www.escuelasabatica.es
El sábado enseñaré...
Texto clave: Proverbios 19:3.
Enseña a tu clase a:
 Saber identificar palabr...
www.escuelasabatica.es
{ 1: ¡Motiva!}
• Solo para los maestros: Solo hay cambios en la vida de una persona cuando asume su...
www.escuelasabatica.es
en armonía durante generaciones (vers. 5, 6). En la segunda sección (vers. 11-22), las
palabras mal...
www.escuelasabatica.es
cuando estás enojado (vers. 19, 20), porque escuchar requiere humildad. Los mejores
pensamientos de...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El sábado enseñaré | Lección 7 | Cómo tratar con las peleas | Escuela Sabática

391 visualizaciones

Publicado el

El sábado enseñaré | Lección 7 | Cómo tratar con las peleas | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
391
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
153
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El sábado enseñaré | Lección 7 | Cómo tratar con las peleas | Escuela Sabática

  1. 1. www.escuelasabatica.es El sábado enseñaré... Texto clave: Proverbios 19:3. Enseña a tu clase a:  Saber identificar palabras que crean contiendas.  Sentir aprecio por la familia y los amigos, sintiéndolos como una riqueza.  Hacer: Reacondicionar su vida para estar en armonía con la sabiduría de Proverbios 17 al 19. Bosquejo de la lección: I. Saber identificar palabras que crean contiendas  A. ¿Por qué la gente pelea por el dinero? ¿Qué se dicen unos a otros, al pelear?  B. ¿Por qué las familias a veces pelean cuando están juntas?  C. ¿Por qué las palabras son tan importantes en las relaciones? II. Sentir aprecio por la familia y los amigos como riqueza.  A. ¿Por qué hay gente que al final de sus vidas desearían haber pasado más tiempo con la familia?  B. ¿Qué cosas son peores que la pobreza?  C. ¿Por qué muchos ricos y famosos terminan en divorcios? III. Hacer: Vivir con la sabiduría de Proverbios 17 al 19  A. ¿Por qué a menudo terminamos diciendo cosas que no deberíamos decir?  B. ¿Cómo armonizan las palabras de Jesús con las recomendaciones de estos capítulos?  C. Decir la verdad, ¿crea más contiendas, o menos? Resumen: Las relaciones humanas están edificadas sobre palabras. Usamos palabras unos con otros para indicar la naturaleza de nuestras relaciones. Las palabras airadas en disputas o mentiras indican una relación quebrada; las palabras llenas de gracia y verdad mejoran una relación. Ciclo de aprendizaje Texto destacado: Proverbios 19:3. Concepto clave para el crecimiento espiritual: Proverbios 19:3 dice que las relaciones rotas a menudo se producen por contiendas y palabras falsas, habladas apresuradamente. Pero a veces, en lugar de reformar nuestra conducta, echamos la culpa a Dios por nuestras aflicciones. Piénsalo otra vez. A menudo, los problemas surgen por la preocupación por el dinero y por el yo. Identifica qué palabras escapan de tus labios y producen tu infelicidad, y haz cambios en tu conducta.
  2. 2. www.escuelasabatica.es { 1: ¡Motiva!} • Solo para los maestros: Solo hay cambios en la vida de una persona cuando asume su responsabilidad por sus acciones. A menudo, herimos con nuestras palabras porque subestimamos su poder, ya sea para el bien o para el mal. Llegas a ser un mentiroso si mientes, o un “bully” [bravucón] si pronuncias palabras amenazantes, y nadie quiere tener un mentiroso o un bravucón cerca de él. Diálogo inicial: ¿Qué clases de palabras usas cuando hablas con las personas? ¿Hablas en forma diferente cuando te diriges a tu familia, a tu jefe o a tus subordinados? Practica decir frases como: “Por favor, tráeme agua”, usando diferentes tonos de voz, y explica lo que significan. Preguntas para dialogar:  1. ¿Por qué en muchas culturas hay formas cultas o formas familiares de dirigirse a otros? A los más cercanos, ¿les hablamos en forma culta o en tonos más familiares?  2. ¿Qué palabras y expresiones nos ofenden y cuáles nos calman? { 2: ¡Explora!} • Solo para los maestros: La avaricia no controlada y el egocentrismo son el centro de todas las controversias. No está mal proteger la riqueza, por la que trabajaste mucho. Pero Proverbios pide que consideremos si estamos perdiendo valiosas relaciones por causa de la riqueza, o no. A menudo, las personas poderosas hablan en forma condescendiente con sus subordinados. ¿Cómo hablas a tus hijos y a tu cónyuge? ¿En forma áspera o bondadosa? ¿Cómo hablan ellos contigo? Las luchas por el poder son una forma rápida de destruir las relaciones. ¿Nos molesta hablar a nuestros superiores, especialmente si creemos que no merecen nuestro respeto? Proverbios dice que hablemos bondadosa y verazmente a todos. Comentario de la Biblia I. Palabras buenas y malas (Repasa, con tu clase, Prov. 17.) Los proverbios de este capítulo, con excepción del versículo 28, están dispuestos en pares compuestos por dos versículos. En cada par, el primer versículo refleja los pensamientos contenidos en el segundo. Los versículos 1 y 2 del capítulo 17, por ejemplo, siguen esta estructura. El pensamiento de un siervo que hereda la riqueza de una familia, en el versículo 2, refleja a una familia en discordia, del versículo 1. El punto es que un extraño, como podría ser un abogado, terminará con gran parte de la riqueza, si los hermanos de una familia rica siguieran peleándose por la herencia. El capítulo 17 puede dividirse en tres secciones: 1) palabras buenas que edifican relaciones (vers. 1-10); 2) palabras malas que destruyen relaciones (ves. 11-22); y 3) la causa de las palabras malas (vers. 23-28). En la primera sección, las palabras buenas son palabras de verdad, purificadas por las pruebas de la vida (ves. 3, 4); son un discurso elocuente, que es un don (vers. 7, 8); y son reprensiones que van al corazón (vers. 9, 10). La familia que habla palabras buenas vivirá
  3. 3. www.escuelasabatica.es en armonía durante generaciones (vers. 5, 6). En la segunda sección (vers. 11-22), las palabras malas son palabras de contienda (vers. 11, 12), juicios falsos (vers. 13-16), y palabras que proceden de un corazón frío y arrogante (vers. 19, 20). Estas palabras malas dividen familias y traen tristeza al corazón (vers. 21, 22). Pero en tiempos difíciles, no hay amigo como un buen hermano (vers. 17, 18). La tercera sección (vers. 23-28) revela que la causa de las palabras malas: son las disputas por el dinero y los grandes regalos (vers. 23, 24). El amor al dinero pervierte la justicia y trae tristeza a las personas amadas (vers. 25, 26). Y donde hay contiendas sobre el dinero, el silencio hace que hasta los necios parezcan sabios (vers. 28). Considera: Jesús vivió sin un lugar donde reclinar su cabeza (Mat. 8:20). En realidad dejó, al morir, solo un par de sandalias, un manto y una túnica. En este mundo competitivo, la gente a menudo tiene que escoger entre su necesidad de salir adelante en la vida y la amistad. Jesús siempre eligió la amistad. ¿Qué eliges tú, y por qué? II. La forma de pensar de un perdedor (Repasa, con tu clase, Prov. 18.) Los proverbios de este capítulo están dispuestos en pares, o en tercetos (unidades de tres versículos). En un terceto, el versículo del medio es el más importante. En el corazón del capítulo, hay un terceto (vers. 10-12), cuyo versículo central (vers. 11) revela la forma de pensar egoísta que produce contiendas y avaricia. Quien piensa así cree que “la riqueza del rico es su ciudad fortificada”. Los otros dos versículos (vers. 10, 12) desechan esta teoría, al afirmar que Dios es “torre fuerte”. Los versículos 1 al 9 describen la vida del necio rico. Sus vidas están aisladas (“apartados”, vers. 1, BJ), no son intelectuales (vers. 2), son improductivos (vers. 9). Cuando se les termina el dinero, la gente los tratará con “menosprecio” y “afrenta”. (vers. 3). Las palabras arrogantes del necio (ves. 5-8) están en contraste con las palabras del sabio (vers. 4). Los versículos 13 al 23 revelan los secretos de encontrar la verdadera riqueza. El éxito proviene de dos fuentes: la capacidad de “soportar” a las personas en su “enfermedad” y la comprensión de las cosas (vers. 13- 15). A diferencia de estas, el soborno y la adulación no tienen poder sustentador porque los vientos del poder cambian de dirección al azar (vers. 16-18). Los versículos 19 a 24 vuelven al tema inicial del “aislamiento”. Un buen hermano o hermana (vers. 19), una buena esposa (vers. 22) y un buen amigo (vers. 24) son dones preciosos de Dios: valen oro. Pero, creyéndose poderosos (vers. 23), los necios ricos hablan “duramente” a quienes aman, apartándolos. Preguntas para dialogar: ¿Por qué no nos gustan las personas que ostentan su riqueza y poder? ¿Por qué las personas que no los aprecian tanto igualmente quieren ser como ellos? ¿Qué hay con el dinero y la riqueza, que ejercen tanto poder sobre nosotros? III. Mitos urbanos acerca de la riqueza (Repasa, con tu clase, Prov. 19.) El capítulo 19 comienza con una refutación de cuatro mitos urbanos populares. El primer mito es que te volverás pobre si eres honrado (vers. 1, 2). El segundo mito es que los ricos tienen “muchos amigos” (vers. 3, 4). El tercer mito es que “cada uno” será tu amigo si le das (vers. 5, 6). Y el cuarto mito es que “todos los hermanos del pobre lo aborrecen” (vers. 7, 8). El resto del capítulo procura definir la sabiduría contrastando la conducta de los sabios con la de los necios. El propósito es animar a buscar la sabiduría y evitar la insensatez. Algunos de los puntos destacados son los siguientes: mentir es, como el lujo, algo innecesario (vers. 9, 10, NVI). Mentir es tan feo como el lujo en casa del necio. Una persona paciente y de buen genio tiene la gloria de un rey que otorga favores (vers. 11, 12). La ira es una muestra de poder, porque la gente estalla ante las personas que tienen un estatus menor que ellos. La compasión la acerca al corazón de Dios (vers. 17, 18). Por eso, sé firme pero muestra compasión cuando disciplines a un hijo. Tú no puedes escuchar
  4. 4. www.escuelasabatica.es cuando estás enojado (vers. 19, 20), porque escuchar requiere humildad. Los mejores pensamientos de una persona son de compasión por los pobres (vers. 21, 22). Lo opuesto al “temor de Jehová” es la pereza (vers. 23, 24). Quien teme a Jehová no “vivirá lleno de reposo”, sino que avanzará pronto para hacer lo que Dios le pida (vers. 23, 24). Considera: ¿Por qué tantas personas aceptan estos mitos urbanos acerca de la riqueza y la fama, cuando es claro que no son nada más que mitos? ¿Por qué la riqueza no trae mayor felicidad, o hace que la persona sea más compasiva? { 3: ¡Aplica!} • Solo para los maestros: Algunas cosas no cambian; vemos todavía la conducta necia descrita en Proverbios 17 a 19 a nuestro alrededor. Como en los días de Salomón, la gente quiere riqueza porque cree que le dará estatus, seguridad y poder. Pero, la riqueza no cumple lo que promete. Estas ideas siguen existiendo, y los que tienen riqueza demuestran su poder con sus hermosas ropas, casas grandes y automóviles lujosos. Pero, la Biblia nos dice que los que exhiben riqueza y hablan “duramente” a la gente realmente viven vidas aisladas, en ocio y rivalidad. La riqueza de la sabiduría y la comprensión enriquece nuestros pensamientos, edifica nuestros hogares y brinda felicidad. El dinero tiene realmente una función en la vida, y hacemos mal en decir que no es importante; el peligro está en poner demasiado énfasis en él, transformándolo en un dios, lo cual nos pone en un terreno muy peligroso para lo espiritual. Después de todo, ¿de qué vale ser muy rico, tener todo lo que el mundo ofrece, si como resultado pierdes tu alma? Preguntas de aplicación: 1. ¿Cómo puedes tener las cosas buenas de la vida y además hablar como hablan los sabios? 2. ¿Has visto alguna vez a una persona volverse un mendigo porque siguió los Mandamientos de Dios? ¿Por qué sí o por qué no? { 4: ¡Crea!} • Solo para los maestros: ¿Te sorprendiste alguna vez por tener un buen resultado cuando viviste honradamente, de acuerdo con la sabiduría de Dios? Comparte lo siguiente con la clase. Actividades:  1. Describe personajes bíblicos que se arriesgaron a vivir de acuerdo con la sabiduría de Dios. ¿Cuáles fueron los resultados de arriesgarlo todo por Dios?  2. Analiza cómo la iglesia puede llegar a ser una comunidad de personas sabias, cuyas vidas se destacan en agudo contraste con la locura descrita en Proverbios 17 a 19.

×