Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Sondaje nasogástrico

697 visualizaciones

Publicado el

Sondaje nasogástrico

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

Sondaje nasogástrico

  1. 1. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT1ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 1 MATERIA : Práctica Profesional II DOCENTE : Lic. González Jorge Antonio Tema: Sondaje nasogástrico. Procedimiento mediante el cuál se comunica la cavidad digestiva con el exterior con el fín de obtener los siguientes objetivos:  Administrar alimentos y medicamentos por sonda a pacientes que no pueden tomar nada por boca o deglutir una dieta suficiente sin presentar aspiración de alimentos o líquidos hacia los pulmones.  Establecer un mecanismo para efectuar la succión del contenido gástrico con objeto de prevenir la distensión gástrica, las náuseas y los vómitos.  Obtener contenido gástrico para su análisis en el laboratorio.  Efectuar un lavado de estómago en el caso de intoxicación o de sobredosis de medicamentos.  Drenaje gástrico por gravedad. Valoración del paciente. Debemos valorar los siguientes aspectos:  Conocimientos y nivel de ansiedad del paciente.  Experiencias previas con la intubación gástrica.  Características físicas del paciente (cirugía nasal, lesiones nasales, presencia de pólipos u otros trastornos que puedan obstaculizar la introducción de la sonda).  Si la sonda se pretende utilizar para aliviar la distensión gástrica del paciente, medir el perímetro abdominal a nivel del ombligo para comprobar la disminución de la distensión.  Si la sonda se va a usar para la administración de nutrientes, valorar previamente el estado nutricional del paciente. Planificación.
  2. 2. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT2ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 2  Calmar los temores y ansiedad del paciente.  Conservar la asepsia.  Enseñar a la familia y al paciente el objetivo de la técnica.  Observar y registrar los efectos y resultados de la técnica.  Indicar al paciente que puede colaborar respirando por la boca y tragando saliva a medida que la sonda va pasando para evitarle molestias.  Acordar una señal con el paciente para interrumpir la técina cuando el paciente quiera que paremos (recordar que nunca debe tirar de la mano con la cuál estamos introduciendo la sonda). Equipo necesario. Antes de comenzar la técnica debemos reunir el siguiente material:  Lubricante hidrosoluble.  Guantes desechables.  Gasas estériles.  Sistema de drenaje.  Jeringa de 50cc.  Fonendoscopio.  Riñonera o empapadera de celulosa absorbente por si vomita.  Esparadrapo o sistema de fijación.  Vaso con agua.  Sonda nasogástrica. Podemos utilizar diferentes tipos de sondas: SALEM: es radiopaca y consta de dos tubos de diferente calibre que discurren uno dentro del otro. El tubo secundario es de menor calibre y permite el paso de un flujo contínuo de aire para facilitar la aspiración contínua de la cavidad gástrica. LEVIN: puede ser o no radiopaca. Consta de una sola luz. Suelen ser de un material más flexible que las de Salem. SONDAS DE NUTRICIÓN: se usan sólo para alimentar a aquellos pacientes que no pueden tragar por causa de alguna patología. Están fabricadas en un material más duradero (silicona), lo que permite su colocación por un tiempo prolongado.
  3. 3. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT3ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 3 FAUCHER: sonda de gran calibre para la intubación orogástrica, cuya finalidad principal es el lavado gástrico (intoxicaciones medicamentosas, alimenticias o de cualquier tipo). En este caso la medida a establecer para su introducción será la resultante de sumar la distancia entre el pabellón auricular y la boca más la distancia entre la boca y el apéndice xifoides. PROCEDIMIENTO DE INSERCIÓN DE UNA S.N.G. 1.- Preparación del cliente. - explicar el procedimiento al paciente. La introducción de una S.N.G. no es dolorosa, pero es desagradable debido a que durante su colocación se estimula el reflejo nauseoso. - ayudar al cliente para que adopte la posición de Fowler. - colocar la empapadera absorbente alrededor del cuello por si vomita. 2.- Valorar los orificios nasales del cliente. - comprobar la permeabilidad de los orificios nasales con una linterna para descartar la presencia de cualquier forma de obstrucción o deformidad que pueda impedir el paso de la sonda. - solicitar al cliente que respire a través de los dos orificios nasales alternativamente, seleccionando posteriormente el orificio que presente el mayor flujo de aire. 3.- Preparar la sonda. - enrrollar la sonda en la mano para hacerla más flexible. En algunas ocasiones será necesario sumergir la sonda en agua caliente para hacerla aún más flexible o en agua fría para que se vuelva más rígida. 4.- Determinar la longitud de sonda a introducir. - utilizar la sonda por su extremo distal para marcar la distancia desde la punta de la nariz del cliente hasta la punta del lóbulo de la oreja y, posteriormente, desde el lóbulo de la oreja hasta la punta del esternón. - en el caso de lactantes o niños pequeños, es necesario medir la distancia desde la nariz hasta la punta del lóbulo de la oreja y
  4. 4. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT4ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 4 después hasta el punto medio entre el ombligo y el apéndice xifoides. - marcar la distancia con rotulador o con esparadrapo si la sonda no presenta marcas para su control. 5.- Colocar la sonda. - ponerse los guantes. - lubrificar bien la punta de la sonda con lubricante hidrosoluble para facilitar su colocación (un lubricante hidrosoluble se disuelve fácilmente si la sonda se introduce de manera accidental en los pulmones. Un lubricante basado en aceite, como la vaselina, no se disuelve y puede dar lugar a complicaciones respiratorias si se introduce en los pulmones). - colocar la sonda en el orificio nasal seleccionado; dirigir la sonda sobre el suelo del orificio nasal hacia el pabellón auricular del mismo lado para evitar los cornetes de la pared lateral. - si la sonda encuentra alguna resistencia se debe retirar, volver a lubrificar y colocar de nuevo en el otro orificio nasal. - una vez que la sonda alcanza la orofaringe pediremos al cliente que incline la cabeza hacia delante y trague la sonda (en algunos casos se puede ofrecer un poco de agua al cliente para que beba y degluta la sonda). - si el cliente presenta náuseas, debemos interrumpir momentáneamente la introducción de la sonda, dejando que el cliente descanse un poco para reiniciar el procedimiento posteriormente. 6.- Comprobar la correcta colocación de la sonda. - conectar la jeringa de 50 cc. al extremo proximal de la sonda y aspirar el contenido gástrico. - conectar el sistema de drenaje por gravedad y permitir la salida espontánea del contenido gástrico. - conectar una jeringa de 50 cc. al extremo proximal de la sonda e introducir aproximadamente de 30 a 40 cc. de aire a través de la sonda auscultando con un fonendoscopio en la región epigástrica (se debe escuchar un burbujeo en el estómago).
  5. 5. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT5ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 5 - si los signos observados no indican la colocación de la sonda en el estómago, avanzar la misma 5 cm. y repetir las comprobaciones. 7.- Fijar la sonda al cliente. - fijar la sonda con esparadrapo sobre la nariz y el hombro más cercano al orificio nasal seleccionado (si el cliente tiene la piel grasienta debemos limpiarla previamente con alcohol). Permitir la movilidad de la cabeza dejando suficiente holgura de la sonda en la fijación al hombro. 8.- Documentar la información más relevante. - escribir en las hojas de evolución de enfermería el proceso de inserción de la sonda, señalando si hubo algún problema y cómo se solucionó. 9.- Establecer un plan de cuidados para atender diariamente la sonda. - inspeccionar el orificio nasal para descartar la aparición de exudado o irritación. - limpiar el orificio nasal y aplicar lubricante en la zona si aparece seco. - movilizar la sonda para evitar que se formen lesiones por presión en las fosas nasales o en el estómago. - cambiar el esparadrapo siempre que sea necesario. - anotar en los registros de enfermería la cantidad y aspecto del contenido del drenaje gástrico si lo hubiera. ALIMENTACIÓN ENTERAL MEDIANTE UNA S.N.G. Antes de iniciar la alimentación nasogástrica u orogástrica, debemos determinar el tipo, cantidad y frecuencia de administración de la alimentación, así como el grado de tolerancia a alimentaciones previas. Objetivos.  Restablecer o mantener el estado nutricional.  Administrar medicamentos. Factores a valorar.
  6. 6. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT6ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 6  Signos clínicos de malnutrición o deshidratación.  Posibles alergias a cualquier nutriente de la alimentación.  Presencia de sonidos intestinales. Equipo necesario.  Guantes desechables.  Pinzas.  Jeringa de 50cc.  Fonendoscopio.  Vaso con agua.  Recipiente con la alimentación. Procedimiento de intervención. 1.- Preparar al cliente.  Explicar al cliente que la alimentación no va a producir ninguna molestia, aunque puede producir sensación de plenitud.  Realizar el procedimiento en la intimidad si el cliente así lo desea.  Ayudar al cliente a adoptar la posición de Fowler en la cama o a sentarse en una silla (estas posturas facilitan el flujo gravitacional de la solución e impiden la aspiración de líquido hacia los pulmones). 2.- Evaluar la localización de la sonda.  Comprobar la correcta situación de la sonda inyectando de 20 a 30 cc de aire, auscultando con el fonendoscopio en el epigastrio.  Aspirar todo el contenido gástrico y medir esta cantidad antes de administrar la alimentación (esta maniobra se realiza para evaluar la absorción de la última alimentación administrada).  Cuando se aspiren 50 cc o más de alimentación no digerida, será necesario comprobar con las órdenes médicas si se administra o no la totalidad de la siguiente dosis de alimentación (en algunos casos se descontará la cantidad extraida de la cavidad gástrica de la dosis a administrar). 3.- Administrar la alimentación.  Comprobar la fecha de caducidad de la solución de alimentación.  Calentar la alimentación hasta que alcance la temperatura ambiente (una alimentación excesivamente fría puede dar lugar a calambres).  En el caso de usar una jeringa, conectar ésta al extremo de la sonda e introducir la alimentación lentamente (la administración rápida de
  7. 7. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT7ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 7 la alimentación puede dar lugar a flato, dolor cólico y vómitos con reflujo); al finalizar limpiar siempre la sonda con agua y dejar pinzada durante el tiempo determinado para hacer la digestión.  En el caso de usar una bolsa o frasco de alimentación, debemos purgar completamente el sistema de goteo para evitar la entrada excesiva de aire en la cavidad gástrica, conectando posteriormente el extremo distal del sistema de goteo a la sonda, regulando la entrada de la alimentación de manera que no pase a una velocidad excesiva; al finalizar limpiar siempre la sonda con agua y dejar pinzada durante el tiempo determinado para hacer la digestión. 4.- Asegurar la comodidad y seguridad del cliente.  Pedir al cliente que permanezca sentado en posición de Fowler o en una postura lateral derecha ligeramente elevada durante al menos 30 minutos (estas posturas facilitan la digestión y el movimiento de la alimentación desde el estómago a lo largo del sistema digestivo; además previenen una aspiración potencial de la solución de alimentación hacia los pulmones). 5.- Desechar el equipo de manera apropiada.  Si el equipo se va a volver a utilizar es necesario lavarlo con agua y jabón de manera que está listo para su nuevo uso.  Cambiar el equipo cada 24 horas o según las normas del centro. 6.- Documentar toda la información relevante.  Registrar en la historia de enfermería todo lo relativo a la solución de alimentación, incluyendo la cantidad y tipo de solución administrada, la duración de la alimentación y los comentarios que pueda realizar el cliente al respecto.  Registrar el volumen de la solución de alimentación y del agua administradas en la hoja de ingresos y pérdidas del cliente. RETIRADA DE UNA S.N.G. Factores a valorar.  Presencia de sonidos intestinales.  Ausencia de náuseas o vómitos cuando la sonda esté pinzada. Equipo necesario.
  8. 8. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT8ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 8  Guantes desechables.  Jeringa de 50cc.  Toalla o empapadera absorbente por si vomita.  Recipiente para lo sucio.  Pañuelos de papel o gasas. Procedimiento de intervención. 1.- Preparar al cliente.  Confirmar la orden del médico para retirar la sonda.  Explicar el procedimiento al cliente.  Ayudar al cliente a adoptar la posición de Fowler.  Colocar la toalla o empapadera alrededor del torax para recoger las secreciones mucosas o gástricas que se puedan derramar de la sonda.  Proporcionar pañuelos al cliente para que se limpie la nariz y boca tras la retirada de la sonda. 2.- Quitar la sonda.  Retirar el esparadrapo que fija la sonda a la nariz y al hombro del cliente.  Ponerse los guantes desechables.  Introducir de 30 a 40 cc de aire en la sonda. Esta maniobra permite limpiar la sonda y eliminar cualquier contenido que pueda existir en su interior. Dejar conectada la jeringa para evitar que vuelva a llenarse la sonda con el contenido gástrico.  Pedir al cliente que tome aire profundamente y lo mantenga (esta maniobra cierra la glotis e impide la aspiración accidental de contenido gástrico).  Retirar rápida y suavemente la sonda.  Colocar la sonda en el recipiente para lo sucio (de esta manera se previene la transferencia de microorganismos desde la propia sonda a los objetos cercanos o a las personas).  Comprobar la integridad de la sonda. 3.- Documentar toda la información relevante.  Registrar la fecha de retirada de la sonda, la cantidad y aspecto del drenaje, así como cualquier otro parámetro relevante. Sonda de alimentación nasogástrica
  9. 9. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT9ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 9 Una sonda nasogástrica (sonda NG) es un tubo especial que lleva alimento y medicamento hasta el estómago a través de la nariz. Puede usarse para todos los alimentos o para suministrarle a una persona calorías adicionales. Es importante tenermuchocuidadoconla bolsadel alimentoylas sondas para que funcionen adecuadamente. Igualmente es importante cuidar muy bien la piel alrededor de las fosas nasales para que no se irrite. Si su hijo tiene una sonda nasogástrica, intente evitar que toque o jale de la sonda. Siga cualquier instrucción específica que le dé la enfermera. Utilice la información que se presenta a continuación como un recordatorio de lo que debe hacer. Lavado de la sonda Lavar la sonda ayudará a desprender la leche maternizada que se haya pegado al interior de esta. Lave la sonda después de cada alimentación o con la frecuencia que la enfermera le recomiende. Primero, lave bien sus manos con jabón y agua. Después de terminar la alimentación, agréguele agua caliente a la jeringa de alimentación y déjela fluir por efecto de la gravedad. Si el agua no pasa, pruebe cambiando de posición un poco o póngale el émbolo a la jeringa y empújelo suavemente hasta la mitad. NO lo presione hasta el tope de abajo ni lo haga rápidamente. Retire la jeringa. Cierre la tapa de la sonda nasogástrica. Cuidado de la piel Siga estas pautas generales:
  10. 10. INSTITUTO DE FORMACION Y CAPACIT10ACION CRUZ ROJA ARGENTINA FILIAL CORRIENTES I-30 e IT-11 ENFERMERIA PROFESIONAL 10 Limpie la piel alrededor de la sonda con agua caliente y una toalla limpia después de cada alimentación. Retire cualquier costra o secreciones en la nariz. Al retirar un vendaje o apósito de la nariz, primero aflójelo con un poco de vaselina líquida u otro lubricante. Luego retire con cuidado el vendaje o apósito. Posteriormente, enjuague la vaselina líquida de la nariz. Si nota enrojecimiento o irritación, pruebe poniendo la sonda en la otra fosa nasal. Cuándo contactar a un profesional médico Llame al proveedor de atención médica de su hijo si nota que: Hay enrojecimiento, hinchazón e irritación en ambas fosas nasales. La sonda se obstruye una y otra vez, y usted no es capaz de destaparla con agua. La sonda se cae.

×