VÍDEO DE HOY:
Acción Verapaz “Escuelas de la
Esperanza”
El imperfecto equilibrio
Por: Autor invitado | 12 de febrero de 20...
Achta Fadoul recogiendo agua de lluvia contaminada junto a su hija Noura. Foto de Pablo Tosco/Oxfam Intermon
Bajo un techi...
agosto de 2013 el 11,6% padecían desnutrición. Un estudio realizado por Oxfam Intermón alerta de la
elevada tasa de enferm...
Sami ha asegurado en declaraciones a Europa Press que el balance se elevaría a 203
inmigrantes muertos, después de que alg...
que fueron internados. Sucedió en Córdoba y en Magdalena, como recordatorio de que el año pasado en
la región Caribe se pr...
—¿A los niños con hambre les duele algo, doctor Sarmiento?
—No les duele nada. Pero sufren de hambre. Y todos sabemos lo c...
2015-02-12 Radio Vaticana
(RV).- En su catequesis de la audiencia general, celebrada el segundo miércoles de febrero en la...
generaciones. Esto tenemos que pensarlo bien ¿eh? Hay un vínculo estrecho entre la esperanza de un
pueblo y la armonía ent...
Que Jesús, el Hijo eterno, hecho hijo en el tiempo, nos ayude a encontrar el camino de una nueva
irradiación de esta exper...
El Consistorio discute el nacimiento de
dos congregaciones, y se habla sobre
ecología
(©Afp)
(©Afp) Los cardenales de todo...
«presencia de los laicos en el servicio de los diferentes dicasterios». El obispo Albano también expuso y
reflexionó sobre...
sobre presuntos conflictos entre la recién nacida Secretaría de la Economía y otras estructuras, como
Propaganda Fide, en ...
Estado o papal, sinodalidad (de las páginas 13 a la 22).
“Se requiere una racionalización de las diversas competencias de ...
llegados luego a su celular, le confirmaron la noticia.
Él estaba dirigiéndose a la Radio Oriental, una pequeña emisora ca...
en la diversidad.
¿Ya pensó qué contribución podría dar al Papa en su proyecto de reforma de la Curia?
Sinceramente lo pri...
El monacato budista y cristiano. Desde la perspectiva de Jesús López Gay
Mª Jesús Hernando García
Publicaciones Claretiana...
Shuyu Narita como discípulo suyo. De él recibí la transmisión del
Dharma en 1987.
Estos han sido mis dos maestros principa...
La filosofía
postmoderna que impera en nuestras sociedades desarrolladas ha arrancado al individuo del pasado y del
futuro...
mente y del cuerpo. Pero ni siquiera practicamos la meditación zen para retornar a este estado natural.
Cualquier pretensi...
Igual hubiéramos estado más cómodos en su casa de verdad, pero quizá cegados por la impaciencia no
dejamos escapar la opor...
de Cervantes, de Galdós, de Lorca o de quien queramos.
Usted ha contado muchas veces la historia de ese maestro de primari...
¿Por qué es tan importante para usted la educación?
Porque también creo una hermosa frase kantiana, que “el ser humano es ...
llegado a La Laguna, se me acercaron unos alumnos a preguntarme (de forma sensata por parte de ellos,
aunque escandalizant...
PUBLICADA POR LA Editorial de Espiritualidad
El carmelita albense Manuel Diego
rescata una antigua biografía teresiana
SAL...
verdadero fue el carmelita descalzo baezano Tomás de Jesús Sánchez Dávila (1564-
1627), fundador del convento de los Carme...
que no lo pudo conseguir a causa de la muerte un año antes (8.5.1613). Pero también
ella fue afortunada por parte del verd...
Nueva edición de la segunda biografía teresiana en el tiempo
“Vida, virtudes y milagros de Santa
Teresa de Jesús”, de Tomá...
Esta antigua vida de santa Teresa, la segunda después de Ribera (1590), ha sido editada ahora en manera
crítica por Manuel...
Bajo el título de 'Estudio para un retrato de Teresa de Ahumada', se planteó como fuente
de inspiración un pequeño trabajo...
Diez ideas del papa Francisco en su
mensaje para la Cuaresma 2015
M. PÉREZ/ Vida Nueva. La Santa Sede ha dado a conocer el...
‘Si un miembro sufre, todos sufren con él’ (1 Co 12,26) – La Iglesia
1. “El cristiano es aquel que permite que Dios lo rev...
9. “Podemos ayudar con gestos de caridad, llegando tanto a las personas cercanas como a las lejanas,
gracias a los numeros...
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
La posada del silencio nº 56, curso vi
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La posada del silencio nº 56, curso vi

414 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
414
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
182
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La posada del silencio nº 56, curso vi

  1. 1. VÍDEO DE HOY: Acción Verapaz “Escuelas de la Esperanza” El imperfecto equilibrio Por: Autor invitado | 12 de febrero de 2015 Por Pablo Tosco, http://pablotosco.eu (@pavlobskiroisen)
  2. 2. Achta Fadoul recogiendo agua de lluvia contaminada junto a su hija Noura. Foto de Pablo Tosco/Oxfam Intermon Bajo un techito de paja Achta Fadoul se sienta suavemente, acomoda a su hijo pequeño entre sus brazos y le comienza a dar el pecho mientras conversamos. Tiene 28 años y 6 hijos y vive en la región Saheliana del Chad donde sólo un 44% de la población tiene acceso al agua potable. El Sahel es una franja de tierra que atraviesa áfrica de este a oeste sin entender de fronteras ni culturas. Ese tapiz ocupa una gran parte de Chad. Las personas que habitan en el, expuestas a condiciones de vida extremas, poseen una capacidad de adaptación inconmensurable. Durante 6 meses al año las tierras de Achta están secas, pidiendo a gritos llenar sus grietas de agua. Hoy las lluvias lo inundan todo. El polvo y la sequia son cubiertas por lagunas y yerba buena salvaje. En época seca, cada día antes del amanecer, Achta coloca una madera gastada sobre sus hombros, organiza dos cantaros de cerámica uno a cada lado de sus pies y con un perfecto equilibro sale en busca de agua junto a sus dos hijas, Noura y Lim. Camina 5 horas cada día. En esta región, como en gran parte del mundo rural, la recogida de agua es un ritual realizado por las mujeres. Buscar agua es un tiempo y un lugar en el que se encuentran, conversan, comparten. Un momento donde se reconocen unas con las otras. “Aquí durante la época seca tengo el corral con los animales, ahora esta zona se inunda y forma una laguna desde donde recogemos el agua para beber, lavarnos y limpiar nuestra ropa y cosas de la cocina, diferente es la temporada seca donde los pocos pozos de la zona se encuentran a mas de una hora caminando”. Los niveles de contaminación de esta agua son proporcionales a las enfermedades digestivas y respiratorias que generan. Desnutrición provocadas por diarreas y paracitos y problemas respiratorias que devienen en neumonías son dos de las causas de mortalidad infantil en esta región del sahel chadiano. Ser consientes de lo que provoca el consumo de este agua no es tan sencillo cuando lo único que tienes para beber es eso. Achta mira hacia la casa y se encuentra con Noura asomada a la puerta, su hija pequeña, nos dice que sufre diarreas recurrentes. A causa de la distancia es difícil acudir regularmente al hospital, allí insisten en que todos estos trastornos digestivos se deben a la mala calidad del agua que bebe. En su pueblo, Midigir, es común que las personas sufran diarreas, enfermedades de la piel, paludismo... Para ellas es evidente que el origen es el agua de mala calidad. Los médicos de el Hospital de Mangalmé (capital del distrito) poseen una larga lista de enfermedades producidas por esta razón: fiebres tifoideas, parasitosis, disentería, amebiasis, infecciones urinarias… Todo ello se complica si añadimos los altos niveles de malnutrición en esta región. Estudios realizados muestran tasas de desnutrición muy altos en los niños y niñas menores de 5 años: en
  3. 3. agosto de 2013 el 11,6% padecían desnutrición. Un estudio realizado por Oxfam Intermón alerta de la elevada tasa de enfermedades transmitidas por el agua en la zona, que es del 35% y coincide con el limitado acceso al agua potable: 7 de cada diez personas no tienen acceso a ella. El cielo se oscurece descargando una tromba de agua que inunda todo, cuando la nube huye deja que un sol que parte la tierra lo seque todo. La región de Guéra, sufre sequías recurrentes. En 2012 hubo una grave crisis alimentaria producto de la sequía y el subsiguiente aumento del precio de los alimentos que sumió a las familias es una situación de inseguridad alimentaria extrema. Las tasas de malnutrición se dispararon y aún siguen elevadas (entre el 12 y el 15%). Este año, las perspectivas no son mejores, la lluvia tardó en llegar. Si no hay lluvia no hay cultivo y si no hay cultivos no hay alimentos. Las familias con menos recursos solo consiguen cultivar los cereales necesarios para cubrir su alimentación con lo justo. Cuando la lluvia se detiene Achta y su marido Ibrahim trabajan con urgencia su pequeña parcela de tierra cultivando maíz y sorgo. Saben que dependen de esa cosecha, que será lo que los alimente el resto del año. Saben que no pueden permitirse estar cansados ni enfermarse. Si por el consumo de agua sucia, una de las personas adultas de la familia cae enferma durante la época de la cosecha, durante el año correrá peligro la supervivencia de todos. Desde hace años la situación es muy complicada. La cosecha ha sido insuficiente y se vieron obligados a contraer deudas y emigrar para poder dar de comer a sus hijos. “Dejamos el pueblo para buscar algo de comer hasta que llegaron las primeras lluvias y regresamos”, nos cuenta. Achta enciende el fuego y comienza a moler el sorgo para preparar la cena, la noche cae y Noura cuelga las mosquiteras dentro de la casa mientras los mas pequeños se lavan. Hoy los cantaros están llenos, nos es agua limpia pero es agua. Disponer de puntos de agua limpia supone un cambio radical para muchas familias de Chad. "Mi vida es dura… tengo que trabajar mucho para sobrevivir. Tengo que arreglarme sola. Me caeré y me levantaré, me caeré y me levantaré, hasta que tenga criados a mis hijos", relata Achta. Cada 20 segundos muere un niño por enfermedades relacionadas con el agua, Achta todos los días lucha por que sus hijos no entren en esa fría estadística. ¡Vergüenza!: Una vez más el Mediterráneo se convierte en un gran cementerio 11/02/2015 Más de 200 inmigrantes empobrecidos, algunos manejan la cifra de 300, mueren en dos naufragios en el Canal de Sicilia. La "cultura del descarte" y una "economía de la inequidad" como define el Papa Francisco, es la causa de tanta injusticia. Estas centenares de almas claman una vez más, justicia. La responsable del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha asegurado que más de 200 inmigrantes han muerto durante una travesía este domingo por el Canal de Sicilia con destino a Lampedusa, de la que hasta el momento se sabía que 29 personas habían perecido víctimas del frío, ha informado la agencia Adnkronos. Vídeo publicado el 24 de Octubre de 2014 por solidaridad.tv
  4. 4. Sami ha asegurado en declaraciones a Europa Press que el balance se elevaría a 203 inmigrantes muertos, después de que algunos de los supervivientes hayan relatado que no viajaban a bordo de una sola embarcación sino que había otras dos con "más de 210 personas a bordo". En algunos medios se habla ya de 300 inmigrantes, es dificil estimarlo. "En total, había tres embarcaciones con inmigrantes a bordo. En una había 29 refugiados muertos por el frío y 76 supervivientes. En las otras dos había más de 210 personas, de las que se han salvado solo nueve", ha asegurado, basándose en el testimonio de los rescatados. Los inmigrantes que han sobrevivido a la travesía han asegurado a los intérpretes que en una embarcación viajaban 105 personas y en la otra 107. "Una de las embarcaciones se hundió y la otra se ha desinflado provocando el pánico a bordo", han contado los supervivientes. Los nueve rescatados han sido llevados en un remolcador hasta Lampedusa. Este miércoles está previsto que sean trasladados de Lampedusa a Porto Empedocle, en Agrigento, los cadáveres de los 29 inmigrantes que murieron de frío en la primera embarcación encontrada a la deriva en el Canal de Sicilia a 110 millas de Lampedusa. Los investigadores de la Policía de Palermo han interrogado a los 76 supervivientes de esa embarcación, que han contado que llevaban tres días navegando y que les rescataron cuando comenzó a entrar agua en la embarcación. Hasta el momento, solo ha sido identificado uno de los cadáveres, de un hombre marfileño de 31 años. Los 29 fallecidos tienen edades comprendidas entre los 18 y los 25 años. Nota de Voz de los sin Voz: Nos solidarizamos con los inmigrantes empobrecidos, que mueren día tras día en el "gran cementerio" del Mediterráneo; a causa de la política y la indiferencia de una Europa que mira hacia otro lado, mientras se produce el robo de las riquezas de sus pueblos... Fuente: Agencias Desde el punto de vista médico y psicológico La crueldad de pasar hambre Aunque las cifras han bajado, esta semana ya se conocieron los primeros seis casos de niños muertos por desnutrición en el país. Tres de ellos ni siquiera habían cumplido un año de vida. Por: Diana Carolina Durán Núñez Los menores indígenas son particularmente vulnerables al drama de la desnutrición. En la foto, dos niños emberas de Nariño sentados sobre ayuda humanitaria. / Nelson Sierra G. Colombia es un país que nada entre oleadas de paradojas: mientras aspira a ingresar al club de los países ricos, OCDE, cuya misión es “promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo”, en su territorio muere cada 33 horas un menor de cinco años por hambre. La cifra es del Instituto Nacional de Salud, pero hay otras más osadas, como la de las investigadoras del Externado Magda y Nubia Ruiz: tres niños mueren cada día por esta causa. El término oficial y políticamente correcto es “desnutrición”, que, a fin de cuentas, no es otra cosa que el hambre oculta en un disfraz que tiene que ver con la cantidad o calidad de los alimentos que se comen. Aun así, el resultado final es el mismo: el cuerpo simplemente no da más. Es una tragedia sin fin. Esta semana el Instituto Nacional de Salud reportó que, en lo corrido del año, seis familias han enterrado a sus pequeños por hambre. Tres de ellos ni siquiera habían cumplido su primer año de vida y los otros tres estaban entre los 12 y los 15 años. De ese grupo, tres murieron el mismo día
  5. 5. que fueron internados. Sucedió en Córdoba y en Magdalena, como recordatorio de que el año pasado en la región Caribe se presentó el 45% de los 240 casos registrados en el país. Sucedió en La Guajira, departamento que el año pasado dio sepultura a 43 de sus chiquitos porque no se alimentaban como debían. Sucedió en Risaralda, en Meta, en Nariño. El último cálculo de la ONU es que en el mundo un 26% de los niños sufren de desnutrición crónica. Y usted, ¿sabe qué pasa en el cuerpo de un pequeño al que la pobreza no le permite alimentarse como necesita, al punto de llegar a desnutrición crónica y morir por ello? Fernando Sarmiento Quintero, coordinador de la Unidad Gastroenterológica y Nutrición de la Fundación Hospital de La Misericordia, el hospital pediátrico más grande del país, nos explicó en detalle. “Existen tres tipos de desnutrición desde el punto de vista de la gravedad: riesgo nutricional, moderada y severa. La severa es la que presenta menor número de casos, pero es la más grave porque los niños mueren y porque deja ver que el hambre es una condición social. En el hospital la vemos principalmente como producto del desplazamiento, de la gente que se viene de las zonas rurales a engrosar los cinturones de miseria de las ciudades”. La introducción del doctor Sarmiento va en línea con una realidad que ya han denunciado organismos como el Programa Mundial de Alimentos: el destierro por la violencia afecta la seguridad alimentaria de las víctimas, pues su principal sustento eran su tierra y los animales. Los alimentos dejaron de estar al alcance de la mano. Quien pasa hambre vive pobreza, pero en la mayoría de casos no se trata de niños que llevan un tiempo prolongado sin probar bocado: se trata de menores que llevan meses —y hasta años— alimentándose de la peor forma posible. “Sus familias no tienen con qué comprar nutrientes de calidad. Los alimentos con proteínas y ricos en calcio y hierro, (carnes, huevo y leche) y los que concentran las vitaminas y minerales (frutas y verduras) son muy costosos, , por eso, si es que pueden, compran lo más barato, carbohidratos: papa, arroz, pasta, yuca, plátano. La gente calma el hambre pero no se alimenta, y ese es el origen de los problemas”, explica Sarmiento. *** Si los niños comen muy poco, o reciben una alimentación de mala calidad con componentes desequilibrados, el resultado son las deficiencias: el organismo se resiente. Se disminuyen los niveles de calcio, de hierro y de vitamina A, principalmente. Y ese déficit, mezclado con cantidades desproporcionadas de carbohidratos que intentan sin éxito reemplazar a las proteínas, trae consecuencias. *** Se llama catabolismo: el cuerpo empieza a sacar de sus propios depósitos lo que usualmente le brinda la comida. Si el niño está comiendo de todo, pero en porciones mínimas, va a alcanzar un tipo de desnutrición conocida como “marasmo”. “Se ven con los huesitos forrados”, señala el doctor Sarmiento. La marca más común es la reducción de la talla, y lo que un niño pierde en crecimiento de esa forma no lo recupera nunca. La última Encuesta Nacional de la Situación Nutricional en Colombia (Ensin), hecha por el ICBF en 2010 —este año viene otra—, muestra que los departamentos más afectados por este tipo de hambre infame son Vaupés, Amazonas, La Guajira, Guainía y Cauca. En todos hay un buen número de comunidades indígenas. El cuerpo es una máquina potente que no se apaga sin dar la batalla, pero es una batalla perdida si no tiene nutrientes con qué darla. El hierro es indispensable para la formación de la hemoglobina, una proteína especializada en transportar oxígeno a todos los tejidos del cuerpo. Por esa razón, los niños que pasan hambre suelen presentar anemia y la formación de sus tejidos se ve afectada. Igual pasa con la formación ósea, que se ve seriamente comprometida por la ausencia de calcio —por eso son niños más pequeños—. La falta de vitamina A compromete la integridad de la piel y de las mucosas, lo que incluye una pobre lubricación en los ojos con riesgo de lesión en la córnea: un niño que sufre de hambre puede llegar a quedar ciego. Cuando en su alimentación predominan los carbohidratos, explica el doctor Sarmiento, la apariencia física del pequeño cambia en comparación con quienes sufren de marasmo. No están “forrados en los huesos”, al contrario, se hinchan. La causa: los líquidos que normalmente van al sistema vascular se filtran en los tejidos. Su hígado se llena de grasa y crece también. Esta condición se llama “kwashiorkor”. “Los padres, al ver a los niños ‘rellenitos’, piensan que están bien. Pero no lo están. Así como se pierde tejido muscular y desaparece el tejido graso, su potencial de crecimiento e intelecto se van a ver afectados si no se detecta a tiempo”, señala el médico. Un niño con marasmo —que a duras penas tiene qué comer— cuenta con menos probabilidades de sobrevivir que un pequeño que sí come, pero lo incorrecto. En ambos casos, sin embargo, el hambre se vuelve un motor de estragos porque los niños necesitan tres veces más nutrientes que los adultos. Morir de hambre, como morir de sida, no es posible: lo posible es sucumbir ante alguna enfermedad que a cualquier mortal bien alimentado no tumbaría. El hambre, como el sida, afecta el sistema inmunológico y, por lo general, los niños mueren por infecciones pulmonares o gastrointestinales. Neumonía y diarrea. La diferencia entre el hambre y el sida es que sólo la última no tiene remedio hasta ahora.
  6. 6. —¿A los niños con hambre les duele algo, doctor Sarmiento? —No les duele nada. Pero sufren de hambre. Y todos sabemos lo cruel que es sentir hambre. El daño es mental también El Espectador consultó a Jacqueline Londoño, subdirectora de la dirección de nutrición de Bienestar Familiar, quien explicó las repercusiones que el hambre tiene sobre las mentes de los pequeños que soportan este calvario: “La desnutrición produce daño a nivel cerebral y neuronal. Las dendritas, conectoras del sistema nervioso, dejan de multiplicarse. En la foto de una neurona de un niño desnutrido versus la de un niño normal se nota que la del desnutrido es poco ramificada. (El hambre) no permite que el cerebro crezca y se desarrolle normalmente”. ¿Qué quiere decir esto? “Que el niño pierde su capacidad de interrelacionarse con el mundo”, asevera Londoño. “Ni siquiera juega porque su organismo está ahorrando energías”. Estudios recientes en Brasil, Guatemala, India y Sudáfrica lo confirman: quien pasa hambre sufre un daño irreversible en su cerebro. “Es una injusticia que a menudo se transmite de generación en generación”, ha señalado la Unicef, evidenciando así un círculo espantosamente vicioso: quien vive en la pobreza no tiene cómo acceder a alimentos que lo nutran; la desnutrición reduce las capacidades de aprendizaje; alguien sin educación sólida no tiene otro camino —aparte de la ilegalidad— para salir de la pobreza. El hambre “puede eliminar oportunidades en la vida de un niño y también oportunidades de desarrollo de una nación”, dijo alguna vez Anthony Lake, director Ejecutivo de Unicef. Reducir significativamente la desnutrición es un propósito de Colombia y todos miembros de la ONU para 2015. El Conpes 140 de 2011 indica que la meta para este año es que la prevalencia de desnutrición crónica sea del 8%, cuando hace 25 años era del 26%. Ese Conpes enuncia también que la problemática del hambre exige “acciones estructurales que pongan fin a la inseguridad alimentaria, en coordinación con Bienestar Familiar, alcaldes y gobernadores, el sector educativo, la salud y la sociedad en general”. La sociedad en general, sí. Porque el hambre —que como cuenta el periodista Martín Caparrós afecta a 900 millones de personas en el mundo— es un crimen colectivo en el que todos, hasta los bienintencionados, somos cómplices. Estado colombiano: tomando correctivos El país lleva un tiempo largo intentando fortalecer los derechos de los menores. El primer paso fue adherir la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño en 1990. No obstante, pasarían 20 años antes de que se contara con un primer diagnóstico de la situación de la atención a la primera infancia. En 2011 se creó la Comisión Intersectorial para la Atención Integral a la Primera Infancia, la cual integran la Presidencia, los ministerios de Salud, Educación y Cultura, el Departamento para la Prosperidad y el ICBF. Este grupo ha desarrollado protocolos y tomado medidas para combatir la grave problemática de la desnutrición. La Unicef señala que “los países que han demostrado voluntad y compromiso político para hacer frente a la desnutrición han tenido gran éxito a la hora de reducir la prevalencia de desnutrición crónica”, y muestra como ejemplos de esa reducción significativa a Perú, Ruanda, Etiopía, Haití y dos estados de la India: Nepal y Maharashtra. 75 por ciento de los niños que presentan desnutrición y reciben tratamiento pueden recuperarse, dice la ONU. Al mundo no le falta comida sino corazón ¿Por qué en un mundo de 7.000 millones de habitantes, que produce alimentos para 12.000 millones, 900 millones de seres humanos mueren de hambre? Esa fue la pregunta en la que se basó el periodista argentino Martín Caparrós para salir al mundo, recorrer ocho países (Níger, Bangladesh, Sudán, Madagascar, India, Kenia, Estados Unidos y Argentina) e intentar ponerle rostro a esta gravísima problemática. La conclusión del reconocido reportero es que a este mundo no le faltan alimentos, sino corazón. “Entre ese hambre repetido, cotidiano, repetida y cotidianamente saciado que vivimos, y el hambre desesperante de quienes no pueden con él, hay un mundo de diferencias y desigualdades”, señala el autor. “El primer problema es de desigualdad en la distribución. En los países del primer mundo se tira entre el 30 y 50% de la comida”, explicó Caparrós en una entrevista con el diario El Tiempo en agosto del año pasado. Una sociedad que descarta a sus mayores carece de dignidad, dijo el Papa
  7. 7. 2015-02-12 Radio Vaticana (RV).- En su catequesis de la audiencia general, celebrada el segundo miércoles de febrero en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco continuó sus reflexiones sobre la familia, refiriéndose en esta ocasión a los hijos como don de Dios para los padres y la sociedad. Tras destacar que un hijo es amado por ser hijo y no porque sea bello, sano, bueno o porque piense o encarne los deseos de sus padres, el Obispo de Roma recordó que ser hijos nos permite descubrir la dimensión gratuita del amor, de ser amados antes de haber hecho nada para merecerlo, antes de saber hablar o pensar, e incluso antes de venir al mundo, “lo que representa – dijo – una experiencia fundamental para conocer el amor de Dios, fuente última de este auténtico milagro”. Aludiendo al cuarto mandamiento que nos pide “honrar al padre y a la madre” el Papa Bergoglio afirmó que una sociedad que descarta a sus mayores es una sociedad sin dignidad, que pierde sus raíces y se marchita; mientras una sociedad que no se rodea de hijos, que los considera un problema, o un peso, no tiene futuro. Además, teniendo en cuenta que la concepción de los hijos debe ser responsable, el Santo Padre también dijo que el simple hecho de tener muchos hijos no puede ser visto como una decisión irresponsable, puesto que la vida rejuvenece y cobra nuevas fuerzas multiplicándose. Y en el sucederse de las generaciones – concluyó – se realiza el designio amoroso de Dios sobre la humanidad. (María Fernanda Bernasconi - RV). Resumen de la catequesis del Papa Francisco para los fieles de nuestro idioma: Queridos hermanos y hermanas: Siguiendo la serie de catequesis sobre la familia, hoy quisiera hablarles de los hijos como don de Dios para los padres y la sociedad. Un hijo es amado por ser hijo: no porque sea bello, sano, bueno; no porque piense igual que yo, o encarne mis deseos. Todos hemos sido hijos. Ser hijos nos permite descubrir la dimensión gratuita del amor, de ser amados antes de haber hecho nada para merecerlo, antes de saber hablar o pensar, e incluso antes de venir al mundo. Es una experiencia fundamental para conocer el amor de Dios, fuente última de este auténtico milagro. Además, este amor nos da fuerza para afrontar la vida sin miedo, construir un mundo nuevo, ser mejores cada día sin arrogancia y sin presunción. El cuarto mandamiento que nos pide “honrar al padre y a la madre” está a la base de cualquier otro tipo de respeto entre los hombres. Una sociedad que descarta a sus mayores es una sociedad sin dignidad, pierde sus raíces y se marchita; una sociedad que no se rodea de hijos, que los considera un problema, que los considera un peso, no tiene futuro. La concepción de los hijos debe ser responsable, pero el simple hecho de tener muchos hijos no puede ser visto como una decisión irresponsable. La vida rejuvenece y cobra nuevas fuerzas multiplicándose. Los hijos crecen compartiendo alegrías y sacrificios. En el sucederse de las generaciones se realiza el designio amoroso de Dios sobre la humanidad. Saludo a los peregrinos de lengua española, en especial a los fieles de Mallorca, acompañados de su Obispo, Mons. Javier Salinas Viñals, así como a los grupos provenientes de España, Colombia, Argentina, México y otros países latinoamericanos. Que la Inmaculada Virgen María, Nuestra Señora de Lourdes, nos conceda a todos sus hijos consuelo y fortaleza para crecer en el amor y caminar juntos hasta la meta del cielo. Muchas gracias. Texto y audio completo de la catequesis del Santo Padre: La familia: los hijos Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Después de haber reflexionado sobre las figuras de la madre y del padre, en esta catequesis sobre la familia quisiera hablar del hijo, o mejor dicho, de los hijos. Me inspiro en una bella imagen de Isaías. El profeta escribe: «Mira a tu alrededor y observa: todos se han reunido y vienen hacia ti; tus hijos llegan desde lejos y tus hijas son llevadas en brazos. Al ver esto, estarás radiante, palpitará y se ensanchará tu corazón» (60,4-5a). Es una espléndida imagen, una imagen de la felicidad que se realiza en el encuentro entre padres e hijos, que caminan juntos hacia un futuro de libertad y paz, después de mucho tiempo de privaciones y separaciones, como fue, en aquel tiempo, esa historia, cuando estaban lejos de su patria. De hecho, hay una estrecha relación entre la esperanza de un pueblo y la armonía entre
  8. 8. generaciones. Esto tenemos que pensarlo bien ¿eh? Hay un vínculo estrecho entre la esperanza de un pueblo y la armonía entre generaciones. La alegría de los hijos hace palpitar el corazón de los padres y vuelve a abrir el futuro. Los hijos son la alegría de la familia y de la sociedad. No son un problema de biología reproductiva, ni uno de los muchos modos de realizarse. Y mucho menos son una posesión de los padres... No, no. Los hijos son un don. Son un regalo: ¿entendido? Los hijos son un don. Cada uno es único e irrepetible; y al mismo tiempo, inconfundiblemente ligado a sus raíces. Ser hijo e hija, de hecho, según el designio de Dios, significa llevar en sí la memoria y la esperanza de un amor que se ha realizado a sí mismo encendiendo la vida de otro ser humano, original y nuevo. Y para los padres cada hijo es sí mismo, es diferente, diverso. Permítanme un recuerdo de familia. Recuerdo que mi mamá decía sobre nosotros, éramos cinco: “Yo tengo cinco hijos”, “¿cuál es tu preferido?”, le preguntábamos. Y ella: “Yo tengo cinco hijos, como tengo cinco dedos. Si me golpean éste me hace mal; si me golpean éste me hace mal. Me hacen mal los cinco, ¡todos son míos! Pero todos diferentes como los dedos de una mano”. ¡Y así es la familia! La diferencia de los hijos, pero todos hijos. Un hijo se ama porque es hijo: no porque sea bello, o porque sea así o asá, ¡no! ¡Porque es hijo! No porque piensa como yo, o encarna mis deseos. Un hijo es un hijo: una vida generada por nosotros, pero destinada a él, a su bien, para el bien de la familia, de la sociedad, de toda la humanidad. De ahí viene también la profundidad de la experiencia humana del ser hijo e hija, que nos permite descubrir la dimensión más gratuita del amor, que nunca deja de sorprendernos. Es la belleza de ser amados antes: los hijos son amados antes de que lleguen. Cuántas veces encuentro a las mamás aquí que me hacen ver la panza y me piden la bendición… porque son amados estos niños antes de venir al mundo. Y ésta es gratuidad, esto es amor; son amados antes, como el amor de Dios, que nos ama siempre antes. Son amados antes de haber hecho nada para merecerlo, antes de saber hablar o pensar, ¡incluso antes de venir al mundo! Ser hijos es la condición fundamental para conocer el amor de Dios, que es la fuente última de este auténtico milagro. En el alma de cada hijo, por más vulnerable que sea, Dios pone el sello de este amor, que está en la base de su dignidad personal, una dignidad que nada ni nadie podrá destruir. Hoy en día parece más difícil para los hijos imaginar su futuro. Los padres - como mencioné en las catequesis anteriores - quizás han dado un paso atrás y los hijos se han vuelto más inciertos en el dar pasos hacia adelante. Podemos aprender la buena relación entre generaciones de nuestro Padre Celestial, que nos deja libres a cada uno de nosotros, pero nunca nos deja solos. Y si nos equivocamos, Él continúa siguiéndonos con paciencia sin disminuir su amor por nosotros. El Padre Celestial no da pasos hacia atrás en su amor por nosotros, ¡jamás! Va siempre hacia adelante y si no se puede ir adelante, nos espera, pero nunca va hacia atrás; quiere que sus hijos sean valientes y den pasos hacia adelante. Los hijos, por su parte, no deben tener miedo del compromiso de construir un mundo nuevo: ¡es justo desear que sea mejor del que han recibido! Pero esto debe hacerse sin arrogancia, sin presunción. A los hijos hay que saber reconocerles su valor, y a los padres siempre se los debe honrar. El cuarto mandamiento pide a los hijos – ¡y todos lo somos! – honra a tu padre y a tu madre (cf. Ex 20:12). Este mandamiento viene inmediatamente después de los que tienen que ver con Dios mismo; después de los tres mandamientos que tienen que ver con Dios mismo, viene el cuarto. De hecho contiene algo de sagrado, algo de divino, algo que está en la raíz de cualquier otro tipo de respeto entre los hombres. Y en la formulación bíblica del cuarto mandamiento se añade: «Honra a tu padre y a tu madre para que tengas una larga vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te da». El vínculo virtuoso entre generaciones es una garantía de futuro, y es garantía de una historia verdaderamente humana. Una sociedad de hijos que no honran a sus padres es una sociedad sin honor; ¡cuando no se honran a los padres se pierde el propio honor! Es una sociedad destinada a llenarse de jóvenes áridos y ávidos. Pero también una sociedad avara de generaciones, que no ama rodearse de hijos, que los considera sobre todo una preocupación, un peso, un riesgo, es una sociedad deprimida. Pensemos en tantas sociedades que conocemos aquí en Europa: son sociedades deprimidas porque no quieren hijos, no tienen hijos, el nivel de nacimientos no llega al uno por ciento. ¿Por qué? Que cada uno piense y se responda. Si una familia generosa de hijos se ve como si fuera un peso, ¡hay algo mal! La concepción de los hijos debe ser responsable, como enseña también la Encíclica Humanae Vitae del Beato Papa Pablo VI, pero el tener muchos hijos no puede ser visto automáticamente como una elección irresponsable. Es más, no tener hijos es una elección egoísta. La vida rejuvenece y cobra nuevas fuerzas multiplicándose: ¡se enriquece, no se empobrece! Los hijos aprenden a hacerse cargo de su familia, maduran compartiendo sus sacrificios, crecen en la apreciación de sus dones. La experiencia alegre de la fraternidad anima el respeto y cuidado de los padres, a quienes debemos nuestra gratitud. Muchos de ustedes aquí presentes tienen hijos y todos somos hijos. Hagamos una cosa, un minutito, no nos extenderemos mucho. Que cada uno de nosotros piense en su corazón en sus hijos, si los tiene, piense en silencio. Y todos pensemos en nuestros padres y agradezcamos a Dios por el don de la vida. En silencio, quienes tienen hijos piensen en ellos, y todos pensemos en nuestros padres. Que el Señor bendiga a nuestros padres y bendiga a sus hijos.
  9. 9. Que Jesús, el Hijo eterno, hecho hijo en el tiempo, nos ayude a encontrar el camino de una nueva irradiación de esta experiencia humana tan simple y tan grande que es ser hijos. En el multiplicarse de las generaciones hay un misterio de enriquecimiento de la vida de todos, que proviene de Dios mismo. Debemos redescubrirlo, desafiando los prejuicios; y vivirlo, en la fe, en la perfecta alegría. Y les digo: ¡Qué hermoso es cuando paso entre ustedes y veo a los papás y a las mamás que alzan a sus hijos para que sean bendecidos! Es un gesto casi divino. ¡Gracias por hacerlo! (Traducción del italiano: Griselda Mutual, RV) Se abre con espíritu de colaboración el Consistorio Extraordinario Ciudad del Vaticano, 12 febrero 2015 (VIS).-Esta mañana, a las 9, en el Aula del Sínodo del Vaticano, se ha abierto el Consistorio Extraordinario del Colegio cardenalicio con el Santo Padre. Los trabajos, en los que también toman parte los veinte que serán creados cardenales en el Consistorio Ordinario Público el próximo sábado, se articulam en dos días, hoy y mañana con sesiones de las 9 a las 17. Después del rezo de la Hora Tercia y el saludo del cardenal decano, Angelo Sodano, el Papa Francisco ha dirigido un breve saludo a los participantes. ''Bienvenidos a esta comunión que se expresa en la colegialidad'', ha dicho, dando después las gracias al cardenal decano, a la Comisión de los nueve cardenales a su coordinador, el cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga y al secretario, el obispo Marcello Semeraro que presentaba la síntesis del trabajo desarrollado en estos meses para elaborar la nueva Constitución Apostólica sobre la reforma de la Curia. ''Una síntesis realizada con numerosas sugerencias, también por parte de los jefes y responsables de los dicasterios, además de varios expertos en esa materia'', ha subrayado el Santo Padre. ''La meta que queremos alcanzar es siempre la de favorecer una armonía más grande en la tarea de los diversos dicasterios y departamentos, con el fin de lograr una colaboración más eficaz con esa transparencia absoluta que edifica la sinodalidad y la colegialidad auténticas'', prosiguió Francisco recordando que ''la reforma no es un fin en sí misma, sino un medio para dar un fuerte testimonio cristiano; para favorecer una evangelización más eficaz, para promover un espíritu ecuménico más fecundo y para alentar un diálogo más constructivo con todos''. ''La reforma, muy deseada por la mayoría de los cardenales en el ámbito de las congregaciones generales que precedieron el cónclave, tendrá que perfeccionar todavía más la identidad misma de la Curia Romana, es decir la de coadyuvar al Sucesor de Pedro en el ejercicio de su supremo oficio pastoral por el bien y el servicio de la Iglesia universal y de las Iglesias particulares. Ejercicio con el que se refuerzan la unidad de fe y la comunión del pueblo de Dios y si promueven la misión propia de la Iglesia en el mundo'', señaló el Pontífice. ''Ciertamente alcanzar esa meta no es fáci -concluyó- requiere tiempo, determinación y sobre todo, la colaboración de todos. Pero para conseguirlo tenemos que confíar en primer lugar en el Espíritu Santo que es la guía verdadera de la Iglesia, implorando en la oración el don del discernimiento auténtico. Con este espíritu de colaboración comienza nuestro encuentro, que será fecundo gracias a la aportación que cada uno de nosotros expresará con parresía, fidelidad al Magisterio y conciencia de que todo ello concurre a la ley suprema, es decir a la ''salus animarum''. Gracias''.
  10. 10. El Consistorio discute el nacimiento de dos congregaciones, y se habla sobre ecología (©Afp) (©Afp) Los cardenales de todo el mundo Fue expuesto el trabajo del “C9” sobre la reforma de la Curia y han surgido las primeras propuestas de cambios. Según Müller no se pueden transferir competencias doctrinales a las Conferencias Episcopales Iacopo Scaramuzzi - Andrea Tornelli Ciudad del Vaticano Un Consistorio con 165 cardenales de todo el mundo, convocado por Papa Francisco, se está llevando a cabo (entre hoy y mañana) en el Vaticano para reflexionar sobre la reforma de la Curia romana. Durante la primera sesión de trabajo, de esta mañana, se expuso la relación sobre el proyecto elaborado por el Consejo de nueve cardenales que ayudan a Jorge Mario Bergoglio, el llamado “C9”, y en particular sobre la posibilidad de que nazcan dos nuevas Congregaciones que engloben, por lo menos, seis actuales Pontificios Consejos: laicos, familia y vida, en un polo, y caridad, justicia, paz y (novedad con respecto al pasado) ecología ambiental y humana. Después tomaron la palabra 12 cardenales y surgieron las primeras propuestas enmendativas. Según el cardenal Prefecto de la Doctrina de la Fe Gerhard Ludwig Müller, no pueden ser tranferidas las conpetencias doctrinales a las Conferencias Episcopales. Durante una rueda de prensa en la sala de prensa de la Santa Sede, el vocero vaticano, padre Federico Lombardi, resumió el trabajo de esta mañana, que comenzó con un breve discurso del Papa y del cardenal decano Angelo Sodano. El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, coordinador del “C9”, comenzó la discusión exponiendo el nacimiento (a un mes después de la elección de Papa Francisco) y la labor que ha desarrollado hasta ahora el consejo de los nueve cardenales. El secretario del mismo consejo, mons. Marcello Semeraro, leyó el documento que los cardenales ya habían recibido en vista del Consistorio, en el que se ilustran los «principios inspiradores y las líneas guía para el trabajo de reforma de la Curia romana». Los puntos que fueron tratados son: «el problema de la relación con las Conferencias Episcopales», la coordinación interna, las «consideraciones sobre la calidad del personal» y el tema de la
  11. 11. «presencia de los laicos en el servicio de los diferentes dicasterios». El obispo Albano también expuso y reflexionó sobre el significado «teológico y eclesiológico» de la anunciada fusión de muchos de los Pontificios Consejos existentes en dos nuevas Congregaciones, «para explicar que no se trata solo de tomar cierto número de organismos y ponerlos juntos por razones de organización». Se avanza, pues, hacia el nacimiento de una Congregación que se ocupará de los laicos, de la familia y de la vida, de la que dependería con la Pontificia Academia para la Vida: sería una forma para subrayar «la importancia del laicado», pero Lombardi excluyó que los laicos se encarguen del dicasterio. Una segunda Congregación se ocupará de la caridad, la justicia y la paz, además de la pastoral sanitaria (pero este último, según algunas intervenciones, podría formar parte del primer dicasterio, como parte de las competencias sobre la familia y la vida) y de la migración. «Y también –precisó Lombardi– un nuevo sector que debe ser desarrollado, el ambiente y la defensa de la Creación, considerada desde el punto de vista de la ecología humana y ambiental, no solo social». «Sentimos que aumenta la consciencia y la importancia del estudio de estos temas –respondió el vocero vaticano a una respuesta de los periodistas–, y muchas indicaciones llegarán con la encíclica en la que el Papa está trabajando». Dependerían de esta Congregación tanto la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales como la Caritas Internationalis. En cuanto a los tiempos, las palabras de Lombardi dieron a entender que no concluirá la reforma en 2015. Mons. Semeraro también recordó que la vigente constitución apostólica “Pastor bonus” nació tras un «complejo procedimiento» (primeros esquemas, consulta con las Conferencias Episcopales, cardenales y dicasterios, comisión cardenalicia), y dijo que se podría proceder de manera semejante. «Nada impide – precisó el vocero vaticano– que durante este proceso de reforma se puedan llevar a cabo cambios más específicos en vía experimental, que después serían retomados en la redacción final». Uno de los 12 cardenales que tomaron la palabra fue Gerhard Ludwig Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Sostuvo que no se pueden transferir ciertas competencias en materia doctrinal a las Conferencias Episcopales. En su momento, había sido Papa Francisco quien propusiera la transferencia de competencias a las Conferencias Episcopales; en la exhortación apostólica “Evangelii Gaudium” escribió: «Todavía no se ha explicitado suficientemente un estatuto de las Conferencias episcopales que las conciba como sujetos de atribuciones concretas, incluyendo también alguna auténtica autoridad doctrinal. Una excesiva centralización, más que ayudar, complica la vida de la Iglesia y su dinámica misionera». Pero en el documento que leyeron esta mañana los cardenales no había referencias específicas al respecto. En cambio, en el borrador se indica la posibilidad, para el futuro, de no contar con secretarios de los diferentes dicasterios vaticanos con dignidad episcopal, como sucede en la actualidad en todas las Congregaciones y en la mayor parte de los Pontificios Consejos. No tener secretarios con dignidad episcopal, además de disminuir el número de los obispos en la Curia romana, podría representar un buen antídoto en contra del “carrerismo”. Algunos presidentes de los Pontificios Consejos que serán englobados en las Congregaciones invitaron a agilizar la reforma de la Curia. También se propuso el posible paso del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización a la Congregación para los obispos. Después se volvió a reflexionar sobre la figura del “moderator curiae”, hipótesis que había propuesto el cardenal Francesco Coccopalmerio, Presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, basándose en la figura de coordinación introducida en muchas de las curias diocesanas. El consejo de los cardenales (el “C9”), después de haber discutido y evaluado los diferentes pareceres, había excluido esta hipótesis y no aparecía como propuesta en el borrador entregado a los cardenales antes del Consistorio. Coccopalmerio esta mañana volvió a presentar su propuesta y explicó cuál sería su utilidad. En realidad, las competencias del “moderator curiae” serían desempeñadas por el Secretario de Estado y por el Sustituto de la Secretaría de Estado. El padre Lombardi afirmó que algunas intervenciones insistieron en que «para ayudar al Papa en el gobierno no existe solo la Curia, sino también el colegio cardenalicio y el Consistorio, el Sínodo de los Obispos, y hay que encontrar la mejor manera para dar valor a estas realidades». Otros cardenales, refirió el vocero vaticano, reflexionaron sobre «las palabras sinodalidad y colegialidad, afirmando que colegialidad era más adecuada que sinodalidad». En una entrevista con la Radio Vaticana, el cardenal Murphy O’Connor afirmó: «Hemos tenido casi un año de Sínodo, pero ahora creo que debe ser desarrollado, para que el Sínodo no sea solo consultivo, sino que tenga la autoridad de trabajar de cerca con el Papa». El vocero vaticano dijo, respondiendo a algunas preguntas de los periodistas, que no se habló ni sobre la hipótesis de un tercer polo que encglobe las materias de la cultura, de la educación católica, además de los Museos Vaticanos, la Specola vaticana y el Archivo vaticano; tampoco se habló
  12. 12. sobre presuntos conflictos entre la recién nacida Secretaría de la Economía y otras estructuras, como Propaganda Fide, en relación con los balances económicos. Mañana, como sea, expondrá mejor este ámbito el prefecto de la Secretaría para la Economía, el cardenal George Pell. La reunión de los cardenales proseguirá hoy por la tarde, hasta las 17 hrs. Mañana, comenzará nuevamente a las nueve de la mañana y concluirá a las 17 hrs. El Sábado, el Papa creará 20 nuevos cardenales en un Consistorio extraordinario a las 11 en San Pedro. El domingo, a las 11 de la mañana, se llevará a cabo la misa en la Basílica vaticana con todos los cardenales. Así es la reforma de Francisco que estudiarán los cardenales Publicado el 11.02.2015 ‘Vida Nueva’ adelanta el contenido del documento que los purpurados recibirán mañana ANTONIO PELAYO, corresponsal de Vida Nueva en ROMA | Se titula Propuestas para un proyecto de revisión de la constitución ‘Pastor Bonus’, publicada por el Sumo Pontífice Juan Pablo II el 28 de junio de 1988 el documento que todos los cardenales recibirán mañana jueves 12 de febrero al entrar en el Aula del Sínodo para participar en el consistorio extraordinario convocado por el papa Francisco los días 12 y 13. Para evitar malentendidos iniciales, no se trata del “borrador” de reforma de la Pastor Bonus que algunos medios habían presentado como el documento sobre el que se estaba trabajando y que, siempre según esas fuentes, constaba de 66 páginas y 185 artículos. En su encuentro con los informadores miércoles 11, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, desmintió que dicho documento “sea atendible; es de hace un año; no es un documento de trabajo, sino uno de los tantos materiales que han llegado a manos de monseñor Marcello Semeraro”, obispo de Albano y secretario del Consejo de los Cardenales (el llamado C-9), reunidos entre los días 9 y 11. Insisto: el documento que tenemos entre las manos lleva fecha de 2015, consta de 34 páginas y se divide en cuatro partes: la actividad del Consejo de los Cardenales; principios inspiradores y líneas guía para el trabajo de reforma de la Curia romana; Seglares, familia y vida, perfil teológico; Caridad, justicia y paz, perfil teológico. En la segunda parte, sobre los principios inspiradores de la reforma de la Curia romana, se destacan los siguientes: naturaleza y función de la Curia romana, simplificación y racionalización, la Secretaría de
  13. 13. Estado o papal, sinodalidad (de las páginas 13 a la 22). “Se requiere una racionalización de las diversas competencias de la Secretaría de Estado, o mejor papal, para que en el cumplimiento de sus competencias sea la ayuda más inmediata y eficaz del Papa –es una de sus afirmaciones–. Su tarea es la del órgano de coordinación de los varios sectores de los dicasterios y oficinas de la Curia. Podría ejercer esta función de ‘moderación’ de la Curia a través del Sustituto de la Secretaría de Estado. ‘Moderación’ orientada a la realización de la unidad, la interdependencia y la coordinación de los varios dicasterios y de sus diversas secciones y sectores”. Sobre la sinodalidad, se formula el deseo de que las reuniones de los jefes de los dicasterios, una especie de ‘Consejo de ministros’, “sean más frecuentes, con temas bien delimitados, escogidos por el Papa y también sobre la base de las propuestas de los mismos dicasterios; bien preparadas, con un material hecho llegar precedentemente, incluso por vía electrónica. La preparación podría verse favorecida por reuniones de los secretarios del dicasterio con el Sustituto de la Secretaría de Estado”. Rotación del personal entre dicasterios En cuanto al personal que trabaja en la Curia romana, el documento afirma lo siguiente: “Para evitar de hecho que se produzcan una especie de pequeños potentados y para favorecer una utilización más racional del personal, un intercambio de experiencia y de profesionalidad, habría que considerar si no fuese oportuno prever una cierta y periódica rotación del personal entre los dicasterios. Además, habría que promover una formación permanente, tanto técnica como espiritual, del personal”. Más información, en el próximo número de Vida Nueva (nº 2.929) Un cardenal para la Iglesia “libre y pobre” de Uruguay El neo-cardenal Sturla Habla en exclusiva para el Vatican Insider el nuevo cardenal uruguayo, Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo Andrés Beltramo Álvarez Ciudad del Vaticano “Estoy en la Plaza de San Pedro y el Papa acaba de nombrarte cardenal. ¡Felicidades!”. Con una simple llamada telefónica de un sacerdote uruguayo Daniel Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo, se enteró que iba a recibir el birrete púrpura. Corría el 4 de enero de 2015. El prelado no lo podía creer. “A mi nadie me avisó nada”, atinó a responder. Pero otros dos mensajes
  14. 14. llegados luego a su celular, le confirmaron la noticia. Él estaba dirigiéndose a la Radio Oriental, una pequeña emisora católica. Lo acompañaban dos muchachos que iban a dar sus testimonios sobre la misión que estaban conduciendo esos días en un barrio popular de la capital uruguaya. Luego le tocaba la misa en la catedral. Aquella llamada desde Roma le cambió la vida. Sturla será el segundo cardenal en la historia del Uruguay. El otro fue Antonio María Barbieri, un fraile que gobernó la Iglesia de Montevideo entre 1958 y 1964, aunque falleció en 1979. En entrevista con el Vatican Insider, habló de su elevación cardenalicia. ¿Cómo recibió la noticia de que el Papa le había elegido como cardenal? Primero fue un impacto muy fuerte. Después pensé que esto es un regalo del Papa a la Iglesia uruguaya, porque apenas cumplí un año de mi nombramiento como arzobispo y entonces no es un reconocimiento a la gestión que pude haber realizado. Es un gesto del Papa a todos los uruguayos y en ese sentido lo recibo con sencillez. Fue muy bien recibido por la gente. ¿Qué significa este reconocimiento? El Uruguay es un país marcado por 100 años de laicismo muy fuerte, tenemos una Iglesia pobre y libre. Pobre porque no tenemos muchos recursos, los curas viven austeramente, ser sacerdote no es un estatus social. Es también una Iglesia libre, que lleva muchas décadas no unida al Estado, que vive y da su testimonio de fe en una sociedad plural, laica y eso tiene un valor para el mundo de hoy. Va a ser el cardenal que recibirá al Papa Francisco, ¿no? Si Dios quiere, lo estamos esperando para el año que viene. Esperemos que se concrete. El año pasado el Papa me manifestó que, cuando fuera a Argentina, él iría también a Chile y Uruguay. Pero aún no tenemos ninguna confirmación oficial. Nos hace mucho bien que él mire a nuestro país, me consta que tiene un cariño muy especial por Uruguay y me consta que ha pedido a alguna organización caritativa europea que no se olviden de nuestro país. ¿Por qué el Papa insiste tanto en decirle públicamente a los cardenales que sean humildes, que festejen sobriamente y que su dignidad no es un premio? Me parece clave este mensaje. Esa debería ser la actitud de orden, aunque no siempre lo es y puede existir alguna confusión. Uno ante todo uno es un cristiano y cuando tiene más responsabilidades en la Iglesia, está llamado a vivir más intensamente la vida cristiana. Eso supone una vida de desprendimiento, de austeridad, de amor hacia el que más necesita. Me siento totalmente identificado y ojalá nos ayude a todos los que tenemos un servicio de responsabilidad en la Iglesia ante todo a ser cristianos. Es parte de un camino que marca el Papa para toda la Iglesia… La Iglesia uruguaya se siente identificada con la línea marcada por el Papa Francisco. El Papa pide volver a las fuentes, volver al evangelio. Eso parece difícil, nosotros mismos a veces lo complicamos, porque vivir el evangelio es también vivir en la sencillez de la vida cristiana. Eso mismo le da tanta sintonía con la gente sencilla y pobre. ¿Eso mismo puede ser motivo de las resistencias que existen al Papa? Sinceramente no conozco mucho al respecto. Ahora me corresponderá estar mucho más involucrado en este servicio que el Papa me ha llamado. No conozco mucho el mundillo interno de la Curia Romana, donde supongo que existe gente muy buena pero donde se han dado situaciones muy complejas, como es notorio. En el Uruguay no he visto resistencias a la propuesta del Papa, más bien veo una aceptación cordial. Sí creo que es natural y parte de nuestro ser cristiano, que hayan Papas que sintonicen más con ciertos grupos eclesiales y Papas que sintonicen con otros. Esto no debe escandalizarnos. Es natural. Dentro de la Iglesia hay grupos muy diversos. El Papa a nivel general y los obispos a nivel local son centros de unidad
  15. 15. en la diversidad. ¿Ya pensó qué contribución podría dar al Papa en su proyecto de reforma de la Curia? Sinceramente lo primero que quiero hacer es escuchar y aprender. Trataré en estos días de aprender mucho, quizás en otro momento pueda aportar más. En este tiempo me siento novato. Uno asume la responsabilidad que le toca, eso es parte de la vida humana y cristiana, no rehuir responsabilidades. Pero en esa misma responsabilidad uno debe saber cuándo le toca escuchar y cuando le toca hablar. Vía Crucis de la Vida Consagrada, de F. Stano y A. Ferrero Via Crucis de la Vida Consagrada F. Stano y A. Ferrero Publicaciones Claretianas 4,50 euros El Via Crucis es un acto de piedad significativo e importante de las comunidades de vida religiosa. Durante la Cuaresma, y la Semana Santa especialmente, recorremos junto a Jesús la tradicional via dolorosa, camino salvífico hacia el calvario. La vida consagrada sabe que en el cento de este camino está la Cruz, el signo más importante de nuestra memoria. En ella está la sabiduría de Dios, que ha querido enseñarnos que el camino de la gloria está, precisamente, en el abajamiento y la humildad: un camino que la vida consagrada está llamada a recorrer más y más. El papa Francisco ha invitado a los consagrados a soñar un nuevo futuro, a fundamentar su esperanza en una mirada agradecida al pasado y a vivir de forma activa y evangélicamente apasionada el presente. El monacato budista y cristiano, de Mª Jesús Hernando
  16. 16. El monacato budista y cristiano. Desde la perspectiva de Jesús López Gay Mª Jesús Hernando García Publicaciones Claretianas 15,50 euros La salvación o el "nirvana" es esencial para el budismo. Así lo atestigua su máxima: "útil para sí, útil para los demás", a traves de dos vertientes: el dominio de sí y la benevolencia hacia los demás. Por ello, afirma López Gay, aunque en esta religión se excluye cualquier revelación o gracia sobrenatural, sin embargo, se refleja una gran espiritualidad donde el hombre, sin saberlo, está buscando una trascendencia que pueda salvarlo. El monje es aquel que mejor puede realizar esta búsqueda a través de su vida sencilla de ascesis, celibato, pobreza, obediencia y meditación. Virtudes, todas ellas, que también vive el momje cristiano y que, a juicio de Mª Jesús, conviene poner en diálogo para conocer sus similitudes y diferencias. Mª Jesús Hernando García, ha sido misionera durante varios años en Corea del Sur, donde entró en contacto con la religión budista. Deseosa de conocer mejor el budismo y las demás religiones, se licenció en misionología en la Universidad Gregoriana de Roma,e hizo su tesis de teología sobre el diálogo entre budismo y cristianismo en la Pontificia Universidad Comillas de Madrid.Actualmente es delegada episcopal de Ecumenismo y Diálogo interreligioso en la dióceis de Getafe; ejerce su actividad docente en el IES Juan Carlos I de Ciempozuelos, en el Centro de Teología de Getafe, en la Univ. Eclesiástica San Dámaso (Madrid) y en la Univ. Rey Juan Carlos de Fuenlabrada. Dokushô Villalba: meditación zen frente a materialismo espiritual Escrito por Héctor Gil Francisco Dokushô Villalba nació en Utrera (Sevilla) en 1956. Después de varios años de práctica y estudio en los principales monasterios japoneses, las autoridades del Soto Zen japonés le reconocieron como el primer maestro budista zen español. Fue discípulo del célebre maestro Deshimaru, de quien recibió la ordenación en 1978 en París y bajo cuya dirección estudió hasta su fallecimiento. También fue discípulo del maestro Shuyu Narita en Akita, Japón, quien le transmitió el Dharma. De este modo, se convirtió en el primer maestro Soto Zen español de la historia. Es fundador de la Comunidad Budista Soto Zen española y del monasterio Luz Serena en Valencia. También es poeta, escritor y traductor de textos clásicos. ¿Quién es Dokushô Villaba? Yo. ¿Quién soy yo? Dokushô Villalba. ¿Qué es un monje zen? Un ser humano entregado al estudio, la práctica y la enseñanza de la vía de despertar mostrada por el Buda Sakiamuni y perpetuada por los maestros zen de la transmisión. ¿Quiénes fueron sus maestros? Recibí la ordenación de sacerdote budista zen del maestro Taisen Deshimaru, en París, en 1978. Deshimaru Roshi murió cuatro años después y, entonces, viajé a Japón donde fui aceptado por el maestro
  17. 17. Shuyu Narita como discípulo suyo. De él recibí la transmisión del Dharma en 1987. Estos han sido mis dos maestros principales, aunque he estudiado el budismo zen y otras vías de conocimiento con otros maestros. ¿Qué es el budismo zen? El budismo zen es una vía de despertar enseñada originalmente por el Buda Sakiamuni y transmitida por un linaje ininterrumpido de maestros, de generación en generación. Su práctica esencial es la meditación zen sedente, llamada en japonés zazen. No obstante, uno de los principios del budismo zen nos enseña que zazen y vida cotidiana son no-dos. Es decir, la meditación zen no se limita al tiempo que uno permanece sentado, sino que abarca las veinticuatro horas de la jornada. ¿Qué es el conocimiento espiritual? Es lo que queda cuando olvidas todo lo que crees saber. ¿Qué aporta el budismo zen a nuestra sociedad de consumo? Aportar, aportar… no aporta nada. El budismo zen no es un + (plus), sino un – (menos). La sociedad de consumo nos estimula continuamente a querer más (+) y más (+) y más (+). Desde esta mentalidad de individuos condicionados por la sociedad de consumo, imaginamos la práctica espiritual como otro más (+), una nueva suma, algo más que obtener. Chogyam Rimpoché, un maestro tibetano ya desaparecido, lo llamó “materialismo espiritual”. Mi primer maestro, Taisen Deshimaru, solía decir que “el zen no es una respuesta espiritualista a un mundo materialista, sino una nueva dimensión más allá del materialismo y del espiritualismo que incluye lo material y lo espiritual”. La pregunta no es “¿qué voy a conseguir con el budimo zen?”, sino “¿qué estoy dispuesto a abandonar?” La práctica del budismo zen te desolla la piel, te tritura la carne, te pulveriza los huesos y te funde la médula hasta convertirte en un soplo de aire sin sustancia. Y ni siquiera te deja reposar en la vacuidad, sino que te recicla de nuevo en médula, huesos, carne y piel y te lanza al mundo para que seas testigo del misterio insondable de la existencia. “El que no está dispuesto a perderlo todo, no está preparado para ganar nada”, dicen que decía Facundo Cabral. Sentarse en meditación zen es un entrenamiento para perderlo todo. ¿Qué es la realidad? Esto que está sucediendo en este preciso momento. Ante la caída de los sistemas, está de moda rechazar las “enseñanzas organizadas o sistematizadas”. ¿Es necesario o aconsejable participar en una comunidad? Los seres humanos somos seres sociales. Damos lo mejor de nosotros cuando compartimos nuestro aprendizaje y nuestros logros con los demás. El individualismo es una plaga emocional que ha infectado todas nuestras relaciones, no solo la de los seres humanos con los seres humanos, sino también la de los seres humanos con el resto de los seres vivos. Las calles por las que caminamos, la ciudad en la que vivimos… han sido construidas por generaciones anteriores. Nos han legado un mundo organizado. ¿Tendría sentido destruirlo para construir uno propio? Nosotros caminamos sobre la tierra en la que están enterrados nuestros antepasados. No podemos evitarlo. Hay quien reconoce maestros y acepta una tradición de transmisión discipular como el budismo. ¿Es necesario tener maestros? ¿Para qué sirve la tradición?
  18. 18. La filosofía postmoderna que impera en nuestras sociedades desarrolladas ha arrancado al individuo del pasado y del futuro y lo ha confinado a vivir en los estrechos límites de un presente, al mismo tiempo que lo separa de su medio ambiente natural y de su entorno humano. Somos cada vez más individualistas, estamos cada vez más replegados sobre nosotros mismos, olvidando que sin los demás nuestra existencia individual no es posible. Desde el punto de vista de la experiencia budista zen estamos totalmente religados a las generaciones que nos han precedido, así como a las generaciones que nos sucederán. Somos un contínuum plenamente conectado con todo lo vivo y lo no vivo. La tradición es el hilo que, procedente del pasado, nos atraviesa y, a través de nosotros, configura el futuro. ¿Se puede combinar la práctica del zen con la vida diaria? Es imposible no combinarlo. ¿Es necesario ser “religioso”? ¿Qué significa ser “religioso”? Religare significa “volver a unir”. Cualquier práctica que vuelva a unir al ser humano con la totalidad es una práctica religiosa. Un artista, un deportista, una ama de casa, cualquier persona puede experimentar la unión con la totalidad cuando se entrega en cuerpo y alma a su tarea. Eso es “religioso” en un sentido amplio. Otra cosa son los dogmas y las manipulaciones de las instituciones religiosas ¿Qué puede aportar el budismo zen a la educación? La experiencia a través del cuerpo, la sabiduría corporal. La educación occidental es excesivamente intelectual, en detrimento de otros aspectos fundamentales del ser humano como lo emocional, lo corporal, lo instintivo. La sabiduría del zen es una forma refinada de instinto, transformado a través de la experiencia de la meditación, en la cual, lo corporal desempeña un papel central. ¿Y a la medicina? La mente no es un epifenómeno del funcionamiento biológico. Es el origen y la fuente de la biología. Aquí se dice: mens sana in corpore sano. Desde el punto de vista del zen se diría: corpore sano in mens sana. ¿Qué estado mental pretende alcanzar el zen? El zen no pretende alcanzar ningún estado especial. La meditación zen es el retorno al estado natural de la
  19. 19. mente y del cuerpo. Pero ni siquiera practicamos la meditación zen para retornar a este estado natural. Cualquier pretensión es solo eso: una pre-tensión, una tensión innecesaria. A través de la no acción y de la no pretensión, las contracciones se disuelven por ellas mismas y la condición natural emerge por ella misma. Los ojos son horizontales, la nariz vertical. Este es el estado. ¿Cómo ve el rumbo del mundo actual? ¿Es posible rectificar nuestra sociedad y sistema sociopolítico o vamos a una especie de autodestrucción? No soy profeta; por lo tanto, no puedo saber qué ocurrirá en el futuro. Pero si queremos vislumbrar el futuro, podemos observar el presente porque el futuro será la consecuencia de lo que está ocurriendo ahora. Además de ser maestro, es usted traductor y poeta. ¿Cuál es su libro favorito? Me gustan muchos libros. Disfruto mucho leyendo al maestro Dôgen, en especial su obra mayor, el Shôbôgenzô, o laPreciosa Visión del Dharma Verdadero, cuya traducción estoy acabando y que pronto publicará la editorial Kairós. Suelo releer a menudo El guardador de rebaños, de Fernando Pessoa. La poesía china de la dinastía Tang (Li Po, Tu Fú) es otro lugar al que vuelvo de vez en cuando. Ud. propone para ser feliz… La felicidad no es un estado que alcanzar, sino una corriente en la que fluir. Aquello que nos impide fluir en el día a día es lo que obstaculiza la corriente de la felicidad. ¿Cuáles son sus próximos proyectos? Bueno, soy una persona bastante activa y siempre tengo entre manos algún proyecto. A nivel editorial, estoy terminando la traducción de un primer volumen del Shôbôgenzô, como he dicho antes. También estoy trabajando en una obra sobre el camino del Bodhisattva, que espero vea la luz el próximo año. El monasterio Luz Serena y la Comunidad Budista Soto Zen que impulso se encuentran aún en fase de consolidación y requieren mucha atención en áreas distintas como la formación monástica y académica, el funcionamiento de los centros zen urbanos, etc. Por no hablar de los proyectos de construcción de edificios y dependencias necesarias en el monasterio. Los días se me quedan cortos… Para terminar, ¿cuál es su haiku favorito? “Donde hay hombres hay moscas y Budas también”. (Kobayashi Issa) http://dokushovillalba.blogspot.com.es/ http://sotozen.es/ Entrevista Emilio Lledó Desde que nació el nº 1 de esta revista tuvo por objetivo entrevistar a Emilio Lledó, porque en él reconocemos al capitán de toda una generación de pensadores. Lo encontramos finalmente en su otra casa, la Real Academia de la Lengua, donde acude a las reuniones de los jueves, y charlamos con él rodeados de libros antiguos, en su impresionante biblioteca. Un auténtico placer.
  20. 20. Igual hubiéramos estado más cómodos en su casa de verdad, pero quizá cegados por la impaciencia no dejamos escapar la oportunidad que tanto tiempo hemos esperado. Allí preguntamos y escuchamos a uno de los profesores más queridos y admirados que ha dado la filosofía española en los últimos 50 años. Su magisterio ha adquirido un aura solo comparable con la de los maestros más grandes, y sus antiguos alumnos hablan de él con una devoción comparable a la que demostró Hanna Arendt por el “mago de Messkirch”. Si a Heidegger se le ha llamado “el maestro de Alemania”, nosotros deberíamos considerar a Lledó “el maestro de España”. Con la humildad que le caracteriza, sin impostura, afirma considerarse, simplemente, “un profesor de filosofía que ha dedicado parte de su vida a estudiar la filosofía y que lo ha pasado muy bien enseñando a los demás”. Como Sócrates, que también era un gran maestro. Y serlo es una inmejorable pasaporte para ser también el gran gran filósofo que es. En su último libro, «Los libros y la libertad», reflexiona sobre la importancia de ese objeto tan humilde que es el libro. ¿Qué significan para usted? Para mí, los libros significan la memoria. Yo creo que los seres humanos somos fundamentalmente memoria y lenguaje. Si no tuviéramos memoria, no sabríamos quiénes somos. Por eso, siempre he defendido la tesis de que debemos tener memoria, no solo individual sino también colectiva. Estos libros que usted ve aquí son parte de la memoria histórica de la vida intelectual de nuestro país y de la vida personal de aquellos que un día decidieron escribir su oralidad; escribir las palabras que pensaban, las palabras que deseaban, las palabras que buscaban. ¿Y qué nos pueden aportar los libros de filosofía frente a otros? Para una persona que no se dedique a la filosofía puede haber libros que le resulten difíciles, pero el libro filosófico es la transmisión de lo que los seres humanos han querido entender sobre las grandes cuestiones de la existencia (la justicia, la verdad, la bondad, etc.) y también para saber qué es lo que somos, cuál es el futuro colectivo de una serie de personas que constituyen una nación, un pueblo o una humanidad. Creo que una de las grandes globalizaciones que hay que tener es la de la cultura, la del progreso intelectual. Como especialista en filosofía antigua, ¿qué podemos aprender en los libros de filósofos como Platón, Aristóteles, Epicuro? Yo soy especialista en filosofía antigua, pero también me interesa mucho la filosofía moderna. He vivido muchos años en Alemania y eso me ha hecho interesarse por la filosofía del idealismo alemán, lo que pasa es que tengo la suerte de poder leer en latín y en griego, y esa suerte la pongo sobre los grandes filósofos de la cultura griega, que efectivamente siguen estando vivos para nosotros, como Platón, Aristóteles, Epicuro o Plotino. Toda la cultura griega es una cultura de una riqueza tal que a mí me sorprende que aún podamos leer La República o El Fedón de Platón, o la Metafísica de Aristóteles y que después de 25 siglos nos sigan diciendo cosas. Por eso, me parece tan importante que se cultive que a los alumnos, cuando se les enseñe a leer, se les enseñe también a amar el lenguaje. Ese alimento de la sensibilidad es una cosa esencial para la educación de los niños, porque si no se les abre ese horizonte, siempre quedarán ceñidos a los pequeños problemas de su personalidad. Y esa personalidad debe enriquecerse con la lectura, porque así ampliamos el diálogo que tenemos con nosotros mismos con la voz
  21. 21. de Cervantes, de Galdós, de Lorca o de quien queramos. Usted ha contado muchas veces la historia de ese maestro de primaria que le enseñó el aprendizaje de la libertad que usted vincula a la lectura. Antes lo he dicho en otro contexto: uno no puede ser más que su propia memoria. Creo que esta es una de las experiencias más hermosas de mi vida, y me parece que es un homenaje que debo rendir a don Francisco, que fue un maestro que yo tuve en Vicálvaro, en Madrid. Los niños de mi clase tendríamos ocho, nueve o diez años, y aquel maestro nos enseñó la libertad, y nos la enseñó de una manera muy concreta. Después de leer una página de El Quijote nos decía: “sugerencias de la lectura”. Eso me pareció tan interesante que no lo he olvidado. La imagen de aquel joven maestro en una escuela pública. Yo creo decididamente en la enseñanza pública, en una enseñanza en la que no sea el dinero el que cambie las perspectivas o los tipos de enseñanza. En «Ser quien eres» recopila diversos artículos sobre educación en los que denuncia duramente el tipo de enseñanza (basada en la asignatura y el examen) que aún predomina en España. Sí, es que ese tipo de enseñanza, a la que yo llamo “asignaturesca”, es la enseñanza del aprendizaje. Yo creo que el aprendizaje no es importante, sobre todo ahora que tenemos tantos medios de conocimiento e información. Lo importante es crear libertad intelectual y capacidad de pensar. Se habla muchísimo de la libertad de expresión, pero en mi opinión lo importante es la libertad de pensamiento: tener que pensar, saber qué pensar y no tener la mente aglutinada con pequeños coágulos que no te permiten entender, mirar o interpretar. La enseñanza tiene que ser ese estímulo continuo entre el profesor y el alumno. Cuando yo utilizaba este adjetivo “asignaturesco” me refería a esa concepción de exámenes, de controles continuos, de apuntes... En este sentido, recuerdo mi experiencia en Alemania. Llegué allí muy joven y me encontré en la Universidad de Heidelberg, donde no solo no había apuntes ni exámenes; allí te examinabas cuando tú querías. Cuéntenos un poco cómo funciona la universidad alemana, cómo cambian los contenidos cada semestre. Al llegar, me sorprendía que, por ejemplo, Gadamer hablase un semestre de la Fenomenología del espíritu de Hegel y al semestre siguiente sobre El Banquete de Platón, y al siguiente sobre Nietzsche. Y, claro, yo iba buscando “la asignatura”, ¡pero no había! ¿Dónde está el temario? ¿De qué tomo apuntes? Y después estaban los seminarios. La asistencia a las clases eran libres, y podía haber alumnos de otras facultades, pero en los seminarios tenías que hablar antes con el profesor para que te dejase asistir. Le decías, por ejemplo, “voy a hacer un curso sobre Píndaro en filología clásica”, y él te contestaba: “¿Y por qué no sigue antes un curso sobre sintaxis?”. Aquello era, como dice Walter Benjamin, “descubrir la universidad como una pasión por el conocimiento”, por la libertad de inteligencia, por no tener grumos que te agarren las neuronas y te impidan fluir con ellas. Esa idea de creatividad lo ha expresado toda la gran tradición universitaria alemana. Recuerdo un texto de Benjamin, que viene de toda la tradición kantiana y de Guillermo Humboldt, que dice casi textualmente que “obsesionar a los muchachos con estar cinco o seis años en la universidad para ganarse la vida es la forma más feroz de perderla”; y esto es algo que, en mi opinión, se suele hacer. Hay que dejar que los jóvenes se entusiasmen con la filología clásica, con el derecho romano, con la anatomía patológica, con lo que sea. No los acorralemos con la obsesión de que tienen que ganarse la vida. La vida se la gana uno o se la pierde, pero hasta ese momento en que salgas de allí, sueña un poco con los ideales.
  22. 22. ¿Por qué es tan importante para usted la educación? Porque también creo una hermosa frase kantiana, que “el ser humano es lo que la educación hace de él”. Somos, nos formamos, nos deformamos y nos transformamos por medio de la educación. Por lo tanto, el mimo a las instituciones donde esa educación es posible tiene que ser una característica decisiva de cualquier gobierno y de cualquier política. Y ya que he pronunciado la palabra política diré que la política es esencial en la cultura, y también los políticos. La política es, según decía un texto clásico, “lo más arquitectónico, lo más interesante de la vida social”, porque organiza, armoniza y orienta los distintos deseos e ideas de los seres humanos, a los que esos políticos tienen que facilitar la existencia (y no la de ellos). Hay algún texto de la filosofía griega en que Platón o Aristóteles se plantean incluso si los políticos pueden ser felices, porque su vida es darlo todo a los demás. Imagínate lo que significa eso en cuanto al cultivo de lo que Aristóteles llamaba el spoudaios, el hombre decente, el hombre justo que se entrega a los demás. ¡Qué difícil parece hoy día exigir al político que sea decente! Es verdad que es un ejercicio difícil, pero el que se mete en política debería hacerlo desde esa directriz de la decencia, una palabra tan sencilla y tan bonita como ser decente. Entregarte a los demás y no buscar los compromisos con tu propia, cerrada y a veces entristecedora individualidad y egoísmo. Hay otro texto de la Ética nicomáquea que dice que el principio de las relaciones que tengamos con los demás empieza por la relación que tenemos con nosotros mismos, y para tener una buena relación con la propia mismidad tienes que encontrarte digno de ti mismo, no engreído ni falsificador de tu propia personalidad, tienes que sentirte decente. Si yo me miro en el espejo y veo en mi historia algo negativo, sobre todo en relación con mi trato con los demás (y si soy político, no digamos), tendría que dimitir, pero no dimitir de un cargo, sino dimitir de ser humano, dimitir un poco de ti mismo. Según cuenta la leyenda, cuando usted se fue a la Universidad de Barcelona, varios alumnos suyos de La Laguna le siguieron. Un mérito que parecía reservado solo a figuras inmensas como Heidegger. Una parte es leyenda. Lo que pasa es que yo llegué muy joven a La Laguna, después de casi diez años en Alemania y de tres como catedrático de instituto, y para mí aquello fue un reto tan hermoso que me entregué por completo. Recuerdo que, en aquellos años, no escribía ni publicaba nada, no hacía más que preparar clases, pero era porque me parecía un privilegio el poder tener delante a aquellos jóvenes (que siempre sentí como compañeros), y creábamos un espacio colectivo en el que yo hablaba y ellos escuchaban. Es decir, se creaba un espacio público a través de las palabras, del lenguaje. Un lenguaje que les abriera la inteligencia. En fin, el único mérito que tengo es que me interesaba lo que hacía. Amaba mucho la filosofía, pero al mismo tiempo amaba a aquellos a quienes quería comunicarles mis pequeñas y personales (y muchas veces carentes de interés) experiencias, pero que eran mías. Y esa es, me parece, una función esencial del profesor. Y ese era el rompimiento del “asignaturismo”. Recuerdo que, recién
  23. 23. llegado a La Laguna, se me acercaron unos alumnos a preguntarme (de forma sensata por parte de ellos, aunque escandalizante para mí): “Lo que usted dice, ¿nos lo va a exigir en el examen? ”. Eso era inocencia por parte de ellos y yo me quedé absolutamente descolocado.El liberar a los jóvenes de ese estricto control “asignaturesco”, examinador, me parecía importante. Hablando de esa función transformadora de la educación, recuerdo esa experiencia que usted cuenta de enseñar alemán a aquellos emigrantes andaluces que iban a trabajar a Alemania “con un no escrito en la frente”. Y también cómo a usted le molesta el tópico ese de que los “andaluces son unos vagos”. Me parece una injuria. Una de mis experiencias más hermosas es la que coincidió con mi llegada a Alemania, a principios de los 50, con las primeras oleadas de obreros españoles que llegaban a trabajar allí. La mayoría de esos muchachos eran andaluces. Y no debe de ser muy perezoso el pueblo andaluz para coger una maleta e irse a un país del que no conocían la lengua; ellos, que habían nacido con un no escrito sobre la frente: no al pan, no a la comida, no a la cultura, etc., que tuvieran valor y entusiasmo para ir a un país del que ya solo el nombre de algunas ciudades les debería atemorizar. Y aquellos muchachos fueron capaces. Porque, como creo que dice Lope (“¡Ay, dulce y cara España, madrastra de tus hijos verdaderos!”), aquellos eran hijos verdaderos de este país. Y el mismo entusiasmo con el que yo entré en la Universidad de La Laguna y que descubrí en los estudiantes, ese mismo entusiasmo, o más (porque estaban más desamparados), lo encontré en ellos. Ese deseo de aprender, de enriquecerse, lo encontré en las clases que daba en una cafetería de Heidelberg de gramática alemana a aquellos muchachos, a quienes nadie había enseñado gramática española. Ese es, para mí, uno de mis recuerdos más intensos y más hermosos. Y esto tiene que ver con lo que decíamos antes, con la igualdad de oportunidades. Cambiando un poco de tercio, ¿nos puede enseñar la filosofía a ser felices? Lo digo por su opúsculo «El elogio de la infelicidad» ... Yo me doy cuenta, efectivamente, de que no vivimos ni vestimos como los griegos, pero a pesar de todo seguimos leyéndolos. ¿Qué quiere decir eso? Que todavía podemos dialogar con sus palabras, lo cual significa que estas no han envejecido, aunque ya no llevemos clámides ni coturnos. Ellos descubrieron una serie de palabras que constituyen lo que, con más o menos razón, llamamos cultura occidental. Y una de las palabras centrales de esa cultura griega era la palabra felicidad, eudaimonía, que significa algo así como tener un “buen diosecillo” o alguien supremo que te ha mirado con benevolencia y te ha hecho que tengas más ánforas que otro, y más vestidos y esclavos. Es decir, ser feliz era tener. Esto es, si tenías más bienes materiales eso te ayudaba a vivir. Pero hay un momento en la cultura griega en que ya no se trataba de tener, sino de ser. Algo más sutil, más interior, más personal. Y ese cambio significó un giro decisivo en la idea de libertad y de felicidad. Eras feliz si no te avergonzabas de ti mismo, si te sentías digno de ti mismo. Y eso tiene que seguir manteniéndose. Yo creo que la codicia es una de las muchas enfermedades que padece el hombre lobo, el hombre que cree que la vida es una lucha. ¡Naturalmente que es una lucha y una tensión!, pero siempre he defendido (y creo no equivocarme, aunque si alguien me demuestra lo contrario, lo aceptaría) que es más importante en la vida humana el afecto, el espacio amoroso, el espacio de la filía y de la cordialidad que el de la violencia y el odio. El odio no crea más que odio y, además, produce la muerte, no solo individual o mental, sino la muerte de la sociedad en la que el odio sea el elemento enhebrador. ¿Cree usted que está suficientemente presente la memoria de la Guerra Civil y del trabajo de los maestros de la República? Si no lo estuviera, sería una desgracia. Esa tesis de que se abren heridas me parece falsa. Yo lo que quiero es saber qué ha pasado en mi país, conocer su historia, y eso no es abrir heridas. Es tomar conciencia de las cosas positivas, de las cosas negativas y de los caminos por los que (creo yo) no hay que seguir adelante en ese olvido. El Alzheimer colectivo es todavía mucho peor que el Alzheimer individual, y un país sometido a la falsificación de lo colectivo es un país condenado. En mi opinión, no hay futuro en un país si no ponemos el pasado por delante, para aprender de él. ■ Texto: Gabriel Arnaiz. Fotografías: Deyanira López
  24. 24. PUBLICADA POR LA Editorial de Espiritualidad El carmelita albense Manuel Diego rescata una antigua biografía teresiana SALAMANCArtv al DÍA La Vida que circuló siempre bajo el nombre de Diego de Yepes en realidad se debe a la pluma del carmelita Tomás de Jesús, fundador del Desierto de las Batuecas La Editorial de Espiritualidad de Madrid de los Carmelitas Descalzos de Castilla, acaba de sacar a luz una nueva edición de la segunda biografía teresiana en el tiempo, aquella publicada en Zaragoza (1606) bajo el nombre del fraile jerónimo y obispo de Tarazona, fray Diego de Yepes (1529-1613). Su autor Tomás de Jesús, fundador del convento de los Carmelitas Descalzos en Zaragoza Se dice nueva edición porque tiene todas las garantías de serlo, ya que desde el año 1948 (Buenos Aires, Emecé) no existía otra en comercio y desde luego no con el aparato crítico y planteamiento de ésta; hasta ahora las ediciones posteriores al siglo XVII se limitaban a reproducir el texto de la edición príncipe, más o menos retocado. Nueva también porque es una edición crítica de la misma en toda regla que revisa posiciones, fuentes de escritura y hasta la cuestión de la autoría, puesto que ya en el mismo siglo XVII se ponía en duda la atribución a Yepes y considerando que el autor
  25. 25. verdadero fue el carmelita descalzo baezano Tomás de Jesús Sánchez Dávila (1564- 1627), fundador del convento de los Carmelitas Descalzos en Zaragoza (1594) y promotor de la vida solitaria (Desiertos) dentro de la Reforma teresiana, sin duda uno de los mejores teólogos de la segunda generación de carmelitas descalzos, que terminó sus días en Roma después de haber realizado una fecunda labor fundacional y de escritor en Centroeuropa (Italia, Francia, Bélgica, Alemania). Tomás de Jesús, que escribe la Vida teresiana siendo prior del Desierto de las Batuecas (Salamanca) y antes de volver de nuevo a Zaragoza como prior (1607), era el fraile con más preparación para realizar esta tarea. Su posterior dedicación a la interpretación de la doctrina teresiana y la participación que tuvo en la fase romana final del proceso de beatificación, así lo demuestran. La Orden del Carmelo Teresiano, de mutuo acuerdo, sacrificó su nombre para que la obra saliera con la suficiente autoridad como para poder competir con aquella otra primera biografía teresiana, la del catedrático salmantino y jesuita Francisco de Ribera (1590). Y así fue, porque esta segunda biografía fue traducida a otras lenguas y prestó un notable servicio a la causa del proceso de beatificación de santa Teresa, que ésta era una de las razones por las que se animó a publicarla. Lo dicho no significa que el obispo Yepes, fuera de aquel favor del prestar su nombre y la autoridad moral e histórica de haber sido confesor de santa Teresa, como también el mérito de haber pagado a su costa la edición impresa zaragozana, no haya tenido parte alguna en la composición de esta Vida. Todo lo contrario. Desde mucho antes de llegar al obispado él tenía en proyecto hacer algo parecido en favor de esta mujer que puso de moda el camino místico en todo el siglo XVII. Y así, por lo que sea, el material que tenía recogido se lo ha pasado a Tomás de Jesús y éste, finalmente, apoyado en los procesos de beatificación de la Madre Teresa de los que tenía copia en Batuecas, ha podido realizar en un tiempo relativamente breve (1604-1606) el relato biográfico. Pero no sólo eso, es que Yepes ha puesto su mano en la redacción final, ha retocado y añadido el texto presentado a la imprenta con el fin de no crear sospechas y que pasara realmente como salido de su pluma. Incluso hay detalles y anécdotas que él mismo ha introducido como algo suyo propio y proveniente del trato personal con la Madre. Por todo lo cual, aun no teniendo una parte decisiva en la composición, sí que ha aportado material inédito y hasta su testimonio personal. Como consecuencia de ello en esta nueva edición figura como coautor con Tomás de Jesús. Estamos hablando de una biografía teresiana que desde el punto de vista de la redacción e impresión constituyó un verdadero lance editorial, aunque esto pasara desapercibido a muchos de los lectores, pero en los ambientes carmelitanos más cercanos a Tomás de Jesús ya entonces se sabía todo acerca del “affaire” de la verdadera autoría, como también de algunas introducciones propias de Tomás de Jesús, con su particular visión de entender el carisma teresiano, es decir, el ser la Santa fundadora a la vez de frailes y monjas. Hay una toma de posición muy clara al respecto que no compartían del todo los superiores carmelitas de entonces. Y de ahí que el texto editado sufriera algunas purgas y correcciones en ediciones sucesivas. Según se considere, por una y otra parte, podemos afirmar que Santa Teresa tuvo suerte en este segundo proyecto biográfico que circuló bajo el prestigio y nombre del confesor real y antes confesor de santa Teresa, el famoso obispo de Tarazona, al que seguro le hubiera gustado llegar al momento de la beatificación de su biografiada (1614), pero
  26. 26. que no lo pudo conseguir a causa de la muerte un año antes (8.5.1613). Pero también ella fue afortunada por parte del verdadero escritor del mismo, este carmelita descalzo que, justo después de la publicación de la Vida dejó España (1607) y marchó a Italia para ponerse bajo las órdenes del Papa e incardinarse a la rama italiana de la Reforma teresiana, mucho más abierta al campo misionero y apostólico que aquella rama española de la misma Orden Carmelitana. No es un fraile cualquiera, sino todo un personaje que interpretó en forma más abierta el mensaje teresiano y suplo plasmarlo de acuerdo a las exigencias eclesiales del momento en Europa. Él, junto a otros carmelitas descalzos españoles, como también junto a unas cuantas monjas discípulas directas de santa Teresa (Ana de Jesús Lobera y la beata Ana de San Bartolomé), fueron los que introdujeron el Carmelo Teresiano en Europa y favorecieron la difusión de la espiritualidad teresiana. Todo este grupo de frailes y monjas carmelitas estaban muy identificados con el ideal teresiano propuesto por el P. Tomás en la biografía teresiana, no sólo en la dimensión contemplativa sino también en aquella apostólica, por lo que esta obra sirvió de filtro y canal para una mejor divulgación teresiana fuera de España. La preparación de esta edición, totalmente nueva, ha corrido a cargo del carmelita descalzo, Manuel Diego Sánchez, autor de la utilísima “Bibliografía sistemática de Santa Teresa” (Madrid 2008) y de otros títulos de tema teresiano. No hace mucho (2013) había dado a luz otro texto antiguo en la misma editorial, los Recuerdos de la vida y fundaciones de la Madre Teresa escritos por su capellán Julián de Ávila. Actualmente es el director de la Editorial de Espiritualidad de Madrid. E igualmente, en colaboración con Secundino Castro, ha preparado una edición de las Cuentas de conciencia de Santa Teresa (2014) muy diversa a las que circulan hoy. El editor no ha escatimado esfuerzos para facilitar la comprensión de un texto tan antiguo, dotándole de una puntación más moderna, acotándolo de abundantes notas críticas (más de 2.000) y acompañándolo de varios índices que facilitarán su consulta (bíblico, citas teresianas, citas de la Vida de Ribera, analítico). Su publicación, una acontecimiento para recordar en el V Centenario La nueva edición de esta vida constituye todo un suceso digno de tenerse en cuenta dentro de la conmemoración teresiana en la que nos encontramos, el V centenario del nacimiento del nacimiento de Santa Teresa (1515). Está prevista la presentación de la obra al público no tardando mucho, inclusive contando con la presencia del editor, en la ciudad episcopal de Tarazona, el primer lugar en el que tendrá lugar esta iniciativa difusora. También se presentará a su debido tiempo en Alba de Tormes.
  27. 27. Nueva edición de la segunda biografía teresiana en el tiempo “Vida, virtudes y milagros de Santa Teresa de Jesús”, de Tomás de Jesús- Diego de Yepes MJ / 5 horas ago Nueva edición de la Vida, virtudes y milagros de Santa Teresa de Jesús. Tomás de Jesús Sánchez Dávila, OCD, 1564-1627. Diego de Yepes, OSH, 1529-1613 Editorial de Espiritualidad La segunda biografía en el tiempo de santa Teresa (Zaragoza 1606) estuvo acompañada de un lance editorial que ocultó el nombre del verdadero autor, el carmelita descalzo Tomás de Jesús. Una nueva edición de este antiguo texto, tan importante para el conocimiento histórico y espiritual de esta mujer, revela la identidad de quien la proyectó y redactó. Tomás de Jesús, siendo procurador de la causa de beatificación de santa Teresa decide escribir una vida de ella teniendo en cuenta las numerosas declaraciones de testigos coetáneos; biografía que salió de imprenta bajo el nombre del obispo Diego de Yepes. Dado el prestigio y autoridad que tenía el obispo de Tarazona, antes fraile jerónimo y confe- sor de santa Teresa, el Carmelo Teresiano accedió a que la biografía teresiana saliera bajo su nombre.
  28. 28. Esta antigua vida de santa Teresa, la segunda después de Ribera (1590), ha sido editada ahora en manera crítica por Manuel Diego Sánchez, OCD, y está acompañada de abundantes notas históricas y de identificación de fuentes, además de los correspondientes índices (bíblico, teresiano, analítico…). Esta vida tuvo un papel importante en la difusión teresiana por toda Europa (traducida ya en el siglo XVII al francés e italiano), como también ayudó favorablemente a conducir a buen puerto el pro- ceso de beatificación en su fase final. Tomás de Jesús fue el mejor teólogo e intérprete sistemático de la doctrina teresiana de la segunda generación de carmelitas descalzos. Triana, 9. 28016 – Madrid | Tel. y Fax: 91 350 49 22 editorial@editorialdeespiritualidad.com | www.editorialdeespiritualidad.com V CENTENARIO STJ Buscando un retrato de Santa Teresa SALAMANCArtv al DÍA En las 22 obras, en impresión digital y serigrafía, ha tratado de "conseguir la máxima sencillez y expresividad mediante manchas y líneas"
  29. 29. Bajo el título de 'Estudio para un retrato de Teresa de Ahumada', se planteó como fuente de inspiración un pequeño trabajo de investigación buscando los retratos e imágenes que se han realizado a través del tiempo: desde el retrato pintado por Fray Juan de la Miseria, continuando con Rubens, Velázquez y otros anónimos. "Con el propósito de conferir a la obra un aspecto más contemporáneo, fue imprescindible investigar en la filmografía de obras conocidas por todos y apropiarme de algún fotograma", explica. Recuerda que sólo el de Fray Juan de la Miseria fue un retrato con ella delante, porque el resto de los artistas efectuaron "obras no presenciales", lo que se denomina 'retrato hablado', "imágenes de personas dibujadas a partir de los rasgos que ofrece quien la conoce o la ha visto, en los que los artistas se permiten la licencia de idealizar el retrato". Según Lafuente, a través de la información encontrada "se aprecian diferentes formas iconográficas", destacando el momento de la transverberación y en situación de escribir, donde "el atributo con el que más se representa es una pluma, a veces acompañada de un libro en el que escribe". Por eso, en los retratos que expone decidió "tomarse la libertad" de representarla también en actitud de leer un libro. Carlos de Miguel, avilared.com (Grupo ImediaCyl)
  30. 30. Diez ideas del papa Francisco en su mensaje para la Cuaresma 2015 M. PÉREZ/ Vida Nueva. La Santa Sede ha dado a conocer el Mensaje del papa Francisco para el tiempo litúrgico de la Cuaresma, que comienza el próximo 18 de febrero con el Miércoles de Ceniza. En el texto ofrecido por Francisco, que toma como lema un fragmento del libro de Santiago, el Pontífice reflexiona acerca de la “globalización de la indiferencia”, una “tentación real, también para los cristianos”. Por ello, el Papa propone tres pasajes para comenzar esa “renovación cuaresmal”, para “no ser indiferente y no centrarse en sí mismo”. Resumimos a continuación las ideas principales del texto en sus tres pasajes para “no ser indiferentes”:
  31. 31. ‘Si un miembro sufre, todos sufren con él’ (1 Co 12,26) – La Iglesia 1. “El cristiano es aquel que permite que Dios lo revista de su bondad y misericordia, que lo revista de Cristo, para llegar a ser como Él, siervo de Dios y de los hombres”. 2. “La Cuaresma es un tiempo propicio para dejarnos servir por Cristo y así llegar a ser como Él. Esto sucede cuando recibimos la Eucaristía, donde nos convertimos en lo que recibimos: el cuerpo de Cristo. En él no hay lugar para la indiferencia”. 3. “La Iglesia es communio sanctorum porque en ella participan los santos, pero a su vez porque es comunión de cosas santas: el amor de Dios que se nos reveló en Cristo y todos sus dones”. ‘¿Dónde está tu hermano?’ (Gn 4,9) – Las parroquias y las comunidades 4. “La Iglesia terrenal está llamada a unirse a la Iglesia del cielo en la oración. Cuando la Iglesia terrenal ora, se instaura una comunión de servicio y de bien mutuos que llega ante Dios. Junto con los santos, que encontraron su plenitud en Dios, formamos parte de la comunión en la cual el amor vence la indiferencia”. 5. “También nosotros participamos de los méritos y de la alegría de los santos, así como ellos participan de nuestra lucha y nuestro deseo de paz y reconciliación”. 6. “Toda comunidad cristiana está llamada a cruzar el umbral que la pone en relación con la sociedad que la rodea, con los pobres y los alejados. La Iglesia por naturaleza es misionera, no debe quedarse replegada en sí misma, sino que es enviada a todos los hombres”. 7. “Que los lugares en los que se manifiesta la Iglesia, en particular nuestras parroquias y nuestras comunidades, lleguen a ser islas de misericordia en medio del mar de la indiferencia”. ‘Fortalezcan sus corazones’ (St 5,8) – La persona creyente 8. “Debemos orar en la comunión de la Iglesia terrenal y celestial. No olvidemos la fuerza de la oración de tantas personas. La iniciativa 24 horas para el Señor, que deseo que se celebre en toda la Iglesia los días 13 y 14 de marzo, es expresión de esta necesidad de la oración”.
  32. 32. 9. “Podemos ayudar con gestos de caridad, llegando tanto a las personas cercanas como a las lejanas, gracias a los numerosos organismos de caridad de la Iglesia. La Cuaresma es un tiempo propicio para mostrar interés por el otro”. 10. “El sufrimiento del otro constituye un llamado a la conversión, porque la necesidad del hermano me recuerda la fragilidad de mi vida, mi dependencia de Dios y de los hermanos”. 50 ANIVERSARIO DEL CONCILIO VATICANO II No puede pasar desapercibido el 50 aniversario del que fue tan novedoso y llamativo acontecimiento: el Concilio Vaticano II, de feliz memoria, que terminaba el 8 de Diciembre de 1965. El año 2015 es, pues, un año de celebración. El recuerdo de aquel hecho nos invita, yo casi diría nos obliga, a una reflexión, aunque sea breve, sobre el tiempo posconciliar. En los años anteriores a su convocatoria, en algunos círculos, tanto de seglares como de clérigos, se había sentido la imperiosa necesidad de cambios en la Iglesia Católica. La convocatoria de este importantísimo acontecimiento había despertado la esperanza de que la Iglesia, al fin, llevaría a cabo las anheladas reformas. La II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano celebrada en Medellín el 24 de agosto de 1968 confirmaba nuestro optimismo, pues el episcopado latinoamericano marcaba unas directrices inequívocas de nuevos tiempos pastorales. Estas dos efemérides serían para algunos las principales referencias durante toda su vida, incorporando a ellas las nuevas perspectivas que se iban abriendo en todos los campos, casi siempre al margen o en contra de la postura oficial de la Iglesia, pues los pontificados, tanto de Juan Pablo II como de Benedicto XVI, supusieron un continuo esfuerzo en sofocar el nuevo aire renovador de aquel espíritu conciliar que el Papa Juan XXIII quiso insuflar en la Iglesia y que su sucesor Pablo VI, con una actitud ya menos vital y más diplomática, quiso llevar a feliz término durante su pontificado, si bien su final ya no sería de tan feliz memoria. Trataré de señalar los aspectos de la vida de la Iglesia que, como fruto del Concilio Vaticano II, me resultaron personalmente más importantes. 1. LOS CURAS OBREROS. Había dos palabras que formaban parte esencial de nuestra mística sacerdotal: encarnados, para hacerse cercanos y comprensibles; y comprometidos, asumiendo la misión con responsabilidad. Ambos aspectos creíamos que eran componentes constitutivos de la personalidad de Jesús de Nazaret, a quien nosotros queríamos hacer presente con nuestra vida en el mundo que nos había tocado vivir. Él se había encarnado identificándose así con aquellos a quienes venía a anunciar la Buena Noticia de Reinado de Dios, para, de ese modo, hacerse comprensible a quienes le iban a escuchar. En esta misión se comprometió hasta la muerte y no una muerte cualquiera, sino en cruz. Formaba también parte de nuestra mística la idea de que el cura debía vivir de su trabajo por dos razones principales: para que el sacerdocio fuera un servicio gratuito a la comunidad y para poder ser más

×