Para el 28 de febrero de 2015
Palabras de
verdad
PARA ESTA SEMANA: Proverbios 22; Proverbios 23; Éxodo 22:21-27;
Proverbio...
DOMINGO
22Febrero
MOLDEADO POR LA VERDAD
Cómo la verdad debería influir en nuestra vida (Prov. 22:17-23)
Los cristianos so...
EL CORAZÓN DE NUESTRO PADRE
Cuando leemos versículos como Proverbios 22:22 y 23, nos pregun­
tamos acerca del tipo de pers...
MARTES
24Febrero
¿QUÉ ES LA VERDAD?
El significado de las palabras ha cambiado mucho con el paso del
tiempo. Una de las qu...
VÍCTIMAS DE PREJUICIO
¿Cuánto se tarda en formar una opinión sobre alguien que recién se
conoce por primera vez? Según un ...
JUEVES
26Febrero
A
wo
UNA VERDAD PARA COMPARTIR
En los días previos a la "Revolución americana", un prominente plate­
ro d...
RECUERDA
¿Cuán seguro estás de una verdad absoluta? Con seguridad te en­
contrarás con suposiciones desafiantes sobre la n...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Joven | Lección 9 | Palabras de vida | Escuela Sabática

584 visualizaciones

Publicado el

Joven | Lección 9 | Palabras de vida | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
584
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
214
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Joven | Lección 9 | Palabras de vida | Escuela Sabática

  1. 1. Para el 28 de febrero de 2015 Palabras de verdad PARA ESTA SEMANA: Proverbios 22; Proverbios 23; Éxodo 22:21-27; Proverbios 24; Efesios 5:20; Ezequiel 33:8. TEXTO CLAVE: "¿Acaso no te he escrito treinta dichos que contienen sabios consejos? Son para enseñarte palabras ciertas y confiables, para que sepas responder bien a quien te pregunte" (Prov. 22:20, 21). PREVIEW En un lugar muy lejano, lleno de edificios magníficos, se estaba desa­ rrollando una competencia entre dos grupos de personas que estaban construyendo dos palacios extraordinarios. Uno de los grupos estaba construyendo con ladrillos verdaderos; y el otro, con ladrillos falsos. Cuan­ do ambos palacios fueron terminados, todos en el pueblo quedaron impresionados por su majestad y esplendor. Pero, algo extraño comenzó a suceder. El palacio construido con ladrillos de mentira comenzó a cam­ biar y a moverse. Luego, los techos colapsaron. Las paredes se cayeron y se desintegraron en el polvo. Cada uno de los ladrillos falsos cambió su forma y se deterioró, hasta que no quedaron ni siquiera los cimientos. Sin embargo, el palacio construido con ladrillos reales permaneció constante en el tiempo. Esta fábula muestra lo que está sucediendo hoy en día en la sociedad. Las mentiras son frecuentes. En lugar de decir la verdad, muchas personas prefieren decir o hacer lo que les traiga más beneficios o les dé mayores ventajas. Sí, a veces la verdad puede ser fea. Sin embargo, las mentiras tienen una naturaleza escondida terrible. Incluso las mentiras que pare­ cen inofensivas pueden hacer más daño del que nos imaginamos. Con el tiempo, las mentiras muestran su naturaleza dañina, así como los ladrillos que formaban el palacio de las mentiras se deterioraron. Pueden llegar a soportar el escrutinio por un corto tiempo, pero al final no soportarán la presión de la verdad. Esta semana estudiaremos cómo la verdad debe Influir en nuestra vida y nuestras relaciones con otras personas. SABADO 21Febrero Lección para jóvenes / 61
  2. 2. DOMINGO 22Febrero MOLDEADO POR LA VERDAD Cómo la verdad debería influir en nuestra vida (Prov. 22:17-23) Los cristianos somos llamados a una misión, y las palabras inspiradas de Salomón nos instan a prestar atención a este llamado y a hacerlo parte de nuestra vida, de manera tal que gobierne todo lo que decimos y hacemos. Jesús dijo: "Soy el camino, la verdad, y la vida" (Juan 14:6). Él es nuestro mo­ delo. A él es a quien debemos imitar, no a un actor o a un músico de rock. Nuestra vida debería estar basada en la verdad como está en Jesucristo. Nuestro enemigo, Satanás, ha tomado la iniciativa de contradecir todo lo que Jesús representa. De a poquito, los medios de comunicación tratan de alejarnos sutilmente de la verdad. ¡Que nuestra confianza esté en el Señor (Prov. 22:19)1 Él es la única verdad que puede exponer falsas enseñanzas. Robar al pobre (Prov. 22:22, 23; 23:10) Desde que el pecado entró en nuestro mundo, la gente ha estado maltratando a los pobres. Salomón tenía todo lo que necesitaba y más, pero su riqueza no manchó sus valores, y fue el hijo de David, un hombre acorde al corazón de Dios (1 Sam. 13:14). Para él era natural advertir a otros que no robaran al pobre o que no se aprovecharan de él en nin­ guna forma. En las noticias escuchamos cómo los Gobiernos corruptos y la gente acaudalada, a menudo, se aprovechan de los pobres. Pero la Palabra de Dios nos dice, en Isaías 58:6 y 7, que en el Reino del Señor sus ciudada­ nos deben alimentar al hambriento, vestir al pobre y desechar "el yugo de opresión". Biblia en mano I Lee Proverbios 22:17 y 18. ¿Qué se nos dice acerca de cómo la verdad debe impactar nuestra vida? ! Lee Proverbios 22:19 al 21. ¿Qué debe hacernos una experiencia con la verdad? ! Piensa en todas las poderosas razones lógicas que tenemos en nuestra fe ad­ ventista. ¿Cuáles son esas razones, y por qué deberíamos recordarlas siempre y compartirlas con otros? Lleva tu respuesta a la clase el sábado. 62 / Lección para jóvenes
  3. 3. EL CORAZÓN DE NUESTRO PADRE Cuando leemos versículos como Proverbios 22:22 y 23, nos pregun­ tamos acerca del tipo de persona que robaría al pobre. La mayoría de nosotros, ya sea que vivamos en el este, el oeste, el norte o el sur, estamos de acuerdo en que esto "no se debe hacer". ¿Quién caería tan bajo? En un mundo que se acerca cada vez más al relativismo y la negación de los absolutos, todavía vemos que el concepto de robar a un pobre es inaceptable para muchas personas. Aplaudimos a aquellos que defienden al débil y ayudan al menos privilegiado, y nos horrorizamos al escuchar sobre nuevas leyes que oprimen a los pobres y roban la capacidad de ganarse la vida. ¿Qué quiere nuestro Padre que hagamos con los pobres? Levítlco 19:9 y 10 tiene la respuesta, y revela la naturaleza amante y bondadosa del corazón del Padre. No solo proveyó para los pobres: como podían recoger lo que quedaba en el campo en la cosecha, retenían su dignidad porque no tenían que mendigar. "El Señor atiende a la viuda y a los huérfanos, no mediante un mila­ gro, como el envío del maná del cielo, ni por cuervos que les lleven de comer; sino por medio de un milagro realizado en corazones humanos, al desalojar de estos el egoísmo y abrir las fuentes del amor cristiano. A los afligidos e indigentes los encomienda a sus discípulos como encargo precioso. Tienen el mayor derecho a nuestra simpatía" (MC 154). "Al poner entre ellos a los desamparados y a los pobres, para que dependan de su cuidado, Cristo prueba a los que dicen ser sus discípulos. Por nuestro amor y servicio en pro de sus hijos necesitados, revelamos lo verdadero de nuestro amora él. Desatenderlos equivale a declararnos falsos discípulos, extraños a Cristo y a su amor" (¡bíd., p. 156). "Nos quejamos muchas veces de que los recursos disponibles son escasos; pero si los cristianos tomaran las cosas más en serio, podrían multiplicar mil veces esos recursos. El egoísmo y la concupiscencia nos impiden ser más útiles" (¡bíd., p. 158). Biblia en mano — ............................................... — y Lee Proverbios 22:22 y 23; y 23:10. ¿En contra de qué se nos advierte aquí? I En Inglaterra, algunos ateos pusieron este lema en los autobuses de la ciudad: "Probablemente no haya Dios. Deja de preocuparte, y goza de tu vida". Aunque se podría replicar a eso de muchas maneras, piensa en esta: si no hubiera Dios, entonces los que roban a los pobres y no son atrapados ahora realmente no tie­ nen nada de qué preocuparse. Realmente, todos los que han cometido grandes males y parecen haber escapado, realmente, se han librado. ¿De qué modo la fe en Dios y en las promesas dejuicio nos ayuda a obtener alguna paz mental con respecto a todas las Injusticias que ahora vemos en el mundo? Lección para jóvenes / 63 LUNES 23Febrero c A na
  4. 4. MARTES 24Febrero ¿QUÉ ES LA VERDAD? El significado de las palabras ha cambiado mucho con el paso del tiempo. Una de las que se ve afectada por este cambio de perspectiva es "Verdad". La palabra hebrea para verdad es emet.' Cuando se escribió el libro de Proverbios, se entendía la verdad de manera diferente de como se la Interpreta hoy. En la época del rey Salomón, la verdad era algo que se vivía de manera práctica. Era objetiva y se practicaba diariamente. No había grises entre la verdad y la mentira. Pero, en la época del Posmo­ dernismo que vivimos, la verdad tiene una connotación muy diferente. Vivimos en un mundo subjetivo, en el que la verdad de alguien es la ficción de otro. No hay una respuesta correcta o Incorrecta. No hay verdadero o falso, y muchas personas ya no creen que haya una verdad universal proveniente de un Poder mayor. Pero los cristianos saben que hay una verdad absoluta, que recibimos de la Santa Palabra de Dios. Las verdades bíblicas son tan válidas hoy como lo fueron en el pasado. El libro de Proverbios, en particular, provee muchas verdades que se pueden aplicar a nuestras Interacciones con aquellos que nos rodean. Podemos mostrar esto con nuestros compañeros de trabajo, amigos y familiares. Al practicar la verdad en el sentido histórico, podemos guiar a otros a descubrir la verdad por medio de nuestra conducta. Ya no necesitamos andar por la vida temiendo con qué verdad moldeable y cambiante nos encontraremos. No hay necesidad de concesiones, no hay necesidad de zonas grises, ya que seguimos la VERDAD de Dios. ¿Por qué seguir las verdades bíblicas? Porque Dios nos advierte sobre nuestra responsabilidad como poseedores de la verdad. Él nos dice muy claramente que seremos considerados responsables si no difundimos la verdad, si no la vivimos. SI condenamos a otros sin compartir las buenas nuevas, no estamos siguiendo las instrucciones dadas claramente por Dios. Te desafío a poner muchos de estos proverbios en práctica en tu vida. Úsalos. Muestra la verdad a quienes te rodean. Cuando tus compa­ ñeros, amigos y familia se den cuenta de que hay una verdad consistente y eterna, podrán comenzar a entender que la fe en Dios es la única forma de lograr una existencia plena y feliz. Biblia en mano y ¿Acerca de qué nos advierte Proverbios 23:17; 24:1 y 2; y 24:19 y 20? j ¿Has luchado alguna vez con la envidia por el éxito de alguien? ¿Cuál es el mejor remedio para ese problema fatal? (Ver Efe. 5:20.) ’ The Englishman's Hebrew and Chaldee Concordance of the Old Testament (Grand Rapids, Mich.: Zondervan Publishing House, 1970), p. 134. 64 / Lección para jóvenes
  5. 5. VÍCTIMAS DE PREJUICIO ¿Cuánto se tarda en formar una opinión sobre alguien que recién se conoce por primera vez? Según un artículo de investigación, las primeras impresiones basadas en el rostro de alguien se toman en tan solo un décimo de segundo.2Además, parece que este proceso es intuitivo, y no reflexivo. En otras palabras, ¡hacemos esto inconscientemente! "Parcialidad" es un sinónimo de "prejuicio". Salomón nos aconseja que no mostremos parcialidad en nuestras opiniones. La parcialidad, a menudo, descalifica a la verdad. Cuando eso sucede, formamos opinio­ nes incorrectas que pueden dañar nuestras posibilidades de desarrollar relaciones saludables. ¿Qué podemos hacer para evitar estas trampas? iEsperaI Tomate tu tiempo. En Santiago 1:19, descubrimos que debe­ mos ser lentos para hablar y tardos para enojarnos. Esta es una adver­ tencia a que no nos dejemos llevar por nuestros impulsos. Dios quiere que nos tomemos nuestro tiempo antes de decir algo, antes de juzgar a alguien. No es fácil controlar nuestros impulsos y pensamientos naturales; de hecho, es prácticamente imposible lograrlo por nosotros mismos. Ne­ cesitamos estar conectados con Dios, para aprender a tomarnos nuestro tiempo. /Reflexiona! Nuestros impulsos pueden engañarnos fácilmente (Jer. 17:9). Lo más fácil es formar una opinión de alguien antes de conocerlo, porque nuestra naturaleza es hacer esto. Pero, no podemos basarnos en nuestra primera impresión para establecer una opinión acerca de alguien. Contrarrestar esta inclinación natural requiere un esfuerzo consciente y permanente. Intenta mirar a la gente con los ojos de Jesús, y verás una realidad completamente diferente. Biblia en mano —........................... .... I Lee Proverbios 23:29 al 35. ¿Cómo se presenta el uso del alcohol en estos versículos? ! Lee Proverbios 23:1 al 8. ¿Por qué debemos controlar nuestros apetitos? j Piensa en alguien que conozcas y cuya vida fue destruida por el alcohol. ¿Por qué ese ejemplo puede ayudarnos a comprender la razón por la cual no debe­ mos poner ese veneno dentro de nuestro cuerpo? 2 Janine Willis y Alexander Todorov, "First Impressions. Making Up Your Mind After a 100-MS Exposure to a Face", Psychological Science 17 (2006), pp. 592-598. MIÉRCOLES 25Febrero Sb A noLección para jóvenes / 65
  6. 6. JUEVES 26Febrero A wo UNA VERDAD PARA COMPARTIR En los días previos a la "Revolución americana", un prominente plate­ ro de Boston llamado Paul Revere decidió advertir a los colonos que el ejército británico se acercaba. Andando a caballo, dio este mensaje de advertencia a todo aquel que se encontró en el camino, y muchos de ellos comenzaron a advertir a más personas aún. Cabalgó toda la noche sin descansar, llevando el mensaje de advertencia a todas las casas que pudo. Como cristianos adventistas del séptimo día, también tenemos un men­ saje de advertencia y una verdad que compartir con un mundo moribundo. Proverbios 24:11 describe esta tarea tan importante: "Rescata a los que van rumbo a la muerte; detén a los que a tumbos avanzan al suplido". Aunque una gran parte del mundo ha rechazado el mensaje de Cristo de amor y de salvación, muchas personas nunca tuvieron la oportunidad de escucharlo. Cristo nos dio esta verdad no para que la acaparemos, sino para que la compartamos con otros. Es más, el hecho de que hayamos recibido tanta verdad nos hace aún más responsables por compartirla (Luc. 12:48). No solo debemos compartir la verdad de Cristo a través de nuestras palabras, sino también por medio de nuestra vida. Se nos dice que de­ bemos recordar la Ley de Dios y guardar sus mandamientos en nuestro corazón (Prov. 3:1). Proverbios 3:3 explica que la misericordia y la verdad deben estar escritas en las tablas de nuestro corazón. Lo que es más, podemos hacer más daño que bien al contar a otros sobre el poder de Dios para salvar si al mismo tiempo demostramos pecaminosidad en nuestra propia vida. Al vivir así alejaremos a la gente del Pan de vida. Pero, si estamos dispuestos, Cristo escribirá su Ley en nuestros corazones, mientras tengamos una relación con él (Jer. 31:33). Cristo murió por nuestros pecados, y volverá para llevarnos a nuestro hogar. Debemos estar listos para su regreso, y debemos advertir al mundo o estaremos en riesgo de ser abandonados en la oscuridad cuando él regrese (Mat. 25:1-13). Compartir este mensaje puede parecer abrumador, pero no estamos solos. Mientras tengamos una relación con Cristo, él estará con nosotros a cada paso del camino (Mat. 28:20). Biblia en mano - — ..— ..i.................... -........ -........................... .... y "Cuando yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no hablares para que se guarde el impío de su camino, el impío morirá por su pecado, pero su sangre demandaré de tu mano" (Eze. 33:8). ¿Qué principio espiritual básico se revela aquí? ¿Cómo podemos tomar este concepto y aplicarlo a nuestra vida diaria? y Lee Proverbios 24:11,12, y 23 al 28. ¿Qué mensajes importantes hay para nosotros aquí? y Es suficientemente trágico permanecer en silencio y hacer nada mientras una mujer es asesinada en tu calle. Pero ¿qué sucede con los muchos otros males que hay en el mundo: hambre, guerra, injusticia, racismo, opresión económica? ¿Cuáles son aquí nuestras responsabilidades? 66 / Lección para jóvenes
  7. 7. RECUERDA ¿Cuán seguro estás de una verdad absoluta? Con seguridad te en­ contrarás con suposiciones desafiantes sobre la naturaleza de la verdad a lo largo de tu vida, ya que muchas personas piensan que no hay una verdad universal ni un Poder mayor. Sin embargo, cuando buscamos sinceramente la verdad en la Palabra de Dios, encontraremos más segu­ ridad de la que el mundo puede ofrecer. Esta verdad eterna está basada en la persona de Jesucristo, quien declara: "Yo soy el camino, la verdad, y la vida" (Juan 14:6). Al encontrarnos y conocer a Jesús, la verdad llega a ser una realidad para nosotros. El impacto personal de esta relación transformadora en nuestra vida demuestra, a quienes nos rodean, la verdad que Jesús ofrece a cada persona. VIERNES 27Febrero CONSIDERA » Acepta un desafío personal de compartir la verdad de Dios y tus ex­ periencias personales de fe con una persona por semana durante las próximas cuatro semanas. » Solidifica tu fe investigando en la Biblia las maneras en que Jesús es la VERDAD. » Escribe una respuesta a la frase: "La verdad es..." » Mira una serie de videos de Youtube en los que se entrevista a celebri­ dades. ¿Cómo evaluarías lo que ellos dicen en cuanto a la honestidad y la verdad? ¿Cómo puedes comparar esto con la declaración de Jesús: "Yo soy el camino, la verdad, y la vida" (Juan 14:6)? Piensa honesta­ mente a quién imitas. » Siéntate en un lugar público (parada de autobús, café...), y cuenta cuántas personas muestran algún tipo de prejuicio para con otros y cuántas muestran cortesía. ¿Qué revelan tus resultados sobre tu comunidad y su necesidad de Jesús? » Observa a las personas a través de los ojos de Jesús. Ayuda a una familia de tu comunidad que necesite apoyo (financiero, comida, tiempo o servicios). Piensa en que tú puedes ser las manos y los pies de Jesús en tus actos de bondad hacia tales familias o individuos. AMPLÍA Juan 10:1-18. Elena de White, Palabras de vida del gran Maestro, capítulo 1. Colaboraron esta semana: Melissa Hinostroza Sáenz de Cowgill, Indianápolis, Indiana, EE.UU.; Antonio López, Indianápolis, Indiana, EE.UU.; Patience Liss, Indianápolis, Indiana, EE.UU.; Chad Cowgill, Indianápolis, Indiana, EE.UU.; Cristina Petcut e Israel Hinostroza, Bures-sur-Yvette, Franda; Daniely Maresa Ooodin, Indianápolis, Indiana, EE.UU.; Nina Atcheson, Márgate, Australia. noLección para jóvenes / 67

×