SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 12
POR: MSc. JOSÉ ISRAEL VENTURA
                          BREVE     INTORODUCCIÓN
Comprender la lógica con la que funciona el nuevo orden económico mundial,
no sólo es una necesidad intelectual, sino una necesidad existencial. Tomando
en cuenta que son las potencias desarrolladas, las que manejan los hilos de la
política económica de los países subdesarrollados. Pues sólo conociendo su
lógica podemos contribuir a su transformación. En este contexto se ha tratado
no sólo de hacer una estrecha síntesis del documental analizado el día sábado
por los profesionales. Sino que además, se han seleccionado algunos
documentos (Jean Ziegler, Algore y Juan Dalton) esto con la finalidad de
profundizar en las temáticas que en el documental se tratan.


    SÍNTESIS DEL DOCUMENTAL “EL ORDEN CRIMINAL DEL MUNDO”


El orden económico mundial está haciendo cada vez más grande la brecha
entre pobres y ricos, entre países desarrollados y subdesarrollados.         Esta
situación se deja ver cada vez más en las condiciones de pobreza a que han
sido sometidas grandes sectores de la población en los diferentes países
atrasados del mundo. Por ejemplo:
Millones de personas en este planeta padecen de desnutrición. La pobreza es
un fenómeno que se extiende por toda la Tierra. Existen grandes
desigualdades en la distribución de la “riqueza”. La pobreza, el subdesarrollo, la
marginación, la exclusión social, las desigualdades económicas, el racismo,
etc. tienen consecuencias negativas que generan, a su vez, más pobreza. La
pobreza es un encadenamiento a situaciones de precariedad, es el
sometimiento del ser humano al Poder y al mal. Es encontrarse en el círculo
vicioso de la miseria, en el que todas las precariedades se refuerzan
mutuamente. Transmitida de generación en generación termina configurando
un círculo infernal.
Las personas pobres se ven sometidas a un entramado de relaciones en las
que se le privan de múltiples bienes materiales, simbólicos, espirituales y de
trascendencia, que son imprescindibles para su desarrollo. La pobreza es una
condición que se caracteriza por la privación continua o crónica de los
recursos, de la capacidad, de las opciones, de la seguridad y del poder
2

necesario para vivir dignamente y ejercer los derechos civiles, culturales,
económicos, políticos y sociales que toda persona posee por el hecho de
nacer.
Todavía no se tiene consciencia de que la desnutrición siempre implica una
mutilación grave: la falta de desarrollo de las células del cerebro en los
lactantes, ceguera por carencia de vitamina A, etc. El hambre, a su vez,
produce una angustia intolerable que tortura a toda persona hambrienta desde
que se despierta. La pobreza viola una amplia gama de derechos humanos que
comienzan con el derecho a la integridad física. La prioridad del derecho a la
supervivencia y a las necesidades básicas es una consecuencia natural del
derecho a la seguridad personal. Es una dura prueba para el ser humano
padecer hambre, no saber leer o estar sin trabajo. Pero también lo es saberse
tenido por nulo, hasta el punto en que, incluso, su dolor es ignorado. El
desprecio del resto de la humanidad suele ser una pesada losa.
Los ataques a la dignidad del ser humano suelen atormentar su espíritu y dañar
también a su cuerpo físico. Cuando la dignidad es violada, la persona
normalmente sufre angustia y desconsuelo. Las situaciones en las que la
dignidad personal es violada frecuentemente procuden fuertes emociones -de
vergüenza, humillación, cólera, impotencia, melancolía, consternación, etc.-
que persisten. Parte del sufrimiento que esta tortura produce durante toda la
vida, y que incluso se sucede en las nuevas generaciones, se relaciona con la
dignidad, porque los desprecios y la deshonra van tan lejos como las
agresiones físicas.
A gran parte de la humanidad se le priva de los derechos humanos básicos,
como el derecho al albergue, alimentos, agua, saneamiento, salud, educación e
información. Pero todas las propuestas y planes para analizar y corregir este
grave problema únicamente son "más de la misma medicina". Y sólo consiguen
empeorar la situación. Los planes que se desarrollan para arreglar tal
despropósito no fallan porque no haya, en muchas ocasiones, falta de voluntad
política y de recursos, sino porque todas las acciones que se llevan a cabo
apoyan políticas que llevan al hambre. Estas acciones sorprendentemente
alimentan y fortalecen al Poder, sostienen la liberalización económica y crean
una homogeneidad cultural. El sistema u “orden” social implantado es protegido
por diversos medios –entre ellos por la fuerza militar- cuando se intentan
3

implantar verdaderos cambios. Sólo políticas fundamentalmente diferentes,
proyectos basados en la verdadera espiritualidad, en la virtud y en la dignidad,
fundamentados en el respeto hacia la libertad de las personas y de las
comunidades que éstas forman pueden acabar con el hambre y la falta de lo
más elemental. Esto es posible y es urgente.
La globalización y la liberalización han intensificado las causas estructurales
del hambre y la malnutrición. Han forzado la apertura de los mercados al
“dumping” de productos agrarios, la privatización de los servicios sociales
básicos y las instituciones de soporte económico, así como la privatización y la
comercialización de las tierras públicas y comunales, del agua, de los bancos
de pesca y de los bosques. Paralelamente, se puede presenciar un aumento
brutal de la represión de los movimientos sociales que resisten al Nuevo Orden
Mundial.
Este deseo político ha abierto también sus puertas a la desenfrenada
monopolización y concentración de recursos y procesos productivos en manos
de unas pocas multinacionales gigantes. La imposición de modelos de
producción dependientes del exterior ha destruido el medio ambiente y las
formas de vida de las comunidades autóctonas. Además, ha creado en la
humanidad una inseguridad alimentaria, pues este sistema tiene como objetivo
las ganancias de productividad a corto plazo utilizando tecnologías dañinas,
como por ejemplo la producción de organismos modificados genéticamente. El
resultado ha sido el desplazamiento de los pueblos y la migración masiva, la
pérdida de empleos que pagan salarios vitales, la destrucción de la tierra y
otros recursos de los que dependen los pueblos, un incremento en el
distanciamiento entre ricos y pobres en el interior del Norte y del Sur y entre el
Norte y el Sur, un agravamiento de la pobreza en todo el mundo y el aumento
de la pobreza y del hambre en la amplia mayoría de naciones.
No se puede progresar en el objetivo de eliminar la pobreza y el hambre sin
invertir estas políticas y tendencias. Pero en la actualidad ocurre todo lo
contrario, pues se impulsa y se afianza desde el poder la liberalización del
comercio y la implantación de todos aquellos mecanismos que benefician al
Poder. Esto destruye los medios de vida en todo el mundo, diluye el concepto
del derecho humano a la alimentación, al vestido, a la vivienda y a una vida
digna, propone cada vez ajustes estructurales neoliberales más radicales, pone
4

un mayor énfasis en la biotecnología y en la ingeniería genética, impide a los
pobres el acceso a los recursos productivos y aparta su producción de los
mercados locales. Significa aumentos de los niveles de explotación de los
trabajadores y de los ecosistemas, para producir a precios menores y competir
en el mercado internacional. Significa también la reducción de los gastos
sociales -enseñanza, sanidad, etc.- que permiten a las familias sobrevivir a
pesar de los reducidos ingresos.
Los principios de la competencia internacional se basan en la deslocalización,
que es un nuevo fenómeno en el deseo del Poder por conseguir el máximo
beneficio a costa de lo que sea. La deslocalización consiste en que, para
ahorrar algunos costes en la producción, a las empresas les conviene más
trasladar el lugar de la producción hacia aquellos lugares donde los
trabajadores son menos exigentes y los gobiernos más tolerantes. Las
empresas multinacionales prefieren coger trabajadores por ochenta horas a la
semana, a los que les pagan unos pocos centavos de dólar por hora. Estas
mismas empresas son las que después gastan enormes sumas de dinero en
una publicidad que únicamente es dirigida a un mercado limitado -no más de
mil quinientos millones de personas consumen estos productos-, ya que en
muchos productos la imagen hace vender más que su precio.
Los procesos industriales más sencillos -textiles, curtidos, juguetes o
electrónica- abandonan Europa y dejan las fábricas vacías para instalarse en
Asia, América Latina o en el norte de África. Las formas son varias: Zonas
Francas que dan a las multinacionales condiciones mas ventajosas y total
libertad de actuación, formalizan contratos con empresas locales, y éstas
realizan subcontratos y subcontratos de los subcontratos con empresas cada
vez pequeñas y, al final, son los trabajadores en sus propias casas los que
producen para quienes realizaron el encargo. Es en esta parte de la cadena
donde se integra el trabajo infantil.
La deuda externa es una gran culpable de la pobreza. Ningún país, ni sus
habitantes, deben verse obligado a pagar deudas en las cuales haya incurrido
su gobierno sin su propio consentimiento y contra sus intereses. No en pocas
ocasiones los agentes del gobierno saquean el tesoro nacional para su propio
beneficio y el de sus amos. A todos los pueblos de los países endeudados del
Sur se les viene aplicando los consabidos programas de ajuste estructural del
5

Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que les piden que trabajen
más, vendan más y consuman poco, para ahorrar lo suficiente para pagar la
deuda. (Esta síntesis ha sido tomada de Jean Ziegler. Los nuevos amos del
mundo)
                          LA POLÍTICA DEL MIEDO


  Este es un extracto del primer capítulo del libro "Ataque contra la razón", del
ex vicepresidente de Estados Unidos y reciente premio Nóbel de la Paz, Al
Gore. Así como ha acusado el deterioro ambiental y el consecuente
calentamiento global, ahora acusa el uso del miedo para manipular a los
pueblos como uno de los grandes problemas de la sociedad contemporánea
que debemos cambiar.
El miedo es el enemigo más poderoso de la razón. Tanto el miedo como la
razón son esenciales para la supervivencia humana, pero la relación entre
ambos no está equilibrada. Puede que a veces la razón disipe el miedo, pero el
miedo anula con más frecuencia la razón. Como Edmund Burke escribió en
Inglaterra veinte años antes de la revolución americana: "Ninguna pasión
despoja con tanta eficacia a la mente de todos sus poderes de actuar y razonar
como el miedo". Nuestros Padres Fundadores sentían un gran respeto por la
amenaza que el miedo supone para la razón. Sabían que, en las circunstancias
idóneas, el miedo puede desencadenar la tentación de entregar la libertad a
cualquier demagogo que prometa a cambio fuerza y seguridad. Les
preocupaba que, cuando el miedo desplaza a la razón, el resultado suele ser
odio y división irracionales. Como escribió más adelante Louis D. Brandeis: "El
hombre temía a las brujas y quemaba a las mujeres".
Comprender esta relación desigual entre el miedo y la razón fue fundamental
para proyectar el autogobierno estadounidense. Nuestros Padres Fundadores
rechazaban la democracia directa debido a su preocupación de que el miedo
se impusiera al pensamiento reflexivo. No obstante, confiaban en la capacidad
de una "ciudadanía bien informada" para razonar juntos de tal forma que
minimizaran el impacto destructivo de los miedos ilusorios, exagerados o
excesivos. "Cuando un hombre reflexiona en serio sobre la precariedad de los
asuntos humanos, se convence de que es infinitamente más sabio y seguro
formar una constitución propia de manera fría y deliberada, siempre que se
6

halle en nuestras manos", escribió Thomas Paine en su legendario panfleto El
sentido común, una advertencia específica a los Padres Fundadores de que no
debían correr el riesgo de esperar a que algún miedo se apoderara de la
imaginación pública, en cuyo caso sus procesos de razonamiento se verían
obstaculizados. Las naciones triunfan o fracasan, y definen su carácter esencial
según el método que utilicen para desafiar a lo desconocido y afrontar el
miedo. Depende en gran parte de la calidad de su liderazgo. Si el líder explota
los temores del pueblo para encaminarlo en direcciones insensatas, el propio
miedo puede convertirse en una fuerza desencadenada que se autoperpetúa,
que consume la voluntad de la nación y debilita el carácter nacional, además
de desviar la atención de las auténticas amenazas y sembrar la confusión
acerca de las verdaderas decisiones que toda nación ha de tomar de manera
constante sobre su futuro.
El liderazgo significa inspirarnos para superar nuestros temores. La demagogia
significa explotar nuestros miedos con fines políticos. Existe una diferencia
fundamental.
El miedo y la angustia siempre han estado presentes en la vida, y siempre lo
estarán. El miedo es ubicuo y universal en todas las sociedades humanas. Es
un rasgo de la condición humana. Siempre ha sido enemigo de la razón. El
filósofo y profesor de retórica romano Lactancio escribió: "Donde el miedo está
presente, la sabiduría no puede existir".
Siempre hemos definido el progreso mediante la superación de nuestros
temores. Cristóbal Colón, Meriwether Lewis y William Clark, Susan B. Anthony
y Neil Armstrong triunfaron cuando desafiaron a lo desconocido y superaron el
miedo con valentía y un sentido de la proporción que les ayudó a superar los
legítimos temores, sin permitir que les apartaran de su meta miedos ilusorios y
distorsionados. Los Padres Fundadores de nuestro país afrontaron grandes
temores. Si fracasaban en sus esfuerzos, serían ahorcados por traidores. La
misma existencia de nuestro país constituía un peligro. No obstante, frente a
aquellos peligros insistieron en reafirmar las libertades que se convirtieron en la
Declaración de Derechos. ¿Corren hoy día más peligro los miembros del
Congreso que sus predecesores, cuando el ejército inglés marchó hacia el
Capitolio?
7

¿Son los peligros que afrontamos ahora mucho mayores que aquellos que
condujeron a Franklin Delano Roosevelt a recordarnos que lo único a lo que
debemos temer es al miedo? ¿Está Estados Unidos más en peligro ahora que
cuando nos enfrentamos al fascismo mundial, cuando nuestros padres
lucharon y ganaron una guerra mundial en dos frentes al mismo tiempo?
¿Es el mundo hoy más peligroso que cuando nos enfrentamos a un enemigo
ideológico, con miles de misiles apuntados hacia nosotros para aniquilar
nuestro país en un abrir y cerrar de ojos? Hace cincuenta años, cuando la
carrera de las armas nucleares con la Unión Soviética estaba elevando la
tensión del mundo, y el maccarthismo amenazaba nuestras libertades en el
país, el presidente Dwight Eisenhower dijo cuando ya era tarde: "Cualquiera
que actúe como si la defensa de la libertad pueda encontrarse en la represión,
la suspicacia y el miedo, transmite una doctrina ajena al espíritu de Estados
Unidos". Edgard R. Murrow, cuyo valiente trabajo periodístico fue atacado por
el senador Joseph McCarthy, declaró: "El miedo no nos empujará hacia una
era de la sinrazón".
Es un insulto para aquellos que nos precedieron y sacrificaron tanto por
nosotros insinuar que debemos ser más timoratos que ellos. Pese a los
peligros que afrontaron, protegieron nuestras libertades fielmente. A nosotros
nos toca hacer lo mismo. No obstante, algo ha cambiado de manera palpable.
¿Por qué en los primeros años del siglo XXI somos mucho más vulnerables a
la política del miedo? Siempre han existido líderes deseosos de espolear los
temores públicos con el fin de presentarse como defensores de los timoratos.
Los demagogos siempre han prometido seguridad a cambio de rendir la
libertad. ¿Por qué da la impresión de que hoy estamos reaccionando de una
manera diferente?
El   elemento   nuevo   más   sorprendente    de   la   conversación   nacional
estadounidense es la importancia e intensidad del miedo constante. Más aún,
existe una confusión persistente e inusitada sobre los orígenes de dicho miedo.
Parece que nos encontramos con dificultades inusuales a la hora de distinguir
entre amenazas ilusorias y legítimas. Un indicio muy grave de la calidad actual
de nuestro discurso político es que casi tres cuartas partes de la población
estadounidense fue convencida con facilidad de que Sadam Husein era
personalmente responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y
8

de que muchos estadounidenses todavía creen que la mayoría de los
secuestradores aéreos del 11 de septiembre eran iraquíes. Además, otro
indicio
de cómo está funcionando nuestra democracia lo aporta el dato de que más del
40 por ciento se convenciera con tanta facilidad de que Irak contaba con armas
nucleares, incluso después de descubrir que las pruebas más concluyentes
presentadas, documentos clasificados que plasmaban un intento del régimen
de Sadam Husein de adquirir uranio enriquecido a Níger, eran falsas.
Está claro que la administración actual ha utilizado el miedo para manipular el
proceso político, tema sobre el que volveré más avanzado el capítulo. Pero
creo que la pregunta más importante es: ¿cómo ha podido nuestra nación
volverse tan vulnerable a una utilización del miedo que manipula con tal
eficacia nuestra política?
Se supone que una prensa libre ha de actuar como el sistema inmunológico de
nuestra democracia contra errores tan enormes de actuación y comprensión.
Como dijo Thomas Jefferson en una ocasión: "Un error de opinión puede
tolerarse cuando se deja vía libre a la razón para combatirlo".8 ¿Qué ha
pasado? ¿Por qué nuestro sistema inmunológico ya no funciona como antes?
Para empezar, se ha producido un cambio radical en la naturaleza de lo que el
filósofo Jürgen Habermas ha descrito como "la estructura del foro público".
Como he descrito en la introducción, la esfera pública ya no está tan abierta al
libre y vigoroso intercambio de ideas entre individuos, como ocurría cuando
Estados Unidos fue fundado.
Cuando los errores de actuación y juicio ya no son atrapados y neutralizados
por el sistema inmunológico de la nación, es el momento de examinar el
problema y trabajar por la buena salud de nuestro discurso político. A este fin,
hemos de empezar por prestar más atención a los nuevos descubrimientos
sobre la forma en que el miedo afecta al proceso intelectual. De hecho,
avances recientes en la ciencia de la neurología ofrecen nuevos e interesantes
descubrimientos sobre la naturaleza del miedo. (En lo que se refiere a la
política del miedo es una síntesis del primer capitulo del libro de      Algore
titulado: El Ataque contra la razón)
¿Cuáles son los grupos de poder en El Salvador y Cómo se vinculan al poder
del imperialismo? ¿Quiénes y con que objetivos promueven la política del
9

miedo en El Salvador en los procesos electorales? ¿Qué debemos de hacer
para derrotar la política del miedo que se impulsa en la actualidad por todos los
medios de comunicación y voceros del sistema?
En los últimos 35 años los sectores del poder económico en El Salvador se han
transformado: de terratenientes agro-eportadores en potentados financieros.
La riqueza en El Salvador se ha reconcentrado en pocas manos, hecho sin
precedentes en la historia de este país y de la región Centroamericana. De 14
familias oligarcas en el siglo pasado, ahora el capital está distribuido en ocho
poderosos grupos empresariales.
Antes de que se iniciara la guerra civil en 1980 la economía salvadoreña giraba
alrededor de tres productos agrícolas: el café, -- que predominaba --, el azúcar
de caña y el algodón. Estos definían la vida en este pequeño país que
entonces tenía una población que no superaba los tres millones de habitantes.
En la actualidad la agricultura está prácticamente perdida, los Bancos y los
grandes centros comerciales se levantan donde antes florecían los cafetales.
La población de El Salvador es ahora es cercana a los 6, 000,000 millones de
habitantes, más los expulsados por la pobreza que migraron que son cerca de
3,000,000 millones residentes en Estados Unidos y demás países del mundo y
desde allá envían cantidades de inmensas de dinero con lo cual impusieron el
dólar para sustituir la moneda nacional, el colón. De hecho, las remesas se han
convertido en la fuente más importante - - y en permanente crecimiento – de
ingresos en divisas internacionales.


                            EL GRUPO DE LOS OCHO.1
Alfonso Goitia, destacado economista y académico Boliviano residente en El
Salvador, ha realizado una investigación, en conjunto con otros profesionales
de su gremio, acerca de la transformación que han sufrido los grupos de poder
en El Salvador y que en un sentido simplificado podrá decirse que de 14
familias oligárquicas que predominaron durante el siglo pasado, en la
actualidad se han convertido en ocho grupos empresariales, muchos de ellos
herederos de los clanes cafetaleros.


1
  Este artículo fue tomado textualmente de: EL SALVADOR: NUEVOS GRUPOS DE PODER escrito por
Juan Dalton en el que cita la investigación realizada por el investigador Alfonso Goitia.
10

Hemos hecho una investigación relacionada a los grupos de poder en El
Salvador. Tratamos de descifrar como las políticas económicas establecidas a
lo largo de los últimos 16 años que coinciden con el Gobierno de la derechista
Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) en los que se ha impulsado el
llamado Consenso de Washington o neoliberalismo, mismo que ha propiciado
un proceso de reconcentración del capital, lo que genera una dinámica de
desigualdad, pobreza y exclusión social, apunta Goitia.
Explica que durante la guerra civil las familias oligárquicas habían perdido
peso, no sólo por la contienda bélica, sino por reformas tales como: la agraria,
la estatización de la Banca y el Comercio Exterior.
Goitia dice que la investigación se ubica en la actualidad a las principales
empresas salvadoreñas alrededor de las estructuras financieras.
A partir de 1989, con la llegada de Alfredo Cristiani al poder se iniciaron las
negociaciones de paz con la guerrilla, las que culminaron con la firma de los
acuerdos de paz de Chapultepec México en 1992. En este periodo se
reprivatizó la Banca y el comercio exterior, y comenzó un proceso, que aún no
culmina, de privatizaciones de los servicios del Estado, así como una intensa
apertura comercial.
                          INTERESES DE FAMILIA.
En la actualidad, la economía de El Salvador está dominada por ocho grupos
empresariales: Cuscatlan, Banco Agrícola, Banco Salvadoreño (HSBC), Banco
de Comercio (Scotiabank), Agrisal, Grupo Poma, Grupo de Sola y Grupo HILL.
Cada uno está relacionado con inversiones financieras, comerciales,
agroindustriales, y de la construcción. Por ejemplo, el grupo Cuscatlán, que
tiene al ex presidente Cristiani como uno de sus principales accionistas, domina
el sistema financiero local, junto con el Grupo Banco Agrícola y el y el Grupo
Simán (dueños del Banco Salvadoreño).
Para que se tenga una idea clara de su poder, en la investigación se ha
detectado que los activos de los cinco primeros grupos empresariales son
superiores al Producto interno Bruto (PIB) local, asegura Goitia.
El actual grupo Cuscatlán, es denominado por tres familias: Cristiani, Llach y
Hill. El Banco Agrícola, por las familias Dueñas, Kriete, Palomo Deneke y
Araujo Eserski. El grupo Simán, por el conjunto de familias de origen Árabe,
11

como Simán, Sablah y Salume. Todas estos apellidos coinciden con las
familias de lo que fue la oligarquía cafetalera.
Como estrategias empresariales estos grupos financieros han hecho alianzas
con capitales extranjeros también poderosos: por ejemplo, el grupo taca, de
aviación, donde domina la familia Kriete, ha hecho alianzas empresariales con
el grupo Carso, del magnate Mexicano Carlos Slin. El grupo poma, que domina
en los grandes centros comerciales, también ha hecho alianzas con Slin,
Cuenta Goitia.
Revela también que los BANCOS Cuscatlán, Agrícola y salvadoreño, ya no son
salvadoreños, sino que tienen establecidos sus Holdings en Panamá, además,
de haberse regionalizado en Centro América, y hacen esfuerzos por llegar al
Caribe.   Se tratan de experiencias o fenómenos sin precedentes en El
SALAVADOR Y Centro América, y quizás en Latinoamérica, acota Goitia.
Es una estrategia empresarial para dominar localmente a través de Bancos
extranjeros, a los que los amparan ahora leyes internacionales que entrarían
con mayor fuerza después de entrar en vigor el Tratado de Libre Comercio
entre Estados Unidos y Centro América (CAFTA, por sus siglas en inglés). Es
decir, los Estados prácticamente entrarían en indefensión         frente a estas
transnacionales, advierte el investigador.


                           DEMOCRACIA AFECTADA
El hecho de que cinco grupos empresariales tengan activos comparados al
Producto Interno Bruto (PIB) local, significa que pueden tener el control del
diseño de las políticas económicas de este país y de la política del Estado.
Además, pueden influir de tal forma para evitar cualquier posibilidad de acceso
al poder por partidos que no les beneficien, así como la capacidad para
desestabilizar la economía nacional. Advierte Goitia.
La diferencia entre esta realidad de El Salvador con el resto de Latinoamérica o
de Europa, o del mismo Estados Unidos, reside en que en estos Países los
grupos económicos están interesados en preservar sus intereses a largo plazo
y para ello apoyan los procesos democráticos internos, señala.
En El Salvador – agrega – los grandes grupos empresariales controlan al
partido de gobierno, incluso en el seno        de su institucionalidad. Sus altos
representantes han estado en la cúpula partidaria.
12

Toda esta situación ha provocado falta de desarrollo económico y social, en
contraste al crecimiento de estos grupos de poder. Sí esto continúa, lo que l e
espera a El Salvador       es una dinámica de mayor polarización y de
confrontación. La gente emigra con mayor intensidad a razón de 700
salvadoreños y salvadoreñas que buscan diariamente llegar hacia Estados
Unidos. Es decir, si no cambiamos la orientación de las políticas económicas,
estaremos potenciando y construyendo un marco de grave conflicto.


     REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
   1. Jean Ziegler. Los nuevos amos del mundo. Ediciones Destino, SA.
   2. Algor. El ataque contra la razón.
   3. Juan José Dalton .articulo sobre los grupos de poder en El Salvador.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Balanza de pagos y Balanza Comercial
Balanza de pagos y Balanza ComercialBalanza de pagos y Balanza Comercial
Balanza de pagos y Balanza ComercialPaulina Ruvalcaba
 
Globalizacion Y Comunicacion
Globalizacion Y ComunicacionGlobalizacion Y Comunicacion
Globalizacion Y ComunicacionMARCELO PEREZ
 
Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.
Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.
Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.Seminario Cibercultura
 
Identidad colectiva
Identidad colectivaIdentidad colectiva
Identidad colectivaCCH SUR
 
Globalización cultural. power point
Globalización cultural. power pointGlobalización cultural. power point
Globalización cultural. power pointGabi Gomora
 
Comparación unctad omc
Comparación unctad omcComparación unctad omc
Comparación unctad omcAula Virtual
 
Ambiente politico y legal del marketing
Ambiente politico y legal del marketingAmbiente politico y legal del marketing
Ambiente politico y legal del marketingFrancisco Lopez Román
 
origenes y conceptos de la globalizacion
origenes y conceptos  de la globalizacion origenes y conceptos  de la globalizacion
origenes y conceptos de la globalizacion myrna cardenas
 
fundamentos del comercio internacional
fundamentos del comercio internacionalfundamentos del comercio internacional
fundamentos del comercio internacionalfrirey1
 
Mapas conceptuales trabajo final
Mapas conceptuales trabajo finalMapas conceptuales trabajo final
Mapas conceptuales trabajo finaljuand8c
 
ventajas-y-desventajas-de-la-globalizacion
ventajas-y-desventajas-de-la-globalizacionventajas-y-desventajas-de-la-globalizacion
ventajas-y-desventajas-de-la-globalizacionRosalia Tsuki
 
Las actividades del sector secundario
Las actividades del sector secundario Las actividades del sector secundario
Las actividades del sector secundario Conchagon
 
Identidad cultural
Identidad culturalIdentidad cultural
Identidad culturalLaura Garcia
 
Portada Uniminuto Apa
Portada Uniminuto ApaPortada Uniminuto Apa
Portada Uniminuto Apagonzalocabra
 

La actualidad más candente (20)

Balanza de pagos y Balanza Comercial
Balanza de pagos y Balanza ComercialBalanza de pagos y Balanza Comercial
Balanza de pagos y Balanza Comercial
 
Hibridacion
HibridacionHibridacion
Hibridacion
 
Globalizacion Y Comunicacion
Globalizacion Y ComunicacionGlobalizacion Y Comunicacion
Globalizacion Y Comunicacion
 
Marketing Global
Marketing  GlobalMarketing  Global
Marketing Global
 
Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.
Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.
Sociedad Postindustrial: cuadro comparativo.
 
Identidad colectiva
Identidad colectivaIdentidad colectiva
Identidad colectiva
 
Geografía 5 santillana
Geografía 5  santillanaGeografía 5  santillana
Geografía 5 santillana
 
Globalización cultural. power point
Globalización cultural. power pointGlobalización cultural. power point
Globalización cultural. power point
 
Comparación unctad omc
Comparación unctad omcComparación unctad omc
Comparación unctad omc
 
Ambiente politico y legal del marketing
Ambiente politico y legal del marketingAmbiente politico y legal del marketing
Ambiente politico y legal del marketing
 
origenes y conceptos de la globalizacion
origenes y conceptos  de la globalizacion origenes y conceptos  de la globalizacion
origenes y conceptos de la globalizacion
 
fundamentos del comercio internacional
fundamentos del comercio internacionalfundamentos del comercio internacional
fundamentos del comercio internacional
 
Mapas conceptuales trabajo final
Mapas conceptuales trabajo finalMapas conceptuales trabajo final
Mapas conceptuales trabajo final
 
Cinepolis
CinepolisCinepolis
Cinepolis
 
ventajas-y-desventajas-de-la-globalizacion
ventajas-y-desventajas-de-la-globalizacionventajas-y-desventajas-de-la-globalizacion
ventajas-y-desventajas-de-la-globalizacion
 
CULTURA
CULTURACULTURA
CULTURA
 
Las actividades del sector secundario
Las actividades del sector secundario Las actividades del sector secundario
Las actividades del sector secundario
 
Identidad cultural
Identidad culturalIdentidad cultural
Identidad cultural
 
Portada Uniminuto Apa
Portada Uniminuto ApaPortada Uniminuto Apa
Portada Uniminuto Apa
 
Diversidad cultural
Diversidad culturalDiversidad cultural
Diversidad cultural
 

Similar a El nuevo orden criminal mundial

Socioeconomía
SocioeconomíaSocioeconomía
SocioeconomíaCEMEX
 
5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo
5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo
5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrolloebiolibros
 
Desarrollo y-subdesarrollo-
Desarrollo y-subdesarrollo-Desarrollo y-subdesarrollo-
Desarrollo y-subdesarrollo-Beverly Castillo
 
NOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORES
NOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORESNOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORES
NOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORESReynaldo Charres Vargas
 
Pobreza y Globalizacion CVX Mexico
Pobreza y Globalizacion CVX MexicoPobreza y Globalizacion CVX Mexico
Pobreza y Globalizacion CVX MexicoCosenMx
 
LA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA -trabajo de yulissa (02).pptx
LA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA  -trabajo de yulissa (02).pptxLA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA  -trabajo de yulissa (02).pptx
LA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA -trabajo de yulissa (02).pptxyulissaccopactacora
 
POBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docx
POBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docxPOBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docx
POBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docxIsaS17
 
Programa básico de gobierno de la unidad popular
Programa básico de gobierno de la unidad popularPrograma básico de gobierno de la unidad popular
Programa básico de gobierno de la unidad popularFrancisco Cisternas
 
Ensayo de..
Ensayo de..Ensayo de..
Ensayo de..karen
 

Similar a El nuevo orden criminal mundial (20)

Socioeconomía
SocioeconomíaSocioeconomía
Socioeconomía
 
El hambre en el mundo
El hambre en el mundoEl hambre en el mundo
El hambre en el mundo
 
Una iglesia en salida n 11
Una iglesia en salida n 11Una iglesia en salida n 11
Una iglesia en salida n 11
 
5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo
5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo
5º Civilización U6º VA: Desarrollo y subdesarrollo
 
Desarrollo y-subdesarrollo-
Desarrollo y-subdesarrollo-Desarrollo y-subdesarrollo-
Desarrollo y-subdesarrollo-
 
NOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORES
NOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORESNOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORES
NOS ESTAMOS DESTRUYENDO POR SER CONSUMIDORES
 
Globalización
GlobalizaciónGlobalización
Globalización
 
Pobreza y Globalizacion CVX Mexico
Pobreza y Globalizacion CVX MexicoPobreza y Globalizacion CVX Mexico
Pobreza y Globalizacion CVX Mexico
 
LA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA -trabajo de yulissa (02).pptx
LA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA  -trabajo de yulissa (02).pptxLA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA  -trabajo de yulissa (02).pptx
LA DESIGUALDAD SOCIAL Y ECONOMICA -trabajo de yulissa (02).pptx
 
Pobreza
PobrezaPobreza
Pobreza
 
Neoliberalismo sintesis
Neoliberalismo sintesisNeoliberalismo sintesis
Neoliberalismo sintesis
 
Taaaaar5
Taaaaar5Taaaaar5
Taaaaar5
 
Subdesarrollo
SubdesarrolloSubdesarrollo
Subdesarrollo
 
Pobreza y Marginalidad
Pobreza y MarginalidadPobreza y Marginalidad
Pobreza y Marginalidad
 
El humanismo cristiano
El humanismo cristianoEl humanismo cristiano
El humanismo cristiano
 
POBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docx
POBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docxPOBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docx
POBREZA Y HAMBRE COMO FENOMENOS SOCIALES.docx
 
Programa básico de gobierno de la unidad popular
Programa básico de gobierno de la unidad popularPrograma básico de gobierno de la unidad popular
Programa básico de gobierno de la unidad popular
 
Ensayo de..
Ensayo de..Ensayo de..
Ensayo de..
 
Tema 5 Nivel2
Tema 5 Nivel2Tema 5 Nivel2
Tema 5 Nivel2
 
Tarrrr1
Tarrrr1Tarrrr1
Tarrrr1
 

El nuevo orden criminal mundial

  • 1. POR: MSc. JOSÉ ISRAEL VENTURA BREVE INTORODUCCIÓN Comprender la lógica con la que funciona el nuevo orden económico mundial, no sólo es una necesidad intelectual, sino una necesidad existencial. Tomando en cuenta que son las potencias desarrolladas, las que manejan los hilos de la política económica de los países subdesarrollados. Pues sólo conociendo su lógica podemos contribuir a su transformación. En este contexto se ha tratado no sólo de hacer una estrecha síntesis del documental analizado el día sábado por los profesionales. Sino que además, se han seleccionado algunos documentos (Jean Ziegler, Algore y Juan Dalton) esto con la finalidad de profundizar en las temáticas que en el documental se tratan. SÍNTESIS DEL DOCUMENTAL “EL ORDEN CRIMINAL DEL MUNDO” El orden económico mundial está haciendo cada vez más grande la brecha entre pobres y ricos, entre países desarrollados y subdesarrollados. Esta situación se deja ver cada vez más en las condiciones de pobreza a que han sido sometidas grandes sectores de la población en los diferentes países atrasados del mundo. Por ejemplo: Millones de personas en este planeta padecen de desnutrición. La pobreza es un fenómeno que se extiende por toda la Tierra. Existen grandes desigualdades en la distribución de la “riqueza”. La pobreza, el subdesarrollo, la marginación, la exclusión social, las desigualdades económicas, el racismo, etc. tienen consecuencias negativas que generan, a su vez, más pobreza. La pobreza es un encadenamiento a situaciones de precariedad, es el sometimiento del ser humano al Poder y al mal. Es encontrarse en el círculo vicioso de la miseria, en el que todas las precariedades se refuerzan mutuamente. Transmitida de generación en generación termina configurando un círculo infernal. Las personas pobres se ven sometidas a un entramado de relaciones en las que se le privan de múltiples bienes materiales, simbólicos, espirituales y de trascendencia, que son imprescindibles para su desarrollo. La pobreza es una condición que se caracteriza por la privación continua o crónica de los recursos, de la capacidad, de las opciones, de la seguridad y del poder
  • 2. 2 necesario para vivir dignamente y ejercer los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales que toda persona posee por el hecho de nacer. Todavía no se tiene consciencia de que la desnutrición siempre implica una mutilación grave: la falta de desarrollo de las células del cerebro en los lactantes, ceguera por carencia de vitamina A, etc. El hambre, a su vez, produce una angustia intolerable que tortura a toda persona hambrienta desde que se despierta. La pobreza viola una amplia gama de derechos humanos que comienzan con el derecho a la integridad física. La prioridad del derecho a la supervivencia y a las necesidades básicas es una consecuencia natural del derecho a la seguridad personal. Es una dura prueba para el ser humano padecer hambre, no saber leer o estar sin trabajo. Pero también lo es saberse tenido por nulo, hasta el punto en que, incluso, su dolor es ignorado. El desprecio del resto de la humanidad suele ser una pesada losa. Los ataques a la dignidad del ser humano suelen atormentar su espíritu y dañar también a su cuerpo físico. Cuando la dignidad es violada, la persona normalmente sufre angustia y desconsuelo. Las situaciones en las que la dignidad personal es violada frecuentemente procuden fuertes emociones -de vergüenza, humillación, cólera, impotencia, melancolía, consternación, etc.- que persisten. Parte del sufrimiento que esta tortura produce durante toda la vida, y que incluso se sucede en las nuevas generaciones, se relaciona con la dignidad, porque los desprecios y la deshonra van tan lejos como las agresiones físicas. A gran parte de la humanidad se le priva de los derechos humanos básicos, como el derecho al albergue, alimentos, agua, saneamiento, salud, educación e información. Pero todas las propuestas y planes para analizar y corregir este grave problema únicamente son "más de la misma medicina". Y sólo consiguen empeorar la situación. Los planes que se desarrollan para arreglar tal despropósito no fallan porque no haya, en muchas ocasiones, falta de voluntad política y de recursos, sino porque todas las acciones que se llevan a cabo apoyan políticas que llevan al hambre. Estas acciones sorprendentemente alimentan y fortalecen al Poder, sostienen la liberalización económica y crean una homogeneidad cultural. El sistema u “orden” social implantado es protegido por diversos medios –entre ellos por la fuerza militar- cuando se intentan
  • 3. 3 implantar verdaderos cambios. Sólo políticas fundamentalmente diferentes, proyectos basados en la verdadera espiritualidad, en la virtud y en la dignidad, fundamentados en el respeto hacia la libertad de las personas y de las comunidades que éstas forman pueden acabar con el hambre y la falta de lo más elemental. Esto es posible y es urgente. La globalización y la liberalización han intensificado las causas estructurales del hambre y la malnutrición. Han forzado la apertura de los mercados al “dumping” de productos agrarios, la privatización de los servicios sociales básicos y las instituciones de soporte económico, así como la privatización y la comercialización de las tierras públicas y comunales, del agua, de los bancos de pesca y de los bosques. Paralelamente, se puede presenciar un aumento brutal de la represión de los movimientos sociales que resisten al Nuevo Orden Mundial. Este deseo político ha abierto también sus puertas a la desenfrenada monopolización y concentración de recursos y procesos productivos en manos de unas pocas multinacionales gigantes. La imposición de modelos de producción dependientes del exterior ha destruido el medio ambiente y las formas de vida de las comunidades autóctonas. Además, ha creado en la humanidad una inseguridad alimentaria, pues este sistema tiene como objetivo las ganancias de productividad a corto plazo utilizando tecnologías dañinas, como por ejemplo la producción de organismos modificados genéticamente. El resultado ha sido el desplazamiento de los pueblos y la migración masiva, la pérdida de empleos que pagan salarios vitales, la destrucción de la tierra y otros recursos de los que dependen los pueblos, un incremento en el distanciamiento entre ricos y pobres en el interior del Norte y del Sur y entre el Norte y el Sur, un agravamiento de la pobreza en todo el mundo y el aumento de la pobreza y del hambre en la amplia mayoría de naciones. No se puede progresar en el objetivo de eliminar la pobreza y el hambre sin invertir estas políticas y tendencias. Pero en la actualidad ocurre todo lo contrario, pues se impulsa y se afianza desde el poder la liberalización del comercio y la implantación de todos aquellos mecanismos que benefician al Poder. Esto destruye los medios de vida en todo el mundo, diluye el concepto del derecho humano a la alimentación, al vestido, a la vivienda y a una vida digna, propone cada vez ajustes estructurales neoliberales más radicales, pone
  • 4. 4 un mayor énfasis en la biotecnología y en la ingeniería genética, impide a los pobres el acceso a los recursos productivos y aparta su producción de los mercados locales. Significa aumentos de los niveles de explotación de los trabajadores y de los ecosistemas, para producir a precios menores y competir en el mercado internacional. Significa también la reducción de los gastos sociales -enseñanza, sanidad, etc.- que permiten a las familias sobrevivir a pesar de los reducidos ingresos. Los principios de la competencia internacional se basan en la deslocalización, que es un nuevo fenómeno en el deseo del Poder por conseguir el máximo beneficio a costa de lo que sea. La deslocalización consiste en que, para ahorrar algunos costes en la producción, a las empresas les conviene más trasladar el lugar de la producción hacia aquellos lugares donde los trabajadores son menos exigentes y los gobiernos más tolerantes. Las empresas multinacionales prefieren coger trabajadores por ochenta horas a la semana, a los que les pagan unos pocos centavos de dólar por hora. Estas mismas empresas son las que después gastan enormes sumas de dinero en una publicidad que únicamente es dirigida a un mercado limitado -no más de mil quinientos millones de personas consumen estos productos-, ya que en muchos productos la imagen hace vender más que su precio. Los procesos industriales más sencillos -textiles, curtidos, juguetes o electrónica- abandonan Europa y dejan las fábricas vacías para instalarse en Asia, América Latina o en el norte de África. Las formas son varias: Zonas Francas que dan a las multinacionales condiciones mas ventajosas y total libertad de actuación, formalizan contratos con empresas locales, y éstas realizan subcontratos y subcontratos de los subcontratos con empresas cada vez pequeñas y, al final, son los trabajadores en sus propias casas los que producen para quienes realizaron el encargo. Es en esta parte de la cadena donde se integra el trabajo infantil. La deuda externa es una gran culpable de la pobreza. Ningún país, ni sus habitantes, deben verse obligado a pagar deudas en las cuales haya incurrido su gobierno sin su propio consentimiento y contra sus intereses. No en pocas ocasiones los agentes del gobierno saquean el tesoro nacional para su propio beneficio y el de sus amos. A todos los pueblos de los países endeudados del Sur se les viene aplicando los consabidos programas de ajuste estructural del
  • 5. 5 Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que les piden que trabajen más, vendan más y consuman poco, para ahorrar lo suficiente para pagar la deuda. (Esta síntesis ha sido tomada de Jean Ziegler. Los nuevos amos del mundo) LA POLÍTICA DEL MIEDO Este es un extracto del primer capítulo del libro "Ataque contra la razón", del ex vicepresidente de Estados Unidos y reciente premio Nóbel de la Paz, Al Gore. Así como ha acusado el deterioro ambiental y el consecuente calentamiento global, ahora acusa el uso del miedo para manipular a los pueblos como uno de los grandes problemas de la sociedad contemporánea que debemos cambiar. El miedo es el enemigo más poderoso de la razón. Tanto el miedo como la razón son esenciales para la supervivencia humana, pero la relación entre ambos no está equilibrada. Puede que a veces la razón disipe el miedo, pero el miedo anula con más frecuencia la razón. Como Edmund Burke escribió en Inglaterra veinte años antes de la revolución americana: "Ninguna pasión despoja con tanta eficacia a la mente de todos sus poderes de actuar y razonar como el miedo". Nuestros Padres Fundadores sentían un gran respeto por la amenaza que el miedo supone para la razón. Sabían que, en las circunstancias idóneas, el miedo puede desencadenar la tentación de entregar la libertad a cualquier demagogo que prometa a cambio fuerza y seguridad. Les preocupaba que, cuando el miedo desplaza a la razón, el resultado suele ser odio y división irracionales. Como escribió más adelante Louis D. Brandeis: "El hombre temía a las brujas y quemaba a las mujeres". Comprender esta relación desigual entre el miedo y la razón fue fundamental para proyectar el autogobierno estadounidense. Nuestros Padres Fundadores rechazaban la democracia directa debido a su preocupación de que el miedo se impusiera al pensamiento reflexivo. No obstante, confiaban en la capacidad de una "ciudadanía bien informada" para razonar juntos de tal forma que minimizaran el impacto destructivo de los miedos ilusorios, exagerados o excesivos. "Cuando un hombre reflexiona en serio sobre la precariedad de los asuntos humanos, se convence de que es infinitamente más sabio y seguro formar una constitución propia de manera fría y deliberada, siempre que se
  • 6. 6 halle en nuestras manos", escribió Thomas Paine en su legendario panfleto El sentido común, una advertencia específica a los Padres Fundadores de que no debían correr el riesgo de esperar a que algún miedo se apoderara de la imaginación pública, en cuyo caso sus procesos de razonamiento se verían obstaculizados. Las naciones triunfan o fracasan, y definen su carácter esencial según el método que utilicen para desafiar a lo desconocido y afrontar el miedo. Depende en gran parte de la calidad de su liderazgo. Si el líder explota los temores del pueblo para encaminarlo en direcciones insensatas, el propio miedo puede convertirse en una fuerza desencadenada que se autoperpetúa, que consume la voluntad de la nación y debilita el carácter nacional, además de desviar la atención de las auténticas amenazas y sembrar la confusión acerca de las verdaderas decisiones que toda nación ha de tomar de manera constante sobre su futuro. El liderazgo significa inspirarnos para superar nuestros temores. La demagogia significa explotar nuestros miedos con fines políticos. Existe una diferencia fundamental. El miedo y la angustia siempre han estado presentes en la vida, y siempre lo estarán. El miedo es ubicuo y universal en todas las sociedades humanas. Es un rasgo de la condición humana. Siempre ha sido enemigo de la razón. El filósofo y profesor de retórica romano Lactancio escribió: "Donde el miedo está presente, la sabiduría no puede existir". Siempre hemos definido el progreso mediante la superación de nuestros temores. Cristóbal Colón, Meriwether Lewis y William Clark, Susan B. Anthony y Neil Armstrong triunfaron cuando desafiaron a lo desconocido y superaron el miedo con valentía y un sentido de la proporción que les ayudó a superar los legítimos temores, sin permitir que les apartaran de su meta miedos ilusorios y distorsionados. Los Padres Fundadores de nuestro país afrontaron grandes temores. Si fracasaban en sus esfuerzos, serían ahorcados por traidores. La misma existencia de nuestro país constituía un peligro. No obstante, frente a aquellos peligros insistieron en reafirmar las libertades que se convirtieron en la Declaración de Derechos. ¿Corren hoy día más peligro los miembros del Congreso que sus predecesores, cuando el ejército inglés marchó hacia el Capitolio?
  • 7. 7 ¿Son los peligros que afrontamos ahora mucho mayores que aquellos que condujeron a Franklin Delano Roosevelt a recordarnos que lo único a lo que debemos temer es al miedo? ¿Está Estados Unidos más en peligro ahora que cuando nos enfrentamos al fascismo mundial, cuando nuestros padres lucharon y ganaron una guerra mundial en dos frentes al mismo tiempo? ¿Es el mundo hoy más peligroso que cuando nos enfrentamos a un enemigo ideológico, con miles de misiles apuntados hacia nosotros para aniquilar nuestro país en un abrir y cerrar de ojos? Hace cincuenta años, cuando la carrera de las armas nucleares con la Unión Soviética estaba elevando la tensión del mundo, y el maccarthismo amenazaba nuestras libertades en el país, el presidente Dwight Eisenhower dijo cuando ya era tarde: "Cualquiera que actúe como si la defensa de la libertad pueda encontrarse en la represión, la suspicacia y el miedo, transmite una doctrina ajena al espíritu de Estados Unidos". Edgard R. Murrow, cuyo valiente trabajo periodístico fue atacado por el senador Joseph McCarthy, declaró: "El miedo no nos empujará hacia una era de la sinrazón". Es un insulto para aquellos que nos precedieron y sacrificaron tanto por nosotros insinuar que debemos ser más timoratos que ellos. Pese a los peligros que afrontaron, protegieron nuestras libertades fielmente. A nosotros nos toca hacer lo mismo. No obstante, algo ha cambiado de manera palpable. ¿Por qué en los primeros años del siglo XXI somos mucho más vulnerables a la política del miedo? Siempre han existido líderes deseosos de espolear los temores públicos con el fin de presentarse como defensores de los timoratos. Los demagogos siempre han prometido seguridad a cambio de rendir la libertad. ¿Por qué da la impresión de que hoy estamos reaccionando de una manera diferente? El elemento nuevo más sorprendente de la conversación nacional estadounidense es la importancia e intensidad del miedo constante. Más aún, existe una confusión persistente e inusitada sobre los orígenes de dicho miedo. Parece que nos encontramos con dificultades inusuales a la hora de distinguir entre amenazas ilusorias y legítimas. Un indicio muy grave de la calidad actual de nuestro discurso político es que casi tres cuartas partes de la población estadounidense fue convencida con facilidad de que Sadam Husein era personalmente responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y
  • 8. 8 de que muchos estadounidenses todavía creen que la mayoría de los secuestradores aéreos del 11 de septiembre eran iraquíes. Además, otro indicio de cómo está funcionando nuestra democracia lo aporta el dato de que más del 40 por ciento se convenciera con tanta facilidad de que Irak contaba con armas nucleares, incluso después de descubrir que las pruebas más concluyentes presentadas, documentos clasificados que plasmaban un intento del régimen de Sadam Husein de adquirir uranio enriquecido a Níger, eran falsas. Está claro que la administración actual ha utilizado el miedo para manipular el proceso político, tema sobre el que volveré más avanzado el capítulo. Pero creo que la pregunta más importante es: ¿cómo ha podido nuestra nación volverse tan vulnerable a una utilización del miedo que manipula con tal eficacia nuestra política? Se supone que una prensa libre ha de actuar como el sistema inmunológico de nuestra democracia contra errores tan enormes de actuación y comprensión. Como dijo Thomas Jefferson en una ocasión: "Un error de opinión puede tolerarse cuando se deja vía libre a la razón para combatirlo".8 ¿Qué ha pasado? ¿Por qué nuestro sistema inmunológico ya no funciona como antes? Para empezar, se ha producido un cambio radical en la naturaleza de lo que el filósofo Jürgen Habermas ha descrito como "la estructura del foro público". Como he descrito en la introducción, la esfera pública ya no está tan abierta al libre y vigoroso intercambio de ideas entre individuos, como ocurría cuando Estados Unidos fue fundado. Cuando los errores de actuación y juicio ya no son atrapados y neutralizados por el sistema inmunológico de la nación, es el momento de examinar el problema y trabajar por la buena salud de nuestro discurso político. A este fin, hemos de empezar por prestar más atención a los nuevos descubrimientos sobre la forma en que el miedo afecta al proceso intelectual. De hecho, avances recientes en la ciencia de la neurología ofrecen nuevos e interesantes descubrimientos sobre la naturaleza del miedo. (En lo que se refiere a la política del miedo es una síntesis del primer capitulo del libro de Algore titulado: El Ataque contra la razón) ¿Cuáles son los grupos de poder en El Salvador y Cómo se vinculan al poder del imperialismo? ¿Quiénes y con que objetivos promueven la política del
  • 9. 9 miedo en El Salvador en los procesos electorales? ¿Qué debemos de hacer para derrotar la política del miedo que se impulsa en la actualidad por todos los medios de comunicación y voceros del sistema? En los últimos 35 años los sectores del poder económico en El Salvador se han transformado: de terratenientes agro-eportadores en potentados financieros. La riqueza en El Salvador se ha reconcentrado en pocas manos, hecho sin precedentes en la historia de este país y de la región Centroamericana. De 14 familias oligarcas en el siglo pasado, ahora el capital está distribuido en ocho poderosos grupos empresariales. Antes de que se iniciara la guerra civil en 1980 la economía salvadoreña giraba alrededor de tres productos agrícolas: el café, -- que predominaba --, el azúcar de caña y el algodón. Estos definían la vida en este pequeño país que entonces tenía una población que no superaba los tres millones de habitantes. En la actualidad la agricultura está prácticamente perdida, los Bancos y los grandes centros comerciales se levantan donde antes florecían los cafetales. La población de El Salvador es ahora es cercana a los 6, 000,000 millones de habitantes, más los expulsados por la pobreza que migraron que son cerca de 3,000,000 millones residentes en Estados Unidos y demás países del mundo y desde allá envían cantidades de inmensas de dinero con lo cual impusieron el dólar para sustituir la moneda nacional, el colón. De hecho, las remesas se han convertido en la fuente más importante - - y en permanente crecimiento – de ingresos en divisas internacionales. EL GRUPO DE LOS OCHO.1 Alfonso Goitia, destacado economista y académico Boliviano residente en El Salvador, ha realizado una investigación, en conjunto con otros profesionales de su gremio, acerca de la transformación que han sufrido los grupos de poder en El Salvador y que en un sentido simplificado podrá decirse que de 14 familias oligárquicas que predominaron durante el siglo pasado, en la actualidad se han convertido en ocho grupos empresariales, muchos de ellos herederos de los clanes cafetaleros. 1 Este artículo fue tomado textualmente de: EL SALVADOR: NUEVOS GRUPOS DE PODER escrito por Juan Dalton en el que cita la investigación realizada por el investigador Alfonso Goitia.
  • 10. 10 Hemos hecho una investigación relacionada a los grupos de poder en El Salvador. Tratamos de descifrar como las políticas económicas establecidas a lo largo de los últimos 16 años que coinciden con el Gobierno de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) en los que se ha impulsado el llamado Consenso de Washington o neoliberalismo, mismo que ha propiciado un proceso de reconcentración del capital, lo que genera una dinámica de desigualdad, pobreza y exclusión social, apunta Goitia. Explica que durante la guerra civil las familias oligárquicas habían perdido peso, no sólo por la contienda bélica, sino por reformas tales como: la agraria, la estatización de la Banca y el Comercio Exterior. Goitia dice que la investigación se ubica en la actualidad a las principales empresas salvadoreñas alrededor de las estructuras financieras. A partir de 1989, con la llegada de Alfredo Cristiani al poder se iniciaron las negociaciones de paz con la guerrilla, las que culminaron con la firma de los acuerdos de paz de Chapultepec México en 1992. En este periodo se reprivatizó la Banca y el comercio exterior, y comenzó un proceso, que aún no culmina, de privatizaciones de los servicios del Estado, así como una intensa apertura comercial. INTERESES DE FAMILIA. En la actualidad, la economía de El Salvador está dominada por ocho grupos empresariales: Cuscatlan, Banco Agrícola, Banco Salvadoreño (HSBC), Banco de Comercio (Scotiabank), Agrisal, Grupo Poma, Grupo de Sola y Grupo HILL. Cada uno está relacionado con inversiones financieras, comerciales, agroindustriales, y de la construcción. Por ejemplo, el grupo Cuscatlán, que tiene al ex presidente Cristiani como uno de sus principales accionistas, domina el sistema financiero local, junto con el Grupo Banco Agrícola y el y el Grupo Simán (dueños del Banco Salvadoreño). Para que se tenga una idea clara de su poder, en la investigación se ha detectado que los activos de los cinco primeros grupos empresariales son superiores al Producto interno Bruto (PIB) local, asegura Goitia. El actual grupo Cuscatlán, es denominado por tres familias: Cristiani, Llach y Hill. El Banco Agrícola, por las familias Dueñas, Kriete, Palomo Deneke y Araujo Eserski. El grupo Simán, por el conjunto de familias de origen Árabe,
  • 11. 11 como Simán, Sablah y Salume. Todas estos apellidos coinciden con las familias de lo que fue la oligarquía cafetalera. Como estrategias empresariales estos grupos financieros han hecho alianzas con capitales extranjeros también poderosos: por ejemplo, el grupo taca, de aviación, donde domina la familia Kriete, ha hecho alianzas empresariales con el grupo Carso, del magnate Mexicano Carlos Slin. El grupo poma, que domina en los grandes centros comerciales, también ha hecho alianzas con Slin, Cuenta Goitia. Revela también que los BANCOS Cuscatlán, Agrícola y salvadoreño, ya no son salvadoreños, sino que tienen establecidos sus Holdings en Panamá, además, de haberse regionalizado en Centro América, y hacen esfuerzos por llegar al Caribe. Se tratan de experiencias o fenómenos sin precedentes en El SALAVADOR Y Centro América, y quizás en Latinoamérica, acota Goitia. Es una estrategia empresarial para dominar localmente a través de Bancos extranjeros, a los que los amparan ahora leyes internacionales que entrarían con mayor fuerza después de entrar en vigor el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Centro América (CAFTA, por sus siglas en inglés). Es decir, los Estados prácticamente entrarían en indefensión frente a estas transnacionales, advierte el investigador. DEMOCRACIA AFECTADA El hecho de que cinco grupos empresariales tengan activos comparados al Producto Interno Bruto (PIB) local, significa que pueden tener el control del diseño de las políticas económicas de este país y de la política del Estado. Además, pueden influir de tal forma para evitar cualquier posibilidad de acceso al poder por partidos que no les beneficien, así como la capacidad para desestabilizar la economía nacional. Advierte Goitia. La diferencia entre esta realidad de El Salvador con el resto de Latinoamérica o de Europa, o del mismo Estados Unidos, reside en que en estos Países los grupos económicos están interesados en preservar sus intereses a largo plazo y para ello apoyan los procesos democráticos internos, señala. En El Salvador – agrega – los grandes grupos empresariales controlan al partido de gobierno, incluso en el seno de su institucionalidad. Sus altos representantes han estado en la cúpula partidaria.
  • 12. 12 Toda esta situación ha provocado falta de desarrollo económico y social, en contraste al crecimiento de estos grupos de poder. Sí esto continúa, lo que l e espera a El Salvador es una dinámica de mayor polarización y de confrontación. La gente emigra con mayor intensidad a razón de 700 salvadoreños y salvadoreñas que buscan diariamente llegar hacia Estados Unidos. Es decir, si no cambiamos la orientación de las políticas económicas, estaremos potenciando y construyendo un marco de grave conflicto. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Jean Ziegler. Los nuevos amos del mundo. Ediciones Destino, SA. 2. Algor. El ataque contra la razón. 3. Juan José Dalton .articulo sobre los grupos de poder en El Salvador.