Se ha denunciado esta presentación.

Casa de la mujer dependencias mutuas (catálogo finalizado)

0

Compartir

Cargando en…3
×
1 de 78
1 de 78

Más Contenido Relacionado

Casa de la mujer dependencias mutuas (catálogo finalizado)

  1. 1. dependencias mutuas empleadas de hogar y crisis de los cuidados
  2. 2. XIV Muestra Internacional de Cine realizado por Mujeres
  3. 3. dependencias empleadas de sala juana francés mutuas hogar y crisis de 24 febrero los cuidados 27 abril / 2011
  4. 4. pilar concejala alcober acción social y lamana juventud
  5. 5. La exposición Dependencias mutuas, empleadas A todas ellas queremos agradecer su participa- de hogar y crisis de los cuidados aborda aspectos ción y el compromiso de su trabajo para abordar de la vida de las personas que pertenecen al un tema que a lo largo de la historia ha marcado sustento mismo de la sociedad. Nadie podría muy profundamente el papel de las mujeres en existir sin ser cuidado en algún momento de su la sociedad. Mientras el trabajo doméstico y los vida, en distintas etapas o incluso a lo largo de la cuidados no sean asumidos en igualdad entre misma. ¿Quién cuida, a quién se cuida, por qué hombres y mujeres no podremos hablar de una se cuida, cuánto se cuida, qué significa cuidar, sociedad igualitaria. qué dependencias se crean...? son algunas de las muchas reflexiones que plantean las imáge- nes que encontramos en esta exposición. Tenemos el gusto de organizar está exposición, comisariada por Esther Moreno, en colaboración con el Seminario Interdisciplinar de Estudios de la Mujer de la Universidad de Zaragoza, con- cretamente con Odeonia, en el marco de la XIV Muestra de Cine realizado por Mujeres y coinci- diendo con los actos desarrollados en torno al 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres. La selección de las artistas recoge distintas visiones del trabajo domestico, aunando femi- nismo y practicas artísticas. Elena Fraj, Louisa Holecz, Natalia Iguiñiz, Daniela Ortiz, Martha Rosler, Territorio Domestico y Eulàlia Valldosera abordan de forma personal las cuestiones políti- cas y sociológicas que emanan de este entrama- do de dependencias 5
  6. 6. esther cuerpos del cuidado moreno
  7. 7. Mestiza plural, cuestiona los límites conceptuales entre autonomía y dependencia, lo público y lo privado, La diferencia entre tú y yo se ve cuando me inclino en tazas el trabajo y la vida, el egoísmo y el altruismo, lo de inodoro de extraños, económico y lo no económico, lo material y lo inmaterial2. Llamamos cuidados a una amplia el rostro que miraba reflejado gama de procesos necesarios para la soste- en aquellas aguas sedentarias no era el mío, sino el del sudor nibilidad de la vida humana, muchos de ellos de mi madre flotando en una altamente especializados. Son imprescindibles, charca de blancura cristalina pero la sociedad en su conjunto no los valora ni se responsabiliza de ellos. Mientras son obviados ella me enseñó cómo limpiar a agacharme con manos y por sus mayores beneficiarios -los hombres, rodillas y fregar, no mendigar las empresas y el estado-, las mujeres siguen mayoritariamente haciéndose cargo de ellos, or- me enseñó a limpiar, no a vivir en este cuerpo ganizando una transferencia de los mismos hacia otras mujeres: dentro de la familia, siguiendo un mi reflejo siempre ha sido eje generacional, o externalizándolos de forma de segundas. privada según ejes de poder de clase, etnia y Cherrie Moraga, lugar de origen. La última generación La empleada de hogar, la trabajadora doméstica, La selección de estos trabajos y artistas atiende la criada o la nana han estado presentes en la a una apuesta urgente insertada en el feminismo literatura, el cine o el arte desde muy distintas actual: poner los cuidados, y no los mercados, perspectivas. Sólo una breve mirada a partir en el centro de los análisis sociales, políticos del siglo XX nos conduce desde el Diario de una y económicos, un ejercicio de subversión que, camarera de Octave Mirbeau, llevada al cine por como ha escrito Carmen Gregorio1, movería Jean Renoir y por Luis Buñuel, hasta Las criadas quizás demasiados cimientos. Su título, extraí- de Jean Genet, pasando por Un mundo para Julius do del trabajo de Eulàlia Valldosera y pasado al de Alfredo Bryce Echenique, Lucy de Jamaica 9
  8. 8. Kincaid, El cuento de la criada de Margareth das hasta la fecha por Claudia Llosa, y estas Atwood, o su más reciente Penélope y las doce tres películas protagonizadas por Solier nos criadas. Un recuento más exhaustivo ampliaría sirven para trazar un recorrido significativo. esta lista abundantemente. En la primera de las tres películas, Madeinusa (2005), es una adolescente que vive en un pue- El cine más reciente se ha hecho también eco blecito de los Andes, del que desea salir para de esta figura, tal vez con especial incidencia ir a vivir a Lima. En La teta asustada (2009) desde América Latina, con Domésticas (2001) del Solier es Fausta, una joven procedente del brasileño Fernando Meirelles, La nana (2009) medio rural que vive en la periferia de Lima del chileno Sebastián Silva, que recibió el premio con su madre, en un desierto donde se han del jurado en el Festival de Sundance, o Criada asentado personas desplazadas por la violen- (2009) del argentino Matías Herrera. El sueco cia y que, tras la muerte de ésta, trabaja como Lukas Moodysson presenta en Mamut (2009) una empleada de hogar para, entre otras cosas, historia transnacional basada en lo que llama- poder enterrar a su madre en su pueblo. En mos cadenas globales de cuidados3, la peruana Amador de Aranoa, la actriz da vida a una joven Claudia Llosa refleja en La teta asustada (2009)4 latinoamericana que trabaja como cuidadora la usurpación de la cultura popular por parte en Madrid. Se ha producido un salto. de la alta cultura en la relación entre señora y criada y, finalmente, Fernando León de Aranoa Como el salto que ha dado el tema del traba- cuenta en Amador la relación entre un anciano y jo doméstico hasta el mundo del arte. Hay al su cuidadora, una joven migrante. menos un antecedente importante: Tijuana Se da la coincidencia de que la protagonista de Maid (1975) de Martha Rosler, una pieza de Amador, la peruana Magaly Solier, es la misma Arte Postal que la artista ha tenido la cortesía actriz que protagoniza las dos películas realiza- de presentar en esta exposición. 10
  9. 9. Treinta y cinco años después, las artistas pre- hijas o vecinas, haciéndose visible en los circui- sentes en esta muestra proponen una reflexión tos de mercado. Trabajo de cuidado en todas sus crítica y contaminada por el feminismo, dete- dimensiones afectivas, materiales, sociales, que niéndose en aspectos subjetivos y explorando te- debe ser abordado como una responsabilidad rritorios fronterizos entre lo público y lo privado, social5. Estos trabajos han sido naturalizados el mercado y la casa. Y encontraremos la política como propios del género femenino y se realizan directamente reivindicativa en la movilización de en condiciones de desigualdad. Sin embargo, las trabajadoras domésticas de Madrid. mujer no es sinónimo de cuidar y, de la misma manera que todas las mujeres debemos tener el ¿Y por qué un salto? ¿Qué ha cambiado? Desde derecho a elegir cuidar o no cuidar, el trabajo de hace varios siglos las mujeres más pobres han cuidados tiene que ser valorado como lo que es: criado a l@s hij@s de las clases pudientes, o la base invisible de la sociedad y la economía. han emigrado del campo a la ciudad para servir, como muestra la pieza de Elena Fraj en esta ex- Pero occidente ha exportado su crisis de los posición. Sin embargo, hay algo nuevo en la vie- cuidados al mundo, basada en un modelo social ja Europa: la llamada crisis de los cuidados. La y económico que no es sostenible globalmente, creciente sociedad de consumo, la flexibilización y muchas mujeres migrantes realizan estos tra- del mercado de trabajo con la consiguiente pér- bajos en injustas condiciones laborales7. Porque dida de derechos sociales, el sistema de bien- lo que ocurre es que el trabajo de cuidados se estar familista de los países del sur de Europa transfiere de unas mujeres a otras. Los hom- junto con la creciente incorporación de las mu- bres, las empresas y el estado no asumen estas jeres al mercado de trabajo ha sacado a la luz responsabilidades, que son cubiertas por lo que el trabajo no pagado y fuertemente naturalizado denominamos cadenas globales de cuidados: en que venían realizando como madres, esposas, muchas ocasiones es una mujer migrante la que 11
  10. 10. viene a hacer el trabajo de cuidados que deja al en muchas ocasiones: la artista como chica descubierto la incorporación al mercado laboral de la limpieza. de una mujer autóctona. Pero, a su vez, la mujer · entre el feminismo y las prácticas artísticas y que ha migrado ha dejado a sus hijos a cargo de políticas que esta muestra recoge. otras mujeres, en su país de origen… y se en- cuentra con que el trabajo doméstico en España Hay también en esta propuesta el deseo de no está regulado según el Régimen General de explorar la centralidad de los cuerpos y su los Trabajadores, sino en un régimen especial de contextualización en los marcos históricos y empleo altamente discriminatorio. geográficos en los que se insertan. La relación entre cuerpos y políticas, en una búsqueda de Dependencias mutuas, el título de la exposición, representaciones no estereotipadas de estos es un homenaje directo al trabajo de Eulàlia Vall- cuerpos del trabajo/empleo, de las migracio- dosera y a las profundas reflexiones que caracte- nes, del cuidado. La reflexión sobre el cuerpo es rizan toda su obra. La pieza que presenta en esta una constante en el feminismo, el cuerpo como muestra se llama Dependencia Mutua. Hemos dispositivo fundamental de regulación y con- solicitado el permiso de la artista para convertir trol social, pero también como instrumento de su título al plural y aplicarlo a esta colectiva. Po- liberación, denuncia, reivindicación y transgre- dríamos haber buscado otro, pero no hubiera sido sión. Mari Luz Esteban8 ha profundizado en estas mejor. Dependencias Mutuas alude a ese complejo cuestiones estableciendo una relación directa entramado de interdependencias que circulan entre imagen colectiva, acción corporal y concep- alrededor de los temas tratados: tualizaciones feministas, planteando la cuestión · entre el patriarcado y las mujeres, y entre los de que si no somos capaces de evocar, visualizar hombres y las mujeres. o corporalizar un tipo concreto de problemáti- ca es que hay algún grado de invisibilización o · entre unas mujeres y otras, según ejes de poder dificultad, de agenda oculta, que va más allá de de clase, etnia, lugar de origen. su oportunidad teórica o política. Hay aquí un · entre la institución arte y las artistas, que ensayo de lectura diferente de estos cuerpos, hacen el trabajo sucio y son las peor pagadas no sólo como objetos de representación, sino 12
  11. 11. como sujetos materiales, encarnados, en una 1 Carmen Gregorio Gil, “Sil- UN-INSTRAW y ACSUR- búsqueda de nuevos contenidos y valores, de via, ¿quizás tenemos que Las Segovias. Proceso dejar de hablar de género y coordinado por Silvia López otras narrativas corporales que nos permitan migraciones? Transitando Gil. 2009. vincular estos cuerpos con sus itinerarios so- por el campo de los estu- 7 Mari Luz Esteban, “Cuer- ciales y económicos y verlos como agentes de dios migratorios”. Gazeta de pos y políticas feministas”. contestación y cuestionamiento que subvierten Antropología, 2009. Jornadas Feministas Esta- los modelos preestablecidos. 2 Amaia Pérez Orozco, tales. Granada, 30 años des- “Amenaza tormenta: la pués: aquí y ahora. 5, 6 y 7 crisis de los cuidados y la de diciembre 2009. Madrid, En resumen, hay aquí un intento de conjugar reorganización del sistema Coordinadora Estatal de estas prácticas artísticas con aportaciones de económico”. Revista de Eco- Organizaciones Feministas, los últimos feminismos tales como la concep- nomía Crítica, nº 5, 2006. 2010, p. 391-396. “http:// tualización de la crisis global que habitamos 3 Amaia Pérez Orozco, “Ca- www.feministas.org/spip. como crisis de los cuidados, de las personas y denas globales de cuidado”. php?article225” del planeta, y de encontrar referentes cultura- “http://www.un-instraw. org/es/ver-documento- les acerca de cuáles son los nuevos sujetos del detailless/616-working- feminismo; hace tiempo que ya no nos sirve el paper-2-global-care- modelo del feminismo blanco de clase media: chains.html” http://www. las mujeres vivimos muy diferentes situacio- un-instraw.org/es/ver- nes. Abordarlas en su complejidad y detener- documento-detailless/616- nos en las contradicciones que plantean nos working-paper-2-global- care-chains.html. devuelve a la función fundamental del arte 4 Ganadora del Oso de Oro como cuestionador crítico de la realidad. del Festival de Cine de Berlín de ese año. 5 Carmen Gregorio Gil, op.cit. 6 Un lugar justo para el empleo de hogar y sus trabajadoras. Pliego de propuestas coordinado por 13
  12. 12. índice
  13. 13. mémoires d’unes serveuses 18 elena fraj home 24 louisa holecz la otra 32 natalia íguiñiz 97 empleadas domésticas 38 daniela ortiz tijuana maid 44 martha rosler se acabó la esclavitud! 48 territorio doméstico dependencia mutua 52 eulàlia valldosera
  14. 14. elena mémoires d’unes video (29’35’’) fraj serveuses (2005) 18
  15. 15. El cuarto donde me alojaron era pequeño y y no reconocido que tuvieron muchísimas mujeres estaba junto a la cocina; era la habitación de anónimas en el desarrollo económico y la moder- servicio. Yo estaba acostumbrada a dormir en nización del estado español durante la década de un sitio pequeño, pero éste era distinto. El techo era muy alto y las paredes se alzaban los años sesenta y los primeros setenta. hasta arriba como si la habitación fuera una caja, el tipo de caja donde se fletaba un carga- Premio Espais a la creación artística en 2005, este mento para un país lejano. Pero yo no era un vídeo fue pensado originalmente por Fraj para ser cargamento, sino una joven desdichada que proyectado en dos pantallas enfrentadas. La pieza vivía en la habitación de la criada y ni siquiera se presenta aquí en un solo monitor, montada era criada. Era la chica que cuida a los niños y de manera que la pantalla queda dividida en dos, estudia por las noches. Sin embargo ¡qué bien presentando en muchas ocasiones dos imágenes se portaban todos conmigo! Me decían que me considerara parte de la familia y que me sin- diferentes simultáneamente. Memoires d’unes ser- tiera como en mi propia casa. Sabía que eran veuses presenta el testimonio en primera persona sinceros, pues no es el tipo de cosa que uno le de cuatro mujeres, algunas de ellas familiares de diría a un miembro de su propia familia. la autora que, siendo adolescentes -entre 14 y 16 Jamaica Kincaid, Lucy. años- vinieron a Zaragoza procedentes de pueblos de Aragón y Soria a servir en casas de familias en- El mundo de las trabajadoras del servicio domés- riquecidas durante la guerra o en la posguerra. Su tico durante la etapa del franquismo que suele memoria está combinada con imágenes del NODO conocerse como desarrollista. A partir de una presentando mujeres de la Sección Femenina serie de entrevistas filmadas que se contraponen bailando o haciendo deporte, y con extractos de con las representaciones fílmicas estereotipadas las películas The Diary of a Chambermaid de Jean y tradicionales de la figura de la criada, salen a la Renoir (1946), Le Journal d’une femme de chambre superficie las experiencias de diversas mujeres de Luis Buñuel (1964), Las que tienen que servir de que en el pasado habían trabajado en este sector. Jose María Forqué (1967) y ¡Cómo está el servicio! de Mariano Ozores (1968), estas dos últimas basa- El propósito de la autora es hacer visibles situa- das en sendas obras de Alfonso Paso. ciones que, en general, no son tenidas en cuenta por los discursos históricos dominantes, sobre A pesar de que la escasa y tardía regulación del todo cuando el agente social protagonista es la sector impide saber con exactitud el número, mujer. En este caso particular, el papel relevante durante las décadas de los sesenta y setenta 20
  16. 16. cerca de un millón de mujeres dejaron el campo como en nuestro país funcionó también La mís- para trabajar como internas en las casas de las tica de la feminidad9 que Betty Friedan describió familias beneficiadas por el desarrollismo. Otras y denunció en 1963 en los Estados Unidos. Si el muchas fueron a Francia y a Alemania con el sueño americano se sustentaba en el retorno al mismo fin8. hogar para las mujeres después de la Segunda Guerra Mundial, y en la naturalización y mistifi- Las mujeres entrevistadas recuerdan sus jornadas cación de las tareas del ama de casa, el nacio- de trabajo como internas, de 8 de la mañana a nal catolicismo español hizo lo mismo con las 00 de la noche, las tareas realizadas que incluían connotaciones inherentes al régimen franquista: desde cuidado de niños hasta limpieza de la casa, paternalismo, religión, ejercicios espirituales y lavado de ropa, plancha, costura, servicio de clases de corte y confección. comidas; su tiempo de ocio, una o dos tardes a la semana dedicadas a pasear, ir al cine o a guate- Las protagonistas de Elena Fraj son perfecta- ques, y las escuchamos mientras contemplamos mente conscientes de los paralelismos de sus a la vez imágenes y planos del desarrollo de los historias con la emigración actual, y nos recuer- nuevos barrios en Zaragoza en los años sesenta. dan a mujeres de nuestras propias familias, tra- Los salarios: los más bajos del mercado laboral; bajadoras incansables que se han adaptado a las el uniforme; los señores: militares, empresa- enormes transformaciones que las mujeres he- rios, terratenientes, constructores, altos cargos mos producido en nuestras vidas en los últimos municipales… El espacio: la puerta de servicio, cuarenta años, cambios de los que ellas también la habitación junto a la cocina. Estábamos cerca son artífices, con sabiduría y sentido común. pero distantes. Cada uno estaba en su sitio. En el NODO, las mujeres de Sección Femenina ponen 8 Como da cuenta el estu- en práctica la lección de José Antonio: El verdadero pendo documental A las feminismo no consiste en querer para las mujeres puertas de París, dirigido las funciones que hoy se estiman superiores, sino en por Marta Horno y Joxean rodearlas de mayor dignidad humana y social. Fernández en 2008. 9 BettyFriedan, La mística Con las peculiaridades concretas del caso espa- de la feminidad, Madrid, ñol, el testimonio de estas mujeres pone de relieve Cátedra, 2009. 22
  17. 17. louisa home (2011) listones de madera, holecz batas y delantales usados, velcro e hilo. 90x150x212cm. 24
  18. 18. Suelo trabajar con la pintura, pero el tema de este ocasión, en un proceso subversivo, lo expongo, lo proyecto me ha interesado tanto que ha sido el cata- hago visible. lizador en dar el salto de la pintura a la instalación para crear la obra que he llamado Home. Home, a otro nivel, está cargada emocionalmente. Es una reflexión sobre la emigración de mi madre Cuando empecé a pensar en cómo iba a crear esta desde Madeira, su lugar de nacimiento, a Londres, nueva obra, mi instinto ha sido el de ponerme a para trabajar como nanny en el año 59. coser: coser a mano, sinónimo de la reparación y curación. Y con la presencia de mi propia bata de pintar entro He empleado batas de trabajo (incluyendo la mía), en un diálogo con mi experiencia personal . Como las he cortado, las he deshecho, para luego recons- artista, madre y mujer estoy explorando mi propio truir un ‘patchwork’ enorme. Un collage de telas que concepto de hogar y su significado. forma una especie de piel que arropa la estructura rígida de la casa. En la descripción que Louisa Holecz da de su propuesta para esta muestra resuenan referen- Por fuera las telas están cosidas con cuidado, hay cias que nos acercan a la confluencia entre arte y orden, pero cuando entramos en el espacio interior feminismo. El hecho de que Holecz haya elegido de la casa vemos todos los entresijos, telas cortadas construir un elemento arquitectónico -una casa- y costuras interiores. Lo que normalmente se suele con fragmentos de batas, delantales y uniformes esconder. de limpieza donados para la ocasión por diferen- tes mujeres que han trabajado con ellos, incluida Pensándolo de esta manera podríamos interpretar una bata utilizada por ella misma para pintar, Home como símbolo del cuerpo humano, la piel vista remiten a la relación artística entre la casa y el por fuera y sentimientos escondidos por dentro. cuerpo femenino10. También este espacio interior simbólicamente es como el trabajo del hogar, frecuentemente está Y la inclusión de esta casa en el espacio de tratado como un fenómeno invisible pero en esta la Casa de la Mujer nos envía a Womanhouse, 26
  19. 19. experiencia pionera del arte feminista estadouni- entre madre nutricia e hija que lucha por su dense en 1972, materializada en la intervención autonomía12. en diecisiete habitaciones de una casa por parte de las alumnas del Programa Feminista de Arte Coser. Arquitectura tejida y encarnada. El arte de la Universidad de California y de sus profe- textil, ejercitado históricamente por las mujeres, soras, las artistas Judy Chicago y Miriam Scha- devaluado por la cultura dominante y revalori- piro, quienes exploraron la relación entre casa zado por las prácticas artísticas de inspiración y cuerpo femenino subvirtiendo los mandatos feminista13. Eulàlia Valldosera escribe en los patriarcales acerca de lo público y lo privado e primeros noventa estas notas tras la lectura de introdujeron estas temáticas en la Historia del Mircea Elíade: Arte, abriendo un fructífero campo de trabajo Tejer sería también crear, a partir de la propia para muchas artistas posteriores11. La cocina de sustancia, como hace la araña confeccionando su Womanhouse fue intervenida por Susan Frazier, tela a partir de sí misma14. Vicky Hodgetts y Robin Weltsch, quienes elabo- raron en Nurturant Kitchen aspectos psicológicos Home puede relacionarse también con algunas de la relación con la casa-hogar. Las artistas obras de la artista colombiana afincada en Bar- trabajaron con sus memorias de infancia y la co- celona Margarita Pineda15. En Calendario laboral cina apareció como una zona de conflictos entre (2001-2003), la artista borda con hilo dorado madre e hija, sufriendo una transformación de las mopas con las que trabaja como limpiadora huevos a pechos, en palabras de las artistas, que para poder mantenerse y estudiar, construyendo acabaron diseminados por sus paredes y techos. una bitácora de su vida de estudio y trabajo, el Susan Frazier confeccionó una serie de delan- comienzo de su jornada a las 5.30 de la mañana tales a los que cosió distintas partes del cuerpo y la dignificación de esa tarea como medio para -labios, pechos de nuevo- realizadas también en conseguir metas. El modo de financiación extra tela. Un texto de la artista titulado Delantales en artístico y el trabajo del arte confluyen en la mis- la cocina describe en forma de diálogo un duelo ma obra. En Territorios mentales, Pineda borda 28
  20. 20. y dibuja planos que marcan sus recorridos la- 10 Relación recorrida maravi- históricamente por su liga- borales y vitales sobre una serie de prendas de llosamente por Assumpta zón con un grupo humano Bassas en “Cuerpo que te previamente desvalorizado. vestir: Camarera (Camisa), Limpiadora (Delantal) quiero cuerpo. Imágenes No es, entonces, que las y Mi Cama- Mi Casa (Pijama), designan sus iti- del cuerpo y nociones de mujeres hagamos cosas nerarios geográficos y afectivos marcados por subjetividad en la produc- poco importantes, sino que su condición de inmigrante. Nuevamente, el ción de artistas contem- formamos parte de una empleo protagoniza la obra artística poniendo poráneas. El cuerpo-casa: sociedad que cataloga como sobre el tapete las condiciones materiales del Eugènia Ballcells y Eulàlia poco importante cualquier Valldosera”, en M. Azpei- cosa que hagamos las trabajo del arte. tia, M.J. Barral, L. Díaz, mujeres”, en El juego de las T. González, E. Moreno, T. Astucias, Madrid, horas y Home funcionaría como una corporización de Yago (eds.): Piel que habla, HORAS, 1992, p. 164. Esta la vivienda, que tematizaría en su envoltorio Barcelona, Icaria, 2001, p. afirmación de las distintas tareas necesarias para que esta 111-138. Juliano puede hacerse ex- estructura sea también un hogar. 11 Assumpta Bassas, op. cit. tensible al debate sobre “el 12 http://rudaxforever. arte de mujeres”. blogspot.com/2010/04/su- Valldosera, El 14 Eulàlia san-frazier-1-nurturant- ombligo del mundo, Madrid, kitchen.html Museo Nacional centro de 13 Dores Arte Reina Sofía 2009. Juliano escribe a 15 http://www.margaritapine- propósito del bordado: “la falta de aprecio social por da.net este arte puede explicarse 30
  21. 21. natalia la otra (2001) impresiones digitales iguiñiz sobre papel fotográfico 100x70 cm cada una 32
  22. 22. ¿Quién es la otra mujer? la intimidad del hogar limeño de clase media. ¿Cómo puedo dirigirme a ella? Para la empleada doméstica, el otro lo constitu- ¿Cómo se dirige ella a mí? ye la empleadora y su familia. Para la emplea- Gayatri Spivak, 1986 dora, el otro es evidentemente la empleada. El hecho de que cada foto lleve como título sólo los Empecé cuando me mudé con mi chico y en la nombres de pila de las retratadas, sin discernir repartición de tareas terminé haciendo cosas por a quién pertenece cada cual, tiende a reforzar la él, que pensé cómo sería hacer esas mismas cosas posición pretendidamente neutra y paralela de no por amor sino como un trabajo. Siempre en cada una de ellas. En realidad, tiende a desman- mi casa hubo una empleada doméstica, y ahora telar esa neutralidad inexistente y a mostrar, que vivo con mi pareja y mi hija pequeña también supuestamente desde la distancia profesional contrato a una trabajadora del hogar. Y por más y la desafectación, una realidad marcada por que los regímenes laborales cada vez sean mejo- las diferencias económicas, sociales y étnicas. res, a mí aún me genera contradicción. Creo que Se trata de retratos de esmerada composición, más que un tema es una problemática: el trabajo todos delante del sofá de la casa empleadora, doméstico en muchos lugares del mundo sigue ese lugar del ámbito privado donde se recibe, teniendo características serviles, que en Perú se que muestra la posición de su dueña, que con- cruzan específicamente con problemas de racismo textualiza la relación existente entre la pareja y sexismo16. retratada. Iguiñiz nos hace interrogarnos: ¿quién es la El mundo doméstico como lo otro del mundo otra?, ¿la empleada?, ¿la empleadora?, ¿la fotó- público, o las fotógrafas pioneras como las otras grafa? Y eso dependerá de quién haga la pre- en los comienzos de la fotografía. En el texto que gunta, de su clase social, su lugar de origen, etc. Iguiñiz incluye en su web, Antonio Ramos pone en relación la serie La otra con los retratos má- La otra es una serie de retratos fotográficos de gicos de Julia Margaret Cameron, una de estas veinticinco parejas de empleadoras-empleadas pioneras, quien utilizó como modelos a varias de que expresan el problema del otro visto desde sus camareras, Mary Hiller y Mary Ryan, que po- 34
  23. 23. Charo y Rosario. Verónica y Norberta.
  24. 24. saron para ella como madonnas, hadas o ninfas, sión y de su doble visión, que busca su lugar en- y con la actitud cuestionadora de Diane Arbus, tre las fisuras y grietas de los aparatos de poder quien exploró como nadie la condición humana y saber, buscando de alguna forma aquello que a través de sus retratos de “los otros” de esta la representación normativa excluye o convierte sociedad. en irrepresentable. La propia artista eligió los siguientes versos de Iguiñiz ha colaborado también como cartelista Octavio Paz para acompañar a la exhibición de su con el sindicato de trabajadoras domésticas del serie en una muestra anterior: Perú. 16 Declaraciones de Natalia ción se aprenden desde para que pueda ser he de ser otro, Iguiñiz en Carmen Vallejos, la cuna: el racismo y la salir de mí, buscarme entre los otros, “De entrecasa” Página 12, exclusión quedan natura- los otros que no son si yo no existo, Argentina, 18 de agosto de lizados. Su reportaje “Se los otros que me dan plena existencia 2006 “http://www.pagina12. necesita muchacha” en la com.ar/diario/suplementos/ revista peruana Ideele, nº Y declara partir en su trabajo de sus propias las12/13-2841-2006-08-18. 180, marzo 2007, da cuen- contradicciones, no para juzgar sino para profun- html” La escritora peruana ta de esta situación en la dizar en la realidad a través de exacerbar esas Rocío Silva vincula también que el abuso se conjuga contradicciones. Las fotografías de Natalia Igui- el maltrato a las trabajado- con la explotación infantil ñiz producirían así la representación de su propia ras con la institucionaliza- y recoge también las al- contradicción, encarnando la contradicción de ción privada del racismo y ternativas propuestas por un sujeto de género femenino atravesado por la alude a cómo la práctica del trabajadoras domésticas clase social, la etnia, etc. Siguiendo a Teresa de servilismo como mecanismo organizadas en sindicatos Lauretis17, no se trataría sólo de diferencias y de supervivencia de sectores de trabajadoras del hogar sociales pobres permite no y otras asociaciones. divisiones entre mujeres sino, también, y con la sólo el clientelaje político de 17 Teresa de Lauretis, “El misma importancia, de diferencias y divisiones gobiernos populistas, sino feminismo y sus dife- en la misma mujer; es decir, que surgen como también la preservación de rencias” en Diferencias. efecto de diferencias y divisiones en la subjeti- situaciones degradantes. Etapas de un camino a tra- vidad de cada mujer. Para Lauretis, el sujeto del En sus palabras, en una vés del feminismo, Madrid, feminismo está al mismo tiempo dentro y fuera sociedad terriblemente horas y HORAS, 2000, p. de la ideología del género y es consciente de ello, injusta como la peruana, la 71-78. es consciente de esta doble tensión, de esta divi- discriminación y la segrega- 36
  25. 25. Elena y Maribel. Jesús y Ana Gabriela.
  26. 26. daniela 97 empleadas impresiones digitales ortiz domésticas (2010) en papel fotográfico. 10x15 cm cada una. imágenes extraídas de facebook 38
  27. 27. La familia estaba compuesta por el marido, la ver las setenta y siete imágenes recogidas por mujer y cuatro hijas mujeres. La esposa y el la autora, sin pie de foto ni información alguna, esposo se parecían entre sí y las cuatro niñas y sólo al final encontramos el título de la serie se parecían a ambos. En las fotografías familia- res que había en todos los rincones de la casa, y el nombre de la artista, y un espléndido texto sus seis cabezas rubias de distintos tamaños escrito por Marcelo Expósito19. Cierran la edi- aparecían muy juntas, como si fueran un ramo ción los créditos de la publicación y es entonces, de flores y estuvieran atadas entre sí por un hilo ya con toda la información, cuando podemos invisible. Sonreían al mundo, dando la impre- volver a mirar las fotografías desde el principio y sión de que lo encontraban abrumadoramente hermoso. Las sonrisas no eran falsas. De todos descubrir con estupor todo aquello que nuestra los sitios que habían visitado, y parecían haber primera visualización ha obviado, nuestro propio viajado por todo el mundo, habían traído un fuera de campo: brazos, piernas y siluetas más o pequeño recuerdo y todos ellos podían recitar su menos lejanas de las trabajadoras que sostienen historia desde el principio. Incluso cuando caía a las familias felices retratadas; aquello que es una pequeña llovizna, admiraban la forma en que excéntrico a la representación institucional es lo el agua veteaba el aire limpio. que más va ampliar nuestro conocimiento acerca Jamaica Kincaid, Lucy. de las relaciones de poder que el encuadre ha pretendido dejar fuera sin, finalmente, conse- Serie compuesta por setenta y siete fotografías guirlo. de grupos de personas de clase alta peruana en situaciones domésticas cotidianas. En cada una Expósito relata en su texto el arranque de este de estas fotos aparece en el fondo de la imagen, proyecto: en 2006, la joven artista peruana Da- fuera del área enfocada o prácticamente fuera del niela Ortiz solicita ayuda a la rama adinerada de campo de la imagen, una o varias empleadas de su familia para trasladarse a vivir a Europa. La hogar. Todas las imágenes han sido recogidas de familia le ayuda a conseguir un trabajo relaciona- la red social Facebook. Este proyecto se materia- do con sus competencias artísticas, en el entorno lizó en un libro editado el pasado año18. El libro de amistades de la familia, que le proporcione presenta la portada y las páginas iniciales com- la renta suficiente para desplazarse a Barcelo- pletamente en blanco. A continuación podemos na. Así, Daniela trabaja filmando los momentos 40
  28. 28. vacacionales o de ocio de familias peruanas sobre las condiciones materiales del trabajo del pudientes en la playa de Asia, al sur de Lima, ví- arte y sus fuentes de financiación extra-artísticas, deos de uso privado que documentan la actividad que convierten en muchas ocasiones a los y las informal de los niños de estas familias. Se le dio artistas en un precariado de élite. una indicación en especial para la realización de este trabajo: las trabajadoras domésticas no La relevancia de cuestiones como la clase, el gé- debían aparecer en las filmaciones. Expósito nero y el origen étnico en la trayectoria de Daniela cita también en su texto una polémica que llevó Ortiz queda plasmada en otra de sus intervencio- la playa de Asia a los medios de comunicación nes: ES DE PUTA MADRE SER MUJER, escrita en peruanos: se discutía si las trabajadoras domés- un muro del festival FEMART09. El proyecto fue ticas debían dejarse ver siempre en uniforme o aceptado en la convocatoria organizada por el cen- por el contrario estar autorizadas a vestir ropa tro feminista Caladona de Barcelona, y el comité informal en público. Estaba en juego el señala- organizador decidió utilizar la frase en la campaña miento del estatus social y la visibilidad de las publicitaria del festival, imprimiendo 10.000 flyers diferencias de clase en ese espacio social. con ella. Días antes de la inauguración, Ortiz pro- pone cambiar la frase seleccionada para la pared, Partiendo de esta primera experiencia laboral escribiendo lo que sería la continuación de la de Daniela Ortiz que le permitió instalarse en misma. En un principio se le denegó la propuesta. Europa para continuar con su carrera artística, Finalmente, tras debates con el resto de parti- el texto de Marcelo Expósito repasa otros tra- cipantes y con las organizadoras, se le permitió bajos en los que la artista ha conjugado trabajo escribir ESPAÑOLA, BLANCA Y DE CLASE MEDIA asalariado, trabajo intelectual- artístico y trabajo en el muro. político, todos dentro de la misma actividad y no como momentos diferenciados de la vida cotidia- La artista ha comenzado un nuevo proyecto sobre na (como los generados en su experiencia como el espacio vital dentro del hogar otorgado a las empleada de una pastelería de lujo en Barce- empleadas domésticas, análisis e investigación lona), en los que Daniela encarna el conflicto sobre la arquitectura de servicio. inherente al arte contemporáneo acerca del tabú 18 DanielaOrtiz, 97 emplea- de Zevallos solicita ayuda das domesticas, Barcelona, a la rama adinerada de su Generalitat de Catalunya, familia para poder trasla- Secretaria de Joventut, darse a vivir a Europa, en 2010. Daniela Ortiz, op. cit. 19 Marcelo Expósito, D-O I-5. En el año 2006, la joven ar- 42 tista peruana Daniela Ortiz
  29. 29. martha tijuana maid (1975) serie de 12 tarjetas rosler postales. reproducción digital de postales originales. cortesía de la artista. 44
  30. 30. Ha sido un sueño que una pionera como Rosler, sus esfuerzos por elevar la posición de su familia, en activo desde los años sesenta y protagonista MC TowersMaid (1974), sobre una trabajadora de un del encuentro entre arte y feminismo en la déca- establecimiento de comida rápida y, en 1977 reali- da de los setenta, haya accedido generosamente zaría la cuarta de estas novelas postales, A New- a participar en esta muestra. Por el honor que Found Career. Inicialmente enviada sólo a mujeres, supone su presencia y porque nos permite reali- trataba sobre una mujer que realizaba la transición zar un ejercicio de reconocimiento de genealogía del trabajo no remunerado a la profesionalización de autoría femenina en las prácticas artísticas. en el mundo del arte. Tijuana Maid forma parte de la trilogía Service. A El empleo de las postales por parte de Rosler Trilogy on colonization. El trabajo responde for- apunta a su deseo de superar los límites del malmente a los parámetros de lo que se conoce público privilegiado del arte de élite y llegar a una como Arte Postal -una práctica que se remonta audiencia más amplia. En su serie de tarjetas na- a los años sesenta y al entorno de Fluxus y que videñas From Our House to your House (1974-1978) busca situar su intervención en el seno de los añadirá imágenes al texto. Estas obras con pos- procesos comunicativos-. Rosler da a este tra- tales fueron decisivas en la trayectoria de Martha bajo el nombre de novela postal, que consiste en Rosler. Por su distribución y porque en el caso de una serie de tarjetas postales escritas por una las novelas postales era fundamental el factor trabajadora doméstica. tiempo, ya que se trataba de auténticas novelas En las tarjetas, textos escritos en castellano y en por entregas (Tijuana Maid consta de doce postales) primera persona describen y detallan las condi- que abrían las posibilidades de comunicación e ciones de trabajo de una empleada doméstica de intercambio entre remitente y destinatarios/as22. Tijuana que trabaja al otro lado de la frontera, en 20 Lareferencia es de Elo Vega, – La Mancha. 2009. Tesina San Diego -las largas jornadas, el bajo salario, Migraciones, fronteras y géne- sin publicar. los abusos, etc...20 ro en las prácticas artísticas 21 MarthaRosler, Posiciones contemporáneas: Performing en el mundo real. Barcelo- Antes de esta obra, Rosler había realizado A the border y la obra de Ursula na, MACBA, 1999, p. 96-97. Budding Gourmet (1973), sobre una mujer deseo- Biemann. Facultad de Bellas sa de convertirse en una gourmet como parte de Artes Universidad de Castilla 46
  31. 31. territorio se acabó la vídeo: arne hector, doméstico esclavitud! (2005) cinema copains (9’8’’). fotografías: silvia cuevas. 48
  32. 32. MANIFESTACIÓN POR LOS DERECHOS DE LAS EMPLEADAS DOMÉSTICAS (28 DE MARZO_2010_ 13H PLAZA JACINTO BENAVENTE- SOL_ Madrid) ¡Última hora, se acabó la esclavitud! Las mujeres de SEDOAC (Servicio Doméstico Activo), el grupo Cita de Mujeres de Lavapiés y la Agencia de Asuntos Precarios, quienes juntas damos vida al Taller Territorio Doméstico, les convidamos … a todas las empleadas domésticas a todas las empleadoras y empleadores a todas las feministas a todas las inmigrantes, trabajadoras, precarias, estudiantes y paradas a todas las cuidadoras a las personas con diversidad funcional que luchan por ser atendidas de otro modo a todas las trabajadoras invisibles que sostienen la vida a todas las personas, colectivos, grupos y asociaciones que apoyan la lucha de las empleadas domésticas … a salir a la calle: ¡Se acabó la esclavitud! Somos mujeres de varios países, diferentes nacionalidades y experiencias. Algunas con papeles, otras sin papeles. Trabajamos como empleadas domésticas o nuestras madres, amigas o vecinas lo han hecho. Tenemos unas condiciones laborales que nos hacen muy vulnerables: las jornadas laborales pueden llegar a ser de 16 horas, no tenemos paro, ni baja laboral hasta el día 29. Experimentamos la precariedad y la falta de recursos en las grandes ciudades y no contamos con ayudas para conciliar la vida y el trabajo. Las difíciles condiciones y el miedo funcionan aislándonos, separándonos. Por eso hemos decidido salir a la calle juntas, como verdadero desafío al aislamiento y al miedo, como manera de hacernos más fuertes. Decimos que el Régimen Especial del Empleo de Hogar es un régimen injusto. El empleo de hogar sostiene la vida de miles de hogares cotidianamente y, sin embargo, es un trabajo invisible, infravalorado. Queremos que esto cambie y que se equipare con el Régimen General, un paso importante en el reconocimiento de su valor. Y que las trabajadoras sin papeles puedan disfrutar de los mismos derechos que el resto. No podemos olvidar que este trabajo está pasando de manos de unas mujeres (las de los países del Norte) a otras (las de los países del Sur) haciendo que el problema, lejos de desaparecer, se globalice. Os invitamos a uniros a la manifestación que se realizará el próximo 28 de marzo a las 13h. Nos gustaría que no fuese una manifestación más: que cada cual, personas y grupos, de Madrid o de otras ciudades, se reapropie de la convocatoria dándole el significado que más conecte con su propia experiencia, idea o sentir. Escribiendo sus propias cosas, llevando sus pancartas, haciendo la manifestación suya bajo una idea común: “POR LA EQUIPARACIÓN INMEDIATA DEL RÉGIMEN ESECIAL DEL EMPLEO DE HOGAR AL RÉGIMEN GENERAL Y POR LOS DERECHOS DE LAS TRABAJADORAS SIN PAPELES”. Queremos ser visibles, queremos ser muchas y gritar fuerte. Buscamos vuestra complicidad. Os esperamos. (Para cualquier duda, apoyo o idea podéis escribirnos a: territorio.domestico@gmail.com)
  33. 33. Fotografías y vídeo de la manifestación por los derechos de las trabajadoras domésticas cele- brada en Madrid el 28 de marzo de 2010, por la equiparación del Régimen Especial de empleo de hogar al Régimen General y por los derechos de las trabajadoras sin papeles. Esta moviliza- ción forma parte ya de otra exposición: Principio Potosí, que ha tenido lugar en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid e itinerado después por Berlín y La Paz. ¿Cómo son los cuerpos de las empleadas de hogar con dignidad? ¿De las migrantes con deseos de transformar lo injusto de su situación? ¿De qué manera se autorrepresentan? ¿Cómo se construyen espacios plurales de diversidad y resistencia? Para que esta movilización sea posible, Territorio Doméstico se ha ido configurando poco a poco como un espacio de relación, de cuidados, de compartir soledades, apoyar denuncias y refor- zar empoderamientos. 50
  34. 34. eulàlia dependencia mutua Vídeo-acción (6’). valldosera (2010) Vídeo documental (4’40’’). 52
  35. 35. A mí nadie me ha hecho un contrato. En una imagen fuertemente verticalizada (la grabación ha sido realizada con la cámara Escuchamos esta declaración de boca de Liuba, en vertical y es proyectada también vertical- la protagonista de los dos vídeos que Valldo- mente), asistimos al cuerpo a cuerpo entre sera presenta. Si bien Liuba está aludiendo a la mujer migrante y el símbolo del poder. La su trabajo como empleada de hogar, la artista relación entre ambos es ambigua y se abre a asume la frase como experiencia propia. Como las interpretaciones. Lo que estamos viendo Valldosera explica en el texto escrito por ella ¿es sólo una práctica de sumisión o es también para la reciente exhibición de su obra en la la puesta en acción de un complejo juego de galería La Fábrica de Madrid22, no está tratan- interdependencias? Encarnación viva contra do de hacer hablar al sujeto subalterno, sino mármol inerte, Liuba es la única que puede sintonizando con esta mujer en aquello que es tocar íntegramente al emperador, que sabe, común a ambas. Pero leamos a la propia artista literalmente, que el emperador está desnudo presentando la vídeo-performance principal: o, lo que es lo mismo, que depende de ella para su correcta conservación. Poniendo en juego su Pedí a la trabajadora doméstica de mi galerista cuerpo (en el trabajo y en la migración son los napolitana que actuara en mi lugar. De origen cuerpos los que están en juego), Liuba nos da ucraniano, como muchas de las chicas que lim- la oportunidad de repensar de forma diferente pian las casas de las clases adineradas del sur las relaciones de poder. de Italia, esta mujer “sin papeles”, convertida en el álter ego de la artista, se dispone a limpiar la La limpieza: es un tema recurrente en la estatua de un emperador romano custodiada en trayectoria de Eulàlia Valldosera, desde que el Museo Arqueológico Napolitano. La soberbia fi- en El ombligo del mundo (1991) decide cam- gura masculina se somete a los gestos mecánicos biar “el pincel por la escoba”, actuando con de alguien sin voz. A medida que avanza la acción, una escoba sobre un manto de colillas con las los fantasmas de la libido femenina afloran gra- que construía y borraba figuras femeninas. El cias al osado tratamiento lumínico a que someto acto de limpiar, o los envases de productos tan anodina acción. de limpieza en otros de sus trabajos, aluden a 54
  36. 36. la actitud profundamente crítica con la que vida, de los saberes, de la cultura: el cuidado Valldosera revisa los mandatos adjudicados del mundo que habitamos como necesidad a lo femenino. Mostrar públicamente aquello primordial que ha de ser llevada a cabo por que los poderes quieren dejar en la esfera de todos. La artista ha situado el origen de esta lo privado. Con Dependencia Mutua la artista pieza en su preocupación por la conservación borra los límites no sólo entre lo privado y lo de su obra, articulada principalmente a partir político, sino que se extiende al terreno de lo de lo efímero y compuesta por materiales de social y lo transnacional. la vida cotidiana -envases de productos de limpieza, medicinas, luz de proyectores o de El feminismo: Valldosera es consciente tam- estufas caseras…- en el ámbito de los museos, bién de su relación crítica y ambigua con el el cual no termina de asumir que este tipo de feminismo. No entra en su lógica el adhe- trabajos necesitan un cuidado diferente al de rirse a él desde el lugar de la reivindicación los materiales clásicos del arte. colectiva, sino que se sitúa más bien en la problematización del propio feminismo y en La pieza central va acompañada de un segun- la politización de cuestiones subjetivas igual- do vídeo de tipo documental en el que Liuba, mente importantes. Desde ese lugar es signi- nacida en Chernobil, narra su proceso migra- ficativa su designación, refiriéndose al museo torio. La escuchamos, es un sujeto con voz y a la institución arte, de quienes trabajan en que se hace cargo de su voluntad de cambio ella como cuidadores: todos los encargados enfocada hacia una mejora de sus condicio- de mantener viva y actualizar la memoria de nes, que asume el riesgo de la precariedad nuestro imaginario visual están dentro de una y de la vulnerabilidad de su situación como categoría de roles maternos, según la auto- modo de hacerse dueña de sus decisiones. La ra23. Esta conceptualización de lo materno no empleadora de Liuba -y galerista en Nápoles tendría que ver, entonces, ni con lo biológico de Eulàlia Valldosera- no aparece, aunque se ni con lo instintivo, sino con una tarea cultu- la menciona explicitando la relación de depen- ral, social y simbólica de mantenimiento de la dencia mutua que mantiene con su empleada: 56
  37. 37. la mujer emancipada necesita los servicios de 22 EulàliaValldosera, Re- la subalterna para ejercer su labor. Valldosera latos de poder (v.2). Texto para la exposición Depen- sí aparece en la escena, habla, pero escucha- dencia Mutua en la galería mos a Liuba; su presencia alude a la ambigüe- La Fábrica, Madrid, 2010. dad del papel de la artista: es la limpiadora y, al Valldosera, Relatos 23 Eulàlia mismo tiempo, su señora. de poder (v.2), op. cit. 58
  38. 38. curricula 61
  39. 39. elena gabriela elefrajgb@ub.edu fraj herranz zaragoza, 1977
  40. 40. Elena Fraj es Profesora Asociada en el Depar- tamento de Diseño e Imagen de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Barcelona. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona (2002), realiza el Doctorado en “Teoría e Historia de la representación audiovisual” en la Facultad de Comunicación Audiovisual de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Tam- bién es Licenciada en “Professora de muntatge de vídeo” por el Centre d’Innovació i Formació de L’Hospitalet (SOC). Colabora desde el campo del vídeo en proyectos colectivos que vinculan el trabajo artístico con la transformación social, entre otros: http://oxcars09.la-ex.net/ http://la-ex.net/. http://www.enmedio.info/ http://www.interven.tv/ Recibió el Premi Espais d’art contemporani de Girona en 2006 por el documental Memoires d’unes serveuses, subvencionado por el Instituto Aragonés de la Juventud (DGA). 63
  41. 41. louisa louisaholecz@telefonica.net holecz londres, 1971
  42. 42. De padre húngaro y madre portuguesa, Louisa En 2009 celebró su primera exposición individual, Holecz estudió Arte y Diseño en Harrow Colle- Beastlike, en la Galería Zaragoza Gráfica -galería ge. Se licenció en Bellas Artes en West Surrey que representa a la artista en Aragón- que alber- College of Art and Design, recibiendo el Premio gará también su segunda exposición individual Extraordinario de Fin de Carrera. En 1994 creó la en marzo de 2011. empresa Divine Studios, una colectiva de mura- listas especializadas en trampantojo, realizando murales en espacios públicos y privados en el Reino Unido, Francia y Kuwait, en edificios entre los que destacan Guys Hospital, (Londres), Glen Affric Castle, (Escocia), The Mongolian Barbeque Franchise, (Inglaterra) y Roche Bobois (Kuwait). Desde el año 2000 vive y trabaja en Zaragoza. Es madre de dos niñas, Bella y Sabina. En 2007, su obra El traje de bautizo fue adqui- rida por el Premio de Pintura de la Delegación del Gobierno de Aragón. Sus obras han sido seleccionadas en varios concursos de pintura en Aragón, incluyendo el Premio de Arte Santa Isabel de Aragón, reina de Portugal y el Premio Francisco Pradilla de Villanueva de Gállego. Ha participado en exposiciones colectivas en Zaragoza en la Ga- lería Finestra, La libreta de los dibujos, Colección Soho en SOHO, con Amasol en el Centro Joaquín Roncal, con Proyecto Hombre en el 4º Espacio y en el proyecto Conectadas en la Sala Juana Fran- cés de la Casa de la Mujer. 65
  43. 43. natalia www.nataliaiguiniz.nom.pe iguiñiz boggio lima, 1973
  44. 44. Natalia Iguiñiz Boggio es Licenciada en Artes tica (Colegio de Periodistas del Perú, Lima), Vía Plásticas con Mención en Pintura en la Pon- Satélite. Panorama de la fotografía y vídeo perua- tificia Universidad Católica del Perú (PUCP). no contemporáneo (Centro Cultural de España, Estudió la Maestría en “Género, Sexualidad y itinerante por diversas ciudades americanas y Políticas Públicas” en la Universidad Nacional europeas), Neón Colonial (Sala Luis Miro Quesada Mayor de San Marcos. Ha realizado cinco pro- Garland, Lima), III Festival Internacional de la yectos individuales. En 1998 realizó La pérdida/ Peinture (Cagnes-sur-Mer), I y II Bienal Nacional la perdida y en 2001 La Otra, ambas expuestas de Lima, Arco 2000, Feria Internacional de Arte en la Galería Forum en Lima (presentándose Contemporáneo (Madrid), Expo Arte del Mundo de luego en las ciudades de Arequipa, La Paz, la revista Beaux Arts (París), Perú: Resistencias Santa Cruz y Buenos Aires). El 2004 presentó (Casa de América, Madrid), I y III Bienal Iberoame- Chunniqwasi / Periodo 1980-2000 en la Bienal ricana de Lima, IV Bienal internacional SIART (La de Cuenca (Ecuador). En el 2005 inició la pri- Paz), Neuf femmes graphistes (Echirolles), Pinta, mera de tres exposiciones tituladas Pequeñas Feria de Arte Latinoamericano Contemporáneo Historias de Maternidad, expuesta en la Galería (Nueva York), Trienal de Chile 2009, Lo impuro y lo Forum; la segunda se exhibió en el Centro contaminado: pulsiones (neo)barrocas en las rutas Cultural Ricardo Palma en el 2008. Con el de MICROMUSEO (Museo de arte contemporáneo colectivo Laperrera (Natalia Iguiñiz/Sandro de Santiago de Chile). Venturo) ha realizado exposiciones y acciones Es docente en la PUCP, dirije la carrera de Diseño artísticas (afichismo, publicidad callejera, In- Gráfico en el Centro de la Imagen y es mamá de ternet y performance mediática), entre las que Antonia y Vicente. se encuentran Perrahabl@, Com.pe y Patria. Ha participado en más de cincuenta exposi- ciones colectivas, tanto en su país como en diversas ciudades del mundo, entre las que destacan: Cuerpos volátiles: Representaciones para un fin de siglo (Lima), Emergencia Artís- 67
  45. 45. daniela www.daniela-ortiz.com ortiz cuzco, 1985
  46. 46. Daniela Ortiz es Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona. Ha participado en exposiciones colectivas celebradas en Lima, Barcelona y Madrid. Actualmente, se encuentra trabajando en el pro- yecto Black Round Table, becado por la Fundación Suñol y Can Xalant. También ha obtenido la Beca Guasch Coranty con el proyecto Habitación de servicio y la Beca de la edición de 2010 de la Sala de ArtJove para la publicación de 97 empleadas domésticas. Al mismo tiempo, desarrolla distin- tos proyectos de manera independiente. Ha realizado, entre otros, talleres con Santiago Sierra, Rirkrit Tiravanija, Rogelio López Cuenca, Martí Perán y Raimond Chaves. Recientemente, ha sido admitida en el PEC (Programa de Estu- dios Completos) de Soma (México). 69
  47. 47. martha www.martharosler.net rosler brooklyn, new york
  48. 48. Martha Rosler es una artista que trabaja la la calle, la cocina, Centro José Guerrero, Gra- fotografía, el vídeo, la escritura, la performance y nada (2009); Location location location! Portikus, la instalación. Su obra se centra a menudo en la Frankfurt (2008); Oleanna Space/Ship/Station, at esfera pública y los paisajes de la vida cotidiana Utopia Station ,50 Bienal de Venecia (2003); Posicio- -actual y virtual- y, especialmente, en el modo en nes en el mundo real, Retrospectiva en el MACBA que estos afectan a las mujeres. Sus proyectos de Barcelona y en Birmingham, Villeurbanne, tratan la vivienda y la arquitectura, por un lado, y Viena, Rotterdam y New York (1998-2000); If You los lugares de paso y los sistemas de transporte, Lived Here.... Dia Art Foundation, New York (1989); por otro. Recientemente ha realizado un proyecto Watchwords of the Eighties. Documenta 7, Kassel de entrevistas con los trabajadores víctimas de (1982); Vital Statistics of a Citizen, Simply Obtained. la trata, sobre todo las mujeres del comercio University of California, San Diego (1973) y Monu- sexual, en Turín, Italia. Lleva muchos años tra- mental Garage Sale. University of California, San bajando sobre la guerra y el “clima de seguridad Diego (1973) nacional”, conectando las experiencias cotidia- Rosler ha publicado dieciocho libros de fotografía, nas en el hogar con el desarrollo de la guerra en arte y escritura, en varios idiomas, y en 2011 ha el extranjero. recibido la Beca DAAD de Berlín. Una exposición de archivo de su innovador ciclo de exposiciones de 1989 en Nueva York Si estuvie- ras aquí acerca de la vivienda, la falta de vivienda y el entorno construido, se exhibió recientemente en Nueva York, Utrecht y Barcelona (2010). La Biblioteca de Martha Rosler se expuso nacional e internacionalmente entre 2005 y 2009. Breve selección de sus exposiciones individuales: Martha Rosler: As/If., Galleria Civica d’Arte Mo- derna e Contemporanea, Turín (2010); La casa, 71
  49. 49. eulàlia www.eulaliavalldosera.com valldosera vilafranca del penedés, 1963
  50. 50. Eulàlia Valldosera residió en Amsterdam y Berlín The Albuquerque Museum de New Mexico, en el y, actualmente, vive en Barcelona. Es Licenciada Museo Salvador Dalí, St. Petersburg, Florida y en Bellas Artes por la Universidad de Barcelona EEUU en 2006 o El discreto encanto de la tecnolo- (1980-1985) y Licenciada en Audiovisuales en la gía. Artes en España, en MEIAC de Badajoz y ZKM Rietveld Akademie de Amsterdam (1990-1994). en Karlsruhe (Alemania) en 2008. Con sus instalaciones y acciones lumínicas En nuestro país se han presentado dos reconoci- moldea, literalmente, los espacios asépticos del das retrospectivas de la artista: Eulàlia Valldose- museo o la galería, así como nuestros estados ra, Obres 1990-2000, en la Fundació Antoni Tàpies anímicos. Convierte los espacios en contene- de Barcelona en 2001 y, más recientemente, dores de experiencias explorando la psicología Dependencias, en el MNCARS de Madrid en 2009. de la percepción. En su intención de establecer puentes con lo cotidiano, la artista construye En 1999 recibió la Beca DAAD de Berlín y el Pre- frágiles escenarios capaces de vincular emocio- mi Nacional d’Arts Plàstiques de la Generalitat nalmente a públicos muy diversos, para seguir de Catalunya en 2003. iluminando esas zonas oscuras e instintivas del comportamiento humano. Su obra está presente en numerosas bienales internacionales desde la década de los años noventa, tales como las de Sidney, Instambul, Ve- nezia o Sao Paulo. Algunas de las muestras co- lectivas en las que ha participado son: Connexions implicites, en École Nationale Supérieure des Beaux-Arts de París en 1997, Côté Sud...Entschul- digung, en Institut d’Art Contemporain, Nouveau Musée, Villeurbanne y Lyon en 1998, Zeitwenden ausblick, en el Kunstmuseum de Bonn en 1999, Picasso to Plensa: A Century of Art from Spain, en 73
  51. 51. agradecimientos Martha Rosler, Silvia Cuevas, Arne Hector, Cinema Copains, Galería La Fábrica, Elo Vega, Rogelio López Cuenca, Julia Montilla, Pilar Gutiérrez, Pepe Domínguez, Carmen García, Betsabe Huaman, Rocío Silva, Paz Cacho, Lucia Brandi, Amparo Bella, Silvia L. Gil, Isabel Meléndez, Palmira Fletas, Marirrós Gallego, Carmen Sanz, Consuelo Miqueo, Mari de la Fuente, Rosa Calvo, Marisa Nieto, Tomasa Báñez, Teresa Villar, Adolfo Allué, Eva Luna, Hermanas Palá Laguna, Amabilia Vélez, Jacobo Atienza, Alejandrina Aguas, Marta Horno, Elena Giner, Miguel Ángel Ramos, Leónidas Martín, Minze Tummescheit, Konstanze Schmitt, Tramalena, Red de Apoyo a Sin Papeles. Especialmente a Paula Gonzalo Les por su colaboración en el montaje de la exposición y en la edición del catálogo.
  52. 52. exopsición Promueve y patrocina Ayuntamiento de Zaragoza Area de Accion Social y Servicios Publicos Organiza Casa de la Mujer. Asociación Odeonia Seminario Interdisciplinar de Estudios de la Mujer de la Uni- versidad de Zaragoza. Título Dependencias Mutuas. Empleadas de hogar y crisis de los cuidados. Espacio Sala Juana Francés Comisaria Esther Moreno Coordinación Maite Solanilla Montaje Brigadas del Ayuntamiento de Zaragoza Audiovisuales Insertos Período 24 febrero-27 abril 2011 catálogo Edita Casa de la Mujer. Ayuntamiento de Zaragoza. Texto Esther Moreno Coordinación Maite Solanilla Fotografías Las autoras Gonzalo Bullón Pepe Domínguez Carmen García Paula Gonzalo Les Diseño Estudio Versus Impresion AGD

×