Autocritica

1.979 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.979
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
12
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Autocritica

  1. 1. AutoéticaVersión del texto de Edgar Morin, preparado para el curso de Ética virtual CUC 2011-2 por Mónica Flórez Crissién
  2. 2. Éticas tradicionales vs la ética de la individualidad No responden al mundo actual Derivan en:• Individualismo ético • La ética de la • Modo ético de asumir• La cultura psíquica comunidad el destino humano• La ética de la religación • El bucle democrático • Humanismo planetario• La ética de la • La regeneración moral comprensiónAutoética Socioética Antropoética Ligadas por la consciencia y decisión personal
  3. 3. El problema ético central del individuo Consciencia de la exigencia moral Superar la barbarie interior Cultura psíquica
  4. 4. Superar la barbarie interior• Cuántos infiernos cotidianos, domésticos, profesionales, sociales, microcosmos de infiernos más vastos que las relaciones humanas en el seno de nuestro planeta.
  5. 5. Para superar esta barbarie laautoética constituye una verdadera cultura psíquica, más difícil peromás necesaria que la cultura física.
  6. 6. La recursión ética nos refuerza inmunológicamente contra Autoexamen, autocrítica y gimnasia psíquica nuestra tendencia a culpabilizar Práctica de al prójimo, convertirlo en chivo la recursión expiatorio de nuestras faltas La moralina juzga y condena en virtud de criterios exteriores o superficiales de moralidad. Al descalificar evita el debate y por tanto todo esfuerzo de la inteligencia, alimentando el Resistencia al sacrificio cultura Oposición a autoengaño la moralina del prójimo psíquicaÉtica de la responsabilidad.No se puede hablar de responsabilidadSi la noción de sujeto es ilusoria. PeroAdemás necesita ser irrigada por el Resistencia aSentimiento de solidaridad, es decir, la estructura La ética del honor: forma de mental del ennoblecer el egocentrismo.De pertenencia de una comunidad. talión Salvaguarda de una imagen de sí, sin tacha
  7. 7. La autoética es en primer lugaruna ética del sí a sí,que desemboca naturalmenteen una ética para el prójimo
  8. 8. La ética de sí a sí comporta:• Autoexamen• Autocrítica• Honor• Tolerancia• Práctica de la recursión ética• Lucha contra la moralina• Resistencia al talión y al sacrificio del prójimo• Un hacerse cargo responsable
  9. 9. El autoexamen (pensarse bien)• El ejercicio permanente de la autoobservación suscita una nueva consciencia de sí que nos permite descentrarnos en relación a nosotros mismos, por tanto reconocer nuestro egocentrismo y tomar la medida de nuestras carencias, nuestras lagunas, nuestras debilidades
  10. 10. • Para ello, se hace necesario rehabilitar la introspección, largo trabajo de aprendizaje y enraizamiento de la reflexibilidad, despreciada tanto por las psicologías objetivistas cuanto por las psicologías de las profundidades, para las que solo el psicoterapeuta está cualificado para sondear las mentes
  11. 11. El trabajo deintrospección esextremadamentedifícil, puesencuentrainnumerablestrampas
  12. 12. • La introspección no podría ser insular. Necesita ser completada con el examen del prójimo, es decir, una extraspección, y le hace falta combinar el examen del prójimo y el propio en un auto-hetero-examen. Debe confrontarse a la mirada amiga y a la mirada inamistosa. Por ello, la autocrítica no es sustituida por la crítica procedente del prójimo, la invita.
  13. 13. • El autoexamen, practicado permanentemente, puede y debe ser concebido como estado de vigilia sobre sí mismo. El autoexamen es una exigencia primera de la cultura psíquica; debería ser enseñado desde la primaria, para convertirse en una práctica tan habitual como la cultura física.
  14. 14. Autocrítica • El autoexamen no puede efectuarse sino con una mirada capaz de autocrítica. La autocrítica es el mejor auxiliar contra la ilusión egocéntrica y para la apertura del prójimo, que nos permite reconocer las trampas del autoengaño y la autojustificación.
  15. 15. • Por todas partes y sin cesar funciona la máquina cerebral de declararse inocente, legitimarse, autoerigirse una estatua.
  16. 16. • Solo la autocrítica puede darnos consciencia de nuestras insuficiencias y de nuestra suficiencia. La autocrítica conduce a una modestia, en ocasiones a una humildad, por el reconocimiento de nuestras faltas y nuestras carencias.
  17. 17. • La autocrítica se convierte así en una cultura psíquica cotidiana más necesaria que la cultura física, una higiene existencial que mantiene una consciencia en vigilancia permanente.
  18. 18. • La cultura psíquica es una necesidad permanente de autocorrección contra el autoengaño y la autojustificación. Nos recuerda sin cesar que no estamos en el centro del mundo, que no somos jueces de todas las cosas.
  19. 19. • Nos anima a no ceder a delirios e histerias, y a comprenderlos en el prójimo. Nos acostumbra a no ceder a la intimidación, a asumir nuestro propio pensamiento (decir lo que se tiene que decir y no lo que hay que decir).
  20. 20. • Nos conduce a unir los secretos de la adolescencia (sus aspiraciones profundas) con los secretos de la madurez (la adquisición de la reflexión), y a luchar contra la imperfección de la edad adulta que es la adulteración.
  21. 21. • Nos invita a hacer dialogar nuestras múltiples personalidades que se ignoran entre sí. Nos adiestra para dialogar con nuestros mitos y nuestras ideas y a no dejarnos poseer por ellos sin recurso.
  22. 22. • Nos recuerda que la interpretación está siempre presente en lo que nos parece objetivo y/o evidente: nos enseña a desconfiar de nuestros ojos, a desconfiar de aquello en que tenemos confianza, y también a desconfiar de la desconfianza, sabiendo que la confianza es una apuesta necesaria para la buena relación con el prójimo
  23. 23. Recapitulemos…• La ética para sí, puede ser definida como resistencia a nuestra propia barbarie interior.• L a civilización occidental ha descuidado el interior para volcarse al exterior
  24. 24. • En este sentido, la cultura psíquica es a la vez una exigencia antropológica y una exigencia histórica de nuestro tiempo. La cultura psíquica nos enseña a vivir en la incertidumbre y nos ayuda a soportar la inquietud.
  25. 25. • Nos enseña a soportar el horror y nos ayuda a afrontar la crueldad del mundo, sin enmascararlo ni edulcorarla. No nos salva de la angustia, pero nos enseña a vivir con ella y a suscitar sus antídotos que son el amor a vivir y el vivir de amor.
  26. 26. • Propia de una civilización de la autonomía individual, suscitada por la aptitud reflexiva para el autoexamen y por la aptitud autocrítica, la autoética necesita sin cesar volver a las fuentes del principio altruista incluido en la subjetividad humana y del principio de solidaridad que implica una comunidad.
  27. 27. • La autoética necesita regenerarse permanentemente. Solidaridad, responsabilidad, autoética. Los tres términos resultan hoy casi inseparables.
  28. 28. Por tanto: • La barbarie de nuestras almas, de nuestras mentes, de nuestras vidas sometidas a la incomprensión y a la posesividad, al egocentrismo y al autoengaño, a la indigencia moral y a las carencias psíquicas, nos hace evidente la necesidad de autoética
  29. 29. • Se podría resumir la autoética en dos mandamientos:• Disciplinar el egocentrismo (principio de exclusión)• Desarrollar el altruismo (principio de inclusión)
  30. 30. Bibliografía MORIN, Edgar. El método 6: Ética. Madrid: Cátedra,2006. p. 99-111. (Teorema).

×