Comentario de texto(martes)

425 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
425
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
33
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Comentario de texto(martes)

  1. 1. Trabajo realizado por: Andrea Rueda BarcoAndrea Cabrera Subiza
  2. 2. Hay que leer. Es una de las frases en las que se insiste de manera machacona y sin mayoresexplicaciones. Las ferias del libro se acompañan de planes de fomento de la lectura, y deeternos debates como el de la obligatoriedad o no de la lectura como tarea académica. Enalgunos aspectos es mejor no hurgar mucho en el asunto, pues se dice que en España se leecada vez más, pero los informes educativos sugieren que nuestros alumnos entienden cadavez menos. La obsesión burocrática llega hasta el extremo: según tengo entendido incluso enuna enseñanza tan técnica y específica como la formación profesional hay que incluir elconsabido plan de fomento a la lectura, que es obligatorio en toda programación didácticaque se precie. Como Sísifos del libro, cada año elaboramos planes que culminan al inicio deverano, volviendo a caer la pesada piedra del desapego hacia el libro y su cultura.Esta obsesión por la lectura es cuestionada por Schopenhauer en uno de los pasajes finalesde Parerga y Paralipómena. Explica el autor alemán que leer es similar a llevar nuestropensamiento de la mano del autor del libro, que no deja de ser una suerte de andaderaintelectual. En opinión de Schopenhauer la lectura es un obstáculo para el pensamientolibre y autónomo, y la tarea del educador consiste en seleccionar cuidadosamente quétítulos y autores se leen en cada caso. En consecuencia, no habría que leer mucho en la vida,pues esto tendría un efecto paralizante. Más bien, habría que leer poco pero bien: buenostextos que nos capaciten para echar a volar por nosotros mismos. Una idea, como tantasotras de las de Schopenahuer, políticamente incorrecta y que se dirige contra el granprejuicio común que identifica un libro con un valor cultural incuestionable.La cuestión es que quizás tenga Schopenhauer parte de razón. Que estemos ya untanto saturados de según qué tipo de obras que sin embargo son las que copan las listas deventas. Que la lectura, como imperativo y obligación, resulta contraproducente y genera elefecto contrario al buscado. Que en ocasiones cargamos de libros que ni son necesarios niaportan demasiado al desarrollo de nuestras clases, volcando quizás gustos personales o“viejos amores literarios” del pasado sobre nuestros alumnos. Que más valdría conocer bienpocos libros que aspirar a leer muchos, y que los autores clásicos, en todos los órdenes, loson por algo. Y que obligar por ley a escribir los planes de fomento a la lectura nonecesariamente nos va a convertir en una sociedad en la que se lea más ni mejor.Continuando con la idea del decrecimiento de la que hablábamos hace unos días: puede queen la lectura, leer menos sea también leer más. Por mucho que esté muy mal decirlo. Y másentre profesores.
  3. 3.  Estructura externa: - Introducción: se refiere a las 5 primeras líneasdel texto - Tesis: habría que leer poco pero bien . - Argumentación: Es el tercer párrafo. - Conclusión: son las 3 últimas líneas Estructura interna: - Se trata de un texto expresivo ya que el autordel texto da su opinión en varias ocasiones y la deSchopenhauer(escritor). - Nos encontramos ante un texto expositivo-argumentativo y de una forma deductiva.
  4. 4. La lectura, pasión uobligación
  5. 5. La lectura es un debate constante en la sociedad. Lasescuelas mandan libros obligatoriamente para que losniños los lean aunque no les guste o no quieran, conesto hacen que aprendan a leer pero nonecesariamente a leer mejor. Existe una obsesiónenorme por la lectura (cuestionada por Schopenhauer)ya que se supone que con ella se adquieren másconocimientos, vocabulario, buena expresión ycomprensión. Pero esto no siempre es así, por muchoque se lea si no se lee bien nada de las cosas anterioresson ciertas.En los centros educativos se mandan libros comolectura obligatoria y sin embargo la mayoría no aportandemasiadas cosas al desarrollo de la clase. Al obligar aleer se produce en efecto contrario al que deseámos. Esmejor leer poco pero hacerlo bien.
  6. 6. Si se suprime la lectura obligatoria es posible que se produzca lareducción de los conocimientos personales ya que la lectura nosaporta conocimientos que el cine o la televisión no pueden. Lalectura nos transporta lejos de la realidad, pero a la vez nos hacereflexionar sobre el mundo en el que vivimos, nos llena deconocimiento y emociones. Además la lectura nos ayuda aenriquecer nuestro vocabulario, algo que es necesario para saberescribir bien. Por lo tanto para saber escribir, primero hay quesaber leer bien. La lectura de clásicos ayuda a este cultivo devocabulario. La aparición del cine y la televisión ha causado quemuchos jóvenes prefieran ver una película a leer un libro durantehoras y horas. Prefieren verlas ya que no tienen que imaginar, quepensar. No tienen que LEER.Sin embargo la lectura obligatoria hace que muchos alumnosdesarrollen un odio hacia ella. Para intentar que a los alumnos lesguste leer, no creo que sea buen camino el obligarles a leer algoque no quieren. El amor hacia la lectura no se desarrolla por mediode la obligación a la lectura, sino por encontrar lecturas quellamen la atención del lector dependiendo de sus gustos. Aunquehay personas que piensan que determinadas obras no fomentan lacultura, son simplemente novelas de ficción que no aportan nada,que distorsionan la realidad por ser dramas.
  7. 7. En mi opinión, cualquier lectura aporta conocimiento. Como hemosmencionado antes, la lectura nos transporta a otro lugar en nuestrointerior que nos hace reflexionar sobre nuestro mundo. Pienso quela familia y la sociedad juegan un papel fundamental. En unafamilia donde no se lee, no creo que un adolescente prefiera leerun libro de seiscientas páginas antes de ver una película de doshoras. Para mí, la lectura es algo imprescindible para conocer todolo que nos rodea. No estoy de acuerdo con que la lectura sea unobstáculo para el pensamiento libre y autónomo, al contrario, nosmuestra diversos puntos de vista que si no leyéramos no podríamosconocerlos. Leer poco reduce el conocimiento de esos puntos devista. No tenemos por qué dejarnos llevar por el autor, simplementeconocer su punto de vista y compararlo con el nuestro. Si noconociéramos diferentes puntos de vista, ¿qué sería de nuestraopinión? Todos tendríamos la misma. No aprenderíamos nada si solotuviéramos un punto de vista. La lectura nos aporta mucho. No sé sidebe ser obligatoria, solo sé que si no lo fuera muchos no leerían ono hubieran empezado a hacerlo.

×