Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
LA EDUCACIÓN PLÁSTICA          CON ALUMNOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS SPECIALES.                        CUESTIONES BÁSICAS...
En general, se tiende a pensar que la educación es más especial cuanto más adaptacionesde un tipo u otro se requieran, por...
formas de procesado, distintos ritmos en la realización del problema, etc. que requieran untratamiento más o menos diferen...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

3. La educación plástica con alumnos de necesidades educativas especiales

921 visualizaciones

Publicado el

Cuestiones básicas a plantearse sobre la educación plástica con alumnos que presentan necesidades educativas especiales.

Ver: http://www.luisjferreira.es/

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

3. La educación plástica con alumnos de necesidades educativas especiales

  1. 1. LA EDUCACIÓN PLÁSTICA CON ALUMNOS CON NECESIDADES EDUCATIVAS SPECIALES. CUESTIONES BÁSICAS A PLANTEAR. Luis J. FerreiraNOTA: Reflexión previa y consideraciones planteadas en la Universidad de La Laguna(Tenerife) en 1997 y 1999, en dos cursos de especialización en Pedagogía Terapéutica,destinados a profesores, con el propósito de situar el módulo de Expresión Plástica que ibaa impartir. REFLEXIÓN PREVIA 1. ¿Existe propiamente una Educación Plástica (E.P.) para alumnos conNecesidades Educativas Especiales (N.E.E.), o una Educación Plástica Especial(E.P.E.)? Trasladando la pregunta a un plano general, ¿existe una educación específica,propia de alumnos con N.E.E., o una E.E. propiamente dicha?, y en caso de existir ¿paraqué alumnos existiría? 2. ¿Existen, por el contrario, diversas formas de educación (en este caso deE.P.) y múltiples realidades individuales, a las que la educación ha de ajustarse y darrespuesta satisfactoria? Serían cuestiones para un debate, pero simplemente me propongo dar elementos dejuicio y datos para que sirvan de reflexión. CONSIDERACIONES 1.1. En un sentido genérico podría entenderse la E.E como el conjunto deintervenciones educativas y apoyos adicionales, del grado que sean, que un alumnorequiere en su proceso educativo a fin de desarrollar al máximo sus posibilidadespersonales, como consecuencia de una o de varias causas (déficits físico –sensorial omotórico-, psíquico, trastorno emocional, trastorno generalizado del desarrollo, procesodesajustado de enseñanza-aprendizaje, dificultades o carencias en el medio socio-familiar,etc.) 1.2. Desde una perspectiva adaptativa podría considerarse la E.E. como aquéllaque va dirigida a sujetos que por diversas causas no se adaptan a una enseñanzaconsiderada normal; aunque la simple inadaptación no es causa suficiente para considerara un alumno objeto de E.E. 1.3. En la práctica, en el ámbito didáctico, se interpreta que la E. es E. en la medida enque tenga que adaptarse a:- El ritmo de aprendizaje, acorde con el ritmo madurativo del alumno.- Los objetivos y contenidos de enseñanza, acordes con las necesidades y posibilidades del alumno.- La metodología, adecuada a las limitaciones o sobredotaciones que el alumno presente. 1
  2. 2. En general, se tiende a pensar que la educación es más especial cuanto más adaptacionesde un tipo u otro se requieran, por debajo o por encima de lo considerado normal. 2. Parece notoria la imprecisión de estas consideraciones o definiciones en uso de laE.E. Es lógico que así sea, ya que no existen límites claros entre lo normal y lo especial y,en este caso, entre la considerada E.N. y la tomada por E., lo mismo en la plástica comoen cualquier otra área. ¿Podríamos determinar cuando un alumno deja de ser objeto deuna E.N. y empieza a requerir tratamiento netamente especial, o al revés? 3. Por otra parte, es sabido que en la medida en que el sistema educativo ordinario esde más alta calidad, menos necesidad hay de la red de E.E., y en la medida en que esesistema se inserta en una sociedad más igualitaria y democrática, menos necesario sehace el subsistema especial, y viceversa. Además de no haber separación, pues, entre la“educación normal u ordinaria” y la “especial”, en gran medida ésta es generada pordéficits de aquélla y por déficits estructurales. 4. Precisamente a partir de la Ley de integración social de 1.982, con la defensa de losprincipios de normalización e integración y, sobre todo, a partir de la L.O.G.S.E. con ladefensión del principio de atención a la diversidad, la tendencia actual es procurar que elcalificativo de “especial”, que normalmente ha venido absorbiendo al sustantivo“educación”, cumpla su función gramatical de auxiliar y permita a éste retomar suprotagonismo o, lo que es lo mismo, que la E.E. sea menos especial y lo más educaciónposible y, paralelamente, la E.N. o general sea lo menos general, homogénea, igual paratodos o “normal” y sea lo más personalizada posible. 5. Parece claro que si se habla de atención a la diversidad, y por consiguiente delreconocimiento de la singularidad de cada cual en relación con factores influyentes enmayor o menor medida en los aprendizajes escolares, tales como: capacidades dediferente naturaleza, estilos cognitivos, niveles competenciales, conocimientos previos,ritmos de aprendizaje, intereses, motivaciones, interacción, procesos de desarrollo,circunstancias personales, etc. carece de sentido hablar de E.E. o de E.P.E. en este caso.Dado que ya hoy la educación no se entiende si no es como atención a la diversidad (almenos como filosofía y legislación educativas, no tanto como política educativa y comopráctica pedagógica), quizás habría que hablar sencilla y llanamente de educaciónsin más, y de alumnos con unas características u otras; aunque también lógicamente deprofesores diversos y de situaciones de enseñanza-aprendizaje diferentes. 6. A parte de estas consideraciones, puede afirmarse que en términos generales nohay propiamente una E.P. específica destinada a los alumnos con N.E.E., o una E.P.E.,entre otros motivos porque además de no estar netamente definido el colectivo de alumnoscon N.E.E., no es en absoluto un grupo homogéneo, sino que es más bien lo contrario; delmismo modo que podría afirmarse que no hay unas matemáticas, o una lecto-escritura ounas ciencias naturales, por ej. para los alumnos que presenten cualquier tipo de N.E.E. 7. Lo que sí existe en cualquier área académica son situaciones de enseñanza-aprendizaje más o menos heterogéneas, en función de las necesidades educativas que senos planteen, que requieren tratamientos también heterogéneos; ni siquiera precisan porlo general (no en casos particulares) metodologías didácticas propiamente especiales. Porej., ante la resolución de un problema matemático en un grupo de 3º de enseñanzaprimaria puede haber diferentes niveles de comprensión del texto, de análisis del mismo,de capacidad de abstracción, de elaboración y de organización de respuestas, diferentes 2
  3. 3. formas de procesado, distintos ritmos en la realización del problema, etc. que requieran untratamiento más o menos diferencial. Puede haber un alumno que no dominesuficientemente la lecto-escritura y que, teniendo suficiente capacidad de resolución deproblemas, necesite sencillamente que se le plantee de manera oral. Puede haber otroalumno con una calidad lectora mecánica, una capacidad de abstracción insuficiente y querequiera una simplificación del problema o una mayor dosificación; quizás necesitaríaincluso que se le planteara a un nivel prenumérico y que lo realizara de forma tangiblemanipulando objetos o representaciones de los mismos, de igual modo que se haría en unprimer curso de enseñanza primaria, nivel al que quizás se encuentre este alumno enresolución de problemas. Pero esta intervención diferencial no tiene nada, a mi juicio, demetodología propiamente especial; es sencillamente la que se aplica normalmente en otronivel inferior de enseñanza o cuando la situación lo requiera. Se trataría meramente deuna didáctica general aplicada a cada caso específico. En este sentido me parecesignificativo que metodologías de gran valor pedagógico que nacieron en el campo de laE.E., como las de Montessori o Decroly, fueran luego adoptadas por la enseñanzaconsiderada normal. Otro caso sería (y ya no hablaríamos en términos generales, sinoparticulares) el de alumnos que, por ej., precisen de sistemas de comunicación no verbal(caso de alumnos con invidencia, algunos con sordera, ciertos casos de autismo o deparálisis cerebral), y que los recursos ordinarios fueran insuficientes para superar lascarencias o deficiencias específicas que presenten y precisen de recursos técnicosespeciales; aunque algunos de estos casos, particularmente quienes no tengan afectadoslos canales visuales y motórico-manuales, tendrían menos dificultades precisamente en lasactividades plásticas que en la resolución de problemas, al tratarse de alguna manera deun sistema de comunicación no verbal. 3

×