SlideShare una empresa de Scribd logo

EL SEÑOR DE LAS BATALLAS

EL SEÑOR DE LAS BATALLAS

1 de 2
Descargar para leer sin conexión
EL SEÑOR DE LAS BATALLAS
Es curioso cómo te llamamos de formas tan diferentes que, a veces, casi resulta
contradictorio. Eres el manso, nos hablas en lenguaje de bienaventuranza; eres el Dios del amor,
el príncipe de la paz… pero al mismo tiempo nos pones en disposición de luchar, de afrontar la
tormenta y pelear por lo que merece la pena. Sé tú, Señor, nuestra fortaleza.
CANTO: TE ALABO
Aún en la tormenta,
aún cuando arrecia el mar,
te alabo, te alabo en verdad.
Aún lejos de los míos,
aún en mi soledad,
te alabo, te alabo en verdad.
Pues sólo a Ti te tengo, Señor,
pues Tú eres mi heredad.
Te alabo, te alabo en verdad. (2)
PALABRA DE DIOS
En aquel tiempo dijo Jesús: “No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No vine a
traer paz, sino espada. Vine a enemistar a un hombre con su padre, a la hija con su madre, a la
nuera con su suegra; y así el hombre tendrá por enemigos a los de su propia casa. Quien ame a
su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; quien ame a su hijo o a su hija más que a
mí no es digno de mí. Quien no tome su cruz para seguirme no es digno de mí. Quien se aferre a
la vida la perderá, quien la pierda por mí la conservará”. (Mt 10,34-39
EN PIE DE GUERRA
Entre luchar a tu lado, u holgar sin ti,
elijo la guerra.
Habrá jornadas ásperas, nostalgias huecas y ceños fruncidos,
pero aún así... prefiero batallar,
contigo por compañero, a tu ausencia confortable.
Pelearemos, amigo,
hasta que tu bandera sea estandarte de muchos;
hasta que tu palabra sea credo común,
y tu gesto dibuje en todo horizonte el amor posible.
Algunos días me revolveré contra ti,
contra el mundo, contra mi temeridad de hoy.
Pero no me creas si entonces me desdigo
de lo que ahora prometo.
No sé si tu fuego me vuelve loco
o me hace cuerdo.
Pero sé, sin lugar a dudas,
que mi guerra es tu evangelio.
Llamada.
Seguirte no es fácil. Porque atraes, Jesús, atrae tu forma de pasar por el mundo, tu
manera de mirar a la gente, tu actitud de atender a todos. Es fascinante verte sanar, y verte amar
a los menos amables… y quiero seguirte. Pero, seamos sinceros, no es tan fácil poner los pies en
tus zapatos. No es tan fácil amar así, sin condiciones. No es tan fácil vivir esa generosidad y
apertura radical, cuando tantas veces me encuentro pensando en mí mismo, mis problemas, mis
urgencias, mis gustos… Hasta que otra vez llega tu voz y me dice: “Sal de ti mismo”.
Pues sólo a Ti te tengo, Señor,
pues Tú eres mi heredad.
Te alabo, te alabo en verdad. (2)
Armas.
¿Qué armas habré de llevar para la batalla? ¿Las manos vacías? ¿El corazón en carne viva?
¿Una toalla ceñida a la cintura? ¿Un traje de compasión? ¿La cruz? Asusta. Uno se siente un poco
desnudo así. Y por eso la tentación es blindarme un poco, para que el mundo no me invada. Poner
contraseñas que me permitan reservar algunas partes de mi vida. Negociar con mi tiempo. Buscar
un equilibrio conveniente. Pero tus palabras me hablan de radicalidad, de darlo todo, de vivir a
fondo y no conformarme con un horizonte mediocre. Hablas, y me dices que menos que todo es
poco.
Pues sólo a Ti te tengo, Señor,
pues Tú eres mi heredad.
Te alabo, te alabo en verdad. (2)
Batallas.
El campo de batalla es la vida misma. Y tiene muchas expresiones, muchos frentes,
infinidad de momentos en los que toma cuerpo esa lucha. Es lucha interior y exterior: por
conseguir silencio en medio del ruido; por encontrar palabra cuando falta el sentido; por abrirme al
prójimo, siempre; por volver fecundo el tiempo, y que dé buenos frutos; por aprender a perdonar;
por renunciar al egoísmo en el amor. A veces tendré más fuerzas, y otras menos. En ocasiones,
casi siempre, necesitaré apoyarme en otros, y juntos pelearemos para que sea tu luz la que el
mundo vea. Tú me invitas a no rendirme, a pelear, a tu manera, contigo.
Pues sólo a Ti te tengo, Señor,
pues Tú eres mi heredad.
Te alabo, te alabo en verdad. (2)
Victoria.
Contigo ganar y perder es diferente. No eres un triunfador a la moda. No te celebra la
gente bailando en una fuente, o encendiéndote luces en conciertos multitudinarios. Tú ganas cada
vez que alguna herida empieza a sanar. Cada vez que un hombre herido se levanta y decide seguir
luchando. Cada vez que hay destellos del amor más generoso en nuestro mundo. Cada vez que
alguien descubre que es capaz de luchar, a tu manera. Y, aunque no siempre sea fácil, Señor, aquí
me tienes. Para seguir, en la brega, contigo. Cada día.
CANTO: TE ALABO
Aún en la tormenta,
aún cuando arrecia el mar,
te alabo, te alabo en verdad.
Aún sin muchas palabras
aunque no sé alabar
te alabo, te alabo en verdad.
Pues sólo a Ti te tengo, Señor,
pues Tú eres mi heredad.
Te alabo, te alabo en verdad. (2)

Recomendados

Plegaria Para El Amigo
Plegaria Para El AmigoPlegaria Para El Amigo
Plegaria Para El AmigoEnrique
 
Desde chicos aprendimos
Desde chicos aprendimosDesde chicos aprendimos
Desde chicos aprendimosGrlyGomez-1990
 
El Vendedor Mas Grande Del Mundo Pergamino 3
El Vendedor Mas Grande Del Mundo Pergamino 3El Vendedor Mas Grande Del Mundo Pergamino 3
El Vendedor Mas Grande Del Mundo Pergamino 3holasoyrosy
 
Carta de abrahan_lincoln (1)
Carta de abrahan_lincoln (1)Carta de abrahan_lincoln (1)
Carta de abrahan_lincoln (1)Sami Gura
 
Carta a un maestro
Carta a un maestroCarta a un maestro
Carta a un maestromonsanman
 
Abrahanlincolnaunmaestro
AbrahanlincolnaunmaestroAbrahanlincolnaunmaestro
AbrahanlincolnaunmaestroRamón Rivas
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Que Es La Amistad
Que Es La AmistadQue Es La Amistad
Que Es La AmistadJohn Lima
 
El vendedor mas grande del mundo og mandino monografia
El vendedor mas grande del mundo og mandino monografiaEl vendedor mas grande del mundo og mandino monografia
El vendedor mas grande del mundo og mandino monografiaaron45
 
EL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINO
EL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINOEL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINO
EL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINOaron45
 
Frases y ciudades de noche (1)
Frases y ciudades de noche (1)Frases y ciudades de noche (1)
Frases y ciudades de noche (1)Elizabeth Lineros
 
Frases y ciudades de noche
Frases y ciudades de nocheFrases y ciudades de noche
Frases y ciudades de nochegaby10a
 
El arca de noé
El arca de noéEl arca de noé
El arca de noéarey22
 
Frases y ciudades de noche
Frases y ciudades de nocheFrases y ciudades de noche
Frases y ciudades de nochejose cruz
 
Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)
Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)
Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)jose cruz
 
Presentación c.d.la.a.o.
Presentación c.d.la.a.o.Presentación c.d.la.a.o.
Presentación c.d.la.a.o.Yerelis Rivas
 
Resumen el vendedor más grande del mundo omar urbina
Resumen el vendedor más grande del mundo omar urbinaResumen el vendedor más grande del mundo omar urbina
Resumen el vendedor más grande del mundo omar urbinaOmar Urbina
 

La actualidad más candente (15)

Cuando callas
Cuando callasCuando callas
Cuando callas
 
Que Es La Amistad
Que Es La AmistadQue Es La Amistad
Que Es La Amistad
 
El vendedor mas grande del mundo og mandino monografia
El vendedor mas grande del mundo og mandino monografiaEl vendedor mas grande del mundo og mandino monografia
El vendedor mas grande del mundo og mandino monografia
 
EL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINO
EL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINOEL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINO
EL VENDEDOR MAS GRANDE DEL MUNDO AUTOR: OG MANDINO
 
Nombre dra.
Nombre dra.Nombre dra.
Nombre dra.
 
Frases y ciudades de noche (1)
Frases y ciudades de noche (1)Frases y ciudades de noche (1)
Frases y ciudades de noche (1)
 
Frases y ciudades de noche
Frases y ciudades de nocheFrases y ciudades de noche
Frases y ciudades de noche
 
El arca de noé
El arca de noéEl arca de noé
El arca de noé
 
Frases y ciudades de noche
Frases y ciudades de nocheFrases y ciudades de noche
Frases y ciudades de noche
 
Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)
Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)
Frases y ciudades_de_noche.pps(exc)
 
Rogger
RoggerRogger
Rogger
 
Presentación c.d.la.a.o.
Presentación c.d.la.a.o.Presentación c.d.la.a.o.
Presentación c.d.la.a.o.
 
Resumen el vendedor más grande del mundo omar urbina
Resumen el vendedor más grande del mundo omar urbinaResumen el vendedor más grande del mundo omar urbina
Resumen el vendedor más grande del mundo omar urbina
 
Carta de abrahan lincoln al maestro de su hijo
Carta de abrahan lincoln al maestro de su hijoCarta de abrahan lincoln al maestro de su hijo
Carta de abrahan lincoln al maestro de su hijo
 
El vendedor mas grande del mundo
El vendedor mas grande del mundoEl vendedor mas grande del mundo
El vendedor mas grande del mundo
 

Destacado

wifiybox_nedir_nasıl_kullanılır
wifiybox_nedir_nasıl_kullanılırwifiybox_nedir_nasıl_kullanılır
wifiybox_nedir_nasıl_kullanılırVoyoger Tech Agency
 
Ist ukr 2015_zmina
Ist ukr 2015_zminaIst ukr 2015_zmina
Ist ukr 2015_zmina160289yfnfif
 
Seguridad industrial
Seguridad industrialSeguridad industrial
Seguridad industrialbettelena
 
COMPONENTES DE UNA TURBINA PELTON
COMPONENTES DE UNA TURBINA PELTONCOMPONENTES DE UNA TURBINA PELTON
COMPONENTES DE UNA TURBINA PELTONWELLINGTON 1995
 
CWNole_TMartin_Recommendation
CWNole_TMartin_RecommendationCWNole_TMartin_Recommendation
CWNole_TMartin_RecommendationCarrie Wirtz-Nole
 
The Legacy of Kobe Bryant
The Legacy of Kobe Bryant The Legacy of Kobe Bryant
The Legacy of Kobe Bryant Ryan C Heffernan
 
ingenieria de matenimiento
ingenieria de matenimientoingenieria de matenimiento
ingenieria de matenimientoJheff Puma
 
Treasury bills market1
Treasury bills market1Treasury bills market1
Treasury bills market1Bharat Singh
 

Destacado (11)

wifiybox_nedir_nasıl_kullanılır
wifiybox_nedir_nasıl_kullanılırwifiybox_nedir_nasıl_kullanılır
wifiybox_nedir_nasıl_kullanılır
 
Ist ukr 2015_zmina
Ist ukr 2015_zminaIst ukr 2015_zmina
Ist ukr 2015_zmina
 
Seguridad industrial
Seguridad industrialSeguridad industrial
Seguridad industrial
 
La música
La músicaLa música
La música
 
COMPONENTES DE UNA TURBINA PELTON
COMPONENTES DE UNA TURBINA PELTONCOMPONENTES DE UNA TURBINA PELTON
COMPONENTES DE UNA TURBINA PELTON
 
Ing materiales
Ing materialesIng materiales
Ing materiales
 
CWNole_TMartin_Recommendation
CWNole_TMartin_RecommendationCWNole_TMartin_Recommendation
CWNole_TMartin_Recommendation
 
The Legacy of Kobe Bryant
The Legacy of Kobe Bryant The Legacy of Kobe Bryant
The Legacy of Kobe Bryant
 
ingenieria de matenimiento
ingenieria de matenimientoingenieria de matenimiento
ingenieria de matenimiento
 
AL QAEDA
AL QAEDAAL QAEDA
AL QAEDA
 
Treasury bills market1
Treasury bills market1Treasury bills market1
Treasury bills market1
 

Similar a EL SEÑOR DE LAS BATALLAS (20)

Cuaresma Nunca es tarde.docx
Cuaresma Nunca es tarde.docxCuaresma Nunca es tarde.docx
Cuaresma Nunca es tarde.docx
 
Dia01 agt12
Dia01 agt12Dia01 agt12
Dia01 agt12
 
Dia01 agt12
Dia01 agt12Dia01 agt12
Dia01 agt12
 
Salmo 021
Salmo 021Salmo 021
Salmo 021
 
Dia01 agt12
Dia01 agt12Dia01 agt12
Dia01 agt12
 
Oración de un anciano
Oración de un ancianoOración de un anciano
Oración de un anciano
 
Salmo 55
Salmo 55Salmo 55
Salmo 55
 
Salmo 055
Salmo 055Salmo 055
Salmo 055
 
Orando el vía crucis Pappalardo Bazan
Orando el vía crucis Pappalardo BazanOrando el vía crucis Pappalardo Bazan
Orando el vía crucis Pappalardo Bazan
 
Via crucis Franchesquez
Via crucis FranchesquezVia crucis Franchesquez
Via crucis Franchesquez
 
Salmo 021
Salmo 021Salmo 021
Salmo 021
 
Salmo 021
Salmo 021Salmo 021
Salmo 021
 
Salmo 021
Salmo 021Salmo 021
Salmo 021
 
Salmo 21
Salmo 21Salmo 21
Salmo 21
 
Oraciones para la tercera edad
Oraciones para la tercera edadOraciones para la tercera edad
Oraciones para la tercera edad
 
Dinamica navegando hacia la pascua-Infantil y Primaria
Dinamica navegando hacia la pascua-Infantil y PrimariaDinamica navegando hacia la pascua-Infantil y Primaria
Dinamica navegando hacia la pascua-Infantil y Primaria
 
CUARESMA 2016
CUARESMA 2016CUARESMA 2016
CUARESMA 2016
 
Inspirador
InspiradorInspirador
Inspirador
 
Viacrucis
ViacrucisViacrucis
Viacrucis
 
Viacrucis
ViacrucisViacrucis
Viacrucis
 

Más de maestroblogparroquia

CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016
CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016
CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016maestroblogparroquia
 
20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS
20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS
20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚSmaestroblogparroquia
 
19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA
19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA
19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICAmaestroblogparroquia
 
17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS
17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS
17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERASmaestroblogparroquia
 
16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES
16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES
16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLESmaestroblogparroquia
 
ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELEN
ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELENABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELEN
ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELENmaestroblogparroquia
 
CONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTAD
CONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTADCONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTAD
CONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTADmaestroblogparroquia
 

Más de maestroblogparroquia (20)

HOJA PARROQUIAL 151
HOJA PARROQUIAL 151HOJA PARROQUIAL 151
HOJA PARROQUIAL 151
 
Hoja parroquial 149
Hoja parroquial 149Hoja parroquial 149
Hoja parroquial 149
 
HOJA PARROQUIAL NÚMERO 133
HOJA PARROQUIAL NÚMERO 133HOJA PARROQUIAL NÚMERO 133
HOJA PARROQUIAL NÚMERO 133
 
CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016
CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016
CARTA PASTORAL IGLESIA DIOCESANA 2016
 
20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS
20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS
20. VIGILIA POR LOS SACERDOTES AL CORAZÓN DE JESÚS
 
19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA
19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA
19. VIGILIA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA
 
18. PADRE NUESTRO
18. PADRE NUESTRO18. PADRE NUESTRO
18. PADRE NUESTRO
 
17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS
17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS
17. ENTONCES CUANDO MENOS LO ESPERAS
 
16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES
16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES
16. LOS NUEVOS HECHOS DE LOS APOSOTOLES
 
15. ORACIÓN DE PASCUA
15. ORACIÓN DE PASCUA15. ORACIÓN DE PASCUA
15. ORACIÓN DE PASCUA
 
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
 
13. TIEMPO DE DAR
13. TIEMPO DE DAR13. TIEMPO DE DAR
13. TIEMPO DE DAR
 
LA PASIÓN POR VILLARGORDO
LA PASIÓN POR VILLARGORDOLA PASIÓN POR VILLARGORDO
LA PASIÓN POR VILLARGORDO
 
LA PASIÓN POR VILLARGORDO
LA PASIÓN POR VILLARGORDOLA PASIÓN POR VILLARGORDO
LA PASIÓN POR VILLARGORDO
 
HOJA PARROQUIAL NÚMERO 74
HOJA PARROQUIAL NÚMERO 74HOJA PARROQUIAL NÚMERO 74
HOJA PARROQUIAL NÚMERO 74
 
ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELEN
ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELENABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELEN
ABRAMOS LAS PUERTAS DE LA MISERICORDIA CAMINO DE BELEN
 
DIOS AQUÍ MISMO
DIOS AQUÍ MISMODIOS AQUÍ MISMO
DIOS AQUÍ MISMO
 
CON INFINITA CONFIANZA
CON INFINITA CONFIANZACON INFINITA CONFIANZA
CON INFINITA CONFIANZA
 
CONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTAD
CONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTADCONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTAD
CONFIAR EN DIOS Y DESCUBRIR SU VOLUNTAD
 
ESAS HERIDAS NUESTRAS
ESAS HERIDAS NUESTRASESAS HERIDAS NUESTRAS
ESAS HERIDAS NUESTRAS
 

EL SEÑOR DE LAS BATALLAS

  • 1. EL SEÑOR DE LAS BATALLAS Es curioso cómo te llamamos de formas tan diferentes que, a veces, casi resulta contradictorio. Eres el manso, nos hablas en lenguaje de bienaventuranza; eres el Dios del amor, el príncipe de la paz… pero al mismo tiempo nos pones en disposición de luchar, de afrontar la tormenta y pelear por lo que merece la pena. Sé tú, Señor, nuestra fortaleza. CANTO: TE ALABO Aún en la tormenta, aún cuando arrecia el mar, te alabo, te alabo en verdad. Aún lejos de los míos, aún en mi soledad, te alabo, te alabo en verdad. Pues sólo a Ti te tengo, Señor, pues Tú eres mi heredad. Te alabo, te alabo en verdad. (2) PALABRA DE DIOS En aquel tiempo dijo Jesús: “No penséis que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz, sino espada. Vine a enemistar a un hombre con su padre, a la hija con su madre, a la nuera con su suegra; y así el hombre tendrá por enemigos a los de su propia casa. Quien ame a su padre o a su madre más que a mí no es digno de mí; quien ame a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí. Quien no tome su cruz para seguirme no es digno de mí. Quien se aferre a la vida la perderá, quien la pierda por mí la conservará”. (Mt 10,34-39 EN PIE DE GUERRA Entre luchar a tu lado, u holgar sin ti, elijo la guerra. Habrá jornadas ásperas, nostalgias huecas y ceños fruncidos, pero aún así... prefiero batallar, contigo por compañero, a tu ausencia confortable. Pelearemos, amigo, hasta que tu bandera sea estandarte de muchos; hasta que tu palabra sea credo común, y tu gesto dibuje en todo horizonte el amor posible. Algunos días me revolveré contra ti, contra el mundo, contra mi temeridad de hoy. Pero no me creas si entonces me desdigo de lo que ahora prometo. No sé si tu fuego me vuelve loco o me hace cuerdo. Pero sé, sin lugar a dudas, que mi guerra es tu evangelio. Llamada. Seguirte no es fácil. Porque atraes, Jesús, atrae tu forma de pasar por el mundo, tu manera de mirar a la gente, tu actitud de atender a todos. Es fascinante verte sanar, y verte amar
  • 2. a los menos amables… y quiero seguirte. Pero, seamos sinceros, no es tan fácil poner los pies en tus zapatos. No es tan fácil amar así, sin condiciones. No es tan fácil vivir esa generosidad y apertura radical, cuando tantas veces me encuentro pensando en mí mismo, mis problemas, mis urgencias, mis gustos… Hasta que otra vez llega tu voz y me dice: “Sal de ti mismo”. Pues sólo a Ti te tengo, Señor, pues Tú eres mi heredad. Te alabo, te alabo en verdad. (2) Armas. ¿Qué armas habré de llevar para la batalla? ¿Las manos vacías? ¿El corazón en carne viva? ¿Una toalla ceñida a la cintura? ¿Un traje de compasión? ¿La cruz? Asusta. Uno se siente un poco desnudo así. Y por eso la tentación es blindarme un poco, para que el mundo no me invada. Poner contraseñas que me permitan reservar algunas partes de mi vida. Negociar con mi tiempo. Buscar un equilibrio conveniente. Pero tus palabras me hablan de radicalidad, de darlo todo, de vivir a fondo y no conformarme con un horizonte mediocre. Hablas, y me dices que menos que todo es poco. Pues sólo a Ti te tengo, Señor, pues Tú eres mi heredad. Te alabo, te alabo en verdad. (2) Batallas. El campo de batalla es la vida misma. Y tiene muchas expresiones, muchos frentes, infinidad de momentos en los que toma cuerpo esa lucha. Es lucha interior y exterior: por conseguir silencio en medio del ruido; por encontrar palabra cuando falta el sentido; por abrirme al prójimo, siempre; por volver fecundo el tiempo, y que dé buenos frutos; por aprender a perdonar; por renunciar al egoísmo en el amor. A veces tendré más fuerzas, y otras menos. En ocasiones, casi siempre, necesitaré apoyarme en otros, y juntos pelearemos para que sea tu luz la que el mundo vea. Tú me invitas a no rendirme, a pelear, a tu manera, contigo. Pues sólo a Ti te tengo, Señor, pues Tú eres mi heredad. Te alabo, te alabo en verdad. (2) Victoria. Contigo ganar y perder es diferente. No eres un triunfador a la moda. No te celebra la gente bailando en una fuente, o encendiéndote luces en conciertos multitudinarios. Tú ganas cada vez que alguna herida empieza a sanar. Cada vez que un hombre herido se levanta y decide seguir luchando. Cada vez que hay destellos del amor más generoso en nuestro mundo. Cada vez que alguien descubre que es capaz de luchar, a tu manera. Y, aunque no siempre sea fácil, Señor, aquí me tienes. Para seguir, en la brega, contigo. Cada día. CANTO: TE ALABO Aún en la tormenta, aún cuando arrecia el mar, te alabo, te alabo en verdad. Aún sin muchas palabras aunque no sé alabar te alabo, te alabo en verdad. Pues sólo a Ti te tengo, Señor, pues Tú eres mi heredad. Te alabo, te alabo en verdad. (2)