Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
El Trigo y La Cizaña
Otra parábola les propuso, diciendo: El reino de los
cielos es comparado a un hombre que sembró buena...
aceptaba entre los judíos que se trataba de una especie degenerada de trigo. Los rabinos la
denominaban «bastarda». Las se...
La predicación más pura y evangélica no puede impedir que esto suceda. En todos los
siglos de existencia de la iglesia ha ...
causa grandes problemas. Nuestro deber, es sembrar la semilla, el crecimiento lo da Dios.
Tanto la cizaña como el trigo cr...
Tenemos aquí un cuadro del presente, tan exacto como nos es posible tener. El Señor sigue
revelando nuevas verdades. Ahora...
Esta parábola representa el estado presente y futuro del mundo; la enemistad del diablo
contra el evangelio; la mezcla de ...
Comentario Bíblico de William McDonald, Copyright © 2004 por CLIE, Copyright © 1986
The Lockman Foundation.
William Barcla...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El Trigo y la Cizaña

983 visualizaciones

Publicado el

Que Dios establecería un reino sobre la tierra no era ningún misterio. Desde el primer pecado en el cielo, cuando la soberanía de Dios fue desafiada, fue su propósito manifestar Su soberanía mediante el establecimiento de un reino sobre el cual Él gobernaría.

Publicado en: Meditación
  • Inicia sesión para ver los comentarios

  • Sé el primero en recomendar esto

El Trigo y la Cizaña

  1. 1. El Trigo y La Cizaña Otra parábola les propuso, diciendo: El reino de los cielos es comparado a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero, al dormir los hombres, vino su enemigo y sobresembró cizaña en medio del trigo, y se fue. Y cuando germinó el tallo y dio fruto26 , entonces apareció también la cizaña. (Mateo 13:24-26) 26 T72: comenzó a hacer grano. El Señor comienza esta parábola donde dejó de hablar del sembrador. Es un cuadro de un hombre que sembró buena semilla. Luego, mientras los hombres dormían, el enemigo vino (Satanás), y sembró la cizaña en medio del trigo, mezclando ambas semillas. (Recuerde que el sembrador es el Señor, y Él no se adormece ni se duerme.) Thomson, en “La Tierra y el Libro”, nos cuenta que vio la cizaña en el Wady Haman: "El grano está en el momento ideal de su desarrollo para ilustrar la parábola. Cuando el trigo o la cebada ya están granados, la cizaña también, y cualquier niño notaría la diferencia; pero antes, hasta cuando se observan con cuidado se puede uno confundir. Yo no podría distinguirlos con absoluta seguridad. Hasta los campesinos, que escardan los campos regularmente en esta tierra, no intentan separarlos al principio. No solo es que los confundirían; sino que, como las raíces están entremezcladas, sería imposible separarlos sin dañar lo bueno con lo malo. Hay que dejarlos crecer al mismo tiempo hasta el tiempo de la siega.» Unger dice que la cizaña más común que se encuentra en los campos del Oriente Próximo es el joyo, «una hierba venenosa casi indistinguible del trigo mientras ambos están creciendo antes de dar la espiga. El Diccionario de la RAE dice que "Se cría espontáneamente en los sembrados y la harina de su semilla es venenosa». Al principio se parece tanto al trigo que es imposible distinguirlos. Cuando echan espiga se los distingue perfectamente, pero para entonces ya se han enredado las raíces de forma que no se puede arrancar la una sin dañar el otro. Vine dice que es un tipo de espiga, la más común de las cuatro especies, aristada, que crece en los campos de cereales, tan alta como el trigo y la cebada, y pareciéndose al trigo. Se El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 1
  2. 2. aceptaba entre los judíos que se trataba de una especie degenerada de trigo. Los rabinos la denominaban «bastarda». Las semillas de esta planta son venenosas para el hombre y para los animales herbívoros, produciendo sopor, náuseas, convulsiones, e incluso la muerte (sin embargo, son inocuas para las aves). Las plantas pueden separarse, pero la costumbre es, como en la parábola, dejar la limpieza hasta que se aproxima la época de la cosecha. Se llama en hebreo zúnim, se dice que esta palabra viene de la raíz zaná, que quiere decir fornicar; y cuenta la leyenda que la cizaña se originó en el tiempo de maldad que precedió al Diluvio, porque entonces toda la creación, seres humanos, animales y plantas, se descarriaron y cometieron fornicación y produjeron descendientes contra la naturaleza. En sus primeras etapas, el trigo y la cizaña se parecen tanto que la idea popular era que la cizaña era trigo que se había corrompido. El grano de la cizaña es ligeramente venenoso. Causa mareos y náuseas, y tiene efectos narcóticos, y hasta en pequeñas cantidades tiene un sabor amargo y desagradable. Por tanto debe separarse del trigo, pero para ello hay que esperar hasta la cosecha, cuando hay que separarlos a mano. Levison describe el proceso: «Se suelen emplear mujeres para quitar los granos de cizaña del trigo que se va a moler... Por lo general, la separación se hace después de la trilla. Se extiende el grano en grandes bandejas que se ponen delante de las mujeres para que puedan separar la cizaña, que tiene un tamaño y una forma semejante al trigo, pero se distingue por su color pizarra.» Así que en sus primeras etapas de crecimiento la cizaña no se puede distinguir del trigo, y al final tiene que separarse so pena de graves consecuencias. La escena de un hombre sembrando cizaña deliberadamente en el campo de otro no es solo imaginación. Sucedía a veces. Incluso hoy, una de las amenazas más horrendas que se pueden dirigir a un enemigo en la India es: « ¡Te voy a sembrar mala semilla en tu campo!» Y en el derecho romano codificado se prohíbe este crimen y se establece su castigo. La cizaña son las falsas doctrinas. Hay mucho de este tipo de sembrar en el presente. Pero cuando llegan a dar la espiga, pueden ser separadas sin dificultad alguna». Francamente, muchas sectas e “ismos (1) ” también parecen ser buenos en el principio. No es posible distinguir entre ellos hasta que se llega a la décimo segunda, o la décimo tercera lección. Esas son las lecciones de las cuales tendrán que cuidarse. En esta vasta campiña en la cual el trigo y la cizaña crecen al mismo tiempo, es el mundo, no la Iglesia, la Iglesia está en el mundo y por tanto se ve afectada por esta siembra, ya sea por ismos(1) que se le oponen, o por cizaña infiltrada entre sus filas. «Por supuesto, en toda congregación cristiana hay creyentes é incrédulos, convertidos y convencidos, "hijos de Dios" é hijos del maligno. El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 2
  3. 3. La predicación más pura y evangélica no puede impedir que esto suceda. En todos los siglos de existencia de la iglesia ha sido lo mismo. Así fue en tiempo de los reformadores; y así es en la época que atravesamos. Jamás ha existido una iglesia visible que se haya compuesto exclusivamente de trigo. El maligno, ese grande enemigo de las almas, no ha dejado nunca de sembrar cizaña. Tampoco es posible prevenirlo por la disciplina más estricta y prudente. Por mucho que se haga por purificar la iglesia, jamás habrá congregaciones perfectas en cuanto a su religiosidad, muchos hipócritas é impostores se mezclan en las filas de los verdaderos cristianos. Si los escépticos nos atacan con el argumento sarcástico de que el Cristianismo no puede ser la religión verdadera, porque hay muchos cristianos falsos, recordemos esta parábola y no nos alteremos. Digámosles que el hecho del cual ellos hacen irrisión no nos sorprende, pues ya habíamos sido prevenidos por nuestro Maestro respecto a ello hace 20 siglos. (J.C.Ryle) Veamos ahora los versículos 27 al 30, de este capítulo 13 del evangelio según Mateo: Y acercándose los siervos del padre de familia, le dijeron: Señor, ¿acaso no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? Y él les dijo: Algún enemigo hizo esto. Le dicen los siervos: ¿Quieres, pues, que vayamos y la recojamos? Pero él dice: No, no sea que recogiendo la cizaña arranquéis con ella el trigo. Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega, y en tiempo de la siega diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en manojos para quemarla totalmente, pero el trigo reunidlo en mi granero. (Mat. 13:27-30) Sabemos que:  El enemigo es el diablo.  La cizaña son los hijos del malo.  La cizaña y el trigo han de crecer juntos.  Sus siervos desean arrancar la cizaña. Hay muchos maravillosos santos de Dios que aman la Palabra de Dios. Pero, al mismo tiempo el mundo también se empeora. Hay mucha cizaña que crece. El autor de los estudios bíblicos de “A Través de la Biblia”, el Dr. J. Vernon McGee, contaba que cuando comenzó su ministerio, se metió en una denominación con la idea de darle una limpieza general. Pero, pronto se dio cuenta que no podía desenmarañar los problemas de la denominación, y estuvo agradecido de encontrar después de un estudio de este pasaje, que su deber era el de predicar la Palabra. Y desde entonces, jamás fue arrancando la cizaña porque se dio cuenta que cuando se hacía eso, también se arrancaba el trigo junto con la cizaña. Y esto sí que El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 3
  4. 4. causa grandes problemas. Nuestro deber, es sembrar la semilla, el crecimiento lo da Dios. Tanto la cizaña como el trigo crecen en el mundo hoy. La iglesia verdadera consta de todos los creyentes sinceros con independencia de cualquier denominación. Los creyentes sinceros son los que en todos los tiempos y en todo el mundo han confiado en Cristo como su Señor y Salvador, descansan en Él, y aman Su obra. Esta es la prueba verdadera. No se turbe si el trigo y la cizaña crecen juntos. Algún día el Señor pondrá en marcha su segadora y separará la cizaña del trigo. Agradezco a Dios que ese no es mi trabajo, porque temo arrancar también algún trigo. Habiendo despedido entonces a las multitudes, entró en la casa, y se acercaron a Él sus discípulos, diciendo: Decláranos* la parábola de la cizaña del campo. (Mat. 13:36) Jesús manda a la multitud al lado del mar que se disperse, y regresa con Sus discípulos a la casa, probablemente la de Pedro en Capernaúm. Allí, los discípulos pueden representar el remanente creyente de la nación de Israel. La nueva mención de la casa nos recuerda que Dios no ha rechazado para siempre a Su pueblo al cual conoció de antemano (Ro. 11:2). Allí les explica la parábola de la cizaña. Ya la hemos repasado, pero veamos con cuánta exactitud la hemos interpretado. Leamos seguidamente los versículos 37 al 40 de Mateo, capítulo 13: Él respondió y dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre, el campo es el mundo, la buena semilla son los hijos del reino, y la cizaña son los hijos del maligno, el enemigo que la sembró es el diablo, y la siega es la consumación del siglo, y los segadores son los ángeles. Por tanto, así como la cizaña es recogida y consumida con el fuego, así será en la consumación del siglo°. (Mat. 13:37-40) Podría parecer extraño e incongruente pensar en seres humanos plantados en la tierra. Pero lo que se está diciendo es que estos hijos del reino son sembrados en el mundo. Durante todos Sus años de ministerio público, Jesús sembró el mundo con discípulos que eran leales súbditos del reino. La cizaña representa los hijos del Maligno. Satanás tiene una falsificación para cada realidad divina. Siembra el mundo con aquellos que tienen una apariencia semejante, una manera de hablar semejante y hasta cierto punto una vida semejante a la de los discípulos. Pero no son seguidores genuinos del Rey. El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 4 ⭑ Decláranos del griego diasafeo G1285 hacer claro, explicar plenamente, palabra compuesta de (dia= a través, intensivo, y safes= claro). Manuscritos inferiores registran frazo=acláranos Siglo: aión (αἰών, G165 ), una edad o era. Significa un período de duración indefinida, o tiempo contemplado en relación con lo que tiene lugar en el período. El sentido que tiene la palabra no es tanto el de la longitud misma de un período, sino el de un período marcado por características espirituales o morales. VINE
  5. 5. Tenemos aquí un cuadro del presente, tan exacto como nos es posible tener. El Señor sigue revelando nuevas verdades. Ahora, en los versículos 41 al 43, prosigue Jesús explicando esta parábola: Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán⭑ de su reino a todos los que causan tropiezos y a los que hacen iniquidad, y los echarán al horno de fuego. Allí será el llanto y el crujido de los dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos, oiga. (Mat. 13:41-43) ⭑ R598 La preposición ἐκ en este versículo tiene la idea de: sacar de entre. Así como la cizaña crece entre el trigo en el mismo campo, los dos reinos coexisten en la misma esfera (el mundo). Los segadores son ángeles (véase Ap. 14:14–20). Durante la actual fase del reino no se lleva a cabo ninguna separación forzosa del trigo y la cizaña. Se permite que crezcan juntos. Pero en la Segunda Venida de Cristo los ángeles recogerán todas las causas de pecado y a todos los que hacen el mal, y los echarán en el horno de fuego, donde llorarán y crujirán los dientes. Los súbditos justos del reino que estén en la tierra durante la Tribulación entrarán en el reino de su Padre para gozar del Reinado Milenial de Cristo. Allá resplandecerán como el sol; esto es, resplandecerán en gloria. Otra vez Jesús repite la críptica amonestación: «El que tiene oídos para oír, oiga». Estas palabras de la Escritura tan duras, procedieron de los dulces labios de nuestro maravilloso Señor. Conclusión En esta parábola encontramos que:  Siempre hay un poder hostil al evangelio en el mundo, buscando incesantemente como destruir la buena semilla.  Debemos estar siempre en guardia.  Es difícil distinguir entre el trigo y la cizaña. Una persona puede parecer buena y ser de hecho mala; y otra, parecer mala, y sin embargo ser buena.  No nos precipitemos en nuestros juicios. Si hubiera sido por los segadores, al tratar de arrancar la cizaña también lo hubieran hecho con el trigo.  El juicio es hasta el final de la presente administración G3622 (o dispensación)  El único que tiene derecho a juzgar es Dios. Él es el único que puede discernir entre el mal y el bien, el único que ve la totalidad de la persona y su vida. El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 5
  6. 6. Esta parábola representa el estado presente y futuro del mundo; la enemistad del diablo contra el evangelio; la mezcla de buenos y malos que hay en este mundo, y la separación entre ellos al final de la presente administración G3622 . Desde el día que nació la iglesia, el enemigo sembró la cizaña en el mundo, ya sea fundando falsas iglesias con otro evangelio (Gal.1:6-9), o introduciendo falsos creyentes en la iglesia verdadera para obstaculizar su desarrollo, formando así la apariencia del reino de los cielos. Tan proclive a pecar es el hombre caído que si el enemigo siembra, puede seguir su camino, y la cizaña brotará y hará daño; caso contrario cuando se siembra buena semilla, esta debe cuidarse, regarse y protegerse. Lo que sea que esté mal en la iglesia tengamos la seguridad que no es de Cristo. Aunque los transgresores groseros, y otros que se oponen al evangelio, debieran ser separados de la sociedad de los fieles, no hay destreza humana que pueda efectuar una separación precisa. Los que se oponen al evangelio no deben ser sacados sino instruidos, y con mansedumbre. (1) ISMO: un sufijo pospuesto al sustantivo para indicar un sistema o creencia, o clase de principios. Verbigracia: Modernismo, Denominacionalísmo, Ateísmo, Escepticismo, Racionalismo, Fariseísmo, Espiritismo, Mormonismo, Liberalismo, etc. G3622: oikonomía, traducida en algunas versiones como “dispensación”, significa primariamente las leyes que rigen una familia, o los asuntos de una familia (oikos = casa; nomos = ley); luego, gobierno o administración. En Efesios 1:10 y 3.9 se usa de la disposición o administración de Dios, por la cual en «el cumplimiento de los tiempos» (o eras) Dios reunirá todas las cosas de los cielos y de la tierra en Cristo. Una oikonomía no es un período ni una época (uso común, pero erróneo de la palabra), sino un modo de tratar, una disposición o administración de los asuntos. Nota: Todas las citas bíblicas han sido tomadas de la Biblia Textual, salvo mención contraria Bibliografía A Través de la Biblia por Vernon McGee Ayuda gramatical para el estudio del NT griego, por Roberto Hanna. © Copyright por Baker Book House. Tercera edición 2001. © 1993 Editorial Mundo Hispano T Turner, N., A Grammar of New Testament Greek. Tomo 3. Edimburgo: T. & T. Clark, 1963. Los Evangelios Explicados Por J. C. Ryle, © Copyright © 2000 por Editorial CLIE. El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 6
  7. 7. Comentario Bíblico de William McDonald, Copyright © 2004 por CLIE, Copyright © 1986 The Lockman Foundation. William Barclay Comentario al Nuevo Testamento © por C. William Barclay. © 1995 por Clie. Matthew Henry Publicado por Editorial Unilit Miami, Fl. 33172 Primera edición 1999 Biblia de Estudio Ryrie © 1991, Primera Edición por Moody Bible Institute y Charles C. Ryrie. Editorial Portavoz Biblia Textual, Editorial Sociedad Bíblica Iberoamericana & Holman Bible Publisher. © 1999 por Sociedad Bíblica Iberoamericana, Inc. Última Revisión: 01 de Diciembre de 2011 El Trigo y la Cizaña por: Jorge Romero Díaz Página # 7

×