Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Los pastores, Biblicos
Los pastores, Biblicos
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 20 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Más de JOSE GARCIA PERALTA (20)

Más reciente (20)

Anuncio

el escudo.pptx

  1. 1. DHH. “Sobre todo, que su fe sea el escudo que los libre de las flechas encendidas del maligno”.
  2. 2. 1) Fe ausente Hebreos 11:6 y sin fe es imposible agradar a Dios.. 2) La medida de Fe Romanos 12:3-6. conforme a la medida de la fe que Dios repartió 3) Una Fe muerta Santiago 2:20 que la fe sin obras es muerta 4) Poca Fe; Mateo 6:30 hombres de poca fe? 5) Una Fe grande; Mateo 15:28 ¡Oh mujer, grande es tu fe! 6) Una Fe débil; Romanos 14:1 Recibid al débil en la fe, 7) Una Fe Creciente; 2 Tesalonicenses 1:3 por cuanto vuestra fe va creciendo 8) Una Fe firme; Romanos 11:20 Pero tú por tu fe estás firme. 9) Una Fe Perfecta; Santiago 2:22 Ves que la fe actuaba juntamente con sus obras y que la fe fue completada por las obras. 10) Una Fe Fingida o falsa. 1 Timoteo 1:5 Pero el propósito del mandamiento es el amor que procede de un corazón puro, de una buena conciencia y de una fe no fingida. 11) Una Fe Victoriosa : (1 Juan 5:4 Hebreos 11:33). y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
  3. 3. Vine define la fe como una “firme persuasión”. La fe es una creencia o convicción inquebrantable en las promesas de Dios.
  4. 4. “Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija de Faraón, escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado, teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón” (Hebreos 11:24-26).
  5. 5. El escudo de Moisés era su fe. En lugar de buscar los “deleites temporales del pecado” como parte de la realeza en Egipto, Moisés decidió obedecer y seguir a Dios adonde Él lo guiara, aún cuando hubiera sido más fácil no hacerlo.
  6. 6. Satanás es un adversario astuto. Se acercó a Eva en el jardín del Edén tentándola con la fruta que era agradable a los ojos y diciéndole que le traería sabiduría. “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió” (Génesis 3:6). Pablo advirtió a los Corintios “Y al que vosotros perdonáis, yo también; porque también yo lo que he perdonado, si algo he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:10-11).
  7. 7. Dedica tiempo a Dios, al conocimiento de su palabra, al leer y asimilar la palabra de Dios vas al mismo tiempo alimentando la fe. Colma tu mente del conocimiento de la verdad y ten claro quién es Dios y cómo eres tú en Él, para que este modo puedas usar esa verdad cuando las dudas ataques. Y así hagas rebotar en la verdad los dardos de tentación lanzados por Satanás.
  8. 8. Atributos y beneficios espirituales de la fe 1. Somos justificados por la fe. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios” (Romanos 5:1-2). 2. La fe hace posible agradar a Dios. “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6)
  9. 9. 3. La fe nos permite vencer. “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe” (1 Juan 5:4). 4. La fe nos permite protegernos unos a otros. “de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor” (Efesios 4:16).

×