LA DEFORESTACIONEl 31 por ciento de los bosques nativos de Colombia ha sido arrasado, lo que setraduce en una tasa anual d...
periodo 1962-1980 significaron 92.000 has, se propusieron entonces para el período1980-1998 incrementos de 10.000 hectárea...
protección del capital natural (biodiversidad, bosques), sino para impulsar de maneraequivocada la apropiación del mismo, ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La deforestacion el 31 por ciento de los bosques nativos de colombia ha sido arrasado

464 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
464
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La deforestacion el 31 por ciento de los bosques nativos de colombia ha sido arrasado

  1. 1. LA DEFORESTACIONEl 31 por ciento de los bosques nativos de Colombia ha sido arrasado, lo que setraduce en una tasa anual de deforestación de 598.000 hectáreas. El profesor OrlandoRangel hizo una radiografía sobre las causas e implicaciones de esta preocupantesituación en el país, que de no tomar acciones, podría presenciar un agotamiento delcapital natural en 94 años.Cuando hace dos años se conoció la aprobación de la Ley Forestal (ley 1021 de 2006),se presentaron –un poco tarde como es nuestra costumbre– manifestaciones depreocupación por su alcance en cuanto a la conservación y preservación del bosquenativo. Varios artículos y la realización de foros y reuniones, que en nada conmovieronal gobierno, fueron las notas destacadas de la reacción tardía de la ciudadanía anteesta embestida de la globalización.Las cifras sobre consumo de madera, cuatro millones de metros cúbicos anuales y lafuente de procedencia de la misma –bosque nativo (80%) + plantaciones (20%)–debería ser el argumento de mayor peso para que se planearan estrategias quepermitieran proteger los escasos remanentes de bosque natural, al tiempo que seincentiva la reforestación.Las cifras sobre deforestación y agotamiento de bosques en Colombia demuestrancategóricamente que las intervenciones relacionadas con la explotación maderera, laincorporación de nuevas tierras a la explotación agropecuaria y el avance incontroladode obras civiles y de los cultivos ilícitos han significado la extinción del 31% de lacobertura boscosa original de la Nación, llevándonos a la preocupante tasa anual dedeforestación de 598.000 hectáreas.Reforestación comercialLas implicaciones de esta intervención descontrolada no han merecido la atención delos entes gubernamentales directamente relacionados con la protección y preservacióndel inmenso capital natural (biodiversidad) que un día tuvimos y, por el contrario, seinsiste en el erróneo planteamiento de descapitalizarnos en lugar de utilizar los bienesy servicios que el capital natural presta.Una de las estrategias apropiadas para disminuir la presión sobre el bosque nativo esincrementar la superficie con programas de reforestación comercial, razón por la cualnadie dudaría en apoyar la iniciativa si se realiza en la forma, en la superficie y en loslugares que repetidamente los entes académicos y los expertos han señalado.Los estimativos sobre reforestación industrial en el país son contundentes en cuanto alincumplimiento de las tasas de reforestación propuestas en diversas épocas. Ante lapobreza de la superficie con programas comerciales de reforestación que para el
  2. 2. periodo 1962-1980 significaron 92.000 has, se propusieron entonces para el período1980-1998 incrementos de 10.000 hectáreas por año (meta 180.000 has) y, en el casomás favorable, de 40.000 hectáreas por año (meta 720.000 has) adicionales a lasplantaciones existentes en esa fecha.Para 1998, la superficie con plantaciones reforestadas era de 87.000 has, es decir, queel no cumplimiento de las tasas propuestas significó un déficit de 185.000 y 725.000has, de allí que podríamos afirmar que en ese período de 18 años no se incrementó siquiera en una hectárea la superficie con programas de reforestación comercial(Sistema de Información Técnico Forestal, SITEP, 1997). Si el consumo anual demadera sigue al mismo ritmo, o se dobla, es obvio que para resolver el déficit seseguirá recurriendo al bosque nativo.Estrategia a 20 añosEn la actualidad, cuando se discuten las implicaciones del cambio climático en laeconomía y en la calidad de vida de los colombianos y está en auge el impulso a losbiocombustibles, la actividad reforesta dora es la indicada para cumplir con varios delos propósitos que nos facilitaría enfrentar en mejores condiciones las consecuenciasde los dos eventos mencionados anteriormente, a la vez que nos ayudaríaenormemente en el propósito crucial de salvar al bosque nativo.En el país, el impacto de la reforestación ha tenido su mínima expresión y con el ritmocon el cual marcha la actividad, junto con otros procesos transformadores del entornonatural, el agotamiento del capital natural se presentará en unos 94 años, si no setoman medidas que permitan detener estas desaforadas tasas de deforestación.Bajo las consideraciones anteriores, un proyecto que trate de incentivar lareforestación comercial que no incluya explotación con fines madereros del bosquenativo debe ser apoyado por la sociedad colombiana. Los conocimientos generados enlos últimos 20 años sobre especies autóctonas con potencial maderable y lasposibilidades complementarias de apropiación de los bienes del bosque nativo (sintransformaciones de sus condiciones originales) deben incorporarse en estos paquetestecnológicos que apuntalen el esfuerzo reforestado del país.Una iniciativa que promueva la reforestación comercial en la cual se ofrezcanfacilidades de orden administrativo (incentivos tributarios, agilidad de trámites) esbienvenida y debe ser apoyada, ya que de esta manera se salvaguarda al bosquenativo, al disminuir la presión por la demanda de madera.Los actos relacionados con aprobación de la ley, derogación de la misma por la CorteConstitucional y presentación de una propuesta alternativa han sido liderados por elMinisterio de Agricultura, que ha copado los vacíos del Ministerio del Ambiente,Vivienda y Desarrollo Territorial (MAVDT), desafortunadamente no para buscar la
  3. 3. protección del capital natural (biodiversidad, bosques), sino para impulsar de maneraequivocada la apropiación del mismo, como quedó demostrado con la derogada LeyForestal y los intentos recientes de revivirla.En síntesis, bienvenida la reforestación en todas las escalas y en todas las áreasgeográficas que requieran la restauración y recuperación de las condiciones originalesdel entorno, ya que de esta manera disminuirá la presión sobre el bosque natural yconseguiremos el objetivo primordial de conservar los remanentes de capital natural(bosques) que aún persisten en nuestro territorio.ConclusiónQue debemos cuidar los arboles y no encender los bosques para tener unabuena un ambiente bueno y saludable para que las inundaciones sean pocas,y los animales que están en la amazona no estén en extinción

×