c*
c*
© '
*
Más allá de lo que ven los ojos
Referencias: 2 Reyes 6:Z-23; Profetas y reyes, pp. 131-134.
-Entonces, atacare...
Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección
en la fecha señalada. Los alumnos d...
0_M i AJ G OJ
■&Vayan a hacer una caminata por la naturaleza
con tu familia. Busquen maneras en que los ani­
males son pro...
J o SJ
¿Cómo mostraron gracia Elíseo y el rey de
Israel? Junto con tu familia, lean 2 Reyes 6:21
al 23.
un ángel especial ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Lección 8 | Primarios | Más allá de lo que ven los ojos | Escuela Sabática Menores

719 visualizaciones

Publicado el

Lección 8 | Primarios | Más allá de lo que ven los ojos | Escuela Sabática Menores tercer trimestre 2014
http://escuelasabaticakids.com/

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
719
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
280
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Lección 8 | Primarios | Más allá de lo que ven los ojos | Escuela Sabática Menores

  1. 1. c* c* © ' * Más allá de lo que ven los ojos Referencias: 2 Reyes 6:Z-23; Profetas y reyes, pp. 131-134. -Entonces, atacaremos Dotan y eliminaremos esta molestia -anunció el Rey. Llamó a sus hombres de guerra y los envió a capturar a un solo profeta. El Rey estaba seguro de que, si su ejército podía capturar a Eliseo, derrotarían a Israel. ¡Qué idea ridicula! Dios era el que había estado espiando, no Eliseo. Una de las primeras personas en despertarse a la mañana siguiente fue el siervo de Eliseo. Subió a la muralla de Dotan y divisó el gran ejército sirio que acampaba alrededor de la ciu­ dad. Vio caballos. Vio carros. Vio armaduras bri- 5 Quedes recordar Cm algún momento en el que tuviste mucho miedo de algo o de alguien? ¿Era acaso un ruido, una persona o qui­ zás una situación? En nues­ tra historia bíblica para hoy, el siervo de Elíseo tuvo mucl miedo. I srael y Siria estaban en guerra, y Dios estaba ay dando a Israel. Cada vez que el rey sirio pfaneaba atacar a Israel, Dios le avisaba a Eliseo. Enton­ ces Eliseo le advertía al rey de Israel: -N o viajes hacia el Est< hoy, porque los sirios esta rán allí. Y, efectivamente, el rey de Siria estaba escondido justo donde había dicho el profeta. Esto ocurrió una y otra vez, y el rey de Siria se enojó mucho. -¿Quién es el espía de Israel? -gruñó a sus generales. Un general sabía la verdad. -Ninguno de nosotros es espía -dijo-; pero Eliseo, el profeta de Israel, sabe todo lo que vamos a hacer. ¡Hasta sabe lo que dices en tu dormitorio! -¿Dónde está ese hombre? -rugió el rey de Siria-. ¡Vayan a averiguar dónde está, para que envíe hombres a capturarlo! Regresó el informante: -Está de visita en Dotán. 36
  2. 2. Queridos padres: Recuerden que los maestros de Escuela Sabática enseñarán esta lección en la fecha señalada. Los alumnos deberán estudiarla y hacer las actividades prácticas después, durante la semana que comienza a partir de ese sábado. Mensaje Dios me ayuda cuando tengo dificultades. liando con los primeros rayos del sol naciente. -¿Qué haremos? -exclamó. El siervo de Eliseo tuvo miedo; se había olvi­ dado de qué lado estaba Dios. Eliseo no se había olvidado. -Los que están con nosotros son más que los que están con ellos -explicó a su siervo. Entonces rogó a Dios que abriera los ojos de su siervo. Cuando el siervo miró nuevamente, vio otro poderoso ejército. Cubría las colinas alrededor de Dotán, y isus carros brillaban como fuego! Era el ejército de Dios. Y su ejército no permitiría que sucediera algo a Eliseo, ni a su sirviente ni a Israel. Eliseo oró de nuevo: -Hiere al enemigo con ceguera, Señor. Y Dios cegó a todo el ejército Entonces, Eliseo salió de la duda derecho hasta el general ciego: -Este no es el camino que buscan -dijo-. Permítanme guiarlos al lugar correcto. Eliseo guió al ejército ene­ migo, que estaba ciego, hasta donde estaba el rey de Israel. Entonces Dios abrió los ojos de los soldados enemigos. ¡Estaban atrapados dentro de la ciudad capital de Israel! -¿Los mato? -preguntó el rey de Israel. -N o -respondió Eliseo (esta­ ba pensando en la gracia de Dios)-. Dales alimento y envía­ los a casa. Eso fue exactamente lo que hizo el rey de Israel. Dios había conquistado al enemigo con ceguera, una buena comida y gracia. Las invasiones de Siria se acampa alrededor de los que le temen, y los defiende" (¿almo 34:7). detuvieron por un tiempo. Dios ayudó a Eliseo cuando tuvo dificultades. Hará lo mismo por ti, porque te ama mucho. 37
  3. 3. 0_M i AJ G OJ ■&Vayan a hacer una caminata por la naturaleza con tu familia. Busquen maneras en que los ani­ males son protegidos del peligro. Haz un dibujo o listas de palabras de lo que encuentres. ¿Qué otros animales (que no encontraste) son protegi­ dos del peligro, y cóamo lo hacen? Por ejemplo, algunos hacen como si estuvieran muertos, otros tienen espinas puntiagudas y otros se camuflan. (Pregunta a un miembro de la familia qué significa eso.) Agrega estos animales a tu lista. #Lean juntos tu lección; luego, lean Salmo 34:7. Agradezcan a Dios por su protección. Durante el culto, lean 2 Reyes 6:11 al 14. ¿Y si el ejército te estuviera rodeando a ti? ¿Cómo te sentirías? Lee esta promesa en Salmo 41:4 al 11. Dobla una tira larga de papel como un acordeón, con un doblez por cada miembro de la familia. Calca un ángel al frente, que toque el borde doblado. Recorta, excepto el doblez. (Adaptado de Come Meet Jesús Program Guíele: An Evangelista Series for Children Ages 4-7 [Wagerstown, MD: Review and Herald, 144?], pp. 204, 212.) Que cada persona piense en un nombre para dar a su ángel. Escribe los nombres elegidos en los ángeles. Coloréalos. $rOrdena tus tarjetas del versícu­ lo para memorizar. #rLee 2 Reyes 6:? al 10 durante el culto familiar. ¿Puedes recordar alguna vez cuando Dios te ayudó al encontrarte en dificultades? Cuéntaselo a tu familia. Lee Salmo 46:1. Que tu familia te ayude a hacer una tar­ jeta por cada palabra y número que aparecen debajo. Luego ordena las tarjetas para repasar tu versículo para memorizar. ángel de temen, los acampa El defiende, alre­ dedor le y Jehová de que los AAAXX'JJ& Junto con tu familia, lee 2 Reyes 6:15 al 17. ¿De qué crees que estaban hechos los caballos y los carros que brillaban como fuego? Una pista: lee Hebreo 1:7. Dibuja los caballos y los carros alrededor de Elíseo. & Canten “Dios cuida de ti” (AJ, N° 3?). # Ordena las tarjetas del versículo para memorizar sin ayuda. ¿Qué trampa le tendió Elíseo al ejército enemigo? Lee 2 Reyes 6:1? al 20 con tu familia. ^Averigua tres cosas acerca de los ojos que no sabías antes. Pide a un miembro de tu familia que te ayude a hacer un dibujo de las,partes más importantes del ojo. Ordena las tarjetas del versículo para memori­ zar sin ayuda. 38
  4. 4. J o SJ ¿Cómo mostraron gracia Elíseo y el rey de Israel? Junto con tu familia, lean 2 Reyes 6:21 al 23. un ángel especial (o usa el que hiciste en la Escuela Sabática) para compartir con alguien. Usa el dibujo de la lección del lunes. Escribe: “ [nombre del amigo] , los ángeles de Dios siempre están contigo”. Decora el ángel y dáselo a un amigo. ^Repite el versículo para memorizar y haz un dibujo de lo que significa. v,_LJLR ^——— —j i i ■"* Cuenta la historia bíblica de esta semana desde una “ciudad amurallada”, que puedes armar con muebles o frazadas. Repitan juntos el versículo para memorizar. $rLean Hebreos 1:14. Comparte algunas historias de ángeles que escuchaste en la Escuela Sabática la semana pasada. Pregunta si alguien se acuerda de alguna ocasión en la que sintieron a su ángel muy cerca. & Antes de la oración, entonen tu canto favorito acerca del cuidado de Dios. ■■imgn A c e r t i j o Invisible a los ojos Descifra (as palabras en la siguiente oración, para aprender lo que vio el siervo de Elíseo cuando Dios abrió sus ojos. El de cubrió las JECRIOTE ISOD CALCINO alrededor de TANDO

×