SlideShare una empresa de Scribd logo

Oraciones diversas

1 de 54
Descargar para leer sin conexión
Oraciones diversas

ALMA DE CRISTO
Hijo de Dios, Jesús el Cristo, líbra m e ;
Cuerpo del Cristo, cuída m e .
Jesús, mi Cristo, escúc h a m e
y de mis male s cúra m e .
Agua de Cristo, báñ a m e ;
pasión de Cristo, afiánza m e ;
sangr e de Cristo, embri á g a m e .
Jesús: En tus herida s hoy ocúlta m e
y con tu cruz recúbr e m e :
Tu suav e yugo cárg a m e ,
a dond e quier a s má n d a m e ,
y cuan d o quier a s lláma m e .
De todo mal prot é g e m e
y pues t o junto a ti sie mpr e defiénd e m e .

Yo te entrego, Papá, mi libertad,
mi mente y mis anhelos;
mi corazón, mi ser y mi persona,
y todo lo que tengo.
Tú me lo diste todo;
a ti te lo devuelvo:
Haz de lo mío lo tuyo,
y tú dispón de ello.
Ya lo demás me tiene sin cuidado ...
Regálame sólo esto:
que tú y yo nos queramos..,
y estaré satisfecho.
Adaptación de Félix Palencia sj.
Que te conozca y me conozca
Concédeme conocerme a mí mismo
y conocerte a ti , Señor Jesús;
olvidarme a mí mismo y amarte a ti.
Que no piense sino en ti.
Que sepa mortificarme y vivir en ti.
Que todo cuanto me suceda lo reciba como tuyo.
Que siempre escoja ir detrás de ti.
Que aprenda a huirme a mí mismo
y a refugiarme junto a ti,
para que sea defendido por ti.
Que nada me atraiga sino tú.
Y que me haga pobre por ti.
Mírame para que yo te ame.
Llámame para que yo te vea,
para que por toda la eternidad
goce de Ti. Así sea.
San Agustín
¡Tarde te amé,
hermosura tan antigua y tan nueva,
tarde te amé!
Tú estabas dentro de mí; yo, fuera.
Por fuera te buscaba
y me lanzaba sobre el bien y la belleza
creados por Ti.
Tú estabas conmigo y yo no estaba contigo ni conmigo.
Me retenían lejos las cosas.
No te veía ni te sentía, ni te echaba de menos.
Mostraste tu resplandor
y pusiste en fuga mi ceguera.
Exhalaste tu perfume, y respiré,
y suspiro por ti.
Gusté de ti, y siento hambre y sed.
Me tocaste, y me abraso en tu paz.
San Agustín
Oh Verbo de Dios amado,
enséñame a ser generoso,
a servirte como mereces,
a dar sin llevar cuenta,
a combatir sin temor a las heridas,
a trabajar sin buscar el descanso,
a gastarme sin más recompensa
que saber que estoy haciendo
tu voluntad. Amén.
Acordaos, oh piadosísima Virgen María,
que jamás se ha oído decir que haya sido abandonado
ninguno de cuantos han acudido a vuestro amparo,
implorado vuestra protección y reclamado vuestro socorro.
Animado con esta confianza, a Vos también acudo,
oh Virgen de las vírgenes,
y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados,
me atrevo a comparecer ante vuestra soberana presencia.
No desechéis mis humildes súplicas, oh Madre del Verbo,
antes bien, oídlas y acogedlas favorablemente. Amén.
San Bernardo
Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor,
tuyas son la alabanza, la gloria y el honor;
tan sólo tú eres digno de toda bendición
y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención.
Loado seas por toda criatura, mi Señor,
y en especial loado por el hermano sol
que alumbra y abre el día y es bello en su esplendor,
y lleva por los cielos noticia de su autor.
Y por la hermana luna, de blanca luz menor,
y las estrellas claras que tu poder creó,
tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son
y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor!
Y por la hermana agua, preciosa en su candor,
que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor!
Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol
y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado, mi Señor!
Y por la hermana tierra, que es toda bendición;
la hermana madre tierra que da en toda ocasión
las hierbas y los frutos y flores de color,
y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor!
Y por los que perdonan y aguantan por tu amor
los males corporales y la tribulación:
¡felices los que sufren en paz con el dolor,
porque les llega el tiempo de la coronación!
Y por la hermana muerte: ¡loado, mi Señor!
Ningún viviente escapa de su persecución;
¡ay si en pecado grave sorprende al pecador!
Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios.
No probarán la muerte de la condenación.
Servidle con ternura y humilde corazón.
Agradeced sus dones, cantad su creación.
Las creaturas todas, ¡load a mi Señor!
San Francisco de Asís
Oración al Creador del Inca Pachacútec
Oh Creador,
que estás en los confines
de un mundo sin igual,
que diste ser y valor a los seres humanos;
diciendo: “sea este hombre ”,
y a las mujeres: “sea esta mujer”,
los hiciste, los formaste y les diste el ser;
guarda por tanto y ampara
a los que creaste y diste el ser,
para que vivan sanos y salvos
en paz y sin peligro.
¿Dónde estás?
¿Habitas por ventura en lo alto del cielo,
debajo de la tierra,
o en las nubes y tempestades?
Oyeme, respóndeme
y concédeme lo que te pido,
dándonos perpetua vida
y extendiendo tu mano,
y recibe ahora esta ofrenda,
donde quiera que estuvieres,
oh Creador.
Oración de los incas en busca de Dios
Óyeme,
desde el mar de arriba
en que permaneces,
desde el mar de abajo
donde estás.
Creador del mundo, alfarero del hombre,
Señor de los Señores,
a ti,
con mis ojos que desesperan por verte
o por pura gana de conocerte,
pues viéndote yo, conociéndote,
considerándote, comprendiéndote,
tú me verás y me conocerás.
El sol, la luna, el día, la noche,
el verano, el invierno, no en vano caminan,
ordenados, al señalado lugar
y a buen término llegan.
Por todas partes llevas contigo
tu cetro de Rey.
Óyeme, escúchame.
No sea que me canse,
que me muera.
Ven, Espíritu Santo,
llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos
el fuego de tu amor.
-Envía tu Espíritu, Señor,
-Y renueva la faz de la tierra.
Oremos:
¡Oh Dios, que llenaste los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo!;
concédenos que, guiados por el mismo Espíritu,
sintamos con rectitud y gocemos siempre de tu consuelo.
Por Jesucristo nuestro Señor.
El mejor servicio al hermano es la evangelización que
lo dispone a realizarse como hijo de Dios,
lo libera de las injusticias
y lo promueve integralmente.
Puebla 1145
Oración del Delegado de la Palabra
Señor Jesús, Palabr a eterna del Padre, que delegas te a tu Iglesia la
misión de ser Palabra y testimonio ante el mundo, y nos concedes
tambié n a nosotros participar en esta delegación, en esta misión.
Te damos gracias con todo nuestro corazón, por habernos llamado a
este sublime ministerio, a esta hermosa tarea de prolonga r tu
presencia entr e nuestros herma nos, de dar cuerpo a tu presencia,
voz a tu palabr a , ternur a concreta a tu amor eterno.
Vuelve a pasar hoy, Señor, por los caminos polvorien tos de nuestros
campos, por las calles de nuestros pueblos, poniendo tus pasos sobre
las huellas de los pies de tus «delega dos», para que en nuestro
servicio a la comunida d pueda resonar verdad e r a m e n t e tu misma
Palabr a , tu voz, tu presencia, tus gestos salvadores, tu amor a todos
los hombr es y mujer es.
Ayúda nos a estar unidos entre nosotros y con nuestros pastores,
contigo y con el Padre, con nuestr a comunida d y con todas las
comunida des cristianas, con todos los hombr es y mujeres,
especialm e n t e los más pobres.
Haznos dignos de la misión que nos encomien- das. Que no
manche mos tu rostro con nuestro com- porta mi e n t o indigno. Que con
nuestros pecados no haga mos increíble la Palabra que predica mos.
Que con nuestr a fidelida d diaria te agrade zca mos esta misión
sublime que nos encomie nd as. Que por nuestr a vida intacha ble y
nuestro amor cumplido seamos tambié n nosotros Palabra viva que
habla y predica aun en silencio, desde el grito de la vida diaria.
Señor Jesús, pon tu Palabr a en nuestr a boca, tu Amor en nuestro
corazón, tu Fuerza sanador a en nuestros gestos, para que por donde
pasemos nosotros se realicen de alguna maner a los mismos milagros
que Tú realizabas. Te lo pedimos a Ti que vives y reinas por los siglos
de los siglos.
Oración del servidor de la comunida d
Para los encarga dos de liturgia, administr ación, limpieza, salud,
mante ni mi e n t o, canto, fiscales… todos los servidores de la
comunida d.
Dios, Padre y Madr e de todos los seres humanos, que quieres
salvarnos no aislada m e n t e , sino formando comunida d es cristianas
que integr e n un solo Cuerpo:
Te doy gracias por mi comunida d, por todos los que la forma m os,
porque con nuestr as cualidades humanas y religiosas nos
enriquece mos unos a otros y enriquece m os tu Iglesia. Te doy gracias
porque en la comunida d me permites servir te y poner al servicio de
todos las cualidades que me has dado. Te ruego me des:
j fe, para creer que te sirvo a ti mismo en mis herm a nos;
j entre g a , para ser de los que siempr e están dispuestos;
j humilda d, para no exigir nunca que se reconozcan mis servicios;
j paciencia y comprensión, para perdonar nuestr as peque ñeces
humanas;
j fidelida d, para ser de los que no fallan, de aquellos que nunca
abandona n .
Trinida d Santa: Tú que eres la mejor comunida d, ayúdanos a vivir en
comunida d reproduciendo tu donación y tu entre g a infinitas.
Pobreza evangélica
No tener nada.
No llevar nada.
No poder nada.
No pedir nada.
Y, de pasada ,
no mata r nada;
no callar nada.
Solame n t e el Evangelio,
como una faca afilada .
Y el llanto y la risa en la mirada .
Y la mano extendida y apre t a d a .
Y la vida, a caballo, dada.
Y este sol y estos ríos y esta tierr a compra da ,
para testigos de la Revolución ya estallada .
¡Y «mais nada»!
Pedro Casaldáliga

ORACION DE FIN Y PRINCIPIO DE AÑO

Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad,

Recomendados

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOSVIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOSframasg
 
Oracion-para-romper-conjuros-o
 Oracion-para-romper-conjuros-o Oracion-para-romper-conjuros-o
Oracion-para-romper-conjuros-oIsrael Briceño
 
Novenario por los difuntos
Novenario por los difuntosNovenario por los difuntos
Novenario por los difuntos699118
 
Oración para sanar de la envidia
Oración para sanar de la envidiaOración para sanar de la envidia
Oración para sanar de la envidiaKikemontero
 
Oración para limpiar mi hogar
Oración para limpiar mi hogarOración para limpiar mi hogar
Oración para limpiar mi hogarKikemontero
 
23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...
23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...
23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...manu2002
 
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapa
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapaOración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapa
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapaKikemontero
 
Oración para concebir hijos
Oración para concebir hijosOración para concebir hijos
Oración para concebir hijosKikemontero
 
Atrapar y desatar brujas oracion
Atrapar y desatar brujas oracionAtrapar y desatar brujas oracion
Atrapar y desatar brujas oracionCarlos Estrada
 
Mi libro de_oraciones
Mi libro de_oracionesMi libro de_oraciones
Mi libro de_oracionesjosemareque59
 
Oracion de proteccion para los hijos
Oracion de proteccion para los hijosOracion de proteccion para los hijos
Oracion de proteccion para los hijosRaquel Z
 
Oración para pedir un milagro
Oración para pedir un milagroOración para pedir un milagro
Oración para pedir un milagroKikemontero
 
Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.
Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.
Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.Yurina Pinto
 
Oración de liberación dorothea de grandis sudol
Oración de liberación   dorothea de grandis sudolOración de liberación   dorothea de grandis sudol
Oración de liberación dorothea de grandis sudolRaquel Z
 
Oración para pedir por un buen matrimonio
Oración para pedir por un buen matrimonioOración para pedir por un buen matrimonio
Oración para pedir por un buen matrimonioKikemontero
 

La actualidad más candente (20)

Sanacion Oracion
Sanacion OracionSanacion Oracion
Sanacion Oracion
 
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOSVIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
VIA CRUCIS CON TEXTOS FRANCISCANOS
 
Oracion-para-romper-conjuros-o
 Oracion-para-romper-conjuros-o Oracion-para-romper-conjuros-o
Oracion-para-romper-conjuros-o
 
Novenario por los difuntos
Novenario por los difuntosNovenario por los difuntos
Novenario por los difuntos
 
Salmos e hinos 404
Salmos e hinos 404Salmos e hinos 404
Salmos e hinos 404
 
Jerusalem
JerusalemJerusalem
Jerusalem
 
Oración para sanar de la envidia
Oración para sanar de la envidiaOración para sanar de la envidia
Oración para sanar de la envidia
 
Oración para limpiar mi hogar
Oración para limpiar mi hogarOración para limpiar mi hogar
Oración para limpiar mi hogar
 
23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...
23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...
23. maravillosas revelaciones recibidas por una humilde mujer sobre las bendi...
 
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapa
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapaOración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapa
Oración de guerra espiritual por nuestros hijos segunda etapa
 
Oración para concebir hijos
Oración para concebir hijosOración para concebir hijos
Oración para concebir hijos
 
Atrapar y desatar brujas oracion
Atrapar y desatar brujas oracionAtrapar y desatar brujas oracion
Atrapar y desatar brujas oracion
 
Mi libro de_oraciones
Mi libro de_oracionesMi libro de_oraciones
Mi libro de_oraciones
 
Oracion de proteccion para los hijos
Oracion de proteccion para los hijosOracion de proteccion para los hijos
Oracion de proteccion para los hijos
 
Oración para pedir un milagro
Oración para pedir un milagroOración para pedir un milagro
Oración para pedir un milagro
 
Oracion de libera cion
Oracion de libera cionOracion de libera cion
Oracion de libera cion
 
Sometimiento oracion
Sometimiento oracionSometimiento oracion
Sometimiento oracion
 
Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.
Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.
Suplica Ardiente. De San Luis Maria Grignion de Montfort.
 
Oración de liberación dorothea de grandis sudol
Oración de liberación   dorothea de grandis sudolOración de liberación   dorothea de grandis sudol
Oración de liberación dorothea de grandis sudol
 
Oración para pedir por un buen matrimonio
Oración para pedir por un buen matrimonioOración para pedir por un buen matrimonio
Oración para pedir por un buen matrimonio
 

Destacado

Benjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentir
Benjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentirBenjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentir
Benjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentirinfocatolicos
 
Patxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orar
Patxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orarPatxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orar
Patxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orarinfocatolicos
 
Pedro Trigo - Salmos de vida y esperanza
Pedro Trigo - Salmos de vida y esperanzaPedro Trigo - Salmos de vida y esperanza
Pedro Trigo - Salmos de vida y esperanzainfocatolicos
 
Cuando pensabas que no te veía.
Cuando pensabas que no te veía.Cuando pensabas que no te veía.
Cuando pensabas que no te veía.Line Danag
 
Oraciones para pedir protección
Oraciones para pedir protecciónOraciones para pedir protección
Oraciones para pedir protecciónRaquel Z
 
Oraciones para el día de la paz
Oraciones para el día de la pazOraciones para el día de la paz
Oraciones para el día de la pazcristinamoreubi
 
El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504
El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504
El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504James Rodriguez
 
Eucaristia comuniones fin de curso -
Eucaristia comuniones   fin de curso -Eucaristia comuniones   fin de curso -
Eucaristia comuniones fin de curso -psjpastoral
 
Oraciones 1a comunion
Oraciones 1a comunionOraciones 1a comunion
Oraciones 1a comunionpandislau
 
MADRID DE LOS AUSTRIAS:
MADRID DE LOS AUSTRIAS:MADRID DE LOS AUSTRIAS:
MADRID DE LOS AUSTRIAS:sandritarsr
 
FIG 2009 : article d'André HUMBERT
FIG 2009 : article d'André HUMBERTFIG 2009 : article d'André HUMBERT
FIG 2009 : article d'André HUMBERTCERPA_Nancy
 
Mackenroth-Theorem
Mackenroth-TheoremMackenroth-Theorem
Mackenroth-Theoremhc voigt
 
Poème francophone comme un chant
Poème francophone  comme un chantPoème francophone  comme un chant
Poème francophone comme un chantGraziela Costa
 

Destacado (20)

Benjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentir
Benjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentirBenjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentir
Benjamín González Buelta. Salmos para gustar y sentir
 
Patxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orar
Patxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orarPatxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orar
Patxi Loidi. Mar adentro. Plegarias para orar
 
Pedro Trigo - Salmos de vida y esperanza
Pedro Trigo - Salmos de vida y esperanzaPedro Trigo - Salmos de vida y esperanza
Pedro Trigo - Salmos de vida y esperanza
 
Blog
BlogBlog
Blog
 
Cuando pensabas que no te veía.
Cuando pensabas que no te veía.Cuando pensabas que no te veía.
Cuando pensabas que no te veía.
 
Cuaderno oraciones
Cuaderno oraciones Cuaderno oraciones
Cuaderno oraciones
 
Oraciones para pedir protección
Oraciones para pedir protecciónOraciones para pedir protección
Oraciones para pedir protección
 
Con la Mujer Samaritana
Con la Mujer SamaritanaCon la Mujer Samaritana
Con la Mujer Samaritana
 
Oraciones para el día de la paz
Oraciones para el día de la pazOraciones para el día de la paz
Oraciones para el día de la paz
 
El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504
El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504
El Rosario y otras oraciones - Santísima Trinidad Ruega Por Nosotros - JPR504
 
Salmos adaptados
Salmos adaptadosSalmos adaptados
Salmos adaptados
 
Eucaristia comuniones fin de curso -
Eucaristia comuniones   fin de curso -Eucaristia comuniones   fin de curso -
Eucaristia comuniones fin de curso -
 
Oraciones 1a comunion
Oraciones 1a comunionOraciones 1a comunion
Oraciones 1a comunion
 
Oraciones
OracionesOraciones
Oraciones
 
17 junio zumba
17 junio zumba17 junio zumba
17 junio zumba
 
MADRID DE LOS AUSTRIAS:
MADRID DE LOS AUSTRIAS:MADRID DE LOS AUSTRIAS:
MADRID DE LOS AUSTRIAS:
 
FIG 2009 : article d'André HUMBERT
FIG 2009 : article d'André HUMBERTFIG 2009 : article d'André HUMBERT
FIG 2009 : article d'André HUMBERT
 
Mackenroth-Theorem
Mackenroth-TheoremMackenroth-Theorem
Mackenroth-Theorem
 
Les souliers rouges
Les souliers rougesLes souliers rouges
Les souliers rouges
 
Poème francophone comme un chant
Poème francophone  comme un chantPoème francophone  comme un chant
Poème francophone comme un chant
 

Similar a Oraciones diversas

Rosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina MisericordiaRosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina Misericordiagabby ortega
 
SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)
SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)
SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)FEDERICO ALMENARA CHECA
 
DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014
DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014
DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014FEDERICO ALMENARA CHECA
 
XV domingo del tiempo ordinario 2016
XV domingo del tiempo ordinario 2016XV domingo del tiempo ordinario 2016
XV domingo del tiempo ordinario 2016Euro Lobo
 
Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013
Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013
Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013FEDERICO ALMENARA CHECA
 
FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016
FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016
FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016federico almenara ramirez
 
Misa de niños ( 22 Enero 2012 )
Misa de niños ( 22 Enero 2012 )Misa de niños ( 22 Enero 2012 )
Misa de niños ( 22 Enero 2012 )Tania Hernández
 
Oraciones básicas para los niños en su primera comunión
Oraciones básicas para los niños en su primera comuniónOraciones básicas para los niños en su primera comunión
Oraciones básicas para los niños en su primera comuniónealbornozjes
 
GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015
GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015
GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015FEDERICO ALMENARA CHECA
 
DOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPS
DOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPSDOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPS
DOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPSfederico almenara ramirez
 
Misa de niños (22 Enero 2012))
Misa de niños (22 Enero 2012))Misa de niños (22 Enero 2012))
Misa de niños (22 Enero 2012))Tania Hernández
 
Misa para niños Día de San Francisco 2015
Misa para niños Día de San Francisco 2015Misa para niños Día de San Francisco 2015
Misa para niños Día de San Francisco 2015Tania Hernández
 
LIBRO DE ORACIONES 2.pdf
LIBRO DE ORACIONES 2.pdfLIBRO DE ORACIONES 2.pdf
LIBRO DE ORACIONES 2.pdfRasecVilla3
 
Misa de niños 27 Septiembre 2015
Misa de niños 27 Septiembre 2015Misa de niños 27 Septiembre 2015
Misa de niños 27 Septiembre 2015Tania Hernández
 

Similar a Oraciones diversas (20)

Rosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina MisericordiaRosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina Misericordia
 
Oracion de liberacion, exorcismo y sanidad
Oracion de liberacion, exorcismo y sanidadOracion de liberacion, exorcismo y sanidad
Oracion de liberacion, exorcismo y sanidad
 
SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)
SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)
SAN FRANCISCO DE ASIS. DIA 4 DE OCTUBRE DEL 2014)
 
DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014
DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014
DOMINGO XXIX DEL TO. CICLO A. 19 DE OCTUBRE DEL 2014
 
Oracional Eudista
Oracional EudistaOracional Eudista
Oracional Eudista
 
Oracional eudista version-pdf
Oracional eudista version-pdfOracional eudista version-pdf
Oracional eudista version-pdf
 
26 febrero 2.012
26 febrero 2.01226 febrero 2.012
26 febrero 2.012
 
XV domingo del tiempo ordinario 2016
XV domingo del tiempo ordinario 2016XV domingo del tiempo ordinario 2016
XV domingo del tiempo ordinario 2016
 
Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013
Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013
Festividad de san Diego de Alcalá. Día 13 de noviembre del 2013
 
FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016
FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016
FESTIVIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR. CICLO C. DÍA 8 DE MAYO DEL 2016
 
Misa de niños ( 22 Enero 2012 )
Misa de niños ( 22 Enero 2012 )Misa de niños ( 22 Enero 2012 )
Misa de niños ( 22 Enero 2012 )
 
V DOMINGO ORDINARIO
V DOMINGO ORDINARIOV DOMINGO ORDINARIO
V DOMINGO ORDINARIO
 
Oraciones básicas para los niños en su primera comunión
Oraciones básicas para los niños en su primera comuniónOraciones básicas para los niños en su primera comunión
Oraciones básicas para los niños en su primera comunión
 
GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015
GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015
GUIÓN SIN EUCARISTÍA DEL CORPUS CRISTI. CICLO B. DIA 7 DE JUNIO DEL 2015
 
DOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPS
DOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPSDOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPS
DOMINGO 10º DEL TO. CICLO C. DÍA 5 DE JUNIO DEL 2016.PPS
 
2 d tiempo ordinario c
2 d tiempo ordinario c2 d tiempo ordinario c
2 d tiempo ordinario c
 
Misa de niños (22 Enero 2012))
Misa de niños (22 Enero 2012))Misa de niños (22 Enero 2012))
Misa de niños (22 Enero 2012))
 
Misa para niños Día de San Francisco 2015
Misa para niños Día de San Francisco 2015Misa para niños Día de San Francisco 2015
Misa para niños Día de San Francisco 2015
 
LIBRO DE ORACIONES 2.pdf
LIBRO DE ORACIONES 2.pdfLIBRO DE ORACIONES 2.pdf
LIBRO DE ORACIONES 2.pdf
 
Misa de niños 27 Septiembre 2015
Misa de niños 27 Septiembre 2015Misa de niños 27 Septiembre 2015
Misa de niños 27 Septiembre 2015
 

Más de infocatolicos

Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.
Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.
Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.
El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.
El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.
La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.
La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.
Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.
Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.
Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.
Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
El rico necio - José Luis Caravias, sj.
El rico necio - José Luis Caravias, sj.El rico necio - José Luis Caravias, sj.
El rico necio - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.
Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.
Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.
Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.
Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.
Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.
Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.
Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.
Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.
Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.
Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús joven - José Luis Caravias, sj.
Jesús joven - José Luis Caravias, sj.Jesús joven - José Luis Caravias, sj.
Jesús joven - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.
Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.
Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.
Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.
Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Encarnación - José Luis Caravias, sj.
Encarnación - José Luis Caravias, sj.Encarnación - José Luis Caravias, sj.
Encarnación - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Anunciación - José Luis Caravias, sj.
Anunciación - José Luis Caravias, sj.Anunciación - José Luis Caravias, sj.
Anunciación - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.
Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.
Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.
Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.
Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 
Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.
Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.
Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.infocatolicos
 

Más de infocatolicos (20)

Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.
Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.
Jesús y los niños - José Luis Caravias, sj.
 
El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.
El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.
El tiempo de Jesús - José Luis Caravias, sj.
 
La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.
La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.
La felicidad según Jesús - José Luis Caravias, sj.
 
Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.
Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.
Padre nuestro - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.
Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.
Jesús es exigente - José Luis Caravias, sj.
 
El rico necio - José Luis Caravias, sj.
El rico necio - José Luis Caravias, sj.El rico necio - José Luis Caravias, sj.
El rico necio - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.
Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.
Jesús resucita jóvenes - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.
Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.
Jesús sana a los despreciados - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.
Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.
Jesús enseña a perdonar - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.
Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.
Jesús alegra las bodas - José Luis Caravias, sj.
 
Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.
Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.
Tentaciones de Jesús y de nosotros - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús joven - José Luis Caravias, sj.
Jesús joven - José Luis Caravias, sj.Jesús joven - José Luis Caravias, sj.
Jesús joven - José Luis Caravias, sj.
 
Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.
Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.
Jesús hijo de familia - José Luis Caravias, sj.
 
Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.
Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.
Nacimiento de Jesús - José Luis Caravias, sj.
 
Encarnación - José Luis Caravias, sj.
Encarnación - José Luis Caravias, sj.Encarnación - José Luis Caravias, sj.
Encarnación - José Luis Caravias, sj.
 
Anunciación - José Luis Caravias, sj.
Anunciación - José Luis Caravias, sj.Anunciación - José Luis Caravias, sj.
Anunciación - José Luis Caravias, sj.
 
Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.
Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.
Espíritu Santo ven - José Luis Caravias, sj.
 
Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.
Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.
Oración de perdón al Espíritu Santo - José Luis Caravias, sj.
 
Ven Espíritu Santo
Ven Espíritu SantoVen Espíritu Santo
Ven Espíritu Santo
 
Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.
Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.
Consuelos de Dios - José Luis Caravias, sj.
 

Último (8)

RITUAL IMPOSICIÓN DE LA CENIZA Ceniza(6).pdf
RITUAL IMPOSICIÓN DE LA CENIZA  Ceniza(6).pdfRITUAL IMPOSICIÓN DE LA CENIZA  Ceniza(6).pdf
RITUAL IMPOSICIÓN DE LA CENIZA Ceniza(6).pdf
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 2
 
El compromiso a través de la Biblia.pptx
El compromiso a través de la Biblia.pptxEl compromiso a través de la Biblia.pptx
El compromiso a través de la Biblia.pptx
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 3
 
Libro martha-nussbaum-crear-capacidades.pdf
Libro martha-nussbaum-crear-capacidades.pdfLibro martha-nussbaum-crear-capacidades.pdf
Libro martha-nussbaum-crear-capacidades.pdf
 
A los vicencianos en este tiempo de Cuaresma
A los vicencianos en este tiempo de CuaresmaA los vicencianos en este tiempo de Cuaresma
A los vicencianos en este tiempo de Cuaresma
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 1
 
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4
Carta de Cuaresma 2024 reflexion grupo 4
 

Oraciones diversas

  • 1. Oraciones diversas ALMA DE CRISTO Hijo de Dios, Jesús el Cristo, líbra m e ; Cuerpo del Cristo, cuída m e . Jesús, mi Cristo, escúc h a m e y de mis male s cúra m e . Agua de Cristo, báñ a m e ; pasión de Cristo, afiánza m e ; sangr e de Cristo, embri á g a m e . Jesús: En tus herida s hoy ocúlta m e y con tu cruz recúbr e m e : Tu suav e yugo cárg a m e , a dond e quier a s má n d a m e , y cuan d o quier a s lláma m e . De todo mal prot é g e m e y pues t o junto a ti sie mpr e defiénd e m e . Yo te entrego, Papá, mi libertad, mi mente y mis anhelos; mi corazón, mi ser y mi persona, y todo lo que tengo. Tú me lo diste todo; a ti te lo devuelvo: Haz de lo mío lo tuyo, y tú dispón de ello. Ya lo demás me tiene sin cuidado ... Regálame sólo esto: que tú y yo nos queramos.., y estaré satisfecho. Adaptación de Félix Palencia sj.
  • 2. Que te conozca y me conozca Concédeme conocerme a mí mismo y conocerte a ti , Señor Jesús; olvidarme a mí mismo y amarte a ti. Que no piense sino en ti. Que sepa mortificarme y vivir en ti. Que todo cuanto me suceda lo reciba como tuyo. Que siempre escoja ir detrás de ti. Que aprenda a huirme a mí mismo y a refugiarme junto a ti, para que sea defendido por ti. Que nada me atraiga sino tú. Y que me haga pobre por ti. Mírame para que yo te ame. Llámame para que yo te vea, para que por toda la eternidad goce de Ti. Así sea. San Agustín ¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Tú estabas dentro de mí; yo, fuera. Por fuera te buscaba y me lanzaba sobre el bien y la belleza creados por Ti. Tú estabas conmigo y yo no estaba contigo ni conmigo. Me retenían lejos las cosas. No te veía ni te sentía, ni te echaba de menos. Mostraste tu resplandor y pusiste en fuga mi ceguera. Exhalaste tu perfume, y respiré, y suspiro por ti. Gusté de ti, y siento hambre y sed. Me tocaste, y me abraso en tu paz. San Agustín Oh Verbo de Dios amado, enséñame a ser generoso, a servirte como mereces, a dar sin llevar cuenta, a combatir sin temor a las heridas, a trabajar sin buscar el descanso, a gastarme sin más recompensa que saber que estoy haciendo tu voluntad. Amén.
  • 3. Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que haya sido abandonado ninguno de cuantos han acudido a vuestro amparo, implorado vuestra protección y reclamado vuestro socorro. Animado con esta confianza, a Vos también acudo, oh Virgen de las vírgenes, y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra soberana presencia. No desechéis mis humildes súplicas, oh Madre del Verbo, antes bien, oídlas y acogedlas favorablemente. Amén. San Bernardo Omnipotente, altísimo, bondadoso Señor, tuyas son la alabanza, la gloria y el honor; tan sólo tú eres digno de toda bendición y nunca es digno el hombre de hacer de ti mención. Loado seas por toda criatura, mi Señor, y en especial loado por el hermano sol que alumbra y abre el día y es bello en su esplendor, y lleva por los cielos noticia de su autor. Y por la hermana luna, de blanca luz menor, y las estrellas claras que tu poder creó, tan limpias, tan hermosas, tan vivas como son y brillan en los cielos: ¡loado, mi Señor! Y por la hermana agua, preciosa en su candor, que es útil, casta, humilde: ¡loado, mi Señor! Por el hermano fuego, que alumbra al irse el sol y es fuerte, hermoso, alegre: ¡loado, mi Señor! Y por la hermana tierra, que es toda bendición; la hermana madre tierra que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color, y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor! Y por los que perdonan y aguantan por tu amor los males corporales y la tribulación: ¡felices los que sufren en paz con el dolor, porque les llega el tiempo de la coronación! Y por la hermana muerte: ¡loado, mi Señor! Ningún viviente escapa de su persecución; ¡ay si en pecado grave sorprende al pecador! Dichosos los que cumplen la voluntad de Dios. No probarán la muerte de la condenación. Servidle con ternura y humilde corazón. Agradeced sus dones, cantad su creación.
  • 4. Las creaturas todas, ¡load a mi Señor! San Francisco de Asís Oración al Creador del Inca Pachacútec Oh Creador, que estás en los confines de un mundo sin igual, que diste ser y valor a los seres humanos; diciendo: “sea este hombre ”, y a las mujeres: “sea esta mujer”, los hiciste, los formaste y les diste el ser; guarda por tanto y ampara a los que creaste y diste el ser, para que vivan sanos y salvos en paz y sin peligro. ¿Dónde estás? ¿Habitas por ventura en lo alto del cielo, debajo de la tierra, o en las nubes y tempestades? Oyeme, respóndeme y concédeme lo que te pido, dándonos perpetua vida y extendiendo tu mano, y recibe ahora esta ofrenda, donde quiera que estuvieres, oh Creador. Oración de los incas en busca de Dios Óyeme, desde el mar de arriba en que permaneces, desde el mar de abajo donde estás. Creador del mundo, alfarero del hombre, Señor de los Señores, a ti, con mis ojos que desesperan por verte o por pura gana de conocerte, pues viéndote yo, conociéndote, considerándote, comprendiéndote, tú me verás y me conocerás. El sol, la luna, el día, la noche, el verano, el invierno, no en vano caminan, ordenados, al señalado lugar y a buen término llegan. Por todas partes llevas contigo tu cetro de Rey. Óyeme, escúchame.
  • 5. No sea que me canse, que me muera. Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. -Envía tu Espíritu, Señor, -Y renueva la faz de la tierra. Oremos: ¡Oh Dios, que llenaste los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo!; concédenos que, guiados por el mismo Espíritu, sintamos con rectitud y gocemos siempre de tu consuelo. Por Jesucristo nuestro Señor. El mejor servicio al hermano es la evangelización que lo dispone a realizarse como hijo de Dios, lo libera de las injusticias y lo promueve integralmente. Puebla 1145 Oración del Delegado de la Palabra Señor Jesús, Palabr a eterna del Padre, que delegas te a tu Iglesia la misión de ser Palabra y testimonio ante el mundo, y nos concedes tambié n a nosotros participar en esta delegación, en esta misión. Te damos gracias con todo nuestro corazón, por habernos llamado a este sublime ministerio, a esta hermosa tarea de prolonga r tu presencia entr e nuestros herma nos, de dar cuerpo a tu presencia, voz a tu palabr a , ternur a concreta a tu amor eterno. Vuelve a pasar hoy, Señor, por los caminos polvorien tos de nuestros campos, por las calles de nuestros pueblos, poniendo tus pasos sobre las huellas de los pies de tus «delega dos», para que en nuestro servicio a la comunida d pueda resonar verdad e r a m e n t e tu misma Palabr a , tu voz, tu presencia, tus gestos salvadores, tu amor a todos los hombr es y mujer es. Ayúda nos a estar unidos entre nosotros y con nuestros pastores, contigo y con el Padre, con nuestr a comunida d y con todas las comunida des cristianas, con todos los hombr es y mujeres, especialm e n t e los más pobres. Haznos dignos de la misión que nos encomien- das. Que no manche mos tu rostro con nuestro com- porta mi e n t o indigno. Que con nuestros pecados no haga mos increíble la Palabra que predica mos. Que con nuestr a fidelida d diaria te agrade zca mos esta misión sublime que nos encomie nd as. Que por nuestr a vida intacha ble y nuestro amor cumplido seamos tambié n nosotros Palabra viva que habla y predica aun en silencio, desde el grito de la vida diaria. Señor Jesús, pon tu Palabr a en nuestr a boca, tu Amor en nuestro
  • 6. corazón, tu Fuerza sanador a en nuestros gestos, para que por donde pasemos nosotros se realicen de alguna maner a los mismos milagros que Tú realizabas. Te lo pedimos a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos. Oración del servidor de la comunida d Para los encarga dos de liturgia, administr ación, limpieza, salud, mante ni mi e n t o, canto, fiscales… todos los servidores de la comunida d. Dios, Padre y Madr e de todos los seres humanos, que quieres salvarnos no aislada m e n t e , sino formando comunida d es cristianas que integr e n un solo Cuerpo: Te doy gracias por mi comunida d, por todos los que la forma m os, porque con nuestr as cualidades humanas y religiosas nos enriquece mos unos a otros y enriquece m os tu Iglesia. Te doy gracias porque en la comunida d me permites servir te y poner al servicio de todos las cualidades que me has dado. Te ruego me des: j fe, para creer que te sirvo a ti mismo en mis herm a nos; j entre g a , para ser de los que siempr e están dispuestos; j humilda d, para no exigir nunca que se reconozcan mis servicios; j paciencia y comprensión, para perdonar nuestr as peque ñeces humanas; j fidelida d, para ser de los que no fallan, de aquellos que nunca abandona n . Trinida d Santa: Tú que eres la mejor comunida d, ayúdanos a vivir en comunida d reproduciendo tu donación y tu entre g a infinitas. Pobreza evangélica No tener nada. No llevar nada. No poder nada. No pedir nada. Y, de pasada , no mata r nada; no callar nada. Solame n t e el Evangelio, como una faca afilada . Y el llanto y la risa en la mirada . Y la mano extendida y apre t a d a . Y la vida, a caballo, dada. Y este sol y estos ríos y esta tierr a compra da , para testigos de la Revolución ya estallada . ¡Y «mais nada»! Pedro Casaldáliga ORACION DE FIN Y PRINCIPIO DE AÑO Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad,
  • 7. tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro. Al terminar un año más de vida, quiero darte gracias por todo aquello que recibí de TI : Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir. Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé, las amistades nuevas y los antiguos amores, los mas cercanos a mi y los que están mas lejos, los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría. Pero también, Señor hoy quiero pedirte perdón : perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor desperdiciado. Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho, y perdón por vivir sin entusiasmo. También por la oración que poco a poco fui aplazando y que recién ahora vengo a presentarte. Por todos mis olvidos, descuidos y silencios, nuevamente te pido perdón. En estos días en que estamos iniciando un nuevo año, detengo mi vida ante el nuevo calendario casi sin estrenar, y te presento estos días que sólo TU sabes si llegaré a vivirlos : Hoy te pido para mi y los míos la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría. Quiero vivir cada día con optimismo y bondad, llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz. Cierra Tu mis oídos a toda falsedad, y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes. Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno,
  • 8. que mi espíritu se llene sólo de bendiciones, y las derrame a mi paso. Cólmame de bondad y de alegría para que cuantos conviven conmigo o se acerquen a mi, encuentren en mi vida un poquito de Ti. Amén. ORACIÓN para abrirse y pedir la libertad interior Dios Espíritu Santo, Espíritu de libertad, no permitas que nos ocupemos en detalles insignificantes; danos sensibilidad para lo que es esencial. Líbranos de nuestras seguridades y danos valor: en la aventura por lo desconocido y para caminar por terrenos que no nos son familiares... Penetra y transforma: * nuestros prejuicios, * nuestras falsas consideraciones * y todo lo que bloquea la vida y el crecimiento. Ayúdanos a crecer en apertura y libertad interior hacia ti y hacia unos con otros, para que podamos transformarnos más y más en instrumentos de tu acción liberadora en el mundo de hoy. Amén. Y uno aprende ... Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma. Y uno aprende que el amor no significa acostarse; y una compañía no significa seguridad... Y uno empieza a aprender... que los besos no son contratos y los regalos no son promesas. Y uno empieza a aceptar sus derrotas, con la cabeza alta y los ojos abiertos. Y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes... y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.
  • 9. Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende... y con cada día, uno aprende. J.L. Borges Una pelota de basketball en mis manos vale unos $19.00 Una pelota de basketball en las manos de Michael Jordan vale alrededor de $33,000.000 Todo depende de en manos de quién está el asunto. Una raqueta de tenis en mis manos, no sirve para nada. Una raqueta de tenis en manos de Pete Sampras, significa el Campeonato en Wimbledon. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Una honda en mis manos es un juego de niños. Una honda en manos de David es el arma de la victoria del Pueblo de Dios. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Dos panes y cinco peces en mis manos son un par de sandwiches de pescado. Dos panes y cinco peces en manos de Jesús son el alimento para miles. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Unos clavos en mis manos pueden servir para construir una pajarera. Unos clavos en las manos de Jesucristo producen la Salvación de toda la humanidad. Todo depende de en manos de quién está el asunto. Como has visto, todo depende de en manos de quién está el asunto. Pon tus proyectos, tus preocupaciones, tus miedos, tus deseos, tus sueños, tu familia y tus relaciones en manos de Dios. Tu decides... En tus manos con tus propias fuerzas o en las manos de Dios con las fuerzas de ambos. No olvides "Todo depende de en manos de Quién está el asunto". ¿Y tus asuntos en manos de quien están? Si supiera... Si supiera que hoy es la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente, y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma.
  • 10. Si supiera que esta es la ultima vez que te vería salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso, y llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que ésta es la ultima vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírte una y otra vez indefinidamente. Si supiera que éstos son los últimos minutos que te veré, diría te quiero y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes. Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuánto te quiero y que nunca te olvidare. El mañana no le está asegurado a nadie, joven o viejo. Hoy puede ser la última vez que veas a los que amas. Por eso no esperes más, hazlo hoy, ya que si mañana nunca llega, seguramente lamentarás el día que no tomaste tiempo para una sonrisa, un abrazo, un beso. Y que estuviste muy ocupado para concederle a alguien un ultimo deseo. Mantén a los que amas cerca de ti, diles al oído lo mucho que los necesitas, quiérelos y trátalos bien. Toma tiempo para decirles lo siento, perdóname, por favor, gracias y todas las palabras de amor que conoces. Así, si mañana nunca llega, no tendrás remordimientos. Están... Están los que no sueñan. Están los que llevan amuletos. Los que imploran mirando al cielo. y los que creen en supersticiones. Están los que siguen corriendo, aunque les tiemblen las piernas. Los que siguen luchando,
  • 11. aunque todo parezca perdido. Porque cada día es la ultima vez, y cada amanecer es un comienzo, su vida misma es un desafío. Sufren, aunque no se quejan porque el dolor pasa, la lágrima se seca y el cansancio se renueva cada día. Tienen algo que nunca desaparecerá. La fe y la esperanza, la certeza de un mañana. Aunque no sepan nadar se tiran al agua, aunque no sepan volar remontan el vuelo. Visten a la realidad de sueño, y a la ilusión la vuelven cotidiana; no tiran la toalla cuando consagran su vida en sus campañas. Las verdades guardan en sus almas; ya no se ocultan ante si mismos porque no necesitan disfrazar nada. Lo que los hace diferentes es su espíritu. La determinación de alcanzar la cima. Una cima a la que no se llega, superando a los demás, sino... Superándose a ellos mismos. ANTE TI, SEÑOR Estar aquí, ante Ti, Señor, y ya está todo. Cerrar los ojos de mi cuerpo, cerrar los ojos de mi alma, y quedarme así, inmóvil, silencioso, abrirme ante Ti, que estás abierto a mí, estar presente a Ti, el Infinito presente. Yo acepto, Señor, este no sentir nada no ver nada no oír nada, vacío de toda idea de toda imagen en la noche
  • 12. Héme aquí simplemente para encontrarte sin obstáculo en el silencio de la Fe, ante Ti, Señor; Pero, Señor, no estoy solo, ya no puedo volver a estar solo. Soy multitud, Señor, pues los hombres me habitan. Yo los he encontrado y ellos han penetrado en mí, me han atormentado, me han traído problemas, me han comido; y yo los he dejado, Señor, para que ellos se alimenten y descansen. Y ahora te los traigo al presentarme a Ti. Héme aquí, Señor,! helos aquí! ante Ti, Señor. Michel Quoist Tú nos has creado diferentes. Te damos gracias Dios, Padre, por habernos creado tan diferentes unos de otros. Nuestros rostros tienen todos los colores, y tu Luz pasa sobre su variedad. Te agradecemos por habernos dado muchas lenguas. Así, Tú multiplicas en la expresión del hombre la búsqueda de Tu Rostro. Mi hermano es diferente de mí y así está muy bien. En esta diferencia reside toda nuestra riqueza. Y mi camino hacia él será más difícil y mucho más exaltante, y su camino hacia mí lo hará más atento. Te alabamos, Señor, porque nos has dado descubrirnos unos a otros y conocer la alegría del encuentro. Tú nos has dado compartirnos y así ofrecernos. Por sobre todo, te damos gracias, porque nos has hecho diferentes. Realiza nuestra unidad: en todas las lenguas de los hombres y por todas nuestras vidas, por el amor renovado podemos decir que tú eres Dios, podemos ver que tú nos pareces. En Jesucristo, Uno contigo
  • 13. y nosotros en El. F. Chagneau El deseo de Dios. Valor, pobre hombre! Huye un poco de tus ocupaciones, escapa por un momento del tumulto de tus pensamientos. Rechaza ahora tus pesadas preocupaciones y deja de lado tus pesadumbres. Regala a Dios un instante y descansa un poco en él. Entra allí donde habita tu espíritu, expulsa a todos del lugar, menos a Dios, o aquello que puede ayudarte a buscarlo. Cierra la puerta e inicia su búsqueda. Ahora, habla, corazón mío, ábrete totalmente y di a Dios: Yo busco tu rostro. Estoy buscando tu rostro, Señor. Tú, Señor, mi Dios, enseña a mi corazón dónde y cómo buscarte, dónde y cómo encontrarte. Si no estás aquí, Señor, ¿dónde te buscaré en tu ausencia? Y si estás en todas partes, ¿por qué no te veo? ¿Habitas en una luz inaccesible? Entonces, ¿quién me conducirá hasta allí y me introducirá para que yo te vea? Y, además, ¿por qué indicios, por qué rastros buscarte? Jamás te vi, Señor, Dios mío, no conozco tu rostro. ¿Qué puede hacer, Altísimo Señor, que puede hacer tu distante exiliado? ¿Qué puede hacer tu servidor, atormentado por tu amor y alejado de tu rostro? Él aspira a verte, y tu rostro está muy lejos de él. Él desea abordarte y tu morada es inabordable. Desea encontrarte, y no sabe dónde estás. Quiere buscarte, e ignora tu rostro. Tú eres mi Dios, Señor, Tú eres mi maestro, y yo nunca te he visto. Tú me has creado, me has otorgado todos mis bienes, y yo, todavía no te conozco. En definitiva, fui creado para verte, y todavía no realicé aquello para lo que fui creado. Y tú, Señor, ¿hasta cuándo, hasta cuándo, Señor, nos olvidarás? ¿Por cuánto tiempo nos ocultarás tu rostro? ¿Cuándo nos mirarás y querrás satisfacernos? ¿Cuándo iluminarás nuestros ojos y nos mostrarás tu cara? ¿Cuándo vendrás a nosotros? Míranos, Señor, concédenos, ilumínanos, muéstrate a nosotros. Danos tu presencia, para nuestra felicidad; Tú, cuya ausencia es para nosotros una desgracia. Ten piedad de nuestros constantes esfuerzos hacia Ti, de nosotros, que no podemos nada sin Ti. Enséñame a buscarte y muéstrate cuando te busco; porque no puedo buscarte si Tú no me lo enseñas, ni encontrarte, si Tú no te muestras. Que en mi deseo, pueda yo buscarte y que en tu búsqueda, te desee; que en mi amor, pueda yo encontrarte, y, encontrándote, amarte... San Anselmo, "Proslogion" "Que ninguna familia, por estar bien ella sola, se aísle del conjunto de la sociedad. Nadie se casa para ser felices los dos. El matrimonio tiene una gran función social, antorcha que ilumina caminos de otras liberaciones. Tienen que salir del hogar el hombre y la mujer capaces de promover en la política, en la sociedad, en los caminos de la justicia, los cambios que son necesarios y que no se harán mientras los hogares se opongan. No pongan su afán en tener más, sino en ser más. No en atraparlo todo, sino en darse a manos llenas a los demás". (Monseñor Romero, Homilía 7 de octubre de 1979) Si un día te dan ganas de llorar Llámame No prometo hacerte reír, Más puedo llorar contigo
  • 14. Si un día resuelves huir No dudes en llamarme No prometo pedir que te detengas Más puedo huir contigo Si un día te dan ganas de no escuchar a nadie Llámeme Y prometo quedarme callado Si un día me llamas y no respondo Ven corriendo a mi encuentro Tal vez yo te necesite a ti... PLEGARIA DE NAVIDAD Niño nuestro que has nacido en un humilde pesebre, rodeado de mansos animales y de la gente sencilla del pueblo. Santificado sea tu nombre, porque es un símbolo de justicia y libertad. Venga a nosotros tu mensaje de esperanza para este país que tanto necesita superar el desencanto, la corrupción, la miseria, la impunidad, la ignorancia, la falta de confianza de la gente en si misma. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo, sobre todo en esta tierra que tiene todas las condiciones para ser un paraíso, pero que obstinadamente buscamos convertir en un infierno. Danos hoy nuestro pan de cada día. Principalmente el pan para tantos chiquitos y chiquitas condenados a pasar hambre por culpa del egoismo, de la indiferencia, de la ineficacia estatal. Perdona a los que han transformado la Navidad en un gran comercio, a los que han vaciado de contenido uno de los acontecimientos más bellos en la historia de la humanidad, a los que hoy le ponen precio hasta al mismo Dios. No nos dejes caer en la tentación de creer que estas fiestas son solamente fiestas, sino una oportunidad para redescubrir los valores de la solidaridad y del amor, para compartir nuestros sueños por encima de nuestras diferencias. Y líbranos de los insulsos arbolitos de plástico y nieve artificial, de los ridículos Papá Noel con abrigos de lana en medio del calor subtropical, de los programas fashion de la televisión, de los petardos enloquecidos, de los eternos baches de nuestras calles, del dengue, del cólera, del sida, de la crisis, de los gobernantes y políticos corruptos, de los stronistas reciclados, de los oviedistas al acecho, de los manipuladores del Marzo Paraguayo, de los depredadores de la naturaleza, de los vendedores de ilusiones, de los ladrones de sueños, de la cachaca estruendosa, del calor insoportable y de todo mal. Amén. Andrés Colmán Gutiérrez. Cuando pensabas que no te veía Por: un niño.
  • 15. Un mensaje que todo padre y madre deben escuchar porque sus hijos lo están observando y haciendo lo que él hace, no lo que él dice. Cuando pensabas que no te veía, te vi pegar mi primer dibujo al refrigerador, e inmediatamente quise pintar otro. Cuando pensabas que no te veía, te vi arreglar y disponer de todo en nuestra casa para que fuese agradable vivir, pendiente de detalles, y entendí que las pequeñas cosas son las cosas especiales de la vida. Cuando pensabas que no te veía, te escuche pedirle a Dios y supe que existía un Dios al que le podría yo platicar y en quien confiar. Cuando pensabas que no te veía, te vi preocuparte por tus amigos sanos y enfermos y aprendí que todos debemos de ayudarnos y cuidarnos unos a otros. Cuando pensabas que no te veía, te vi dar tu tiempo y dinero para ayudar a personas que no tienen nada y aprendí que aquellos que tienen algo deben de compartirlo con quienes no tienen. Cuando pensabas que no te veía, te sentí darme un beso por la noche y me sentí amado y seguro. Cuando pensabas que no te veía, te vi atender la casa y a todos los que vivimos en ella y aprendí a cuidar lo que se nos da. Cuando pensabas que no te veía, vi como cumplías con tus responsabilidades aún cuando no te sentías bien, y aprendí que debo de ser responsable. Cuando pensabas que no te veía, vi una lágrima salir de tus ojos y aprendí que algunas veces las cosas duelen, y que está bien llorar. Cuando pensabas que no te veía, vi que te importaba y quise ser todo lo que puedo llegar a ser. Cuando pensabas que no te veía, aprendí casi todas las lecciones de la vida que necesito saber para ser una persona buena y productiva cuando crezca. Cuando pensabas que no te veía, te vi y quise decir: ¡Gracias por todas las cosas que vi cuando pensabas que no te veía!!! Para la Oración Personal Señor, la gente de la Comunidad de Vida Cristiana queremos estar aquí, en tu presencia, a tu alrededor, como tus discípulos, para escuchar tus enseñanzas y tus consejos, por eso te pedimos: Señor, enséñanos a orar, explícanos tú la parábola. Sabemos, Señor, que es cierta tu palabra y que no engaña: Pidan y se les dará, llamen y se les abrirá. Animados con estas palabras, queremos pedirte muchas cosas, que son una sola: Venga tu Reino, hágase tu voluntad. Que venga tu Reino y se haga tu voluntad en nuestra asamblea, en nuestra comunidad.
  • 16. Señor, cuando nos sentimos ciegos y sin luz para comprender lo que debemos hacer, vienen a nuestros labios las palabras del ciego: Señor que vea. Da, Señor, a nuestros ojos, la luz para que podamos siempre ver la verdad y no dejarnos engañar por los valores de este mundo. Cuando miramos nuestro país, nuestra sociedad, sentimos, Señor, que es pesada la responsabilidad. Nos vemos tentados de decirte como Moisés: No puedo cargar con todo este pueblo, es demasiado pesado para mí. Por eso, Señor, te pedimos que rápido nos digas las mismas palabras que dijiste a Moisés: ¿Es acaso corta la mano de Yavé? Ahora vas a ver si vale o no vale mi palabra. Queremos, Señor, pedirte que las tristezas y las angustias, las alegrías y las esperanzas de la gente de nuestra tierra, sean las tristezas y las angustias, las alegrías y las esperanzas de nosotros, gente de la Comunidad de Vida Cristiana en este Paraguay. Te pedimos colores. Porque sólo quien recibe como don la contemplación de unos nuevos cielos y una nueva tierra (Is 65,17) tendrá unos ojos capaces de adivinar la llegada paciente del Reino de Dios entre los escombros de la historia, allí donde otros sólo ven pobreza e ineficacia. Te pedimos sonidos. Porque sólo unos oídos acostumbrados a escuchar a Dios en el susurro de la brisa oirán el lento brotar de un árbol capaz de dar cobijo a aves de todas las especies (Mc 4,30-32), allí donde otros sólo oyen gritos de sufrimiento y desesperación. Te pedimos sabor. Porque sólo una boca que haya gustado la dulzura de la Palabra de Dios (Ez 3,1-4) podrá anunciar una tierra que mana leche y miel (Ex. 3,8), allí donde otros sólo pronuncian desencanto y blasfemia. Te pedimos aromas. Porque sólo un olfato que se haya dejado impregnar por el perfume de nardo (Jn 12,3) será capaz de reconocer el buen olor de Cristo; detrás del salitre de la miseria y la pólvora de las guerras. Te pedimos dedos. Porque sólo quien se sabe en las manos de Dios (Is 49,16), será capaz de tocar a los leprosos, para así -dejándose contaminar-, celebrar la Salvación desde la compasión que genera comunidad y no desde el poder que siempre implica desigualdad. No te pedimos, Señor, que nos saques del mundo, pero sí te pedimos que nos libres del Maligno y sus valores. Queremos que tú nos envíes al mundo, como tú, Señor, fuiste enviado por el Padre a este mundo nuestro. Pedimos que venga tu Reino, que se haga tu voluntad. Pedimos luz para conocer tu voluntad y fuerza para llevarla adelante. Danos interno conocimiento, amor verdadero, seguimiento cercano. Nos reunimos para buscar juntos, para quitar de nosotros todo lo que nos distrae, para buscar y hallar tu voluntad. Repetimos la petición que todos los cristianos te hacen en todos los tiempos: Ven, Señor Jesús;. Queremos oír tu promesa: Sí, pronto DIOS ESTÁ HABLANDO CONTIGO! (canto de los indios cherokees - Traducido y adaptado del Libro By San Etioy)
  • 17. Un hombre susurró: Dios habla conmigo. Y un ruiseñor comenzó a cantar. Pero el hombre no oyó. ¡Entonces el hombre repitió: Dios, habla conmigo. Y el eco de un trueno, se oyó. Más el hombre fue incapaz de oír. El hombre miró enrededor y dijo: Dios, déjame verte. Y una estrella brilló en el cielo. Pero el hombre no la vio. El hombre comenzó a gritar: Dios, muéstrame un milagro. Y un niño nació. Mas el hombre no sintió el latir de la vida. Entonces el hombre comenzó a llorar y a desesperarse: Dios, tócame y déjame saber que estás aquí conmigo... Y una mariposa se posó suavemente en su hombro El hombre espantó la mariposa con la mano y desilusionado continuó su camino, triste, solo y con miedo. ¿Hasta cuándo tenemos que sufrir para comprender que Dios está siempre donde está la vida? ¿Hasta cuándo mantendremos nuestros ojos y nuestros corazones cerrados para los milagros de la vida que se presentan diariamente en todo momento? ACTO DE CONFIANZA San Claudio de la Colombiere S.J. Estoy tan convencido, Dios mío, de que velas sobre todos los que esperan en ti y de que no puede faltar cosa alguna a quien de ti las aguarda todas, que he determinado vivir en adelante sin ningún cuidado, descargándome en ti de toda mi solicitud. Despójenme los hombres de los bienes y de la honra, prívenme las enfermedades de las fuerzas y medios de servirte, pierda yo por mi mismo la gracia pecando; que no por eso perderé la esperanza, antes la conservaré hasta el postrer suspiro de mi vida, y vanos serán los esfuerzos de todos los demonios del infierno para arrancármela, porque con vuestros auxilios me levantaré de la culpa. Aguarden unos la felicidad de sus riquezas o talentos; descansen otros en la inocencia de su vida, en la aspereza de su penitencia, en la multitud de sus buenas obras, o en el fervor de sus oraciones; en cuanto a mí, toda mi confianza se funda en la seguridad con que espero ser ayudado de ti, y en el firme propósito que tengo de cooperar a tu gracia. Confianza como esta jamás a nadie salió fallida. Así que seguro estoy de ser eternamente bienaventurado, porque espero firmemente serlo, y porque tú, Dios mío, eres de quien lo espero todo. Bien conozco que de mi soy frágil y mudable; sé cuánto pueden las tentaciones contra las virtudes más robustas; he visto caer las estrellas del cielo y las columnas del firmamento; pero nada de eso logra acobardarme. Mientras espere de veras, libre estoy de toda desgracia; y de que esperaré siempre estoy cierto, porque espero también esta esperanza invariable. En fin, para mí es seguro que nunca será demasiado lo que espere de ti, y que nunca tendré menos de lo que hubiere
  • 18. esperado. Por tanto, espero que me sostendrás sin dejarme caer en los riesgos más inminentes y me defenderás aun de los ataques más furiosos, y harás que mi flaqueza triunfe de los más espantosos enemigos: Espero que me amarás a mi siempre, siempre, y yo a mi vez te amaré sin intermisión; y para llegar de un solo vuelo con la esperanza hasta donde puede llegarse, te espero a ti mismo, oh Criador mío, para el tiempo y para la eternidad. Amén. PADRE, ME PONGO EN TUS MANOS Carlos de Foucauld Padre, Me pongo en tus manos. Haz de mí lo que quieras. Sea lo que fuere, Por ello te doy las gracias. Estoy dispuesto a todo. Lo acepto todo, Con tal de que se cumpla Tu voluntad en mí Y en todas tus criaturas. No deseo nada más, Padre. Te encomiendo mi alma, Te la entrego Con todo el amor de que soy capaz, Porque te amo y necesito darme, Ponerme en tus manos sin medida, Con infinita confianza, Porque tu eres mi Padre. __________ DIOS MÍO, ESTOY CONTENTO Dios mío, estoy contento porque Tú me amas, no obstante mi indignidad. Dios mío, estoy contento porque te amo, no obstante mi miseria. Dios mío, estoy contento porque puedo alguna vez, no obstante mi nada, hacer que te amen. Dios mío, estoy contento porque puedo sufrir algo por tu amor. Dios mío, estoy contento porque Tú estás presente en la Eucaristía. Dios mío, estoy contento porque eres mi Huésped divino. Dios mío, estoy contento porque tu presencia bendita en mi morada ilumina mi vida. Dios mío, estoy contento porque eres mi fuerza en los desfallecimientos de mi alma. Dios mío, estoy contento porque eres mi consuelo en las angustias de mi corazón. Dios mío, estoy contento porque Tú eres mi luz en las oscuridades de mi camino. Dios mío, estoy contento porque Tú eres mi riqueza en mi pobreza. Dios mío, estoy contento porque si me has quitado mucho, me has dejado todavía mucho mas. Dios mío, estoy contento porque Tú eres mi Padre, mi Esposo, mi Hermano, mi Amigo, mi Salvador, el Huésped divino de mi corazón, por medio de la gracia, la Vida de mi vida, porque Tú eres mi todo. Dios mío, estoy contento porque Tú eres la Belleza, la Bondad, la Verdad resplandeciente de la que mi alma está sedienta. Dios mío, estoy contento porque Tú eres la eterna felicidad de aquellos que he perdido. Dios mío, estoy contento porque creo que los he de ver y gozar en los esplendores de la vida eterna. ¡Oh mi buen Maestro! Te doy gracias de haberme hecho encontrar tantos corazones nobles y buenos. ¡Oh mi buen Maestro! Te doy gracias del perfume de las flores, de la hermosura de las almas, del reflejo aquí debajo de todas las inmortales bellezas. ¡Oh mi buen Maestro! Te doy gracias de haberme permitido gozar de todas las maravillas de tu creación. ¡Oh mi buen Maestro! Te doy gracias de todos los bienes que poseo todavía y de todos aquellos que espero de tu misericordia infinita en este mundo y en el otro para mí y para todos aquellos que me son queridos. Amén.
  • 19. DIOS CREADOR Romano Guardini ¡Oh Señor!, tu has creado todas las cosas. Tu les has dado tu ser y las has puesto en equilibrio y armonía. Están llenas de tu misterio, que toca el corazón si es piadoso. También a nosotros, ¡oh Señor!, nos has llamado a la existencia y nos has puesto entre ti y las cosas. Según tu modelo nos has creado y nos has dado parte de tu soberanía. Tú has puesto en nuestras manos tu mundo, para que nos sirva y completemos en él tu obra. Pero hemos de estarte sometidos, y nuestro dominio se convierte en rebelión y robo si no nos inclinamos ante ti, el único que llevas la corona eterna y eres Señor por derecho propio. Maravillosa, ¡oh dios!, es tu generosidad. Tu nos has temido por tu soberanía al crear seres con poder sobre ellos mismos y al confiar tu voluntad a su libertad. ¡Grande y verdadero rey eres tú! Tú has puesto en mis manos el honor de la voluntad. Cada palabra de tu revelación dice que me respetas y te confías a mí, me das dignidad y responsabilidad. Concédeme la santa mayoría de edad, que es capaz de aceptar la ley que tu guardas y de asumir la responsabilidad que tu me transfieres. Ten despierto mi corazón para que esté ante ti en todo momento, y haz que mi actuación se convierta en ese dominio y esa obediencia a que tú me has llamado. Amén. __________ CREADOR INCOMPRENSIBLE Creador incomprensible, yo te adoro. Soy ante ti como un poco de polvo, un ser de ayer, de la hora pasada. Me basta retroceder sólo unos pocos años, y no existía todavía… Las cosas seguían su curso sin mí. Pero tú existes desde la eternidad. ¡Oh Dios!, desde la eternidad te has bastado a ti mismo, el Padre al Hijo y el Hijo al Padre. ¿No deberías también poderme bastarme a mí, tu pobre criatura?… En ti encuentro todo cuanto puedo anhelar. Me basta si te tengo… ¡Dáteme a mi como yo me doy a ti, Dios mío! ¡Dáteme tú mismo! Fortaléceme, Dios todopoderoso, con tu fuerza interior; consuélame con tu paz, que siempre permanece; sáciame con la belleza de tu rostro; ilumíname con tu esplendor increado; purifícame con el aroma de tu santidad inexpresable; déjame sumergirme en ti y darme de beber del torrente de tu gracia cuanto puede apetecer un hombre mortal, de los torrentes que fluyen del Padre y del Hijo; de la gracia de tu amor eterno y consubstancial. __________ SEÑOR SANTO, PADRE OMNIPOTENTE San Buenaventura Señor santo, Padre omnipotente, Dios eterno, por tu generosidad y la de tu Hijo quien por mí padeció pasión y muerte, y por la excelentísima santidad de su Madre, y por los méritos de todos los santos, concédeme a mí, pecador e indigno de cualquier beneficio tuyo, que sólo a ti ame, que siempre tenga sed de tu amor, que continuamente tenga en el corazón el beneficio de la pasión, que reconozca mi miseria, que desee ser pisado y despreciado de todos; que sólo la culpa me entristezca. Amén. __________ DIOS MÍO, CREO EN TI Dios mío, creo en ti, espero en ti, te amo sobre todas las cosas con toda mi alma, con todo
  • 20. mi corazón, con todas mis fuerzas; te amo porque eres infinitamente bueno y porque eres digno de ser amado; y, porque te amo, me pesa de todo corazón haberte ofendido: ten misericordia de mí, pecador. Amén. EL CRISTO DE VELÁZQUEZ LEÓN FELIPE (1884-1968) Me gusta el Cristo de Velázquez. La melena sobre la cara... y un resquicio en la melena por donde entra la imaginación. Algo se ve. ¿Cómo era aquel rostro? Mira bien, compónlo tú. ¿A quién se parece? ¿A quién te recuerda? La Luz entra por los cabellos manchados de sangre y te ofrecen un espejo. ¡Mira bien!... ¿No ves cómo llora? ¿No eres tú?... ¿No eres tú mismo? ¡Es el hombre! El hombre hecho Dios. ¡Qué consuelo! No me entendéis... ¿Por qué estoy alegre? No sé..., tal vez porque me gusta más así: el hombre hecho Dios, que el Dios hecho hombre. ¡SOÑAR, SEÑOR, SOÑAR! Hazme soñar... ¡Soñar, Señor, soñar!... ¡Hace tiempo que no sueño! Soñé que iba una vez -cuando era niño todavía, al comienzo del mundoen un caballo desbocado por el viento, soñé que cabalgaba, desbocado, en el viento... que era yo mismo el viento... Señor, hazme otra vez soñar que soy el viento, el viento bajo la Luz, el viento traspasado por la Luz,
  • 21. el viento deshecho por la luz, el viento fundido por la luz, el viento.., hecho Luz... Señor, hazme soñar que soy la Luz... que soy Tú mismo, parte de mí mismo... y guárdame, guárdame dormido, soñando, eternamente soñando que soy un rayito de Luz de tu costado. UNA CRUZ SENCILLA Hazme una cruz sencilla, carpintero... sin añadidos ni ornamentos... que se vean desnudos los maderos, desnudos y decididamente rectos: los brazos en abrazo hacia la tierra, el astil disparándose a los cielos. Que no haya un solo adorno que distraiga este gesto: este equilibrio humano de los dos mandamientos... sencilla, sencilla... hazme una cruz sencilla, carpintero. LA CRUZ Si el sueño no nos permitiera anticipar un mundo diferente; si la esperanza no hiciera posible esta capacidad un poco milagrosa, que el ser humano tiene de clavar los ojos más allá de la infamia, ¿qué podríamos creer?, ¿qué podríamos esperar?, ¿qué podríamos amar? Porque en el fondo uno ama al mundo, a partir de la certeza de que este mundo, triste mundo, convertido en un campo de concentración, contiene otro mundo posible. O sea que está embarazado de maravilla. En el fondo, el acto de vivir y luchar, a pesar de todo, es un acto sagrado de locura. Eduardo Galeano. Jesús está en el vértice de la aspiración humana, Y, al mismo tiempo, Jesús está en el origen
  • 22. es el término de nuestras esperanzas y de nuestras oraciones, es el punto focal de los deseos de la historia y de la civilización, es decir, es el Mesías, el centro de la Humanidad, Aquel que da un valor a las acciones humanas, Aquel que conforma la alegría y la plenitud de los deseos de todos los corazones, el verdadero hombre, el tipo de perfección, de belleza y de santidad, puesto por Dios para personificar el verdadero modelo, el verdadero concepto de hombre, el hermano de todos, el amigo insustituible, el único digno de toda confianza y de todo amor: es el Cristo-hombre. de toda nuestra verdadera suerte, es la luz por la cual la habitación del mundo toma proporciones, forma, belleza y sombra; es la palabra que todo lo define, todo lo explica, todo lo clasifica, todo lo redime; es el principio de nuestra vida espiritual y moral; dice lo que se debe hacer y da la fuerza, la gracia, de hacerlo; reverbera su imagen, más aún su presencia, en cada alma que se hace espejo para acoger su rayo de verdad y vida, de quien creen en Él y acoge su contacto sacramental; es el Cristo-Dios, el Maestro, el Salvador, la Vida. Pablo VI Alocución del 3/2/1964
  • 23. ORACIÓN POR LOS DERECHOS HUMANOS Padre de todos, te damos gracias porque todos los hombres, mujeres y niños nacemos libres e iguales en dignidad y derechos. Ayúdanos a vivir en tu presencia como hermanos y hermanas. Señor Jesús, llegaste entre nosotros como uno más y no te aceptamos. Todavía hoy, en muchos países, a multitud de nuestros hermanos y hermanas se le niegan sus derechos humanos. Tú sigues siendo crucificado en ellos. Perdónanos y sálvanos. Espíritu Santo, luz de nuestros corazones, ven y enséñanos la sabiduría que nace de nuestra dignidad de hijos e hijas de Dios. Danos poder para crear un mundo donde quepamos todos. Señor, ya que nacemos seres libres, deja que permanezcamos libres hasta que retornemos a Ti. SEÑOR JESÚS, ENSÉÑANOS A SER GENEROSOS Señor Jesús, enséñanos a ser generosos, a servirte como Tú mereces, a dar sin medida, a combatir sin temor a las heridas, a trabajar sin descanso, sin esperar otra recompensa que saber que hemos cumplido tu santa voluntad. VEN, ESPÍRITU DIVINO (Secuencia del Espíritu, de la Liturgia de Pentecostés) Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el Cielo. Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo. Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo. Tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego, gozo que enjuga las lágrimas
  • 24. y reconforta en los duelos. Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos. Mira el vacío del hombre si tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento. Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero. Reparte tus siete dones según la fe de tus siervos. Por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén. NO TI ENES MANO S Jesús, no tienes manos. Tienes sólo nuestras manos para construir un mundo donde habite la justicia. Jesús, no tienes pies. Tienes sólo nuestros pies para poner en marcha la libertad y el amor. Jesús, no tienes labios. Tienes nuestros labios para anunciar la Buena Noticia de lo pobres. Jesús, no tienes medios. Tienes sólo nuestra acción para lograr que todos los hombres y mujeres sean hermanos. Jesús, nosotros somos tu Evangelio, el único Evangelio que la gente puede leer si nuestras vidas son obras y palabras eficaces. Jesús, damos musculatura moral para desarrollar nuestros talentos y hacer bien todas las cosas. (Anónimo) PROCURARÉ SEÑOR Procuraré Señor, en mis momentos de angustia y amargura, recordar tu nombre y alabarlo por ponerme a prueba. Procuraré Señor, a la hora de pedirte, tener más fe que el día anterior. Procuraré Señor, al encontrarme en crisis, pedirte de la mejor forma la luz para encontrar la solución. Procuraré Señor, recordar que en el desaliento, tu eres el consuelo y el impulso para seguir viviendo en medio de injusticias y sinsabores. Procuraré Señor, la relación en comunidad con mis semejantes. Procuraré Señor, dar amor en vez de odio, ayudar y no hundir, tender la mano y no empujar. Procuraré Señor, perdonar y no juzgar, la caridad y no la avaricia.
  • 25. Procuraré Señor, la amistad a la enemistad, la unión y no la desunión. Procuraré Señor, la paz y no la guerra. Procuraré Señor, en los momentos más controversiales, tener paciencia y esperanza. Procuraré Señor, alentar a los demás y no desalentarlos. Procuraré Señor, ser humilde como tu hijo y aceptar con fortaleza tu voluntad. BUSCA reflexiones anteriores en: http://busca.valores.org Regalos de Jesús • Te regalo a mi Santísima Madre, para que sea tu Madre. • Te regalo mi alegría para que tengas una fuente inagotable de paz. • Te regalo mis fuerzas para que te sostengas en tu cansancio cuando sirvas a los demás. • Te regalo la quietud de la noche bendita de mi nacimiento para que llenes tu alma de paz. • Te regalo mis ojos para que con ellos puedas dar una nueva mirada a este universo que puse a tu servicio. • Te regalo mi caridad para que sientas el anhelo de trabajar por los desposeídos y de compartir tu pan con los hambrientos. • Te regalo mi amor para que lleno tu corazón de él, puedas prodigarte a los demás. • Te regalo mi paz para que con tu buena voluntad des gloria a Dios. • Te regalo mi humildad para que desde tu condición de hombre, estés dispuesto a crecer y superarte. • Te regalo la mula del establo para que calientes con tu fervor. • Te regalo mi sencillez para que puedas llegar al Reino de los Cielos. • Te regalo la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar y mi valentía para cambiar las que puedo. • Te regalo mis ángeles para que te enseñen a ser mensajero de paz. • Te regalo las caricias de mis manos para que te consuelen y alienten. • Te regalo las lágrimas de mi madre como bálsamo de tus penas. • Me quedo contigo. • Te regalo la miel que llevaron los pastores para que endulces la vida de los tuyos con cariño y generosidad. • Te regalo mi humildad para engrandecerte. • Te regalo mi estrella para que te muestre el camino que a mí conduce. • Te regalo la música para que como ella alegra, tu también logres dar gozo a los demás. • Te regalo mis lágrimas para que laves con ellas tus pecados. • Te regalo la luz de mi mirada para que guíe tus pasos.
  • 26. • Te regalo mi misericordia para que con ella juzgues a tus hermanos. • Te regalo mi alegría para que con ella contagies al mundo. • Te regalo mi ternura para que con ella sirvas a los pequeños y a los necesitados. • Te regalo mis manos para que con ellas construyas mi Reino. • Te regalo mi amistad para que en ella te apoyes. • Te regalo mi paz para que la contagies a todos los que crucen en tu camino. • Como la estrella iluminó el camino de los reyes, recibe la luz de mi amor para que la irradies a los demás. • Te regalo mi hombro que sostuvo la cruz del pecado de la humanidad para que te ayude a cargar tu cruz. • Te regalo mi pesebre para que en él repose tu corazón. • Te regalo el perdón para que como un bálsamo sane el rencor y cada ofensa que guardes en tu corazón y así en paz contigo mismo me ofrezcas lo mejor de ti. • Te regalo mi amor para que sea la prenda de tu felicidad. • Te regalo el sol para que así como él alumbra al mundo, alumbres tú la vida de tu familia y tus amigos. • Te regalo mis pies para que te guíen por el camino de la verdad. • Te regalo mi amor para que sea la prenda de tu felicidad. • Te regalo mi boca para que con ella denuncies la injusticia. • Te regalo mis llagas para que te conforten en tu dolor y crezca en ti la esperanza. MAESTRO CON PALABRAS DE VIDA ETERNA Me esfuerzo y Él me dice ¡ perdona! Tengo miedo y Él me dice ¡ánimo! Dudo y Él me dice ¡confía! Me siento angustiado y Él me dice ¡tranquilo! Prefiero estar solo y Él me dice ¡ven sígueme! Fabrico planes y Él me dice : ¡déjalos! Busco bienes materiales y Él me dice ¡despréndete! Quiero seguridad y Él me dice ¡no te prometo nada ! Quiero vivir y Él me dice ¡no es suficiente! Quiero ser jefe y Él me dice ¡sirve! Quiero mandar y Él me dice ¡ obedece! Quiero comprender y Él me dice ¡cree! Quiero claridad y Él me habla en parábolas . Quiero poesía y Él me habla de realidades . Quiero tranquilidad y Él quiere que esté inquieto . Quiero violencia y Él me habla de paz . Saco la espada y Él me dice : ¡guárdala!
  • 27. Pienso en venganza y Él me dice ¡presenta la otra mejilla! Hablo de paz y Él me dice ¡he venido a traer la espada ! Intento ser conciliador y Él me dice ¡he venido a traer fuego a la tierra! Quiero ser el más grande y Él me dice ¡se como un niño! Quiero esconderme y Él me dice ¡muestra tu luz! Busco el primer puesto y Él me dice ¡siéntate en el último lugar! Quiero ser visto y Él me dice ¡reza en lo escondido! ¡No! , no entiendo a este Jesús Me provoca, me confunde. Al igual que tantos de sus discípulos, también yo he dudado, queriendo hallar otro maestro que fuera más claro y exigiera menos . Pero me sucede lo que a Pedro : Sus palabras me traspasan el corazón, no conozco a nadie que tenga como ÉL, PALABRAS DE VIDA ETERNA . ¡Que venga tu Espíritu! Jesús, hermano, maestro, acércanos al Padre, muéstranos su rostro, acompáñanos en el camino al Reino ¡envíanos tu Espíritu! Tu nos prometiste que estarías presente entre nosotros, que caminarías a nuestro lado, que tu fuerza nos animaría, Señor, ¡que venga tu Espíritu! Necesitamos aprender a discernir. Descubrir por dónde pasa el Reino en este tiempo. Necesitamos aprender a reconocer las señales de Dios en medio nuestro. Necesitamos aprender a seguir tus pasos, a vivir el Evangelio, a comprometernos por el Proyecto del Padre. En cada Pentecostés nos regalas el aliento nuevo de vida generosa, de fuerza para el cambio, de perseverante constancia para aprender a ser Iglesia, comunidad en marcha, hacia el Reino del Padre. ¡Ven a nuestras comunidades, Espíritu de Jesús! Enséñanos a vivir unidos, ayúdanos a zanjar diferencias, revélanos el mejor camino para ser fieles al Padre. Descubre nuestros errores, nuestras falencias, nuestros orgullos y pecados, conviértenos. Haz que vivamos para servir, sin ansías de poder, sin "transas" con el poder. Enséñanos a andar junto al pueblo, arrimando nuestra levadura, que es tu vida, tus opciones, tus preferencias.
  • 28. Buscamos tu aliento, ¡Ven Espíritu Santo! Convierte nuestras vidas ayuda a que seamos fieles. Muéstranos el camino y danos la fuerza para seguirlo. Anima nuestras comunidades. Alienta nuestros esfuerzos de vida nueva. ¡Ven Espíritu Santo! Ven a nosotros, empápanos de Reino, enséñanos a vivir las Bienaventuranzas, a dejar todo por el Evangelio. Anímanos, que te necesitamos, para seguir adelante y dar testimonio. Buen Jesús, danos tu Espíritu, el mismo que te concibió en el seno de María, el que te fue enseñando, desde niño, las cosas del Padre, el que te condujo al desierto y a las pruebas, el que estuvo a tu lado para fortalecerte y comenzar a anunciar la Vida Nueva; el que llenó tus días, y te dio fuerzas para hacer la voluntad del Padre, danos tu Espíritu Señor, para seguir tu ejemplo. EL SACERDOTE Miguel Ortega Riquelme. Antes que nada es un hombre, un hombre que siente, que llora, que tropieza, que ríe y que duerme. Un hombre que busca, que necesita, que pide y que ama. Un hombre. Dios en Jesucristo, le trastornó la vida. Enséñanos a aprender de otros que dan su vida para que las cosas cambien y haya más justicia en este mundo. Espíritu de Jesús, Espíritu Santo de Dios, fuerza de vida nueva, aliéntanos, danos esperanza, construye un corazón nuevo en cada uno para que hagamos juntos la gran fraternidad soñada, vivida, ofrecida por la entrega de Jesús y confirmada por el Padre en la Resurrección. Ven a nosotros, para que aprendamos a ser comunidad, para que cambiemos de vida, para que sigamos a Jesús, ¡Ven, Espíritu, Ven! Marcelo A. Murúa
  • 29. Lo eligió, le mostró su afecto, lo llamó a seguirlo, le entregó un mensaje, le dio una misión y lo conquistó definitivamente. Por eso, como una locura incomprensible decidió dejar todas las cosas para ir con El por los caminos. Abandonadas quedaron en el lago unas barcas y unas redes. Allí quedó una profesión, un estudio, un gran futuro o una gran fortuna. Allí quedó la hacienda, la familia, la patria, una encantadora mujer y unos hijos muy hermosos. Sólo por EL, para darle a EL más minutos de la vida. Para conversar con EL sin interrupción. Para amarlo a EL con el corazón entero, para hablar sobre EL en cualquier momento. Y así enamorado locamente, entra en cada casa para entregar una sonrisa, preside una asamblea para dar a Dios las gracias, perdona a un hombre arrepentido, para que pueda encontrar la paz, entrega su consejo sin esperar retribuciones. Y a los pobres anuncia el Evangelio para que trabajen por su liberación. Su más profunda alegría y su aspiración más auténtica es que el joven o el adulto conozca a Jesús y lo experimente cerca. Su único deseo es que los hombres se amen con el estilo de su amor. Que no teman. Que vivan. Que sean hombres plenamente. Que reconozcan la compañía cariñosa de un Dios que es y se declara Padre. El sacerdote es un hombre. Muchos defectos y mediocridad lo limitan. Es débil, es a veces cobarde, ama a medias. Se apasiona. Es verdad. Pero él no fue llamado por su admirable perfección. Dios no lo eligió por el brillo de sus virtudes. Es llamado para ser instrumento, portavoz y transmisor de El. En su gran debilidad Dios se muestra fuerte. Por eso el sacerdote no se anuncia a sí mismo. Anuncia siempre al que lo envió y a la comunidad que lo prolonga. Es ministro de la Iglesia a la que sirve. Trabaja en comunión. Se afirma en la oración porque necesita oir a Dios antes de proclamar lo que El dice.
  • 30. Un sacerdote es padre amoroso para todos. Es pastor que da la vida. Esliturgo que celebra el paso de Dios entre nosotros. Es amigo, de los niños y de los enfermos, de los jóvenes y de los pobres, de los que necesitan cariño o compañía. Y entre lágrimas y gozos ambiciona sólo una cosa: poder decir sinceramente: "Esto es mi cuerpo para que ustedes lo coman" "Esta es la sangre de mi vida, la derramo por ustedes, por cada uno, por todos, con un amor que me desborda". ORACIÓN por la COLERA y el AMOR Por Guillermo Rovirosa http://www.solidaridad.net/vernoticia.asp?noticia=1419 Oración de Guillermo Rovirosa en el 40 aniversario de su muerte. Rovirosa es el primer militante obrero español de los últimos 50 años. Maestro de espiritualidad desde los pobres, hoy en proceso de beatificación. El sigue siendo una referencia para toda persona de buena voluntad que quiera plantearse hoy en serio la solidaridad... ¡Señor!. ¡Consérvame la cólera!. Que ante la injusticia, mi corazón se rebele. Que sienta en mi alma la rabia del orden que tapa el desorden. Que me sienta capaz de luchar. Que pueda, en cualquier tiempo, coger el látigo y arrojar a los mercaderes del templo. Porque Tu templo no es sólo la Iglesia. ¿No se lo dijiste a la samaritana? Tu templo son las fábricas, los despachos, los talleres –el lugar desde donde te rezamos-. Y hay hombres que han convertido la casa de Dios en cueva de ladrones. Que me sienta capaz de vencerlos. No permitas, Dios, que me resigne. Porque resignarse es declararse vencido. Y sólo ante Ti debemos declararnos vencidos. Ante nadie más. Y nunca ante los sembradores de iniquidad. ¡Señor!. ¡Purifica mi cólera!.
  • 31. Que en mi ira no piense en mí, sino en la gloria del Padre y en mi prójimo. Como Tú lo hiciste. Como fue Tu ejemplo: constante rebelado, compañero de los hijos de Trueno, venido a sembrar guerra y no paz, sumiso al padre y muerto por amor a tus hermanos. Que me sienta yo, como Tú, capaz de vivir y morir por mis hermanos. Que no piense que soy yo quien lucha, sino nosotros. Que no piense que soy yo quien te reza, sino que en mí confluye el grito de los oprimidos. Porque la cólera por causa “mía” lleva al odio; la cólera por “nuestra” causa conduce al amor. ¡Señor!. ¡Dame el amor!. Dame el amor, Dios, para que mi cólera no sea obra de infierno. Que mi cólera sea amor a mis compañeros. Que mi cólera sea amor a todo el pueblo desheredado. ¡Pobre pueblo, oprimido siglo tras siglo!. Que mi cólera sea pasión con ellos: la “com-pasión” auténtica, fuerte y viril. Que mi cólera sea también amor al enemigo; al pobre, al desgraciado sembrador de injusticias, al que ha derribado tu altar y en su lugar ha fundido un ídolo de oro. ¡Dios!. ¡Apiádate de él y, por su bien, ilumínale!. ¡Que te conozca!. Que mi cólera no sea contra los hombres, sino contra su mal. Que no sea odio. ¡Señor!. Tú sí, porque Tú sabes qué quiere decir esa palabra: ¡Dame Tu caridad! Oración para comenzar el día Oh Dios, Padre y Madre de la Humanidad, de la Naturaleza y del Universo: con todos los hombres y mujeres, con todas las creaturas vivientes y todo el cosmos... permíteme unirme en este día que comienza a su canto permanente de alabanza a tu gloria. Te agradezco el don misterioso de la existencia y de la vida, de la inteligencia y la salud, del amor y de la verdad. Te agradezco el don del conocimiento de Jesús, y el sentido que él ha dado a nuestra vida: el conocimiento de tu Proyecto ¡la llegada de tu Reinado!, Reinado que es Vida, Verdad, Gracia, Justicia, Amor y Paz. Haz que en este día que comienza ponga también yo un esforzado grano de arena en la construcción de este Mundo Nuevo
  • 32. en el que todos los seres humanos seamos hermanos sin distinción. Me uno a los mártires, a todos los hombres y mujeres que han dado la vida por tu Causa, hazme digno compañero de su lucha y dame la gracia de imitarles. Oh Dios misterioso, adorado de mil formas y con los nombres más diversos, danos aceptar y respetar tu silencio y adorar tu presencia en nuestros hermanos especialmente en los que más sufren. AMEN. Oración para concluir el día Oh Dios sin principio ni fin, que nos has puesto en el tiempo como oportunidad para ser, crecer y vivir, pero también para pasar, para gastarnos y morir. Te agradecemos este día que nos has dado, irrepetible, que ya nunca volverá. Disculpa si no lo hemos aprovechado bien, y recibe nuestra mejor intención, que lo ha inspirado totalmente. Recibe también los trabajos y esfuerzos que en él hemos realizado: permite que lleguen a ser fecundos y den frutos de paz, de justicia y de belleza. Concédenos un descanso en paz: que durmamos confiados, como un niño en brazos de su madre, experimentando en el sueño nuestro abandono en tus manos y la muerte, nuestra hermana. Haz que mañana vivamos con renovada alegría la experiencia de la resurrección
  • 33. y la renovación de la vida, cuando el hermano sol, vigoroso, venga a despertarnos. Como Tú descansaste el séptimo día, déjanos descansar esta noche plenamente abandonados en tu regazo materno, con la seguridad de tu perdón y tu paz en la conciencia. Mientras descansamos, bendice a nuestras familias, a nuestros países, a nuestro mundo único, y a todos los hombres y mujeres que te buscan aun sin saberlo. AMEN. Oración misionera La fuerza de tu Espíritu nos consagra y nos urge a confesar que estás vivo entre los hombres. Te reconocemos como enviado del Padre. Te alabamos y te bendecimos por el amor con que nos salvas, y queremos glorificarte con una existencia agradecida. En medio de la angustia y del vacío que tanto sobrecogen y estremecen a este mundo, quisiéramos tener la experiencia inconfundible de tu voz, de tu aliento, de tu singular poder. Pero a veces lo olvidamos y nos cuesta develar y adorar tu rostro oculto en los que tienen hambre y sufren la injusticia; en los que son marginados por muchas formas de egoísmo; en los que son humillados por los que no sabemos compartir. Queremos avivar la fe en tu presencia,
  • 34. afirmar el sentido trascendente de la vida, y anunciar con gozo y sin temores que ya estamos redimidos. Envíanos tu Espíritu para que, transformados, acertemos a vivir entre los hombres; dando pruebas concretas de esperanza, construyendo un mundo más justo y solidario y creando una auténtica comunidad de amor fraterno. Tú que nos diste por Madre a María, en la que tenemos el modelo de la nueva humanidad, haz que estemos, como ella, abiertos a la Verdad y que seamos humildes servidores de la Palabra para proclamarla con fidelidad. Que testimoniemos las maravillas del Padre, su amor y misericordia entre los hombres. Te lo pedimos a Ti, que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN. LA IGLESIA QUE YO QUIERO Pedro Barsimón de la Barca La Iglesia que yo quiero no tiene campanario: las palomas se encargan de avisar a la gente. Les dicen: "¡Buenos días! La vida sigue viva; ¿Vamos a celebrarlo con un poco de vino?" La Iglesia que yo quiero no necesita templos; siempre habrá un parque libre o, si llueve, una casa donde los cortinajes no impidan ver la lluvia (donde la lluvia pueda asistir a misa). La Iglesia que yo quiero, no necesita "dogmas": Si estoy vivo, si pienso, si siento tantas cosas, no hay que poner barreras, sino decir a todos que no deben sentarse antes de haber llegado.
  • 35. ¡Claro que en esta Iglesia habrá también un Papa! Pero un papa casero, con pantuflas de paño; más papuchi que Papa, más santo que "santísimo" y si se llama Pepe que no le llamen Pío. Los obispos, los pobres, suelen ser gente buena. Si no fueran obispos yo creo que serían santos; Pero, claro, les dicen que ¡cuidado! y que ¡ojo! y los pobres acaban meando fuera del tiesto. En la Iglesia que digo que yo quiero que sea ocuparán los cargos gente con experiencia en lo que significa amar y ser amado. Sin amor, ¿de qué sirve la superortodoxia? Yo imagino una Iglesia que me quiera y comprenda por qué a veces me caigo, por qué a veces me escondo... ¡Para que todo el tiempo te manden y te prohiban casi es mejor morirte sin que te echen el agua! Por eso es que mi Iglesia va siempre por delante. No se dedica sólo a decir: "Hasta aquí". Si he de decirlo todo, la Iglesia que yo quiero resulta hasta imprudente (porque se fía de Dios). ¿Pues qué teme la Iglesia; quedarse sin riquezas? ¿Perder su poderío? ¿Que surjan mil herejes? ¡Hay otras herejías que son mucho peores, como ese tener miedo a perder tantas cosas! No importa que la Iglesia tenga la fe muy floja; mientras busca y pregunta va por el buen camino. Los sistemas teológicos tienen el gran peligro de hacernos creer que Dios es un libro de texto. La Iglesia que yo quiero puede que se equivoque, que no acierte a ver claro cómo es de grande Dios; pero será una Iglesia donde cabremos todos y hasta probablemente estemos tan a gusto. La Iglesia que me gusta, la Iglesia que yo quiero, es algo sencillo, cosa de gente pobre. No se trata de ir sucios, que te huelan los pieses, pero tampoco es eso de ir siempre de domingo. Mi Iglesia no se engola ni anda con perifolios; tiene el humor, cuenta chistes. La mitad de la misa se la pasan riendo, hasta que el cura dice:
  • 36. "Vale ya, fieles almas, que esto es un cachondeo". Eso sí: como el mundo no es todavía el cielo, la Iglesia que yo quiero anda da catacumbas. Si tuviera dinero o influencias o amigos todo sería distinto; pero mejor que no. (Una vez uno dijo: "Al menos tener algo para dar a los pobres o hacer nuestras campañas..." y los pobres dijeron: "Quien socorre a los pobres es porque no es tan pobre "y" si es rica no es libre") "Una mierda de Iglesia", dirán los entendidos. No sé. Yo siempre pienso que si a cualquier persona le quitamos la ropa, los oros y los títulos se queda en muy poquito, pero bueno y auténtico. Y ustedes me disculpen si digo lo que siento: que putas, marginados, borrachos, pecadores, maricas, drogadictos y gente de ese estilo serán los fundamentos de mi querida Iglesia: porque ellos son el barro, son esos bajos fondos donde la carne viva del hombre está mas cerca. Desde ahí -desnudos, libres- la invocación al Padre es más necesitada; Dios no es un dios de lujo y el amor puede darse más puro entre los hombres porque se ven enteros, sin falsas fatuidades. Ya sé que a mucha gente que la Iglesia que yo quiero no les gusta ni pizca. Habrá que dialogarlo; pero que no nos digan que el cielo va a ser luego como esta pobre Iglesia que sabe tanto a polvo porque así es que no van a sacar ni para pagar a la señora de los lavabos. Amén Jesús. ESE ES DIOS Si en me dio de la tristez a, tu alma respira un aire de paz... y no sab e s da respu e s t a , de porqu e al llorar, no sient e s ang u s ti a, sino des e o s de continu a r... no busq u e s otros por qués... ese es Dios... Si quiere s sab er, quién invent ó el amor... y porqu e al sentirlo, ves la vida con otro color; no creas que fueron los poet a s, ni el pintor o el escultor;
  • 37. ta mp o c o el músico que le cant a, ni el actor que en la esc e n a lloró... solo existe un autor, que todo lo creó por amor... ese es Dios... ¿Quién inventó la risa, quién le regaló un cuerpo al alma... quién nos da emocion e s , y hace realida d nues t r a s ilusione s ?... no hay ciencia que lo h hecho, ta mp o c o un científico o invent or; todo eso, solo lo pudo hac er Dio ¿Quién te ha dado la vida, quién pensó primero en Ti, quién cree s que qu adorn a r el mun d o, con sere s como tu o yo dánd o n o s el inme n s o don de v ese es Dios... Si recibe s una palabr a de alient o en tu soled a d , si ves a alguien que com lo que tiene con el que nad a pose e; si te sient e s cont a gi a d o por la risa de niño, o te que d a s extasi a d o en me dio de un jardín creye n d o que est á s en paraíso... no hay nadie más detrá s de todo eso, solo Dios... ¿Quién orde n a cad a cosa en tu interior, quién cree tant o en ti que otro dí vida te dio, quién te regal a la luz para trab aj ar, y te cubre con estr ellas cuan d o quiere s desc a n s a r ? ... ese es Dios Si a veces te preg u n t a s , ¿quién hace tant os milagros en ti?... ¿quién te ama más que nadie, quién es cap az de dar su vida, quién pue d tu soled a d , quién te mostr ar á el ca mino, quién te ayud a a sentir en me di dolor des e o s de vivir?... ese, es Dios... ¿Quién es el mejor amigo que pue d e existir, en quién pued e s confiar, con te pue d e s des a h o g a r y en su regazo llorar; quién te pue d e abraz a r sin br quién te habla sin palabr a s, quién sab e lo que sient e s, aún que no lo logr expre s a r? ESE ES DIOS... Que yo no pierda Dios no permita que pierda el romanticismo aún sabiendo que las rosas no hablan... Que yo no pierda el OPTIMISMO, aún sabiendo que el optimismo que nos espera puede no ser tan alegre... Que yo no pierda la VOLUNTAD DE VIVIR, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos dolorosa, Que yo no pierda la voluntad de TENER GRANDES AMIGOS, aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellas se van de nuestras vidas... Que yo no pierda la voluntad de AYUDAR A LAS PERSONAS, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda... Que yo no pierda el EQUILIBRIO, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga...
  • 38. Que yo no pierda la VOLUNTAD DE AMAR, aún sabiendo que la persona que yo más amo pueda no sentir el mismo sentimiento por mí... Que yo no pierda LUZ Y EL BRILLO EN LA MIRADA, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo oscurecerán mis ojos... Que yo no pierda la GARRA, aún sabiendo que la derrota y la pérdida son dos adversarios sumamente peligrosos... Que yo no pierda la RAZÓN, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son muchas y deliciosas... Que yo no pierda el SENTIMIENTO DE JUSTICIA, aún sabiendo que el perjudicado pueda ser yo... Que yo no pierda mi ABRAZO FUERTE, aún sabiendo que un día mis brazos estarán débiles... Que yo no pierda la BELLEZA Y LA ALEGRÍA DE VER, aún sabiendo que muchas lágrimas brotarán de mis ojos y correrán por mi alma... Que yo no pierda el AMOR POR MI FAMILIA, aún sabiendo que ella muchas veces me exigirá esfuerzos increíbles para mantener la armonía... Que yo no pierda la voluntad de DONAR ESTE ENORME AMOR que existe en mi corazón, aún sabiendo que muchas veces él será rechazado... Que yo no pierda la voluntad de SER GRANDE, aún sabiendo que el mundo es pequeño... y encima de todo... Que yo jamás me olvide que Dios me ama infinitamente! Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de cambiar y transformar cualquier cosa, pues... LA VIDA ES CONSTRUIDA EN LOS SUEÑOS, Y REALIZADA EN EL AMOR!. 14 de febre ro – Día de los Enamor ados DIOS ESTÁ ENAMORADO DE TI ¡¡¡FELICIDADES!!! Y te dice: DICHOSO Tú cuando te sientes “pobre” (con límites, con imperfecciones, con fallos...) Tú cuando tienes “hambre” (metas, sueños, ilusiones, deseos, ideales...) Tú cuando “lloras” (sufres, te agobias, sientes soledad, tienes miedo al fracaso...) Tú si alguna vez te sientes excluido, criticado, rechazado... ALÉGRATE Y SALTA DE GOZO porque tu recompensa será grande en el cielo. Adaptación de Lc. 6, 20-26
  • 39. Parece increíble, ¿verdad? Pues esto no es todo... Atrévete a echar un vistazo a la presentación “TU Y DIOS”. ¿Le encuentras alguna relación con las Bienaventuranzas del Evangelio? Hay una FELICIDAD que “pase lo que pase” produce paz interior y la alegría. Hay otras “felicidades”... más fáciles de conseguir, de alcanzar... pero que van y vienen... Pero todo tiene un precio... ¿Te animas a alcanzarla? Te proponemos que pienses en ti y en las personas que desees... y elabores una frase para cada uno/a siguiendo el texto de la presentación. Envíaselo a las personas que quieras... Si soy... Algunos... Aún así seré... _________, si eres... Algunos... Aún así sé... A Dios... ¡Qué hermoso es desnudar mi yo para encontrar tu Yo! ... Al escuchar tu Palabra se me nubla la mente... Una nueva energía penetra mi ser... Y transforma mi vida... Tu Palabra traspasa mi oído y reposa en mi corazón... Y me siento feliz... Es un soplo refrescante, aliento de enamorado... Que me libera del calor del verano, del frío del invierno. ... Miguel Ortega Suárez MADRE NUESTRA QUE ESTÁS EN LOS CIELOS Radialistas Apasionadas y Apasionados: Hoy les ofrecemos una oración especial, un “credo” algo diferente al que enseña el catecismo tradicional. ¿No será hora de revisar las imágenes patriarcales de la divinidad? ¡Feliz Navidad!
  • 40. Creo en Dios, Madre Todopoderosa, Creadora del cielo y de la tierra, que concibió a la mujer a su imagen y semejanza para que la mujer concibiera al género humano. Creo en Dios, Madre llena de gracia, bendita entre todas las mujeres y los hombres de buena voluntad. Creo en el Dios de la Vida con rostro de mujer embarazada, que dará a luz un nuevo cielo y una nueva tierra donde la justicia y la paz se besarán. Creo en la audacia de las mujeres bíblicas Judit, Ester, Débora y tantas otras que se alzaron para defender a su pueblo del invasor. Creo en María de Nazaret y en el Dios por ella proclamado que derriba del trono a los poderosos y levanta a los humildes, que llena de bienes a quienes tienen hambre y despide a los ricos con las manos vacías. Creo en el Dios que anunció Jesús, alegre como un novio en el día de su boda. Un Dios maternal con entrañas de misericordia y ternura en abundancia que nos cuida como a los pájaros del cielo y a las flores del campo. En su regazo, tienen sitio todas las naciones de la Tierra. Creo en las mujeres cristianas que escuchan la Palabra, que toman conciencia y se organizan para luchar por sus derechos y tejer redes de solidaridad. Creo en la Iglesia de los pobres, en la Iglesia de las pobres, capaz de llenar con vino nuevo los odres viejos del machismo clerical. Creo en las mujeres de todo pueblo y religión, que nos revelan a la Madre Nuestra que está en los cielos.
  • 41. Amén. ORACIÓN DE FIN DE AÑO Señor, al terminar este año, quiero darte las gracias por todo lo que recibí de ti, gracias...por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir. Te presento a las personas que siempre amé, las amistades nuevas, los más cercanos a mí, los que están más lejos, los que se fueron, los que me pidieron la mano y a los que pude ayudar; con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría. También señor, hoy quiero pedir perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado, por la palabra inútil y el amor despreciado, perdón por las obras vacías, por el trabajo mal hecho, por vivir sin entusiasmo y por la oración que siempre aplacé, por todos mis olvidos y silencios, simplemente... te pido perdón. Señor Dios, dueño del tiempo y la eternidad, tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro y al empezar un nuevo año, detengo mi vida ante el calendario aún sin estrenar, y te presento estos días que solo tú sabes si llegaré a vivirlos. Hoy te pido para mí y los míos, la paz y la alegría, la fuerza y la prudencia, la caridad y la sabiduría. Quiero vivir cada día con optimismo y bondad, cierra tú mis oídos a toda falsedad, mis labios a las palabras mentirosas y egoístas o hirientes, abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno, que mi espíritu se llene solo de bendiciones y las derrame a mi paso, cólmame de bondad y alegría para que cuantos conviven conmigo encuentren en mi vida un poquito de ti. Señor... dame un año feliz y enséñame a repartir felicidad. MI DIOS... Mi Mi Mi Mi Mi Mi Dios Dios Dios Dios Dios Dios es pequeño, débil y necesitado tiene la bondad de los sencillos trasmite ternura tiene la fuerza de los que han sufrido siempre me espera más abajo es afectuoso y comprensivo
  • 42. Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios esperanza Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios Mi Dios tiene la alegría de los niños tiene una mirada brillante y clara canta porque es música baila porque es danza habla porque es una poesía empezada tiene la paciencia de una madre que siempre espera tiene la luminosidad de las estrellas me hace mirar más lejos me hace mirar a mi alrededor tiene la jovialidad de los jóvenes tiene la belleza de una mujer escucha mi clamor y mi dolor alarga su mano para sostenerme es una tierra en la que puedo sembrar llena de alegría a los que aman llora cuando lloramos late en mi corazón es el latido de mi corazón vive en mis amigos calla, calla y calla es ofendido cuando le hacemos mal a los pequeños necesita amar es mi amado y mi amada tiene la fuerza de un beso apasionado es un grano de trigo que muere es un grano de trigo que da fruto es un encuentro de amigos es una pareja que se ama es un anciano que sabe envejecer con paciencia y es un enfermo que está en el hospital es una mujer embarazada que va en una patera es débil con los débiles y fuerte con los fuertes es una gran noticia sobre la vida trabaja en los limpios es agua para los sedientos es un regalo inesperado es la sal de la vida es la luz cuando todo está oscuro es calor cuando hace frío es brisa sueva en el verano es la luz que se ve al final del túnel es una ola del mar que me lleva es un suave rayo de sol en el invierno no hace ruido es alguien que me mira es un obrero que regresa a su casa en el autobús es un médico que salva la vida de un niño es Ternura es Palabra
  • 43. Mi Dios es fuerza Mi Dios se llama PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO Mi Dios me habla hasta cuando no lo escucho Mi Dios me despierta cuando estoy dormido Mi Dios me reclama cuando no escucho a mi hermano Mi Dios está presente en el silencio Mi Dios grita en el grito de los pobres Mi Dios está presente en el dolor de los que sufren Mi Dios es consuelo para el que sufre Mi Dios está cuando parece que no está Mi Dios me escribe en la cartas de mis amigos Mi Dios va siempre con el emigrante Mi Dios me toma como instrumento suyo Mi Dios es poesía Mi Dios está en quien cuida al enfermo Mi Dios esta en los males que me aquejan Mi Dios sonríe cuando yo estoy contento Mi Dios me acompaña cuando estoy triste Mi Dios quiere que lo encuentre entre los demás Mi Dios es una madre que prepara la comida para su familia Mi Dios es un niño que pide limosna en los semáforos Mi Dios es un payaso que nos hace reír. LA IGLESIA EN QUE CREEMOS La Iglesia en que creemos TIENE EN CUENTA A TODOS. No excluye a nadie. Las minorías y los marginados son sus hijos predilectos. La Iglesia la formamos todos, los niños, los jóvenes, los curas, los adultos y ancianos, los obispos y las monjas. Todos somos iguales en ella, y todos tenemos que ser escuchados. ¡¡¡QUEREMOS ESCUHAR Y SER ESCUCHADOS!!! La Iglesia en que creemos ESTÁ ABIERTA AL CAMBIO. La sociedad cambia, y los cristianos somos parte de la sociedad. Tenemos que saber cambiar con ella. La historia del Pueblo de Dios sigue viva. La Iglesia en que creemos DEBE MIRARSE A SI MISMA. Debemos ser críticos con nosotros mismos. Con nuestros aciertos y nuestros errores. Debemos pararnos a reflexionar sobre lo que hacemos y decimos para poder mejorar, pareciéndonos cada vez más a Jesús. La Iglesia en que creemos LUCHA Y SE REBELA CONTRA LAS INJUSTICIAS. Debemos ser valientes. Seguir a Jesús, es rebelarse contra las injusticias, es llevar el amor de Dios a todos. Y este camino no es fácil. ¿Acaso Jesús midió sus palabras y acciones por temor a lo que pudiera pasar?.
  • 44. La Iglesia en que creemos AYUDA, ES SOLIDARIA, SE MEZCLA CON EL MUNDO TRANSFORMÁNDOLO. ¡Y que por esto nos conozcan! Los LÍDERES de la Iglesia en que creemos: No importa si son hombres o mujeres, casados o solteros, jóvenes o mayores, negros o blancos… pero sí importa que sean sencillos, justos, abiertos, comprensivos, cercanos, luchadores contra las injusticias, valientes, los primeros en servir, y sobre todo, QUE NOS RECUERDEN A JESÚS. SÓLO NOS QUEDA LO QUE DAMOS Sólo nos acariciará, el amor que prodigamos. Sólo nos alegrará, la sonrisa que regalamos. Sólo nos desalterará, el agua que juntos bebimos. Sólo nos alimentará, el pan que compartimos. Sólo nos cubrirá, el vestido con que al prójimo arropamos. Sólo nos descansará, el cansancio del peregrino que hospedamos. Sólo nos consolará, la palabra con que reconfortamos. Sólo nos guiará, la verdad que proclamamos. Sólo nos sanará, el consuelo del enfermo que visitamos. Sólo nos librará, la vida nueva del preso liberado. Sólo nos dará paz, la ofensa que perdonamos. Sólo hará renacer la esperanza, la mirada que al cielo dirigimos y las manos con que abrazamos. Sólo nos conducirá a la vida, la confianza que en el Padre depositamos. Autor Desconocido CUENTA CONMIGO Cuando las cosas no te salgan como las había planeado. Cuando sientas que te fallan las fuerzas. Cuando los prejuicios de las gentes, o las opciones negativas de la sociedad te hagan sentir que no mereces algo. Cuando las cosas que anhelas tarden un poco más en llegar. Cuando las acciones de otras personas, te llenen de frustración. Cuando quieras compartir tus triunfos. Cuando te parezca que la vida es maravillosa, o simplemente quieras hablar. Siempre en todo momento, cuenta conmigo. En las buenas y en las malas, porque yo siempre estaré aquí para darte estímulo en todo lo que emprendas, consuelo en la adversidad y esperanza para el futuro.
  • 45. Autor Desconocido ES MEJOR DAR QUE RECIBIR ¡Reparte a manos llenas! Una palabra oportuna, una sonrisa, una actitud animadora, un pensamiento generoso, y tu corazón sentirá esta gran verdad: ¡Es mejor dar que recibir! ¿Nunca lo sentiste?, ¡Experiméntalo! Ayuda a alguien sin esperar nada a cambio, y verás cómo llegará a tus puertas, con las manos llenas de alegría, la más grande felicidad que puedas experimentar en la vida... ¡La felicidad de dar!.. O r a r a Jesús-Euca r i s t í a Marcelo Murúa ¡ Da n o s el p a n d e v i d a , Señ o r ! Danos el pan de vida, Señor, que alimenta nuestra fe para vivir como discípulos y construir el Reino. Danos el pan de vida que es tu Palabra, agua viva que nos nutre y nos fecunda desde adentro. Danos el pan de vida de tus opciones, que nos ayudan a pensar hoy en nuestros caminos para seguirte. Danos el pan de vida del Espíritu que te animaba, para aprender a ser dóciles a la voluntad del Padre. Danos el pan de vida de tu cuerpo, alimento que nos da fuerzas para vivir como nos enseñas. Señor, que tu entrega nos ayude a entregarnos. Que unidos busquemos que el pan cotidiano llegue a todas las personas. Que el pan de la salud no discrimine a pobres y ricos, para que todos puedan vivir mejor. Que el pan del trabajo sea la realidad diaria de tantos millones de personas que sufren la desocupación. Que el pan de la educación alcance a todos los niños y jóvenes que buscan y merecen un futuro mejor. Que aprendamos, Señor, como has dado el ejemplo de tu vida,
  • 46. a compartir nuestro pan, lo que somos y tenemos, con todos los que nos rodean. Danos, Señor, el pan de vida para que vivamos solidarios y fraternos. Or ació n por los qu e ser á n llam a d o s . Señora del camino de nuestros primeros compañeros Ignacio, Javier y Fabro. Madre de nuestra vocación que acompañas tantos pasos por polvorientos senderos de América con pies morenos. Recibe en tu materno abrazo a quienes se sientan llamados a estar en la Compañía de tu hijo. Enséñanos a oírlos y recibirlos, abriendo la puerta y el corazón, como tú, que te hiciste nido para que Dios esté con nosotros. Enséñanos Señora del camino a andar con ellos al pasito, sostener dudas, alentar deseos, hasta ver formado en ellos el vivo y luminoso rostro de Jesús, el hijo bien amado. Amén. Amar como Jesús Señor de la Vida nos has dado el ejemplo, nos enseñaste a amar hasta el extremo, nos mostraste con tu vida lo que es vivir para los demás. Ayúdanos a vivir el mandamiento del amor, siguiendo tus pasos, tus opciones, tu estilo y forma de amar. Amar como Jesús, empezando por los más pobres, por los excluídos del mundo, por aquellos que a nadie le preocupan Amar como Jesús, con paciencia y pasión, con coraje y valentía, con gestos y actitudes, de palabra y de obra, con la vida y con la entrega. Amar como Jesús, recorriendo los caminos, saliendo al encuentro, dando el primer paso, denunciando lo que está mal, anunciando lo que Dios quiere (para todos), mostrando con los actos
  • 47. pero sí le importan, y mucho, a nuestro verdadero Dios. Amar como Jesús, sintiendo compasión activa por el otro, comprometiéndose con el dolor ajeno, haciéndose próximo al que sufre y está abandonado, viviendo la solidaridad concreta que nace de ver al otro como hermano. el rostro del Dios de la Vida y la Justicia. Amar como Jesús, en la práctica concreta y real de cada día, amando en el hoy y ahora, amando a todos, a través del servicio, la donación y la entrega de lo mejor de cada uno para el bien de los demás. Marcelo A. Murúa BIENAVENTURANZAS SOBRE EL BUEN HUMOR • Bienaventurados los que saben reírse de sí mismos, porque nunca acabarán de divertirse. • Bienaventurados los que saben distinguir una montaña de un montículo, porque se verán libres de muchas preocupaciones. • Bienaventurados los que miran dónde ponen los pies, porque evitarán muchos resbalones. • Bienaventurados los que no se toman demasiado en serio a sí mismos, porque serán apreciados de quienes los rodeen. • Bienaventurados los que saben agradecer una sonrisa y olvidar una mala cara, porque su camino estará lleno de sol. • Bienaventurados los que interpretan siempre con benevolencia las actitudes de los demás, aunque los tengan por ingenuos, pues sólo así “acertarán” evangélicamente. • Bienaventurados los que piensan antes de obrar y los que oran antes de pensar, porque evitarán muchas tonterías. • Bienaventurados los que saben callar y sonreír, aun cuando les corten las palabras y los contradigan, porque entonces empiezan a vivir el Evangelio. Justo López Melús “No Tengas Miedo de Sonreír”
  • 48. Oración de un desocupado Padre, desde los cielos bájate; he olvidado las oraciones que me enseñó la abuela, pobrecita, ella reposa ahora, no tiene que lavar, limpiar, no tiene que preocuparse andando el día por la ropa, no tiene que velar la noche, pena y pena, rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente. Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces, que me muero de hambre en esta esquina, que no sé de qué sirve haber nacido, que me miro las manos rechazadas, que no hay trabajo, no hay, bájate un poco, contempla esto que soy, este zapato roto, esta angustia, este estómago vacío, esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre cavándome la carne, este dormir así, bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido. Te digo que no entiendo, Padre, bájate, tócame el alma, mírame el corazón, yo no robé, no asesiné, fui niño y en cambio me golpean y golpean, te digo que no entiendo, Padre, bájate, si estás, que busco resignación en mí y no tengo, y voy a agarrarme la rabia y a afilarla para pegar, y voy a gritar a sangre en cuello porque no puedo más, tengo riñones y soy un hombre, bájate, ¿qué han hecho de tu criatura, Padre? ¿un animal furioso que mastica la piedra de la calle? Padre, si estás y donde estés, bájate ya. (Juan Gelman)
  • 49. La Carta de Amor del Padre Hijo mío, Es probable que no me conozcas, pero yo te conozco perfectamente bien ...Salmos 139:1 Sé cuando te sientas y cuando te levantas...Salmos 139:2 Todos tus caminos me son conocidos...Salmos 139:3 Pues aún tus cabellos están todos contados...Mateo 10:29-31 Porque fuiste creado a mi imagen... Génesis 1:27 En mi vives, te mueves y eres… Hechos 17:28 Porque linaje mío eres...Hechos 17:28 Antes que te formase en el vientre te conocí… Jeremías 1:4-5 Fuiste predestinado conforme a mi propósito… Efesios 1:11-12 No fuiste un error. Salmo 139:15 En mi libro estaban escritos tus días… Salmos 139:16 Yo determiné el momento exacto de tu nacimiento y donde vivirías… Hechos 17:26 Tu creación fue maravillosa… Salmos 139:14 Te hice en el vientre de tu madre… Salmos 139:13 Te saqué de las entrañas de tu madre… Salmos 71:6 He sido mal representado por aquellos que no me conocen… Juan 8:41-44 No estoy enojado ni distante de ti; soy la manifestación perfecta del amor… 1 Juan 4:16 Y mi deseo derramar mi amor sobre ti. 1 Juan 3:1 Simplemente porque eres mi hijo y Yo soy tu padre… 1 Juan 3:1 Te ofrezco mucho más de lo que te podría dar tu padre terrenal… Mateo 7:11 Porque soy el Padre perfecto… Mateo 5:48 Toda buena dádiva que recibes viene de mi… Santiago 1:17 Porque Yo soy tu proveedor que suple tus necesidades… Mateo 6:31-33 Mi plan para tu futuro está lleno de esperanza… Jeremías 29:11 Porque te amo con amor eterno… Jeremías 31:3 Mis pensamientos sobre ti se multiplican más que arena en la orilla del mar… Salmos 139:17-18 Y me regocijo sobre ti con cánticos… Sofonías 3:17 Nunca me volveré atrás de hacerte bien… Jeremías 32:40 Tu eres mi especial tesoro… Éxodo 19:5 Deseo afirmarte de todo mi corazón y de toda mi alma… Jeremías 32:41 Y te quiero enseñar cosas grandes y ocultas que tú no conoces… Jeremías 33:3 Me hallarás si mi buscas de todo corazón… Deuteronomio 4:29 Deléitate en Mí y te concederé las peticiones de tu corazón… Salmo 37:4 Porque Yo produzco tus deseos… Filipenses 2:13 Yo puedo hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pides o entiendes… Efesios 3:30 Porque Yo soy quien más te alienta… 2 Tesalonicenses 2:16-17 Soy también el Padre que te consuela en todos tus problemas… 2 Corintios 1:3-4 Cuando tu corazón está quebrantado, Yo estoy cerca a ti… Salmos 34:18 Como el pastor lleva en sus brazos a un cordero, Yo te llevo cerca de mi corazón… Isaías 40:11 Un día enjugaré toda lágrima de tus ojos… Apocalipsis 21:3-4 Y quitaré todo el dolor que has sufrido en esta tierra… Apocalipsis 21:3-4 Yo soy tu Padre, y te he amado como a mi hijo, Jesucristo… Juan 17:23 Porque te he dado a conocer mi amor en Jesús… Juan 17:26 Él es la imagen misma de mi sustancia...Hebreos 1:3 Él vino a demostrar que Yo estoy por ti y no contra ti… Romanos 8:31 Y para decirte que no tomaré en cuenta tus pecados… 2 Corintios 5:18-19 Porque Jesús murió para reconciliarnos...2 Corintios 5:18-19 Su muerte fue mi máxima expresión de amor por ti… 1 Juan 4:10 Entregué todo lo que amaba para ganar tu amor… Romanos 8:31-32 Si recibes el regalo de mi Hijo Jesucristo, me recibes a Mí… 1 Juan 2:23 Y nada te podrá volver a separar de mi amor… Romanos 8:38-39 Vuelve a casa y participa en la fiesta más grande que el Cielo ha celebrado… Lucas 15:7 Siempre he sido y por siempre seré Padre… Efesios 3:14-15
  • 50. Mi pregunta es... ¿quieres ser mi hijo? Juan 1:12-13 Aquí te espero… Lucas 15:11-32 Con Amor, tu Padre. Dios Todopoderoso EN BUSCA DE DIOS ¡Te necesito, Señor, porque sin Ti mi vida se seca! Quiero encontrarte en la oración, en tu presencia inconfundible, durante esos momentos en los que el silencio se sitúa de frente a mí, ante Ti. ¡Quiero buscarte! Quiero encontrarte dando vida a la naturaleza que Tú has creado; en la transparencia del horizonte lejano desde un cerro, y en la profundidad de un bosque que protege con sus hojas los latidos escondidos de todos sus inquilinos. ¡Necesito sentirte alrededor! Quiero encontrarte en tus sacramentos, en el reencuentro con tu perdón, en la escucha de tu palabra, en el misterio de tu cotidiana entrega radical. ¡Necesito sentirte dentro! Quiero encontrarte en el rostro de los hombres y mujeres, en la convivencia con mis hermanos; en la necesidad del pobre y en el amor de mis amigos; en la sonrisa de un niño y en el ruido de la muchedumbre. ¡Tengo que verte! Quiero encontrarte en la pobreza de mi ser, en las capacidades que me has dado, en los deseos y sentimientos que fluyen en mí, en mi trabajo y mi descanso
  • 51. y, un día, en la debilidad de mi vida, cuando me acerque a las puertas del encuentro cara a cara contigo. Teilhard de Chardin CONTIGO EN EL CAMINO DE LA VIDA Despiértame, Señor, no me dejes seguir durmiendo la vida. Sácame de esta somnolencia que me arrastra, que me hace vivir la vida de forma rutinaria, que me impulsa a correr sin freno y sin sentido, que me hace no ver a los que llevo al lado y me deja insatisfecho, cada tarde, al terminar el día. Despiértame, Señor, de la mediocridad somnífera, esa que hemos convertido en el vestido más común y cómodo. No me permitas seguir tachando días sin llenarlos de encuentros, no me dejes «estar» con la gente sin amarla, no consientas que haga cosas sin llenarlas de amor y de sentido, no transijas con que me instale en la anestésica comodidad general. Despiértame, Señor, mantenme en vela, que tu gente ha de ser gente despierta porque Tú traes salvación a mi vida, vienes a anunciarte a mi familia, a dar un vuelco a mi forma de trabajo, a impulsar mi forma justa y solidaria de estar en el mundo Despiértame, Señor, aunque los demás no me noten dormid@. Espabílame para encontrar la salvación que se acerca,
  • 52. ábreme los ojos al hermano y los oídos a su necesidad, para saber poner mis manos y mis pies a su disposición, para facilitarle el camino de la vida, para caminar, crecer, avanzar y, así, salvarnos juntos. Despiértame, Señor, sáname de cualquier desesperanza, que no vacile mi corazón con lamentos o desencantos, que no me adormezcan las prisas, las dificultades ni los miedos, que no me deje arrastrar por tinieblas, sino que busque siempre tu luz, que ponga en sintonía mi vida con tu Vida y así Tú y yo, en armonía, gozaremos de la abundancia y plenitud. Y, aunque yo me adormezca... despiértame, Señor. Señor, llegar al pozo y encontrarte cansado, hambriento, allí sentado, siempre dispuesto a dar tu agua viva, siempre dispuesto a perdonar todos mis pecados. Llegar al pozo, Señor; yo con mi sed. Y poder volver de allí saciado arrebatado por el calor del mediodía, pero salir con el alma refrescada. Llegar al pozo, Señor, con mi vergüenza, y descubrir allí que Tú me amas, Sentir el dulce alivio de mi culpa, sentir tu paz rodeándome el alma. Dejar allí mi angustia y mi pecado cual cántaro que ya no vale nada. Dejar allí, en tus manos, mi cruel culpa
  • 53. y volver con la vida renovada. De rodillas, Señor, en este pozo, donde diste tu agua a la Samaritana, yo te pido de beber, Maestro amigo, Fuente de vida que sólo en Ti se halla. Y ya siento que mis pies corren ligeros, y que mi cántaro ya no pesa nada, y que mi boca se abre en alabanzas porque te encontré junto al pozo, esta mañana.
  • 54. ORACION DEL INTERNAUTA Padre Nuestro, que estás en la Red. Tu amor nos crea y recrea en infinitos mundos virtuales. Tú mantienes los hilos invisibles que nos enredan unos con otros en esta telaraña mundial de comunicación y amistad. Venga a nosotros la red de tu Reino, el Reino de la comunicación total, de la libertad sin fronteras, del respeto por todos. Danos nuestra ración de bits de cada día. Que todos tengan la oportunidad de en-red-arse para que la Red no sea un lugar para unos pocos. Perdona que casi nunca conectemos contigo, pero Tú, Dios nuestro, E-mail-nos de vez en cuando aunque sabemos que ya nos mandaste el mejor de tus e-mails: tu Hijo E-Manuel :-) <Dios con nosotros> No permitas que caigamos en la red de servidores lentos y desaprensivos, no nos dejes caer en la tentación de huir a la realidad virtual desatendiendo la realidad física. Líbranos de la basura digital. Amén