LECCION
►TERMINA El VIAJE
DE JACOB
REFERENCIAS: Génesis 29:1-14; Patriarcas y profetas, p. 186.
QUERIDOS PADRES: Recuerden...
-M is hermanos, ¿de dónde son?-preguntó.
-Som os de Harán -respondió un pastor.
-¿Conocen a un hombre llamado Labán, que
v...
••••••••••••••••••••••••••a**
■ Con tu familia, ve a un lugar donde se crían
ovejas. Si es posible, cuenta las ovejas. Pre...
» Lean y analicen Génesis 29:13 y 14 para
el culto de hoy. ¿Por qué crees que Labán se
apresuró para ir al encuentro de Ja...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 1 | Primarios | Termina el viaje de Jacob | Escuela Sabática Menores

262 visualizaciones

Publicado el

Lección 1 | Primarios | Termina el viaje de Jacob | Escuela Sabática Menores | Cuarto trimestre 2016

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Lección 1 | Primarios | Termina el viaje de Jacob | Escuela Sabática Menores

  1. 1. LECCION ►TERMINA El VIAJE DE JACOB REFERENCIAS: Génesis 29:1-14; Patriarcas y profetas, p. 186. QUERIDOS PADRES: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas des­ pués, durante la semana que comienza a partir de este sábado. MENSAJE Ser bondadosos en casa nos ayuda a aprender cómo ayudar a los demás. VERSÍCULO PARA MEMORIZAR "Damos muestras de que somos siervos de Dios... por nuestra tolerancia y bondad" (2 Corintios 6:4-6, DHH). PIENSA EN ALGUNA VEZ QUE ALGUIEN DE TU FA­ MILIA TE HAYA AYUDADO SIN QUE SE LO PIDAN. ¿QUÉ HIZO POR TI? ¿SU BONDAD TE SORPREN­ DIÓ? NUESTRA HISTORIA DE ESTA SEMANA NOS RECUERDA ALGO IMPORTANTE: APRENDEMOS CÓMO SERVIR A LOS DEMÁS SIENDO BONDADO­ SOS EN CASA. ros de los que las ovejas pudiesen tom ar agua. Jacob se aproxim ó al pozo y les habló a los pas­ tores allí reunidos. A la mañana siguiente después de que Jacob vio que los ángeles subían y bajaban de la escalera, continuó su viaje. Iba a la casa del hermano de su madre, el tío Labán. Era un viaje largo, de unos 720 kilóm etros en total, y le lleva­ ría unas tres semanas de caminata. Finalmente, Jacob se acercó a la ciudad de Harán. Esperaba encontrar a la fam ilia de su madre allí. Su viaje casi había terminado, y estaba contento. En las afueras de Harán, Jacob divisó un pozo. Era cerca del mediodía, y había tres rebaños de ovejas reunidos allí. Me pregunto por qué estos rebaños de ovejas están ju n to al pozo al medio­ día, se dijo para sus adentros. Este pozo era diferente de los que estaban cerca de la casa de Jacob. Vio que una enorme piedra cubría la boca del pozo. No había bebede- O
  2. 2. -M is hermanos, ¿de dónde son?-preguntó. -Som os de Harán -respondió un pastor. -¿Conocen a un hombre llamado Labán, que vive allí? -Sí, lo conocemos -le dijeron. Entonces, Jacob preguntó: -¿Él está bien? -Sí, está bien -replicó uno de los pastores-. Por cierto, aquí viene su hija, Raquel, con algu­ nas de sus ovejas. El hombre señaló a una joven que se acercaba hacia donde estaban ellos. Jacob miró y vio que Raquel venía hacia el pozo. Guiaba un rebaño de ovejas, pero todavía estaba a cierta distancia de allí. Jacob continuó conversando con los pastores. -Díganm e, ¿por qué no abrevan las ovejas y luego las llevan de vuelta a pastar? -p re g u ntó -, Todavía quedan muchas horas de luz. -N o podemos -respondieron-. Tenemos por costum bre esperar hasta que todos los rebaños se junten. Cuando todos están aquí, quitam os la gran piedra del pozo. Entonces, todos los ani­ males beben y volvem os a tapar el pozo. M ientras Jacob y los pastores conversaban, llegaron Raquel y sus ovejas. Jacob fue al pozo. Quitó la pesada piedra de la boca y con­ dujo las ovejas de su tío Labán hasta el agua. M ientras las atendía, le habló bondadosam ente a Raquel: -M i nombre es Jacob, y soy uno de tus parientes. ¡Realicé un lar­ go viaje para encontrarm e con tu fam ilia! La herm ana de tu padre, Rebeca, es mi madre -y besó a su prima. ¡Estaba tan contento de encon­ trarse finalm ente con uno de sus parientes que comenzó a llorar! Su largo viaje había term inado. De nuevo estaba en familia, -P orfavor, ¡esperaaquí! -e x ­ clamó Raquel-, Quiero que mi padre sepa que tú estás aquí. Rápidamente, dio media vuel­ ta y corrió hacia su casa. Entusiasmada, Raquel le ha­ bló a su padre acerca de Jacob. Labán se sorprendió de que Jacob estuviera allí y se apresuró a ir hasta el pozo con ella. -¡Q u é m aravilloso encontrarte, Jacob! -e x ­ clamó, y abrazó y besó a su sobrino-. ¡Nos sentim os muy felices de que estés aquí! ¡Ven, vayamos a casa para poder conversar! Labán iba adelante. Pronto llegaron a su casa. Allí, Jacob le contó a su tío acerca de la fam ilia que había dejado atrás. Le habló de su madre, Rebeca, y de cómo ella lo había enviado a en­ contrarse con su familia. Labán le dio la bienvenida a su sobrino Jacob en su casa y, poco tiem po después, Jacob fo r­ maba parte de la fam ilia de Labán. Sí, Jacob ayudó a Raquel a quitar la pesada piedra del pozo. Y la ayudó a darle de beber a las ovejas, sin que ella se lo pidiera. M ostró cor­ tesía y bondad hacia Raquel. ¿Puedes ayudar tú a otros sin que te lo pidan? Al ser amable con tu familia, aprendes a servir a los demás. ¿Qué harás para servir a los demás esta semana? O
  3. 3. ••••••••••••••••••••••••••a** ■ Con tu familia, ve a un lugar donde se crían ovejas. Si es posible, cuenta las ovejas. Pregún­ tale a tu familia: ¿Qué es lo que más necesitan las ovejas? O busca en un libro o en Internet. ¿Qué clase de cuidados necesitan? Agradece a Dios por poder disfrutar de los animales. ■ Comparte la historia de la lección con tu fa­ milia. Enséñales el versículo para memorizar. (Utiliza los ademanes que aprendiste en la Es­ cuela Sabática.) ...... •••D O M I N G O ■ Para el culto de hoy lean y analicen Génesis 29:7 y 8. ¿Qué creía Jacob que tenían que hacer los pastores? ¿Por qué no lo hacían? ¿Siempre tienes que hacer cosas de la manera en que las hacen los demás? ¿Por qué? Da un ejemplo. « Pide a Jesús que te ayude a aceptar lo dis­ tinto en los demás. Piensa en alguien que sea diferente de ti en algún sentido y ora por esa persona. ....... M I É R C O L E S • Lee y analiza Génesis 29:1 al 3 durante el culto familiar de hoy. Hablen del final del viaje de Jacob. ¿Qué vio? ¿Por qué crees que el pozo estaba tapado? ■ Observa el dibujo de la casa o el plano hecho en la Escuela Sabática (o dibuja uno). Utilízalo para recordar, durante esta semana, que debes ser bondadoso con tu familia. ¡No te olvides de sorprenderlos! I (/ N F S ■ Durante el culto de hoy, lean y analicen Géne­ sis 29:4 al 6. ¿Cómo llamó Jacob a los pastores? ¿Qué les preguntó?¿De qué modo respondieron ellos? Los pastores ¿conocían a Jacob? ¿Por qué crees que hablaron con él? ■ Hagan un papel con una columna para "Ho­ gar", otra para "Escuela" y otra para "Vecindario”. Durante una semana, haz un registro de las ve­ ces que alguien hizo algo amable por ti en cada uno de esos lugares. Agradece a Jesús por las personas que son amables, ■ En familia, lean y analicen Génesis 29:9 al 12, ¿De qué modo Jacob sirvió a Raquel? ¿De qué manera sirvió Raquel a Jacob? ■ ¿Qué parentesco tenían Jacob y Raquel?¿Cuál es tu parentesco con los hijos de tus tías o tíos? Piensa cómo puedes demostrar bondad a uno de ellos esta semana. ■ Canten "Con Jesús en la familia", o "Todo es bello en el hogar" (Hlmnario Adventista, N° 509). Luego, agradézcanle a Jesús por sus parientes y pídanle que los ayude a servirlos con bondad. f .................................................... .......................... : i : ty-aco-fa camina 720 ditám etlo-l cíclele ¿a cala de la fiadle d a lia ¿a de la tía.
  4. 4. » Lean y analicen Génesis 29:13 y 14 para el culto de hoy. ¿Por qué crees que Labán se apresuró para ir al encuentro de Jacob? ¿Qué hizo cuando se encontraron? ¿De qué crees que habrán conversado Jacob y Labán? Vuelve a leer el versículo 14, ¿Qué quiso decir Labán? « Marca el contorno de tu pie en un papel. Re­ córtalo. Escribe lo que puedes hacer para ayu­ dar a alguien usando tus pies. (Sacar la basura; salir a pasear al perro; Jugar con alguien que no tenga muchos amigos; etc.) Hazlo mañana. Co­ loca el pie recortado al lado de la cama, para que te haga acordar cuando te levantes mañana. ■ Para el culto de esta noche, representen la historia de la lección. ¿Quiénes harán de Jacob y de Raquel? Pregunta a cada uno quién le gus­ taría ser. Repasen el versículo para memonzar antes de orar. ■ Piensa en alguien que necesite la ayuda de Jesús y ora por esa persona. Cuéntale a Jesús lo que crees que necesita (saber que Jesús lo ama, que lo sane, que lo anime; etc.) Pide a Jesús que haga lo que sea mejor. Luego, agra­ décele por escuchar y responder tus oraciones. ••••• ....... ••••••• m Coloca las vocales correctas en los espacios en blanco para encontrar los nombres y las palabras clave de la lección. Un nombre va en sentido vertical.

×