INFORME
Psicología comunitaria
Por
JORGE AMERICO PALACIOS P.
TUTOR
Luis Fernando lopera
Univercidad
CORPORACIÓN UNIFICADA ...
CORPORACIÓN UNIFICADA NACIONAL
De Educación Superior
Psicología comunitaria
La Psicología Comunitaria es un campo de especialización de la psicología en el
que se privilegia u...
Empoderamiento: Este concepto proveniente del vocablo inglés
'empowerment' y es muy discutido su uso al ser un anglicismo ...
introducido el año 1974 por Seymour B. Sara son, un destacado psicólogo
educativo profesor emérito de la Universidad de Ya...
sumaron al compromiso militante de los 70'. Esta confluencia dio como resultado
la IAP (investigación acción participación...
Proyectos de Fortalecimiento Cultural (recuperación de Capital Social y Cultural,
trabajo sobre procesos de des-colonizaci...
Coordinación: Sin coordinación no hay intervención comunitaria. Cada
actor social decide su nivel y posibilidades de impli...
La psicología («pico», del griego ψυχή, alma o actividad mental, y «logia», -λογία,
tratado, estudio) es la ciencia que es...
Métodos de investigación en psicología
En cuanto a la metodología utilizada, la psicología ha discurrido tradicionalmente
...
psicología con compromiso social y combatir el tradicional colonialismo científico
para dialogar de manera crítica con los...
desarrollado modelos para explicar cómo un organismo dirige este proceso
de focalización consciente de varios objetos en f...
llamados conceptos centrales de la disciplina: la generación de cambio en los
sistemas individuales y colectivos. Ésta def...
Psicología evolutiva o del desarro
Psicología evolutiva
Tiene como finalidad el estudio psicológico de las diferentes etap...
Psicopatología o psicología de la anormalidad
La Psicopatología como ciencia estudia la descripción fenomenológica de los
...
Psicología aplicada
La psicología aplicada o profesional agrupa a las distintas vertientes de la
psicología que tienen apl...
Los psicólogos infantiles intentan explicar las semejanzas y las diferencias entre
los niños, así como su comportamiento y...
Psicología Forense
Psicología Forense
Comprende un amplio rango de prácticas que involucran principalmente
evaluaciones de...
El estudio de la psicología está especialmente difundido en Europa y
Norteamérica; en América Latina está en amplio crecim...
Área complementaria
antropología
epistemología
filosofía
lingüística
lógica
sociología
teoría de las ciencias humanas
A es...
eminentemente en los aspectos físicos del comportamiento (como las
respuestas fisiológicas, métabólica, etc.).
La Psicolog...
dado que se ocupa de la naturaleza a partir del "principio del comportamiento".
Así, la química estudia el comportamiento ...
conducta como "acto en contexto". O sea que ocurre en el marco de una
determinada circunstancia cuyo análisis no se puede ...
perfeccionamiento y manejo de técnicas de establecimiento, mantenimiento o
eliminación de conductas".
Ello supone que el c...
dentro de la categoría de "ingeniería conductual" debido al entroncamiento entre
las tecnologías de control por el estímul...
repertorios "cognitivos"- incluyen los procedimientos empleados por las más
simples.
Desde hace tiempo la División de Psic...
d) Exposiciones poco elaboradas, o bien sesgadas sólo en un sentido
determinado, de algunos de los propios divulgadores co...
Análisis experimental del comportamiento
El análisis experimental del comportamiento es un sistema conceptual y
metodológi...
hace en el AEC sobre las condiciones ambientales (que se piensa incorrectamente
que son exclusivamente externas al organis...
La organización del campo psicológico
En esencia, un evento psicológico es un campo de factores que participan por
igual y...
interconductista, aunque recuperando las ideas de grandes pensadores
europeos como Merleau-Ponty. La obra más conocida de ...
propiedades de eventos, no ya según su ocurrencia sino según su función. Por
ejemplo, que el estímulo condicional sea seña...
lugar una interacción situacional, ya sea de sí mismo o de otro individuo. De esta
manera, se estructura una interacción s...
del contacto específico con los fenómenos que comprenden cada uno (teoría de
marco referencial).
Entre los autores de leng...
condicionamiento clásico, pero también, el estímulo emocional puede servir como
reforzador.
Los estímulos que implican la ...
multinivel abierta y en desarrollo, de la cual se derivan conocimientos, que deben
ser articulados e integrados mediante l...
y que la revisión fue una ayuda muy influyente para producir un crecimiento de la
psicología cognitiva.
A pesar de la falt...
Ingeniería del comportamiento
La ingeniería del comportamiento se puede definir sumariamente como la
aplicación práctica d...
La Terapia Conductista
Habiendo esta corriente tomado inspiración de Hull y Pavlov, sus contribuciones
conforman la repres...
La renovación de este enfoque viene con el contextualismo que supone
fundamental el papel del lenguaje en la estructuració...
papel de la recompensa a las respuestas de imitación del modelo observado
parece ser el factor crucial.
Rotter afirma que ...
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Psicología comunitaria
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Psicología comunitaria

15.580 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
15.580
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
131
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Psicología comunitaria

  1. 1. INFORME Psicología comunitaria Por JORGE AMERICO PALACIOS P. TUTOR Luis Fernando lopera Univercidad CORPORACIÓN UNIFICADA NACIONAL DE EDUCACIÓN SUPERIOR APARTADÓ ANTIOQUIA Marzo 23 DE 2010
  2. 2. CORPORACIÓN UNIFICADA NACIONAL De Educación Superior
  3. 3. Psicología comunitaria La Psicología Comunitaria es un campo de especialización de la psicología en el que se privilegia una óptica analítica que considera los fenómenos de grupos, colectivos o comunidades a partir de factores sociales y ambientales, a fin de realizar acciones orientadas al mejoramiento de las condiciones de vida de los sujetos. La metodología que utiliza privilegia un enfoque territorial, participativo para quienes están involucrados en sus procesos de intervención, intentando generar cambios de largo plazo en los sistemas sociales en los que esos grupos están insertos. El uso de los términos psicología comunitaria (PC) y psicología social-comunitaria (PSC) suelen significar un mismo campo profesional, en particular el nombre psicología social-comunitaria tiene su origen en la necesidad de diferenciación disciplinar percibida por los grupos de profesionales psicólogos de centro y sud- América a finales de los años setenta, en lo que comúnmente ha sido denominado crisis de relevancia de la psicología social. Como bases fundamentales de esta propuesta es posible identificar el trabajo en terreno, aplicado sobre problemas concretos in situ (en el lugar de manifestación del fenómeno social), con un carácter participativo que permita la involucración de diversos actores a nivel territorial resguardando el protagonismo de los sectores más carenciados en la búsqueda de sus propias soluciones. Objeto de la disciplina Existen disensos sobre el objeto de la psicología comunitaria en tanto las diferentes realidades sociales hacen que la disciplina se desarrolle en modos igualmente diferentes. Así, resulta natural que no exista uniformidad ante la diversidad que caracteriza al comportamiento social de masas, grupos e individuos; empero, existen propuestas conceptuales que permiten realizar una aproximación disciplinar al objeto de la disciplina, como por ejemplo la de Mariza Montero, quien señala que la Psicología Comunitaria es: la rama de la psicología cuyo objeto es el estudio de los factores psicosociales que permitan desarrollar, fomentar y mantener el control y poder que los individuos pueden ejercer sobre su ambiente individual y social para solucionar problemas que los aquejan y lograr cambios en esos ambientes y en la estructura social. Esta definición permite entender que el campo de esta disciplina contempla la relación funcional entre individuo y su ambiente social, lo cual, puede dar lugar a distintas formas de comprensión. Entre las diferentes posiciones existentes alrededor del objeto perseguido por las corrientes contemporáneas tenemos a las siguientes:
  4. 4. Empoderamiento: Este concepto proveniente del vocablo inglés 'empowerment' y es muy discutido su uso al ser un anglicismo forzado por lo cual se emplean también términos como 'fortalecimiento' y dar/otorgar poder'. El empoderamiento se refiere a que las personas y/o grupos organizados cobren autonomía en la toma de decisiones y logren ejercer control sobre sus vidas basados en el libre acceso a la información, la participación inclusiva, la responsabilidad y el desarrollo de capacidades. Así, el empoderamiento viene a ser una esfera superior en los procesos de organización social. Ciudadanía: La noción de ciudadanía está fuertemente vinculada a la concepción de democracia, que permite concebir a las personas como sujetos de derechos y deberes en el marco de un consenso social representativo y políticamente válido. La ciudadanía implicaría el respeto de las personas en tanto poseen derechos asimismo la libertad de sus acciones para poder cumplir sus obligaciones sin coacción y con miras a promover su calidad de vida sin afectar los derechos de otras personas. Lucha contra la pobreza: Producto de las graves desigualdades de nuestras sociedades, la pobreza es un estado de precariedad económica y material con fuerte influencia en el desarrollo de capacidades individuales y colectivas. La lucha contra la pobreza viene a ser el conjunto sistemático de acciones emprendidas para superar este estado de precariedad y combatir sus efectos sobre personas y sociedades. Salud mental: Es el estado de equilibrio entre una persona y la sociedad, representada en niveles diversos como la familia, la comunidad, la escuela y el trabajo. Este equilibrio permite a la persona ser productiva en la vida (laboral o intelectualmente, etc.) y alcanzar un estado de bienestar y calidad de vida. Como se señaló líneas arriba, existen disensos sobre el fin último de la psicología comunitaria, lo que se expresa en los diversos que resultan los objetos de interés de la disciplina, pero lo que queda claro es que alrededor de cualquiera de ellos existen factores psicosociales que favorecen o dificultan su logro. He allí por el momento el tema central de la PC contemporánea. Historia de la Psicología Comunitaria La disciplina fue fundada en los Estados Unidos de América por psicólogos que buscaban superar las limitaciones de la psicología clínica tradicional en la promoción de la salud mental. Estos psicólogos tenían interés en ampliar la práctica psicológica a un mayor segmento de población asimismo en superar el paradigma de daño-y-cura para trabajar en base a un enfoque preventivo. Las ideas base de esta nueva visión de la psicología se evidencian en el constructo "Sentido de Comunidad o Pertenencia" (Cense of Comunista),
  5. 5. introducido el año 1974 por Seymour B. Sara son, un destacado psicólogo educativo profesor emérito de la Universidad de Yale. Por estos mismos años se produjo la propuesta del modelo educativo piramidal hecha por Edward Sedan y Julián Rapador, donde se proponía que psicólogos expertos en consejería trabajaran en forma conjunta con psicólogos de menor experiencia y 'promotores comunales' realizando un trabajo educativo comunitario que permitiera aliviar los problemas de las personas y prevenir sus dificultades. Además, se produciría un intercambio de saberes que a futuro permitiría a las personas solucionar por si solas sus dificultades, es decir serían autónomos para ejercer poder sobre su bienestar emocional. Este modelo fue un planteamiento osado y revolucionario para la época, siendo la piedra fundacional del enfoque de empoderamiento. En el año 1986, luego de 22 años de trabajo tras las senda de la propuesta de Seymour Sara son, se dio un salto mayor al publicarse la Teoría del Sentido de Comunidad y el Índice del Sentido de Comunidad (Teoría of Cense of Comunista and Cense of Comunista Índex). Esta teoría es bastante amplia y permite aplicar el modelo a comunidades de distinta índole, como las religiosas, políticas, grupos etéreos, e incluso a organizaciones, como por ejemplo los centros laborales y las escuelas. Sus autores son David Mamullan (la teoría) y David Chavas (índice). En la actualidad, la Psicología Comunitaria ha tendido un amplio desarrollo en América Latina, lo cual tiene sus raíces en las reflexiones académicas y prácticas de la década del ochenta. Entre sus principales representantes se encuentra Mariza Montero, Irma Serrano-García, Gerardo Marín e Ignacio Martín-Varó (S.J.), entre muchos otros. Sus principales referentes son la educación popular, la investigación acción participante de Orlando Falsa Borda, la teología de la liberación, la sociología militante, la tecnología social de Jacobo Varela, la sociología del desarrollo, el trabajo comunitario, y las influencias de la psicología social aplicada europea de finales de los setenta. Junto a ello, las críticas de diversos profesionales en torno al auge de una psicología de corte empericaste, técnica y alejada del estudio de los problemas de desarrollo y justicia social en América Latina (que durante al menos tres décadas habían marcado el desarrollo de las ciencias sociales en el continente), terminaron por sentar las bases para la apertura de un campo profesional de marcada orientación al terreno y al contacto directo in-situ con las situaciones de precariedad. Herramientas metodológicas La psicología comunitaria es una disciplina orientada a la solución de problemas y optimización de recursos. Debido a esto, los psicólogos comunitarios cuentan con una serie de métodos y técnicas eficientes tanto para generar conocimiento como para intervenir en la realidad social. Cabe señalar que muchas de estas herramientas son compartidas con múltiples disciplinas sociales pero que ya en el contexto contemporáneo vienen a ser un elemento compartido multidisciplinar.1 En la tradición metodológica Latinoamericana se ha destacado la original producción en torno a la Investigación-Acción; al elaborado desarrollo existente originada en los aportes de Kart Lewis, la integración de las propuestas de Argayéis y Echón se
  6. 6. sumaron al compromiso militante de los 70'. Esta confluencia dio como resultado la IAP (investigación acción participación) que fundó la originalidad de la PC Latinoamericana. A partir de los años 80' la crisis paradigmática cuestionadora de los modelos "modernos" introdujeron perspectivas críticas en temas de género y cultura, que se sumaron a la trayectoria de crítica socioeconómica que ya era un patrimonio de la PC. Los psicólogos comunitarios que -basados en las ideas de Green, Sotera, y B. Parece- introdujeron los modelos construccionistas sociales (como Esther Wiesenfeld, Fernández Christie, Saúl I. Funks) se articularon con los aportes epistemológicos provenientes de las Teorías de la Complejidad. Estas confluencias y articulaciones han dado a la PC latinoamericana una identidad propia que presenta particularidades diferenciadas en el Sur de América, en Centro y en el Caribe. Construcción de conocimiento En la psicología comunitaria cobra crucial importancia la construcción de conocimiento debido a que usualmente la información que permite tomar decisiones y alcanzar los objetivos de trabajo tienen significado únicamente para las poblaciones con las que se trabaja, por consiguiente, todo proceso de intervención requiere necesariamente que se construya conocimiento significativo para sí mismo. Encuesta Entrevista Historias de vida Grupos focales Talleres participativos. Contextos Colaborativos. Intervención La psicología, y en general otras disciplinas, buscan solucionar problemas u optimizar procesos a partir de una serie de procedimientos llevados a cabo sistemáticamente. Este proceso se puede comprender como 'intervención'. Aunque la noción de "intervención" ha sido asociada a formas de construcción relacionales asociadas al modelo experto/destinatario, el término expresa los modelos de estrategias más utilizados en los que la "intervención externa" produce cambios. Campos de "intervención" Proyectos sociales (Desarrollo Social Local, socioeconómico, cultural y psicosocial) Proyectos de Construcción de Ciudadanía. (Equidad, participación comunitaria, desarrollo de redes sociales y comunitarias) Proyectos de mejora de la Calidad de Vida (Salud, educación, Hábitat, relaciones interpersonales)
  7. 7. Proyectos de Fortalecimiento Cultural (recuperación de Capital Social y Cultural, trabajo sobre procesos de des-colonización y reconocimiento de las identidades socioculturales excluidas) Los instrumentos más habituales han sido: Investigación Acción Participativa (IAP) Animación Sociocultural Capacitación, fortalecimiento de saberes locales, sistematización de experiencias locales. Detección, reconocimiento, creación y movilización de Redes (sociales, comunitarias y familiares) El cómo de la intervención Un proceso de intervención comunitaria tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de la población y que la comunidad sea protagonista de dicho cambio. Parte y tiene que ver con las necesidades, aspiraciones, problemas o temas de interés para la comunidad. Se trata de procesos a mediano y largo plazo, de tipo global y centrado en una comunidad concreta, entendida ésta como el conjunto formado por los siguientes elementos y sus interrelaciones: territorio, población, recursos y demandas, dinámica de relaciones de poder (asimetrías). En todo proceso comunitario se deben tener en cuenta los siguientes aspectos: Conocimiento y comprensión de la realidad: A través de estudios cuantitativos y de la utilización de técnicas cualitativas (entrevistas, historia de vida, recorridos barriales, grupos focales, talleres, recopilación de relatos, categorizaciones, etc.) Perspectiva global: Lo que nos permite construir un pasaje del diagnóstico de salud al diagnóstico comunitario; transformar las prioridades centradas en el equipo en prioridades compartidas; abordar los programas sanitarios desde una perspectiva interdisciplinaria; superar el protagonismo del profesional de la salud habilitando el protagonismo de la población. Información: Sin información no hay participación. La información es pública y un derecho ciudadano. La información desde el ámbito de salud, educación, seguridad, etc. Todos los conocimientos deben ser compartidos para poder saber desde donde partimos y hacia dónde vamos. Se debe dar la misma información a todos los implicados, instituciones, técnicos y población, pero con lenguajes adaptados.
  8. 8. Coordinación: Sin coordinación no hay intervención comunitaria. Cada actor social decide su nivel y posibilidades de implicación; integrándose a lo que ya se viene haciendo desde otros ámbitos (públicos, privados, organizaciones no gubernamentales, etc.) evitando de esta manera superposiciones y por lo tanto, un debilitamiento tanto de las estrategias como de los recursos. Para garantizar la continuidad, la implicación es del recurso o institución no de las personas. La coordinación del personal técnico debe contar con el apoyo de la Institución a la que pertenece. Participación ciudadana, como proceso y como cesión de poder: El posicionarnos como ciudadanos, con derechos y deberes, es lo que permite la posibilidad de pasar de ser un «consumidor» de prestaciones a un ciudadano agente de su propio desarrollo, del ciudadano individual una población organizada. Esto implica un primer movimiento al interno de los equipos de salud. ¿Defendemos nuestros derechos como trabajadores? ¿Somos capaces de pasar de la queja a la acción? El proceso comunitario es complejo y difícil, aparecen obstáculos técnicos y metodológicos relacionados con una escasa formación en esta temática por parte de muchos trabajadores del ámbito de salud, y con el que se pretende poner en marcha acciones que van a contracorriente del modelo imperante. Las dificultades encontradas en cada una de las etapas se pueden ir solucionando a partir del trabajo y colaboración de todas las personas implicadas en el proceso y la convicción de estar desarrollando un trabajo serio y con rigor. De esta manera se entiende que aquello que es obstáculo o conflicto muchas veces es la oportunidad de repensar acciones y de nuevos posicionamientos que permiten avanzar hacia intervenciones más efectivas. Psicología Sí, letra griega comúnmente asociada con la psicología.
  9. 9. La psicología («pico», del griego ψυχή, alma o actividad mental, y «logia», -λογία, tratado, estudio) es la ciencia que estudia la conducta observable de los individuos y sus procesos mentales, incluyendo los procesos internos de los individuos y las influencias que se ejercen desde su entorno físico y social. Ortografía de la palabra La escritura 'sicología' es válida, aunque la forma recomendada es psicología. No se trata de un problema ortográfico, sino de esencia, pues Psico, de psyché, significa "alma" ("mente", "conciencia"), y por ello da nombre a la psicología como ciencia de estos fenómenos relacionados entre sí, siendo por tanto la ciencia que estudia no sólo el comportamiento humano, sino el funcionamiento de la mente y su desarrollo. Ámbito científico Como ciencia, registra las interacciones de la personalidad en sus tres dimensiones: cognitiva, afectiva y del comportamiento, a las que se pueden sumar las dimensiones moral, social y espiritual (creencias religiosas) de la experiencia humana. La disciplina abarca todos los aspectos de la conducta humana, aunque las distintas escuelas o teorías enfocan sus esfuerzos en distintos aspectos de ésta, en general negando o afirmando la existencia de ciertos fenómenos o principios (fenómenos objetivos observables, subjetivos o no observables, etcétera). Desde las funciones de la mente, hasta el desarrollo infantil; desde cómo los seres humanos y otros animales perciben, sienten o piensan, hasta cómo aprenden a adaptarse al medio que les rodea y resuelven problemas. La psicología moderna se ha dedicado a recoger hechos sobre la conducta y la experiencia, y a organizarlos sistemáticamente, elaborando «teorías» para su descripción, comprensión y explicación. Estas teorías se basan mayoritariamente en el método científico, y ayudan a conocer y explicar las condiciones y motivaciones que determinan el comportamiento de los seres humanos, permitiendo en algunas ocasiones la predicción de acciones futuras, ofreciendo la posibilidad de intervenir en ellas. La mayor parte de los estudios se realizan en seres humanos. No obstante, es habitual el estudio del comportamiento de animales, tanto como un tema de estudio en sí mismo (cognición animal, etología), como para establecer medios de comparación entre especies (psicología comparada), punto que a menudo resulta controvertido, por las limitaciones evidentes derivadas de la extrapolación de los datos obtenidos de una especie a otra. La tecnología computacional es otra de las metodologías utilizadas para elaborar modelos de conducta y realizar verificaciones y predicciones.
  10. 10. Métodos de investigación en psicología En cuanto a la metodología utilizada, la psicología ha discurrido tradicionalmente por dos opciones de investigación: 1. La psicología entendida como ciencia básica o experimental, enmarcada en el paradigma positivista, y que utiliza un método científico de tipo cuantitativo, a través de la contrastación de hipótesis, con variables cuantificables en contextos experimentales, y apelando además a otras áreas de estudio científico para ejemplificar mejor sus conceptos. Los métodos empleados dentro de esta perspectiva son los siguientes: investigación correlacional, investigación experimental, observación naturalista, estudio de casos, encuesta. El primer laboratorio de estudio de la psicología experimental fue fundado en el año 1879 por el psicólogo alemán Wilhelm Wundt. 2. El intento de comprender el fenómeno psicológico en su complejidad real ha intentado, desde una perspectiva más amplia pero menos rigurosa, la utilización de metodologías cualitativas de investigación que enriquecen la descripción e interpretación de procesos que, mediante la experimentación clásica cuantificable, resultan más difíciles de abarcar, sobre todo en ámbitos clínicos. Organizaciones científicas en psicología Los psicólogos suelen organizarse localmente en colegios profesionales y también en asociaciones científicas, que pueden ser de carácter local, nacional, continental y mundial. En el caso de los colegios profesionales, estos cumplen una función normativa, ya que en muchos países se exige al psicólogo poseer una autorización para ejercer su profesión, a lo cual se denomina indistintamente licencia, colegiatura o registro, entre otras formas. No existe un colegio profesional internacional; cuando un psicólogo necesita ejercer su actividad profesional en un país diferente a aquel en el que ha obtenido su titulación, debe revalidar su título y obtener una nueva licencia. La Unión Internacional de la Ciencia Psicológica (IUPSyS, por sus siglas en inglés) es la entidad que representa a la Psicología en el mundo, congregando a los comités nacionales que representan a las Asociaciones de Psicólogos de cada país. Una de las asociaciones de psicólogos más importantes es la Asociación de Psicólogos Americana (APA), fundadora del sistema estandarizado de clasificación de enfermedades mentales DSM, y que además ha publicado unas normas para la elaboración y publicación de trabajos científicos ampliamente difundidas y utilizadas en varios ámbitos de la ciencia. A nivel de latinoamérica, destaca la Sociedad Interamericana de Psicología o «SIP». En 2002 se funda la Unión Latinoamericana de Entidades de Psicología (ULAPSI) con el propósito de generar una comunidad científica y profesional de los psicólogos de esta región para generar alternativas conceptuales y prácticas que correspondan a las grandes necesidades y a la diversidad cultural de estos países; pretende una
  11. 11. psicología con compromiso social y combatir el tradicional colonialismo científico para dialogar de manera crítica con los conocidos psicólogos europeos, asiáticos y norteamericanos. Psicología básica La psicología básica es la parte de la psicología que tiene como función fundamental la recopilación y organización estructurada de conocimientos nuevos acerca de los fundamentos de actuación de los procesos psicológicos básicos como la percepción, la atención, la memoria, el lenguaje, el aprendizaje, el razonamiento y la resolución de problemas. Por otra parte, la psicología aplicada busca solucionar problemas prácticos por medio de la aplicación y la transformación a diferentes contextos de los conocimientos generados por la psicología básica. La psicología, por abordar al individuo humano, constituye un campo de estudio intermedio entre «lo biológico» y «lo social». Lo biológico se presenta como substrato del sistema psíquico. Progresivamente, y en la medida que la comprensión del funcionamiento del cerebro y la mente han avanzado, los aportes de la neurobiología se han ido incorporando a la investigación psicológica a través de la neuropsicología y las neurociencias cognitivas, Teoría de las Ciencias Humanas. Funciones psicológica Psicología cognitiva El cerebro, órgano de la mente y de la conducta. Imagen topográfica del cerebro mostrando áreas activadas durante la experiencia de dolor. Tradicionalmente, estas funciones han sido estudiadas por la Psicología cognitiva, y se han planteado para cada uno diferentes modelos que explican sus mecanismos a la base. Pero, al menos en su definición, se puede describir lo siguiente: Atención: comprendida como el mecanismo mediante el cual el ser humano hace conscientes ciertos contenidos de su mente por encima de otros, que se mantienen a un nivel de consciencia menor. El estudio de la atención ha
  12. 12. desarrollado modelos para explicar cómo un organismo dirige este proceso de focalización consciente de varios objetos en forma simultánea o secuencial. Una de las principales preguntas en el estudio de la atención es sobre la utilidad de este mecanismo (no es necesario para aprender la mayoría de las cosas que aprendemos) y su relación con el estudio de la conciencia. Percepción: entendida como el modo en que el cuerpo y la mente cooperan para establecer la conciencia de un mundo externo. Algunas de las preguntas en el estudio de la percepción son: ¿cuál es la estructura mental que determina la naturaleza de nuestra experiencia?, ¿cómo se logran determinar las relaciones entre los elementos percibidos?, ¿cómo discriminamos entre los distintos elementos para nombrarlos o clasificarlos?, ¿cómo se desarrolla durante el ciclo vital esta capacidad?, etc. Memoria: proceso mediante el que un individuo retiene y almacena información, para que luego pueda ser utilizada. Permite independizar al organismo del entorno inmediato (es decir, de la información existente en el momento) y relacionar distintos contenidos. El estudio de la memoria ha intentado comprender la forma en que se codifica la información, en que se almacena, y la manera en que se recupera para ser usada. Pensamiento: puede ser definido como el conjunto de procesos cognitivos que permiten al organismo elaborar la información percibida o almacenada en la memoria. Este ámbito ha implicado clásicamente el estudio del razonamiento y la resolución de problemas. Lenguaje: se puede definir como un sistema representativo de signos y reglas para su combinación, que constituye una forma simbólica de comunicación específica entre los seres humanos. En relación a este tema, la investigación ha girado en torno a preguntas como: qué tipo de reglas se establecen para el manejo del lenguaje, cómo se desarrolla el lenguaje en el transcurso del ciclo vital, qué diferencias hay entre el lenguaje humano y la comunicación en otras especies, qué relación existe entre lenguaje y pensamiento. Aprendizaje: El aprendizaje ha sido definido por la psicología como un cambio en el comportamiento, no atribuible al efecto de sustancias o estados temporales internos o contextuales. La capacidad de "aprender" permite al organismo ampliar su repertorio de respuestas básicas, siendo el sistema nervioso humano particularmente dotado de una plasticidad notable para generar cambios y aprender nuevos comportamientos. El aprendizaje es un meta proceso psicológico en el que se ven implicados el lenguaje, el pensamiento, la memoria, la atención, etc. Es para la psicología una de las principales áreas de estudio y aplicación, al responder a uno de los
  13. 13. llamados conceptos centrales de la disciplina: la generación de cambio en los sistemas individuales y colectivos. Ésta define procesos de aprendizaje conductual y procesos de aprendizaje cognitivo, según impliquen un cambio en la conducta o un cambio en el pensamiento. Psicología del aprendizaje La psicología del aprendizaje se ocupa del estudio de los procesos que producen cambios relativamente permanentes en el comportamiento del individuo (aprendizaje). Es una de las áreas más desarrolladas y su estudio ha permitido elucidar algunos de los procesos fundamentales involucrados en el aprendizaje como proceso completo: Aprendizaje social. Aprendizaje vicario. Condicionamiento clásico. Condicionamiento operante. Habituación. Sensibilización. Básicamente existen dos teorías que explican el aprendizaje tanto humano como animal: el Conductismo y el Constructivismo (ver constructivismo (psicología)), también conocido como Cognoscitivismo. Se diferencian en las suposiciones iniciales que consideran como ciertas y que utilizan como base de sus teorías. En el Conductismo se consideran dos principios: El Principio de equipotencia, que afirma que los procesos de aprendizaje animal y humanos son los mismos. El Principio de fidelidad, según el cual los registros sensoriales son copia fiel de la realidad. Un principio de origen empírico. Los constructivistas en cambio niegan ambos principios e incluyen los factores cognitivos, socio-culturales y emocionales como determinantes de las conductas. Entre ellos se destacan los piagetianos (seguidores de las enseñanzas del suizo Jean William Fritz Piaget), quienes hablan del Principio de asimilación- acomodación como determinante del aprendizaje. Según el cual cada individuo asimila un nuevo conocimiento según su estructura cognitiva acomodándolo a los conocimientos previos, eso explicaría por qué distintas personas aprenden diferentes cosas a partir de los mismos estímulos. La Psicología del aprendizaje cobra una gran importancia en la educación. Docentes y pedagogos deben considerar aspectos tan importantes como la motivación, los intereses, las expectativas y necesidades de los estudiantes.
  14. 14. Psicología evolutiva o del desarro Psicología evolutiva Tiene como finalidad el estudio psicológico de las diferentes etapas de crecimiento y desarrollo del ser humano, como lo manifestó Arnold Gesell. Busca comprender la manera en que las personas perciben, entienden y actúan en el mundo y cómo todo eso va cambiando de acuerdo a la edad (ya sea por maduración o por aprendizaje). A esta materia también se le conoce con el nombre de «psicología del ciclo vital», ya que estudia los cambios psicológicos a lo largo de toda la vida de las personas. Ese sería, por tanto, el objeto de estudio de la psicología del desarrollo. La psicología del desarrollo está interesada en explicar los cambios que tienen lugar en las personas con el paso del tiempo, es decir, con la edad. Dentro de esta área el foco de atención puede centrarse en el desarrollo físico, intelectual o cognitivo, emocional, sexual, social, moral. Siguiendo a Erik Erikson, esos cambios que se dan en las personas a lo largo de la vida pueden ser explicados a través de unos factores que se encuentran enfrentados por parejas: la continuidad versus discontinuidad, la herencia versus el ambiente, y la normatividad versus la ideografía. También el contexto en el que se desarrollan los sujetos nos permiten comprender mejor su evolución, así es necesario destacar el contexto histórico, el socio-económico, el cultural e incluso el étnico, por citar los más importantes. Finalmente, vale la pena resaltar que el desarrollo debe ser entendido como un proceso continuo, global y dotado de una gran flexibilidad. A lo largo del último siglo han sido varias las corrientes y los modelos teóricos que han aportado sus descubrimientos e investigaciones para explicar el fenómeno del cambio. En general cada uno de estos modelos tiene sus propias explicaciones, a veces contradictorias a las que se presentan desde otras teorías. Esa diversidad de paradigmas explicativos enriquece la comprensión del fenómeno del desarrollo. Como más significativos entre estos modelos es necesario citar el psicoanálisis, la psicología genética de Jean Piaget, el modelo sociocultural de Lev Vygotski, las teorías del aprendizaje, el modelo del procesamiento de la información, y más recientemente, el modelo ecológico y el etológico. Los investigadores que estudian niños utilizan una serie de métodos únicos de indagación para comprometerlos en tareas experimentales prediseñadas. Estas tareas a menudo semejan juegos y actividades que resulten entretenidas para los niños, y al mismo tiempo útiles desde un punto de vista científico. Además del estudio del comportamiento de niños, los psicólogos del desarrollo también estudian a individuos en otras etapas vitales, y principalmente, los momentos en que se producen las transiciones entre una etapa y otra (por ejemplo, la pubertad, o la adolescencia tardía).
  15. 15. Psicopatología o psicología de la anormalidad La Psicopatología como ciencia estudia la descripción fenomenológica de los eventos que se presentan en la enfermedad mental, el desarrollo y las consecuencias de estos comportamientos y condiciones psíquicas, tanto desde una visión fenomenológica-clasificatoria, como circunscrita a una teoría o corriente particular. Psicología del arte Psicología del arte Es el campo de la psicología que estudia los fenómenos de la creación y de la percepción artística desde un punto de vista psicológico. Aportes como los de Gustav Theodor Fechner, Sigmund Freud, la escuela de la Gestalt (dentro de la que destaca el desarrollo de Rudolph Arnheim), Lev Vygotski y Howard Gardner han sido cruciales en el desarrollo de esta disciplina. Psicología de la personalidad Personalidad Durante todo el siglo XX los psicólogos se preocuparon por extender las concepciones ya existentes, especialmente en medicina, sobre los tipos de contextura física y sus relaciones con disposiciones comportamentales. A partir de este conocimiento se diseñaron varios modelos de factores de la personalidad y pruebas para determinar el conjunto de rasgos que caracterizaban a una persona. Hoy en día, la personalidad se entiende como un conjunto organizado de rasgos, es decir comportamientos relativamente permanentes y estables en el tiempo, que caracterizan a un individuo. El estudio de la personalidad sigue siendo vigente y se configura alrededor de tres modelos vigentes: el clínico, el correlacional y el experimental. El modelo clínico da prioridad al estudio a profundidad de los individuos. El modelo correlacional busca explorar diferencias individuales mediante estudios de tipo encuesta en grandes muestras de población. El modelo experimental busca establecer relaciones causa-efecto a partir de la manipulación de variables. Si bien existen diferentes posiciones respecto al nivel de cientificidad de cada modelo, en la actualidad cada uno de ellos agrupa un conjunto de teorías de gran utilidad para el trabajo aplicado del psicólogo. Uno de los modelos predominantes es el llamado modelo de cinco factores de la personalidad: neuroticismo, extraversión, agradabilidad, apertura y conciencia.
  16. 16. Psicología aplicada La psicología aplicada o profesional agrupa a las distintas vertientes de la psicología que tienen aplicación directa en la solución de problemas y optimización de procesos humanos con fines profesionales (de allí deriva su denominación como psicología profesional). Muchos de los conocimientos de la psicología aplicada provienen de la psicología básica, sin embargo cabe señalar que la aplicación profesional genera constantemente nuevo conocimiento de orden conceptual y/o procedimental que muchas veces alcanza independencia del conocimiento básico que le dio origen. Las vertientes más conocidas en el rubro de la psicología aplicada son la clínica, la educativa, la organizacional y la comunitaria (muchas veces denominada social o social-comunitaria); pero también existen otras ramas de creciente desarrollo. Psicología clínica Psicología Clínica Se ocupa de la investigación de las funciones mentales de las personas que padecen sufrimiento, no sólo derivado por un trastorno mental sino también trastornos de orientación del desarrollo de las potencialidades humanas y dando importancia al conocimiento de los principios fundamentales, que tienen valor para el ser humano y cuyo objetivo es estudiar la conducta humana que debe representar una contribución valiosa en el hombre en su vida cotidiana. Psicología educativa Psicología educacional Mediante el estudio de la psicología educativa se averiguan los resortes que impulsan el desarrollo y la conducta humana, así se logra conocer los factores que han intervenido en el desenvolvimiento de las potencialidades. Psicología infantil o infanto-juvenil Es el estudio del comportamiento de los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia, que incluye sus características físicas, cognitivas, motoras, lingüísticas, perceptivas, sociales y emocionales.
  17. 17. Los psicólogos infantiles intentan explicar las semejanzas y las diferencias entre los niños, así como su comportamiento y desarrollo. También desarrollan métodos para tratar problemas sociales, emocionales y de aprendizaje, aplicando terapias en consultas privadas y en escuelas, hospitales y otras instituciones. Las dos cuestiones críticas para los psicólogos infantiles son: primero, determinar cómo las variables ambientales (el comportamiento de los padres, por ejemplo) y las características biológicas (como las predisposiciones genéticas) interactúan e influyen en el comportamiento; y segundo, entender cómo los distintos cambios en el comportamiento se interrelacionan. Psicología Laboral (trabajo y organizaciones) Psicología del trabajo y de las organizaciones La psicología Laboral, también conocida como psicología del trabajo y de las organizaciones u organizacional, tiene por objeto el estudio y la optimización del comportamiento del ser humano en las organizaciones, fundamentalmente profesionales. La parte aplicada de la Psicología del trabajo y de las organizaciones es conocida como Psicología Industrial y es, junto a la Psicología Clínica y la Psicología de la Educación, una de los tres grandes ámbitos de aplicación de esta ciencia en el comportamiento del hombre y mujer. Psicología comunitaria Psicología comunitaria Trabajan con los pobladores de una comunidad urbana o rural para el estudio de sus recursos humanos y materiales, facilitando que satisfagan necesidades vitales como salud, educación, vivienda, salubridad, alimentación, trabajo, deporte, recreación y otros. Psicología de la emergencia Psicología de la Emergencia Últimos acontecimientos han generado la necesidad de aplicar los estudios e investigaciones propios de la psicología al ámbito de las emergencias, los desastres y las catástrofes. En este sentido son muchos los autores que señalan ya a la Psicología de Emergencias como una nueva especialidad dentro del quehacer del profesional del psicólogo, aunque muchos otros la enmarcan dentro del ámbito de la salud o social. Indiscutiblemente se hace cada vez más necesaria la investigación, el desarrollo y aplicación de estos elementos a este tipo de eventos, cada vez más frecuentes en nuestros alrededores3
  18. 18. Psicología Forense Psicología Forense Comprende un amplio rango de prácticas que involucran principalmente evaluaciones de capacidad de los acusados, informes a jueces, abogados y testimonio en juzgados sobre temas determinados. Formación del psicólogo El término psicólogo tiene dos acepciones generales, por un lado es una persona que tiene un título profesional en Psicología y que ejerce la práctica de la misma, para esto debe poseer el grado académico de Licenciado en Psicología y haberse colegiado en el Colegio de Psicólogos de la jurisdicción donde ejerce. Cabe agregar en todo caso que no en todos los países la colegiatura es obligatoria, sino voluntaria. Esto viene determinado por las leyes particulares de cada país. Asimismo, en otros países como en Chile algunas escuelas de psicología ofrecen al estudiante la opción de recibir sólo el "título profesional" de psicólogo acreditado por una práctica profesional, y no necesariamente el "grado académico" de licenciado en psicología, que implica para su acreditación la elaboración de una tesis de grado. En otro sentido, se entiende como psicólogo a toda persona que estudia el comportamiento humano en sus diferentes ámbitos desde un enfoque científico. De ahí que personajes tan importantes como Sigmund Freud, Carl Jung, Carl Rogers, Alfred Adler, Jean Piaget, Wilhem Wundt o Eric Berne, que provienen de áreas tan dispares como la medicina, la biología y la física, sean considerados como los padres de la psicología y que se les reconozca, dentro del gremio, su estatus como psicólogos. En casi todos los países del mundo existen facultades o escuelas de Psicología en las principales universidades tanto públicas como privadas. En las universidades que no poseen una facultad de psicología, esta carrera suele estar adscrita a las facultades de ciencias sociales, humanidades y ciencias humanas, dependiendo del país, de la institución y de la orientación de la formación.
  19. 19. El estudio de la psicología está especialmente difundido en Europa y Norteamérica; en América Latina está en amplio crecimiento, encontrándose especialmente desarrollada en Sudamérica, donde países como Argentina, Chile y Brasil son reconocidos en todo el mundo por sus aportes a la teoría, especialmente en el área del Psicoanálisis. Otra área de estudio desarrollada en América Latina es la psicología social y su aplicación comunitaria, donde países como El Salvador, Puerto Rico, Venezuela y México han dado varios de los teóricos más importantes en este campo. Aunque cada programa de instrucción en psicología varía según la institución que lo imparte, en líneas generales los psicólogos deben tener formación en: Área sustantivo-psicológica Historia de la psicología Teorías psicológicas (psicoanálisis, conductismo, psicología progresiva, psicología humanista, cognitivismo, psicología de la Gestalt, etc.) Procesos psicológicos básicos: aprendizaje, memoria, inteligencia, percepción, emoción, motivación, pensamiento, razonamiento, lenguaje, etc. Bases biológicas del comportamiento: biología y fisiología generales; neuroanatomía y neurofisiología;neuropsicología; psicofarmacología. Psicología evolutiva y del desarrollo humano Psicopatología o psicología de la anormalidad. Elementos de psiquiatría, evaluación y diagnóstico psicológico Deontología (ética) psicológica. Área metodológica y de investigación Diseño y manejo de técnicas de exploración proyectivas y psicométricas Metodología de investigación: estadística aplicada a la psicología; métodos cuantitativos de investigación; métodos cualitativos de investigación; modelos matemáticos de los procesos psicológicos. Psicología experimental Área aplicada Análisis laboral y organizacional (psicología del trabajo o industrial) Orientación psicológica Psicología clínica Psicología comunitaria Psicología educacional Psicología forense Psicología médica o de la salud Psicología social
  20. 20. Área complementaria antropología epistemología filosofía lingüística lógica sociología teoría de las ciencias humanas A estos aspectos se les suma la formación en ciencias básicas y en ciencias aplicadas, de acuerdo con la estructuración y los objetivos de cada centro de estudios profesionales que imparte la carrera. La psicología tiene un terreno amplio de aplicaciones, tantos como hechos humanos hay, y los psicólogos frecuentemente optan por la especialización en un área de su preferencia (más del 60 por ciento de ellos se dedican a la clínica), o a aquella que represente mayores retribuciones laborales o un mayor campo de trabajo (industrial-organizacional), aunque actualmente la tendencia va más hacia la integración interdisciplinaria de los diferentes campos y con carreras afines, en pos de una comprensión de la complejidad del individuo, de su existencia y de su vida psíquica que permita estudiar, investigar, teorizar e intervenir de una forma más adecuada, más efectiva y más real en los problemas que aquejan a la humanidad en su eterno devenir por la experiencia del sí mismo y de los otros. La diferencia entre Psicología y Psiquiatría Psicología y Psiquiatría suelen ser homologadas, confundidas, o solapadas debido a que una de las ramas de la Psicología, la Psicología Clínica, aborda el fenómeno de la salud mental al igual que la Psiquiatría. Este error se debe al desconocimiento de ciertos aspectos de ambas ciencias, entre los que se cuentan: Que el campo de estudio de la Psicología son los procesos psicológicos y el comportamiento humano de manera independiente al contexto en el que este es observado, por ello, su amplitud excede a lo referido meramente a la salud mental. La Psiquiatría, en cambio, es la rama de la medicina que se ocupa de la prevención de daños a la salud mental, al impulso de actividades y estilos de vida saludables y a la recuperación o curación de los trastornos mentales. La Psicología, aunque en algunos casos aborda los aspectos tangibles de la conducta del hombre, como ciencia aplicada es eminentemente una ciencia social, en cuanto se basa en la inferencia de procesos psicológicos desde la observación del comportamiento humano. La Psiquiatría en cambio es una ciencia natural, ya que a pesar de que incorpora en su corpus de conocimiento teorías psiquistas (justamente desde la Psicología en la mayoría de los casos), como ciencia aplicada se fundamenta
  21. 21. eminentemente en los aspectos físicos del comportamiento (como las respuestas fisiológicas, métabólica, etc.). La Psicología Clínica, como paradigma, no aborda la salud mental desde la misma perspectiva que la Psiquiatría. La mayor parte de la psicología actual no está enmarcada en el paradigma de la salud-enfermedad desde el enfoque médico más tradicional. Incluso para la psicología clínica los trastornos mentales no son "enfermedades mentales" en el sentido tradicional. Las llamadas "enfermedades" se conciben, en todo caso, desde un enfoque más extenso, con modelos teóricos que incluyen el ambiente, la conducta, lo psicosocial y todos los contextos no "patológicos" del individuo, tal y como lo están haciendo ya otras ramas de la medicina. El título profesional de Psicólogo no es homologable con el de Psiquiatra, puesto que este último es un postgrado de la Medicina. En términos legales y éticos, esto tiene como consecuencia, que los psicólogos clínicos no sean considerados como capacitados para la prescripción de fármacos de modo auxiliar al tratamiento psicológico estricto. Sin perjuicio de lo anterior, estas diferencias no implican la imposibilidad de colaboración interdisciplinaria entre profesionales de ambas ramas. El Psiquiatra será quien hará el seguimiento psicofarmacológico del paciente, mientras el Psicólogo (de la especialidad correspondiente) se encargará de asistir al paciente a través de la psicoterapia según sus conocimientos y la conveniencia para restaurar el bienestar del paciente. Conductismo Este concepto surge a partir del trabajo del Psicólogo John Broadus Watson (1924/1961), quien propone que el conductismo o psicología objetiva es una ciencia natural abocada al campo de las diversas adaptaciones humanas. Desde el punto de vista del fundador del análisis experimental del comportamiento, B. F. Skinner (1974/1977, p. 13), conductismo viene a ser la filosofía de la ciencia de la conducta, ocupada de esclarecer problemas tales como: ¿Es posible tal ciencia? ¿Puede explicar cualquier aspecto del comportamiento humano? ¿Qué métodos puede emplear? ¿Cuán válidas pueden ser sus leyes comparadas con las de otras ciencias "duras"? ¿Generará tecnología? y ¿Cuál será su papel en los asuntos humanos? Otro reconocido líder de esta corriente en su modalidad interconductual, J. R. Kantor (1963/1990), define el conductismo como "una renuncia a las doctrinas del alma, la mente y la consciencia", para ocuparse del "estudio de los organismos en interacción con sus ambientes" (p. 573). En términos más amplios, lo considera como equivalente al término "ciencia" (Kantor 1968, cit. por Campos, 1973, p. 91),
  22. 22. dado que se ocupa de la naturaleza a partir del "principio del comportamiento". Así, la química estudia el comportamiento de los elementos y la sustancia, la física estudia el comportamiento de la materia y sus propiedades, la astronomía estudia el comportamiento de los astros y galaxias, y la Psicología estudia las interacciones entre los organismos y su entorno. En suma, "conductismo" constituye una manera de estudiar lo psicológico desde la perspectiva de una ciencia de la conducta, sin mentalismo (atribuciones dualistas extramateriales como el alma o la mente), ni reduccionismos (utilizar explicaciones tomadas de disciplinas como la neurología, la lógica, la sociología o el procesamiento de información). Esto no significa "dejar de lado los procesos cognitivos", como tantas veces se interpreta mal, sino considerarlos como "propiedades de la conducta en función". O sea, comportamientos sujetos a las mismas leyes que el comportamiento manifiesto que involucran respuestas lingüísticas y sensoriales de tipo encubierto, las cuales, para ser investigadas, deben especificarse en términos del tipo de interacción, amplificarse mediante aparatos o acudir al autoinforme del individuo. Psicología conductista La psicología conductista es una corriente de pensamiento con tres niveles de organización científica, que se complementan y retroalimentan recíprocamente: el conductismo, el análisis experimental del comportamiento y la ingeniería del comportamiento. Esta última comprende a su vez toda una gama de aplicaciones tecnológicas tanto en el campo de la terapia como de la modificación de conducta. El conductismo propiamente dicho Es la filosofía especial de la psicología como ciencia del comportamiento, entendido éste como la interacción entre el individuo y los individuos, cubriendo así un menor rango de fenómenos psicológicos en los planos conductistas- psicológicos, emotivo-conductual y motor-sensorial. La filosofía especial es una filosofía de la praxis. Como tal, surge de las labores mismas del quehacer psicológico y se encarga de discutir sobre los supuestos, extensiones y posibilidades de su dominio teórico y aplicado, así como de fijar posición y fomentar una actitud no reduccionista (ni fisiologista ni mentalista) para buscar soluciones a los problemas de la disciplina (conductismo radical). El conductismo depende de una filosofía general de la ciencia en psicología, un asunto que aún no está totalmente dilucidado. Ontológicamente lo definitorio es el materialismo monista y el determinismo. Epistemológicamente para los conductistas post-skinnerianos la filosofía es el "contextualismo", que considera la
  23. 23. conducta como "acto en contexto". O sea que ocurre en el marco de una determinada circunstancia cuyo análisis no se puede obviar. Desde este punto de vista el contextualismo es una forma de pragmatismo seleccionista. Para los interconductistas es importante la filosofía analítica. Principalmente la seminal en los trabajos de Gilbert Ryle y del segundo Ludwig Wittgenstein. También se puede reconocer aquí algo de materialismo dialéctico en los trabajos de Emilio Ribes. En cuanto a concepciones sobre evolución científica, algunos citan a Laudan (evoluciones graduales) por oposición a Kuhn (revoluciones). De otro lado, los adeptos al conductismo psicológico (Staats) hablan de "positivismo unificado" (post-positivismo). En cualquiera de los casos, todas las vertientes filosóficas señaladas tienen claras diferencias con el positivismo lógico, en tanto reconocen un papel destacado a la conformación social del ambiente y del individuo. Asimismo se diferencian del mecanicismo, en tanto consideran en el análisis interrelaciones complejas de variables interactuantes. El análisis experimental del comportamiento Es la teoría-metodología, donde se formulan las categorías, las unidades analíticas, los parámetros, los paradigmas de investigación, y las leyes y principios implicados en el manejo de los datos. Cabe destacar aquí las ecuaciones que cubren todo el espectro organísmico y situacional que está implícito o explícito en un episodio de conducta. La más conocida de dichas ecuaciones es la comprendida en la fórmula: K = f [E,O,R,C], que significa que un segmento de conducta en un momento determinado (K) es función (f) de las interrelaciones establecidas entre los factores estimulares (E), organísmico-disposicionales (O), de respuesta o clases de respuesta respondientes y operantes (R), y las consecuencias que fortalecen a estas últimas (C). Los paradigmas de investigación centrales desplegados son los del condicionamiento clásico y condicionamiento operante, así como sus diversas combinaciones y formas de presentación. Estos paradigmas son equivalentes a los "ejemplares" de Kuhn, pues desde sus modos básicos de ocurrencia empírica se desprenden leyes, teorías, aplicaciones e instrumentación juntas. Gracias a la investigación en estos rubros se han obtenido una gran cantidad de regularidades que desembocan en la formulación de principios aplicativos (como por ejemplo el reforzamiento, la extinción, el castigo y el contracondicionamiento). Algunos enfoques conductistas no radicales son puramente metodológicos (vertientes E- R), y otros además de ello sólo son parcialmente conductuales (vertientes E-O-R). La ingeniería del comportamiento Involucra lo tecnológico: todas aquellas elaboraciones procedimentales que, ligadas de alguna manera a los paradigmas de investigación básica y sus combinaciones, se han desarrollado como aplicaciones efectivas. Puede definirse como "la aplicación de conocimientos científicos para la elaboración,
  24. 24. perfeccionamiento y manejo de técnicas de establecimiento, mantenimiento o eliminación de conductas". Ello supone que el comportamiento humano (sea de tipo cognitivo-lingüístico, emotivo-motivacional o motor-sensorial) es susceptible de describirse legalmente, y que sus operaciones de evaluación, diagnóstico y tratamiento de problemas acuden al manejo tentativo de dichas regularidades. A menudo se identifica la ingeniería conductual con el rótulo de Análisis de Conducta Aplicado, conjunto de acciones mediante las cuales el psicologo aplica en diferentes contextos, y para solucionar problemas socialmente relevantes desde los conocimientos aportados por el análisis experimental del comportamiento. Historia Los estudios darwinianos sobre la evolución de las especies y los de la fisiología experimental de fines del siglo XIX, auspiciaron, junto con la filosofía materialista, la aparición de formas de pensamiento más avanzado con respecto a las ciencias humanas. Comenzando el siglo XX, Watson estudió el ajuste de los organismos a sus entornos, más específicamente los estímulos o situaciones particulares que llevan a los organismos a comportarse. Sus acercamientos estaban influenciados principalmente por el trabajo del fisiólogo ruso Iván Pávlov. Con el tiempo, surgieron dos grandes tipos de variantes conductuales: una radical y una metodológica o mediacional. La primera de ellas (desarrollada por B. F. Skinner) se centró en las relaciones funcionales que establecen los organismos con su ambiente, con énfasis en la ley del efecto, es decir, en la manera como las consecuencias de lo que hacemos regula la emisión de nuestra conducta futura (conducta operante). La segunda (desarrollada por Hull y Tolman entre otros), sobre la base de los reflejos condicionados introdujo un factor (o variable) interviniente que podía ser neurofisiológica o mental, según el caso. A mediados de los años cincuenta, las deserciones y reacomodaciones de influyentes conductistas como G. A. Miller, J. Bruner y C. Pribram, y, entre otras cosas, la apertura de Ch. Osgood a la psicolingüística, produjeron una grave escisión que culminó en el desgaje de la llamada psicología cognitiva, lo que se agudizó con la crítica del lingüísta Noam Chomsky al libro Conducta Verbal de Skinner (una réplica de K. MacCorquodale a Chomsky desvirtúa dicha crítica). A partir de allí adversarios y neófitos comenzaron a hablar de una "crisis" del conductismo y su supuesto reemplazo como "paradigma dominante" (que nunca lo fue) dentro de la psicología. Sin embargo, paradójicamente es en las décadas de los 60's y los 70' en que eclosionan gran cantidad de técnicas y trabajos aplicativos en los rubros de terapia y modificación de conducta, ambos agrupables
  25. 25. dentro de la categoría de "ingeniería conductual" debido al entroncamiento entre las tecnologías de control por el estímulo (de base respondiente) y de administración de contingencias (de base operante). Ya en los 80's hay una eclosión aún más impresionante de técnicas que, bajo el membrete de conductuales, conductual-cognitivas, cognitivo-conductuales y contextuales, se hacen indispensables para trabajar problemas diversos. Paralelamente han emergido gran cantidad de variantes teóricas conductuales que hasta el presente siguen en vigencia, abordando el comportamiento complejo, la personalidad y el lenguaje de diversas maneras, ciñéndose a coordenadas científicas. Resumiendo, sobre la base de los estudios de Ivan Pavlov (reflejos condicionados) y Thorndike (ley del efecto), John B. Watson es el fundador del conductismo, continuando en la siguiente generación B.F. Skinner (conductismo operante), J. R. Kantor (interconductismo), Clark Hull y Edward C. Tolman (conductismo mediacional), actualmente se destacan E. Ribes y Josep Roca i Balasch (conductismo de campo), A. W. Staats (conductismo psicológico), S. C. Hayes (teoría de marco relacional), H. Rachlin (conductismo teleológico) y J. Staddon (conductismo teórico) dentro del conductismo radical; H. J. Eysenck y J. Wolpe (enfoques E-R) dentro del conductismo metodológico; así como A. Ellis, Aaron Beck (enfoque cognitivo conductual), Arnold A. Lazarus (enfoque multimodal) y A. Bandura (enfoque sociocognitivo) dentro del conductismo E-O-R. Aplicaciones Los trabajos de investigación sobre los principios del aprendizaje son el marco sobre el que se han desarrollado múltiples tecnologías de ingeniería del comportamiento, como la Terapia de Conducta, la Modificación de conducta, el Análisis Conductual Aplicado, e inclusive algunas formas heterodoxas que incorporan otras nociones teóricas y filosóficas (las terapias conductual-cognitivas y las cognitivo-conductuales). Con ellas resulta posible el tratamiento de una inmensa variedad de problemas en los campos clínico, educativo, comunitario y organizacional, la salud, el deporte, las emergencias, la gerontología y la psicopatología, entre otros, con unos índices de eficacia razonablemente altos. Cabe destacar que los sujetos de intervención pueden ser tanto individuos y parejas, como grupos sociales y familiares. Entre las numerosas técnicas disponibles se encuentran las de exposición en vivo (p. ej. reforzamiento positivo, moldeamiento, extinción, castigo positivo y negativo, etc.), las de exposición en fantasía (reforzamiento encubierto, inoculación del estrés, desensibilización sistemática y otras), las de entrenamiento en autorregulación de competencias (autocontrol, manejo de la ansiedad, habilidades sociales, etc.), y de reestructuración racional (p. ej. solución de conflictos, aceptación y compromiso, entrenamiento autoinstruccional, etc.). Es de notar que las técnicas más complejas -en las que suelen intervenir el lenguaje y los llamados
  26. 26. repertorios "cognitivos"- incluyen los procedimientos empleados por las más simples. Desde hace tiempo la División de Psicología Clínica de la APA (Asociación Psicológica Americana) ha evaluado la eficacia de los tratamientos psicológicos. En estos estudios se ve una gran predominancia de las técnicas mencionadas en las guías de tratamientos validados empíricamente. Críticas Las críticas de que suele ser objeto la psicología conductista en su conjunto pueden categorizarse en cinco grupos: I. Ignora la consciencia, los sentimientos y estados de la mente. No le asigna un papel a la personalidad, al Yo ni al "sí mismo". No da lugar a la libertad, a la voluntad ni a la intencionalidad. II. No intenta explicar los procesos cognoscitivos, la intuición, la información ni el proceso creativo. Ve al sujeto como un receptor pasivo. III. Es mecanicista: concibe lo psicológico como un conjunto de respuestas ante estímulos. Descuida la dotación innata y el papel del sistema nervioso, lo que es un modo reduccionista de mirar al ser humano que no repara en su complejidad. IV. Está desfasado del desarrollo actual de la ciencia. Trabaja con animales, asimilando su comportamiento al humano. Sus aplicaciones son envilecedoras (premios, castigos) y hasta brutales (descargas eléctricas, vomitivos, etc). V. Es operacionalista: identifica los fenómenos con las esencias. Es una ideología importada, al servicio del poder, que mantiene la psicología como ciencia natural, no preocupada por los fenómenos sociales. RESPUESTAS GENERALES: Desde el punto de vista conductista se señala que la mayoría de las críticas reseñadas posiblemente se basan en: a) Malentendidos por desconocimiento de las tesis conductistas originales, o por incomprensión de la terminología científica utilizada para describir al ser humano. b) Citas sacadas fuera de contexto, o a través de simplificaciones de lo que "alguien escuchó o leyó que otro dijo", y etc. c) Antipatías propias de posturas antagónicas con respecto a la conceptualización de la psicología como ciencia del comportamiento.
  27. 27. d) Exposiciones poco elaboradas, o bien sesgadas sólo en un sentido determinado, de algunos de los propios divulgadores conductuales, que se toman como si fueran descriptivas de un punto de vista doctrinario general. Y se indica que, aun en el caso de ser válidas algunas críticas, éstas pueden ser aplicables a ciertos modelos conductistas y no necesariamente a otros. Los conductistas contemporáneos responden a esto de las siguientes maneras: Tanto el primero como el segundo grupo de críticas confunden "estudiar de otra manera" (que es la manera propia del conductismo) con "no estudiar". En realidad, la psicología conductista tiene sus propios conceptos y métodos para abordar los llamados "estados de la mente" y los fenómenos cognoscitivos. El hecho es que utiliza otro lenguaje y una aproximación interaccionista, en vez del enfoque internalista típico de la psicología tradicional. Hay una cantidad inmensa de publicaciones conductuales que trabajan esos eventos, y muchas de ellas figuran on line. El tercer grupo de críticas pasa por alto que los análisis comportamentales se basan en una compleja estructuración interactuante de variables que provienen tanto del ambiente como del organismo. Por ejemplo, revisar las ecuaciones conductuales de Kanfer (E-O-R-K-C) y de Kantor (fe-fr-hi-ed- md), para darse cuenta. El cuarto grupo de críticas obvia algunos datos objetivos. Si la psicología conductista estuviera desfasada del avance actual no estaríamos en la Década de la Conducta, Skinner no hubiera sido proclamado en una encuesta de la APA "El Psicólogo más eminente del siglo XX", y la tecnología conductual no sería la más recomendada por los organismos oficiales de la psicología internacional (entre otras la American Psychological Association, la British Psychological Society, la American Psychiatric Association y la Sociedad Española de Psicología Clínica y de la Salud), para solucionar todo tipo de problemas psicológicos. El quinto grupo de críticas tiene puntos atendibles y abiertos a discusión, exceptuando la acepción ingenua de "ideología importada" y pretender que no hay aplicaciones sociales. Al contrario, estas parecen ser de las más efectivas que hay en la disciplina (véase, p. ej., la revisión de M.D. González (1992). Conducta prosocial: Evaluación e intervención. Madrid: Morata). No se debe olvidar que "el instrumento" (la teoría, investigación y tecnología) es distinto a la mano que lo maneja.
  28. 28. Análisis experimental del comportamiento El análisis experimental del comportamiento es un sistema conceptual y metodológico elaborado por el psicólogo norteamericano Burrhus Frederic Skinner y ampliado posteriormente por otros psicólogos. Es una ciencia natural del comportamiento que comprende tres subdisciplinas: Análisis conceptual del comportamiento, que se ocupa de las investigaciones filosóficas, históricas, conceptuales y metodológicas. Investigación básica en AEC. Análisis conductual aplicado, que se ocupa de la aplicación de los principios de la ciencia de la conducta. Supuestos iniciales Skinner era un psicólogo muy interesado en los temas filosóficos, y fortaleció la concepción anterior de John B. Watson argumentando que el conductismo es la filosofía propia de la ciencia del comportamiento (Skinner, 1975). Hecho esto, defendió la idea de desarrollar una metodología y un esquema conceptual que permitieran la creación y desarrollo de una verdadera ciencia de la conducta. Sus esfuerzos constituyen el AEC. Los objetivos del AEC, según Ardila (1999) son: 1. La descripción de relaciones funcionales entre clases de respuestas y clases de estímulos - explicación del comportamiento. 2. Demostrar la confiabilidad y generalidad de las mismas. Esquema conceptual La ciencia del comportamiento se enmarca dentro de la tradición naturalista, lo cual implica que el análisis de la conducta encontrará regularidades y orden, y que es susceptible de investigación científica. Mucho se ha hablado de una causalidad de tipo mecanicista en el AEC, que le ha merecido críticas severas de los pensadores contemporáneos. La realidad es que Skinner habló de "causas" como "factores que inciden o influyen sobre la conducta", no como factores determinantes, que se ajustaría más al uso corriente de los términos causa y efecto (Moore, 1990). Igualmente, las concepciones conductistas sobre el organismo han sufrido ataques por parte de muchos teóricos. En el esquema conceptual del AEC, el organismo es un locus, un "lugar" o "caja negra" en el que confluyen diversas condiciones genéticas y ambientales (Skinner, 1974). A pesar del énfasis que se
  29. 29. hace en el AEC sobre las condiciones ambientales (que se piensa incorrectamente que son exclusivamente externas al organismo), la contribución genética no se desconoce en ningún punto. El AEC distingue tres tipos de contingencias (relaciones ambiente-conducta), según los niveles de evolución: Filogenéticas: relacionadas con las posibilidades de la especie. Ontogenéticas: relacionadas con el desarrollo del individuo. Culturales: relacionadas con las construcciones que se realizan al interior de un grupo. Interconductismo El Interconductismo, también llamado "Conductismo de Campo", fue propuesto por el filósofo y psicólogo estadounidense J. R. Kantor (1888-1984) desde principios de siglo, y continuada en los últimos tiempos por una serie de autores destacados en la disciplina, entre ellos especialmente el doctor Emilio Ribes. La psicología interconductual y el conductismo radical skinneriano comparten varios supuestos, entre los que destaca el plantear una óptica no mediacional de estudio del comportamiento. Es decir, se considera que la relación entre el organismo y el ambiente en sí misma, es susceptible de estudio y sus determinantes no deben buscarse en eventos de otro orden ni en constructos hipotéticos. Sin embargo, también se diferenciaron en aspectos como la concepción de conducta, el modelo de causalidad, entre otros. Por ejemplo, Kantor criticó que la conducta fuera considerada como variable dependiente. Planteó, al contrario, que la conducta (o interconducta) es siempre una interacción y no una respuesta o acción. Sostienen los interconductistas que lo que estudia la psicología consiste de la interacción de organismos con objetos, eventos y otros organismos, así como con sus cualidades y relaciones específicas. Además, los eventos psicológicos implican la participación de los organismos en su totalidad y no sólo de tejidos u órganos particulares. Hay un énfasis teórico en la multideterminación interdependiente de los componentes de una interacción compleja, y en su devenir histórico interactivo como factor determinante de las actuales multideterminaciones. Esto se relaciona con el énfasis en una concepción psicológica de campo como sistema de relaciones.
  30. 30. La organización del campo psicológico En esencia, un evento psicológico es un campo de factores que participan por igual y deben describirse analizándolos y encontrando cómo están relacionados. El campo configura un episodio integrado que se denomina "segmento conductual" (K), en el que se pueden distinguir las siguientes variables: K = (es, o, f e-r, s, hi, ed, md) Su descripción es la siguiente: 1) Objetos y eventos de estímulo (es): Cuerpos y acontecimientos fisicoquímicos que hacen contacto directo/indirecto con el organismo. 2) Variables organísmicas (o): Sistemas reactivos biológicos que interactúan con cambios energéticos o convencionales del entorno. 3) Función de estímulo-respuesta (f: e-r): Sistema de afectación recíproca entre estímulos y respuesta, que han sido históricamente configuradas. 4) Factores situacionales (s): Variaciones del organismo o diferentes de él, que afectan la interacción actual. 5) Historia interconductual (hi): Segmentos interactivos previos dados por la biografía reactiva y la evolución del estímulo, que probabilizan los contactos actuales. 6) Eventos disposicionales (ed): Compuesta por los dos anteriores, consiste en colecciones de eventos pasados (hi) y presentes (s) que facilitan o interfieren con el establecimiento de una interacción. 7) Medio de contacto (md) Conjunto de circunstancias fisicoquímicas, ecológicas o normativo-convencionales (propuesto por E.Ribes),que posibilitan una interacción. Aunque los psicólogos interconductuales comparten lo esencial del modelo de campo kantoriano, existen algunas variaciones entre ellos, que permiten identificar diferentes venas históricas de influencia. A continuación, se expondrán algunos elementos de la psicología interconductual desarrollada por Emilio Ribes Iñesta, que no necesariamente corresponden todos con los que plantearían los demás teóricos mencionados. Una mención especial debe hacerse de Josep Roca i Balasch, psicólogo catalán, que basado en las propuestas de J. R. Kantor e inspirado en Teoría de la conducta de Ribes y López, también ofrece su propio modelo
  31. 31. interconductista, aunque recuperando las ideas de grandes pensadores europeos como Merleau-Ponty. La obra más conocida de Roca es Psicología: un enfoque naturalista, editada por la Universidad de Guadalajara. A diferencia de Kantor y de Ribes, Roca elimina de su modelo psicológico al organismo por considerar que la oposición organismo- ambiente es una nueva forma de dualismo, por lo mismo afirma que lo psicológico es siempre una interacción lingüística mediada también por el lenguaje (no la lengua o idioma) o convención. Así, su modelo psicológico está constituido por un recuadro que simboliza el campo interconductual, y dentro de él lo siguiente: E-E, donde E y E son eventos lingüísticos (esto está en discusión). Al hacerlo así, elimina de la psicología científica la extensión cartesiana que guiaba los esfuerzos de la psicología conductista previa (skinneriana). Tesis fundamentales Se transcriben textualmente las tres tesis fundamentales (epistemológica, metodológica y formal respectivamente) del enfoque interconductista, extraídas del libro de Ribes y López (1985): "En lo psicológico, el objeto de estudio es la interacción del organismo total con su medio ambiente físico, biológico y/o social, interacción que se define con el rubro de conducta". (p. 81) "Todo fenómeno puede analizarse molecularmente en sus componentes mínimos y las interrelaciones y procesos que los constituyen. Sin embargo, el análisis molar debe siempre contextualizar al molecular". (p. 89) "Los conceptos de proceso son el nódulo del sistema explicativo de la teoría. Están compuestas por categorías que interrelacionan la acción de clases de eventos, sus formas de interrelación y las condiciones y características cualitativas que la definen. Su poder teórico reside en la capacidad sintáctica de abstraer en un solo concepto la diversidad de eventos concretos que se manifiestan en la interacción". (p. 102) Niveles de organización de la conducta Desde esta perspectiva, la contingencia hace referencia a una relación de dependencia recíproca entre eventos, tanto en cuanto a su presentación como a sus propiedades funcionales. Según Ribes, existen dos tipos de contingencia: las de ocurrencia y las de función. Las primeras hacen referencia a las relaciones condicionales diacrónicas entre eventos, como por ejemplo, presentar primero el estímulo condicional y luego el estímulo incondicional, siendo la presentación de este último dependiente o contingente de la presentación del primero. Por otro lado, la contingencia de función hace referencia a una relación sincrónica entre
  32. 32. propiedades de eventos, no ya según su ocurrencia sino según su función. Por ejemplo, que el estímulo condicional sea señal de un evento, o la relación entre un referidor y un referido. Dado que el campo psicológico es un conjunto de relaciones, éstas son concebidas como contingencias. Sin embargo, se considera que es necesario analizar este campo de contingencias de ocurrencia y de función, según dos aspectos: la mediación de tales contingencias y el desligamiento funcional. La mediación consiste en que un evento permita la relación entre otros dos, y correspondería a una relación de ocurrencia. Por otro lado, el desligamiento funcional hace referencia a que la respuesta del organismo depende cada vez menos de las restricciones físicas químicas y espacio temporales del ambiente, gracias a tal mediación. De este modo, las contingencias de función se caracterizan de acuerdo a las formas posibles de desligamiento funcional. Es decir, que las relaciones entre las propiedades funcionales de los eventos, se establecen de acuerdo con la relativa independencia de las restricciones mencionadas. Las formas posibles de desligamiento funcional constituyen las funciones estímulo - respuesta, es decir, las formas de organización entre las respuestas del organismo y los eventos ambientales, definidas cada una por un tipo de mediación. Éste es quizá uno de los principales aportes del interconductismo ribesiano, ya que plantea diferencias cualitativas o tipos de conducta que no habían reconocido sino parcialmente las tradiciones conductuales operantes. De acuerdo con Ribes y López (1985), existen cinco grandes formas de organización contingencial o funciones estímulo - respuesta, progresivamente inclusivas: contextual, suplementario, selector, sustitutivo referencial y sustitutivo no referencial. 1) Función contextual: Se da un ajuste entre el organismo y el ambiente, en el que se responde diferencialmente a relaciones entre eventos de estímulo. Por ejemplo, el condicionamiento clásico, atajo de un balón, etc. 2) Función suplementaria: El organismo media (suplementa), gracias a su propia reactividad, cambios en las condiciones de su entorno. Por ejemplo, condicionamiento operante. 3) Función selectora: El organismo responde suplementariamente con base en ciertas variaciones de eventos adicionales. Esas variaciones "seleccionan", por decirlo así, la contingencia relevante. Por ejemplo, la discriminación condicional, la clasificación de objetos según color, etc. 4) Función sustitutiva referencial: Se plantea que ésta y la siguiente son exclusivamente humanas. En ésta, un referidor por medio de su comportamiento lingüístico, selecciona las propiedades funcionales con base en las cuales tiene
  33. 33. lugar una interacción situacional, ya sea de sí mismo o de otro individuo. De esta manera, se estructura una interacción selectora con base en propiedades lingüísticas abstraídas, lo cual equivale a que se interacúa con una situación presente según las propiedades funcionales de otro sistema contingencial. Se sustituye un sistema contingencial basado en contingencias de ocurrencia o funcionales aparentes, por otro basado en contingencias funcionales estructuradas según el lenguaje. Por ejemplo, tratar a una persona según algo que se dijo de ella, o resolver un problema según ciertas propiedades de otro, etc. 5) Función sustitutiva no referencial: En este tipo de conducta, el individuo por medio de su responder convencional media una relación entre otras respuestas convencionales, estableciendo entre ellas también una contingencia de función convencional en lugar de otra de ocurrencia; por eso, también este tipo de conducta es sustitutiva. Cada respuesta convencional implicada en la función puede haber tenido o no una historia situacional o extrasituacional; además, tal mediación de respuestas convencional se da de acuerdo con las reglas de sistemas convencionales variados, como puede ser la física, la lógica, la matemática, la filosofía, etc., o en general, de acuerdo con algún tipo de criterio propio de un dominio de categorías. Por ejemplo, la resolución de ecuación matemática siguiendo los criterios que establece esta disciplina, la formulación de reglas, la comparación de discursos, etc. Cada función presenta casos funcionales, así como ciertos parámetros que definen las variaciones cuantitativas de los componentes moleculares de cada nivel de organización. La investigación empírica que inspira, consiste en verificar la forma como se establecen tales funciones, de acuerdo con los valores de los parámetros y la forma cómo interactúan. Ribes ha venido planteando que la conducta humana se da siempre en el contexto de prácticas sociales o formas de vida que constituyen los límites que determinan el sentido de tal conducta. De este modo, la conducta humana se ajusta o no a criterios implícitos o explícitos y lo puede hacer en cualquiera de las cinco formas expuestas. Esto lo ha desarrollado especialmente por medio del concepto de medio de contacto convencional, como posibilitador del tipo de interacciones propiamente humanas, y que estaría constituido básicamente por categorías que delimitan la pertinencia de las interacciones. El interconductismo se ha desarrollado especialmente en Estados Unidos, México y España, con algunos trabajos en otros países de Latinoamérica, como Colombia y Perú, principalmente. Conductismo psicológico El conductismo psicológico (o "PB", por sus siglas en inglés) es una teoría marco o programa de investigación a partir de la formulación actualizada de las tesis de Arthur W. Staats, partiendo de un esquema heurístico empíricamente orientado acerca de varios e inclusivos niveles de interacción humana, que nace
  34. 34. del contacto específico con los fenómenos que comprenden cada uno (teoría de marco referencial). Entre los autores de lengua española que investigan dentro del PB, se encuentra Rocío Fernández-Ballesteros. El programa de la psicología unificada Los primeros autores del conductismo se proponían demostrar que podía explicar los fenómenos de la conducta mejor que la psicología tradicional. No se consideraban los descubrimientos y avances del resto de la psicología como elementos válidos. La reacción del no-conductista a ello fue el rechazo del conductismo más radical. En un esfuerzo por superar esta situación, Arthur Staats e investigadores asociados propusieron el marco teórico del conductismo psicológico, el cual, según afirman, "psicologiza el conductismo y conductualiza la psicología", es decir encuadra los problemas de la psicología en términos operacionales y equipa el andamiaje empírico, teórico y clínico conductismo para la labor de analizar, contrastar e integrar el ámbito entero de la psicología. Por lo tanto, viene a dar soporte teórico a los intentos de volver más "inclusivo" al conductismo, integrando sus modelos por encima de las rivalidades de antaño entre "radicales" y "metodológicos", o entre "conductuales" y "conductual- cognitivos". Cuando se habla de análisis conductual aparecen referencias a palabras tales como "estímulo" "respuesta" "refuerzo", "aprendizaje" lo que suele dar la idea de un esquema de razonamiento acotado y calculador. Pero ese tipo de palabras se convierten en un metalenguaje científico sumamente útil para comprender la psicología. Actualmente nadie acotaría la terapéutica solamente sobre esos ordenadores teóricos. Hasta los clínicos que se definen como conductistas usan esos elementos como punto de partida, pero nunca se pierde de vista la importancia interpersonal entre el paciente y el terapeuta, ni la vida interior de un ser humano, ni otros elementos, técnicas, teorías, inventivas que sirven para la tarea terapéutica. En este sentido, en los comienzos del conductismo se desechaba lo cognitivo en términos de factor autorregulador del comportamiento, pero actualmente dentro del conductismo psicológico de Staats, se acepta su importancia y se intenta modificar la rotulación lingüístico-cognoscitiva (expectativas, creencias actitudes) para reestructurar las creencias irracionales del cliente buscando romper los marcos de referencia que pueden ser desadaptativos. Concepto integrado del aprendizaje Un concepto clave es que la emoción tiene una importancia central en la conducta, a diferencia de B.F.Skinner, para quien la emoción es un mero fenómeno colateral, no implicado en la producción de comportamiento. El condicionamiento clásico y el instrumental están íntimamente enlazados, pues, en primer lugar, un estímulo provocador de emoción puede producir
  35. 35. condicionamiento clásico, pero también, el estímulo emocional puede servir como reforzador. Los estímulos que implican la provocación de una respuesta emocional tienen tres funciones: (1) Provocan una respuesta emocional, lo que constituye una función. (2) Tales estímulos pueden actuar como reforzadores cuando se presentan contingentemente a una conducta. (3) Tales estímulos actuarán como estímulos directivos (incentivo). Staats, 1997 Repertorios básicos de conducta El conductismo psicológico introduce los repertorios básicos de conducta (RBC) como constructo explicativo de la conducta. Previo a esta teoría, por un lado estaba el concepto de "personalidad" en la psicología convencional, un término a veces mal definido si es que definido del todo, y por el otro, existían los conceptos de "grupos de hábitos" en los diversos conductismos, donde cada elemento aprendido no formaba parte de un todo integrado. Los RBCs forman parte del programa de investigación del conductismo psicológico, donde se ha visto que el aprendizaje, a lo largo de la historia individual, es acumulativo y jerárquico, es decir, que las conductas aprendidas se acumulan con el tiempo, se ajustan entre sí y se coordinan de forma que unas tienen preeminencia sobre otras. La teoría multinivel Existen nueve niveles jerarquizados en la formulación actual del PB: Biológico. Aprendizaje animal básico. Aprendizaje humano. Interacción social. Desarrollo del niño. Personalidad. Evaluación psicológica. Psicología anormal (psicopatología). Terapia de conducta. Cada nivel, empezando por el primero en la lista, contiene los principios más generales sobre cuya base se asientan el nivel siguiente, hasta la última, que sería de la terapia de conducta. Cada uno de los niveles propuestos requieren la construcción de una teoría particular en relación con principios básicos, pudiéndose a su vez armonizar con las teorías de los demás niveles dado que todos ellos involucran aprendizaje. A esto se denomina una teoría general
  36. 36. multinivel abierta y en desarrollo, de la cual se derivan conocimientos, que deben ser articulados e integrados mediante lo que llama una "teoría puente". Un concepto central en este enfoque es el de aprendizaje acumulativo-jerárquico, donde se considera que las sucesivas agrupaciones de unidades pequeñas de conducta forman configuraciones de mayor complejidad. Ellas, una vez formadas como un conjunto, están sujetas a los principios de aprendizaje de la misma forma que ocurre en las respuestas unitarias simples. De esta manera cada nivel de conducta tiene su propia configuración específica, y constituye en sí una jerarquía superior con respecto a la acumulación inclusiva de aprendizajes en niveles anteriores. Teoría de marcos relacionales La Teoría de los Marcos Relacionales, o RFT, es una teoría psicológica del lenguaje humano y la cognición desarrollada por Steven C. Hayes y Dermot Barnes-Holmes y actualmente testada en unas tres docenas de laboratorios alrededor del mundo. Está basada en las filosofía del contextualismo funcional, el cual se centra en cómo los humanos aprenden lenguaje a partir de interacciones con el ambiente. El contextualismo funcional es una extensión y, a su vez, una interpretación funcional del conductismo radical skinneriano, y enfatiza la importancia de predecir e influenciar eventos psicológicos tales como pensamientos, sentimientos y conductas centrándose en variables manipulables de su contexto. Se puede decir que la RFT es una revisión del acercamiento conductista al lenguaje que B.F. Skinner propuso en su libro de 1957 Conducta Verbal. Skinner presentó su acercamiento como una interpretación, y no como un programa de investigación, los cuales son considerados por los investigadores como demasiado limitados para el estudio del lenguaje. Un ejemplo es que, aunque la investigación del lenguaje ha sido útil en algunos entrenamientos para ciertos aspectos del lenguaje en niños con problemas en el desarrollo, no existe una sólida investigación en áreas relevantes como la solución de problemas, el razonamiento, las metáforas, la lógica etc. La RFT plantea como principales objetivos la investigación experimental de dichas áreas, estando de hecho ya en el proceso en algunas de ellas. En una revisión del libro de Skinner, el lingüista Noam Chomsky arguyó que la generatividad del lenguaje muestra que este no puede ser simplemente aprendido, sino que debe haber alguna innata unidad de adquisición del lenguaje. Muchos consideran está revisión como el punto de partida donde el cognitivismo tomó el puesto del conductismo como la corriente principal en psicología. Los conductistas generalmente ven dicha critica como injusta y fuera de lugar (para una respuesta conductista a Chomsky, ver MacCorquodale (1970), On Chomsky's Review Of Skinner's Verbal Behavior, pero es innegable que la psicología cambió su atención
  37. 37. y que la revisión fue una ayuda muy influyente para producir un crecimiento de la psicología cognitiva. A pesar de la falta de atención desde el cognitivismo, el análisis de la conducta sigue vivo y en crecimiento. Éste ha pasado a centrarse en mayor profundidad en problemas del desarrollo y otras areas donde las contingencias directas pueden ser usadas rápidamente. La RFT se distingue del trabajo de Skinner por la identificación y definición de un particular tipo de operante condicionada conocida como respuesta relacional. Con ello se refieren a un proceso que hoy por hoy parece ocurrir tan solo en humanos que poseen un lenguaje. Se considera que en todos los aspectos de la conducta humana dicha repuesta tiene influencia. La teoría representa un intento para aportar un acercamiento progresivo desde un punto empirista a la complejidad de la conducta humana preservando la visión del análisis de conducta. Varias docenas de estudios han puesto a prueba las ideas de la RFT, mostrando cómo es posible la producción de conductas no antes entrenadas gracias al entrenamiento previo con múltiples ejemplos, el rol del contexto y las consecuencias. La respuesta relacional también se ha mostrado como responsable de alterar otros procesos conductuales tales como el condicionamiento clásico. Finalmente cabe destacar como hay ciertos avances empíricos realizados por investigadores dentro de la RFT centrados en el análisis y entendimiento de temas como las metáforas, la toma de perspectiva y el razonamiento. Los defensores de la RFT suelen considerar que el principal problema por el cual el análisis de la conducta no es una de las principales corrientes es por la falta de una base experimental sólida sobre el lenguaje y la cognición. Por lo tanto la RFT podría constituir un gran paso adelante. La controversia parece estar en si la RFT será un paso adelante ya que sus implicaciones parecen ir mas allá de las interpretaciones y alcances que se han llevado haciendo dentro de su tradición intelectual. Aplicación La RFT es la base de la práctica terapéutica conocida como Terapia de Aceptación y Compromiso ACT. La RFT provee una base conceptual y una guía para ampliar la capacidad de desarrollo cognitivo y del lenguaje en intervención temprana en niños con autismo.
  38. 38. Ingeniería del comportamiento La ingeniería del comportamiento se puede definir sumariamente como la aplicación práctica de conocimientos científicos para la elaboración, perfeccionamiento y manejo de técnicas de establecimiento, mantenimiento o eliminación de conductas humanas. En tal sentido, se entronca con la psicología conductista y con los hallazgos y principios del análisis experimental del comportamiento. El amplio rango de procedimientos tecnológicos agrupados bajo la denominación de ingeniería de la conducta puede dividirse en dos tipos genéricos cuyas relaciones se sintetizan en la composición de la secuencia de tres términos: a) Tecnología del control por el estímulo (estimulación discriminativa), y b) Tecnología de administración de contingencias (actuación - hecho reforzarte). Igualmente, las combinaciones de ambos tipos y la naturaleza de los valores asumidos para dar cuenta de la secuencia, originan líneas novedosas para el planteamiento de los problemas y las soluciones. A esas líneas se les podría llamar: c) tecnologías mixtas y tecnologías heterodoxas, según su grado de acercamiento o lejanía del tronco primitivo. Cabe manifestar que a la tecnología de tipo (a) corresponde el desarrollo primario de la terapia conductual, a la de tipo (b) el desarrollo de la modificación de conducta o análisis conductual aplicado, y a la de tipo (c) el desarrollo de las terapias de aprendizaje social, conductual-cognitiva y cognitiva-conductual. Tecnología del control por el estímulo Se define el control por el estímulo como el grado en que el valor o magnitud de un evento antecedente determina la probabilidad de ocurrencia de una respuesta condicionada. Esta definición de laboratorio es variada en función a las preocupaciones aplicadas sustituyendo "valor o magnitud" por "presencia o ausencia" del estímulo, en una relación de probabilidad dicotómica. Como lo involucrado en esta tecnología es la organización de los estímulos a los que responde un individuo, se prefiere utilizar el epíteto de "control de las relaciones estímulo-respuesta", haciendo hincapié en que los elementos de la ecuación conductual subyacentes a tal enfoque son los de E-O-R, y su sustento experimental el paradigma pelviano.
  39. 39. La Terapia Conductista Habiendo esta corriente tomado inspiración de Hull y Pavlov, sus contribuciones conforman la representación por excelencia de la terapia conductista clásica, que, desde la órbita de sus autores (Eysenck y Wolpe), incluye además de la extinción y recompensa, las prácticas del contra-condicionamiento para tratar neurosis ansiógenas, la terapia asertiva para mejorar aspectos de personalidad, y la terapia aversiva para desviaciones sexuales, vicios, etc. Tecnología de administración de contingencias Lo definitorio en este tipo de tecnología es la medida en la cual la presencia o ausencia de un evento consecuente aumenta o disminuye la probabilidad de ocurrencia de una respuesta. Su paradigma de sostén es el condicionamiento operante, elaborado por Skinner sobre la Ley del Efecto de Thordnike, partiendo de la especificación de una relación contingencial entre la respuesta y su consecuencia (R-K-C) en un determinado arreglo temporal. Los primeros estudios experimentales relativos a trastornos de la conducta señalan un fenómeno llamado supresión condicionada, ocasionado por procedimientos en los cuales un estímulo inicialmente neutro adquiere propiedades aversivas incidentes en la interrupción de la respuesta instrumental; fundamentando la adquisición operante de la ansiedad y de la evitación. También destacan investigaciones sobre masoquismo, agresión, delusión verbal y otras patologías. El enfoque operante tiene corolarios más amplios que los extraídos del paradigma respondiente, porque la administración de contingencias, al tomar también principios experimentales de éste último, abarca tanto los estímulos antecedentes como los consecuentes. Así, su modelo tecnológico se aplica tanto a la clínica como a la educación. La modificación de conducta En el modelo operante los tecnólogos de la conducta programan y ejecutan, mediante la utilización de refuerzos apropiados, formas de moldear el comportamiento terminal deseado y debilitar las respuestas no deseables. La introducción del método de economía de fichas como un sistema de reforzamiento basado en el uso de objetos cambiables que se dan al individuo de manera contingente a dichas respuestas, es el hito más sistemáticamente elaborado dentro de la modificación de conducta, así como la tecnología instruccional (planeamiento programado de objetivos pedagógicos y su cumplimiento en etapas) lo ha sido en el análisis conductual aplicado, con mayor énfasis en la educación. Aparte de ello, prácticamente no existe campo alguno donde no se desplieguen procedimientos operantes de cambio conductual. Sus recursos principales son técnicas derivadas del reforzamiento, la extinción y el castigo.
  40. 40. La renovación de este enfoque viene con el contextualismo que supone fundamental el papel del lenguaje en la estructuración de reglas que rigen la conducta operante. Ergo, las contingencias se consideran conformadas por un contexto social verbal, y, a partir de allí, se postulan los procedimientos como una alternativa contextual operante al uso de técnicas con fundamento cognitivista y constructivista. Tecnologías mixtas y heterodoxas En rigor, es un hecho que la práctica combinada de las tecnologías conductuales, a veces con el añadido explícito de variables "sobresignificativas" (constructos, es lo más frecuente. Para efectos de mejor comprensión, se divide este tercer grupo en tecnologías mixtas (que hacen prevalecer mezclas de procedimientos operantes y respondientes), y heterodoxas (que además de ello incluyen conceptos mentalistas). Estas líneas se han englobado indistintamente con los epítetos de "modificación de conducta", o "terapia de la conducta"; en ocasiones con el adjetivo de "cognitivas". Tecnologías mixtas Los experimentos desarrollados en el marco general del contracondicionamiento distan mucho de ser "puros". Entre los modelos que fundamentan procesos terapéuticos semejantes, destacan el de "conflicto" de Miller, el de "paradoja neurótica" de Mowrer y el de "inhibición recíproca" de Wolpe, cuyo denominador común es el interés por los problemas de ansiedad neurótica. Los dos primeros modelos acogen explícitamente el argumento de la pulsión como energía sobrante de diverso cuño, cuya reducción poseería propiedades re forzantes para el individuo. Su estrategia, pues, consiste en reducir dicha energía mediante técnicas de: a) escape de la situación aversiva o molesta, b) recompensa de respuestas alternativas, y c) castigo de la conducta mal adaptada. El modelo de inhibición recíproca es más complejo y, aunque se basa en hipótesis neurales discutibles, muestra una efectividad relacionada con la provocación de respuestas antagónicas (por ejemplo la relajación), que inhiben la aparición de la ansiedad. Tecnologías heterodoxas Este grupo de tecnologías se bifurca en dos líneas: una proveniente del aprendizaje social y otra más disímil por lo ecléctica, que suele abarcarse con el nombre de variantes conductual-cognitivas y cognitivo-conductuales. a) La teoría e investigación del aprendizaje social se llevó a cabo desde los años cuarenta, por los modelos de "reducción de la pulsión" (Miller, Dollard, Mowrer); del "refuerzo positivo" (Skinner), y de la "expectancia" (Rotter). En todos ellos, el
  41. 41. papel de la recompensa a las respuestas de imitación del modelo observado parece ser el factor crucial. Rotter afirma que hay un locus (centro) de control interno (cuando el individuo decide su acción) y otro de control externo (cuando las circunstancias lo obligan a ejecutar una conducta). La predominancia de alguno de ellos determina las características de su personalidad. Además incide en que la tendencia a ejecutar un determinado tipo de conducta es, parcialmente, función de la expectancia del individuo por consecuencias gratificantes. Bandura y Walters destacan que puede haber aprendizaje por observación sin necesidad de refuerzo directo, planteado como hipótesis que el refuerzo al modelo (vicario) es el proceso principal, lo cual lleva a postular variables mediadoras alternas a la expectancia (memoria, percepción, etc.) entre las operaciones de aprendizaje y la ejecución física de la conducta del sujeto que observa. El enfoque de aprendizaje social tiene que ver, pues, con el desarrollo de nuevos repertorios (actitudes y habilidades) a través de la exposición de un individuo ante el comportamiento de otros, y fue propuesto para "superar" las insuficiencias de la extrapolación E-R de laboratorio con animales a la conducta humana, señalándose que la autoverbalización, el pensamiento y demás procesos simbólicos modifican la asimilación "pasiva" de patrones de respuesta. Sus aplicaciones incluyen tratamientos por modelado de comportamientos positivos (refuerzo vicario, ensayo conductual), o de reducción del temor (extinción respondiente vicaria) ante estímulos aversivos. Este enfoque ha sido renovado recientemente por Bandura, quien, aparte de bautizarlo como sociocognitivo, ha introducido conceptos de "reciprocidad triádica" o "determinismo recíproco" entre acción, cognición y factores ambientales. b) Las aproximaciones conductual-cognitivas y cognitivo-conductuales oscilan entre el seguimiento más o menos consecuente de los principios operantes y respondientes de orden encubierto, pasando por las alternativas que vinculan de alguna manera sus constructos mediacionales con una metodología de base empírica, y aquellas que utilizan libremente tales constructos (en algunos casos de procesamiento de información), pero en el marco de una instigación sistemática; hasta los eclécticos que combinan todo lo anterior con técnicas introspectivas; incluyendo en casos ayuda farmacológica. Un ingrediente saltante de estas formulaciones es el énfasis en el logro del autocontrol de conductas verbales o afectivas en el individuo, mediante un entrenamiento o instigación de su capacidad. La variante del condicionamiento encubierto consiste en aparear sistemáticamente estímulos reales como imaginativos a fin de fortalecer o debilitar respuestas, según las necesidades terapéuticas. Parecido es el modelo de entrenamiento autoinstruccional, que privilegia el discurso interno como autoguía para mejorar la interacción individual.

×