Mi coche de la década: Mini Cooper
29 comentarios Por Óscar Miguel el 23 de Enero de 2010




Corría el año 2001 cuando BM...
Supo ser lo suficientemente retro para que pudiera llevar el nombre de Mini,
mateniendo la forma cuadrada o los faros cuas...
La mayoría de ellos podía escogerse en varias pinturas y con pocos colores para el
interior, pequeños detalles brillantes ...
Gran parte de su éxito también se lo ha ganado gracias a sus versiones picantes. El Mini
Cooper S con sus 177 CV gasolina ...
Posteriormente se unió a esta guisa otro italiano, el Alfa Romeo Mi.To. Su moderna
tecnología y su tamaño le dan una liger...
En definitiva el Mini, desde el One hasta el Cooper S pasando por el Cabrio, el más
largo Clubman y ahora el más alto Coun...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Mi Coche De La DéCada

516 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Motor
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
516
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Mi Coche De La DéCada

  1. 1. Mi coche de la década: Mini Cooper 29 comentarios Por Óscar Miguel el 23 de Enero de 2010 Corría el año 2001 cuando BMW comenzó a producir el Mini Cooper dando continuidad al clásico utilitario de la BMC (British Motor Company) que se había creado en 1959. 42 años han pasado desde que se creó el famoso utilitario inglés y desde que comenzó a revolucionar el mercado por su bajo costo en una época en la que los automóviles todavía eran todo un lujo. El Mini Cooper de la pasada década ha actualizado el diseño de la “jabonera”, uno de los apodos que tenía el Mini original, sin perder un ápice de su estilo. Lo que sí ha perdido es su carácter económico porque el Mini actual está conceptuado como un coche especial, como un coche con personalidad. Antes de que se cruzara la barrera del 2000 Frank Stephenson lideró el proyecto de traer al nuevo siglo que se acercaba el clásico Mini y lo hizo con el equilibrio perfecto. Por ello me parece el coche de la década.
  2. 2. Supo ser lo suficientemente retro para que pudiera llevar el nombre de Mini, mateniendo la forma cuadrada o los faros cuasi redondeados del clásico, y lo suficientemente moderno para no parecer anticuado. Diseñó un utilitario bonito de 3.7 metros de longitud con cuatro plazas (2+2) y evolucionó su trasera para añadir un portón y convertirlo en un coche de tres puertas. Más tarde también aparecería una segunda variante descapotable que revolucionó, directamente, el concepto de utilitario de techo abierto. No es el utilitario más barato ni de lejos pero ha tenido hasta ahora un buen nivel de ventas, ¿por qué? Cuando se presentó en Europa a principios de la década los coches de su tamaño, utilitarios y urbanos grandes, estaban orientados casi en exclusiva a ofrecer una funcionalidad y practicidad con una buena relación calidad/precio y poca importancia respecto a su diseño. De aquella los coches se escogían también por tener un buen aspecto pero sobre todo primaba que fueran duraderos y económicos.
  3. 3. La mayoría de ellos podía escogerse en varias pinturas y con pocos colores para el interior, pequeños detalles brillantes y algunas llantas de aleación diferentes pero poco más. Sin embargo el Mini Cooper ofrecía un punto extra respecto a ellos incluyendo muchos colores, que podían combinarse en la carrocería, el techo o los retrovisores y además un interior repleto también de colorido e incluso de diferentes personalizaciones. En la actualidad hasta puede llevar una pintura de reflejos cromáticos. Yendo un poco más allá el Mini Cooper se convirtió en una especie de coche de culto, adorado por mucha gente y por supuesto también odiado por otros. Para los que les gustaba el Mini transmitía ideales como el de “ser diferente”, el de la “ser original” y suponía una especie de extensión de la personalidad a las cuatro ruedas. Combinar con colores vivaces el exterior y el interior lo dota de diferente aspecto con respecto a la mayoría de los de su tamaño.
  4. 4. Gran parte de su éxito también se lo ha ganado gracias a sus versiones picantes. El Mini Cooper S con sus 177 CV gasolina (184 CV para el modelo 2010) ofrece un aspecto de pequeño deportivo y su precio, aunque elevado, es ciertamente tentador y de ahí su buen éxito comercial. Además no por ser una versión más potente pierde posibilidades de elección de colores, tapizados y demás, más bien. Y todavía hay más: el John Cooper Works. Bajo eso nombre se identifica la versión más deportiva y limitada de los Mini con un 1.6 turbo gasolina de 211 CV de potencia, mejoras para un chasis más deportivo y una apariencia única con los colores rojo y negro como los más identificativos. Actualmente hay un Cooper S JCW, un Cooper S Clubman JCW y Cooper Cabrio JCW. Otra parte del éxito del Mini también ha llegado de las ediciones especiales, un tren que han sabido conducir bien sus diseñadores. Sería complicado no olvidar ninguna de toda la lista pero algunas han sido bastante relevantes. Por ejemplo las de celebración como los Mini Camdem y Mayfair con motivo de su 50 aniversario, las famosas como la del Mini Cabrio de Kate Perry o la del Mini en homenaje a George Harrison, o la del JCW F1. Con el paso del tiempo le han salido algunos rivales que el Mini Cooper, de momento, está consiguiendo torear bastante bien. El primero y uno de los más fuertes ha sido el Fiat 500. La vuelta del pequeño gran clásico ha supuesto un urbanita muy limitado por su tamaño pero que gusta a un amplio sector del público. Los puntos a favor del italiano son similares a los del Mini: una amplia paleta de colores desde dentro hasta fuera y diseños originales.
  5. 5. Posteriormente se unió a esta guisa otro italiano, el Alfa Romeo Mi.To. Su moderna tecnología y su tamaño le dan una ligera ventaja en esos aspectos aunque su abanico de combinaciones de tonos y de banderas, franjas y dibujos es más limitado. El último en sumarse a este carro de los “utilitarios de diseño” ha sido el Citroën DS3. La saga DS de Citroën está llamada a situarse por encima de los económicos Citroën para ofrecer ese “algo más” que muchos buscan. El DS3 es un contrincante muy directo del Cooper y no sólo por precio sino por ofrecer personalizaciones y colores por doquier. Quizás lo que necesita Citroën para atraer clientes sobre el DS3 es hacerlo más competitivo en cuanto a su coste y demostrar que la calidad de sus acabados es superior a la de sus gamas más populares, un aspecto que sin duda es un inconveniente sobre el Mini. En un próximo futuro también aparecerá un tercer contricante y es el Audi A1, que apunta maneras en calidad y diseño.
  6. 6. En definitiva el Mini, desde el One hasta el Cooper S pasando por el Cabrio, el más largo Clubman y ahora el más alto Countryman, tiene esa cosa que lo hace muy atractivo y con la tradición que lleva a sus espaldas seguirá siendo todo un referente de diseño en los coches por muchos años. Los hay más asequibles, los hay más potentes y más completos, pero hasta ahora ninguno de los contrincantes directos ha podido ganarle la partida al Mini. Más información: Mini | Mini BMW En Diariomotor: Mini One Minimalism, Mini One Cabriolet y Mini Cooper S con 184 CV, las novedades Mini en 2010 | Mini One, Cooper, Clubman y Cabrio 2009 | Mini One y Cooper 2008, mecánica y precios

×