Reseña y comentario crítico del texto “Una polémica en torno al examen” de
(Ángel Díaz Barriga).
Biografía: Ángel Rogelio ...
pero igual se sabe que el examen no muestra con exactitud el grado de
conocimiento de un sujeto.
El examen no está, histór...
estatus de un campo técnico propio. Esta segmentación del trabajo educativo es el
resultado de una pedagogía industrial qu...
Reseña y comentario crítico deltexto “El examen de M. Foucault”
(1977).
La vida de Michael Foucault tuvo giros importantes...
Michael Foucault afirma que con el advenimiento del poder disciplinario se
modifica el funcionamiento del poder respecto d...
Reseña y comentario crítico del texto (1988) “Patología General de la Evaluación”
de Miguel A. Santos Guerra
A grandes ras...
El desarrollo curricular en cualquier nivel está impregnado por un proceso
evaluador de triple naturaleza, la evaluación d...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Reseña angel diazbarriga

199 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
199
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
31
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Reseña angel diazbarriga

  1. 1. Reseña y comentario crítico del texto “Una polémica en torno al examen” de (Ángel Díaz Barriga). Biografía: Ángel Rogelio Díaz Barriga Casales (Coahuila, México) es un destacado pedagogo y profesor mexicano, doctor e investigador por la universidad autónoma de México. Sus primeros estudios profesionales los realizan en la Normal Superior del Estado de Coahuila, donde consigue graduarse como maestro de segunda enseñanza; es maestro en pedagogía por la facultad de filosofía y letras de la UNAM y más tarde concluye el doctorado en la misma disciplina. Sus estudios han revolucionado las teorías pedagógicas tradicionales que centran su atención en el promedio del alumno, no en el aprendizajes; el maestro ha planteado una serie de teorías en torno a tres temas: la didáctica, el curriculum y la evaluación educativa; a esta ultima la define como un medio de control que se ejerce sobre alumnos y maestros; además argumenta que el examen es solo un medio para mantener una vigilancia social, y a través de las calificaciones se pueda hacer una selección a la medida de cada exigencia social; por tal motivo, la relación de aprendizaje se degenera con el examen y se transforma en una relación de poder, no de saber. Su trabajo representa una tradición en torno a las teorías pedagógicas en América Latina, de carácter social, humano y filosófico, como las de Paulo Freire. Reseña y comentario crítico del texto… Ángel Díaz Barriga nos da a conocer la evolución que ha tenido la práctica del examen en la historia de la pedagogía; demostrar que el examen no siempre se vinculó con la acreditación, ni con la calificación: ya que todo mundo sabe que el examen es el instrumento para reconocer administrativamente un conocimiento,
  2. 2. pero igual se sabe que el examen no muestra con exactitud el grado de conocimiento de un sujeto. El examen no está, históricamente, ligado al conocimiento, pero si está asignado por los problemas sociales, sobre todo por aquellos que no pueden resolver. Así, el examen es en realidad un punto de convergencia de un sinnúmero de problemas de muy diverso orden: sociológico, político y también psicopedagógico y técnico. El reduccionismo que se ha hecho de ellos cumple, en el fondo, la función de ocultar la realidad, de modo que aparecen agudizados solo en su dimensión técnica, desconociendo los demás ámbitos de estructuración. Pero el examen es solo un instrumento que no puede por sí mismo resolver los problemas que se han generado en otras instancias sociales. No puede ser justo, cuando la estructura social es injusta; no puede mejorar la calidad de la educación, cuando existe una drástica disminución de subsidio y los docentes se encuentran mal retribuidos; no puede mejorar los procesos de aprendizaje de los estudiantes, cuando no se atiende la conformación intelectual de los docentes, el estudio de los procesos de aprendizaje de cada sujeto, ni el análisis de sus condiciones materiales. El examen se ha convertido en un instrumento en el cual se deposita la esperanza de mejorar la educación. Pareciera que tanto autoridades educativas como maestros, alumnos y la sociedad considerasen que existe una relación simétrica entre sistema de exámenes y sistemas de enseñanza. De tal suerte que la modificación de uno afectara al otro. De esta manera se establece un falso principio didáctico: a mejor sistema de exámenes, mejor sistema de enseñanza. Nada más falso que este planteamiento. El examen es un efecto de las concepciones sobre el aprendizaje, y no el motor que transforma a la enseñanza. En la actualidad toda noción de evaluación del aprendizaje remite a una medición. Nunca se analizó sobre la posibilidad de medir una cualidad (aprendizaje) en permanente evolución y transformación en el sujeto. Nunca se analizó un comportamiento observable realmente manifiesta un conjunto de sucesos internos en el sujeto. De esta forma la evaluación educativa paulatinamente adquirió el
  3. 3. estatus de un campo técnico propio. Esta segmentación del trabajo educativo es el resultado de una pedagogía industrial que se rige por los principios de la división técnica del trabajo. El evaluador ya no será el docente. El maestro, como el artesano, pierde la imagen integrada de su profesión para convertirse en un operario más en una línea de producción educativa. El maestro no es elegido por su función intelectual si no como operario de un sistema educativo que tiene definida su función. La evaluación (examen) se convierte en un espacio independiente del proceso áulico. El examen es solo un espacio de conflictos entre problemas de muy diversa índole. La pedagogía y en este caso el examen no pueden resolver problemas cuya causa se encuentra en otra instancia social. Por tanto, los diversos problemas que enfrenta el sistema educativo deben ser analizados a partir de una conformación de las características implícitas en ellos. Necesitamos reconocer que no es factible aplicar las mismas soluciones para los diversos niveles del sistema educativo, ni para la transmisión de las diversas disciplinas. Si la pedagogía del examen se ha vinculado a una estrechez conceptual de lo educativo, solo abordando los problemas pedagógicos desde múltiples teorias y dimensiones se podrá acceder a una reflexión más sólida. Es necesario tener presente que los problemas del aula y en concreto los metodológicos no se resolverán a partir de hacer más riguroso el sistema de exámenes.
  4. 4. Reseña y comentario crítico deltexto “El examen de M. Foucault” (1977). La vida de Michael Foucault tuvo giros importantes que marcaron su manera de percibir e interpretar el mundo y la vida misma. Nació en Francia, en 1926, dentro de una familia acomodada. Fue un excelente alumno que empezó a tener problemas con su identidad sexual; aunque nunca se imaginó que gracias a esta duda, pudo escribir frases, libros, ideas que lo identifican como un gran filósofo y psicólogo, pues, después de aceptar su homosexualidad logra recibirse como licenciado en filosofía (1948) y licenciado en psicología (1950), desempeñando su profesión en distintas escuelas de diferentes lugares del mundo; publicando a su vez alrededor de treinta y cuatro libros en su vida. Tratando temas relevantes para distintas ramas de estudio, como la medicina, la psicología, y sin obviar la educación. Ubicándonos pues, dentro del libro de vigilar y castigar, como en todas sus obras, se abarcan las palabras: el saber, el poder y la ética. Pero principalmente se percibe la educación centrada en aspectos disciplinarios como el de vigilar y castigar. Definiendo así de manera separada la disciplina de la educación (escuela). Reseña “El examen deM. Foucault”… La disciplina para Foucault es un tipo de poder implicado un conjunto de herramientas, mientras que la educación desde esta perspectiva no es individualista, ni experiencial y mucho menos con igualdad sino más bien un espacio donde se enfrenta día a día para ser mejor. Tratando a su vez en ambos aspectos el uso del examen (para medir y valorar) por parte de los maestros, como ese dispositivo escolar con el que no solo “mides conocimiento” sino más bien ejerces poder sobre los alumnos, consiguiendo con ello, clasificarlos dentro de la normalidad o fuera de ella, remitiéndolos a tu control absoluto, uniendo así el ejercicio del poder y la formación del saber; causando a su vez, el uso de métodos como la comparación y la sanción; para diferenciar y para castigar a los evaluados.
  5. 5. Michael Foucault afirma que con el advenimiento del poder disciplinario se modifica el funcionamiento del poder respecto del poder soberano cuyo objeto era hacer morir o dejar vivir y se pasa a un objetivo diferente que es el de multiplicar, mejorar y hacer más útiles las fuerzas para obtener más, ya no se pliega a los sometidos en forma indiscriminada y a múltiples usos sino que se los diferencia, discrimina y analiza tanto como sea necesario para obtener los mejores resultados, y para ello se utiliza la técnica que se incluye dentro de las disciplinas . Foucault dice “la disciplina fabrica individuos entonces este poder no solo se apropia de los individuos en tanto objetos útiles, sino también como instrumentos del ejercicio del mismo. El poder disciplinario es una forma de poder que tiene por objeto la formación de los cuerpos individuales, que está conformado de acuerdo a mecanismo de poder y de saber y en virtud de ellos se lo construye dócil, domesticado, castrado; en suma un sujeto normal. Los fabrica debido a que los fragmenta y esto no sería posible sin el dispositivo del examen, instrumento central del poder disciplinario. Es el momento en donde somos protagonistas pasamos a ser individualizados y nos convertimos en un caso. Tal es el ejemplo del alumno en la escuela donde el examen sitúa a los alumnos en un campo de vigilancia, la mirada está puesta sobre ellos. Por otra parte los individualiza en sus capacidades y también alimenta los registros que documentan la historia escolar del alumno, sus logros y tropiezos. El individuo es algo descriptible y analizable, la población escolar también lo es en virtud de sus características. La técnica de anotación, de observación, el límite entre lo importante y lo insignificante. El examen combina las técnicas vigilancia jerarquizada y sanción normalizadora. Ambos son instrumentos del poder disciplinario al igual que el examen.
  6. 6. Reseña y comentario crítico del texto (1988) “Patología General de la Evaluación” de Miguel A. Santos Guerra A grandes rasgos, el autor intenta plantear los diferentes problemas que entrañan los procesos de la evaluación institucional educativa en sus diversos niveles (evaluación del alumno, de los centros educacionales, de los programas y reformas educativas), desde diferentes perspectivas ideológica, política, ética, didáctica, técnica. Finalmente, analiza diversas disfunciones y desenfoques de la evaluación escolar, tanto por atrofia como hipertrofia de algunos de sus elementos, como por la desvalorización de su práctica y de su significado. Por lo general, los criterios que se aplican para la evaluación no siempre se ajustan apatrones rigurosamente elaborados. Entre las patologías más recurrentes que se observan en los procesos evaluativos se encuentran: - Solo se evalúa al alumno: se le examina siguiendo una temporalización determinada. Se le dan los resultados, prácticamente inapelables y en, general, se le considera único responsable de los mismos. - Se evalúan solamente los resultados: los resultados han de ser tenido se cuenta dentro del proceso evaluador. Pero no solamente los resultados. No solo importa quees lo que se ha conseguido, sino el como, a que precio, con que ritmo, con que medios, con cuantos esfuerzos, a que costa y para que fines. - se evalúan solo los conocimientos: limitarse solo a la evaluación de conocimientos supone un reduccionismo. Existen una serie de pretendidos logros que no se contemplan debidamente en el proceso evaluador: actitudes, destrezas, habitos y valores. - Solo se evalúan los resultados directos, pretendidos: la puesta en marcha de muchos proyectos curriculares que siguen un criterio de encadenamiento lineal no tienen cuenta la evaluación de aquellos efectos laterales, secundarios e imprevistos que se pueden provocar a lo largo del desarrollo curricular.
  7. 7. El desarrollo curricular en cualquier nivel está impregnado por un proceso evaluador de triple naturaleza, la evaluación diagnostica, la procesual y de termino, pero este proceso está afectado por las diversas patologías y que algunas veces solo sirven a los intereses del evaluador y fines particulares. La educación que se imparte hoy en día se busca un proceso formativo más cuidadoso, en el que los estudiantes no solamente reciban una información y un conocimiento, sino, que además logre un aprendizaje autónomo, crítico e integral, por lo cual la evaluación debe adquirir una nueva dimensión, con la necesidad de personalizar y diferenciar la labor docente. Durante el tiempo el proceso evaluativo se ha encargado de enmarcar las capacidades y aptitudes de los estudiantes en una nota numérica, en la cual se juzga rápidamente al estudiante, sin tener en cuenta la responsabilidad del tutor, ni las condiciones en las que dicho aprendizaje se desarrolló. Cada estudiante es independiente en su forma de actuar y único en su aprendizaje, por lo que no hay dos personas que aprendan en igualdad de condiciones, tiempo, estrategias y actividades, esto pues, obliga al sistema de evaluación a lograr un cambio en el cual se tenga en cuenta las circunstancias y características del aprendizaje para cada estudiante, de acuerdo con los objetivos planteados. La evaluación debe permitir la adaptación de los programas educativos a las características individuales del alumno, detectar sus puntos débiles para poder corregirlos y tener un conocimiento de cada estudiante. La evaluación no tiene sentido por sí misma, sino como resultante del conjunto de relaciones entre los objetivos, los métodos, el modelo pedagógico, los alumnos, la sociedad, el docente, y demás actividades que complementen el aprendizaje de los estudiantes.

×