Análisis histórico del gobierno de Juarez

112 visualizaciones

Publicado el

está chido

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
112
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Análisis histórico del gobierno de Juarez

  1. 1. Capítulo 2. 1820-1840s La formación económica de la nueva nación y sus dificultades, 1820-1840s Resumen México,al nacer como naciónindependiente, se encontró con una economía desarticulada y en peligro de mayor fragmentación. Se había perdido la antigua Capitanía General de Guatemala (lo que hoy es América Central) y Chiapas, aunque esta última regresó más tarde, al firmarse un tratado de adhesión a la República Mexicana. Pero la misma guerra había obligado a las regiones a pagar sus propios gastos militares,al tiempo que provocó la desintegración del sistema jerárquico colonialcon su correspondiente estructura fiscal. Inmediatamente surgieron las tensiones por el presupuesto y por las atribuciones fiscales de cada nivel de gobierno, especialmente entre el gobierno central del Primer Imperio y los gobiernos estatales o regionales. El Imperio no soportó esta presión inicial.Además, en términos del ejerciciodel poder, la Independencia dejó sueltos los ímpetus de regionalismo que en otros lugares de la América española había provocado la fractura e incluso la creaciónde nuevos países. Las luchas entre los jefes regionales y el gobierno central, o entre regiones, fueron la constante de esos primeros años.
  2. 2. Inmediatamente el espacio económicoquedó segmentado y el comerciodecayó. Los escasos medios de transporte y su encarecimientosólo permitieronque el comerciocon el exterior se llevaraa cabo al pagarse casi todo en plata. La contracciónmacroeconómicainmediata fue importante. En primer lugar, la caída del ingreso nacional llevó consigo la reducción del consumo, que sólo se pudo sostener temporalmente en la medida que las clases más pudientes recurrierona sus ahorros atesorados para pagar con ellos importaciones, al tiempo que llegaronlas inversiones inglesas a la minería. Además, la reducción de la cantidad de dinero en circulacióny el debilitamiento de las pocas instituciones crediticias elevó la tasa de interés y redujo el crédito. Por su parte, la disminución de la producción minera contrajo la recaudaciónque fue insuficiente para cubrir los gastos públicos más elementales, por lo que la deuda contratada en los años veinte fue fundamental para que Guadalupe Victoria culminara su periodo presidencial. Esto no volvería a ocurrir en varios decenios. Iniciaba entonces una espiral depresiva que sólo fue contenida parcialmente por el regreso a la economíade subsistencia basada en la agricultura. Por el lado de la oferta, la capacidad productiva había sufrido severamente por la destrucción de capital y por la falta de financiamiento para realizarnuevas inversiones. Sólo a través de la inversión extranjera fue posible comenzar la rehabilitaciónde la minería, aunque los dividendos esperados por los inversionistas extranjeros nunca
  3. 3. llegarona materializarse.La falta de recursos impidió mejorar los caminos y los medios de transporte, lo que mantuvo al mercado segmentado y al proceso productivo truncado. En los años treinta inició una recuperacióngradual, lenta en casi todo el país. La disminución de precios de los bienes raíces rurales fueron aprovechados algunas veces por los capataces y otras personas para adquirir propiedades importantes a precios bajos. La demanda por alimentos, aunque había decrecido por el regreso a la agricultura de subsistencia de parte de la población urbana, mantuvo precios relativamenteelevados y por tanto aquellos rancheros que pudieron dedicarse a producir florecieronen esos primeros años de vida independiente. Por su parte, la liberaciónde la economía del sistema mercantilista español permitió el nacimiento de la industria textil moderna en México.Ésta registró un auge importante a partir de la segunda mitad del decenio de 1830 y principios de los años de 1840, lo que significó una primera etapa, ciertamente incipiente, de sustitución de importación de hilos y algunas telas que sería mucho más vigorosa durante el Porfiriato. En un principio la industria estuvo muy concentrada en el centro del país, como había sido en la época colonial,pero el desarrollo subsiguiente de las regiones provocó que al menos se establecierauna empresa textil moderna en cada ciudad importante. Por su parte, la producción minera, que en el norte había disminuido relativamentepoco su producción pues no había sido afectada directamente por la guerra, comenzó una recuperacióngradual pero
  4. 4. sostenida. La inversión extranjera, especialmente inglesa, tan solo alcanzó para empezar a rehabilitarla minería y prepararla para iniciar una recuperaciónmás dinámica a partir del decenio de 1860. Capítulo 3. 1850-1870s Recesión y recuperación regional, 1850-1870s Resumen Desde los primeros años de la vida independiente de Méxicose estaban formando mercados regionales, pero seguían aislados entre sí. La lucha políticaera intensa y se reflejaba en incertidumbre y cambios de política a nivel regional.Su desempeño dependía de esas condiciones y otras de carácter económico,de su dotación de factores productivos y de su condición geográfica.No había un patrón fijo ni estable. La guerra con los Estados Unidos de 1847-1848, y la pérdida de casi la mitad del territorio marcó la políticanacional e influyó en muchas decisiones de quienes liderabanel gobierno entonces. Había temor fundado de nuevas invasiones de los Estados Unidos, que se materializóaños después con la llegada de los franceses. Ante esos temores triunfó el liberalismoy el federalismo político, pero con cierta fuerza del gobierno central. Ya en el decenio de 1850, las reformas liberalespretendían movilizar los recursos económicos y financieros que
  5. 5. estaban todavía ligados a un sistema más bien patrimonialista (que se materializabaen la Iglesia y en las comunidades indígenas dedicadas a la agricultura de subsistencia). Este fenómeno se relacionaba, en buena parte, con la redistribuciónde la tierra a pequeños campesinos y pequeños propietarios que la hicieran productiva. Contra lo que los liberaleshabían deseado, la redistribución de la propiedad de la Iglesia, y en menor medida de los pueblos, propició una mayor concentraciónde la tierra en algunos beneficiarios.Distó mucho de transformar a los campesinos en granjeros, con propiedad individual, como era el objetivo liberalde entonces. Para los inicios de la segunda mitad del siglo, que registró una cierta recesióneconómica por las consecuencias de la guerra con Estados Unidos y posteriormente por las pugnas entre liberales y conservadores, las regiones consolidaronsu desarrollo autárquico aprovechando sus ventajas particulares. Así por ejemplo, Chihuahua se especializóen la ganadería y la minería y desarrolló sus ligas con el sur de los Estados Unidos, muy alejado del centro de gravedad política de México.Algo semejante ocurrió con la zona occidentaly noroccidental, que desarrolló una economía más diversificada con agricultura, industria y comerciosólidos, con un mercado regional amplio que tocaba al Bajío y la zona minera de San Luis Potosí y Zacatecas.Sus puertos en el Océano Pacíficole permitían comerciar,hacia el norte con los Estados Unidos y hacia el poniente con el comercio asiático tradicional,especialmente con envíos de plata a
  6. 6. China. En la zona noreste, cuya frontera con Estados Unidos se había acercado desde la independencia de Texas, aprovechó la coyuntura política y la lejanía del centro para conformar una región pujante, a partir de la guerra de secesión estadounidense. El centro del país, muy poblado y con una agriculturacomercial,se desarrolló como una regiónaparte, conectada con el mundo exterior a través del puerto de Veracruz y, en menor medida, a través del transporte terrestre por la frontera norte y los otros puertos del Golfo norte que comenzaban su desarrollo. En Yucatán, la lejanía del centro políticodel país, así como sus fuertes conexiones con el sur de los Estados Unidos a través del Mar Caribe, y su ventaja comparativa en el cultivo del henequén que servía a los algodoneros norteamericanos, le permitió desarrollarse gradualmente en forma independiente del mercado nacional. Finalmente, hubo otras zonas más aisladas que más bien se retrajeron en sí mismas y que experimentaronun muy lento desarrollo,como Oaxacay Chiapas, basados casi enteramente en la economía de subsistencia y en algunos productos de exportación. Capítulo 4. 1880-1910 El Porfiriato, integración del mercado y expansión económica. 1880-1910 Resumen
  7. 7. El rompimiento de la autarquía tuvo que esperar la introducción del ferrocarrilen el decenio de 1880. Lamentablemente su llegada fue tardía, principalmente por la falta de capitales y debido a la estrategia errónea de intentar unir la capital con el Golfo por una ruta muy costosa. Tampoco ayudó la inestabilidad y el cambio de regímenes políticos con cierta frecuencia, ni las penurias fiscales del gobierno que le impidieronpor muchos años apoyar económicamenteel proyecto. Pero cuando finalmente se construyeron los ferrocarriles,en un momento, en que también se acercaronlas líneas ferroviarias de los Estados Unidos a su frontera sur, la integracióndel mercado nacional brindó nuevas oportunidades de desarrollo. La decisión del gobierno de Juárez de apoyar mediante subsidios la construcción del primer ferrocarrilabrió la puerta del apoyo público a la construcción de infraestructura, de la misma forma que ocurría en los Estados Unidos y en muchos otros países. Ellosólo fue posible cuando el gobierno logró el pleno control de las aduanas y por tanto del flujo de impuestos federales, y gracias a cierta reducciónde los gastos militares. Así, con la integracióncreciente del mercado interno y la mayor paz social,la economía pudo entonces volver a creceren forma dinámica. Pero la aceleradaconstrucción de la infraestructura en los años 1880 provocó una crisis fiscal en 1884-1885 que ni la venta masiva de tierras nacionales pudo impedir. Tampoco la evitó el apoyo de los recién creados bancos comercialesy en particular la fusión de dos de ellos que resultó en el Banco Nacional de Méxicoy que tenía la
  8. 8. función de apoyar las finanzas del gobierno. Lo que sí se logró inmediatamente fue la reducciónde las tasas de interés, al comenzar a circularordenadamente la deuda del gobierno. Pero en aquellos años, a pesar del aumento de los ingresos fiscales, los déficit crónicos restringieron el diseño de la política comercialy de continuado apoyo a la construcciónde infraestructura económica. Finalmente se consiguió un préstamo externo en 1888, después de décadas sin acceso a los mercados de capital internacionales, que alivió la precariedad de las finanzas públicas pero que no pudo desterrar completamente los problemas fiscales del gobierno. La llegadaa la Secretaríade Hacienda de José Yves Limantour en 1892 marcó un quiebre en las finanzas públicas que para 1895 comenzaron a registrar superávit. La estabilizaciónde las finanzas gubernamentales ayudó al desarrollo del sistema bancario y financiero y de un modesto mercado de capitales. Finalmente, el acceso al crédito externo sostuvo la creaciónde infraestructura económicay la adquisición de la mayor parte de los ferrocarrilespara consolidarlos en una sola empresa. La expansión de la economía estuvo basada principalmente en el mercado interno, facilitadopor la expansión de las exportaciones. El desarrollo previo de las regiones permitió que la llegada de los ferrocarriles estimulara rápidamente la expansión económicaa través de la importaciónde bienes intermedios y de capital. A ello contribuyó el desarrollo del sistema financiero que estuvo ligado al capital externo y cada vez más al capital
  9. 9. nacional, así como la emisión de leyes y códigos que clarificaronlos derechos de propiedad y el marco regulatorio.No tardaron en establecerse grandes empresas, y en que una variedad mayor de productos comenzara a producirse. En las ramas tradicionalesse volvió a registrar una concentraciónindustrial que aprovechaba economías de escala. En otras ramas se introdujo nueva tecnología que requería de una escala de producción mucho mayor para hacerla rentable. Naturalmente, la forma de producciónartesanal fue desplazada gradualmente por la mecanizacióny la introducción de tecnologías más avanzadas. Al mismo tiempo, algunas ramas industriales experimentaronun fuerte proceso de sustitución de importaciones, especialmente en los años 1890, que en ocasiones llegó hasta sus insumos. A ello contribuyó la política proteccionista y la depreciacióndel peso plata frente al oro. Se logró la plena autosuficiencia en la producción nacional de algunos productos, eliminando casi todas las importaciones. Sólo aquellas de productos especializados o muy finos dentro de esas ramas industriales siguieron importándose, al igual que bienes intermedios y de capital. También los ferrocarrilesfueron esenciales para la expansión de las exportaciones, especialmente las mineras, que se diversificaronnotablemente. La minería de los metales preciosos, en la que el oro se volvió un poco más prominente, fue complementada por los minerales industriales, que hacía el final del siglo comenzaban a tener un mercado internacional
  10. 10. importante. En esta tarea, como en la construcción de la red ferroviaria, intervino decididamente la inversión extranjera que provino principalmente de los Estados Unidos y de Inglaterra. La actividad minera se concentró en el desarrollo de los antiguos y nuevos centros mineros del norte y centro del país, que además estaban cerca de los mercados de exportaciónhacia el norte. La producción de henequén, prácticamente toda de exportación, también fue considerable y muy dinámica. A esas exportaciones le siguieron las de café, guayule y otros productos menos tradicionales. A pesar de la evoluciónpositiva del sistema financiero, la falta de un marco institucional adecuado y la poca disponibilidad de información de las empresas restringió la función bancaria. Sólo tenían acceso a crédito aquellas empresas relacionadas con los bancos, ya fuera a través de vínculos económicos o políticos, lo que les permitió crecer más que sus posibles competidores. Para obtener financiamiento, éstos tenían que seguir recurriendo a contactos personales o familiares.Pero aún así, el desarrollo bancario ayudó a la expansión económica mediante la creciente monetizaciónde la economía, que había sufrido tradicionalmentede la falta de medios de pago. Para principios del siglo XX, una amplia parte del país funcionaba ya dentro de la economía de mercado, aunque todavía la economía de subsistencia permanecía en las zonas más aisladas. Sin embargo, la “modernización” tuvo sus costos inmediatos. Por un lado, la introducciónde los ferrocarrilesy de la agriculturacomercialaumentó los
  11. 11. incentivos para usurpar tierras de las comunidades indígenas y forzar el cumplimiento a la letra de las leyes de reforma. Ello sólo ocurrió con fuerte resistencia de las comunidades campesinas, mientras que algunas otras comunidades encontraron maneras diversas de enfrentar las reformas, como el condueñazgo. Con el tiempo, el mismo Porfirio Díaz se percató del daño a las comunidades y modificó la Constituciónen 1900 para permitir que los pueblos tuvieran tierra en propiedad. Por otro lado, la creciente intoleranciadel caudillo a la oposición (quizás por su fatiga y avanzada edad), y la inconformidad política por su largo período en el poder, dio lugar a represiones violentas en las minas de Cananea y en las fábricas del Río Banco. La pérdida de cosechas y la subsiguiente carestía empeoró las condiciones de vida de la poblaciónhacia el final del decenio de 1910. La incapacidad de prever una sucesión adecuada, y la lucha entre las élites en diversas partes del país, y desde luego al interior de la élite máxima del gobierno, facilitó que el descontento acumulado por años irrumpiera en el movimiento armado. Capítulo 5. 1910-1920 La economía durante la revolución, 1910-1920 Resumen De inicio, la revoluciónno tuvo un impacto económico
  12. 12. inmediato. Más bien, al momento del estallido revolucionarioa fines de 1910 la economía estaba recuperándose vigorosamente de la recesión de 1907- 1908. Casi todos los sectores económicos estaban en el cicloexpansivo y el acceso al crédito externo estaba abierto. La violencia inicialfue más bien limitada y la rápida caída del gobierno de Díaz no alcanzó a dislocar los mercados. No obstante, durante el gobierno de Madero, el descontento que reinaba entre varios sectores de la sociedad, particularmente entre los campesinos al ver que sus demandas no eran atendidas como se esperaba, se mantuvieron en pié de lucha expectante. El golpe de estado de Victoriano Huerta de febrero de 1913 unificó a todas las facciones revolucionariasen su contra y entonces sí inició la crisis económica causada por la revolución. Los medios de transporte fueron las primeras víctimas. Rápidamente los ejércitos contendientes se apoderaron de ellos y dislocaronlos mercados. El abasto de materia prima y la colocaciónde los bienes terminados en los mercados de consumo sufrió irremediablemente. Conforme la lucha intensificó aumentó también la fragmentacióndel espacio económico,y el decaimiento de la actividad productiva fue dramático a partir de 1914. A esta crisis en la economía real se le agregó la crisis financiera. En un principio Huerta se financió de los recursos líquidos de los bancos comercialesy autorizando la expansión de sus billetes para beneficio propio. De inmediato desaparecieronlas monedas de plata y oro de la circulación.Casi simultáneamente, las
  13. 13. fuerzas revolucionarias iniciaronla emisión de su propio dinero para financiar la lucha, y poco tiempo después también los billetes de los bancos comerciales desaparecieronde la circulación. La inflaciónno tardó en avivarse. Ello deterioró la ya difícil situación de los asalariados, quienes tenían mucha suerte simplemente de tener trabajo, al disminuir dramáticamente el valor de compra de sus ingresos. Ante la incapacidad de llegar a un acuerdo en la Convención de Aguascalientes tras la derrota de Victoriano Huerta, las facciones revolucionariascontinuaron la lucha, financiándola con recursos inflacionarios y obligando el pago de los impuestos en dinero metálico. También algunos grupos de trabajadores, como los textilerosdel Valle de Orizaba, lograronque se les pagara en oro. Con el triunfo de Venustiano Carranza en 1916 la violenciacedió y poco a poco se recuperó el uso comercialde los ferrocarriles. Al mismo tiempo, las exportaciones estaban recuperándose rápidamente por los efectos de la primera guerra mundial y por la creciente producción petrolera. Otros productos también registraronexportaciones crecientes durante la revolución, como el henequén, el café, el guayule y otros. El oro y la plata regresaron a la circulacióna fines de 1916. Con la estabilidad monetaria y la drástica reducciónde la violencia,la economía retomó la senda de recuperación, que fue posible en parte por la limitada destrucción del capital físico durante la revolución, y a pesar de los destrozos al sector financiero. A partir de entonces, y con base en la Constitución de 1917, parecía que el Estado mexicano
  14. 14. iniciaba una nueva etapa de su historia. No obstante, las diferencias entre los grupos revolucionarios, que culminó con el asesinato de Venustiano Carranza y de otros caudillos como Villa y Zapata, dejó como grupo triunfador indiscutible a los sonorenses.

×