Queridas padres: Recuerden que los m aestros de Escuela Sabática
ensenarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos ...
buenos; hombres sabios, hombres que estén llenos del Espíritu Santo. Les encargaremos que den
alimento a las viudas. De es...
SÁBADO
Lean la historia de la lección cada día de esta semana
y repasen el versículo para memorizar:
Ayuden..................
Lección 2 | Infantes | Siete ayudantes especiales | Escuela Sabática Menores
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 2 | Infantes | Siete ayudantes especiales | Escuela Sabática Menores

878 visualizaciones

Publicado el

Lección 2 | Infantes | Siete ayudantes especiales | Escuela Sabática Menores
http://escuelasabaticakids.com/

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Lección 2 | Infantes | Siete ayudantes especiales | Escuela Sabática Menores

  1. 1. Queridas padres: Recuerden que los m aestros de Escuela Sabática ensenarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante toda la semana, a partir de la fecha indicada. Sábado 10 octubre Siete ayudantes •TT'**■ n Los hechos de los 6SPQCICHOS 73-80. ¿Te gusta trabajar con tu mamá o con tu papá para preparar una torta o lavar el auto? Se hace mucho más divertido si com partim os el trabajo. Hace mucho tiempo, algunas perso­ nas fueron elegidas para ayudar a los apóstoles de una form a especial. “Ayuden a los hermanos necesitados” (Romanos 12:13, NVI). M E N S A J E ué es todo ese ruido? -preguntó Pedro. Mateo suspiró. -Algunos de los nuevos creyentes están discutiendo nuevamente -respondió. -¿Por qué discuten? -preguntó Pedro. -Bueno -explicó Mateo-, algunos nuevos creyen­ tes que no son de nuestra zona (los que hablan el idioma griego) se están quejando de que las viudas de su grupo no reciben tanto alimento como las viu­ das de aquí, que hablan hebreo -Mateo suspiró nue­ vamente-, Es muy triste oírlos discutir. -¡Ciertamente, discutir está mal! -afirmó Pedro con firmeza-. Sé que el Señor no quiere que sus seguidores se pe­ leen. Reunamos a la gente y veamos qué podemos hacer. Así que, eso es lo que hicieron; cuando los creyentes se reunieron, los apóstoles se pusieron de pie y hablaron: -Los apóstoles no queremos detener nuestra obra de predicar y enseñar la palabra de Dios para servir la comida -explicaron. -Tenemos una ¡dea -continuaron-. Escojan siete hombres El pueblo de Dios trabaja para ayudar a los demás.
  2. 2. buenos; hombres sabios, hombres que estén llenos del Espíritu Santo. Les encargaremos que den alimento a las viudas. De esta forma, los apóstoles podremos continuar orando, predicando y en­ señando. Los creyentes se sonrieron. ¡Era una buena idea! Era una buena solución. Entonces, los creyentes se dispusieron a elegir a aquellos siete hombres que los ayudarían. Y escogieron cuidadosamente: eligieron hombres sabios y llenos del Espíritu Santo; eligieron hom­ bres honestos y sinceros; luego, los creyentes presentaron a los siete nuevos ayudantes a los apóstoles: Esteban, Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Parmeas y Nicolás. Los apóstoles estaban complacidos. Se reunieron alrededor de los siete hombres, pusieron sus manos sobre ellos y oraron. Esto significaba que los siete eran apartados para hacer una obra especial para Dios. Los apóstoles oraron para que Dios bendijera a los hombres y los ayudara a cuidar de las viudas y los necesitados. Así, los apóstoles pudieron continuar sin interrupciones con su tarea especial de orar, predicar y enseñar. Cada vez más gente escuchaba la Palabra de Dios. Cada vez había más gente que aceptaba a Jesús. Toda cla­ se de gente creía: tenderos, granjeros, tejedores y fabricantes de sandalias. Incluso, algunos de los sacerdotes del Templo. Esta es la manera en que continuó adelante la obra de Dios. Todos los cre­ yentes eran importantes en la familia de Dios; y las pobres viudas, que necesi­ taban alimento, eran queridas y cuida­ das. Nosotros también podemos ser ayudantes de Dios. ¿Qué podemos hacer para ayudar a la gente ham­ brienta? 14
  3. 3. SÁBADO Lean la historia de la lección cada día de esta semana y repasen el versículo para memorizar: Ayuden.......................... (Hacer como si estuvieran repartiendo algo) a los hermanos____ (Señalar a otros) necesitados.................(juntar las manos con mirada triste) Romanos 12:13.. . (Palmas juntas, luego abiertas) DOMINGO Incentiva a tu hijo a compartir su Certificado Oficial de Ayudante, que hizo en la Escuela Sabática, con un miembro de iglesia, cuando haga algo para ayudar a esa persona: enviar una nota de ánimo, ayudar con la lim­ pieza del patio, entregar alimentos, entonar una can­ ción, etc. LUNES Lean Hechos 6:1 al 7. Pregunta a tu pequeño: ¿Qué opinas acerca de ayudar a los demás? ¿Qué piensas que sintieron las viudas con respecto a los siete hombres? Ofrece algo de comida a tu hijo; luego, que él te la ofrezca a ti. Pregúntale: ¿Cómo se siente al ayudar a al­ guien? ¿Y que te ayuden? MARTES Pregunta a tu hijo: Si hay una sola galletita y dos personas que la quieren, ¿se pelearán? ¿Cómo podrías resolver ese pro­ blema? ¿Por qué cosas discutes tú? (Dónde sentarse en el auto, quién logra jugar con ese juguete, etc.). Ayuda a tu hijo a resolver el dilema Antes de orar, entonen un canto que trate acerca de cuidar a los demás. MIÉRCOLES ¿Cuántos diáconos seleccionaron los apóstoles para que los ayudaran? (Siete). Anima a tu hijo a enumerar siete maneras de ayudar a otros. Trabaja junto con tu hijo para realizar alguna tarea del hogar esta semana. Conversen sobre cuánto más fácil es hacerlo unidos. Recuérdale la historia de los apóstoles, y cómo escogieron a los diáconos. JUEVES Ayuda a tu hijo a hacer y enviar, o llevar algo a al­ guien que esté enfermo. Hagan de cuenta que tu hijo es un enfermero o un médico, y que tú estás enfermo/a. Pueden usar tiras de tela como vendas. Conversen acerca de cómo los diáconos también cuidaban de los enfermos. Oren por alguien de su iglesia que esté enfermo. VIERNES Dramaticen la historia bíblica en familia durante el culto. Haz que siete muñecos o animales de peluche representen a los siete diáconos. Que tu hijo los señale uno por uno cuando le leas los nombres de la Biblia.

×