Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Se cumplen seis (6) meses de impunidad del vil asesinato

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Manejo De La Información II
Manejo De La Información II
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 3 Anuncio
Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Similares a Se cumplen seis (6) meses de impunidad del vil asesinato (20)

Anuncio

Se cumplen seis (6) meses de impunidad del vil asesinato

  1. 1. SE CUMPLEN SEIS (6) MESES DE IMPUNIDAD DEL VIL ASESINATO DE JOSE LUIS VANEGAS SANTODOMINGO, ESTUDIANTE DE NOVENO SEMESTRE DE LA UNIVERSIDAD SERGIO ARBOLEDA DE SANTA MARTA. Por: JOSE LUIS VANEGAS GASCON Hijo, que casualidad, el pasado 9 de abril de 2012, mi amigo y colega ROQUE LOPEZ, me manifestaba, en correo electrónico, entre otras cosas, que: “…Particularmente pienso, y así lo sostengo, lo he dicho, quienes representan un peligro para la sociedad, son esos jueces de control de "garantías" corruptos, esos Fiscales, y esos investigadores, que cuando quieren encubrir al autor material e intelectual, de un homicidio por ejemplo, entonces la víctima era lo peor, y hasta allí llega la mal llamada investigación. Créame, compañero, que cuando miro, cuando leo sus mensajes, siento una impotencia para enfrentar a los victimarios, que gozan de la protección del Estado. Y mucho más, tratándose de hechos que sucedan en el Departamento del Magdalena, donde pasa mucho, pero no pasa nada, o lo que es lo mismo, este es un PARAÍSO CRIMINAL”(negrillas fuera de texto). LUIS CARLOS ZAMORA, el día 29 de abril de 2012, escribió en EL TIEMPO.COM, un artículo denominado “justicia desprestigiada”, en el cual llama la atención sobre los resultados de la encuesta Ipsos-Napoleón Franco de abril del 2012, en la cual se mide la popularidad del Presidente de La República, pero la ciudadanía se concentró en ese punto y el más importante para toda democracia, paso desapercibido, y es el punto de mayor generación de violencia,
  2. 2. pues como lo dije el pasado 24 de abril de la cursante anualidad, es doloroso que el pueblo no confié en los administradores de justicia y sus autoridades en una “democracia”. LUIS CARLOS ZAMORA, entre otras cosas, dice: “La tan comentada encuesta de Ipsos-Napoleón Franco de abril del 2012 ha sido muy comentada, excepto en un punto especialmente sensible para una democracia: la credibilidad de la justicia. Según la encuesta, la mayoría de los ciudadanos no cree en la justicia, lo que percibe es que es muy corrupta y que intereses políticos influyen sobre las decisiones de los jueces. Este grave desprestigio tiene consecuencias para la pacífica vida en comunidad. Si para la gente el aparato de justicia no es legítimo, necesariamente hay un aumento de la violencia cotidiana, porque se va creando la convicción de que cada quien se debe defender como bien pueda…” (Negrillas fuera de texto). Es evidente, que la comentada encuesta Ipsos-Napoleón Franco de abril del 2012, muestra y soporta que mi colega y amigo ROQUE LOPEZ no se equivoca en su percepción, de que el Departamento del Magdalena es un “PARAISO CRIMINAL”, incluyendo su capital Santa Marta. Es necesario que los funcionarios judiciales, de Santa Marta, el Magdalena y en el resto del país, tomen conciencia hasta que punto, su actitud displicente y falta de compromiso con su labor de administrar justicia en una DEMOCRACIA, ha contribuido a que la violencia se hubiese enraizado en el pueblo, hasta el punto que la sociedad samaria le entregó la ciudad a la delincuencia, que opera allí con la mayor libertad y con la convicción de que las autoridades administrativas y judiciales no les van hacer nada. Es urgente que todos tomemos conciencia que debemos ser participes de la construcción de un país más tolerante, donde quepamos todos, donde se respeten las diferencias, donde se respete la libertad de las personas a expresar y difundir su pensamiento y opiniones, donde el derecho a la vida sea inviolable, donde se respete el derecho al libre desarrollo de la personalidad, donde se respete la libertad de conciencia, donde se respete la libertad de culto, donde se respete de verdad la libertad del ser humano y jamás se dé una desaparición forzada, ni un secuestro. Un país donde se entienda que todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, un país donde se entienda que toda persona tiene derecho a su intimidad personal y familiar y a su buen nombre, un país donde se entienda que defender, promocionar y respetar los derechos humanos, no es estar en contra del orden social establecido, antes por el contrario es un mandato constitucional. (Artículo 93 de la Constitución Nacional.) Pero hijo, es que muchos funcionarios públicos, en el Magdalena y Santa Marta, desconocen los FINES DEL ESTADO COLOMBIANO Y CUAL ES LA MISIÓN DE LAS AUTORIDADES, y es menester recordarles el mandato constitucional del artículo 2º de la Constitución Nacional, que a la letra dice: “Son fines esenciales del Estado: servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución; facilitar la participación de todos en las decisiones que la afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural
  3. 3. de la Nación; defender la independencia nacional, mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un orden justo. Las autoridades de la República están instituidas para proteger a todas las personas residentes en Colombia, en su vida, honra, bienes, creencias y demás derechos y libertades, y para asegurar el cumplimiento de los deberes sociales del Estado y de los particulares.” (Negrillas fuera de texto) Solo deseo, que el aparato judicial cumpla con su deber democrático y en tu caso hijo de mi alma, y en todos los homicidios ocurridos en los últimos años en Santa Marta y el Magdalena, en los cuales han perdido la vida seres humanos anónimos, se nos haga realidad a todos los familiares de las víctimas, el Derecho a la Verdad, Justicia y Reparación. Hijo, quiero pedirte perdón, por haberte traído a vivir a este mundo, en una SOCIEDAD totalmente degradada. JOSE LUIS VANEGAS SANTODOMINGO, fue mi todo, creyó en mí y me adoró. Te amo hijo.

×