ElsueñoolvidadoReferencias: Daniel 1; Profetas y reyes, pp. 361-365.
J
e has despertado alguna vez a la mañana
sabiendo qu...
MensajeSirvo a Dios cuando ayudo a la
gente necesitada.
Queridos padres: Recuerden que los maes­
tros de Escuela Sabática ...
fH Utiliza tu talento de ser servicial, y ayuda a
limpiar y a ordenar la mesa después del almuerzo
del sábado.
Nabucodonos...
J }Ll v t S
Investiga con tu familia Daniel 2, para descubrir de
qué elementos estaban compuestos los pies de la imagen.
C...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 7 | Primarios | El sueño olvidado | Escuela Sabática Menores

402 visualizaciones

Publicado el

Lección 7 | Primarios | El sueño olvidado | Escuela Sabática
http://escuelasabatica.es/Menores

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
402
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
91
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 7 | Primarios | El sueño olvidado | Escuela Sabática Menores

  1. 1. ElsueñoolvidadoReferencias: Daniel 1; Profetas y reyes, pp. 361-365. J e has despertado alguna vez a la mañana sabiendo que tuviste un sueño, pero no lo pudiste recordar? O quizá lo pudiste recor­ dar, pero no encontrabas elsentido. El rey Nabuco- donosor tuvo un sueño que no podía recordar. Su­ cedió así... D ios bendijo a Daniel y a sus amigos. Les brindó sabiduría para entender las tareas más difíciles. El Rey mismo los agasajó al terminar los tres años de entrenamiento. ¡Esta­ ba complacido! ¡Los encontró diez veces mejo­ res en todo que los demás hombres sabios de su reino! El rey Nabucodonosor y los babilonios ado­ raban a los ídolos. Fabricaban dioses de made­ ra, piedra y oro. Y ellos creían que sus sueños eran mensajes de sus dio­ ses. Una noche, el Rey tuvo un sue­ ño. Cuando se despertó a la mañana si­ guiente, esta­ ba perturba­ do: sabía que había soñado algo impor­ tante, pero se sentía muy contrariado porque no po­ día recordar el sueño. El Rey lla­ mó a sus con­ sejeros e in­ térpretes más sabios. -Tuve un sueño importante anoche -les di­ jo-. Díganme lo que significa. -Pero nosotros no conocemos el sueño -le contestaron-. Dinos qué soñaste. Entonces, po­ dremos darte el significado. De otra manera, ¿cómo podremos interpretarlo? Nabucodonosor se enojó mucho. —¡Si ustedes fueran realmente los hombres más sabios de Babilonia, tendrían que saber lo que soñé! -les dijo. Dos veces, los hombres sabios le pregunta­ ron lo que había soñado, pero el Rey no lo po­ día recordar. Se enojó tanto, que ordenó que fueran muertos todos los hombres sabios de su reino. Daniel y sus amigos no se encontraban en­ tre los que habían sido llamados de­ lante del Rey en aquel mo­ mento; sin embargo, estaban entre los que habían sido condenados a muerte. Cuando se enteraron de esto, Daniel ha­ bló con Arioc, el ca­ pitán de la guardia del Rey, y le pi­ dió que le explicara lo que estaba sucediendo. Entonces, Daniel se presentó
  2. 2. MensajeSirvo a Dios cuando ayudo a la gente necesitada. Queridos padres: Recuerden que los maes­ tros de Escuela Sabática enseñaránesta lecciónenlafechaseñalada. Los alumnos deberán estudiarlay hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza apartirdeesesábado. ante el Rey. Pidió a Nabucodonosor tiempo pa­ ra descubrir el sueño y su significado. Daniel y sus amigos pasaron la noche en oración. Mientras oraban, Dios dio a Daniel una visión extraordinaria; le mostró el sueño que el Rey había tenido y le explicó su signifi­ cado. A la mañana siguiente, Daniel se apresuró a presentarse en el palacio de Nabucodonosor. Relató al Rey exactamente lo que había visto: una gran estatua con cabeza de oro, pecho de plata, muslos de bronce, piernas de hierro y pies de hierro mezclado con arcilla; una roca caía desde el cielo y destrozaba los pies. Toda la estatua caía estrepitosamente y era destrui­ da. Luego, Daniel le explicó el sig­ nificado a Nabu­ codonosor: su sueño estaba prediciendo el futuro de la hu­ manidad. El rey Nabucodonosor era un rey fuer­ te, pero algún día su reino cae­ ría y no tendría más poder; el rey de otro país tomaría su lugar. Más tarde, otro reino le sucede­ ría. Cada reino que tomara el poder sería más débil que el ante­ rior. Finalmente, Dios asentaría su reino; un reino que no tendría fin. Ninguno de los consejeros paganos había podido contar su sueño al Rey. Solamente el Dios de Daniel lo pudo hacer. -Tu Dios es Dios de dioses -dijo Nabucodo­ nosor a Daniel. Finalmente, el Rey estableció a Daniel como gobernador sobre Babilonia. Desde este pues­ to, Daniel pudo ayudar a otros a conocer acerca del Dios del cielo. De todos los hombres sa­ bios de Babilonia, solamente Da­ niel y sus ami­ gos pidieron ayu­ da a Dios. Y Dios los escuchó, y les hizo conocer todo io que nece­ sitaban saber. Dios te escuchará a ti también, cuando necesites recibir respuestas para las pregun­ tas difíciles. Él siempre está listo para ayudarnos y darnos sabiduría.
  3. 3. fH Utiliza tu talento de ser servicial, y ayuda a limpiar y a ordenar la mesa después del almuerzo del sábado. Nabucodonosor soñó con una gran estatua. Si es posible, salgan a dar un paseo con tu familia para observar un monumento o estatua. Trata de descubrir de qué material está construido. Nombra, con tu familia, otros personajes bíblicos que tuvieron sueños importantes. Agradece a Dios por los talentos que te ha concedido. L J L N í S Encuentra una piedra chata y escribe tu versículo de me­ moria en ella. Colócala donde la puedas ver a menudo. Enseña el versículo para memorizar a tu familia durante el culto de hoy. Busca tres hojas de papel de diario. Enrolla cada una y pégalas con una cinta engomada. Dobla uno de los rollos por la mitad. Pégalo a la base de uno de los otros rollos. Pega el rollo restante a un tercio de la parte superior del rollo derecho. Con esto, vamos a representar la estatua. Observa en Daniel 1. ¿De qué color era la cabeza de la estatua? Colorea la cabeza de tu estatua de ese color. (Guár­ dalo, para seguir usándolo durante la semana.) ¿A quién re­ presentaba la cabeza? Canten “Honra al hombre de valor” (NA 513). Después, pi­ de a Dios que te muestre % Lee, con tu familia, Daniel 2. ¿De qué color eran el pecho y los brazos? Colorea tu estatua. Lean Daniel 5:30 y 31. ¿Quién invadió y tomó el imperio de Nabucodonosor? Este imperio se llegó a conocer como el Imperio Medo- Persa. Utiliza el diccionario para descubrir información acerca de la plata. % Piensa en diversas formas de utilizar tus brazos para servir a la gente necesitada. Agradece a Dios por tus brazos y por las fuerzas que te da cada día. 0 Busca en Daniel 2 para descubrir de qué color eran el abdomen y los muslos de la imagen. Colorea esa parte de tu imagen del color co­ rrespondiente. *)§> Esta parte representaba al Imperio Griego, que se encontraba gobernado por Alejandro el Grande. En una enciclopedia, investiga cin­ co datos acerca de Alejandro el Grande. Ilustra cada uno de ellos. ¿'Cuántas cosas metálicas puedes encontrar en la habitación en la que te encuentras? Ubica Grecia y Babilonia en un mapa de la Biblia, comparándolo con un mapa actual. Ora por la gente que se encuentra en esa parte del mundo, para que pueda conocer a Dios y a su verdad. ÜP Lee Daniel 2 con tu familia otra vez. ¿'De qué material estaban hechas las pier­ nas de la imagen? Colorea las piernas de tu estatua. (No colorees los pies.) Canten “Honra hombre de valor” (NA 513) todos juntos durante el culto. Lue­ go, oren para que siempre tengan el co­ raje de jugarse por Jesús y servir a los demás.
  4. 4. J }Ll v t S Investiga con tu familia Daniel 2, para descubrir de qué elementos estaban compuestos los pies de la imagen. Colorea los pies de tu estatua. Utiliza un atlas o un planisferio para encontrar los países de Europa. Trata de encontrar una piedra grande, para re­ presentar el reino de Dios. Escribe una canción, poema o verso de tu inven­ ción acerca de los diferentes imperios de los cuales has aprendido durante esta semana. Agradece a Dios porque él va a establecer su Reino muy pronto. Dile que tú deseas formar parte de él. % Representa, con tu familia, la historia del sueño de Nabucodonosor. Representa tú la parte de Daniel. Utiliza tu estatua de papel para explicar su significa­ do. Repitan juntos tu versículo para memorizar. ¿Qué metal precioso o color utilizarías para describir el sábado? Pregunta a tu familia cómo describiría lo que significa el sábado. Canten “Honra al hombre de valor” (UA 513) Ora para que Dios ayude a todos a ser va­ lientes y estar siempre listos para servir a otros. ■ ■ ■ El sueño olvidado f J Con la ayuda de Dios, Daniel encontró esta solución para el sueño del rey Nabucodonosor. Traza la línea más directa para llegar a la solución. 35

×