Para el 19 de julio de 2014
El Espíritu Santo
PARA ESTA SEMANA: Juan 14:16-18, 26; 15; 26; Mateo 12:31, 32; Juan
16:8; 3:5...
DOMINGO
13Julio
¿ALIMENTADOS, PERO SIN FRUTOS?
El Espíritu Santo es un regalo divino de Dios para la raza humana des­
espe...
0 PODEROSO?
Julio
"Se oye el viento entre las ramas de los árboles, por el susurro que
produce en las hojas y las flores; ...
1 Espíritu Santo es un miembro de la Trinidad. Es el representante que
Julio D'os envía Para reveamos cosas espirituales. ...
Día a día, el Espíritu Santo habita en nosotros, nos dirige, nos protege
de todo peligro, y nos anima cuando necesitamos u...
EL SER EN LAS SOMBRAS
Muchos cristianos se preguntan por qué el Espíritu Santo es importante.
Si se lo permitimos, él habi...
RECUERDA
Las profecías del Antiguo Testamento proveyeron guía y esperanza
al pueblo de Dios antes de la venida de Jesús. L...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 3 – Joven – El Espíritu Santo – Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

5.333 visualizaciones

Publicado el

Lección 3 – Joven – El Espíritu Santo – Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
5.333
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4.693
Acciones
Compartido
0
Descargas
8
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 3 – Joven – El Espíritu Santo – Escuela Sabática Tercer trimestre 2014

  1. 1. Para el 19 de julio de 2014 El Espíritu Santo PARA ESTA SEMANA: Juan 14:16-18, 26; 15; 26; Mateo 12:31, 32; Juan 16:8; 3:5-8; Lucas 11:9-13. TEXTO CLAVE: "Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Consolador para que los acompañe siempre" (Juan 14:16). PREVIEW U no a uno pasaban al lado del niño. No podía tener más de seis | años de edad. "Disculpe, señor...", "Disculpe, señora" les decía j u|¡0 a los que pasaban. Cuando mi amiga'y yo pasamos al lado suyo, él murmuró: "Disculpe, señora, ¿puede ayudarme a cruzar la ruta?" Cansada de cruzar avenidas cargadas de vehículos, le hice señas a mi amiga para que lo ayudara. El niño simboliza quiénes somos como seres humanos pecadores en busca de ayuda espiritual. Sin embargo, el problema que nos confronta es que no podemos ayudarnos tanto unos a otros, ya que todos tenemos necesidades espirituales. Juan 15:26 dice: "Cuando venga el Consolador, que yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad que procede del Padre, él testificará acerca de mí". Juan 3:8 dice: "El viento sopla por donde quiere, y lo oyes silbar, aunque ignoras de dónde viene y a dónde va. Lo mismo pasa con todo el que nace del Espíritu". No podemos ver al Espíritu, pero lo podemos escuchar hablándonos, y podemos aceptar su guía. Si tu corazón está sediento; tu mente, confundida; y tu alma, vacía; el Maestro puede llenar esos lugares con su paz, gracia y amor. Cuando aceptemos al Espíritu, él habitará en nosotros y cultivará su fruto en nuestra vida, para que lo podamos compartir con otros. Y cuando com­ partimos, aumentamos nuestro crecimiento espiritual también. Al estudiar la lección de esta semana, abramos nuestros corazones y mentes al representante de Dios: el Espíritu Santo. Lección para jóvenes / 19
  2. 2. DOMINGO 13Julio ¿ALIMENTADOS, PERO SIN FRUTOS? El Espíritu Santo es un regalo divino de Dios para la raza humana des­ esperada, desesperanzada y petrificada. Dios, en su sabiduría, entiende cuán frágil es nuestro corazón y cuán fácilmente nos damos por vencidos. Así que nos dio este regalo, un regalo que, sin ser visto ni tocado, influye e interviene en la vida de cualquiera que lo acepta. El Espíritu Santo nos muestra nuestra naturaleza y nuestras acciones pecadoras. Nos anima y nos ayuda mientras ayudamos a otros. Sin el Espíritu Santo, no hay garantía de salvación. "Dios es el que nos mantie­ ne firmes en Cristo, tanto a nosotros como a ustedes. Él nos ungió, nos selló como propiedad suya y puso su Espíritu en nuestro corazón, como garantía de sus promesas" (2 Cor. 1:21, 22). El Espíritu Santo es quien nos revela la voluntad del Padre, quien nos ayuda a vivir una vida cristiana y nos guía a cumplir la voluntad de Dios para nuestra vida. Los frutos del Espíritu Santo (Rom. 12:1-8; 1 Cor. 12:1-11,28-30; Efe. 4:1-13) Todos disfrutamos de recibir regalos. Cuando los estudiantes del secun­ dario se gradúan, sus padres pueden llegar a regalarles una computadora nueva que les será de utilidad para tomar notas y escribir trabajos prácticos en la universidad. Cuando alguien se hace cristiano, también recibe rega­ los: regalos del Espíritu Santo que lo ayudarán a trabajar para Dios. Pablo enseñó que los dones debían ser puestos en práctica por los cristianos de toda condición. Al leer las listas de estos dones, pídele al Espíritu Santo que te guíe a utilizar de la mejor manera los dones que te fueron otorgados. Vivir por el Espíritu (Gál. 5:13-26) A veces, como cristianos intentamos demasiado ser buenos y hacer lo que está bien. Sin embargo, todos fallamos. ¿Por qué? Porque no está en nosotros el poder para lograr el bien que queremos; solo el Espíritu Santo puede hacer eso. "Dios espera reproducir su imagen en los seres caídos, transformando sus voluntades, mentes, deseos y caracteres. El Espíritu Santo produce en los creyentes un cambio decidido en su punto de vista. Sus frutos, 'amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza' (Gál. 5:22, 23), ahora constituyen su estilo de vida, aunque continúan siendo mortales corruptibles hasta la venida de Cristo".1 A Biblia en mano I ¿Qué nombre particular usó Cristo para su representante? Juan 14:16-18. ¿En qué sentido este nombre es tan apropiado? Juan 14:26. j ¿De qué maneras has experimentado la realidad del Espíritu Santo, aunque su naturaleza y la forma como obra en nuestras vidas no sean fáciles de entender? n i ' Creencias de los adventistas del séptimo día (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), p. 140. 20 / Lección para jóvenes
  3. 3. 0 PODEROSO? Julio "Se oye el viento entre las ramas de los árboles, por el susurro que produce en las hojas y las flores; sin embargo es invisible, y nadie sabe de dónde viene ni adonde va. Así sucede con la obra del Espíritu Santo en el corazón. Es tan inexplicable como los movimientos del viento" (DTG 143). "La obra del Espíritu Santo es inconmensurablemente grande. De esta Fuente los servidores de Dios reciben poder y eficiencia. El Espíritu Santo es el Consolador y, al mismo tiempo, es la presencia personal de Cristo en el creyente" (RP 179). En Filipenses 4:8, Pablo nos insta a tener una perspectiva positiva: "Por último, hermanos, consideren bien todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio". "Esto requerirá ferviente oración y vigilancia incesante. Habrá de ayudarnos la influencia permanente del Espíritu Santo, que atraerá la mente hacia arriba y la habituará a pensar solo en cosas santas y puras" (PP 492). "El Señor Jesús actúa mediante el Espíritu Santo, pues este es su re­ presentante. Por medio de él infunde vida espiritual en el ser, avivando sus energías para el bien, limpiándola de la impureza moral, y dándole idoneidad para su reino" (MJ 39). "Cristo declaró que después de su ascensión él enviaría a su iglesia, como su don máximo, al Consolador, quien ocuparía su lugar. Este Con­ solador es el Espíritu Santo [...]. Con su Espíritu Cristo envía una influencia reconciliadora y poder que aleja el pecado" (ÑEV 152). En el momento en que recibes a Jesucristo como tu Señor y Salvador personal, el Espíritu Santo llena tu vida. Esto te da la habilidad de vivir una vida de victoria, y de testificar ante quienes te rodean. Biblia en mano ■.......... / ¿Cuáles son algunas de las acciones del Espíritu Santo que muestran que él es una Persona? Juan 14:26; 15; 26; 16:7-14. 1 El Espíritu Santo es un regalo y, como casi todos los regalos, puede ser recha­ zado. ¿Cómo, de qué modo, puedes asegurarte, día tras día, de que no estás rechazando lo que el Espíritu Santo procura hacer en tu vida? EL ESPÍRITU SANTO: ¿DÉBIL LUNES 14 Lección para jóvenes / 21
  4. 4. 1 Espíritu Santo es un miembro de la Trinidad. Es el representante que Julio D'os envía Para reveamos cosas espirituales. No podemos ver ni tocar al Espíritu Santo, pero podemos oírlo y sentirlo con el corazón. Él es quien entiende la profundidad de los pensamientos de Dios, y nos transmite esa información. La palabra griega parakletos, del Nuevo Testamento original, significa literalmente “llamado para beneficio de uno", y se utilizaba para des­ cribir a alguien que defendía a otra persona, o que ayudaba a alguien defendiéndolo o animándolo. "Cuando venga el Consolador, que yo les enviaré de parte del Padre, el Espíritu de verdad que procede del Padre, él testificará acerca de mí. Y también ustedes darán testimonio porque han estado conmigo desde el principio" (Juan 15:26, 27). Este Defensor nos fue enviado para testificar de Jesús y para guiarnos. Hay quienes creen que el Espíritu Santo es un espíritu y no, un ser; pero la evidencia bíblica sugiere que es ambas cosas. Juan 14:26 explica: "Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que les he dicho". Aquí Jesús se refiere al Espíritu Santo como "él". En nuestro idioma, la palabra él es un pronombre y se refiere a una persona. ¿Qué evidencia tenemos para sugerir que el Espíritu Santo, realmente, es un miembro de la Trinidad? Mateo 28:19 nos extiende la comisión:"vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo". Este versículo menciona al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. El Espíritu Santo nos enseña sobre cosas espi­ rituales. Juan 14:26 nos recuerda que "el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les 0 hará recordar todo lo que les he dicho". Es así que el Espíritu Santo no es solamente un miembro de la Trinidad, sino que también es el representan­ te de Dios en la Tierra, para guiarnos y darnos discernimiento espiritual. ¿QUIÉN ES EL ESPÍRITU SANTO? A ‘3 Biblia en mano j ¿De qué manera los siguientes versículos nos ayudan a entender la divinidad del Espíritu Santo? Mateo 12:31, 32. 22 / Lección para jóvenes
  5. 5. Día a día, el Espíritu Santo habita en nosotros, nos dirige, nos protege de todo peligro, y nos anima cuando necesitamos un hombro sobre el cual reclinarnos. ¿Cómo podemos permanecer conectados con Cristo y ser llenados continuamente del Espíritu Santo? Conoce a Dios por ti mismo. Si crees en Dios, haz que sea real en tu vida. La Biblia nos enseña que, cuando buscamos a Cristo y su justicia antes que cualquier otra cosa, recibimos todo lo demás (Mat. 6:33). Una vez que acudas humildemente al pie de la cruz, el Espíritu te ayudará. Expresa tu deseo de ser bautizado. Habla con tu pastor o anciano sobre tu interés en ser bautizado. Es importante que hagas este compromiso con Dios. No necesitas preocuparte, porque Dios ha enviado un Consolador para que esté contigo una vez que tomes la decisión de darle todo a él. Cuéntales a otros sobre Cristo. No puedes guardarte el mensaje de salvación; debes compartirlo. Cuando te enteras de que hay una nueva actualización para tu teléfono celular, no puedes esperar para contárselo a tus amigos y a tu familia. ¿Por qué no compartir el amor de Jesús de la misma manera? Jesús nos encargó que enseñemos a todas las naciones, "bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" (Mat. 28:19). No dudes de tus creencias. El pueblo de Dios debe ser sabio y estar listo para aprender sobre las enseñanzas de Dios. Deja de lado las cosas que no son buenas para ti, y sé transformado por el Espíritu Santo. Lee tu Biblia y ora diariamente. Aprende a pedirle ayuda a tu Padre, para vivir en este mundo preparándote para su venida. Pregúntale cualquier cosa que quieras saber (Luc. 11:9-13). Aliméntate del Espíritu Santo. Vive de una manera que agrade a Dios, y aprende a vivir de acuerdo al fruto del Espíritu. Este fruto es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, y templanza (Gál. 5:22, 23). Si vives de acuerdo al Espíritu, vivirás generalmente en paz con todos. CAMINAR CON EL ESPÍRITU SANTO Biblia en mano ! ¿Qué tarea indispensable realiza el Espíritu Santo, a fin de prepararnos para aceptar al Salvador? Juan 16:8. ! ¿Por qué es tan crucial haber "nacido del Espíritu"? Juan 3:5-8. j Los malos hábitos son difíciles de cambiar. ¿Qué nos deberían decir nuestras debilidades y nuestra tendencia a pecar, acerca de nuestra necesidad constante de someternos al Espíritu Santo? MIERCOLES 16Julio A Lección para jóvenes / 23
  6. 6. EL SER EN LAS SOMBRAS Muchos cristianos se preguntan por qué el Espíritu Santo es importante. Si se lo permitimos, él habitará en nosotros y renovará nuestras vidas. Dios sabe con qué está luchando cada uno de nosotros. Él conoce las presiones que soportamos, conoce nuestros conflictos y ha provisto para cada uno de ellos. Esa provisión es él mismo, en la persona del Espíritu Santo, habitando en nosotros y dándonos poder para responder de la manera apropiada. El Espíritu Santo crea nueva vida en nosotros, sin cesar. También nos fortalece para enfrentar nuestras luchas y tentaciones diarias, y para responder de manera adecuada. Aunque la Biblia no dice mucho sobre la naturaleza del Espíritu Santo, nunca debemos subestimar su importancia. Hechos 1:8 dice: "Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaría, y hasta los confines de la tierra". ¡Qué increíble es saber que el poder del Espíritu Santo vendrá sobre nosotros! Hechos 1:5 explica: "Juan bautizó con agua, pero dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo". El Espíritu Santo mantiene fuerte y continuo el vínculo que nos une con el Padre y el Hijo. "El Espíritu Santo es vital. Todos los cambios que Jesucristo efectúa en nosotros vienen por medio del ministerio del Espíritu. Como creyentes, debiéramos estar constantemente conscientes de que sin el Espíritu no podemos lograr nada (Juan 15:5). "Hoy el Espíritu Santo dirige nuestra atención al mayor don de amor que Dios nos ofrece en su Hijo. Ruega que no resistamos sus llamados, sino que aceptemos el único medio por el cual pó'demos ser reconciliados con nuestro amoroso y misericordioso Padre celestial".2 Puedes estar seguro de que, al avanzar en tu caminar cristiano, ex­ perimentarás personalmente el poder y la grandeza del Espíritu Santo. Después de todo, quien te prometió el poder del Espíritu Santo fue el mayor Maestro de todos los tiempos, ¡un Maestro que nunca rompe sus promesas! Biblia en mano j ¿Qué dice Lucas 11:9 al 13 acerca de la manera como podemos recibir al Espíri­ tu Santo, y de la generosa disposición del Padre para dárnoslo? ! ¿Cuál fue el tema central de la promesa que Jesús hizo después de su resurrec­ ción? Hechos 1:4-8. I Si alguien te preguntara si alguna vez fuiste "lleno del Espíritu", ¿qué le respon­ derías? ¿Por qué? 2Creencias de los adventistas del séptimo dia (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), p. 75. 24 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA Las profecías del Antiguo Testamento proveyeron guía y esperanza al pueblo de Dios antes de la venida de Jesús. Luego, Jesús vivió entre la gente, mostrándole cómo vivir, y ofreció su vida como el perfecto sa­ crificio. Pero antes de dejar la tierra y ascender al cielo, prometió que el Espíritu Santo vendría a sustentarnos, guiarnos y ayudarnos hasta que él volviera. El Espíritu Santo nos ayuda a entender de manera más profunda la Palabra de Dios, y nos da poder para testificar efectivamente. Nos ayuda en nuestras debilidades para permanecer firmes en la fe y seguir la voluntad de Dios para nuestras vidas. CONSIDERA » Dibuja una línea de tiempo en un papel afiche para mostrar la presencia del Espíritu Santo en la historia, desde los comienzos del tiempo hasta la Tierra Nueva. Utiliza evidencia bíblica para identificar la presencia de cada miembro de la Trinidad. » Escribe en diferentes pedacitos de papel evidencias de la presencia del Espíritu Santo en tu vida. Haz un portarretratos con materiales naturales, como ramitas o piedras pequeñas. Toma una pieza de papel decorativo y pega sobre él los papelitos de manera artística. » Entrevista a un miembro de tu iglesia para saber cómo el Espíritu Santo lo ha ayudado a fortalecer su fe. >> Haz una representación que muestre la manera en que el Espíritu Santo trabajó entre los discípulos. » Organiza un culto de adoración en el cualíos presentes compartan testimonios sobre la presencia del Espíritu Santo en sus vidas. » Escribe cosas grandes y pequeñas que el Espíritu Santo te haya revelado sobre la voluntad de Dios para tu vida. » Ora pidiendo más poder del Espíritu Santo para permanecer firme en la fe. AMPLÍA Hechos 2. Elena de White, Recibiréis poder. Colaboraron esta semana: Annalisa Miller, St. Catherine, Jamaica; Dane H. Johnson, St. Catherine, Jamaica; Jamila Walters, St. Catherine, Jamaica; Jason O. Knight, Kingston, Jamaica; Ashaney 0. James, St. Catherine, Jamaica; Joanna Johnson, St. Catherine, Jamaica; Debbie Battin Sasser, Friendswood, Texas, EE.UU. Lección para jóvenes / 25 VIERNES 18Juiio

×