¡NO NOS OLVIDARÁN: VIVA LA RESISTENCIA MÉDICA PERUANA! 
Iliana Romero Giraldo 
Muchas veces la historia da lecciones que s...
Y poco a poco, como ocurrió en Colombia, los sueldos se irán reduciendo, se 
retrasara el pago o simplemente se pagara en ...
Un día recordaré este tiempo en que camine entre seres maravillosos colegas 
valiosos y valientes, compartiendo todo, unid...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Iliana Romero - No nos olvidarán

454 visualizaciones

Publicado el

La valiente y lúcida pluma de Iliana Romero echa un vistazo al futuro y avisora la rapaz REFORMA de la salud en el Perú... que ya sabemos con que fines se incubó.
Los médicos peruanos lucharemos hasta el final, hasta donde den nuestras fuerzas..... ese será nuestro legado a las generaciones futuras de médicos, nuestros hijos y alumnos especialmente.
Carlos Alberto Morales Paitán

Publicado en: Internet
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
454
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
7
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Iliana Romero - No nos olvidarán

  1. 1. ¡NO NOS OLVIDARÁN: VIVA LA RESISTENCIA MÉDICA PERUANA! Iliana Romero Giraldo Muchas veces la historia da lecciones que si no aprendemos, nos llevan al fracaso. Hoy esa idea es imperativa para señalar nuestro mensaje: LA REFORMA DE SALUD EN COLOMBIA FUE UN FRACASO Y ACÁ EN EL PERÚ SERÁ MUCHO PEOR. El calco y copia de esa reforma que los del MINSA quieren vendernos con mentiras y que están aplicando a la mala y sin justificación, es la que ha dado origen a que los médicos con conciencia, con capacidad de indignación, los que pensamos que nuestro pueblo merece justicia y equidad social sigamos de pie más de 115 días de huelga contra cualquier mentira, calumnia, amenaza, canallada y maltrato de quienes nos ven como enemigos de su codicia, de su angurria y su negociado pues saben que nuestra resistencia y valor son su peor pesadilla y miedo, y que sin duda los hará caer. Esta reforma es impuesta por el FMI, apoyada por Castilla y su acolito Ollanta Humala, deseada por la indolente sra. Midori – bachiller de ciencias sociales - y avalada por congresistas sin pantalones –cuyos nombres y partidos me estoy dando el trabajo de enlistar para ser difundidos A TODOS los médicos peruanos, sus familias, amigos dentro y fuera del país, etc. para que no voten JAMAS por ellos -. Esa reforma resulta un bodrio, un engaño más de la larga lista del partido de gobierno, producto de una mente psicópata sin remordimientos que ve dinero donde debería ver salud y respeto al prójimo. Ve explotación a la profesión médica para ganar más cuando debería ver trato digno y justo por la gente que se faja en su labor de rescatar al prójimo de la muerte después de años de estudio y sacrificio. Es que jamás - los que han hecho siempre todo por dinero- podrán tener en el alma la sensibilidad, el amor y el respeto que los médicos de verdad sienten cuando cuidan de la vida y la salud de su paciente. Y se autoengañan entre ellos mismos con sus mentiras para no ver la desnudez de su alma, la pobreza de su conciencia y su poco valor humano; ni monedas merecen que les arrojemos gente así pues ellos por esas monedas matarían a su propia madre, si eso fuera a engordarles un poco más la billetera. La reforma busca: hacer que los médicos seamos sus jornaleros, que al inicio seremos endulzados con sueldos increíbles, con el circo montado que todo funciona excelente y mejor (y como no, si el Estado pagará con su dinero para que las empresas privadas ganen usando nuestro trabajo sin poner un sol) y al final cuando hayan festinado todo lo posible, dejaran la salud pública en una hecatombe tal que los médicos y los pacientes peruanos vivirán por décadas en absoluto caos y dolor irrecuperable.
  2. 2. Y poco a poco, como ocurrió en Colombia, los sueldos se irán reduciendo, se retrasara el pago o simplemente se pagara en partes. Se desprestigiara a la orden médica, buscando anular a todas las instituciones gremiales y colegiadas, para que ya sin quien los represente los médicos deban aceptar lo que sus patrones les den, sin derecho a reclamo, sin sueldos sin derechos laborales, pagados al destajo con una miseria, sin estabilidad laboral, pauperizada, demolida toda voz de protesta será sencillo usarnos de mano de obra barata. Ya empezaron con cortar el pago por planilla de las instituciones médicas. Lean el DL 1153…y seguro todos se darán cuenta de la magnitud de la maldad de esa gente, cuya entraña cruel no conoce de Medicina sino de negociado, porcentajes de ganancia, interés y beneficio personal. ¿Merecemos esto los médicos peruanos? ¿Seremos cómplices con nuestro silencio, aceptación sumisa, indiferencia, falta de valor, incapacidad de indignarnos de esos mercenarios de la avaricia del FMI? Hoy un grupo de médicos estamos dando la pelea y cada día se suman más hermanos que están abriendo los ojos a la tormenta que se aproxima. En hora buena pues esta pelea es larga, no es por dinero –como ellos sí lo hacen- es por dignidad, por respeto y honor, conceptos difíciles de entender para quienes venden la salud al mejor postor y el alma al diablo de su avaricia. Solo les pido a los más jóvenes que recuerden siempre a quienes hoy mancillan el mandil agachando la cabeza ante un poder mezquino como el dinero o mirando para otro lado mientras a otros nos lanzan gases y caballos acompañados de agua de desagüe, para que cuando ocurra el caos de la salud pública los enrostren y encaren, que nos los sorprendan nunca más. Recuerden a colegas como Jenny -mi amiga Valkiria quien caminó de brazo conmigo en la calle- tratando de evadir las bombas lacrimógenas a pesar de estar muy mal y aún así se dio valor para decirle sus verdades a los policías agresores antes de ser hospitalizada y operada, y que decir de mis colegas mujeres y varones que todos conocen a fuerza de verlos en las fotos y videos de las marchas…. de los que están en los plantones diarios en el frontis de nuestro hospital, gritando hasta quedar afónicos arengando o explicando a los pacientes lo que esta reforma significa, mientras soportan incansables el frío, el gas, las caminatas, la furia de los demonios privatistas y de algunos colegas ciegos despistados y fracasados, que se creen muy sapos fomentando la desunión. Nunca olviden a quienes dieron la batalla, defendiendo la salud de su gente, la dignidad de la profesión, respeto a nuestra Ley de Trabajo médico, un día la historia de esta lucha justa, desigual pero valiente que está siendo escrita con la sangre y sudor en las calles, con sacrificio y amor por la salud se contará como leyenda entre las generaciones de médicos por venir. ¡Qué orgullo!.
  3. 3. Un día recordaré este tiempo en que camine entre seres maravillosos colegas valiosos y valientes, compartiendo todo, unidos más que nunca y sin temor, cuando aprendimos de todo mucho y sobre todo que dejamos clara la lección para los que vienen detrás; ellos no nos olvidarán y contarán en los años venideros: LOS MÉDICOS PERUANOS EL 2014 DIERON BATALLA, FUERON HÉROES QUE NO SE VENDIERON, FUERON DIGNOS, JAMÁS SE RINDIERON Y PELEARON POR LA SALUD DE SU PATRIA, DECIAN VALIENTES SIN DESCANSO: “SIGAN NUESTRO EJEMPLO”. Y A UNA SOLA VOZ CAMINABAN ILUMINANDO CON SU PASO HASTA LAS SOMBRAS, MIENTRAS GRITABAN: “¡NO A LA REFORMA QUE A LA SALUD MATA! ¡NO NOS CALLARÁN! ¡VIVA LA RESISTENCIA MEDICA PERUANA! “

×