SÁBADO
14Noviembre
Las reformas de
Josfas
PARA ESTA SEMANA: 2 Crónicas 33; Habacuc 1:2-4; 2 Reyes 22; Filipenses
2:3-8; 2 ...
ENTREGAR TODO A DIOS
"Oh, Dios, golpea el corazón"' son las primeras palabras de uno de
los sonetos más famosos de John Do...
LUNES
16Noviembre
tW
A
na
LA REFORMA DE SU APOSTASÍA
Luego de David y Salomón, el reino de Israel se dividió y Jerusalén
q...
LIBRE PARA ELEGIR
"Hijo de un rey impío, asediado por tentaciones a seguir las pisadas
de su padre y rodeado de pocos cons...
M IÉRCOLES
18Noviembre
A
ñfí
ELEGIR SERVIR A DIOS
Dios nos creó a su imagen y nos dio a cada uno la libertad de elegir.
Po...
¿PARTE DEL GRUPO?
¿Alguna vez te ha sorprendido encontrar una flor creciendo en una grie­
ta en el cemento de una vereda, ...
VIERNES
20Noviembre
RECUERDA
La historia de Josias es un relato inspirador de una vida correcta. A
edad temprana tomó la d...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven | Lección 8 | Las reformas de Josías | Escuela Sabática

730 visualizaciones

Publicado el

Joven | Lección 8 | Las reformas de Josías | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
730
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
215
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven | Lección 8 | Las reformas de Josías | Escuela Sabática

  1. 1. SÁBADO 14Noviembre Las reformas de Josfas PARA ESTA SEMANA: 2 Crónicas 33; Habacuc 1:2-4; 2 Reyes 22; Filipenses 2:3-8; 2 Reyes 23:1-28; 1 Corintios 5:7. TEXTO CLAVE: "Ni antes ni después de Josías hubo otro rey que, como él, se volviera al Señor de todo corazón, con toda el alma y con todas sus fuerzas, siguiendo en todo la ley de Moisés" (2 Rey. 23:25). PREVIEW C omo cristianos, tenemos la oportunidad de elegir hacer lo correcto y lo que es moral, con la seguridad de que nuestra recompensa está en el cielo. A veces, nos puede desanimar que nuestros es­ fuerzos pasen desapercibidos, pero seremos recompensados por elegir bien: "¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho" (Apoc. 22:12). Cuando era niño solía jugar en el río. Al principio de la primavera la corriente era fuerte y rápida, lo cual dificultaba nadar. Recuerdo estar de pie en el agua y tomar la decisión de sumergirme y nadar con todas mis fuerzas. Mi corazón se aceleraba mientras yo luchaba contra el agua. La corriente me arrastraba, pero al poco tiempo llegaba a la otra orilla, donde podía relajarme y pensar en la decisión que había tomado: nadar fuerte hacia la otra orilla. Piensa en que estar en el río es un sinónimo de estar en el mundo. Podemos elegir permanecer con la corriente y ver adonde nos lleva, o podemos pedir ayuda para encontrar refugio en la orilla. Muchos de los que hemos "salido del río" lo hemos hecho al darnos cuenta de que necesitamos un Salvador con el poder de levantarnos. La frescura del río puede ser tentadora, pero debemos elegir continuamente las orillas seguras del Reino de Dios. Los que hemos crecido en la iglesia quizá no sabemos cómo se siente la fuerte corriente del río y nos tienta probarla, sin darnos cuenta de que la corriente puede arrastrarnos fácilmente. Al estudiar la lección de esta semana, piensa en las decisiones que tomas cada día, y como Eliú dice en Job 34:4: "Examinemos juntos este caso; decidamos entre nosotros lo mejor". 54 / Lección para jóvenes
  2. 2. ENTREGAR TODO A DIOS "Oh, Dios, golpea el corazón"' son las primeras palabras de uno de los sonetos más famosos de John Donne, en el que ilustra su experiencia al entregarse a Dios. El lenguaje fuerte que utiliza Donne para describir su propia reforma personal es un eco de las reformas de Josías relatadas en 2 Reyes 23: "Me has de abatir para que pueda alzarme, me has de romper, quemar y hacer de nuevo".123El deseo de Donne de que Dios lo "rompa" parece contradecir el poder humano de elegir, pero en reali­ dad sus palabras iluminan esa elección. Donne no está pidiendo a Dios que lo fuerce a cambiar, sino que lo ayude a crecer, porque conoce las limitaciones de su propia debilidad. Como entendió lo fácil que es volver a ser consumido por los deseos de este mundo, pide a Dios que tome medidas extremas: "Aprisióname, tómame, pues nunca seré libre si tú no me cautivas".2Su uso de palabras como "aprisionar" y "cautivar" muestran la urgencia de su necesidad de que Dios sea más fuerte que su debilidad; de lo contrario, nunca será libre de las cadenas que lo tienen cautivo. Como da fe el final del poema, él ya tomó la decisión de entregar todo a Dios; solo necesita de ayuda para que su decisión perdure. El descubrimiento de Donne de que no podemos ser verdaderamente libres a menos que Dios haga lo imposible en nuestra vida, es exactamente lo que Josías experimentó. Se humilló (2 Rey. 22:19), y permitió que Dios tomara el control absoluto de su corazón, alma y fuerza (2 Rey. 23:25). Él quería que Dios fuera su todo. La Biblia, y la historia en general, están llenas de personas que pidieron a Dios que los rompiera. Josías no fue el primero, y con seguridad tam­ poco el último. Todos queremos que Dios rompa las cadenas de aquello que nos mantiene cautivos a las cosas de este mundo, que parecen tan importantes pero son, en realidad, triviales. Todos queremos que Dios nos "cautive”, nos atraiga al punto de que él sea lo único que nos importe. Biblia en mano »■ <............................................................. —■ j Lee 2 Crónicas 33. ¿Qué nos dice esta historia acerca de cuán corrupto fue el rey Manasés? Más importante, ¿qué nos dice acerca de la disposición de Dios de perdonar? j ¿Quién no conoce personalmente las terribles consecuencias que pueden provenir aun de los pecados que fueron perdonados? ¿Qué promesas puedes reclamar para obtener la victoria sobre el pecado? ¿Por qué no las reclamas ahora, antes de que el pecado produzca sus tristes consecuencias? 1 John Donne, "Batter my heart, three person'd God" (Holy Sonnet 14), recuperado el 11 de febrero de 2015, de http://poesiaytraduccion.blogspot. com/p/john-donne.html. 2 Ibid. 3 Ibid. Lección para jóvenes / 55 DOMINGO 15Noviembre <P A no
  3. 3. LUNES 16Noviembre tW A na LA REFORMA DE SU APOSTASÍA Luego de David y Salomón, el reino de Israel se dividió y Jerusalén quedó para Judá. A esto le siguió una cadena de reyes apóstatas, hasta la invasión de Nabucodonosor. Manasés, probablemente el más malvado, y Amón fueron dos de esos reyes. En 2 Crónicas 33:2 leemos que "hizo lo que ofende al Señor, pues practicó las repugnantes ceremonias de las naciones que el Señor había expulsado al paso de los israelitas". El Señor permitió que Asiria tomara prisionero a Manasés y lo llevara a Babilonia. Tristemente, el comienzo del reinado de Amón fue muy parecido al de su padre. Dos años después, un nuevo rey fue coronado; un rey com­ pletamente diferente de los otros. El rey Josías llegó al poder a los ocho años, "tosías hizo lo que agrada al Señor, pues en todo siguió el buen ejemplo de su antepasado David" (2 Rey. 22:2). Cuando reparó el Templo, descubrió algo sorprendente: el libro de la ley. El versículo 11 nos dice que Josías "se rasgó las vestiduras" cuando oyó la ley. Entendió que Israel se había comportado en oposición a la ley, y que habría consecuencias (2 Rey. 22:13). Jilquías, el sumo sacerdote, se encontró con la profetisa Huldá en Jerusalén. Ella pronunció un juicio serio, registrado en los versículos 16 y 17: "Voy a enviar desgracia sobre este lugar y sus habitantes [...]. Ellos me han abandonado; han quemado Incienso a otros dioses y me han provocado a ira con todos sus ídolos. Por eso mi ira arde contra este lugar, y no se apagará". ¿Una sentencia de muerte? Sí... y no. Como Dios nos da la libertad de elegir entre la vida y la muerte, su juicio sobre Judá trajo misericordia para con Josías. Los versículos 18 al 20 describen cómo Dios observó a Josías humillarse, y decidió que no traería el juicio contra Judá hasta luego de la muerte de Josías. Aunque Josías realmente hizo lo correcto ante Dios, no logró reformar completamente el reino. El Templo todavía contenía elementos dedicados a otros dioses, y el territorio todavía tenía los santuarios para la adora­ ción a ídolos. La humillación ante Dios al descubrir el libro de la ley y el mensaje de la profetisa Huldá lo llevaron a hacer cambios radicales (ver 2 Rey. 23:4-7). En Betel había un altar de la época de Jeroboam; Josías lo quemó y lo hizo polvo. Vació tumbas y esparció huesos en los santuarios paganos. Luego, descubrió que estas acciones cumplieron una profecía de 1 Reyes 13, que declara que "el hombre de Dios" iría a Betel, destruiría el altar y mataría a los falsos profetas. Josías había cumplido la profecía. Biblia en mano ............................................................................... / ¿Cuál es el contexto en el que el nuevo rey llegó al trono? (Ver 2 Crón. 33:25.) j La ansiedad de los fieles se expresó en las palabras del profeta Habacuc. Lee Habacuc 1:2 al 4. ¿Qué estaba diciendo el profeta? j ¿Cuán a menudo "el propósito divino", desde el punto de vista humano, parece imposible de cumplirse? ¿Qué nos dice esto acerca de cómo necesitamos extendernos por fe más allá de lo que vemos o comprendemos plenamente? 56 / Lección para jóvenes
  4. 4. LIBRE PARA ELEGIR "Hijo de un rey impío, asediado por tentaciones a seguir las pisadas de su padre y rodeado de pocos consejeros que lo alentasen en el buen camino, Josías fue sin embargo fiel al Dios de Israel. Advertido por los errores de las generaciones anteriores, decidió hacer lo recto, en vez de rebajarse al nivel de pecado y degradación al cual habían caído su padre y su abuelo. 'Sin apartarse a diestra ni a siniestra', como quien debía ocupar un puesto de confianza, resolvió obedecer las instrucciones que habían sido dadas para dirigir a los gobernantes de Israel; y su obediencia hizo posible que Dios lo usase como vaso de honor" (PR 283). Josías, así como todos nosotros, tenía la libertad de elegir. A veces parece muy difícil elegir lo correcto, pero Dios nos da la fuerza que necesitamos. "Para incitar la rebelión de la raza caída, [Satanás] presentó a Dios como injusto por haber permitido que el hombre violara su Ley. Dijo el artero tentador: 'Si Dios sabía cuál iba a ser el resultado, ¿por qué permitió que el hombre haya sido probado, que pecara, e introdujera la desgracia y la muerte?' [...] "Miles de personas repiten hoy la misma rebelde queja contra Dios. No comprenden que al quitarle al hombre la libertad de elegir, le roban su prerrogativa como ser racional y lo convierten en un mero autómata. No es el propósito de Dios forzar la voluntad de nadie. El hombre fue creado moralmente libre. Como los habitantes de todos los otros mundos, debe ser sometido a la prueba de la obediencia; pero nunca se lo coloca en una situación en la cual se halle obligado a ceder al mal. No puede sobrevenirle tentación o prueba alguna que no sea capaz de resistir. Dios tomó medidas tales, que nunca tuvo el hombre que ser necesariamente derrotado en su conflicto con Satanás" (PP301, 302). Biblia en mano .......................... .-..-............................. ............ ! "Cuando Josías comenzó a reinar era de ocho años, y reinó en Jerusalén treinta y un años. El nombre de su madre fue Jedida, hija de Adaía, de Boscat. E hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en todo el camino de David su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda" (2 Rey. 22:1,2). Considerando el contexto de su llegada al trono, ¿qué vemos de notable en estos textos? / ¿Qué hizo Josías cuando descubrió que el Templo estaba tan arruinado? 2 Rey. ' 22:3-7. ! Remodelar el Templo estaba bien, pero, al fin y al cabo, ¿qué es lo realmente vital para el verdadero reavivamiento y la reforma? (Ver Fil. 2:3-8.) Lección para jóvenes / 57 MARTES 17Noviembre L A na
  5. 5. M IÉRCOLES 18Noviembre A ñfí ELEGIR SERVIR A DIOS Dios nos creó a su imagen y nos dio a cada uno la libertad de elegir. Podría habernos creado como robots, que hicieran lo que él quisiera sin pensar. ¡Pero no lo hizo! Él quiere que elijamos amarlo y obedecerlo. Sin embargo, a causa de nuestra naturaleza humana, a veces no tomamos las decisiones correctas. Como dice Romanos 3:23: "Pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios". Como todos somos pecadores, debemos depender de Dios para que nos ayude a tomar las decisiones acertadas. Durante la época de Jeremías, el pueblo de Dios había tomado muchas malas decisiones. Habían olvidado cuánto los amaba Dios. Dios había observado pacientemente mientras ellos se hacían más y más malvados, y con seguridad sufrió al ver cómo rey tras rey seguía el mismo camino. Finalmente, hubo una chispa de esperanza en el rey Josías. Solo tenía ocho años cuando comenzó su reinado. Amaba a Dios y eligió hacer "lo que agrada al Señor" (2 Rey. 22:2). Al leer los versículos de esta lección, apren­ demos que Josías trabajó duro por agradar a Dios y "limpiar" el territorio. "Ni antes ni después de Josías hubo otro rey que, como él, se volviera al Señor de todo corazón, con toda el alma y con todas sus fuerzas" (2 Rey. 23:25). ¿Puede Dios decir eso mismo de cada uno de nosotros? ¿Es este un objetivo por el que vale la pena luchar hasta alcanzarlo? Estudiemos algunos pasos que pueden ayudarnos a lograr ese objetivo. Estudiar y orar. Dedicar unos pocos minutos cada día a leer un devo- cional, o reflexionar en un texto bíblico y orar, comenzará a cambiar tu vida. ¿Cuántas veces has orado y has pedido a Dios que te cambie sin estar realmente convencido? Toma tiempo cada día para estar con él. Tomar buenas decisiones. Cada día podemos comenzar a marcar una diferencia en nuestra vida si tomamos buenas decisiones. Cuando estamos ante una situación en la cual no sabemos qué hacer, podemos orar antes de decidir. Recuerda el dicho "¿Qué haría Jesús?", y notarás una diferencia en el modo en que manejas las situaciones complicadas. Si aprendemos cómo tomar buenas decisiones cada día, podremos mostrar el gran amor de Dios a todo aquel que nos rodea. Pídele que te ayude a tomar buenas decisiones hoy y cada día. Biblia en mano ..............i.--...................................................................... / ¿Qué sucedió durante la renovación del Templo? ¿Cuál es la Importancia de la reacción de Josías frente esos eventos? 2 Rey. 22:8-11. ! Lee 2 Reyes 22:12 al 20. ¿Cuál fue el mensaje de Huldá al pueblo? ¿Qué nos deben decir esas palabras a nosotros? 58 / Lección para jóvenes
  6. 6. ¿PARTE DEL GRUPO? ¿Alguna vez te ha sorprendido encontrar una flor creciendo en una grie­ ta en el cemento de una vereda, o un árbol solitario en una zona desértica? Josías fue esa señal de fidelidad, en una línea de reyes entre mediocres y terriblemente malvados. "Ni antes ni después de Josías hubo otro rey que, como él, se volviera al Señor de todo corazón, con toda el alma y con todas sus fuerzas, siguiendo en todo la ley de Moisés" (2 Rey. 23:25). El historial de Josías incluye reparar el Templo, pactar guardar los Man­ damientos de Dios y restaurar la celebración de la Pascua. Otros reyes habían hecho algunas de estas cosas. Por ejemplo, 2 Reyes 12 describe cómo Joás hizo lo agradable a los ojos del Señor, y explica lo que le faltó: "No se quitaron los altares paganos" (vers. 3). Aunque Joás hizo muchas cosas buenas, no terminó el trabajo. No sabemos por qué. Quizá quería destruir los altares paganos, pero no tuvo el valor de ir en contra de la sociedad. Sea cual fuere la razón, no se entregó por completo a Dios. En contraste, Josías estaba rodeado de malos ejemplos y aun así hizo lo agradable a los ojos de Dios. Eliminó cada vestigio de idolatría de la tierra; incluso, quitó las vasijas hechas para Baal que estaban en el Templo y se deshizo de los sacerdotes que ofrecían sacrificios a otros dioses y profanaban los altares. Terminó lo que había comenzado. ¿Estás haciendo cosas buenas, pero dejando algo en tu vida que de­ berías eliminar, así como Joás? ¿Cuáles son los "altares paganos" en tu mundo? Quizá pasas demasiado tiempo con otras personas, en lugar de leer tu Biblia y conocer a Dios. ¿Estás haciendo de tu trabajo o tus estudios lo más importante en tu vida, y dando a Dios solo las sobras de tu tiempo y tu energía? ¿Es la tecnología tu ídolo? Sé honesto contigo mismo. ¿Cuánto tiempo pasas revisando Facebook en tu teléfono o jugan­ do? Por otro lado, ¿cuán a menudo te sientas en silencio y te concentras completamente en Dios? Es hora de que reconozcamos nuestros ídolos y los eliminemos completamente de nuestras vidas. Así como Josías, podemos ponernos de pie, aun rodeados de influencias mundanales, y ser un hermoso testimonio para Dios. Biblia en mano — —~ ~ — — — — j Lee 2 Reyes 23:1 al 28. ¿Cuál era la esencia de la reforma que el fiel rey procuró producir en su corrompida nación? ¿Qué nos dicen estos actos acerca de cuán malas habían llegado a ser las cosas en la nación escogida? j La importancia de celebrar una Pascua nacional era comenzar algo nuevo, porque todas las cosas viejas habían terminado (al menos idealmente). ¿Qué significa el simbolismo de la Pascua para nosotros ahora, como adventistas del séptimo día? (Ver 1 Cor. 5:7.) Lección para jóvenes / 59 JU EVES 19Noviembre A P
  7. 7. VIERNES 20Noviembre RECUERDA La historia de Josias es un relato inspirador de una vida correcta. A edad temprana tomó la decisión de ser fiel a Dios y, como adulto, se entregó totalmente a todo lo que había aprendido sobre Dios. A pesar de la presión de una nación entera entregada a la idolatría, Josias tuvo la entereza de carácter para influir en su cultura y su país, y llevarlo nue­ vamente a la justicia. CONSIDERA » Invierte en los niños. Ofrece de tu tiempo para ayudar en una clase de Escuela Sabática de niños, una Escuela Bíblica de Vacaciones o en el Club de Aventureros o de Conquistadores. Recuerda que Josias tenía solo ocho años cuando se convirtió en rey. » Haz un estudio bíblico en el que puedas leer uno o varios capítulos, o incluso un libro entero, de la Biblia, así como Josias leyó el libro del pacto a todo Judá. » Crea una representación que exponga los ídolos con los que la gente lucha hoy. Compártelo en tu iglesia o tu clase de Escuela Sabática. » Busca en 1 Reyes y 2 Reyes, y haz una lista del período en que reinó cada rey de Israel y de Judá. Nota la diferencia entre quienes siguieron a Dios y quienes no lo hicieron. » Canta algunas de tus canciones preferidas sobre la entrega. » Haz un collage, pintura o dibujo que ilustre cosas negativas que los jóvenes adultos son tentados a seguir. Compártelo con la clase de Escuela Sabática de Jóvenes, y hablen sobre diferentes maneras de tomar decisiones correctas al enfrentar la presión del grupo. » Analiza los siguientes versículos con tu clase de Escuela Sabática: Deu- teronomio 24:16; Jeremías 18:7, 8; Ezequiel 18:21-23; 33:11-16. AMPLÍA Elena de White, Profetas y reyes, capítulo 32: "Manasés y Josias", pp. 281-288. Colaboraron esta semana: Fred Z. Neiwert, Moscow, Idaho, EE.UU.; Mindi Vetter, Newman Lake, Washington, EE.UU.; Jeremy Vetter, Moscow, Idaho, EE.UU.; Laura Vetter, Moscow, Idaho, EE.UU.; Barbara Vetter, Newman Lake, Washington, EE.UU.; Cheryl Williams, Wenatchee, Washington, EE.UU.; Sonia Huenergardt, Chehalis, Washington, EE.UU. na 60 / Lección para jóvenes

×