GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA
Para niños de 7 a 9 años
Año D
Primer trimestre
isa regresó a casa desde la escuela el vier-
__i nes. ¡Había un aroma tan agradable otra vez!
Mamá estaba horneando pan pa...
Queridos padres: Recuerden que los maes­
tros de Escuela Sabática enseñarán esta
lección en la fecha señalada. Los alumnos...
9 ¿i es posible,
tienen, lleven consij
naturaleza (caracoli
dras, semillas, hoja
# ¿Qué aprendí
taP Completa la ora
aprend...
» WW w w w w w w w w ww V w w:w w'w w
Pide a tu familia que mencione cuatro textos bíbli­
cos acerca del amor de Dios. Com...
2. Planifica algunas cosas que puedes hacer antes de
que comience el sábado (el viernes o antes) a fin de
prepararte para ...
Programa qué van a hacer antes de ir a la Escuela
Sabática el sábado de mañana, para que disfruten de
un ambiente placente...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | Primarios | Una cita con Dios | Escuela Sabática Menores

1.000 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | Primarios | Una cita con Dios | Escuela Sabática Menores

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.000
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
493
Acciones
Compartido
0
Descargas
9
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | Primarios | Una cita con Dios | Escuela Sabática Menores

  1. 1. GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA Para niños de 7 a 9 años Año D Primer trimestre
  2. 2. isa regresó a casa desde la escuela el vier- __i nes. ¡Había un aroma tan agradable otra vez! Mamá estaba horneando pan para el sábado. Lisa se lavó las manos y ayudó a su mamá a terminar de preparar la comida para el sábado. A ella le encanta­ ba el sábado. Esta semana, después del culto, iban a salir de pic-nic cerca de la orilla de una laguna y luego Iban a pasear por los bosques. ¡Lisa estaba Impacien­ te! En la historia de la lección de hoy, Jesúsy sus discí­ pulos estaban caminando cierto sábado, también. Unámonos a ellos en su paseo. J j l Jesús le gustaba el sábado! Le gustaba j- J dedicar tiempo con sus amigos para con­ versar acerca del amor de su Padre, el Dios del cielo. Le gustaba ayudar a la gente que estaba enferma o triste a que se sintieran mejor. Un sábado, Jesús y sus discípulos estaban re­ gresando de la iglesia. Pasaron por un campo de trigo que se mecía con la tibia brisa. Su aroma les hizo recordar el aroma del pan en el horno. ¡Je­ sús y sus discípulos tenían hambre! En aquellos días, la gente tenía permiso para comer el alimento de la chacra de otra persona. Si la gente tenía hambre y no llevaba comida, po­ día comer algunas uvas de una parra, o podía re­ coger un poco de espigas de trigo y comer los pe­ queños granos. Fue así como, mientras los discípulos de Jesús caminaban por el campo, recogieron algunas es­ pigas. Las frotaron entre sus manos, hacia ade­ lante y hacia atrás; cuando les quedaban entre las manos solo los granos limpios, se los comían. ¡Los granos crocantes tenían buen sabor! Pero no todos estaban contentos. Los fariseos que andaban cerca decidieron que los discípulos estaban haciendo algo equivocado. No debían es­ tar cosechando y limpiando espigas de trigo, por­ que era sábado. Le dijeron a Jesús: -Cuando tus dis­ cípulos cosecha­ ron trigo y lo lim­ piaron entre sus manos para obte­ ner los granos, es­ tuvieron trabajan­ do como lo ha­ cen los granjeros. ¡Estuvieron que­ brantando el sá­ bado! Los fariseos habían tomado el hermoso manda­ miento del sába­ do y lo habían transformado en su propio manda­ miento. Habían añadido un mon-
  3. 3. Queridos padres: Recuerden que los maes­ tros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. El sabado es un día para aprender más acerca del amor de Dios. W W W ton de reglas extras que hacían del sábado una carga muy pesada. Dios deseaba que este día fue­ ra un obsequio feliz de parte de él; Dios deseaba que el sábado fuera un día especial para que las personas lo gozaran. Deseaba que ellos aprendie­ ran acerca de su amor. Pero, en lugar de esto, muchas personas no gozaban del sábado. Jesús conocía a estos fariseos. Él los amaba y deseaba mostrarles el gozo del sábado también. Jesús les hizo algunas preguntas para hacerlos pensar. -¿Recuerdan a David? -les preguntó-. Una vez, él y sus hombres tenían mucho hambre, así que comieron el pan especial del templo, que era solamente para los sacerdotes -continuó Jesús-, Ustedes están confundidos acerca del sábado. La gente no debiera quedarse sufriendo por ser sá­ bado. El sábado es para la gente; yo lo sé, porque soy el Señor del sábado. Otro sábado, mientras Jesús estaba en la igle­ sia, vio a un hombre que tenía una mano seca. Jesús le preguntó a la gente: -¿Qué piensan? ¿Es correcto ha­ cer el bien en el día de reposo? A algunas personas que estaban allí no les importaba el bienestar de los demás. Ellos no pensaban que este hombre debía ser sanado, ¡porque era sábado! Jesús les hizo otra pregun­ ta para hacerlos meditar: -Si una oveja cae en un po­ zo, ¿no la sacarían de allí? ¡Una persona tiene mucho más valor que un animal! Por lo tanto, es correcto hacer el bien en sábado. Entonces, Jesús le dijo al hombre lisiado: -Estira tu mano. ¡La mano del hombre se sa­ nó completamente! Jesús desea que nosotros sepamos que el sá­ bado es un día para sanar y gozar. Algunas ve­ ces, los niños piensan que el sábado es el día de los "no" ("no hagas esto, no hagas aquello".); en realidad, el sábado es un día para los "sí". El sá­ bado tenemos más tiempo para hacer cosas es­ peciales, para gozar de las cosas que nos ense­ ñan acerca del amor de Dios. Dios creó el sába­ do para que podamos pasarlo junto a él. Él desea que aprendamos más acerca de su maravilloso amor.
  4. 4. 9 ¿i es posible, tienen, lleven consij naturaleza (caracoli dras, semillas, hoja # ¿Qué aprendí taP Completa la ora aprendamos más ae % Con tu familia, lean acerca del paseo sabático de Jesús en Lucas 6:1 al 5. Pide a los miembros de tu fa ­ milia que compartan lo que más les gusta acerca del sábado. Con fibras o crayones, dibuja un cuadro acer­ ca de las actividades sabáticas que gozan junto con tu familia. Cuélguenlo en tu casa. Completa la oración: i Dios nos dio el sábado para que podamos aprender i más de su amor a través de O Comienza a enseñarles tu versículo para memo- rizar a tu familia. % Durante el culto, lean Lucas 6 :6 al 10 y dialoguen acerca de su enseñanza con tu fam i­ lia. ¿Adonde fue Jesús otro sábadoP ¿Adonde vas tú los sábadosP Comparte lo que te gusta acerca de tu familia de la iglesia. Completa el espacio en blanco: Dios nos dio el sábado para que podamos aprender más de su amor a tra ­ vés de (nuestra familia de la iglesia). A Escribe cada palabra de tu versículo para memorizar en un papel separado. Re­ pártelas sobre el piso, cerca una de la otra. Goza saltando de una palabra a otra. Repite cada palabra mientras vas saltando. rtlLt _______Ia c 0 t A-AXXU < p Con tu familia, lee acerca de la ocasión en que Dios nos dio el primer sábado. Encuéntrenlo en Génesis 2 :2 y 3. ^ Con tu familia, comiencen a organizar tu plan especial: “ ¡Tenga­ mos un sábado grandioso con Jesús!” Si no recibiste esta hoja en la Escuela Sabática, haz una lista de las cosas que van a hacer juntos. O Salta sobre tus papeles que contienen el versículo para memo- rizar otra vez, así como lo hiciste ayer. Q Canten “ Hoy el sábado glorioso” (//4 ,5 4 4 ) antes de orar. La Biblia nos cuenta acerca de siete milagros que Jesús realizó en sábado. W Pide a tu familia que mencione cuatro textos bíblicos acerca del amor de Dios. Coméntenlos durante el culto de fa milia. Completa la oración: Dios nos ha dado el sábado para que podamos aprender más acerca de su amor a través de % Continúen trabajando juntos en tu plan especial: “ ¡Tengamos un sábado grandioso con Jesús!” O Repitan tu versículo para memorizar todos juntos. Luego, agradezcan a Dios por el sábado. ' Ip iii
  5. 5. » WW w w w w w w w w ww V w w:w w'w w Pide a tu familia que mencione cuatro textos bíbli­ cos acerca del amor de Dios. Coméntenlos durante el culto de familia. Completa la oración: Dios nos ha dado el sábado para que podamos aprender más acerca de su amor a través d e ____________________________. i Continúen trabajando juntos en tu plan especial: ■ “ ¡Tengamos un sábado grandioso con Jesús!” ¡ O Repitan tu versículo de me­ moria todos juntos. Luego, agradezcan a Dios por el sábado. 0 Con tu familia, observa tu plan “ ¡Tengamos un sá­ bado grandioso con Jesús!” Lleva a cabo la parte del plan que puedes realizar hoy. El sábado harás el resto. -%) Cuenta tu historia de la lección a tu familia. Si es posible, graba o filma tu relato. ¡Diviértanse hablando acerca del sábado! 0 Esta semana hemos descubierto varias maneras de aprender más acerca del amor de Dios en el sábado. (A través de la naturaleza, nuestra familia, la familia de la iglesia, la Palabra de Dios, la mú­ sica) ¿Puedes pensar en alguna otra idea? 0 Repite tu versículo para memorizar, lue­ go, canten el himno “ Gran gozo hay en mi alma hoy” (HA, 34<í) antes de orar. Para encontrar cuándo comienza el sábado, coloca las palabras enumeradas a continua­ ción en los espacios provistos, comenzando desde arriba hacia abajo. I. Puerta. 2. Unión 3. Escuela 4. Sabática 5. Templo 6. Adoración 7. Dedicar ?. Especial <7. Sermón 10. Orden II. Loor.
  6. 6. 2. Planifica algunas cosas que puedes hacer antes de que comience el sábado (el viernes o antes) a fin de prepararte para el sábado. 3. Ideen juntos el menú que desean disfrutar el sabado. I. Escribe cinco palabras acerca del sabado que te ha gan sonreír.
  7. 7. Programa qué van a hacer antes de ir a la Escuela Sabática el sábado de mañana, para que disfruten de un ambiente placentero para todos en el hogar. Proyecten un culto especial e interesante para dar la bienvenida al sábado con tu familia. Planeen las actividades que realizarán a la tarde con tu familia. c- c i ! ; c c c i c 7. ¿Cómo van a despedir el sábado, y cómo van a agra­ decer a Jesús por su amor al haber creado el sábadoP 9 9 9 J 5 1 C c c a•a t í * 39

×