PINOCHO
Cuentos para leer
Hace mucho tiempo en una vieja carpintería, vivía
Geppetto, un señor amable y simpático que hacia
marionetas de madera. Un...
Dicho eso, Geppeto se quedó profundamente dormido.
Al poco rato, llegó un Hada Azul quien había escuchado
los deseos del b...
Durante el camino hacia el colegio, dos niños malos se hicieron
amigo de Pinocho, y lo incentivaron a hacer travesuras e i...
Ya en el mar, Pinocho avistó a la
enorme ballena, y acercándose a ella sin
temor alguno, le dijo que por favor le
devolvie...
Cuando Geppeto, Pinocho y el Grillito volvieron a casa,
Pinocho regreso al colegio y se portó muy bien como debía
de ser. ...
FIN
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Pinocho

324 visualizaciones

Publicado el

Cuento Infantil Pinocho

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Pinocho

  1. 1. PINOCHO Cuentos para leer
  2. 2. Hace mucho tiempo en una vieja carpintería, vivía Geppetto, un señor amable y simpático que hacia marionetas de madera. Un día, cuando estaba a punto de terminar uno de sus más recientes muñecos, se esmeraba en dar los últimos retoques a este, y al verlo, se dijo: "Qué bonito me ha quedado!, como estás hecho de madera de Pino, te llamaré, ¡Pinocho!" Muy contento y feliz por su más bonita marioneta, Geppeto fue a descansar muy alegre. Al estar acostado, en sus pensamientos se decía: "Que bonita marioneta hice, parece un niño de verdad. Ojala, tuviera vida y sea un niño de verdad."
  3. 3. Dicho eso, Geppeto se quedó profundamente dormido. Al poco rato, llegó un Hada Azul quien había escuchado los deseos del buen Geppeto, y por ser muy buena persona, decidió dar vida a su muñeco Pinocho, y para que este, no sienta tentación de cosas malas, le presentó como su conciencia y consejero a un Grillito. A la mañana siguiente, cuando Geppeto despertó, no podía creer lo que veían sus ojos. ¡Pinocho estaba vivo!. Hablaba, se reía, se movía, caminaba como un niño de verdad. Geppeto estaba muy feliz, porque por fin tenia un Hijo al cual querer y cuidar. Al día siguiente, Geppeto decidió que Pinocho debía ir a la escuela para que tenga una buena educación, aprenda muchas cosas y sea un niño muy listo y bueno. Grillito quien estuvo al tanto, acompaño a Pinocho.
  4. 4. Durante el camino hacia el colegio, dos niños malos se hicieron amigo de Pinocho, y lo incentivaron a hacer travesuras e ignorar a Pepito Grillo quien le decía que eso no estaba bien, y para colmo, en lugar de ir a la escuela, se fueron lejos de la ciudad a buscar aventuras nada buenas. El hada buena al ver esta situación, se decepcionó de Pinocho y le puso como castigo dos orejas de burro, y si mentía, le crecería una nariz muy larga. Pinocho arrepentido y reconociendo sus malos actos, decidió volver a Casa en busca de su padre Geppeto para disculparse, sin embargo, no sabia que él lo buscaba por mar tras desaparecer por varios días, y para desgracia mayor, en su búsqueda su pequeño bote fue tragado por una enorme ballena. Pinocho al enterarse del estado de su padre, fue en busca de él con ayuda de Grillito.
  5. 5. Ya en el mar, Pinocho avistó a la enorme ballena, y acercándose a ella sin temor alguno, le dijo que por favor le devolviese a su Padre. Pero la ballena ignorando todo decir, abrió su gran boca y se trago a Pinocho y al Grillito. Dentro de la ballena, Geppeto y Pinocho se encontraron. Tras conversar entre ellos un rato, decidieron buscar la manera de cómo salir de la ballena, para eso, el Grillito dijo a Pinocho tener una idea de cómo de poder salir, y era hacer fuego para hacer estornudar a la Ballena. Una vez tenida la fogata al rojo vivo y el humo suficiente, hicieron estornudar de inmediato a la gran ballena, y la fuerza de su estornudo fue tan grande, que lanzó muy lejos al bote con sus tres huéspeds, logrando así, estar por fin libres y a salvo.
  6. 6. Cuando Geppeto, Pinocho y el Grillito volvieron a casa, Pinocho regreso al colegio y se portó muy bien como debía de ser. Como acto de recompensa, la Hada convirtió en un niño de carne y hueso a Pinocho, y así, fueron muy felices para siempre.
  7. 7. FIN

×