cosas del mundo, adoraron a
dioses paganos y se adoraron a si mismos (Sal 15, 4-8; Is 44, 9-20) es así
como se inicia la separación del ser humano con Dios y entró en el mundo el
mal. El ser humano fue creado para vivir en armonía, vivían felices
disfrutando el paraíso y de la amistad con Dios, en completa libertad y por
esa misma libertad optaron por el pecado.
DESARROLLO DEL TEMA
“En efecto, así como por la desobediencia de un solo hombre, todos fueron
constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno sólo, todos
serán constituidos justos. La ley, en verdad, intervino para que abundara el
delito; pero donde abundo el pecado. Sobreabundó la gracia...” (Rm 5, 19-20)
El pecado consiste en cerrar el corazón a la buena noticia que es Jesús y
despreciar la salvación que él nos trae gratuitamente. Es una acto de
desamor a Dios, que nos regala la vida, es darle la espalda al que nos ama
incondicionalmente. Por el pecado nos separamos de Dios, no podemos
experimentar su amor y la vida abundante que Jesús nos da “Todos pecaron
y todos están privados de a gloria de Dios” (Rm 3, 23)
COMPARTIR LEER LUCAS 15, 11-32
1. QUÉ MENSAJE NOS DEJA ESTA LECTURA CON RELACIÓN AL
PECADO?
2. QUE ACTITUD ESPERA DIOS DE NOSOTROS TODOS LOS DIAS?
3. ESTOY VIVIENDO A ESPALDAS DE DIOS?
4. QUÉ PECADOS NOS ESTAN AFECTANDO MÁS COMO
CRISTIANOS EN ESTA SOCIEDAD?
15
Se puede decir que el pecado del ser humano se debe al mal uso de su
libertad, y aún ante la desobediencia, Dios lo sigue amando inmensamente y
lo quiere perdonar. Dios nos perdona nuestras faltas porque su amor es
verdadero e incondicional El nos invita a que seamos como el “hijo pródigo”
que después de sus pecados se levantó y volvió al Padre (Lc 15, 18) Dios no
nos deja solos nos da la fuerza necesaria para seguir luchando y alcanzar la
felicidad y la gracia “Todo lo puedo en aquel que me conforta” (Fil 4, 13) y
esta es una buena noticia, saber y darnos cuenta que nuestra vida es valiosa
y que por medio de Cristo se nos devuelve la gracia, se nos perdonan
nuestros pecados y estrechamos nuevamente una intima relación con Dios.
También tenemos que estar concientes que nuestros actos no solamente nos
afectan a nosotros mismos, muchas veces también les hacemos daño a las
personas que viven con nosotros o que están a nuestro alrededor por lo que
tenemos que luchar por que cada día seamos personas nuevas reconciliadas
con el Padre y lograr así la construcción del Reino, y que este sea un mundo
mejor.
El amor que Dios nos tiene es incalculable, es capaz de perdonarnos día con
día todos nuestros actos de desobediencia y rebeldía. Nos invita
continuamente a que volvamos a El con un corazón limpio y nos espera con los
brazos abiertos.
COMPARTIR
1. QUE ES LO QUE CADA UNO DE NOSOTROS HACE, QUE NOS
SEPARA DEL AMOR DE DIOS?
2. COMO ES MI RELACION CON DIOS EN ESTE MOMENTO?
3. COMO ES MI RELACION CON LOS DEMAS?
“EL AMOR NO CONSISTE EN QUE NOSOTROS HAYAMOS AMADO A
DIOS SINO EN QUE EL NOS AMO A NOSOTROS Y ENVIO A SU
HIJO COMO VICTIMA POR NUESTROS PECADOS” (1 JN 4, 10)
16
ORACIÓN
Oh Dios de gran misericordia,
que te dignaste enviarnos a tu Hijo Unigénito
como el mayor testimonio de tu amor y misericordia,
tú no rechazas a los pecadores sino que también a ellos
has abierto el tesoro de tu infinita misericordia,
concédenos Padre que todos los corazones se dirijan
con confianza a tu infinita misericordia
y nos concedas tu paz y tu perdón.
Por Jesucristo nuestro Señor.
AMÉN
COMPROMISO
DIOS TE AMA CON TUS VIRTUDES Y TUS DEFECTOS. EL TE HACE LA
INVITACIÓN A QUE SEAS FELIZ. TODOS LOS DIAS TE BRINDA LA
OPORTUNIDAD A QUE TE RECONCILIES CON EL Y CON TUS
HERMANOS QUE TENGAS UNA VIDA NUEVA LLENA DE GRACIA... ES
HORA QUE HAGAS TU COMPROMISO DE LA SEMANA. A QUE TE
COMPROMETES?
17
TEMA 4: VENID A MI LOS QUE ESTAN CANSADOS Y AGOBIADOS
MT 11, 28-30 CRISTO VIVO
OBJETIVOS
1. Tener un encuentro cercano con Cristo vivo.
2. Experimentar que Cristo esta vivo y camina con nosotros.
ORACIÓN
Acudí esta mañana a la oración
Donde puedo encontrarte.
Siempre nos esperas con amor
y esperas que depositemos
esas cargas tan duras y pesadas
que sólo tu nos puedes ayudar
a cargar.
Tu escuchaste mis quejas, mis angustias,
no podía más, me sentía impotente
tu me dijiste, “se humilde y paciente
yo estoy aquí a tu lado”.
Gracias, Señor porque tu eres el que me conforta.
AMÉN.
INTRODUCCIÓN
Todos los días escuchamos las noticias, vemos en la calle o nos pasan a
nosotros mismos experiencias difíciles, tenemos problemas en nuestra casa,
en el trabajo, dificultades que nos hacen sentir débiles, angustiados y que
no podemos más, Jesús nos trae una esperanza de vida, una luz para que no
nos sintamos solos y que nuestras aflicciones sean leves.
18
San Alfonso Maria de Ligorio dice: “has bajado del cielo para ser nuestro
amigo y compañero”. Si, Dios envía a su hijo Jesucristo para que tome la
condición humana para que pueda comprender las dificultades y angustias
que todos experimentamos en nuestro diario vivir y que por medio de Él
recibamos el apoyo y el amor que necesitamos para seguir adelante.
COMPARTIR: LEER MT 11, 28-30
1. QUE TE DICE ESTA LECTURA?
2. EN TU VIDA AGITADA, EN TUS CARGAS PESADAS, EN TUS
PROBLEMAS, QUE TE DICE JESUS HOY?
Leemos en este texto que Jesús se dirige a los afligidos a los agobiados, les
habla a los pobres, a los oprimidos por una carga pesada a las personas que
se sienten agobiadas con las preocupaciones de la vida social y les anuncia un
mensaje de liberación y en esto consiste la propuesta de Jesús: en asumir la
libertad como un camino de realización humana que nos conduce hacia Dios.
Para la sociedad en la que vivió Jesús, así como en la nosotros vivimos, el
descanso es una verdadera bendición divina después de una larga jornada, la
carga del trabajo semanal nos deja cansados y el día de reposo nos permite
reconstruir los lazos de afecto con Dios, con nuestras familia y con nosotros
mismos. Jesús convoca a todos los abatidos, a las personas agobiadas por
todo lo que acontece en nuestra sociedad y en nuestras vidas y nos propone
la libertad. Pero esta libertad nos exige humildad y responsabilidad, es
decir, honestidad personal y capacidad de diálogo y tolerancia.
Como podemos explicar esto? Un ejemplo de nuestra vida cotidiana: Cuentan
que en cierta oportunidad iba un hombre caminando y se encontró que había
un granjero labrando con un par de bueyes. Cuando los vio de alguna manera
se sorprendió, porque uno era enorme y el otro un pequeño novillo. Este
buey destacaba sobre el pequeño novillo que trabajaba con él. El hombre
estaba sorprendido y perplejo de ver un granjero tratando de arar con dos
animales tan desiguales en el yugo y le entró curiosidad y se detuvo le dijo,
‘Quiero que te des cuenta de algo. ¿Ves la manera como esas huellas están
enganchadas al yugo? Observarás que el buey grande esta halando todo el
peso. Ese buey pequeño esta atado al yugo pero realmente no esta halando
ningún peso?
19
Esto es lo que Jesús nos ofrece El toma la carga más pesada y nos hace la
nuestra más liviana y no nos da cargas mayores a la que podamos soportar.
Cuando nos resultan demasiado duras y difíciles es porque hemos decidido
caminar solos, creemos que somos autosuficientes y que no necesitamos de
El. Por eso también nos invita a que seamos tolerantes y humildes de
corazón, hace un llamado “vengan” es una invitación para todos, para aquellos
que no tienen o no conocen al Señor, es el equivalente a una llamada a creer
en Él y para aquellos que ya son creyentes, es un llamado a seguirle como un
discípulo comprometido; es una llamada a volver completamente sus vidas
hacia El.
¿Como podemos someternos al yugo del Señor ? La respuesta esta en el
“aprende de mí.” Siendo tolerantes y humildes de corazón pero
principalmente teniendo una unión vital con Jesús que nos permite la caridad
que es la realización del Reino de Dios en el mundo, es hacer vida con
nuestras vidas a Jesús.
Para llegar a ser fieles discípulos del Señor hemos de pedir incesantemente
que nos dé un corazón semejante al suyo, para que logremos experimentar
un Cristo vivo en medio de tantos males que actualmente tiene la humanidad,
El amor de Cristo es incomparable y su compasión por nosotros no se
detiene y nos lo demuestra todos los días en cada segundo de nuestras
vidas.
COMPARTIR: LEER LA SIGUIENTE HISTORIA
Huellas en la Arena
Autor: desconocido
Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el
Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.
Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la
arena: unas eran las mías y las otras del Señor.
Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las
pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida
quedaban sólo un par de pisadas en la arena.
Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso
realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, Tu me
20
dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino,
pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par
de pisadas.
No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te
necesitaba". Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó:
"Mi querido hijo.
Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles.
Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te
cargué en mis brazos".
1. DE QUE ESTAMO CANSADOS?
2. QUE LE QUIERES DECIR TU A DIOS EN ESTE MOMENTO?
ORACIÓN
Te doy gracias, Señor, de todo corazón
Contando todas tus maravillas;
Quiero festejarte y celebrarte
Cantando en tu honor, Altísimo.
El Señor es un refugio para el oprimido,
Un refugio en momentos de peligro;
Los que reconocen tu Nombre confían en ti,
Porque no abandonas
A los que te buscan, Señor.
AMÉN
COMPROMISO
ABRE TU CORAZÓN Y DILE A JESÚS A QUE TE QUIERES
COMPROMETER SABIENDO QUE ÉL ES TU FORTALEZA, SABIENDO
QUE ES ÉL QUIEN TE ACOMPAÑA EN ESTE PEREGRINAR SOBRE LA
TIERRA.
21
TEMA 5: TESTIMONIO DE ESTE ENCUENTRO VIVO “HEMOS
ENCONTRADO AL MESIAS” (Jn 1, 41)
OBJETIVOS:
1. Tener un encuentro personal con Jesús el Mesías.
2. Invitar a los participantes a interiorizar el mensaje de Cristo para
encontrarlo.
ORACIÓN
Tu, mi amigo Jesús, me
Invitaste un día, a conocerte más,
a vivir mejor tu Palabra, a llenar ese vacío
En mi vida y a transformarme.
Me sentí feliz!
Dios que me ama tanto, y
Sólo yo me había alejado,
Me hablaste de una manera muy especial,
pedí perdón dispuesta a luchar por permanecer
a tu lado y a ser mejor cada día.
Te amo Jesús.
AMÉN
INTRODUCCIÓN
En la catequesis anterior Jesús hace un llamado y abre sus brazos para
recibirnos como verdaderos hijos de Dios nos da una luz de esperanza
dentro de este mundo lleno de oscuridad. En esta catequesis nos invita a que
tengamos un verdadero encuentro con Él.
22
A través de la historia hemos conocido personas que han tenido una
experiencia de un verdadero encuentro con Cristo, podemos mencionar a
San Pablo, San Agustín de Hipona, más en nuestro tiempo a Juan Pablo II, la
madre Teresa de Calcuta, personas que con su testimonio de vida han hecho
vida el Evangelio. Todas estas personas nos han enseñado que se puede vivir
de a cuerdo con las enseñanzas de Jesús. En nuestra realidad es decir, en
nuestro país y más cercano aún vemos personas que sin duda alguna también
dan testimonio de vida; algunos religiosos como monseñor Juan José
Gerardi, el padre Hermógenes pero también laicos, personas de nuestras
comunidades que con su ejemplo de vida nos dan una verdadera catequesis.
COMPARTIR
1. EXISTEN PERSONAS EN TU COMUNIDAD QUE DAN
TESTIMONIO DE UN ENCUENTRO CON JESUCRISTO?
2. QUE TIENEN ESTAS PERSONAS DE DIFERENTE? COMO ES SU
FORMA DE VIDA?
Tener un encuentro verdadero con Cristo no es algo casual, es experimentar
de forma personal el inmenso amor que Cristo tiene para cada uno de
nosotros, es darnos cuenta que Dios ha puesto los ojos en ti y en mi porque
nos ama, es dejarnos llevar hasta Jesucristo y dejarnos abrazar por El. Es
descubrir que el amor es Jesucristo. Cuando vemos que detrás de cosas
pequeñas esta Dios y que detrás de cosas grandes también esta Dios en ese
momento podemos decir que “hemos encontrado al Mesías”.
Juan el bautista fue preparando el camino para cuando el Mesías el Hijo de
Dios llegara, y en aquel momento hombres sencillos y humildes estaban a la
espera de esa buena noticia.
COMPARTIR: LEER JUAN 1, 38-41
23
Jesús fija la mirada en los que le seguían, eran hombres sencillos.
Andrés y Simón en quienes se manifiesta la búsqueda del cumplimiento de
las profecías, que era parte esencial de la fe del Antiguo Testamento.
Israel esperaba al Mesías prometido, Andrés y Simón estaban a la espera
de ese Mesías del que Juan el bautista había ido preparado el camino.
La mirada de Jesús toca sus corazones y sienten el deseo de estar con El.
Jesús enciende una llama en ellos, «Sol que viene del cielo, para iluminar a
los que yacen en las tinieblas» (cf. Lc 1,78-79), y, mocionados, sienten la
necesidad de comunicar lo que han contemplado y vivido a los primeros que
encuentran a su paso: «¡Hemos encontrado al Mesías!» (Jn 1,41). Lo que
habían estado esperando y buscando lo han encontrado.
Algo importante en la vida cristiana es dejarse mirar por Jesús, estar con
El, para luego anunciarlo así como lo han hecho los discípulos, los santos y
aquellas personas que manifiestan estar enamorados de Dios y que han
hecho vida con su ejemplo y testimonio de vida que Dios habita en cada uno
de ellos.
COMPARTIR: LEER ESTA HISTORIA Y LUEGO COMPARTIR
LA LIEBRE Y EL TIGRE
Un día dando un paseo por el monte, un joven vio sorprendido que una
pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido, el cual no
podía valerse por sí mismo. Le impresionó tanto al ver este hecho, que
regresó al siguiente día para ver si el comportamiento de la liebre era
casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se
repetía: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre.
Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el
tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta.
Admirado por la solidaridad y cooperación entre los animales, se dijo:
- "No todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son
capaces de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas".
24
Y decidió hacer la experiencia. Se tiró al suelo, simulando que estaba herido
y se puso a esperar que pasara alguien y le ayudara. Pasaron las horas, llegó
la noche y nadie se acercó en su ayuda. Estuvo así durante todo el otro día y
ya se iba a levantar, mucho más decepcionado, con la convicción de que la
humanidad no tenía el menor remedio, sintió dentro de sí todo el desespero
del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, su corazón
estaba devastado, sí casi no sentía deseo de levantarse, entonces allí, en
ese instante, lo oyó... una voz, muy dentro de él le dijo:
- "Si quieres encontrar a tus semejantes, si quieres sentir que todo ha
valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad, para encontrar a
tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente se la
liebre".
1. QUE MENSAJE TE DEJA ESTA HISTORIA?
2. CON QUE PERSONAJE TE IDENTIFICAS CON LA LIEBRE O EL
TIGRE?
COMPROMISO
SIENTES QUE HAS ENCONTRADO EN TUS SEMEJANTES AL MESIAS?
QUIERES HACERLO VIDA? SI HAS RESPONDIDO QUE SI, COMO LO
HARÁS?
25
ORACIÓN
IRRADIANDO A CRISTO
Oh, amado Jesús.
Ayúdame a esparcir Tu fragancia
por donde quiera que vaya.
Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida.
Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un
resplandor de la Tuya.
Brilla a través de mi y permanece tan dentro de mi, que cada alma con que
me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía.
¡Permite que no me vean a mi sino solamente a Jesús!
Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar tanto que
pueda ser una luz para los demás. La luz oh, Jesús, vendrá toda de Ti, nada
de ella será mía;
serás Tú quien resplandezca
sobre los demás a través de mi.
Brillando sobre quienes me rodean,
permíteme alabarte como más te gusta.
Permíteme predicarte sin predicar,
no con palabras sino a través de mi ejemplo,
a través de la fuerza atractiva,
de la influencia armoniosa de todo lo que haga,
de la inefable plenitud del amor
que existe en mi corazón por Ti.
AMÉN.
MADRE TERESA DE CALCUTA
26
“COMPROMISO ANTE LA COMUNIDAD”
En el Evangelio de San Juan 6, 67-68 encontramos la cita: “Jesús
preguntó a los doce ¿ustedes también quieren dejarme? Pedro
contestó: “Señor, a quien iríamos, tu tienes palabras de vida
eterna.”
En nuestro caminar de cristianos nos pedemos desanimar,
desmotivar y cansarnos de ser perseverantes en la fe, esta
pregunta del evangelio Jesús nos la hace también a nosotros
¿ustedes también quieren dejarme? Y la respuesta se la tenemos
que dar cada uno de nosotros con nuestras acciones y actitudes.
Hoy vamos a comprometernos firmando este catecismo cada uno
de nosotros delante de la comunidad. Con esta firma me estaré
comprometiendo a seguir adelante a pesar de las dificultades
que tenemos. Que el Señor en este momento te dé la capacidad
necesaria para comprometerte con tu comunidad.
27
YO, ____________________________________________________
ME COMPROMETO ANTE LA COMUNIDAD A PERSEVERAR Y
CONTINUAR EN ESTE CAMINO A PESAR DE TODAS LAS
DIFICULTADES.
FIRMA __________________________
___________________DE ____________________DEL 20________
28
TEMA 6: CONVERSION, CONSECUENCIA DEL ENCUENTRO CON
JESUCRISTO (I PARTE)
« Arrepentíos, pues, y convertíos » (Hch 3, 19)
OBJETIVOS:
1. Reconocer que la verdadera conversión se realiza mediante el
encuentro vivo y personal con Jesucristo que nos lleva a un cambio de
actitudes.
2. Descubrir que la conversiones un proceso en el que hay que
perseverar.
ORACIÓN
Vuelve tu mirada hacia nuestra miseria,
Y renueva en nosotros la salud y la vida:
¡Oh Cristo, perdón de Dios al hombre!
También nosotros te buscamos y nos
Esforzamos por llegar a Ti
Mira nuestra miseria y compadécete de nosotros.
Tú puedes renovarlo todo en el perdón.
Somos conscientes de que necesitamos
Tener un encuentro vivo y personal contigo,
Para sanar nuestra incredulidad,
No permitas que nos apartemos de ti y
Míranos siempre con misericordia, para
Que reconozcamos tu amor.
AMEN.
DESARROLLO DEL TEMA
URGENCIA DEL LLAMADO A LA CONVERSIÓN
En muchos momentos de nuestra vida el Señor nos ha dicho: « El tiempo se
ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena
Nueva » (Mc 1, 15). Estas palabras de Jesús, con las que comenzó su
ministerio en Galilea, deben seguir resonando en los oídos de todos, invitan a
29
responder con prontitud a Cristo con una conversión personal más decidida
y, al mismo tiempo, estimulan a una fidelidad evangélica cada vez más
generosa. La exhortación de Cristo a convertirse resuena también en la del
Apóstol: « Es ya hora de levantaros del sueño, que la salvación está más
cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe » ( Rm 13, 11). El encuentro
con Jesús vivo, mueve a la conversión.
Para hablar de conversión, el Nuevo Testamento utiliza la palabra metanoia,
que quiere decir cambio de corazón porque primero está la transformación
interior realizada por Dios, para luego cambiar de vida, de actitudes, de
comportamientos, de actuar con obras proyectándose al compromiso de
transformar el mundo. Diríamos entonces que conversión es el cambio del
corazón y de mentalidad. No se trata sólo de un modo distinto de pensar a
nivel intelectual, sino de la revisión del propio modo de actuar a la luz de los
criterios evangélicos. A este respecto, san Pablo habla de « la fe que actúa
por la caridad » ( Ga 5, 6). Por ello, la auténtica conversión debe prepararse
y cultivarse con la lectura orante de la Sagrada Escritura y la recepción de
los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía. La conversión conduce a
la comunión fraterna, porque ayuda a comprender que Cristo es la cabeza de
la Iglesia, su Cuerpo místico; mueve a la solidaridad, porque nos hace
conscientes de que lo que hacemos a los demás, especialmente a los más
necesitados, se lo hacemos a Cristo. La conversión favorece, por tanto, una
vida nueva, en la que no haya separación entre la fe y las obras en la
respuesta cotidiana a la universal llamada a la santidad. Superar la división
entre fe y vida es indispensable para que se pueda hablar seriamente de
conversión. Para ser verdadero discípulo del Señor, el creyente ha de ser
testigo de la propia fe, pues « el testigo no da sólo testimonio con las
palabras, sino con su vida » Hemos de tener presentes las palabras de
Jesús: « No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los
Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial » ( Mt 7, 21). La
apertura a la voluntad del Padre supone una disponibilidad total, que no
excluye ni siquiera la entrega de la propia vida: « El máximo testimonio es el
martirio; es decir: dispuestos a entregar la vida.
COMPARTIR: LEER Hch, 3, 19
1. SEGÚN LO QUE HAN REFLEXIONADO EN ESTE TEMA A QUE TE
INVITA ESTE VERSÍCULO DE LA BIBLIA?
2. CUAL ES TU ESTILO DE VIDA? QUE DEBES CAMBIAR?
30
DIMENSIÓN PERSONAL Y SOCIAL DE LA CONVERSIÓN
La conversión no es completa si falta la conciencia de las exigencias de la
vida cristiana personal y comunitaria, y si no se pone esfuerzo en llevarlas a
cabo. A este respecto, los Padres sinodales han señalado que, por desgracia,
« existen grandes carencias de orden personal y comunitario con respecto a
una conversión más profunda y con respecto a las relaciones entre los
ambientes, las instituciones y los grupos en la Iglesia ».(Sínodo de los
Obispos no.703
) « Quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a
Dios a quien no ve » (1 Jn 4, 20).
La caridad fraterna implica una preocupación por todas las necesidades del
prójimo. « Si alguno que posee bienes de la tierra, ve a su hermano padecer
necesidad y le cierra su corazón, ¿cómo puede permanecer en él el amor de
Dios? » ( 1 Jn 3, 17). Por ello, convertirse al Evangelio para el Pueblo
cristiano que vive en América, significa revisar « todos los ambientes y
dimensiones de su vida, especialmente todo lo que pertenece al orden social
y a la obtención del bien común » De modo particular convendrá « atender a
la creciente conciencia social de la dignidad de cada persona y, por ello, hay
que fomentar en la comunidad la solicitud por la obligación de participar en
la acción política según el Evangelio » No obstante, será necesario tener
presente que la actividad en el ámbito político forma parte de la vocación y
acción de los fieles laicos. Estas palabras de los Obispos Sinodales, reflejan
claramente la dimensión personal y comunitaria que tiene la conversión.
CONVERSIÓN PERMANENTE
Con frecuencia se oye decir a las personas cuando van a un retiro, asisten a
una plática o participan de un congreso espiritual "Ya estoy convertido".
La conversión no es de un momento, ni se logra inmediatamente, constituye
más bien un proceso valiente y decidido que se va consiguiendo mediante un
encuentro vivo y personal con Jesucristo en cada momento y circunstancia
de nuestra vida.
La conversión en esta tierra nunca es una meta plenamente alcanzada: en el
camino que el discípulo está llamado a recorrer siguiendo a Jesús, la
conversión es un empeño que abarca toda la vida. Por otro lado, mientras
estamos en este mundo, nuestro propósito de conversión se ve
3
Ver anexo 3
31
constantemente amenazado por las tentaciones. Desde el momento en que «
nadie puede servir a dos señores » ( Mt 6, 24), el cambio de mentalidad
(metanoia) consiste en el esfuerzo de asimilar los valores evangélicos que
contrasta con las tendencias que dominan en el mundo. Es necesario, pues,
renovar constantemente « el encuentro con Jesucristo vivo », camino que,
como han señalado los Padres sinodales, « nos conduce a la conversión
permanente »
COMPARTIR:
Cambio de ojos
Una historia que nos enseña a cambiar nuestro necio corazón
Un día un científico había encontrado la manera de realizar transplantes de
córneas, a partir de unas síntesis de ADN, de manera que los ciegos
podrían ver.
Este hombre era un poco extraño y amaba por igual a los animales que a las
personas; por ello, sus investigaciones entrelazaban los zoológico y lo
antropológico.
Después de haber anotado cuidadosamente sus hallazgos en una bitácora
médica, que suponía largas y agotadores jornadas de investigación e
interminables noches de insomnio, el científico quedo vencido por el sueño
sobre su escritorio.
El doctor escuchó que tocaban a su puerta, se levantó y abrió la puerta. No
había nadie. Nadie de su tamaño, pero había alguien. ¿Quién? Una hormiga,
apoyada sobre su bastón.
La hormiga le dijo:
- "Por favor, dicen mis amigas que usted puede devolverme la vista, y estoy
aquí dispuesta a que me opere para poder ver".
El científico sorprendido se dispuso a operar, cuando escuchó de nuevo que
tocaban la puerta. Se dirigió a ella y era un hombre que había perdido la
vista en una guerra. Este le dijo:
- "Me he enterado que usted a logrado realizar trasplantes de córnea y que
incluso a logrado poner ojos de animales a los hombres, así que estoy a sus
pies implorando que me opere y me regrese la visión".
32
El doctor lo hizo pasar al quirófano junto a la hormiga ya anestesiada.
Intervino a ambos, y esperó los resultados. Al despertar la hormiga, pego
un grito de emoción:
- "Puedo ver, puedo ver ¡Milagro! ¡Milagro! Y emocionada saltó de la camilla
y cogió camino.
Luego despertó el hombre y grito:
- "¡Oh, Dios mío, puedo ver, era cierto, era cierto! Se dirigió a la puerta y
salió emocionado.
El doctor sintió que había hecho una buena obra y descansó. Al cabo de
unos días, un tropel de hormigas amenazaba con destruir su laboratorio y
una familia enfurecida amenazaba con demandarlo. ¿Qué había sucedido?
La reina de las hormigas dijo:
- Permítame agradecerle doctor lo que realizó en mi hija, ella es la
heredera al trono, pero queremos que le regrese su ceguera. Desde que
regresó, mira con ojos de gigante. Ve gigantes los defectos de sus
hermanos y hermanas, me desprecia y me considera una madre
despreciable, digna de reproche por mis limitaciones; ve a su pueblo con
ojos desproporcionados, en ellos sólo ve quejas, flojeras, malas intenciones,
traiciones, ambiciones y eso la ha llenado de amargura, de desprecio por los
demás y por la vida, regrésenosla ciega por favor.
Por su parte, la familia del hombre le dijo:
- Por favor, denos a nuestro hermano nuevamente ciego, desde que
regreso, todo lo ve pequeño, se a llenado de arrogancia, de ingratitud, de
engreimiento y soberbia altanera. Para él no significa nada el tiempo que le
cuidamos, ve relativo y pequeño el que su padre se despulmone trabajando
para que él estudie, se vista y coma. Para él no significa nada que su madre
deje escapar la vida día a día por lavarle su ropa, alistar sus camisas, tener
a tiempo la comida en la mesa. El amor, la amistad, el perdón, todo eso es
pequeño, es ínfimo, es relativo; ¡Dénoslo ciego, por favor, regrésenoslo
ciego!
El científico se propuso investigar lo que había hecho, creyó que se habían
contaminados sus muestras de ADN de hormiga, con las de ADN humano. El
doctor hizo un hallazgo sorprendentemente aterrador. La contaminación de
ADN no fue en su laboratorio, fue miles de años atrás, en el gran
33
laboratorio de la vida.
Los hombres quisieron ser lo último, quisieron ser Dios. Desde entonces,
tienen una tendencia defectuosa en su visión, ella agiganta los defectos de
los semejantes, ve enorme los defectos y gigantes los vicios de los demás;
a ese problema le llamó gigantismo miópico, ya que de cerca sólo ve lo malo
de las personas y lo bueno lo ve turbio distante o no lo ve.
La tendencia de ver pequeño todo lo bueno, y relativo todo lo noble de las
personas y empequeñecer las virtudes y cualidades, la llamó hipermetropía
hormiguista, ya que de largo ve bien los defectos ajenos y aunque tenga
pegados a sus narices lo bueno, no lo logra distinguir, ver ni valorar.
Dos defectos en una misma córnea. El doctor descubrió que se necesita
más que una cornea para que el ser humano vea bien: ¡Necesita un cambio
en la manera de ver! Y esa operación exige un cambio de corazón, y esa
operación sólo Dios la hace.
1. QUE MENSAJE TE DEJA ESTA HISTORIA?
2. NECESITAMOS UN CAMBIO DE OJOS TAMBIEN NOSOTROS?
3. QUE DEBEMOS MEJORAR EN NUESTRAS VIDAS?
ORACIÓN
Señor Jesús, hoy mi vida
Ha cambiado de rumbo
Iba por un camino equivocado
Tu me ayudaste a cambiar de ruta.
Conocernos mi Dios es difícil,
pero tú me iluminaste las cosas que debía cambiar,
para ser de tu agrado.
Hoy solo te pido me ayudes
a ser constante en tu amor y yo se
que tu me darás la gracia para cambiar
lo que te desagrada de mí.
Gracias Jesús, AMÉN
34
TEMA 7: CONVERSION, CONSECUENCIA DEL ENCUENTRO CON
JESUCRISTO (II PARTE)
« Arrepentíos, pues, y convertíos » (Hch 3, 19)
ORACIÓN
Te adoro, Dios mío, y te amo de todo corazón.
Te doy gracias por haberme creado,
Perdóname el mal que hoy he cometido
y acepta el bien que haya podido hacer.
Protégeme líbrame de todo peligro.
Y permíteme seguir caminando en tu sendero
Dame la perseverancia y la fe necesarias para
Ser parte de la construcción de tu reino
Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos.
AMÉN
Continuamos con la catequesis de la semana anterior seguiremos
reflexionando acerca de la conversión, un cambio radical en nuestras vidas.
ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO PARA CONSEGUIR UN NUEVO ESTILO
DE VIDA
La auténtica conversión se consigue mediante dos acciones: Por una parte la
seguridad de la acción del Espíritu Santo y por otra la acción decidida de la
persona para conseguir un estilo nuevo de vida. A todos se nos exige tener
una espiritualidad de vida y asumirla generosamente para entrar en el
camino de la conversión. Esta espiritualidad como dicen los Obispos
Sinodales, nos lleva a la meta que es la conversión y se entiende no « una
parte de la vida, sino la vida toda guiada por el Espíritu Santo. Entre los
elementos de espiritualidad que todo cristiano tiene que hacer suyos
sobresale la oración. Ésta lo conducirá poco a poco a adquirir una mirada
contemplativa de la realidad, que le permitirá reconocer a Dios siempre y en
35
todas las cosas; contemplarlo en todas las personas; buscar su voluntad en
los acontecimientos.
La oración tanto personal como litúrgica es un deber de todo cristiano. «
Jesucristo, evangelio del Padre, nos advierte que sin Él no podemos hacer
nada (cf. Jn 15, 5). Él mismo en los momentos decisivos de su vida, antes de
actuar, se retiraba a un lugar solitario para entregarse a la oración y la
contemplación, y pidió a los Apóstoles que hicieran lo mismo. A sus
discípulos, sin excepción, el Señor recuerda: « Entra en tu aposento y,
después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto » (
Mt 6, 6). Esta vida intensa de oración debe adaptarse a la capacidad y
condición de cada cristiano, de modo que en las diversas situaciones de su
vida pueda volver siempre a la fuente de su encuentro con Jesucristo para
beber el único Espíritu ( 1 Co 12, 13)
La espiritualidad cristiana se alimenta ante todo de una vida sacramental
asidua, por ser los Sacramentos raíz y fuente inagotable de la gracia de
Dios, necesaria para sostener al creyente en su peregrinación terrena. Esta
vida ha de estar integrada con los valores de su piedad popular, los cuales a
su vez se verán enriquecidos por las prácticas sacramentales y libres del
peligro de degenerar en mera rutina. Por otra parte, la espiritualidad no se
contrapone a la dimensión social del compromiso cristiano. Al contrario, el
creyente, a través de un camino de oración, se hace más consciente de las
exigencias del Evangelio y de sus obligaciones con los hermanos, alcanzando
la fuerza de la gracia indispensable para perseverar en el bien. Para
madurar espiritualmente, el cristiano debe recurrir al consejo de los
ministros sagrados o de otras personas expertas en este campo mediante la
dirección espiritual, práctica tradicionalmente presente en la Iglesia. Los
Padres sinodales han creído necesario recomendar a los sacerdotes este
ministerio de tanta importancia.
LA SANTIDAD META DE LA CONVERSIÓN.
La Sagrada escritura nos recuerda: « Sed santos, porque yo, el Señor,
vuestro Dios, soy santo » (Lv 19, 2). Este es uno de los puntos centrales de
la Constitución dogmática sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II. La
santidad es la meta del camino de conversión, pues ésta « no es fin en sí
misma, sino proceso hacia Dios, que es santo. Ser santos es imitar a Dios y
glorificar su nombre en las obras que realizamos en nuestra vida En el
camino de la santidad Jesucristo es el punto de referencia y el modelo a
imitar: Él es el Santo de Dios y fue reconocido como tal (cf. Mc 1, 24). Él
mismo nos enseña que el corazón de la santidad es el amor, que conduce
36
incluso a dar la vida por los otros (cf. Jn 15, 13). Por ello, imitar la santidad
de Dios, tal y como se ha manifestado en Jesucristo, su Hijo, no es otra
cosa que prolongar su amor en la historia, especialmente con respecto a los
pobres, enfermos e indigentes (cf. Lc 10, 25ss)
Jesucristo es camino de santidad a imitar y él mismo nos lo dice: « Yo soy el
Camino, la Verdad y la Vida » (Jn 14, 6). Con estas palabras Jesús se
presenta como el único camino que conduce a la santidad.
COMPARTIR: LLER ESTA HISTORIA
Nunca es demasiado tarde
Un testimonio de conversión que habla sobre el sentido salvífico del dolor
En 1977 pensaba que era una persona con éxito. Después de todo, poseía el
50% de un negocio muy exitoso. Tenía un doctorado. Estaba casado y tenía
tres hijos. Y pensaba que había hecho todo esto con mi propia capacidad y
sabiduría. Parecía como si podría lograr hacer cualquier cosa si solamente
trabajaba suficientemente duro. Mi conocimiento y la fortaleza de mi
voluntad propia, mis títulos y mis éxitos en los negocios eran cosas muy
importantes para mí, y los puse delante de cualquier otra cosa. Pero mi hijo
de 20 años tenía otras prioridades. Alan trató de compartir conmigo acerca
de lo que Jesucristo significaba para él, pero yo estaba convencido que no
necesitaba a Jesús. Como ingeniero químico, trato de probar o desaprobar la
existencia de Dios, de la igual forma como pruebo reacciones químicas en el
laboratorio. La conclusión de este examen había salido sin resultados, así es
que ignoré a Dios.
Fue entonces cuando Alan se enfermó seriamente y fue llevado al hospital.
Su corazón había cesado de latir. Me paré fuera de la sala de emergencia,
luchando con el dolor y la angustia que estaba sintiendo, y el sentimiento de
ser incapaz de hacer algo. Me di cuenta que no podía hacer nada. Mi hijo
estaba luchando entre la vida y la muerte, y no había nada que pudiera hacer
al respecto. Ni siquiera sabía cómo rezar.
Alan sobrevivió a un arresto cardíaco, pero se quedó en el hospital por un
largo tiempo, sufriendo de una infección seria en la cabeza. Me dijo muy
dulcemente:
37
- "Sé que es el Plan de Dios. Si el propósito de Dios es que mi sufrimiento te
lleve a conocerlo, entonces todo lo que estoy experimentando vale la pena".
¡Estaba asombrado! Junto a su cama, cada día le leía su Biblia. Por primera
vez, empecé a aprender lo que la Biblia realmente era. Y empecé a aprender
acerca de Jesús. La fe de Alan en Jesús, junto con lo que había leído en la
Biblia me hizo entender que Jesús es real.
Un mes más tarde, le abrí el corazón a Cristo. Sabía que Dios quería que
tuviera una vida con más significado. ¡Alan estaba muy contento cuando le
conté acerca de mi conversión! Había orado por mucho tiempo para que su
padre pudiera saber acerca de la vida eterna.
Tres semanas después Alan entró en coma. Por tres días casi nunca
abandoné mi lugar al lado de su cama, hasta que finalmente dejó su vida aquí
en el mundo para estar con el Señor. Había esperado con ansia la
oportunidad de compartir mi nueva vida con mi hijo. Sé que lo voy a ver de
nuevo algún día. A pesar de que estamos apenados, Dios nos dio a mi esposa
y a mí una paz y esperanza que sobrepasa todo entendimiento humano.
Las cosas viejas han pasado, y las nuevas han llegado. Esto es ahora la
verdad de mi vida. Ahora, Dios es primero, en todo. Los principios con los
cuales tomo decisiones también han cambiado completamente. Le pido a Dios
que me ayude a hacer decisiones correctas en mis negocios y ya no dependo
solamente de mi conocimiento.
Ed Becker
COMPARTIR: LEER 2 Cor 5, 17
1. QUE MENSAJE TE DEJA ESTA LECTURA?
2. COMO LO PUEDES PONER EN PRÁCTICA Y LLEVARLO A TU VIDA?
38
PENITENCIA Y RECONCILIACIÓN MEDIOS DE CONVERSIÓN.
La conversión (metanoia), a la que cada ser humano está llamado, lleva a
aceptar y hacer propia la nueva mentalidad propuesta por el Evangelio. Esto
supone el abandono de la forma de pensar y actuar del mundo, que tantas
veces condiciona fuertemente la existencia. Como recuerda la Sagrada
Escritura, es necesario que muera el hombre viejo y nazca el hombre nuevo,
es decir, que todo el ser humano se renueve « hasta alcanzar un
conocimiento perfecto según la imagen de su creador » ( Col 3, 10).
En ese camino de conversión y búsqueda de la santidad « deben fomentarse
los medios ascéticos que existieron siempre en la práctica de la Iglesia, y
que alcanzan la cima en el sacramento del perdón, Sólo quien se reconcilia
con Dios es protagonista de una auténtica reconciliación con y entre los
hermanos.
Ciertamente en el mundo en que vivimos no podernos dejar de pensar en la
crisis actual del sacramento de la Penitencia, muchos han perdido el valor de
la confesión y ponen pretextos o han sido influenciados por doctrinas
contrarias a la fe de la Iglesia Católica y argumentan: Yo me confieso
directamente con Dios o en otros casos dicen, para que me voy a confesar
con un hombre como yo.
La Iglesia nos enseña que en el sacramento de la confesión el penitente
obtiene una experiencia de amor de Dios que nos perdona, porque nos ama.
En consecuencia no es el Sacerdote el que perdona, es Dios mismo por medio
de Jesucristo que se desborda de amor y nos reconciliamos con él y con
nuestros hermanos.
El camino de conversión nos lleva pues a vivir y experimentar de una manera
mucho más visible la acción amorosa de Dios que nos perdona.
ORACIÓN
Señor, por tu gran bondad déjame entrar en tu casa.
Gustad y ved qué bueno es el Señor, dichoso el que se acoge a él.
Que bueno eres, Señor, para el honrado y para los limpios de corazón.
Tú eres bueno y haces bien, instrúyeme en tus leyes.
Tú, Dios nuestro, das el pan a tus amigos mientras duermen.
Grande es tu ternura, Señor, con tus mandatos dame vida.
39
Como un padre siente ternura por sus hijos,
siente el Señor ternura por sus fieles.
Señor, tú me cubres con tu palma.
Sálvame por tu misericordia
Señor, tú amas la justicia y el derecho, y tu misericordia llena la tierra.
Señor, por tu misericordia, sáname, ten compasión de mí,
Misericordia, Dios mío por tu bondad.
Tú eres bueno y perdonas y eres misericordioso con los que te invocan
Tú, Señor, eres compasivo, paciente y misericordioso.
El Señor es mi apoyo: me libró porque me ama.
AMÉN
COMPROMISO:
QUIERES ENTRAR EN EL CAMINO PERMANENTE DE LA CONVERSIÓN?
QUE COMPROMISO QUIERES HACER HOY CON EL SEÑOR?
“DAD, PUES, FRUTO DIGNO DE CONVERSIÓN”...
Mateo 3,8
40
TEMA 8: LA MUERTE DE JESÚS
Todo está Cumplido (Jn 19,30)
OBJETIVO:
1. Presentar la muerte de Jesús como fiel cumplimiento de la voluntad al
Padre y acción salvífica.
ORACIÓN
Más allá de las palabras,
Hoy nos instruyes y nos muestras en verdad,
¡Oh Cristo que mueres por nosotros!
Cuan cercano estas siempre
Del sufrimiento injusto e inocente.
Más allá de las palabras,
En este silencio de entrega voluntaria.
Hoy nos propones, Señor de la vida,
Conquistar esa vida a través de la donación.
Que tu silencio poderoso y elocuente
Mantenga viva en nuestra mente,
En nuestro corazón y en nuestro camino
El deseo de compartir tu entrega por amor.
Y nos acerque a todo sufrimiento,
A nuestra propia miseria y dolor personal
Con renovada fe y con encendida esperanza:
¡El amor vencerá a la muerte!
AMÉN
LA MUERTE DE JESÚS
El acto de la crucifixión era terrible. Varios hombres intentaban inmovilizar
al reo. Uno en cada brazo y otro en las rodillas.
41
“Llegaron al lugar llamado Gólgota, esto es, lugar del Calvario” . Jesús está
exhausto, le queda poca vida por causa de tanto dolor en el cuerpo y en el
alma. Pero sigue firme, no se queja. Alrededor de Él hay griterío. Gritan los
ladrones en su desesperación. Gritan los soldados en su triste tarea. Gritan
los que odian a Jesús. Todos gritan y el cielo calla sin descargar el castigo a
los culpables. Jesús calla y reza. Pronto sabremos el contenido de sus
pensamientos y oraciones.
”Y le dieron a beber vino mezclado con hiel; y, una vez probado, no quiso
beber”(Mt). Estas bebidas intentaban paliar algo el dolor de los
crucificados; eran como un anestésico y un calmante. Los ladrones lo beben
a grandes tragos, como intentando acallar el dolor que se les avecina, un
dolor absurdo, un dolor terrible, un dolor sin esperanza. Pero Jesús no bebe.
No quiere que disminuya en nada el dolor. Quiere apurar ese cáliz. Para Él sí
tiene sentido lo que está ocurriendo. Es un sacrificio de expiación. El dolor y
la muerte entraron en el mundo por el primer pecado, ahora pasando por
ellos se vence a la causa que es el pecado. Sacrificio doloroso, sacrificio
salvador. Dolor convertido en expresión del amor más grande, el que ama a
todos sin excepción.
El acto de la crucifixión era terrible. Varios hombres intentaban inmovilizar
al reo. Uno en cada brazo y otro en las rodillas. Un cuarto tomaba el clavo lo
colocaba sobre las muñecas y con golpes fuertes y diestros atravesaba la
carne y todos los tejidos y adhería la mano a la madera. Los pies se
colocaban uno sobre otro, y de nuevo con un clavo más largo los atravesaban
pegándolos a la cruz. Luego se levantaba la cruz y el cuerpo quedaba
pendiente solamente de los tres clavos. Todo el cuerpo se desplomaba. Los
gritos de dolor se atenuaban por la dificultad para respirar.
EL SUFRIMIENTO DE JESÚS
La crucifixión de los dos ladrones fue dura, eficaz, cargada de luchas y de
insultos. Cuando llegan a Jesús, los soldados ven con sorpresa que no se
defiende. Intentan sujetarle, pero no ofrece resistencia. Se tiende en el
madero y extiende sus brazos. Es el Sacerdote eterno que abre sus brazos
para abarcar a todos los hombres de todos los tiempos que necesitan
misericordia para no incurrir en el castigo. Desde el cielo el Padre eterno
observa el amor del justo y une su dolor al dolor del Verbo, al dolor del Hijo.
El Espíritu Santo actúa en la voluntad humana de Jesús impulsándole al
sacrificio. El tiempo se detiene en el acto más sagrado de la historia de los
hombres, aunque esté envuelto por tanta ignominia. Se está mostrando un
amor divino y humano que son superiores a todos los dolores imaginables que
42
los hombres puedan nunca seguir. Cuando el primer clavo atraviesa la mano
derecha en el lugar preparado en el madero todo el cuerpo se retuerce, y
Jesús contiene con dificultad un lamento que sale de su cuerpo
atormentado. Después estiran la mano izquierda para que coincida en el
agujero del otro lado, y se repite el fuerte martilleo que taladra el cuerpo y
el alma de Jesús. Cruzan los pies apoyándose en las rodillas y los atraviesan
de un golpe certero. Todo el cuerpo se arquea como la cuerda de un violín.
Golpean más, y fijan bien los pies a la cruz. Por fin, lo levantan con gran
esfuerzo y el cuerpo queda sujeto por aquellos tres clavos; toda la
respiración se hace difícil y asfixiante. La sangre mana de las tres heridas
hasta el suelo. Cada respiración, cada palabra, intensifica el dolor. Los
músculos se contraen. La mente se nubla por la falta de aire. El calor del
mediodía se ceba en los crucificados y las moscas acuden a la sangre sin que
nadie pueda apartarlas. Así van a transcurrir aquellas tres interminables
horas en las que se consuma el sacrificio perfecto realizado por amor y
obediencia.
La muerte de Jesús significó una completa obediencia al Padre y un fiel
cumplimiento de su voluntad para redimir a la humanidad y liberarnos de la
esclavitud del pecado, pues por su sangre hemos sido redimidos
COMPARTIR: LEER Jn 19, 17-30 REFLEXIONEMOS ACERCA DE LA
MUERTE DE JESÚS.
1. QUÉ NOS DICE LA MUERTE DE JESÚS HOY EN NUESTRAS
VIDAS?
2. HOY MUEREN MUCHAS PERSONAS INOCENTES POR LA
VIOLENCIA QUE VIVIMOS ¿NO TE PARECE QUE EN LA MUERTE
DE ESTAS PERSONAS, MUERE CRISTO TAMBIÉN HOY?
3. PARA QUÉ MURIÓ JESUCRISTO EN LA CRUZ? QUÉ RESPUESTA
DEBEMOS DAR A ESTE SIGNO HOY?
43
ORACIÓN
Tu paso por nuestra tierra,
Hoy en aclamación y gloria,
se convertirá de pronto en sendero hacia la muerte,
Oh Cristo, cuya pasión ilumina y consuela
Todo dolor y toda muerte.
Abre nuestros ojos
Para contemplar aquella misericordia
Que aún en esta hora
derramas abundante sobre todos.
Haz que toda muerte violenta
nos conmueva y acerque al hermano
donde tu también estás muriendo
en silencio y entrega.
Que sepamos morir a nosotros mismos,
en aquellas actitudes que prolongan tu muerte,
y que siendo fieles como tú,
experimentemos el premio de la vida sin fin.
AMÉN
COMPROMISO
CUÁN GRANDE ES EL AMOR DE DIOS QUE ENTREGÓ A SU HIJO POR
NOSOTROS... COMO PUEDES TÚ COMO DISCÍPULO DE JESÚS
ENTREGAR UN POCO DE ESE AMOR? CUAL ES TU PROPÓSITO PARA
ESTA SEMANA?
44
TEMA 9: RESUCITÓ, ALELUYA
(Marcos 16,9)
OBJETIVO
1. Presentar la Resurrección de Cristo como fundamento de nuestra fe
y de la vida Cristiana que nos lleva a vivir la alegría de nuestra propia
resurrección.
ORACIÓN
En tu Resurrección, Oh Cristo,
Has renovado la vida de todo hombre…
Más allá de nuestro alcance,
Has realizado la obra de la salvación
Mediante el dolor y la donación…
Ahora te reconocemos presente,
Como fundamento de la Iglesia:
A ti, piedra rechazada por todos,
Elevada hoy por el Padre de los cielos.
Conduce, pues, el crecimiento de nuestra fe, y
Haz que podamos encontrarte
En el pan de la Eucaristía, signo de amor y de tu real presencia
En la palabra que toca nuestro insistente corazón
En el hermano, que nos ofrece su testimonio.
Y confesarte como el discípulo, en toda
Circunstancia: ¡Señor mío y Dios mío!
AMÉN
45
“RESUCITO, ALELUYA” Mc 16,9
La máxima obra de Dios, la Resurrección de su Hijo, no tuvo testigos al
preciso momento de resucitar. Sin embargo, sí se puede comprobar; hay
"evidencias": El sepulcro vacío.- Los cuatro evangelistas lo mencionan. Lo
reconocen incluso los soldados, los sacerdotes y las autoridades romanas.
Aunque no es una prueba directa, es un signo especial, es el primer paso
para el reconocimiento de la Resurrección. Juan dice: "vió y creyó (20,8).
Las apariciones del Resucitado.- En ellas se basa el argumento definitivo
para afirmar la Resurrección. NO FUERON VISIONES subjetivas, sino
HECHOS OBJETIVOS, HISTÓRICOS. Se describen (en los últimos
capítulos de los evangelios), como presencia real y hasta carnal de Jesús;
come, camina, deja que lo toquen, platica con ellos. Son una base sólida de la
fe en la Resurrección.
El testimonio de los que creemos.- Aunque no hubo testigos de la
resurrección, sí los hay del Resucitado. Quienes lo vieron comenzaron a
decir que el "Crucificado estaba vivo" y así es como surge la Iglesia.
Nuestra fe procede de los primeros que creyeron y continuamos hoy
transmitiendo esa misma fe en Jesús de Nazaret que murió por nosotros, y
que RESUCITÓ como primicia de lo que será nuestra propia resurrección.
¡desde hace dos mil años, hombres y mujeres han dado testimonio de la fe
en la Resurrección y así seguirá ocurriendo hasta el fin de los tiempos! .
¿QUÉ SE ENTIENDE POR RESURRECCIÓN DE JESÚS?.
La Resurrección de Jesús es un HECHO REAL, HISTÓRICO, como todo lo
que dicen los Evangelios sobre Jesús de Nazaret- y META HISTÓRICO, (vá
más allá), pues anticipa nuestra propia resurrección-. Cuando pienses en
esta VERDAD DE FE, toma en cuenta estas cuatro afirmaciones:
1. La resurrección de Jesús no es una vuelta a su vida anterior, para volver
a morir de nuevo. Jesús entra en la vida definitiva de Dios; es "exaltado"
por Dios (Hch 2,23); es una vida diferente a la nuestra. (Rm 6, 9-10)
2. Jesús resucitado no es una "alma inmortal", ni un fantasma. Es un hombre
completo, con cuerpo, vivo, concreto, que ha sido liberado de la muerte, del
dolor, de las limitaciones materiales, con todo lo que constituye su
personalidad.
46
3. Dios interviene, no para volver a unir el cuerpo y el alma de Jesús, sino
que ocurre un nuevo prodigio, una intervención creadora de Dios. El Padre
actúa con su fuerza creadora y poderosa, levantando al muerto Jesús a la
vida definitiva y plena.
4. No se trata de que Jesús resucitó "en la fe" de sus discípulos, o "en su
recuerdo". Es algo que aconteció verdaderamente en el muerto Jesús y no
en la mente o en la imaginación. Jesús realmente ha sido liberado de la
muerte y ha alcanzado la vida definitiva de Dios.
SIGNIFICADO DE LA RESURRECCIÓN
Con la Resurrección de Jesús, Dios afirma cosas muy importantes:
1. Dios estaba de parte de Jesús, le da la razón en todo lo que hizo y dijo
y se la quita a quienes estaban en su contra.
2. Rehabilita su causa y su persona: Jesús es su Hijo, el Cristo, el
Mesías esperado.
3. Dice a la Iglesia naciente que su misión está fundada no solamente en
el hecho histórico, sino en la experiencia pascual, en el encuentro de
cada cristiano con Jesús Resucitado.
4. Es la anticipación de la meta de la historia; hace surgir una fuerza
dinámica e invita a un programa de vida para cada hombre.
5. Hay un nuevo horizonte para la vida y nuevo sentido para la muerte.
La vida es un camino que se puede andar con esperanza, pues la
muerte no es el fin del hombre, sino el medio para volver a su destino
final: Dios Padre.
EL ENCUENTRO DEL HOMBRE CON EL RESUCITADO
En los evangelios se describen varios "encuentros" de Jesús Resucitado con
varios de sus discípulos; hay cosas en común en estas experiencias:
1. Jesús se "deja ver", para que salgan de su incredulidad y de su
desconcierto.
2. El encuentro afecta a la totalidad de sus personas: transforma el
miedo en celo por el evangelio; la ignorancia por sabiduría; la debilidad por
fortaleza; la tristeza por alegría. (Gal 1,23)
3. Les descubre los enigmas de la fe: "se les abren los ojos" "ven y
creen".
47
4. Los encuentros siempre conducen a una llamada a la
evangelización "vayan y digan" (Mt 28, 18-20; Mc 16,15; Lc 24,28; Jn 20,21).
Comprenden que deben vivir su vida cotidiana con otro sentido y otra
profundidad, el encuentro con el Resucitado es una experiencia prolongada
en la vida. (2Cor 4,10).
SE BUSCAN TESTIGOS DEL RESUCITADO
Jesús dijo a Tomas: "Tu crees porque has visto. Felices los que creen sin
haber visto " (Jn 20, 29)
Estas palabras de Jesús: "Felices los que creen sin haber visto", se refieren
a nosotros, a los cristianos de hoy que seguimos encontrando a Cristo
Resucitado, aunque "no lo veamos" con los ojos del cuerpo, los efectos que
se producen son exactamente los mismos: somos "felices", porque tenemos
la certeza de que creemos en algo real; porque tenemos una esperanza
diferente a quienes no creen; porque vamos por la vida luchando por hacer
realidad el sueño de Jesús: vivir el Reino de Dios entre los hombres. Piensa,
a quién le debes tu fe: ¿a tus padres?, ¿a un sacerdote?, ¿a un catequista?,
¿a algún amigo?. La fe es un don de Dios que recibimos en el bautismo, pero
también es consecuencia del testimonio de alguien que ya se encontró con
Jesús Resucitado. Quizá tú has sido la causa de la fe de alguna persona.
¡felicidades!, esa es la tarea de todos los cristianos.
Pero…. si tu eres alguien que siente que su fe no es firme, es probablemente
porque no has hallado a alguien que te de testimonio de su encuentro con
Jesús Resucitado, ¿o no lo has querido ver? ¡no te desanimes!. Vale la pena
que busques entre las personas que conoces; busca a alguien que ya lo haya
encontrado, desde luego tienes que entrar en el "ambiente" donde están
estas personas: es gente común, pero se distingue en que vive los valores
cristianos: la verdad, la justicia, el amor y la paz; seguramente están entre
tus compañeros de trabajo o de escuela; quizá entre tus vecinos; ven a Misa
los domingos, o acércate a algún grupo parroquial; puedes encontrar aquí a
esos testigos de la Resurrección que viven inmersos en el mundo
transmitiendo el amor de Jesús de Nazaret.
Cada vez que veas a alguien que vive esos valores del Reino de Dios, es
porque es un Testigo del Resucitado; obsérvalo, pregúntale por qué cree y
por qué vive de tal manera. Con toda seguridad su testimonio de contagiará
y tú también serás un testigo más, ayudando a Jesús a transformar al
mundo, de tu hogar, trabajo colegio, escuela; quizá entre tus vecinos; ven a
Misa los domingos, o acércate a algún grupo parroquial; puedes encontrar
48
aquí a esos testigos de la Resurrección que viven inmersos en el mundo
transmitiendo el amor de Jesús de Nazaret.
Cada vez que veas a alguien que vive esos valores del Reino de Dios, es
porque es un Testigo del Resucitado; obsérvalo, pregúntale por qué cree y
por qué vive de tal manera. Con toda seguridad su testimonio te contagiará y
tú también serás un testigo más, ayudando a Jesús a transformar al mundo.
COMPARTIR:
1. CÓMO PODEMOS SER TESTIGOS DE LA RESURRECCIÓN DE
JESÚS HOY?
2. CONOCES A ALGUIEN DE TU COMUNIDAD QUE DÉ
TESTIMONIO DEL RESUCITADO?
3. CÓMO PODRÍAMOS EXPERIMENTAR HOY LA RESURRECCIÓN DE
CRISTO?
ORACIÓN
Si tú, Jesús, no hubieras resucitado de entre los
muertos, nuestra fe carecería de valor,
y aún seguiríamos hundidos en el pecado,
Seríamos los hombres más desgraciados
si todo cuanto esperamos de ti se cifrara en esta vida.
Pero no tú, Cristo, has resucitado
y contigo también nosotros resucitaremos.
Pensamos, Jesús, que nada vale la pena
en comparación con ese bien supremo
que consiste en conocerte a ti, nuestro Señor.
Por ti estamos preparados para renunciar a todo,
y todo lo estimamos como basura con tal de ganarte
a ti.
Queremos estar unidos a ti, Jesús,
no porque seamos buenos cumplidores de la ley,
sino porque creemos en ti,
y como respuesta a esa fe Dios nos concede su fuerza
salvadora.
49
Queremos conocerte, Cristo experimentar
el poder de tu resurrección, compartir tus padecimientos
y morir tu misma muerte. Y vivir contigo.
AMÉN
COMPROMISO
QUIERES SER TESTIGO DEL RESUCITADO? COMO PUEDES
DURANTE ESTA SEMANA DAR MUESTRA DE ESA FE?
50
TEMA 10: EL GRAN TESORO, LA VIDA NUEVA
(Juan 3:7)
OBJETIVO
1. Presentar la vida nueva como el gran tesoro a adquirir, mediante la
acción del Espíritu Santo.
ORACIÓN
Oh Señor, que nos invitas a buscar los bienes verdaderos
y nos dices donde está tu tesoro, ahí está tu corazón.
Danos la generosidad y voluntad suficientes,
Para vivir la conversión y morir al pecado
A fin de que no perdamos de vista la verdadera vida.
Tú que nos prometiste que no estaríamos solos,
Danos la fuerza del Espíritu Santo
Para que venga en ayuda de nuestra debilidad
Y seguir la lucha para conocerte y amarte más
Puesto que reconocemos que tú eres el mejor tesoro.
Ayúdanos a ser tus discípulos,
Discípulos que siguiéndote a ti,
Tengamos el valor de morir, como tú moriste por mí.
AMÉN
LA VIDA NUEVA
"Es necesario nacer de nuevo" (Juan 3:7)
Muchas veces oímos a personas decir que ellos desean poder volver a
empezar desde cero en sus vidas; o indicando aún que ellos(as) quisieran
nacer de nuevo. Esta clase de pensamiento, por supuesto, revela que están
frustrados con la manera que sus vidas han se van llevando; o aún quizás
peor, ellos están deprimidos porque nada parece ir bien en sus vidas. Por
otra parte, encontramos a otras personas que están "contentos" con sus
vidas porque parecen tener todo lo que desean. De hecho, muchos están
51
como el hombre rico de la parábola en Lucas, que "pensaba dentro de sí,
diciendo: ¿qué haré, porque no tengo donde juntar mis frutos?" ; y entonces
él dice, "Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años;
repósate, come, bebe, date a la buena vida" (Lc 12, 17-19). No obstante,
podemos ver todavía muchos alrededor de nosotros, y lo que está tan triste
es que también incluye a los que profesan ser cristianos, que están tan
miserables con sus vidas porque ellos sienten que la vida no ha sido justa con
ellos; y por lo tanto, no han podido disfrutar de la VIDA como tal.
Pero el problema ha sido, y siempre será, no tanto la falta ni la posesión de
las cosas que determina nuestra felicidad en esta vida (porque como el
Señor Jesús lo pone, "La vida del hombre no consiste en la abundancia de los
bienes que posee" (Lc 12, 15), sino la naturaleza pecadora con la cual
nacemos. El pecado siempre nos hará miserables e infelices, aún cuándo las
cosas parecen ir bien en nuestras vidas y somos "bendecidos" con la
abundancia de cosas. O sea que lo tenemos todo, o no tenemos nada, si no
trataremos con el problema del pecado seremos la persona más miserable y
más infeliz en el universo entero a menos que algo radical suceda en
nuestras vidas para que podamos decir con el apóstol Pablo: "Pues he
aprendido á contentarme con lo que tengo. Sé estar humillado, y sé tener
abundancia: en todo y por todo estoy enseñado, así para hartura como para
hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo
puedo en Cristo que me fortalece" (Filip 4, 11-13). Habiendo aprendido esto,
ahora Pablo podría alentar y dar esperanza a los creyentes filipenses; y a
todos los santos de Dios: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta
conforme á sus riquezas en gloria en Cristo Jesús" (v.19). Aún el Salmista
concuerda con él: "Yavhé es mi pastor; nada me faltará," es decir, carecer
nada (Sal 23, 1).
Esto levanta la pregunta: ¿Cómo podemos usted y yo disfrutar de la vida a lo
más repleto y ser felices a pesar de tener nada o tener todo en esta vida?
La respuesta es muy obvia: "Es necesario nacer otra vez" según al Señor
Jesús. Cuándo experimentamos el Nuevo Nacimiento, ¡es entonces que
empezamos una NUEVA VIDA! Todavía quizás no tengamos nada o lo
tenemos todo, pero nuestra perspectiva y la relación con esas cosas que
percibíamos ser la última bendición de la alegría y de la felicidad, también
cambian. Nosotros AHORA vivimos para un mejor futuro y una mejor
esperanza que lo que tenemos en este mundo en que ya no miramos "á las
cosas que se ven, sino á las que no se ven: porque las cosas que se ven son
temporales, mas las que no se ven son eternas" (2 Cor 4, 18). De hecho,
Col 3, 1-4 lo pone de esta manera: "Si habéis pues resucitado con Cristo,
buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado á la diestra de Dios.
52
Poned la mira en las cosas del cielo, no en las de la tierra. Porque muertos
sois, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo,
vuestra vida, se manifestare, entonces vosotros también seréis
manifestados con él en gloria" . Pero esto sólo puede ser verdad si somos
"nacidos de nuevo". Nosotros ahora empezamos una Nueva Vida porque
Cristo es nuestra "vida"; y el dominio del pecado que nos controlaba "en otro
tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de
los pensamientos" (Efe 2, 3) para que todo pudiera ir bien en nuestras vidas
ha sido quebrado por la Muerte y la Resurrección del Señor Jesucristo para
que ahora nuestra Felicidad estén en Él Solo con él y él.
La vida nueva no se puede adquirir con nuestras simples fuerzas, que aún son
tan limitadas, necesitamos de una fuerza mayor: La acción maravillosa del
Espíritu Santo prometido por Jesús que estaría siempre con nosotros.
Tener vida nueva, es nacer de nuevo, es saber valorar el don de Dios que se
nos da como un manantial que traduce nuestra fe en obras; es cambiar de
valores exclusivamente humanos e impregnarlos con los valores de Dios y su
Palabra.
Vida nueva en Cristo, es el gran tesoro que podemos adquirir en nuestra
propia vida.
COMPARTIR:
1. DE LO QUE HEMOS HABLADO ¿QUÉ ES LA VIDA NUEVA PARA
TI?
2. YA TIENES ESA VIDA NUEVA? ¿CÓMO O POR MEDIO DE QUÉ
CONFIRMAS ESTA VIDA NUEVA?
3. VIDA NUEVA ES SER FELIZ. ERES FELIZ CON LA VIDA QUÉ
ESTÁS VIVIENDO? SINO ES ASÍ CÓMO LA PUEDES TENER?
53
ORACIÓN
Señor Jesús, te reconocemos
Como el tesoro más hermoso de la vida
Capaz de darnos la satisfacción
que este mundo no nos puede dar.
Con tu muerte y resurrección,
Nos haz dado la vida verdadera y en plenitud,
Nos hiciste pasar del pecado que es muerte,
A la vida que es tu gracia.
Permítenos que con la fuerza
Y presencia de tu Espíritu,
Renovemos nuestra fidelidad
Y compromiso de ser hombres
Y mujeres nuevos, a fin de que un día
Nos contemplemos en la verdadera vida.
COMPROMISO
VIDA NUEVA EN CRISTO, ES EL GRAN TESORO QUE PODEMOS
ADQUIRIR EN NUESTRA PROPIA VIDA. AHORA ES TIEMPO DE
DISFRUTAR ESE TESORO QUE DIOS NOS REGALA, CUAL VA SER TU
REGALO PARA DIOS ESTA SEMANA?
54
TEMA 11: JESÚS, NUESTRO SALVADOR (I PARTE)
OBJETIVO:
1. Experimentar que Jesús es el único salvador.
ORACIÓN
Te damos gracias, Señor, porque eres bueno;
te damos gracias, porque es eterno tu amor,
proclamamos desde nuestra experiencia que nos quieres;
decimos a las gentes que has estado grande con nosotros.
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
En nuestra aflicción a ti gritamos y nos diste respiro.
tú estás por nosotros ¿Quién podrá hacernos daño?
no tenemos miedo porque tu amor es nuestra defensa;
tú estás con nosotros; entre los que nos ayudan.
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
Mejor es buscar en ti refugio cuando arrecia la prueba,
que confiar en nuestras fuerzas sin contar contigo.
mejor es sentirse protegido por tu amor y lealtad,
que confiar en los que tienen poder y abusan de su fuerza.
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
AMÉN
JESÚS NUESTRO UNICO SALVADOR
Hay situaciones en la vida que se nos presentan sumamente difíciles,
situaciones en las que surge un verdadero clamor del corazón hacia Dios
para que nos saque de la angustia, nos levante, nos salve. De aquí que
queremos resaltar la experiencia de un Dios que nos salva, partiendo del
Antiguo Testamento, centrarnos en la persona de Jesús como salvador.
55
LEER: Evangelio según San Juan 4, 42
1. ¿Cuál fue la experiencia de la mujer samaritana en el encuentro con
el Salvador?
2. ¿Qué fue lo que convenció a los samaritanos que Jesús es el
Salvador?
3. ¿Cuál es la respuesta que dan las personas al conocer al Salvador?
EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
Cuando contemplamos con ojos de fe el caminar histórico del ser humano,
descubrimos que a lo largo del mismo, han habido una serie de
intervenciones de Dios, por la cual podemos decir propiamente que estamos
dentro de un proceso que llamamos Historia de la Salvación, es ahí donde
Dios manifiesta la salvación, su cercanía a los seres humanos, liberándonos
de aquello que nos oprime tanto a nivel espiritual como material.
Luego de la caída (Gn 3) encontramos el primer anuncio de salvación (Gn 3,
15), el cual llena de esperanza al hombre y la mujer de verse libres de
aquello que ahora les esclaviza, a partir de ahora encontramos que esta
historia se manifiesta como un círculo en donde el ser humano abandona a
Dios, la consecuencia de dicho abandono trae un correctivo pedagógico de
parte de Dios, ante el sufrimiento que es consecuencia del pecado, el pueblo
clama a Dios para que le salve y finalmente Dios interviene salvando a su
pueblo de la opresión, esclavitud o mal que le aqueja.
No podemos detenernos ante cada acontecimiento que nos manifiesta la
salvación de Dios, pero resaltamos algunos: la salvación experimentada por
Noé y su familia gracias a la obediencia y fidelidad a Dios a través del arca
(Gn 6,5-8.22); Dios que salva del sacrificio a Isaac (Gn 22, 12-14); Dios que
salva a José, aún en medio de las envidias e intrigas de sus hermanos y él
mismo se convierte en instrumento de salvación para su familia (Gn 39-47).
El mayor acontecimiento, que marca la vida de Israel como pueblo y le debe
brindar la experiencia del Dios salvador, es justamente la del Éxodo, a
través de Moisés cuyo nombre (salvado de las aguas), manifiesta ya la acción
salvífica y liberadora de Dios; este acontecimiento marcará la vida de los
israelitas que a través de la celebración anual de la Pascua y el corazón que
56
vive para el Dios que nos ha liberado de Egipto, debe incidir en la vida
personal y comunitaria del pueblo hebreo.
Esta fe, que tiene que renovarse continuamente, se verá inmersa en una
serie de infidelidades de parte del pueblo de Dios, que ante las mismas
siempre responderá con amor, ternura y misericordia, sorprende la
fidelidad de Dios a su pueblo, a sus promesas, ya que no puede
contradecirse a sí mismo, siempre será el salvador de su pueblo en tiempos
difíciles, suscitando Jueces ante peligros puntuales de su vida, luego con los
reyes y las amenazas de los reinos circundantes. La voz de los profetas será
la encargada de recordar al pueblo los prodigios del Dios que salva, para que
no busquen la salvación en otros pueblos y en alianzas que únicamente
manifiestan la confianza en el recurso humano, pero lejos de Dios.
Un nuevo evento, por demás traumático para el pueblo fue la deportación a
Babilonia, una experiencia que manifiesta la excesiva confianza en las
seguridades humanas que, lamentablemente al no responder según las
expectativas de Dios a toda la gratuidad de su amor, viene como
consecuencia esta experiencia que invitará nuevamente a esperar una nueva
intervención del amor gratuito de Dios para manifestar su salvación, su
liberación, el acompañarles de nuevo a la tierra prometida e iniciar el camino
de la restauración.
COMPARTIR
EL ALPINISTA
Cuentan que un alpinista se preparó durante varios años para conquistar el
Aconcagua. Su desesperación por proeza era tal que, conociendo todos los
riesgos, inició su travesía sin compañeros, en busca de la gloria sólo para él.
Empezó a subir y el día fue avanzando, se fue haciendo tarde y más tarde, y
no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo para llegar a la
cima ese mismo día. Pronto oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la
altura de la montaña y ya no se podía ver absolutamente nada.
Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban
cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a unos cien metros de
la cima, se resbaló y se desplomó por los aires.
Caía a una velocidad vertiginosa, sólo podía ver veloces manchas más oscuras
que pasaban en la misma oscuridad y tenía la terrible sensación de ser
57
succionado por la gravedad. Seguía cayendo...y en esos angustiantes
momentos, pasaron por su mente todos los gratos y no tan gratos momentos
de su vida, pensaba que iba a morir, pero de repente sintió un tirón muy
fuerte que casi lo parte en dos...
Como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con
candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura.
En esos momentos de quietud, suspendido por los aires sin ver
absolutamente nada en medio de la terrible oscuridad, no le quedo más que
gritar: "¡Ayúdame Dios mío, ayúdame Dios mío!".
De repente una voz grave y profunda de los cielos le contestó:
"¿Qué quieres que haga?"
Él respondió: "Sálvame, Dios mío".
Dios le preguntó: "¿Realmente crees que yo te puedo salvar?"
"Por supuesto, Dios mío", respondió.
"Entonces, corta la cuerda que te sostiene", dijo Dios.
Siguió un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la
cuerda y se puso a pensar sobre la propuesta de Dios...
Al día siguiente, el equipo de rescate que llegó en su búsqueda, lo encontró
muerto, congelado, agarrado con fuerza, con las dos manos a la cuerda,
colgado a sólo DOS METROS DEL SUELO...
El alpinista no fue capaz de cortar la cuerda y simplemente, confiar en Dios.
COMPARTIR:
1. CUANTAS VECES SOMOS COMO EL ALPINISTA Y NO
CONFIAMOS EN DIOS. HAS EXPERIMENTADO EN
TU VIDA UNA SITUACIÓN QUE SE PAREZCA A LA DEL
ALPINISTA?
2. EN QUE CONSISTE CONFIAR EN DIOS PARA TI?
58
ORACIÓN
Entre nosotros, Señor, hay clamor de júbilo y salvación;
nuestra tienda mantiene la puerta abierta para el que llega,
somos felices, Señor, con tu presencia en medio de nosotros
y estamos contentos porque contigo es posible la victoria
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
Nosotros queremos vivir, queremos sellar contigo la alianza;
queremos vivir el amor derramado en nuestros corazones,
en la fuerza y el poder de tu Espíritu de vida.
tu gracia y tu verdad es más fuerte que nuestra flaqueza.
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
AMÉN
COMPROMISO:
COMUNICAR A LOS DEMÁS LA SALVACIÓN OBRADA EN NOSOTROS,
TENIENDO EL CUIDADO DE NO ANUNCIARNOS A NOSOTROS, SINO
AL SEÑOR.
“TENGAMOS CONFIANZA, INQUEBRANTABLE CONFIANZA EN QUE
SU AMOR INFINITO ES MÁS FUERTE QUE TODAS NUESTRAS
MISERIAS, QUE TODOS NUESTROS CRÍMENES”
San Alberto Hurtado Cruchaga S.J.
59
TEMA 12 : JESÚS, NUESTRO SALVADOR (II PARTE)
ORACIÓN
Que se abran de par en par las puertas de tu Reino
que el hombre que cumple tu Palabra se siente a tu mesa;
que haya pan en abundancia para el hombre justo y honesto;
y que el corazón feliz con tus dones, te dé gracias.
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
Tú eres, Jesús, la Piedra angular que otros rechazan;
hoy eres cimiento donde se apoya en pie tu Iglesia;
nosotros admiramos la obra maravillosa de tus manos
y exultamos da gozo al sabernos cimentados en tu vida.
¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya!
Con ramos en las manos te aclamamos, oh Cristo, salvador del hombre.
con vítores y cantos te decimos: ¡Eres Camino, Verdad y Vida!
ven con nosotros al caminar y alienta nuestra marcha;
desde la salida del sol hasta el ocaso, sé tú nuestro guía.
AMÉN
En esta catequesis retomaremos el tema Jesús, nuestro salvador que
reflexionamos en la catequesis anterior acerca de lo que nos dice el Antiguo
Testamento ahora veremos lo que nos dice en el Nuevo Testamento.
EN EL NUEVO TESTAMENTO:
El Evangelista Lucas es quien nos presenta a Jesús como Salvador,
resaltamos algunos textos, que complementaremos con los del Apóstol y
Evangelista San Juan.
En la Anunciación, en el nombre que se le pondrá al niño, nos manifiesta la
intención salvífica de Dios al enviarnos a su Hijo: “le pondrás por nombre
60
Jesús, porque salvará a su pueblo de sus pecados”. El cántico del
Benedictus, manifiesta con mayor evidencia el carácter salvífico de Dios:
“Bendito sea el Señor Dios de Israel... porque... ha suscitado una fuerza de
salvación...que nos salvaría de nuestros enemigos... y dar a tu pueblo
conocimiento de salvación por el perdón de sus pecados”. (Lc 1, 68-69.71.77)
En el Nacimiento del Señor, cuando los ángeles lo anuncian a los pastores,
manifiestan: “No teman, pues les anuncio una gran alegría, que lo será para
todo el pueblo: les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es
el Cristo Señor” (Lc 2, 10-11)
Encontramos ahí algunas características de lo que la salvación traerá para
todos nosotros, sobre todo es un anuncio de gran alegría, el regocijo de
todos al contemplar al Salvador y la salvación que nos trae. Esta gran
alegría, supera todos los gozos veterotestamentarios, pues aquí no se trata
de una salvación de situaciones puntuales dentro de la historia, sino de una
salvación definitiva lograda en la persona de Jesucristo, ese es el motivo de
que se describa la gran alegría.
Como el anciano Simeón, en el cántico del “Nunc dimitis”, encuentra la paz
porque sus “ojos han visto al Salvador” (Lc 2,29-32). Una salvación que trae
luz a todos los pueblos, incluso a los gentiles, por el que verán a Dios como lo
hace Israel y gloria para el pueblo que es el primer (no único) destinatario
de la salvación.
Cuando empieza su vida pública, lo hace con un anuncio de esperanza y
salvación, que es una invitación a la conversión para abrirse a la novedad del
Reino en su persona (Mc 1,12-15), un Reino de salvación y restauración total
e integral por la acción del Espíritu Santo en Jesús (Lc 4,16-19).
Toda la vida pública de Nuestro Señor va manifestando a la humanidad cómo
esa salvación se va operando a través de signos, que quieren hacer
entendible una salvación como misterio profundo del amor total de Dios a la
humanidad en su Hijo por el Espíritu Santo.
Salvación anunciada a través de los grandes discursos y parábolas, para dar
a conocer el Reino; salvación que se empieza a experimentar como germen a
través de las distintas curaciones que el Señor realiza y los exorcismos que
liberan del mal que oprime los corazones, las mentes y las vidas. Una
salvación que es integral, ya que busca realizar una acción de Dios que
empieza desde dentro, desde el corazón como sede de los pensamientos y
acciones, una salvación que no se limita a lo exterior, sino que empieza por la
61
raíz de todas las opresiones a todo nivel (personal, social, político,
económico, etc.), el pecado, de ahí que como al paralítico, inicia el Señor
perdonando los pecados, ante el escándalo de los escribas y fariseos; ese es
el primer paso de una salvación que se evidencia en la historia personal y
comunitaria de las personas; luego viene el complemento: la sanación del mal.
Sólo en la medida que como Jesús veamos al ser humano en su integridad,
nuestro servicio por anunciar la salvación será efectivo y la respuesta de las
personas, eficaz; de lo contrario, desviaremos nuestra acción pastoral con
una visión del ser humano desvirtuada o poco equilibrada.
Salvación que va llenando de esperanza a aquellos que no la tenían, o que se
les hizo creer que no podían salvarse: publicanos, condenados por su
profesión, pecadoras públicas, la gente común tenida como ignorante de la
Ley y por tanto incapaz de dar una respuesta a la salvación, al pueblo
samaritano representado en la samaritana, a la mujer cananea que pide la
curación para su hija, etc., todos son ejemplos de cómo la salvación tiene un
carácter universal, en donde existe la centralidad de la persona de
Jesucristo; salvación que hoy debe ver a aquellos que nuestra mentalidad
clasista condena: unos condenan a los ricos pensando que son pocos
solidarios, otros a los pobres porque no los conocen, a grupos que no son
bien vistos en el hoy de nuestra historia: madres solteras, matrimonios en
situación irregular, los que sufren el flagelo del alcoholismo, la drogadicción,
el sida, quienes hacen de las maras su familia, apoyo y refugio. La salvación
la ofrece Jesús para todos, por eso a todos se debe ofrecer y anunciar.
El Misterio Pascual, que es centro de nuestra fe, nos ubica en el evento
salvífico por excelencia, la Pascua del Señor, es también nuestra Pascua, su
victoria es nuestra victoria; es ahí donde contemplamos el amor hasta el
extremo, hasta dar la vida por los amigos, el dar hasta la última gota de su
Sangre bendita y santísima por y para nuestra salvación.
En el Misterio de su Pasión, Muerte y Resurrección contemplamos esa
salvación que se opera en todo el universo para todos los seres, puesto que
todo es redimensionado en Cristo que nos salva y redime, salvación que va
más allá del tiempo en que se dio y que nosotros actualizamos como
memorial en cada Eucaristía; contemplamos como el Señor no quiso “salvar”
su vida terrena, sino que la ofreció para darnos salvación.
Las palabras de la primera carta de Juan, deben ser una motivación para
anunciar esa salvación a todos: “Nosotros hemos visto y damos testimonio
de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo” (1 Jn 4,14).
62
El Papa Juan Pablo II anotó: «También la humanidad del tercer milenio
necesita descubrir que Cristo es su Salvador. Este es el anuncio que los
cristianos tienen que llevar con renovada valentía al mundo de hoy».
«En virtud del Bautismo y de la confirmación, (los laicos) participan en la
misión profética de Cristo. Por consiguiente, están llamados a buscar el
reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según
Dios y a llevar a cabo en la Iglesia y en el mundo la parte que les
corresponde con su empeño por evangelizar y santificar a los hombres».
Al presentar a Jesús de Nazaret como Rey del universo, los cristianos
buscan «establecer, por así decir, en el corazón del hombre, de la historia y
del cosmos la potencia divina del Amor».
El Papa Benedicto XVI nos dijo: La sangre de los corderos no puede salvar
al hombre. La sangre de Cristo, «el amor de quien es al mismo tiempo Hijo
de Dios y verdadero hombre, uno de nosotros, esa sangre sí que tiene
capacidad para salvar». «Su amor, ese amor en el que Él se entrega
libremente por nosotros, es lo que nos salva». (Benedicto XVI, homilía
5,IV,07)
Será muy iluminador complementar el tema con la Declaración “Dominus
Iesus”, sobre la unicidad y la universalidad salvífica de Jesucristo y de la
Iglesia, sobre el sentido de la misma, se indica lo siguiente: “con la
declaración «Dominus Iesus» (Jesús es el Señor), que he aprobado de
manera especial, he querido invitar a los cristianos a renovar su adhesión a
Él en la alegría de la fe, testimoniando unánimemente que Él es, hoy y
mañana, «el camino, la verdad y de la vida» (Juan 14, 6). Nuestra confesión
de Cristo, como Hijo único de Dios, a través de quien nosotros mismos
vemos el rostro del Padre (cf. Juan 14, 8), no es un acto de arrogancia que
desprecia a las demás religiones, sino un reconocimiento gozoso, pues Cristo
se nos ha mostrado sin que hayamos hecho nada para merecerlo. Y Él, al
mismo tiempo, nos ha comprometido a seguir dando lo que hemos recibido y
a comunicar a los demás lo que se nos ha dado, pues la Verdad donada y el
Amor que es Dios pertenecen a todos los hombres.
Con el apóstol Pedro confesamos que «no hay bajo el cielo otro nombre dado
a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos» (Hechos de los
Apóstoles 4, 12). La declaración «Dominus Iesus4
», siguiendo las huellas del
Vaticano II, muestra que con ello no se niega la salvación a los no cristianos,
sino que indica su manantial último en Cristo, en el que se unen Dios y el
4
Ver anexo 4.
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática
Catequesis para adulto fase kerigmática

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (20)

La Conversion Cristiana
La Conversion CristianaLa Conversion Cristiana
La Conversion Cristiana
 
Taller metodologia Catequistica
Taller metodologia  CatequisticaTaller metodologia  Catequistica
Taller metodologia Catequistica
 
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...Dinámicas para niños: La Eucaristía...
Dinámicas para niños: La Eucaristía...
 
1. vida nueva guía e instrucciones catequista-
1. vida nueva  guía e instrucciones catequista-1. vida nueva  guía e instrucciones catequista-
1. vida nueva guía e instrucciones catequista-
 
Las partes de la misa
Las partes de la misaLas partes de la misa
Las partes de la misa
 
Catequista al Estilo de Jesús
Catequista al Estilo de JesúsCatequista al Estilo de Jesús
Catequista al Estilo de Jesús
 
Eclesiología
EclesiologíaEclesiología
Eclesiología
 
Esencia de la Catequesis
Esencia de la CatequesisEsencia de la Catequesis
Esencia de la Catequesis
 
Identidad del catequista
Identidad del catequistaIdentidad del catequista
Identidad del catequista
 
Perfil del catequista
Perfil del catequistaPerfil del catequista
Perfil del catequista
 
Ministerios en la Iglesia católica
Ministerios en la Iglesia católicaMinisterios en la Iglesia católica
Ministerios en la Iglesia católica
 
Bautismo y sus signos.pptx
Bautismo y sus signos.pptxBautismo y sus signos.pptx
Bautismo y sus signos.pptx
 
Diapositivas liturgia
Diapositivas liturgiaDiapositivas liturgia
Diapositivas liturgia
 
Sacramentos de iniciación cristiana
Sacramentos de iniciación cristianaSacramentos de iniciación cristiana
Sacramentos de iniciación cristiana
 
Vocación del catequista
Vocación del catequistaVocación del catequista
Vocación del catequista
 
Espiritualidad del catequista ii t 1
Espiritualidad del catequista ii t 1Espiritualidad del catequista ii t 1
Espiritualidad del catequista ii t 1
 
Catequesis pre bautismal
Catequesis pre bautismalCatequesis pre bautismal
Catequesis pre bautismal
 
24. eucaristía
24. eucaristía24. eucaristía
24. eucaristía
 
Sesión iv.perfil del catequista
Sesión iv.perfil del catequistaSesión iv.perfil del catequista
Sesión iv.perfil del catequista
 
Curso para catequistas 1
Curso para catequistas 1Curso para catequistas 1
Curso para catequistas 1
 

Similar a Catequesis para adulto fase kerigmática

MISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptx
MISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptxMISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptx
MISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptxRufoSimnHuamnPacori2
 
tema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptx
tema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptxtema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptx
tema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptxCamelia Negut
 
Tema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de Jesús
Tema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de JesúsTema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de Jesús
Tema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de JesúsVanessa Silvano Prieto
 
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptxCatequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptxIsaiasNozYerbes
 
Ponencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_Arenas
Ponencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_ArenasPonencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_Arenas
Ponencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_ArenasNorka C. Risso Espinoza
 
Carta pastoral del 2-X-2011
Carta pastoral del 2-X-2011Carta pastoral del 2-X-2011
Carta pastoral del 2-X-2011Opus Dei
 
El Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental IEl Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental IDiocesis del Callao
 
El Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental IEl Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental IDiocesis del Callao
 
MODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdf
MODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdfMODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdf
MODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdfSantaEscalante
 
Sesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓN
Sesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓNSesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓN
Sesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓNhttps://gramadal.wordpress.com/
 
Documento base del saber del catequista
Documento base del saber del catequistaDocumento base del saber del catequista
Documento base del saber del catequistardreynap
 
Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01
Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01
Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01Osmar Feltes
 

Similar a Catequesis para adulto fase kerigmática (20)

La misión de la iglesia
La misión de la iglesiaLa misión de la iglesia
La misión de la iglesia
 
MISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptx
MISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptxMISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptx
MISIÓN DE LA IGLESIA - SESIÓN N.° 7.pptx
 
Una iglesia en salida nº 2
Una iglesia en salida nº 2Una iglesia en salida nº 2
Una iglesia en salida nº 2
 
tema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptx
tema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptxtema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptx
tema-5-la-misic3b3n-de-la-iglesia.pptx
 
Tema 5
Tema 5Tema 5
Tema 5
 
Tema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de Jesús
Tema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de JesúsTema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de Jesús
Tema 5, 3º ESO: La Iglesia: la comunidad de los seguidores de Jesús
 
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptxCatequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
Catequesis kerigmatica y mistagógica 2.pptx
 
mision de la iglesia
mision de la iglesiamision de la iglesia
mision de la iglesia
 
Quinto tema-año-de-la-fe
Quinto tema-año-de-la-feQuinto tema-año-de-la-fe
Quinto tema-año-de-la-fe
 
Ponencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_Arenas
Ponencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_ArenasPonencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_Arenas
Ponencias Congreso Internacional de catequesis: Ponencia de Octavio Ruiz_Arenas
 
Carta pastoral del 2-X-2011
Carta pastoral del 2-X-2011Carta pastoral del 2-X-2011
Carta pastoral del 2-X-2011
 
La nueva evangelización
La nueva evangelizaciónLa nueva evangelización
La nueva evangelización
 
La fe católica
La fe católicaLa fe católica
La fe católica
 
La fe católica
La fe católicaLa fe católica
La fe católica
 
El Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental IEl Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental I
 
El Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental IEl Gran Reto De La Misión Continental I
El Gran Reto De La Misión Continental I
 
MODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdf
MODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdfMODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdf
MODULO 6_Evangelizacion_Clase#1.pdf
 
Sesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓN
Sesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓNSesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓN
Sesion 01: DEFINICIONES: EVANGELIZACIÓN, TESTIFICACIÓN
 
Documento base del saber del catequista
Documento base del saber del catequistaDocumento base del saber del catequista
Documento base del saber del catequista
 
Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01
Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01
Catecismodelaiglesiacatolica 110323123235-phpapp01
 

Más de Hugo Quintanilla (20)

10o. mandamiento III
10o. mandamiento III10o. mandamiento III
10o. mandamiento III
 
10o. mandamiento II
10o. mandamiento II10o. mandamiento II
10o. mandamiento II
 
10o. mandamiento I
10o. mandamiento I10o. mandamiento I
10o. mandamiento I
 
9o. mandamiento III
9o. mandamiento III9o. mandamiento III
9o. mandamiento III
 
9o. mandamiento II
9o. mandamiento II9o. mandamiento II
9o. mandamiento II
 
9o. mandamiento I
9o. mandamiento I9o. mandamiento I
9o. mandamiento I
 
6to. mandamiento II
6to. mandamiento II6to. mandamiento II
6to. mandamiento II
 
6to. mandamiento I
6to. mandamiento I6to. mandamiento I
6to. mandamiento I
 
5to. mandamiento
5to. mandamiento5to. mandamiento
5to. mandamiento
 
3ero. y 4to. mandamiento
3ero. y 4to. mandamiento3ero. y 4to. mandamiento
3ero. y 4to. mandamiento
 
1ero. y 2do. Mandamiento
1ero. y 2do. Mandamiento1ero. y 2do. Mandamiento
1ero. y 2do. Mandamiento
 
Catequesis en América Latina
Catequesis en América LatinaCatequesis en América Latina
Catequesis en América Latina
 
Cristología I
Cristología ICristología I
Cristología I
 
Tema bioética - Humanae Vitae
Tema bioética - Humanae VitaeTema bioética - Humanae Vitae
Tema bioética - Humanae Vitae
 
La formación de los Catequistas
La formación de los CatequistasLa formación de los Catequistas
La formación de los Catequistas
 
Curso Eclesiología VII
Curso Eclesiología VIICurso Eclesiología VII
Curso Eclesiología VII
 
Curso Eclesiología IV
Curso Eclesiología IVCurso Eclesiología IV
Curso Eclesiología IV
 
Curso Eclesiología III
Curso Eclesiología IIICurso Eclesiología III
Curso Eclesiología III
 
Curso Eclesiología II
Curso Eclesiología IICurso Eclesiología II
Curso Eclesiología II
 
Curso Eclesiología I
Curso Eclesiología ICurso Eclesiología I
Curso Eclesiología I
 

Último

IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedadIDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedadasociacion
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfAntonio Miguel Salas Sierra
 
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdfFedericoSalvadorWads1
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesIglesia Pentecostal Nazaret
 
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptxDespierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptxjenune
 
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación históricaLa EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación históricafridasommer
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxAntonio Miguel Salas Sierra
 
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción ÉticaModels-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Éticaanhurfranciscopineda
 

Último (9)

IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedadIDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
IDENTIDAD De La FAMILIA, su trascendencia en la iglesia y en la sociedad
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdfPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pdf
 
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf61 El Tiempo de Angustia    23.08.04.pdf
61 El Tiempo de Angustia 23.08.04.pdf
 
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de PentecostesPentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
Pentecostes y La Iglesia - Conferencia Domingo de Pentecostes
 
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptxDespierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
Despierta Isaias 52 - Iglesia CED 2024.pptx
 
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac, protagonistas de la Iglesia fr...
 
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación históricaLa EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
La EXPIACIÓN EN EL Nuevo Testamento trascendiendo la expiación histórica
 
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptxPARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
PARÁBOLA DEL SEMBRADOR: CLAVES PARA LA REFLEXIÓN.pptx
 
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción ÉticaModels-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
Models-Mark Manson.pdf. Versión 2. Seducción Ética
 

Catequesis para adulto fase kerigmática

  • 1. 1
  • 2. 2 JUSTIFICACIÓN DEL PROCESO DE EDUCACION DE LA FE CATEQUESIS DE ADULTO (PRIMER AÑO) A nadie le extraña decir que el Concilio Vaticano II, fue una revolución en el campo teológico-eclesiológico, litúrgico y pastoral. Si, gracias a esta reunión de obispos de todo el mundo con el papa, marcaron las líneas pastorales que hasta el día de hoy estamos recogiendo los frutos. Una de estas líneas pastorales fue recuperar la catequesis de adultos que por distintas situaciones se había olvidado y caído en desuso. El Vaticano II cuando habla de esta catequesis dice: “que la catequesis del adulto debe ser restablecida y adaptada y en primer lugar contener el anuncio de la doctrina Cristiana”. (cf Decreto Christus Dominus No. 14) Como se puede apreciar, el Concilio quiere recuperar esta praxis pastoral tan valorada en los primeros años de cristianismo; teniendo en cuenta estas recomendaciones de recuperar la catequesis de adulto. En nuestra Arquidiócesis de Santiago de Guatemala, se realizó el Sínodo Arquidiocesano en el año 1994 y como fruto de ese sínodo se organizó en la Arquidiócesis el Plan Pastoral en donde se planificó la praxis eclesial en tres ámbitos: 1. Pastoral de la Palabra 2. Pastoral litúrgica y 3. Pastoral social Estos 3 ámbitos están iluminando toda la vida pastoral en nuestra Arquidiócesis y por consiguiente son líneas operadoras que tienen que animar toda la acción catequética de nuestra iglesia local. Teniendo en cuenta estas líneas operativas, la Comisión de catequesis de la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala ve la necesidad de implementar y de impulsar verdaderos procesos de educación de la fe y a petición del Arzobispo Monseñor Rodolfo Cardenal Quezada, nos hemos dado a la tarea de elaborar e implementar un proyecto de catequesis de Adulto que sea punto de referencia, el eje, “el principio organizador que da coherencia a los Procesos de catequesis”(DGC 275) ya que la Catequesis de Adulto debe ser la forma principal de catequesis según lo expresan los recientes documentos de Aparecida cuando dice:”que la Catequesis de Adulto es la forma fundamental de la Educación de la fe. Para que, en verdad, el pueblo conozca a fondo a Cristo y lo siga fielmente” (cf. Doc. de Aparecida No.298).
  • 3. 3 La Comisión Arquidiocesana después de haber meditado y pensado este proceso de educación en la fe, hoy ofrecemos el primer instrumento: “AL ENCUENTRO CON CRISTO” ETAPA KERIGMÁTICA. “Sentimos la urgencia de desarrollar en nuestras comunidades un proceso de iniciación en la vida cristiana que comience por el kerigma, guiados por la palabra de Dios, que conduzca a un encuentro personal, cada vez mayor con Jesucristo, perfecto Dios y perfecto hombre” (cf. Doc. Aparecida No.289). Este instrumento de la Etapa Kerigmática desarrolla la primera de las 3 etapas previstas en el Proyecto Arquidiocesano de Catequesis de Adulto. Este instrumente pretende no sólo llenar un vacío importante sino asumir el Kerigma como el cimiento de todo el proceso de la fe. “Recordemos que el itinerario formativo del Cristiano, en la tradición más antigua de la iglesia, tuvo siempre un carácter de experiencia, en el cual era determinante el encuentro vivo y persuasivo con Cristo, anunciado por auténticos testigos”. (cf. Doc. Aparecida 299). Teniendo como punto de referencia el Catecismo de la Iglesia Católica, el Directorio General de la Catequesis, el (RICA) y el Plan Pastoral de la Arquidiócesis, y los Documentos de Aparecida, presentamos este instrumento de trabajo que puede ayudar a las comunidades Cristianas a impulsar un verdadero proceso de Catequesis de Adultos que ayude a madurar la fe, y los convierta en Discípulos y Misioneros para poder evangelizar nuestro país.
  • 4. 4 TEMA 1: KERIGMA OBJETIVOS 1. Dar a conocer el significado del Kerigma. 2. Conocer los elementos constitutivos del Kerigma. 3. Enfatizar acerca de la importancia que tiene el Kerigma en el camino a la conversión. ORACIÓN Al comenzar estas catequesis, dame Señor el valor de darte gracias, por un día mas de vida y no olvidarme, de que eres la luz que me ilumina. Dame señor la sabiduría para entender, lo que en estas catequesis tu nos dices Y quieres que pongamos en practica. Pero sobre todo Señor, te pido que me des, tus ojos, tus manos y tu corazón, para ver a mi prójimo como lo vez Tú, y acogerlos como tu lo haces. AMÉN INTRODUCCIÓN Para poder iniciar esta experiencia de temas “kerigmáticos” debemos definir en primer lugar que significa KERIGMA, así de esta forma sabremos exactamente qué es lo que queremos transmitir a lo largo de estas catequesis. Kerigma es el primer anuncio de la Buena Nueva que se hace a los no creyentes. la palabra viene griego Kērýssein, que significa “proclamar, pregonar, anunciar, dar a conocer, predicar”. Es la proclamación y
  • 5. 5 predicación de la buena noticia. El kerigma encierra la esencia de la buena nueva de la salvación (muerte y resurrección de Cristo), y es el fundamento de la fe cristiana. El primero en anunciar esta Buena Nueva fue el mismo Jesucristo, y después de su muerte fueron los apóstoles a partir del día de Pentecostés quienes proclamaron el camino de la salvación. En nuestros días todos los bautizados somos llamados a ser buena noticia. REFLEXIONAR: LEER TEXTOS Rom 10, 14-17; Rom 16, 25 1. QUE NOS DICEN ESTAS LECTURAS? 2. COMO PODEMOS LLEVAR LA PALABRA DE DIOS A NUESTRO MUNDO ACTUAL? 3. A QUE NOS INVITAN ESTAS CITAS BÍBLICAS? DESARROLLO DEL TEMA El kérygma es la proclamación, del anuncio de la Buena Nueva de la salvación. El kerigma, hace que el corazón se abra, para llegar a la conversión y lleva a una íntima unión con Cristo. El primer anuncio kerigmático tiene la función de mostrarnos cuanto amor tiene Dios para nosotros, nos invita a que lo conozcamos y podamos tener una comunicación cercana y personal con El por medio de su Hijo Jesucristo y que por medio de El nos podamos convertir. Según el Nuevo Testamento (Rm 10, 14-17) el kerigma tiene tres partes importantes: 1. El acto de anunciar, de comunicar 2. Un mensaje o contenido 3. Que se transforma en salvación para todo aquel que lo recibe con fe y se convierte. Jesús es el primero en dar a conocer este mensaje, en dar a conocer el reino de Dios, El es el primer evangelizador (cf. E.N 8)“anuncia ante todo un reino, el reino de Dios, tan importante que, en relación a él, todo tiene menos importancia. Jesús anuncia la salvación (cf E.N No.9) que libera al
  • 6. 6 hombre de todo aquello que lo oprime y esclaviza. El realiza este anuncio a través de innumerables signos visibles que hace que mucha gente lo siga para verlo, escucharlo y dejarse transformar por El (cf EN. 12) el anuncio de la salvación es para todos y le da una gran importancia a los pequeños, los pobres, y ellos se convierten y se hacen discípulos suyos. “Jesús de Nazaret lleva a cumplir el plan de Dios. Después de haber recibido el Espíritu Santo en el bautismo, manifiesta su vocación para lo que ha sido enviado: recorre Galilea proclamando «la Buena Nueva de Dios: “El tiempo se ha cumplido y el Reino está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva” (cf RM 13) y así paulatinamente también revela las características y exigencias del Reino (cf RM no. 14) pero sobre todo hace sentir el amor de Dios hacia los necesitados y los pecadores (Lc 15, 1-32) Todo esto es actual este primer anuncio que va dirigido de modo específico a quienes nunca han escuchado la Buena Nueva de Jesús, y esto se está volviendo cada vez más necesario (cf. EN No. 52) ya que vivimos un mundo carente del amor de Dios, un mundo descristianizado, y esa tarea le corresponde a todos los bautizados; la tarea de la evangelización de todos los hombres, constituye la misión esencial de la Iglesia. (cf. EN No. 14)1 El objetivo del kerigma es despertar el interés en creer, conocer y aceptar a Jesús como Salvador entre los que no creen en El. Por lo cual según el Nuevo Testamento el centro del kerigma es: a- Demostrar que lo que le ocurrió a Jesús es voluntad de Dios. b- Confesar a Jesús de Nazaret como “Mesías” quien murió, fue sepultado y resucitó al tercer día, y fue constituido “Señor” de todo y de todos, y c- El sentido de la obra de Jesús es que en “su nombre” se ofrece la conversión y el perdón de los pecados para salvación de todo el que crea. Con el kerigma se presenta a Jesús con sus tres grandes títulos: Salvador, Señor y Mesías. Se anuncia y proclama también la muerte, resurrección y glorificación de Jesús. Hay que tener en cuenta que el kerigma es la base o cimiento de la fe por lo que este anuncio debe ser sólido y fortalecido principalmente con el testimonio de vida como lo hizo Jesucristo. El kérygma proclama un acontecimiento de salvación que cambia y transforma a la persona y todo lo que esta a su alrededor. la forma de 1 Ver anexo No. 1.
  • 7. 7 proclamarlo a los demás, es diferente según a las personas que va dirigido, debe de ir acorde a la cultura y modo de vida de las personas, haciéndolo más personal, más intimo. Al llevar el mensaje kerigmático debemos ser testigos llenos del Espíritu Santo, plenamente convencidos e identificados con el mensaje que se anuncia. Cuando Jesús lo hacía El no anunciaba la palabra de Dios, Él la hacia vida, El era la Palabra de Dios; se identificaba con su Padre plenamente. Esto qué quiere decir? Que debemos reflejar con nuestra vida, con nuestros actos el amor de Dios. Que los ojos de los demás vean que es Dios quien habita en nuestros corazones, porque es allí donde Dios influye en el hombre (12 Cor 4, 6-71, Hechos 16, 14) y el mensaje sea acogido en otro corazón y abra la vía para la conversión. (cf. RM No. 44)2 , por eso el kerigma sigue siendo el punto de partida y la referencia constante para la evangelización. COMPARTIR: 1. QUE DESAFIOS PRESENTA EL ANUNCIO DE LA BUENA NOTICIA EN EL MUNDO ACTUAL? 2. COMO PODEMOS LLEGAR AL CORAZON DE LOS QUE NO CONOCEN A JESUCRISTO Y SEMBRAR LA SEMILLA DE LA FE? 3. QUE ESTAMOS HACIENDO COMO BAUTIZADOS PARA PREGONAR LA BUENA NUEVA? ORACIÓN Gracias Señor, por que se que estas junto a mi, En este camino de conversión. Ayúdame a ser dócil y fiel discípulo tuyo Y que pueda cumplir el compromiso que hoy te ofrezco Derrama bendiciones para cada uno de los que iniciamos estas catequesis para que seamos perseverantes y que demos frutos. AMÉN 2 Ver anexo No. 2
  • 8. 8 COMPROMISO: AHORA QUE CONOCES EL SIGNIFICADO DE KERIGMA A QUE TE COMPROMETES COMO CRISTIANO QUE YA HAS INICIADO EL CAMINO DE LA FE? “Sólo está excluído de la llamada del Señor aquel que no se afana en este mundo” San Agustín de Hipona
  • 9. 9 TEMA 2: EL AMOR DE DIOS OBJETIVOS: 1. Conocer el mensaje que Dios tiene para la humanidad. 2. Descubrir el mensaje del amor de Dios en nuestras vidas. ORACIÓN Ante tu presencia, quiero darte gracias desde el fondo de mi alma, por tu amor. Sabes amar a todos como el mejor de los padres. Como los padres corrigen a sus hijos, así tu sabes acercarte a nosotros y Cambiar de rumbo nuestro diario vivir. Nosotros nos ponemos en tus manos, con confianza con amor y seguridad De un padre que nos ama. Ayúdanos a mostrar ese amor a todos nuestros los hermanos a poder ser solidarios sobre todo con los que más necesitan de ti. AMEN DESARROLLO DEL TEMA Pedro proclama en su primer discurso Kerigmático (Hechos 2, 14) Dios nos ha amado en Cristo Redentor que murió y resucitó por nosotros”. Si, este fue el principio de la predicación que revolucionó la historia, ya que a partir de esta proclamación, el nombre de Cristo se fue conociendo primero a la comunidad de los Judíos, luego por la actividad misionera de los apóstoles y desde luego por el gran San Pablo. Gracias a estos y al impulso evangelizador la buena noticia de Jesús se extendió por todos los lugares. Pero qué impulsó a estos misioneros predicar esta noticia? Y Por qué algunos
  • 10. 10 Judíos y muchos paganos se convirtieron a este nuevo camino? Hay muchas respuestas a estas preguntas, pero sin duda el constatar los apóstoles que la figura de Jesús era el Cristo, y la fuerza y la convicción de su predicación, convirtieron a muchos a la fe. El primer mensaje que los evangelizadores llevaban a las comunidades era EL AMOR DE DIOS. Dios te ama y quiere lo mejor para ti. Dios te ha creado por amor gratuito por su infinito amor y desea que todos y cada uno de los seres humanos vivamos eternamente junto a El. Nuestro Dios es Dios al que llamamos Padre que gratuitamente comparte su vida que en esencia es amor. Dios nos ama, y te ama personalmente tal como eres con todas tus virtudes y defectos. Y en esa dimensión tan grande de amor nos entrega a su Hijo amado, es un Padre amoroso que comunica su amor a toda su creación. El nos ama y no aborrece nada porque si no, no lo hubiera creado (Sab 11, 24). San Pablo nos dice que el amor de Dios supera todas las dimensiones, y que nada nos puede separar de el. Es un amor gratuito y nos ha amado mucho antes que nosotros lo amemos a el. “Dios nos amó primero” (1 Jn 4, 10) LEER LA SIGUIENTE CARTA Y LUEGO COMPARTIR Hijo mío, Es probable que no me conozcas, pero yo te conozco perfectamente bien ...Salmos 139:1 Sé cuando te sientas y cuando te levantas...Salmos 139:2 Todos tus caminos me son conocidos...Salmos 139:3 Pues aún tus cabellos están todos contados...Mateo 10:29-31 Porque fuiste creado a mi imagen... Génesis 1:27 En mi vives, te mueves y eres… Hechos 17:28 Porque linaje mío eres...Hechos 17:28 Antes que te formase en el vientre te conocí… Jeremías 1:4-5 Fuiste predestinado conforme a mi propósito… Efesios 1:11-12 No fuiste un error. Salmo 139:15 En mi libro estaban escritos tus días… Salmos 139:16 Yo determiné el momento exacto de tu nacimiento y donde vivirías… Hechos 17:26 Tu creación fue maravillosa… Salmos 139:14 Te hice en el vientre de tu madre… Salmos 139:13 Te saqué de las entrañas de tu madre… Salmos 71:6 He sido mal representado por aquellos que no me conocen… Juan 8:41-44 No estoy enojado ni distante de ti; soy la manifestación perfecta del amor… 1 Juan 4:16 Y mi deseo derramar mi amor sobre ti. 1 Juan 3:1 Simplemente porque eres mi hijo y Yo soy tu Padre… 1 Juan 3:1
  • 11. 11 Te ofrezco mucho más de lo que te podría dar tu padre terrenal… Mateo 7:11 Porque soy el Padre perfecto… Mateo 5:48 Toda buena dádiva que recibes viene de mi… Santiago 1:17 Porque Yo soy tu proveedor que suple tus necesidades… Mateo 6:31-33 Mi plan para tu futuro está lleno de esperanza… Jeremías 29:11 Porque te amo con amor eterno… Jeremías 31:3 Mis pensamientos sobre ti se multiplican más que arena en la orilla del mar… Salmos 139:17- 18 Y me regocijo sobre ti con cánticos… Sofonías 3:17 Nunca me volveré atrás de hacerte bien… Jeremías 32:40 Tu eres mi especial tesoro… Éxodo 19:5 Deseo afirmarte de todo mi corazón y de toda mi alma… Jeremías 32:41 Y te quiero enseñar cosas grandes y ocultas que tú no conoces… Jeremías 33:3 Me hallarás si mi buscas de todo corazón… Deuteronomio 4:29 Deléitate en Mí y te concederé las peticiones de tu corazón… Salmo 37:4 Porque Yo produzco tus deseos… Filipenses 2:13 Yo puedo hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pides o entiendes… Efesios 3:30 Porque Yo soy quien más te alienta… 2 Tesalonicenses 2:16-17 Soy también el Padre que te consuela en todos tus problemas… 2 Corintios 1:3-4 Cuando tu corazón está quebrantado, Yo estoy cerca a ti… Salmos 34:18 Como el pastor lleva en sus brazos a un cordero, Yo te llevo cerca de mi corazón… Isaías 40:11 Un día enjugaré toda lágrima de tus ojos… Apocalipsis 21:3-4 Y quitaré todo el dolor que has sufrido en esta tierra… Apocalipsis 21:3-4 Yo soy tu Padre, y te he amado como a mi hijo, Jesucristo… Juan 17:23 Porque te he dado a conocer mi amor en Jesús… Juan 17:26 Él es la imagen misma de mi sustancia...Hebreos 1:3 Él vino a demostrar que Yo estoy por ti y no contra ti… Romanos 8:31 Y para decirte que no tomaré en cuenta tus pecados… 2 Corintios 5:18-19 Porque Jesús murió para reconciliarnos...2 Corintios 5:18-19 Su muerte fue mi máxima expresión de amor por ti… 1 Juan 4:10 Entregué todo lo que amaba para ganar tu amor… Romanos 8:31-32 Si recibes el regalo de mi Hijo Jesucristo, me recibes a Mí… 1 Juan 2:23 Y nada te podrá volver a separar de mi amor… Romanos 8:38-39 Vuelve a casa y participa en la fiesta más grande que el Cielo ha celebrado… Lucas 15:7 Siempre he sido y por siempre seré Padre… Efesios 3:14-15 Mi pregunta es... ¿quieres ser mi hijo? Juan 1:12-13 Aquí te espero… Lucas 15:11-32 Con Amor, tu Padre. Dios Todopoderoso
  • 12. 12 COMPARTIR: 1. QUE RESPUESTA LE DARIAS A ESTA CARTA QUE DIOS TE ENVIA? 2. QUE TE DEMUESTRA DIOS POR MEDIO DE SU PALABRA Y AL HABER ENVIADO A SU HIJO JESUCRISTO? 3. QUE ESPERA DIOS DE TI? ORACIÓN Señor Jesús, te doy gracias por tu amor y porque viniste al mundo a morir por mi. Confieso que he pecado contra ti. Quiero depositar mi confianza y entregarte mi vida. Te pido que perdones mis pecados. Y que me hagas una persona nueva Llena de tu amor, permite que me enamore de ti Para que pueda amarte y respetarte el resto de mi vida. AMÉN COMPROMISO SI EL MENSAJE ESENCIAL DE ESTA CATEQUESIS A TOCADO TU CORAZÓN QUÉ ESTAS DISPUESTO A DARLE A DIOS A PARTIR DE ESTE COMPROMISO CON ÉL? QUIERES HACER UN COMPROMISO HOY CON DIOS? DESPUÉS DE ESTA CATEQUESIS QUE HAS COMPARTIDO?
  • 13. 13 TEMA 3: EL PECADO, NEGACIÓN DE DIOS OBJETIVOS 1. Reconocer que el pecado nos separa del amor de Dios. 2. Descubrir la inmensa misericordia y amor que Dios nos tiene a cada uno de nosotros aún siendo pecadores. ORACIÓN Señor, no podía levantar la vista a ti, me sentía avergonzado por mis pecados yo me separaba de mi Padre. Pero tu me diste tu fuerza Confesé mi pecado, tu lo perdonaste Y de nuevo me sentí feliz. Gracias por tu misericordia y tu perdón. Amas al pecador y aborreces el pecado. Y me sentí feliz al recibir tu gracia y tu perdón, Y de volver a caminar en tu presencia y a la luz de tu Espíritu. AMÉN INTRODUCCIÓN Como lo vimos en la catequesis anterior, el plan de Dios hacia el ser humano siempre ha estado lleno de amor, bondad, confianza y fidelidad. Pero si hacemos un alto en nuestras vidas y vemos a nuestro alrededor nos damos cuenta que el plan perfecto que Dios tiene no se está cumpliendo, y la humanidad es la que se ha encargado de romper con esta armonía y relación con Dios a través de su soberbia, egoísmo, envidia, ambición y desobediencia. Dios ha sido fiel a su amor incondicional al hombre y a la mujer, y se los ha demostrado a través de la historia de la humanidad. Desde el inicio de la
  • 14. 14 creación Adán y Eva han sido desobedientes a la voluntad de Dios (Gn 3, 1- 6) Caín mata a su hermano Abel (Gn 4, 1-8) las guerras mundiales, la miseria, la marginación de los pobres, estos son algunos ejemplos de cómo el pecado ha estado en toda la historia del hombre. Esta desobediencia que es el pecado, nos separa del camino que Dios tiene preparado para cada uno de nosotros creamos un rechazo al amor que Dios nos da gratuitamente. El ser humano rechaza el amor de Dios con sus actos, Adán y Eva quisieron ser como Dios (Gn 3,5) quisieron prescindir de Dios en lugar de reconocer y adorar al Dios verdadero adoraron ídolos, las cosas del mundo, adoraron a dioses paganos y se adoraron a si mismos (Sal 15, 4-8; Is 44, 9-20) es así como se inicia la separación del ser humano con Dios y entró en el mundo el mal. El ser humano fue creado para vivir en armonía, vivían felices disfrutando el paraíso y de la amistad con Dios, en completa libertad y por esa misma libertad optaron por el pecado. DESARROLLO DEL TEMA “En efecto, así como por la desobediencia de un solo hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno sólo, todos serán constituidos justos. La ley, en verdad, intervino para que abundara el delito; pero donde abundo el pecado. Sobreabundó la gracia...” (Rm 5, 19-20) El pecado consiste en cerrar el corazón a la buena noticia que es Jesús y despreciar la salvación que él nos trae gratuitamente. Es una acto de desamor a Dios, que nos regala la vida, es darle la espalda al que nos ama incondicionalmente. Por el pecado nos separamos de Dios, no podemos experimentar su amor y la vida abundante que Jesús nos da “Todos pecaron y todos están privados de a gloria de Dios” (Rm 3, 23) COMPARTIR LEER LUCAS 15, 11-32 1. QUÉ MENSAJE NOS DEJA ESTA LECTURA CON RELACIÓN AL PECADO? 2. QUE ACTITUD ESPERA DIOS DE NOSOTROS TODOS LOS DIAS? 3. ESTOY VIVIENDO A ESPALDAS DE DIOS? 4. QUÉ PECADOS NOS ESTAN AFECTANDO MÁS COMO CRISTIANOS EN ESTA SOCIEDAD?
  • 15. 15 Se puede decir que el pecado del ser humano se debe al mal uso de su libertad, y aún ante la desobediencia, Dios lo sigue amando inmensamente y lo quiere perdonar. Dios nos perdona nuestras faltas porque su amor es verdadero e incondicional El nos invita a que seamos como el “hijo pródigo” que después de sus pecados se levantó y volvió al Padre (Lc 15, 18) Dios no nos deja solos nos da la fuerza necesaria para seguir luchando y alcanzar la felicidad y la gracia “Todo lo puedo en aquel que me conforta” (Fil 4, 13) y esta es una buena noticia, saber y darnos cuenta que nuestra vida es valiosa y que por medio de Cristo se nos devuelve la gracia, se nos perdonan nuestros pecados y estrechamos nuevamente una intima relación con Dios. También tenemos que estar concientes que nuestros actos no solamente nos afectan a nosotros mismos, muchas veces también les hacemos daño a las personas que viven con nosotros o que están a nuestro alrededor por lo que tenemos que luchar por que cada día seamos personas nuevas reconciliadas con el Padre y lograr así la construcción del Reino, y que este sea un mundo mejor. El amor que Dios nos tiene es incalculable, es capaz de perdonarnos día con día todos nuestros actos de desobediencia y rebeldía. Nos invita continuamente a que volvamos a El con un corazón limpio y nos espera con los brazos abiertos. COMPARTIR 1. QUE ES LO QUE CADA UNO DE NOSOTROS HACE, QUE NOS SEPARA DEL AMOR DE DIOS? 2. COMO ES MI RELACION CON DIOS EN ESTE MOMENTO? 3. COMO ES MI RELACION CON LOS DEMAS? “EL AMOR NO CONSISTE EN QUE NOSOTROS HAYAMOS AMADO A DIOS SINO EN QUE EL NOS AMO A NOSOTROS Y ENVIO A SU HIJO COMO VICTIMA POR NUESTROS PECADOS” (1 JN 4, 10)
  • 16. 16 ORACIÓN Oh Dios de gran misericordia, que te dignaste enviarnos a tu Hijo Unigénito como el mayor testimonio de tu amor y misericordia, tú no rechazas a los pecadores sino que también a ellos has abierto el tesoro de tu infinita misericordia, concédenos Padre que todos los corazones se dirijan con confianza a tu infinita misericordia y nos concedas tu paz y tu perdón. Por Jesucristo nuestro Señor. AMÉN COMPROMISO DIOS TE AMA CON TUS VIRTUDES Y TUS DEFECTOS. EL TE HACE LA INVITACIÓN A QUE SEAS FELIZ. TODOS LOS DIAS TE BRINDA LA OPORTUNIDAD A QUE TE RECONCILIES CON EL Y CON TUS HERMANOS QUE TENGAS UNA VIDA NUEVA LLENA DE GRACIA... ES HORA QUE HAGAS TU COMPROMISO DE LA SEMANA. A QUE TE COMPROMETES?
  • 17. 17 TEMA 4: VENID A MI LOS QUE ESTAN CANSADOS Y AGOBIADOS MT 11, 28-30 CRISTO VIVO OBJETIVOS 1. Tener un encuentro cercano con Cristo vivo. 2. Experimentar que Cristo esta vivo y camina con nosotros. ORACIÓN Acudí esta mañana a la oración Donde puedo encontrarte. Siempre nos esperas con amor y esperas que depositemos esas cargas tan duras y pesadas que sólo tu nos puedes ayudar a cargar. Tu escuchaste mis quejas, mis angustias, no podía más, me sentía impotente tu me dijiste, “se humilde y paciente yo estoy aquí a tu lado”. Gracias, Señor porque tu eres el que me conforta. AMÉN. INTRODUCCIÓN Todos los días escuchamos las noticias, vemos en la calle o nos pasan a nosotros mismos experiencias difíciles, tenemos problemas en nuestra casa, en el trabajo, dificultades que nos hacen sentir débiles, angustiados y que no podemos más, Jesús nos trae una esperanza de vida, una luz para que no nos sintamos solos y que nuestras aflicciones sean leves.
  • 18. 18 San Alfonso Maria de Ligorio dice: “has bajado del cielo para ser nuestro amigo y compañero”. Si, Dios envía a su hijo Jesucristo para que tome la condición humana para que pueda comprender las dificultades y angustias que todos experimentamos en nuestro diario vivir y que por medio de Él recibamos el apoyo y el amor que necesitamos para seguir adelante. COMPARTIR: LEER MT 11, 28-30 1. QUE TE DICE ESTA LECTURA? 2. EN TU VIDA AGITADA, EN TUS CARGAS PESADAS, EN TUS PROBLEMAS, QUE TE DICE JESUS HOY? Leemos en este texto que Jesús se dirige a los afligidos a los agobiados, les habla a los pobres, a los oprimidos por una carga pesada a las personas que se sienten agobiadas con las preocupaciones de la vida social y les anuncia un mensaje de liberación y en esto consiste la propuesta de Jesús: en asumir la libertad como un camino de realización humana que nos conduce hacia Dios. Para la sociedad en la que vivió Jesús, así como en la nosotros vivimos, el descanso es una verdadera bendición divina después de una larga jornada, la carga del trabajo semanal nos deja cansados y el día de reposo nos permite reconstruir los lazos de afecto con Dios, con nuestras familia y con nosotros mismos. Jesús convoca a todos los abatidos, a las personas agobiadas por todo lo que acontece en nuestra sociedad y en nuestras vidas y nos propone la libertad. Pero esta libertad nos exige humildad y responsabilidad, es decir, honestidad personal y capacidad de diálogo y tolerancia. Como podemos explicar esto? Un ejemplo de nuestra vida cotidiana: Cuentan que en cierta oportunidad iba un hombre caminando y se encontró que había un granjero labrando con un par de bueyes. Cuando los vio de alguna manera se sorprendió, porque uno era enorme y el otro un pequeño novillo. Este buey destacaba sobre el pequeño novillo que trabajaba con él. El hombre estaba sorprendido y perplejo de ver un granjero tratando de arar con dos animales tan desiguales en el yugo y le entró curiosidad y se detuvo le dijo, ‘Quiero que te des cuenta de algo. ¿Ves la manera como esas huellas están enganchadas al yugo? Observarás que el buey grande esta halando todo el peso. Ese buey pequeño esta atado al yugo pero realmente no esta halando ningún peso?
  • 19. 19 Esto es lo que Jesús nos ofrece El toma la carga más pesada y nos hace la nuestra más liviana y no nos da cargas mayores a la que podamos soportar. Cuando nos resultan demasiado duras y difíciles es porque hemos decidido caminar solos, creemos que somos autosuficientes y que no necesitamos de El. Por eso también nos invita a que seamos tolerantes y humildes de corazón, hace un llamado “vengan” es una invitación para todos, para aquellos que no tienen o no conocen al Señor, es el equivalente a una llamada a creer en Él y para aquellos que ya son creyentes, es un llamado a seguirle como un discípulo comprometido; es una llamada a volver completamente sus vidas hacia El. ¿Como podemos someternos al yugo del Señor ? La respuesta esta en el “aprende de mí.” Siendo tolerantes y humildes de corazón pero principalmente teniendo una unión vital con Jesús que nos permite la caridad que es la realización del Reino de Dios en el mundo, es hacer vida con nuestras vidas a Jesús. Para llegar a ser fieles discípulos del Señor hemos de pedir incesantemente que nos dé un corazón semejante al suyo, para que logremos experimentar un Cristo vivo en medio de tantos males que actualmente tiene la humanidad, El amor de Cristo es incomparable y su compasión por nosotros no se detiene y nos lo demuestra todos los días en cada segundo de nuestras vidas. COMPARTIR: LEER LA SIGUIENTE HISTORIA Huellas en la Arena Autor: desconocido Una noche tuve un sueño... soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida. Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor. Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena. Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, Tu me
  • 20. 20 dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo, a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida, había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tu me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba". Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: "Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos". 1. DE QUE ESTAMO CANSADOS? 2. QUE LE QUIERES DECIR TU A DIOS EN ESTE MOMENTO? ORACIÓN Te doy gracias, Señor, de todo corazón Contando todas tus maravillas; Quiero festejarte y celebrarte Cantando en tu honor, Altísimo. El Señor es un refugio para el oprimido, Un refugio en momentos de peligro; Los que reconocen tu Nombre confían en ti, Porque no abandonas A los que te buscan, Señor. AMÉN COMPROMISO ABRE TU CORAZÓN Y DILE A JESÚS A QUE TE QUIERES COMPROMETER SABIENDO QUE ÉL ES TU FORTALEZA, SABIENDO QUE ES ÉL QUIEN TE ACOMPAÑA EN ESTE PEREGRINAR SOBRE LA TIERRA.
  • 21. 21 TEMA 5: TESTIMONIO DE ESTE ENCUENTRO VIVO “HEMOS ENCONTRADO AL MESIAS” (Jn 1, 41) OBJETIVOS: 1. Tener un encuentro personal con Jesús el Mesías. 2. Invitar a los participantes a interiorizar el mensaje de Cristo para encontrarlo. ORACIÓN Tu, mi amigo Jesús, me Invitaste un día, a conocerte más, a vivir mejor tu Palabra, a llenar ese vacío En mi vida y a transformarme. Me sentí feliz! Dios que me ama tanto, y Sólo yo me había alejado, Me hablaste de una manera muy especial, pedí perdón dispuesta a luchar por permanecer a tu lado y a ser mejor cada día. Te amo Jesús. AMÉN INTRODUCCIÓN En la catequesis anterior Jesús hace un llamado y abre sus brazos para recibirnos como verdaderos hijos de Dios nos da una luz de esperanza dentro de este mundo lleno de oscuridad. En esta catequesis nos invita a que tengamos un verdadero encuentro con Él.
  • 22. 22 A través de la historia hemos conocido personas que han tenido una experiencia de un verdadero encuentro con Cristo, podemos mencionar a San Pablo, San Agustín de Hipona, más en nuestro tiempo a Juan Pablo II, la madre Teresa de Calcuta, personas que con su testimonio de vida han hecho vida el Evangelio. Todas estas personas nos han enseñado que se puede vivir de a cuerdo con las enseñanzas de Jesús. En nuestra realidad es decir, en nuestro país y más cercano aún vemos personas que sin duda alguna también dan testimonio de vida; algunos religiosos como monseñor Juan José Gerardi, el padre Hermógenes pero también laicos, personas de nuestras comunidades que con su ejemplo de vida nos dan una verdadera catequesis. COMPARTIR 1. EXISTEN PERSONAS EN TU COMUNIDAD QUE DAN TESTIMONIO DE UN ENCUENTRO CON JESUCRISTO? 2. QUE TIENEN ESTAS PERSONAS DE DIFERENTE? COMO ES SU FORMA DE VIDA? Tener un encuentro verdadero con Cristo no es algo casual, es experimentar de forma personal el inmenso amor que Cristo tiene para cada uno de nosotros, es darnos cuenta que Dios ha puesto los ojos en ti y en mi porque nos ama, es dejarnos llevar hasta Jesucristo y dejarnos abrazar por El. Es descubrir que el amor es Jesucristo. Cuando vemos que detrás de cosas pequeñas esta Dios y que detrás de cosas grandes también esta Dios en ese momento podemos decir que “hemos encontrado al Mesías”. Juan el bautista fue preparando el camino para cuando el Mesías el Hijo de Dios llegara, y en aquel momento hombres sencillos y humildes estaban a la espera de esa buena noticia. COMPARTIR: LEER JUAN 1, 38-41
  • 23. 23 Jesús fija la mirada en los que le seguían, eran hombres sencillos. Andrés y Simón en quienes se manifiesta la búsqueda del cumplimiento de las profecías, que era parte esencial de la fe del Antiguo Testamento. Israel esperaba al Mesías prometido, Andrés y Simón estaban a la espera de ese Mesías del que Juan el bautista había ido preparado el camino. La mirada de Jesús toca sus corazones y sienten el deseo de estar con El. Jesús enciende una llama en ellos, «Sol que viene del cielo, para iluminar a los que yacen en las tinieblas» (cf. Lc 1,78-79), y, mocionados, sienten la necesidad de comunicar lo que han contemplado y vivido a los primeros que encuentran a su paso: «¡Hemos encontrado al Mesías!» (Jn 1,41). Lo que habían estado esperando y buscando lo han encontrado. Algo importante en la vida cristiana es dejarse mirar por Jesús, estar con El, para luego anunciarlo así como lo han hecho los discípulos, los santos y aquellas personas que manifiestan estar enamorados de Dios y que han hecho vida con su ejemplo y testimonio de vida que Dios habita en cada uno de ellos. COMPARTIR: LEER ESTA HISTORIA Y LUEGO COMPARTIR LA LIEBRE Y EL TIGRE Un día dando un paseo por el monte, un joven vio sorprendido que una pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido, el cual no podía valerse por sí mismo. Le impresionó tanto al ver este hecho, que regresó al siguiente día para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetía: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre. Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta. Admirado por la solidaridad y cooperación entre los animales, se dijo: - "No todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas".
  • 24. 24 Y decidió hacer la experiencia. Se tiró al suelo, simulando que estaba herido y se puso a esperar que pasara alguien y le ayudara. Pasaron las horas, llegó la noche y nadie se acercó en su ayuda. Estuvo así durante todo el otro día y ya se iba a levantar, mucho más decepcionado, con la convicción de que la humanidad no tenía el menor remedio, sintió dentro de sí todo el desespero del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, su corazón estaba devastado, sí casi no sentía deseo de levantarse, entonces allí, en ese instante, lo oyó... una voz, muy dentro de él le dijo: - "Si quieres encontrar a tus semejantes, si quieres sentir que todo ha valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad, para encontrar a tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente se la liebre". 1. QUE MENSAJE TE DEJA ESTA HISTORIA? 2. CON QUE PERSONAJE TE IDENTIFICAS CON LA LIEBRE O EL TIGRE? COMPROMISO SIENTES QUE HAS ENCONTRADO EN TUS SEMEJANTES AL MESIAS? QUIERES HACERLO VIDA? SI HAS RESPONDIDO QUE SI, COMO LO HARÁS?
  • 25. 25 ORACIÓN IRRADIANDO A CRISTO Oh, amado Jesús. Ayúdame a esparcir Tu fragancia por donde quiera que vaya. Inunda mi alma con Tu Espíritu y Vida. Penetra y posee todo mi ser tan completamente, que mi vida entera sea un resplandor de la Tuya. Brilla a través de mi y permanece tan dentro de mi, que cada alma con que me encuentre pueda sentir Tu presencia en la mía. ¡Permite que no me vean a mi sino solamente a Jesús! Quédate conmigo y empezaré a resplandecer como Tú, a brillar tanto que pueda ser una luz para los demás. La luz oh, Jesús, vendrá toda de Ti, nada de ella será mía; serás Tú quien resplandezca sobre los demás a través de mi. Brillando sobre quienes me rodean, permíteme alabarte como más te gusta. Permíteme predicarte sin predicar, no con palabras sino a través de mi ejemplo, a través de la fuerza atractiva, de la influencia armoniosa de todo lo que haga, de la inefable plenitud del amor que existe en mi corazón por Ti. AMÉN. MADRE TERESA DE CALCUTA
  • 26. 26 “COMPROMISO ANTE LA COMUNIDAD” En el Evangelio de San Juan 6, 67-68 encontramos la cita: “Jesús preguntó a los doce ¿ustedes también quieren dejarme? Pedro contestó: “Señor, a quien iríamos, tu tienes palabras de vida eterna.” En nuestro caminar de cristianos nos pedemos desanimar, desmotivar y cansarnos de ser perseverantes en la fe, esta pregunta del evangelio Jesús nos la hace también a nosotros ¿ustedes también quieren dejarme? Y la respuesta se la tenemos que dar cada uno de nosotros con nuestras acciones y actitudes. Hoy vamos a comprometernos firmando este catecismo cada uno de nosotros delante de la comunidad. Con esta firma me estaré comprometiendo a seguir adelante a pesar de las dificultades que tenemos. Que el Señor en este momento te dé la capacidad necesaria para comprometerte con tu comunidad.
  • 27. 27 YO, ____________________________________________________ ME COMPROMETO ANTE LA COMUNIDAD A PERSEVERAR Y CONTINUAR EN ESTE CAMINO A PESAR DE TODAS LAS DIFICULTADES. FIRMA __________________________ ___________________DE ____________________DEL 20________
  • 28. 28 TEMA 6: CONVERSION, CONSECUENCIA DEL ENCUENTRO CON JESUCRISTO (I PARTE) « Arrepentíos, pues, y convertíos » (Hch 3, 19) OBJETIVOS: 1. Reconocer que la verdadera conversión se realiza mediante el encuentro vivo y personal con Jesucristo que nos lleva a un cambio de actitudes. 2. Descubrir que la conversiones un proceso en el que hay que perseverar. ORACIÓN Vuelve tu mirada hacia nuestra miseria, Y renueva en nosotros la salud y la vida: ¡Oh Cristo, perdón de Dios al hombre! También nosotros te buscamos y nos Esforzamos por llegar a Ti Mira nuestra miseria y compadécete de nosotros. Tú puedes renovarlo todo en el perdón. Somos conscientes de que necesitamos Tener un encuentro vivo y personal contigo, Para sanar nuestra incredulidad, No permitas que nos apartemos de ti y Míranos siempre con misericordia, para Que reconozcamos tu amor. AMEN. DESARROLLO DEL TEMA URGENCIA DEL LLAMADO A LA CONVERSIÓN En muchos momentos de nuestra vida el Señor nos ha dicho: « El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva » (Mc 1, 15). Estas palabras de Jesús, con las que comenzó su ministerio en Galilea, deben seguir resonando en los oídos de todos, invitan a
  • 29. 29 responder con prontitud a Cristo con una conversión personal más decidida y, al mismo tiempo, estimulan a una fidelidad evangélica cada vez más generosa. La exhortación de Cristo a convertirse resuena también en la del Apóstol: « Es ya hora de levantaros del sueño, que la salvación está más cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe » ( Rm 13, 11). El encuentro con Jesús vivo, mueve a la conversión. Para hablar de conversión, el Nuevo Testamento utiliza la palabra metanoia, que quiere decir cambio de corazón porque primero está la transformación interior realizada por Dios, para luego cambiar de vida, de actitudes, de comportamientos, de actuar con obras proyectándose al compromiso de transformar el mundo. Diríamos entonces que conversión es el cambio del corazón y de mentalidad. No se trata sólo de un modo distinto de pensar a nivel intelectual, sino de la revisión del propio modo de actuar a la luz de los criterios evangélicos. A este respecto, san Pablo habla de « la fe que actúa por la caridad » ( Ga 5, 6). Por ello, la auténtica conversión debe prepararse y cultivarse con la lectura orante de la Sagrada Escritura y la recepción de los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía. La conversión conduce a la comunión fraterna, porque ayuda a comprender que Cristo es la cabeza de la Iglesia, su Cuerpo místico; mueve a la solidaridad, porque nos hace conscientes de que lo que hacemos a los demás, especialmente a los más necesitados, se lo hacemos a Cristo. La conversión favorece, por tanto, una vida nueva, en la que no haya separación entre la fe y las obras en la respuesta cotidiana a la universal llamada a la santidad. Superar la división entre fe y vida es indispensable para que se pueda hablar seriamente de conversión. Para ser verdadero discípulo del Señor, el creyente ha de ser testigo de la propia fe, pues « el testigo no da sólo testimonio con las palabras, sino con su vida » Hemos de tener presentes las palabras de Jesús: « No todo el que me diga: "Señor, Señor", entrará en el Reino de los Cielos, sino el que haga la voluntad de mi Padre celestial » ( Mt 7, 21). La apertura a la voluntad del Padre supone una disponibilidad total, que no excluye ni siquiera la entrega de la propia vida: « El máximo testimonio es el martirio; es decir: dispuestos a entregar la vida. COMPARTIR: LEER Hch, 3, 19 1. SEGÚN LO QUE HAN REFLEXIONADO EN ESTE TEMA A QUE TE INVITA ESTE VERSÍCULO DE LA BIBLIA? 2. CUAL ES TU ESTILO DE VIDA? QUE DEBES CAMBIAR?
  • 30. 30 DIMENSIÓN PERSONAL Y SOCIAL DE LA CONVERSIÓN La conversión no es completa si falta la conciencia de las exigencias de la vida cristiana personal y comunitaria, y si no se pone esfuerzo en llevarlas a cabo. A este respecto, los Padres sinodales han señalado que, por desgracia, « existen grandes carencias de orden personal y comunitario con respecto a una conversión más profunda y con respecto a las relaciones entre los ambientes, las instituciones y los grupos en la Iglesia ».(Sínodo de los Obispos no.703 ) « Quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve » (1 Jn 4, 20). La caridad fraterna implica una preocupación por todas las necesidades del prójimo. « Si alguno que posee bienes de la tierra, ve a su hermano padecer necesidad y le cierra su corazón, ¿cómo puede permanecer en él el amor de Dios? » ( 1 Jn 3, 17). Por ello, convertirse al Evangelio para el Pueblo cristiano que vive en América, significa revisar « todos los ambientes y dimensiones de su vida, especialmente todo lo que pertenece al orden social y a la obtención del bien común » De modo particular convendrá « atender a la creciente conciencia social de la dignidad de cada persona y, por ello, hay que fomentar en la comunidad la solicitud por la obligación de participar en la acción política según el Evangelio » No obstante, será necesario tener presente que la actividad en el ámbito político forma parte de la vocación y acción de los fieles laicos. Estas palabras de los Obispos Sinodales, reflejan claramente la dimensión personal y comunitaria que tiene la conversión. CONVERSIÓN PERMANENTE Con frecuencia se oye decir a las personas cuando van a un retiro, asisten a una plática o participan de un congreso espiritual "Ya estoy convertido". La conversión no es de un momento, ni se logra inmediatamente, constituye más bien un proceso valiente y decidido que se va consiguiendo mediante un encuentro vivo y personal con Jesucristo en cada momento y circunstancia de nuestra vida. La conversión en esta tierra nunca es una meta plenamente alcanzada: en el camino que el discípulo está llamado a recorrer siguiendo a Jesús, la conversión es un empeño que abarca toda la vida. Por otro lado, mientras estamos en este mundo, nuestro propósito de conversión se ve 3 Ver anexo 3
  • 31. 31 constantemente amenazado por las tentaciones. Desde el momento en que « nadie puede servir a dos señores » ( Mt 6, 24), el cambio de mentalidad (metanoia) consiste en el esfuerzo de asimilar los valores evangélicos que contrasta con las tendencias que dominan en el mundo. Es necesario, pues, renovar constantemente « el encuentro con Jesucristo vivo », camino que, como han señalado los Padres sinodales, « nos conduce a la conversión permanente » COMPARTIR: Cambio de ojos Una historia que nos enseña a cambiar nuestro necio corazón Un día un científico había encontrado la manera de realizar transplantes de córneas, a partir de unas síntesis de ADN, de manera que los ciegos podrían ver. Este hombre era un poco extraño y amaba por igual a los animales que a las personas; por ello, sus investigaciones entrelazaban los zoológico y lo antropológico. Después de haber anotado cuidadosamente sus hallazgos en una bitácora médica, que suponía largas y agotadores jornadas de investigación e interminables noches de insomnio, el científico quedo vencido por el sueño sobre su escritorio. El doctor escuchó que tocaban a su puerta, se levantó y abrió la puerta. No había nadie. Nadie de su tamaño, pero había alguien. ¿Quién? Una hormiga, apoyada sobre su bastón. La hormiga le dijo: - "Por favor, dicen mis amigas que usted puede devolverme la vista, y estoy aquí dispuesta a que me opere para poder ver". El científico sorprendido se dispuso a operar, cuando escuchó de nuevo que tocaban la puerta. Se dirigió a ella y era un hombre que había perdido la vista en una guerra. Este le dijo: - "Me he enterado que usted a logrado realizar trasplantes de córnea y que incluso a logrado poner ojos de animales a los hombres, así que estoy a sus pies implorando que me opere y me regrese la visión".
  • 32. 32 El doctor lo hizo pasar al quirófano junto a la hormiga ya anestesiada. Intervino a ambos, y esperó los resultados. Al despertar la hormiga, pego un grito de emoción: - "Puedo ver, puedo ver ¡Milagro! ¡Milagro! Y emocionada saltó de la camilla y cogió camino. Luego despertó el hombre y grito: - "¡Oh, Dios mío, puedo ver, era cierto, era cierto! Se dirigió a la puerta y salió emocionado. El doctor sintió que había hecho una buena obra y descansó. Al cabo de unos días, un tropel de hormigas amenazaba con destruir su laboratorio y una familia enfurecida amenazaba con demandarlo. ¿Qué había sucedido? La reina de las hormigas dijo: - Permítame agradecerle doctor lo que realizó en mi hija, ella es la heredera al trono, pero queremos que le regrese su ceguera. Desde que regresó, mira con ojos de gigante. Ve gigantes los defectos de sus hermanos y hermanas, me desprecia y me considera una madre despreciable, digna de reproche por mis limitaciones; ve a su pueblo con ojos desproporcionados, en ellos sólo ve quejas, flojeras, malas intenciones, traiciones, ambiciones y eso la ha llenado de amargura, de desprecio por los demás y por la vida, regrésenosla ciega por favor. Por su parte, la familia del hombre le dijo: - Por favor, denos a nuestro hermano nuevamente ciego, desde que regreso, todo lo ve pequeño, se a llenado de arrogancia, de ingratitud, de engreimiento y soberbia altanera. Para él no significa nada el tiempo que le cuidamos, ve relativo y pequeño el que su padre se despulmone trabajando para que él estudie, se vista y coma. Para él no significa nada que su madre deje escapar la vida día a día por lavarle su ropa, alistar sus camisas, tener a tiempo la comida en la mesa. El amor, la amistad, el perdón, todo eso es pequeño, es ínfimo, es relativo; ¡Dénoslo ciego, por favor, regrésenoslo ciego! El científico se propuso investigar lo que había hecho, creyó que se habían contaminados sus muestras de ADN de hormiga, con las de ADN humano. El doctor hizo un hallazgo sorprendentemente aterrador. La contaminación de ADN no fue en su laboratorio, fue miles de años atrás, en el gran
  • 33. 33 laboratorio de la vida. Los hombres quisieron ser lo último, quisieron ser Dios. Desde entonces, tienen una tendencia defectuosa en su visión, ella agiganta los defectos de los semejantes, ve enorme los defectos y gigantes los vicios de los demás; a ese problema le llamó gigantismo miópico, ya que de cerca sólo ve lo malo de las personas y lo bueno lo ve turbio distante o no lo ve. La tendencia de ver pequeño todo lo bueno, y relativo todo lo noble de las personas y empequeñecer las virtudes y cualidades, la llamó hipermetropía hormiguista, ya que de largo ve bien los defectos ajenos y aunque tenga pegados a sus narices lo bueno, no lo logra distinguir, ver ni valorar. Dos defectos en una misma córnea. El doctor descubrió que se necesita más que una cornea para que el ser humano vea bien: ¡Necesita un cambio en la manera de ver! Y esa operación exige un cambio de corazón, y esa operación sólo Dios la hace. 1. QUE MENSAJE TE DEJA ESTA HISTORIA? 2. NECESITAMOS UN CAMBIO DE OJOS TAMBIEN NOSOTROS? 3. QUE DEBEMOS MEJORAR EN NUESTRAS VIDAS? ORACIÓN Señor Jesús, hoy mi vida Ha cambiado de rumbo Iba por un camino equivocado Tu me ayudaste a cambiar de ruta. Conocernos mi Dios es difícil, pero tú me iluminaste las cosas que debía cambiar, para ser de tu agrado. Hoy solo te pido me ayudes a ser constante en tu amor y yo se que tu me darás la gracia para cambiar lo que te desagrada de mí. Gracias Jesús, AMÉN
  • 34. 34 TEMA 7: CONVERSION, CONSECUENCIA DEL ENCUENTRO CON JESUCRISTO (II PARTE) « Arrepentíos, pues, y convertíos » (Hch 3, 19) ORACIÓN Te adoro, Dios mío, y te amo de todo corazón. Te doy gracias por haberme creado, Perdóname el mal que hoy he cometido y acepta el bien que haya podido hacer. Protégeme líbrame de todo peligro. Y permíteme seguir caminando en tu sendero Dame la perseverancia y la fe necesarias para Ser parte de la construcción de tu reino Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMÉN Continuamos con la catequesis de la semana anterior seguiremos reflexionando acerca de la conversión, un cambio radical en nuestras vidas. ACCIÓN DEL ESPÍRITU SANTO PARA CONSEGUIR UN NUEVO ESTILO DE VIDA La auténtica conversión se consigue mediante dos acciones: Por una parte la seguridad de la acción del Espíritu Santo y por otra la acción decidida de la persona para conseguir un estilo nuevo de vida. A todos se nos exige tener una espiritualidad de vida y asumirla generosamente para entrar en el camino de la conversión. Esta espiritualidad como dicen los Obispos Sinodales, nos lleva a la meta que es la conversión y se entiende no « una parte de la vida, sino la vida toda guiada por el Espíritu Santo. Entre los elementos de espiritualidad que todo cristiano tiene que hacer suyos sobresale la oración. Ésta lo conducirá poco a poco a adquirir una mirada contemplativa de la realidad, que le permitirá reconocer a Dios siempre y en
  • 35. 35 todas las cosas; contemplarlo en todas las personas; buscar su voluntad en los acontecimientos. La oración tanto personal como litúrgica es un deber de todo cristiano. « Jesucristo, evangelio del Padre, nos advierte que sin Él no podemos hacer nada (cf. Jn 15, 5). Él mismo en los momentos decisivos de su vida, antes de actuar, se retiraba a un lugar solitario para entregarse a la oración y la contemplación, y pidió a los Apóstoles que hicieran lo mismo. A sus discípulos, sin excepción, el Señor recuerda: « Entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto » ( Mt 6, 6). Esta vida intensa de oración debe adaptarse a la capacidad y condición de cada cristiano, de modo que en las diversas situaciones de su vida pueda volver siempre a la fuente de su encuentro con Jesucristo para beber el único Espíritu ( 1 Co 12, 13) La espiritualidad cristiana se alimenta ante todo de una vida sacramental asidua, por ser los Sacramentos raíz y fuente inagotable de la gracia de Dios, necesaria para sostener al creyente en su peregrinación terrena. Esta vida ha de estar integrada con los valores de su piedad popular, los cuales a su vez se verán enriquecidos por las prácticas sacramentales y libres del peligro de degenerar en mera rutina. Por otra parte, la espiritualidad no se contrapone a la dimensión social del compromiso cristiano. Al contrario, el creyente, a través de un camino de oración, se hace más consciente de las exigencias del Evangelio y de sus obligaciones con los hermanos, alcanzando la fuerza de la gracia indispensable para perseverar en el bien. Para madurar espiritualmente, el cristiano debe recurrir al consejo de los ministros sagrados o de otras personas expertas en este campo mediante la dirección espiritual, práctica tradicionalmente presente en la Iglesia. Los Padres sinodales han creído necesario recomendar a los sacerdotes este ministerio de tanta importancia. LA SANTIDAD META DE LA CONVERSIÓN. La Sagrada escritura nos recuerda: « Sed santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo » (Lv 19, 2). Este es uno de los puntos centrales de la Constitución dogmática sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II. La santidad es la meta del camino de conversión, pues ésta « no es fin en sí misma, sino proceso hacia Dios, que es santo. Ser santos es imitar a Dios y glorificar su nombre en las obras que realizamos en nuestra vida En el camino de la santidad Jesucristo es el punto de referencia y el modelo a imitar: Él es el Santo de Dios y fue reconocido como tal (cf. Mc 1, 24). Él mismo nos enseña que el corazón de la santidad es el amor, que conduce
  • 36. 36 incluso a dar la vida por los otros (cf. Jn 15, 13). Por ello, imitar la santidad de Dios, tal y como se ha manifestado en Jesucristo, su Hijo, no es otra cosa que prolongar su amor en la historia, especialmente con respecto a los pobres, enfermos e indigentes (cf. Lc 10, 25ss) Jesucristo es camino de santidad a imitar y él mismo nos lo dice: « Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida » (Jn 14, 6). Con estas palabras Jesús se presenta como el único camino que conduce a la santidad. COMPARTIR: LLER ESTA HISTORIA Nunca es demasiado tarde Un testimonio de conversión que habla sobre el sentido salvífico del dolor En 1977 pensaba que era una persona con éxito. Después de todo, poseía el 50% de un negocio muy exitoso. Tenía un doctorado. Estaba casado y tenía tres hijos. Y pensaba que había hecho todo esto con mi propia capacidad y sabiduría. Parecía como si podría lograr hacer cualquier cosa si solamente trabajaba suficientemente duro. Mi conocimiento y la fortaleza de mi voluntad propia, mis títulos y mis éxitos en los negocios eran cosas muy importantes para mí, y los puse delante de cualquier otra cosa. Pero mi hijo de 20 años tenía otras prioridades. Alan trató de compartir conmigo acerca de lo que Jesucristo significaba para él, pero yo estaba convencido que no necesitaba a Jesús. Como ingeniero químico, trato de probar o desaprobar la existencia de Dios, de la igual forma como pruebo reacciones químicas en el laboratorio. La conclusión de este examen había salido sin resultados, así es que ignoré a Dios. Fue entonces cuando Alan se enfermó seriamente y fue llevado al hospital. Su corazón había cesado de latir. Me paré fuera de la sala de emergencia, luchando con el dolor y la angustia que estaba sintiendo, y el sentimiento de ser incapaz de hacer algo. Me di cuenta que no podía hacer nada. Mi hijo estaba luchando entre la vida y la muerte, y no había nada que pudiera hacer al respecto. Ni siquiera sabía cómo rezar. Alan sobrevivió a un arresto cardíaco, pero se quedó en el hospital por un largo tiempo, sufriendo de una infección seria en la cabeza. Me dijo muy dulcemente:
  • 37. 37 - "Sé que es el Plan de Dios. Si el propósito de Dios es que mi sufrimiento te lleve a conocerlo, entonces todo lo que estoy experimentando vale la pena". ¡Estaba asombrado! Junto a su cama, cada día le leía su Biblia. Por primera vez, empecé a aprender lo que la Biblia realmente era. Y empecé a aprender acerca de Jesús. La fe de Alan en Jesús, junto con lo que había leído en la Biblia me hizo entender que Jesús es real. Un mes más tarde, le abrí el corazón a Cristo. Sabía que Dios quería que tuviera una vida con más significado. ¡Alan estaba muy contento cuando le conté acerca de mi conversión! Había orado por mucho tiempo para que su padre pudiera saber acerca de la vida eterna. Tres semanas después Alan entró en coma. Por tres días casi nunca abandoné mi lugar al lado de su cama, hasta que finalmente dejó su vida aquí en el mundo para estar con el Señor. Había esperado con ansia la oportunidad de compartir mi nueva vida con mi hijo. Sé que lo voy a ver de nuevo algún día. A pesar de que estamos apenados, Dios nos dio a mi esposa y a mí una paz y esperanza que sobrepasa todo entendimiento humano. Las cosas viejas han pasado, y las nuevas han llegado. Esto es ahora la verdad de mi vida. Ahora, Dios es primero, en todo. Los principios con los cuales tomo decisiones también han cambiado completamente. Le pido a Dios que me ayude a hacer decisiones correctas en mis negocios y ya no dependo solamente de mi conocimiento. Ed Becker COMPARTIR: LEER 2 Cor 5, 17 1. QUE MENSAJE TE DEJA ESTA LECTURA? 2. COMO LO PUEDES PONER EN PRÁCTICA Y LLEVARLO A TU VIDA?
  • 38. 38 PENITENCIA Y RECONCILIACIÓN MEDIOS DE CONVERSIÓN. La conversión (metanoia), a la que cada ser humano está llamado, lleva a aceptar y hacer propia la nueva mentalidad propuesta por el Evangelio. Esto supone el abandono de la forma de pensar y actuar del mundo, que tantas veces condiciona fuertemente la existencia. Como recuerda la Sagrada Escritura, es necesario que muera el hombre viejo y nazca el hombre nuevo, es decir, que todo el ser humano se renueve « hasta alcanzar un conocimiento perfecto según la imagen de su creador » ( Col 3, 10). En ese camino de conversión y búsqueda de la santidad « deben fomentarse los medios ascéticos que existieron siempre en la práctica de la Iglesia, y que alcanzan la cima en el sacramento del perdón, Sólo quien se reconcilia con Dios es protagonista de una auténtica reconciliación con y entre los hermanos. Ciertamente en el mundo en que vivimos no podernos dejar de pensar en la crisis actual del sacramento de la Penitencia, muchos han perdido el valor de la confesión y ponen pretextos o han sido influenciados por doctrinas contrarias a la fe de la Iglesia Católica y argumentan: Yo me confieso directamente con Dios o en otros casos dicen, para que me voy a confesar con un hombre como yo. La Iglesia nos enseña que en el sacramento de la confesión el penitente obtiene una experiencia de amor de Dios que nos perdona, porque nos ama. En consecuencia no es el Sacerdote el que perdona, es Dios mismo por medio de Jesucristo que se desborda de amor y nos reconciliamos con él y con nuestros hermanos. El camino de conversión nos lleva pues a vivir y experimentar de una manera mucho más visible la acción amorosa de Dios que nos perdona. ORACIÓN Señor, por tu gran bondad déjame entrar en tu casa. Gustad y ved qué bueno es el Señor, dichoso el que se acoge a él. Que bueno eres, Señor, para el honrado y para los limpios de corazón. Tú eres bueno y haces bien, instrúyeme en tus leyes. Tú, Dios nuestro, das el pan a tus amigos mientras duermen. Grande es tu ternura, Señor, con tus mandatos dame vida.
  • 39. 39 Como un padre siente ternura por sus hijos, siente el Señor ternura por sus fieles. Señor, tú me cubres con tu palma. Sálvame por tu misericordia Señor, tú amas la justicia y el derecho, y tu misericordia llena la tierra. Señor, por tu misericordia, sáname, ten compasión de mí, Misericordia, Dios mío por tu bondad. Tú eres bueno y perdonas y eres misericordioso con los que te invocan Tú, Señor, eres compasivo, paciente y misericordioso. El Señor es mi apoyo: me libró porque me ama. AMÉN COMPROMISO: QUIERES ENTRAR EN EL CAMINO PERMANENTE DE LA CONVERSIÓN? QUE COMPROMISO QUIERES HACER HOY CON EL SEÑOR? “DAD, PUES, FRUTO DIGNO DE CONVERSIÓN”... Mateo 3,8
  • 40. 40 TEMA 8: LA MUERTE DE JESÚS Todo está Cumplido (Jn 19,30) OBJETIVO: 1. Presentar la muerte de Jesús como fiel cumplimiento de la voluntad al Padre y acción salvífica. ORACIÓN Más allá de las palabras, Hoy nos instruyes y nos muestras en verdad, ¡Oh Cristo que mueres por nosotros! Cuan cercano estas siempre Del sufrimiento injusto e inocente. Más allá de las palabras, En este silencio de entrega voluntaria. Hoy nos propones, Señor de la vida, Conquistar esa vida a través de la donación. Que tu silencio poderoso y elocuente Mantenga viva en nuestra mente, En nuestro corazón y en nuestro camino El deseo de compartir tu entrega por amor. Y nos acerque a todo sufrimiento, A nuestra propia miseria y dolor personal Con renovada fe y con encendida esperanza: ¡El amor vencerá a la muerte! AMÉN LA MUERTE DE JESÚS El acto de la crucifixión era terrible. Varios hombres intentaban inmovilizar al reo. Uno en cada brazo y otro en las rodillas.
  • 41. 41 “Llegaron al lugar llamado Gólgota, esto es, lugar del Calvario” . Jesús está exhausto, le queda poca vida por causa de tanto dolor en el cuerpo y en el alma. Pero sigue firme, no se queja. Alrededor de Él hay griterío. Gritan los ladrones en su desesperación. Gritan los soldados en su triste tarea. Gritan los que odian a Jesús. Todos gritan y el cielo calla sin descargar el castigo a los culpables. Jesús calla y reza. Pronto sabremos el contenido de sus pensamientos y oraciones. ”Y le dieron a beber vino mezclado con hiel; y, una vez probado, no quiso beber”(Mt). Estas bebidas intentaban paliar algo el dolor de los crucificados; eran como un anestésico y un calmante. Los ladrones lo beben a grandes tragos, como intentando acallar el dolor que se les avecina, un dolor absurdo, un dolor terrible, un dolor sin esperanza. Pero Jesús no bebe. No quiere que disminuya en nada el dolor. Quiere apurar ese cáliz. Para Él sí tiene sentido lo que está ocurriendo. Es un sacrificio de expiación. El dolor y la muerte entraron en el mundo por el primer pecado, ahora pasando por ellos se vence a la causa que es el pecado. Sacrificio doloroso, sacrificio salvador. Dolor convertido en expresión del amor más grande, el que ama a todos sin excepción. El acto de la crucifixión era terrible. Varios hombres intentaban inmovilizar al reo. Uno en cada brazo y otro en las rodillas. Un cuarto tomaba el clavo lo colocaba sobre las muñecas y con golpes fuertes y diestros atravesaba la carne y todos los tejidos y adhería la mano a la madera. Los pies se colocaban uno sobre otro, y de nuevo con un clavo más largo los atravesaban pegándolos a la cruz. Luego se levantaba la cruz y el cuerpo quedaba pendiente solamente de los tres clavos. Todo el cuerpo se desplomaba. Los gritos de dolor se atenuaban por la dificultad para respirar. EL SUFRIMIENTO DE JESÚS La crucifixión de los dos ladrones fue dura, eficaz, cargada de luchas y de insultos. Cuando llegan a Jesús, los soldados ven con sorpresa que no se defiende. Intentan sujetarle, pero no ofrece resistencia. Se tiende en el madero y extiende sus brazos. Es el Sacerdote eterno que abre sus brazos para abarcar a todos los hombres de todos los tiempos que necesitan misericordia para no incurrir en el castigo. Desde el cielo el Padre eterno observa el amor del justo y une su dolor al dolor del Verbo, al dolor del Hijo. El Espíritu Santo actúa en la voluntad humana de Jesús impulsándole al sacrificio. El tiempo se detiene en el acto más sagrado de la historia de los hombres, aunque esté envuelto por tanta ignominia. Se está mostrando un amor divino y humano que son superiores a todos los dolores imaginables que
  • 42. 42 los hombres puedan nunca seguir. Cuando el primer clavo atraviesa la mano derecha en el lugar preparado en el madero todo el cuerpo se retuerce, y Jesús contiene con dificultad un lamento que sale de su cuerpo atormentado. Después estiran la mano izquierda para que coincida en el agujero del otro lado, y se repite el fuerte martilleo que taladra el cuerpo y el alma de Jesús. Cruzan los pies apoyándose en las rodillas y los atraviesan de un golpe certero. Todo el cuerpo se arquea como la cuerda de un violín. Golpean más, y fijan bien los pies a la cruz. Por fin, lo levantan con gran esfuerzo y el cuerpo queda sujeto por aquellos tres clavos; toda la respiración se hace difícil y asfixiante. La sangre mana de las tres heridas hasta el suelo. Cada respiración, cada palabra, intensifica el dolor. Los músculos se contraen. La mente se nubla por la falta de aire. El calor del mediodía se ceba en los crucificados y las moscas acuden a la sangre sin que nadie pueda apartarlas. Así van a transcurrir aquellas tres interminables horas en las que se consuma el sacrificio perfecto realizado por amor y obediencia. La muerte de Jesús significó una completa obediencia al Padre y un fiel cumplimiento de su voluntad para redimir a la humanidad y liberarnos de la esclavitud del pecado, pues por su sangre hemos sido redimidos COMPARTIR: LEER Jn 19, 17-30 REFLEXIONEMOS ACERCA DE LA MUERTE DE JESÚS. 1. QUÉ NOS DICE LA MUERTE DE JESÚS HOY EN NUESTRAS VIDAS? 2. HOY MUEREN MUCHAS PERSONAS INOCENTES POR LA VIOLENCIA QUE VIVIMOS ¿NO TE PARECE QUE EN LA MUERTE DE ESTAS PERSONAS, MUERE CRISTO TAMBIÉN HOY? 3. PARA QUÉ MURIÓ JESUCRISTO EN LA CRUZ? QUÉ RESPUESTA DEBEMOS DAR A ESTE SIGNO HOY?
  • 43. 43 ORACIÓN Tu paso por nuestra tierra, Hoy en aclamación y gloria, se convertirá de pronto en sendero hacia la muerte, Oh Cristo, cuya pasión ilumina y consuela Todo dolor y toda muerte. Abre nuestros ojos Para contemplar aquella misericordia Que aún en esta hora derramas abundante sobre todos. Haz que toda muerte violenta nos conmueva y acerque al hermano donde tu también estás muriendo en silencio y entrega. Que sepamos morir a nosotros mismos, en aquellas actitudes que prolongan tu muerte, y que siendo fieles como tú, experimentemos el premio de la vida sin fin. AMÉN COMPROMISO CUÁN GRANDE ES EL AMOR DE DIOS QUE ENTREGÓ A SU HIJO POR NOSOTROS... COMO PUEDES TÚ COMO DISCÍPULO DE JESÚS ENTREGAR UN POCO DE ESE AMOR? CUAL ES TU PROPÓSITO PARA ESTA SEMANA?
  • 44. 44 TEMA 9: RESUCITÓ, ALELUYA (Marcos 16,9) OBJETIVO 1. Presentar la Resurrección de Cristo como fundamento de nuestra fe y de la vida Cristiana que nos lleva a vivir la alegría de nuestra propia resurrección. ORACIÓN En tu Resurrección, Oh Cristo, Has renovado la vida de todo hombre… Más allá de nuestro alcance, Has realizado la obra de la salvación Mediante el dolor y la donación… Ahora te reconocemos presente, Como fundamento de la Iglesia: A ti, piedra rechazada por todos, Elevada hoy por el Padre de los cielos. Conduce, pues, el crecimiento de nuestra fe, y Haz que podamos encontrarte En el pan de la Eucaristía, signo de amor y de tu real presencia En la palabra que toca nuestro insistente corazón En el hermano, que nos ofrece su testimonio. Y confesarte como el discípulo, en toda Circunstancia: ¡Señor mío y Dios mío! AMÉN
  • 45. 45 “RESUCITO, ALELUYA” Mc 16,9 La máxima obra de Dios, la Resurrección de su Hijo, no tuvo testigos al preciso momento de resucitar. Sin embargo, sí se puede comprobar; hay "evidencias": El sepulcro vacío.- Los cuatro evangelistas lo mencionan. Lo reconocen incluso los soldados, los sacerdotes y las autoridades romanas. Aunque no es una prueba directa, es un signo especial, es el primer paso para el reconocimiento de la Resurrección. Juan dice: "vió y creyó (20,8). Las apariciones del Resucitado.- En ellas se basa el argumento definitivo para afirmar la Resurrección. NO FUERON VISIONES subjetivas, sino HECHOS OBJETIVOS, HISTÓRICOS. Se describen (en los últimos capítulos de los evangelios), como presencia real y hasta carnal de Jesús; come, camina, deja que lo toquen, platica con ellos. Son una base sólida de la fe en la Resurrección. El testimonio de los que creemos.- Aunque no hubo testigos de la resurrección, sí los hay del Resucitado. Quienes lo vieron comenzaron a decir que el "Crucificado estaba vivo" y así es como surge la Iglesia. Nuestra fe procede de los primeros que creyeron y continuamos hoy transmitiendo esa misma fe en Jesús de Nazaret que murió por nosotros, y que RESUCITÓ como primicia de lo que será nuestra propia resurrección. ¡desde hace dos mil años, hombres y mujeres han dado testimonio de la fe en la Resurrección y así seguirá ocurriendo hasta el fin de los tiempos! . ¿QUÉ SE ENTIENDE POR RESURRECCIÓN DE JESÚS?. La Resurrección de Jesús es un HECHO REAL, HISTÓRICO, como todo lo que dicen los Evangelios sobre Jesús de Nazaret- y META HISTÓRICO, (vá más allá), pues anticipa nuestra propia resurrección-. Cuando pienses en esta VERDAD DE FE, toma en cuenta estas cuatro afirmaciones: 1. La resurrección de Jesús no es una vuelta a su vida anterior, para volver a morir de nuevo. Jesús entra en la vida definitiva de Dios; es "exaltado" por Dios (Hch 2,23); es una vida diferente a la nuestra. (Rm 6, 9-10) 2. Jesús resucitado no es una "alma inmortal", ni un fantasma. Es un hombre completo, con cuerpo, vivo, concreto, que ha sido liberado de la muerte, del dolor, de las limitaciones materiales, con todo lo que constituye su personalidad.
  • 46. 46 3. Dios interviene, no para volver a unir el cuerpo y el alma de Jesús, sino que ocurre un nuevo prodigio, una intervención creadora de Dios. El Padre actúa con su fuerza creadora y poderosa, levantando al muerto Jesús a la vida definitiva y plena. 4. No se trata de que Jesús resucitó "en la fe" de sus discípulos, o "en su recuerdo". Es algo que aconteció verdaderamente en el muerto Jesús y no en la mente o en la imaginación. Jesús realmente ha sido liberado de la muerte y ha alcanzado la vida definitiva de Dios. SIGNIFICADO DE LA RESURRECCIÓN Con la Resurrección de Jesús, Dios afirma cosas muy importantes: 1. Dios estaba de parte de Jesús, le da la razón en todo lo que hizo y dijo y se la quita a quienes estaban en su contra. 2. Rehabilita su causa y su persona: Jesús es su Hijo, el Cristo, el Mesías esperado. 3. Dice a la Iglesia naciente que su misión está fundada no solamente en el hecho histórico, sino en la experiencia pascual, en el encuentro de cada cristiano con Jesús Resucitado. 4. Es la anticipación de la meta de la historia; hace surgir una fuerza dinámica e invita a un programa de vida para cada hombre. 5. Hay un nuevo horizonte para la vida y nuevo sentido para la muerte. La vida es un camino que se puede andar con esperanza, pues la muerte no es el fin del hombre, sino el medio para volver a su destino final: Dios Padre. EL ENCUENTRO DEL HOMBRE CON EL RESUCITADO En los evangelios se describen varios "encuentros" de Jesús Resucitado con varios de sus discípulos; hay cosas en común en estas experiencias: 1. Jesús se "deja ver", para que salgan de su incredulidad y de su desconcierto. 2. El encuentro afecta a la totalidad de sus personas: transforma el miedo en celo por el evangelio; la ignorancia por sabiduría; la debilidad por fortaleza; la tristeza por alegría. (Gal 1,23) 3. Les descubre los enigmas de la fe: "se les abren los ojos" "ven y creen".
  • 47. 47 4. Los encuentros siempre conducen a una llamada a la evangelización "vayan y digan" (Mt 28, 18-20; Mc 16,15; Lc 24,28; Jn 20,21). Comprenden que deben vivir su vida cotidiana con otro sentido y otra profundidad, el encuentro con el Resucitado es una experiencia prolongada en la vida. (2Cor 4,10). SE BUSCAN TESTIGOS DEL RESUCITADO Jesús dijo a Tomas: "Tu crees porque has visto. Felices los que creen sin haber visto " (Jn 20, 29) Estas palabras de Jesús: "Felices los que creen sin haber visto", se refieren a nosotros, a los cristianos de hoy que seguimos encontrando a Cristo Resucitado, aunque "no lo veamos" con los ojos del cuerpo, los efectos que se producen son exactamente los mismos: somos "felices", porque tenemos la certeza de que creemos en algo real; porque tenemos una esperanza diferente a quienes no creen; porque vamos por la vida luchando por hacer realidad el sueño de Jesús: vivir el Reino de Dios entre los hombres. Piensa, a quién le debes tu fe: ¿a tus padres?, ¿a un sacerdote?, ¿a un catequista?, ¿a algún amigo?. La fe es un don de Dios que recibimos en el bautismo, pero también es consecuencia del testimonio de alguien que ya se encontró con Jesús Resucitado. Quizá tú has sido la causa de la fe de alguna persona. ¡felicidades!, esa es la tarea de todos los cristianos. Pero…. si tu eres alguien que siente que su fe no es firme, es probablemente porque no has hallado a alguien que te de testimonio de su encuentro con Jesús Resucitado, ¿o no lo has querido ver? ¡no te desanimes!. Vale la pena que busques entre las personas que conoces; busca a alguien que ya lo haya encontrado, desde luego tienes que entrar en el "ambiente" donde están estas personas: es gente común, pero se distingue en que vive los valores cristianos: la verdad, la justicia, el amor y la paz; seguramente están entre tus compañeros de trabajo o de escuela; quizá entre tus vecinos; ven a Misa los domingos, o acércate a algún grupo parroquial; puedes encontrar aquí a esos testigos de la Resurrección que viven inmersos en el mundo transmitiendo el amor de Jesús de Nazaret. Cada vez que veas a alguien que vive esos valores del Reino de Dios, es porque es un Testigo del Resucitado; obsérvalo, pregúntale por qué cree y por qué vive de tal manera. Con toda seguridad su testimonio de contagiará y tú también serás un testigo más, ayudando a Jesús a transformar al mundo, de tu hogar, trabajo colegio, escuela; quizá entre tus vecinos; ven a Misa los domingos, o acércate a algún grupo parroquial; puedes encontrar
  • 48. 48 aquí a esos testigos de la Resurrección que viven inmersos en el mundo transmitiendo el amor de Jesús de Nazaret. Cada vez que veas a alguien que vive esos valores del Reino de Dios, es porque es un Testigo del Resucitado; obsérvalo, pregúntale por qué cree y por qué vive de tal manera. Con toda seguridad su testimonio te contagiará y tú también serás un testigo más, ayudando a Jesús a transformar al mundo. COMPARTIR: 1. CÓMO PODEMOS SER TESTIGOS DE LA RESURRECCIÓN DE JESÚS HOY? 2. CONOCES A ALGUIEN DE TU COMUNIDAD QUE DÉ TESTIMONIO DEL RESUCITADO? 3. CÓMO PODRÍAMOS EXPERIMENTAR HOY LA RESURRECCIÓN DE CRISTO? ORACIÓN Si tú, Jesús, no hubieras resucitado de entre los muertos, nuestra fe carecería de valor, y aún seguiríamos hundidos en el pecado, Seríamos los hombres más desgraciados si todo cuanto esperamos de ti se cifrara en esta vida. Pero no tú, Cristo, has resucitado y contigo también nosotros resucitaremos. Pensamos, Jesús, que nada vale la pena en comparación con ese bien supremo que consiste en conocerte a ti, nuestro Señor. Por ti estamos preparados para renunciar a todo, y todo lo estimamos como basura con tal de ganarte a ti. Queremos estar unidos a ti, Jesús, no porque seamos buenos cumplidores de la ley, sino porque creemos en ti, y como respuesta a esa fe Dios nos concede su fuerza salvadora.
  • 49. 49 Queremos conocerte, Cristo experimentar el poder de tu resurrección, compartir tus padecimientos y morir tu misma muerte. Y vivir contigo. AMÉN COMPROMISO QUIERES SER TESTIGO DEL RESUCITADO? COMO PUEDES DURANTE ESTA SEMANA DAR MUESTRA DE ESA FE?
  • 50. 50 TEMA 10: EL GRAN TESORO, LA VIDA NUEVA (Juan 3:7) OBJETIVO 1. Presentar la vida nueva como el gran tesoro a adquirir, mediante la acción del Espíritu Santo. ORACIÓN Oh Señor, que nos invitas a buscar los bienes verdaderos y nos dices donde está tu tesoro, ahí está tu corazón. Danos la generosidad y voluntad suficientes, Para vivir la conversión y morir al pecado A fin de que no perdamos de vista la verdadera vida. Tú que nos prometiste que no estaríamos solos, Danos la fuerza del Espíritu Santo Para que venga en ayuda de nuestra debilidad Y seguir la lucha para conocerte y amarte más Puesto que reconocemos que tú eres el mejor tesoro. Ayúdanos a ser tus discípulos, Discípulos que siguiéndote a ti, Tengamos el valor de morir, como tú moriste por mí. AMÉN LA VIDA NUEVA "Es necesario nacer de nuevo" (Juan 3:7) Muchas veces oímos a personas decir que ellos desean poder volver a empezar desde cero en sus vidas; o indicando aún que ellos(as) quisieran nacer de nuevo. Esta clase de pensamiento, por supuesto, revela que están frustrados con la manera que sus vidas han se van llevando; o aún quizás peor, ellos están deprimidos porque nada parece ir bien en sus vidas. Por otra parte, encontramos a otras personas que están "contentos" con sus vidas porque parecen tener todo lo que desean. De hecho, muchos están
  • 51. 51 como el hombre rico de la parábola en Lucas, que "pensaba dentro de sí, diciendo: ¿qué haré, porque no tengo donde juntar mis frutos?" ; y entonces él dice, "Alma, muchos bienes tienes almacenados para muchos años; repósate, come, bebe, date a la buena vida" (Lc 12, 17-19). No obstante, podemos ver todavía muchos alrededor de nosotros, y lo que está tan triste es que también incluye a los que profesan ser cristianos, que están tan miserables con sus vidas porque ellos sienten que la vida no ha sido justa con ellos; y por lo tanto, no han podido disfrutar de la VIDA como tal. Pero el problema ha sido, y siempre será, no tanto la falta ni la posesión de las cosas que determina nuestra felicidad en esta vida (porque como el Señor Jesús lo pone, "La vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee" (Lc 12, 15), sino la naturaleza pecadora con la cual nacemos. El pecado siempre nos hará miserables e infelices, aún cuándo las cosas parecen ir bien en nuestras vidas y somos "bendecidos" con la abundancia de cosas. O sea que lo tenemos todo, o no tenemos nada, si no trataremos con el problema del pecado seremos la persona más miserable y más infeliz en el universo entero a menos que algo radical suceda en nuestras vidas para que podamos decir con el apóstol Pablo: "Pues he aprendido á contentarme con lo que tengo. Sé estar humillado, y sé tener abundancia: en todo y por todo estoy enseñado, así para hartura como para hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece" (Filip 4, 11-13). Habiendo aprendido esto, ahora Pablo podría alentar y dar esperanza a los creyentes filipenses; y a todos los santos de Dios: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme á sus riquezas en gloria en Cristo Jesús" (v.19). Aún el Salmista concuerda con él: "Yavhé es mi pastor; nada me faltará," es decir, carecer nada (Sal 23, 1). Esto levanta la pregunta: ¿Cómo podemos usted y yo disfrutar de la vida a lo más repleto y ser felices a pesar de tener nada o tener todo en esta vida? La respuesta es muy obvia: "Es necesario nacer otra vez" según al Señor Jesús. Cuándo experimentamos el Nuevo Nacimiento, ¡es entonces que empezamos una NUEVA VIDA! Todavía quizás no tengamos nada o lo tenemos todo, pero nuestra perspectiva y la relación con esas cosas que percibíamos ser la última bendición de la alegría y de la felicidad, también cambian. Nosotros AHORA vivimos para un mejor futuro y una mejor esperanza que lo que tenemos en este mundo en que ya no miramos "á las cosas que se ven, sino á las que no se ven: porque las cosas que se ven son temporales, mas las que no se ven son eternas" (2 Cor 4, 18). De hecho, Col 3, 1-4 lo pone de esta manera: "Si habéis pues resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado á la diestra de Dios.
  • 52. 52 Poned la mira en las cosas del cielo, no en las de la tierra. Porque muertos sois, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifestare, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria" . Pero esto sólo puede ser verdad si somos "nacidos de nuevo". Nosotros ahora empezamos una Nueva Vida porque Cristo es nuestra "vida"; y el dominio del pecado que nos controlaba "en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos" (Efe 2, 3) para que todo pudiera ir bien en nuestras vidas ha sido quebrado por la Muerte y la Resurrección del Señor Jesucristo para que ahora nuestra Felicidad estén en Él Solo con él y él. La vida nueva no se puede adquirir con nuestras simples fuerzas, que aún son tan limitadas, necesitamos de una fuerza mayor: La acción maravillosa del Espíritu Santo prometido por Jesús que estaría siempre con nosotros. Tener vida nueva, es nacer de nuevo, es saber valorar el don de Dios que se nos da como un manantial que traduce nuestra fe en obras; es cambiar de valores exclusivamente humanos e impregnarlos con los valores de Dios y su Palabra. Vida nueva en Cristo, es el gran tesoro que podemos adquirir en nuestra propia vida. COMPARTIR: 1. DE LO QUE HEMOS HABLADO ¿QUÉ ES LA VIDA NUEVA PARA TI? 2. YA TIENES ESA VIDA NUEVA? ¿CÓMO O POR MEDIO DE QUÉ CONFIRMAS ESTA VIDA NUEVA? 3. VIDA NUEVA ES SER FELIZ. ERES FELIZ CON LA VIDA QUÉ ESTÁS VIVIENDO? SINO ES ASÍ CÓMO LA PUEDES TENER?
  • 53. 53 ORACIÓN Señor Jesús, te reconocemos Como el tesoro más hermoso de la vida Capaz de darnos la satisfacción que este mundo no nos puede dar. Con tu muerte y resurrección, Nos haz dado la vida verdadera y en plenitud, Nos hiciste pasar del pecado que es muerte, A la vida que es tu gracia. Permítenos que con la fuerza Y presencia de tu Espíritu, Renovemos nuestra fidelidad Y compromiso de ser hombres Y mujeres nuevos, a fin de que un día Nos contemplemos en la verdadera vida. COMPROMISO VIDA NUEVA EN CRISTO, ES EL GRAN TESORO QUE PODEMOS ADQUIRIR EN NUESTRA PROPIA VIDA. AHORA ES TIEMPO DE DISFRUTAR ESE TESORO QUE DIOS NOS REGALA, CUAL VA SER TU REGALO PARA DIOS ESTA SEMANA?
  • 54. 54 TEMA 11: JESÚS, NUESTRO SALVADOR (I PARTE) OBJETIVO: 1. Experimentar que Jesús es el único salvador. ORACIÓN Te damos gracias, Señor, porque eres bueno; te damos gracias, porque es eterno tu amor, proclamamos desde nuestra experiencia que nos quieres; decimos a las gentes que has estado grande con nosotros. ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! En nuestra aflicción a ti gritamos y nos diste respiro. tú estás por nosotros ¿Quién podrá hacernos daño? no tenemos miedo porque tu amor es nuestra defensa; tú estás con nosotros; entre los que nos ayudan. ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! Mejor es buscar en ti refugio cuando arrecia la prueba, que confiar en nuestras fuerzas sin contar contigo. mejor es sentirse protegido por tu amor y lealtad, que confiar en los que tienen poder y abusan de su fuerza. ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! AMÉN JESÚS NUESTRO UNICO SALVADOR Hay situaciones en la vida que se nos presentan sumamente difíciles, situaciones en las que surge un verdadero clamor del corazón hacia Dios para que nos saque de la angustia, nos levante, nos salve. De aquí que queremos resaltar la experiencia de un Dios que nos salva, partiendo del Antiguo Testamento, centrarnos en la persona de Jesús como salvador.
  • 55. 55 LEER: Evangelio según San Juan 4, 42 1. ¿Cuál fue la experiencia de la mujer samaritana en el encuentro con el Salvador? 2. ¿Qué fue lo que convenció a los samaritanos que Jesús es el Salvador? 3. ¿Cuál es la respuesta que dan las personas al conocer al Salvador? EN EL ANTIGUO TESTAMENTO Cuando contemplamos con ojos de fe el caminar histórico del ser humano, descubrimos que a lo largo del mismo, han habido una serie de intervenciones de Dios, por la cual podemos decir propiamente que estamos dentro de un proceso que llamamos Historia de la Salvación, es ahí donde Dios manifiesta la salvación, su cercanía a los seres humanos, liberándonos de aquello que nos oprime tanto a nivel espiritual como material. Luego de la caída (Gn 3) encontramos el primer anuncio de salvación (Gn 3, 15), el cual llena de esperanza al hombre y la mujer de verse libres de aquello que ahora les esclaviza, a partir de ahora encontramos que esta historia se manifiesta como un círculo en donde el ser humano abandona a Dios, la consecuencia de dicho abandono trae un correctivo pedagógico de parte de Dios, ante el sufrimiento que es consecuencia del pecado, el pueblo clama a Dios para que le salve y finalmente Dios interviene salvando a su pueblo de la opresión, esclavitud o mal que le aqueja. No podemos detenernos ante cada acontecimiento que nos manifiesta la salvación de Dios, pero resaltamos algunos: la salvación experimentada por Noé y su familia gracias a la obediencia y fidelidad a Dios a través del arca (Gn 6,5-8.22); Dios que salva del sacrificio a Isaac (Gn 22, 12-14); Dios que salva a José, aún en medio de las envidias e intrigas de sus hermanos y él mismo se convierte en instrumento de salvación para su familia (Gn 39-47). El mayor acontecimiento, que marca la vida de Israel como pueblo y le debe brindar la experiencia del Dios salvador, es justamente la del Éxodo, a través de Moisés cuyo nombre (salvado de las aguas), manifiesta ya la acción salvífica y liberadora de Dios; este acontecimiento marcará la vida de los israelitas que a través de la celebración anual de la Pascua y el corazón que
  • 56. 56 vive para el Dios que nos ha liberado de Egipto, debe incidir en la vida personal y comunitaria del pueblo hebreo. Esta fe, que tiene que renovarse continuamente, se verá inmersa en una serie de infidelidades de parte del pueblo de Dios, que ante las mismas siempre responderá con amor, ternura y misericordia, sorprende la fidelidad de Dios a su pueblo, a sus promesas, ya que no puede contradecirse a sí mismo, siempre será el salvador de su pueblo en tiempos difíciles, suscitando Jueces ante peligros puntuales de su vida, luego con los reyes y las amenazas de los reinos circundantes. La voz de los profetas será la encargada de recordar al pueblo los prodigios del Dios que salva, para que no busquen la salvación en otros pueblos y en alianzas que únicamente manifiestan la confianza en el recurso humano, pero lejos de Dios. Un nuevo evento, por demás traumático para el pueblo fue la deportación a Babilonia, una experiencia que manifiesta la excesiva confianza en las seguridades humanas que, lamentablemente al no responder según las expectativas de Dios a toda la gratuidad de su amor, viene como consecuencia esta experiencia que invitará nuevamente a esperar una nueva intervención del amor gratuito de Dios para manifestar su salvación, su liberación, el acompañarles de nuevo a la tierra prometida e iniciar el camino de la restauración. COMPARTIR EL ALPINISTA Cuentan que un alpinista se preparó durante varios años para conquistar el Aconcagua. Su desesperación por proeza era tal que, conociendo todos los riesgos, inició su travesía sin compañeros, en busca de la gloria sólo para él. Empezó a subir y el día fue avanzando, se fue haciendo tarde y más tarde, y no se preparó para acampar, sino que decidió seguir subiendo para llegar a la cima ese mismo día. Pronto oscureció. La noche cayó con gran pesadez en la altura de la montaña y ya no se podía ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no había luna y las estrellas estaban cubiertas por las nubes. Subiendo por un acantilado, a unos cien metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires. Caía a una velocidad vertiginosa, sólo podía ver veloces manchas más oscuras que pasaban en la misma oscuridad y tenía la terrible sensación de ser
  • 57. 57 succionado por la gravedad. Seguía cayendo...y en esos angustiantes momentos, pasaron por su mente todos los gratos y no tan gratos momentos de su vida, pensaba que iba a morir, pero de repente sintió un tirón muy fuerte que casi lo parte en dos... Como todo alpinista experimentado, había clavado estacas de seguridad con candados a una larguísima soga que lo amarraba de la cintura. En esos momentos de quietud, suspendido por los aires sin ver absolutamente nada en medio de la terrible oscuridad, no le quedo más que gritar: "¡Ayúdame Dios mío, ayúdame Dios mío!". De repente una voz grave y profunda de los cielos le contestó: "¿Qué quieres que haga?" Él respondió: "Sálvame, Dios mío". Dios le preguntó: "¿Realmente crees que yo te puedo salvar?" "Por supuesto, Dios mío", respondió. "Entonces, corta la cuerda que te sostiene", dijo Dios. Siguió un momento de silencio y quietud. El hombre se aferró más a la cuerda y se puso a pensar sobre la propuesta de Dios... Al día siguiente, el equipo de rescate que llegó en su búsqueda, lo encontró muerto, congelado, agarrado con fuerza, con las dos manos a la cuerda, colgado a sólo DOS METROS DEL SUELO... El alpinista no fue capaz de cortar la cuerda y simplemente, confiar en Dios. COMPARTIR: 1. CUANTAS VECES SOMOS COMO EL ALPINISTA Y NO CONFIAMOS EN DIOS. HAS EXPERIMENTADO EN TU VIDA UNA SITUACIÓN QUE SE PAREZCA A LA DEL ALPINISTA? 2. EN QUE CONSISTE CONFIAR EN DIOS PARA TI?
  • 58. 58 ORACIÓN Entre nosotros, Señor, hay clamor de júbilo y salvación; nuestra tienda mantiene la puerta abierta para el que llega, somos felices, Señor, con tu presencia en medio de nosotros y estamos contentos porque contigo es posible la victoria ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! Nosotros queremos vivir, queremos sellar contigo la alianza; queremos vivir el amor derramado en nuestros corazones, en la fuerza y el poder de tu Espíritu de vida. tu gracia y tu verdad es más fuerte que nuestra flaqueza. ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! AMÉN COMPROMISO: COMUNICAR A LOS DEMÁS LA SALVACIÓN OBRADA EN NOSOTROS, TENIENDO EL CUIDADO DE NO ANUNCIARNOS A NOSOTROS, SINO AL SEÑOR. “TENGAMOS CONFIANZA, INQUEBRANTABLE CONFIANZA EN QUE SU AMOR INFINITO ES MÁS FUERTE QUE TODAS NUESTRAS MISERIAS, QUE TODOS NUESTROS CRÍMENES” San Alberto Hurtado Cruchaga S.J.
  • 59. 59 TEMA 12 : JESÚS, NUESTRO SALVADOR (II PARTE) ORACIÓN Que se abran de par en par las puertas de tu Reino que el hombre que cumple tu Palabra se siente a tu mesa; que haya pan en abundancia para el hombre justo y honesto; y que el corazón feliz con tus dones, te dé gracias. ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! Tú eres, Jesús, la Piedra angular que otros rechazan; hoy eres cimiento donde se apoya en pie tu Iglesia; nosotros admiramos la obra maravillosa de tus manos y exultamos da gozo al sabernos cimentados en tu vida. ¡El amor de Dios alegra nuestro corazón, aleluya! Con ramos en las manos te aclamamos, oh Cristo, salvador del hombre. con vítores y cantos te decimos: ¡Eres Camino, Verdad y Vida! ven con nosotros al caminar y alienta nuestra marcha; desde la salida del sol hasta el ocaso, sé tú nuestro guía. AMÉN En esta catequesis retomaremos el tema Jesús, nuestro salvador que reflexionamos en la catequesis anterior acerca de lo que nos dice el Antiguo Testamento ahora veremos lo que nos dice en el Nuevo Testamento. EN EL NUEVO TESTAMENTO: El Evangelista Lucas es quien nos presenta a Jesús como Salvador, resaltamos algunos textos, que complementaremos con los del Apóstol y Evangelista San Juan. En la Anunciación, en el nombre que se le pondrá al niño, nos manifiesta la intención salvífica de Dios al enviarnos a su Hijo: “le pondrás por nombre
  • 60. 60 Jesús, porque salvará a su pueblo de sus pecados”. El cántico del Benedictus, manifiesta con mayor evidencia el carácter salvífico de Dios: “Bendito sea el Señor Dios de Israel... porque... ha suscitado una fuerza de salvación...que nos salvaría de nuestros enemigos... y dar a tu pueblo conocimiento de salvación por el perdón de sus pecados”. (Lc 1, 68-69.71.77) En el Nacimiento del Señor, cuando los ángeles lo anuncian a los pastores, manifiestan: “No teman, pues les anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor” (Lc 2, 10-11) Encontramos ahí algunas características de lo que la salvación traerá para todos nosotros, sobre todo es un anuncio de gran alegría, el regocijo de todos al contemplar al Salvador y la salvación que nos trae. Esta gran alegría, supera todos los gozos veterotestamentarios, pues aquí no se trata de una salvación de situaciones puntuales dentro de la historia, sino de una salvación definitiva lograda en la persona de Jesucristo, ese es el motivo de que se describa la gran alegría. Como el anciano Simeón, en el cántico del “Nunc dimitis”, encuentra la paz porque sus “ojos han visto al Salvador” (Lc 2,29-32). Una salvación que trae luz a todos los pueblos, incluso a los gentiles, por el que verán a Dios como lo hace Israel y gloria para el pueblo que es el primer (no único) destinatario de la salvación. Cuando empieza su vida pública, lo hace con un anuncio de esperanza y salvación, que es una invitación a la conversión para abrirse a la novedad del Reino en su persona (Mc 1,12-15), un Reino de salvación y restauración total e integral por la acción del Espíritu Santo en Jesús (Lc 4,16-19). Toda la vida pública de Nuestro Señor va manifestando a la humanidad cómo esa salvación se va operando a través de signos, que quieren hacer entendible una salvación como misterio profundo del amor total de Dios a la humanidad en su Hijo por el Espíritu Santo. Salvación anunciada a través de los grandes discursos y parábolas, para dar a conocer el Reino; salvación que se empieza a experimentar como germen a través de las distintas curaciones que el Señor realiza y los exorcismos que liberan del mal que oprime los corazones, las mentes y las vidas. Una salvación que es integral, ya que busca realizar una acción de Dios que empieza desde dentro, desde el corazón como sede de los pensamientos y acciones, una salvación que no se limita a lo exterior, sino que empieza por la
  • 61. 61 raíz de todas las opresiones a todo nivel (personal, social, político, económico, etc.), el pecado, de ahí que como al paralítico, inicia el Señor perdonando los pecados, ante el escándalo de los escribas y fariseos; ese es el primer paso de una salvación que se evidencia en la historia personal y comunitaria de las personas; luego viene el complemento: la sanación del mal. Sólo en la medida que como Jesús veamos al ser humano en su integridad, nuestro servicio por anunciar la salvación será efectivo y la respuesta de las personas, eficaz; de lo contrario, desviaremos nuestra acción pastoral con una visión del ser humano desvirtuada o poco equilibrada. Salvación que va llenando de esperanza a aquellos que no la tenían, o que se les hizo creer que no podían salvarse: publicanos, condenados por su profesión, pecadoras públicas, la gente común tenida como ignorante de la Ley y por tanto incapaz de dar una respuesta a la salvación, al pueblo samaritano representado en la samaritana, a la mujer cananea que pide la curación para su hija, etc., todos son ejemplos de cómo la salvación tiene un carácter universal, en donde existe la centralidad de la persona de Jesucristo; salvación que hoy debe ver a aquellos que nuestra mentalidad clasista condena: unos condenan a los ricos pensando que son pocos solidarios, otros a los pobres porque no los conocen, a grupos que no son bien vistos en el hoy de nuestra historia: madres solteras, matrimonios en situación irregular, los que sufren el flagelo del alcoholismo, la drogadicción, el sida, quienes hacen de las maras su familia, apoyo y refugio. La salvación la ofrece Jesús para todos, por eso a todos se debe ofrecer y anunciar. El Misterio Pascual, que es centro de nuestra fe, nos ubica en el evento salvífico por excelencia, la Pascua del Señor, es también nuestra Pascua, su victoria es nuestra victoria; es ahí donde contemplamos el amor hasta el extremo, hasta dar la vida por los amigos, el dar hasta la última gota de su Sangre bendita y santísima por y para nuestra salvación. En el Misterio de su Pasión, Muerte y Resurrección contemplamos esa salvación que se opera en todo el universo para todos los seres, puesto que todo es redimensionado en Cristo que nos salva y redime, salvación que va más allá del tiempo en que se dio y que nosotros actualizamos como memorial en cada Eucaristía; contemplamos como el Señor no quiso “salvar” su vida terrena, sino que la ofreció para darnos salvación. Las palabras de la primera carta de Juan, deben ser una motivación para anunciar esa salvación a todos: “Nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo” (1 Jn 4,14).
  • 62. 62 El Papa Juan Pablo II anotó: «También la humanidad del tercer milenio necesita descubrir que Cristo es su Salvador. Este es el anuncio que los cristianos tienen que llevar con renovada valentía al mundo de hoy». «En virtud del Bautismo y de la confirmación, (los laicos) participan en la misión profética de Cristo. Por consiguiente, están llamados a buscar el reino de Dios ocupándose de las realidades temporales y ordenándolas según Dios y a llevar a cabo en la Iglesia y en el mundo la parte que les corresponde con su empeño por evangelizar y santificar a los hombres». Al presentar a Jesús de Nazaret como Rey del universo, los cristianos buscan «establecer, por así decir, en el corazón del hombre, de la historia y del cosmos la potencia divina del Amor». El Papa Benedicto XVI nos dijo: La sangre de los corderos no puede salvar al hombre. La sangre de Cristo, «el amor de quien es al mismo tiempo Hijo de Dios y verdadero hombre, uno de nosotros, esa sangre sí que tiene capacidad para salvar». «Su amor, ese amor en el que Él se entrega libremente por nosotros, es lo que nos salva». (Benedicto XVI, homilía 5,IV,07) Será muy iluminador complementar el tema con la Declaración “Dominus Iesus”, sobre la unicidad y la universalidad salvífica de Jesucristo y de la Iglesia, sobre el sentido de la misma, se indica lo siguiente: “con la declaración «Dominus Iesus» (Jesús es el Señor), que he aprobado de manera especial, he querido invitar a los cristianos a renovar su adhesión a Él en la alegría de la fe, testimoniando unánimemente que Él es, hoy y mañana, «el camino, la verdad y de la vida» (Juan 14, 6). Nuestra confesión de Cristo, como Hijo único de Dios, a través de quien nosotros mismos vemos el rostro del Padre (cf. Juan 14, 8), no es un acto de arrogancia que desprecia a las demás religiones, sino un reconocimiento gozoso, pues Cristo se nos ha mostrado sin que hayamos hecho nada para merecerlo. Y Él, al mismo tiempo, nos ha comprometido a seguir dando lo que hemos recibido y a comunicar a los demás lo que se nos ha dado, pues la Verdad donada y el Amor que es Dios pertenecen a todos los hombres. Con el apóstol Pedro confesamos que «no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos» (Hechos de los Apóstoles 4, 12). La declaración «Dominus Iesus4 », siguiendo las huellas del Vaticano II, muestra que con ello no se niega la salvación a los no cristianos, sino que indica su manantial último en Cristo, en el que se unen Dios y el 4 Ver anexo 4.