SlideShare una empresa de Scribd logo

22 carisma vd latinoamerica geni lloris

Archivo Anexo a la conferencia "Interculturalidad y Encarnación del Carisma"

1 de 6
Descargar para leer sin conexión
El carisma Vebum Dei:
    horizontes, desafíos y perspectivas de la misión en América Latina y el Caribe
                                                                                    María Eugenia Lloris Aguado



Agradezco a Dios, fuente de todo bien, la oportunidad de dar testimonio de la fe vivida entre los hermanos
de Latinoamérica, más concretamente en mi querido pueblo brasileño. Española de nacimiento y
“mineira”1 de corazón, llegué a Brasil en 1996 y desde 2007 trabajo como asesora de la Pastoral
Universitaria en la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, lugar de grandes profetas: Don Helder
Cámara, Don Luciano Mendes, Don Pedro Casaldáliga, paisano y conocido por todos nosotros por su
compromiso y coherencia evangélica, y otros tantos desconocidos y sin renombre mundial, pero que con
valor entregan sus vidas en estas tierras. No podemos olvidar que el Evangelio es de los sencillos y que
“gestos pequeños, hechos por personas no importantes en sitios insignificantes pueden realizar grandes
transformaciones”2.

Bebo de la espiritualidad de una Iglesia comunión y de los esfuerzos por vivir una Pastoral de Conjunto.
Agradezco la confianza de los obispos y de la juventud universitaria al llamarme a este servicio que “me
gasta y me desgasta”, pero que me ofrece la riqueza insondable de una Iglesia viva, inserta en la realidad
del pueblo, con la mente en Cristo y los pies en la realidad de los pobres y excluidos.

En la plenitud de la vida de Jesús, en la cueva del jardín donde fue enterrado, los discípulos se
sorprendieron al ver el inicio de una Nueva Era. Encontraron una señal: “los paños doblados”. “Después
llegó Simón Pedro, detrás de él y entró en el sepulcro. Observó los paños en el suelo y el sudario que le había
envuelto la cabeza no en el suelo con los paños, sino enrollado en lugar aparte” (Jn 20, 4-7). En las comidas
judias cuando el dueño de la casa se levantaba de la mesa y dejaba el paño doblado significaba que iba a
regresar. Los paños doblados avisaban a los discípulos que el Maestro regresaría. Están en el suelo (en la
tierra, en la realidad), el sudario que envolvía la cabeza (lugar del pensamiento, de la reflexión) estaba
enrollado aparte.

Hace unos pocos años sentimos que los “paños se doblaban” en la salida de un grupo de misioneras y
misioneros que decidió “iluminar en otro lugar” – como nos lo dijo el obispo castrense que predicó el retiro
en el Congreso de 2007. Los miembros del Verbum Dei nos doblegamos en la aceptación de nuestros
límites y nos dimos cuenta que nuestros ideales de comunión y fraternidad no eran tan fáciles de vivir.
Quería retomar este ámbito de nuestra historia, que es de luces y sombras, para captar y ver los signos del
misterio pascual presentes en los acontecimientos y en nuestra vida. La separación nos hizo morir a
idealismos desencarnados y poner los pies en la humildad de nuestra historia, para ser un “pequeño pueblo
de Israel, pequeño y sin poderes que pone su confianza en el Señor.

Los paños que en la cueva de Belén protegen a la Palabra al entrar al mundo, en la cueva del sepulcro son
“paños doblados” anunciando un nuevo tiempo, un nuevo nacimiento en el que la Palabra – Jesús – sigue
viva en la comunidad, en nosotros que somos los “con-Jesús”. Y fue a esta comunidad a quien Jesucristo se
dedicó para reencender las llamas del rescoldo, para que se dieran cuenta que el fuego seguía encendido
en medio de las cenizas, de tres días para los discípulos, de unos años para nosotros, que para Dios “son
igual que una vigilia nocturna, un ayer que pasó” (Sal 90, 4).

1
Mineira/o: quien nace en Minas Gerais, estado brasileño, cuya capital es Belo Horizonte.
2
Provérbio citado por Don Moacyr Greg, obispo de Porto Velho, en el último Encuentro Inter-eclesial.
No es posible en esta pequeña intervención hacer un balance de nuestra historia ni es lo que pretende,
pero queda el desafío de que cada uno en esta Convención intente contextualizar en la tierra de la historia
los paños que envolvieron el Verbum Dei en los inicios y los paños que en el momento actual pueden estar
en el suelo. Es fundamental observar el surgimiento y el desarrollo de este carisma para comprender mejor
lo esencial: la Palabra encarnada, y los signos y condicionamientos culturales de cada época. Hoy día nadie
envolvería un niño en paños para protegerle al nacer. Del mismo modo, el nuevo tiempo que estamos
viviendo pide de nosotros discernimiento para reconocer como envolver y proteger la Palabra, y donde
Jesús quiere que estemos, donde “va a regresar”.

La sociedad hoy se encuentra a la espera de “algo nuevo”, un tiempo nuevo, un nuevo orden, un nuevo
pensamiento. También nosotros Verbum Dei, a las puertas de nuestro IV Congreso Ordinario, con poco más
de 10 años de aprobación pontificia y celebrando los 50 años de la fundación, aguardamos esperanzados
una nueva era de la cual somos testigos y queremos ser partícipes en su construcción, con una “fidelidad
creativa siempre creciente”3. En este tiempo que Jesucristo quiere inaugurar con nosotros necesitamos ver
los signos por los cuales la Palabra – Jesucristo – quiere permanecer viva. Sin duda la Asamblea de
Aparecida de los Obispos de América Latina y del Caribe nos ofrece pistas significativas.



En el Espíritu de Aparecida

La Iglesia de Latinoamérica reunida en Aparecida, Brasil, en 2007, encendió el “fuego de nuestro carisma”:
Hacer discípulos y misioneros a todos. Una lectura aunque rápida del documento de Aparecida nos da la
impresión de estar, en muchos momentos, escuchando a Jaime Bonet.

La Iglesia latinoamericana se dio cuenta de que los católicos que están en las iglesias, practican los
sacramentos, pero su fe no es una adhesión a la Persona de Jesucristo, ni es fruto del seguimiento personal
como forma de vida, y todavía menos se repercute en una vivencia de criterios y valores del Evangelio. La
Misión Continental es la expresión de la inquietud de la Iglesia de este continente para llegar primero a los
católicos, como podemos leer en el Documento de Aparecida:

A Igreja de América Latina percebeu que os católicos que estão nas nossas Igrejas, praticam os sacramentos
mas a sua fé não é adesão à Pessoa de JC , nem fruto do seguimento pessoal como forma de vida, e muito
menos vivencia dos critérios e valores do Evangelho. A Missão Continental é expressão da inquietação da
Igreja de América Latina r atingir primeiramente os católicos, como lemos no Documento de Aparecida:

         “¡Necesitamos salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades y los pueblos para
         comunicarles y compartir el don del encuentro con Cristo, que ha llenado nuestras vidas de “sentido”,
         de verdad y amor, de alegría y de esperanza! No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en
         nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones para proclamar (…) y multiplicar el número
         de sus discípulos y misioneros en la construcción de su Reino en nuestro Continente”. (n. 548)

         “Para convertirnos en una Iglesia llena de ímpetu y audacia evangelizadora, tenemos que ser de
         nuevo evangelizados y fieles discípulos. Conscientes de nuestra responsabilidad por los bautizados que
         han dejado esa gracia de participación en el misterio pascual” (n. 549)

En el Espíritu de renovación del Concilio Vaticano II y haciendo eco a la EvangeliumNuntiandipor un “nuevo
ardor, nuevo ímpetu misionero”, el Verbum Dei nació justamente para renovar la vivencia de la fe de un
pueblo católico, la España de los años 60. Ahora 50 años después del Concilio, Aparecida nos abre una vez

3
    Expresión que escuché de Jaime Bonet al final de los años 90.
más a este Espíritu de renovación, llamándonos a un nuevo ímpetu misionero en Latinoamérica y en el
Caribe.

Delante de esta realidad ¿qué es lo que nosotros misioneras/os estamos haciendo? A lo mejor estamos
mirando al cielo, esperando una señal que no nos dimos cuenta que ya vino (cf. Hch 1, 11), o estamos
mirando el suelo de nuestro barro, sin atisbar los signos de los tiempos.

Verbum Dei: ¡es tiempo de despertar! Este es un tiempo de gracia para que el Verbum Dei ofrezca su
carisma en este continente. Lo que la Iglesia en Aparecida ha pedido es una Iglesia misionera que propicie
el encuentro personal con Jesucristo, la conversión, el discipulado y la misión de cada cristiano. ¿No es esta
la pedagogía propia de nuestro carisma en el acompañamiento de aquellos que se acercan a nuestras
comunidades? En cambio de época y en tiempo de profundos cambios, somos llamados a renovar nuestro
espíritu fresco e innovador de una Iglesia comunión al servicio del Evangelio y a ofrecer sin miedo el don
recibido.

En este tiempo de cambios, de era digital, las redes sociales no son simplemente un medio o un lenguaje,
es una nueva cultura que está ahí. La humanidad está en trance, como la civilización en la que nació Jesús,
el Imperio Romano en crisis. Y en este tiempo de crisis (de crecimiento), nosotros misioneros somos
llamados a encarnar la Palabra, atentos a los signos de los tiempos. Hoy hay desconfianza ante las
instituciones y el poder de la razón, en el sistema económico y político. En este contexto, ¿cuáles son los
paños en los debemos envolver el Evangelio, la Palabra encarnada? ¿Cuáles son las características de la
cultura actual a las que tenemos que estar atentos? Los paños cambian… El cuidado, el cariño, las
relaciones se visten con nuevas ropas. ¿Cuál es la vestimenta que necesita nuestra misión? A lo largo de
estos 50 años, ¿nuestro carisma se vistió con diferentes trajes en las diversas culturas y tiempos,
mostrando la pluralidad y la variedad cultural y a la vez la universalidad de la salvación?

Hoy día en las redes sociales las personas se organizan y se asocian por lo que tienen en común, y lo que es
válido es aquello con que “yo me identifico”. En esta estructura más participativa cuenta el valor de la
persona, del sujeto, y las relaciones están basadas en el la humildad de reconocer el valor del otro y en la
aceptación de las diferencias. Nosotros estamos aquí como Verbum Dei porque tenemos un mismo ideal,
una misma espiritualidad. Lo que nos atrajo a esta comunidad fue una forma de organización distinta, más
participativa y menos jerárquica, una Iglesia comunión (hombres, mujeres, casados o célibes, viviendo un
mismo ideal). La Iglesia en América Latina vive este tipo de organización y es la que quiere seguir viviendo
como atesta el documento de Aparecida. Esta forma de organización en red no es nueva, es la forma de
organización comunitaria de Jesucristo: “no llaméis a nadie maestro, porque todos somos hermanos”. No
hay nadie por encima o por debajo, somos todos nudos en la red, miembros del Cuerpo de Cristo.

La Conferencia de Aparecida nos convoca a ultrapasar una pastoral de simple conservación o manutención
para asumir una pastoral decididamente misionera. A este cambio los obispos osadamente han llamado
“conversación pastoral” (AP, n. 370). Nosotros Verbum Dei también necesitamos esta “conversión
pastoral”: salir de nuestros esquemas constituidos e ir al encuentro de los demás; renovar nuestro espíritu
misionero itinerante y colaborar en la pastoral urbana y de la movilidad humana. Itinerancia y movilidad
que tanto vivenciamos en los inicios de nuestra historia, impulsados por el Espíritu, y que ahora las
podemos vivir con la madurez de quien conoce los propios límites, de quien planea y piensa donde se
quiere invertir y donde poner sus energías, y de quien dialoga desde lo que nos unifica en medio a tanta
pluralidad de culturas, razas, estados de vida y condición social: la llamada a ENCARNAR LA PALABRA.

Efectivamente América Latina es una tierra fértil donde el Verbum Dei puede lanzar la semilla del carisma.
El documento de Aparecida dice que cada Conferencia Episcopal verá como llevar adelante la Misión
Continental. Y nosotros, ¿qué podemos hacer? Ofrecer nuestro carisma, inserirlo en las Iglesias Locales,
establecer diálogo con las Diócesis donde estamos y ver en que proyectos podemos aportar la formación
de discípulos y misioneros.

La tierra es propicia para acoger el carisma, pero las semillas, los recursos humanos son pocos. Por ello,
necesitamos ver donde, como, cuando invertirnos, planeando bien nuestras opciones.



El Carisma Verbum Dei y el dinamismo de la Palabra en las diversas pastorales diocesanas

Quisiera ahora señalar algunos caminos prácticos para la inserción de nuestro carisma en las Iglesias
particulares, partiendo de la experiencia de organización de la misma Iglesia latinoamericana. El Verbum
Dei podría ofrecerse para la dinamización por la Palabra de las pastorales, ayudando con la Lectura Orante,
en los retiros y encuentros cimentados en la Palabra que van siendo promocionados por las parroquias y
por las comisiones misioneras diocesanas o nacionales, o sumándose las iniciativas específicas de
organización de la Misión Continental.

La Verbum Domini ha reafirmado la importancia de la Palabra como fuente de la vida y de la misión en la
Iglesia. Y dio un paso al frente en relación al Sínodo de la Palabra al afirmar que la pastoral bíblica no es una
pastoral más al lado de las otras, sino que es la animación bíblica de todas las pastorales. Es ayudar a que
todas las pastorales beban de la Palabra y sea la Palabra su referencia, la Voz, el Rostro, la Casa y el Camino
para todos los cristianos.

El CELAM tiene um proyecto que se llama lectionautas, en el cual yo colaboro llevando la lectura orante de
la Palabra a los jóvenes. En estos encuentros, efectivamente se nota nuestra manera propia de leer y tratar
con la Palabra y las personas comentan: “me ayudaste a introducirme en la Palabra”, “nos hiciste caminar
por la Palabra”. Este es nuestro carisma y los demás se dan cuenta que nuestro diferencial está en la
cercanía, en la manera vivencial de tratar con la Palabra dejando a los demás “dentro” del texto bíblico.

En este proceso de encarnación y desarrollo del carisma, pienso ser muy importante reconocer también las
riquezas de nuestro caminar para poder aportarlas a la Iglesia, al mundo. Somos una comunidad en camino
y el Verbum Dei en su proceso de madurez ha pasado de concebirse como un movimiento hasta consolidar
su identidad como Familia Misionera. En este momento en Latinoamérica surgen inúmeras comunidades de
la Renovación Carismática que consiguen atraer a muchos católicos por vivir su fe con elementos de la
post-modernidad – como son la valorización de la emoción, del sentimiento, de lo lúdico, de la subjetividad
– pero que, sin embargo, carecen de madurez y de integración psicológico-humana. Por otro lado, las
Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) siguen siendo una forma de organización significativa en algunas
diócesis de Latinoamérica. En medio de esta realidad eclesial, el Verbum Dei, por el camino recorrido en
estos 50 años, puede comprender ambas experiencias eclesiales y podría constituirse un elemento
integrador. Por un lado, comprendemos la dinámica de los movimientos y de las nuevas comunidades, pues
así nacimos, pero hemos madurado en nuestra vivencia de fe y de comunidad, agregando elementos que
nos ayudan a vivir una espiritualidad más integradora. Por otro lado, vivimos una identificación con las CEBs
en la eclesiología de comunión, en el estilo de participación de los laicos y de su protagonismo, y en un
modo de vivir la fe heredero del Vaticano II. Creo que podemos ser nexos de comunión, forjando
comunidades de “vida evangélica que oren y enseñen a orar” con la vida y la Palabra, ofreciendo la
madurez y la profundidad a aquellos que vienen de la Renovación Carismática, y el cimentarse en la Palabra
a aquellos que están involucrados más directamente en la lucha social y política. Y el Verbum Dei, ¿qué
recibe? De los carismáticos, el recordar y renovar el impulso del Espíritu con el frescor de los inicios, y de las
CEBs la llamada constante a la inserción concreta en la realidad política y social.



Verbum Dei, rumbo a un nuevo tiempo

Finalmente, me gustaría lanzar algunos planteamientos que nos pueden ayudar a pensar sobre el futuro de
nuestro carisma. El Verbum Dei, como Palabra Encarnada, nació envuelto en paños de simplicidad, de
igualdad, con estructuras sencillas como el dedo del Baptista, con la diversidad de cada uno (punks, hippies,
pijos, ricos o pobres), valorizando la vida de cada persona, rompiendo paradigmas y viviendo la igualdad del
bautismo. Una iglesia comunión, participa, pueblo de Dios… ¿Dónde está? ¿Será que lo nuevo del Verbum
Dei ha envejecido? ¿Será que tenemos miedo a presentar lo nuevo y que no seamos bien vistos o que
seamos marginados? ¿Lo nuevo necesita nuevas vestimentas? ¿Necesita ser presentado sin miedo con
mayor visibilidad en la Iglesia?

Es verdad que la época de las grandes revoluciones ha pasado. Nuestra vida se inserta en las
microrevoluciones de cada día, en las transformaciones de nuestras vidas, familias, comunidades. Y en esto
el Verbum Dei es muy bueno: incentivamos y potenciamos la vivencia personal y el testimonio individual de
cambio de vida. Sin embargo no nos podemos olvidar de las grandes revoluciones. ¿Para qué hacemos todo
lo que hacemos? ¿Para qué la oración de cada día? ¿Para que tanta formación? ¿Qué proyecto tenemos
con los estudios de los miembros del Verbum Dei? ¿Como son utilizados en pro de la comunidad y de la
Iglesia? ¿Cómo las micro revoluciones de cada comunidad se insertan en proyectos más grandes? ¿Qué
proyectos tenemos como Verbum Dei? ¿Cuál es nuestro foco?

La Iglesia de América Latina, como la de todo el mundo, es conciente de la necesidad de la presencia
evangelizadora en los nuevos areópagos de la cultura, de las universidades, de los medios de comunicación,
y también en los areópagos de siempre entre aquellos que están en las iglesias pero que no conocen
personalmente a Jesús. El Obispo de Belo Horizonte y rector de la Pontificia Universidad Católica de Minas
Gerais, Don Joaquim Mol, nos dijo en una ocasión: “si hubiera 10 misioneras Verbum Dei disponibles, 10
misioneras Verbum Dei contrataría yo para que trabajaran en la Universidad Católica”. Y nos lo dice porque
ve misioneras que se meten en la realidad universitaria de la que muchos huyen por miedo a lo difícil que
puede ser esta pastoral, o porque no saben como actuar ahí. Él se da cuenta que nosotras dialogamos con
el ambiente universitario, que nos acercamos a la juventud, a la vez que estamos trabajando en la realidad
de la favela. El hecho de que estemos presentes en ambientes que otros carismas o grupos no eligen llama
la atención. ¿Qué nos puede aportar la voz de este obispo a nuestros discernimientos comunitarios sobre
cómo y dónde invertir nuestras pocas fuerzas?

Con frecuencia también me cuestiono ante la realidad desafiadora y las necesidades que surgen, como por
ejemplo el terremoto de Haití que movilizó la Iglesia de Brasil a lanzar una misión humanitaria y de ayuda a
aquel país: ¿Por qué nosotros no tenemos un grupo de misioneros (y no me refiero solamente a la
Fraternidad sino a toda la Familia VD) dispuestos a ir en misiones cuando nacen situaciones nuevas e
inesperadas que demandan apoyo y acción? Cuando sucedió el terremoto de Haití muchos religiosos y
laicos de Brasil se han ofrecido para participar de un proyecto de ayuda a los niños. Nosotros VD somos
llamados a ser misioneros para el mundo, para este tiempo y momento históricos, que nos desafía y
desinstala constantemente a salir al encuentro del otro, que es real, concreto, histórico. Lanzo una vez más
la pregunta: ¿Por qué no estamos listos para la misión y los nuevos desafíos que surgen?
Tampoco podemos olvidarnos que la recepción del espíritu del Vaticano II en América Latina fue
concretizado en Medellín en la opción preferencial por los pobres, reafirmada en las siguientes
Conferencias del Episcopado latinoamericano y caribeño, incluida la asamblea de Aparecida. Por ello
mismo, en este continente, no deja de ser un testimonio necesario estar presente en realidades de
pobreza, como la favela de Ventosa (Brasil), el Cerro del Cuatro (México), Piura y Puente Piedra (Perú). Sin
embargo, esta presencia como Verbum Dei también merece una reflexión más profunda.

Nuestra presencia en medio de la realidad, sea entre los pobre, en el medio universitario, o con las familias,
necesita insertarse en proyectos más amplios de transformación de la realidad. Nuestro carisma siempre
fue presentado como un carisma de incidencia social. A lo mejor llega el momento de reflexionar
seriamente: ¿como desarrollar nuestra responsabilidad social? ¿Dónde se tiene que manifestar? Formar
escuelas de la Palabra y escuelas de apóstoles ¿para qué? Para que las personas que viven nuestro carisma
sea agentes de creación de una sociedad alternativa, el Reino, el “otro mundo posible”, viviendo una
economía solidaria, insertándose en la realidad con la participación en ONGs, misiones etc. Existen muchos
caminos y diferentes formas de concretar nuestra inserción transformadora de la realidad. ¿Cuál vamos a
elegir?

Recomendados

15 formación permanente diciembre 2014
15 formación permanente diciembre 201415 formación permanente diciembre 2014
15 formación permanente diciembre 2014José Gracia Cervera
 
16 formación permanente enero 2015
16 formación permanente enero 201516 formación permanente enero 2015
16 formación permanente enero 2015José Gracia Cervera
 
25 formacion permanente scor noviembre 2015
25 formacion permanente scor noviembre 201525 formacion permanente scor noviembre 2015
25 formacion permanente scor noviembre 2015José Gracia Cervera
 
12 ____formación_permanente__scor_septiembre_2014
12  ____formación_permanente__scor_septiembre_201412  ____formación_permanente__scor_septiembre_2014
12 ____formación_permanente__scor_septiembre_2014José Gracia Cervera
 
Lamision de la mano de francisco
Lamision de la mano de franciscoLamision de la mano de francisco
Lamision de la mano de franciscoAnibal Alkaraz V.
 
19 de octubre_2014.san_pablo_de_la_cruz_carta_del_consejo_provincial_scor[1]
19 de octubre_2014.san_pablo_de_la_cruz_carta_del_consejo_provincial_scor[1]19 de octubre_2014.san_pablo_de_la_cruz_carta_del_consejo_provincial_scor[1]
19 de octubre_2014.san_pablo_de_la_cruz_carta_del_consejo_provincial_scor[1]José Gracia Cervera
 
Navidad 2015. carta consejo provincial scor
Navidad 2015. carta consejo provincial scorNavidad 2015. carta consejo provincial scor
Navidad 2015. carta consejo provincial scorJosé Gracia Cervera
 
18 formación permanente marzo 2015
18 formación permanente marzo 201518 formación permanente marzo 2015
18 formación permanente marzo 2015José Gracia Cervera
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

24 formacion permanente scor octubre 2015
24  formacion permanente scor octubre 201524  formacion permanente scor octubre 2015
24 formacion permanente scor octubre 2015José Gracia Cervera
 
20 formación permanente mayo 2015
20 formación permanente mayo 201520 formación permanente mayo 2015
20 formación permanente mayo 2015José Gracia Cervera
 
17 formación permanente febrero 2015
17 formación permanente febrero 201517 formación permanente febrero 2015
17 formación permanente febrero 2015José Gracia Cervera
 
Historia fundación verbum dei
Historia fundación verbum deiHistoria fundación verbum dei
Historia fundación verbum deisuramericanovd
 
Navidad 2014 carta consejo provincial scor 17 dic 2014
Navidad 2014 carta consejo provincial scor  17 dic 2014Navidad 2014 carta consejo provincial scor  17 dic 2014
Navidad 2014 carta consejo provincial scor 17 dic 2014José Gracia Cervera
 
28 formación permanente scor febrero 2016
28 formación permanente scor febrero 201628 formación permanente scor febrero 2016
28 formación permanente scor febrero 2016José Gracia Cervera
 
Folleto jubileo
Folleto jubileoFolleto jubileo
Folleto jubileoRita Patri
 
Domingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romero
Domingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romeroDomingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romero
Domingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romeroAdalberto
 
Ser penitentes en el siglo xxi
Ser penitentes en el siglo   xxiSer penitentes en el siglo   xxi
Ser penitentes en el siglo xxifranfrater
 
DOCUMENTO DE APARECIDA
DOCUMENTO DE APARECIDADOCUMENTO DE APARECIDA
DOCUMENTO DE APARECIDARocio Diaz
 
Carta ministro-general-40-aniv-regla
Carta ministro-general-40-aniv-reglaCarta ministro-general-40-aniv-regla
Carta ministro-general-40-aniv-reglafranfrater
 
Aparecida documento
Aparecida documentoAparecida documento
Aparecida documentobeba1414
 

La actualidad más candente (20)

PAPA FRANCISCO MENSAJE CUARESMA 2015
PAPA FRANCISCO MENSAJE CUARESMA 2015 PAPA FRANCISCO MENSAJE CUARESMA 2015
PAPA FRANCISCO MENSAJE CUARESMA 2015
 
24 formacion permanente scor octubre 2015
24  formacion permanente scor octubre 201524  formacion permanente scor octubre 2015
24 formacion permanente scor octubre 2015
 
20 formación permanente mayo 2015
20 formación permanente mayo 201520 formación permanente mayo 2015
20 formación permanente mayo 2015
 
17 formación permanente febrero 2015
17 formación permanente febrero 201517 formación permanente febrero 2015
17 formación permanente febrero 2015
 
19 formaciã“n permanente
19 formaciã“n permanente19 formaciã“n permanente
19 formaciã“n permanente
 
Formacionjunio2015
Formacionjunio2015Formacionjunio2015
Formacionjunio2015
 
23 domingo t.o. a
23 domingo t.o.   a23 domingo t.o.   a
23 domingo t.o. a
 
Historia fundación verbum dei
Historia fundación verbum deiHistoria fundación verbum dei
Historia fundación verbum dei
 
Navidad 2014 carta consejo provincial scor 17 dic 2014
Navidad 2014 carta consejo provincial scor  17 dic 2014Navidad 2014 carta consejo provincial scor  17 dic 2014
Navidad 2014 carta consejo provincial scor 17 dic 2014
 
Familia y Vocación
Familia y VocaciónFamilia y Vocación
Familia y Vocación
 
28 formación permanente scor febrero 2016
28 formación permanente scor febrero 201628 formación permanente scor febrero 2016
28 formación permanente scor febrero 2016
 
Folleto jubileo
Folleto jubileoFolleto jubileo
Folleto jubileo
 
Domingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romero
Domingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romeroDomingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romero
Domingo 23 de marzo de 1980 homilía de monseñor romero
 
Ser penitentes en el siglo xxi
Ser penitentes en el siglo   xxiSer penitentes en el siglo   xxi
Ser penitentes en el siglo xxi
 
Contacto noviembre
Contacto noviembreContacto noviembre
Contacto noviembre
 
DOCUMENTO DE APARECIDA
DOCUMENTO DE APARECIDADOCUMENTO DE APARECIDA
DOCUMENTO DE APARECIDA
 
Carta ministro-general-40-aniv-regla
Carta ministro-general-40-aniv-reglaCarta ministro-general-40-aniv-regla
Carta ministro-general-40-aniv-regla
 
Aparecida documento
Aparecida documentoAparecida documento
Aparecida documento
 
Verbum camino
Verbum caminoVerbum camino
Verbum camino
 
Con pasionscor1
Con pasionscor1Con pasionscor1
Con pasionscor1
 

Destacado

Destacado (20)

17b interculturalidad y encarnacion del vd
17b interculturalidad y encarnacion del vd17b interculturalidad y encarnacion del vd
17b interculturalidad y encarnacion del vd
 
18a camino jurídico de la fa mvd 120610
18a camino jurídico de la fa mvd   12061018a camino jurídico de la fa mvd   120610
18a camino jurídico de la fa mvd 120610
 
10 espiritualidad vd carlos mario 120731
10 espiritualidad vd   carlos mario 12073110 espiritualidad vd   carlos mario 120731
10 espiritualidad vd carlos mario 120731
 
17 inculturacion del vd en europa margarida
17 inculturacion del vd en europa margarida17 inculturacion del vd en europa margarida
17 inculturacion del vd en europa margarida
 
4 historia general de la fundación verbum dei 12 07
4 historia general de la fundación verbum dei 12 074 historia general de la fundación verbum dei 12 07
4 historia general de la fundación verbum dei 12 07
 
24 estilo y arte vd asuncion g
24 estilo y arte vd   asuncion g24 estilo y arte vd   asuncion g
24 estilo y arte vd asuncion g
 
15 camino jurídico de la fa mvd 120610
15 camino jurídico de la fa mvd   12061015 camino jurídico de la fa mvd   120610
15 camino jurídico de la fa mvd 120610
 
7 verbum dei en la iglesia card errázuriz - 120802
7 verbum dei en la iglesia   card errázuriz - 1208027 verbum dei en la iglesia   card errázuriz - 120802
7 verbum dei en la iglesia card errázuriz - 120802
 
6 historia del vd 1978 2012 - lucia h 120717
6 historia del vd 1978   2012 - lucia h 1207176 historia del vd 1978   2012 - lucia h 120717
6 historia del vd 1978 2012 - lucia h 120717
 
16b incidencia social del carisma vd
16b incidencia social del carisma vd16b incidencia social del carisma vd
16b incidencia social del carisma vd
 
9b centralidad de la palabra
9b centralidad de la palabra9b centralidad de la palabra
9b centralidad de la palabra
 
12 cominion en el vd cristina b
12 cominion en el vd   cristina b12 cominion en el vd   cristina b
12 cominion en el vd cristina b
 
21 la mision vd en áfrica alphonse 120803
21 la mision vd en áfrica   alphonse 12080321 la mision vd en áfrica   alphonse 120803
21 la mision vd en áfrica alphonse 120803
 
19 la evangelización en europa angela
19 la evangelización en europa   angela19 la evangelización en europa   angela
19 la evangelización en europa angela
 
11 misión vd 1 david rolo 120624
11 misión vd 1  david rolo 12062411 misión vd 1  david rolo 120624
11 misión vd 1 david rolo 120624
 
22b misión américa venezuela - belen t
22b misión américa   venezuela - belen t22b misión américa   venezuela - belen t
22b misión américa venezuela - belen t
 
5 primeras fundaciones ana moranta 120721
5 primeras fundaciones   ana moranta 1207215 primeras fundaciones   ana moranta 120721
5 primeras fundaciones ana moranta 120721
 
20 la evangelización en asia leticia candelario 120715
20 la evangelización en asia   leticia candelario 12071520 la evangelización en asia   leticia candelario 120715
20 la evangelización en asia leticia candelario 120715
 
11c misión iii testimonio ismael barros 120725
11c misión iii   testimonio ismael barros 12072511c misión iii   testimonio ismael barros 120725
11c misión iii testimonio ismael barros 120725
 
4 fundación vd cronología 1963 1977 + cor lucia
4 fundación vd cronología 1963 1977 + cor lucia4 fundación vd cronología 1963 1977 + cor lucia
4 fundación vd cronología 1963 1977 + cor lucia
 

Similar a 22 carisma vd latinoamerica geni lloris

La crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkLa crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkRebeca Yarnold
 
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...Pastoral Salud
 
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...Pastoral Salud
 
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...Pastoral Salud
 
Familia crisitiana, arraigada_en_cristo
Familia crisitiana, arraigada_en_cristoFamilia crisitiana, arraigada_en_cristo
Familia crisitiana, arraigada_en_cristoFAMILIASCADIZ
 
Boletín congreso VC no 12 2015
Boletín congreso VC no 12 2015Boletín congreso VC no 12 2015
Boletín congreso VC no 12 2015Rsm San Martín
 
Una Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanente
Una Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanenteUna Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanente
Una Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanenteParroquia La Purisima
 
Aporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la Misericordia
Aporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la MisericordiaAporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la Misericordia
Aporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la MisericordiaPastoral Social de Monterrey
 
Pascua. Año de la Misericordia
Pascua. Año de la MisericordiaPascua. Año de la Misericordia
Pascua. Año de la MisericordiaDavid Jasso
 
El Año de la Fe 2012-2013
El Año de la Fe 2012-2013El Año de la Fe 2012-2013
El Año de la Fe 2012-2013cap.ing
 
Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986
Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986
Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986Episcopalpy
 
Convocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán Odec Huaraz
Convocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán   Odec HuarazConvocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán   Odec Huaraz
Convocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán Odec HuarazYuri Carbajulca
 
Convocatoria. porta fidei. p. augusto duran
Convocatoria. porta fidei. p. augusto duranConvocatoria. porta fidei. p. augusto duran
Convocatoria. porta fidei. p. augusto duranYuri Carbajulca
 
Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014
Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014
Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014Santuario Jesus Nazareno
 

Similar a 22 carisma vd latinoamerica geni lloris (20)

Cam 4 Manual Ponencias
Cam 4   Manual PonenciasCam 4   Manual Ponencias
Cam 4 Manual Ponencias
 
Viator web54es
Viator web54esViator web54es
Viator web54es
 
La crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nkLa crisis de la fe.lunes18 nk
La crisis de la fe.lunes18 nk
 
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
 
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
 
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial  que se celeb...
Mensaje del papa francisco por la 87º jornada misionera mundial que se celeb...
 
Familia crisitiana, arraigada_en_cristo
Familia crisitiana, arraigada_en_cristoFamilia crisitiana, arraigada_en_cristo
Familia crisitiana, arraigada_en_cristo
 
Circular 939
Circular 939Circular 939
Circular 939
 
Palabras de clausura
Palabras de clausuraPalabras de clausura
Palabras de clausura
 
Boletín congreso VC no 12 2015
Boletín congreso VC no 12 2015Boletín congreso VC no 12 2015
Boletín congreso VC no 12 2015
 
Una Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanente
Una Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanenteUna Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanente
Una Acción Misionera Continental para una Iglesia en misión permanente
 
Aporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la Misericordia
Aporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la MisericordiaAporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la Misericordia
Aporte Pastoral. Pascua 2016. Año de la Misericordia
 
Pascua. Año de la Misericordia
Pascua. Año de la MisericordiaPascua. Año de la Misericordia
Pascua. Año de la Misericordia
 
El Año de la Fe 2012-2013
El Año de la Fe 2012-2013El Año de la Fe 2012-2013
El Año de la Fe 2012-2013
 
Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986
Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986
Unidad en la verdad. 8 de diciembre de 1986
 
Convocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán Odec Huaraz
Convocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán   Odec HuarazConvocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán   Odec Huaraz
Convocatoria. Porta fidei. P. Augusto Durán Odec Huaraz
 
Convocatoria. porta fidei. p. augusto duran
Convocatoria. porta fidei. p. augusto duranConvocatoria. porta fidei. p. augusto duran
Convocatoria. porta fidei. p. augusto duran
 
Criterios para la_mision_joven
Criterios para la_mision_jovenCriterios para la_mision_joven
Criterios para la_mision_joven
 
Circular 932
Circular 932Circular 932
Circular 932
 
Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014
Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014
Misión Territorial en Magallanes Carta del Obispo 2014
 

Más de Convención Verbum Dei, 50 años en tu Palabra (10)

12b la comunión en el vd (cris b)
12b la comunión en el vd (cris b)12b la comunión en el vd (cris b)
12b la comunión en el vd (cris b)
 
25b de la palabra canta a la palabra musical
25b de la palabra canta a la palabra musical25b de la palabra canta a la palabra musical
25b de la palabra canta a la palabra musical
 
23 misión en australia 120715
23 misión en australia   12071523 misión en australia   120715
23 misión en australia 120715
 
17b introduction rasgos esenciales de la inculturacion
17b introduction rasgos esenciales de la inculturacion17b introduction rasgos esenciales de la inculturacion
17b introduction rasgos esenciales de la inculturacion
 
10b genesis de la espiritualidad verbum dei
10b genesis de la espiritualidad verbum dei10b genesis de la espiritualidad verbum dei
10b genesis de la espiritualidad verbum dei
 
9b taller medios especificos vd
9b taller medios especificos vd9b taller medios especificos vd
9b taller medios especificos vd
 
5b espiritu de las primeras fundaciones anita
5b espiritu de las primeras fundaciones anita5b espiritu de las primeras fundaciones anita
5b espiritu de las primeras fundaciones anita
 
3 carisma fundacional 120731
3 carisma fundacional 1207313 carisma fundacional 120731
3 carisma fundacional 120731
 
3 carisma fundacional antonio velasco 120731
3 carisma fundacional   antonio velasco 1207313 carisma fundacional   antonio velasco 120731
3 carisma fundacional antonio velasco 120731
 
0a acto inaugural
0a acto inaugural0a acto inaugural
0a acto inaugural
 

22 carisma vd latinoamerica geni lloris

  • 1. El carisma Vebum Dei: horizontes, desafíos y perspectivas de la misión en América Latina y el Caribe María Eugenia Lloris Aguado Agradezco a Dios, fuente de todo bien, la oportunidad de dar testimonio de la fe vivida entre los hermanos de Latinoamérica, más concretamente en mi querido pueblo brasileño. Española de nacimiento y “mineira”1 de corazón, llegué a Brasil en 1996 y desde 2007 trabajo como asesora de la Pastoral Universitaria en la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, lugar de grandes profetas: Don Helder Cámara, Don Luciano Mendes, Don Pedro Casaldáliga, paisano y conocido por todos nosotros por su compromiso y coherencia evangélica, y otros tantos desconocidos y sin renombre mundial, pero que con valor entregan sus vidas en estas tierras. No podemos olvidar que el Evangelio es de los sencillos y que “gestos pequeños, hechos por personas no importantes en sitios insignificantes pueden realizar grandes transformaciones”2. Bebo de la espiritualidad de una Iglesia comunión y de los esfuerzos por vivir una Pastoral de Conjunto. Agradezco la confianza de los obispos y de la juventud universitaria al llamarme a este servicio que “me gasta y me desgasta”, pero que me ofrece la riqueza insondable de una Iglesia viva, inserta en la realidad del pueblo, con la mente en Cristo y los pies en la realidad de los pobres y excluidos. En la plenitud de la vida de Jesús, en la cueva del jardín donde fue enterrado, los discípulos se sorprendieron al ver el inicio de una Nueva Era. Encontraron una señal: “los paños doblados”. “Después llegó Simón Pedro, detrás de él y entró en el sepulcro. Observó los paños en el suelo y el sudario que le había envuelto la cabeza no en el suelo con los paños, sino enrollado en lugar aparte” (Jn 20, 4-7). En las comidas judias cuando el dueño de la casa se levantaba de la mesa y dejaba el paño doblado significaba que iba a regresar. Los paños doblados avisaban a los discípulos que el Maestro regresaría. Están en el suelo (en la tierra, en la realidad), el sudario que envolvía la cabeza (lugar del pensamiento, de la reflexión) estaba enrollado aparte. Hace unos pocos años sentimos que los “paños se doblaban” en la salida de un grupo de misioneras y misioneros que decidió “iluminar en otro lugar” – como nos lo dijo el obispo castrense que predicó el retiro en el Congreso de 2007. Los miembros del Verbum Dei nos doblegamos en la aceptación de nuestros límites y nos dimos cuenta que nuestros ideales de comunión y fraternidad no eran tan fáciles de vivir. Quería retomar este ámbito de nuestra historia, que es de luces y sombras, para captar y ver los signos del misterio pascual presentes en los acontecimientos y en nuestra vida. La separación nos hizo morir a idealismos desencarnados y poner los pies en la humildad de nuestra historia, para ser un “pequeño pueblo de Israel, pequeño y sin poderes que pone su confianza en el Señor. Los paños que en la cueva de Belén protegen a la Palabra al entrar al mundo, en la cueva del sepulcro son “paños doblados” anunciando un nuevo tiempo, un nuevo nacimiento en el que la Palabra – Jesús – sigue viva en la comunidad, en nosotros que somos los “con-Jesús”. Y fue a esta comunidad a quien Jesucristo se dedicó para reencender las llamas del rescoldo, para que se dieran cuenta que el fuego seguía encendido en medio de las cenizas, de tres días para los discípulos, de unos años para nosotros, que para Dios “son igual que una vigilia nocturna, un ayer que pasó” (Sal 90, 4). 1 Mineira/o: quien nace en Minas Gerais, estado brasileño, cuya capital es Belo Horizonte. 2 Provérbio citado por Don Moacyr Greg, obispo de Porto Velho, en el último Encuentro Inter-eclesial.
  • 2. No es posible en esta pequeña intervención hacer un balance de nuestra historia ni es lo que pretende, pero queda el desafío de que cada uno en esta Convención intente contextualizar en la tierra de la historia los paños que envolvieron el Verbum Dei en los inicios y los paños que en el momento actual pueden estar en el suelo. Es fundamental observar el surgimiento y el desarrollo de este carisma para comprender mejor lo esencial: la Palabra encarnada, y los signos y condicionamientos culturales de cada época. Hoy día nadie envolvería un niño en paños para protegerle al nacer. Del mismo modo, el nuevo tiempo que estamos viviendo pide de nosotros discernimiento para reconocer como envolver y proteger la Palabra, y donde Jesús quiere que estemos, donde “va a regresar”. La sociedad hoy se encuentra a la espera de “algo nuevo”, un tiempo nuevo, un nuevo orden, un nuevo pensamiento. También nosotros Verbum Dei, a las puertas de nuestro IV Congreso Ordinario, con poco más de 10 años de aprobación pontificia y celebrando los 50 años de la fundación, aguardamos esperanzados una nueva era de la cual somos testigos y queremos ser partícipes en su construcción, con una “fidelidad creativa siempre creciente”3. En este tiempo que Jesucristo quiere inaugurar con nosotros necesitamos ver los signos por los cuales la Palabra – Jesucristo – quiere permanecer viva. Sin duda la Asamblea de Aparecida de los Obispos de América Latina y del Caribe nos ofrece pistas significativas. En el Espíritu de Aparecida La Iglesia de Latinoamérica reunida en Aparecida, Brasil, en 2007, encendió el “fuego de nuestro carisma”: Hacer discípulos y misioneros a todos. Una lectura aunque rápida del documento de Aparecida nos da la impresión de estar, en muchos momentos, escuchando a Jaime Bonet. La Iglesia latinoamericana se dio cuenta de que los católicos que están en las iglesias, practican los sacramentos, pero su fe no es una adhesión a la Persona de Jesucristo, ni es fruto del seguimiento personal como forma de vida, y todavía menos se repercute en una vivencia de criterios y valores del Evangelio. La Misión Continental es la expresión de la inquietud de la Iglesia de este continente para llegar primero a los católicos, como podemos leer en el Documento de Aparecida: A Igreja de América Latina percebeu que os católicos que estão nas nossas Igrejas, praticam os sacramentos mas a sua fé não é adesão à Pessoa de JC , nem fruto do seguimento pessoal como forma de vida, e muito menos vivencia dos critérios e valores do Evangelho. A Missão Continental é expressão da inquietação da Igreja de América Latina r atingir primeiramente os católicos, como lemos no Documento de Aparecida: “¡Necesitamos salir al encuentro de las personas, las familias, las comunidades y los pueblos para comunicarles y compartir el don del encuentro con Cristo, que ha llenado nuestras vidas de “sentido”, de verdad y amor, de alegría y de esperanza! No podemos quedarnos tranquilos en espera pasiva en nuestros templos, sino urge acudir en todas las direcciones para proclamar (…) y multiplicar el número de sus discípulos y misioneros en la construcción de su Reino en nuestro Continente”. (n. 548) “Para convertirnos en una Iglesia llena de ímpetu y audacia evangelizadora, tenemos que ser de nuevo evangelizados y fieles discípulos. Conscientes de nuestra responsabilidad por los bautizados que han dejado esa gracia de participación en el misterio pascual” (n. 549) En el Espíritu de renovación del Concilio Vaticano II y haciendo eco a la EvangeliumNuntiandipor un “nuevo ardor, nuevo ímpetu misionero”, el Verbum Dei nació justamente para renovar la vivencia de la fe de un pueblo católico, la España de los años 60. Ahora 50 años después del Concilio, Aparecida nos abre una vez 3 Expresión que escuché de Jaime Bonet al final de los años 90.
  • 3. más a este Espíritu de renovación, llamándonos a un nuevo ímpetu misionero en Latinoamérica y en el Caribe. Delante de esta realidad ¿qué es lo que nosotros misioneras/os estamos haciendo? A lo mejor estamos mirando al cielo, esperando una señal que no nos dimos cuenta que ya vino (cf. Hch 1, 11), o estamos mirando el suelo de nuestro barro, sin atisbar los signos de los tiempos. Verbum Dei: ¡es tiempo de despertar! Este es un tiempo de gracia para que el Verbum Dei ofrezca su carisma en este continente. Lo que la Iglesia en Aparecida ha pedido es una Iglesia misionera que propicie el encuentro personal con Jesucristo, la conversión, el discipulado y la misión de cada cristiano. ¿No es esta la pedagogía propia de nuestro carisma en el acompañamiento de aquellos que se acercan a nuestras comunidades? En cambio de época y en tiempo de profundos cambios, somos llamados a renovar nuestro espíritu fresco e innovador de una Iglesia comunión al servicio del Evangelio y a ofrecer sin miedo el don recibido. En este tiempo de cambios, de era digital, las redes sociales no son simplemente un medio o un lenguaje, es una nueva cultura que está ahí. La humanidad está en trance, como la civilización en la que nació Jesús, el Imperio Romano en crisis. Y en este tiempo de crisis (de crecimiento), nosotros misioneros somos llamados a encarnar la Palabra, atentos a los signos de los tiempos. Hoy hay desconfianza ante las instituciones y el poder de la razón, en el sistema económico y político. En este contexto, ¿cuáles son los paños en los debemos envolver el Evangelio, la Palabra encarnada? ¿Cuáles son las características de la cultura actual a las que tenemos que estar atentos? Los paños cambian… El cuidado, el cariño, las relaciones se visten con nuevas ropas. ¿Cuál es la vestimenta que necesita nuestra misión? A lo largo de estos 50 años, ¿nuestro carisma se vistió con diferentes trajes en las diversas culturas y tiempos, mostrando la pluralidad y la variedad cultural y a la vez la universalidad de la salvación? Hoy día en las redes sociales las personas se organizan y se asocian por lo que tienen en común, y lo que es válido es aquello con que “yo me identifico”. En esta estructura más participativa cuenta el valor de la persona, del sujeto, y las relaciones están basadas en el la humildad de reconocer el valor del otro y en la aceptación de las diferencias. Nosotros estamos aquí como Verbum Dei porque tenemos un mismo ideal, una misma espiritualidad. Lo que nos atrajo a esta comunidad fue una forma de organización distinta, más participativa y menos jerárquica, una Iglesia comunión (hombres, mujeres, casados o célibes, viviendo un mismo ideal). La Iglesia en América Latina vive este tipo de organización y es la que quiere seguir viviendo como atesta el documento de Aparecida. Esta forma de organización en red no es nueva, es la forma de organización comunitaria de Jesucristo: “no llaméis a nadie maestro, porque todos somos hermanos”. No hay nadie por encima o por debajo, somos todos nudos en la red, miembros del Cuerpo de Cristo. La Conferencia de Aparecida nos convoca a ultrapasar una pastoral de simple conservación o manutención para asumir una pastoral decididamente misionera. A este cambio los obispos osadamente han llamado “conversación pastoral” (AP, n. 370). Nosotros Verbum Dei también necesitamos esta “conversión pastoral”: salir de nuestros esquemas constituidos e ir al encuentro de los demás; renovar nuestro espíritu misionero itinerante y colaborar en la pastoral urbana y de la movilidad humana. Itinerancia y movilidad que tanto vivenciamos en los inicios de nuestra historia, impulsados por el Espíritu, y que ahora las podemos vivir con la madurez de quien conoce los propios límites, de quien planea y piensa donde se quiere invertir y donde poner sus energías, y de quien dialoga desde lo que nos unifica en medio a tanta pluralidad de culturas, razas, estados de vida y condición social: la llamada a ENCARNAR LA PALABRA. Efectivamente América Latina es una tierra fértil donde el Verbum Dei puede lanzar la semilla del carisma. El documento de Aparecida dice que cada Conferencia Episcopal verá como llevar adelante la Misión
  • 4. Continental. Y nosotros, ¿qué podemos hacer? Ofrecer nuestro carisma, inserirlo en las Iglesias Locales, establecer diálogo con las Diócesis donde estamos y ver en que proyectos podemos aportar la formación de discípulos y misioneros. La tierra es propicia para acoger el carisma, pero las semillas, los recursos humanos son pocos. Por ello, necesitamos ver donde, como, cuando invertirnos, planeando bien nuestras opciones. El Carisma Verbum Dei y el dinamismo de la Palabra en las diversas pastorales diocesanas Quisiera ahora señalar algunos caminos prácticos para la inserción de nuestro carisma en las Iglesias particulares, partiendo de la experiencia de organización de la misma Iglesia latinoamericana. El Verbum Dei podría ofrecerse para la dinamización por la Palabra de las pastorales, ayudando con la Lectura Orante, en los retiros y encuentros cimentados en la Palabra que van siendo promocionados por las parroquias y por las comisiones misioneras diocesanas o nacionales, o sumándose las iniciativas específicas de organización de la Misión Continental. La Verbum Domini ha reafirmado la importancia de la Palabra como fuente de la vida y de la misión en la Iglesia. Y dio un paso al frente en relación al Sínodo de la Palabra al afirmar que la pastoral bíblica no es una pastoral más al lado de las otras, sino que es la animación bíblica de todas las pastorales. Es ayudar a que todas las pastorales beban de la Palabra y sea la Palabra su referencia, la Voz, el Rostro, la Casa y el Camino para todos los cristianos. El CELAM tiene um proyecto que se llama lectionautas, en el cual yo colaboro llevando la lectura orante de la Palabra a los jóvenes. En estos encuentros, efectivamente se nota nuestra manera propia de leer y tratar con la Palabra y las personas comentan: “me ayudaste a introducirme en la Palabra”, “nos hiciste caminar por la Palabra”. Este es nuestro carisma y los demás se dan cuenta que nuestro diferencial está en la cercanía, en la manera vivencial de tratar con la Palabra dejando a los demás “dentro” del texto bíblico. En este proceso de encarnación y desarrollo del carisma, pienso ser muy importante reconocer también las riquezas de nuestro caminar para poder aportarlas a la Iglesia, al mundo. Somos una comunidad en camino y el Verbum Dei en su proceso de madurez ha pasado de concebirse como un movimiento hasta consolidar su identidad como Familia Misionera. En este momento en Latinoamérica surgen inúmeras comunidades de la Renovación Carismática que consiguen atraer a muchos católicos por vivir su fe con elementos de la post-modernidad – como son la valorización de la emoción, del sentimiento, de lo lúdico, de la subjetividad – pero que, sin embargo, carecen de madurez y de integración psicológico-humana. Por otro lado, las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) siguen siendo una forma de organización significativa en algunas diócesis de Latinoamérica. En medio de esta realidad eclesial, el Verbum Dei, por el camino recorrido en estos 50 años, puede comprender ambas experiencias eclesiales y podría constituirse un elemento integrador. Por un lado, comprendemos la dinámica de los movimientos y de las nuevas comunidades, pues así nacimos, pero hemos madurado en nuestra vivencia de fe y de comunidad, agregando elementos que nos ayudan a vivir una espiritualidad más integradora. Por otro lado, vivimos una identificación con las CEBs en la eclesiología de comunión, en el estilo de participación de los laicos y de su protagonismo, y en un modo de vivir la fe heredero del Vaticano II. Creo que podemos ser nexos de comunión, forjando comunidades de “vida evangélica que oren y enseñen a orar” con la vida y la Palabra, ofreciendo la madurez y la profundidad a aquellos que vienen de la Renovación Carismática, y el cimentarse en la Palabra a aquellos que están involucrados más directamente en la lucha social y política. Y el Verbum Dei, ¿qué
  • 5. recibe? De los carismáticos, el recordar y renovar el impulso del Espíritu con el frescor de los inicios, y de las CEBs la llamada constante a la inserción concreta en la realidad política y social. Verbum Dei, rumbo a un nuevo tiempo Finalmente, me gustaría lanzar algunos planteamientos que nos pueden ayudar a pensar sobre el futuro de nuestro carisma. El Verbum Dei, como Palabra Encarnada, nació envuelto en paños de simplicidad, de igualdad, con estructuras sencillas como el dedo del Baptista, con la diversidad de cada uno (punks, hippies, pijos, ricos o pobres), valorizando la vida de cada persona, rompiendo paradigmas y viviendo la igualdad del bautismo. Una iglesia comunión, participa, pueblo de Dios… ¿Dónde está? ¿Será que lo nuevo del Verbum Dei ha envejecido? ¿Será que tenemos miedo a presentar lo nuevo y que no seamos bien vistos o que seamos marginados? ¿Lo nuevo necesita nuevas vestimentas? ¿Necesita ser presentado sin miedo con mayor visibilidad en la Iglesia? Es verdad que la época de las grandes revoluciones ha pasado. Nuestra vida se inserta en las microrevoluciones de cada día, en las transformaciones de nuestras vidas, familias, comunidades. Y en esto el Verbum Dei es muy bueno: incentivamos y potenciamos la vivencia personal y el testimonio individual de cambio de vida. Sin embargo no nos podemos olvidar de las grandes revoluciones. ¿Para qué hacemos todo lo que hacemos? ¿Para qué la oración de cada día? ¿Para que tanta formación? ¿Qué proyecto tenemos con los estudios de los miembros del Verbum Dei? ¿Como son utilizados en pro de la comunidad y de la Iglesia? ¿Cómo las micro revoluciones de cada comunidad se insertan en proyectos más grandes? ¿Qué proyectos tenemos como Verbum Dei? ¿Cuál es nuestro foco? La Iglesia de América Latina, como la de todo el mundo, es conciente de la necesidad de la presencia evangelizadora en los nuevos areópagos de la cultura, de las universidades, de los medios de comunicación, y también en los areópagos de siempre entre aquellos que están en las iglesias pero que no conocen personalmente a Jesús. El Obispo de Belo Horizonte y rector de la Pontificia Universidad Católica de Minas Gerais, Don Joaquim Mol, nos dijo en una ocasión: “si hubiera 10 misioneras Verbum Dei disponibles, 10 misioneras Verbum Dei contrataría yo para que trabajaran en la Universidad Católica”. Y nos lo dice porque ve misioneras que se meten en la realidad universitaria de la que muchos huyen por miedo a lo difícil que puede ser esta pastoral, o porque no saben como actuar ahí. Él se da cuenta que nosotras dialogamos con el ambiente universitario, que nos acercamos a la juventud, a la vez que estamos trabajando en la realidad de la favela. El hecho de que estemos presentes en ambientes que otros carismas o grupos no eligen llama la atención. ¿Qué nos puede aportar la voz de este obispo a nuestros discernimientos comunitarios sobre cómo y dónde invertir nuestras pocas fuerzas? Con frecuencia también me cuestiono ante la realidad desafiadora y las necesidades que surgen, como por ejemplo el terremoto de Haití que movilizó la Iglesia de Brasil a lanzar una misión humanitaria y de ayuda a aquel país: ¿Por qué nosotros no tenemos un grupo de misioneros (y no me refiero solamente a la Fraternidad sino a toda la Familia VD) dispuestos a ir en misiones cuando nacen situaciones nuevas e inesperadas que demandan apoyo y acción? Cuando sucedió el terremoto de Haití muchos religiosos y laicos de Brasil se han ofrecido para participar de un proyecto de ayuda a los niños. Nosotros VD somos llamados a ser misioneros para el mundo, para este tiempo y momento históricos, que nos desafía y desinstala constantemente a salir al encuentro del otro, que es real, concreto, histórico. Lanzo una vez más la pregunta: ¿Por qué no estamos listos para la misión y los nuevos desafíos que surgen?
  • 6. Tampoco podemos olvidarnos que la recepción del espíritu del Vaticano II en América Latina fue concretizado en Medellín en la opción preferencial por los pobres, reafirmada en las siguientes Conferencias del Episcopado latinoamericano y caribeño, incluida la asamblea de Aparecida. Por ello mismo, en este continente, no deja de ser un testimonio necesario estar presente en realidades de pobreza, como la favela de Ventosa (Brasil), el Cerro del Cuatro (México), Piura y Puente Piedra (Perú). Sin embargo, esta presencia como Verbum Dei también merece una reflexión más profunda. Nuestra presencia en medio de la realidad, sea entre los pobre, en el medio universitario, o con las familias, necesita insertarse en proyectos más amplios de transformación de la realidad. Nuestro carisma siempre fue presentado como un carisma de incidencia social. A lo mejor llega el momento de reflexionar seriamente: ¿como desarrollar nuestra responsabilidad social? ¿Dónde se tiene que manifestar? Formar escuelas de la Palabra y escuelas de apóstoles ¿para qué? Para que las personas que viven nuestro carisma sea agentes de creación de una sociedad alternativa, el Reino, el “otro mundo posible”, viviendo una economía solidaria, insertándose en la realidad con la participación en ONGs, misiones etc. Existen muchos caminos y diferentes formas de concretar nuestra inserción transformadora de la realidad. ¿Cuál vamos a elegir?