El Señor de los Milagros es una imagen de Jesús Crucificado pintada 
originalmente por el esclavo Benito de Angola a media...
El primer milagro del Cristo, según cuenta la tradición, fue concedido a 
Andrés de León. Este padecía de constantes dolor...
HISTORIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS
HISTORIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

HISTORIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

986 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
986
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
49
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

HISTORIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS

  1. 1. El Señor de los Milagros es una imagen de Jesús Crucificado pintada originalmente por el esclavo Benito de Angola a mediados del siglo XVII, en la ciudad de Lima, capital del Virreinato del Perú. En 1655 Lima sufrió un fuerte sismo, pero la imagen no sufrió daño alguno, lo que fue considerado un hecho milagroso. Inicialmente fue venerado por los esclavos del barrio de Pachacamilla, pero el virrey Conde de Lemos (1684-1689) se hizo su devoto y el culto se extendió rápidamente a otros sectores sociales. El año 1746 Lima padeció el terromoto mas destructor de su historia y, según cuenta la tradición, una réplica de su imagen salió en procesión y la tierra dejó de temblar. Esto acrecentó la devoción del pueblo. En el gobierno del virrey Manuel Amat y Juniet (1761-1776) se construyó la Iglesia de las Nazarenas, que hoy es el santuario donde se le rinde culto. Decenas de miles de devotos llegan de todas partes del mundo en el mes de octubre para participar en las procesiones en su honor por las calles de Lima.
  2. 2. El primer milagro del Cristo, según cuenta la tradición, fue concedido a Andrés de León. Este padecía de constantes dolores de cabeza debido a un tumor maligno que los médicos le habían dicho era incurable. Fue entonces que, estando el hombre de hinojos frente a la imagen, sucedió el milagro y todo malestar desapareció. A partir de ahí el mito crecería y el culto empezó a crecer.

×