Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

40 dias de perdon dia 11

340 visualizaciones

Publicado el

perdón reconciliacion

Publicado en: Meditación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

40 dias de perdon dia 11

  1. 1. PRACTICAR LA RECETA DEL REY DAVID PARA MANEJAR EL ENOJO
  2. 2. Salmos 4:4 “Temblad y no pequéis; meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama y callad”
  3. 3. La receta del Rey David para el manejo sano de la ira: Introspección y reflexión.
  4. 4. Temblad, del hebreo ragáz, literalmente significa estar lleno de una violenta emoción (ya sea ira o temor). Estar en estado de conmoción que hace caer muy bajo el umbral que dispara la ira.
  5. 5. Estas palabras fueron dichas por David cuando estaba huyendo de su hijo Absalón y estaba en grave peligro de muerte. David estaba muy indignado a causa de la injusticia de que estaba siendo objeto por su propio hijo, quien quería matarlo y quitarle el reino.
  6. 6. Sin embargo, él actúa con dominio propio, y se responde a si mismo: “temblad y no pequéis”, “meditad (reflexionad) en vuestro corazón estando en cama, y callad (literalmente, Cesad, detened y reposad)”.
  7. 7. Esta frase se podría traducir: Permanece callado en vuestro corazón, conversando conmigo mismo y refrenando tu lengua, abandonando la queja y el resquemor (el rumiar el enojo).
  8. 8. David estaba muy familiarizado con la emoción de la ira por sus rasgos temperamentales
  9. 9. David sabía que el estado de conmoción en que se encontraba, necesitaba serenarse para evitar una espiral ascendiente de la ira, que puede ser desatada como furia o violencia, ante cualquier detonador.
  10. 10. NO LE ECHES MÁS LEÑA AL FUEGO
  11. 11. • David sabía lo que expresa experto en inteligencia emocional Daniel Goleman: “La ira se construye sobre la ira”
  12. 12. • Cuando el organismo está cargado de estrés y ansiedad acumulada, como en el caso de David, dado lo experimentado en los días previos a causa de la rebelión de su hijo Absalón, la ira puede expresarse con una intensidad muy marcada.
  13. 13. • De ahí la importancia de callar o detener (dejar de rumiar la situación o problema) el flujo de pensamientos que alimentan en forma incremental la ira, evitando así que esta se intensifique y estalle en forma impulsiva y violenta.
  14. 14. • Una frase ilustrativa de esta estrategia es “no echarle más leña al fuego”. Un fuego que no se alimenta y atiza termina por apagarse.
  15. 15. • Se requiere, entonces, poner en paréntesis ese monólogo interno que alimenta y construye las razones y justificaciones en forma de argumentos, que refuerzan y mantienen activo (alargan) el estado de conmoción emocional.
  16. 16. • Esto no es equivalente a negar o reprimir la ira, sino a canalizarla en forma constructiva.
  17. 17. • David también sabia que una vez que la ira se desata a altos niveles de intensidad, la persona pierde la cordura o la capacidad de discernimiento.
  18. 18. • Pierde la capacidad de pensar con claridad y sentido común.
  19. 19. • Entonces, la persona es capaz de hacer locuras, y volverse cruel, implacable, siendo imposible razonar o negociar con ella.
  20. 20. • En tal estado los pensamientos y elecciones de la persona se encaminan por el sendero de la venganza, la retaliación y la violencia, sin ponderar las consecuencias de sus actos.
  21. 21. • Hay sabiduría en la exhortación del Rey David. La idea es enfriar la situación, para no actuar impulsivamente, bajo el estado de conmoción, porque “el que fácilmente se enoja hará locuras” (Proverbios 14:17).
  22. 22. • Por el contrario, “el que tarda en airarse es grande de entendimiento, más el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad”(Proverbios 14:29).
  23. 23. • El llamado de David es un llamado a la cordura, tal como lo expresa Proverbios 19:11: “La cordura (discernimiento) del hombre detiene el furor, y su honra es pasar por alto la ofensa”
  24. 24. • El método de David para manejar la ira e indignación era la reflexión para evitar “perder la cabeza”
  25. 25. • y poder hacer una valoración diferente de la situación, pero evitando porfiar en los pensamientos alimentadores de la ira,
  26. 26. • Dice Daniel Goleman, “un periodo de reflexión no servirá si ese tiempo se utiliza para continuar la serie de pensamientos provocadores de ira (rumiar), ya que cada pensamiento de ese tipo es en si mismo un disparador menor de nuevas cascadas de ira”.
  27. 27. ARREGLAR LAS CUENTAS CON EL ENOJO ALLANA EL CAMINO PARA EL PERDÓN
  28. 28. • El manejo adecuado de la ira, preparó a David para manifestar una actitud perdonadora, porque “no permitió que el sol se pusiera sobre su enojo”.
  29. 29. • De esta forma David podía mantener su corazón desintoxicado de estados emocionales dañinos, y libre de rencores, al evitar que el enojo hiciera morada en él, y diera lugar al enquistamiento de sus manifestaciones tóxicas como lo son el resentimiento, el odio y la amargura.
  30. 30. • Tener las cuentas cortas con el enojo, trae como ganancia mantener el corazón libre de resentimiento, que es el ambiente adecuado para lidiar con las ofensas y los agravios, sin que éstos desarrollen rencores y raíces de amarguras.
  31. 31. • La falta de perdón y el resentimiento se retroalimentan mutuamente.
  32. 32. • Al dar lugar al resentimiento, me incapacito para perdonar.
  33. 33. • Luego hasta que no me dispongo a perdonar, no puedo librarme del rencor. Este es un ciclo tóxico y muy dañino.
  34. 34. • Esta disposición a perdonar, como consecuencia de tener corta las cuentas con el enojo, caracterizó la vida de David.
  35. 35. • Por eso ante los celos, envidias, odio y violencia experimentado de parte del rey Saúl, David pudo actuar con una actitud conciliadora y perdonadora (1 Samuel 18:6- 11; 24:1-12, 26:1-25).
  36. 36. • Esta actitud también fue mostrada por David para con su hijo Absalón y el resto de sus conspiradores, que se levantaron en rebelión contra él y querían matarlo para usurpar el trono (2 Samuel capítulo 15 y 16).
  37. 37. • Esa actitud conciliadora y perdonadora mantuvo en David un corazón sano, alejado del odio y la venganza. Lo libró asimismo de la rebelión.
  38. 38. • No en balde se dijo de él que tenía un corazón conforme al corazón de Dios (Hechos 13:22).
  39. 39. Para Reflexionar 1. ¿Tienes tus cuentas cortas con el enojo? 2. ¿Permites que “el sol se ponga sobre tu enojo”? 3. ¿Practicas el arte de serenarte y de la introspección?
  40. 40. ACCION REQUERIDA RESULTADO Avanzar con resolución en el proceso de perdón.  Perdonar en forma real  Sanar de las heridas emocionales.  Propiciar la reconciliación. Resolver la disyuntiva amor Vs. Odio  Elegir amar y perdonar  Desarrollar el amor  Reparar relaciones Arreglar las cuentas con mi enojo  Gestionar constructivamente el enojo  Evitar el resentimiento y la amargura Practicar la receta del Rey David  Evitar el odio y la venganza  Desarrollar cordura  Desarrollar la capacidad de reflexión e introspección. Aprender a manejar las ofensas  Evitar la construcción de muros de protección.  Derribar las fortalezas espirituales.  Cultivar la disciplina de vivir sin ofensas. Evitar disfrazar mi dolor con mi enojo  Evitar la construcción de historias de ofensas y agravios.  Superar la amargura. Lidiar con el dolor de la ofensa  Aceptar el dolor que hay en el mundo.  Sanar los recuerdos de dolor por la ofensa recibida.

×