Revista Digital de Criminología y Seguridad
Setiembre 2012

DESTACADOS
Las reformas policiales en
Latinoamérica y el perfi...
REVISTA DIGITAL DE

NO ES CAPRICHO…
LAS REVISTAS DIGITALES
AYUDAN A PRESERVAR
LOS BOSQUES.
En TEMA’s somos conscientes de ...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
EDITORIAL

C

onvencidos de la necesidad de una permanente
actualización en las áreas de nuestra ...
REVISTA DIGITAL DE

“LAS REFORMAS POLICIALES
EN LATINOAMÉRICA Y
EL PERFIL PROFESIONAL DEL
NUEVO POLICIA”.
Pág. 4

Watson C...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
Por el Lic. Osvaldo A. Cuello Videla

La

mayoría de las policías latinoamericanas, en estas últi...
REVISTA DIGITAL DE
“LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA
Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA”.
de ingreso y de p...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
con la realidad.
En muchos casos “El Ser” no satisface las
expectativas de los gobiernos, ni de l...
REVISTA DIGITAL DE

“LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA
Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA”.
Esa misma doctri...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
Sin embargo, debemos reconocerlo, la
palabra “doctrina” para algunos causa
cierta sensibilidad y ...
REVISTA DIGITAL DE
conducción de vehículos, tiro, defensa
personal, habilidades tácticas, etc. y en
cada una de ellas podr...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
más antiguos; y buscar las causales de la
pérdida de valores y disfuncionalidad del
actual potenc...
REVISTA DIGITAL DE
LA PROBLEMÁTICA

DEL TRÁNSITO.
Entrevistamos a un especialista en el tema, el Comisario General (Re.) D...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
Sabemos que el tránsito en
el mundo entero es una de las
principales preocupaciones de
los organi...
REVISTA DIGITAL DE
¿Cuáles son los factores que
más han influido en el
crecimiento de las tasas de
accidentes de tránsito?...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
LA PROBLEMÁTICA DEL TRÁNSITO.
en los controles (que siempre
deben estar presentes) y la
difusión....
REVISTA DIGITAL DE
La violencia y la
criminalidad
constituyen el
reflejo del medio
y de la época en
que se producen.

Viol...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
Estas cifras son los límites
superiores de una amplia gama de estimaciones. En un
estudio basado ...
REVISTA DIGITAL DE
Consumo de Alcohol y
Comportamiento Violento

Además, participantes abstemios también demostraron
admin...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
lia pueden aprender a imitar
los roles de agresores o víctimas, preparando el escenario para el a...
REVISTA DIGITAL DE
plo, las hormonas) y en última
instancia planeado y dirigido
por el cerebro. Las diferencias
individual...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
drenalina. También hay un
considerable solapamiento entre vías de células nerviosas
en el cerebro...
REVISTA DIGITAL DE

VIOLENCIA
FAMILIAR

1
En 1993 la ONU reconoció
como derechos humanos
los derechos de las
mujeres y el ...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
o articulaciones) con mayor
frecuencia que el resto de la
población femenina.
Cuando hacemos refe...
REVISTA DIGITAL DE
VIOLENCIA FAMILIAR

DISTINTOS TIPOS DE MALTRATO
las actitudes de los amigos,
FAMILIAR
profesionales, fa...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
"La familia tiene la misión de ser cada vez más lo que
ella es, es decir, una comunidad de vida y...
REVISTA DIGITAL DE
TÁCTICAS POLICIALES:
10 Puntos para la reflexión.
(Tomados del Seminario de Supervivencia Policial de C...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD

Estos diez consejos alertan
a los policías sobre las
desventajas
tácticas
que
sufren a diario al...
REVISTA DIGITAL DE

CRIMINALÍSTICA

Accidentología
Vial
Por Mariela A. Rada

Un accidente de tránsito es
todo acontecimien...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
mia del accidente de tránsito.
El Jefe de Servicio Médico
de la Dirección de Transporte
de Londre...
REVISTA DIGITAL DE
CRIMINALÍSTICA: ACCIDENTOLOGÍA VIAL
pretar si la conducta de los
protagonistas estuvo adecuada a las no...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
ra, calórica etc.) evitando la
transferencia
de
fuerzas
dentro del habitáculo del
vehículo. Por e...
REVISTA DIGITAL DE

DELINCUENCIA
JUVENIL

La Alodescencia y Trastorno Disocial
Tipos de Delincuentes Juveniles

La adolesc...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
grupo, una
marca, etc.

actividad,

una

En esta edad, el adolescente se plantea diversas
cuestio...
REVISTA DIGITAL DE
de un aglutinamiento ocasional teniendo como finalidad
el divertirse de ese modo.

nencias ni incurrir ...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD

REHENES:
Negociación en
situaciones no
negociables.
Por Osvaldo A. Cuello Videla

El

gran dilem...
REVISTA DIGITAL DE

REHENES
ciales a establecer un diálogo,
u otras causas.
En este caso podemos
pensar
que
la
única
respo...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
de interdependencia, la consecución de las metas de uno
depende del éxito que el otro
haya alcanz...
REVISTA DIGITAL DE
Funciones básicas del
equipo Negociador:
Bajar la tensión.
Ablandar demandas.
Ganar tiempo.
Obtener inf...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
metros tácticos o cercos de
seguridad, y asegurarse de
evacuar la zona de cualquier
elemento (aún...
REVISTA DIGITAL DE

Negociación
en situaciones
no negociables.
rompen, los captores lo utilizan
solamente
para
ofender,
am...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
de negociación prefieran el
silencio frente a sus propias
emociones porque dejan de
percibir o no...
REVISTA DIGITAL DE
(Viene de página 11)

“LAS REFORMAS
POLICIALES EN
LATINOAMÉRICA Y EL
PERFIL PROFESIONAL
DEL NUEVO POLIC...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD
donde surge la necesidad del establecimiento
de la misión institucional, en virtud de la
importan...
REVISTA DIGITAL DE
que determinan modos de pensar y actuar que
enfocan disposiciones de acuerdo a lo que se
considera impo...
CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD

TEMA’S
Revista Digital de Criminología y Seguridad
“LAS REFORMAS POLICIALES EN
LATINOAMÉRICA Y E...
1. revista digital de criminologa y seguridad
1. revista digital de criminologa y seguridad
1. revista digital de criminologa y seguridad
1. revista digital de criminologa y seguridad
1. revista digital de criminologa y seguridad
1. revista digital de criminologa y seguridad
1. revista digital de criminologa y seguridad
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

1. revista digital de criminologa y seguridad

732 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
732
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
20
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

1. revista digital de criminologa y seguridad

  1. 1. Revista Digital de Criminología y Seguridad Setiembre 2012 DESTACADOS Las reformas policiales en Latinoamérica y el perfil profesional del nuevo policía. La problemática del Tránsito. Consumo de alcohol y comportamiento violento. Violencia Familiar. Criminalística: Accidentología Vial Negociación con Rehenes Asesoría Forense y en Seguridad Distribución Gratuita Publicación Mensual REVISTA DIGITAL DE CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD TEMA’S Año I Nro. 01
  2. 2. REVISTA DIGITAL DE NO ES CAPRICHO… LAS REVISTAS DIGITALES AYUDAN A PRESERVAR LOS BOSQUES. En TEMA’s somos conscientes de la necesidad de preservar nuestra naturaleza. Pág. 2 Watson Consultores
  3. 3. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD EDITORIAL C onvencidos de la necesidad de una permanente actualización en las áreas de nuestra diaria labor, hoy con mucho esfuerzo y una cuota de buena voluntad ponemos a vuestra disposición un elemento de ayuda que esperamos sea de su agrado: “Nuestro primer número de la Revista Digital de Criminología y Seguridad”. La idea es contribuir gratuitamente para difundir información, llegar con consejos, ideas útiles y un medio de comunicación que nos permita compartir aquello de la Criminología, las Ciencias Forenses, la Criminalística, el Derecho y la Seguridad que a Uds. les interesa. Nuestro propósito también, al idear esta publicación, no es otro que difundir información, investigaciones, artículos y trabajos de nuestros lectores por lo que invitamos a todos a participar para divulgar y transmitir esa importante cuota de conocimiento que todos necesitamos y por supuesto, ofrecer un espacio para que puedan compartir temas de interés relacionados. Somos conscientes de las limitaciones que esta ambiciosa empresa nos impone, porque pretender abarcar todo el cúmulo de conocimientos de las ciencias forenses siempre será un objetivo inalcanzable. Valga pues nuestro anhelo como incentivo para vosotros y le damos la bienvenida con esta pequeña contribución. Muchas Gracias! Pág. 3
  4. 4. REVISTA DIGITAL DE “LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA”. Pág. 4 Watson Consultores
  5. 5. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD Por el Lic. Osvaldo A. Cuello Videla La mayoría de las policías latinoamericanas, en estas últimas décadas, han experimentado una serie de cambios organizacionales, políticos y estructurales de diverso tipo, orientados fundamentalmente a su desmilitarización y el abandono del modelo burocrático. Muchas de ellas, luego de abruptos cambios, no han definido aún el perfil profesional que precisan, lo que pone en riesgo todo esfuerzo que se haya puesto en sus reformas institucionales, y en algunos casos provocando sísmicos trastornos en su administración. Parece que en la generalidad de los casos se ha pensado que introducir este tipo de modificaciones (necesarias por cierto) orientadas a redefinir el rol policial, tuviera como único eje las organizaciones y su funcionamiento. No cabe dudas que la comunidad reclama a su policía “que corra”; que corra, se ponga al frente y le cierre las puertas al delito; las so-ciedades actuales demandan a su policía que cambie la perspectiva de hacer-camiento a la comunidad y se ponga al servicio de la misma, mientras que el concepto de “Policía Comunitaria” introdu- ducido desde los países anglo-sajones parece ser la solución a todos los conflictos originados por años de desajustes en el rol fundamental de las policías en Latinoamérica. El Salvador, Haití, Guatemala, Perú, Chile, Argentina, Colombia, Venezuela, etc. son países que han puesto el acento en éstas reformas. Sin embargo, el concepto de Policía Comunitaria (Community Policing) ha sido tan diversamente entendido y aplicado, que en muchos casos ha perdido su propia definición. Todo lo que el término denota (Como filosofía de acción entre policía y comunidad) se diluye en una suerte de interpretaciones, reinterpretaciones y modificaciones de cuya amalgama surgen nuevos ajustes que solo han concluido en desajustes y crisis institucionales; algunas más severas que otras y cuyas consecuencias se miden en el ámbito criminológico como un aumento de la violencia y el delito. Estos procesos de reforma estructural, en la mayoría de los casos han ido acompañados de cambios institucionales importantes, entre los que nos interesan substancialmente las reformas introducidas en sus regímenes disciplinarios, educativos, Pág. 5
  6. 6. REVISTA DIGITAL DE “LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA”. de ingreso y de promociones; como también los aspectos jurídicos inherentes a los deberes, derechos y obligaciones de sus recursos humanos, que evidencian la necesidad de un cambio del perfil policial, que aún hoy no ha sido definido con claridad en casi ninguna de las instituciones. En este panorama, poco han hecho las reformas por sus miembros que han soportado cambios dogmáticos y filosóficos del accionar de sus instituciones, sin que exista una definición concreta sobre el horizonte al que apuntan dichas reformas; muchas de las cuales conservan orgánica y estructuralmente los mismos designios de la época anterior (aún cuando haya cambiado su denominación) y el funcionamiento interno sigue marchando al compás de otros conceptos; lo que origina cierta perturbación y desconcierto por el laberinto cultural en que se encuentran actualmente sus integrantes. Esto es una verdadera “crisis de doctrinas” y consecuentemente indefinición de un perfil profesional al puedan aferrarse para lograr verdaderamente profesionales en funciones. sus la que ser sus El Perfil Policial y la Doctrina. Frente a esta realidad nos preguntamos entonces: ¿Cuáles son los parámetros sociológicos, filosóficos y doctrinarios que deben tenerse en cuenta para la “formulación del perfil profesional del nuevo policía” en estas incipientes estructuras institucionales? Es obvio que el término “Perfil Policial o Perfil del Policía” tiene diversas aristas y depende del punto de vista de que se trate: Podríamos referirnos a los rasgos del aspirante a ocupar un puesto en una institución en cuyo caso estaríamos hablando de Requisitos de Ingreso. En segundo lugar al producto de los institutos de enseñanza en cuyo caso corresponde hablar del Perfil del Egresado. También nos podremos referir al perfil del policía propiamente dicho y cuáles deberían ser sus dotes individuales según el proyecto institucional y lo que se espera de ellos, que es lo que nos interesa en éste trabajo. Por último y sin entrar en conflicto con lo anterior, perfil también se dirige a señalar cuál es el estado de cosas actuales. ¿Qué tenemos en una fuerza?. En general podemos decir que el concepto del perfil es la relación entre “El ser y el deber ser” y esto no siempre es compatible Pág. 6 Watson Consultores
  7. 7. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD con la realidad. En muchos casos “El Ser” no satisface las expectativas de los gobiernos, ni de la ciudadanía, ni de la propia policía y es éste el punto clave generador de crisis al momento de medir los resultados de un nuevo sistema institucional. El “Deber ser” parece un ideal siempre inalcanzable o al menos insatisfecho hasta el presente, debido a la inconsistencia de las formulaciones que a lo largo del tiempo se han elaborado, poco coherentes con una “visión institucional” en su conjunto y que desde el punto de vista de la administración general deben ser una formulación que caminan al unísono. Esto quiere decir que para formular el perfil profesional del futuro policía, primero debemos elaborar un “Perfil Institucional” y a partir de allí se podrá construir intelectualmente los rasgos de sus integrantes. Policía Comunitaria, Policía Profesional, Policía Democrática, Policía Burocrática, Policía Militarizada o Semi-militarizada, Policía Orientada a los Problemas, etc. son términos que en la administración policial moderna tienen significaciones distintas, y si bien es cierto apuntan a un mismo objetivo universal (el mantenimiento del orden público y paz social), distinguen caminos diversos para alcanzarlos. Tienen especiales rasgos y visiones. Son Instituciones distintas, disímiles y en algunos casos; y con algunas reservas; hasta opuestas (desde el punto de vista estratégico, administrativo, reglamentario, operativo, etc.) y diferente es el perfil del recurso humano que precisan. California, Kenneth Fortier “Una Policía Comunitaria es una filosofía, no una estrategia”, por tanto el concepto de policía comunitaria implica cambios en la concepción del rol de la policía en nuestras sociedades. Estos cambios estructurales, orgánicos y funcionales introducidos, precisan una serie de “ingredientes extras” para funcionar adecuadamente y evitar caer en la crisis. No se trata de modificaciones existenciales en su funcionamiento intrínseco, sino de determinar una misión, una visión y objetivos a mediano y largo plazo cuya implementación reclama una reingeniería tal que impone cambios sustanciales en sus valores; lo que se interpretaría como la reformulación de la “Doctrina Policial” toda. “Una Policía Comunitaria es una filosofía, no una estrategia” Kenneth Fortier Para el ex-jefe de la Policía de Riverside – Pág. 7
  8. 8. REVISTA DIGITAL DE “LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA”. Esa misma doctrina, que modificada, debe llevar de por sí la determinación de una “Nueva Visión Institucional”, que en la ciencia administrativa no es ni más ni menos que el “Resultado de nuestros sueños en acción: Nos dice dónde queremos llegar”, cómo vamos alcanzar nuestros objetivos, lo que a raíz de los constantes cambios de rumbos que han sufrido las policías en América Latina, a partir de las reformas, está lejos de alcanzarse. La Doctrina Policial constituye la base de ideas e ideales que determinan el ordenamiento de una institución. Como una suerte de horma o molde basados en principios y valores de la Constitución y las Leyes de un determinado país o región, y sirviendo de matriz fundamental- inspira sus reglamentos, normas, procedimientos, actuaciones, etc. de una policía en particular y a su vez se nutre de éstos mismos elementos. Esto incluye sus valores morales y éticos, y por ende, cuáles son las características, obligaciones, deberes y derechos de sus recursos humanos. Pág. 8 Watson Consultores
  9. 9. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD Sin embargo, debemos reconocerlo, la palabra “doctrina” para algunos causa cierta sensibilidad y erupción, cuando en sí no es otra cosa que el continente que encierra toda la teoría policial respecto de sus proposiciones fundamentales como organización social que es, hacia dónde camina, cuáles son sus objetivos, su filosofía, su misión, y el modo de alcanzarlos. Doctrina significa etimológicamente “lo que es objeto de enseñanza”, la doctrina de cualquier Policía entonces, es el conjunto de ideas básicas que fundamentan su accionar, unen a la Institución y a sus miembros y le dan un carácter propio e integra la base de la actuación que se transmite a las nuevas generaciones mediante la enseñanza y el ejemplo. Esta misma doctrina determina también; en sus enunciados de raíz ética y filosófica; cuál es el prototipo de hombres y mujeres que se precisan para cumplir su misión, al establecer desde el punto de vista moral y funcional sus obligaciones. Variaciones en la Doctrina Institucional, llevan implícito cambios en los valores de ese modelo y lo que se intenta definir como “El perfil policial”. Aún así, el perfil del hombre y mujer policía propiamente dicho, sea que se refiera al ser o al deber ser tiene, como las virtudes, diversas subdivisiones, de las que se mencionan sólo algunas: • Sus características personales y estado físico, • Vocación de servicio que se trasunta en el sacrificio, la humildad, la empatía y el valor, • Sus condiciones morales y éticas, • Disciplina y respeto, • Sus conductas asertivas y habilidades sociales como policías en su relación con la comunidad, con su grupo de pares, con la delincuencia y en su desenvolvimiento personal, • Su capacidad para soportar las características intrínsecas de su función, las exigencias laborales, el estrés y situaciones de tensión, • El conocimiento de las leyes, reglamentos y demás normas inherente a su función, • Su habilidad estratégica y para concebir operaciones, • Su capacidad intelectual, • Su aptitud funcional, • Antecedentes y conducta previa, • Etc, etc. Enumerar las características que comprende la definición del perfil sería tedioso, ya que a cada singularidad le sigue una particularidad y que a su vez nos llevan a otras condiciones y así interminablemente. Efectivamente (sirva de ejemplo) dentro de sus “aptitudes para el desempeño funcional” encuadran las destrezas en la con- Pág. 9
  10. 10. REVISTA DIGITAL DE conducción de vehículos, tiro, defensa personal, habilidades tácticas, etc. y en cada una de ellas podremos enumerar un cúmulo de requisitos que en definitiva nos termina remitiendo a la doctrina misma que los contiene y debería enunciar. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, al pensar en el perfil policial debemos ser tan puntuales como se pueda, pero a su vez mesurados, de manera tal de modelar un mínimo de requisitos que nos permitan tener una idea de qué es lo que tenemos y en esencia qué es lo que queremos del recurso humano. Diversas policías del mundo tienen una serie de requisitos “de ingreso” y exigencias de “permanencia” que podrían ser tomados como modelo, pero el perfil del policía debe responder a lo que dicte la doctrina institucional. Este es el punto clave para iniciar el estudio del “perfil profesional del nuevo policía”. Y digo que este es el punto clave porque “el eje sobre el que gira cualquier organización es el recurso humano” y son su capacidad y compromiso las que le dan vida. Pero si no existe una “Doctrina Institucional” debidamente formulada, no es posible adoptar ningún perfil, mucho menos pensar en su idealización, sea adaptado de otras policías, sea elaborado para la propia idiosincrasia local. Sin dudas el perfil o ideal del policía que aspira y precisa la sociedad actual no se corresponde en un todo con el modelo de las décadas anteriores, con una estructura rígida, militarizada, alejado de la sociedad y de sus problemas cotidianos. Hoy el prototipo policial debe responder a los nuevos paradigmas que el mundo moderno impone. Pág. 10 Sin dudas las dificultades más significativas parecen estar en una suerte de “Crisis de la Doctrina Policial”, junto con una falta de definición orgánico-funcional, que como una cortina de humo privan vislumbrar cuáles son los esquemas básicos de las instituciones, su disciplinamiento, sus valores, y qué es lo que se espera de su potencial; y esto afecta de manera sustantiva la formulación de una nueva filosofía y un modelo de policía que se pretende para el futuro inmediato. Los grandes cambios que significan las reformas policiales en toda América Latina lo dejan al descubierto en las distintas modificaciones de tipo estructural, organizativas, estratégicas, inclusive políticas y sobre todo educacionales, en la incorporación de personal y en sus regímenes jerárquicos, de promociones y disciplinarios. Esto motiva en muchos, sino en todos los casos, que coexistan en la mayoría de ellas dos generaciones de policías con distinta formación, lo que ha producido una imbricación de “cualidades” que impiden formular con claridad cuál es el perfil del nuevo modelo policial, acorde a las exigencias sociales. Sin embargo vemos que muchas organizaciones han puesto el acento únicamente en la formación de los nuevos policías, una nueva generación de oficiales formados para el futuro. Debe asumirse que cuando se habla del perfil del policía, se debe incluir a la totalidad de la masa del recurso humano actual de una institución, en toda su dimensión, esto es desde los estratos más bajos a los cargos jerárquicos más altos, desde los policías más modernos hasta los Watson Consultores
  11. 11. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD más antiguos; y buscar las causales de la pérdida de valores y disfuncionalidad del actual potencial en servicio, en muchas organizaciones policiales, en la raíces doctrinarias de la propia organización. El Perfil Humano y la Institución. Para una administración eficiente de los recursos humanos de la policía, se requieren una serie de postulados básicos que permitan el diseño adecuado de políticas, estrategias y acciones. Por un lado conceptos claros sobre el tipo de organización que se quiere tener (visión, misión, objetivos, funciones, procedimientos, acciones, relaciones, etcétera) y, del otro lado, datos fidedignos y sistematizados de las cualidades de sus integrantes que faciliten la toma de decisiones sobre sus fortalezas para potenciarlas y sus debilidades para superarlas paulatinamente, esto es sacar el máximo provecho del personal. Esto también determina en alguna medida los requisitos de incorporación de nuevas personas a la organización. La capacidad del recurso humano y de la Institución van de la mano, en tanto y en cuanto el primero debe amoldarse a los requerimientos de la misma y aunarse en un objetivo común. Aún cuando desde la perspectiva operativa y práctica la institución la hacen sus propios hombres y mujeres, no debe olvidarse que desde el punto de vista de la administración la institución en sí es un sistema independiente de quienes la integran puesto que tiene vida propia como tal. filosofía y a partir de allí es posible adquirir, erradicar o sustentar “valores” que permitan definir el perfil del conjunto de sus integrantes, y dentro del mismo los distintos requisitos para cada una de las especialidades que se requieren para cumplir su misión y alcanzar sus objetivos de la manera más eficiente y eficaz. (Continúa en la página 42) “LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA” Por el Lic. Osvaldo A. Cuello Videla. Comisario Inspector Retirado de la Policía de Mendoza. Argentina Licenciado en Criminalística. Prof. de Negociación con Rehenes y Prof. de Criminología de la Universidad del Aconcagua. La política adoptada y bien elaborada por sí es la que debe marcar el propio perfil institucional, su estructura conceptual y Pág. 11
  12. 12. REVISTA DIGITAL DE LA PROBLEMÁTICA DEL TRÁNSITO. Entrevistamos a un especialista en el tema, el Comisario General (Re.) Dn. Oscar Daniel Hómola R. ex Jefe de la Policía Vial de la Policía de Mendoza y ex Director de Seguridad Vial del Ministerio de Seguridad del Gobierno de la Provincia de Mendoza. Docente del Instituto Universitario de Seguridad Pública en “Técnicas Especiales en Seguridad Ciudadana” quien nos da su punto de vista, respecto de la problemática del tránsito en general, y nos sugiere algunas medidas a fin de hacer el tránsito más humano, ya que las pérdidas de vidas a nivel mundial es alarmante. Pág. 12 Watson Consultores
  13. 13. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD Sabemos que el tránsito en el mundo entero es una de las principales preocupaciones de los organismos internacionales, ¿Cómo ve situada a la Argentina en torno a la problemática del tránsito? Nuestro país no es ajeno a la problemática que aqueja al mundo entero con relación al deslazamiento de las personas, esto lo digo porque entiendo el problema como algo global, como algo que afecta a todos hasta los países más desarrollados o que más desarrollo sostienen en materia de seguridad vial. Indudablemente la diferencia esta en que quien conduce un vehículo de cualquier tipo, (un auto, una moto o bicicleta) o aquel que ocupa la vía pública como peatón, necesita ineludiblemente ser educado en valores y con una fuerte concientización sobre el respeto a las normas, cosa que no se da en los países subdesarrollados. Las estadísticas marcan un alto índice de mortandad en aquellos países con menores capacidades, a pesar que como ecuación po- podríamos decir que poseen un parque automotor mucho menor que en otros. La diferencia está fundamentalmente en la educación que desde los primeros años se recibe, así el joven y luego el adulto que se traduce en cultura. Así para hablar de Argentina particularmente puedo decir que desde las autoridades se realizan esfuerzos tendientes a mejorar el problema, pero cualquier planificación va a chocar siempre con que debe ir acompañada de un cambio cultural, cuyos resultados no son inmediatos sino que se extienden a través del tiempo, el resto de las medidas, por mas buenas que sean; como lo fue la creación en el 2008 de la Agencia Nacional de Seguridad Vial; solo constituyen un parche a la situación tratando de ejecutar medidas fundamen-talmente de índole correctiva-punitiva, a pesar que la educación es uno de los ejes centrales de sus objetivos. Se advierte por supuesto un cambio en nuestro país en el sentido que vemos muchas más campañas publicitarias, algunas acciones y principalmente porque se ha instalado en la sociedad el problema de las muertes y las graves secuelas por lesiones que ocasionan los siniestros de tránsito. Esto es una buena señal y aún falta mucho por hacer en todos los aspectos, ya que el problema del tránsito no sólo es un vehículo cualquiera en una calle, es mucho mas complejo y atacar este flagelo debe estar situado como una de las políticas centrales de todo gobierno y debe tener continuidad a través del tiempo. Suscríbase gratis: watsonconsultores@ymail.com Pág. 13
  14. 14. REVISTA DIGITAL DE ¿Cuáles son los factores que más han influido en el crecimiento de las tasas de accidentes de tránsito? El principal problema que veo, como de mayor influencia, es que no se ha acompañado (hablando de nuestro país) a la expansión demográfica, el crecimiento del parque automotor y los cambios culturales desde el punto de vista de la Seguridad Vial, dejando transitar, valga la redundancia, el problema como de poca influencia dentro de la política de nuestra región, hasta llegar al punto en que hoy nos encontramos. El problema comenzó desde que se puso en marcha el primer vehículo y desde ese entonces debió tener el acompañamiento necesario. Eso no ha ocurrido. Por ello, si de factores se trata, podemos hablar de aquellos que influyen en la producción de un siniestro, etc., y estaríamos horas elucubrando sobre eso. Desde mi punto de vista el principal factor de influencia es “la persona desde el punto de vista cultural” y este factor fue el que a través del tiempo y desde hace muchos años jamás fue tenido en cuenta como de relevancia. ¿Para paliar la demanda de mayores vías de circulación, deberían imponerse restricciones al tránsito o hay otras medidas que puedan permitir la disminución de los accidentes? Como he venido diciendo, el problema es la persona como factor determinante, ahora bien el incesante crecimiento del parque automotor, el no acompañamiento de una infraestructura acorde y un deficitario y por no decir inexistente ordenamiento urbano-territorial, me hace afirmar que ante esta situación se debe apelar fundamentalmente a la conciencia ciudadana, al valor del conductor en el respeto y así, a pesar del poco espacio disponible, mejorar la circulación en nuestras calles. El ejercicio de las libertades es de todos, restringir la circulación no hace más que eso restringir un derecho constitucional. La vía pública es de todos y debió el Estado pensar y repensar la forma o la mejor forma de ocupación. Con esto hago hincapié en que es la ciudadanía la que debe mejorar su conducta en la calle. Indudablemente con la realización de obras, con- “Atacar esta pandemia hoy debe centrarse en mejorar el factor humano, fundamentalmente en su rol de ocupante de la vía pública” Pág. 14 Watson Consultores sensuadas previamente, que lleven soluciones principalmente a no encontrar trabas en la circulación y hacerla más fluida y pensando siempre que el crecimiento del numero de vehículos es constante y va a continuar a través del tiempo. Es por ello que restringir no hace mas que eso y significa un parche sin solución en la situación que se plantea. Según su experiencia, al momento de medirse la eficiencia de las campañas de tránsito ¿Cuáles son las medidas que en general han arrojado mejores resultados? Una campaña para mejorar los estándares de circulación, que hoy vemos a diario en nuestros medios masivos de comunicación, sirve en un lapso determinado y luego se esfuma. Cualquier campaña de difusión debiera ser tan dinámica como los cambios sociales, apuntando a las problemáticas particulares; la de los jóvenes, la del peatón, de los ciclistas, etc. No sirve estigmatizar grupos etáreos y dentro de esto basar la difusión. Una campaña de Seguridad Vial debe ser integral, vale decir que debe contemplar la participación de muchos actores, fundamental-mente la familia como el primer control; acá es donde está el punto eje y sustento de cualquier mejora, en nuestra familia con su educación, luego la escuela en todos sus niveles, luego la propia cultura
  15. 15. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD LA PROBLEMÁTICA DEL TRÁNSITO. en los controles (que siempre deben estar presentes) y la difusión. La medición de resultados se da, estadísticamente hablando, cuando desde el punto de vista de los organismos de aplicación de la legislación, realizan algún tipo de medida como lo es prosecución de operativos masivos acompañados de difusión. Esto hace disminuir los siniestros de cualquier tipo durante lapsos no muy prolongados, por ello afirmo que cualquier medida debe ser tan dinámica como el cambio social y tan sostenida que pueda internalizarse en la conciencia humana. ¿La acción policial en general es un buen freno para disminuir la accidentalidad o debe ser acompañada de otras medidas adicionales para ser realmente efectivas? Nos referimos a las acciones tendientes a castigar las infracciones. El castigo como tal afecta en un bajo porcentaje a la disminución del nivel de infractores, esto queda comprobado a través del tiempo, ergo la pena de muerte no disminuye el delito, mucho menos una multa por más fuerte que ella sea va a hacer disminuir los siniestros. Todo ayuda pero una buena y efectiva acción operativa de prevención de las policías u órganos encargados del control, sirve y pone freno temporalmente al crecimiento estadístico. Le pedimos a nuestro entrevistado, si nos podría aportar alguna reflexión final sobre la problemática del tránsito. Mi reflexión se basa en haber analizado día tras día, hora tras hora, cuál es el verdadero problema que nos aqueja y en donde tiene su origen, en esta entrevista he sostenido que toda mejora debe estar basada en trabajar en la persona como principal actor-sujeto de ocupación de la vía publica, hacia ellos es mi especulación y se centra en que debemos hacer uso de nuestro derecho de libre circu- lación con el respeto por si mismos, por el otro, en el respeto por la vida, con tolerancia, saber que ocupamos espacios, que conducimos vehículos y que mas allá de cualquier medida desde el Estado, el primer control esta dado en la familia, propendiendo a su sostenimiento, a crecer con valores, con el “respeto por la vida” como primordial para que no veamos mas muertos en nuestras calles, para que no veamos mas mutilados de por vida, mi reflexión final entonces, se dirige hacia todos nosotros. TEMA’S Revista Digital de Criminología y Seguridad Pág. 15
  16. 16. REVISTA DIGITAL DE La violencia y la criminalidad constituyen el reflejo del medio y de la época en que se producen. Violencia cae dentro de la categoría más amplia de la agresión, que también incluye a comportamientos que ponen en peligro a otra persona, que la acosa de manera hostil, o causa daños de forma no física específicamente. Consumo de Alcohol y omportamiento Violento C ientíficos y no científicos por igual ha reconocido desde hace tiempo una entidad bidireccional entre el consumo de alcohol y el comportamiento violento o agresivo. No sólo el consumo de alcohol puede favorecer la agresividad, sino también la victimización puede llevar al consumo excesivo de alcohol. La violencia puede definirse como un comportamiento que ocasiona intencionalmente o intenta infligir un daño físico. Pág. 16 Diversas investigaciones de tipo psicológicas, sociológicas y criminológicas han explorado la asociación entre el consumo de alcohol, violencia, agresión y el papel del cerebro en la regulación de estos comportamientos. Comprender la naturaleza de estas asociaciones es esencial para romper el ciclo de uso indebido de alcohol y violencia. Watson Consultores Medida de la Asociación de Alcohol y violencia. Basado en estudios publicados, Roizen (1) resume los porcentajes de los delincuentes violentos que estaban bebiendo en el momento de la ofensa como sigue: hasta 86 por ciento de los delincuentes de homicidio, 37 por ciento de los delincuentes de asalto, 60 por ciento de los delincuentes sexuales, hasta el 57 por ciento de los hombres y 27 por ciento de las mujeres involucradas en la violencia conyugal y el 13% de los abusadores de niños.
  17. 17. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD Estas cifras son los límites superiores de una amplia gama de estimaciones. En un estudio basado en la comunidad. También se encontró que el 42 por ciento de los crímenes violentos denunciados a la policía involucraban alcohol en sus causadores, aunque el 51% de las víctimas entrevistadas considera que sus agresores habían estado bebiendo. (1) Roizen, J. Epidemiological issues in alcohol-related violence. In: Galanter, M., ed. Recent Developments in Alcoholism. Vol. 13. New York: Plenum Press, 1997. Relaciones de alcohol y violencia Se han propuesto varios modelos para explicar las complejas relaciones entre la violencia o la agresión y el consumo de alcohol. Muchas investigaciones, para evitar exponer a humanos o animales a potenciales lesiones, se basan en experimentos sobre la agresión no física. Otros estudios relacionados con los seres hu- manos se basan en estudios epidemiológicos o datos obtenidos de fuentes oficiales o archivos. Efectos directos del Alcohol. Bien sabido es que el Alcohol puede alentar la agresión o la violencia por interrumpir la función normal del cerebro. Según la hipótesis de desinhibición, por ejemplo, el alcohol debilita los mecanismos cerebrales que normalmente restringen conductas impulsivas. Por un inadecuado procesamiento de la información, el alcohol también puede llevar a una persona a malinterpretar las señales sociales, sobreestimando así una actitud normal que lo considera y percibe como una amenaza. Simultáneamente, un estrechamiento de la atención puede conducir a una evaluación inexacta de los riesgos futuros de actuar ante un impulso violento inmediato. mo parte de una tarea competitiva en aprendizaje y tiempo de reacción. Las reacciones del oponente inexistente son simuladas por computadora, sin que el sujeto sometido a estudio lo sepa. Este estudio se realiza con sujetos sobrios y la misma prueba se repite luego de consumir alcohol. En muchos estudios, los sujetos exhiben mayor agresividad (por ejemplo, mediante la administración de los golpes más fuertes) en proporción al aumento del consumo de alcohol. Estos hallazgos sugieren que el alcohol puede facilitar un comportamiento agresivo. Sin embargo, muy raras veces se han realizado estudios sobre sujetos que e hayan sentido amenazados o provocados para inferir una agresión. Desde hace más de 35 años los investigadores vienen explorando la relación entre el alcohol y la agresión con distintas variaciones en el enfoque experimental desarrollado. En un ejemplo típico, un sujeto administra descargas eléctricas u otros estímulos dolorosos a un invisible "oponente", aparentemente co Pág. 17
  18. 18. REVISTA DIGITAL DE Consumo de Alcohol y Comportamiento Violento Además, participantes abstemios también demostraron administrar estímulos dolorosos cuando no agresivos en los ensayos realizados. Estos resultados son consistentes con la observación del mundo real que la intoxicación por sí sola no causa violencia. A continuación se exploran algunos mecanismos mediante el cual los efectos directos del alcohol pueden interactuar con otros factores que influyen en la expresión de la agresión. Expectativas sociales y culturales. El consumo de alcohol puede favorecer la agresión porque los consumidores esperan volverse violentos. Por ejemplo, algunas investigaciones muestran que usando bebidas alcohólicas reales y simuladas, las personas que creen que han consumido alcohol empiezan a actuar más agresivamente, independientemente de qué bebida realmente hayan consumido. Sin dudas hay expectativas relacionadas con el alcohol que promueven la agresividad masculina, combinado esto con la percepción generalizada de que la mujer intoxicada es sexualmente más receptiva y menos capaces de defenderse, lo cual podría explicar la asociación entre alcohol y violación o violencia sexual. Además, una persona que pretende participar en un acto Pág. 18 Watson Consultores violento puede beber para reforzar su coraje o con la esperanza de evadir el castigo o la censura. El motivo de beber para evitar la censura es alentado por la opinión popular que la intoxicación es como un "respiro", durante el cual uno no está sujeto a las mismas reglas de conducta que cuando está sobrio. Por tanto se está en condiciones de afirmar que en la mayoría de los casos: “La Violencia precede al uso indebido de Alcohol” Victimización de la niñez. Una historia de abuso sexual infantil o negligencia es más probable que suceda en los casos de madres con problemas de alcohol que entre aquellas mujeres que no tienen problemas ni están vinculadas con el alcohol. Widon y sus colegas (Alcohol abuse in abused and neglected children followed-up: Are they at increased risk? J Stud Alcohol 1995.) no encontraron ninguna relación entre la victimización infantil y uso indebido de alcohol posterior en los hombres. Incluso los niños que son sólo testigos de violencia en la fami
  19. 19. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD lia pueden aprender a imitar los roles de agresores o víctimas, preparando el escenario para el abuso del alcohol y la violencia que persistan durante generaciones. Finalmente, las complicaciones obstétricas que dañan el sistema nervioso al nacer, combinada con una posterior negligencia parental como podría ocurrir en una familia alcohólica, pueden predisponer a un niño a la violencia, la delincuencia y otros problemas de comportamiento alrededor de los 18 años de edad. Estilos de Vida Violenta. La violencia puede y suele preceder al uso indebido de alcohol tanto en los delincuentes como víctimas. Por ejemplo, es mucho más probable que las personas violentas seleccionen o enfrenten situaciones sociales y subculturales que fomenten el beber abusivamente que las no violentas. En resumen, la violencia puede contribuir al consumo de alcohol, que a su vez puede estimular y perpetuar la violencia. Causas comunes de uso indebido de Alcohol y violencia. En muchos casos, el abuso de alcohol y una propensión a la violencia puede provenir de una causa común. Esta causa puede ser un rasgo temperamental, como una personalidad que busca el riesgo, o de un entorno social pernicioso; como por ejemplo, pares delincuentes o falta de supervisión de los padres; que alienta o contribuye al comportamiento desviado. Otro ejemplo de una causa común se refiere a la coocurrencia frecuente de un “Trastorno Antisocial de la Personalidad y de aparición temprana (es decir, tipo II) del alcoholismo en los jóvenes. El Trastorno antisocial de la personalidad es un trastorno psiquiátrico caracterizado por una falta de respeto por los derechos de los demás, a menudo se manifiesta como un estilo de vida violenta o criminal. El alcoholismo temprano se caracteriza por la alta heredabilidad de padre a hijo; con un inicio del alcoholismo a menudo durante la adolescencia; y rasgos antisociales de comportamiento, a veces violentos. Estas personalidades se su- perponen en su tendencia a la violencia y el consumo excesivo de alcohol y pueden compartir una base genética. Asociación Incierta. Asociaciones espurias entre consumo de alcohol y violencia pueden surgir por casualidad o coincidencia y no como una causa común o directa. Por ejemplo, beber es una actividad social común para muchas personas adultas, especialmente aquellos más propensos a cometer actos violentos. Por lo tanto, beber y violencia pueden ocurrir juntos por casualidad. Además, los criminales violentos que beben mucho tienen más probabilidades de ser atrapados que aquellos que delinquen sin estar intoxicados y en consecuencia están excesivamente representados en las muestras de presos o detenidos que son tomados para el estudio del tema. Asociaciones de este tipo a veces pueden ser más difíciles de distinguir que las variables que indican una causa común entre violencia y alcohol. Fisiología de la Violencia Aunque el comportamiento individual está conformado en parte por el medio ambiente, es también influenciada por factores biológicos (por ejem- Pág. 19
  20. 20. REVISTA DIGITAL DE plo, las hormonas) y en última instancia planeado y dirigido por el cerebro. Las diferencias individuales en la química cerebral podrían explicar la observación de que el consumo excesivo de alcohol puede promover constantemente agresión en algunas personas, pero no en otros. Las siguientes apreciaciones resaltan algunas áreas de estudio intensivo. Serotonina: Es un mensajero químico en el cerebro, esta pensado para funcionar como un inhibidor de la conducta. Así, actividad de disminución de serotonina se se asocia con aumento de la impulsividad y agresividad, así como con la aparición temprana de alcoholismo entre los hombres. Los investigadores han desarrollado investigaciones sobre modelos de animales que simulan muchas de las características del alcoholismo en los seres humanos. Monos a veces consumen alcohol en cantidades suficientes para sumirse en estado de embriaguez. Macacos con actividad de serotonina baja consumen alcohol a tasas elevadas. Estos monos también demuestran una reducción del control de los impulsos, resultando en agresión excesiva e inapropiada. Este comportamiento de la química del cerebro se asemeja al de jóvenes alcohólicos de tipo II. Curiosamente, entre los macacos y humanos, la negligencia parental conduce a la aparición temprana de la conducta agresiva y el consumo excesivo de alcohol en la descendencia, que nuevamente se correlacionan con la disminución de la serotonina. Aunque los datos no son concluyentes, el enlace de alcohol-violencia puede estar mediado por mensajeros químicos además de serotonina, tales como la dopamina y nora Consumo de Alcohol y Comportamiento Violento. Pág. 20 Watson Consultores
  21. 21. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD drenalina. También hay un considerable solapamiento entre vías de células nerviosas en el cerebro que regulan aspectos de agresión, conducta sexual y consumo de alcohol. Estas observaciones sugieren una base biológica para la co-ocurrencia frecuente de intoxicación por alcohol y violencia sexual. Testosterona: La hormona esteroide testosterona es responsable del desarrollo de características sexuales primarias y secundarias masculinas. Las concentraciones de testosterona alta en criminales han sido asociadas con la violencia, la sospecha y la hostilidad. En experimentos con animales, la administración de alcohol aumentó un comportamiento agresivo en monos, ardillas socialmente dominantes, que ya exhibían altos niveles de agresión y testosterona. Sin embargo el Alcohol no aumentó la agresión en monos subordi-nados, que mostraron niveles bajos de agresión y de testosterona. Estos hallazgos pueden arrojar algo de luz sobre el ciclo de vida de la violencia en los seres humanos. En los seres humanos, la violencia se da principalmente entre machos adultos de adolescentes y jóvenes, que tienden a tener altos niveles de testosterona en compara- ción con la población en general. Hombres jóvenes que exhiben comportamientos antisociales suelen ser cada vez menos agresivos cuando llegan a los cuarenta. Por esa edad, están disminuyendo las concentraciones de testosterona, mientras que la serotonina está aumentando las concentraciones, ambos factores que tienden a frenar el comportamiento violento. En concusión, el alcohol aparentemente puede aumentar el riesgo de comportamiento violento sólo para determinados individuos o subpoblaciones y sólo en algunas situaciones e influencias sociales y culturales. El abuso de alcohol y la violencia son comunes en nuestra sociedad y hay muchas asociaciones entre los dos. Comprender la naturaleza de estas asociaciones, incluyendo los antecedentes ambientales y biológicos de cada uno y las formas en que puede estar relacionados, es esencial para desarrollar estrategias efectivas para prevenir la violencia relacionada con el alcohol, así como otros problemas sociales, tales como violencia doméstica, asalto sexual y abuso infantil y negligencia. Porque ningún área de la ciencia actual además de otro entender más sobre la violencia relacionada con el alcohol, arrojan luz sobre la violencia en general capaz de producir información que pueda ser útil para reducirla. Existe una marcada interrelación entre los factores individuales y el medio ambiente, para el desarrollo de la violencia, o para gestar una personalidad violenta. Pág. 21
  22. 22. REVISTA DIGITAL DE VIOLENCIA FAMILIAR 1 En 1993 la ONU reconoció como derechos humanos los derechos de las mujeres y el maltrato y la violencia contra ellas como una VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS. Esta Declaración se encarga de definir la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción arbitraria de la libertad, tanto si se produce Pág. 22 en la vida pública como en la privada”. ra silenciosa entre agresor y víctima. Se trata de uno de los delitos más impunes e invisibles que ocurren en el ámbito de la sociedad. 2 La Organización Mundial de la Salud afirma que la cantidad de muertes ocurridas en ocasión o con motivo de la violencia familiar, implican un mínimo porcentaje de los casos ocurridos, pero que denota la gran ocurrencia de éstos hechos en al ámbito de las familias en todos los países del mundo. Los maltratos que siguen a las situaciones de violencia familiar no siempre implican daño físico, sino y lo más grave es que ocurren de mane Watson Consultores Solo una tercera parte de las mujeres maltratadas reconocen el maltrato, aunque si admiten que sus parejas las amenaza, insulta, y controlan sus vidas. Un alto porcentaje soporta esto por años. Las mujeres que sufren violencia presentan una serie de síntomas (dolores de cabeza permanentemente, cuadros de ansiedad, insomnio, dolores de espalda
  23. 23. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD o articulaciones) con mayor frecuencia que el resto de la población femenina. Cuando hacemos referencia al término violencia nos referimos no sólo al uso intencional de la fuerza y del poder, sino que dicho concepto, en función de la definición anterior abarca cualquier acto de naturaleza violenta resultado de una relación de dominación, sumisión, que incluye las amenazas, la intimidación y la carencia de atención y cuidados adecuados cuando se trata de parejas. Incluyen también todo tipo de maltrato psicológico, abuso personal y explotación sexual. También quedan comprendidos en el concepto de violencia familiar y violencia de género, aquella violencia que, a la inversa, ocurre desde la mujer hacia su pareja. La violencia unida al concepto de “género” se basa en la diferencia subjetiva entre los sexos. 3 La Violencia de Género se ejerce de distintas formas. Estas pueden aparecer en forma conjunta o manifestarse sólo una de ellas. Los diferentes tipos de violencia (física, sexual, emocional y verbal) generalmente se presenta en forma de una espiral que va creciendo sistemáticamente en la pareja. El denominado ciclo de la violencia familiar va creciendo poco a poco y en un momento dado hace explosión, para pasar luego a una etapa de relajación que los estudiosos denominan “luna de miel”, donde el agresor, ya arrepentido de sus actos” promete no actuar más de manera impulsiva. que caracterizan este tipo de vínculo familiar. Por lo general, esta situación hace que, salvo los casos en que haya malos tratos con evidentes consecuencias físicas, la mayoría de las veces es muy difícil que se haga visible para los demás, manteniendo la pareja una vida oculta de dolor. Las fases son tres: Una fase de acumulación de tensión, donde el agresor actúa de manera normal, pero en su interior siente impulsos que lo EXPLOSION DE LA VIOLENCIA Fase 1 Fase 2 Fase 3 Este ciclo hace que muchas veces la persona agredida guarde para sí la esperanza del cambio en la actitud de su pareja y es por ello que la mayoría de las mujeres tardan mucho tiempo (incluso años) en decidir tomar una actitud de defensa frente a las agresiones que sufre. De esta forma la relación de abuso pasa a ser crónica, permanente y periódica, refiriéndonos así a las distintas formas de relación abusiva que invitan a actuar de manera abusiva pero se contiene en base a promesas realizadas. A esto sigue la fase dos en donde el sujeto abusador estalla en un episodio agudo de violencia manifestando la misma de manera que descarga toda aquella tensión acumulada en su pareja. Le sigue por último la fase tres denominada “luna de Miel” donde el abusador realiza falsas promesas de cambio. Pág. 23
  24. 24. REVISTA DIGITAL DE VIOLENCIA FAMILIAR DISTINTOS TIPOS DE MALTRATO las actitudes de los amigos, FAMILIAR profesionales, familiares, y el La violencia familiar no siempre se presenta hacia la mujer. Existen también antecedentes de maltrato en la pareja donde la víctima es el hombre, y aunque son los casos menos conocidos, no dejan de responder más o menos al mismo modelo antes planteado de las tres etapas. riesgo de que tengan una actitud crítica con la víctima. Cualquiera sea el afectado en la violencia conyugal, es difícil que se haga visible hacia los demás, sobre todo cuando la víctima es el hombre. Ocurre muchas veces frente a toda la sociedad, pero salvo algunas organizaciones que trabajan específicamente en ello y en algunos países a través del propio estado, muchas sociedades aceptan este Muchas veces estos casos no son conocidos por miedo de Pág. 24 También hay violencia familiar cuando existe Maltrato Infantil, que es cualquier acción u omisión, no accidental que provoque un daño físico o psicológico a un niño por parte de sus padres o cuidadores. Watson Consultores tipo de maltrato. A diferencia de los casos anteriores, no siempre implica violencia física o psíquica en forma directa, sino que el abandono material y el trabajo Infantil encuadran en esta categoría. También debemos considerar maltrato familiar al maltrato que reciben los ancianos, que se define como cualquier acto que, por acción u omisión, provoque un daño físico o psicológico a un anciano por parte de la familia. Esto incluye agresión verbal, física, descuido de su alimentación, abuso financiero, amenazas, por parte de los hijos o de otros miembros de la familia.
  25. 25. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD "La familia tiene la misión de ser cada vez más lo que ella es, es decir, una comunidad de vida y amor, en un esfuerzo que encontrará plenitud, como todo lo que ha sido creado y redimido en el reino de Dios...” Juan Pablo II “Exhortación apostólica sobre la familia” Fundamentalmente creé en ti mismo, pero no olvides que… Renovarse no siempre significa abandonar algo, sino incorporar cosas nuevas. Un cambio en tu manera de ver las cosas… Significa que eres un ser inquieto y podrás convertirte en el genio creador… De tus auténticos sentimientos. Pide un deseo pero no te sientes a esperar, lucha por alcanzarlo. Texto extraído de: “El Libro para Siempre…” Pág. 25
  26. 26. REVISTA DIGITAL DE TÁCTICAS POLICIALES: 10 Puntos para la reflexión. (Tomados del Seminario de Supervivencia Policial de Cincinnati, Ohio 1997) El Síndrome de Súperman. Un término que se acuño allá por el año 1997 al realizarse el Seminario de Supervivencia Policial en la ciudad de Cincinnati, Estado de Ohio en los Estados Unidos. Desde entonces estos diez consejos han dado la vuelta al mundo entero. Pág. 26 En realidad son consejos tan obvios que parecen simplemente innecesarios para cualquier policía que está realizando su labor en la calle. Sin embargo, muchos de ellos reflejan de una manera realista los descuidos que a diario cometen los policías pro Watson Consultores fesionales al realizar su tarea. El Sargento Michael Campbell del SWAT de la Policía de Meza en Arizona decía: “Ninguna prueba, ni la detención de un sospechoso vale más que la vida de un policía…”
  27. 27. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD Estos diez consejos alertan a los policías sobre las desventajas tácticas que sufren a diario al descuidar aspectos básicos de su entrenamiento en la confianza de pensar que todo ha venido desarrollándose de manera tranquila, y en realidad ¿Porqué tiene que cambiar?. Es significativo la cantidad de policías que sufren lesiones o episodios dramá-ticos como consecuencia de descuidos que pueden parecer insignificantes al momento de intervenir. Detenciones, traslados de detenidos, cacheos, registros domiciliarios, identificación de sospechosos; todas éstas son tareas que a diario realizan los policías y muchas veces lo cotidiano de ellas hace que no tomen conciencia de que, a veces, el peligro está al acecho… El síndrome de Superman. Nadie duda que somos policías capaces, pero ante cualquier situación en donde el tiempo lo permita, ESPEREMOS apoyo. Hay pocas ocasiones en las que deberíamos intentar llevar a cabo una intervención solos y sin ayuda. No descansar suficiente. Para hacer nuestro trabajo debemos estar alertas. Estar adormilados no sólo es ir en contra del buen hacer, sino que nos deja a merced de cualquiera que quiera sorprendernos y facilita que cometamos errores. La actitud. Si no nos concentramos en nuestro trabajo mientras estamos de patrulla o nos llevamos los problemas de casa o nos distraemos con el celular o en charlas extendidas con nuestro compañero, sin prestar atención al entorno, empezaremos a cometer errores y esto puede costarnos caro. Tomar una mala posición. Nunca permitamos a nadie con quien vayamos a intervenir o a quien estemos a punto de dar el alto se sitúe en mejor posición que la nuestra o la de nuestro vehículo. Nada es rutina. Signos de peligro. Como policías, llegaremos a tener un “olfato policial” para darnos cuenta de determinados “signos de peligro”: movimientos, ocupantes de un coche sospechoso, abultamientos en la ropa, etc., que deberían alertarnos para poner cuidado en cada paso y aproximarnos con precaución. Fijémonos en qué va mal o no está en su sitio. No fijarse en las manos del sospechoso. ¿Está él o ella sosteniendo o escondiendo un arma?; ¿Está preparándose para golpearnos?; ¿De donde nos va a venir una amenaza directa y mortal si no es de las manos? Relajarse demasiado pronto. Las constantes falsas alarmas hacen que bajemos la guardia. No debemos tomar ninguna llamada como otra falsa alarma. Puede estar nuestra vida en juego. Igualmente no debemos relajarnos en intervenciones en las que estemos hablando normalmente con las personas a las que hemos parado, estamos identificando, etc. La intervención se acaba sólo cuando cada uno sigue por su camino o cuando estas personas están en el calabozo, previo esposarlas y palparlas de armas. No esposar correctamente o no esposar. Una vez que hayamos aprehendido o detenido a alguien debemos esposarlo adecuadamente (y por detrás.) Asegurémonos de que las manos que pueden herirnos están bien inmovilizadas. Cachear superficialmente o no cachear. Hay muchos lugares en los que pueden ocultarse armas, y que si no se descubre pueden suponer más tarde un peligro para nosotros o para cualquier otro compañero. Armas sucias o inoperantes. ¿Está nuestra arma limpia?; ¿Funcionaría si la necesitáramos?; ¿Y que tal la munición?; ¿Podríamos ahora mismo defendernos con ellas de un ataque contra nuestras vidas o las de otros? Pág. 27
  28. 28. REVISTA DIGITAL DE CRIMINALÍSTICA Accidentología Vial Por Mariela A. Rada Un accidente de tránsito es todo acontecimiento eventual y no voluntario que no necesariamente tiene su origen en una vía, en la que interviene al menos un vehículo en movimiento, y como resultado del mismo, se producen daños materiales, lesiones o muertes Este no se produce instantáneamente; se trata de una evolución de varios factores que se desarrollan en varias dimensiones físicas, topográficas, espaciales; es decir, en el espacio, tiempo y lugar. Los autores, definen el accidentes de tránsito de diferentes formas: • Para Paul West es un suceso, acontecimiento, ocurrencia inesperada o impremeditada que tiene un elemento de azar o probabilidad cuyos resultados son indeseables o infortu-nados. • Raúl E. Malivoca nos dice que el accidente de tránsito es una epidemia sui generis. Define a la Accidentología, como la ciencia que tiene por objeto el estudio de la epide- Pág. 28 Watson Consultores
  29. 29. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD mia del accidente de tránsito. El Jefe de Servicio Médico de la Dirección de Transporte de Londres G. Norman, afirma que los accidentes de tránsito en la vía pública no se producen al azar y que comparando los datos disponibles se constata que los accidentes de tránsito al igual que las enfermedades, afecta de manera muy diversa a los diferentes grupos de la población , difiriendo también en cuanto a su localización geográfica, ya que se sigue una clara tendencia a producirse en determinados lugares, a los que el designa como puntos críticos siendo también distinta su incidencia en las zonas rurales que en las zonas urbanas. La Accidentología y sus Ciencias Auxiliares. La Accidentología Vial, se sirve para sus propósitos de diversas ciencias auxiliares que el perito debe conocer y manejar para llevar a cabo su tarea. ta los conocimientos para la realización de ilustraciones de todo tipo, sobre todo el Croquis del lugar del hecho. • La Ingeniería Vial hace sus aportes mediante el estudio las construcciones de las vías de comunicación. • La Ingeniería Mecánica que Digamos que la Accidentología Vial tiene dos finalidades. Una inmediata y otra mediata. La primera de ellas es informar a la justicia o a la parte privada que lo requiera sobre causas y consecuencias, para elaboración del correspondiente sumario judicial, ilustrando y explicando al juez lo ocurrido en el hecho, desentrañando el Cómo, Cuándo, Dónde y Por qué del siniestro mediante un informe técnico, informe pericial o peritaje accidentológico. Desde lo mediato, actúa desde un punto de vista social, y tiende a la prevención de los accidentes, elaborando proyectos de normas, campañas de educación, etc. • La Medicina Legal, por un lado aporta los diagnósticos de las lesiones producidas en los accidentes, lo cual orienta al perito sobre la forma de producción de las mismas. • La Química Legal, utilizada por ejemplo para realizar análisis sobre presencia de tóxicos en el cuerpo humano, exámenes de alcoholemia, incluso estudios de rastros de pintura y otras que pueda haber dejado el accidente para orientar la investigación • La Planimetría que nos apor- estudia en forma integral el automóvil, sus mecanismos de seguridad (activa y pasiva) y todo lo concerniente al buen funcionamiento del mismo. • La Fotografía que permite captar los momentos posteriores al accidente e ilustrar cómo se encontraba el lugar del hecho, facilitando el estudio de indicios, daños y demás vestigios. • El Derecho, tanto Penal, Procesal y Civil, pero fundamentalmente la Legislación Vial que nos permite inter Pág. 29
  30. 30. REVISTA DIGITAL DE CRIMINALÍSTICA: ACCIDENTOLOGÍA VIAL pretar si la conducta de los protagonistas estuvo adecuada a las normas de tránsito. • La Psicología, que estudia el accidente a través de la conducta humana. mite la mayor cantidad de energía entre los cuerpos. cia, los cuerpos que colisionan pueden sufrir deformaciones y aumento de su temperatura. En una colisión intervienen dos objetos que ejercen fuerzas mutuamente. Cuando los objetos entran en contacto, Un cuerpo u objeto menos elástico por sus propiedades físicas se inclinan a no deformarse, ya que su fuerza interaccionan fuertemente durante un breve intervalo de tiempo. Las fuerzas de éste tipo reciben el nombre de fuerzas impulsivas y se caracterizan por su acción intensa y breve. de resistencia es menor por lo tanto decimos que es más factible que se fracturen. Por ejemplo, las ópticas y cristales de los vehículos pueden romperse en caso de colisión. Las fuerzas que se ejercen mutuamente son iguales y de sentido contrario. Si el choque es elástico se conservan tanto el momento lineal como la energía cinética del sistema, y no hay intercambio de masa entre los cuerpos, que se separan después del choque. Un objeto dúctil con características elásticas, se puede doblar por una conmoción (deformar). • Por último y tal vez la ciencia más importante que hace su aporte a nuestra disciplina es la Física, que mediante sus leyes y principios nos permite determinar de manera exacta e indiscutible la mecánica del accidente, realizar una hipótesis científica de su origen y desarrollo, aplicando las distintas fórmulas, para determinar velocidades, potencia de frenado, distancia de frenado entre otras. Esta última ciencia es la que nos permite la reconstrucción de accidentes a partir de los indicios hallados en el lugar del hecho o lugar del siniestro. Desde el punto de vista de la Física un choque se define como la colisión entre dos o más cuerpos que es percibido por una repentina aceleración o desaceleración causada normalmente por un impacto. Cualquier tipo de contacto directo entre dos cuerpos provoca un choque. Lo que mayormente lo caracteriza es la duración del contacto que, generalmente, es muy corta y es entonces cuando se trans- Si el choque es inelástico la energía cinética no se conserva y, como consecuen- Por ello justamente en la actualidad en el sector automotriz se utilizan este tipo de materiales que al recibir las fuerzas (energía cinética), las absorbe, se deforman y la misma se transforma en energía sono Pág. 30 Suscríbase gratis: watsonconsultores@ymail.com
  31. 31. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD ra, calórica etc.) evitando la transferencia de fuerzas dentro del habitáculo del vehículo. Por ejemplo, las carrocerías y partes metálicas de los mismos. Por lo tanto las consecuencias que se producen tras una colisión de vehículos es principalmente la deformación de los mismos, y a través de ellas el perito puede determinar la mecánica del accidente. Esto es establecer la dirección y sentido de las fuerzas que interactuaron sobre los materiales plásticos y elásticos, dúctiles y frágiles que componen los vehículos, a fin de establecer en qué sentido incidieron las fuerzas resultantes que las produjeron. Interpretación de las deformaciones. Los daños que sufren las carrocerías de los vehículos, correctamente interpretadas dan buena idea de las direcciones de los esfuerzos que solicitaron a los materiales hasta dañarlos, (deformaciones, roturas, cambios de posición). Cuando una fuerza actúa sobre un material este se deforma en la misma dirección de la fuerza que origina a la deformación, pero simultáneamente en direcciones perpendiculares a la principal. Entonces cuando un esfuerzo provoca deformaciones en la dirección de su carga también las provoca en dos direcciones perpendiculares a ella. Es el mismo efecto que sufre una goma de mascar si la presionamos la misma se achicará en el sentido de la fuerza que actúa, pero a su vez se ensancha en direcciones perpendiculares a la misma. Por lo tanto podemos decir que en la mayoría de las colisiones entre vehículos tenemos dos tipos de deformaciones, las “Directas y las Indirectas” La Primeras son aquellas provocadas por la acción directa de las cargas (principales e inducidas). Las Indirectas serán entonces aquellas causadas por las transferencias de esfuerzos (o por deformación) de las partes afectadas directamente a otras con las que se hallan vinculadas. Es conveniente resaltar que cuanto más sólida y rígida sean las estructuras dañadas, con tanta más seguridad se podrá indicar la dirección de la carga. Los ejes, parrillas de suspensión, columnas de dirección, llantas y chasis a estos fines son más precisos que los paneles de chapa, especialmente grandes daños con deformación de magnitud. De todos modos aun las deformaciones puramente de chapa, analizadas globalmente pueden indicar la direc ción del esfuerzo, para lo cual debe tratarse de reconstruir la trayectoria de cada parte desde su posición original hasta su ubicación final. Tampoco debe perderse de vista que impactos distintos pueden provocar improntas similares. “La energía de impacto se transforma en deformaciones” Por Mariela A. Rada Bibliografía Consultada: Investigación de Accidentes de tráfico. Academia de trafico de la Guardia Civil Española. Colisiones laterales. Cesvi Argentina. Incidencia de los accidentes de tránsito y la aplicación de la técnica criminalística para conocer sus causas. Universidad Gálvez. Guatemala. Universidad politécnica de Madrid. Reconstrucción de Accidentes de Tránsito. Accidentología Vial y Pericias – Irureta. Manual de consultas de transito. Manual de Consultas Barcelona. Pág. 31
  32. 32. REVISTA DIGITAL DE DELINCUENCIA JUVENIL La Alodescencia y Trastorno Disocial Tipos de Delincuentes Juveniles La adolescencia es un período en la vida de los jóvenes donde se lleva a cabo una transición entre la edad escolar del infante y la edad adulta. Es un período de cambio de cuerpo y mente donde juega un papel importante el entorno del joven, y no es algo que provenga exclusivamente de sí mismo. Estos cambios no sólo involucran los aspectos físicos del joven adolescente, sino que en realidad es un fenómeno biológico, cultural y social totalmente integrado. Durante este período vital ocurren grandes cambios fisiológicos en el individuo que a su fin, lo harán una persona adulta. considerar la edad en la que las personas llegan a ser adultas. En angunas de ellas, dicho cambio se lleva a cabo mediante rituales o ceremonias, donde el adolescente debe cumplir ciertas condiciones impuestas para ser considerado un adulto. Se diferencia de la pubertad, por que esta comienza a una edad determinada a los doce o trece años debido a cambios hormonales y físicosen el sujeto. Por lo general el adolescente se plantea seria-mente contravenir las reglas que le son impuesta buscando nuevas emociones. La OMS la define como el periodo de la vida en el cual se adquiere capacidad reproductiva, cambian los rasgos psicológicos de la niñez y se consolidad la independencia socio-económica. Los cambios que se verifican son de tipo: Fisicos, sociales y afectivos. En esos cambios el adolescente intenta definir su personalidad en la cual el factor familiar tiene una influencia notable, sobre todo al momento de tomar responsabilidades por cuenta propia. La adolescencia puede variar en su duración y la edad a la que se inicia, ya que se relaciona con la maduración de la psiquis y otros factores psico-sociales más amplios y complejos, originados en el seno familiar. Imita actitudes y acciones que ha visto en sus mayores, intenta y busca satisfacer su sentimiento de “pertenencia” ya sea identificándose con un Muchas culturas difieren en Pág. 32 El tiempo se identifica con cambios importantes en el cuerpo, junto con progresos en la psicología. Watson Consultores
  33. 33. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD grupo, una marca, etc. actividad, una En esta edad, el adolescente se plantea diversas cuestiones que tienen que ver con cómo será su vida. En otras circunstancias muchos jóvenes, influidos por éstos mismos factores familiares, sociales y afectivos presentan rasgos que permiten predecir que su conducta a futuro tendrá rasgos de comportamiento disocial es decir un “Trastorno de su conducta.” El DSM-IV, define el trastorno disocial (TD) de acuerdo a los siguientes criterios: A. Un patrón repetitivo y persistente de comportamiento en el que se violan los derechos básicos de otras personas o normas sociales importantes propias de la edad, manifestándose por tres o más de los siguientes criterios durante los últimos 12 meses y por lo menos un criterio durante los últimos 6 meses: Agresión a personas y animales: A menudo fanfarronea, amenaza o intimida a otros. Con frecuencia inicia peleas físicas. Ha utilizado un arma que puede causar daño físico grave a otras personas. Ha manifestado crueldad física con personas. Ha manifestado crueldad física con animales. Ha robado enfrentándose a la víctima. Ha forzado a alguien a alguna actividad sexual Destrucción de la propiedad: Ha provocado deliberadamente incendios con la intención de causar daños graves. Ha destruido propiedades de otras personas. Fraudulencia o robo: Ha violentado la casa, el hogar, o el automóvil de otra persona. A menudo miente para obtener bienes o favores o para evitar obligaciones. Ha robado objetos de cierto valor sin enfrentamiento con la víctima. Violaciones graves de normas: A menudo permanece fuera de casa de noche a pesar de la prohibición paterna, iniciando este comportamiento antes de los trece años. Se ha escapado de casa durante la noche por lo menos dos veces viviendo en casa de sus padres o en un hogar sustitutivo. Suele hacer novillos en la escuela, iniciando esta práctica antes de los trece años. B. El trastorno disocial provoca deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o laboral C. Si el individuo tiene 18 años o más, no cumple criterios de trastorno antisocial de la personalidad. El DSM IV divide a los chicos con Transtorno Disocial según empieza pronto o tarde el inicio del trastorno. Antes o después de los trece años. Tipología del Delincuente Juvenil. Ensayos de Clasificación. En orden a la tipología delictual de los menores puede esbozarse una enume-ración de acuerdo a la siguiente clasificación que propone Gibbons: (1996) • El pandillero ladrón: Este transgresor incurre en diversos delitos contra la propiedad ajena, incluyendo latrocinios graves y robos con escalamiento. También suele hallarse comprometido en actos de vandalismo y en transgresiones de índole sexual. • El pandillero pendenciero: Este tipo lo conforman adolescentes varones que son miembros de pandillas que deambulan por calles de la ciudad provocando pleitos con iguales o con personas que a su criterio "los provocan". • El pandillero causal: En algunos casos, participan en riñas y otras veces cometen robos y vejaciones producto Pág. 33
  34. 34. REVISTA DIGITAL DE de un aglutinamiento ocasional teniendo como finalidad el divertirse de ese modo. nencias ni incurrir en otros delitos en contra de la propiedad. • El delincuente casual no pandillero: Está constituido por adolescentes que no pertenecen a una pandilla determinada. Estos jóvenes tal vez cometan algún desmán en compañía de otros camaradas, pero no se siente pertenecientes a una pandilla ni se consideran a sí mismos delincuentes. • La joven delincuente: Cometen transgresiones con sus compañeras de su mismo sexo, caracterizándose por rechazo de autoridad o actos de promiscuidad sexual. Generalmente no participan de actos violentos. • El ladrón de automóviles: Roban automóviles con el objeto de armar fiestas al volante, no con el propósito de desmantelarlos ni con el ánimo de lucrar. • El drogadicto: Actúan con la finalidad de procurarse el objeto de su adicción. Para ello cometen delitos contra la propiedad que les reditúa los medios económicos para adquirir droga. • El agresivo de peligrosidad extrema (matón): Los jóvenes de agresividad más peligrosa son aquellos que perpetran ofensas aparentemente inexplicables contra sus iguales y, ocasionalmente, también en contra de personas adultas o animales. Las acciones vejatorias que cometen se caracterizan por su extrema crueldad. La mayoría de estos transgresores se contentan con ensañarse en sus víctimas de una manera física, sin despojarlos de sus perte- Pág. 34 Desde otra perspectiva, González del Solar (1995), siguiendo a Tieghi, distingue a los delincuentes juveniles del siguiente modo: • Los de personalidad antisocial, en los que la ausencia de socialización ha producido una perturbación en la adquisición de respuestas adecuadas a las exigencias de la vida en común. • Los subculturales, en los cuales hay una socialización desviada por su inserción en un ambiente subcultural que ofrece un marco distorsionado o distinto de los valores o normas que imperan en la sociedad global. Sus actos se ajustan a lo que el grupo de referencia admite como válido para procurarse los bienes que la sociedad propone. • Los institucionales, en los cuales hay una socialización crítica, generalmente en sociedades decadentes y con señales contradictorias. Desafían el orden social vigente en el que encuentran múltiples demostraciones de injusticia. Se manifiestan infiltrándose en actos políticos o gremiales protagonizando actos vandálicos justificando su accionar como luchas contra el orden social injusto. La combinación de la edad con otras variables importantes, como la clase social y el sexo, conduce a un enriquecimiento del modelo y a un menor conocimiento de las tendencias existentes. Así es posible indagar la dirección que sigue el crimen en los sectores de escasos y de medianos recursos, y la participación de varones y mujeres según el tipo de crimen de que se trata. Bibliografía: GIBBONS, S. “Delincuentes Juveniles y Criminales”, Ed. Fondo de Cultura Económica, 1969. GONZÁLEZ DEL SOLAR, “Delincuencia y Derecho de Menores”, Ed. Depalma, Bs. As. 1995. TEMA’S Revista Digital de Criminología y Seguridad Watson Consultores
  35. 35. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD REHENES: Negociación en situaciones no negociables. Por Osvaldo A. Cuello Videla El gran dilema que se presenta a los equipos de Negociación en Crisis, es si vale la pena iniciar o intentar una comunicación en aquellos casos en que es posible estimar desde un principio que la negociación no dará resultados. La siguiente disyuntiva es si conviene, seguir negociando en aquellos episodios en que la negociación se ha quebrado por propia iniciativa de los sos pechosos, ya sea porque el diálogo se hace imposible, porque han iniciado acciones de violencia o porque ésta es inminente en orden a los acontecimientos. La respuesta es SI. La negociación siempre será la mejor alternativa de resolver el conflicto, aún cuando su uso no tenga otro fin que el de facilitar las operaciones tácticas. Este es un concepto que de- deben tener claro los responsables de gerenciar este tipo de episodios y los equipos que involucra, tanto negociadores como tácticos e inteligencia. El apresuramiento por la resolución del conflicto, generalmente arroja resultados desfavorables con todo lo que ello implica desde el punto de vista administrativo, penal y en orden a priorizar la vida de las personas. En otros trabajos hemos hecho referencia a tres concepciones muy claras sobre la Doctrina de la Negociación en Crisis y con Rehenes. Uno de estos conceptos hace hincapié en la integración de las funciones de “Negociación Operaciones Tácticas” que consiste en que los negociadores tienen la oportunidad de preparar el escenario para el grupo táctico, aún en aquellas situaciones en que podemos presumir que la negociación no tendrá ningún éxito, ya sea por la reticencia de los antiso- Pág. 35
  36. 36. REVISTA DIGITAL DE REHENES ciales a establecer un diálogo, u otras causas. En este caso podemos pensar que la única responsabilidad del equipo de negociación será ganar tiempo para permitir al grupo táctico prepararse para actuar, pero veremos que esto no es del todo así. Digamos en pocas palabras que aún en aquellos eventos en que la violencia ha comenzado, refiriéndonos inclusive cuando la muerte de algún rehén ha ocurrido, la esperanza de negociación debe permanecer latente y desarrollarse bajo idénticas premisas que en cualquier otra situación. En estos casos, la posibilidad de actuación del grupo táctico o S.W.A.T., no excluye al negociador, quien si no ha iniciado una negociación deberá intentarlo, o si está negociando deberá continuar con su trabajo no solo para ganar tiempo para el grupo táctico, sino también par facilitar lo más posible to- Pág. 36 das las operaciones de rescate facilitando el camino a la resolución del conflicto. Pensemos que el concepto de la negociación en estos episodios de alto riesgo es una secuencia de eventos, no un accidente. Lógicamente debemos asumir y prepararnos como negociadores a aceptar la frustración que significa abandonar el trabajo para dar paso a la opción del uso de la fuerza, y esto es así porque en el mismo concepto de este tipo de entrenamientos, ésta alternativa es una opción válida dentro del campo de posibilidades. Reflexionemos que el negociador debe estar dispuesto no solo a abandonar la negociación, para dar paso al uso de la fuerza (incluso la fuerza letal), sino además debe estar dispuesto a allanar lo más posible el trabajo del equipo SWAT, lo cual podrá hacer de diversos modos, desde que inicia su despliegue. Esto significa que el equipo negociador deberá trabajar desde el mismo instante en que inicia su labor por todos los objetivos básicos que cubren su rol. No sólo debe limitarse a intentar bajar las tensiones y liberar rehenes, sino que simultáneamente conjugará sus esfuerzos para obtener información útil para sí y para los tácticos, y facilitar los despliegues del equipo de irrupción o rescate lo más posible. Un equipo de negociación bien entrenado, debe estar preparado para asumir que algunas veces los conflictos toman otras escalas, el escenario se carga de enojo, frustración, resentimiento, desconfianza, hostilidad y puede haber violencia que de algún modo escape a su control, y en estos casos sin duda una sensación de incompetencia invadirá la atmósfera de quienes tienen la responsabilidad de nego-ciar. Para comprender mejor esta idea doctrinaria, por espacio de un instante pretendamos separa mentalmente ambos roles. Por un lado el equipo negociador que intentará la resolución pacifica del incidente; por el otro el grupo táctico que significa el uso de la fuerza lisa y llanamente sin ningún diálogo. Ambos roles aunque parezcan una dicotomía deben trabajar juntos desde el primer minuto. Digamos que el proceso de negociación es una relación
  37. 37. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD de interdependencia, la consecución de las metas de uno depende del éxito que el otro haya alcanzado. Las metas en una negociación no son exclusivas de una u otra parte. El equipo negociador juega un papel fundamental en la resolución de cualquier crisis. El propósito principal en la negociación para la liberación de rehenes es liberar ilesos a los mismos y el arresto del captor, sin pérdidas de vidas humanas, pero este concepto no excluye el uso de la fuerza en modo alguno, aunque esta es, lógicamente, la última alternativa. En aquellos episodios, donde nadie apuesta nada por la negociación, debemos saber que mediante el proceso de negociación se puede ayudar tácticamente en distintas direcciones y modos. Esto es importante entenderlo para determinar la forma cómo el negociador se comu-nicará con los sospechosos y los beneficios tácticos que puede obtener para el equipo SWAT. Debe existir claramente la idea operativa de que el negociador se esforzará en integrarse con las operaciones tácticas, ya que la satisfactoria resolución requiere la coordinada respuesta entre los negociadores y el equipo especial, por eso es necesario que el negociador esté orientado de los movimientos y entrenamientos de los tácticos y viceversa. Es decir que en orden a la eficiencia, las operaciones deben incluir una combinación de lo verbal (negociación) (táctico). y lo físico Repasemos los conceptos básicos y los principales objetivos del equipo negociador: Negociación con Rehenes: Utiliza y aprovecha la destreza en la comunicación verbal y la valoración psicológica para encaminar la estabilización emocional y lograr la resolución en la marcha del evento o incidente y liberar rehenes con un costo de vidas mínimo. Negociación en Crisis: Combina los elementos de la negociación (verbal) y tácticos (físicos) con la valoración psicológica en orden a manipular y sujetar los deseos de la conducta violenta de un individuo. Negociación en situaciones no negociables. Pág. 37
  38. 38. REVISTA DIGITAL DE Funciones básicas del equipo Negociador: Bajar la tensión. Ablandar demandas. Ganar tiempo. Obtener información. Liberar rehenes. En estas situaciones que podemos presumir “No Negociables”, todos los esfuerzos del equipo de resolución de crisis (tácticos, inteligencia, negociadores) deberán concentrarse al máximo en cada uno de sus roles específicos y prepararse para hacer uso de la fuerza. Esto no significa que la utilización de la violencia deba ser inminente, al contrario, debe ser un proceso madurado, ensayado y calculado muy puntualmente. Los tácticos deberán concentrarse en planificar su rol para actuar inmediatamente, lo que no implica en modo alguno que sea un accionar apresurado. Los elementos de inteligencia recabarán información y si esto se ha cumplido, redoblarán esfuerzos en corroborar y confirmar al mínimo detalle la disponible, puesto que de la inteligencia depende en mucho los resultados tácticos. Los negociadores esforzarse aún más en su puesto, para ayudar al equipo táctico a cumplir sus metas. dia, inventando historias, etc. Estos roles de los negociadores en este punto de quiebre que acabamos de mencionar, pueden resumirse así: A.- Realizar esfuerzos por bajar las tensiones de todos los involucrados: Hablamos de los siguientes protagonistas Del equipo de negociación. Del equipo táctico. De los Captores. De los rehenes. De las autoridades. Efectivamente, controlar la tensión en los minutos previos de la resolución de los elementos tácticos y negociadores es una necesidad imperiosa. El estrés y los niveles de adrenalina, aumentan considerablemente al acercarse la resolución por el uso de la fuerza, cuyo mejor remedio es aportar un poco de tranquilidad en el ambiente de aquellos que ya prevén y se preparan para un enfrentamiento armado. Esto último se logra mediante esfuerzos de distracción, hacer alguna concesión para que los captores bajen la guar Pág. 38 Watson Consultores Arrimar un poco de calma, ya sea dando esperanzas o minimizando el conflicto con los captores es imprescindible, sea aportando detalles para que disminuyan sus defensas o bien para que justamente piensen imposible o lejana una reacción de las autoridades. B.- Ablandar las demandas: Esto no solo significa disminuir el valor, la cantidad o calidad de aquello que el sospechoso requiere, sino también valorar en lo profundo de cada reclamación cuál es el verdadero interés, la mayoría de las veces oculto tras una posición determinada y según esto razonar y hacer razonar si el verdadero objetivo es negociable o no. C.- Ganar tiempo para: Permitir que disminuya la tensión. Obtener los recursos necesarios. Tomar decisiones adecuadas y no apresuradas. Asegurar y reforzar los peri-
  39. 39. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD metros tácticos o cercos de seguridad, y asegurarse de evacuar la zona de cualquier elemento (aún policías) que no tendrán intervención directa en las acciones. Facilitar el estudio, desarrollo y ensayo de las operaciones tácticas. Asistir al equipo táctico para una prospera y efectiva resolución por el uso de la fuerza. D.- Obtener información sobre: Los Elementos Esenciales de Información. El desarrollo de la crisis. Las intenciones sujetos. de los E.- Producir efectos para poner en libertad y a salvo los rehenes y detener al sospechoso o adversario. La negociación es un proceso que requiere todo el esfuerzo y atención de un equipo (no pensemos en una persona aislada que actúa como intermediario). Este equipo puede ser exitoso sólo si considera seriamente sus metas antes mencionadas, las formas y significado de alcanzarlas, además de sus alternativas, y lo que puede hacer si no se logra un acuerdo. Tengamos en cuenta que cualquier intervención táctica lleva de suyo un 70% de riesgo de que alguien va a salir lastimado. Intentar continuar la negociación no es una pérdida de tiempo, al contrario ahora es cuando más valor adquiere el paso del tiempo para poder actuar mesuradamente. Sin embargo, de los casos ocurri- dos en el país, he visto episodios donde el paso del tiempo ha sido librado solamente al transcurso de los minutos, sin ninguna reacción de las autoridades y esto es críticamente peligroso. En semejante situación, el silencio como táctica para obtener tiempo u otros fines estratégicos no es conveniente. Queremos significar con esto, que es justamente cuando la situación es trágicamente no negociable, cuando los negociadores deben redoblar sus esfuerzos por mantener un diálogo tan prolongado como sea posible (este es un innegable artilugio para mantener ocupados a los captores en otros asuntos). Está claro que cuando los canales de comunicación se Negociación en situaciones no negociables. Pág. 39
  40. 40. REVISTA DIGITAL DE Negociación en situaciones no negociables. rompen, los captores lo utilizan solamente para ofender, amenazar y culpar a las autoridades y otras personas, pero este esfuerzo por intentar no-comunicarse, produce un desgaste que favorece al equipo táctico en gran medida. Los captores se focalizarán en su próximo ataque verbal, en cómo enervar los nervios del negociador y no en lo que pasa alrededor. Es cierto que generalmente la hostilidad impide un acuerdo, las diferencias comienzan a ampliarse, y surgen los intentos por forzar a la otra parte a cumplir con sus demandas bajo amenazas serias de muerte. Pero el equipo de negociación debe saber a esta altura que sus esfuerzos no serán ya el de cambiar la situación, sino pro- Pág. 40 ducir el clima propicio para actuación de los tácticos, de esta manera, cambiando la óptica de la negociación, la frustración emergente se verá considerablemente disminuida. En estas situaciones es necesario para los negociadores mantener abiertas las líneas de comunicación, emplear la técnica del vendedor con el pié en la puerta, porque un minuto de silencio, significa que los captores volverán a subir la guardia atentos a los despliegues tácticos. Sin dudas que existen muchas ventajas de mantener el diálogo fluido, aún cuando la situación y la dinámica esté cargada de tensión. Los negociadores no solamente deben pensar en el con Flicto como una situación en donde su tarea específica es dialogar para obtener la rendición de los captores, su meta aquí no es solamente tratar de resolver el problema, o facilitar únicamente el despliegue táctico, deben también concentrarse en ganar tiempo e información que lo habilitará para conseguir una noción clara de cómo ellos ven la situación. Piense que ambas partes perciben hemisferios distintos de una misma realidad con diferentes reacciones emocionales y sensaciones totalmente distintas, por tanto no intente bajo ningún concepto reprochar la actitud de los sospechosos o forzarlos a cambiar de parecer cuando la escalada de violencia está en pleno desarrollo, esto es lo que hace que muchos equipos Revista Mensual de distribución gratuita
  41. 41. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD de negociación prefieran el silencio frente a sus propias emociones porque dejan de percibir o no perciben cuál es el parecer de los sospechoso en esos momentos, y se sienten frustrados al no lograr lo que ellos piensan que pueden hacer. Aquí el desafío de la negociación es el empleo de éstas técnicas como uno de los auxiliares más importante de los elementos tácticos. Delibere con los equipos tácticos e inteligencia qué información tiene y cuál necesita para dirigir sus esfuerzos. Haga un intento por tratar de determinar cuál será la estrategia de los captores o sospechosos. Determine: ¿Cuál es su estrategia? ¿Cuál será la estrategia de los captores? ¿Cuál es su posibilidad de éxito? ¿Cuánto tiempo podrá demorar la acción táctica? ¿Cuánta información tiene sobre el lugar y los individuos? El gran estratega chino Sun Tzu dijo “Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo; en cien batallas, nunca saldrás derrotado. Si eres ignorante de tu enemigo pero te conoces a ti mismo, tus oportunidades de ganar o perder son las mismas. Si e- eres ignorante de tu enemigo y de ti mismo, puedes estar seguro de que en cada batalla estarás en peligro”. Analice periódicamente los “Criterios de Acción”: ¿Es necesario? ¿Vale la pena del riesgo? ¿Es aceptable? Pregúntese: ¿Podemos seguir negociando un poco más? Al fin y al cabo, estos esfuerzos por mantener la comunicación, ganar tiempo e información, pueden transformar una situación trágicamente perdida en una CRISIS PERFECTAMENTE NEGOCIABLE. En cuanto al papel del responsable, fíjese parámetros reales sobre su oportunidad de actuar y delinear los planes de su contraparte, sin dejar de considerar que pueden actuar a tontas y a locas. Considere que muchos episodios de este tipo sufren el quiebre de la negociación porque los mismos captores en su afán de burlar las autoridades pierden la idea de sus necesidades, ya que están más interesados en que las autoridades no triunfen en su esfuerzo por hacer cumplir la ley. Eviten entonces un diálogo de regateo, porque esto sólo conduce a elevar las defensas de los captores. Pág. 41
  42. 42. REVISTA DIGITAL DE (Viene de página 11) “LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA” Por el Lic. Osvaldo A. Cuello Videla. Estructura Conceptual de una Organización Policial. La estructura conceptual es la “filosofía” que la fuerza define para orientar o inspirar el comportamiento de la misma y que responde a las cuestiones fundamentales de su existencia. La filosofía representa la forma de pensar oficial de la institución. (Policía democrática, Policía profesional, ...militarizada, ...comunitaria, ...orientada a los problemas, ...de proximidad, etc. etc.,) El perfil institucional deberá articularse, adecuarse y “encajar” (valga el término) dentro de la filosofía de la fuerza y no a la inversa, y esto parece ser el centro de los problemas actuales, donde se pretende instrumentar cambios en la estructura conceptual de las policías, sin que éstos sean acompañados por la formulación de una nueva doctrina. Por ejemplo, se insertan cambios de denominaciones de órganos sin que existan cambios en sus funciones y la manera de llevar adelante los procedimientos. En otros casos se cambia su funcionamiento con una orientación democrática o comunitaria y se mantienen denominaciones de Estado Mayor, Plana Mayor, de corte netamente militar, algu- Pág. 42 nos inclusive cambian logotipos, escudos y emblemas; como si todo esto fuera a producir un cambio de mentalidad y como por arte de magia el nacimiento de un nuevo perfil institucional. ¡...Patrañas...! Una parte importante del planeamiento estratégico es el saber identificar los supuestos que rigen a las instituciones en cuanto a su “misión y su visión”. Esto nos lleva a determinar lo que la fuerza es vs. lo que debería ser. Para esto, es necesario hacer un análisis sistemático y objetivo de los resultados de la institución (diagnóstico) y compararlos contra los objetivos propuestos, algo así como determinar cual es el lugar en el que se encuentra posicionada la institución y donde debería o le convendría estar. A continuación, se hará un análisis de estos dos elementos de la filosofía. A.- La Misión. La Misión describe el propósito de la fuerza, esto es, su razón de ser. Determina, además que ámbitos abarcará, como se administrará y como procederá la misma. No debe confundirse con el aspecto orgánico-funcional. La formulación de la Misión requiere una clara definición de: ¿Qué funciones realiza la fuerza? (¿Qué es lo que en realidad hace?) La respuesta deberá contestarse en términos de las necesidades que trata de cubrir. ¿Para qué lo hace? Una cosa es el producto en sí y otra la necesidad que se cubre. ¿Por qué la organización hace lo que hace? (¿Cuál es la razón de su existencia?) ¿Para quién hará la institución lo que hace? De esta forma se definirá a que segmento se enfocan sus esfuerzos. Comúnmente se considera que basta con fijar objetivos a corto y mediano plazo. Es ahí,
  43. 43. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD donde surge la necesidad del establecimiento de la misión institucional, en virtud de la importancia que representa porque de ella se desprenden los objetivos organizacionales, departamentales y de cada puesto, que son los cimientos de la filosofía y su doctrina. Su manifestación consolida los objetivos en una declaración de principios, que servirá de guía al desarrollo de la institución y obviamente define el perfil de sus integrantes. Por lo tanto permitirá enfocar los esfuerzos del personal, y guiará también a quienes toman decisiones para que los planes aprobados sean compatibles al propósito institucional y su estructura conceptual. B.- La Visión. Es la posición que se quiere alcanzar. Se centra en los fines y no en los medios, lo cual nos indica que lo importante es el punto a donde se quiera llegar, no como llegar ahí. Su enfoque puede ser imaginativo y optimista, pero un requisito indispensable es que sea cabal y detallada, de manera tal que todos en la institución conozca cual será su contribución al logro de esta visión y justificar el esfuerzo. Debe existir compromiso de parte de los integrantes para alcanzar este ideal común. Además, la visión bien definida, dirigida y comunicada motiva al personal a cumplir con la misión de la institución, ya que a través de ella, el superior define y construye la institución tal y como lo desea y necesita. La doctrina por su parte debe señalar el camino y el destino, es decir, dónde está el futuro de la policía y de que forma vamos a llegar ahí y esto no ocurre actualmente en la mayoría de las organizaciones que han sido reformadas y reestructuradas. Por el contrario existe un cierto desconcierto sobre cuál será el camino que se señala a futuro, dado los cambiantes rumbos institucionales que se ha experimentado en los últimos tiempos en casi todas las policías. TEMA’S Revista Digital de Criminología y Seguridad Tanto la misión como la visión constituyen pilares esenciales en la formulación del perfil de los hombres y mujeres que compondrán una institución policial. Los Valores Institucionales y el Perfil Policial. Los valores institucionales es todo aquello que la institución defiende y define en su filosofía. Es lo que le da grandeza en un noble cometido dentro de la sociedad. “To protect and service” (para proteger y servir) reza en cada uno de las unidades de patrulla de la Policía de Nueva York. Los valores institucionales tienen una importancia fundamental al momento de definir la doctrina institucional, ya que esta se basa en los principios que rigen el destino de la organización. Los valores del personal en cambio, son principios éticos y morales de conducta y ciertos comportamientos específicos que se muestran con orgullo y se preservan. Los valores personales son una fuerte creencia en una forma específica de conducta socialmente aceptable y preferible. Tienen mucho que ver con las virtudes teologales y cardinales universalmente aceptadas. La labor policial, siempre cerca de las atrocidades de la comunidad, está íntimamente ligada a la fe cristiana. Las instituciones al premiar ciertas conductas, demuestra cuales son sus valores y esto condicionan el comportamiento de la fuerza, ya Pág. 43
  44. 44. REVISTA DIGITAL DE que determinan modos de pensar y actuar que enfocan disposiciones de acuerdo a lo que se considera importante dentro de ella. Los Valores actúan también como criterios o filtros conforme los cuales una sociedad juzga la importancia de personas, acontecimientos o comportamientos que puedan encontrarse de acuerdo a lo que se espera de su Policía. De esta forma, para descubrir los valores reales es necesario, en ocasiones, observar comportamientos, historias, héroes de la fuerza, decisiones, qué se premia y qué se castiga y de su conjunto van a resaltar una serie de valores comunes a la mayoría de éstos, a los cuales se les podrá considerar como de la propia institución. Los valores participan en la creación de la doctrina, la cual a su vez depende del líder, quien es el que los señala a través de premiar o castigar comportamientos. También pueden ser algo abstracto por ejemplo la tranquilidad o algo concreto como la seguridad. Fundamentalmente los valores tienen que estar “alineados”. En una organización como la policía, los valores de la institución y los integrantes que la componen deben coincidir y tomarse en cuenta, ya que de otra forma se puede provocar daños a la fuerza. Por ejemplo, si para los responsables de la institución el valor jerarquía no es importante, en tanto para los trabajadores sí lo es...: ¿Qué pasa cuando un miembro de la institución asciende sin merecerlo o por conveniencia política? Para las autoridades no representa algo importante en tanto que para los efectivos si será. Al no tomarse en cuenta este valor de los efectivos, se puede provocar desde falta de interés por la institución hasta enfrentamientos y sabotaje, de forma que los valores de los efectivos como respuesta, se irán alineando en contra de la institución, lo cual no le conviene a nadie. Por tanto, se debe realizar un análisis del sistema de valores de los oficiales de la institución y compararlos con los de la nueva Pág. 44 filosofía que se pretende implementar, de forma que haya una sintonía entre ellos. Para adquirir nuevos valores o para modificar los existentes los responsables deben tener en cuenta que ello implica tres fases: La fase de Reflexión: Se eligen voluntaria y racionalmente. Quien adquiere un valor tiene que estar convencido de sus ventajas. Algo que le representa una satisfacción tanto personal como frente a los demás. Por ejemplo la honestidad, la disciplina, la voluntad de trabajar, etc. La fase de Sistematización: Una vez elegidos racionalmente los valores, se empieza a sentir emoción al manifestarlos y defenderlos. Esta etapa requiere no solo un cambio de rumbo, sino que precisa de una educación constante y acentuada. La fase de Realización: Es cuando enraíza el valor dentro de nuestro sistema, traduciéndose en comportamientos concretos dentro del patrón de vida institucional. Cuando se intenta introducir modificaciones en instituciones tan tradicionales como la policía, se debe ser cuidadoso con el sistema de valores, sobre todo en la formación de nuevos postulantes que luego van a compartir su vida cotidiana con aquellos que pertenecieron a la antigua organización, dado que para éstos los valores más recientes están menos enraizados en su vida siendo, por tanto, más fáciles de cambiar. Mientras más antiguos son los valores es mayor la dificultad para modificarlos, de suerte que los que adquirieron valores mucho antes, desde los inicios de la institución cuesta mucho trabajo cambiarlos, si es que esto es posible, sin embargo intentarán canalizarlos a los nuevos integrantes, quienes no tardarán en adquirirlos por simple simpatía y el deseo de integración al grupo. Vemos que un sistema de valores no se modifica con su sola enunciación. Esto es igual
  45. 45. CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD TEMA’S Revista Digital de Criminología y Seguridad “LAS REFORMAS POLICIALES EN LATINOAMÉRICA Y EL PERFIL PROFESIONAL DEL NUEVO POLICIA” que para el perfil del ser humano. Este punto es importante para formular un juicio sobre la enunciación del perfil del policía, donde es necesario hacer un estudio profundo e invertir mucho en educación, ya que la educación o las crisis pueden modificar o acentuar el sistema de valores. La Cultura Organizacional y el Perfil del Policía. En una sociedad cada vez más global; llena de paradigmas y de cambios constantes es importante contar con una fuerza policial abierta al aprendizaje, que en conjunto haya desarrollado y generado una cultura organizacional sólida. ¿Cómo se logra esto? La pregunta es muy difícil de contestar si es que no se ha formado parte de una institución donde todas las partes de ella participan activamente en la resolución de temas y problemas que surgen minuto a minuto a nivel social, comunal, vecinal, delictivo etc. y donde muchas veces está en juego la propia integridad. Como mencionara Peter Senge en su obra “La Quinta Disciplina”: “...la sensación de formar parte de un equipo es algo que queda marcado en la mente de todo ser humano, si alguna vez se ha practicado un deporte colectivo, el triunfo en equipo se saborea mejor debido a que todos cumplen un rol importante en el equipo, cada uno es una pieza importante...”. Este sistema que denominamos “Cultura Organizacional”, no es más que poder lograr consolidar una Identificación dentro de los miembros componentes de la policía, con la fuerza en sí misma y con sus principios más elementales. ¿Pero es fácil hablar de identificación?, ¿Todos estamos identificados con algo? El lograr y consolidar “La Identificación”, es buscar en los miembros de la Policía puntos en común que sirvan como cimiento para la construcción de una “Visión Compartida”, es decir un sueño por el que los miembros de la fuerza tienen que trabajar todos en conjunto, porque si alguien no comparte el objetivo colectivo o siente que su permanencia es coyuntural, su trabajo no será el optimo, ni apuntara al horizonte donde la fuerza quiere llegar en un plazo determinado. Y esto no ha existido en muchas organizaciones policiales donde las reformas han permitido la inserción de hombres ajenos a la misma, sobre todo en los ámbitos directivos. Lamentablemente y como venimos viendo existen varios problemas que colaboran a hacer del diseño de un perfil humano e institucional una tarea mucho más complicada de lo que se piensa. En las organizaciones muy grandes como las del estado, sus miembros son simples números cuando son analizados por la cúpula en el momento de tomar de decisiones, y es en este alto nivel que se desarrollan y diseñan las políticas, planes y programas que deben de seguir los miembros de menor rango. Pero sucede que cuando no hay un propósito común, por el contrario, la labor del ejecutor esta orientada en sentido inverso: procesos y tramites tediosos, tareas auxiliares que no cumplen los objetivos que beneficien a la pobla- Pág. 45

×