México tiene un territorio de gran extensión y riqueza natural, por otra, desafortunadamente 
existen vacíos importantes y...
Para la explotación de la tierra, flora y fauna no existen prácticas de validez universal, cada 
ecosistema precisa de un ...
del ecosistema, plantas, animales, microorganismos y sustrato no sean alterados 
irreversiblemente perdiendo su categoría ...
perennes, pastos para ganado y fauna silvestre. Fuera de las zonas forestales, estos recursos 
(agua y suelo) mantienen re...
que a su vez lo determina el tamaño y la cantidad de las partículas o componentes 
acarreados del suelo. Otro fenómeno que...
e) Bancos de germoplasmas: banco de especies de utilidad potencial para la 
industria o medicina. 
f) Utilidad pedagógica:...
Al plantear una comparación entre las pesquerías (explotar o cosechar el recurso) y la 
acuacultura (sembrar o renovar el ...
Contexto biotico
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Contexto biotico

400 visualizaciones

Publicado el

El contexto biótico

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
400
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Contexto biotico

  1. 1. México tiene un territorio de gran extensión y riqueza natural, por otra, desafortunadamente existen vacíos importantes y frecuentes errores en los estudios del mismo. Antes de pasar a los peligros que tiene nuestro país indaguemos, por conceptos básicos, sobre los cuales se desarrolla esta síntesis. El ecosistema se puede definir como: 1. Un conjunto de poblaciones que coexisten en un hábitat físico determinado. 2. La interacción entre asociaciones de población. 3. Los distintos componentes del elemento biótico regulan la estructura del ecosistema por medio del flujo de energía y los ciclos biogeoquímicos. 4. Las asociación fortuitas de organismos que se adaptaron a vivir juntos bajo las condiciones particulares, físicas y biológicas, encontradas en una zona específica, por lo que no existen límites definidos y deben forjarse arbitrariamente con base en la distribución geográfica y ecológica de las especies, con rangos independientes para cada especie. De cualquier modo el ecosistema, es la unión de elementos bióticos y abióticos, esto se puede dar en un hábitat determinado; los ecosistemas no se encuentran limitados, ya que no tienen límites definidos. El impacto ecológico y evolutivo de una población se extiende en todas direcciones por medio de la influencia de predadores, competidores y presas... “La humanidad es una población”. Para propósitos prácticos es conveniente tomar la población humana como un sistema independiente del ecosistema, es importante, desde el punto de vista ecológico, considerar la humanidad como un componente más del sistema biosfera. Regresión es la desestabilización de un ecosistema con el favorecimiento de las poblaciones de baja proporción productividad / biomasa. La regresión causada por el hombre no es de efectos unidireccionales redundan en perjuicio del mismo hombre, los efectos pueden ser catastróficos y lo podemos comprobar con lo que es nuestro entorno hay en día. El efecto del hombre en un biotipo puede variar dependiendo del tipo de actividad que realice, así como la forma de llevarla a cabo. En cultivos de tecnología avanzada la degradación es más rápida por el uso de maquinaria que afecta el suelo acelerando la degradación, así como el uso de fertilizantes, de insecticidas y herbicidas; generalmente este tipo de producción finaliza en la completa desestabilización del ecosistema. Los modelos de producción primitiva como el "roza, tumba y quema" son lentos en su efecto, pero seguramente llegarán a traspasar los límites ecológicos. Sólo conociendo profundamente la influencia del hombre sobre su medio, tanto en la agricultura como en la ganadería u otro tipo de actividades, entenderemos la dinámica de la interacción sobre los ecosistemas, antes y después de su explotación, conservacionista o por cultivo. Surge el problema planteado por la relación entre el hombre y la naturaleza desde el punto de vista de la producción agropecuaria y la tecnología usada para incrementar la producción. Por lo tanto, se considera indispensable analizar la relación existente entre las técnicas culturales mecanizadas, transitorias y tradicionales modificadoras del suelo, vegetación y fauna, para poder identificar los ecosistemas, analizados y así plantear el manejo adecuado de los mismos, llevando a cabo el análisis interdisciplinario del sistema constituido por todos sus componentes, sociales, económicos, políticos, bióticos y abióticos que lo conforman.
  2. 2. Para la explotación de la tierra, flora y fauna no existen prácticas de validez universal, cada ecosistema precisa de un conjunto de prácticas específicas. Es necesario pues conocer cuales son y cómo son los diferentes ecosistemas que conforman el país, se requiere un gran esfuerzo colectivo e interdisciplinario para obtener un conocimiento ecológico que permita el conocimiento general de los ecosistemas del país, que incluya, además, las características sociales, políticas y económicas. La situación geográfica del país origina la distribución del territorio a ambos lados del Trópico de Cáncer, así como la influencia oceánica, las que aunadas a la estrechez de la masa continental, son sin duda los factores determinantes del clima que prevalece en el país así como de su diversidad. Aun cuando la longitud del litoral del Pacífico es mayor que la del Atlántico, limitado al poniente, la influencia que ejerce el mar sobre la porción territorial es más pronunciada del lado del golfo de México, ya que esta zona recibe el efecto de algunos fenómenos meteorológicos cíclicos como son los ciclones. Por la presencia de la península de Baja California, casi paralela a la línea costera, se forma el golfo de Cortés o golfo de California, presentándose en esta región, como respuesta a las corrientes marinas y vientos alisios, la existencia de zonas áridas. La corteza terrestre que corresponde al territorio mexicano se cuenta entre las más accidentadas de la Tierra. A excepción de la península de Yucatán que es una gran llanura, del resto el 35% de la superficie del país tiene una altitud inferior a 500 m y más de la mitad se encuentra a alturas mayores de 1000 m sobre el nivel del mar. La complicada topografía, unida a las diferencias determinadas por latitud y la altitud, dan como resultado un mosaico climático con un número muy grande de variantes, cuyo estudio y clasificación adecuados resultan bastante laboriosos. La disposición de las comunidades vegetales y animales obedece esencialmente a características topográficas y climatológicas dando por resultado una zonificación de los organismos conocida como provincias bióticas que comprenden la distribución de las especies vegetales y animales fuertemente interrelacionadas. En México predominan ampliamente los climas secos sobre los húmedos y, al parecer, las superficies del país donde la generalidad de las plantas dispone de agua durante todo o casi todo el año, no ocupan más de 15% del total de su territorio. Los recursos naturales son los elementos extraídos por el hombre de la naturaleza y empleados para satisfacción de sus necesidades. Es imposible separar la connotación de "uso" de la de "recurso natural", ya que al hablar de estos últimos se piensa en su empleo dentro de un proceso de producción. Esta conceptualización del recurso natural desliga al hombre de la naturaleza y lo coloca como un manipulador de la misma, sin tomar en cuenta que el hombre extrae sus elementos necesarios, no sólo para satisfacer sus necesidades materiales perentorias, sino que forma parte de la misma y que las alteraciones que ésta sufre repercutirán sobre él. Los recursos naturales pueden ser renovables o no renovables, siendo los primeros aquellos que son capaces de recuperarse, después de su utilización, en un lapso no mayor de millones de años mientras que la recuperación de los segundos se lleva a cabo en eras geológicas. La economía potencial de un país es resultante de la abundancia, diversidad, distribución y sobre todo de la utilización de sus recursos naturales renovables y no renovables. El aprovechamiento de ellos debe hacerse de tal manera que los componentes
  3. 3. del ecosistema, plantas, animales, microorganismos y sustrato no sean alterados irreversiblemente perdiendo su categoría de eslabón dentro del ecosistema, asegurando su permanencia y aprovechamiento para el hombre, con el menor disturbio posible de la naturaleza. Un diagnostico o visualización global de los recursos naturales renovables en la República Mexicana permitiría, haciendo una extrapolación, conocer la potencialidad en materias primas y nos daría la posibilidad de planificar su explotación, en función de las necesidades reales de alimentación y trabajo. Este enfoque global puede dividirse en regiones, usando como parámetros los aspectos socioeconómicos y las características bióticas (forestales, acuáticas, faunísticas y el suelo como sustrato). El desarrollo tecnológico es una de las principales limitantes para el buen manejo de los recursos naturales renovables, puesto que de la existencia de la tecnología adecuada en el lugar y tiempo preciso, depende el aprovechamiento óptimo de las materias primas que puedan obtenerse. México cuenta con 32 tipos principales de vegetación forestal, entre los que por su importancia económica destacan las selvas altas y medianas, pinares, encinares, bosques de abeto y oyameles. Aunque se han identificado estas especies, no se conoce su posible utilización sobretodo en lo correspondiente a selvas tropicales y subtropicales, lo que ha conducido a la explotación selectiva de especies como son el cedro y la caoba principalmente, lo que ha llevado al agotamiento de estas especies. El sector forestal y el equilibrio ecológico en el medio, las interrelaciones existentes entre flora y fauna de la cual el bosque es un componente y los factores suelos, clima, topografía y elementos bióticos, determinan las características ecológicas de un lugar. De ahí la importancia que los recursos forestales tienen en el equilibrio ecológico del medio. Los bosques son una fuente natural de riqueza renovable. La relación que guardan con el agua, fertilidad del suelo, la flora y la fauna silvestres hace básica su acción como reguladores del clima, del equilibrio ecológico y como protectores del suelo y agua. Sin embargo, este problema no se limita tan sólo a la carencia de la tecnología, sino a otros aspectos iguales o muchas veces importantes como son los siguientes: 1. La ausencia en el país de planes y programas de desarrollo con políticas adecuadas, tanto a la región particular donde se localiza el recurso como a las necesidades globales de contemplar integradamente el desarrollo agropecuario, forestal, acuícola e industrial. 2. La carencia de tecnología se ve directamente afectada por tres causas principales: falta de recursos económicos para su importación y en el mejor de los casos, adaptación a las necesidades reales del país; falta de institutos y escuelas de enseñanza científica o técnica enfocadas a la resolución de problemas relacionados con el uso y administración de los recursos naturales renovables. La imposibilidad de controlar la explotación maderera, pesquera, faunística, etcétera; es uno de los graves problemas que enfrenta México. Debe darse todo un cambio de mentalidad respecto de la concepción de lo que es un recurso natural renovable y las formas adecuadas para su utilización. En términos de recursos naturales, se observan estrechas relaciones entre estos y los elementos agua y suelo, como son el agua de ríos, lagunas, arroyos y manantiales, y por otra los suelos aptos para cultivos anuales o bien para el desarrollo de frutales, cultivos
  4. 4. perennes, pastos para ganado y fauna silvestre. Fuera de las zonas forestales, estos recursos (agua y suelo) mantienen relaciones con las áreas arboladas, pues la presencia de éstos coadyuva a su protección, conservación y mejoramiento, funciones básicas en la producción de alimentos. Algunas de las formas en que el bosque participa en equilibrio son: a) Proporciona a la fauna silvestre alimentos, hábitat y condiciones favorables para su preservación y desarrollo. b) Es el factor básico en la formación de oxígeno por medio de la fotosíntesis. c) Participa de manera importante en el ciclo hidrológico, favoreciendo la formación de arroyos, manantiales y aumentando la captación de humedad. d) Protege al suelo contra la erosión. e) Proporciona la incorporación de las materias orgánicas al suelo ayudando al desarrollo de todo tipo de vegetales. f) Brinda al hombre alimentos, habitación y recreo sobre el manejo del recurso suelo. Otro factor importante del deterioro forestal es el que cada año se dedican de 300 a 400 mil hectáreas a otros usos principalmente ganadería en el sudeste de México. Si se compara esta cifra con las 12 a 15 mil hectáreas que anualmente reforesta el gobierno, se puede evaluar el grado de deterioro que sufre el ecosistema forestal. Se define al suelo como al material no consolidado que ocupa la superficie de la tierra y el cual provee un medio natural para el desarrollo de las plantas en forma natural o bien dirigida por el hombre a través de la agricultura. Esta es una actividad económica y científica por medio de la cual se satisfacen las necesidades alimentarias de la población humana, transformándose esta acción en productividad económica, política y social. Desde este punto de vista el suelo se conoce según su uso agropecuario, forestal (ya sean en la agricultura de temporal), agricultura de riego (pastizales, praderas y bosques), urbano (turístico, construcción de infraestructura) o por su manejo y conservación. La erosión de los suelos es una realidad en México y a ella contribuyen múltiples factores. Se entiende por erosión la pérdida progresiva del suelo que se produce en los terrenos, debido a la acción físico-química del suelo, del viento y de agentes biológicos. Este efecto destructivo de desgaste es opuesto al fenómeno de edificación o formación de los suelos, que ocurre, geológicamente, en periodos sumamente largos. En cambio, la erosión acelerada tiene lugar en lapsos muy cortos, favorecida por el desequilibrio que se produce cuando se destruye o deteriora la cubierta vegetal, o por la aplicación de técnicas inadecuadas en el uso, manejo y aprovechamiento de los recursos naturales renovables: suelo, agua, flora y fauna. Como resultado de la erosión de los suelos, las tierras de cultivo agrícola, de los bosques y de los pastizales, pierden su capacidad original de producción hasta el grado de volverse completamente estériles al perder la capa arable, transformándose en tepetateros, en pedregales, arenales, terrenos salinos, etcétera. Las causas principalmente son la destrucción o degradación de la cubierta vegetal, las labores inadecuadas de cultivo y el manejo irracional de bosques y pastizales, tala y sobrepastoreo. La erosión es mas intensa en suelos de texturas ligeras o arenosas y menos en las texturas pesada y compacta o arcillosas. El fenómeno de la erosión ocurre normalmente en todo suelo agrícola, forestal u otros, pero se incrementa en velocidad y en severidad cuando es mayor la pendiente del terreno y con el volumen y la velocidad del movimiento del agua,
  5. 5. que a su vez lo determina el tamaño y la cantidad de las partículas o componentes acarreados del suelo. Otro fenómeno que afecta a los suelos en México es la desertificación. Si entendemos este fenómeno como un proceso de degradación del ambiente cuya causa principal es la sobreexplotación de los recursos naturales renovables, como deforestación, sobrepastoreo, etcétera, la experiencia nos muestra que todos los recursos tienden a ser explotados en demasía y nos señala el futuro como desertificación. Las causas principales son: a) El uso inadecuado de la tecnología en zonas de temporal y riego y el abuso de pesticidas y fertilizantes. b) La inadecuada tenencia de la tierra. c) La transferencia inadecuada de recursos (explotaciones petroleras, maderables y minería). d) Los fenómenos climáticos como sequías o precipitación pluviales irregulares. Ya que en algunos casos la desertificación incipiente es un proceso irreversible, creemos que sólo el conocimiento preciso de cada ecosistema, así como de las técnicas racionales y específicas de explotación del recurso nos proporcionarán los lineamientos que permitan planificar el uso racional de los ecosistemas existentes. Se define como fauna silvestre a todas aquellas especies animales (vertebrados e invertebrados) que subsisten libremente sujetos a procesos de selección natural y que han evolucionado como parte funcional e integral de los ecosistemas terrestres, habitando temporalmente o permanentemente en el país. Se incluyen en esta definición los productos y subproductos de aquellas especies de animales silvestres introducidas provenientes de otros países, así como los domésticos que escapan de su control y en consecuencia se tornan cimarrones. La fauna silvestre tiene una utilidad material y conforme un conjunto de valores cuya característica será reflejo tanto de la misma naturaleza humana, como también de las necesidades y prioridades de desarrollo nacional. La aparente infinitud de los recursos de la fauna silvestre propicia una explotación desmedida y destructiva de los mismos. Así, en la actualidad, es un hecho el que existen ecosistemas en peligro de extinción. Es pues tiempo de regular la captura de animales así como la protección de aquellas especies consideradas en peligro de extinción, administrando nuestros recursos forestales y de fauna y fomentando el desarrollo de muchas especies que actualmente son sobreexplotadas. La importancia de la fauna silvestre de México aún no ha sido realmente evaluada por lo que es necesario llevar a cabo estudios sobre usos, aplicaciones y valores de la misma. Se pueden mencionar desde ahora los siguientes usos: a) Como potencial alimentario: cosecha en su medio natural o cultivo en granjas o criaderos en condiciones seminaturales o controladas. b) Aprovechamiento material: carne, pieles, cuernos, etcétera, o productos de transformación de los mismos. c) Captación de divisas: actividades cinegéticas y necesidades relacionadas con equipo y cuotas, permisos, etcétera. d) Valor recreativo y turístico: creación de sitios de recreo y zonas turísticas.
  6. 6. e) Bancos de germoplasmas: banco de especies de utilidad potencial para la industria o medicina. f) Utilidad pedagógica: el conocimiento de la fauna silvestre para las nuevas generaciones, es un elemento cultural fundamental para fomentar el entendimiento y respeto hacia dicho recurso. g) Elemento indicador: la fauna silvestre puede ser utilizada como indicador de la calidad del medio ambiente, estimación de la concentración de pesticidas. h) Importancia ecológica: como es sabido, la fauna silvestre es un elemento de los ecosistemas, su alteración tendrá como resultado un desequilibrio parcial o total, lo que afecta seriamente la constitución y dinámica del ecosistema, etcétera. La fauna silvestre es el recurso natural que mayor efecto negativo sufre en la actualidad. La primera causa es la desaparición de su hábitat (vegetación), en segundo lugar la caza, cuya reglamentación es a todas luces ineficiente por diversos motivos. En ciertos casos, como sería en el sureste donde la caza representa la única forma de comer carne, esta actividad está plenamente justificada, pero no por eso deja de producir desequilibrio en aquellas especies que son consumidas sin respetar las vedas. Estas vedas son fundamentales para mantener el equilibrio de las poblaciones animales, evitando así la desaparición de este recurso. Algunas especies que hay que proteger tanto por el ámbito económico como también regular su caza o pesca: Especies terrestres Especies marinas Gallina de monte Tiburón-cazón Perdiz canela Camarón Ajolote Sardina Chachalacas Anchoveta Balanchaco Peces dermesales (tataoba, cabrillas, pargos, lenguados) Pavo de monte Algas marinas Armadillo Almeja pismo y mejillón Conejos Atún Agutí Delfín Tipiscuitle Abulón Jabalí de collar Langosta Senso Ostión Venado cola blanca Calamar Venado temazote Tortuga Cocodrilo Ballena gris Caimán Lobo marino
  7. 7. Al plantear una comparación entre las pesquerías (explotar o cosechar el recurso) y la acuacultura (sembrar o renovar el recurso), es posible que en muchos países desarrollados se vea una relación inversa, es decir, que las pesquerías van en decadencia y la acuacultura en ascenso. En México no sucede aún así, pues el potencial es aún considerable y en gran medida desconocido y la acuacultura está en sus comienzos y en un nivel experimental. En pocos casos se ha alcanzado un nivel comercial (el ostión de San BIas, Nayarit); de cualquier manera, la acuacultura requiere de especial atención siempre que se utilice la tecnología adecuada y congruente con las condiciones propias del país. Las perspectivas que considero más importantes en acuacultura hacen referencia a especies en peligro de extinción (madreperla, tortuga, etcétera) o para aquellos recursos sobreexplotados que requieren, a la brevedad una repoblación en sus áreas naturales o determinadas especies autóctonas, de alto valor alimentario y que encuentren en el país condiciones óptimas para su desarrollo. Todo lo anterior no debe desvincularse de un bajo costo y beneficio relevante de interés social (producción de alimentos). Un número considerable de investigaciones realizadas por diversas instituciones ponen en relieve el deterioro que están sufriendo las lagunas litorales y zonas costeras, como resultado de la adición de contaminantes de diverso origen físico (la contaminación térmica por las termoeléctricas y, en un futuro, la nucleoeléctrica de Laguna Verde, Veracruz), químico (hidrocarburos, metales pesados, pesticidas, herbicidas, fertilizantes, desechos químicos de diversas industrias, detergentes), biológicos (desechos urbanos, coliformes, etcétera). Dichos contaminantes, de una u otra forma, alteran el equilibrio de los ecosistemas lo que se refleja en los recursos naturales renovables. Hacen falta, en todo caso, investigaciones científicas serias que aclaren cuál es el daño a las especies, su importancia y cuáles vías de solución aparecen a la vista.

×