Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

III Seminario de educación virtual "Las TIC como herramientas para el aprendizaje"

  • Inicia sesión para ver los comentarios

III Seminario de educación virtual "Las TIC como herramientas para el aprendizaje"

  1. 1. LAS TIC COMO HERRAMIENTA DE APRENDIZAJE Mg. Mauro Marino Jiménez Universidad San Ignacio de Loyola Toda tecnología inaugura un mundo, una multiplicidad de rituales y de prácticas. Las tecnologías son intervenciones culturales que crean, ellas mismas, nuevas culturas y demarcaciones del campo social. Arturo EscobarIntroducción Todo acto comunicativo está impregnado de un componente tecnológico hecho ala medida de la época; sin embargo, a través de su uso, participa en la transformación dela misma. Cuando descubrimos la escritura en épocas remotas, esta se convirtió en unatecnología radical (Ong, 1997), criticada duramente por figuras tan distantes comonecesarias: Platón, Rousseau y Levi-Strauss. Pero, persistente al castigo, esa mismaescritura fue reclutada para hacernos saber sobre las ideas de estos pensadores. Ahoraque almacenamos, transmitimos y producimos información a través de las TIC ocurre unfenómeno muy similar: tenemos a un grupo bien fundamentado de opositores a estanueva forma de comunicarnos (escritores, filósofos, periodistas), y sabemos de ellos (desus ideas, intereses e ideales) por las mismas tecnologías que critican. Por esa razón (y otras muchas más evidentes), resulta necesario considerar que lasTIC han impregnado cada uno de los aspectos de nuestras vidas de forma parecida a laescritura. Nuestras relaciones interpersonales, el desarrollo de empresas e instituciones,el intercambio de información y la potenciación de una conciencia global en todo tipo decomunidades se dan gracias a las nuevas tecnologías. Prensky (2010) llamó a estefenómeno conectivismo. Y autores como Osuna (2010) y Siemens (2010) señalaron loimperativo que resulta utilizar las TIC para producir, comprender y recibir información. Las tecnologías, por otra parte, significan una oportunidad para que la educacióndeje de lado la pasividad de los medios tradicionales (tales como la televisión, la radio y el 1
  2. 2. diario) y sea reemplazada por la actividad de dispositivos digitales (teléfonos inteligentes,computadoras portátiles y tabletas), los cuales suponen una mayor participación por partedel estudiante, convirtiéndolo en gestor de su propio proceso de aprendizaje y un agentede la información para satisfacer necesidades tales como el sustento diario, la ubicacióngeográfica, la identidad cultural y el estilo de vida (González, 2000; Pallarés, 1997). Todoello, reforzado con el ingreso de las redes sociales (tales como Tuenti, Twitter, Hi5 yFacebook) en la vida de los más jóvenes, convierte al Internet en una plataforma para eltrabajo colaborativo, la cual va más allá de su aplicación como un servicio (O’Reilly, 2009). En esta oportunidad, y con las limitaciones de tiempo propias en nuestra época,quisiera referirme a algunas características de la educación mediada por las TIC en laactualidad, así como algunos ejemplos de dicho trabajo.Características en el uso de las TIC para la educación El uso gradual del Internet a partir de la década del 90, el dominio de nuevastecnologías para mostrar contenidos audiovisuales y la integración de cada vez másnumerosas perspectivas teóricas motivaron la aparición de nuevas metodologíaseducativas y un ingente desarrollo investigativo, en los cuales se hallan las siguientescaracterísticas: La primera a resaltar es el surgimiento de un enfoque integrador, tanto en lo querespecta a las competencias disciplinares como en el apoyo de numerosos paquetes yprocesos; esto, a la par que se busca un acercamiento a la realidad o interés de losestudiantes (Warschauer & Healey, 1998). Una segunda característica es la contribución de otras disciplinas; no solo con elpropósito de mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje en un determinado contexto,sino también, analizar la forma en que el individuo aprende. Esto, por ejemplo, se dadesde puntos de vista tan variados como la fisiología, la psicología, la lingüística y la propiaenseñanza e-learning. Asimismo, en muchos de estos paradigmas se ofrece una búsquedade aspectos en común, con el propósito de mejorar y reforzar su postura. (Collentine,2000; Hulstijn, 2000; Kennedy y Miceli, 2001; Brandl, 2002; Gamper, 2002; Weasenforth, 2
  3. 3. 2002; Bannert, Botinis y Gawronska, 2003; Doughty; 2003; Godwin-Jones, 2003; Ullman,2004; Kanter, 2012). Una tercera característica es el énfasis en el objeto de estudio más que en unmodelo o paradigma metodológico determinado. En tal sentido, los modelos deenseñanza e-learning son difícilmente replicables a diversas realidades (Chapelle, 1997;Casamayor, 2008). Esta variedad de elementos, motivados por la situación actual, marcan unasituación sin precedentes en lo que concierne al trabajo entre diversas disciplinas y loambicioso que resulta planificar, implementar y mejorar programas educativos haciendouso de las TIC. En esa misma línea, muchos autores consideran importante desarrollar un procesode democratización en el uso de la tecnología, con el propósito de que los participantescuenten con una adecuada igualdad de oportunidades en el entorno digital. Veamosalgunas de las medidas consideradas por ellos: - En primer lugar, se considera necesario establecer un vínculo entre los medios tradicionales y los nuevos, ya que los usuarios no necesariamente han desarrollado una competencia digital apropiada para un modelo educativo revolucionario (Aparici, 2010; Prensky, 2010; Sevillano, 2009). - En segundo lugar, se debe ofrecer clara, veraz y permanentemente los contenidos de la disciplina. Ello, a partir de un diseño previamente constituido y combinando distintas formas de presentación para los mismos, tales como lecturas, audios y videos (Casamayor, 2008; Morrisey, 2010; Osuna, 2010; Vázquez y Sevillano, 2011). - En tercer lugar, es importante alinear los aspectos primordiales del curso con el currículum de la carrera y la actividad laboral. Ello debe evidenciarse durante la gestión del trabajo en equipo y el desarrollo de la competencia disciplinar (Siemens, 2010). - En cuarto lugar, es indispensable constituir a las TIC como un medio de evaluación, discusión y aprendizaje. Una forma sencilla para aplicar esta medida puede 3
  4. 4. lograrse al dar más de un uso a determinadas herramientas (Morrisey, 2010; Vázquez y Sevillano, 2011). - Finalmente, se debe disponer la combinación de elementos disciplinares y tecnológicos de forma gradual. Esto, en pos de convertir la plataforma educativa en un sitio de aprendizaje permanente, en el que no solo se desarrollará habilidades disciplinares, sino también tecnológicas (Vázquez y Sevillano, 2011). A partir de este conjunto de características y acciones, será posible integrar ladisciplina a un entorno digital y disponer una actitud positiva en los participantes, lo cuallegitimará la virtualización de una asignatura o programa, y permitirá una adecuadaalfabetización digital. A continuación, quisiera referirme a dos herramientas que resultan potentes parala educación mediada por el uso de las TIC: los blogs y los mundos virtuales.Primer caso: Los blogs como ejemplo de la Web 2.0 O’Reilly (2009) define a la Web 2.0 como una plataforma destinadafundamentalmente para el trabajo colaborativo, la cual va más allá de su aplicación comoun servicio y en la que los conocimientos no pertenecen a un individuo en particular, sinoa toda la comunidad que participa de la información. Ejemplos típicos de la Web 2.0 lo constituyen las redes sociales, espacios decomunicación amical o profesional, pertenecientes a toda una comunidad que decideparticipar voluntariamente en la misma. El Facebook, por ejemplo, se encuentra próximo aigualar la población de un continente con más de mil millones de usuarios. El twitter, porotra parte, ha sido abordado por autoridades religiosas y civiles con singular éxito. Otra manifestación de la Web 2.0 son los espacios de creación colaborativa decontenidos, tales como los blogs, wikis y foros, en los que se puede crear, compartir,discutir y modificar la información respecto de uno o varios temas determinados. El blog, en un entorno 2.0, debe ser distinguido de las bitácoras estrictamentepersonales o aquellas con restricciones para la inclusión de comentarios, ya que solo los 4
  5. 5. blogs de varios autores, o aquellos que promueven la participación de un grupo depersonas puede considerarse legítimamente como espacios colaborativos. Para aterrizar esta propuesta, quisiera citar algunos ejemplos: El primer caso a citar es Helendipity Weblog (http://helendipity.wordpress.com/),un espacio constituido por nueve contribuyentes que buscan el aprendizaje del idiomainglés en sus visitantes (ver Figura 1). En tal sentido, ellos combinan textos, videos y todaclase de herramientas tecnológicas, aptas para los más curiosos y aquellos que buscandesarrollar su competencia digital. Figura 1. Portada de Helendipity Weblog Otro caso interesante lo constituye el espacio conocido como Teaching WithoutWalls (http://www.teachingwithoutwalls.com/), dedicado a ofrecer metodologías para laenseñanza de diversas materias, tales como la fotografía, el ensayo, entre otros. En estecaso, el principal aporte lo constituye la interdisciplinariedad promovida a través de estesitio (ver Figura 2). También podríamos citar a Ruta ele (http://www.rutaele.es/), un espacio depromoción para la revista con el mismo nombre y para generar espacios de discusiónsobre la enseñanza de la lengua española. Este caso, aunque más tradicional, nos ofreceuna visión plenamente colaborativa (ver Figura 3). 5
  6. 6. Figura 2. Portada de Life Beyond the Lecture Figura 3. Portada de RutaEle Para cerrar esta pequeña lista de ejemplos, quisiera mencionar el BlogColaborativo Máster TIC Web 2.0 (http://blogmasterticweb2.blogspot.com/), un sitiocreado por estudiantes de la Universidad Nacional de Educación a Distancia para difundirlas ventajas y bondades de la Web 2.0 en la educación. En este caso, se aprovechó laactividad profesional de cada participante para generar un espacio variado en loconcerniente a la temática y metodologías (ver Figura 4). 6
  7. 7. Figura 4. Portada de Blog colaborativo Master TIC web 2.0 Los blogs, en su conjunto, constituyen poderosas herramientas para el logro de laeducación a distancia, la semivirtual y la presencial con complementos tecnológicos.Asimismo, como hemos visto en los ejemplos, se puede conjugar el espíritu colaborativo,la promoción de la competencia digital y la interdisciplinariedad necesarios en nuestraépoca. A continuación, observaremos brevemente algunos ejemplos de los llamadosmundos virtuales.Segundo caso: Mundos virtuales El avance y la exploración tecnológica han abierto una ventana hacia la Web 3.0,definida, entre otras formas, como el desarrollo interactivo entre las personas y el uso delInternet. Esto posibilita la compatibilidad entre distintos dispositivos, el reconocimientoentre sistemas y la integración de ellos en espacios de mayor complejidad, tales como losmundos virtuales. A lo largo de los últimos años, Second Life (http://secondlife.com/) se haconvertido en una manifestación clara de cómo se puede integrar el uso de la tecnologíapara desarrollar una realidad alterna. Un espacio enriquecido con componentes textuales, 7
  8. 8. gráficos y sonoros, que conjugan la interacción entre personas con la construcción deentornos de gran autenticidad. Ya que las alternativas que ofrece Second Life son más complejas, quisierarestringir los ejemplos a un número menor de casos, pero que resultan particularmentesignificativos. El primero que me gustaría mencionar es el notable desarrollo del trabajo que laUniversidad de San Martín de Porres está realizando con este mundo virtual. Gracias estaCasa de Estudios, podemos realizar viajes aéreos a una réplica de Machu Picchu (verFigura 5), participar en diplomados en el uso de Mundos Virtuales y explorar las diferentesdimensiones que nos brinda esta herramienta (red social, herramienta educativa y espaciode trabajo) (http://www.usmpvirtual.edu.pe/secondlife/index.php). Figura 5. Sobrevolando Machu Picchu 8
  9. 9. Figura 6. Ciclo de Conferencias “Conversando con el autor” Un segundo ejemplo a mencionar es el notable trabajo que la Dra. Dafne Gonzálezestá realizando en la asignatura La Enseñanza de Lenguas en Mundos Virtuales en laUniversidad Nacional de Educación a Distancia (González, 2011). Un curso en el quecombina las herramientas tecnológicas propias de este espacio virtual, la interacción conespacios colaborativos y la inspiración surgida a partir de las actividades yretroalimentación entre pares (ver Figura 7). En tal sentido, quisiera mencionar algunas delas medidas más interesantes de su trabajo: 1. Presentación de tareas sencillas al iniciar la asignatura (la creación del usuario en Second Life) para permitir una disposición positiva por parte de los estudiantes más renuentes. 2. Invitación a que los estudiantes creen su propia bitácora sobre sus primeras incursiones en Second Life, como una herramienta de estudio e intercambio de información entre pares. 3. Desarrollo de sesiones sincronizadas en diferentes horarios, para permitir un mayor número de participantes. 9
  10. 10. 4. Demostración de alternativas de trabajo (como el uso de herramientas, combinación de metodologías, visitas guiadas, etc.) como un abanico de posibilidades para potenciar el trabajo de los estudiantes. 5. Publicación de las actividades, experiencias y formas de evaluación desde su propio espacio, para socializar, de forma transparente, lo desarrollado a lo largo de la asignatura. 6. Propuestas de retroalimentación y unificación de lo vivido por cada participante, como una herramienta de estudio para las siguientes promociones y alternativa de repaso para quienes ya cursaron dicho estudio (ver Figura 8). Figura 7. Portada de La Enseñanza de las Lenguas en Mundos Virtuales: Second Life Second Life, como un ejemplo de lo que la tecnología permite desarrollar, ofreceamplias posibilidades para suplir las limitaciones espaciales y temporales que la realidadimpone en lo que respecta a la educación. Además de permitir un inagotable proceso dedescubrimiento, en combinación con otras herramientas y alternativas de trabajo 10
  11. 11. colaborativo, ofrece una imponente alternativa de desarrollo en competenciasdisciplinares y digitales. Figura 8. Ejemplo de trabajo colaborativo en Second LifeA manera de conclusión Luego de revisar solo dos herramientas tecnológicas, la posibilidad de ampliar ladiscusión se extiende generosamente sobre muchas otras. Sin embargo, en estos brevesminutos, hemos podido observar un poco del increíble potencial de trabajo que los blogs ymundos virtuales -llevados adecuadamente- pueden alcanzar como herramientaseducativas a nivel superior. Los docentes innovadores y las nuevas generaciones tienen lapalabra. 11
  12. 12. Mauro Marino Jiménez (Ica, 1979). Máster en Tecnologías de la Información y laComunicación en la Enseñanza y el Tratamiento de Lenguas (UNED, España), Maestro enEducación con mención en Docencia Universitaria (USIL) y Licenciado en Literatura(UNMSM). Es Coordinador Académico de Lenguaje I en la Universidad San Ignacio deLoyola y docente de Comunicación Oral y Escrita en el Programa para Personas conExperiencia Profesional (USIL). Ha publicado artículos y libros de creación, crítica literaria einvestigación educativa. Actualmente está desarrollando su tesis doctoral en educaciónvirtual. 12
  13. 13. REFERENCIASAPARICI, R. (comp) (2010), Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia.BANNERT, R. BOTINIS, A. GAWRONSKA, G. (2003) Requirements on Infrastructure for CALL (Computer Assisted Language Learning), Precedings of SSGRR, recuperado el 24 de mayo de 2012 de: http://home.etf.rs/~vm/cd1/papers/107.pdf.BERNAL, C. y BARBAS, Á. (2010), Una generación de usuarios de medios digitales, en: Aparici, R., Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, pp. 107-132.BRANDL, K. (2002), Integrating Internet-Based Reading Materials into the Foreign Language Curriculum: From Teacher to Student-Centered Approaches, en Language Learning & Technology. 6(3), 87-107, recuperado el 24 de mayo de 2012 de: http://llt.msu.edu/vol6num3/pdf/brandl.pdf.CASAMAYOR G. (2008), La formación on-line. Una mirada integral sobre el e-learning, b- learning, Barcelona, Grao.CHAPELLE, C. (1997), Call in the Year 2000: Still in Search of Research Paradigms? En Language Learning & Technology, 1(1), 19-43, recuperado el 24 de mayo de 2012 de http://llt.msu.edu/vol1num1/chapelle/default.html.CLOUTIER, J. (2010), Historia de la comunicación, en: Aparici, R., Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, pp. 45-50.COLLENTINE, J. (2000), Insights into the Construction of Grammatical Knowledge Provided by User-Behavior Tracking Technologies, en Language Learning & Technology 3(2), 44-57, recuperado el 24 de mayo de 2012 de http://llt.msu.edu/vol3num2/collentine/.DOUGHTY, C. O. (2001), Optimal Psycholinguistic Environments for Distance Foreign Language Learning, En Learning & Technology, 7(3), pp. 50-80, recuperado el 24 de mayo de 2012 de http://www.hawaii.edu/sls/sls/wp- content/uploads/2011/06/DoughtyLong.pdf.ESCOBAR, A., (1999), El final del salvaje, Naturaleza, cultura y política en la antropología contemporánea, Bogotá, ICAN/Cerec. 13
  14. 14. GAMPER, J. (2002), A Review of Intelligent CALL Systems, Computer-Assisted Language Learning 15(4), 329-341, recuperado el 24 de mayo de 2012 de http://citeseerx.ist.psu.edu/viewdoc/summary?doi=10.1.1.83.3960.GODWIN-JONES, B. (2003), Emerging Technologies. Tools and Trends in Corpora Use for Teaching and Learning, en Language Learning & Technology 5(3), 7-12, recuperado el 24 de mayo de 2012 de http://llt.msu.edu/vol5num3/pdf/emerging.pdf.GONZÁLEZ, D. (2011). La enseñanza de Lenguas en Mundos Virtuales. Recuperado el 25 de marzo de http://unedsl.pbworks.com/w/page/36054732/FrontPage.GONZÁLEZ, J. (2000), Producción en serie versus producción flexible, en Economía: Teoría y Práctica. Nueva Época (13). 203-231, recuperado el 25 de mayo de 2012 de http://www.izt.uam.mx/economiatyp/numeros/numeros/13/articulos_PDF/13_8_Pro duccion_serio_versus.pdf.HULSTIJN, J. (2000), The Use of Computer Technology in Experimental Studies of Second Language Adquisition, A Survey of Some Techniques and Some Ongoing Studies, en Language Learning & Technology 3(2), 32-43, recuperado el 30 de marzo de 2012 de http://llt.msu.edu/vol3num2/hulstijn/index.html.KANTER, B. (2012), Creating Learning Experiences that Connect, Inspire and Engage, recuperado el 11 de febrero de 2013 de http://www.bethkanter.org/connect-inspire- engage/.KENNEDY, C. & MICELI, T. (2001), An Evaluation of Intermediate Students Approaches to Corpus Investigation, en Language Learning & Technology 5(3), 77-90, recuperado el 2 de junio de 2012 de http://llt.msu.edu/vol5num3/kennedy/default.html.MORRISSEY, J. (2010), El uso de TIC en la enseñanza y el aprendizaje, Cuestiones y desafíos, en: Aparici, R., Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, 235-245.ONG, Walter J., Oralidad y escritura. Tecnologías de la palabra, México, FCE, 1997.O’REILLY, T. & BATELLE, J. (2009), We Squared: Web 2.0 Five Years On, recuperado el 4 de agosto de 2012 de http://www.web2summit.com/web2009/public/schedule/detail/10194.OSUNA, S. (2010). Interactuantes e interactuados en la Web 2.0, en: Aparici, R., Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, 135-149. 14
  15. 15. PALLARÉS, M. (1997), El sistema de producción flexible, el Just-in-Time y la transformación espacial. Las empresas del automóvil en España, en Boletín de la A.G.E. 24, 53-71, recuperado el 25 de mayo de 2012 de http://dialnet.unirioja.es/servlet/fichero_articulo?codigo=1318563.PRENSKY, M. (2010), Homo sapiens digital: de los inmigrantes nativos y digitales a la sabiduría digital, en: Aparici, R., Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, 93-106.RIVAROLA, M. (2009), El Foro y el Blog: ¿Se los aprovecha para fomentar la construcción de Significado? XIII Congreso Internacional de Informática de la Educación. Nº 9, Cuba, Editorial Universitaria.SEVILLANO, M.L. (Coord.) (2009), Competencias para el uso de las herramientas virtuales en la vida, trabajo y formación permanente, Madrid, Pearson.SIEMENS, G. (2011), Todas las respuestas sobre conectivismo, en Learning Review, edición España 10, recuperado el 8 de agosto de 2012 de http://www.learningreview.com/articulos-y-entrevistas-tecno/2110-todas-las- respuestas-sobre-conectivismo.SIEMENS, G. (2010), Conectivismo: una teoría de aprendizaje para la era digital, en: Aparici, R., Conectados en el ciberespacio, Madrid, Universidad Nacional de Educación a Distancia, pp. 77-90.ULLMAN, M. (2004), Contributions of Neural Memory Circuits to Language: The Declarative/Procedural Model, Cognition 92, 231-270, recuperado el 11 de febrero de 2012 de http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0010027703002324.VÁZQUEZ, E y SEVILLANO, M.ª L. (2011), Educadores en Red. Elaboración de materiales audiovisuales para la enseñanza, Madrid, Ediciones Académicas.WARSCHAUER, M. & HEALEY, D. (1998), Computers and language learning: An overview, en Language Teaching 31(57-71), recuperado el 11 de febrero de 2012 de http://www.gse.uci.edu/person/warschauer_m/overview.html.WEASENFORTH, D. (2002), Realizing Constructivist Objetives Through Collaborative Technologies: Threaded Discussions, en Language Learning & Technology 6(3), pp. 58- 86, recuperado el 20 de abril de 2012 de http://llt.msu.edu/vol6num3/weasenforth/default.html. 15

×