Recen06

333 visualizaciones

Publicado el

Reseña libro de stiglitz

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
333
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Recen06

  1. 1. RECENSIONES«EL MALESTAR EN LA estrecha de los países y los pueblos del mun-GLOBALIZACIÓN» do». Las tres instituciones principales que gobiernan la globalización son el FondoJOSEPH E. STIGLITZ 1 Monetario Internacional (FMI), el BancoPremio Nobel de Economía 2001 Mundial (BM) y la Organización Mundial delTaurus Comercio (OMC). El profesor Stiglitz se ocu-Madrid, 2002 (314 páginas) pa especialmente del FMI y del BM, que son instituciones protagonistas dominantes de la economía mundial y los países que buscan su El profesor Stiglitz escribe el presente ayuda aspiran a obtener su «sello de aproba-libro porque, como economista jefe y vicepre- ción» para lograr un mejor acceso a los mer-sidente senior del Banco Mundial, comprue- cados internacionales de capitales. Losba, de primera mano, «el efecto devastador miembros de estas instituciones financieras,que la globalización puede tener sobre los suelen estar muy vinculados con la comuni-países en desarrollo, y especialmente sobre dad financiera. Estas personas ven el mundolos pobres en esos países». Define la globali- a través de los ojos de la comunidad financie-zación como «la supresión de las barreras al ra. No sorprende, como explica el autor, quelibre comercio y la mayor integración de las «las políticas de las instituciones internacio-economías nacionales». Desde las primeras nales demasiado a menudo se ajusten en fun-páginas reflexiona sobre: ¿Por qué la globali- ción de intereses comerciales y financieros dezación ha llegado a ser tan controvertida? los países industrializados avanzados»Aunque la globalización presente facetasnegativas, a menudo ofrece beneficios. La La globalización en sí misma no es buenaapertura al comercio internacional ayudó a ni mala. Tiene el poder de hacer un bien enor-numerosos países a crecer mucho más rápi- me pero a muchos les parece cercana a undamente. La ayuda exterior ha beneficiado a desastre sin paliativos. Tenemos un procesomillones de personas gracias a proyectos de «globalización» análogo a los procesosfinanciados por el Banco Mundial. Quienes anteriores en los que se formaron las econo-vilipendian la globalización olvidan a menu- mías nacionales. Tres instituciones -el Bancodo alguna de sus ventajas. Manifiestan que Mundial, el FMI y la OMC- y unos pocos par-la globalización no ha conseguido reducir la ticipantes –los ministros de Finanzas, Econo-pobreza ni garantizar la estabilidad; y que la mía y Comercio, estrechamente vinculados aglobalización ha tenido efectos negativos en intereses financieros y comerciales– contro-la liberalización comercial. Es cierto que los lan el escenario, pero muchos de los afectadosbeneficios de la globalización han resultado no tienen casi voz. Ha llegado el momento deen demasiadas ocasiones inferiores a lo que cambiar algunas de las reglas del orden eco-sus defensores reivindican. El profesor Sti- nómico internacional. El coste de seguir conglitz pregunta: ¿Qué es este fenómeno de la la inestabilidad global es muy grande. La glo-globalización, objeto simultáneo de tanto balización puede ser rediseñada y manejadavilipendio y tanta alabanza? Concluye que, equitativamente, a fin de que el crecimientofundamentalmente, «es la integración más resulte más sostenible y que sus frutos se compartan de manera más justa. Profesor en la Universidad de Columbia, Estados Una de las «promesas rotas» es la de «unUnidos. Fue asesor económico del gobierno de Bill mundo sin pobreza». El FMI tiene un papelClinton y también ha sido economista jefe y vicepresi- definido en la asistencia internacional. Anali-dente senior del Banco Mundial. za la situación macroeconómica de cada país REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 46 269
  2. 2. RECENSIONES receptor y le preocupa particularmente la muchas veces no logró los beneficios augura- inflación. Si un país no cumple con unos dos. Las dificultades derivadas de esos fraca- requisitos mínimos, el FMI suspende su ayu- sos han suscitado antipatía hacia la idea mis- da. Es razonable que el BM y el FMI no pres- ma de la privatización. El FMI arguye que es ten a países sin un buen esquema macroeco- muy importante privatizar a marchas forza- nómico. Sin embargo, una entidad de cierto das; más tarde será el momento de ocuparse tamaño como el FMI le resulta arduo conocer de la competencia y la regulación. Así, la pri- con detalle todas las economías del mundo. vatización se implanta a expensas de los con- Los temas del desarrollo son complicados, y sumidores y de los trabajadores. Hay costes en muchas facetas los países subdesarrolla- sociales relacionados con el paro que las dos presentan dificultades muy superiores a empresas privadas no toman en cuenta. La las de los países más desarrollados. privatización ha sido objeto de abundantes críticas porque destruye puestos de trabajo. La desproporción del poder entre el FMI y Es importante reestructurar las empresas los países «clientes» inevitablemente genera públicas, y con frecuencia la privatización es tensiones entre ambos, y la conducta del FMI un modo eficaz de lograrlo. Pero la privatiza- en las negociaciones exacerba una ya difícil ción debe ser parte de un programa más situación. Al dictar los términos de los acuer- amplio, que implique la creación de empleo dos, el FMI de hecho ahoga cualquier discu- para amortiguar el desempleo creado por las sión con el Gobierno cliente sobre políticas privatizaciones. económicas alternativas. A los países se les marcan objetivos estrictos. Los acuerdos Por su parte, la liberalización como supre- establecen qué leyes deben aprobar los parla- sión de interferencias públicas en los merca- mentos y en qué plazos. Estos objetivos reci- dos financieros y de capitales, y de barreras ben el nombre de «condiciones». Las condicio- al comercio, tiene muchas dimensiones. El nes trascienden la economía e invaden áreas único aspecto de la liberalización que goza de que corresponden realmente a la política. amplio respaldo es la liberalización comer- Varias razones explican el fracaso de las con- cial, ya que se supone que expande la renta de diciones. La más básica: la fungibilidad del un país porque desplaza los recursos de dinero. Otras, simplemente, que las condicio- empleos menos productivos a más producti- nes son erróneas o que las «políticas» reco- vos. La liberalización del mercado de capita- mendadas no sirven ni para el desarrollo ni les no tiene tan amplio consenso. El FMI para la estabilidad económica. defiende la liberalización del mercado de capitales con el razonamiento «los mercados En cuanto a «libertad de elegir», la austeri- libres son más eficientes; la mayor eficiencia dad fiscal, la privatización y la liberalización se traduce en mayor crecimiento». Los parti- de los mercados fueron los tres pilares acon- darios de la liberalización también esgrimen sejados por el Consenso de Washington que la liberalización fomenta la estabilidad al durante los años ochenta y noventa. Sus polí- diversificar las fuentes de financiación. ticas fueron diseñadas para responder a pro- blemas muy reales de América Latina, y tení- El autor hace una crítica fundamental al an mucho sentido. El FMI propició enérgica- enfoque del consenso entre el FMI y Was- mente la privatización y la liberalización a hington: no reconocer que el desarrollo ritmo muy rápido. requiere una transformación de la sociedad. Algunas estrategias del FMI han fracasado y El modo en que se privatiza cuenta mucho. retrasaron la agenda del desarrollo al corroer Por desgracia el FMI y el Banco Mundial han innecesariamente el tejido social. El éxito del abordado los problemas con una perspectiva desarrollo necesita la estabilidad social. Los estrechamente ideológica. La privatización disturbios dañan el tejido social del país, agu- REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 46270
  3. 3. RECENSIONESdizando la depresión. La mala política social colapso global en 1997. La crisis económicaderiva de una mala política económica. más grave desde la Gran Depresión. En suMuchas veces la estrecha visión económica opinión fueron las políticas del FMI y el Teso-del FMI imposibilita situar el problema en un ro de EEUU los que condujeron a la crisis delcontexto más amplio. En los celosos cálculos este asiático. Incluso, en su opinión, las polí-de la macroeconomía del FMI casi no hay ticas del FMI no sólo exacerbaron la recesiónsitio para temas sociales. sino que en parte fueron responsables de que comenzara. La liberalización financiera y de Es importante prestar atención no sólo a lo los mercados de capitales excesivamenteque el FMI incluye en su agenda sino también rápida fue probablemente la causa mása lo que excluye. El FMI incluye la fiscalidad importante de la crisis, junto con políticaspero no la reforma agraria ni la regulación erradas de los propios países. Concretamen-del sector financiero. Por fortuna, la reduc- te, «la liberalización de la cuenta de capitalción de la pobreza se ha transformado en una fue el factor más importante que condujo a laprioridad creciente del desarrollo. La erradi- crisis». En este caso las rondas de errores delcación de la pobreza exige recursos, y sólo FMI fueron largas. El FMI diagnosticó mal elcabe obtener recursos mediante el crecimien- problema, la política fiscal que aconsejó fueto. Las políticas concretas que producen el excesivamente austera, y las interacciones decrecimiento y reducen la pobreza (políticas de las políticas de «empobrecerse a uno mismo»,ganancias para todos) son la reforma agraria por efecto contagio, «empobreció al vecino» yy el mejor acceso a la educación de los pobres. la crisis se expandió. Los errores de políticaEstas políticas proponen más crecimiento y monetaria continuaron al estrangular la eco-más igualdad. nomía con altos tipos de interés. El FMI argu- El profesor Stiglitz presenta algunas face- mentaba que estas políticas contribuían atas dañinas para los pobres de las políticas restaurar la confianza de los mercados endel Consenso de Washington (también deno- esos países. La realidad fue que los erroresminadas «políticas correctas») que no eran del FMI fueron costosos y difíciles de revertir.previsibles. La liberación comercial acompa- La crisis del Este asiático fue una crisis delñada de altos tipos de interés, la liberación del sistema financiero que colapsó a las empre-mercado financiero no acompañada de un sas y provocó una carrera bancaria y unamarco regulador adecuado, la privatización reestructuración empresarial con fuertes cos-sin políticas de competencia y vigilancia que tes sociales y políticos. Con todo, los erroresimpidan los abusos de los poderes monopolís- más penosos fueron el riesgo de la agitaciónticos destruyen empleo, crean paro, producen social y política.inestabilidad económica y elevan los precios El fracaso del FMI durante los años ochen-al consumo. Los resultados de las políticas ta y noventa del siglo pasado, plantea inte-promulgadas por el Consenso de Washington rrogantes sobre la manera en la que el FMIno han sido satisfactorios. La tarea de las ins- enfoca el proceso de globalización. El profesortituciones económicas internacionales debe-ría haber sido aportar a los países los recur- Stiglitz cree que ha fracasado en su misión desos para adoptar, por sí mismos, decisiones promover la estabilidad global y ayudar a losinformadas, comprendiendo las consecuen- países subdesarrollados. Hoy, los fundamen-cias y riesgos de cada opción. La esencia de la talistas del mercado dominan el FMI; creenlibertad es el derecho a elegir, y a aceptar la que en general el mercado funciona bien yresponsabilidad correspondiente. que el Estado funciona mal. La consecuencia es que el FMI suele fraguar políticas que El profesor Stiglitz analiza cómo las políti- agravan las dificultades que pretenden arre-cas del FMI llevaron al mundo al borde de un glar y permiten que estas se repitan una y REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 46 271
  4. 4. RECENSIONES otra vez. Para el autor, el FMI «ha perdido la El cambio más fundamental requerido para coherencia intelectual», tanto en los diagnós- que la globalización funcione como debiera es ticos como en los remedios. El FMI tiene obje- un cambio en la gobernanza. A falta de este tivos que suelen estar en conflicto. Actual- cambio fundamental, para garantizar que las mente tiende a servir los intereses de las instituciones económicas internacionales res- finanzas globales en vez de servir intereses pondan mejor ante los pobres, el medio económicos globales. ambiente y las amplias inquietudes sociales subrayadas, hay que aumentar la apertura y Para Stiglitz la globalización actual no la transparencia de las mismas. funciona. Se justifica al no funcionar para los pobres ni para la estabilidad de la economía Con las reformas que presenta el profesor global. No obstante, la globalización también Stiglitz y con una ayuda menos condicionada ha producido grandes beneficios. El problema y una deuda externa aliviada se lograría una no es la globalización sino el modo en que ha globalización más justa y más eficaz –una sido gestionada. Parte del problema radica en globalización con un rostro más humano–, las instituciones económicas internacionales, para elevar los niveles de vida, especialmente como el FMI, el Banco Mundial y la OMC, que de los pobres. Al contrario, si la globalización ayudan a fijar reglas del juego. La demanda sigue siendo dirigida como hasta ahora, la de reforma es palpable. La globalización pue- globalización no sólo fracasará en la promo- de ser rediseñada para que haga realidad su ción del desarrollo sino que seguirá generan- buen potencial, y cree que las instituciones do pobreza e inestabilidad. Si no hay refor- económicas internacionales pueden ser redi- mas, la reacción que ya ha comenzado se señadas para garantizar que esto se logre. extenderá y el malestar ante la globalización aumentará. Esto sería una tragedia para No podemos anular la globalización. Está todos. aquí para quedarse. La cuestión es hacerla funcionar y contar con instituciones públicas globales que ayuden a establecer las reglas. LUIS FERNÁNDEZ BRICEÑO REVISTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO Y ASUNTOS SOCIALES 46272

×