TESTIMONIO VOCACIONALSoy Natalia Rojo Hermana Mercedaria de la Caridad, hace catorce años sentí queJesucristo Redentor me ...
animaban a ser más coherente con mi vida. Tus ganas de encontrarle sentido a lavida y que no se diluya, me animaba a poder...
el fondo para que me vaya dejando modelar por sus manos, como el barro en lasmanos del Alfarero.Por eso a vos (ti) joven, ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Testimonio

296 visualizaciones

Publicado el

testimonio vocacional de una religiosa mercedaria joven

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
296
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
26
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Testimonio

  1. 1. TESTIMONIO VOCACIONALSoy Natalia Rojo Hermana Mercedaria de la Caridad, hace catorce años sentí queJesucristo Redentor me invitaba a seguirlo siendo parte de la familia Mercedariay en todos estos años, en donde el camino ha sido variado. Porque les cuento nohe andado por una ruta, sino por senderos diversos pero ricos y donde la vidame ha invitado a hacer opciones de acercarme más a Jesús, parecerme más a Él yoptar por sus preferidos, los pobres viviendo en medio de ellos la invitación quenuestro Padre Zegrí nos hace “todo para bien de la Humanidad, en Dios, Por Diosy para Dios” siendo merced de Dios, regalo para la Humanidad necesitada.En este encuentro con los más pobres yo he compartido muchos años de mi vidaconsagrada con los adultos mayores, que donde estamos en Argentina, en LaQuiaca le decimos con cariño “Nuestros Abuelos”, y saben con ellos heaprendido mucho, he sentido que Dios se hace presente en sus rostros, en susalegrías, en su cariño y cercanía con cada una de nosotras. Este encuentro en lamisión es muy rico ya que nosotras vivimos el llamado de Jesucristo Redentor yde nuestro Padre Zegrí de vivir la caridad y ser caridad para ellos, los preferidosde Dios. Pero a la vez nosotras nos sentimos muy bendecidas y agradecidas por loque ellos van haciendo en nuestras vidas y como nos ayudan a vivir másplenamente nuestra llamado de ser hermanas mercedarias de lacaridad. Además en las misiones donde he podido estar he compartido con niños y jóvenes. Con los jóvenes como vos, he podido aprender mucho, he podido descubrir cómo tus búsquedas y deseos de joven de buscar algo mejor me
  2. 2. animaban a ser más coherente con mi vida. Tus ganas de encontrarle sentido a lavida y que no se diluya, me animaba a poder estar y poder ser presencia cercanaoptando por la vida y por Jesús que es Vida y desde lo que creo que da sentido ami vida compartirlo. Sabés vos y tus preguntas me han ayudado mucho a sentirque tengo que ir buscando siempre, no quedarmecon lo que ya doy por supuesto y animarme a optarpor la novedad del evangelio. Y por eso agradezcomucho a Dios que me invita, por medio de laCongregación a vivir esta misión junto a otrosjóvenes como vos y por todo lo que hemosaprendido juntos.Luego de este pedacito de mi vida que te he compartido, estas experiencias quevan marcando mi caminar como consagrada te puede decir que he sido feliz en lamisión, en mi vida, ya no como una frase linda que todos podemos decir, sinodesde esta experiencia que te cuento, porque en este comprometerme conJesucristo Redentor siendo Merced en el mundo, y en este encuentro con otrashermanas Mercedarias de la Caridad y con los abuelos, niños jóvenes, adultos…con su rostros concretos, he podido reconocer la felicidad que Jesús nos enseña enlas bienaventuranzas. Y por eso le doy muchas gracias a Dios y a la Congregación porque todo en este tiempo ha sido parte del proceso, de un camino, que Dios ha ido haciendo en mí para que vaya siendo más de Él y vaya reconociendo su presencia en mi vida. En
  3. 3. el fondo para que me vaya dejando modelar por sus manos, como el barro en lasmanos del Alfarero.Por eso a vos (ti) joven, te diría que escuches dentro tuyo que puedes descubrirlas respuestas que tanto buscas, mucho tiempo nos pasamos buscando fuera loque está dentro. Se vos mismo y anímate a que Jesús te muestre el camino paraser vos, para que aflore lo mejor de vos. Muchos nos pasamos años siendo lo queno somos, a veces por agradar, a veces por cumplir unmandato, pero no. Jesucristo Redentor quiere lomejor de vos, animate a sacarte la careta y ser vosmismo.Y si te estás preguntando sobre tu vocación en estemundo, animate a preguntarle a Dios que quiere devos, Él nos dice, nos habla al oído, pero es necesarioescucharlo, poner atención, escuchar donde menos loesperamos, en cada gesto y en lo sencillo Él nos puedeestar diciendo algo, solo hay que escuchar. Y por otro lado animarnos a dejarloque cambie nuestras vidas, dejándonos trasformar por él. Siempre quiere queseamos felices viviendo la vocación a la que hemos sido llamados. Animate adescubrir tu vocación, este llamado personal que Dios te hace a ser feliz yencontrarle sentido a tu vida. Responde con firmeza, jugate por ella es la llave detu felicidad. Buena Semana Vocacional, fraternalmente Natalia Rojo mc. La Quiaca, Argentina, Vice-Provincia Padre Zegrí

×