SlideShare una empresa de Scribd logo

Cuentos de terror

1 de 49
Descargar para leer sin conexión
Cuentos de terror
Integrantes
Benavides Merino Mara Susana
Celestino Pascual Karla Excaret
  Doroteo Zacarías Aranza
   García Sierra Carolina
Gutiérrez Méndez Kristel Natali
 Huerta Huerta Ana Patricia
  Vázquez Carrillo Araceli
INDICE
 Integrantes………………….. 2
Índice…………………………. 3
Prologo……………………….. 4

            Cuentos:
El horror en la playa Martín.... 5
Mi padrastro…………………. 7
El fantasma de Imelda…….... 9
El gato negro………………… 11
La mano fantasma…………... 13
El alma y la sombra….……… 15
El hombre lobo………….…… 17
La capilla de los muertos…... 18
La ultima llamada……..… ... 20
Corazón de asesino………… 22
La noche de los santos…….. 24
Terror de reunión familiar….. 26
Acero…………………………. 28
   El culpable………….….… 29

         Biografías:
H.P. Lovecraft………………. 30
Sonia H. Greene……………. 32
Jorge Luis Borges………….. 34
Edgar Allan Poe…………….. 35
Joseph Sheridan Le Fanu… 37
Charles Dickens……………. 38
Samuel Guy Endore……….. 39
Ambroce Bierce……………..40
Todd Grimson……………….41

Glosario………………………48
Fichas bibliográficas………..49
PRÓLOGO

•       Los cuentos de terror también llamados cuento de horror o cuento de miedo, y en ciertos
    países cuento de suspenso, son composiciones literarias breves, que utilizan la fantasía para
    lograr su principal objetivo que puede ser desde provocar el escalofrío, la inquietud o el
    desasosiego hasta como su nombre lo dice, “terror” en el lector.
•       “La historia del cuento de miedo es la historia de un instante fugaz que va desde que la
    razón abre la puerta de lo oculto hasta que lo oculto empieza a manifestarse dentro de la
    razón". - RAFAEL LLOPIS. Como ya es conocido, desde los tiempos más remotos del hombre,
    éste ha utilizado la existencia de seres fantásticos para en ciertos casos dar explicación a
    algunos fenómenos ó simplemente como una consecuencia de sus fantasías más profundas.
•       Existen diferentes tipos de seres fantásticos, puesto que hay los “buenos” y los “malos”, y
    es en los “malos” donde surgen los cuentos de terror. Hubo un tiempo en que la mayoría de la
    gente creía en ellos y el terror generado tenía dimensiones alarmantes pero actualmente por
    el mismo uso de la ciencia, la gente tiende a creer menos en estos seres y es lo que nos lleva a
    los cuentos de terror que son sólo un pasatiempo pero que llegan a crear emociones en el
    lector.
•       En esta antología se presenta una selección variada de cuentos de terror que incluye desde
    renombrados escritores tales como H. P. Lovecraft hasta autores anónimos. Esperando con ello
    transportar a quien llegue este trabajo, a otra dimensión, una dimensión desconocida que le
    pondrá los pelos de punta.
•       Ahora toma asiento, deja una vela encendida, apaga todas las luces, y disfruta de los
    cuentos que a ojos de 8 adolescentes, harían temblar a cualquiera.
El horror en la Playa Martin (resumen)
                                       H.P. Lovecraft & Sonia H. Greene
    Nunca escuché una explicación convincente y adecuada del horror de la Playa Martin. A pesar de un gran número de testigos, no
hay dos que concuerden; y el testimonio tomado por autoridades locales contiene las más sorprendentes discrepancias.
    Quizás esta vaguedad sea normal en vista del carácter inaudito del horror y de los esfuerzos hechos por la posada Wavecrest para
silenciar todo luego de la publicidad creada por el Prof. Ahon y su artículo "¿Están los poderes hipnóticos reservados a los Seres
Humanos?"
     Contra todos estos obstáculos me esfuerzo en presentar una versión coherente; he visto el espantoso hecho.
     Todo comenzó el 17 de mayo, cuando la tripulación del "Alma de Gloucester", bajo el mando del capitán James P. Orne, mató a un
monstruo marino. El animal tenía unos 50 pies de longitud y era de forma cilíndrica, de unos diez pies de diámetro. Inconfundiblemente
era un pez branquiado, en su mayor afiliación; pero tenía ciertas modificaciones, tales como rudimentarias extremidades delanteras en
forma de seis patas con dedos en lugar y de aletas pectorales. Su extraordinaria boca, su gruesa y escamosa piel y su único y profundo
ojo; y cuando los naturalistas se pronunciaron diciendo que era una criatura recién nacida, el interés del público tomó dimensiones
extraordinarias.
      El capitán Orne obtuvo un buque lo suficientemente grande como para albergar al monstruo en su bodega, logró montar un
excelente museo marino, y zarpó hacia el distrito marino de la Playa Martin. Una vez que ancló en el muelle del hotel se dedicó a
recaudar onerosas cuotas de admisión. La intrínseca prodigiosidad de la bestia y la importancia biológica para muchos turistas
científicos, se combinaron para convertirse en la sensación de la temporada.
      La mañana del 20 de julio la atención del público se centró en la pérdida del buque y su extraño tesoro. El capitán Orne emprendió
una exhaustiva búsqueda, pero el 7 de agosto se perdió toda esperanza y el capitán Orne regresó a Wavecrest para resolver sus negocios
en la Playa Martin. El horror se desató el 8 de agosto.
      Fue en la penumbra, cuando la luna comenzaba a resplandecer sobre las aguas. No hay registro exacto de la hora en que comenzó
todo, aunque la mayoría dijo que la luna estaba "a un pie" por encima del vaporoso horizonte. Era una especie de furtiva y deliberada
onda y que pareció atenuarse antes de llegar a la costa. Pareció haber sido muy marcada, diferenciada en altura y movimiento de las
olas contiguas. Y, como si se extinguiera taimadamente por los remotos arrecifes negros, de pronto un grito de muerte centelló desde el
agua salada; un grito de angustia y desesperanza.
     Los primeros en responder fueron los dos salvavidas de turno. Apresuradamente tomaron un cojinete inflado con aire, aferrado a
una bobina de soga. Uno de ellos corrió hasta donde ya se había apiñado la multitud; desde ahí lanzó el objeto, luego de girarlo varias
veces, en dirección hacia donde había venido el sonido. Luego que el cojinete desapareció entre las olas, el gentío curioso aguardó para
ver a aquel cuyo dolor había sido tan grande. Por más que los dos salvavidas tiraban de la soga, no podían mover aquel objeto que
estaba al otro extremo. En cambio, notaron que algo hacía fuerza, igual y aún mayor, en la dirección opuesta. En cierto momento ambos
salvavidas fueron arrastrados de sus posiciones hacia el agua por la extraña fuerza.
•   Uno de ellos exclamó por ayuda a la multitud. Al siguiente instante los hombres más forzudos, entre los que se contaban el
    capitán Orne, comenzaron a pujar junto con los salvavidas.
•       Entre más fuerte bregaban, la extraña fuerza igualaba el esfuerzo al otro extremo. La idea de un hombre ahogado había sido
    ya desechada e insinuaciones de ballenas, submarinos, monstruos y demonios eran libremente tenidas en cuenta. Todos seguían
    tirando con la sombría determinación de descubrir el misterio.
•       El capitán Orne dijo que sería necesario un bote como medio para acercarse, arponear y cazar al leviatán oculto. Varios
    hombres fueron a suplantar al capitán en la cuerda, ya que su lugar era al frente de la partida que se formaría para tripular el
    bote. Su idea de la situación era muy clara. Se preguntaba cómo podría actuar y manifestarse un adulto de esa misma especie a la
    que pertenecía el infante de cincuenta pies.
•       Entonces el capitán Orne, dejando su lugar en la soga, se dio cuenta de que no podía quitar las manos de su lugar, que estaban
    adheridas con inenarrable fuerza. Su apuro fue adivinado por los demás, y cada uno probó su propia situación llegando a la
    conclusión de que todos estaban en una misma condición. El hecho no podía ser negado: cada uno de los hombres estaba
    irresistiblemente retenido a la línea de cáñamo que lenta, horrible e implacablemente los empujaba hacia el mar.
•       Un horror mudo se sucedió; un horror durante el cual los espectadores quedaron petrificados, sumidos en la inmovilidad y el
    caos mental.
•       Estaban bajo la luz de la luna, pujando ciegamente contra una espectral condenación, e inclinándose monótonamente hacia
    atrás y hacia adelante, a medida que el agua trepaba primero a sus rodillas, luego a sus caderas. La luna se ocultó parcialmente
    tras una nube, y en la penumbra la línea de hombres semejaba algún siniestro y gigantesco ciempiés, retorciéndose en garras de
    una muerte terrible.
•    Los minutos parecían alargarse en horas. Aún la serpiente humana de torsos ondulantes se podía ver por encima del mar. Espesas
    nubes ocultaron la luna, y la luz que iluminaba el agua desapareció.
•       La línea de cabezas serpenteante ya ondulaba muy débilmente; de vez en cuando se veía algún rostro lívido fulgurando pálido
    en la oscuridad. Las nubes se acumularon hasta que de sus interiores surgieron truenos suaves al principio, luego
    incrementándose hasta llegar a una ensordecedora y demente intensidad. Entonces sobrevino uno -que pareció reverberar tierra y
    mar-, tras el cual se desató un aguacero.
•       Los testigos se retiraron hacia la loma sobre la que se elevaba la terraza de la posada. Varios de los que estaban en la posada
    se habían retirado paranoicos a sus cuartos. Otros se quedaron para observar la línea de cabezas meneantes que aún se veía cada
    vez que un relámpago iluminaba la playa. Recuerdo haber pensado en esas cabezas y los desorbitados ojos que contendrían.
•       Y cuando miré más allá de las cabezas, mi imaginación conjuró otro ojo; un ojo individual, aunque la visión pronto se
    desvaneció. Presas de una desconocida fuerza, la línea de condenados se sumergió. El torrente que el enfurecido cielo estaba
    expeliendo en medio de un loco cataclismo de sonidos satánicos pareció aminorar. Fue el fin de la tormenta.
•       Ya no había línea de cabezas. El agua estaba calma y desierta, y sólo era alterada por las ondas de lo que parecía ser un
    remolino, en el mismo lugar de donde provino primeramente el grito. Y cuando miré hacia esa traicionera zona, con febril
    imaginación y sentidos agobiados, se escurrió en mis oídos, proveniente de un abismo inmensamente profundo, el débil y
    siniestro eco de una risa.
                                                               •     FIN

Recomendados

Rubén Darío
Rubén DaríoRubén Darío
Rubén Daríoveciana
 
Ensayo sobre discriminación
Ensayo sobre discriminaciónEnsayo sobre discriminación
Ensayo sobre discriminaciónMarly Jaramillo
 
El árbol de manzanas - la culpa es de la vaca
El árbol de manzanas - la culpa es de la vacaEl árbol de manzanas - la culpa es de la vaca
El árbol de manzanas - la culpa es de la vacaHenry Cabrera
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

100 ejemplos de palabras agudas con acento
100 ejemplos de palabras agudas con acento100 ejemplos de palabras agudas con acento
100 ejemplos de palabras agudas con acentoRosi Parri
 
Adjetivos calificativos
Adjetivos calificativosAdjetivos calificativos
Adjetivos calificativosSantiago Cros
 
EJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVO
EJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVOEJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVO
EJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVOLuisCarranza58
 
Biografia de Ruben Dario
Biografia de Ruben DarioBiografia de Ruben Dario
Biografia de Ruben Darioschool
 
La llorona copia
La  llorona   copiaLa  llorona   copia
La llorona copiaaramirezcid
 
Poemas para niños de primaria
Poemas para niños de primariaPoemas para niños de primaria
Poemas para niños de primariaTania Ruiz
 
Historia de terror de Joel y Brian 6°a
Historia de terror de Joel y Brian 6°aHistoria de terror de Joel y Brian 6°a
Historia de terror de Joel y Brian 6°asexto-grado
 
Normas del basquetbol
Normas del basquetbolNormas del basquetbol
Normas del basquetbolJüän Cänö
 
LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......
LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......
LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......WILSON VELASTEGUI
 
Cuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto GradoCuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto Gradomaria alicia
 
El misterio de la casa embrujada.
El misterio de la casa embrujada.El misterio de la casa embrujada.
El misterio de la casa embrujada.patmaha
 

La actualidad más candente (20)

100 ejemplos de palabras agudas con acento
100 ejemplos de palabras agudas con acento100 ejemplos de palabras agudas con acento
100 ejemplos de palabras agudas con acento
 
Himno a paquisha
Himno a paquishaHimno a paquisha
Himno a paquisha
 
Independencia de cuenca
Independencia de cuencaIndependencia de cuenca
Independencia de cuenca
 
Adjetivos calificativos
Adjetivos calificativosAdjetivos calificativos
Adjetivos calificativos
 
La ambición novela escrita por mi
La ambición novela escrita por miLa ambición novela escrita por mi
La ambición novela escrita por mi
 
EJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVO
EJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVOEJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVO
EJEMPLOS DE TEXTO NARRATIVO
 
Biografia de Ruben Dario
Biografia de Ruben DarioBiografia de Ruben Dario
Biografia de Ruben Dario
 
La llorona copia
La  llorona   copiaLa  llorona   copia
La llorona copia
 
Cuentos de navidad 2013
Cuentos de navidad 2013Cuentos de navidad 2013
Cuentos de navidad 2013
 
Poemas para niños de primaria
Poemas para niños de primariaPoemas para niños de primaria
Poemas para niños de primaria
 
Historia de terror de Joel y Brian 6°a
Historia de terror de Joel y Brian 6°aHistoria de terror de Joel y Brian 6°a
Historia de terror de Joel y Brian 6°a
 
CUENTOS CORTOS
CUENTOS CORTOSCUENTOS CORTOS
CUENTOS CORTOS
 
Normas del basquetbol
Normas del basquetbolNormas del basquetbol
Normas del basquetbol
 
LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......
LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......
LECTURAS DE REFLEXIÓN Y MAS......
 
Cuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto GradoCuentos de terror, Sexto Grado
Cuentos de terror, Sexto Grado
 
Cronologia y linea del tiempo
Cronologia y linea del tiempoCronologia y linea del tiempo
Cronologia y linea del tiempo
 
Verbos en ingles con dibujos
Verbos en ingles con dibujosVerbos en ingles con dibujos
Verbos en ingles con dibujos
 
Lista de verbos regulares
Lista de verbos regularesLista de verbos regulares
Lista de verbos regulares
 
Medios de comunicación
Medios de comunicaciónMedios de comunicación
Medios de comunicación
 
El misterio de la casa embrujada.
El misterio de la casa embrujada.El misterio de la casa embrujada.
El misterio de la casa embrujada.
 

Destacado

Cuento de terror Joel
Cuento de terror JoelCuento de terror Joel
Cuento de terror Joelsexto-grado
 
Relatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De MiedoRelatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De MiedoLaura Redondo
 
Cuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad Escribir
Cuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad EscribirCuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad Escribir
Cuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad Escribirpatmaha
 
Cuentos de terror
Cuentos de terrorCuentos de terror
Cuentos de terrorPaul036
 
Cuentos de terror
Cuentos de terrorCuentos de terror
Cuentos de terrorCETEC
 
Dulces típicos de cosamaloapan reducidos en calorías
Dulces típicos de cosamaloapan reducidos en caloríasDulces típicos de cosamaloapan reducidos en calorías
Dulces típicos de cosamaloapan reducidos en caloríasEva Gtz
 
Claves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier Megías
Claves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier MegíasClaves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier Megías
Claves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier MegíasSalonMiEmpresa
 
Trabajo final grupo_102058_96
Trabajo final grupo_102058_96Trabajo final grupo_102058_96
Trabajo final grupo_102058_96linarocio1
 
Riesgos de higiene industrial
Riesgos de higiene industrialRiesgos de higiene industrial
Riesgos de higiene industrialPipe Ramirez
 
Cuento de terror dianisto
Cuento de terror dianistoCuento de terror dianisto
Cuento de terror dianistoDiana Torres
 
Plan de negocios
Plan de negociosPlan de negocios
Plan de negociosDannyF29
 
Guía profesor huellas primaria
Guía profesor huellas  primariaGuía profesor huellas  primaria
Guía profesor huellas primariaAngie Vidal
 
Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1
Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1
Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1Juan Zamora
 

Destacado (20)

Cuento de terror Joel
Cuento de terror JoelCuento de terror Joel
Cuento de terror Joel
 
Relatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De MiedoRelatos Cortos De Miedo
Relatos Cortos De Miedo
 
Cuentos terror II
Cuentos terror IICuentos terror II
Cuentos terror II
 
Cuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad Escribir
Cuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad EscribirCuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad Escribir
Cuento: El misterio de la casa embrujada. Actividad Escribir
 
Cuentos de terror
Cuentos de terrorCuentos de terror
Cuentos de terror
 
Cuentos de terror
Cuentos de terrorCuentos de terror
Cuentos de terror
 
El cuento de terror
El cuento de terrorEl cuento de terror
El cuento de terror
 
Cuentos de terror
Cuentos de terrorCuentos de terror
Cuentos de terror
 
Cuento De La Paz 5 años
Cuento De La Paz 5 añosCuento De La Paz 5 años
Cuento De La Paz 5 años
 
Antología
AntologíaAntología
Antología
 
Dulces típicos de cosamaloapan reducidos en calorías
Dulces típicos de cosamaloapan reducidos en caloríasDulces típicos de cosamaloapan reducidos en calorías
Dulces típicos de cosamaloapan reducidos en calorías
 
Claves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier Megías
Claves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier MegíasClaves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier Megías
Claves para diseñar un gran modelo de negocio. Javier Megías
 
Capitulo ii
Capitulo iiCapitulo ii
Capitulo ii
 
Trabajo final grupo_102058_96
Trabajo final grupo_102058_96Trabajo final grupo_102058_96
Trabajo final grupo_102058_96
 
Riesgos de higiene industrial
Riesgos de higiene industrialRiesgos de higiene industrial
Riesgos de higiene industrial
 
Cuento de terror dianisto
Cuento de terror dianistoCuento de terror dianisto
Cuento de terror dianisto
 
Plan de negocios
Plan de negociosPlan de negocios
Plan de negocios
 
Guía profesor huellas primaria
Guía profesor huellas  primariaGuía profesor huellas  primaria
Guía profesor huellas primaria
 
Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1
Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1
Procesadora y comercializadora de dulces caseros,lucia1
 
Leyendas
LeyendasLeyendas
Leyendas
 

Similar a Cuentos de terror

Reporte de lectura
Reporte de lectura Reporte de lectura
Reporte de lectura FatSammy
 
61 90 - seleccion terror
61   90 - seleccion terror61   90 - seleccion terror
61 90 - seleccion terrorDonGilgamesh
 
kupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdf
kupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdfkupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdf
kupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdfDipirosaFerradaUribe
 
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera losmitosson
 
Mitos Y Leyendas De Terror I
Mitos Y Leyendas De Terror I
Mitos Y Leyendas De Terror I
Mitos Y Leyendas De Terror I leyendasdebrasil
 
Las puertas del_infierno-washington_irving
Las puertas del_infierno-washington_irvingLas puertas del_infierno-washington_irving
Las puertas del_infierno-washington_irvingNotiNewsWorld
 
Cienciay literatura
Cienciay literaturaCienciay literatura
Cienciay literaturajohnpgordon
 
EXEQUIAS-ITAU 2020
EXEQUIAS-ITAU 2020EXEQUIAS-ITAU 2020
EXEQUIAS-ITAU 2020robertomagno
 
Article Leyendas (33)
Article   Leyendas (33)Article   Leyendas (33)
Article Leyendas (33)losmitosson
 
El Estanque de la luna
El Estanque de la lunaEl Estanque de la luna
El Estanque de la lunaLeandro Leo
 
El viaje del beagle espacial
El viaje del beagle espacialEl viaje del beagle espacial
El viaje del beagle espacialLeandro Leo
 
Los ciegos
Los ciegosLos ciegos
Los ciegosChanci14
 
Los ciegos
Los ciegosLos ciegos
Los ciegosChanci14
 

Similar a Cuentos de terror (20)

El Horror en la Playa Martin
El Horror en la Playa MartinEl Horror en la Playa Martin
El Horror en la Playa Martin
 
Imaginacion Aplicada " Creatividad en el torbellino" Ricardo López
Imaginacion Aplicada " Creatividad en el torbellino" Ricardo LópezImaginacion Aplicada " Creatividad en el torbellino" Ricardo López
Imaginacion Aplicada " Creatividad en el torbellino" Ricardo López
 
Reporte de lectura
Reporte de lectura Reporte de lectura
Reporte de lectura
 
61 90 - seleccion terror
61   90 - seleccion terror61   90 - seleccion terror
61 90 - seleccion terror
 
kupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdf
kupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdfkupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdf
kupdf.net_los-derechos-de-los-animalespdf.pdf
 
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
Vampiros Y Otros Mitos Del Terror Que Se Estrenan En Primavera
 
Mitos Y Leyendas De Terror I
Mitos Y Leyendas De Terror I
Mitos Y Leyendas De Terror I
Mitos Y Leyendas De Terror I
 
Las puertas del_infierno-washington_irving
Las puertas del_infierno-washington_irvingLas puertas del_infierno-washington_irving
Las puertas del_infierno-washington_irving
 
Cienciay literatura
Cienciay literaturaCienciay literatura
Cienciay literatura
 
Al final del invierno
Al final del inviernoAl final del invierno
Al final del invierno
 
Al final del invierno
Al final del inviernoAl final del invierno
Al final del invierno
 
EXEQUIAS-ITAU 2020
EXEQUIAS-ITAU 2020EXEQUIAS-ITAU 2020
EXEQUIAS-ITAU 2020
 
Article Leyendas (33)
Article   Leyendas (33)Article   Leyendas (33)
Article Leyendas (33)
 
El Estanque de la luna
El Estanque de la lunaEl Estanque de la luna
El Estanque de la luna
 
El viaje del beagle espacial
El viaje del beagle espacialEl viaje del beagle espacial
El viaje del beagle espacial
 
La divina comedia (autoguardado)
La divina comedia (autoguardado)La divina comedia (autoguardado)
La divina comedia (autoguardado)
 
Los ciegos
Los ciegosLos ciegos
Los ciegos
 
Los ciegos
Los ciegosLos ciegos
Los ciegos
 
Article Leyendas (69)
Article   Leyendas (69)Article   Leyendas (69)
Article Leyendas (69)
 
Ocho Relatos de Pedro Manay .
Ocho Relatos  de Pedro Manay .Ocho Relatos  de Pedro Manay .
Ocho Relatos de Pedro Manay .
 

Más de losfrijolitos

Más de losfrijolitos (20)

Periodo barroco
Periodo barrocoPeriodo barroco
Periodo barroco
 
Modernismo
ModernismoModernismo
Modernismo
 
Modernismo
ModernismoModernismo
Modernismo
 
Movimiento barroco
Movimiento barrocoMovimiento barroco
Movimiento barroco
 
Romanticismo español
Romanticismo españolRomanticismo español
Romanticismo español
 
El romanticismo
El romanticismoEl romanticismo
El romanticismo
 
Trabajo de espa.![1]
Trabajo de espa.![1]Trabajo de espa.![1]
Trabajo de espa.![1]
 
El romanticismo[1]
El romanticismo[1]El romanticismo[1]
El romanticismo[1]
 
El romanticismo
El romanticismoEl romanticismo
El romanticismo
 
El romanticismo
El romanticismoEl romanticismo
El romanticismo
 
Romaticismo ii
Romaticismo iiRomaticismo ii
Romaticismo ii
 
El romanticismo
El romanticismoEl romanticismo
El romanticismo
 
Enfermedades de transmisión sexual
Enfermedades de transmisión sexualEnfermedades de transmisión sexual
Enfermedades de transmisión sexual
 
DROGADICCION
DROGADICCIONDROGADICCION
DROGADICCION
 
Bullying
BullyingBullying
Bullying
 
Trabajo de
Trabajo de Trabajo de
Trabajo de
 
Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
Enfermedades de transmisión sexual (ETS)Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
 
Trabajo de tello
Trabajo de telloTrabajo de tello
Trabajo de tello
 
Trabajo de tello
Trabajo de telloTrabajo de tello
Trabajo de tello
 
Destrucción de la capa de ozono (1)
Destrucción de la capa de ozono (1)Destrucción de la capa de ozono (1)
Destrucción de la capa de ozono (1)
 

Cuentos de terror

  • 2. Integrantes Benavides Merino Mara Susana Celestino Pascual Karla Excaret Doroteo Zacarías Aranza García Sierra Carolina Gutiérrez Méndez Kristel Natali Huerta Huerta Ana Patricia Vázquez Carrillo Araceli
  • 3. INDICE Integrantes………………….. 2 Índice…………………………. 3 Prologo……………………….. 4 Cuentos: El horror en la playa Martín.... 5 Mi padrastro…………………. 7 El fantasma de Imelda…….... 9 El gato negro………………… 11 La mano fantasma…………... 13 El alma y la sombra….……… 15 El hombre lobo………….…… 17 La capilla de los muertos…... 18 La ultima llamada……..… ... 20 Corazón de asesino………… 22 La noche de los santos…….. 24 Terror de reunión familiar….. 26 Acero…………………………. 28 El culpable………….….… 29 Biografías: H.P. Lovecraft………………. 30 Sonia H. Greene……………. 32 Jorge Luis Borges………….. 34 Edgar Allan Poe…………….. 35 Joseph Sheridan Le Fanu… 37 Charles Dickens……………. 38 Samuel Guy Endore……….. 39 Ambroce Bierce……………..40 Todd Grimson……………….41 Glosario………………………48 Fichas bibliográficas………..49
  • 4. PRÓLOGO • Los cuentos de terror también llamados cuento de horror o cuento de miedo, y en ciertos países cuento de suspenso, son composiciones literarias breves, que utilizan la fantasía para lograr su principal objetivo que puede ser desde provocar el escalofrío, la inquietud o el desasosiego hasta como su nombre lo dice, “terror” en el lector. • “La historia del cuento de miedo es la historia de un instante fugaz que va desde que la razón abre la puerta de lo oculto hasta que lo oculto empieza a manifestarse dentro de la razón". - RAFAEL LLOPIS. Como ya es conocido, desde los tiempos más remotos del hombre, éste ha utilizado la existencia de seres fantásticos para en ciertos casos dar explicación a algunos fenómenos ó simplemente como una consecuencia de sus fantasías más profundas. • Existen diferentes tipos de seres fantásticos, puesto que hay los “buenos” y los “malos”, y es en los “malos” donde surgen los cuentos de terror. Hubo un tiempo en que la mayoría de la gente creía en ellos y el terror generado tenía dimensiones alarmantes pero actualmente por el mismo uso de la ciencia, la gente tiende a creer menos en estos seres y es lo que nos lleva a los cuentos de terror que son sólo un pasatiempo pero que llegan a crear emociones en el lector. • En esta antología se presenta una selección variada de cuentos de terror que incluye desde renombrados escritores tales como H. P. Lovecraft hasta autores anónimos. Esperando con ello transportar a quien llegue este trabajo, a otra dimensión, una dimensión desconocida que le pondrá los pelos de punta. • Ahora toma asiento, deja una vela encendida, apaga todas las luces, y disfruta de los cuentos que a ojos de 8 adolescentes, harían temblar a cualquiera.
  • 5. El horror en la Playa Martin (resumen) H.P. Lovecraft & Sonia H. Greene Nunca escuché una explicación convincente y adecuada del horror de la Playa Martin. A pesar de un gran número de testigos, no hay dos que concuerden; y el testimonio tomado por autoridades locales contiene las más sorprendentes discrepancias. Quizás esta vaguedad sea normal en vista del carácter inaudito del horror y de los esfuerzos hechos por la posada Wavecrest para silenciar todo luego de la publicidad creada por el Prof. Ahon y su artículo "¿Están los poderes hipnóticos reservados a los Seres Humanos?" Contra todos estos obstáculos me esfuerzo en presentar una versión coherente; he visto el espantoso hecho. Todo comenzó el 17 de mayo, cuando la tripulación del "Alma de Gloucester", bajo el mando del capitán James P. Orne, mató a un monstruo marino. El animal tenía unos 50 pies de longitud y era de forma cilíndrica, de unos diez pies de diámetro. Inconfundiblemente era un pez branquiado, en su mayor afiliación; pero tenía ciertas modificaciones, tales como rudimentarias extremidades delanteras en forma de seis patas con dedos en lugar y de aletas pectorales. Su extraordinaria boca, su gruesa y escamosa piel y su único y profundo ojo; y cuando los naturalistas se pronunciaron diciendo que era una criatura recién nacida, el interés del público tomó dimensiones extraordinarias. El capitán Orne obtuvo un buque lo suficientemente grande como para albergar al monstruo en su bodega, logró montar un excelente museo marino, y zarpó hacia el distrito marino de la Playa Martin. Una vez que ancló en el muelle del hotel se dedicó a recaudar onerosas cuotas de admisión. La intrínseca prodigiosidad de la bestia y la importancia biológica para muchos turistas científicos, se combinaron para convertirse en la sensación de la temporada. La mañana del 20 de julio la atención del público se centró en la pérdida del buque y su extraño tesoro. El capitán Orne emprendió una exhaustiva búsqueda, pero el 7 de agosto se perdió toda esperanza y el capitán Orne regresó a Wavecrest para resolver sus negocios en la Playa Martin. El horror se desató el 8 de agosto. Fue en la penumbra, cuando la luna comenzaba a resplandecer sobre las aguas. No hay registro exacto de la hora en que comenzó todo, aunque la mayoría dijo que la luna estaba "a un pie" por encima del vaporoso horizonte. Era una especie de furtiva y deliberada onda y que pareció atenuarse antes de llegar a la costa. Pareció haber sido muy marcada, diferenciada en altura y movimiento de las olas contiguas. Y, como si se extinguiera taimadamente por los remotos arrecifes negros, de pronto un grito de muerte centelló desde el agua salada; un grito de angustia y desesperanza. Los primeros en responder fueron los dos salvavidas de turno. Apresuradamente tomaron un cojinete inflado con aire, aferrado a una bobina de soga. Uno de ellos corrió hasta donde ya se había apiñado la multitud; desde ahí lanzó el objeto, luego de girarlo varias veces, en dirección hacia donde había venido el sonido. Luego que el cojinete desapareció entre las olas, el gentío curioso aguardó para ver a aquel cuyo dolor había sido tan grande. Por más que los dos salvavidas tiraban de la soga, no podían mover aquel objeto que estaba al otro extremo. En cambio, notaron que algo hacía fuerza, igual y aún mayor, en la dirección opuesta. En cierto momento ambos salvavidas fueron arrastrados de sus posiciones hacia el agua por la extraña fuerza.
  • 6. Uno de ellos exclamó por ayuda a la multitud. Al siguiente instante los hombres más forzudos, entre los que se contaban el capitán Orne, comenzaron a pujar junto con los salvavidas. • Entre más fuerte bregaban, la extraña fuerza igualaba el esfuerzo al otro extremo. La idea de un hombre ahogado había sido ya desechada e insinuaciones de ballenas, submarinos, monstruos y demonios eran libremente tenidas en cuenta. Todos seguían tirando con la sombría determinación de descubrir el misterio. • El capitán Orne dijo que sería necesario un bote como medio para acercarse, arponear y cazar al leviatán oculto. Varios hombres fueron a suplantar al capitán en la cuerda, ya que su lugar era al frente de la partida que se formaría para tripular el bote. Su idea de la situación era muy clara. Se preguntaba cómo podría actuar y manifestarse un adulto de esa misma especie a la que pertenecía el infante de cincuenta pies. • Entonces el capitán Orne, dejando su lugar en la soga, se dio cuenta de que no podía quitar las manos de su lugar, que estaban adheridas con inenarrable fuerza. Su apuro fue adivinado por los demás, y cada uno probó su propia situación llegando a la conclusión de que todos estaban en una misma condición. El hecho no podía ser negado: cada uno de los hombres estaba irresistiblemente retenido a la línea de cáñamo que lenta, horrible e implacablemente los empujaba hacia el mar. • Un horror mudo se sucedió; un horror durante el cual los espectadores quedaron petrificados, sumidos en la inmovilidad y el caos mental. • Estaban bajo la luz de la luna, pujando ciegamente contra una espectral condenación, e inclinándose monótonamente hacia atrás y hacia adelante, a medida que el agua trepaba primero a sus rodillas, luego a sus caderas. La luna se ocultó parcialmente tras una nube, y en la penumbra la línea de hombres semejaba algún siniestro y gigantesco ciempiés, retorciéndose en garras de una muerte terrible. • Los minutos parecían alargarse en horas. Aún la serpiente humana de torsos ondulantes se podía ver por encima del mar. Espesas nubes ocultaron la luna, y la luz que iluminaba el agua desapareció. • La línea de cabezas serpenteante ya ondulaba muy débilmente; de vez en cuando se veía algún rostro lívido fulgurando pálido en la oscuridad. Las nubes se acumularon hasta que de sus interiores surgieron truenos suaves al principio, luego incrementándose hasta llegar a una ensordecedora y demente intensidad. Entonces sobrevino uno -que pareció reverberar tierra y mar-, tras el cual se desató un aguacero. • Los testigos se retiraron hacia la loma sobre la que se elevaba la terraza de la posada. Varios de los que estaban en la posada se habían retirado paranoicos a sus cuartos. Otros se quedaron para observar la línea de cabezas meneantes que aún se veía cada vez que un relámpago iluminaba la playa. Recuerdo haber pensado en esas cabezas y los desorbitados ojos que contendrían. • Y cuando miré más allá de las cabezas, mi imaginación conjuró otro ojo; un ojo individual, aunque la visión pronto se desvaneció. Presas de una desconocida fuerza, la línea de condenados se sumergió. El torrente que el enfurecido cielo estaba expeliendo en medio de un loco cataclismo de sonidos satánicos pareció aminorar. Fue el fin de la tormenta. • Ya no había línea de cabezas. El agua estaba calma y desierta, y sólo era alterada por las ondas de lo que parecía ser un remolino, en el mismo lugar de donde provino primeramente el grito. Y cuando miré hacia esa traicionera zona, con febril imaginación y sentidos agobiados, se escurrió en mis oídos, proveniente de un abismo inmensamente profundo, el débil y siniestro eco de una risa. • FIN
  • 7. Mi padrastro Anónimo (RESUMEN) Sentado en un viejo sillón de mi casa escucho con los ojos cerrados una vieja canción de piano que escribí junto a mi ya difunto padre. Aun no lo puedo creer, el hombre que me recogió de aquel orfanato ha muerto, aun no sé cómo murió. En ese momento mi mar de pensamientos fue interrumpido por una voz que me fue un poco familiar. ‘No, tu si sabes cómo morí’, dijo la voz misteriosa. Yo repliqué: ‘claro, espero llegar a mi casa pronto’. La voz misteriosa dijo: ‘no, aun no es tu casa, sigue siendo la mía hasta que lean mi testamento’. En ese momento un escalofrió inexplicable se adueño de mi cuerpo abrí los ojos y enfrente de mi estaba mi padrastro. El dijo: ‘¿sorprendido de volverme a ver?’, yo dije con una sonrisa sarcástica: ‘no, tu tan solo eres el dolor que siento por la pérdida de mi querido padre’. El padrastro sonrió y dijo: ‘o tal vez tu locura proyectada en uno de tus más profundos miedos’. yo pregunte: ‘¿miedos? Yo no te tenía miedo padre, yo te admiraba, yo te quería’. Y mi padrastro se desapareció en la obscuridad de un rincón. Suspiré y volví a cerrar los ojos para concentrarme y escuchar esa hermosa melodía del viejo y olvidado piano. De repente alguien tocó la puerta, baje rápido para ver quién era y vi a Lorena, una vieja amiga de mi padrastro. Ella se encargaba de preparar los difuntos para el funeral, mi padre siempre le dijo a Lorena que el día que muriera quería que ella misma lo preparara para verse espectacular en su entierro. No lo pude creer mi padre o mi locura no sé que era él o esa cosa, pero me estaba culpando de la muerte de mi padre. En el funeral todos lloraban por mi padre excepto yo, no sabía por qué no lloraba por la pérdida de mi padre era mucho, pero al parecer tenía muchas fuerzas para retener las lagrimas. Me senté y suspire mirando como otros que conocían poco a mi padre lloraban desconsoladamente. De repente mi padre apareció sentado al lado mío y dijo: ‘vaya cuanta hipocresía hay en este pequeño cuarto’, yo le dije un poco enojado: ‘por lo menos ten un poco de respeto hacia las personas que vinieron a verte’, él se rio y me respondió: ‘no vinieron a verme a mí solo vinieron a ver a quien le dejé toda mi herencia, la gente a veces llega hacer muy hipócrita cuando hay algo valioso de por medio’. Entonces me llegó el recuerdo de lo que me dijo cuando estaba en casa con Lorena y le pregunte: ‘por qué dices que yo te mate’, el sonrió y me dijo: ‘no te hagas el tonto, yo sé, recuerda esa discusión y después no se empezó a oír cucu cucu y me encajaste el cuchillo en el pecho.
  • 8. Asustado le respondí: ‘no claro que no, yo no fui’. El se rio y me dijo: ‘nunca vas a escapar de mí, yo soy tus miedos, soy tu locura yo soy tu padrastro’. no pude más y grite con todas mis fuerzas: ¡Basta!, todos en el funeral me miraron como si estuviera loco, de inmediato me fui del funeral y corrí hacia mi casa, me encerré y me puse en un rincón y no sabía qué hacer, no sabía que pensar, como pude matar a mi propio padre, me puse a llorar yo quería a mi padre y de repente el pareció frente a mí y me dijo: ‘no, tú me odiabas me lo hiciste saber el día que llegaste borracho’, yo sorprendido le pregunte: ‘como no entiendo llegue borracho por favor dime qué fue lo que paso’, el me dijo: ‘llegaste borracho me dijiste que me odiabas que siempre tenias que hacer lo que yo decía yo le respondí : ‘porque era cierto’, el me reclamo: ‘no yo siempre te di la opción, pero tú por miedo a lastimarme siempre hacías lo que yo quería’. Yo respondí: ‘es cierto ya lo recuerdo todo se salió de control y tome el cuchillo… Lo siento padre’, de repente una lagrima de sangre se notaba en la mejilla de mi padre y me dijo: ‘no me duele que me hallas matado, es mas estoy orgulloso de que por primera vez tú hagas algo por tu propia cuenta’, yo pregunte: ‘entonces ¿por qué lloras?’ y él respondió: ‘me duele que tú me odies’, de repente me dolió el pecho y yo también llore y le dije: ‘no, no es cierto, yo no te odio, yo te agradezco por todo lo que hiciste por mi y tan solo quiero pedirte perdón’, el sonrió, ‘no hay nada que perdonar’. Mi padrastro bajó las escaleras abrió la puerta y cerró, días después fui arrestado, confesé mi crimen y fui sentenciado a 20 años de prisión me parecieron justos, un años después decidí reunirme con mi padrastro.
  • 9. El fantasma de Imelda Autor: Jorge Luis Borges En el casco histórico de Sevilla, vivía una señora,Imelda,con su marido Don Fernando Martínez Morales, de profesión viajante. El matrimonio era bien avenido, a veces éste le decía por las mañanas a ella en broma - " No sé que va a ser de ti, cuando yo me muera " a lo que ella comentaba jocosa . " ¿ Tienes pensado morir pronto ? A lo que la respuesta de él, siempre era afirmativa y pronto. Un día, este hombre dijo a su esposa Imelda, que tenía que hacer un viaje de negocios por toda España y que no se preocupase de nada si a él le pasara algo, pues ya había pagado todas sus deudas. El marido de Imelda partió, pasaba el tiempo y no volvía, hasta que la buena mujer pone su correspondiente denuncia por desaparición. Seguía sin volver, las esperanzas se habían difuminado, hasta que la policía la llama para identificar el supuesto cadáver de su marido. Imelda acude al requerimiento y cuando el forense destapa el cadáver, se quedó horrorizada: El cuerpo mostrado estaba muy descompuesto, imposible de identificar, como esta mujer ya no tenía esperanzas de encontrar vivo a su marido, dio por sentado que aquel cadáver era el de Fernando, su esposo. Tras los correspondientes funerales y no muy satisfecha, quiso saber, ( dada la descomposición del cuerpo...) la forma de morir de su cónyugue, comunicándose con él, recurriendo a médiums, tarotistas y charlatanes que pululan mucho por el tema del ocultismo y la mayoría son simples estafadores. Harta de ser estafada y de estar enclaustrada, decide ir a una fiesta a la que la invitaron. Allí había una chica, la cual empezó a hacer una ouija,e incluso le dijo a Imelda datos sobre sus familiares fallecidos. Esta señora, escarmentada de tanto timador, creyó que era una broma macabra de mal gusto y decepcionada, decidió marcharse de la fiesta, pero cuando iba a abrir la puerta, la chica de la cuija, e increpa y le dice:- " ¿ Alguien conoce a Fernando Martínez Morales? "Imelda enfadada, responde que no iba a tolerar bromas de ningún tipo sobre su difunto marido, a lo cual la chica le dijo que no era nada de broma, que la cuija le había aclarado el paradero de su esposo, Imelda incrédula, furiosa y a la vez helada, sigue oyendo las palabras de la chica que le dice, que él le solía decir por las mañanas, que no se preocupase, que si desaparecía, tenía todas las deudas pagadas y es más, que Imelda tenía una especie de lunar bajo el pecho.
  • 10. La pobre Imelda, helada siguió escuchando a la chica que prosiguió:-" Tu marido está bien vivo, muy feliz y rico, está viviendo con otra mujer en Sudamérica, traicionándote a ti, pero no sufras, porque él será traicionado también, dentro de tres meses y volverá a ti para que le perdones."La pobre mujer, conmocionada sale corriendo de allí y vive tres meses en un infierno de nervios y ansiedad, casi sin comer ni beber... a los tres meses y un día, fue a ver a un amigo suyo, Jesuita, que aparte de echarle la bronca por escuchar y estar en los temas de la ouija, la confiesa y conforta un poco. A los tres días de esto (tres meses y tres días) oye como que querían abrir la puerta de la casa (la cerradura se había cambiado ,)Cuando abre, ve a su marido, cabizbajo, lloroso, hundido, consumido y de rodillas pidiendo perdón, pero éste último sólo oye:" - Estás enterrado desde hace dos años y muerto en mis recuerdos." Fernando, el mal marido, se quedó paralizado al mirar a Imelda... era un ser translúcido, con una mano huesuda, cadavérica, con la cual había abierto la puerta... el mismo miedo, le dio fuerzas y salió corriendo hacia el dormitorio. Sobre la cama yacía muerta, inerte, tras tres meses de larga y lenta agonía la pobre mujer. Cuando él se da la vuelta, el fantasma que estaba tras Fernando, le dice:"- ¡ Ya ves, yo también estoy muerta, no te preocupes, ya he pagado todas mis deudas !"Desde aquel entonces Fernando Martín, vive recluido en un sanatorio psiquiátrico y como la venganza y la justicia de Dios es tan grande, los compañeros del psiquiátrico, cuando juegan con la cuija, dicen recibir mensajes para él, de Imelda.
  • 11. El Gato Negro Autor: Edgar Alan Poe El protagonista tenia un gato que se llamaba Pluto, el cual era largo y negro era un hermoso animal y era listo, el gato y él eran muy buenos amigos a su ves el lo amaba, pero durante este tiempo la vida del hombre cambio puesto que se volvió alcohólico, lo que lo condujo a ser violento y malgeniado con su esposa y con todos los animales a excepción de Pluto, pero después de un tiempo se volvió violento con su gato. Una noche el hombre llego pasado de tragos a su casa cuando vio que el gato comenzó a escapar de el y esto lo molesto y lo agarró por el cuello y a su ves lo sacudió, el gato en su desespero lo mordió en la mano, y esto le dio mas rabia a el, al siguiente día cuando se levantó le dio remordimiento por que el sabia que había hecho algo muy malo. Al pasar del tiempo a Pluto se le arreglo un ojo que le había dañado esa noche en la cual el hombre trato de matarlo, pero este sentimiento no era lo suficientemente fuerte para que el cambiara su forma de ser, el continuo bebiendo por que era muy difícil para el dejar de beber. Nunca le sorprendió que después de intentar matar al animal que tanto amaba este corriera por temor a que se repitiera . El suceso, en ese momento el se empezó a sentir un poco malgeniado, a su ves el pensaba que quien podría entender el corazón humano; el pensaba que nosotros los humanos ¿cómo podíamos hacernos daño haciéndole daño a un ser que queremos, cientos de beses hacemos cosas entupidas o terribles, solo por que creemos que no lo podemos hacer?. Una mañana se levanto y salió a caminar cuando de pronto se dio cuenta de que a un árbol que había fuera de su casa esta amarrada una cuerda la cual estaba cogida de del cuello de Pluto, y de repente en de sus ojos empezaron a brotar lagrimas y sentía su corazón negro y pesado, y solo pensaba en que lo había matado por que savia que Pluto lo amaba, Esa misma noche su casa se incendio y el estaba durmiendo cuando abrió los ojos y se dio cuenta de que había fuego ya era muy tarde por que el fuego ya estaba en la habitación, su esposa y el corrieron como pudieron para salir de la casa. Suertudos escapamos de la muerte pero toda la casa y las cosas que habían en ella estaban destruidas. Al día siguiente cuando entro en la casa se dio cuenta de que había un grupo de personas observando un pared de la casa
  • 12. Era una pared blanca la única que sobrevivió al desafortunado accidente, pero cuando el se aljaba escucho a una persona decir ¡''como es extraño''! Y otra persona dijo, ¡'' es imposible''! y después vio en la pared la silueta de un gato muy grande y colgando de su cuello había una cuerda, cuando vio esto se aterrorizo, y salió caminando muy asustado, y después pensó que de pronto la gente cuando vio el fuego entraron en su patio y quitaron al gato del árbol y después lo lanzaron asía su ventana que estaba abierta y de seguro el gato golpeo contra la pared que era nueva, para que así se despertaran y salieran de la casa, pensó que era una explicación razonable, para lo que el había visto esa mañana, al pasar d e los días el se empezó a sentir muy mal por que el había matado a Pluto, y todas las noches salía buscando un gato que se pareciera a Pluto pero nunca lo encontró. Al cabo de unos días el estaba tomando en la una de sus cantinas preferidas y de repente apareció un gato el cual era muy parecido a Pluto a excepción de que este tenia una mancha blanca en el frente; el le dijo al barman que si le vendía el gato pero el barman le dijo que no era de el, entonces el se lo lleva y a la esposa le gusto el gato, pero después de un tiempo el le empieza a coger rabia al gato mas nunca le hizo daño. De un momento a otro el gato lo aterrorizo puesto que su mancha en la frente desapareció y en su cuello empezó a formarse una cicatriz como la de una cuerda y su ojo se le empezó a poner como el de Pluto es decir le cogió mas fastidio a al gato por su parecido. Después de un tiempo su esposa y el bajaron al sótano y después el gato salió detrás de ellos y empezó a acariciarse en supieran o en su pie, y el empezó a pensar si lo podía matar. En el sótano el saco una hacha y fue a matar a su gato pero su esposa intervino y por accidente el la mato y a su ves escondió el cuerpo. Pasado el tiempo la policía paso a mirar que pasaba por la casa pero no encontraron nada, pero cuando iban saliendo el les dijo que la casa era de una estructura muy fuerte y golpeo una pared que sonó hueca, y los policías entraron a mirar que pasaba y era el cuerpo de su esposa muerta y junto a su cuerpo estaba su cabeza la cual tenia un ojo lastimado igual al ojo de su gato y junto a su cuerpo estaba el gato negro junto con su cuerda aun amarrada a su cuello.
  • 13. JOSHEP SHERIDAN LE FANU “Se salvó de milagro” comentaban los doctores que lo atendieron. Camilo sufrió un grave accidente automovilístico. Volvió a tener conciencia varios días después. Lentamente las sensaciones y los sentidos regresaron a él. Lo primero que escuchó fue la conversación de dos mujeres que hablaban cerca de él; dos enfermeras. - ¡Pobre hombre! ¡Bueno! Dentro de todo tuvo suerte; pero cuando se entere que… - ¡No siguas! - la interrumpió la otra Enfermera - Creo que está despierto. - ¿Dónde estoy? - murmuró Camilo - ¿Porqué no veo? - Está en un Hospital - le contestó una de las enfermeras - Usted sufrió un accidente. -No puede ver porqué le aplicaron injertos de piel en la cara; en unos días le sacan el vendaje y entonces podrá ver, sus ojos están bien. A primera hora de la mañana viene el Doctor, él le va a informar más sobre su estado. Ahora trate de descansar. - ¿Qué hora es? - preguntó Camilo. - Son las ocho de la noche. Ahora trate de descansar. - Escuchó los pasos de las enfermeras alejándose, después que se habría la puerta, y seguidamente la cerraban con cuidado. No podía ver ni moverse, y al estar bajo los efectos de calmantes, dormía y se despertaba en intervalos. En uno de los momentos en que había despertado, sintió que una mano le aferraba el brazo derecho. Le pareció que era una mano bastante pequeña; la de una enfermera, supuso.
  • 14. - ¿Quién está ahí? - preguntó Camilo. Enseguida sintió como la mano le soltaba. No le respondieron. Después de unos segundos sintió nuevamente el contacto de aquellos dedos fríos y pequeños, rozando su brazo derecho; acariciándolo desde el codo hasta su mano. Luego sintió que le rascaban el brazo, como haciéndole cosquillas. intentó apartar el brazo pero no podía moverlo, estaba paralizado. Comenzó a sentir cada vez más terror: no sabía quién estaba a su lado, o qué estaba a su lado; jugando con su brazo derecho. Finalmente se desvaneció. Volvió en si al escuchar la voz de un hombre que intentaba despertarlo. - ¡Camilo! Bien, veo que ya despertó. Soy el Doctor González. Bien, eh…le quería informar que, debido a sus lesiones… - ¿Quién estaba aquí? - le preguntó Camilo - Había alguien, me agarraba el brazo derecho. - Usted estuvo solo, aquí no había nadie, las enfermeras no se quedan en las habitaciones. Usted debió sonarlo, nadie le tomó el brazo… - ¡Le digo que aquí había alguien! Estaba jugando con mi brazo derecho. - Camilo; eso es imposible: Le amputamos todo el brazo derecho el mismo día del accidente.
  • 15. CHARLES DICKENS El hombre camina sin rumbo bajo una llovizna pertinaz y totalmente ajeno al universo que lo rodea. La oscuridad es total, solo de vez en cuando algún relámpago ilumina los charcos y marca el contorno de los árboles que se mecen al ritmo quejoso del viento. Entonces la noche parece llenarse de espectros y quien sabe de que ocultos fantasmas. A lo lejos titila una estrellita de luz, luego otra, después otra más y de a poco se van uniendo entre sí como un rosario luminoso en la oscuridad infinita de la noche. Es una ciudad que se asoma lentamente, expectante, con curiosidad. La lluvia cae de forma displicente, vacía, sin ganas. La línea de luces se estira cada vez más anunciando la cercanía del pueblo que parece envuelto en un poncho de nubes cada vez más negras. Camina como un autómata, se siente desconcertado, no percibe nada de su cuerpo, ni frío ni calor, ni siquiera siente el viento ni el piso barroso bajo sus pies, es como si levitara hacia ningún lado. Cuando llegó al primer foco de luz recién pudo ver su propio cuerpo. Al hacerlo se estremece, está descalzo, lleva puesta una túnica blanca y larga hecha jirones y totalmente embarrada. Es inútil, cuanto más se observa menos se reconoce. ¡¡Por Dios!! - murmuró, -¿quien soy?, ¿donde estoy? tal vez perdí la memoria o sufrí un accidente... Cuando llegó a un centro poblado de luces vio acercarse a dos mujeres con paraguas que conversaban animosamente. Se acercó a ellas y les preguntó que lugar era éste pero no le contestaron, ni siquiera lo miraron prosiguiendo su camino. Pensó que tal vez se habían asustado por su presencia sucia y harapienta. Intentó hacer lo mismo con un señor que venía de frente pero también lo ignoró. Desorientado se acercó a un escaparate de exhibición de ropas e intentó mirarse en un que había entre dos maniquíes desnudos, pero... ¡no se reflejaba!, aunque sí lo hacía todo el entorno de la calle...¡pero él no!
  • 16. Se detuvo un instante tratando de comprender su situación pero le pesaba la cabeza y no podía clarificar sus pensamientos. Aterrado comenzó a... ¿correr?, ¿volar?, ¿levitar? ...nunca supo cuan lejos ni cuanto tiempo lo hizo, aunque no sentía cansancio. Finalmente se detuvo en una plaza, se sentó en un banco solitario debajo de un farol, debía tranquilizarse, tenía que pensar, razonar sobre lo que le estaba sucediendo o se volvería loco, ¡si es que ya no lo estaba! Entonces se llenó de preguntas sin respuestas: quien soy, de donde vengo, soy un espíritu o tal vez como dicen algunos espiritistas, un alma que dejó su cuerpo terrenal pero que aún no se enteró y vaga resistiéndose a morir definitivamente. Mientras piensa, baja la vista y mira sus harapos y alrededor de su cuerpo. Recién entonces se da cuenta de que no da sombra, el banco y los otros objetos de alrededor sí, ¡pero él no! Se acercó más a la luz y comenzó a girar y mover los brazos como aspas, pero nada, ni una sola sombra, parece que la luz del farol lo traspasa ignorando su cuerpo empapado. Estuvo un tiempo perplejo con la mente en blanco, tal vez para escapar de su situación. Lo vuelve a la realidad la lluvia que arrecia nuevamente. Por el brillo espejado de la calle desierta ve aproximarse a gran velocidad una mancha negra, aunque no alcanza todavía a definir su forma. De pronto se detiene y recién parece reparar en él. Lo estudia un momento como tratando de reconocerlo, luego comienza a acercarse, por un momento el terror lo paraliza al comprender que es su propia sombra que lo está buscando, entonces solo atina a escapar pero es demasiado tarde, la mancha se le tira encima, lo envuelve como un manto negro y ruedan en un abrazo interminable entre cuerpo y alma, materia y espíritu, luces y sombras..... Al otro día, el único diario del pueblo, destaca en primera página la noticia que....“anoche, tirado en la plaza encontraron el cuerpo de un PAI embanca que murió y fue enterrado hace ya mas de dos meses en el cementerio local. La policía encontró su tumba abierta y lo que mas llamó la atención de lo investigadores es que el cadáver a pesar del tiempo que estuvo enterrado aún no estaba en estado de descomposición...”
  • 17. El hombre Lobo Samuel Guy Endore Había una vez un señor que era campesino y le gustaba mucho cosechar su maíz del cuál se alimentaba. El no tenía familia vivía solo en una pequeña cabaña. Cosechaba su maíz y como no tenía nadie que lo ayudara a la cosecha se iba hasta muy tarde del campo. Un día camino a su casa decidió tomar un atajo por el bosque, estaba obscuro y solo, de pronto escuchó sonidos raros que al principio no los tomó en cuenta pero los ruidos empezaron a hacerse más fuertes y cercanos y comenzó a darle miedo ya no faltaba mucho para llegar a su cabaña y de pronto vio a un gran lobo y lo confundió con un perro el quiso acariciarlo pero este lobo lo mordió. A la mañana siguiente despertó tirado junto a su cabaña y pensó que todo lo que había pasado fue un terrible sueño y no lo tomó en cuenta. Al anochecer la luna era una luna llena y el campesino le empezó a doler donde lo había mordido el lobo y se empezó a convertir en un lobo y como instinto fue a cazar animales para comer. Al amanecer la gente empezó a notar que sus animales desaparecían y comenzaron a buscar en todas las casas y encontraron muchos animales muertos en la cabaña de aquel campesino y decidieron matarlo.
  • 18. La capilla de los muertos Anónimo Después del ocaso, desde las casitas vecinas desparramadas entre campos y cultivos, salieron pequeños grupos y tomaron rumbo a la capilla del pueblo. Se unía en matrimonio una pareja del lugar. El templo pronto estuvo lleno. Las palabras del Cura resonaban en la vieja construcción, que ya tendría grabada en sus grietas la voz de bajo del religioso. En plena misa, la puerta del templo se abrió de golpe, todos voltearon como un rebaño asustado. Con asombro vieron a el viejo López trancar la puerta con la traba de madera, y reforzarla con la pala que traía, que estaba ensangrentada. López era el sepulturero y guardián del cementerio. El viejo recostó su espalda a la puerta, para trancarla también con su propio cuerpo. Su melena blanca estaba más desprolija que de costumbre, y recorrió con la mirada las caras de los que lo observaban. - ¡Ya vienen! - gritó el viejo - ¡Se levantaron todos! ¡Los muertos se levantaron! Algunos iban a comenzar a reír, pensando que el viejo estaría borracho, y que tantos años en el cementerio le habían pasado la cuenta; pero enseguida la puerta comenzó a sonar y temblar; la empujaban desde afuera.
  • 19. - ¡Ayúdenme! - gritó nuevamente López - ¡Traigan esos bancos! Hay que evitar que entren. El hedor que llegó hasta ellos y la situación aterradora hicieron que algunas mujeres se cayeran desmayadas, incluyendo . a la novia. Las viejas bisagras de la puerta parecían que en cualquier momento iban a salir volando. Algunos miraron por la unión de las maderas, cada vez más separadas, y comprobaron que López decía la verdad; afuera había muertos andantes. Enseguida cundió el pánico. Algunos comenzaron a tapiar la entrada con los bancos, otros sólo rezaban. Alguien se acordó de tapiar la puerta de la sacristía. Volcaron una mesa y bloquearon también aquella entrada, justo antes que los muertos llegaran a ella. Las barricadas resistieron bien. Los zombies se paseaban por las inmediaciones, y desde algunas casas lejanas llegaba el sonido de disparos de escopetas. Un hombre vio que López lucía muy mal, estaba tirado sobre un banco. Cuando se inclinó para revisarlo, el viejo lo tomó de los hombros y le arranco parte de la cara de un mordisco. Antes de entrar a la capilla un zombie lo había mordido.
  • 20. LA ÚLTIMA LLAMADA Bruno Tenorio Desde hacía ya cuatro días, a la misma hora invariablemente, recibíamos una llamada. Exactamente a las 4 de la mañana, el teléfono no dejaba de sonar hasta que mi esposa o yo contestábamos y cuando lo hacíamos sólo lográbamos escuchar una respiración, una respiración cansada, que se ahogaba en sí misma, como si se tratara de alguien que esta exhausto o a punto de desfallecer. Estábamos muy nerviosos, francamente preocupados, al principio creímos que se trataba de una broma, pero ya era demasiado. La quinta noche no dormí en lo absoluto, permanecí inmóvil frente al teléfono esperando que el timbre sonara de nuevo. Había comprado un identificador de llamadas, por fin sabría quien me estaba jugando esta mala pasada. Mi esposa no quiso esperar y se fue dormir sin lograr convencerme de hacer lo mismo. Llegó el momento, el reloj marcó las 4:00 horas, mi esposa seguía dormida y en el identificador pude ver el número 5- 5-2-5-7-8-8-3. ¡Esto no es posible! pensé, es mi número telefónico el que aparece en el display, seguramente estaba mal configurado el aparato, lo revisé como intentando reparar algún desperfecto que no existía. El timbre del teléfono no dejaba se sonar. El sonido empezó a molestarme, comencé a sentir miedo, mejor dicho un terror indescriptible se empezó a apoderar de mí, intenté contestar pero no pude, algo me lo impedía, las manos me comenzaron a sudar copiosamente y mi cuerpo se estremeció como si algo malo me fuera a pasar si descolgaba el auricular, mi garganta estaba tan seca que no podía tragar saliva. Salí corriendo del apartamento, no podía permanecer un momento más ahí, no pensé en mi esposa, no pensé en nadie sólo en alejarme, en huir. Sabía que iba por mí, sabía que yo era el blanco de sus intenciones, cualquiera que fueran éstas. Sentía que estaba tras mi espalda y podía escuchar la respiración, esa maldita respiración, que no dejaba de resoplar, que me atormentaba en todo momento, casi podía sentirla en mi rostro. Tengo que escapar, me decía, tengo que escapar, ¡ya no lo soporto!.
  • 21. Me sentía muy exaltado, mi pulso se aceleraba a cada instante, casi no podía respirar, me estoy híper ventilando, pensé, mis piernas no respondían a las órdenes que mi cerebro intentaba darles. Desesperadamente pasé como pude por el parque, de pronto me detuve, sabía que tenía que hacer esa llamada, debía avisarle, ponerla sobre alerta y explicarle el gran peligro que corría. Empezaba a salir el sol, no se cuanto tiempo estuve corriendo, el alumbrado público se iba apagando poco a poco, sentí una sensación de angustia terrible. ¡Maldita sea!, no traía conmigo una tarjeta telefónica, de cualquier modo me acerqué a un teléfono público, por fortuna era de monedas pero muy diferente, descolgué la bocina, todo era rectangular, de color negro con rojo, no entendía nada, coloqué algunas monedas y comencé a marcar el número, ¡no puede ser!, susurré, en el teclado numérico no estaba el número cuatro, no es que se lo hubieran quitado algún vándalo, simplemente no estaba, nunca existió, quise alejarme de aquel artefacto pero algo me decía que era la única oportunidad que tenía de comunicarme con ella, debía avisarle, debía decirle que después de mi llamada no contestara el teléfono y que saliera lo más pronto posible de aquel lugar, intenté relajarme, mientras marcaba mi número telefónico vinieron a mi mente escenas perturbadoras estaba seguro de que a mi esposa le podía ocurrir cualquier cosa, sonaron dos tonos, descolgaron el auricular, quise decirle que huyera, que no se detuviera hasta estar segura, pero de mi boca sólo salió una respiración entrecortada, una respiración agitada y ahogada en sí misma mientras escuchaba por el altavoz un grito desgarrador que me paralizó por completo.
  • 22. CORAZÓN DE ASESINO Las estrellas brillaban en el cielo y la luna mostraba su pálida y más reluciente cara, no habría otra noche como esta. Las desoladas calles alumbradas por escasos faroles de luz no se dejaban ver por completo. Oscuros callejones ocultos en lugares poco visibles comunicaban algunas de estas vacías vías. Escondido tras uno de los muros de los cientos de lúgubres callejones estaba él, aguardando tal cual feroz depredador la aparición de su tan esperada presa. Sonidos con eco se escuchaban próximos al callejón, a lo lejos pudo distinguir la casi imperceptible figura de un hombre, tambaleándose de lado a lado, tropezando con todo a su paso. Preparó su plateado revolver y tratando de hacer el menor ruido lo cargó, se asomó nuevamente y en efecto, aquel hombre ahogado en alcohol no había escuchado nada, de hecho sería muy difícil distinguir el ruido de su arma con aquel carnaval de tropezones. Si algo nuca dejaba de hacer aquel despreciable hombre era matar a su presa antes de devorarla, es decir, los asesinaba primero y luego los despojaba de todas y cada una de sus pertenencias, aquella noche iluminada escasamente por el cielo estrellado y algunos faroles no sería la excepción. Cuando aquel hombre completamente ebrio pasó junto a él, su corazón ya no podía latir más fuerte, la excitación no tenía igual, hacía muchos meses que no sentía emoción alguna. Se colocó detrás y caminando sigilosamente levantó su mano derecha, con suavidad y decisión le puso el revolver en la parte posterior del cráneo y sin que aquel hombre se percatara de lo mas mínimo haló aquel gatillo. Un estruendoso sonido invadió aquella solitaria calle y un destello fugaz de luz apenas pudo verse. El hombre cayó al suelo como un gran saco de arroz, golpeó su agujereada cabeza contra el pavimento en un ruido seco y contundente, poco a poco pudo verse la sangre extendiéndose por aquella sucia y pestilente acera, hasta que llego al borde y se mezcló con la inmunda agua de la cuneta adyacente. Sus manos se posaron rápidamente sobre aquel hombre ya sin vida, registró cada bolsillo a su alcance, sacó su billetera y extrajo de ella cada billete y cada centavo antes de arrojarla a la carretera; su corazón latía tan fuerte como antes, aún sentía gran felicidad y emoción. Cuando aquel hombre completamente ebrio pasó junto a él, su corazón ya no podía latir más fuerte, la excitación no tenía igual, hacía muchos meses que no sentía emoción alguna. Se colocó detrás y caminando sigilosamente levantó su mano derecha, con suavidad y decisión le puso el revolver en la parte posterior del cráneo y sin que aquel hombre se percatara de lo mas mínimo haló aquel gatillo. Un estruendoso sonido invadió aquella solitaria calle y un destello fugaz de luz apenas pudo verse. El hombre cayó al suelo como un gran saco de arroz, golpeó su agujereada cabeza contra el pavimento en un ruido seco y contundente, poco a poco pudo verse la sangre extendiéndose por aquella sucia y pestilente acera, hasta que llego al borde y se mezcló con la inmunda agua de la cuneta adyacente.
  • 23. Sus manos se posaron rápidamente sobre aquel hombre ya sin vida, registró cada bolsillo a su alcance, sacó su billetera y extrajo de ella cada billete y cada centavo antes de arrojarla a la carretera; su corazón latía tan fuerte como antes, aún sentía gran felicidad y emoción. Con cierta dificultad le dio la vuelta al cadáver que tenia frente a él, revisó los bolsillos delanteros del pantalón y una vez que extrajo lo poco que encontró, por simple rutina o morbosidad subió la mirada, merecía conocer el rostro de su presa, pero a diferencia de otras veces, sus ojos mostraron una expresión de asombro. Se acercó nuevamente y aparto con sus manos la aún fresca sangre del rostro de aquel ser ya sin vida y si su corazón antes parecía escucharse esta vez lo hacía de forma mas evidente. Con cierta dificultad le dio la vuelta al cadáver que tenia frente a él, revisó los bolsillos delanteros del pantalón y una vez que extrajo lo poco que encontró, por simple rutina o morbosidad subió la mirada, merecía conocer el rostro de su presa, pero a diferencia de otras veces, sus ojos mostraron una expresión de asombro. Se acercó nuevamente y aparto con sus manos la aún fresca sangre del rostro de aquel ser ya sin vida y si su corazón antes parecía escucharse esta vez lo hacía de forma mas evidente. Con expresión escalofriante y respiración acelerada subió el revolver hasta su sien, con pulso tembloroso haló nuevamente y por ultima vez aquel gatillo. Otro ruido similar al de hacía unos minutos volvió a escucharse en aquella solitaria calle, de forma inmediata su cuerpo cayo al suelo haciéndole compañía al de su victima, no sin antes esparcir restos de cráneo y sesos por aquella acera ya bañada en sangre, a la que se le unió otra no tan distinta, eran no sólo del mismo tipo, sino que ambas procedían de un mismo linaje. Dicen algunos que cuando cayo al suelo aquel despiadado hombre no cesó el sonido, sino algunos segundos después, cuando finalmente su corazón dejó de latir. Con su brillante revolver en la mano derecha, esperó pacientemente la llegada de su victima, a la que sin saberlo le esperaba una muerte inminente. Los segundos corrían y su corazón latía cada vez con más fuerza, se sentía emocionado cada vez que cometía un crimen como éste, en su cara podía notarse una macabra y enfermiza sonrisa. El ruido se hacía cada vez más fuerte, la victima se encontraba mas cerca de su verdugo y por cada paso que daba se restaba tiempo de vida. El corazón de aquel asesino se aceleró a tal manera que creyó poder escucharlo. Tropezones y palabras sin sentido llegaron a sus oídos, el próximo nombre en su lista de muertos estaba a sólo escasos metros de ser escrito.
  • 24. La Noche De Los Santos Edgar Allan Poe Me cuesta mucho hablar sobre esta historia porque se me ponen los pelos de punta. Es una historia real como la vida misma y desde entonces yo no rechazo ningún suceso paranormal. Esta experiencia me hizo ver que realmente existe algo sobrenatural en nuestro mundo. Mientras que en EEUU se celebra halloween, aquí en España se celebra la noche de los Santos. En esta noche tan especial es tradición para muchos acercarse al cementerio para poner flores a los seres difuntos. Yo me encontraba con mi hermana y nuestros amigos y decidimos acercarnos hasta el cementerio para ver el panorama. Resultó que en el cementerio no había nadie ya que las personas solían ir a las 8 de la noche y ya eran pasadas las 10. Nos adentramos y entre tanto gato merodeando y el simple hecho de que estaba en un cementerio, me empezó a entrar el pánico y le pedí a mi hermana que saliéramos fuera, y eso fue lo que hicimos. Una vez fuera mis amigos se sentaron en el muro salvo una amiga y yo que nos quedamos de frente mirando hacia dentro del cementerio. Mientras mis amigos hablaban, yo con el pánico todavía en el cuerpo, no dejaba de mirar para adentro aterrorizada (cuando esto ocurrió tenía yo 13 años). De repente, en un segundo nada más, vi algo espeluznante y a la vez ilógico
  • 25. . La silueta de una mujer anciana de cintura para arriba flotando, detrás le seguía unas piernas también flotando, luego un brazo con un carro de la compra y por último, el segundo brazo llevando a un perro con una correa. Todo esto como una especie de masa de humo blanco. Me puse a gritar no se si del susto o del terror y mi amiga chilló también. Yo pensé que ella había visto lo mismo que yo, pero no, ella solo chilló del susto. Les conté a mis amigos lo que había visto y me calmaron diciéndome que habría sido una alucinación simplemente porque tenia miedo. Fuera lo que fuera pedí que nos fuéramos de allí. Según nos estábamos marchando nos encontramos allí mismo sentados en una ermita a dos chicos que iban con mi hermana a clase. Me vieron que estaba inquieta y nerviosa y me preguntaron que a ver que me pasaba. Nada más decirles : es que he visto... me interrumpieron para decirme: ¿has visto esto y esto? y me dijeron exactamente lo mismo que yo había visto. Todos nosotros nos quedamos boquiabiertos sin saber que decir. Nos contaron que en otra ocasión ellos también lo vieron y que no habíamos sido los únicos. Esto ya no se si será cierto o no, pero nos dijeron que había una leyenda que decía que una mujer en su casa se fue a hacer una tortilla y cuando tenía la sartén en el fuego se dio cuenta de que no tenia huevos, así que cogió el carro para aprovechar a comprar más cosas y salió de casa con su perro sin acordarse de quitar la sartén del fuego. Cuando volvía para su casa vio por la ventana que todo estaba ardiendo y corrió con la mala suerte de que la cogió un camión y la separara por la mitad en dos partes. Nos fuimos de allí pitando. Escalofriante. Cada vez que paso por al lado del cementerio me acuerdo y procuro no mirar hacia el interior. Desde entonces mis amigos y yo no hemos vuelto a hablar del tema ya que era evidente que lo que yo había visto era tan real como cierto.
  • 26. Terror En Reunión Familiar Ambroce Bierce Yo nunca pensé que tendría algo especial, sin embargo me di cuenta que estaba equivocada. Cuando yo tenia unos 12 años, me llevaron a una reunión familiar, yo estaba comiendo cuando escuche que tocaban en la puerta: -Abuelita están tocando la puerta-Dije yo. Mi abuela me miro como si estuviera loca, incluso mi madre y mis tíos. -¿No vas a abrir?-insistí. Como vi que nadie me respondía me levante de la silla y salí. Afuera había un señor pálido y no tendrías mas de 70 años, el señor tenia un bebe de ojos verdes en sus brazos, como el señor no me hablaba le dije: -Pase la reunión es acá adentro y Bienvenido-le dije con amabilidad. El señor me dio al bebe que traía en los brazos, mire al bebe y le sonreí. Cuando voltee para hablarle al señor ya no estaba. Entre con el bebe en mis brazos y me fui directo al cuarto, El bebe empezó a llorar en mis brazos así que para calmarlo le cante una canción de cuna. Mi Abuela llego y dijo: -¿A quien le cantas Rebeca?
  • 27. -¿A quien le cantas Rebeca? -A este bebe, vino un señor y me lo entrego, ten cárgalo-le dije mientras le pasaba al bebe. mi abuela tembló se retiro asustada. Me quede en Shock cuando vi que el bebe desapareció de mi vista. Dure todo el día buscándolo pero no lo encontré. Al día siguiente que me desperté, encontré al mismo señor en mi baño, me asuste tanto que le dije a mi mama que saldría con una amiga, y eso fue lo que hice, pero mi amiga era experta en cosas paranormales. Al visitar a mi amiga, le conté todo lo sucedido, ella me escucho y me dijo: -Amiga tu tienes un don muy especial, Nadie es capaz de ver a los seres que ya no están con nosotros, Pero tu si! cuídate bien Rebeca que no serán los únicos! ellos tienen algo que decirte-Me dijo entusiasmada. Desde ese día, yo los sigo viendo y aun no se que me quieren decir, hoy en día tengo 16 años. Otros fantasmas se me aparecen igual que el señor y el bebe, Tratando de decirme algo, que solo yo podre saber
  • 28. Acero Todd Grimson • Justine era una vampira francesa de la época medieval y Keith tocaba la guitarra en un grupo de punk hasta que unos matones pagados por un novio celoso que tuvo le cortaron las manos. • Ahora por el destino, Keith se encarga de proteger a Justine cuando es el sol durante el día y llevarla por todo Los Ángeles en busca de personas para morder y chupar su sangre. • Durante sus ratos libre son “amigas”. Sin embargo, David Henry Reid era actor en los tiempos del cine mudo., hasta que una noche fue mordido por Justine. Desde ese entonces, ha pasado casi un siglo esta obsesionado en encontrar a la vampira. Movido por una insaciable crueldad refinada a lo largo de varias décadas como vampiro, David se dispone a vengarse de Justine... y de todos aquellos que estén cerca de ella
  • 29. El culpable Anónimo Abel nunca fue un hombre religioso, recuerdo que solía decir: “Yo no creo en nada”, entre risas; y jamás iría a un psicólogo por cuenta propia; por eso me contó su historia de terror. Fue como un regalo en honor a nuestra amistad, “Sí te sirve para un cuento, tómala”, me dijo Abel, refiriéndose a su historia. Estábamos en su casa, sentados en sillones enfrentados, afuera llovía a cántaros, y la noche había caído temprano debido a los nubarrones que parecían querer aplastar a la ciudad. Me sirvió un vaso de whisky, y comenzó a relatar su historia mientras veía los hielos derretirse en el de él. - Por muchos tiempo ni siquiera la noté - comenzó -. Tú sabes el tipo de mujeres que me gustan, y aquella muchacha no tenía ninguno de los atributos que me hacen voltear. A ti tampoco te llamaría la atención, creo que eso no fue mi culpa, la muchacha era un palo vestido, y no era muy bonita de cara. Un día voltee hacia su casa, no sé por qué, y la vi sonriéndome, con sus brazos apoyados sobre el muro. La saludé, como saludo a tanta gente, pero aparentemente lo tomó como una señal o un gesto de que me interesaba en ella. Cada vez que pasaba ella estaba allí, sonriendo, y me miraba directamente a los ojos, como lo hace una mujer enamorada - Abel vació su baso y quedó mirándolo a tras luz, después siguió: En esa época pasaba por una “buena racha”, tú me entiendes, y aquella muchacha sin gracia no estaba en mi lista, mas intuí que era “nueva” y eso siempre es un atractivo para el hombre depredador. Quiso el destino, la mala suerte o lo que sea, que me cruzara con ella en un paseo. Lo que pasó después fue culpa mía, no tengo excusa. El asunto es que ella pensó, tal vez yo se lo dije en algún momento, no lo recuerdo, que íbamos a ser novios, y seguramente se ilusionó mucho. Cuando se encontró con mi indiferencia se derrumbó; aparentemente era muy sensible. Se suicidó unos días después, se ahorcó en un árbol de su casa. Tal vez no me creas lo que te diré ahora, pero desde ese día la veo… la veo muerta, pendiendo del cuello. Siempre pasa de noche, generalmente en mi habitación. A veces sólo aparece un instante, otras veces recorre toda la habitación, flotando sobre el piso, la cabeza hacia un lado, por el cuello roto, pero siempre sonriendo. Se pasea para atormentarme, rodea la cama, flotando, con los ojos casi desorbitados ¡Es horrible amigo! Y bien ¿Crees que me merezco este castigo? - me preguntó finalmente. - Absolutamente sí - le respondí, él bajó la cabeza, como admitiendo su culpa. Ahora me arrepiento de haber sido tan duro; pocos días después mi amigo se suicidó.
  • 30. H. P. Lovecraft Howard Phillips Lovecraft nació el 20 de agosto de 1890 en Providence, EUA. Era el hijo único de Winfield Scott Lovecraft y de Sarah Susan Phillips Lovecraft . Su padre murió el 19 de julio de 1898. Con la muerte de su padre, su educación recayó sobre su madre, sus dos tías y en especial en su abuelo materno, un importante empresario llamado Whipple Van Buren Phillips. Lovecraft fue un niño prodigio: recitaba poesía a los dos años, leía a los tres y empezó a escribir a los seis o siete años de edad. Uno de los géneros que más le apasionó en su infancia fue el de las novelas policíacas. A los quince creó su primera obra, La bestia en la cueva. A los 16 escribía una columna de astronomía para el "Providence Tribune". No asistió al colegio hasta los ocho años y tuvo que dejarlo después de un año. Durante su absentismo escolar, leía con voracidad. Adquirió conocimientos de química y astronomía, llegando incluso a escribir en algunas revistas científicas. En 1904, fallece su abuelo materno. La mala gestión de las propiedades y del dinero familiar dejó a su familia en tan malas condiciones económicas que se vieron obligados a mudarse. En 1908, antes de su graduación, sufrió un colapso nervioso y no recibió su diploma. Este fracaso en su educación fue una fuente de desilusión y vergüenza hasta el final de sus días.
  • 31. Desde 1908 hasta 1913, principalmente trató la poesía. Edward F. Daas, presidente de la UAPA, invitó a Lovecraft a unirse a la revista Argosy en 1914. Un tiempo después, se convirtió en presidente de la UAPA, e incluso llegó a ser presidente de la NAPA. En 1917, a petición de algunos amigos, volvió a la ficción con historias como La tumba y Dagon. En 1921 tuvo lugar la muerte de su madre, que le supuso una fuerte conmoción. La muerte de su madre y la pérdida de la riqueza familiar en 1921, le llevaron a abandonar la idea de llevar una vida dedicada a la escritura, obligándolo a trabajar en pequeños encargos, que en la mayoría de las situaciones consistirían en retocar escritos de otros autores. Unas semanas después de la muerte de su madre, Lovecraft conoció a Sonia Greene. Se casaron en 1924, y se mudaron a Nueva York. Sonia perdió su tienda y su salud comenzó a empeorar. Lovecraft no pudo encontrar un trabajo, por lo que su esposa se mudó a Cleveland para buscar empleo y Lovecraft se quedó en el barrio Red Hook de Brooklyn. En 1926, Sonia y Lovecraft, todavía viviendo de forma separada, acordaron un divorcio amigable. De vuelta a Providence el 17 de abril de 1927, convivió con sus tías durante los años siguientes. Allí es en donde se ve superado por la sensación de fracaso que lo rodea, abandonándose a la soledad y la frustración. En estos años escribe la gran mayoría de sus obras más conocidas, como La llamada de Cthulhu en 1926, En las montañas de la locura en 1931 o El caso de Charles Dexter Ward. A pesar del duro trabajo y de sus esfuerzos como escritor, la pobreza en la que vivía aumentó. En 1932, su tía, la señora Clark, murió, y se vio obligado a mudarse a una pequeña y exigua habitación de alquiler con su otra tía, la señora Gamwell en 1933. A finales de febrero de 1937, cuando contaba con cuarenta y seis años, ingresó en el hospital Jane Brown Memorial, de Providence. Allí murió a primeras horas de la mañana del 15 de marzo de 1937, de cáncer intestinal complicado con la denominada enfermedad de Bright. Fue enterrado tres días después en el panteón de su abuelo Phillips, el cementerio de Swan Point.
  • 32. Sonia H. Green Sonia Greene Haft Shafirkin nació en la ciudad de Ichnia, Ucrania, Imperio Ruso. Su padre, al parecer, murió cuando ella era una niña y su madre emigró a los Estados Unidos, dejando a Sonia y a su hermano en Liverpool. Sonia se unió a su madre en los Estados Unidos en 1892. A la edad de dieciséis años se casó con Samuel Seckendorff, que era diez años mayor que ella. Ella dio a luz a un hijo en 1900, que murió después de tres meses. Su hija, Carol Florencia, nació el 19 de marzo de 1902. Seckendorff, un ruso, adoptó el apellido de Greene, y de acuerdo con el corresponsal Alfred Galpin de Lovecraft, era "un hombre de carácter brutal". El matrimonio fue turbulento, y Greene murió en 1916, aparentemente por su propia mano.
  • 33. Sonia era de clase media independiente, algo inusual para las mujeres de la época. Ella trabajó como modista en una tienda departamental y viajó con frecuencia por su trabajo. Su sueldo le permitió alquilar una casa agradable para ella y su hija en la zona, entonces-fantasía de Brooklyn conocido como Flatbush. También se le permitió donar dinero a varias publicaciones de prensa amateur, así como para viajar a las convenciones de prensa amateur. Ella conoció a Lovecraft en una de estas convenciones, al haber sido introducida en el mundo del periodismo amateur por el colega de Lovecraft, James F. Morton en 1917. Después de que su matrimonio con Lovecraft terminara, en 1933, Greene se mudó a California. En 1936 se casó con un doctor Nathaniel Davis, de Los Angeles. No oyó de la muerte de Lovecraft hasta ocho años después, en 1945. Su matrimonio con Lovecraft nunca fue terminado legalmente por Lovecraft, aunque le aseguró que el divorcio había sido presentado, no firmó el decreto final, por lo que la unión de Greene con Davis era técnicamente bígamo. Greene fue informada de esto después y le molestaba mucho. Más conocidos de la historia de Greene es "El monstruo invisible", que fue revisada y editada por HP Lovecraft para su publicación en Weird Tales (noviembre de 1923) .Su hija Florencia se convirtió en un periodista de éxito bajo el nombre de Carol soldadura. Las dos mujeres tenían una relación tensa, y dejaron de hablarse la una a la otra. Greene no menciona a su hija en su autobiografía. Y finalmente murió el 26 diciembre de 1972.
  • 34. Jorge Luis Borges El 24 de agosto de 1899, nace en Buenos Aires Jorge Luis Borges en casa de Isidoro Acevedo, su abuelo paterno. Es bilingüe desde su infancia y aprenderá a leer en inglés antes que en castellano por influencia de su abuela materna de origen inglés. A los siete años escribe en inglés un resumen de la mitología griega; a los ocho. La visera fatal, inspirado en un episodio del Quijote; a los nueve traduce del inglés "El príncipe feliz" de Oscar Wilde. En 1914 su familia en pleno se instala en Ginebra donde Borges escribirá algunos poemas en francés mientras estudia el bachillerato (1914-1918). Su primera publicación registrada es una reseña de tres libros españoles escrita en francés para ser publicada en un periódico suizo. Pronto empezará a publicar poemas y manifiestos en la prensa literaria de España, donde reside desde 1919 hasta 1921, año en que los Borges regresan a Buenos Aires. El joven poeta redescubre su ciudad natal, especialmente los suburbios del sur, poblados de compadritos. Empieza a escribir poemas sobre este descubrimiento, publicando su primer libro de poemas, Fervor de Buenos Aires (1923). Instalado definitivamente en su ciudad natal a partir de 1924, publicará algunas revistas literarias y con dos libros más, Luna de Enfrente e Inquisiciones, establecerá ya en 1925 su reputación de jefe de la más joven vanguardia. En los siguientes treinta años, el joven Georgia (como lo llamaban en familia) se transformará en Borges; es decir: en uno de los más brillantes y más polémicos escritores de la América morena.
  • 35. Edgar Alan Poe Nacido el 19 de enero de 1809, en Boston, hijo de Elizabeth y David Poe, actores de teatro, fue forjando su carácter a través de varios factores importantes que influyeron en su desarrollo intelectual: la herencia de sus padres tuberculosos significó, tal vez, la salud debilitada y la poca resistencia al alcohol que padeció durante su vida, la época que los Estados Unidos atravesaba y los cambios sociales que le tocaron vivir, la guerra entre el Sur y el Norte, la esclavitud, las leyendas de horror y misterio que los negros contaban, el hecho de que desde muy pequeño se quedara huérfano y el saber que vivía de la caridad, los problemas que siempre tuvo con su protector (John Allan) ,su desarrollo como ciudadano sureño (estado de Virginia), su estancia en Escocia y Londres. Todos ellos fueron cuestiones fundamentales que establecieron los cimientos de lo que sería el trabajo de Poe. Durante su adolescencia ya empezaba a escribir poemas con los que enamoró a una larga lista de jovencitas, su mayor influencia fue Byron aunque leía todo lo que estaba a su alcance. Su vida universitaria fue rebelde y libertina, a pesar de que siempre estuvo en jaque por el poco apoyo económico que recibía por parte de su protector, también en esta época es cuando el poeta empieza a beber. Lo curioso es que unas cuantas copas bastaban para desquiciarlo; no tenía gran resistencia. Después de su paso por la universidad, Poe rompe relaciones con su protector y sale de su hogar hacia Boston; la miseria y el hambre lo acompañaron y no tuvo más remedio que enrolarse en el ejercito, situación que duró dos años, por lo que tuvo que volver a recurrir a John Allan en busca de ayuda, la cual le fue concedida a cambio de que aceptara un cargo en una Academia Militar, pero a los pocos meses fue despedido por negligencia en el deber, hecho que marcó el rompimiento definitivo del poeta con su protector (por esos entonces, recientemente viudo). Con la posterior muerte de John Allan, el poeta pierde toda esperanza de que su trabajo literario se realizara en condiciones económicas favorables.
  • 36. Cansado del ultraísmo que él mismo había traído de España, intenta fundar un nuevo tipo de regionalismo, enraizado en una perspectiva metafísica de la realidad. Escribe cuentos y poemas sobre el suburbio porteño, sobre el tango, sobre fatales peleas de cuchillo. Pronto se cansará también de este ismo y empezará a especular por escrito sobre la narrativa fantástica o mágica, hasta punto de producir durante dos décadas, 1930-1950, algunas de las más extraordinarias ficciones de este siglo (Historia Universal de la Infamia, 1935; Ficciones, 1935-1944; El Alepo, 1949; entre otros). En 1961 comparte con Samuel Beckett el Premio Fermentar otorgado por el Congreso Internacional de Editores, y que será el comienzo de su reputación en todo el mundo occidental. Jorge Luis Borges murió en Ginebra el 14 de junio de 1986. Sus posturas políticas evolucionaron desde el izquierdismo juvenil al nacionalismo y después a un liberalismo escéptico desde el que se opuso al fascismo y al peronismo. Fue censurado por permanecer en Argentina durante las dictaduras militares de la década de 1970, aunque jamás apoyó a la Junta militar. Razón ésta, por la cual fue reiterada e injustamente soslayado por la Academia Sueca.
  • 37. Novelista y periodista irlandés. Nació en Dublín, en el seno de una familia de ascendencia hugonote, entre cuyos miembros figuraba el dramaturgo Richard Brinsley Sheridan. Le Fanu fue educado por su padre, un sacerdote, y por diversos tutores privados, y completó su formación en el Trinity College de Dublín. Comenzó entonces a colaborar con la revista de la Universidad de Dublín y en 1837 pasó a formar parte de su plantilla de trabajadores fijos, para convertirse más tarde en su editor y propietario. Le Fanu transformó una publicación estudiantil en una revista de importancia europea. En 1839 fue aceptado para ejercer la abogacía, pero prefirió dedicarse al periodismo y el negocio de los medios de comunicación. Compró The Warden, el Evening Packet y el Dublin Evening Mail, fusionando las tres publicaciones en Evening Mail. Tras la muerte de su esposa, en 1858, se retiró de la sociedad y se convirtió en el "Príncipe invisible". A partir de ese momento empezó a escribir novelas y relatos. De misterio e intriga que se inscriben en la tradición gótica. Entre sus novelas destacan La casa junto al camposanto (1863) y Tío Silas (1864), la apasionante historia de una muchacha amenazada por su siniestro guardián. En 1872 publicó cinco relatos bajo el título de En un espejo a oscuras. Si bien su fama se resintió con el paso del tiempo, su figura ha renacido recientemente con la aparición de nuevas ediciones y adaptaciones escénicas de su obra, mereciendo así el reconocimiento por su aportación a los géneros del relato de terror y el thriller psicológico. Su influencia es notoria en la obra de otro escritor irlandés, Bram Stoker, cuya famosa novela Drácula está en deuda con un relato de Le Fanu.
  • 38. CHARLES DICKENS Fue un famoso novelista inglés y uno de los más conocidos de la literatura universal, quien supo manejar con maestría el género narrativo, el humor, el sentimiento trágico de la vida, la ironía, con una aguda y álgida crítica social así como las descripciones de gentes y lugares, tanto reales como imaginarios. Pasó su infancia en Londres y en Kent, lugares descriptos frecuentemente en sus obras. Abandonó su escuela y se vio obligado a trabajar desde muy chico, al ser encarcelado su padre por deudas. La mayor parte de su formación la hizo como autodidacta, y su novela "David Copperfield" (1850) es en parte autobiográfica y trasunta sus sentimientos al respecto. A partir de 1827 comenzó a prepararse para trabajar como reportero, en una publicación de un tío, The Mirror of Parliament, y para el periódico Liberal The Morning Chronicle. Aprendió taquigrafía y, poco a poco, consiguió ganarse la vida con lo que escribía; empezó redactando crónicas de tribunales para acceder, más tarde, a un puesto de periodista parlamentario y, finalmente, bajo el seudónimo de Boz, publicó una serie de artículos inspirados en la vida cotidiana de Londres (Esbozos por Boz).La publicación por entregas de prácticamente todas sus novelas creó una relación especial con su público, sobre el cual llegó a ejercer una importante influencia, y en sus novelas se pronunció de manera más o menos directa sobre los asuntos de su tiempo. En estos años, evolucionó desde un estilo ligero a la actitud socialmente comprometida de Oliver Twist. Charles Dickens era una personalidad muy reconocida y sus novelas fueron muy populares durante su vida. Su vida familiar fue azarosa, con varios fracasos matrimoniales y muchos hijos. Murió el 9 de junio de 1870 y sus restos fueron sepultados en la abadía de Westminster.
  • 39. Samuel Guy Endore • Nació el 4 de Julio de 1900 y falleció el 12 de febrero de 1970 en California. Su no muy extensa lista de guiones cinematográficos está compuesta por dramas, comedias y aventuras, pero básicamente tres filmes notables entre los clásicos del horror de los '30: LAS MANOS DE ORLAC (The Mad Love-1935), MUÑECOS INFERNALES (The Devil Doll-1935) y THE MARK OF THE VAMPIRE (1935), todas para la MGM, gran competidora de la Universal en el campo terrorífico durante ese año. Su producción literaria tuvo como frutos más importantes obras como The Man from Limbo (1930), The Werewolf of Paris (1934), Methinks the Lady (1945) y Satan's Saint: A Novel About the Marquis de Sade (1965) . De todas la más recordada es sin duda The Werewolf ... Veamos porque. • El mito de un ser humano que puede metamorfosearse en un animal salvaje es común a muchas culturas primitivas y rurales. En el África se pensaba que había Hombres Leopardo, en Perú Hombres Jaguar, en la India se convertían en Tigres, en Rusia había Hombres Oso, los chinos en cambio creían en que había Hombres Zorro y Hombres Tigre y para la cultura occidental el Hombre Lobo estuvo muy arraigado desde el folklore escandinavo, hasta las Pampas argentinas. En la Antigua Roma podemos encontrar rastros de Hombres Lobo, en el libro "Satirycon" de Petronio, en el que se los alude con el nombre de "versipelle". Durante el oscurantismo medieval en Europa Oriental y Central se extendió mucho la brujería y las actividades non sanctas, entre las cuales se podía encontrar la licantropía. Según la demonología es la capacidad de un brujo u otra persona de transformarse en lobo. Según la medicina es una manía que provoca que el paciente se crea un animal, desarrolle pilosidad y comportamiento salvaje. • Finalizada la época de la caza de brujas, habiendo entrado la Humanidad en el brillante siglo XIX en que la luminosidad que aportaba la ciencia intentaba desterrar toda neblina de oscurantismo e ignorancia, el mito del Hombre Lobo se arraigó en la literatura y produjo la aparición de obras interesantes en el naciente género terrorífico: HUGHES, THE WER-WOLF (1838) de Sutherland Menzies, WAGNER THE WEHR-WOLF (1846) de George W. M. Reynolds y THE WOLF-LEADER (1857) del omnipresente Alejandro Dumas contribuyeron a la idea de que la licantropía estaba lejos de ser desterrada por la ciencia y por las vacunas. Más tarde Sabine Baring-Gould también tuvo su aporte con THE BOOK OF WEREWOLVES, una obra no ficcional que fue muy difundido, y Boris Vian creó un curioso nuevo engendro llamado Antropolicandro, es decir un lobo que se transforma en ser humano, en uno de sus cuentos. Pero no fue hasta 1933 en que Guy Endore llegó a convertirse en el equivalente licantrópico de Bram Stoker con su novela THE WEREWOLF OF PARIS. A diferencia del DRACULA de Stoker o el FRANKENSTEIN de Mary Shelley, la novela de Endore no fue un éxito de ventas.
  • 40. Ambrose Bierce Escritor satírico y periodista estadounidense, nacido en Meigs County (Ohio). Prestó sus servicios en el ejército de la Unión durante la Guerra Civil estadounidense (1861-1865) y dirigió una expedición militar al oeste. Bierce se estableció en San Francisco, donde escribió breves e ingeniosos artículos políticos y una columna para el periódico News-Letter. Alrededor de 1868 se convirtió en su editor. En 1872 se trasladó a Londres. Bajo el seudónimo de Dod Grile, escribió corrosivos artículos y relatos para las revistas Fun y Figaro, que posteriormente se publicaron en la recopilación titulada Telarañas de una calavera vacía (1874). Bierce regresó a San Francisco en 1877. Allí continuó colaborando con el Argonaut, fue editor del Wasp y escribió una columna para el Sunday Examiner, propiedad de William Randolph Hearst. En su estilo sobresale un ingenio y una fascinación por el horror y la muerte y su dominio del relato hizo que se le comparara en ocasiones con los escritores estadounidenses Edgar Allan Poe y Bret Harte. Entre 1899 y 1913 trabajó para Hearst en Washington, D.C., y se dedicó a revisar sus propias obras. En 1913 viajó a México donde participó en la Revolución Mexicana y nunca más se supo de él. Sus Obras completas se publicaron en 12 volúmenes (1909-1912) e incluyen el Diccionario del diablo, titulado originalmente Diccionario del cínico (1906).
  • 41. Todd Grimson • Todd Grimson, nació en 1952 en Seattle y se mudó a Portland, Oregon, a una edad temprana. A la edad de 22 años, habiendo pasado por todo tipo de callejón sin salida laboral, Grimson tomó un examen de servicio civil y terminó trabajando en el Hospital de Veteranos en su unidad de cuidados intensivos quirúrgicos, que encontró muy educativa. Él fue a trabajar turno de noche en la sala de urgencias del Hospital de Emanuel, donde las víctimas de la mayoría de los locales de la delincuencia violenta se ve-una experiencia intensa de informar a su primera novela, " dentro de límites normales ", que escribió bajo la tutela de Paul Bowles, a quien había conocido y estudiado con un taller de escritura durante el verano en Tánger, Marruecos. Publicado en la prestigiosa "contemporáneos Vintage" serie como un libro en rústica comercial original, " dentro de límites normales ", aclamado por la crítica y fue el ganador de la concesión del libro de Oregon en 1988.
  • 42. Glosario 1. Ensayista: persona que hace o escribe varios ensayos. 2. Exposición: dar a conocer sobre un tema a un auditorio o público. 3. Promoción: es la manera de exponer algún producto u objeto. 4. Concentración: poner mucha atención a algo. 5. Examinar: hacer una revisión cautelosa. 6. Hipnotizado: producir la hipnosis (a algún hombre o animal). 7. Publico: personas o auditorio. 8. Político: persona dedicada a la política de gobierno. 9. Juramento: decir algo que prometes y cumplir con ello por siempre. 10. Pasado: acción que ya se ha realizado 11. Cinematográfico: Arte e industria de hacer películas por medio del cinematógrafo 12. Cosecha: Conjunto de productos de la recolección 13. Crítica:Arte de juzgar y evaluar las cosas 14. Primitivas: De los orígenes o primeros tiempos de alguna cosa 15. Metáfora Figura consistente en usar una palabra o frase por otra, estableciendo entre ellas un símil no expresado 16. Bruja: Persona que practica la brujería 17. Neblina: Niebla espesa y baja. 18. Humanidad: Conjunto formado por todos los seres humanos 19. Escandinavo: De Escandinavia o relativo a esta región del norte de Europa. 20. Paciente: de una oración pasiva. 21. invariable: Que no cambia o no puede cambiar. 22. Exhausto: Se aplica a la persona o animal que están agotados o muy cansados, débiles o sin fuerzas. 23. Desfallecer: Perder las fuerzas||Abatirse, perder el ánimo||Desmayarse. 24. Absoluto: Que excluye toda relación o comparación||Ilimitado, sin restricción||Completo, total. 25. Indescriptible: Que es tan grande e impresionante que no se puede describir.
  • 43. 26. Copiosamente: Nutridamente, abundantemente, cuantiosamente, numerosamente. 27. Estremecer: Conmover, hacer temblar algo o a alguien||Causar sobresalto o temor algo extraordinario o imprevisto. 28. Resoplar: Echar ruidosamente el aire por la boca o la nariz. 29. Exaltado: Que se exalta o excita con facilidad, extremo en su actos y opiniones. 30. Artefacto: Artificio, máquina, aparato||Cualquier tipo de carga explosiva. 31. Desgarrador: Que provoca sufrimiento y horror. 32. Desolado: Despoblado, sin vida|| Triste, afligido, desconsolado. 33. Lúgubre: Triste, funesto, melancólico, tétrico. 34. Despojar: Privar a uno de lo que tiene, en general violentamente||Quitar los adornos y accesorios de algo||Desposeerse voluntariamente de una cosa. 35. Estrellado: Que tiene forma de estrella||Que tiene muchas estrellas. 36. Ebrio: Que tiene sus capacidades físicas o mentales mermadas por causa de un excesivo consumo de bebidas alcohólicas. 37. Estruendoso: Ruidoso, que causa estruendo. 38. Contundente: Evidente o tan convincente que no admite discusión||Que produce contusión. 39. Adyacente: Contiguo, situado en las inmediaciones o proximidades de otra cosa. 40. Macabro: Relacionado con la muerte y con las sensaciones de horror y rechazo que esta suele provocar. 41. Verdugo: Persona que ejecuta las penas de muerte u otros castigos corporales||Gorro de lana que cubre la cabeza y el cuello, dejando descubiertos los ojos, la nariz y la boca ||Moldura convexa de perfil semicircular||Persona muy cruel. 42. Vislumbra: ver un objeto confusamente por la distancia 43 . Analfabeto: que no sabe leer ni escribir 44. Alfabetismo: falta de instrucción elemental en un país 45. Trascendental: de mucha importancia o gravedad 46. Transitorios: pasajero o de manera temporal 47. Raer: raspar un instrumento una superficie cortante 48. Fisiológico: de la fisiología o relativo a ella
  • 44. 49. Inerte: falta de vida o movilidad inútil 50. Fonógrafo: aparato que registra y reproduce vibraciones 51. Grafía: signo o conjunto de signos con que se representa una palabra 52. Sectores: parte de una clase o de una colectividad 53. Conceptos: es la definición de alguna frase 54. Hábitos: acciones que hemos realizado diariamente 55. Aspiraciones: son pensamientos que en un futuro se realizarán 56. Implacable: severo o situación inflexible. 57. Ensayista: persona que hace o escribe varios ensayos. 58. Exposición: dar a conocer sobre un tema a un auditorio o público. 59. Promoción: es la manera de exponer algún producto u objeto. 60. Concentración: poner mucha atención a algo. 61. Examinar: hacer una revisión cautelosa. 62. Hipnotizado: producir la hipnosis (a algún hombre o animal). 63. Publico: personas o auditorio. 64. Político: persona dedicada a la política de gobierno. 65. Juramento: decir algo que prometes y cumplir con ello por siempre. 66. Pasado: acción que ya se ha realizado 67. Rechazo: Retroceso de un cuerpo en su curso o movimiento debido a la resistencia ejercida por otro 68. Paranormal:Se aplica al fenómeno que no tiene explicación científica por no ajustarse a las leyes de la naturaleza 69. Experiencia: Conocimiento de algo o habilidad para ello que se adquiere al haberlo realizado, sentido o vivido una o más veces 70. Difuntos: Se aplica a la persona que ha muerto 71. Merodeando: Apartarse algunos soldados del cuerpo en que marchan, en busca de lo que puedan coger o robar 72. Pánico: Miedo o temor intenso, especialmente el que sobrecoge a una colectividad ante un peligro 73. Espeluznante: Que causa terror o miedo muy intenso
  • 45. Ficha Bibliográfica Ficha Bibliográfica www.ciudadseva.com/textos/cuentos/in g/lovecraft/horrorpl.htm www. Cuentosdeterror.es/mipadrastro • Cuento: Horror en la Playa Martin • Cuento: Mi Padrastro • Autor: H. P. Lovecraft y Sonia H. Greene • Autor: Anónimo • Fecha: 6 de enero del 2012 • Fecha: 6 de enero del 2012 Ficha Bibliográfica Ficha Bibliográfica • http://en.wikipedia.org/wiki/S http://es.wikipedia.org/wiki/Howard_Phillips_Lovecraft onia_Greene • Tema: Biografía de Sonia H. Greene Tema: Biografía de H. P. Lovecraft Fecha: 6 de enero del 2012 • Fecha: 6 de enero del 2012
  • 46. Ficha Bibliográfica Ficha Bibliográfica “CUENTOS CLÁSICOS DE TERROR” Internet: AUTOR: ALARIC BALAM ED: EDITORES MEXICANOS UNIDOS. s.a http://www.epdlp.com/escritor.php?id MÉXICO DELEGACIÓN CUAUTHEMOC =1924 MAYO DE 2005 85 P.P Ficha Bibliográfica Ficha Bibliográfica Internet: “CUENTOS CLÁSICOS DE TERROR” AUTOR: ALARIC BALAM http://www.biografiasyvidas.com/b iografia/d/dickens.htm ED: EDITORES MEXICANOS UNIDOS. s.a MÉXICO DELEGACIÓN CUAUTHEMOC MAYO DE 2005 85 P.P
  • 47. Ficha Bibliográfica Ficha Bibliográfica http://www.losmejorescuentos.com/cuentos/terror1022. http://www.losmejorescuentos.com/cuentos/te php rror981.php TEMA: Cuentos de terror- La última llamada TEMA: Cuentos de terror- Corazón de asesino FECHA DE CONSULTA: 5 de enero de 2012 FECHA DE CONSULTA: 5 de enero de 2012 Ficha Bibliográfica Ficha Bibliográfica • http://www.interplanetaria.com/fi • http://cuentosdeterrorcortos.blogspot.com/ cha.php?id=hombreloboparis Cuentos de terror Cuentos de Terror Fecha de consulta: 5 de enero de 2012 Fecha de consulta: 5 de enero de 2012
  • 48. http://www.ciudadseva.com/texots/cuentos/po www.ciudadseva.com/textos/cuentos/ing/poe e/gato.htm /gato.htm TEMA: Cuentos de terror- Corazón de asesino FECHA DE CONSULTA: 5 de enero de 2012 http://www.historiasdeterror.net/2011/11/el- fantasma-de-imelda.html TEMA: Cuentos de terror- Corazón de asesino FECHA DE CONSULTA: 5 de enero de 2012