SALAIDNO REY DEL ISLAM.En junio de 1180, Saladino recibió a Nur al-Din Muhammad, emir ortúquida deKeyfa en Geuk Su, regalá...
[editar] Conquista de MesopotamiaEl principal príncipe zénguida, Saif al-Din, murió en junio de ese añosucediéndole su her...
En el medio de estas conquistas, Saladino fue informado de que los cruzadossaqueaban las aldeas de la comarca de Damasco. ...
Harrán en febrero de 1183, pero ante su avance enviaron mensajeros aSaladino solicitando la paz. Cada ejército regresó a s...
como vasallo y gobernador de Saladino. Su administración llegaría hastaNusaybin y Raqqa y debería prestar vasallaje y part...
ataques a La Meca. Saladino sitiaría por dos veces su fortaleza del Kerak (sitiodel Kerak en 1183), base de Reinaldo en Tr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Salaidno rey del islam

318 visualizaciones

Publicado el

Saladino

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
318
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Salaidno rey del islam

  1. 1. SALAIDNO REY DEL ISLAM.En junio de 1180, Saladino recibió a Nur al-Din Muhammad, emir ortúquida deKeyfa en Geuk Su, regalándole a él y su hermano Abu Bakr regalos por valorde 100.000 dinares de acuerdo a Imad al-Din. Trataba así de asentar unaalianza con dicha dinastía e impresionar a otros emires de Mesopotamia yAnatolia. También se ofreció a mediar entre él y Kilij Arslan II, sultán selyúcidadel Rum, que reclamaba las tierras que dio como dote por su hija que se habíaquejado por el trato recibido de su esposo. Nur al-Din le pidió ayuda a Saladino,pero Arslan no le aceptó como mediador.[65]Tras la reunión con Nur al-Din, el más poderoso de los señores selyúcidas,Ikhtiyar al-Din al-Hasan, obtuvo la sumisión de Arslan, lo que forzó un acuerdo.Saladino recibió poco después un mensaje de Arslan quejándose de másabusos a su hija, enfureciéndose. La respuesta de Saladino fue amenazar conatacar Malatya, a dos días de marcha, sin bajarse del caballo hasta entrar en laciudad. Asustados por el ultimátum, los turcos negociaron. Saladino sentía queArslan obraba bien al preocuparse por su hija, pero no podía abandonar a unvasallo que le había pedido protección y traicionarle. El acuerdo final daba a lamujer un año fuera del hogar de su marido y el compromiso de Saladino deabandonar a Nur al-Din si éste incumplía el trato.[65]Dejando a Farrukh-Shah al cargo de Siria, Saladino regresó a El Cairo acomienzos de 1181. Según Abu-Shama, pretendía pasar el ayuno de Ramadánen Egipto y luego realizar la peregrinación a La Meca (hajj). Por motivosdesconocidos cambió de opinión y se sabe que inspeccionó personalmente lasriberas del Nilo en junio. Se enfrentó a los beduinos, que fueron desposeídosde dos tercios de sus tierras con las que recompensó a los campesinos de ElFayum cuyas propiedades había confiscado. Los beduinos fueron acusados decomerciar con los cruzados, su grano confiscado y forzados a asentarse más aloeste. La flota egipcia también se enfrentó a los piratas beduinos en el LagoTanis.[66]En el verano de 1181, el eunuco y administrador de Saladino Karakush dirigióel arresto de Majd al-Din — antiguo lugarteniente del hermano de SaladinoTuran-Shah en Zabid (Yemen) — mientras entretenía a sus expensas a Imadal-Din en El Cairo. Los cercanos a Saladino le acusaban de malversación delos beneficios de Zabid, pero Saladino en persona dijo que no había pruebas.Reconoció el error y liberó a Majd al-Din a cambio de una indemnización de80.000 dinares y otras sumas a los hermanos de Saladino al-Adil y Taj al-MulukBari. Se trata de uno de varios episodios en la controvertida marcha de Turan-Shah de Yemen. Aunque los lugartenientes de éste continuaban enviándolebeneficios de la provincia, faltaba liderazgo y estallaban luchas entre los Izz al-Din Uthman de Adén y Hittan de Zabid. Saladino escribió en una carta a al-Adil:"Yemen es una casa del tesoro... lo conquistamos, pero hasta este día nohemos tenido beneficios ni ventajas del mismo. Sólo ha habido innumerablesgastos, envíos de nuestras tropas... y expectativas que no fueron satisfechas alfinal".[67]
  2. 2. [editar] Conquista de MesopotamiaEl principal príncipe zénguida, Saif al-Din, murió en junio de ese añosucediéndole su hermano Izz al-Din en Mosul.[68] El 4 de diciembre, el hijo deNur al-Din y cabeza teórica de la familia as-Salih moría tras haber hecho a susoficiales jurar lealtad a Izz al-Din, en un intento de crear un poder zénguida quepudiera compensar a Saladino. Izz al-Din fue bienvenido en Alepo, pero lasexpectativas de su gobierno como líder de la dinastía le sobrepasaron y cambióAlepo por Sinjar a su hermano Imad al-Din Zangi. Saladino no prestó oposiciónalguna en respeto a los tratados de paz con la familia.[69]El 11 de mayo de 1182, Saladino con la mitad de su ejército y numerosos nocombatientes marchó de El Cairo a Siria. En la noche anterior a su marcha, sesentó con el tutor de uno de sus hijos que citó un verso: "disfruta del perfumede la planta de ojo de buey de Nechd, tras esta tarde no vendrá". Saladino vioen ello un presagio malvado y nunca vio de nuevo Egipto.[68] Sabiendo que lasfuerzas cruzadas se congregaban para interceptarlo, cruzó el desierto de lapenínsula del Sinaí hasta Eilat y el Golfo de Aqaba. Sin encontrar oposición,saqueó la campiña de Montreal, mientras las fuerzas de Balduino vigilaban sinintervenir.[70] Llegó a Damasco en junio para descubrir que Farrukh-Shah habíaatacado Galilea, saqueando Daburiyya y tomando Habis Jaldek, fortaleza degran importancia. En julio, Saladino le encomendó atacar Kawkab al-Hawa,donde libró la Batalla del Castillo Belvoir, que resultó en un empate. Más tarde,en agosto, se lanzó un ataque terrestre y marítimo sobre Beirut para el queconstruyó 30 galeras, que estaba a punto de fracasar cuando Saladino se retirópara enfocar la ocasión que se planteaba en Mesopotamia.[71]Kukbary, que gobernaba en Harrán invitó a Saladino a ocupar la región deYazira, en el norte de Mesopotamia. Saladino aceptó y dio por finalizada latregua con los zénguidas en septiembre de 1182. [72] Antes de su marcha aJazira habían estallado luchas intestinas entre los zénguidas, muchos de loscuales no querían reconocer primacía alguna a Mosul.[73] Antes de cruzar el ríoÉufrates Saladino sitió durante tres días Alepo, declarando así el final de latregua.[72]Una vez alcanzada Bira, en la ribera de dicho río, se le unieron Kukbary y Nural-Din; sus fuerzas combinadas tomaron primero Edesa, luego Saruj y luegoRaqqa. Raqqa era una importante encrucijada de caminos defendida por Qutbal-Din Inal, que había perdido Manjib frente a Saladino en 1176 y ante elenorme ejército de Saladino, se rindió a cambio de conservar sus propiedades.Saladino impresionó a los habitantes de la ciudad al publicar un decreto queeliminaba varios impuestos y los tachaba de los registros porque "los másmiserables regentes son aquellos que están gordos mientras su gente estádelgada". De Raqqa se movió conquistando sucesivamente al-Fudain, al-Husain, Maksim, Durain, Araban y Khabur, que le juraron lealtad.[74] Susconquistas siguieron por Karkesiya y Nusaybin.[72] Saladino tomó Nusyabin sinencontrar resistencia. De tamaño mediano, no era muy importante, pero teníauna posición estratégica entre Mardin y Mosul y estaba cerca de Amid(Diyarbakır).[75]
  3. 3. En el medio de estas conquistas, Saladino fue informado de que los cruzadossaqueaban las aldeas de la comarca de Damasco. Su réplica fue "Dejadles...mientras destruyen aldeas estamos tomando ciudades, cuando volvamostendremos más fuerzas para luchar con ellos".[72] Mientras en Alepo, el emirzénguida de la ciudad saqueaba ciudades fieles a Saladino como Balis, Manjib,Saruj, Buzaa o al-Karzain. También destruyó su propia ciudadela en Azaz paraevitar que los ayubís pudieran usarla contra él.[75][editar] Problemas en el mar RojoEl 2 de marzo de 1182, en la tregua en su campaña siria, al-Adil escribió desdeEgipto una carta a Saladino informándole de que los cruzados habían atacado"el corazón del islam". Reinaldo de Chatillon, un polémico y violento señorfronterizo había enviado barcos desde el Golfo de Aqaba a saquear la costa delMar Rojo. No se trataba de un intento de conquista, sino de mera piratería.[76]Imad al-Din escribe que el ataque alarmó a los musulmanes, que no estabanacostumbrados a tales ataques en un mar que controlaban al completo e Ibn al-Athir añade que los habitantes no tenían experiencia alguna con los cruzados,ni como enemigos ni como mercaderes.[77]Ibn Jubair fue informado de que dieciséis barcos musulmanes fueronquemados por los cruzados, que capturaron un buque con peregrinos en Aidab.También informó de que planeaban atacar Medina y llevarse el cuerpo delprofeta Mahoma. Al-Maqrizi escribe que querían llevárselo a territorio cristianopara forzar a los musulmanes a peregrinar allí. Afortunadamente para Saladino,al-Adil había llevado su flota desde Fustat y Alejandría al Mar Rojo bajo elmando de un mercenario armenio llamado Lulu. Rompieron el bloqueocruzado, destruyendo la mayoría de sus barcos y persiguieron a los queecharon el ancla y huyeron al desierto.[78] Los supervivientes, 170 en total,fueron ejecutados siguiendo órdenes de Saladino en varias ciudadesmusulmanas.[79][editar] Lucha por MosulA medida que Saladino se acercaba a Mosul, se enfrentó al problema de tomaruna gran ciudad y justificar la conquista.[80] Los zénguidas de Mosul apelaron aan-Nasir, el califa abbasí de Bagdad cuyo visir les era favorable. An-Nasir envióa Sheikh al-Shuyukh (una figura de alto rango) para mediar. Saladino llegó antelos muros de la ciudad el 10 de noviembre de 1182. Izz al-Din no aceptó sustérminos que veía desproporcionados y Saladino en seguida puso sitio a laciudad, muy fortificada.[81]Tras varias escaramuzas menores se llegó a un punto muerto, promovido porel califa. Saladino trató de retirarse sin sufrir daños en su imagen ymanteniendo presión sobre Izz al-Din. Decidió atacar Sinjar, defendida por elhermano de Izz al-Din, Sharaf al-Din. La ciudad cayó tras un sitio de 15 días el30 de diciembre.[82] Las fuerzas ayubís perdieron el orden, saqueando laciudad. Saladino solo logró proteger al gobernador y sus oficiales enviándolos aMosul. Tras establecer una guarnición en la ciudad, esperó la llegada de unacoalición de Alepo, Mardin y Armenia.[83] Saladino los esperó con su ejército en
  4. 4. Harrán en febrero de 1183, pero ante su avance enviaron mensajeros aSaladino solicitando la paz. Cada ejército regresó a sus ciudades y al-Fadilescribió "Avanzaron como hombres, se desvanecieron como mujeres" enreferencia a las tropa de Izz al-Din.Desde el punto de vista de Saladino la guerra marchaba bien. Había logradoconquistar amplios territorios, pero no había logrado el objetivo de tomar laciudad. Su ejército, sin embargo, se iba reduciendo; Taqi al-Din llevó a sushombres de vuelta a Hama mientras Nasir al-Din Muhammad y sus fuerzas semarcharon. Esto animó a Izz al-Din y sus aliados que retomaron la ofensiva. Lacoalición se reunió en Harzam, al norte de Harran. A comienzos de abril, sinesperar a Nasir al-Din, Saladino y Taqi al-Din avanzaron contra ellos,marchando al Este, a Ras al-Ein sin dificultades.[84] A finales de abril, tras tresdías de "verdadera lucha" según Saladino, los ayubís capturaron Amid(Diyarbakır). Entregó la ciudad a Nur al-Din Muhammad con sus provisiones(80.000 velas, una torre llena de flechas y 1.040.000 libros). A cambio de laciudad, este le juró obediencia y le prometió seguirle en sus campañas asícomo restaurar la ciudad. La caída de Amid también convenció a Il-Ghazi deMardin de pasarse al lado de Saladino, debilitando más a Izz al-Din.[85]Saladino intentó justificar ante el califa an-Nasir sus campañas contra Izz al-Din y le solicitó justificación legal para ocupar Mosul. Saladino recordaba quemientras él había devuelto Egipto y Yemen a la autoridad del califato abbasí,los zénguidas de Mosul se apoyaban en los selyúcidas, rivales del califato ysolo acudían a an-Nasir cuando le necesitaban. También responsabilizaba aIzz al-Din de evitar la yihad o "guerra santa" contra los cruzados, afirmando que"no sólo no luchan ellos, sino que previenen que lo hagan los que pueden".Justificó su conquista de Siria por la lucha contra los cristianos y la herejíaasesina. Prometió que si Mosul le era entregado, tomaría para el islamJerusalén, Constantinopla, Georgia y el Imperio almohade (que tampocoreconocía al califa de Bagdad) hasta que "la palabra de Dios sea suprema y elcalifato abbasí haya limpiado el mundo, convirtiendo iglesias en mezquitas".Decía que esto ocurriría por la voluntad de Dios y que a cambio del apoyo delcalifato le entregaría Tikrit, Daquq, Juzestán, Kish y Omán.[86][editar] Sumisión de AlepoSaladino dirigió entonces su atención hacia Alepo. Envió a su hermano Taj al-Mulk Buri a tomar Tell Khalid, a 130 km al norte de la ciudad. Aunque se llegó ainiciar un asedio, el gobernador se rindió ante la llegada de Saladino el 17 demayo de 1183, sin lucha. Según Imad al-Din, tras esta toma marchó sobre AinTab, que fue ocupado por sus ejércitos antes de dirigirse a Alepo. El 21 demayo acampaba frente a sus muros, al este de la Ciudadela de Alepo mientrassus fuerzas rodeaban los arrabales de Banaquso al norte y Bab Janan elOeste. Sus tropas, que esperaban un éxito fácil, se aproximarontemerariamente a las murallas.[87]Zangi no ofreció una larga resistencia. Era poco popular y personalmenteansiaba regresar a sus antiguos dominios en Mesopotamia. Se negoció unacuerdo por el que entregaba Alepo a Saladino a cambio de volver a Sinjar
  5. 5. como vasallo y gobernador de Saladino. Su administración llegaría hastaNusaybin y Raqqa y debería prestar vasallaje y participar en el ejército deSaladino. El 12 de junio de 1183 la ciudad fue formalmente entregada a losayubís.[88] La gente de Alepo, que desconocía de estos manejos, fuesorprendida por el alzamiento del estandarte de Saladino en la ciudadela. Dosemires, incluyendo al amigo personal de Saladino, Izz al-Din Jurduk, le dieronla bienvenida y le ofrecieron su lealtad. Pese a sus promesas de no interferir enel gobierno religioso de la ciudad, sustituyó a los jueces Hanafí. Saladinopermitió a Zangi partir con todas las provisiones de la ciudadela que pudierallevar y vender el resto, que Saladino compró.[89]A pesar de sus reticencias iniciales al intercambio, Saladino no tenía dudas deque "Alepo era la llave de esas tierras" y que "esta ciudad es el ojo de Siria y suciudadela su pupila".[90] Para Saladino la captura de la ciudad marcaba el fin deocho años de espera desde que dijo a Farrukh-Shah "Solo tenemos queordeñar y Alepo será nuestra". Desde su nueva plaza fuerte, podía ahoraamenazar la costa cruzada por completo.[91]Tras pasar una noche en la ciudadela de Alepo, Saladino marchó sobre Harim,una fortaleza en las inmediaciones del Principado de Antioquía, en manos deSurhak, un mameluco menor. Saladino le ofreció la ciudad de Bosra ypropiedades en Damasco a cambio de la fortaleza, pero Surhak exigió más,siendo depuesto por su propia guarnición.[91] Fue entonces arrestado por eldelegado de Saladino, Taqi al-Din, bajo la acusación de planear ceder Harim aBohemundo III de Antioquía. Cuando Saladino recibió su rendición, procedió aorganizar la defensa de Harim frente a los cruzados. Informó a sus emires enYemen y Baalbek que iba a atacar Armenia, pero que antes debía solventardetalles administrativos. Saladino acordó una tregua con Bohemundo a cambiode rehenes musulmanes y cedió Azaz a Alam ad-Din Suleiman y Alepo a Saifal-Din al-Yazkuj, respectivamente un emir de Alepo que se había pasado a subando y un mameluco de Shirkuh que le salvó del intento de asesinato enAzaz.[92]Contra los cruzadosEl 29 de septiembre, Saladino cruzó el río Jordán para atacar Baisan, queencontró vacía. El día siguiente saqueó y quemó la ciudad y se movió al Oeste.Interceptó refuerzos cruzados procedentes de Kerak y Shaubak en el caminohacia Nablús y tomó prisioneros. Mientras, la principal fuerza cruzada dirigidapor Guido de Lusignan dejó Séforis en dirección a Afula. Saladino envió 500escaramuzadores para hostigarlos y marchó contra Ain Jalut. Cuando la fuerzacruzada, la mayor producida por el reino sin ayuda externa pero todavía inferioral ejército de Saladino, avanzó, los ayubís abandonaron Ain Jalut. Tras algunasincursiones musulmanas, en Zirin, Forbelet y Monte Tabor, los cruzadostodavía no se aventuraron a atacar el cuerpo principal del ejército enemigo, ySaladino se retiró una vez que sus tropas comenzaron a desaprovisionarse.[92]Los contraataques cruzados provocaron ulteriores asaltos de Saladino,particularmente ante el hostigamiento de Reinaldo de Chatillon que continuabaacosando las caravanas entre Siria y Egipto y fanfarroneando sobre nuevos
  6. 6. ataques a La Meca. Saladino sitiaría por dos veces su fortaleza del Kerak (sitiodel Kerak en 1183), base de Reinaldo en Transjordania, a lo que éste replicaríasaqueando caravanas de peregrinos en el hajj. Finalmente, la intervención delpragmático Conde de Trípoli, Raimundo llevó a un acuerdo con una tregua porcuatro años.Tras el fracaso de sus sitios en el Kerak, Saladino devolvió momentáneamentesu interés a su proyecto mesopotámico, reanudando sus ataques contra Mosul.Sin embargo Masud se había aliado ahora con el gobernante persa deAzerbaiyán y Jibal, que en 1185 replicó con contraataques a través de losMontes Zagros, haciendo titubear a Saladino. La defensa de Mosul,esperanzada con la idea de apoyo, se enquistó. Saladino cayó enfermo y enmarzo de 1186 aceptó un tratado de paz con Mosul, que probablementereconocía la autonomía de Mosul a cambio del reconocimiento de lasconquistas de Saladino y de apoyo mutuo contra los cruzados.[93] Saladino semovería en los días siguientes en la zona, aprovechando las posibilidades quese presentaban para tomar posiciones contra los persas o los selyúcidas delSultanato de Rüm como Khilar y Mayafarekin[94] antes de retomar su lucha conJerusalén.

×