SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 7
Descargar para leer sin conexión
Para el 6 de febrero de 2016
Victoria en el
desierto
PARA ESTA SEMANA: Mateo 1:20-23; Juan 9:39; Mateo 3:7-12; 4:1-10;
Deuteronomio 34:1-4; Apocalipsis 21:10.
TEXTO CLAVE: "Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que
se habla perdido" (Luc. 19:10).
SÁBADO
30ENERO
PREVIEW
D
espués de la caída de Adán y Eva, la oscuridad espiritual ame­
nazó la misma existencia de la raza humana. Sin embargo, en
Génesis 3:14 y 15 encontramos una predicción de la venida del
Libertador. Jesucristo, el Hijo de Dios, moriría en nuestro lugar,
por nuestros pecados. Cuando fallamos en tener la Luz del mundo dentro
de nosotros, nuestra "experiencia del desierto" es el "parque de diver­
siones" de Satanás. No podemos luchar contra él, en nuestra oscuridad
espiritual. Necesitamos fe para dejar que Dios sea quien él es. Permite
que él luche por ti, mientras vive en tu corazón a través del Espíritu Santo.
El enemigo intenta continuamente usurpar el trabajo del Director. ¡Pero
nadie puede hacer eso! La victoria en el desierto ocurre cuando permitimos
que Dios sea quien es; cuando entendemos que somos solo personajes en
el libro de la vida, y no sus autores. El guión ya está escrito, y el Creador
del universo es el mejor Director que pueda haber. Nuestra única opción
para ganar la victoria en el desierto es la fe en él. ¿Estás listo para soltar el
timón y dejar que Dios lo tome para conducir tu vida?
40 / GEB: Joven
“COMO UN ÁRBOL PLANTADO...”
El propósito de la venida de Jesús no es un misterio para ningún cristiano.
Según Lucas 19:10, es evidente que la misión de Jesús no era probar que
era divino, que pertenecía a cierta clase o secta, o que quería establecer
algún tipo de dominio terrenal en el ámbito político. Lucas usa dos palabras
importantes que expresan la misión o el propósito de Cristo. Estas dos pa­
labras son buscar y salvar. La sintaxis griega nos aclara que estas palabras
están escritas en lo que se llama "infinitivo de propósito". El infinitivo indica
el objetivo, o propósito, de la acción o el estado expresado por el verbo
principal. Esto significa que Lucas 19:10 puede ser traducido de manera más
exacta y "significante". El Hijo del hombre vino con elpropósito especifico
de buscar y salvar a los perdidos.
¡Qué pensamiento animador! Cuando la humanidad estaba perdida,
separada de Dios, Jesús vino con una misión singular: salvarla. Lucas 15:1
al 10 busca ilustrar la importancia y la intensidad de esa misión. Se debe
hacer cada esfuerzo posible por asegurar que cada persona tenga la opor­
tunidad de ser rescatada. Así, en algunas de sus parábolas Jesús manifiesta
el gozo de encontrar, simplemente, un objeto que es de valor. Sí, hay gran
significado en que un solo pecador sea rescatado. El señor quiere que tu
rescate sea una misión exitosa. ¡Qué Dios maravilloso!
DOMINGO
31ENERO
Finalmente rescatado: ¡victoria en el desierto! (Juan 14:1-3)
Como hijos de Dios, ya estamos en terreno conocido. Y a pesar de no
haber sido rescatados completamente de los efectos del pecado, pode­
mos tomar ánimo del hecho de que gracias al sacrificio de Jesús nuestros
cuerpos cansados entrarán en la vida eterna. Mientras tanto, habrá muchos
caminos incorrectos que pueden aparentar llevarnos a casa; pero solo el
camino que Jesús nos muestra conduce en la dirección correcta. Él ya nos
ha rescatado con su muerte en la cruz. Ahora está en el cielo, preparando
un hogar para nosotros allí. Él ha abierto la puerta de la liberación. Vino a
salvar, y ha vuelto al cielo, a preparar un lugar para nosotros.
A través de Jesús, tenemos victoria en el desierto del pecado.
BIBLIA EN MANO
Lee Mateo 1:20 al 23. ¿Cuál es la importancia del nombre dado a Jesús: "Emanuel"?
¿De qué forma estas razones pueden y deben fortalecer nuestra vida al caminar con Dios, mien­
tras esperamos la venida de Cristo?
GEB: Joven / 41
LUNES
01FEBRERO
LA VOZ QUE CLAMA EN EL DESIERTO
La aparición de Juan el Bautista debió de haber despertado excitación
por toda la región. Aquí había alguien que se parecía al profeta Elias (Mat.
3:4; 2 Rey. 1:8). Era la primera voz profética que el pueblo oía después de
cuatrocientos años. Nunca antes Dios había guardado silencio por tanto
tiempo. Ahora él hablaba al pueblo otra vez. Obviamente, algo importante
estaba por suceder.
La gente pensaba que vivía en los últimos días. Vieron a Juan venir
del desierto, animándolos a pasar por las aguas del Jordán, mediante el
bautismo. Esto era como un nuevo Éxodo, y mojarse (en vez de ir por el
lecho seco del río) era necesario para la purificación y la preparación para
la nueva Tierra Prometida. La mayoría de la gente pensaba que el Mesías
les daría la victoria sobre los romanos y los introduciría en el Reino eterno
de Dios, mencionado por los profetas.
Pero ni Juan ni Jesús estaban dirigiendo un movimiento político; era un
evento de salvación. La explicación de Lucas acerca de la obra de Juan es
una cita de Isaías, que describe la forma en que Dios prepararía el camino
para que volvieran los exiliados a la Tierra Prometida (Luc. 3:3-6). Jeremías
explicó la razón de ese camino especial: hacerlo transitable para los más
vulnerables de la sociedad -los ciegos, los cojos, las embarazadas, las
madres con niños pequeños- y para que todos los demás que desearan
regresar a la Tierra Prometida pudieran hacerlo (Jer. 31:7-9). No es extraño
que la gente acudiera en masa a Juan; se había encendido su esperanza de
llegar a estar listos para el gran día de Dios, que pronto vendría sobre ellos.
Sin embargo, el Mesías vino de una manera en que la mayoría no es­
peraba. Aunque se había predicho cómo sería su llegada al mundo, no
entendieron el significado de las Escrituras (Luc. 24:25-27).
BIBLIA EN MANO
Lee Mateo 3:7 al 12. En su presentación del Mesías, ¿por qué relacionaría Juan temas del Juicio: la
ira por venir (vers. 7); el hacha puesta a la raíz de los árboles (vers. 10); limpiar completamente la
era (vers. 12); y quemar la paja en un fuego que no se apaga (vers. 12)?
Las personas fieles tenían conceptos equivocados acerca de la naturaleza de la primera venida del
Señor. ¿De qué modo los fieles en los últimos días podrían evitar conceptos erróneos acerca de la
naturaleza de su segunda venida?
42 / GEB: Joven
‘‘ÉL OBSERVA”
¿Cuántos nutrientes te faltan? Cuando no comemos la comida que debié­
ramos comer o no tomamos suficiente agua, ponemos en peligro nuestro
sistema inmune, y nuestra irritabilidad se eleva muchísimo. Generalmente,
nos alegramos cuando el comedor sirve nuestra comida o postre preferido;
pero ¿nos alegramos cuando pensamos en que Jesús nos promete que
nunca más necesitaremos de nada, si bebemos de su pozo y comemos de
su mesa? ¿O el desierto del pecado nos ha dejado débiles y exhaustos?
¡Ven! Veamos y probemos el banquete que el Mesías tiene para ofrecer.
Pasar tiempo con Dios cada día. Alimentarnos de la Palabra de Dios es
vital para desarrollar un rechazo al pecado. Busquemos ser el tipo de siervo
de Dios que anhela santidad. Solo él puede llenarnos; y cuando estemos
llenos de él podremos fortalecer a nuestros hermanos y hermanas en
Cristo más débiles.
Asegurarte de "comer" lo suficiente. "No solo de pan vive el hombre"
(Deut. 8:3). Este versículo habla del "hambre" y de su conexión con el
evangelio y los Mandamientos de Dios. Nos dice que así como debemos
comer buena comida para que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen
adecuadamente cada día, también necesitamos del Pan de Vida, la Pala­
bra de Dios. Separa tiempo cada día a fin de alimentarte de la Palabra de
Dios, la Biblia. Dedica tiempo de calidad a la oración. No cuentes a Jesús
solamente tus necesidades y deseos. Medita en su Palabra, y aprende
cómo aplicarla a tu vida.
Ser persistente en tu caminar con Cristo. Él siempre está cerca de ti. Él es
la Roca eterna. Mientras estuvo en la Tierra, fue persistente en mantenerse
en contacto con su Padre celestial. La Biblia menciona cómo Jesús oró y
ayunó durante cuarenta días y noches en el desierto (Mat. 4:2). La mayoría
de las personas hubiera desistido luego de dos o tres días. Pero Jesús no
lo hizo, porque él sabía que no podemos vivir solamente de pan y que
necesitamos "alimentarnos" de "toda palabra que sale de la boca de Dios"
(Mat. 4:4). De hecho, él le recitó esas palabras al enemigo (Mat. 4:1-4).
Hacer los cambios necesarios en tu vida. Llega un momento en que
tenemos que dejar de lado todo aquello que nos asedia fácilmente. Solo
podemos hacer esto con la ayuda de Dios. Solo él puede darnos esa paz
que sobrepasa todo entendimiento, en medio de las tormentas de la vida.
MARTES
02FEBRERO
BIBLIA EN MANO
Lee Mateo 4:1 al 3. ¿Qué sucede aquí, y por qué? ¿De qué modo se desarrolla la Gran
Controversia?
Por importante que sea no caer en la tentación, ¿cuánto más importante es asegurarte de que, sin
darte cuenta, no estés guiando a alguien a ella?
GEB: Joven / 43
MIÉRCOLES
03FEBRERO
“PRESTA ATENCIÓN...”
Yo lucho. La mayoría de nosotros nos consideramos "fuertes" en la
fe. Así como yo, tú puedes decir que sabes en qué crees y que sigues los
consejos que nos han dado los pilares inspirados de nuestra Iglesia. Pero
parece que tu valor disminuye, al enfrentarte a pruebas en la vida diaria.
Para ponerlo de manera simple, ¿cómo podemos aferrarnos a las palabras
antiguas de nuestro Padre mientras esquivamos las tentaciones? Me gusta
la narrativa de Mateo 4 porque ilustra con exactitud la lucha permanen­
te entre nuestra obediencia a Dios y nuestra desobediencia. El Hijo del
Hombre y los hijos de Israel fueron probados en condiciones "desérticas",
no ideales. Piensa en cuánto tuvieron que ser probados Abraham, David
y Job, para madurar y experimentar las profundidades sustentadoras de
la gracia de Dios. Esto, más que cualquier otra cosa, reafirma el principio
bíblico fundamental de que los llamados por Dios deben ser probados.
Afortunadamente, nuestro Salvador triunfó en el desierto, donde Israel
había fallado. Emanuel fue el ancestro máximo. Cuando fue tentado, mostró
cómo orar; demostró cómo sostener el escudo de las Escrituras (Mat. 4:4).
Y venció, aunque su lucha fue evidente. Nosotros también lucharemos
porque a menudo aceptamos la oferta del enemigo de "darnos el reino y
la gloria de este mundo", mientras dejamos de lado la importancia de la
cruz. Puede ser que luchemos hoy porque llegamos a pensar que la manera
en que los israelitas pecaron hace tanto tiempo ya no se aplica a nosotros,
en el siglo XXI (Ed. 1:9).
Los temas de moda y las noticias de esta época parecen estar concentra­
dos en la vanidad y el fortalecimiento personal, pero hay que tener cuidado
con los engaños del diablo. El apóstol Pablo nos ruega prestar atención,
para no caer (1 Cor. 10:12). Mucho antes de todo lo que vivimos hoy, él
reconoció los golpes que experimentaríamos en el momento en que crea­
mos que estamos firmes. La Biblia nos urge a crecer en Cristo y a alabarlo
por cada pequeña victoria. Recuerda: si hay algo digno de alabanza, por
pequeño que sea, sin Importar el logro, es gradas a él.
BIBLIA EN MANO
¿A qué estaba Satanás apelando aquí? ¿Qué habría demostrado Jesús, si hubiese saltado? (Mat.
4:5-7).
No siempre es fácil distinguir el límite entre la confianza que tenemos en Dios al pedir un milagro,
y el ser presuntuosos con respecto a lo que esperamos de Dios cuando oramos. ¿Has aprendido a
diferenciar lo uno de lo otro? ¿De qué modo? Presenta tu respuesta a la clase el sábado.
44 / GEB: Joven
ÉL TE ESTÁ CUIDANDO
"El adversario de las almas no puede leer los pensamientos de los hom­
bres, pero es un agudo observador y toma nota de las palabras. Registra FEEiRERO
las acciones y hábilmente adapta sus tentaciones para tratar los casos de
los que se colocan al alcance de su poder" (MS 1:143).
"Tan ciertamente como que tenemos un Salvador personal, tenemos
también un adversario personal, cruel y astuto, que siempre vigila nuestros
pasos y trata de desviarnos. Puede obrar con más eficacia bajo un disfraz.
Dondequiera que se adelante la opinión de que no existe, allí está más
activo. Cuando menos sospechamos su presencia, está obteniendo ventaja
sobre nosotros. Me siento alarmada al ver a tantos jóvenes sometiéndose
a su poder sin saberlo" (HHD 81).
A veces bajamos la guardia. Nos resbalamos y caemos, pero siempre
debemos recordar que "el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que
se había perdido" (Luc. 19:10). "Cuando Satanás fue expulsado del cielo,
decidió hacer de la Tierra su reino. Cuando sedujo y venció a Adán y a
Eva, pensó que había conquistado la posesión de este mundo; 'porque me
han escogido como su soberano', dijo él. Alegaba que era imposible que
se otorgara perdón al pecador; que por lo tanto los miembros del género
humano caído eran legítimamente sus súbditos y el mundo era suyo. Pero
Dios dio a su amado Hijo, que era igual a él, para que sufriera la pena de
la transgresión. Y proveyó así un camino mediante el cual ellos pudieran
ser devueltos a su favor y a su hogar edénico. Cristo emprendió la tarea de
redimir al hombre y de rescatar al mundo de las garras de Satanás" (PP49).
Como humanos, cometemos errores; pero siempre podemos volvernos
a Jesús, quien, como nosotros, fue tentado. En él tenemos a alguien que
dio su vida para que nosotros podamos ser redimidos. En él tenemos la
victoria en cualquier experiencia de desierto en que nos encontremos.
Pero, más que nada, en él tenemos a Alguien que busca cuidar de quienes
llama como suyos.
BIBLIA EN MANO
Lee Mateo 4:8 al 10; Deuteronomio 34:1 al 4; y Apocalipsis 21:10. ¿Cuál es el significado del
"monte muy alto" al que Satanás llevó a Jesús?
JUEVES
04
Frente a las tres tentaciones, Jesús usó las Escrituras como su defensa. ¿Qué significa esto para
nosotros, en términos prácticos? Es decir, ¿de qué forma podemos nosotros, cuando nos embiste
la tentación, usar las Escrituras para obtener la misma clase de victoria?
GEES: Joven / 45
VIERNES
05FEBRERO
(30
RECUERDA
"¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor
Jesucristo!" (1 Cor. 15:57). Muchas veces tratamos de encontrar nuestro
propio camino cuando estamos perdidos (Luc. 19:10). Intentamos abrirnos
camino para salir de la oscuridad espiritual (Rom. 7:15). Incluso, tratamos
de vivir con nuestra sabiduría. Pero cada vez se nos recuerda que "no solo
de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca del Señor"
(Deut. 8:3). Necesitamos a Jesús, para poder lograr una victoria sobre el
pecado y nuestros deseos egoístas. Si tan solo confiáramos más en Jesús,
no sentiríamos como si estuviéramos perdidos en un desierto, luchando
por sobrevivir a esta vida difícil, abrumadora, confusa y ocupada.
CONSIDERA
» Haz una representación teatral sobre todo el "equipaje" que llevamos
encima. Recuerda que Dios quiere llevarlo por nosotros, porque él ya
ha salido victorioso.
» Haz un dibujo con las luces apagadas. Luego, haz el mismo dibujo con
las luces prendidas. Reflexiona sobre cuánto mejor podemos "ver" la
realidad cuando vivimos en la luz de Jesús, en lugar de estar en oscu­
ridad espiritual.
» Siembra algunas semillas y observa cómo crecen. Recuerda que Dios
deja en claro que no podemos dar fruto a menos que el Espíritu de
Dios nos dé el poder.
» Haz una "búsqueda del tesoro" con GPS en un parque, con algunos
amigos. Pasen tiempo hablando sobre la ¡dea de estar perdido en el
desierto, sin nada con qué ubicarse en el espacio. Piensa en cuán difícil
es estar separados de Dios, y cómo su plan incluye salvar a los perdidos.
AMPLÍA
Mateo 4:1-4.
Elena de White, Hijos e hijas de Dios, "Para resistir la tentación", p. 81.
Colaboraron esta semana: Felicia Frederick, St. Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales:
Clinton Savory, St. Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales; Hesroy Golden Philbert, St.
Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales: Nevillon Forde, St. Joseph, Trinidad y Tobago,
Indias Occidentales; Stephanie Yamniuk, Winnipeg, Manitoba, Canadá.
46 / GEB: Joven

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (20)

Sesion joven: Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia
Sesion joven: Las enseñanzas de Jesús y la Gran ControversiaSesion joven: Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia
Sesion joven: Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia
 
Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática Power Point
Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática Power PointLección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática Power Point
Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática Power Point
 
Sesion joven: La controversia continúa
Sesion joven: La controversia continúaSesion joven: La controversia continúa
Sesion joven: La controversia continúa
 
Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia
Las enseñanzas de Jesús y la Gran ControversiaLas enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia
Las enseñanzas de Jesús y la Gran Controversia
 
Joven | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sab...
Joven | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sab...Joven | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sab...
Joven | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sab...
 
Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática Po...
Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática Po...Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática Po...
Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática Po...
 
La rebelión global y los patriarcas
La rebelión global y los patriarcasLa rebelión global y los patriarcas
La rebelión global y los patriarcas
 
Joven | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática | Cuarto trimestre
Joven | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática | Cuarto trimestreJoven | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática | Cuarto trimestre
Joven | Lección 6 | Actos simbólicos | Escuela Sabática | Cuarto trimestre
 
PDF | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela SabáticaPDF | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto | Escuela Sabática
 
Leccion adultos: La guerra visible e invisible
Leccion adultos: La guerra visible e invisibleLeccion adultos: La guerra visible e invisible
Leccion adultos: La guerra visible e invisible
 
El sábado enseñare | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto ...
El sábado enseñare | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto ...El sábado enseñare | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto ...
El sábado enseñare | Lección 7 | Las enseñanzas de Jesús y el gran conflicto ...
 
Sesion joven: Camaradas de armas
Sesion joven: Camaradas de armasSesion joven: Camaradas de armas
Sesion joven: Camaradas de armas
 
Sesion joven: La guerra visible y la invisible
Sesion joven: La guerra visible y la invisibleSesion joven: La guerra visible y la invisible
Sesion joven: La guerra visible y la invisible
 
Leccion adultos: Camaradas de armas
Leccion adultos: Camaradas de armasLeccion adultos: Camaradas de armas
Leccion adultos: Camaradas de armas
 
¡Levántate y anda!” - Fe y curación
¡Levántate y anda!” - Fe y curación¡Levántate y anda!” - Fe y curación
¡Levántate y anda!” - Fe y curación
 
Joven | Lección 5 | El conflicto continúa | Escuela Sabática 2016
Joven | Lección 5 | El conflicto continúa | Escuela Sabática 2016Joven | Lección 5 | El conflicto continúa | Escuela Sabática 2016
Joven | Lección 5 | El conflicto continúa | Escuela Sabática 2016
 
Crisis en el Edén
Crisis en el EdénCrisis en el Edén
Crisis en el Edén
 
Ciclo aprendizaje adultos: ¡Levántate y anda!” - Fe y curación
Ciclo aprendizaje adultos: ¡Levántate y anda!” - Fe y curaciónCiclo aprendizaje adultos: ¡Levántate y anda!” - Fe y curación
Ciclo aprendizaje adultos: ¡Levántate y anda!” - Fe y curación
 
Descanso en cristo
Descanso en cristoDescanso en cristo
Descanso en cristo
 
Leccion adultos: Crisis en el cielo
Leccion adultos: Crisis en el cieloLeccion adultos: Crisis en el cielo
Leccion adultos: Crisis en el cielo
 

Destacado

Destacado (18)

El sábado enseñaré | Lección 5 | La controversia continúa | Escuela Sabática ...
El sábado enseñaré | Lección 5 | La controversia continúa | Escuela Sabática ...El sábado enseñaré | Lección 5 | La controversia continúa | Escuela Sabática ...
El sábado enseñaré | Lección 5 | La controversia continúa | Escuela Sabática ...
 
Primarios | Lección 1 | Jesús, el siervo | Escuela Sabática para Menores
Primarios | Lección 1 | Jesús, el siervo | Escuela Sabática para MenoresPrimarios | Lección 1 | Jesús, el siervo | Escuela Sabática para Menores
Primarios | Lección 1 | Jesús, el siervo | Escuela Sabática para Menores
 
El sábado enseñaré | Lección 3 | El Sermón del Monte | Escuela Sabática | Seg...
El sábado enseñaré | Lección 3 | El Sermón del Monte | Escuela Sabática | Seg...El sábado enseñaré | Lección 3 | El Sermón del Monte | Escuela Sabática | Seg...
El sábado enseñaré | Lección 3 | El Sermón del Monte | Escuela Sabática | Seg...
 
Libro complementario | Capitulo 4 | Sanados | Escuela Sabática
Libro complementario | Capitulo 4 | Sanados | Escuela SabáticaLibro complementario | Capitulo 4 | Sanados | Escuela Sabática
Libro complementario | Capitulo 4 | Sanados | Escuela Sabática
 
Intermediario | Lección 12 | David codicia a Betsabé | Escuela Sabática para ...
Intermediario | Lección 12 | David codicia a Betsabé | Escuela Sabática para ...Intermediario | Lección 12 | David codicia a Betsabé | Escuela Sabática para ...
Intermediario | Lección 12 | David codicia a Betsabé | Escuela Sabática para ...
 
Primarios | Lección 12 | Dejen que los niños vengan a mi | Escuela Sabática p...
Primarios | Lección 12 | Dejen que los niños vengan a mi | Escuela Sabática p...Primarios | Lección 12 | Dejen que los niños vengan a mi | Escuela Sabática p...
Primarios | Lección 12 | Dejen que los niños vengan a mi | Escuela Sabática p...
 
Juveniles | Lección 12 | ¿Quién está contando? | Escuela Sabática para Menores
Juveniles | Lección 12 | ¿Quién está contando? | Escuela Sabática para MenoresJuveniles | Lección 12 | ¿Quién está contando? | Escuela Sabática para Menores
Juveniles | Lección 12 | ¿Quién está contando? | Escuela Sabática para Menores
 
El sábado enseñaré | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela SabáticaEl sábado enseñaré | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática
 
Joven | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática
Joven | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela SabáticaJoven | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática
Joven | Lección 4 | ¡Levántate y anda!” - Fe y curación | Escuela Sabática
 
Lección 2 | Infantes | Los amigos de Dios | Escuela Sabática Menores 2016 | P...
Lección 2 | Infantes | Los amigos de Dios | Escuela Sabática Menores 2016 | P...Lección 2 | Infantes | Los amigos de Dios | Escuela Sabática Menores 2016 | P...
Lección 2 | Infantes | Los amigos de Dios | Escuela Sabática Menores 2016 | P...
 
Intermediarios | Lección 1 | Los tres gerentes | Escuela Sabática para Menores
Intermediarios | Lección 1 | Los tres gerentes | Escuela Sabática para MenoresIntermediarios | Lección 1 | Los tres gerentes | Escuela Sabática para Menores
Intermediarios | Lección 1 | Los tres gerentes | Escuela Sabática para Menores
 
Joven | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
Joven | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela SabáticaJoven | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
Joven | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
 
Lección 4 | Primarios | ¡Está vivo! | Escuela Sabática para Menores
Lección 4 | Primarios | ¡Está vivo! | Escuela Sabática para MenoresLección 4 | Primarios | ¡Está vivo! | Escuela Sabática para Menores
Lección 4 | Primarios | ¡Está vivo! | Escuela Sabática para Menores
 
Lección 9 | Primarios | Rios de bendiciones | Escuela Sabática Menores
Lección 9 | Primarios | Rios de bendiciones | Escuela Sabática MenoresLección 9 | Primarios | Rios de bendiciones | Escuela Sabática Menores
Lección 9 | Primarios | Rios de bendiciones | Escuela Sabática Menores
 
Infantes | Lección 12 | Abram al rescate | Escuela Sabática para Menores
Infantes | Lección 12 | Abram al rescate | Escuela Sabática para MenoresInfantes | Lección 12 | Abram al rescate | Escuela Sabática para Menores
Infantes | Lección 12 | Abram al rescate | Escuela Sabática para Menores
 
Lección 4 | Intermediarios | El muerto que resucitó | Escuela Sabática para M...
Lección 4 | Intermediarios | El muerto que resucitó | Escuela Sabática para M...Lección 4 | Intermediarios | El muerto que resucitó | Escuela Sabática para M...
Lección 4 | Intermediarios | El muerto que resucitó | Escuela Sabática para M...
 
Lección 3 | Infantes | Un día especial | Escuela Sabática Menores 2016 | Prim...
Lección 3 | Infantes | Un día especial | Escuela Sabática Menores 2016 | Prim...Lección 3 | Infantes | Un día especial | Escuela Sabática Menores 2016 | Prim...
Lección 3 | Infantes | Un día especial | Escuela Sabática Menores 2016 | Prim...
 
Lección 2 | Intermediarios | David enfrenta a Goliat | Escuela Sabática Menor...
Lección 2 | Intermediarios | David enfrenta a Goliat | Escuela Sabática Menor...Lección 2 | Intermediarios | David enfrenta a Goliat | Escuela Sabática Menor...
Lección 2 | Intermediarios | David enfrenta a Goliat | Escuela Sabática Menor...
 

Similar a Joven | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática

El sábado enseñaré lección 1 - la venida de jesús
El sábado enseñaré   lección 1 - la venida de jesúsEl sábado enseñaré   lección 1 - la venida de jesús
El sábado enseñaré lección 1 - la venida de jesús
jespadill
 
13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno
chucho1943
 

Similar a Joven | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática (20)

El sábado enseñaré | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabá...
El sábado enseñaré | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabá...El sábado enseñaré | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabá...
El sábado enseñaré | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabá...
 
Joven | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
Joven | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela SabáticaJoven | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
Joven | Lección 2 | El bautismo y las tentaciones | Escuela Sabática
 
Leccion joven Como ser salvo
Leccion joven Como ser salvoLeccion joven Como ser salvo
Leccion joven Como ser salvo
 
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela SabáticaPDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Compartir la historia de Jesús | Escuela Sabática
 
El bautismo y las tentaciones ppt ptr nic garza
El bautismo y las tentaciones ppt ptr nic garzaEl bautismo y las tentaciones ppt ptr nic garza
El bautismo y las tentaciones ppt ptr nic garza
 
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela SabáticaEl sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
El sábado enseñaré | Lección 2 | Comienza el ministerio | Escuela Sabática
 
El propósito moral de la profecía
El propósito moral de la profecíaEl propósito moral de la profecía
El propósito moral de la profecía
 
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela SabáticaLección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
 
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
5. juan (1 12) vivos en cristo warren w. wiersbe
 
Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
Lección 5 | Joven | Cómo ser salvo | Escuela Sabática Tercer trimestre 2014
 
Leccion adultos: Señor de judíos y gentiles
Leccion adultos: Señor de judíos y gentilesLeccion adultos: Señor de judíos y gentiles
Leccion adultos: Señor de judíos y gentiles
 
El sábado enseñaré lección 1 - la venida de jesús
El sábado enseñaré   lección 1 - la venida de jesúsEl sábado enseñaré   lección 1 - la venida de jesús
El sábado enseñaré lección 1 - la venida de jesús
 
Quien es jesucristo
Quien es jesucristoQuien es jesucristo
Quien es jesucristo
 
Plan uno. 2 enseñanzas de jesus segun sn marcos
Plan uno. 2 enseñanzas de jesus segun sn marcosPlan uno. 2 enseñanzas de jesus segun sn marcos
Plan uno. 2 enseñanzas de jesus segun sn marcos
 
Joven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela Sabática
Joven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela SabáticaJoven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela Sabática
Joven | Lección 1 | La naturaleza misionera de Dios | Escuela Sabática
 
Inicio del ministerio de jesus
Inicio del ministerio de jesusInicio del ministerio de jesus
Inicio del ministerio de jesus
 
Xxxx bau de jesus
Xxxx bau de jesusXxxx bau de jesus
Xxxx bau de jesus
 
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZJESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
 
Joven | Lección 3 | ¿Quién es Jesucristo? | Escuela Sabática 2015
Joven | Lección 3 | ¿Quién es Jesucristo? | Escuela Sabática 2015Joven | Lección 3 | ¿Quién es Jesucristo? | Escuela Sabática 2015
Joven | Lección 3 | ¿Quién es Jesucristo? | Escuela Sabática 2015
 
13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno13 promesa de su retorno
13 promesa de su retorno
 

Más de jespadill

Más de jespadill (20)

Lección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPointLección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 - Resurrecciones antes de la cruz - Escuela Sabática PowerPoint
 
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
Escuela Sabática Completa PDF Cuarto trimestre 2022
 
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminosoNotas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
Notas de Elena - Lección 2 - Muerte en un mundo pecaminoso
 
Lección 1. Rebelión en un Universo perfecto
Lección 1. Rebelión en un Universo perfectoLección 1. Rebelión en un Universo perfecto
Lección 1. Rebelión en un Universo perfecto
 
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela SabáticaPDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | El Profeta sin descanso | Escuela Sabática
 
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPointLección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela SabáticaPDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
PDF | Lección 11 | Anhelo de más | Escuela Sabática
 
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPointLección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela SabáticaPDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
PDF | Lección 10 | El Descanso Sabático | Escuela Sabática
 
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPointLección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela SabáticaPDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
PDF | Lección 9 | Los ritmos del descanso | Escuela Sabática
 
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPointLección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela SabáticaPDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
PDF | Lección 8 | Libres para descansar | Escuela Sabática
 
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPointLección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela SabáticaPDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
PDF | Lección 7 | El descanso, las relaciones y la salud | Escuela Sabática
 
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabática P...
 
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
PDF | Lección 6 | Cómo hallar descanso en los lazos familiares | Escuela Sabá...
 
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPointLección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática PowerPoint
 
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela SabáticaPDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
PDF | Lección 5 | “Venid a mí...” | Escuela Sabática
 

Último

Último (20)

La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
 
4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico
4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico
4.Conectores Dos_Enfermería_Espanolacademico
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOSTRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
 
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clasesPresentación Pedagoía medieval para exposición en clases
Presentación Pedagoía medieval para exposición en clases
 
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfRESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
 
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fechaproyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
 
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
Presentación Propuesta de Proyecto Social Colorido y Juvenil Multicolor y Neg...
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
 
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio webCreación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
 
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
32 LECTURAS CORTAS PARA NIÑOS.pdf · versión 1.pdf
 
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
 
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Aplicación del resumen como estrategia de fuen...
 
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdfSesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
 
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
 
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
 
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6ºPoemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
 

Joven | Lección 6 | Victoria en el desierto | Escuela Sabática

  • 1. Para el 6 de febrero de 2016 Victoria en el desierto PARA ESTA SEMANA: Mateo 1:20-23; Juan 9:39; Mateo 3:7-12; 4:1-10; Deuteronomio 34:1-4; Apocalipsis 21:10. TEXTO CLAVE: "Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se habla perdido" (Luc. 19:10). SÁBADO 30ENERO PREVIEW D espués de la caída de Adán y Eva, la oscuridad espiritual ame­ nazó la misma existencia de la raza humana. Sin embargo, en Génesis 3:14 y 15 encontramos una predicción de la venida del Libertador. Jesucristo, el Hijo de Dios, moriría en nuestro lugar, por nuestros pecados. Cuando fallamos en tener la Luz del mundo dentro de nosotros, nuestra "experiencia del desierto" es el "parque de diver­ siones" de Satanás. No podemos luchar contra él, en nuestra oscuridad espiritual. Necesitamos fe para dejar que Dios sea quien él es. Permite que él luche por ti, mientras vive en tu corazón a través del Espíritu Santo. El enemigo intenta continuamente usurpar el trabajo del Director. ¡Pero nadie puede hacer eso! La victoria en el desierto ocurre cuando permitimos que Dios sea quien es; cuando entendemos que somos solo personajes en el libro de la vida, y no sus autores. El guión ya está escrito, y el Creador del universo es el mejor Director que pueda haber. Nuestra única opción para ganar la victoria en el desierto es la fe en él. ¿Estás listo para soltar el timón y dejar que Dios lo tome para conducir tu vida? 40 / GEB: Joven
  • 2. “COMO UN ÁRBOL PLANTADO...” El propósito de la venida de Jesús no es un misterio para ningún cristiano. Según Lucas 19:10, es evidente que la misión de Jesús no era probar que era divino, que pertenecía a cierta clase o secta, o que quería establecer algún tipo de dominio terrenal en el ámbito político. Lucas usa dos palabras importantes que expresan la misión o el propósito de Cristo. Estas dos pa­ labras son buscar y salvar. La sintaxis griega nos aclara que estas palabras están escritas en lo que se llama "infinitivo de propósito". El infinitivo indica el objetivo, o propósito, de la acción o el estado expresado por el verbo principal. Esto significa que Lucas 19:10 puede ser traducido de manera más exacta y "significante". El Hijo del hombre vino con elpropósito especifico de buscar y salvar a los perdidos. ¡Qué pensamiento animador! Cuando la humanidad estaba perdida, separada de Dios, Jesús vino con una misión singular: salvarla. Lucas 15:1 al 10 busca ilustrar la importancia y la intensidad de esa misión. Se debe hacer cada esfuerzo posible por asegurar que cada persona tenga la opor­ tunidad de ser rescatada. Así, en algunas de sus parábolas Jesús manifiesta el gozo de encontrar, simplemente, un objeto que es de valor. Sí, hay gran significado en que un solo pecador sea rescatado. El señor quiere que tu rescate sea una misión exitosa. ¡Qué Dios maravilloso! DOMINGO 31ENERO Finalmente rescatado: ¡victoria en el desierto! (Juan 14:1-3) Como hijos de Dios, ya estamos en terreno conocido. Y a pesar de no haber sido rescatados completamente de los efectos del pecado, pode­ mos tomar ánimo del hecho de que gracias al sacrificio de Jesús nuestros cuerpos cansados entrarán en la vida eterna. Mientras tanto, habrá muchos caminos incorrectos que pueden aparentar llevarnos a casa; pero solo el camino que Jesús nos muestra conduce en la dirección correcta. Él ya nos ha rescatado con su muerte en la cruz. Ahora está en el cielo, preparando un hogar para nosotros allí. Él ha abierto la puerta de la liberación. Vino a salvar, y ha vuelto al cielo, a preparar un lugar para nosotros. A través de Jesús, tenemos victoria en el desierto del pecado. BIBLIA EN MANO Lee Mateo 1:20 al 23. ¿Cuál es la importancia del nombre dado a Jesús: "Emanuel"? ¿De qué forma estas razones pueden y deben fortalecer nuestra vida al caminar con Dios, mien­ tras esperamos la venida de Cristo? GEB: Joven / 41
  • 3. LUNES 01FEBRERO LA VOZ QUE CLAMA EN EL DESIERTO La aparición de Juan el Bautista debió de haber despertado excitación por toda la región. Aquí había alguien que se parecía al profeta Elias (Mat. 3:4; 2 Rey. 1:8). Era la primera voz profética que el pueblo oía después de cuatrocientos años. Nunca antes Dios había guardado silencio por tanto tiempo. Ahora él hablaba al pueblo otra vez. Obviamente, algo importante estaba por suceder. La gente pensaba que vivía en los últimos días. Vieron a Juan venir del desierto, animándolos a pasar por las aguas del Jordán, mediante el bautismo. Esto era como un nuevo Éxodo, y mojarse (en vez de ir por el lecho seco del río) era necesario para la purificación y la preparación para la nueva Tierra Prometida. La mayoría de la gente pensaba que el Mesías les daría la victoria sobre los romanos y los introduciría en el Reino eterno de Dios, mencionado por los profetas. Pero ni Juan ni Jesús estaban dirigiendo un movimiento político; era un evento de salvación. La explicación de Lucas acerca de la obra de Juan es una cita de Isaías, que describe la forma en que Dios prepararía el camino para que volvieran los exiliados a la Tierra Prometida (Luc. 3:3-6). Jeremías explicó la razón de ese camino especial: hacerlo transitable para los más vulnerables de la sociedad -los ciegos, los cojos, las embarazadas, las madres con niños pequeños- y para que todos los demás que desearan regresar a la Tierra Prometida pudieran hacerlo (Jer. 31:7-9). No es extraño que la gente acudiera en masa a Juan; se había encendido su esperanza de llegar a estar listos para el gran día de Dios, que pronto vendría sobre ellos. Sin embargo, el Mesías vino de una manera en que la mayoría no es­ peraba. Aunque se había predicho cómo sería su llegada al mundo, no entendieron el significado de las Escrituras (Luc. 24:25-27). BIBLIA EN MANO Lee Mateo 3:7 al 12. En su presentación del Mesías, ¿por qué relacionaría Juan temas del Juicio: la ira por venir (vers. 7); el hacha puesta a la raíz de los árboles (vers. 10); limpiar completamente la era (vers. 12); y quemar la paja en un fuego que no se apaga (vers. 12)? Las personas fieles tenían conceptos equivocados acerca de la naturaleza de la primera venida del Señor. ¿De qué modo los fieles en los últimos días podrían evitar conceptos erróneos acerca de la naturaleza de su segunda venida? 42 / GEB: Joven
  • 4. ‘‘ÉL OBSERVA” ¿Cuántos nutrientes te faltan? Cuando no comemos la comida que debié­ ramos comer o no tomamos suficiente agua, ponemos en peligro nuestro sistema inmune, y nuestra irritabilidad se eleva muchísimo. Generalmente, nos alegramos cuando el comedor sirve nuestra comida o postre preferido; pero ¿nos alegramos cuando pensamos en que Jesús nos promete que nunca más necesitaremos de nada, si bebemos de su pozo y comemos de su mesa? ¿O el desierto del pecado nos ha dejado débiles y exhaustos? ¡Ven! Veamos y probemos el banquete que el Mesías tiene para ofrecer. Pasar tiempo con Dios cada día. Alimentarnos de la Palabra de Dios es vital para desarrollar un rechazo al pecado. Busquemos ser el tipo de siervo de Dios que anhela santidad. Solo él puede llenarnos; y cuando estemos llenos de él podremos fortalecer a nuestros hermanos y hermanas en Cristo más débiles. Asegurarte de "comer" lo suficiente. "No solo de pan vive el hombre" (Deut. 8:3). Este versículo habla del "hambre" y de su conexión con el evangelio y los Mandamientos de Dios. Nos dice que así como debemos comer buena comida para que nuestro cuerpo y nuestra mente funcionen adecuadamente cada día, también necesitamos del Pan de Vida, la Pala­ bra de Dios. Separa tiempo cada día a fin de alimentarte de la Palabra de Dios, la Biblia. Dedica tiempo de calidad a la oración. No cuentes a Jesús solamente tus necesidades y deseos. Medita en su Palabra, y aprende cómo aplicarla a tu vida. Ser persistente en tu caminar con Cristo. Él siempre está cerca de ti. Él es la Roca eterna. Mientras estuvo en la Tierra, fue persistente en mantenerse en contacto con su Padre celestial. La Biblia menciona cómo Jesús oró y ayunó durante cuarenta días y noches en el desierto (Mat. 4:2). La mayoría de las personas hubiera desistido luego de dos o tres días. Pero Jesús no lo hizo, porque él sabía que no podemos vivir solamente de pan y que necesitamos "alimentarnos" de "toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mat. 4:4). De hecho, él le recitó esas palabras al enemigo (Mat. 4:1-4). Hacer los cambios necesarios en tu vida. Llega un momento en que tenemos que dejar de lado todo aquello que nos asedia fácilmente. Solo podemos hacer esto con la ayuda de Dios. Solo él puede darnos esa paz que sobrepasa todo entendimiento, en medio de las tormentas de la vida. MARTES 02FEBRERO BIBLIA EN MANO Lee Mateo 4:1 al 3. ¿Qué sucede aquí, y por qué? ¿De qué modo se desarrolla la Gran Controversia? Por importante que sea no caer en la tentación, ¿cuánto más importante es asegurarte de que, sin darte cuenta, no estés guiando a alguien a ella? GEB: Joven / 43
  • 5. MIÉRCOLES 03FEBRERO “PRESTA ATENCIÓN...” Yo lucho. La mayoría de nosotros nos consideramos "fuertes" en la fe. Así como yo, tú puedes decir que sabes en qué crees y que sigues los consejos que nos han dado los pilares inspirados de nuestra Iglesia. Pero parece que tu valor disminuye, al enfrentarte a pruebas en la vida diaria. Para ponerlo de manera simple, ¿cómo podemos aferrarnos a las palabras antiguas de nuestro Padre mientras esquivamos las tentaciones? Me gusta la narrativa de Mateo 4 porque ilustra con exactitud la lucha permanen­ te entre nuestra obediencia a Dios y nuestra desobediencia. El Hijo del Hombre y los hijos de Israel fueron probados en condiciones "desérticas", no ideales. Piensa en cuánto tuvieron que ser probados Abraham, David y Job, para madurar y experimentar las profundidades sustentadoras de la gracia de Dios. Esto, más que cualquier otra cosa, reafirma el principio bíblico fundamental de que los llamados por Dios deben ser probados. Afortunadamente, nuestro Salvador triunfó en el desierto, donde Israel había fallado. Emanuel fue el ancestro máximo. Cuando fue tentado, mostró cómo orar; demostró cómo sostener el escudo de las Escrituras (Mat. 4:4). Y venció, aunque su lucha fue evidente. Nosotros también lucharemos porque a menudo aceptamos la oferta del enemigo de "darnos el reino y la gloria de este mundo", mientras dejamos de lado la importancia de la cruz. Puede ser que luchemos hoy porque llegamos a pensar que la manera en que los israelitas pecaron hace tanto tiempo ya no se aplica a nosotros, en el siglo XXI (Ed. 1:9). Los temas de moda y las noticias de esta época parecen estar concentra­ dos en la vanidad y el fortalecimiento personal, pero hay que tener cuidado con los engaños del diablo. El apóstol Pablo nos ruega prestar atención, para no caer (1 Cor. 10:12). Mucho antes de todo lo que vivimos hoy, él reconoció los golpes que experimentaríamos en el momento en que crea­ mos que estamos firmes. La Biblia nos urge a crecer en Cristo y a alabarlo por cada pequeña victoria. Recuerda: si hay algo digno de alabanza, por pequeño que sea, sin Importar el logro, es gradas a él. BIBLIA EN MANO ¿A qué estaba Satanás apelando aquí? ¿Qué habría demostrado Jesús, si hubiese saltado? (Mat. 4:5-7). No siempre es fácil distinguir el límite entre la confianza que tenemos en Dios al pedir un milagro, y el ser presuntuosos con respecto a lo que esperamos de Dios cuando oramos. ¿Has aprendido a diferenciar lo uno de lo otro? ¿De qué modo? Presenta tu respuesta a la clase el sábado. 44 / GEB: Joven
  • 6. ÉL TE ESTÁ CUIDANDO "El adversario de las almas no puede leer los pensamientos de los hom­ bres, pero es un agudo observador y toma nota de las palabras. Registra FEEiRERO las acciones y hábilmente adapta sus tentaciones para tratar los casos de los que se colocan al alcance de su poder" (MS 1:143). "Tan ciertamente como que tenemos un Salvador personal, tenemos también un adversario personal, cruel y astuto, que siempre vigila nuestros pasos y trata de desviarnos. Puede obrar con más eficacia bajo un disfraz. Dondequiera que se adelante la opinión de que no existe, allí está más activo. Cuando menos sospechamos su presencia, está obteniendo ventaja sobre nosotros. Me siento alarmada al ver a tantos jóvenes sometiéndose a su poder sin saberlo" (HHD 81). A veces bajamos la guardia. Nos resbalamos y caemos, pero siempre debemos recordar que "el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Luc. 19:10). "Cuando Satanás fue expulsado del cielo, decidió hacer de la Tierra su reino. Cuando sedujo y venció a Adán y a Eva, pensó que había conquistado la posesión de este mundo; 'porque me han escogido como su soberano', dijo él. Alegaba que era imposible que se otorgara perdón al pecador; que por lo tanto los miembros del género humano caído eran legítimamente sus súbditos y el mundo era suyo. Pero Dios dio a su amado Hijo, que era igual a él, para que sufriera la pena de la transgresión. Y proveyó así un camino mediante el cual ellos pudieran ser devueltos a su favor y a su hogar edénico. Cristo emprendió la tarea de redimir al hombre y de rescatar al mundo de las garras de Satanás" (PP49). Como humanos, cometemos errores; pero siempre podemos volvernos a Jesús, quien, como nosotros, fue tentado. En él tenemos a alguien que dio su vida para que nosotros podamos ser redimidos. En él tenemos la victoria en cualquier experiencia de desierto en que nos encontremos. Pero, más que nada, en él tenemos a Alguien que busca cuidar de quienes llama como suyos. BIBLIA EN MANO Lee Mateo 4:8 al 10; Deuteronomio 34:1 al 4; y Apocalipsis 21:10. ¿Cuál es el significado del "monte muy alto" al que Satanás llevó a Jesús? JUEVES 04 Frente a las tres tentaciones, Jesús usó las Escrituras como su defensa. ¿Qué significa esto para nosotros, en términos prácticos? Es decir, ¿de qué forma podemos nosotros, cuando nos embiste la tentación, usar las Escrituras para obtener la misma clase de victoria? GEES: Joven / 45
  • 7. VIERNES 05FEBRERO (30 RECUERDA "¡Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo!" (1 Cor. 15:57). Muchas veces tratamos de encontrar nuestro propio camino cuando estamos perdidos (Luc. 19:10). Intentamos abrirnos camino para salir de la oscuridad espiritual (Rom. 7:15). Incluso, tratamos de vivir con nuestra sabiduría. Pero cada vez se nos recuerda que "no solo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale de la boca del Señor" (Deut. 8:3). Necesitamos a Jesús, para poder lograr una victoria sobre el pecado y nuestros deseos egoístas. Si tan solo confiáramos más en Jesús, no sentiríamos como si estuviéramos perdidos en un desierto, luchando por sobrevivir a esta vida difícil, abrumadora, confusa y ocupada. CONSIDERA » Haz una representación teatral sobre todo el "equipaje" que llevamos encima. Recuerda que Dios quiere llevarlo por nosotros, porque él ya ha salido victorioso. » Haz un dibujo con las luces apagadas. Luego, haz el mismo dibujo con las luces prendidas. Reflexiona sobre cuánto mejor podemos "ver" la realidad cuando vivimos en la luz de Jesús, en lugar de estar en oscu­ ridad espiritual. » Siembra algunas semillas y observa cómo crecen. Recuerda que Dios deja en claro que no podemos dar fruto a menos que el Espíritu de Dios nos dé el poder. » Haz una "búsqueda del tesoro" con GPS en un parque, con algunos amigos. Pasen tiempo hablando sobre la ¡dea de estar perdido en el desierto, sin nada con qué ubicarse en el espacio. Piensa en cuán difícil es estar separados de Dios, y cómo su plan incluye salvar a los perdidos. AMPLÍA Mateo 4:1-4. Elena de White, Hijos e hijas de Dios, "Para resistir la tentación", p. 81. Colaboraron esta semana: Felicia Frederick, St. Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales: Clinton Savory, St. Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales; Hesroy Golden Philbert, St. Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales: Nevillon Forde, St. Joseph, Trinidad y Tobago, Indias Occidentales; Stephanie Yamniuk, Winnipeg, Manitoba, Canadá. 46 / GEB: Joven