SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 16
Descargar para leer sin conexión
¿Por qué el mundo va mal?
A todos nos gustaría que el mundo fuera un paraíso.
Pero por mucho que los políticos, los educadores y los filósofos
lo intenten, no acabamos de lograr que los hombres actúen
humanamente, se acabe el hambre, cesen las guerras o
desaparezcan las enfermedades o la propia muerte.
El mito del Buen Salvaje
Un filósofo francés del siglo XVII
llamado Jean-Jacques
Rousseau consideraba que el
hombre es bueno por
naturaleza, y que se ha
corrompido en contacto con la
civilización y el cristianismo.
!
Según él, en algún lugar
alejado como la selva o los
mares del Sur existen los
buenos salvajes , que viven
aún como en el paraíso porque
no conocen el pecado.
- El buen salvaje vive
en armonía con la
naturaleza.
- No necesita dinero
- Es manso e inocente.
- No pueden hacerse
otra cosa que amarse
entre sí.
- No saben lo que es el
pecado o el crimen.
- Desconocen la
mentira.
- No necesitan a nadie
que los juzgue o
domine.
- Están sanos.
- Van desnudos y no
tienen ningún tipo
de represión sexual.
A finales del siglo XIX, un pintor francés
llamado Paul Gauguin viajó hasta la
Polinesia, y desde allí, escribió a sus
amigos parisinos: en la jungla interior
de la isla he descubierto realmente a los
buenos salvajes, inocentes, que no
conocen el dinero ni las
preocupaciones. Su vida consiste sólo
en cantos, bailes y amor libre .
Algunas películas de gran éxito reproducen el mito del buen salvaje que,
en contacto con la civilización corrompida, encuentran su destrucción.
La realidad no era tan perfecta .
!
En la Polinesia, Paul Gauguin no sabía
ni cazar ni pescar, así que sus amigos
de París tenían que enviarle todos los
alimentos en conserva, a un precio
desorbitado.
También los buenos salvajes sufrían
enfermedades, discutían, eran
competitivos y tenían una moral
severa.
Gauguin quería pintar desnudas a las
aborígenes, pero ninguna accedió a
sus deseos, excepto Titi, la prostituta, a
cambio de dinero.
Y Rousseau, que se consideraba el
gran educador de la humanidad, dejó
al nacer a sus cinco hijos en el
hospicio, así que jamás educó a un
niño real .
Todos nosotros, como
Rousseau o Gauguin, somos
idealistas e ingenuos.
Pero en un momento
determinado de nuestra
vida, nos damos cuenta de
que no somos perfectos, no
somos ángeles.
Tenemos fallos, errores,
actuamos a veces con
maldad, hacemos
lo contrario de lo que
debemos hacer…
Hay como una brecha
interior entre lo que
sabemos que hay que hacer
y lo que luego
efectivamente hacemos.
San Pablo, hace casi 2000 años, describió esta lucha interior en la carta a los Romanos, capítulo
7, 15-25:
No entiendo mis propios actos: no hago lo que quiero y hago las cosas que detesto. No hago el bien que
quiero, sino el mal que no quiero. Por lo tanto, si hago lo que no quiero, eso ya no es obra mía sino del pecado
que habita en mí. Ahí me encuentro con una ley: cuando quiero hacer el bien, el mal se me adelanta. En mí el
hombre interior se siente muy de acuerdo con la Ley de Dios, pero advierto en mis miembros otra ley que
lucha contra la ley de mi espíritu, y paso a ser esclavo de esa ley del pecado que está en mis miembros. ¡Infeliz
de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo, o de esta muerte? En resumen: por mi conciencia me someto a la
Ley de Dios, mientras que por la carne sirvo a la ley del pecado.
La Biblia explica esta situación
del hombre en el mismo libro
del Génesis, mediante el
concepto de PECADO
ORIGINAL.
!
¿En qué consiste la idea de
pecado original?
!
- Todos queremos y conocemos
el bien.
- Pero parece que estamos
presionados interiormente.
- Como si alguien nos impulsara a
hacer precisamente lo contrario
de lo que queremos.
- Una y otra vez.
- De nada vale la educación, la
persuasión, la psicología…
La Biblia nos habla de un paraíso perdido y de un paraíso al que Dios quiere
conducirnos nuevamente: el cielo.
Por medio del pecado original (la desobediencia de Adán y Eva), se rompió
la comunión y la armonía que existía con Dios, entre ellos y con la
naturaleza.
Esta rebeldía y sospecha que nos lleva a no fiarnos de Dios, está presente en
el corazón de todas las personas. No es un pecado personal sino más bien
una tendencia o inclinación.
Todos llevamos dentro de nosotros una gota
de veneno de ese modo de pensar reflejado en
el libro del Génesis. A esa gota de veneno la
llamamos pecado original. El hombre no se fía
de Dios. Tentado por las palabras de la
serpiente, abriga la sospecha de que Dios es un
competidor que limita nuestra libertad, y que
sólo seremos plenamente humanos cuando lo
dejemos de lado.
!
El hombre no quiere recibir de Dios su
existencia y la plenitud de la vida. Al hacer esto,
se fía más de la mentira que de la verdad, y así
se hunde con su vida en el vacío y en la muerte .
!
Benedicto XVI, 8 de diciembre de 2005
Un ingeniero me explicó una vez la definición más hermosa, atractiva y sencilla que he
escuchado del pecado original.
Desde su experiencia como técnico, sabe que cada aparato necesita un libro de
instrucciones. Si yo no sigo el libro de instrucciones, yo no puedo culpar luego al fabricante
de que el aparato no funcione.
Este ingeniero me dijo que el pecado original fue el rechazo por parte de Adán y Eva de las
instrucciones de uso que habían recibido de Dios en el Paraíso. Dios nos ha dado una
naturaleza humana, somos criaturas, y en nuestra naturaleza de criatura están, en cierto
modo, inscritas las instrucciones de uso que Dios nos ha dado. Si hacemos de nosotros
mismos y del mundo un uso diferente, entonces no podemos protestar a Dios porque el
mundo no funcione.
El pecado original es el rechazo de la condición de criatura, el querer ser como dioses, pero
sin Dios, no querer recibir nada de Dios, sino querer hacerlo por uno mismo… Es el antiguo
seréis como dioses …
El cristianismo es realista:
sabe que no somos ángeles y
no vivimos en un paraíso, y
tampoco somos pobres
diablos sin remedio.
!
Jesús con su amor, su perdón,
su gracia, la fuerza del Espíritu
Santo y su muerte redentora
en la cruz, nos abre de nuevo
las puertas del Paraíso y
establece la conexión con
Dios y los demás.
Por qué el mundo va mal: el mito del buen salvaje

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene
6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene
6 [powerpoint] el encuentro con simon de cireneIASDChocope
 
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZJESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZJosue Gallegos
 
Estudios yo soy wellington gordon
Estudios yo soy   wellington gordonEstudios yo soy   wellington gordon
Estudios yo soy wellington gordonWellinton Gordon
 
HEREJIAS CRISTOLÓGICAS
HEREJIAS CRISTOLÓGICASHEREJIAS CRISTOLÓGICAS
HEREJIAS CRISTOLÓGICASrorromc
 
La vida transformada del cristiano mensaje
La vida transformada del cristiano mensajeLa vida transformada del cristiano mensaje
La vida transformada del cristiano mensajeccristianoguayana
 
14. Salmo 14 Sión cambia tu corazón
14.  Salmo 14 Sión cambia tu corazón14.  Salmo 14 Sión cambia tu corazón
14. Salmo 14 Sión cambia tu corazónComparte la Biblia
 
Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10
Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10
Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10ccristianoguayana
 
5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)
5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)
5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)Tito Ortega
 
Las 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruzLas 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruzLuis Zimeri
 
Jesús, la vid verdadera
Jesús, la vid verdaderaJesús, la vid verdadera
Jesús, la vid verdaderaLuis Kun
 
LA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOS
LA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOSLA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOS
LA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOSIamLuis98
 
Desarrollando miembros maduros
Desarrollando miembros madurosDesarrollando miembros maduros
Desarrollando miembros madurosfidoflak
 
Caracter, actividades y destino de Satanas
Caracter, actividades y destino de SatanasCaracter, actividades y destino de Satanas
Caracter, actividades y destino de SatanasCuqui Alicea
 
Filipenses
FilipensesFilipenses
Filipensesganechi
 

La actualidad más candente (20)

6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene
6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene
6 [powerpoint] el encuentro con simon de cirene
 
Diapositiva pecado y gracia
Diapositiva pecado y graciaDiapositiva pecado y gracia
Diapositiva pecado y gracia
 
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZJESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
JESUCRISTO SU VICTORIA EN LA CRUZ
 
Estudios yo soy wellington gordon
Estudios yo soy   wellington gordonEstudios yo soy   wellington gordon
Estudios yo soy wellington gordon
 
2da pedro
2da pedro2da pedro
2da pedro
 
HEREJIAS CRISTOLÓGICAS
HEREJIAS CRISTOLÓGICASHEREJIAS CRISTOLÓGICAS
HEREJIAS CRISTOLÓGICAS
 
La vida transformada del cristiano mensaje
La vida transformada del cristiano mensajeLa vida transformada del cristiano mensaje
La vida transformada del cristiano mensaje
 
14. Salmo 14 Sión cambia tu corazón
14.  Salmo 14 Sión cambia tu corazón14.  Salmo 14 Sión cambia tu corazón
14. Salmo 14 Sión cambia tu corazón
 
Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10
Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10
Mensaje El pueblo de Dios 1 Pedro 2 9-10
 
5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)
5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)
5 libertad responsable (Estudio Bíblico en 1 Corintios)
 
Las 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruzLas 7 palabras desde la cruz
Las 7 palabras desde la cruz
 
Jesús, la vid verdadera
Jesús, la vid verdaderaJesús, la vid verdadera
Jesús, la vid verdadera
 
Carta a los romanos
Carta a los romanosCarta a los romanos
Carta a los romanos
 
LA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOS
LA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOSLA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOS
LA DIVISIÓN DE LA IGLESIA DESDE SUS COMIENZOS
 
"LA VERDADERA ADORACIÓN"
"LA VERDADERA ADORACIÓN""LA VERDADERA ADORACIÓN"
"LA VERDADERA ADORACIÓN"
 
Don de Interpretación de Lenguas
Don de Interpretación de LenguasDon de Interpretación de Lenguas
Don de Interpretación de Lenguas
 
Desarrollando miembros maduros
Desarrollando miembros madurosDesarrollando miembros maduros
Desarrollando miembros maduros
 
Taller de evangelismo.pdf
Taller de evangelismo.pdfTaller de evangelismo.pdf
Taller de evangelismo.pdf
 
Caracter, actividades y destino de Satanas
Caracter, actividades y destino de SatanasCaracter, actividades y destino de Satanas
Caracter, actividades y destino de Satanas
 
Filipenses
FilipensesFilipenses
Filipenses
 

Destacado

YouCat Confirmación La Iglesia
YouCat Confirmación La IglesiaYouCat Confirmación La Iglesia
YouCat Confirmación La IglesiaJulio Gómez
 
YouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombre
YouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombreYouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombre
YouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombreJulio Gómez
 
La eucaristía YouCat Confirmación
La eucaristía  YouCat ConfirmaciónLa eucaristía  YouCat Confirmación
La eucaristía YouCat ConfirmaciónJulio Gómez
 
Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso (Jaén)
Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso  (Jaén) Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso  (Jaén)
Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso (Jaén) Mª Carmen González Ramírez
 
Tema 47: No matarás: el respeto a la vida
Tema 47: No matarás: el respeto a la vidaTema 47: No matarás: el respeto a la vida
Tema 47: No matarás: el respeto a la vidaJulio Gómez
 
Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09
Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09
Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09EvangelizacionDigital
 
YouCat Confirmación. La confesión
YouCat Confirmación. La confesiónYouCat Confirmación. La confesión
YouCat Confirmación. La confesiónJulio Gómez
 
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
 youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Diosereligioncatolica
 
Tema 51: La opcion por los pobres
Tema 51: La opcion por los pobresTema 51: La opcion por los pobres
Tema 51: La opcion por los pobresJulio Gómez
 
Presentación de evangelización digital
Presentación de evangelización digitalPresentación de evangelización digital
Presentación de evangelización digitalEvangelizacionDigital
 
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat  4 -I naturaleza de Dios y su obraryoucat  4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrarereligioncatolica
 
Tema 55: Pentecostés
Tema 55: PentecostésTema 55: Pentecostés
Tema 55: PentecostésJulio Gómez
 
youcat 4 -II Santísima Trinidad
 youcat  4 -II Santísima Trinidad youcat  4 -II Santísima Trinidad
youcat 4 -II Santísima Trinidadereligioncatolica
 
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana SantaTema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana SantaJulio Gómez
 

Destacado (18)

YouCat Confirmación La Iglesia
YouCat Confirmación La IglesiaYouCat Confirmación La Iglesia
YouCat Confirmación La Iglesia
 
YouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombre
YouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombreYouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombre
YouCat Confirmación Tema 4 Jesús, más que un simple hombre
 
La eucaristía YouCat Confirmación
La eucaristía  YouCat ConfirmaciónLa eucaristía  YouCat Confirmación
La eucaristía YouCat Confirmación
 
Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso (Jaén)
Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso  (Jaén) Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso  (Jaén)
Presentación Jóvenes Parroquia San Ildefonso (Jaén)
 
Talleres Juveniles San Ildefonso- Grupo Joven
Talleres Juveniles San Ildefonso- Grupo JovenTalleres Juveniles San Ildefonso- Grupo Joven
Talleres Juveniles San Ildefonso- Grupo Joven
 
Tema 47: No matarás: el respeto a la vida
Tema 47: No matarás: el respeto a la vidaTema 47: No matarás: el respeto a la vida
Tema 47: No matarás: el respeto a la vida
 
1 youcat introd y clase 1
1 youcat  introd y clase 11 youcat  introd y clase 1
1 youcat introd y clase 1
 
Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09
Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09
Presentación creo en jesucristo, hijo único de dios 24 09
 
YouCat Confirmación. La confesión
YouCat Confirmación. La confesiónYouCat Confirmación. La confesión
YouCat Confirmación. La confesión
 
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
 youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios youcat  3 la fe, respuesta del hombre a Dios
youcat 3 la fe, respuesta del hombre a Dios
 
Repaso VIDA DE JESÚS
Repaso VIDA DE JESÚSRepaso VIDA DE JESÚS
Repaso VIDA DE JESÚS
 
Tema 51: La opcion por los pobres
Tema 51: La opcion por los pobresTema 51: La opcion por los pobres
Tema 51: La opcion por los pobres
 
Presentación de evangelización digital
Presentación de evangelización digitalPresentación de evangelización digital
Presentación de evangelización digital
 
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat  4 -I naturaleza de Dios y su obraryoucat  4 -I naturaleza de Dios y su obrar
youcat 4 -I naturaleza de Dios y su obrar
 
Tema 55: Pentecostés
Tema 55: PentecostésTema 55: Pentecostés
Tema 55: Pentecostés
 
youcat 4 -II Santísima Trinidad
 youcat  4 -II Santísima Trinidad youcat  4 -II Santísima Trinidad
youcat 4 -II Santísima Trinidad
 
Youcat
YoucatYoucat
Youcat
 
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana SantaTema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
 

Similar a Por qué el mundo va mal: el mito del buen salvaje

Similar a Por qué el mundo va mal: el mito del buen salvaje (20)

¿Lo que está bien y lo que está mal?
¿Lo que está bien y lo que está mal?¿Lo que está bien y lo que está mal?
¿Lo que está bien y lo que está mal?
 
Ética I + Rousseau
Ética I + RousseauÉtica I + Rousseau
Ética I + Rousseau
 
Origen Del Mal
Origen Del MalOrigen Del Mal
Origen Del Mal
 
El infierno
El infiernoEl infierno
El infierno
 
El mal
El malEl mal
El mal
 
Antiguo testamento - La pérdida del paraíso
Antiguo testamento - La pérdida del paraísoAntiguo testamento - La pérdida del paraíso
Antiguo testamento - La pérdida del paraíso
 
Catedras gnostica
Catedras gnosticaCatedras gnostica
Catedras gnostica
 
Valores Y Espiritualidad (Conferencia)
Valores Y Espiritualidad (Conferencia)Valores Y Espiritualidad (Conferencia)
Valores Y Espiritualidad (Conferencia)
 
Nietzsche - Crítica a la Cultura Occidental
Nietzsche - Crítica a la Cultura OccidentalNietzsche - Crítica a la Cultura Occidental
Nietzsche - Crítica a la Cultura Occidental
 
El origen del mal
El origen del malEl origen del mal
El origen del mal
 
Trabajo de tica el secreto de lo invisible
Trabajo de tica el secreto de lo invisibleTrabajo de tica el secreto de lo invisible
Trabajo de tica el secreto de lo invisible
 
El mal
El malEl mal
El mal
 
Reflexión La Alegría de la Caridad 27 de mayo 2018
Reflexión La Alegría de la Caridad 27 de mayo 2018Reflexión La Alegría de la Caridad 27 de mayo 2018
Reflexión La Alegría de la Caridad 27 de mayo 2018
 
Mantra
MantraMantra
Mantra
 
Reflexiones 38 voces del sentido comun pdf
Reflexiones 38 voces del sentido comun pdfReflexiones 38 voces del sentido comun pdf
Reflexiones 38 voces del sentido comun pdf
 
La influencia de cástor y pólux
La influencia de cástor y póluxLa influencia de cástor y pólux
La influencia de cástor y pólux
 
El tercer bautismo
El tercer bautismoEl tercer bautismo
El tercer bautismo
 
Como ser-libre-del-egoismo
Como ser-libre-del-egoismoComo ser-libre-del-egoismo
Como ser-libre-del-egoismo
 
Etica conductapersonal
Etica conductapersonalEtica conductapersonal
Etica conductapersonal
 
Nacidos para amar2
Nacidos para amar2Nacidos para amar2
Nacidos para amar2
 

Más de Julio Gómez

50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundo50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundoJulio Gómez
 
Tema 54 Festividad de Cristo Rey
Tema 54 Festividad de Cristo ReyTema 54 Festividad de Cristo Rey
Tema 54 Festividad de Cristo ReyJulio Gómez
 
Tema 53 Jesús nos enseña a orar
Tema 53 Jesús nos enseña a orarTema 53 Jesús nos enseña a orar
Tema 53 Jesús nos enseña a orarJulio Gómez
 
Tema 52: La verdad y la limpieza de corazón
Tema 52: La verdad y la limpieza de corazónTema 52: La verdad y la limpieza de corazón
Tema 52: La verdad y la limpieza de corazónJulio Gómez
 
50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundo50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundoJulio Gómez
 
49 La dimension misionera de la Iglesia
49 La dimension misionera de la Iglesia49 La dimension misionera de la Iglesia
49 La dimension misionera de la IglesiaJulio Gómez
 
Tema 48: El amor y las fuentes de la vida
Tema 48: El amor y las fuentes de la vidaTema 48: El amor y las fuentes de la vida
Tema 48: El amor y las fuentes de la vidaJulio Gómez
 
Tema 46 La familia en el plan de Dios
Tema 46 La familia en el plan de DiosTema 46 La familia en el plan de Dios
Tema 46 La familia en el plan de DiosJulio Gómez
 
Tema 45: El amor a Dios
Tema 45: El amor a DiosTema 45: El amor a Dios
Tema 45: El amor a DiosJulio Gómez
 
44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad
44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad
44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridadJulio Gómez
 
43 La ley moral y la conciencia
43 La ley moral y la conciencia43 La ley moral y la conciencia
43 La ley moral y la concienciaJulio Gómez
 
42: Maria, modelo de la fe
42: Maria, modelo de la fe42: Maria, modelo de la fe
42: Maria, modelo de la feJulio Gómez
 
Tema 41: La vida en Cristo: gracia y libertad
Tema 41: La vida en Cristo: gracia y libertadTema 41: La vida en Cristo: gracia y libertad
Tema 41: La vida en Cristo: gracia y libertadJulio Gómez
 
40 El matrimonio cristiano
40 El matrimonio cristiano40 El matrimonio cristiano
40 El matrimonio cristianoJulio Gómez
 
39 El orden sacerdotal
39 El orden sacerdotal39 El orden sacerdotal
39 El orden sacerdotalJulio Gómez
 
Tema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermosTema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermosJulio Gómez
 
Tema 36 La Eucaristía
Tema 36 La EucaristíaTema 36 La Eucaristía
Tema 36 La EucaristíaJulio Gómez
 
35 La Confirmación
35 La Confirmación35 La Confirmación
35 La ConfirmaciónJulio Gómez
 

Más de Julio Gómez (20)

50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundo50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundo
 
Tema 54 Festividad de Cristo Rey
Tema 54 Festividad de Cristo ReyTema 54 Festividad de Cristo Rey
Tema 54 Festividad de Cristo Rey
 
Tema 53 Jesús nos enseña a orar
Tema 53 Jesús nos enseña a orarTema 53 Jesús nos enseña a orar
Tema 53 Jesús nos enseña a orar
 
Tema 52: La verdad y la limpieza de corazón
Tema 52: La verdad y la limpieza de corazónTema 52: La verdad y la limpieza de corazón
Tema 52: La verdad y la limpieza de corazón
 
50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundo50 El cristiano y los bienes del mundo
50 El cristiano y los bienes del mundo
 
49 La dimension misionera de la Iglesia
49 La dimension misionera de la Iglesia49 La dimension misionera de la Iglesia
49 La dimension misionera de la Iglesia
 
Tema 48: El amor y las fuentes de la vida
Tema 48: El amor y las fuentes de la vidaTema 48: El amor y las fuentes de la vida
Tema 48: El amor y las fuentes de la vida
 
Tema 46 La familia en el plan de Dios
Tema 46 La familia en el plan de DiosTema 46 La familia en el plan de Dios
Tema 46 La familia en el plan de Dios
 
Tema 45: El amor a Dios
Tema 45: El amor a DiosTema 45: El amor a Dios
Tema 45: El amor a Dios
 
44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad
44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad
44 Las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad
 
43 La ley moral y la conciencia
43 La ley moral y la conciencia43 La ley moral y la conciencia
43 La ley moral y la conciencia
 
42: Maria, modelo de la fe
42: Maria, modelo de la fe42: Maria, modelo de la fe
42: Maria, modelo de la fe
 
Tema 41: La vida en Cristo: gracia y libertad
Tema 41: La vida en Cristo: gracia y libertadTema 41: La vida en Cristo: gracia y libertad
Tema 41: La vida en Cristo: gracia y libertad
 
40 El matrimonio cristiano
40 El matrimonio cristiano40 El matrimonio cristiano
40 El matrimonio cristiano
 
39 El orden sacerdotal
39 El orden sacerdotal39 El orden sacerdotal
39 El orden sacerdotal
 
Tema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermosTema 39 Unción de los enfermos
Tema 39 Unción de los enfermos
 
37 La Penitencia
37 La Penitencia37 La Penitencia
37 La Penitencia
 
Tema 36 La Eucaristía
Tema 36 La EucaristíaTema 36 La Eucaristía
Tema 36 La Eucaristía
 
35 La Confirmación
35 La Confirmación35 La Confirmación
35 La Confirmación
 
34 El Bautismo
34 El Bautismo34 El Bautismo
34 El Bautismo
 

Último

Tema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdf
Tema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdfTema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdf
Tema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdfasociacion
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfasociacion
 
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdfTema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdfasociacion
 
PRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptx
PRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptxPRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptx
PRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptxNelsonAdrianZamudioG
 
VALENTIA 2 📕 libro. Completo.
VALENTIA 2 📕 libro.                             Completo.VALENTIA 2 📕 libro.                             Completo.
VALENTIA 2 📕 libro. Completo.aranzalc05
 
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfSEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfasociacion
 
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfTema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfasociacion
 
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfTema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfasociacion
 
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptxakermansara040
 
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdfTema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdfasociacion
 
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerrasLección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerrasSamuelLargocamacho
 
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptxlas duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptxjoelogiron
 
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptHistoria de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptAlceirFerreira
 
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIACONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIAalvarolinero
 
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfEL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfasociacion
 
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioUnidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioJuan Hernandez
 
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdfTEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdfasociacion
 
Lista de peticiones para orar en una vigilia.pptx
Lista de peticiones para orar en una vigilia.pptxLista de peticiones para orar en una vigilia.pptx
Lista de peticiones para orar en una vigilia.pptxMariaIsabelGonzalezM6
 

Último (20)

Tema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdf
Tema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdfTema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdf
Tema 3 EL CORAZON DEL CONFLICTO, LA SANTA LEY DE DIOS ES SU CARACTER.pdf
 
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdfTema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
Tema 4 LA ULTIMA ARCA MAS ALLA DE LA OPCIONES QUE EL MUNDO DApdf
 
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdfTema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
Tema 5 QUE HARIAS SIN LIBERTAD QUE EL MUNDO NO PUEDE DAR.pdf
 
PRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptx
PRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptxPRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptx
PRESENTACION LAS CLASES DE MEDITACION.pptx
 
VALENTIA 2 📕 libro. Completo.
VALENTIA 2 📕 libro.                             Completo.VALENTIA 2 📕 libro.                             Completo.
VALENTIA 2 📕 libro. Completo.
 
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdfSEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
SEÑALES DE LOS TIEMPOS EN LAS PROFECIAS.pdf
 
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdfTema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
Tema 8 QUE ESTA HACIENDO JESUS AHORA.pdf
 
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdfTema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
Tema 2 LA GUERRA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.pdf
 
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
10.. CINEMATICA DEL TRAUMA (Teoria).pptx
 
59 El sellamiento 23.06.05.pdf
59 El sellamiento           23.06.05.pdf59 El sellamiento           23.06.05.pdf
59 El sellamiento 23.06.05.pdf
 
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdfTema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
Tema 9 UN FINAL FELIZ DE ACUERDO A LAS PROFECIAS.pdf
 
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerrasLección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
Lección 1 segundo trimestre la guerra detrás de todas las guerras
 
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptxlas duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
las duras consecuencias de apartarse de dios.pptx
 
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.pptHistoria de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
Historia de la Iglesia Cristiana - La Iglesia Moderna_.ppt
 
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIACONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
CONSOLIDACION DEL NUEVO CREYENTE EN LA IGLESIA
 
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdfEL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
EL ATAQUE SE SATAN CONTRA EL PBLO DE DIOS.pdf
 
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudioUnidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
Unidad I Eclesiologia: Objeto de estudio
 
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdfTEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
TEMA 1 LA MIES ES MUCHA Y LOS OBREROS POCOS.pdf
 
Lista de peticiones para orar en una vigilia.pptx
Lista de peticiones para orar en una vigilia.pptxLista de peticiones para orar en una vigilia.pptx
Lista de peticiones para orar en una vigilia.pptx
 
A los asesores espirituales de los grupos vicencianos
A los asesores espirituales de los grupos vicencianosA los asesores espirituales de los grupos vicencianos
A los asesores espirituales de los grupos vicencianos
 

Por qué el mundo va mal: el mito del buen salvaje

  • 1. ¿Por qué el mundo va mal?
  • 2. A todos nos gustaría que el mundo fuera un paraíso. Pero por mucho que los políticos, los educadores y los filósofos lo intenten, no acabamos de lograr que los hombres actúen humanamente, se acabe el hambre, cesen las guerras o desaparezcan las enfermedades o la propia muerte.
  • 3. El mito del Buen Salvaje Un filósofo francés del siglo XVII llamado Jean-Jacques Rousseau consideraba que el hombre es bueno por naturaleza, y que se ha corrompido en contacto con la civilización y el cristianismo. ! Según él, en algún lugar alejado como la selva o los mares del Sur existen los buenos salvajes , que viven aún como en el paraíso porque no conocen el pecado.
  • 4. - El buen salvaje vive en armonía con la naturaleza. - No necesita dinero - Es manso e inocente. - No pueden hacerse otra cosa que amarse entre sí. - No saben lo que es el pecado o el crimen. - Desconocen la mentira. - No necesitan a nadie que los juzgue o domine. - Están sanos. - Van desnudos y no tienen ningún tipo de represión sexual.
  • 5. A finales del siglo XIX, un pintor francés llamado Paul Gauguin viajó hasta la Polinesia, y desde allí, escribió a sus amigos parisinos: en la jungla interior de la isla he descubierto realmente a los buenos salvajes, inocentes, que no conocen el dinero ni las preocupaciones. Su vida consiste sólo en cantos, bailes y amor libre .
  • 6. Algunas películas de gran éxito reproducen el mito del buen salvaje que, en contacto con la civilización corrompida, encuentran su destrucción.
  • 7. La realidad no era tan perfecta . ! En la Polinesia, Paul Gauguin no sabía ni cazar ni pescar, así que sus amigos de París tenían que enviarle todos los alimentos en conserva, a un precio desorbitado. También los buenos salvajes sufrían enfermedades, discutían, eran competitivos y tenían una moral severa. Gauguin quería pintar desnudas a las aborígenes, pero ninguna accedió a sus deseos, excepto Titi, la prostituta, a cambio de dinero. Y Rousseau, que se consideraba el gran educador de la humanidad, dejó al nacer a sus cinco hijos en el hospicio, así que jamás educó a un niño real .
  • 8. Todos nosotros, como Rousseau o Gauguin, somos idealistas e ingenuos. Pero en un momento determinado de nuestra vida, nos damos cuenta de que no somos perfectos, no somos ángeles. Tenemos fallos, errores, actuamos a veces con maldad, hacemos lo contrario de lo que debemos hacer… Hay como una brecha interior entre lo que sabemos que hay que hacer y lo que luego efectivamente hacemos.
  • 9. San Pablo, hace casi 2000 años, describió esta lucha interior en la carta a los Romanos, capítulo 7, 15-25: No entiendo mis propios actos: no hago lo que quiero y hago las cosas que detesto. No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Por lo tanto, si hago lo que no quiero, eso ya no es obra mía sino del pecado que habita en mí. Ahí me encuentro con una ley: cuando quiero hacer el bien, el mal se me adelanta. En mí el hombre interior se siente muy de acuerdo con la Ley de Dios, pero advierto en mis miembros otra ley que lucha contra la ley de mi espíritu, y paso a ser esclavo de esa ley del pecado que está en mis miembros. ¡Infeliz de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo, o de esta muerte? En resumen: por mi conciencia me someto a la Ley de Dios, mientras que por la carne sirvo a la ley del pecado.
  • 10. La Biblia explica esta situación del hombre en el mismo libro del Génesis, mediante el concepto de PECADO ORIGINAL. ! ¿En qué consiste la idea de pecado original? ! - Todos queremos y conocemos el bien. - Pero parece que estamos presionados interiormente. - Como si alguien nos impulsara a hacer precisamente lo contrario de lo que queremos. - Una y otra vez. - De nada vale la educación, la persuasión, la psicología…
  • 11. La Biblia nos habla de un paraíso perdido y de un paraíso al que Dios quiere conducirnos nuevamente: el cielo. Por medio del pecado original (la desobediencia de Adán y Eva), se rompió la comunión y la armonía que existía con Dios, entre ellos y con la naturaleza. Esta rebeldía y sospecha que nos lleva a no fiarnos de Dios, está presente en el corazón de todas las personas. No es un pecado personal sino más bien una tendencia o inclinación.
  • 12.
  • 13. Todos llevamos dentro de nosotros una gota de veneno de ese modo de pensar reflejado en el libro del Génesis. A esa gota de veneno la llamamos pecado original. El hombre no se fía de Dios. Tentado por las palabras de la serpiente, abriga la sospecha de que Dios es un competidor que limita nuestra libertad, y que sólo seremos plenamente humanos cuando lo dejemos de lado. ! El hombre no quiere recibir de Dios su existencia y la plenitud de la vida. Al hacer esto, se fía más de la mentira que de la verdad, y así se hunde con su vida en el vacío y en la muerte . ! Benedicto XVI, 8 de diciembre de 2005
  • 14. Un ingeniero me explicó una vez la definición más hermosa, atractiva y sencilla que he escuchado del pecado original. Desde su experiencia como técnico, sabe que cada aparato necesita un libro de instrucciones. Si yo no sigo el libro de instrucciones, yo no puedo culpar luego al fabricante de que el aparato no funcione. Este ingeniero me dijo que el pecado original fue el rechazo por parte de Adán y Eva de las instrucciones de uso que habían recibido de Dios en el Paraíso. Dios nos ha dado una naturaleza humana, somos criaturas, y en nuestra naturaleza de criatura están, en cierto modo, inscritas las instrucciones de uso que Dios nos ha dado. Si hacemos de nosotros mismos y del mundo un uso diferente, entonces no podemos protestar a Dios porque el mundo no funcione. El pecado original es el rechazo de la condición de criatura, el querer ser como dioses, pero sin Dios, no querer recibir nada de Dios, sino querer hacerlo por uno mismo… Es el antiguo seréis como dioses …
  • 15. El cristianismo es realista: sabe que no somos ángeles y no vivimos en un paraíso, y tampoco somos pobres diablos sin remedio. ! Jesús con su amor, su perdón, su gracia, la fuerza del Espíritu Santo y su muerte redentora en la cruz, nos abre de nuevo las puertas del Paraíso y establece la conexión con Dios y los demás.